Sei sulla pagina 1di 4

Derecho Procesal Civil II

De los juicios sobre la propiedad y la posesión


El juicio declarativo de prescripción

El juicio declarativo de prescripción


Ø Quien pretenda haber adquirido la propiedad por la posesión en
el transcurso del tiempo, deberá presentar demanda ante el Juez
de Primera Instancia en lo Civil de la Circunscripción donde esté
situado el inmueble
Ø Deberá demandar a todos las personas que aparezcan en la
respectiva Oficina de Registro como propietarias o titulares de
cualquier derecho real sobre el inmueble
l Con la demanda deberá presentarse una certificación del
Registrador en la cual conste el nombre, apellido y domicilio de
tales personas, y copia certificada del título respectivo
Ø La demanda deberá estar fundada en la prescripción adquisitiva
de la propiedad
l La prescripción es un medio de adquirir un derecho o de
libertarse de una obligación, por el tiempo y bajo las demás
condiciones determinadas por la Ley.
l Para adquirir por prescripción se necesita posesión legítima
l La posesión es legítima cuando es continua, no interrumpida,
pacífica, pública, no equívoca y con intención de tener la cosa
como suya propia.

El juicio declarativo de prescripción


Ø La adquisición por prescripción requiere del transcurso del
tiempo
Ø Todas las acciones reales se prescriben por veinte años
l Se adquiere la propiedad por el transcurso de 20 años de
posesión legítima, aunque no exista título ni buena fe
l Quien adquiere de buena fe un inmueble o un derecho real
sobre un inmueble, en virtud de un título debidamente
registrado y que no sea nulo por defecto de forma, prescribe la
propiedad o el derecho real por diez años, a contar de la fecha
del registro del título.
l Es poseedor de buena fe quien posee como propietario en
fuerza de justo título, es decir, de un título capaz de transferir el
dominio, aunque sea vicioso, con tal que el vicio sea ignorado
por el poseedor.

El juicio declarativo de prescripción


Ø Admitida la demanda se ordenará la citación de los demandados
y la publicación de un edicto emplazando para el juicio a todas
aquellas personas que se crean con derechos sobre el inmueble,
quienes deberán comparecer dentro de los quince días siguientes
a la última publicación
Ø Para la contestación de la demanda, como para los trámites
siguientes, se observarán las reglas del procedimiento ordinario
Ø Las personas que concurran al proceso en virtud del edicto,
tomarán la causa en el estado en que se encuentre, y pueden hacer
valer todos los medios de ataque o de defensa admisibles en tal
estado de la causa
Ø Para ser admitida en la causa, la persona que concurra en virtud
del edicto deberá acompañar prueba fehaciente del derecho que
invoque sobre el inmueble
Ø La sentencia firme y ejecutoriada que declare con lugar la
demanda, se protocolizará en la respectiva Oficina de Registro, y
producirá los efectos que indica el ordinal 2º del artículo 507 del
Código Civil.

El juicio declarativo de prescripción


Ø De la remisión al artículo 507, ordinal 2º del CC, surgen las
siguientes reglas:
Ø Un extracto de la sentencia que declare la prescripción
adquisitiva, se publicará en un periódico de la localidad sede del
Tribunal que la dictó. Si no hubiere periódico en la localidad sede
del Tribunal, la publicación se hará por un medio idóneo
Ø Dentro del año siguiente a su publicación podrán los interesados
que no intervinieron en el juicio, demandar a todos los que fueron
parte en él, sin excepción alguna, para que se declare la falsedad
de la prescripción adquisitiva declarada en el fallo impugnado
l No tendrán este recurso los herederos ni los causahabientes
de las partes en el primer juicio, ni los que no intervinieron en
él a pesar de haber tenido conocimiento oportuno de la
instauración del procedimiento
Ø La sentencia que se dicte en el segundo juicio será obligatoria
para todos, así para las partes como para los terceros. Contra ella
no se admitirá recurso alguno

Derecho Procesal Civil II


De los juicios sobre la propiedad y la posesión
El interdicto restitutorio

Norma rectora
Ø Artículo 783 CC.-
Ø Quien haya sido despojado de la posesión, cualquiera que ella sea,
de una cosa mueble o inmueble, puede, dentro del año del despojo,
pedir contra el autor de él, aunque fuere el propietario, que se le
restituya en la posesión.

Requisitos
Ø Supuesto de procedencia
l No distingue nuestro ordenamiento vigente, como sucedió en
el pasado, entre el despojo violento o clandestino y el que no lo
es. Basta con el despojo
l Debe ser en contra de la voluntad de la persona, pues de
mediar autorización, al no habrá despojo;
l Debe haber la intención de sustituir la posesión ajena por la
propia, pues si se detenta la cosa momentáneamente, con ánimo
de restituirla, no procede el interdicto
Ø Legitimación activa
l El simple detentador, aun contra el propietario
l Puede ejercerlo un coposeedor contra otro que lo prive de la
posesión para pasar a ejercer posesión exclusiva
l Podrá ejercerlo contra el comunero no poseedor, o contra
terceros

Requisitos
Ø Legitimación pasiva
l Debe intentarse contra el autor material o intelectual del
despojo, o contra sus sucesores a título universal
l Debe conservar la posesión para el momento del interdicto,
pues de lo contrario no podrá producirse el efecto de
restitución
Ø Bienes protegidos
l Puede tratarse de un mueble o inmueble, o de un derecho real
sobre inmuebles
Ø Plazo
l Un año contado a partir del despojo
l Debe contarse a partir de la desposesión, no desde que se
iniciaron los actos preparatorios

Procedimiento
Ø El conocimiento de los interdictos corresponde exclusivamente a
la jurisdicción civil ordinaria salvo lo dispuesto en leyes
especiales
l Los interdictos sobre predios rurales son conocidos
por los jueces a agrarios
l Es Juez competente para conocer de los interdictos el que
ejerza la jurisdicción ordinaria en Primera Instancia en el lugar
donde esté situada la cosa objeto de ellos
l Respecto de la posesión hereditaria lo es el de la jurisdicción
del lugar donde se haya abierto la sucesión
Ø En el caso del despojo el querellante demostrará al Juez la
ocurrencia del despojo, y encontrando éste suficiente la prueba o
pruebas promovidas, exigirá al querellante la constitución de una
garantía cuyo monto fijará, para responder de los daños y
perjuicios que pueda causar su solicitud en caso de ser declarada
sin lugar, y decretará la restitución de la posesión, dictando y
practicando todas las medidas y diligencias que aseguren el
cumplimiento de su decreto, utilizando la fuerza pública si ello
fuere necesario. El Juez será subsidiariamente responsable de la
insuficiencia de la garantía
Procedimiento
Ø Si el querellante manifestare no estar dispuesto a constituir la
garantía, el Juez solamente decretará el secuestro de la cosa o
derecho objeto de la posesión si a su juicio, de las pruebas
presentadas se establece una presunción grave en favor del
querellante. Los gastos del depósito serán por cuenta de la parte
que en definitiva resultare condenada en costas.
Ø Practicada la restitución o el secuestro, el Juez ordenará la
citación del querellado, y practicada ésta, la causa quedará abierta
a pruebas por diez días. Concluido dicho lapso las partes
presentarán dentro de los tres días siguientes, los alegatos que
consideren convenientes, y el Juez, dentro de los ocho días
siguientes dictará la sentencia definitiva. Esta sentencia será
apelable en un solo efecto, pero el Tribunal remitirá al Superior el
expediente completo de las actuaciones. El Juez será responsable
de los daños y perjuicios que cause por su demora en dictar la
sentencia prevista en este artículo.