Sei sulla pagina 1di 537

L A

SAGRADA BIBLIA
NUEVAM ENTE T R A D U C ID A

DE LA VULGATA LATINA
A L ESPAÑOL,
ACLARADO EL SENTIDO DE ALGUNOS LUGARES CON LA LUZ QUE DAN LOS
TEXTOS ORIGINALES HEBREO Y GRIEGO , É ILUSTRADA CON VARIAS NOTAS
SACADAS DE LOS SANTOS PADRES V EXPOSITORES SAGRADOS,

POR EL. IL U S T R ÍS IM O SEÑ O R

DON FELIX TORRES AMAT,


Obispo de Astorga, del Consejo de S. M ., &c.

D E ORDEN D E S. M. LA REINA GOBERNADORA.

T o m o IV d e l Antiguo Testamento , que contiene la P r o fe c ía


d e J e r e m í a s con los T h r e n o s 9 la d e J B a r u c h , la d e E ze-
c h í e l , la d e D a n i e l , la s d e los doce P r o f e t a s m en ores,
y los dos libros d e los M a c h a b e o s .

SEGUNDA EDICION.

M A D R ID : 1 S 3 /Í.

IMPRENTA DE D. MIGUEL DE BURGOS.


3
yyW ffllllW V tlW W W V W W W ÍIV V W W W W M IW V V W M IW W W IfcW M nM M lM innni

A D V E R TE N C IA
SOBRE LA PROFECÍA DE JEREMÍAS.
■■18* p IX ■ -

J e r é m ía s, el segundo de los P r o feta s llam ados m a y o r e s , f u é de estirpe sacer­


dotal , hijo del sacerdote H e lc ía s , natural de A n a to th , cerca de Jerusalem. Co­
menzó cl profetizar desde que fin ta unos veinte años v y continuo p or espacio de
cuarenta y cinco ¿ desde el año i 3 del reinado de fo s ia s , hasta, el quinto despues
de la. ruina de Jerusalem , cito e ¿ , desde el 3 3 7 5 del m undo y 629 antes de
Jesu-C hristo, según la chrónica de Userio. Sus profecías se dirigieron no solamen­
te contra los judíos 9 sino también contra el E g y p to , la Id u m éa , las philistéos >
los ammonitas 9 los m oabitas, babylonios, e tc ,; pero su objeto p rin cip a l f u é ex­
hortar á su pueblo á la penitencia , anunciándole los castigos que le enviaría el
Señor, D espues del breve reinado de Jechónías, trasportada cautiva á Bahylonia
la mayor parte del pueblo con su R e y , no cesó J e r e m ía s , reinando Sedecias el
últim o R e y , de exhortar á penitencia d los restos del pueblo ju d a ico que habían
quedado en el p a is 9 intim ándoles la destrucción de la ciu d a d , y asimismo del
te m p lo , en el cu a l fu n daban sus necias y vanas esperanzas los ju d ío s carnales.
Tom ada finalm ente la ciudad por Nabuchódonosor 9 f u é puesto J e r e m ía s en líber-
ta d ; pero quiso quedarse en Jerusalem para consolar á los pocos ju d ío s que que­
daban allí. A p o c o tiem po Ism a el, príncipe de la sangre R e a l, hizo matar á
G od olías, á quien los cháldéos kabian dejado p or gobernador de la Juclea. E n ­
tonces los judíos 4 temerosos de la venganza de los cháldéos 9 quisieron ir á bus­
car un asilo en E g yp to 9 no obstante que J e r e m ía s les disuadía de e llo , prom e­
tiéndoles en nombre de D io s la seguridad , y la p a z si se quedaban en Judea. A
pesar de e so , obstinados, se huyeron á E g yp to , llevándose consigo á J e r e m ía s y
á su fie l discípulo B aruch. AlU no cesó J e r e m ía s de vaticinar las terribles cala­
m idades con que D io s iba á castigar á los egypcios9 y en la s cuales quedarían
envueltos los ju d ío s , pues que sus costumbres aun iban de mal en peor. Según la
constante tradición de la Synagoga 9 seguida p or S, Geronimo Tertuliano 9 y
generalmente, por los E xp ositores sagrados, murió J e r e m ía s en T a p h n is, ciudad
principal de E g yp to 9 apedreado p or los mismos judíos.
E s común sentir entre los P a d res de la Iglesia que J e r e m ía s vivió y murió
virgen s lo que parece denotarse en el cap. X V I . v. 2 . ; ejemplo m uy singular en
aquellos tiem pos, P ero la p rin cip a l divisa, de este gran P r o fe ta es una tiernísima
caridad para con sus prójim os; caridad llena de compasion por sus males no
solamente espirituales, sino también temporales: caridad que no le perm itía nin­
gún reposo: y asi es que en medio d el tum ulto de la guerra, en del d e s -
Aa
concierto del rein o, el cual se iba arruinando, y en el sitio de Jerusalcm , du­
rante la misma m ortandad del p u eb lo , trabajó siempre con mucho ardor en lar
salud de sus conciudadanos: p or cuya razón se le dió el hermoso renombre de
A m ante de sus hermanos y del p u eb lo de Israel *.
E l libro de las Lam entaciones , que llamamos también T h reu o s como los
g riegos, es un insigne poema sagrado, lleno de los mas tiernos afectos can que
llora el P r o feta la destrucción de la santa ciudad , la ruina del tem plo del ver­
dadero D io s 5 templo que era la maravilla del mundo ¿ y lamenta la extrema m i­
seria del pueblo\ del Señor y su esclavitud, Siem pre tjue leo estas Lam entaciones,
decía S. Gregorio Nacianceno, 6e me añuda la len gu a, ee me saltan las lágriin asj
y se me representa delante de los ojos a q u e lla ru in a j y a l lla n to del P r o f e t a ,
llo r o yo tam bién. L os dolores y gemidos de J e r e m í a s figuraban los de nuestro
Señor Jesu—Christo; el cual ¿ en medio de sus acerbísimos dolores é ignominias ,
exhortaba al pueblo de Jerusálem á llorar la últim a ruina de la ciudad y del
tem plo, Pueden también en otro sentido considerarse los T h ren o s como el gem ido
de la p a lo m a , esto e s , de la Iglesia esposa de J esu -C h risto 5 oprim ida no tanto
de los enemigos extern o s, como de las depravadas costumbres y escándalos de
sus propios hijos ; y asi es que el autor dél libro D e P la n ctu Ecclesiaé, se vale de
los Tlvrefios para llorar los pecados de los fie le s , y del clero secular y regu­
la r . Escribió J e r e m í a s en hebréo estas Lamentaciones y y de ta l modo que comen­
zó el prim er verso con úna palabra„ cuya primera letra es la primera del a lfa ­
beto ; el segundo verso con la segunda le tr a , y asi los siguientes, hasta concluir
el abecedario hebreo: pero en el cap. I I I . comienza los tres primeros versos con lá
primera le tra , y sigue asi el numero ternario hasta concluir las letras. D e aquí
provino el haber comenzado alguno á poner, en las B iblias la tin a s, a l principio
de cada verso, todo el nombre de la letra hebrea con que comienza el verso en el
original hebreo.
Uno de los incrédulos del siglo pasado hace burla de J e r em ías porque se pitso
encima un y u g o , y se flfó á sí mismo con cadenas» para,' expresar á los judíos el
cautiverio á que serian llevados en, castigo de sus pecados a. S i esta manera de
expresar con viveza los conceptos es una señal de locura •> es menester que aquel
necio y delirante incrédulo condene como insensatas á todas las naciones orien­
tales , las cuales siempre han acostumbrado pintar con acciones aquellos objetos
con que quieren mover fuertem ente la imaginación de sus oyentes.
A sim ism o, si en J e r e m í a s je hallan repetidas unas mismas cosas í, repetición
que ofende la delicadeza de algunos incónsiderádos lectores sepan éstos que pro­
viene de la dureza inflexible dél pueblo hebréo, y del admirable zelo y pacien­
cia del P r o feta .

l I I . Mach. X V . v. 1 4 . 2 Jererrí. X X V I I . v.'i.


LA PROFECIA BE JEREMIAS.

C A P ÍT U L O P R IM E R O ,

Declara Jeremías como fu é llamado al ministerio de profeta. E n dos vi -


siones le manifiesta el Señor que el objeto principal de sus profecías será
anunciar la destrucción de Jerusalem por los cháldéos r.

' i r erba Jerem ía f i l i i Helcicc , de sa - 1 X alabras ó profecías de Jeremías


eerdotibus qui fu e r u n t in A nathoth in bijo de H elcías, uno de los sacerdotes
térra B enjam ín. que habitaban en A n a lh o lh , ciudad de la
tierra ó tribu de Benjam ín.
. a Quod fa clu m est verbum D om in i ad a E l Señor pues Le dirigió á él su pa­
eum in diebus Jas ¿ce f i l i i Am m án regís labra en los dias de el H ej'Josías hijo de
J u d a , in tertiodecimo anno regni ejus. A m m o n , R ey de Judá, el afio décimo
tercero de su reinado. . .
3 E t fa ctu m est in diebus Joaltim f i ­ 3 Y se'la dirigió tam bién en los dias
l i i Jos ¡a: regis J u d a } usque ad consum- de e l R ey Joakím , hijo de Josías, Rey de
malionem undecim i a n n i Sedecicc f i l i i J u d á , hasta acabado e l ano undécimo
Josice regis J u d a , usque ad tra n sm í- de Sedecias, hijo de Josías, Rey de J u ­
grationem Jerusalem , in mense quinta. dá ; esto e s , hasta la trasportación de
los ju d ío s desde Jerusalem d Sabjrlonia
Cn el mes quinto
4 E t fa d u m est verbum Domini ad 4 Y el Señor me h a b ló , diciendo:
tne dicens:
5 P riu sq uam te form arem in ulerot 5 A nles que yo te form ára en el seno
n o v i t e ; et antequam exires de vulva, m aterno le conocf 3 ; y antes que tú
sanctificavi te , et prophetam in gentibus nacieras te santifiqué o segregué*, y te
d ed i te. destiné para profeta entre las naciones»
6 E l d ix i: A y a , a , Dom ine D eu s: 6 A lo que dije yo: ¡ A h ! ¡ah ! Señor
eccc nescio loqui, quia puer ego sum . D ios! ¡ A h ! bien veis-yos que yo casi
no sé h a b la r, porque soy todavía un
jovencilo.
7 E l d íx it D om in us ad m e : N o li d i- 7 Y me replicó el Señor: No j¿igas,
cere: P u er s u m : quoniam ad om niat soy un jo v e n cilo : porque con m í auxilio
qucc m illa m te , ¿bis; el universa qucc- tú ejecutarás todas las cosas para las
«umque mandavero U bi, loqueris. cuales te com isione, y lodo cuanto yo
te encomiende que digas, lo dirás.
8 Nc tínicas á fa c i e ' eorum : quia te- 8 No temas la presencia de aquellos

i D esde e l an o 3 3 ^ 5 d e l M undo; 629 a n le s 3 Véase Conocer. J


dk J e su C tn isv o i hasta e l d e 34.1 6 , e n q u e fu é 4 Véase Santo. Santificar. San Agustín y
la ru in a d e J e ru sa le m . P e ro a u n d e sp u e s p ro » Otros Padres creen que Jeremías fué purifi­
felizó e n E g y p to , d o n d e m u rió . C. X L I V .: cado del pecado original anics de nacer, como
I I . v. 12. despues lo fue el Bautista. Líb. IV. Oy. imp.
a Del año 3 4 16 d e l m u n d o . contra Julián. , cap. Y X Y J i^ _
T om. IY .
A / S & lV K
a La p r o f e c ía b e je r e m ía s .
eum ego sU m , u t eruarn t e , dicit D o- á quienes te enviare: porque contigo es­
m inus, toy yo para sacarte de cualquier emba­
razo, dice el Señor.
9' E l m isit D om in us m anum suam , g Despues alargó el «Seííor su m a n o ,
et teligil os meum ; el d ix it D om inus ad y tocó mis labios; y añadióme el.Señor:
m e: Ecce dedi verba mea in ore tuo : M ir a , Y o pougo uiis palabras en tu
boca :
10 ecce constituí te hodie super gen­ 10 lie aquí que boy te doy autoridad
te s , et su per r tg n a , ut- euellas, el de— sobre las naciones y sobre los reinos
s im a s , et disper das , el d issip es, et para intim arles que los voy á desarrai­
«tdifices, et plantes. gar , y d e stru ir, y a rra sa r, y d isip ar,
y á edificar y plantar otros.
11 E / fa ctu m est verbum D o m in i ad, 11 Luego me habló el S eííor, y d ijo :
m e , dicens: Q uid fu v id es, Jerem ía? ¿Q u é es eso que ves t ú , Jerem ías? Y o
Mi d ix i: irgam vigilanlcm ego video. estoy viendo, respondí, la vara de uno
que eslá vigilan te *.
1 2 E l d ix it D om inus ad m e: S e n e ia Y di jume el Señor: Asi es como tú
v id isti, quia 'vigilaba ego' super verbo lias visto 9 : pues yo seré vigilan te en
meo ut fuer o fn. itlud. cu m p lir mi palabra.
1 3 E l fa ctu m esf verbum D o m in í se­ 1 3 Y hablóme de nuevo el S eñ o r, di­
cundo ad m e , dicens: Q uid tu vides? ciendo : ¿Q u é es eso que tú ves ? Veo,
E t d ix i: Otiam succensam ego video, et resp o n d í, una olla ó caldera 3 h irvien ­
faciem ejus á f t c i e A yuilonis. do , y viene de la parte del Norte.
1 4 E l di'xil D om inus a d m e : A lt A~ 1 4 Entonces me dijo el Seííor: E so
quilone pandétur m ulum super omnes te indica que del N orte 4 se difundirán
habilatorés' terree. los males sobre lodos los habitantes de
la tierra esta.
1 5 Q uia ecce ego concom io omnes co- 1 5 Porque he aquí que yo convocaré
gnationes regnorum A quiton is, a il D o- todos los pueblos de los reinos del N or­
m in u s : el venient et pone.nl unusquis— te , dire el Señor; y ven d rá n , y cada
que solium suum in introitu porlarurri uno de ellos pondrá su pabellón á la
Jerusalem , el super ómríes muros ejus entrada de las puertas de Jerusalcm , y
in circuilu,' et super universas urbes al rededor de todos sus m uros, y en to­
Judo. das las ciudades de Judá.
1 6 E t loquar judicia mea cum eis su ­ 16 Y yo traíaré con ellos de castigar
per omnem m aliliam eorum qtii dereli- toda la m alicia de aquellos que me
querunt me ; ct ¡ibaverttnl diis a lien is, abandonaron á m í , y ofrecieron liba­
el adóraverunt' opus ‘ m anuum :suarum . ciones á dioses extraugeros, y adoraron
á los ídolos obra de sus manos 5,
1 7 T u ergo accinge lumbos tu o s , et 1 7 Ahora pues ponte haldas en cinta 6,
surge, et loquere a d eos omnia quee ego y anda lu ego , y predícales todas las co­
proccipio Ubi. Ne f o r m ides á fa cie co— sas que yo te m ando: no te detengas

i. El hebreo dice *Tp\y SpO JJti'i vara de l\ Esloes, de la Cli&ldea. Despues cap. IV .
almendro (sin.hojas, .ni flores), esto e s , un V . G .— Drrrt. X l t . V. l 4 -

eminente castigo. 5 Cap. X X X I X . t>. 3 . Por.medio de l.os, >.


9 Esa vara rs la de mi justicia. , cliáldeos castigaré á mi pueblo, que me ha
3 Ezecfr X I . v. 3 : Mc-íáfóra lomada dclas abandonado. Según relíere Josrpho {íibr. X.-
Valderasen que los judíos veian cocerse en el c. 10. /tiitiq'ril ) después que Nabucbódonosor
atrio del Templo las carnes de las victimas tomó á Jerusalein , dijo A su rey Sedecias es­
ofrecidas á Dios: carnes que servían despues tas palabras: E l gran Dios, ni cual hollaba
pr.ra lossacerdoles y para los conviles religio­ tu malicia, le. ha sujetado d mi imperio. *
sos que celebraban lus judíos ante el Templo 6 Yeáec Vestido.
en la presencia del Señor.
C A 9 1 T J IL O IT . ' $
riint: necienim iimeret te fa ciú m vultum por temor de ellos? .porque yo haré que
eorum. no temas ju presencia.
1 8 Ego quíppe dedi ie hodie in civifar iS Puesto que en este día te consti­
Um m uniiam , et in columnata f t r - tuyo como una ciudad fu e rte, y como
rta m , et in m urum erreum, super o— una columna de liierro, y u» m uro de
mnem terram , rcgibus J u d a , principi- bronce contra toda la tierra esta> con**
bus eju s t el sacerdotibus, et popula tra. los Reyes de J u d á , y sus P rin cipes,
terree. y Sacerdotes* y ia gente del país 1 :
i g Et bellabunt adveraum ie., e l non 19 los cuates le liarán gu erra; m asito
prtKvalebunt: quia ego tecum s u m , a it prevalecerán: pues contigo estoy y o ,
D o m in a s, ut liberem te* dice el Señor, para librarte*

C A P ÍT U L O II.

Quéjase el Señor amargamente de los judíos , y especialmente de los pas­


tores y profetas falsos: y por Jeremías ¡es intima su próxima ruina en
castigo de sus maldades.

i E t factum est verbum Domini ad i Y . hablóme el Señor, y me dijo».


m e , dicens:
a F ade , et clama inauribus Jerusa » a A nda y predica á toda Jerusalem ,
2emt dietns: H isc dicil D o m in u s: R e - diciendo: Esto dice el Señor: Com pa­
cordatas sum t u i m is e r a h s adolescen— decido de tu mocedad me he acordado
iia m tu a m , et charifatem despon safio— de l í , y del amor que te tuve, cu a n d o 9
n is tu<t, quando secuta es me in deser­ me desposé co n tig o , y cuando despues
to , in Ierra qua: qon sem inalur. me seguiste en el D esierto, en aquella
tierra que.no se siembra.
3 S á n d u s Isra el D om in o, p rim itia 3 Israel está consagrado a) Sefiorí y
frugum e/u s: omnes qui devorant eum, escom o las prim icias d e sú s frutos: to«
delinquunt: m ala venient super e o s , dos los que le devoran se hacen reos de
d icil Dom inus. pecado, y todos los desastres caerán so*
bre e llo s , dice el Señor.
4 A u d ite verbum D o m in i dom u* J a — 4 A hora p u eso iá la palabra del Señor.
*06, et omnes cognationes dom us I s ­ vosotros los de la casa de Jacob, y vos­
ra el : otras lodas las familia» del lin agedelsrael.
5 hatc dicil D o m tn u * :Q u fd invene- 5 Esto dice el Señor: ¿Q u é tacha ha­
TÜnt paires vestri in me iniquitaliSy llaro n en mí vuestros padres, cuando se
quia elongaverunt á m e , et ambulave- alejaron de ro í, y fe fueron tras de 1&
runt posl v a n iia itm , el v a n i f a c t i sunt? vanidad de los íd o lo s3, haciéndose tam ­
bién ellos -vanos * ?
6 E l non d ix e r u n l: U b i est D om in ust 6 -Ni siquiera dijeron : ¿ En dónde está
q u i ascendere nos fe c it de térra jáE gyp - el Señor que nos sacó de la tierra y es~
t i : qui tra d u xil nos p er:deserlum t per clavitud de Egypto: que nos condujo f
terram inhabdabilem e t . inviam , per por el D esierto, por una tierra inhabi­
terram s i t i s , el imnginem mor lis , per table, y sin senda alguna , por un paia
terra m , in qua non ambulavit v ir, ne* árid o , é iroágen de la m u erte, por una
que. habitavil homo f tierra que no pisó nunca ningún mor­
t a l , ni habitó humano viviente ?
1 Cap. W . ii. j'j, 4 Ó insensatos, como los mismos simulacro*
J? Separándole del resto de las naciones. que acoraron? Ps. C X H l. v. 8.
X I I. v. S. 5 Milagrosamente,
3 Midi. V I. y. 3 .
A a
4 L a M Ó íE C I A D E JEREM IAS.
7 E t in d u x i vos in lc r r a m Carm el i t 7 Y o os introduje después en un país
v tn o m ed e retís fru ctu m e ju s , el óptima fcrlU ísim o ‘ , para que comieseis sus
üliius; et ingressi confam inastis terram fru to s, y gnzáseis de sus delicias; y vos­
m ea m , el hccreditotem meam p osuistis otros así que hubisteis en tra d o , profa-
in abomino/ionem. násteis mi tierra a ; e hicisteis de mi he­
redad un objeto de abom inación.
8 Sacerdotes non d ix e r u n t: U bi esl 8 Los sacerdotes3 no dijeron tampoco:
D om in us ? el ienentcs Icgcm nescierunt ¿ E n dónde está el Señor ? Los deposita­
me: et pastores p ra v arica li sunt in me; rios de la Ley roe desconocieron , y pre­
et prophethee prophetaverunt in B a a l, varicaron contra mis preceptos los m is­
et idola secuti sunt. m os pastores ó cabezas de m i pueblo; y
los profetas profetizaron invocando e l
nom bre de Baal + , y se fueron en pos
de los ídolos.
9 Propterea adhue jadicio contendam 9 Por lanto yo entraré en juicio con-"
vobiscum, a il D o m in u s, el cum filiis tra vosotros, dice el S eííor, y sostendré
v eslris disceplabo. la ju sticia de mi causa contra vuestros
hijos.
i ó Transite ad Ínsulas Cethirn, et vi- 10 Navegad á las islas de Céthim S,
dele ; el in Cedar m itlite, et considéra­ é informaos : enviad á Cedar 6 y exam i­
te vehem enter; et videte s i fa ctu m est nad con loda atención lo que a llí p a s a ,
hujuscem odi. y notad si ha sucedido cosa semejante.
11 S i m utavit gens déos s u o s, et cer- i t P e d si alguna de aquellas nacio­
te ipsi non sunt d ii: populus vet ó m eus nes cambió sus dioses ; aunque verdade­
m utavit gloriam suam in idolum , ram ente ellos no son dioses 1 : pero m i
pueblo ha trocado la gloria suya 8 , por
un ídolo infam e.
i a Obslúpescite tceli super h o c , et í 2' Pasmaos , cielos , á vista de ésto ;
portó: ejuS desola m in i vehem enter, d i- y vosotras, oh puertas celestiales, hor­
cit D om inus. rorizaos en extremo sobre este hecho %
dice e! Seííor.
1 3 D úo enim m ala fe c it populas meus: i 3 Porque dos maldades ha cometido
ihe dereliqueru.nl fo n iem aquee viva , m i pueblo: me han abandonado á m í,
et fo d eru n l sibi cisternas, cisternas d is- que soy fuente de agua viva , y ha» ido.
sipatas, quae conlinere non valent aqtias. á fabricarse a ljib e s , aljibes rotos, que
no pueden retener las aguas.
1 4 Nunquid servus est Isra el , aut ,4 ¿ E s acaso Israel algún escla vo , <$
vernáculas ? quare erg o fu c lu s est in hijo de esclava? ¿ Pues por qué ha sido
prccdam ? entregado en presa de los enemigos?
1 5 Super eum rugierunt leo n es, el t 5 Rugieron contra él los leones, y
dederunt vocern su a m , posueruni'ter­ dieron bramidos: su pais le redujeron á
ram ejus in soliludinem : ch íta les ejus un páramo: quemadas han sido sus ciu ­
rxustte su n t, et non est qu i hábil et in dades , y no hay una sola persona que
eis. habite en ellas.
■16 F i l i i quoque Mempheos et Taphnes 16 Los hijos de Memphis y de T ap h -
constupraverunl le usque ad oerticem. n is le han cubierto de oprobio é infa­
mia hasta la coronilla de tu cabeea.
í ó también : En itun tierra que toda ella' 21. IV .R v g . X X I . v. 3 . ‘
rra. un Carmelo. Véase Carmelo. 5 O regiones de ultramar.
a Con vúeslrns idolatrías. 6 0 países de Oriente.
3 Olvidándose de gu ministerio , callaron. 7 Esto es, los simulacros que adoran.
4 Tenia el ídolo Baal grari número «le falsos 8 Que era et Señor. Véase Ezech. c. V . i*. 7 .
profeta*. Yéasc Baal. I I I . Reg." X V l l l . v. — Rom , c. II. v. 1 1 . 1 4 *
Capit' Xj o II. 5
1 7 Nunquid non isiu d fa cfu m est ti- 17 ¿ Y por ventura no le lia acaecido
bi, i/uta deréliquisti Dom inum Deiint todo oslo, porque abandonaste al Señor
tuum. eo tem pore, quo ducebat te per Dios tuyo, al tiempo que te guiaba en
víom ? tu peregrinación ?
1 8 jEt nunc quid Ubi vis in oía j l E - 18 Y ahora ¿qué es lo que pretendes
g y p ti, ut bibas aqunm turbidam ? et tú con andar hác.ia ílg y p lo , y con ir á
quid tibí cum via A ssy rio r u m , ut bibas beber el agua turbia del Niio ' ? ¿Ó qué
aquam J lu m itiis? tienes (ú que ver con el camino de A s-
syria , ni para qué ir á beber el agua
de su rio E u p h ru tes?
19 Arguet te m atifia fuá , ef. aversió 19- T u m alicia, oh'puelló ingrato , le
tua increpabit te. S cito , et vide, quia condenará, y gritará contra ti tu apoe­
m alum et am arum est reliquisse te D o - tasía. Reconoce pues y advierte ahora
mtnum Deum tuum , et non essc lim o- cuan mala y amarga cosa es el haber
rem m ei apud te , dicil D om inus D eus 1ú abandonado al Señor Dios tuyo » y el
exercituum. no haberme temido á m í , d icé'el Señor
Dios de 4os ejércitos:
20 A sa'.culo confregisti jugum meum, 20 Ya desde tiempo antiguo quebras­
ru p isli vincula m e a , et d ix isti: Non te mi yugo , rompiste mis coyundas , y
serviam. In onini enim colle sublim i, dijiste: INo quiero servir a l Señor. E11
et sub om ni ligno fron doso tu proster- efecto , cu lodo collado a lio , y deba]b
nebaris m erttrix. de todo árbol frondoso te lias prostitui­
do cual inuger disoluta a.
21 Ego aulem p lan tavi te vineam ele- 21 Y o en verdad te plante cual viña
ctám , omne semen v eru m : quomodo escogida, de sarmientos de buena ca li­
ergo conversa es mi/ii in pravum vinca dad 3 , ¿pues cómo lias degenerado,
aliena ? convirtiéndote en viña bastarda ?
2 3 S i laveris te n itr o , el m ultiplica- 22 Por mas que te laves con n itro , y
varis Ubi herbam bori/h , mu culata es bagas continuo uso de la yerba b o rith 4,
in iniquitate tua coram me , dicil D o ­ á mis ojos quedarás siempre sórdida por
m inas Deus. causa de tu iniquidad , dice el Señor
Dios.
23 Quomodo d icis: Non sum p olluta , a 3 ¿ Y con que rara dices tú : Y o 110
post B a a lim non am bula vi? vide vías estoy contam inada; 110 he ido en pos de
tuas in convalle , scito quid feceris: cur­ los Baales ó íd olo s? M ira tu conducta
sor levis explicans vias suaS. a llá en aquel valle 5; reconoce lo que
has hecho, dromedaria desatinada 6 que
vas girando por los cam inos:
a 4 Onager assuetus in solitu d in e, in a/> Cü3l asna silve stre, acostumbrada
desiderio animes succ a tlr a x il ventura al desierto, que en el ardor de su apeti­
am oris sui; nullus avertet eám: omnes to va buscando con su olfato aquello
qui quebrunt e a m , non d eficien l; in que desea 7 ; nadie podrá detenerla; to -

1 Muchas veces los hebreos , cuando permi­ 4 Yerba jabonera, que no solamente servia
tía Dios que' fuesen alligidos por los e^ypeios, para limpiar las manchas de la ropa, s-ino que
en lugar de pedir perdón á Dios , imploraban la usaban las mugeres de aquel país para lavar­
e! auxilio de los ussyrios; y cuando estos eran se y dar lustre á la piel. Algunos creen que ei
6us opresores acudían á pedir socorro á los la sosa ó barrilla.
egypcios: de lo cual se quejaba Dios muy fre­ Ft De Ennon, donde está el ídolo Moloch.
cuentemente por los Profetas. Is. X X X . v . i . G Compara la nación judaica prostituida al
1 Adorando á los dioses de las naciones. culto de los ídolos, y llena de vicios, ¿los
Después cap. TU. v. G. animales cuando están como furiosos.
3 /í. V . i>. 1__Matih. X X L i\ 33. 7 Ó va en pos del huelgo del objeto que ama.
T om . IV . A 3
6 La PROFECIA DE JER EM IAS.
m cnstruis ejus invcnient eam, dos Iqs que andan buscándola , no tie ­
nen que cansarse: la encontrarán con
las scfialcs de su inm undicia
25 Prohíbe pedem tuum ¿ nudi/atcx 25 Guarda tu pie de la desnudez, y tu
el guttur tuum á siti. E l d ix isti: D e - garganta de la sed a. Mas tú has dicho:
speraviy nequaquam fa cia m : adam avi Desesperada estoy; por ningún caso lo
quippe alíenos , et post eosam bulabo, hará : porque arné los dioses extraños , y
■) tras ellos andaré.
26 Quomqdo confundüur f u r qi^ando — 26 Como queda confuso un ladrón
deprehcndt/ur, sic confusi sunt dom us cuando es cogido en el hurto; asi que-
Isra el ¡ i p s i et reges torun i, principes^ darán confusos los hijos de Is r a e l, ellos,
et sacerdotes y et prophelac eorum t y sus reyes t los principes y sacerdotes,
y sus p rofetas:
27 dicen fes iign a: P a ter m eus es tu; 27 los cuales dicen á un le íio : T á
et lopidi : T u me genuisti ;■veelerunt ad eres m i padre ; y á una piedra : T ú me
me tergum , el non faciera. , et in lém — has dado el ser. Volviéronm e las espal­
pore afjlictionis sute d icen t; S u rg e , et das , y no el rostro: y al tiempo de su.
libera nos, a n g u slia , entonces dirán : Veu. lu e g o ,
Seriar , y sálvanos 3.
2 8 U bi s u n t d ii l u i , quos fe c is ti tibí? 28 ¿Dónde oslán , les respond eréyos
SUrgant et ¡íberent fe in tempore a f f li - aquellos dioses tuyos que tú te hiciste?
etionis tuce: secundüm n u m e ru m quippe acudan ellos y líb ren le en el tiempo de
tiv ita iu m tu a r u m era n t d ii t u i x Juda¿ tu ailiccion; ya que eran tantos tus dio­
! ses > oh J u d á , corno tus ciudades *.
29 Q uid vuUís mectim judici& conten­ 29 ¿ Para qué quereis entrar conmigo
der e ?. omnes dercliquistis me : dicit en juicio, á fin de excusaros? Todos vos­
D om inus. otros me habéis abandonado, dice e l
Señor.
3 o F rustra per cus si filios vesiros, d i- 3 0 E n vano casligue á vuestros hijos $ ;
sciplinam non reccperunt: devoravit ellos na hicieron caso de la corrección ;
gladius yester prophetas vesiros, qu a si antes bien vuestra evspada acabó con
leo vastatory vuestros profetas: como león, destrozador,
3 1 generalio vestra. Mídete verbum 3 1 así es vuestra raza perversa. Mirad
D o m in i: Nunquid solitudo fa c tu s sum lo que dire el Señor: ¿P o r ventura he
J s r a e li, aut ierra serótina ? quare ergo sido yo para Israel algún desierto, ó
d ixit populus m eu s: R ecessim u s, non tierra sombría que tarda en fructificar?
veniemus ultra ad te ? ¿ Pues por qué m otivo me lia dicho mi
p u eb lo : INasoLros nos reliramo» no
volverem os jamás á tí ?
3 a N unquid oblíviscetur virgo orna- 32 ¿ Podrá acaso una doncella olvidar­
m entí su i, aut sponsa fascicc pecforalis se de sus atavíos , ó una novia de la faja
suce? populus vero meus oblilus est m ei que adorna su pecho? Pues ello es quQ
diebus innum eris. el pueblo mió se ha olvidado de mi in­
num erables dias.
33 Q uid ni/cris bonam ostendere oiam 33 ¿Cóm o intentas tu demostrar ?

1 En sus meses de preñado , cuando ande 4 Cap. X I. v. i 3 .


pC'íida ,y piradn mular poco. .5 ó de vuestro pueblo.
2 No le al (andones, corriendo trns de las 6 Abandonados ya de tí.
abominaciones de los Ídolos. Yéasu la signifi­ 7 ú también: Como te empeñas en hacer ver
cación de E cc/. X X V I . v. i 5 . que, etc.
3 Cap. X X X I I . v. 33 .
C á/P I T TTXj o i r i . 7
iuam adqucerendbni iiiíeciionem. <¡uce ser rtclo 'tu /p ro ced er para ganarte m i
insuper el malitias tiias docuistl vías amistad , cuando.' aun has enseñado &
illa s, olros t us' rií a ios pa sos,
34 t i in a lís lu is invenlns est sang'uis 34 y en las faldas de tu vestido * se
animartim pauperum el innocentum? ha .hallado to d a v ía, la sangre de los
non in fo s s is inveni eos , sed in óm ni­ pobrec.itos é inocentes 3 ? No los .bailé
bus quis súprá memoravi. iittuértos' dentro dé escondrijos, sino en
todos los lugares y parages que acabo
de decir.
35 E l d ix is ti: Absque peccoto é l iri- 3 5 Sin embargo dijiste con descaro:
nocéns ego sum ; et propterea óvertatur Sin culpa estoy yo é inocente: y por
fu r o r tuus ó me. Ecce ego judicio con- tanto aléjese de m í tu indignación. Pues
tendam lic u m , eá quód dt'xeris: Non m ira , yo he He entrar contigo en ju i­
peecavi. • c io , porque has d icho: No he pecado.
36 Qtiám vilis fá cta es n im isí iterans 36 ¡ Oh’ , y tc6m o ' te has envilecido
1ñas lú a s ! E l ab 'iíEgyp'to tonfdndérís\ hasta lo surtao volviendo á tus malos pa­
sicul confusa es ab Á s s ú r . 1 sos 1 T ú serás hurlada del E g y t o 3 , c o ­
id o lo fuiste ya dé A ssur.
37 Nam et ab isla egredieris, el ma- 37 S í , volverás tam bién de E gyp to
ñus lúa: erunt super capüt tuum : quo- avergonzada, con tus manos sobre la
niam Obtrivif. D okithus confidéntiam cabeia p ór-túanlo el Señor ha frus­
tlíam t él n ih il húbebis prósperum ¿tí ea. trado enteram ente la confianza tu y a , .y
no tendrás a l lá ’prosperidad n in gun a 5.

C A P ÍT U L O III.
E l S e ñ o r consuma bondad llama o tra vez á si d su pueblo. Gloria de Je -
rusalem con, la reunión, de los dos reinos de Judá y de Israel , y la
agregación de todas, las naciones.

1 fi^uígo dicitur: S i dim iseril oir u x o - 1 C o m u n m e n te se dice: Si un n a *


rern su a m , et recedens ab ea , duxerit rido repudia á su m u g er, y ella sepa-
yirum alterum nunquid revertetur ad rada de éste loma otro m arido, ¿acaso
eam ultra ? nunquid non polluta ei volverá jamás á recibirla ¿N o que­
contamínala erii m ulier illa ? tu autein dará la tal m uger inm unda y contam i­
fo rn ica la ’ es cum aniáloribus m u ltis: nada ? T ú , es cierto^ que has pecado
tamen reverteré ad m e, dicil D om in us, con m uchos amantes: estb no obstante
t í ego suscipíam le. ■ Vuélvete á m i, dice el S eñ o r, que yo
le recibiré.
2 L eva octtlos tuos in d ireclu m , et a A lza tus ojos ¿ los collad os, y m ira
vide ubi non proslrala sis: in v iis se— «i hay lugar donde no te hayas prosti­
debas j 'expectans eos quasi /afro in so- tu id o : te sentabas en medio de los ca­
h tu d in e ; él p olluisti terram in fo rn ica J minos , aguardando á los pasageros paira
tionibus lu is i el in m a liliis luis. entregarte á ellos, como para robar sé
pone el ladrón en sitio solitario: y con­
tam inaste la tierra con tus fornicacio­
nes y tus maldades.

1 En tus mismas manos. Asi traducen los Se­ assyrios. IV . fíeff. X V I. ver. 7. — I I . Par.
tenta. X X V I IT . v. ifi.
a Que has sacrificado. ' 4 IV . fl/g. X X I T I . v. 39.
3 Cuyo auxilio imploras! Te sucederá lo mis­ 5 Nada ie saldrá allí prósperamente.
mo qu« cuando imploraste el auxilio de los 6 Deut. X X I V . v. 4.
A 4
8 La PROFECIA DE .TEBEMTAS.
. 3 Qurzm oh rem prohibí fea $unt ¿tilla: 3 Poi-.cuya. cansa cesaron, las lluvias
pluviarum , el serótinas imber non fu ¿i; abundantes, y falló la lluvia de priroa-
fr o n s m ulieris merelricis Jacta est tibi, ve ra 1. T ú em pero, en vez de arrepen­
noluisti crubeseere, tí/ l e , presenlas el sem blante * de una
m nger p rostituta, ó descarada: no tías
querido tener rulior ninguno.
4 Ergo salfem amado vocp. me: P n tc f 4 Pues á lo menos desde ahora arre-
m eus, d u x virginitatis mece iu es: pie’ntete, y di me : T ú eres mi padre, lú
el que velabas sobre mi virginidad 3:
5 nunquid irasceris in perpetuum , 5 ¿acaso has de estar siempre enojado,
aut perseverabis in fm em ? Ecce locuta ó mantendrás hasta el ü» tu indigna­
es , et fe c is ti m ala , et potuisti\ ción? Pero 4 he aquí que lú has habla­
do asi , y has ejecutado toda sucrle de
crímenes , hasta no poder mas.
6 E l d ix it D om inus ad me. in diebus — . 6. Dijome. también el Señor en tiem ­

Jos i cu regis: Nunquid v id isli quoc fece- po del roy Josías: ¿N o has-visto tú las
rit aversatrix Isra e l? abiit sibim tl su ­ coías que ha hecho la rebelde I'ra el 5 ?
per omnem monlem e xcelsu m , el sub Fuese á adorar «obre todo monte a lio ,
Omni ligno fr o n d o s o , et fo rn icó la est ibi. y debajo de lodo árbol frondoso, y a llí
SC ha prostituido.
7 E l d i x i , citm fecisset het-c omnia: . 7 Y de^pjies que, hizo ella Ipdas estas,
A d me revertere; el non est reversa. cosas., le dije yo.; V uélvete i m í, y 11^
E l vidit prccvaricalfix soror ejus Jfiida, quiso volverse. Y su hermana Judá la
prevaricadora vió
8 quia pro C O , quod mcr.chala esset S que por haber sido ádúllera la re­
aversalrix Is r a e l, dim isissem eam , et belde Israel yo la había desechado, y
dedissem ei libellum rep u d ii; et non dado libelo de repudio: y no por eso se
tim uil prcevaricatrix Jada sóror ejus, amedrentó su-hermana la prevaricadora
sed abiit , el fo rn ica la est etiam ¡rpsa. J u d á , sino que se fue c idolatró lambían
ella.
g E l fa cilila te fornicationis su ce con- g Y con la frecuencia de sus adulterios
tam inaoil terram , et mcechata est cum ó idolntrias contaminó toda la tierra,
lapide ei ligno. idolatrando con las piedras y con los
leños 6.
i o E t, in ómnibus fus non est reversa 10 Y despues de todas estas cosas no
pd me prccvaricalfix soror ejus J uda se convirtió á mí , dice el, Señor., sy,
in tolo corde suo, sed in mcndacio, ait h erm an ad la prevaricadora Judá con.
Dom inas. todo su corazon , sino fingidamente.
i t E t d ix it Dom inus ad me: J u s ti- 11 Y asi díjome el Señor : La rebelde
ficavit anim am suam aversatrix Isra el, Israel viene á ser una santa , en compa­
comparaliane prcevaricatricis Judct. ración de Judá la prevaricadora.
12 P a d e\ et clama sermones islas i.a Anda y repite en alia voz esías pa­
contra Aqttilpnem , el dices: Revertere labras 7 hdeia el Soplen]rion , y .di :
aversatrix I s r a e l, ait D om in us, et non C on viértete, oh tú rebelde .Israel, diré,
avcrlam fa ciem meam á vobis: quia el Señor; que no torceré yo mi rostro
sanctus ego su m %dicit D om inus t el non para 110 m irarte; pues yo soy sanio y

1 La del Oloño suele llamarse en latín tem­ ver. 17.


poránea, encaste Hano temprana. 4 'Mas á pesar de decir esto.
•x La/ñchn ó el descaro. 5 rt el reino de las diez lribus?
3 Guia ó custodio de la virginidad, c* una fí íjuc veneraba como dioses.
perífrasis, que equivale i esposo., Prov. II. 7 A las diez tribus que u«tán allí cautivos.
- G a- p i t r LO 11 [,; . 9

frasear in ptrpefuum. benigno 1 , dice el S ln o r, y no conscr--


varé siempre mi enojo.
1 3 V er um fam en scito iniquitalem i3 Reconoce empero tu infidelidad ;,
tu a m , quia in D om inum D eum tuum pues lias prevaricado contra el Sem r
prttvaricafa es; el disper s is l i vías fuas Dios tu y o , y te prostituiste á los dioses
alienis sub om ni //¿'/jo fr o n d o so , el vo- e x im io s * debajo de lodo árbol íiondo­
cem menm non a u d isti, uil Dom inus. so, y uo estudiaste mi v o z , dire el
Scíior.
14 C onverfim ini, ft/¡¿ rever/entes t d i­ 1 4 Convertios á m í, olí hijos rebeldes,
cil D o m in u s q u ia ego vir vesLer; et a s - dice el Señor: porque yo soy vuestro
su m a m vos u n u m de c iv ifa te , ct dúos esposo, y escogeré de vosotros uno de
de cognatione , t i introducam vos in cada ciudad , 'y dos de cada familia 3 ,
Sion. y os introduciré en Sion.
1 5 E l dado vobis pastores ju x la cor 1 5 Y os daré pastores según mi cora­
m eu m , et pascent vos scienfiá el do— zón, que os apacentarán con la ciencia
tirin a . V con l a doctrina
. 1 6 Cumquc m u ltip lica n fu e r ilis , et 16 Y cuando os habréis m ultiplicado
creveritis in Ierra in diebus Hits , a it y crecido sobre la tierra , en aquellos
D o m in u s; non dicenl u ltr a : A rc a le - días f dice el Señor, no se hablará ya de
stam enti D o m in i: ñeque ascendel super )a Arca del Testam ento del Señor; ni se
cor,, ñeque recordabant.ur U litis: n c c vi- pensará eu ella , ni habrá de ella me­
sila b ilu r, nec fie l u ltra . moria , ni será visitada, ni se hará ya
nada de esto
i y In fempore illo vocabunl Jcrusa­ 17 En aquel tiempo Jerusalem será
lera , solium Dom ini; el congrrgabuntur llam ada T ron o del Señ o r: y se agrega­
ad eam omnes gentes in nomine D o­ rán á ella las naciones todas, en el
m ini in Jerusalem , et non ambulabunl nombre del S e ñ o r, en Jerusalem , y no
posl pravitalem cordis s u i pessim i. seguirán la perversidad de su pésimo
corazon.
iS In diebus illis ibit dom us Juda ad iS En aquel tiempo la fam ilia ó rei­
domum Israel y el venient sim iil de ier­ no de Judá se re u n iiá co n la fam ilia de
ra A quilon is¡ ad terram. quam dedi Israel, y vendrán juntas de la tierra
patribus ves tris. del Septentrión 6 á la tierra que di á
vuestros padres.
19 Ego autem d ix i: Quomodo ponam 1 g Entonces dije yo : ¡ Oh cuántos hi­
te in filia s , el tribuam lió i terram desi- jos te daré á tíí Y o le daré la tierra de­
derabilem , hetreditafem prceclaram e - liciosa'; una herencia esclarecida de
xercituum gentium ? E l d i x i : P a lrcm ejércitos de gentes. Y a ñ a d í: T ú me
vocabis m e, el post me ingredi non ces- llam arás padre, y no cesarás de cam i­
sabis. n ar en pos de mí.
a o Sed quomodo s i contemnat m ulier s o Pero como una m ugerque despre­
amatorem su u m , sic contempsit me do- cia al que la am a, asi me ha desdeñado*
' 1 . . .--- r ---------. --------:----
l Scgim el texto hebreo , y los Sálenla debe instruidos en la paLbra D ivina, como d ice el
traducirlo benigno ó misericordioso. A p t'sio l, Tit. cap. t. v. 9 .
a Ségun los Setenta puede traducirse : diri­ 5 Porque ul nuevo pueblo tendrá ¿ Jesu-
giste tus pasos á buscur por acá y acullá dio- Christo , que residirá personalmente en medio
íes exlrañoi para adorarlos. Ézech, X V I. de su Tglesia; y cesarán Ins figuras y cerem o­
ver_. ü5 . nias de la anticua L e y , que le representaban.
3 Ésto e s, A algunos, no á todos los del pue­ G El Norte ó Septentrión , com o región mas
blo de Israel. Puede aludir á los judíos que apio lada Je la lu z , suele significar en la E scii-
abrazaron luego el Evangelio. tura unu cosa mala , ú origen de m ales; ul con­
4 No Botamente deben ser virtuosos los mi­ trario del Oriente. Véate S. Gerónim o.
nistros de la Religión , sino también subios ó
10 La PROFECIA DÉ JEREMIAS,
m us Is r a e l, dicit D om inus. á mi U fam ilia de Israel, dice el Señor.
a i V o x in viis audt'la e s t , plora tus el 2i Clam ores se han o i do en los cam i­
Ulu/a fus filio ru m I s r a e lr quoniam in i- n o s, lla n to s, alaridos de los hijos de
quam fecerun t viam su a m , ablili sunt Israe l, por haber procedido infielm ente,
D o m in i D e i sui. olvidados del Señor su Dios.
a a Convertim ini, fi/ ii reverten/es, et a a Convertios á m i, hijos reb eld es,
sanaba aversiones vestras. Ecce nos ve- que yo os perdonaré vuestras a postas ías.
nim us ad t e : tu enim es D om inus He a q u í, oh Señor. que ya volvemos á
D e us noster. l i : porque tú eres el Señor Dios nuestro.
a 3 V e r i mendaces erant coll e s , et 23 Verdaderam ente no eran m as-que
m ultifudo niontium : veré in Dom ino embuste todos los Ídolos de los collados
Deo nostro sa lu s Israel. y de tantos montes: verdaderam ente
que en el Señor Dios nuestro eslá la sa­
lud de Israel.
a 4 Con/usio comedit láborem patrum a 4 A quel culto afrentoso consumió
nostrorum ah adolescentia nostra, gre- desde nuestra mocedad los sudores de
ges eorum , et arm enia eo ru m , filia s nuestros padres, sus rebaños, y sus va­
eorum et filia s eorum. cadas , sus hijos y sus hijas.
a 5 Dorm iem us in confusione nostra, a 5 Moriremos en nuestra a fr e n ta , y
et operiet nos ignominia nq stra : quo­ quedaremos cubiertos de nuestra igno­
niam Dom ino Deo nostro peccáoimus minia : porque contra nuestro Dios he-*
nos , et paires n o s tr i, ab adolescentia mos pecado nosotros, y nuestros padres,
nostra usque ad diem fianc; el non au— desde nuestra mocedad hasta el día de
divim us vocem D o m in i D e i nostri. h o y ; y no hemos escuchado la voz del
Señor Dios nuestro.

C A P ÍT U L O IV .
Exhorta Dios por Jeremías á los judíos á la verdadera penitencia ¿y les
anuncia , si no la hacen , la irrupción de los ckáldeos.

i S i reverteris, Is r a e l, a il D o m in u s, i O h Isra e l, si te has de con vertir


ad me convertere: s i abstuleris offendi- de tus extra víos, con viértele á m í de
cula tua á fa c ie mea , non commo- corazon, dice el Señor Si quitas tus
veberis. escándalos ó ídolos de mi presencia, no
serás rem ovido de lu tierra.
a E l ju r a b is : V ív it D o m in u s, in ve- a Y sea tu juram ento (hecho con ver­
rifa te , ¿1 in judicio , et in ju s tilia : et dad, en juicio , y con justicia): V iv a el
benedicenl eum gentes, ipsumque la u - Señor 9 : y bendicirán y alabarán al Se­
dabunt. ñor las naciones todas.
3 IIccc enim dicit Dom inus viro Juda 3 Porque esto dice el Señor á los va­
el Jerusalem : Nóvate oobis nóvale , et rones de Judá y de Jerusalem : Prepa­
nolite serere super spinas: rad vuestro barbecho 3 , y no sembreis
sobre espinas
4 circum eidim ini D o m in o , et auferle 4 Circuncidaos por am or del Señor, y
proeputia cordium veslro rum , viri J u ­ separad de vuestro corazon las inm un­
da el habilaiores Jerusalem : ne fo rte dicias 5 , oh vosotros varones de J u d á,

i Puede traducirse: Oh Israel, si te convir­ ramento en el Indice alfabético.


tieres de tus e,x:ravios , volverás á mi gracia» 3 Osees X . v. 12.
a Es pues licito el juramento cuando se ha­ 4 No hagais que vuestra religión 6 culto iea
ce con las condiciones nucesarias.Otros tradu­ solo aparente é inútil.
cen : can ju icio , ó con discreción. Véase Ju­ 5 Rom. I I . y. a8.
C A P.I T U LO IV, II
tgrediafttr ut ignis indignatio m ea, et -y moradores de Jerusalem : no sea que
succéndatur, ti non sit qui extinguat, se manifieste cuaL fuego abrasador mi
propter m alitiam . cogilationuai, vestra- en o jo , y suceda un incendio , y no ha­
ru m . ya quien pueda apagarle por causa de la
malicia de vuestros designios.
5 A nnunfiate in J u d a , et in J er u sa - 5 A nunciad pues á Judá todo esto , é
Icm auditum fu c ile : loi/uim ini, el ca­ intim adlo á Jerusalem : ce bad la v o z , y
ri i te tuba in térra : clamóte fo r tite r , et tocad la trómpela por lodo el pais: g ri­
dicite : Congregam irii, el ingrediam ur tad f'uerle y decid; Jum aos y encerré­
civitates m u n ita s , monos en las ciudades fortificadas :
. 6 levate signum in Sion. Confortara!- . 6 alzad en Sion el estandarte 1 r fo rtí-
n i y nolite stare; quia m alum ego a d d u - caos , y no os detengáis ; porque yo ha­
co ab A(juilone v et conlriiionent m a— go ven ir del Septentrión el azo te, y una
g nam . gran desolación.
7 A scen dil leo de cubili sUO, et prez- 7 Ha salido el león de su g u a r id a , y
do gentium se levavit: egressus est de se ha alzado el destrozador ó conquista­
loco suo , ut panal terram tuam in so- dor * de las gentes: se ha puesto en ca­
litu d in e m : civitates tua: vastabuntur% mino para asolar tu tierra : arruinadas
remanentes absque habitatore* serán tus ciudades , sin. que quede un
solo morador.
8 Super hoc accingife vos ciliciis, p la n - 8 Por tanto vestios de cilicio , pro»
gite et ululate : quia non est aversa ira rum pid en llanto , y en alaridos; pues
fu r o r is D o m in i á noüis. que la tremenda indignación del Señor
no se ha1apartado de uosotros.
g E t erit in die illa * d icil Dom inus: 9 En aquel día-,, dice el Señor, desfa­
P eribil cor regis, et cor principum ; et llecerá el corazon del R ey, y el cora-
obstupescent sacerdotes^ et prophetce con- zon de los p rín cipes, estarán atónitos
iternabun tur. los sacerdotes, y consternados los pro­
fetas.
10 E t d ix i: JItu , heu , k e u , D om ine 1 0 Y yo dije a l oir eso : ¡ A y , ay , Se­
D eus: ergone decep istip o p u lu m istum ñor Dios m ió ! ¡a y í ¿ y es posible que
et Jerusalem , dicens : P a x erit vobis; hayas permitido-que los fa ls o s profetas
el ecce pervenil grladius usque ad a n i- alucinasen á este pueblo tu y o , y á Je­
mam ? rusalem , diciendo: Paz tendréis vos­
otros ; cuando lie aquí que la espada del
enemigo ha penetrado hasta el corazón?
11 I n tempore tilo dicetur populo huie 11 En aquel tiem po se dirá á este
et Jerusalem : V entus urens in v iis quee pueblo y á Jerusalem: U n viento abra­
sunt in deserto vice f i l i a populi mei, sador sopla de la parte del Desierto, en
non ad ventilandum et ad purgandum . el camino que viene de Bahylonia á la
hija de mi pueblo 3 , y no es viento para
aventar y lim piar el grano
i a S p irilu s p len us e x his veniei mihi; i a U n viento mas impetuoso me ven­
el nunc ego loquar ju d icia mea cum eis, drá de aquel lado 5, y entonces yo les
haré couorer/a severidad de mis juicios.
1 3 Ecce quasi nubes ascendet, et qu asi i 3 l i e a q u í q u e el ejército enemigo

I Para que acudan todosá defenderla, vale á tune; porque se considera el casligo
a Esto es, Naljucliódonosor. ya presente y realmente lo era para el que
3 ó á Jerusalem. liablal>a, que es Dios. Pero para quitar toda
4 Sino para abrasar y consumir las plantas. ambigüedad , he traducido, entonces , como
5 Para ser instrumento de mi juslicía-.y en­ hace Marlini y otros.
tonces t etc. Aquí el nunc de la Yulgáta equi-
12 L a PROFECIA D E JEDEM IAS.
tempestas cttrrus e ju s , velociores aquí- vendrá como una espesa nube» y sus
l is equi i¡lius: vae nobis quoniam vasta- carros de guerra como un torbellino:
t i sum us. mas veloces que águilas son sus caba­
llos. ¡A y desdichados de nosotros! d i­
rán entonces: somos perdidos.
1 4 L ava a m alitia cor tuum Jeritsa- >4 Lava pues, oh Jerusalem , tu co­
tcm , ut salva fia s : usqucquó morabun- razon de toda m a licia , si quieres sal­
lu r in te cogitationes n o x ia t varle. ¿ Hasta ruando tendrán acogida
cti tí los pensanj ionios nocivos, ó per­
versos ?
1 5 V o x enim. annuntiahtis a D an , 1 5 M ira que ya se oye la vos de uno
et notuní fa cien tis idolum de monte que llega de D an, y anuncia y hace sa­
Ephraim . ber que el ídolo 1 eslá viniendo por el
monte de Ephraim .
16 D tcile gentibus: E ccé auditum est 16 Decid pues á las gen tes: Sabed
in Jerusalem custodes venire de térra que se ha oído en Jerusalem que vieuen
longincua , ei dáre super civitates J u ­ las m ilicias ó tropas enemigas de leja­
da vócem suam . nas tierras, y han alzado ya el grito
conlra las ciudades de Judá.
1 y Q u a si custodes agrorum fa c t i sunt 1 7 Se estarán día y noche al rededor
super eam in gyr'o: quia m& ad iracun- de e lla , como los guardas en las here­
diam provocavit, dicit D om inus. dades ; porque me ha provocado á ira t.
dice el Señor.
18 Via: tua: , et cogitationes tucr.fece- 18 Tus procederes y tus pensamientos
runt hcec tib i: ista m alitia tu a , quia te han ocasionado, oh Jerusalem , éstas
am ara, quia tetigit cor tuum . cosas *: esa m alicia tuya es la causa de
la am argura que ha traspasado tu co­
razon.
1 g Ventrcm meum t ventrem meum 19 ¡ A h ! mis entrañ as, las entrañas
dofcoy scnsus eordis m ei lurbati sunt mías se han conmovido de dolor y con­
in m e : non tacebo, quoniam vocem buc- gojan todos los interiores afectos de mi
cince audivil anim a m ea , clamorem corazon están en desorden : no puedo
precia. ca llar cuando ha oido y a mi alm a el
sonido de la trom peta, el grito de la
batalla.
20 Con tritio super confritionem vocata 20 Ha venido desastre sobre desastre,
e s t , e.i vastóla est omnis ie r r a : repen­ y ha quedado asolada toda la tierra : de
te. vastata sunt labe m acula m e a , sú ­ repente , en un -momento fueron d erri­
bito peí les mece. badas mis tiendas y pabellones. -
a i Lfs que ¡i110 videbo fu g ien tcm , au— 21 ¿Hasta cuando he de ver fugitivos
din ni voccni buccincc ? d los de m i pueblo, y he de o ir el soni­
do de la trompeta enemiga ?
a a Q uia stultus populus meus me non s a E l necio pueblo m ío , dice el Se­
cognovit: ftlii insipientes 'sunt, et re­ ñor, 110 me conoció: hijos insensatos
bordes: sapientes sunt u i fa c ia n t m ala , son y mentecatos: para hacer el mal son
bene autem facere nescierunt. sabios; mas el bien n osaben hacerle.
a 3 A s p e x i ierram , et eece vacua erat, 23 Eché una mirada & la tie r ra , y la
el n ih ili; et ca los, et non erat lu x in v i vacía y sin nada ; y á los c ie lo s , y
eis. no había luz cu ellos:

1 El ídolo del Fuego , á quien llevaban al el estandarte de Baal.


írenic de sus escuadrones los chAldeos. 6 bien 2 Sap. I. v. 3 . , 5 .
CAPI f t JLO V. l3
9 4 V id i montes , e l en e movebanlur; 24 tn írí los montes, y 'repare que tem­
e i omhes calles conturbati sunt. blaban , y que. todos los coliados se es*
Irernecian.
a 5 In tu ilu s su m , et non erat homo; s 5 E stuve observando la J a d e a , y no
et omne volalile cosli recessil. se veia un borobre siquiera; y se ha­
bían retirado del p a is todas las ave* del
cielo.
26 A s p e x i, el ecce Carm elas désertus; 26 M iré y v i convenidas en un de­
et omnes urbes ejus destructce sunt. á sierto sus fértiles campiñas : todas sus
fa cie D o m in i, et á fa c ie irccfurúris ejus. ciudades lian quedado deslruidas á la
presencia del S e ñ o r, á la presencia de
su tremenda indignación.
27 H ite enim dicit D om in us: D eser- 27 Pero he aquí lo que dice el SeFfor:
ta erit om nis térra, sed tom en consum - Toda la tierra de Ju d á quedará desier­
mationem non fa c ia m . • ta : mas no acabaré de arru in arla del
lodo.
28 JjUgebit térra, et mcerebunl coeli 38 L lorará la tierra , y se enlutarán
desuper: eó quód locutus sum , cogitavi, arriba los cielos, por razón de lo que
et non poeniluil m e, nec aversus sum decreté; resolvílo y no me a rre p en tí,
ab co. ni ahora mudo de parecer.
a g A vote equitis et m ittentis sagil- 29 A l ruido de la caballería y de los
tam , f u g il omnis ci vitas: ingressi sutil flecheros cebó A h u ir toda la ciudad:
ardu a, ei ascenderu.nl ru p es: univer­ corrieron á esconderse entre los riscos,
sos urbes derelidas s u n t, el non habitat subiéronse á los peñascos: fueron des­
in eis homo. amparadas todas las ciudades , sin que
quedase en ellas un solo habitante.
3 0 Tu autem vasta/a quid fa cies? cíim 3 0 ¿ Y qué barás ahora, oh desolada
veslieris te cocciho, cum órnala fu e r is hija de Sion ? ¿qué harás? Por mas
m on ili áureo, et p in xeris stibio oculos que le vistas de g ra n a , aunque te ador­
iuns , frustra, componer is ; contempse- nes con joyeles de oro , y pintes con an­
ru n l te amatares l u i t anim am tuam tim onio tus ojos 1 , en vano te engala­
iqueerent. n arás: tus amantes te han desdeñado,
quieren acabar contigo.
3 1 Vocem enim quasi parturientis au- 3 t Porque he oido gritos como de m u -
d iv i, angustias ut p u erp era : v o x filias ger que está de p arto, á n s ia s y congo­
Sion interm orientis, expandentisque ma- jas como de prim eriza 2 ; la voz de la
nus suas: va: m ih i, quia defecit anim a hija de Sion m oribunda que extiende sus
mea propter interfectos. m anos, y dice: ¡A y de m i J que me
abandona mi alm a a l ver la mortandad
de m is hijos.

C A P ÍT U L O V. '

E l Señor, en vista de haber llegado á lo sumo las maldades de su pueblo ,


• le anuncia que va á castigarle por medio de Un pueblo extrangero.

.1 C ]ir cuite vtas Jerusalem , et áspid - 1 R e c o r r e d las calles de Jerusalorn,


1 IV. fíe#, I X . v. 3 o. En lugar de tus ojos 2 La voz hebrea m TD2 Q mabquira , y fa
j>ucde entenderse tu rostro , suponiendo aquí griega ¡irolotncotises, significa la
a ligurasmecdoque en que se tómala parle íuuger que pare por primera v e z , cu\o'nniio
Porellodo‘ es mas difícil y doloroso.
l4 L a p r o f e c ía DE JEREMTAS.
ie , el consideróte, et quccrite in pialéis ved , y óbservad; y buscad >en SUS'plazas
e ju s, an invenía!is virum_ fact'ttnftm ju - ' si encontráis un hombre que obre la
d iciu m , et ijuttrenlem fid e m ; t i propi—, que es ju sto , y que procure ser fiel 1 ; y
tiu s ero ei. s i le h a lla is , yo usaré con e lla de mi­
sericordia..
a Quod s i etiam : V iv it D om in ust di- a Pues aun cuando 3 dicen to d a v ía :
x e r i n l ; et hoc fa ls o ¡urabunt. V ive el Señor, D ios verdadero; aun
entonces juran con, m entira. i;/:
3 D om in e, oculi tu i respiciunf- fidem : 3 Señor, tus1ojos están ni irán do siem-,
percussisti eo s, et non dolueruni: at.tri- pre la üdelidad. ó verdad: azotaste ¿ e s ­
v is ti e o s , et renuerunt accipere disci— tos perversos , y no les d o lió : m o liste-
p liiia m : induraverunt fa cies sua s supra los á golpes, y no han hecho caso de la
pelram , et noluerunt revertí. corrección : endurecieron sus frentes
mas que uu peñasco , y no han .querido
convertirse d ti. i i. r , :
4 Ego autem d ix i: Forsitan pauperes 4 Entonces dije y o : T a l vez estos son
e t-stu lti, ignorantes viam D o m in i, ju - los pobres ¿ id io ta s , que ignoran el ca­
dieium D e i sui. m ino del S eñ o r, los juicios de su Dios.,
, 5 Iba igilur ad optimates et loquar 5 Iré pues á los principales d e lp u e -
eis: ipsi enim cognoverunt viam. D om i— blo y b a b laréá ellos: que sin duda esos
n i , jiidicium D e i s u i ; et ecce m agis fti saben el cam ino del S e ñ o r, los juicios
sim u l confregerunt ju g u m , ruperunt de su Dios. Pero bailé que estos aun
vin m í a. mas que los otros ■ , todos á una quebran­
taron el yugo d e l S e ñ o r, rompieron sus
coyundas.
6 Idcirco percussit eos leo de silva, 6 Pero el león del bosque 3 los ha
lupus ad vesperam vastavil eos, p a r— d esgarrado: el lobo al anochecer los ha
d u s vigilans super civitates eoru m : o - exterm inado: el leopardo está acechan­
m nis qu i egressus fu er it e x e is, copie— do en torno de sus ciudades: todos
tu r : quia multiplicatce sunt pnxvar¿ca­ cuantos salgan de e lla s , caerán en sus
tiones eorum , confortá is sunt aversio­ garras; porque se han m ultiplicado sus
nes eorum. prevaricaciones , y se han obstinado en
sus apostasías.
7■ -Super quo propitius tibí es se patero? «— 7 ¿ Por qué títu lo * podré yo in ­
f i l i i tu i dereliquerunt m e, et ju ra n t in clin arm e á serte propicio á t i , oh pue­
h is qui non sunt dii: saturavi e o s , et blo rebelde? T u s hijos me han abando­
m a ch a ti s u n t, et in domo m eretricis n a d o , y juran por el nom bre de aque­
¡uxuriaban lur. llos que no son dioses: yo los colmé de
bien es, y ellos se han entregado al
adulterio, y han desahogado su lujuria
en casa de la m uger prostituta.
8 E q u i amatares et em issarii f a c i i 8 Han llegado á ser como caballos
su n t: unusquisque ad uxorem p roxim i padres desenfrenados, y en estado de
sui hinniebat. c a lo r : con tanto ardor persigue cada
cual la m uger de su prójim o 5.
g N unquid super h is non visitado, 9 Pues qué # ¿no he de castigar yo ei­

i O que quiera srguir ¡a vei'dnd. Es una hi­ der, lobo ñor su voracidad y avaricia, y leo­
pérbole para significar cuan pocos eraa los pardo por ta celeridad ca sus empresas.
justos en Jcrusalum. 4 ó con qué motivo.
a Para asegurar, ó dar fe Je alguna cosa. 5 Eztich. X X I I . v. IX.
3 NiibuchódoQosgr ci llamado león por su pe-
Capitui .0 y. 15
dieit D om in us? ei in gente taJi non tas-cosas, álce el S e ñ o r , y no se venga­
uleis'cefur anim a mea f rá mi alma de una tal gente ?
io jAsctndite muros e ju s, et dissipa- 10 E scalad , o/t pueblos de C h á ld ea ,
te , consummofionem au/em nohie f a - sus muros , y derribadlos; mas no aca­
¿ere; auferie propagines e ju s , quia non béis del todo con ella: quitadle los sar~
su nt JJom i ni. m¡culos 1 : porque no son del Señor. .
i*i Prrrvaricatroné enim pravaricata 11 Puesto que la rasa de Israel y la
est in me D om us I s r a e l, et dotnus casa de Judá han perado enormemente
J uda y ait D om inus. contra mi , dice el Señor.
•12' Negaverunt D o m in u m , él di.vcrunt: 12 E llas renegaron del S e ñ o r, y dije­
Non est ipse : neqUe ve niel super nos ron: No es él el D ios verdadero : i\o nos
rnahim : gladium el fa m em non vi~ sobrevendrá ningún desastre: no verd­
debim us. inos la espada, ni (a ham bre *.
i 3 Prophetet fucrunt. in ven/um lo - 1 3 Sus profetas habla lian al a ire ; y
cuii, el responsum non fu .il in eis: hccc no tuvieron ja m á s respuesta de Dios.
ergo evenient H its, T ales cosas pues á ellos les sobreven­
drán , no d nosotros.
i 4 Hirc dicil D om inus D eus exerci- — 1 4 Eslo' TOtr dice el Señor Dios de
iu u m : Q uia locuti esfis verbum istud: los ejércitos: Poique habéis proferido
ecce ego do verba mea in ore fuo in vosotros talca palabras , lié aquí oh Je—,
ign em , et populum istum in lig n a , et rem ía s, que yo desde ahora pongo en
vorabit eos. tu boca mis palabras cual fuego decora­
dor, y le. <lov ese pueblo por leñ a ,, para
que- sea de él consumido.
i S - "Ecce ego adducam super vos g e n - . i 5 ‘ Y o voy á traer sobre vosotros, oh
1em de longincuo,' dom us I s r a e l, ait fam ilia de Israel, dire el S e ñ o r, una
D om in us: genfem robusfam , genfem nación lejana, nación robu sta, nación
antíquam , genfem , ¿iijtis ignorabis li(l- antigua 3 , nación cuya lengua lú no
guam , nec intelliges quid loquatur. sabrás, ni entenderás lo q u e habla.
i G Pharetra ejus quasi ■sepulchriím 16 Su aljaba es como un sepulcro
púíéns t universi fo r te s i abierto 4 ; todos ellos son valerosos ¿o/-
dados.
17 E t comedet segetes iu a s, el pánem 17 Esta nación conquistadora se co­
tuum : devorabit filío s tu o s, et filia s m erá tus cosechas y tu pan: se tragaré
lúas; comedet gregem tu u m , et arm enia tus hijos y lus hijas 5 ; comerá lus re­
tua: comedet vineam tu a m , et. ficum baños y tus varadas; acabará con tus v i-
tu a m ; et conieret urbes m a nilas lúas, ñas y tus higuerales; y asolará con la
in quibus tu habes fid u c ia m , gladio. espada tus fuertes ciudades, en que tú
tienes puesta la confianza.
18 Verum lam en in diebus i l l i s , a it 18 Con iodo eso , en aquellos dias no
D o m in u s, non fa cia m vos in consuma acabaré del todo con vosotros, dice el
malionem . Señor.
19 'Quód s i di.veritis: Quare f e tit no- 19 Que si dijeron: ¿ P o r q u e ha b e -,
éis D om inus D eus nosfer hccc om nia? cbo el Señor Dios nuestro contra nos­
dices ad eos: Sicut. dereliquistis m e , et otros, todas estas cosas6? tú les respon­
gervistis dep alieno in ierra vesfra, sic derás: Asi como vosotros me habéis

5 Llevaos cautivos sus hijos, 4 Cuantas saetas salen de ella, otras tantas
a Como han vaticinado los ProFelag.’ muertes causan.
3 Los chíltdcos truinn su origen de N em rod , 5 En castellano suele decirse para ponderar
fundador del iin prno de Bülitlonia. Gen. X . el terror que causa alguno: se come vi%'a la
>0. Deut. X X V III. v. 49.— Baruck, IV . gente.
r. 16. . 6 Cap. X V I. v. 10.
LA PROFECIA DE JEREM IAS.
servietis alien is in ierra non vcstra. abandonado^ 1111, dice e l Señ o r, y
beis servido á fos dioses extraños ea;
vuestra tierra j asi les serviréis ahora
eu tierra extrangera.
a o A n n un tiaie hoe dom ui Jacob, ct 30 Anunciad esto á la casa de Jacob,
ouditum fa cite in J a d a , dicentcs : y pregonadlo en Judá, diciendo:
■a i A u d i, popule stu lte t qu i non h a - 21 E sru ch a, ob pueblo insensato,» y
bes cor: qui habentes ocuios, non vide- sin co rd u ra ; vosotros que teniendo ojos
t i s ; et a u re s, et non a uditis. • no veis, y teniendo orejas no ois.
a a Me erg o non /amebilis, a (i Dom i­ . a a ¿Conque á m i no me tem eréis,
nu s ; et á fa cie mea non dolebitis? Q ui dice el Señ or, ni os arrepentiréis de»
pos n i arenam termi/ium m a rif prccte— Jante de m í? Y o soy el que al mar le
plu m sempi/crnum, quod non prccier- puse por térm ino la arena , ley perdu­
ibit-; el commovebuntur, et non pateruni; rable que no quebrantará: levantarse
et intumcscent JJuclus ejus, et non ira n s- han sus olas, y no traspasarán sus lim i­
ibuní illud tes ; y se encresparán, pero no pasaráa
mas adelante.
a 3 populo antem huic fa ctu m est cor a 3 Pero este pueblo se h a . formado un
incredulum et exasperans, ¡ecesserunt corazon incrédulo y rebelde: se han re­
et abierunt. tirado de m í, y se ban ido en pos de lo s
ídolos ;
a 4 E l non d ixerun t in cor de suo: a 4 En vez de decir en su corazon;
M etuam us Dom inum D tu m nosirum , Temamos al Señor Dios n uestro , que
qu i dat nobis pluviam iemporaneam et nos da á su tiempo la llu v ia temprana
Serolinam in tempore suo; plenitudihem y la tardía, y que nos da todos los años
annuce m essis cusiodienitm nobis, una abundante cosecha.
' a 5 Iniquitates vesircc dcclinaverunt a 5 Vuestras maldades han hecho des­
hoce; et pcccata vestra prohibuerunt bo­ aparecer estas cosas; y vuestros pecados
íl um á vobis : han retraído de vosotros el bienestar
' a 6 quia inventi sunt in populo meo 3 6 por cuanto se hallan impíos en mi
ím p ii insidiantes quasi a u c u p e s l a ­ pueblo, acechando como cazadores, po­
queas ponentes et pedicas ad capiendos niendo lazos y pihuelas para cazar
viros. hombres.
■27 Sicut decipula plena avíbus, s/c 27 Como jaula ó red de cazadores lle ­
dom us eorum plenas d o lo : ideo m agni­ na de a v e s , asi están sus casas llenas de
fic a n sunt et ditati, fraudes; con ellos se han engrandecido
y se han hecho ricos.
a 8 In cra ssa ti sunt et im pinguati; et 28 Engrosáronse y engordaron; y h a n
prceierierunt sermones meos pessimé. violado pésimamente mis preceptos. No
Causam vidua: non ju d ica v eru n l, cau- han adm inistrado justicia á la v iu d a ,
sam p u p illi non d irexeru n l, et judiciu m ni han defendido la causa del huérfano,
pauperum non judicaveruni. y no hicieron justicia al pobre *.
39 Nunquid super his non visitabo, a g ¿Cóm o no he de castigar yo es­
dicit Dom inus? aut súper gentem hu ju s- tas cosas, dice el Señor? ¿ó cómo pue­
cem adi non ulciscetur anim a mea? de mi alm a dejar de tom ar venganza de
una tal gente ?
3 o Stupar et m irabilia f a t t a sunt in 3 0 Cosa asom brosa, cosa muy extraña
térra .* • es la que lia sucedido en esta tierra :
3 1 pt opheicc propheiabant m endacium , 3 1 íos profetas profetizaban m enti­
el sacerdotes opploudcbant mariibus r a s , y los sacerdotes los aplaudían con

l O no patrocinaron $u causa i Is. /• ver. 2 3 .— Zach. V i l . v . lo .


■■ C a p i t u l o VI. 17
s u is ; et popultls m eas d ilex it talia: palm oteo; y mi pueblo gustó de tales
quid ig ilu rfie l in n o v ísim o e ju s ? cosas: ¿qué será pues de él al llegar
su 'fin ?

C A P ÍT U L O V I.

Viendo el Señor que d pesar de la predicación de Jeremías el pueblo no se


convierte, pronuncia contra éste la-sentencia fin a l¡.y confirma á>Jeremías
. en su ministerio.

1 K^onforfam ini, f i l i i ‘B en ja m ín in 1 £ jsfo rzao s, oh hijos de Benjamín *


medio Jerusalem , et in Thecua clangi- en medio de Jerusalem , y tocad el cla­
te bucciná, el super Jiethacarem levóte rín de guerra en Thecua 1 , y aliad una
v e x illu m : quia m alum vi sum est ab bandera 2 sobre Bethacarem : porque
A qu ilon e, et conlritio magna. hácia el Septentrión se deja ver un azo­
te y una calamidad grande.
a SpecioscB et delicatoc assim ilavi f i - a. Y o he comparado la hija de Sion á
liam Sion. una hermosa y delicada d o n cella 3.
3 A d eam venient pastores, et greges 3 A e lla , á s itia r la , acudirán los
eorum: fix c r u n l in ea tenloria in cir- pastores ó capitanes con sus rebaños:
cuitu : pascel unusquisque e o s , qui sub plantarán al rededor sus pabellones:
m anu sua sunt. cada uno cuidará de los que están bajo
sus órdenes.
4 1Sanctificale super eam bellum : con- 4 Declaradle solemnemente la gu er­
surgite, et ascendamus in meridie: voe ra Varaos 5 y escalémosla en medio
nobis, quia declinavil d ie s , quia Ion- del día. Mas ¡ ay de nosotros! el-día va
giores factce sunt umbrcc vcspcri. ya declinando; se han extendido mucho
las sombras de la tarde.
5 S u rg ite, et ascendam us in nocfe, 5 Ea pues, asaltémosla de n och e,-y
et dissipemus domos ejus. arruinem os sus casas.
6 Quia hccc dicit D om inus exerciluum : 6 Pues esto dice e) Señor de los ejér­
Caidite lignum e ju s , et fu n d itc circa citos : Cortad sus árboles , abrid trin­
Jerusalem aggerem: hccc est civitas v i - cheras en torno de Jerusalem. Esta es
sita tio n is, omnis calum nia in medio la ciudad que voy á castigar : en ella se
ejus. abriga toda especie de calum niare' in ­
ju sticia .
7 Sicut frigidam fe c it cisterna aquctm 7 Como la cisterna conserva, fresca su
sua m , sififrigidam fecit m alitiam suam: agua, asi conserva Jerusalem fre sca ^
iniqui^as et vastitas audietur in e a , co- reciente la malicia suya. No se oye ha­
rom me semper injírm itás et p la g a . b la r .en ella sino de desafueros y robos:
yo veo siempre gente afligida y m al­
tratada. . . -
8 E ru d ire Jerusalem , ne forte, rece- 8 Enm iéndate , oh Jerusalem ; á fia

i Roboam había hecho en Thecua un arse­ 3 Asi se mostrará pusil.imine , asustada y po-*
nal. I I . Paral. X I . v. 6. n . ia . El profeta jseidu de miedo, como si fuera .una doncella
habla aquí irónicamente, delicada y criada con mucho regulo.
a El hebreo: JlNTtfD tnaset, una hoguera. 4 ó también, Preparaos d hacerle una guer­
D*pnn*Jl Bedtacarem era un pueblo enlre Je- ra sania. Marlini: dedicaos d hacerle guerra.
rusalem y Thecua. En hebreo significa casa de Véase Santo.
la viña, por la abundancia y excelencia de loet 5 Demos, ol asalto sin perder¡momento.
viñedos que allí había.
T om. IV. B
18 La pr ofecta DB JEREM IAS.
dat anim a rtiea a t e , ne fo rte ponam de que no se aléje de t í mi alma : tío sea
le desertam , terram inhábil ahilcm. que le reduzca á un desierto inhabitable.
9 Hccc dicit D om inus c.xercituum: U - g Esto dice et Señor de los e jé rcito s:
sque ad racemum cotligenl quasi in Los restos del pueblo de Israel serán co­
nea reliquias Isra e l; converte manttm gidos como un pequeño racimo en una
tuam qu asi vindemiator ad ta ria llu m . v iñ a j a vendimiada 1 : V u e lv e , oh chál-
deo t tu m ano, como el vendimiador
para m eter en el cuébano el rebusco.
10 C u i loquar? et quem contestahor io Mas ¿ á quién dirigiré yo la pala­
Ut a u d ia t? ecce incircumciscc aúrcs eo­ bra ? ¿ Y i quién conjuraré para que
r u m , et audit e non p o s s u n l; ecce ver­ me escuche? despues que tienen tapa-
bum D o m in i fa ctu n i est eis in oppro— das * sus orejas, y no pueden oír. Lo
briu m , el non suscipient iilud. ■peor es que la palabra del Señor les sir­
ve de escarnio, y no la recibirán.
■ 11 Idcircó fu raré D om in i plenus sum , i i Por lo cual estoy lleno del furor
laboravi sustinens: effunde super par— del Señor; causé me de su frir 3 ; D errá­
vulum fo ris , el super consil ium. ju v e - male fuera + , m e dijo á m í m is m o , so­
fium s im u l: i¡ir enim cum m ullere ca— bre los niños, y también en las reunio­
p ie lu r , senex cum pleno dierum . nes de los jóvenes: porque preso será el
marido con la m u ger, el anciano con e l
decrépito.
12 E l transibunl domus eorum ad i a Y sus casas pasarán á ser de otros,
alteros , a g ri, et uxores p a r ite r ; quia y también las heredades y las mu ge res:
extendam manum mcam super habi­ porque yo extenderé mi mano contra
tantes terra m , dicil D om inus. los moradores del país, dice el Señor.
1 3 A minore quippe usque ad m ajo- 1 3 Y a que desde el mas pequeño hasta
rem omnes avarilicc studenl; el á pro- el mas grande se han dado todos á la
pheta usque ad sacerdotem cuncti f a - a v a ricia , y todos urden engaños desde
Ci'unl dolum . el profeta ó cantor al sacerdote í.
1 4 E l curabant contritionem filia: p o- 1 4 Y curan las llagas de la hija de m i
p u li m ei cum ignom inia, dicentes: P a x t p u eb lo , con burlarse de e lla , diciendo:
p a x : el non eral p a x, P a z , paz; y tal paz no existe.
1 5 Confusi sunt quia abominationem 1 5 ¿Se han avergonzado acaso por las
fecerun l: quin potius confusione non cosas abominables que han hecho 6 ? an­
sunt confusi, et erubescere nescierunt; tes bien no han tenido ni pizca de con­
quam ob rem cadenl ínter rúen les, in fusión , ni sabido siquiera qué cosa es
tempore visitationis SUOS corruent, dicit tener vergüenza. Por cuyo motivo cae­
D om inus. rán entre los que perecen y serán preci­
pitados, dice el S e íio r, cuando llegue
e l tiempo de tomarles residencia.
16 fíase dicit D om inus: State super }6 Esto decía también el Señor: P a ­
tñas y et videtc, et interrógate de sem itis raos en los caminos» ved y preguntad
an tiqu is, quee s il vía banay et am bula- cuales son las sendas antiguas; cual es
ie in ea : el invenielis refrigerium ani- el buen camino* y seguidle T\ y h a lla -
i Nabuchódonosorsitió varias veces 4 Jeru- tas palabras con interrogación.
salem- IV . Reg. X X I V . v. i . — II. v. n . — 7 Mattix. X I- v 7.g. Preguntad el camino
X X V v. t , que siguieron los Patriarcas, j seguid sus pa­
a Véase Circuncisión. Lev. X X V I. sos. Admirable documento para que le medi­
Act. VII, v, 5 i. ten los ebristianos de cualquier grado ó condi­
.3 No puedo contener mi ira. ción. Para areglar su conducta, estudien, ó
Esto e s , intima la cólera del Señor, ctc. pregunten lo que liacian ios Apóstoles y pri­
ís. L V I. v. i i . Despues cap. y III. v. io. meros christianos} los cuales miraban cerca
6 S. Gerónimo y otros Padres tradujeron es-
C apitulo Vf .
réis refrigerio para vuestras almas. M al
19
m a ltls veslris* E t d íxeru n t: Non am -
bulabimus. ellos dijeron : No le seguiremos.
17 E t constituí super vos speculalorts. 17 Yo destiné para vosotros centine­
A udite voterri. tuba, E t díxerun t: Non las ( ¿es dijo aun ) : estad atentos al so­
audiem us. nido de su trompeta; y respondieron:
JSo le queremos oír.
18 Ideo audite gentes , et cognosce 18 Por tanto escuchad, oh naciones,
congregado, guanta ego faciatti eis. gentes todas entended cuan terribles
castigos les enviaré.
19 A u d i térra : Ecce ego adducam 19 O y e , oh tie r ra , m ir a , yo acar*
m ala super populum istu m , fructum rearé sobre ese pueblo desastres, fruto
cógitationum ejus: quia verba mea non de sus depravados designios; puesto
a u d ieru n t, et iegem meam projecerunt, que no escucharon mis p alabras, y des*
echaron mi Ley.
a o U t quid m ih i thu s de Saba affer- ao ¿Para qué rae ofreceis vosotros el
t i s , el calam um suave olentem de tér­ incienso de Sabá , y la raña olorosa de
ra longinqua ? holocautomata vestra lejanas tierras? Vuestros holocaustos no
non sunt accepta, et victimce vesircc non me son agradables, ni me placen vues­
placuerunt m ihi. tras victim as l .
a i Propterea h<xc dicit Dom inus: E c- a i Por tanto asi dice el Señor: He
te ego dado in populum islum ruin as, aquí que yo lloveré desgracias sobre
et ruent in eis paires el f i l i i s im u l, v i— ese pueblo: caerán á una los padres ron
t i ñus el proxim us peribunt. los h ijo s, y el vecino perecerá junta­
mente con su vecino.
a a Hcrc dicit Dom inus: Ecce populus 22 Esto dice el Señor: M irad que
venil de térra A qüilan is, et gens m a­ viene un pueblo del Septentrión, y
gna consurget á fin ibus terree, una nación grande saldrá de los extre­
mos de la tierra.
a 3 Sagittam et scutum arripiet: era- 23 Echará mano de las saetas, y del
delis est y el non m iserebitur: vox ejus escudo* es cruel y 110 se apiadará de
quasi m ore sonabit; et super equos a — nadie : t 1 ruido de sus tropas es romo
scendent, preeparati quasi oír ad proe- el ruido del m ar, y montarán sobre
lium , adversum te filia Sion, cab allo s, dispuestos á com batir como
-valientes contra t í , oh bija de Sion.
a 4 A udívim us fa m a m eju s, dissolu­ 24 Oido hemos su fama , dicen los j u ­
ta: sunt m anus nostra: : Iribulatio ap- dias , y se nos han caido los brazos: nos
prehendit n o s, dolores ut parturientem, ba sorprendido la tribulación , y dolo­
res como de m uger que está de parlo.
a 5 N oliie exire ad agros, el in via ne 25 ¡ A h ! N o salgais por los campos ,
ambutetis: quoniam gladíus in im icit ni andéis por los raminos : pues la es­
pavor in circuilu. pada del enem igo, y su terror os cer­
can por lodos lados.
aS F ilia populi m ei accingere cilicio, 26 Oh Jerusalem hija del pueblo m ió,
et conspergere ciñere; luctum unigeniti vístete de cilicio , cúbrete de cerm a;
f a c tibí, planctum am arum , quia re— llora con amargo lla n to , como se llora

de si la norma de nuestra fe y costumbres, verdndy como ya dijo el Redentor. Todas las


que es Jesu-Christo : y téngase siempre pre­ beregtos y males de la Iglesia han venido de
sente que Jesu-Cbrislo y su Evangelio no se apartarse algunos de los caminos antiguos que
mudaron con la succesion de los siglos. Ayer nos moslraron los Apostóles y sus succeso-
y hoy , y para siempre serán lo mismo, como re s, y que confirmaron ellos con su doctrioay
dice el Apóstol. Y no son las opiniones de los con su ejemplo, j sellaron con su «aogre.
nombres las que nos lian de salvar, sino la I Is. 1. V. 1 1 .
Ba
,ao L a .PROFECIA DE JEREM IAS,
jiente venid vastaíor super nos. en la m uerte de üñ hijo ún ico; porque
el exterm inador caerá súbitamente so­
lare nosotros.
. 37 Probatorem d ed i te in populo meo 27 A t í, Jerem ías, te he constituido
rabustum ; et s c ie s , c/ ^/ro¿a¿j‘í viam cual robusto ensayador en medio de mi
eorum. pueblo; y tú exam inarás, y harás prue­
ba de sus procederes V
28 Omnes isti principes declinantes^ 28 Todos esos magnates del pueblo
a m bulantesfra u dulenier, rtrí etferrum : andan descarriados, proceden fraudu­
universi corrupti sunt. lentam ente ; no son m as que cobre y
hierro; toda es gente corrompida.
29 D efecit su ffla to riu m , í/í /¿'/íc con- 29 F altó el fuelle a , el plomo se ha
sumptum est plum bum , fr u s tr a con- consumido en el fuego, inútilm ente
Jlavit confia to r : malitiac enim eorum derritió los metales en el crisol el fun­
non sunt consumptas. didor: pues que no han sido separadas
ó consumidas las maldades de aquellos.
3 o A rgentum Peprabum oocate eos > 3 0 Llam adlos plata espúrea; porque
.quia D om inus projecii illas. el Señor y a los ha reprobrado.

C A P IT U L O V IL

Sermón que Jeremías hace, por orden del Señor , al pueblo incorregible y
obstinado.

1 zrbum , qttod fa ctu m est ad J e- 1 P a la b r a s que habló el Seííor á Je­


rem iam á D o m in o , d ice n s: rem ías , diciendo :
2 S ta in porta domús D o m in i t et 2 Ponte á la puerta del templo del
prasdica ibi verbum istu d , et dic: A u ­ Señor, y predica a llí este sermón , ha­
dite verbum D o m in i omnis J u d a , qui blando en los términos siguientes: Oíd
ingredim ini per portas h a s , ut adore- la palabra del Señor todos vosotros, oh
tis D om inum . hijos de Judá, que entráis por estas
puertas para adorar al Señor.
3 H&.c dicit D om inus exercituum D eus 3 Esto dice el Señor de los e jército s,
I s r a e l: B onas fa cite vias v estras, et Dios de Israel: Enmendad vuestra con­
studia vestra; el habitado vobiscum in d u c ta , y vuestras aficiones; y yo habi­
loco isto. taré con vosotros en este lugar *.
4 Nolite conjldere in verbis m endacii, 4 No pongáis vuestra confianza en
d icentes: Tem plum D o m in i, templum aquellas v á n a sy falaces expresiones, di­
D o m in i t templum D om in i est. ciendo: Este es el templo del Señor, el
tem plo del Señor, el templo del S e ñ o r4.
5 Q uoniam s i bene d irexerílis vias 5 Porque si enderezáreis al bien vues­
vestras ¿ et studia vestra: s i feceritis tras acciones, y vuestros deseos, si ad -
ju d iciu m inter virum et proxim um ejus, m inistráreis justicia entre hombre y
h o m b re ,
1 Se dice varias voces que los Profetas hacen al Templo por amor del pueblo.//. Mach.
aquello que predicen que hará Dios, ó que V. v. 19. Hechas las oraciones sin devocion,
debe suceder. Véase Hebraísmos. nada sirve que se bagan aqui ó acullá. Pero al
-2 Acabóse l;i predicación de Jeremías. contrarío son mas dicaces hechas en la casa
3 Cap. X X V I - J'. i 3 . Véase aqui denotado del Señor , cuando se puede acudir 5 orar en
el libre albedrío del hombre. ella, sin fallar á la obligación. Véase ///. fíe£*
4 Es i Y será siempre nuestra salvaguardia. V U L — J L Paral VI.
No escogió Dios al pueblo por el Templo, sino
C api ttt o VI I . ai
6 advence i et pUpillo, et viduce non 6 si «o htcíérejí agravio ai forastero,
feccritis calum niam , nec sanguinem in - y al huérfano, y á la viu da, ni derra­
nocentem effuderitis in loco h o c, et post mareis la sangre inocente en este la gar,
déos alíenos non ambulaveritis. in m a­ y no anduviereis en. pos de dioses age-
lura vobism etipsis, nos para vuestra misma ruina;
j habitaba vobiscum in loco isto: in 7 yo habitaré con vosotros en esle lu ­
ierra qttam dedi pa tribus vestris a s á ­ g a r , ea esta tierra que di á vuestro»
culo el usque in sccculum. padres, púr siglo s'y siglos,
8 Ecce vos confiditis vobis in sermo- 8 Pero vosotros eslais m uy confiados
nibus m endacii qui non ptoderunt vobis; en palabras mentirosas ó v a n a s t que
de nada os aprovecharán:
g fu r a r i, oecidere, adulteraría ju ra re g vosotros h u rtáis, m atais, -cometeis
tnendaciter, libare H aalim , el iré post adulterios ; vosotros juráis eu falso, ha**
déos alíenos, quos ignoratis. ccis libaciones á B a a l, y os vais en pos
Je dioses ágenos que'n o conocíais.
10 E t venistis, et stetisiis corara me i o Y despues de esto venís a u n , y oí
in domo hac, in qua invocalum est no- preveníais delante de roí en este templo
jn tn meum , ct d ix is tis : Jjiberati, su - en que es invocado mi Nombre 1 , y de­
rn u s, eó quod fecerim us omnes a lo m i- cís vanamente confiados: Y a estamos &
nationes islas. cubierto de todos • los m a les, aunque
hayamos cometido todas esas abomina­
ciones.
11 Nunquid ergo spelunea lalronum 11 Pues qué ¿este templo mío en que
fa c ía est domus ista , in qua invocalum se invora tni N om bre, ha venido á ser
est nomcn meum in oculis vestris? ego, para vosotros una guarida de ladrones 9?
ego sum : ego vidi-, dicit jDominus. Y o , yo so y , yo m ism o soy el que be visto
vu estra s abom inaciones, dice el Señor.
i a lie ad locum meum in S i lo , ubi Y sino id á Silo 3 , lugar de mi
habilavit nomen meitm á p rincipio; et morada, donde al principio estuvo la
videle qua: feccrim ei propter m aliliam gloria de mi Nombre 4 , y considerad
populi m ti Israel; lo que hice con é l, por caüsa de la ma­
licia de mi pueblo de Israel.
| 3 el nunc, quia fe c istis omnia opera . 1 3 Ahora b ie n , por cuanto habéis b e -
haccf dicit D om inus ; et loculus sum ad cho todas estas fechorías, dice clS eñ o r;
vos mané consurgens, et loquens, et y en vista de que yo os be predicado,
non audistis ¡ el vocavi vos , el non re* y os he avisado con tiempo y exhortado»
spondistis : y vosotros no me habéis escuchado 5 , y
que os he llam ado, y no me habéis
respondido:
1 4 faciam. dom uí h u ic, in qua inoo- i i yo haré con is la C a sa , en que se
catum est nomen m eu m , el in qua vos ha invocado mi N om bre, y en la cual
habelis fiduciam ; et loco , quem dedi vosotros teneis vuestra confianza, y con
vobis e l patribus vestris, sicut f e c i S ilo . esle lu gar que os señalé á vosotros y á
vuestros padres , h a r é , digo , lo mismo
que hice con Silo
1 5 E l projiciam vos a fa c ie m ea, s i— i5 Y os arrojaré de mi presencia , co­
tu t projeci omnes fr a lr e s t¡estros, u n i- mo arroje á todos vuestros hermanos
l Despues c. X L 1V. v. i8. — 1. Mach. /. Véase Arca.
v. 12.
4 ó establecí el Tabernáculo.
a Matih. X X I . ver. i 3 .— A/<tre. X I . vtr. 5 Prov. I. v. 2 4 .— Is. L X y , V. 13.
17— í t c . X I X . v. 46. 6 /. fíeg. I I ij. a-, 10.
a jr. neg. n. v. M. PtmLxxyn. ■
>.6o.
T üm. IV .
B 3
22 La PROFECIA O S JEREM IAS.
versuffi semen Éphraim^ de la s d iez trib u s, á toda la raza de
Ephraim.
' »6 Tu ergo n o li orare pro popula hoc, 16 Asi pues no tienes tú r Jerem ías,
neo assifm as pro eis iaudem ‘et ara fio - que interceder pop este pueblo: ni le
n e m , et non oósistas ’ m ihit quia non empeñes por ellos en cantar mis ala­
exaudiam te, banzas, y rogarm e; ni le me opongas :
porque no he de escucharle ’ .
17 Nonne vides quid is ti fa ciu n t in, 17 ¿P o r ven tura no estás viendo tú
civitatibas J u d a l et in pialéis Jera- mismo' lo qúe harén esos hombres en
satem? 1 tas^ ciudades de ,Judá , y en las p ia r '
zas públicas de Jerusalem ?
t 8 F ilii cólligunt ligna, et paires suc- í8 Los hijos recogen la lena, en rien ­
cendunl ignern, él m ulleres conspergunl den el fuego los padres, y las m ugeres:
adipem t ut fa cia n l placentas regina: amasan la pasta con man leca, para ha­
coeli, et libenl diis a lien is, et me ctci cer tortas, y pre¡tentarlas á la que ado­
iratundiom provócente ran p o r Reina del cielo a , y ofrecer li­
baciones á los dioses ágen os, y provea,
carme á ira. ■
19 Nüríquid me ad iracundiam pró- 1 1)> ¿Pero es acaso á m i, dice el Se­
txjeanl, dicit D om in us? nonne semetip- ñ o r , á quien irritan e llo s , y perjudi­
ja s in confusionem vul/us s u i? can ? ¿INo es mas bien á si mismos á
quien hacen daño , cubriéndose así de
ignom inia ?
26 Ideo hete d icil D om inus Deus: 20 Por la n ío , esto ilíce el Señor Dios:
"Ecce fu r o r m eu s, et indignado mea Y a mi furor y mi indignación está pa­
confíala? super locum isfu m , super v i- ra descargar contra ese lugar que han
ros , él super ju m en ta , et super lignum profanado, contra los hombres y las
regio nis , et super fruges terree, et suc- bestias, contra los árboles de la cam pi­
cendelurt et non extingue! ur. ñ a, y contra los IVulos de la tie r ra , y
todo arderá, y no se apagará.
a i H itó dicit D om inus exercituum 21 Esto dice el Señor de los ejército.*,
jDtus Israel: Molocautomata vestra ad- el Dios de Israel: Añadid cuan/o queráis
dite victitnis vestnis, et comedite carnes. vuestros holocaustos á vuestras v íc ti­
mas , y comed sus carnes 3 :
22 Q uia non sum locutus cum p a tri- 22 puesto que cuando yo saque de la
bus v eslris, et non prccccpi eis, in die tierra de Egypto .4 vuestros padres, no,
qua eduxi eos de ten a A E g y p ti, de les hablé ni mandé cosa alguna en ma-,
vér,bo holocautom otum , et .victimar unr. teria de holocaustos y de víctim as \
2 3 Sed hoc verbum pracepi eis t di-r 23 Ved aquí el mandamiento que en­
een s: A udite vocerh- meam •, et ero vo~ tonces les d i: Escuchad mi voz les dije,
bis Deus y el vos eritis m ihi populas; y yo seré vuestro D ios, y vosotros se-

1 Modo figurado de hablar, que indica que 18 ., iS . v


fl Señor solamente (por decirlo asi) castiga 3 Creyendo santificaros r comed aun la parle
cuando ya no puede sufrir mas. E x. X X X . que según la Ley debe quemarse loda en ho­
v, to .— Ezech. X X I I . y . 3o. Jeremías aquí y nor mío : de nada os servirá eso.
despues c. X I. v. 1^.— X l V . v w .-^ X V -v. 4 Lo que hice fué darles el Z'ecrf/ojg-o.Ysides*
4. muestra que á veces llega la obstinación del [mes les ordene sacrificios>fué para apartarlos
pueblo á tal estado que Dios no quiere oír ja uego de la perversa inclinación que mostraron
intercesores. Véase Ezech. K W ’ v. l 4 * y si­ á la idolatría cuando adoraron al bearro , y de
guientes.: :.Jaanñ.V . 16. imitar los sacrificios que ofrecían los egypcio».
2 A l.i lunar ósea Asturte, ó Diana, ó Ve­ Véase Sacrificio, Leyes ceremoniales, cíc. Is.
nus. Véase Astros. Despues cap. X L 1 V • v. I. V. l 3 .— Am&sV.
Capitulo VII¿ 20
tf amUilait in omni vía , quarn man - reís el pueblo mió ; y sfcguid constante­
da v i v o lts , ut bcne s il vobis. mente el camino que os he señalado , &
fin «le qué seáis felices.
E t non audierunt, nec inclinare- a 4 Empero ellos no rae escucharon*
r«/i/ aurem s u a m : sed abierunt in vo­ ni hicieron caso de eso; sino qiie se
lunta! ¡bus , et in pravitafe coráis s u i abandonaron á sus a petito s, y á la de­
m alí: faclique sunt retrorsum et non pravación de su maleado corazon: y en
in ante y lu gar de ir hácia adelante, fueron h á -
cia a lr á s ,
a 5 á die qua egressi sunt paires ¡eo­ a 5 desde el dia mismo en que salie­
rum de ierra ¿ L E "y p li, usque ad ditm ron sus padres de la tierra ele E gyp to ,
hanc. 25/ m¿s7 ad vos omnes servas hasta el dia de hoy. Y yo os «nvié á
meos prophelas per diem consurgens d i- vosotros lodos mis siervos los profetas:
lu cu lo , et m ittens , cada dia me daba prisa á enviarlos :
26 et non auéierunl m e, nec inclina- 26 mas los hijos de m i puebla no me
verunt aurem suam:. sed induraverunt escucharon, sino que se hicieron sordos
cervicem suam ; et pejus operati su n t, y endurecieron su c e r v iz , y se porta­
quam paires eorum. ron peor que sus padres
ay 22£ loquéris ad eos omnía yerba 27 T A , pues, les dirás todas estas pa­
hocc, et non audieñt te; et vocabis eos, la b ra s, mas no le escucharán: los lla ­
et non respondebunt Ubi. marás , mas no te responderán.
a8 E t dices ad eos: Ha-c est gens, a.B Y asi les dirás ; Esta es aquella
qu a non audivil vocem D o m in i D e i nación que no ha escuchado la voz del
s u i, nec recepit disciplinam: p triit ftd es, Señor Dios su y o , ni ha admitido sus
et oblata est de ore eorum. instrucciones. M uerta eslá su fe , ó f i ­
delidad • desterrada está de su boca,
a g Tonde capillum J a u m , et projice, 29 Corta tu cabello a , y arró jale, y
t i sume in direcfum p ln nctum : quia ponte á plañir en alta voz: porque el
projecit D o m in u s, et rcliquit general ¡a- Señor ha desechado y abandonado esta
nem fu ro r is s u i, generación, digna de su cólera.
3 o quia feteru n t f i l i i Juda m alum in 3 0 Pues los hijos de Judá han obra­
oculis m e is , dicit Dom inus. Posuerunt do el mal ante mis o jo s, ¿ice «1 Se­
offendieula sua in domo t in qua invo­ ñ or: pusieron sus escándalos 3 o ídolos
calum est nomen m eu m , ut polluerent «n el lem p lo cn que se invoca mi N om ­
eam ; bre , á fin de conla mina r íe ;
3 1 et aidiftcnverunl excelsa Topheth, 3 1 y edificaron a lfa res ó lugares a l­
qua: est in valle f i l i i E nn om : ut incen- tos en Topheth situada «11 el valle
derent filia s suos , et filia s sua s igni: del hijo de E un om , para consum ir en
qua: non prcccepi, nec cogifavi in cor de e l fuego á sus hijos c h ija s : cosa que yo
meo. no m andé, ni me pasó por el pensa­
miento.
3 a Ideo ecce dieS v en ien t, dicit Dom i­ 3 a P or la u to , ya viene el tiempo,
nus , et non dicetur a m p liu s , Tophelh, dice el Señor r y no se llamará .mas To«
et V i ll i s f i l i i Ennom ; sed V a llis ínter- phetl», ni V a lle del hijo de Ennom ; si­
fe c tio m s : et sepelie ni in Tophelh, eóquod no el V a lle de la mortandad: y enterra­
non sit locus. rán en T o p h eth , por falta de otro sitio.
33 E t erit m orlicinum populi hu/'us 33 Y los cadáveres de este pueblo m?-
in cibos volucribus cw li, el bestiis ter- rán pasto de las aves del cielo , y do las
1 Cap. X V I. i\ ia. 3 J-zech. X X Í . v. 3 . ~
a En señal de lulo. Lev. X IX . v. 4 Deut. X V J lL v . 10— IV . Reg. X X I I I .
VII. v. 30.— Jer. X V I. v. 6.— Deut. X IV . v. 10. Vcase Infierna. Ahar.
v: i.
B4
a4 L a p r o f e c ía D E JEBEM IÁ S.
roe y ei non erit qui abigat. bestias de la tierra ; ni habrá nadie qua:
las ahuyente.
34 E l quiescere faciarn de urbibus J u ­ 34 Y haré que no se oiga en las ciu­
da , et de pialéis J eru sa le m , vocem dades de Judá, ni en las plazas de Je-
gaudii et vocem laftfice , vocem sports iy riisalem voz de regocijo 1 , y de a le g ría ,
et- vocem.sponsa ¡ in desoía/ionem enim voz de esposo y de esposa: porque latid
erit (erra. la tierra quedará desolada,

C A P ÍT U L O V III.
Extrema desolación de Jerusalem , en la cual serán todos castigados y re•
y e s , sacerdotes, profetas , y el pueblo todoyporque todos se han obstinado
en sus maldades.

1 I n illo tempére y ait D o m in u s : E - I E n aquel tiem po, dice el Se'ñor,


jicie n l ossa regum Juda , ei ossa p r in - arrojarán tos cháldéos f u e r a de los se­
cfpum eju s¡ el ossa sacei dotum , et ossa pulcros los huesos de los Reyes de J a ­
prophetarum , ei ossa eorum qui habi- da , y los huesos de sus prínciqes, y los
taverunt Jerusalem , de sepulchris suis: huesos de los sacerdotes , y los huesos
de los p rofetas, y los huesos de los que
habitaron en Jcrusalein 3 ;
a et éxpandent ea a d so le m , et Ja- a y los dejarán expuestos al sol, y á
Ttarn, et om nem m ililia m ectli t qua: la lu n a , y á toda la m ilicia ó estrellas
d ile x e r u n l , et quibus se rtu e ru n t, ei post del cielo; que son las cosas que ellos ■
qua: a m b u la v e ru n t , el qua: queesier urift hati am ado, y á las cuales han servi-4
et adoraverunt: non colligentur , et non d o , y tras de las cuales han id o , y á
sepelientur: in sterquiÚ nium super f a ­ las que han consultado, y han adorado
ciera terree e ru n t . como á dioses. Los huesos de los ca­
dáveres no habrá quien los recoja ni
eutierre : quedarán como el esliercol so­
bre la superficie de la' tierra.
3 E l eligent m agis mortem q u a m v i- 3 Y todos aquellos que restaren de es­
tam omrtes , qu i residui fu er in t de co- ta perversa raza, en todos los lugares
gnatione hite pe ssim a in univérsis ta­ ó sitios abandonados á donde yo los ar­
ris , qu<t derelicta s u n t, ad qua: ejeci roje , dice el Señor de los ejércitos , pre­
e o s , dicil Dom inuS exerciiuum . ferirán mas el m orir que el v iv ir en
tantos trabajos.
4 E t dices ad e o s : Ucee dicil D om i­ 4 T ú empero les dirás: Esto dice el
nus: Nunquid qui cadil, non resurgel? Señor: ¿ Acaso aquel que cae, no cuida
et qui a versus e s t , non reverte tur? de levantarse luego? ¿ Y no procura
vo lver á la senda el que se ha desear*,
riado de ella?
5 Quare ergó aeetsv s est populas iste 5 ¿Pues por qué este pueblo de Jeru-»
in Jerusalem aversione contentiosa? salero se ha rebelado con tan pertinas
Apprehenderunt m endacium , et nolue- obstinación? E llos han abrazado la
ru¡¡t revertí. m en tira, y no han querido convertirse.
6 A tte n d i, el a u scu lfa v i: nemo quod 6 Y o estuve a te n to , y los escuché :
bónum est ¡oquitur, nu llu s est qui agat nadie habla cosa buena; ninguno hay
poenitentiam super peecato s u o , dicens: que haga penitencia de su p ecado» d i-

x'lfcspues c. X V I . v. 9.— Ezech. X X V I . caban en los sepulcros de los Reyes , ele. de­
i 3. jarán e s p a r c id o s Fuera los Ii u p s o s . Bari/chII.
a Despues de robada» las riquezas q\ie bus- v. JosepUo , lib. X III- Antiq. c. X V .
C a p i t u l o VIII.
Quid feci? omnes conversi sunt ad cur- riendo: ¡ A y ! ¿Qué es lo que yo be he­
sum suum , quasi equits ímpetu vadens cho? A l contrario, lodos han vuelto &
ad prcclíum, tom ar la impetuosa carrero de sus vi­
cios , como caballo que á rienda suclla
corre á la batalla.
tj M ilvus in ecelo cognovif tempus 7 E l m ilano conoce por la variación
su u m ; turlu r , et hiru n d o , el ciconia, de la atmósfera su tiem p o1 : la tórtola ,
custodierunt tempus adven tus s u i : po­ y la go lo n d rin a , y la cigüeña saben
p u lu s autem meus non cognovit ju d i- discernir constantemente |a estación ó
tiu m D om ini, tiempo de su trasm igración; pero mi
pueblo no ha conocido el tiempo d el
juicio del Señor.
8 Quomodo d icitis: Sapientes nos su - 8 ¿ Cómo decís: Nosotros somos sabio*,
m u s , et le x D om in i nobiscum est? oeré y somos los depositarios de la Ley deI
mendacium operatus est sty lu s m endax Süñor? Os engañuis: la pluma 4 de los
se ribarum , doctores de la Ley 3 , verdaderamente
es pluma de error , y no ha escrito sino
m entiras.
9 C o n fa si sunt sapientes, perterriti et 9 Confundidos están vuestros <ábios,
cap ti sttnt: verbum enim Domint proje- aterrados y presos: porque desecharon
ceru n t, et sapientia n u lla est in eis. la palabra del Señor, y ni rastro hay
y a en ellos de sabiduría.
to Proptereá dabo m ulleres eorum 10 P or cuyo motivo yo entregaré su»
e xte ris, agros eorum hceredibus: quia mugeres á tos extraños, sus Jierrasá otros
á mínimo usque ad m áxim um omnes herederos; porque desde el mas peque­
avaritiam sequuntur: á propheta usque ño hasta el mas grande tejo s se dejan
ad sacerdotem cuncti fa e iu n t m en­ llev ar de la avaricia desde el proleta ó
dacium, cantor hasta el sacerdote, todos se ocu­
pan en la mentira +,
11 E l sanabant contrilionem f i l i a p ó - 11 Y curan las llagas de la hija del
p u li m ei ad ignom iniam , d ictn lts: P a x , pueblo mío con burlarse de ella , di­
p a x: citrn non esset p a x . ciendo: P a z , paz; siendo asi que no hay
tal paz.
i a C onfusi s u n t, quia abominattonem 13 ¿ Y están ácaso corridos de haber
feceru n t: quinimó confusione non sunt hecho cosas abominables ? INi aun lige­
co n fu si, et erubescere nescierunt, ideir- ramente han llegado á avergonzarse,
tó cadent ínter co m ien tes, in tempore n i saben qué cosa es tener vergüenza:
wísitationis suce corr u é n t, dicit D o ­ por tanto serán envueltos en la ruina
m inus, de los dem ás, y precipitados en el tiem­
po de la venganza, dice el Señor.
1 3 C ongregan congrégala e o s , a it 1 3 jPues yo Jos reuniré todos ¡unios
D o m in u s: non est uva in vitibus, et p a ra p erd erlo s , dice el Señor: las v i ­
non sunt ficu s in fte u ln ea , fo liu m d e - ñas están sin uvas, y sin lugos las h i­
f l u x i t ; et dedi eis quee prottergressa gueras» hasta las hojas han caiilo; y las
sunt. cosas que yo les d ie ra , se les han esca­
pado de tas manos.
1 4 Quare sedemus ? convenite, et in- 1 4 ¿ Por qué nos estamos aquí quietos?
l Ó d de mudar de región. ten lu jiaz y felicidad solo con que observéis
a Antiguamente se llamaba styhfs, es tifo : las ceremonias exteriores de la L ey; no ha­
era entonces la pluma de escribir un hierrrei- ciendo caso de la santidad de ella, ni de la pu­
to , á manera de punzón , con el cual formá­ reza de corazoD que eníge.
banlos caracteres en tablas enceradas. 4 Antea V I. y. v. i t .
3 Que existen en ese pueblo , y os prome-
a6 L a. p r o f e c í a . DE JEREMIAS.
grediam ur civi/afcm muni/am , et s i h a - (dirán ellos *) juntém onos, y entremos
m u s ibi: quia D om inus D eus iiosfer cu i» ciudad fuerte , y estémonos a llí
silcre nos f e c i t , et potum dedil n o lis callando 2; puesto que el Señor Dios
aquam f t l l i s : peccavimus enirn Dom ino. nuestro nos ha condenado al silencio, y
nos ha dado á beber agua de h ie l3 por
haber pecado contra el Señor.
15 E xpert nvtmus pacem , et non erat i5 A guardando estamos la paz, y este
ion u rn : tempus medelcv, ct ecce form ido. bien no viene: que llegue el tiempo de
nuestro remedio + , y solo vemos terror
y espanto i.
iG A D an auditas est frem llu s equo- jG Desdé Dan se ha oído el relinchar
rum e ju s ; á voce hinnifttum pugnato~ de los caballos del enemigo; y al estre­
rum ejus commofa est omnis té r r a ; et pitoso ruido de sus combatientes se ha
v en eru n t, ct devoraverunt terram , et conmovido toda la tie r ra : lian llegado
p lenitudinem e ju s; uróem et habitato- y han consumido el país , y todas sus
res ejus. riquezas; las ciudades, y sus moradores.
17 Q uia ecce eS0 m ittam vobis serpeó­ 17 Porque lie aquí que yo enviaré
le s reg a los, quibus non est incantatio; contra vosotros á los ch á ld é o sco m o
et mordcbu.nl vos, ait D om inus. serpientes y basiliscos, contra los cua­
les no sirve iiingnn encantamiento 6 j y
os morderán , dice el Scijor.
i 8 Dolor meas super dolorem , in me 18 Mi dolor 7 es sobre todo dolor:
cor meum tnccrcns. lleno de angustias está mi corazón.
i g E cce vox clam oris filiar populi m ei 19 O igo la voz de Jeru salem , de la
de térra longinqua: Nunquid D om inus hija de mi pueblo que clam a desde tier­
non est, in S io n , nut re x ejus non est ras remotas 8 : ¿Pues qué no está ya el
in cu ? Qua re ergo me ad iracundiam Seíior en Sion ? ¿ ó no está dentro de
toncilavcrunt in sculptilibus su is, et in ella su R e y ? M as, ¿y p o rq u e sus mo­
ranitatibus alienis? radores (responde el Scito r') me provoca­
ron á ira con sus sim ulacros y con sus
vanas deidades cxtraiigeras?
20 T ra n siit mes s is , fin ita est cestas, 2.0 Pasóse la siega, dicen ellos: el ve­
et nos sa lv a d non sum us. rano se acabó; y nosotros no somos li­
bertados.
a i Super contri/roñe filia: populi m ei 2 t Traspasado estoy de dolor y llen o
contritas sum et contrisfafus, stupor de tristeza por la aflicción de la hija de
oblinuit me. i d ¡ p u eb lo : el espanto se ha apoderado .

de m í.
3 2 Nunquid resina non est in G a - 22 ¿ Por ventura no hay resina ó bál­
laadP aut medicus non est ibi ? quare samo en G alaad 9 ? ¿ó no hay a llí ningún
igitur non est obducta cicatrix filicc po­ médico? ¿P o r qué pues no se ba cerra­
p u li m ei? do la herida de la hija del pueblo m ió?

1 Dirán los judíos de los pacidos. 8 Puedo también tener esle sentido: Mo
a Esto e s , muramos. Esle sentido tiene el parece que ya oigo los lamentos de mi pueblo
collar: según se lee también en el c. X X V . que , al ver venir los ejércitos enem igos, ex­
ver. i-j. X L 1 X . v. ?.<>., etc. S. Gerónimo lo clama , etc.
qnlietidc como una expresión de ánimo ya 9 La reniña (le Galaad era famosa desde lo#
desesperado del auxilio de Dios. más antiguos tiem pos, por su gr-in virtud sa­
3 Después cap. I X . v. l5 . lutífera. G e n .X X X V lí. v. a5. La resina del
4 Vaticinado ó prometido por los profetas. alm a, en sentido espiritual, (que es el literal
íi Despues c- X H ig . de este texto) es la oracion, el a yu n o, la pe­
(i Véase Saltn. I J 'I I . v. 5. Ñola. nitencia j los sacramentos.
7 Aqui habla el Profeta.
27

CAPÍTULO IX.

Jeremías llora inconsolable los males espirituales y corporales de su pue­


blo le convida en nombre de Dios ni arrepentimiento, y habla del castigo
del Señor contra lodos los pecadores.

i X^Juis d a lil copiti meo aquam , el i ¿í^/uien dará agua á mí cabeza , y


oeulis meis fontem ¡acrym arum ? et liará de mis ojos (los fue ti tes de lá g ri­
ploraho d/e ac nocle interfectos filia: po­ mas para llorar di» y noche la muerte
p a l i me i. que se lia dado á tantos moradores de
la hija de mi pueblo, ó de Je ru sa -
Jem 1 ?
a Q uis dabit me in soliludine diocrso- á ¿ Q u ié n roe d a rá e n la so le d a d u n a
rium viatorum , el dertlinquam popu- triste c h o z a de p a sa g e ro s, p a ra a bando-»,
Jum m eum t et recedam ab eis, quia n a r & los d e m i p u e b lo , y a p a lla r m e
omnes adulteri s u n t , cafus prtr va ri­ d e e llo s ? P u e s lo d o s son a d ú llf r o s ó
ca forum. apóstatas de D io s , u n a g a v i l la d e p r e ­
v a r ic a d o r e s .
3 E l extcnderunl HngUatn sunm q u a - 3 Sírvense de su Itfngua, como de un
s i arcum m endacii ti non v a ita tis .* arco , para disparar m enin as, y no v e r ­
confortafi sunt in ierra , qufa de malo dades : se han hecho poderosos en la
ad m alum egressi s u n t , el me non lierra ron pasar de un crim en á otro
cognoverunl, dic.il Dom inus. crim en; y á m im e han desconocido, y
despreciado , dice el Señor.
ty Zfnusquisque se á pro.vimo stio c u - 4 Guárdese cada uno, entre e llo s , de
stodial, el in om ni fr a tte suo non ba ­ su prójim o, y nadie se fie de sus her­
bea t fiduciam : quia om nis fr a fe r sup - manos: porque todo hermano hará el
plantans supplan tabit, et omnis a m i- oficio de tra id o r, y lodo amigo proce­
cus frau d u len ter incedel. derá con i ra ud «1 en l ia.
5- E l vir fra trem suurn der ¡débil , et 5 Y cada cual se burlará de íu pro­
veritatem non loquenfu r: docucrunl e- pio hermano; ni hablarán jamás ver­
nim linguam suam loqiii mendacium: dad , porque tienen avezada su lengua
Ut initftié ogerent, laboraverunt. á la m entira: se afanaron en hacer mal.
6 Habitat i a fuá in medio do/i: in do­ 6 T ú , oh Jerem ías , vives rodeado de
lo renuerunl scire m e, dicit D om inus, engaitadores: porque aman el d o lo ,
rehúsan el conocerme & m í, dice el
Señor.
7 Proplerea hac dicit D om inus exer- 7 Por tonto, esto dice el Scfior de los
citUum: Ecce ego confiabat el probabó ejércitos: Sábete que yo los Tundiré, y
eos: quid enim aliud faciam . á fa c ie f i ­ ensayaré al fuego. P orque, ¿qué otra
lia popuii m e i ? cosa puedo hacer para convertir d los
de la hija de mi pueblo?
8 Sagitta vuJnerans lingua eorum, 8 Su lengua es como una penetrante
dofym focuta e s i: in ore suo pocem cum flech a: hablan siempre para engaitar:
amico suo loquilur t et occultc ponil e¡ con los labios anuncian la paz ¿ su
insidias. a m ig o , y en secreto le arm an ase­
chanzas *.
9 Nunquid super his non visitaba, 9 Pues qué, ¿no he de tomarles, yo

i Véase Hijti. a Salm. X X H J . v. 3.


28 L a PROFECIA BE JEREMIAS,
<ficit D om inus ? aut in gente hujusm o- residencia sobre estas cosas, dícc e! Se­
d i non ulcisr.dur anim a mea? ñor? ¿Ó dejaré de tom ar venganza de
un pueblo como ese?
j o Super montes assumam Jletum ae i o L a tomará el S e ñ o r; y yo me pon­
lam entum , el super speciosa deserlt dré á llo ra r y á 'lam en ta r á vista de los
p la n ctu m ; quoniam incensa s u n t, eo montes 1 , y gemiré al ver hechas un
quod non sit vir pertransiens: el non páramo las amenas cam piñ as: porque
audicrunt vocem possid en fis: á volucre todo ha sido abrasado: de m anera'que
c a li usque ad pécora transm igraverunt no transita por a llí n adie, ni se oye ya
el reccsserunt. la voz de sus dueños a : desde las aves
<le) cielo hasta lashestias todo se ha ido
de a l l í , y se ha retirado.
Ii E t d a io Jerusalem in acervos are- 11 En fin , yo reduciré á Jerusalem
nce , el cubiiia draconum : el civitates (dice el Señor) á un mouton de escom­
J u d a dabo in desolationcm , eó quod bros, y á ser guarida de dragon es, y á
non s il habitator. la s ciudades de Judá las convertiré en
despoblados, sin que en ellas quede un
Solo m orad or.
‘xa Q uis est vir sapiens, qui inlelligai ía ¿ C u á l es el varón sahio que en­
ho c, et ad quem verbum o n s D om in i tienda esto , y á quien el Señor com u-
fía t ut annunfiet istud t quare pericrit nique de su boca la palabra, á fin de
¿ e r r a , ct exustn s il quasi desertum , eó que declare á los otros p o rq u é ha si­
quod non s il qui pertranseat ? do asolada esta tierra , . y está seca y
quemada como un árido desierto, sin
13 "El d ix it Dom inus : Q uia dereli- liaber persona que transite por e lla ?
querunt legem m ea m , quam dedi eis, 1 3 La causa es, dice el Señor, porque
et non audicrunt vocem m eam , ct non abandonaron mi Ley que yo les habia
ainbulavei'unt in ea: dado, y no han escuchado m i voz, ni la
í £ et abieru ni posl praoitatem coráis faau seguido;
s u i , ct post B a a lim : quod didicerunt á 14 sino que se han dejado lle v a r de
patribus suis. su depravado corazon , y han ido en pos
de los ídolos; como lo aprendieron de
\ 5 Tdcircó hete dicit D om inus e x e rti- sus padres s.
tuum Deus I s r a e l: Ecce ego cibabo po- 1 5 Por la n ío , esto dice el Seiíor de
puium isfum nbsinlkio, ct poium dabo los ejércitos , el Dios de Is r a e l: lie aquí
eis aquum fe ltis . que yo á este pueblo 1c daré para comi­
16 E t dispergam eos in Gentibus, quas da agen jos4 , y para bebida agua de hiel.
non noverunl ipsi et paires eorum : et 16 Y los desparramaré por entre na­
m ittam post eos gla diu m , doñee consu­ ciones, que lio conocieron ellos ni sus
m a nfur. padres; y enviaré tras de ellos la espa«
1 7 Hacc dicit D om inus exercituum d a , hasta tanto que sean consumidos.
D eus I s r a e l: Contem plam ini, et vocate 17 Esto dice el Señor de los ejércitos,
ia m en talrices, et veniant: et ad eas el Dios de Is r a e l: Id en busca de p la ­
qaae sapientes s u n t , m ittife , et pro-■ ñideras 1 , y llam adlas que vengan lue~
perent : go t y enviad á buscar á las que son
mas diestras en hacer el duelo , y de­
cidles que se den prisa ,
i Antcá tan frondosos. nunca es contra el dogma ó doctrina ; sino
■.í Ei iiubrvo : H j p a micno.h, del ganado. que es siempre conforme á las Santas Escritu­
•'t líe dondu se i/ifiere que nada vale la au­ ras , y por eso la veneramos tamo los católi­
toridad de los padres ó m ayores, para que cos. Eph. IV. v. t i . , 14.
hayamos de abrazar un error, ó para apoyar­ 4 Cap. X X III. v. i 5 .
la ' U tradición de los Padres de la Iglesia. 5 Yéase Sepulcro.
C A P1T u i o IX. 29
t S- fe s tin é n t, et assum añl super nos 18 y comiencen luego los lamentos
lámentum: deducañt oculi nostri la c r i­ sobre n osotros: derramen lágrim as
mas , et palpebrce. riostra; dejluant aquis. nuestros ojos, y desháganse en agua
nuestros párpados;
i g Quia vox lam enlationis audita est 19 porque ya se oye una voz lam entable
de Sion : Quomodo vastati sum us el desde Sion , que dice, ¡Oh! ¡ y á qué de­
confusi vehementer? quia dereliquimus solación hemos sido reducidos! ¡y en que
terram: quoniam defecto, sunt taberna- extrem a confusion nos vemos í Abandona­
cula nostra. mos nuestra tierra nativa, porque Mues­
tras habitaciones han sido arruinadas.
a o A udite ergo m ulleres verbum D o - 20 Escuchad pues, oh rougeres de m i
m ini: et as suman ¿ aures vestrcc sermo- p a is , la palabra del Sefior, y perciban
nem oris e ju s : et docete filia s vestras bien vuestros oídos lo que os anuncian
lám entum , et unaquoeque proxim am sus labios: y enseñad á vuestras hijas,
suam p la n ctum ; y cada cual á su vecina endechas, y
canciones lúgubres:
a i quia ascendit m ors per fen estra s 2 1 pues la muerte ha subido por nues­
riostras, ingressa est domos riostras, tras ventanas 1 , se ha entrado en nues­
disperdere párvulos de f o r i s , juvenes tras casas, y ha hecho tal estrago, que
de plateis. ya no se verán niños i)i jóvenes por las
calles y plazas.
a a Loquere: Hccc dicit D om inus: E t 22 Dile pues tú Jerem ías: Asi habla
cadet morticinum h o m in is, quasi ster- el Sefior: los cadáveres humanos que­
cus super fa ciem regionis, et quasi fa s- darán tendidos por el suelo, como el
num post tergum m eten lis, et non est estiercol sobre un cam po, y como el
qui colligat. heno que tira detras de sí el segador,
sin que haya quien le recoja.
23 Hcec dicit D om in as: Non glorie- 23 Esto dice el Señor: No se glorie
tu r sapiens in sapientia s u a , et non el sabio en su saber; ni se glorie el va ­
glorietur fo r tis in fortita din e s u a , et leroso en su valentía; n i el rico se glo ­
non glorietur dives in diviiiis suis: ria en sus riquezas *:
24 sed in h o c glorietur, qui gloria tur, 24 mas el que quiera glo riarse, glo ­
scire et nosse m e , quia ego sum D om i­ ríese en conocerme y saber que yo soy
n u s > qu i fa c ió misericordiam et j u d i- el Señor, el autor de la m isericordia, y
cium , el ju stitia m in térra : hcec enim del ju icio , y de la justicia én la tierra;
placent m ih i, ait D om inus. pues estas son las cosas que me son gra ­
ta s , dice el Señor 3.
,a 5 Ecce dies v en iu n i, dicit Dom inus: 2 5 He aquí que vienen dias, dice el
et visitaba super om nem , qui circum ci- Señor, en que yo residenciaré á todos
sum habtt p rctp utium , los que están circuncidados, y á los
que no ¡o están;
26 super ¿LEgyptum , et super J u d a , 26 al lügypto, á j u d á , á la Id u m ea ,
et super E d ó m , ct super filio s A m m on, y á los hijos de A m m on, y á los de
et super Moab , e l super omnes qui a l— Moab * , y i todos aquellos que Itevan
1 Alude á los cliMdeos cuando escalaron los de ir acompañados de las obras que le agra­
muros, y despues las casas de Jerusalem , sa­ dan , como de la m isericordia, etc. Sm ellas
queando , y llevándolo lodo á sangre y fuego. la fe es como muerta.
En sentido moral se entiende la muerte del 4 S. Gerónimo y oíros Expositores , expli­
alma , que entra por los sentidos, etc. O rig. cando este texto , opinan que en las naciones
serm . I I I , in-Cniitica. vecinas y oriundas de Abráham, como los Idu-
2 I. Cor. /. 3 1.— I I . Cor. X . v. 17.~ I s . m e 05 , etc. , había también muchos que se
X X I X . v. 14. ' circuncidaban , aunque no por razón de la Ley
3 La fe pues, y el conocimiento de Dioshán de Moyses. Ni e£to era gen eral, como se ve en
3o La PROVECIA Dfi JEREMIAS.
ton s i sunt in com ám , habitantes in de­ corlado el c a b illo , habitantes del D é-
serto: quia omnes gentes habent prccpu- sierlo 1 : que si todas las naciones son
liu m , om nis autem dom us Isra el in — incircuncisas según la c a r n e , los hijos
circum cisi sunt corde, de I.'rael son incircuncisos en el co­
razon *,

C A P ÍT U L O X.

Vanidad del culto de los astros y de los ¿dolos. Solo Dios es Criador y Go­
bernador del universo: él castigará á los pecadores ; por estos ruega á
Dios el Profeta.

i S i udiie verbum , quod locutus est 1 K J id los de la casa de Israel las pa­
D om inus super vos, dom us Israel. labras que ha hablado el Señor acerca
de vosotros.
-a Ucee dicit Dom inus - J u x ta vías 2 Esto dice el S e íío r : No im itéis las
Gentium noli te discerc: el á signis c a li m alas costumbres de las naciones; n i
nolite m etuere, qutx tim ent Gentes : temáis las señales del cie lo , que temen
los g e n tile s:
3 quia leges populorum vanee sUnt: 3 porque las leyes de los pueblos v a -
quia lignum de sa l fu prcecidit opus m a - ñas son^ erróneas; visto que un escul­
ñus artifiéis in ascia. > tor corta con la segur un árbol del bos­
que, y le labra con su piano:
4 Argento et auro decoravit illu d , ¿la- l\ le adorna con plata y oro: le aco­
vis et m alleis compegil, ut non d isso l- p la y afianza con cla vo s, á golpe de
va tur. m artillo , para que no se desuna 3 :
5 In sim ilitu d inem palmee fabrícala 5 esta estatua ha salido recta é inm o­
s u n t, et non loquenlur: portata tallen— ble , corno tronco de una palm era;
t u r , quia incedere non va len t: nolite pero no habla: y la toman y la llevan
ergo timere e a , quia nec m ale possunt donde quieren; porque ella de por s í
fa ce ré nec bené. no puede moverse. No temáis pues ta«
les cosas ó íd o lo s, pues que no pueden
hacer ni mal ni bien.
.6 Non est sim ilis t u i , D om ine: ma— 6 ¡ Oh Señor, no hay nadie semejante
gnu s es. tu , et magnum nomen tuum á t i! G rande eres t ú , y grande es el
in fo rlilu d in e. poder de tu Nombre +.
7 Quis non tim ebil te y o rex gentium? 7 ¿Q u ién no le temerá & t í , oh Rey
tuum est enim decus: inter cunetas sa ­ de las naciones ? porque tuya es la glo­
pientes gentium , et- in unieersis regnis ria : entre todos los sabios de las nació*
eorum nullus est sim ilis tui. nes, y en todos los reinos no hay n in ­
guno semejante .A tí S.
8 P a riler insipientes et f a t u i proba- 8 De necios é insensatos quedarán
b u n tu r: doctrina vanitatis eorum li­ convencidos todos e llo s: el le ñ o , que
gnum est. adoran, es la prueba de su vanidad ó
insensatez.
Achior. Judiíh. X I y . v. 6. Véase Circunci­ los errores y ríe lirio? «Je los Gen?t¡iliacos, y
sión. oíros, que por tos astros quieren pronosticar
l A modo de cerquillo, esto e6 , á los ára­ si las acciones humanas scrftn buenas ó malas,
bes. Lev. X I X . v. ir¡. Véase Cabello. ele. Snp. X I I I . v. i i . —‘X J y . ver. 8.— /(.
a Rom. I I . v. a 5 . X L T .V s 7 -, -24--
3 No temáis, etc. Ó también: no adoréis. 4 Midi, y i I. v. 18 .
Véase Adorar. Se condenan aquí tácitamente 5 Apoc. xy. v. 4 *
C a p i t u l o X. 3 1

9 Argenfum involufum de T harsis 9 T i áese dé Tharsis la plata en plan­


affertur , et aurum de Ophaz: opus ar~ chas arrolladas, y el oro de Opliaz 1 :
tificiSy ei m anus eerarii: hyacinthus et ]e trabaja la mano del artífice y del
purpura indum entum eorum; opus ar- platero; es vestida luego la estatua de
tijicum universa hccc. jacinto y de p ú rp u ra: obra de artífi­
ce es tocio eso.
10 D om in us aulem D eu s verus es/: 10 Mas el Señor es el Dios verdadero:
ipse D eus vivens, el rex sem piternus, él es el Dios vivo y el Rey sempiterno.
ab indignatione ejus commovchilur ier­ Á su indignación se estremecerá la tier­
ra ; et non sustinebunt gentes commina^ ra , y no podrán las ilaciones soportar
tiontm ejus. su ceño.
i i Sic ergo dicelis eis: D ii, q u i ccelos 11 A s i , pues * , les hablaréis: Los
et terram non fe c e r u n t, pereant de tér­ dioses que no han hecho los cielos y la
rai , el de his qu a sub calo sunt. tierra pcre¿iau de sobre la faz de la
tierra , y del número de las cosas que
están debajo del cielo.
12 Q u i fá c il terram in forti/udine E l Señor es el que ron su poder
tu a , prceparat orbem in sapicntia sua, bizo la tie r r a : con su sabiduría ordenó
et prudentid suá exiendit calos. el m undo, y extendió los cielos c o u s a
inteligencia 3.
1 3 A d oocem suam dat m ultiiudíhem 1 3 Con uua sola voz reúne en el cielo
aquarum in cosía, et eleval nébulas ab una gran copia de aguas, y levanta de
txtrem ilalibus terree: fu lg u ra in p lu ­ la extremidad de la tierra las nubes *;
via m f á c i l , et educit ventura de thesau- resuelve eu llu v ia los rayo s y relám­
ris suis, pagos, y saca el viento de los repuestos
suyos 5,
1 4 S tu l tus fa e tu s est omnis homo á 14 Necio se hizo 6 todo hombre con
scientio , confusus est artifex omnis in su ciencia de los ídolos , la misma está*
sculptili: quoniam fa ls u m est quod con- tua del ídolo es la confusión de todo
J la v il, et non est spiritus in eis. a rtífice: pues 110es mas que falsedad lo
que ha form ado, un cuerpo sin alm a:
1 5 V a n a su n t, et opus risu dignum: 1 5 cosas ilusorias son , y obras dignas
in tempore visitationis suce peribunt. de risa: todas ellas perecerán al liem»
po de la visóla 7.
16 Non est his sim ilis p ars Jacob: 16 N o, no es como estas estatuas
qu i enim fo rm a v it omnia , ipse est; et aquel Señor , que es la suerte que cupo
Isra el virga luxrediialis ejus: D om inus á Jacob; pues él es el autor de todo lo
cxerciluum nomen illi. criad o , y es Israel la porciou de su he­
rencia: su nombre e s, Señor de los ejér­
citos.
»7 Congrega de térra confusionem 17 Oh tá Jerusalem que te hallarás
tu a m , quas habitas in obsidione: luego sitiada, bien puedes ya reun ir de
toda la tierra tus ídolos, e l oprobio 8
lu y o :
i8 quia hccc dicil D om inus: Ecce ego 18 pues mira lo que dice el Señor: S á -
l Eslo es , de Ophn-, Sc^un Calmet y oíros 5 Job X X X t l i l . v , aa.
Expositores es el mismo oro del rio Thisoti. 6 Según el belireo: dio muestras de ser un
Gm. I I . v. i i , — / / . Par, IX . v a i . y V llL bruto ó irracional. ^
ver. 1 8 . Ó castigo que hari Dios en Babilonia.
a Eslo diréis á los ch áld éos , que os inciten Oprobio, confusión , ignominia, abomi­
& adorar su 9 Ídolos. nación, son lodos sinónimos de ídolo. Véase
3 Cap. I I , v. i5 . Abominación.
4 Ibid. ver. iG.— Ps, C X X X I V . ver. 7.
3a L a PROFECIA BE JEREMIAS.
longe projiciam kalitaiores terree in hat bete que yo es la vez arrojare lejos loa
v ice; el iribulabo eos ita ut inoeniantur, moradores de esta tierra , y los atribu­
laré de tal manera que nadie escapará.
19 V ce m ihi super contritione mea, 19 Entonces excla m a r á s: \ Ay de m í
p essim a plaga mea. Ego autem dixi: in feliz en mi quebranto! atrocísim a es
P la ñ e hcec infirm itas mea e s lt el por­ la llaga ó cam iladad mia. Pero esta des­
tado illa m . d ich a, me digo luego á m í misma, yo
me ia he procurado, y justo es que la
padezca,
30 Tabernaculum m eum vastalum est, 20 Asolado ha sido mi p abellón ; ro ­
omnes fu n ic u li m ei dirupti s u n t, f i l ii tas todas las cuerdas que le aflamaban;
m ei exieru.nl á m e, et non subsistunl: mis hijos, hechos cautivos, se han se­
non est qui extendat ultra tenlorium parado de m í, y desaparecieron: no
m eum , et erigat pelles meas. queda ya nadie para levantar otra vez
mi pabellón , y que alce mis tiendas.
2 1 Q uia stulte egerunt p astores, et 2 1 Porque todos los pastores 1 se han
Dom inum non qutvsierunl : proptereá portado como insensatos , y no lian ido
non in/ellexerunt, et omnis grex eorum en pos del Señor: por eso les faltó in­
dispersus est. teligencia ó tin o , y ha s id o , ó va á ser
dispersada toda su grey;
22 V o x auditionis ecce venit, et com - 22 porque he aquí que ya se percibe
motio magna de ierra A q u ilo n is : ut una vo z, y un grande alboroto que vie­
ponat civil ates J uda solitud ¿nem , et ne de la parle del Septen trió n , para
habilaculum draconum. co n vertir en desiertos y en manida de
dragones las ciudades de Judá.
a 3 Scio, Domine y quia non est homi- 23 Conozco b ien , oh SeCor, que no
nis via e ju s : ncc v ir i est ut ambúlet, está en el solo querer del hombre' el di­
et dirigat gressus suos. rig ir su camino 4 ; ni es del hombre el
an d a r, ni el enderezar sus pasos.
24 C o rrip em et D o m in e, verumtamen 24 Castígam e, oh S eñ o r, pero sea se­
in ¡a d id o : el non in fu rore tu o t ne fo r ­ gún tu benigno ju icio ; y no según e l
te a d nihilum redigas me. motivo de tu fu r o r , á fin de que ño me
reduzcas á la nada 3.
2 5 Effunde indignationem tuam su­ 25 Derram a m as bien tu indignación
per gentes, quee non cognoverunt te; et sobre las naciones que te desconocen *,
super provincias, quee ñamen tuum non y sobre las provincias que no invocan
invocavcriint: quia comederunt Jacob, tu santo Nom bre; ya que ellas se han
et devoraverunt eum , el consumpserunt encarnizado contra Jacob , y le han de­
illíim , et decus ejus dissipaverunt. vorado , y han acabado con ¿ 1, y disi­
pado toda su gloria.

1 Que debían guiarme. Esto e s, los Ptinci- 3 Ps. V I. v. 1,— X X X V II, . v . 1.


pes y Sacerdotes. l\ Ps, L X X V III. v. 6 ., 7.
1 Ycase Gracia.
33

CAPÍTULO XI.

Recuerda Jeremías al pueblo la alianza con el Señor , y las maldiciones


contra sus transgresores ~á quienes intima , -vista su dureza 3 los irrevoca­
bles castigos de Dios♦Jeremías , perseguido de muerte > es imagen de
J esu -C h risto .

\ y erbum quqd fa d u m est á D om i­ 1 i alabras que d irigió el Señor 4 Je­


no ad Jerem íam , dicens: rem ías 1 , dicien d o :
a A u d ite verba p a cii hu/us , et loqui— 2 Oid las palabras de este pacto * , y
m in i ad vi ros Juda ¡ et habitatores J e ­ referidlas á los varones de Judá y á los
rusalem y habitantes de Jerusalem ;
3 et dices ad eos: líate dicil D om inus 3 y t ú , oh J erem ía s, les dirás: Esto
D eus Isra el: M a led id u s v ir > qui non dice el Señor Dios de I s r a e l: M aldito
audieril verba p a d i h u ju s , será el hombre que no escuchare 3 las
palabras de esle pacto ¡
' 4 quod prccce.pt patribus vestris > in 4 pacto que yo establecí con vuestro»
die qua e d u xi eos de Ierra A E g y p li, de padres cuando los saqué de la tierra de
fornace fe r r e a , dicens : A u d ite vocem E g y p to , de aquel horno de hierro en­
meam , el J a d íe o m n ia , qua: p raid pío cendido* , y les d ije : Escuchad mi voa
aobis, et eritis m ih i in populum f el ego y haced todo lo que os m ando, y a si
ero vobis in D eum ; vosotros seréis el pueblo m ió , y yo seré
vuestro D io s;
5 ut suscifcm juram entum , quod j u - 5 á fin de renovar y cumplir el jura­
ra v i patribus v e s tris , daturum me eis m ento que hice á vuesLros padres de
terram Jluentem la d e et m e lle , sicut darles una tierra que manase leche y
est dies hccc, E l respondí t et d ix i: m ie l, como se ve cumplido hoy día. A lo
A m e n , Dom ine. cual respondí yo J erem ía s, y dije: ¡A si
sea, oh Señor 5 !
6 E l d i x i l D om in us ad m e : V o d fc - 6 Entonces rae dijo el S e ñ o r: Predica
rare omnia verba hete in civitatibus en alta voz todas estas palabras en las
J u d a , et fo r is Jerusalem dicens : A u ­ ciudades de Judá y en las plazas de Je-
dite verba p a d i hu /u s, et f a d l e illa : rusa 1c m , diciendo : Oid las palabras de
este p acto , y observadlas 6;
7 quia contestans contestatus sum pa­ 7 porque yo he estado conjurando fuer­
ires vestros in die qua e d u x i eos de tem ente á vuestros padres desde el dia
térra s íE g y p ti, usque ad diem hanc; en que los. saqué de Egypto hasta el
m ane consurgens contestatus sum , ct presente 7 , amonestándolos y diciéndoles
d ix íi A u d íte vocem meam : continuam ente: Escuchad mi voz.
8 et non audierun tf nec inclinaverunt 8 Pero no la escucharon , ni prestaron
aurem s u a m ; sed abierunt unusquisque oídos á mí palabra : sino que cada uno
in pravílate coráis s u i m a lí; et in d u x i siguió los depravados apetitos de su roa»
super eos omnia verba p a d i hujus, lign o corazon; y descargué sobre ellos
I Y demns Profetas, én tr e lo s cuales seria 4 Esto r e , de aquella durísima esclavitud.
Jeremías por su virtud como el principal, y el 5 La palabra hebrea tiene (ambien este
que llevaría la palabra. sentid o: A si se lo diré, ó así lo ejecutare,
i Que hice con vuestro p u eb lo, el cual le ha oh Señor.
violado y roto con liaberadorado á los ídolo?, 6 Mejor que vuestros padres.
y que ahora quiero ren ovar, ¿ompadecido de 7 Deut. IV . v. a6.— X X X I I . v, i .— Josué
sus miserias. V III. v. 3 a.
3 Que no obedeciere. Véas« Escuchar.
T qm. IV. C
•34 LA PROFECIA DE JEREMIAS.
quod prcecepi ut f a t t r e n i% et non f e - todo el castigo que estaba escrito en
tcrufil, aquel pacto que les mandé guardar 1 ,
y no guardaron.
9 jE i d ix it D om inus ad m e : Inventa 9 Djjome en seguida el Señor: En los
est conjuralio in viris J u d a , et in h a - varones de Judá y en los habitantes de
bilaloribus Jerusalem . Jerusalem se ha descubierto una conju­
ración a.
10 R ev ersi sunt ad iniquilates p a - i c Ellos han vu elto á las antiguas
trum suom m p r io r e s, qui noluerunt maldades de sus padres; los cuales no
audire verba m e a : ei h i ergo abierunt quisieron obedecer ruis palabras: tam­
post déos alíen os, ut servirent eis: ir- bién estos lian ido como aquellos en pos
rilum fecerun t dom us Israel et domus de los dioses ágenos para adorarlos; y
J u d a pacfum m eum , quod pepigi cum la casa de Israel y la casa de Judá que­
patribus eorum. brantaron mí alianza , la a lia n za que
contrage yo con sus padres.
n Quam ob rem hccc dicit Dom inusr 11 P or lo cual esto dice el S e ñ o r: He
Ecce ego inducam super eos m u ía , de aquí que yo descargaré sobre ellos ca­
quibus exire non p o leru n t: et clam a- lamidades , de que no podrán librarse; y
mabunf. ad m e , et non exaudiam eos. clam arán á m í, mas yo no los escucharé.
xa E t ibuni civil ates J u d a , el habi- 12 Con eso las ciudades de Judá y los
talares J er u sa le m , et clam abunl ad habitantes de Jerusalem irán y clam a­
déos , quibus liban! , et non ’salvabunt rán enlonces á los dioses á quienes ofre­
eos in tempore afflictionis eorum, cen libaciones, y estos no los salvarán
en el tiempo de la aflicción,
1 3 Secundum numerum enim civita- j 3 Porque sabido es que tus dioses,
tum lu a ru m , eran/, d ii tu i J u d a , et se- oh J u d á , eran tantos como tus ciuda­
tunditm num erum viarum Jerusalem , des3, y que ( ú ,o li Jerusalem , erigiste
p osuisti aras co n fu sio n is, aras ad li~ en todas tus calles altares de ignom i­
bandum B a a lim . nia 4 , altares para ofrecer sacrificios á
los ídolos.
1 4 T u ergo n o li orare pro populo hoc, 1 4 Ahora pues no tienes tú que ro­
et ne assum as pro eis laudem et ora- gar por este p ueblo, ni te empeñes en
tionem : quia non exaudiam in tempore dirigirm e oraciones y súplicas á favor
clam oris eorum ad m e , in tempore a f­ de ello s: porque yo no he de escuchar­
flictio n is eorum. los cuando clam en á m í cu el trauce de
su aflicción 5.
1 5 Q uid tst quod dilectus meus in 1 5 ¿Cómo es que ese pueblo, que era
domo mea fe c it scelera m ulla ? nun- m i pueblo q u erid o , ha cometido tantas
quid carnes sanctcc auferent á te ma~ maldades ó sacrilegios en mi m ism a
Jiiias lú a s, in quibus gloríala e s? casa? ¿Acaso las carnes sacrificadas de
Jas v íctim a s, oh pueblo in sen sato, te
han de purificar de tus m aldades, de
las cuales has hecho alarde ?
16 Olivam uherem , p u lch ra m , f r u - í6 E l Señor te dió el nombre de o li­
ttife ra m , speciosam , vocavit D om inus vo fé r t il, bello , fru ctífe ro , am eno;
nomen tuum : ad vocem loquelet, gran­ m as despues á la voz de una palabra
á is tx a r s it ignis in e a , et combusta suya prendió en el olivo un gran fuego,
sunt fr u le la ejus. y quédaron abrasadas todas sus ramas.

l Det/t. X X VIH . 3 Antes cap. J I- v .v S .


aEsto c b , u p abandono de la Ley del Señor, i Anles cnp. X .v . 17.— ///.*'. 0^.
premeditado; no efecto de Fragilidad, tino de 5 Anles cap, VIL v. 16.— Xlf^- v. 11.
aversión voluntaria de Dio».
CA P iT tu o XI. 35
i j 'Et D om inus exercituum qui plan - 17 Y el Señor de los ejércitos que t*
favit f e , locu/us est super le m aium p lan tó, decretó calamidades contra t í,
pro m a lis, domus Isra el el domitft J a ­ á causa de las maldades que la casa de
d a , qu<c fecerun t sib i ad irritandum Israel y la casa de Judá ú Jacob co­
m e , libantes S a a lim . metieron para irritarm e, sacrilicando á
los ídolos.
1 8 T u autem , D o m in e, dem onstra- 18 Mas tú , oh S e ñ o r, me lo hiciste
ati m ih i, et cognovi: tune os/endisti v e r , y lo con ocí: tú me mostraste en­
m ih i slu d ia eorum . tonces sus depravados designios.
i g Et. ego qunsi agnus m ansuetus, ig Y yo era como un manso cordero,
qui portatur ad victim am ; el non co­ que es llevado al sacrificio 1 ; y no ha­
gnovi quia cogilaverunl super me con- bía advertido que ellos habían maqui­
s it i a , d icen tcs: M illa m us tignum in nado contra m í, diciendo: Ea , démosle
panem e ju s , el erudam us eum de térra el leño en lugar de pan 3 , y exterm i­
viventium , el nomen ejus non memore- némosle de la tierra de los vivientes; j
tur am plias. no quede ya rnas memoria de su nombre.
ao T u a u tem , Dom ine S a ba o fh, qui 20 P e r o t ú , o h S e ñ o r d e lo s e jé r c it o s ,
ju d ica s j u s t e , el probas renes et corda, q u e ju z g a s con ju s t ic ia , y e s c u d r iñ a s !o»
videam uitionem tuam e x eis: tibí enim c o ra z o n e s y los a fe c t o s , tú h a rá s q u e y o
revclavi causam meom. t e v ea to m a r v e n g a n z a de e llo s ; p u e sto
q u e en tu s m a n o s p u se m í c a u sa .
3 1 Proptereá htte dicit D om in us ad 2 1 Por tanto asi habla el Señor á lo#
i tiros A nathoth, qu i qinzrunt anim am habitantes de A u a lh o th , que sien tan
tu a m , et dicunt: Non prophclabis in contra tu vid a, y le dicen: No profeti­
nomine D o m in i, et non m orieris in ces en el nombre del S e ñ o r, si no quie­
man ibus nostris. res morir á nuestras manos.
a a Proptereá fiare dicit D om inus exer- 22 He a q u í, pues, lo q u e dice el Se­
é ilu u m : Ecc.e ego visitaba super eos: ñor de los e jé rcilo s: Sahete que yo los
ju v en es m orienlur in gladio, f i t a eorum castigaré: al tilo de la espada m orirán
4t filia: eorum m orienlur in fa m e . sus jóvenes, y sus hijos é hijas perece­
rán de hambre;
23 E l reliquia non erun l e x eis: in - sin que quede reliquia alguna de
ducam enim ma/um super viras A n a — ellos: porque yo descargaré desdichas
t/ioth , annum visitationis eorum. sobre los habitantes de A nalliolh , cuan ­
do llegue el tiempo de que sean resi­
denciados.

i Los Padres Je la Iglesia han creído siem ­ grinnba. Solian hacer en m edio un agujero y
p re que Jerem ías, asemejado i un manso , ó pas¡ir un basion por e l , para llevarle asi en e l
inocente cordero, com o traducen los A’, lenta , hom bro : cerem onia que se Inicia al desterrar
era figura del Cordero de Dios: de aquel i alguno. Otros traducen : lúhémash- el litio
C ordero in m acu lad o, representado por el d el relleno en stt pon, Ó , démoste et leño , es­
Cordero P a scu a l, y por el que se ofrecía m a­ ta et, , t-I ¡>ntit)>tlo , en hipar depan, Lo frase
ñana y tarde en el Tem plo, ¿¡tgn/nos la re ¡fia y hebrea 'I c rtS n y y n J T rW J uaschjitha je ts
d ice S . Cerónim o , de que todos fax Profetas , befajema , puede traducirse : démoste en co­
en la mayor parte de las cnsax que hacían , mida , ó á com er, el trnn de In corrupción, ó
tran fgnra de Jesu-Chrisio. /.«. L U I. v. 7. de l.i muerte ; ó el hñn que corrompe, ó ma­
a Quizá esta expresión está tomada del uso ta. Las Setenta al traducir em ha llámen (,mitin•
aaliguo d e llevar un pao grande e l que pere* m u s j , leyeron qui2¿, nafchicha.
36 L a PROFECIA DE JEREMIAS.

C A P ÍT U L O X II.

Se lamenta Jeremías} viendo que prosperaban los impíos y los hipócritas:


le manifiesta el Señor el desgraciado finque tendrán , como también las
aflicciones que le esperan á él y d Jerusalem: el restablecimiento de
esta ciudad y y la ruina total de otros pueblos.

T
i J u stu s quidem tu es , D o m in e , s i i V erdaderam entc, S eííor, conozco
d isputem fecu m : veru m ta m en ju sta lo- que tú eres ju sto , auuque yo ose pedir­
q unr ad te: Q uare vía im p io ru m p ro - te la razón de algunas cosas *, A pesar
sp e r a tu r : bene est óm nibus qu i p r a v a - de eso yo le diré uua queja raia a l pa­
ric a n lu r el iniqué agunt? recer justa *. ¿ P o r qué m olivo á los
•im píos todo les sale prósperam ente, y
lo pasan bien lodos los que prevarican
y obran mal ?
a P la n ta sti eos, et radiccm m iseruni: a T ú los plantaste en el m u n d o , y
profitiu.n1, et fa ciu n t fr u c lu m : prope es ellos echaron hondas raíces: van me­
tu o rí eorum , et longé á renibus eorum. drando y fructifican. Te tienen m ucho
en sus la b io s, pero m u y lejos de su
coraron 3.
3 JEt tu , D o m in e , nosti me , uidisii 3 E n c u a n to & m í , oh S e ñ o r , t ú m e
m e , et probasti cor meum fe cu m : con­ co n o ces b ie n , m e h as v is t o , y h as e x p e ­
grega eos qu asi gregem ad victim am , rim e n ta d o cjué ta l es m i corazon p a ra
et sanctifica eos in die occisionis. c o n tig o . R c ú u c jo s c o m o reb a ñ o p ara e l
s a c r ific io , y d e s tín a lo s á p a rte p ara e l
d ia de la m o r ta n d a d .
4 íísquequo lugebii térra , et h e ría o - 4 ¿H asta cuando ha de llo ra r la tier­
m nis regionis sicca b ilu r, propter m a lí- r a , y secarse la yerba en toda la región
liam habitantium in ea? consum ptum por la m alicia de sus habitantes*? Han
est an im al ct volucre, quoniam d ix e - - perecido para ellos las bestias y las
runt: Non videbit novissim a nostra. ave9 S, porque d ijero n : No verá el Se­
ñor nuestro fin.
5 S i cum peditibus currens laboras/i ,■ 5 Si l ú , (responde e l Señor) corrien­
quomodo contendere poteris cum equis? do con gente de á pie , te (aligaste, ¿ có­
eüm autem in ierra pacis securus fu e - mo podrás apostarlas coji los que van á
risy quid fa c ie s in superbia Jordanis? caballo ? Y sí no lias estado sin miedo
en una tierra de paz, ¿ qué harás en me­
dio de la soberbia de los moradores del
Jordán 6 ?
6 Nam et f t a i r e s t u i , et dom us p a - 6 Y puC 9 t u s m i s m o s h e r m a n o s y la
tris tu i etiam ip si pugnaverunt adver- c asa d e t u p a d r e te h a n h e c h o g u e r r a ,

l ó p r o p o n e rte m iicd ificu ltad es. ■hacer lo me no 9 , no puede lo mas. No da el


' a Semejante m o d o d e pedir á D íob la inteli­ Señor respuesta á lus razones que había alega­
g e n c ia de algunas cosas , se ve en David y en do Jeremías; sino que, considerándolas por do
otros Profetas. Ps. L X X J I. t>. 5. —*Joh X X I . nim>ima importancia , viene á d ecirle: „ Si y a
í>. — Htibac. I. v. i3 . « no puedes sobrellevar los agravios é insultos
3 Matih. X V . y. 8. « d e tus conciudadanos de Anallioih , ¿cóm o
A De esta esterilidad y hambre se ta b la en el « harás frente á los Reyes y Principes de Jeru-
cap. V IH . v. l i . y X IV . v. 4 - « salem , que se levantarán contra ti por cau-
5 Alimento de los hombres. « sa de tus profecías?” Tal es el sentido que
<6 Frases para deuotar que e l que do puede dan á este ic&lo casi lodos los Expositores.
Capitulo XI I . 3?
surtí te, ct clartiaverunt post te plena y gritado altam ente cühlra t i , no te
voce: ne credos eis ciim locuti fu er in t fies de e llo s , aun cuando te hablen
U b i bona. con amor.
7 R eliq u i domum m eam , d i m is i h a - 7 P ara castigarlos, dice el S eñ o r,
redifatem m eam: dedi dilectam a n i- he desamparado mi casa ó templo t he
m am meam in m anu inim icorum ejus. abandonado mi heredad: lie entregado
la que era las delicias de m i alm a en
manos de sus enemigos.
8 Facta est m ih i hocreditas mea qua- 8 Mi heredad , m i pueblo escogido, se
s i leo in s ilv a : dedil contra m e vocefn, ha vuelto para rní romo ún león entre
ideo odivi eam. .breñas: ha levantado*, la voz blasfem an­
do contra m í: por eso la he aborrecido.
9 N unquid a vis discolor herr editas 9 ¿ Es acaso para raí la heredad mía
mea m ih i? nunquid a vis tinelo per alguna cosa exquisita, como ave de va­
1otum ? v en ile, congregamini omnes be­ rios colores? ¿es ella como el ave toda
stia: terree , profiérate ad devorandurrt. matizada de colores *? E a , venid bes­
tias todas de la tie rra , corred á de­
vorarla.
10 Pastores m u í ti d em olití sunt v i- 10 Muchos pastores han talado mi v i­
rteam m e a m , conculcaverunt partem ñ a , han hollado mí heredad , han con­
•fricnm : dederunt portionem meam de- vertido roí deliciosa posesionen un p u -
siderabitémi in desertum solitudínis, -ro desierto.
- 11 ' Posuerunt eam in dissipationem , 11 A so láro n la, y ella v u e lv e . hácia
íu xitqu e super me: desolatione desolata m í sus llorosos o jo s: está horrorosa­
r s i om nis ie r r a , quia n u llu s est qui mente desolada toda la tierra de J u d á ;
recogitet cor de. porque no hay nadie que reflexione en
Su corazon.
- 12 Super omnes vias deserti venerunl , l a Por todos los caminos del desierto
nastatores, quia g ladius D o m in i devo­ han venido los salteadores: porque la
raba rib extrem ó terree usque ad e x ­ espada del Señor ha de atravesar des­
i r emum e ju s: non est p a x universa trozando de un cabo á otro de la tier­
carni. r a : no habrá pas para ningún vivien te.
1 3 Scminaverunt triticum , et spinas i 3 Sembraron trig o , y segaron espi­
messuerunt: hcereditatem acceperuntt n as:.h an adquirido una heredad , mas
el non eis- proderit: confundcmini a no les traerá provecho alguno: con fu n ­
fruelibus vestris , propter iram furoris didos quedaréis, írustrada la esperanza
■Domini. • de vuestros frutos por la tremenda ira
del Señor.
1 4 J la c dicit D om in us advrrsum o - i 4 Mas esto dice el Señor contra to­
m nes oicinos meos pessim os, qu i tan- dos mis pésimos vecinos ó naciones ene-
g u n l hacreditaferti, quam distrib uí po­ m ig a s que se enlrem eten y u su rp a n la
pulo meo Is ra e l: Ecce ‘ego evellam eos heredad que yo distribuí d mí pueblo
de ttrra. süá et domum 'Juda evellam de Israel : Sabed que yo los arrancaré á
de medio eorurti', '- ' i ■>■ , ellos de su tie r ra , y sacaré de en me­
• •r ¡• ■ dio de ellos la casa de Judá a.
■i5 U t cum evulsero eos, convertar, et i5 Mas despues que los habré extirpa­
mtserebor eorum; et reducam eos, vi* do, me aplacare y tendré misericordia de

1 Quizá alude al pavo real, ú ¿otras aves !tocos anos despucB de la ruina de Jerusalem,
herm osas, que e n t r e varias cosas preciosas ha- ucron.vencidos pór Nabucbódonosor, y lleva­
hian traído de Opbir ó Tarsis á Judea las no­ dos cautivos á la otra parte del F-uplirate*.
ves enviadas por Salomón. II . /inr. IX . v. 1 1 . Véase c. X X f ' l l . 3 . al 8.— X U X , v . í>.
2 h o s a m ra o n íta s , in o u b ita s , y los id u m e o 6 ,
Tom. IV . C 3
38 L* PROFECIA. DE JEREMIAS,
rum ad hcereditatem suam , et virum ello s, y los restableceré i cada cual en
in terram suam. su heredad, \á cada uno en su tierra
16 E 1 erit: s i erud ifi didicerini vias 16 Y si ellos, escarm entados, apren­
populi m e it ut ju ren t in nomine meo: dieren la Ley del pueblo m ío, de ma­
y w it D o m in u s, sicüt doctierunl popu— nera que sus juram entos los hagan en
tum meum ju ra re in B a a ¡ } adifica- m i n om b re, d icien d o : V ive el Señor;
buniur in medio populi mei. asi como enseñaron ellos á m i pueblo &
ju rar por B.ial; entonces yo los estable­
ceré eíi. medio de m i pueblo.
17 Q uod s i non a udierint, evellam -17 Pero si lueren in dóriles, arrancaré
gentcm illa m evulsione et ptrditione, de raíz aquella g e n te , y la exterminaré,,
ait D om inus, dice el Seuor.

C A P ÍT U L O X III.

E l ciñ'gído ó faja de Jeremías ^es una figura con que el Señor represénten
á Jerusalem abandonada de D ios : la exhorta á la penitencia , y la amena­
za con la total ruina.

, H « c dicit D om in us ad me: F~ader i E l Señor me habló de esta mane­


et posside tibi tum bare lin eu m , et pa­ ra : V é .y cómprate una faja de lin o , y
nes illu d super ¡tumbos tuos el in .cíñete con e lla , y no dejes que loque
aquam non inferes illu d . el agua *.
a E l possedi tumbare ju x t a verbum .2 Compré pues la fa ja , según la <5r -
D o m in i, et posui circo tumbos meas* den del Señ or, y me la .ceñí a l cuerpo
por la cintura.
3 E l fa c tu s est sermo D o m in i ad me, 3 Y hablóme de nuevo e l S eñ o r, di­
secundoy dicens: ciendo: '
4 Tolle tumbare, quod pos$edisti\quod 4 Q uítate la faja-que compraste y tie ­
est circo tumbos tu o s, et- surger>s vade nes ceñida sobre Jos lomos, y m archa,
ad E uphratem , et- absconde ibi illu d in y ve al E u p h rates, y escóndela a llí e a
fo ra m in e petrcc. el agujero de una peña.
5 E t o b iif ei abscondi illu d in E u - 5 Marché pues, y la escondí junto al
phrate, sicut praceperat m ilii D om in us. E u p h rates, como el Seuor me lo había
ordenado; - 1
6 E t fa c lu m est post dies plurim os, 6 Pasados muchos dias, díjom e el Se­
d ix i i D om inus ad me: Surge, vade ad ñ o r: Anda y vé al E u p h rates, y toma
Euphratem ; et tolle inde tum baré, quod la laja .que yo te mandé que escondie­
prascepi Ubi ut absconderes illu d ibi. ras a llí.
7 E l abii ad E u p h ra tem , et f o d i , el 7 F u i pues al E u p h ra te s, y a b rí el
iu ti tumbare de loco, ubi absconderam agu jero , y saqué la faja-del lugar en
illu d ; et ecce computruerat tumbare, que la había .escondido , y h allé que es­
ita ut nutti u s u i aptum esset. taba ya podrida, de suerte que no era
ú til para uso alguno.

' ! También se anuncia aquí la yocacioo ó cintura. En esta ropa de poco precio figuró el
reunión de los gentiles en la Iglesia de Jesu- Profeta al pueblo de Israel. Véase Profeta.
Christo. Los Setenta traducen Ttepil'v/i.'jt pernóma. El
• a Propiamente no era faja ó ceñidor, sino lienzo hubia de ser sin bkmquear ó lavar, esto
«orno una especie de t'aldctasó faldillas: que e s , crudo , rústico y grosero; como figura del
por eso d ic e S , Gerónimo f i n Osea; ptrem.) pueblo de Israel, cuando el Señor le escogió
que era vestido m ogeril, e l cual se cenia en la para pueblo predilecto.
C apitu o XIII. 39
í 'Et fa ctu m est verbum D o m in i ad 8 Entonces me hablrf el Seítor, di»
jne, dicens: ciendo :
<j Hacc dicit Dom inus •' Sie putrescere 9 Esto dice el S e ñ o r: Asi haré yo que
fa cia m superbiarn J u d a , et superbiam se pudra la soberbia de J u d á , y el gran*
Jerusalem multam i de orgu llo de Jerusalem.
1 0 p opulum is tu m p e s s im u m , q u i no - 10 Esta pésima gen te, que no quiere
lu n t a u d ite ver bu m e a , et am bular/l in o ír ruis palabras , y prosigue con su de­
p ra v ita te coráis s u i : abieruntque post pravado corazon, y se ha ido en pos
déos alíenos u t servírent e is, et a d o ra - de los dioses ágenos para servirles y
r e n t e o s; et e ru n t sícul tum b a re istu d , a d o ra rlo s, vendrá á ser como esa laja,
quod n u lli u s u i aplum est. que para nada es huena.
11 S icu t enim adttceret lum bare ad 11 Y eso que al modo que una faja se
tumbos viri, sic agglutinavi m ihi omnem aprieta á la cintura del hombre ; asi ha­
dom um Isra e l, et omnem domum J u ­ bía yo unido estrechamente con m igo,
da , dicit D om inus: ut essent m ih i in .dice el Sefior, á toda la casa de Israel
p o p u lu m , et in n o m en , et in laudem } y A toda la casa de Ju d á, para que fuesen
«t in gloriam ; el non audierunt, el pueblo m ío, y para ser yo a llí cono­
cid o , y alabado, y glorificado; y e llo s,
á p esa r de eso, no quisieron escucharme.
i a D ices ergo a d eos serm onem istum: 12 P or tanto les dirás estas palabras;
Ucee dicit D om inus D eus Israel: 0 - Esto dice el Seííor Dios de Israel .'Todas
m n is laguncula im plebiiur vino. E t d i- las vasijas serán llenadas de v in o : Y
cent a d te: N unquid ig n o ra m u s quia ellos te responderán: ¿Acaso no sabemos
Omnis laguncula im plebiiur vino ? que en años abundantes se llenan de yiuo
todos las vasos?
1 3 E t dices ad eos: ffcec dicit D om i­ 1 3 Y tú entonces les dirás: Asi habla
nas : Ecce ego implebo omnes habitat o - el Señor: Pues m irad, yo llenaré de
res, terree h u /u s, el reges qui sedent de em briaguez 1 á todos los habitantes de
stirpe D avid super thronum e ju s , et esta tierra, y á los reyes de la estirpe
sacerdotes, el p rophetas, et omnes ha- de David , que están sentados sobre su
bitalores Jerusalem ebrietate; so lio , y á los sacerdotes y p rofetas, y
& todos los moradores de Jerusalem ;
1 4 et dispergam eos virum a fr a tr e 14 y los desparramaré entre las na­
SUo, et paires et filio s pariter , ait D o - ciones , dice el S e ñ o r, separando el her­
m in u s : non parcam , el non concedam: mano de su herm an o, y los padres de
heque miserebor u t non disperdam eos. sus hijos: no perdonaré ni me aplacaré,
ni me moveré á compasión para dejar
de destruirlos.
1 5 A u d ite , él auríbus percipite. N oli- 1 5 O id , p u e s , y escuchad con aten­
te elevar i , quia D om in us locutus est, ción : no queráis ensoberbeceros con­
fian d o en vuestras fu e r z a s , porque el
Señor es quien ba hablado.
16 D ate Dom ino Deo vesfro gloriam 16 A l contrario dad gloria al Señor
antequam eontenebrescat, et aniequom Dios v u estro , arrepentios antes que ven­
offendant pedes vestri ad montes caligi­ gan las tinieblas de la tribulación, y
nosos: ex.pectabif.is lu ccm , el ponet eam antes que tropiecen vuestros pies en
in um bram m o r tis , et in caliginem. montes cubiertos de espesas nieblas * :
entonces esperaréis la lu&, y la trocará
el Señor en sombra de m u e rte , y e»
oscuridad.
t Con el vino de mi cólera. Is, XIX> v.'iL. "í En loa montes nebulosos y sombrío» de la
V m sí Embriagar. Cbildea.
C i
4« La p h o f e c ia DE JEHEMIAS.
17 ?l0c non o u d icrilis, ín ab - 17 Que si no obedeciereis en e sto ,
Scóndilo plorabit anim a mea á facia llorará! mi alma en secreto, al ver vu es-
stiperbia: : ploran s p lorabit, el dcdurel Ira soberbia: llorará am argam ente, y
acnlus meus lacrym am , quia coptus mis ojos derram arán arroyos, de lágri­
est grex Dom ini. mas , por haber sitio cautivada la grey
del Señor 1. .
18 D ic regi, et dom inatrici: H u m i- tS Di al Rey y á la Reina *: H um i­
lia m in i, sedete: quoriiam descendit de lla o s , sentaos eu el suelo , p o n e o s d e lu ­
capite vestro corona glorice veslrcr, to : porque se is cae ya de la cabeza la
corona de vuestra gloria.
ig C ivitates A u s tr i clausae su n i, et 19 Las ciudades del Mediodía están
non est q u ia p e ria t: transíala est omnis cerradas, sin que haya un habitante
J uda iransm igralione perfecta. que las abra : toda la tribu de Judá ha
sido conducida fuera' de su tierra y ha
sido general la trasmigración 3.
a o L e vale ocu7os ves lr o s , el videle qut ao Levantad los ojos y mirad , oh vos­
venilis ab A quilone: ubi est grex qu i otros que venís del lado del Septentrión*:
datus est tib it pecas inclylum tuum.? ¿ E n dónde está ( diréis d Jeru salem )
aquella grey que se te encom endó,
aquel tu esclarecido rebano?
a 1 Q uid dices cum visitaverit te ? tu 21 ¿ Qué dirás cuando D ios te llama-*
enim docuisti eos adversum f e ; el e ru - rá á, ser residenciada? puesto que tú
d isi i in capot tuum : nunquid non do­ amaestraste contra tí á las enem igos, y
lores appreh'endenl t e , quasi m ulicrem los instruiste para tu perdición. ¡Cómo
par lurienlem ? no le han de asaltar dolores, semejantes
á los de una m uger que está de parto!
a a Quod s i d ixeris in cor de luo: Q ua- 33 Que si dijeres en tu corazon : ¿ P or­
re venerunt m ik i Hete ? Propter mu 11i- que me han acontecido á m í tales cosas ?
tudinem iniquitatis tute reveíala sunt Sábele que por la muchedumbre de tus
vereeundiora tu a , pollutce sunt plantee virios han quedado descubiertas lus v e r­
tua'. güenzas , y manchadas tus plantas.
2 3 S i m utare potest atthiops pellem a 3 Si el negro ethiope puede m udar
s u a m , a u t p a r d u s va riel ates s ita s ; et su piel, ó el leopardo sus varias man­
vos po/erilis benefacere, cum d idiccrilis chas, podréis también vosotros obrar
m a lu m . b ien , drspues de avezados al mal
2 \ É l disseminabo eos quasi slipulam , 24 Y por eso (dice el Señor}: Y o los
quds vento raplatur in deserto. desparramaré 6, como paja menuda que
el viento arrebata al Desierto.
a 5 fíe te sors lú a , parsque m ensura: a 5 T al es la suerte que te espera,
tuce á m e , dicit D o m in u s , quia oblila oh J eru sa lem , y la porcion o paga que
es m ei f el canfisa es in m endacio. de mí recibirás, dice el S e ñ o r, por ha­
berte olvidado de m í , y apojádote en
la m entira;

I Thren. I. v. 1. cia de Dios. Porque la costumbre de pecar so


1 IV . R'S. X X T K v. 8 ., i 5 . hace ya como una naturaleza. De la voluntad
3 Al país de la Cháldea. petversn viene la inclinación, de la inclinación
4 Muchos traducen, apoyados en S. Geróni­ la costumbre ,y de la costumbre, no reprimi­
mo s Miradá las que, vienen del Mediodía, es­ da , viene la necesidad. S. Áugust. Conjes.
to e s , á los ch&ldcos, Pero puede larahíen en­ VJIJ. cap. 5 . Véase lo que dijo Jesu-Christo
tenderse de los judíos que habitaban hácia el Matth. X IX . v. 16.
Mediodía. El h eb reo : ved los que vienen. G Esto e s , ¿ ios de mi pueblo.
5 Se necesita esto aces un milagro de la gra-
C a p i t u l o XI Y. 4 t
36 Unde et ego nu davi fem ora tua 26 por lo cual yo mismo manifesté lu*
contra faciem tu a m , et apparuil igno­ deshonestidades delante de tu cará 1 ; y.
minia tua , se hizo pateule tu ignom inia,
27 adtilteria t u a , et hinnitus tuus, 27 tus adulterios , y tu furiosa con­
scelus fornica!ionis tuce: super cotíes in cupiscencia, en fin , la im pía for»¡ración
agro vi d i abomina! iones lúas. V ct Ubi ó idolatría tuya. En el campo y sobre
Jerusalem , non m undaberis post me: las co lin a s, vi yo tus abom inaciones3.
XisquequQ adh'uc? ¡Desdichada Jerusalem ! ¿ Y aun 'no
querrás purificarle siguiéndome á tn{
invariablemente ? ¿ Ila s la cuando aguar­
das á hacerlo?

C A P ÍT U L O X IV .

Jeremías predice al pueblo una gran sequedad f carestía : no escucha el S e ­


ñor los ruegos del Profeta , tú los sacrificios del pueblo. Con todo eso , Je­
remías no cesa de implorar la Divina misericordia,

t \ J u o d fa ctu m est verbum D o m in i 1 L alabras que habló el Seííor. & J i ­


ad Jerem iam de sermonibus sicci/otis. mias sobre el suceso de la sequedad *V
a L u x it Ju d cta , et porta: ejus cor rué- a La Judeá está cubierta de luto; y
r u n t, et obscuratoc sunt in ierra , ei sus puertas destruidas y derribadas por
clamor Jerusalem ascendit> el suelo 4 , y Jerusalem alza el g rito
hasta el cielo.
3 Ma/ores m iserunt m inores suos ad 3 Los amos envían á sus criados por
aquam : veneruni ad haurientfum , non agua : van estos i sacarla , y no |a en ­
invenerúnt aquam , rrportaverunt vasa cuentran j y se vuelven con sus vasijas
sua vacua : cónfusi sunt et o fflic li, et v a cía s, confusos y afligidos , -y cubiertas
operuerunt capitn sua. sus cabezas en señal de dolor.
4 Propter terree v a stitaiem , quia non 4 A causa de la esterilidad de la tie r­
oenit pluvia in terram , confus i sunt ra por haberle faltado la llu v ia , los la­
agrícola: , operuerunt capita sua. bradores,.abatidos , cubren sus cabezas:
5 N am el cerva in agro p ip e r ít, el 5 pues hasta la cie rv a , despues de h a­
re liq u it, quia non erat herba. ber parido en el campo 5, abandona la
cria por falla de yerba ,
6 "El onagri st'eternnl in rupibus; ira- 6 y los asnos bravios se ponen encima
xeru n t ventum quasi dracones , defcce- de los riscos, atraen á sí la fre sc u ra d tl
runi oculi eorum , quia non erat herba. aíre 6 , como hacen los dragones; y b»
desfallecido la lu í de sus ojos 7 , por no
haber yerba con que a lim entarse.
7 S i iniqui/ates nostra: responderint 7 Aunque nuestras maldades dan tes­
nobis, Domine , fa c propter nomen tim onio contra nosotros, tú , oh Señor-,

1 Dejándote desnuda , cual vil esclava. Tén­ 4 Eslo e s . los tribunales ó a semble as. Pcgnu
gase, presente que los repelidos pecados de el hebreo : se despoblaron. Los Setenta tradu­
idolatría en que caía el pueblo, se Henifican en jeron : Eksv'júOyííow ekcnóthesan, quedaron
la Escritura con los nombres de Jomicacion, vacias.
fídnlu-rin, estupro, amor torpe , etc. Ezech. 5 A pesar del mucho amor á sus liijo.c.
X V I - , etc. Vcase Fornicación. G Abriendo y ensanchando sus narices, para
2 Ó altares de los ídolos. templar la sed.
_3 Creen algunos que esta seqúfa sucedió en 7 Efecto de la hambre y de la sed. 7. R<g.
tiempo de S ed ecío s: oíros opinan que fué en X I y . v. 2 7 . El asno montes tiene la >ista
tiempo del sitio de Jerusalem. muy vigorosa.
42 La PROFECIA DB JEREM IAS,
tuum ; quoniam m u lta sunt aversiones m íranos con piedad por a m o r de ttt
Mostree, tib í pcccavim us. santo N om bre: pues nuestras rebeldías
son m uebas, y hemos pecado gravisim a-
mente contra tí.
8 E xpectaiio Is r a e l, salvator ejus in 8 Oh esperanza de I s r a e l, y Salvador
tempore fribulaf ionis ; quare y/¿as i co- suyo en tiem po de trib u la c ió n , ¿po r
lon us ju fu r u s es in Ierra., 'el quasi via- qué bas de estar en esta tierra tuya co­
to r declinans ad rhanendum ? ma un extraugero , y como un cam inan­
te que solo se detiene para pasar la
noche ?
9 Q uare fu lu r u s es velut vir vagus, 9 ¿ Por qué has de ser para tu pueblo
Ut fo r tis qui non pofest. salvare? tu au­ como un hombre que va divagando, ó
tem in nobis e s , D o m in e , et nomen como un campeón sin fuerzas para sal­
tuum invacafum est super n o s , ne de- v a r ? E llo e s , oh S e ñ o r, que tú h a b i-
relinquas nos. * tas entre nosotros 1 , y nosotros lleva*
mos el nombre de pueblo tuyo: no uos
abandones pues.
10 Hcec dicit D om inus populo huict 10 Esto dice el Señor á ese pueblo
tjui d ile x it movere pedes su o s, et non que tanto gusta tener siempre en mo­
q u ie v it, ti Domino' non p lacu il: Nunc vim iento los pies 1 , y no sosiega, y ha
recordabitur iniquitafum e o r u m e t v i- desagradado á Dios : Ahora se acordará
¿itabit pcccafa eorum. 1 e l Señor de sus m aldades, y tomará re­
sidencia de sus pecados.
í i E t d ix it D om inus a d m e : N o li 11 Y díjom e el Señor: No tienes que.
orare pro populo isto in honum, rogar que haga bien á ese pueblo 3.
i a Citm jrju n a v e rih i, non exaudiam 12 Cuajido ayunaren, 110 atenderé á sus
preces eorum ; et s i obtulerint holocau- oraciones, y sí ofrecieren holocauslos y
íorriafa, et victim as, non suséipiam ea: víctim a s, no los aceptaré ; sino que los
quoniam g la d io , et fa m e et peste con- he de consum ir con la espada t con la
£UTtiam eos. h am bre, y con la peste.
13 E t d ix i: A t a , a , D om ine D eus: 1 3 Entonces dije yo: ¡ A h ! ¡ ah ! S e-
propheter dicunt eis: Non videbitis gla- fior Dios mió ¡ A h * ! que los profetas
d iu m , et fa m e s non eril in vobis, sed les dicen : No fe m á is ; no veréis vos­
pácem veram dúbit vobis in loco isto. , otros la espada enemiga ; ni habrá ham ­
bre entre vosotros: antes bien os conce­
derá el Señor un a paz verdadera en es­
te lu gar.
E t d ix it D om inus ad me: F a lso 14 Y díjom e el Señor: Falsam ente va ­
prophetas oalicinantur in nomine meo: ticinan en mi nom bre esos profetas 3 *
non m isi e o s , et non p ra cepi e i s , ñe­ yo no los he enviado , ni dado orden a l­
que locutus sum ad eos: visionem m tn - g u n a , n i les he hablado: os venden
dacem , et divinationem , et fr a u d u le n - por profecías visiones falsas , y adivina­
tiam , et seductionem cordis s u i prophe- ciones, é im posturas, y las ilusiones de
tant vobis. su corazon.

I Palabras son estas que la Iglesia aplica con Este p ecad o, dice S. Gerónimo , es la impeni­
mucha propiedad á la presencia de Jesu-Cbris- tencia final. Es una necedad creer que perma­
lo en nuestros templos, neciendo en nuestros pecados , podamos redi­
a Pitia ir de un ídolo á otro, mirnos con votos , ó sacrificios : si pensamos
3 Antes cap. V il. v. jf i.— X I. v. 1 4 . El asi , Jujeemos d Dios injusto.
Apóstol S. luán d ic e : Hay un pecado de muer­ 4 i Ali [ e l l o s e s la n a lu c in a d o s .
te •. No hablo y o de tal pecador , cuando alio- 5 C a p .F .v . 12. ~ X X I l l . v . 17. X X I X .
tudigo que intercedáis. I. Joantt, y. ver. 16. ver. 9.
XI V. 43
1 5 ídcirco hcee dicit D om inus de pro- 1 5 P o r tan to , esto ¿íce el Seííor: E n
phetis , qtii prophetanl in nomine meo, ¿rden á los profetas que profetizan en
quos ego non m is i, dice ni es: G laiiíus mi n om bre, sin ser enviados por m í ,
et-fam es non erit in térra hat .* in gla- diciendo: No vendrá espada ni hambre
dio et fa m e consum enlur prophelct illi. sobre esta tierra: A l filo de la espada y
por hambre perecerán los tales profetas,
1 6 E t popult, quibus proplietant, erunt 16 Y los m oradores de tos p ueblos,
projecti in viis Jerusalem pro: fa m e et á los cuales estos profetizaban, serán
gladio , et non erit qui sepeliat eos: ipsi .arrojados por las calles de Jerusalem»
et. uxores eorum , f i l i i et f i l i a eorum; muertos de h am b re, y al filo de la es­
et effundam super eos m aium suum . pada ellos y sus muge res, y sus hijos
é h ijas, sin que haya nadie que les dé
sep u ltu ra: y sobre ellos derram aré el
contigo de su maldad. .
t y Til dices ad eos cerbitm ¡siu d ¡ D e­ 17 Y tú les dirás entretanto estás pa­
ducán t ticuli m ei lacrym am per noctem labras: Derramen mis ojos sin cejar lá­
ei, diem , el non tacrant: quoniam con­ grim as nOche y dia * : porque J eru sa ­
tri/ione magna contrita est virgo filia lem % la virgen hija del pueblo mío se
p op uli m e i, plaga pessim a vehementer. halla quebrantada de una extrema ad ic­
ción, con una llaga sumamente m aligna.
, 1.8 S i egressus fu er o ad agros ,r ecce 18 SI,salgo al c a t u p o y o no .veo sino
accisi glaxlio; et, s i inffoiero in ciy.ita-r cadáveres de gente pasada á cuchille?: si
lem , ecce al/enuatifam p. P t ophela quó- entro en la ciudad, be aquí la p oblar
que el sacerdos abícrunt. in terrom t cion transida de hambre. Hasta los.pro­
quam ígnorabant. fetas y los sacerdotes son conducido»
cautivos á un país desconocido.
. 19 Nunquid projiríens abjecisti Ju~ 19 ¿ Por ventura , S e ñ o r , has desecha*
dam ? auf Sion abom inóla est anim a do.de 1 todo á j u d á ? ¿ tí es Sion abom i­
tu a ? quare ergo p ercussisti n o s, iia ut nada; de tu a lm a? ¿ P o r q u é pues nos
fíulla s il sanitas ? expertavimus pacem , has azotado con tanto rigor, que no nos
et non est bonum; el tempus curatio- queda parte sana ? Esperamos la paz o
niSf et ecce turbalio. fe lic id a d , y no tenemos ningún bien;
y et tiempo de restablecernos, y he aquí
que estamos todos llenos de confusión a.
So Cognooimus , D om ine , im piel ates ao Oh S eñ o r, reconocemos nuestras
nostxas j iniquitatcs patrum noslrorum , impiedadps, y las maldades de nuestros
quia peccavim us tibí. padres: pecado hemos contra tí.
. a i Ne des pos in opprobrium propter . a i N o n o s dejes caer e n ( el op robio,
nomen tu u m , ñeque fa c ía s nobis contu- oh S e ñ o r , por amor de tu N o m b re :
Ttieliam so lii gloria tuce: recordare, ne N i nos castigues con ver ullrajado el
irritum fa cía s fcedu s tuum nobis cum, te m p lo , solio de tu glo ría: arucrdatG
de, m antener a n tig u a alian za con
nosotros.
32 Nunquid sunt in sculptilibus gen­ 32 Pues qué ¿hay por ventura entre
tium qui p/uant? aut c a li possunt daré los sim ulacros ó ídolos de las gentes quiein
imbres ? nonne tu e s , D om in é, D cu s dé la llu v ia ? ¿Ó pueden ellos desde los
n o síer, qúem expectavimus ? tu enim cielos enviarnos agua ? ¿N o eres tü el
fe c is ti om nia hcec, que la envías , Señor Dios nuestro, en
quien nosotros esperamos? .S í: porque
tú eres el que has hecho todas estas
cosas.
I Ttire». / . v. 16 .— I I. v. i 8 . a Cap. V l l L v. i 5 .
44 La PROFECIA DE JEREM IAS.

C A P ÍT U L O XV.

Confirma el S^ñor ¡a sentencia dada contra su pueblo , en vista ele su obs­


tinación. Jeremías representa al Señor los disgustos y contradicciones que
sufre cri su ministerio, y es. conjortadopor Dios.

, E t d ix it Dominlís^ad tn e: S i ste- 1 liirrlorices me d Ija el Scíjop: A un


terií'M oy.tes et Sarriúcl corarn m e, non C uando Moyscs y Sam uel s e me pusie­
psl anim a mea ad populum istum : eji- sen delante, no se doblaría mi alma &
ce ¿//os a fa cie m ea, et cgredianfttr. favor de este pueblo: a r r ó j a l o s de m i
presencia, y vayan fuera
2 Quod s i d ix e rin l ad te : Quo egrt— 2 Que si le dicen: ¿ A dónde irém os?
diem ur? dices a d e o s : Hccc dicit D o ­ les responderás: Estó d ic e 'e l S e íío r: E l
minas': Q u i ad rnortcTTv, ad' mortem; que é'std destinado á m o rir de p este,
ct (fui ad’ gladium , ad gladiurh ; ct qui váya á morir*-* ; el que á perecer al filó
ad fa m c m , ad fam em \ et qui ad capti- de la e s p a d a á la.cspada; el que de ham ­
v ila tcm , ad captivitatem, b re , muera de ham bre; el que está des­
tinado á ser e scla vo , vaya al cautiverio.
Z E t v is íta lo ' super eos quatuor spe- 3 Y emplearé contra ellos cuatro és-
c ie s, dicit D om inúh : G ladium á d occf- peciés de castigo 3 , dice el Sciiorr e l
¿rioncfn , 1 e t 'cariés ád ‘láceYa n d u m ¡1di cu ch illo qué' lo s'm a té , los perros qiié
v o lá tilia cóeli ct 6es(iüs terree ád dct)o- los déspedacén - y las ávés d é l'cie lo , y
r a n d u m et d is sip a n d u m ; las bestias de la tierra que los devoren
y consuman,
4 ct dabo eos in fe rv o re m unú'ersis ’ 4 Y liaré que sean cruelmente perse­
regnis ie rra -: propter M anassem filiU tn guidos * en todos los reinos de la ti.cr*
‘JZzechicc regís' J u d a , super óm nibus ra; por causa de Manassés, hijo de E ie -
tju'cc fe c it in Jeru sa lem .'' cliias , Rey de Judá , por todas las co­
sas que hizo en Jerusalem ?.
5 Q u is eriim miserebitur f u i, Jerusa- 5 Porque ¿quién se apiadará de t í, oh
tem ? aut quis óontrist-abilur pro te? Jerusalem ? ¿Ó quién se contristará por
aut quis ibit ád rogándum peo pace túa? tu am or? ¿ Ó quién irá & rogar por tu
paz ó fe licid a d ?
' 6 T u relitjüisii m e , dicit D om in us, ■6 T u me ábaiidonaste, dice el'Sefior'j
retrorsum a b iisti;■et. txiéndam manurh y me volviste las-espaldas: y yo exterí^
Tñeam super t e , el intcrfíciam. te: Ibba- deré mi mano sobre t í , y te exterm ina­
ra v i rogans. ré: cansado estoy de rogarte fi.
7 E i dispergam eos ventilabro in por- y Y a s i, á fus h ijo s , oh Jeru sa lem ,
l i s terree: ínterfeci et disper d id i popu- yo los desparramaré ? con el bieldo
•1Um m ^Um, vi tamen á v iis suis non hasta las puertas 6 extrem idades de la
sunt reversi. tie rra : hice muertes y estragos en mi
p u eb lo : y ni aun con todo eso han r e -
trocedidn de sus mafojr rátninos.
i Expresiones que denotan la gravedad de mocion de susto , rf<* espanto , etc,
los pecados de los israelitas, obstinados c im­ 5 I V . fícp:. X X I .
V . n . , 12 .

penitentes. 6 Seguu el original hebreo Q n j n *1*1*103


■ í>. Ys<ic)>. X l- V. q . ■ ; i' mlhethi hinajem, puede traducirse: cansado
'¿.JZzecft. _ estoy de ni repniLu'me, ó de dar largas al cas­
La palabra liebre a zauenjah, que tigo , esperando que le convierlas.
la Vulgula traduce fuvorum , significa conmo­ 7 Gomo á las pajas, 6 lamo de la era.
ción , terror , enardecimiento de terror, con-
C Á. 'P I T D io XV. ' 45
8 M ultiplícala s ú n l m ih i viduce ejus . 8 Y o lie hecho mas viudas entre ellos
super arenam m o r ís : in d u x i eis super que arenas tiene el mar 1 : he enviado
m atrem adolescenlis vasta/orem m e ri - contra ellos quien ea el mismo medio­
d ie : m is i super civilales repente le r - día les mate á las madres sus hijos:
rorem . he esparcido sobre las ciudades un re­
pentino terror.
9 In fírm a la esl quee peperil seplem , 9 D e b ilitó s e la m adre que h ab ia p a ­
defecil a n im a e ju s : occidif. ei so l, cum rid o sie te ó m uchísim os h ijos 2 ; d es­
adhuc esset d ies: confusa e sl, el e m ­ m a y ó su a lm a : e sco n d ió sele el so l c u a n ­
butí; et residuos ejus in g ta d iu m dabo d o a u n era de d ia: q u ed ó co n lu sa y lle ­
in conspeclu inim icorum eo ru m , a il D o­ n a d e r u b o r ; y á los h ijo s que q u ed a ­
m in u s. ren de e l l a , yo los en tr e g a r é á se r p a ­
sad os á c u c h illo á v ista ó por m edia de
s u s e n e m ig o s , d ice e l Sefior.
10 V a m ihi mater m ea: quare ge- 10 ¡ A y madre rnia, cuan infeliz soy
n u isti me , virum rixee, virum discor r- y o ! ¿ Por qué me diste á luz para ser ,
dia: in universa Ierra ? non fazneravi, como so y , un hombre de contradicción,
nec feeneravil m ihi quisquam : omnes un hombre de discordia en toda esta
m aledicunt m ihi. tierra? Y o no he dado dinero á iuterés,
ni nadie me lo ha dado á m í , y no obs­
ta n te todos me maldicen.
11 D icit D om inus '■S i non reliquia 11 Entonces el Señor me respon dió:
fita: in bonitm , s i non occurri Ubi in Y o juro que serás feliz el resto de tu
tempore a fflictio n is, el in tempore Ir i- vida : que yo le sostendré al tiempo de
bulationis adversus inim icum . la aflicció n , y e n tiempo de tribulación
te d tfen d erc contra tus enemigos 3.
i a N unquid fccdcrabitar ferru m f e r ­ j a ¿P or ventura el hierro común ha­
ro ab A q u ilo n c, et ces? rá liga cor» el hierro del Norte? ¿ y el
bronce común con aquel bronce 4 ?
1 3 D ivilias fuas el Ihesauros tuos in 1 3 ¡O h J e r u s a le m ! Y o e n tre g a ré , y
direpfíontm dabo g ra tis, in ómnibus de balde, al saqueo tus riquezas y tus
peccatis lu i s , et in . ómnibus term inis tesoros, por causa de todos los pecados
tuis. que lias hecho , y de todos los Ídolos
(¡tic tienes en tus términos 5 ;
1 4 E l adducam im m icos tuos de ie r­ 1 4 Y traeré tus enemigos de una tie r­
r a t q u u m n e sc is: quia ignis suc.c.ensuS ra que te es desconocida; porque se ha
est in fu r o r e m eo , super vos ardebit. encendido el fuego de mi indignación ,
que os abrasará con su i llam as.
1 5 T u s e is , D om ine; recordare m ei, — i 5 T ú , oh S e ñ o r , que sabes m i in o ­
t t visita m e, el luere me ab his qui cencia, acuérdate de m i, y am páram e,
p erscquunlur m e, noli in palientia lú a y defiéndeme de los que me persiguen;
su s cipe re m e : seilo quoniam s u s lin u i no difieras el socorrerme , por ra zó n de
propter te opprobrium. tu paciencia con los enemigos : bien sa­
bes que por amor tu yo be sufrido m il
oprobios.
1 6 In v en ti sunt sermones i u i , ei co- 16 Y o h allé tu d iv in a p a la b ra , y a li­
m edi eos, el fa ctu m est m ih i verbum mentóme con ella ; y en (u palabra h a-

i E xpresión hiperbólica. parió un iít'itn número de luios.


□ Eslo e s , la populosa Jerusalem perdió su . 3 Cap. X X X I X . y X L .
fecundidad. Véase Siete. En el libro I. de los 4 Esto es , los judíos con los ch&Ideos ?
R eyes cap. I{. x>, 5 don ele el hebreo dico 5 Cap. X I. i3 .
parió ticte hijos , en la Yulgata se trad uce:
Á 6 L a. p h o f e c t a d e je r e m ía s .
tuum in gaudiüm et in Icetitiam coráis lié el gozo m ío , y la alegría de mi Í0 -
m e i: quoniam invocalum esl nomen razón: porque yo llevo el nombre ds
tuum- super me , Domine D eas exerci- profeta tuyo , oh Señor Dios de los ejér­
tuum . citos.
17 Non sed i in concilio lu d en liu m , et 17 No me he sentado en los conciliá­
g lorialus sum á fa c ie m anus tu a : so- bulos de los escarnecedores ó impíos;
lu s sedebam , quoniam comminaiione ni me engreí de lo que obró él poder de
replesií me. tu m ano: solo me eMaba, y retirado
pues tú me llenaste de vaticinios ó pa­
labras am enazadoras3.
i 8 Quare fa ctu s est dolor m eus per- 18 ¿Por que se ha hecho continuo mí
petuus , el plaga mea desperabais re— d o lo r, y no admite remedio un llaga
nuit curar i? fa c ía esl m ihi quasi men- desahuciada? E lla se ha hecho para m í
dacium aquarum infidelium . como unas aguas engañosas , en cuyo va-
do rio hay que fiarse.
i g Propter hoc li<tc dicit Dom inus: 19 Por esto, ds¡ habla el Señor: Si te
S i conoertéris, converfam t e , el ante vuelves á iní 3 , yo te m udaré; y esta­
fa ciem meam slabis; et si sepam veris rás firm e y animoso ante mi presencia;
pretiosum á v t'li, quasi os meum eris: y si sabes separar lo precioso de lo vil
éonvertenlur ip si ad t e , el tu non con- lú serás entonces como otra boca mia
verteris ad eos. Entonces ellos se volverán hácia tí con
ruegos, y tú no te volverás bácia ellos *.
%o E t dabo te populo huic in m urum 20 Antes bien liare yo que seas con
tereum , fo rtem ; et btllabunt adversum respecto á ese pueblo un muro de bron­
te , el non prctoalebunl: quia ego tecum ce inexpugnable : ellos com batirán con­
sum ut salvem te , et eruam t e , dicit tra ti, y no podrán prevalecer; porque
D om inus. yo estoy contigo para salvarle y lib rar­
te, dice el Señor.
a i E t liberaba te de m anu pessim o- a i Y o te libraré pues de las mano*
rum , ei redím am te de m anu fo rtiu m . de los m alvados, y te salvaré del poder
de los fuertes.

C A P Í T U L O XVI.

Calamidades que enviará Dios sobre el pueblo de Israel: despues de las


tuales le enviará predicadores que le conviertan al buen camino , y hará
brillar.en él su infinita misericordia.

1 E t fa ctu m est verbum. D o m in i ad 1 H a b l ó m e despues e l S e ñ o r d icién »


me y d ice n s: dom e:
a Non aecipies uxorem , ct non erunt a No tomarás m u g er, y no tendrá*
Ubi f i l i i el filia: in loco islo. hijos ni hijas en este lu g ar ó p a ís de J a ­
dea 7.
3 Q uia hac dicit D om in us super f i ­ 3 Porque esto dice el Sefior acerca de
lloa el filia s t qui generantur in loco los hijos é hijas que nacerán en este lu -

1 Ps. I . v. i .— X X r . v. 4. 5 Porla firmeza con que hablarás.


a De amenazas contra mi pueblo. 6 Para c™ descender con sus antojos.
3 Site conviertes á m i, y dejas esa descon* 7 S. Gerónimo no duda que Jeremías se con-
lanza en que estás. aervó virgen hasta la m uerte. S. ttitr. cap.
4 E s t o e s , m is p r o m e s a s d e las amenaza* j X X I I I . Véase la Advertencia.
d e s p r e c io s d « tos hombre».
C A P IT U O XVI . 4 y

is fo , et super m a lte s e o ru m , qucc g e- g a r , y acerca de las madres que los pa­


n u eru n l eos; et super paires eorum , de rir á n , y acerca de los padres que los
quorum slirpe su n t n a ti in Ierra hac: engendrarán en este país:
4 m ortibus crgro! at ianum m orientur: 4 morirán de varias enfermedades, y
non plangentur y el non sepelían!ur , in «o serán platudos ni enterrados, yace­
slerquilinium super fa eiem Ierra: erunf; rán como estiércol sobre la superficie de
el gladio el fa m e consum en! ur ; el eril la tierra, y serán consumidos ron la es­
cadaver eorum in escam vola lilib u s c a ­ pada y la h»íubre, y sus cadáveres se­
l i t el bestiis Ierra ;. rán pasto de las aves del ciclo y de las
bestias de la tierra.
5 Hese enim dicil D o m in u s : N e in - 5 Porque esto dice el Señor: No e n ­
g rediaris dom um co n viv ii , ñeque vadas trarás lú en la casa del convite mortuo­
a d plangendttm , ñeque consoler is eos: rio , ni vayas á dar el pésame, ni á con­
quia a b stu li pacem m eam á populo isfo , solar; porque vo* dice el S e ñ o r, he
dicit. D o m in u s , m isericordiam et m ise- dcstenadu de esle pueblo mi paz, m i
r a l iones. misericordia y mis piedades.
6 E l m o rientur g ra n d es el p a r v i in 6 Y m orirán los grandes y los chicos
térra i s la : non sepclienlur ñeque p la n - en esle p aís, y no serán enterrados ni
g enlur , el non se incident t ñeque cal - plañidos í ni habrá quien en señ a l de
pilium fie l pro eis. luto se haga sajaduras cu su cuerpo 1 ,
íii se corte 6 raiz el cabello.
7 E l non fr a n g e n l Ínter eos lu g en li y Ni entre ellos habrá nadie que par­
p a n em ad consolandum super m ortuo ; ta el pan , fiara consolar al que está Ilo­
et non dabunt eis polum ca/ícis ad con - ra jjdo por su difunto 2 ; ni á los que
sola n d u m super p a tr e suo el m u iré. lloran la pérdida de su padre y de su
madre les darán alguna bebida para su
consuelo.
8 E t dom um co n viví i non i agredía - 8 Tam poco entrarás en casa en que
r i s , u t sedeas cum e i s , el comeda$ el hay banquete 3 , para sentarte con ellos
b ib a s: á comer y beber ;
g quia ha:c dicit D o m in u s exercilu u m g porque esto dice el Señor de loa
D eus Is r a e l: Ecce ego a u fe ra m de loco ejército s, el Dios de Israel: Sábete que
isfo in oculis vestris t et in diebus ve­ Y o á vuestros o jo s, y en vuestros dias,
s tr is , vocem g a u d ii et vocem lactilicet desterraré de esle lugar la voz del gozo
vocem sponsi ct vocem sponsre. y la voz de a leg ría , ia voz del esposo y.
la voz ó cantores de la esposa4".
i o E l cum a n n u n lia vcris populo huic 10 Y cuando hayas anunciado á ese
om nia verba hete, et d ix e r in l tibí: Q u a ­ pueblo todas estas cosas, y ellos te di­
re locutus est D o m in u s super nos om ne gan : ¿ Por qué ba pronunciado el Se­
m a lu m grande isfu d ? quoe in iq u ita s ñor contra nosotros lodos estos grandes
nostra ? et quod peccafum n o stru m , males ú calam idades f ? ¿C u ál es nues­
quod peccavim us D om ino D eo nostro? tra m aldad? ¿ Y qué pecado es el que
nosotros hemos cometido contra el Se­
ñ o r Dios nuestro ?
11 dices a d eos: Q uia dereliqueru.nl 11 T ú le responderás : Porque vues­
Ttie p a ire s v e s lr i , a it D om in u s y et ab- tros padres me aban donaron , dice el
leru n t post déos a lien a s ; el servierunt S e ñ o r, y se fueron en pos de los dio­
tis , et adoraverunl eos ; ei m e derel i - ses extraños, y les sirvieron y los ario-

l Lev. X I X . v. ■}§.— Deut. X IV . v. I. eran !os epiihalamios y tos h j meneos cntrt


51 Y animarle á com er. los gentiles. Cap. X X V . v. JO.
3 Con motivo de boda', ele. 5 Cap. V. v. ig.
4 Esto e t , los cantares de alegría; como
48 La PROFECIA DE J E B E M U 5 .
q u eru n t, et legem meam non eusto- r a r o n , y me abandonaron á m í, y na
dierunf. guardaron mi Ley.
i a Sed el vos pejus operati estis, quam 12 Y todavía vosotros lo habéis hecho
paires v e s lr i: ecce enim am bulal unüs— peor que vuestros padres; pues está v is -
quisque post pravifatem coráis s u i m a­ lo q u e cada uno sigue la corrupción de
l í f ut me non audial. su corazon depravado, por 110obedecer­
me á mí.
1 3 E t ejiciam vos de ierra hac in 1 3 Y a s i yo os arrojaré de esta tierra
terram , quam ignorafis vos , et paires á otra desconocida de vosotros y de vues­
v e s lr i; el servietis ib i diis alien is die tros padres; donde dia y noche servi­
ac nocle , q u i non dabunl vobis requíem. réis á dioses ágenos, que nunca os de*
jarán en reposo *.
1 4 Propter ea ecce dies vcm'unt, dicit 1 4 He aquí que vendrá tiem p o, dice
D o m in u s, el non dicetur ultra ; V iv it el Sefior, e n que no se d i r á mas *: V i­
D o m in u s , qui eduxit filio s Isra e l de ve el S eñ o r, que sacó á los hijos de Is­
terra A E g y p i i ; rael d e la fierra d e E g y p l O ;
1 5 sed: y ¿vil D o m in u s , qu i ecluxil 1 5 sino: V i ve el Sefior, que sae d á lo s
filio s Isra el de ierra A quilon is , el de hijos de Israel de la tierra del Septen­
universis te r r is , ad quas e/eci e o s ; et trión , y de todos los paises por donde
reducam eos in terram, s u a m , quam los habia esparcido. Y yo los volveré á
dedi patribus eorum. traer á esta su t ie r r a , que di á sus
padres.
iG jEcce ego m íttam piscafores m u í- i6 v líe aquí que yo enviaré á muchos
to s , dicit D o m in u s, et piscabunlur eos; pescadores , dice el Señor 3 , los cuales
et post harc m iltam eis mu/tos ve nato- los pescarán; y enviaré despues m u­
res t el venabuniur eos de om ni monte, chos caladores que los cazarán por to ­
el de om ni collc, el de cavernis pa­ dos los montes, y por todos los collados,
ira r um. y por las cuevas de los peñascos.
17 Q uia octllí m ei super omnes vias 1 7 Porque mis ojos están observando
eo ru m : non sunt absconditaz á fa c ie todos sus pasos: no se oculta ninguno
m ea , et non f u í t occttlfaia iniquitas eo­ á mis m iradas; como no hubo m aldad
rum ab 0culis meis. suya oculta á mi vista.
1 8 E t reddam prim üm duplices in i- 18 Pero prim eram ente les pagaré a!
q ü ita le s, el peccafa eorum : quia con- doble lo que merecen sus iniquidades y
tamirtaoerunt terram meam in m orli- pecados; porque han. contam inado m i
éin is ¡do/orum suorum , et abom inalío- tierra con las carnes m ortecinas sacrifi­
nibus su is impleverunt han editatem cadas á sus ído lo s, y llenado m i here­
meam. dad de sus abominaciones 4.
t g Dom ine , fo rtitudo mea , et robur 19 Oh S e ñ o r, fortaleza m ia , y el sos­
m eu m , el refugium meum in die tribu- ten m ió, y mí refugio en el tiem po de
lalionist ad te gentes venienl ab extre- la tribulación : á tí vendrán las gentes
m is (erra:, el d ice n t: V e r i mendacium desde las extremidades de la tierra 5 ,
possederunt p aires n o stri, vanitatem y y dirán: Verdaderam ente que nuestro»
quee eis non p rofu il. padres 6 poseyeron la m entira y la va ­
n id a d , la cual para nada les aprovechó.

1 Mas finalmente yo os volvere á esta tierra. bres. Marc. I . v, 17.


2 Como se acostumbra ahora. 4 Despues de eso los volveré á esta i u
3 Metafóricamente llama pescadores í Zoro- tierra.
b ab el, Estiras , N eliem ías, etc. Hermosa alu­ 5 El Profeta vaticina, lleno de g o zo , la con­
sión á los doce Apóstoles. Véase lo que deeja versión de las naciones á la Iglesia.
Jcsu-Chrislo á San Pedro y San Andrés: Yo 6 Venerando por dioses á los astros.
hará que vengáis d ser pescadores dé hom-
C a p i t u l o XVII 4 9
3 o Nunquid fa c ie l sib i homo d é o s, 20 ¿Acaso un hombre podrá hacerse
et ipsi non sunt d ii ? sus dioses? No : esos no son dioses.
a i Idcirco ecce ego ostendam eis per a i Por lo cual he aquí que yo de esta
vicem hanc , ostendam eis m a m tm vez los he de convencer: les mostraré
m e a m , et virtulem m e a m ; et scient m i poder y mi fortaleza, y conocerán
quia nom en m ih i D o m in a s, que m i nom bre es e i Sekor. l .

C A P ÍT U L O X V II.

Obstinación de los judíos , causa de su castigo. Debemos poner la confian-


za en D io s , no en los hombres. Jeremías ruega á Dios que le dé fuerzas
para resistir á sus enemigos, Santificación del sábadc,

i P e c c a iu m Jada scriptum est stylo i E l pecado de Judá está escrito con


ferreo in ungue adam antin o, exaralum punzón de hierro, y grabado con punta
super latitudinem coráis eorum t et in de diamante sobre la tabla de su co ra-
cornibus ararum eorum. zon , y en los lados de sus sacrilegos a l­
tares a.
3 Cum recordati fu e r in t f i l i i eorum a Y a que sus hijos se han acordado
ararum su a ru m , et lucorum suorum } de sus aliares dedicados á los ídolos, y
¿ignorumque fro n d en tiu m , in moniibus de sus bosques , y de los árboles fron­
e x ce lsis , dosos que hay en los altos m ontes,
3 sacrificantes in agro; fortitudinem 3 y ofrecen sacrificios en los campos;
tu a m , et omnes thesauros tuos in d i- yo entregaré al saqueo tu hacienda , y
reptionem da bo, excelsa tua propter todos tus tesoros y tus lugares cxcclsoa
peccata in universis ftn ib u s tu is. en que adoras á los íd o lo s, por causa
de los pecados cometidos por ti, oh J u ­
d á , en todas tus tierras.
4 E t reliquéris sola ab hceredifafe 4 Y quedarás despojada d é la herencia
tua t quam dedi U b i: et servire te f a - que le babia yo d a d o ; y le haré esclava
*iam inim icis tuis in térra quam igno­ de tus enemigos en una tierra descono­
ras : quoniam ignem succendisti in f u - cida de t í : porque tú has encendido el
rore m eo, usque in celernum ardebit. fuego de mi in d ign ació n , que arderá
eternam ente.
5 Hccc d icil D o m in u s: M aledictus ha­ 5 Eslo dice el Señor: M aldito sea el
m o , qui confidit in hom in e, et ponit hombre que confia en otro h o m b re, y
carnem brachium s u u m , et á Domino no en D io s , y se apoya en un brazo de
recedit cor ejus. carne m iserable, y aparta del Señor su
corazon 3.
■6 E r it enim qu asi myricac in deserto, 6 Porque será semejante á los tama­
et non videbit cum venerit bonum: sed riscos ó relama del árido desierto * ; y
habitabit in siccitate in deserto, in ter- no se aprovechará del bien 5 cuando

I ó que Yo soy Jefiovah s ó E l que es. Yéa- Dios. Ya Isaías les decía: E l Egypto es ham­
■e Jehovah. bre y no Dios. Despues Cap■X L V J II. v. n.—
a Es grande su obstinación. Véase Act. Is . X X X . V. a .— X X X I . V. i ., 3 .
X V III. v . 12. En los lados ó cornijales del 4 Siempre infructuosos. Se habla de una
altar solían grabarla.» gentiles algún símbolo ó planta que nace en tierra arenisca ; y asi sus
la imágen del Ídolo á quien ofrecían sacrificios. raíces no sienten el beneficio de las lluvias; y
3 Aluden estas palabras al rey Sedéelas y á por eso vive poco, y no produce ningún fruto.
los Principes de los judíos > que imploraban el 5 Ó de los beneficios que Dios concederá &
auxilio de los egypcios en vez de acudir al de sus siervos.
T o n . IV .
5o La PR O F E C IA DE JEREMIAS,
ra talstlginis et inhabitabili. ven ga, sino que permanecerá en la se­
quedad del desierto, en un terreno sa~
lobre ¿ inhabitable.
7 B enedictux v ir , qu i confiéit in Do­ 7 A l contrario bienaventurado el va-
m ino, et erit D om inus fiducia ejus . ron que tiene puesta en el Señor su
confianza , y cuya esperanza es el Señor.
8 E t erit quasi lignum quod trans— 8 Porque será como el árbol trasplan­
p lan taiu r super aquas, quod ad hum o- tado junto á las corrientes de las aguas T,
rem m ittit r a dices s u a s ; et non time - el cual extiende hácia la humedad sus
bit cum ventril ccstus, E t erit fo liu m ra íces, y a s í no terneri la sequedad
ejus v irid e, ei in tempore siccitatis non cuando venga el eslío. Y estarán siem ­
erit sollicitu m 7 nec aliquando desinet pre verdes sus hojas, ni le hará me­
facere fr u ctu m . lla la sequía, ni jam ás dejará de pro­
ducir fruto.
9 Pravum est cor om nium , et in scru - 9 Pero ¡ a h ! perverso f a l a z es el
ta b ile: quis cognoscel illu d ? corazon de todos los hom bres, é im pe­
n etrable; ¿quién podrá conocerle?
• i o Ego D om inus scrutans c o r , et 10 Y o el Seííor soy el que escudriño
probans_ renes: qui do unicuique ju x ta los corazones, y el que exam ino los
viam su a m , et ju x ta fru ctu m adinven - afectos de ellos, y doy A cada uno la pa­
tionum suarum . ga según su proceder, y conforme al
m érito de sus obras a.
1 1 Perdí,v fo v it qua: non peperit: f e - 11 Como la perdiz que em polla los
*it d iv itia s , et non in judicio: in dim i- huevos que ella no puso 3 ; asi es el que
dio diet um suorum derelinquet ca s , el junta riquezas por medios in ju stos: á
in novissimo suo erit insipiens. la mitad de sus dias tendrá que dejar­
la s , y al fin de ellos se verá su in*
sensatez.
12 Solium gloria: aH iiudinis á prin­ 12 ¡ Oh trono de gloria del A ltísim o
cipio, ¡ocus sa nctficalionis nostrce. desde el principio * , lugar de nuestra
santificación !
1 3 Expecta/io Isra e l, D o m in e: omnes , 1 3 ¡Oh Señor , esperanza de Israel! lo­
q u i te dereliquunty con fu n dcn tur: r e - dos los que te abandonan quedarán con­
cedentes á te., in térra scribenlur: quo­ fundidos ; los que de tí se a le ja n , en
niam dereiiquerunt venam aquarum el polvo de la tierra serán escritos í:
vive.ntium D om inum . porque han abandonado al Señor, vena
de aguai vivas.
Sana m e, D om in e, et sanabor: 14 Sánam e, S eñ o r, y quedaré sano;
salvum me fa c , et salvus ero: quoniam sálvam e y seré salvo; pues que toda mi
la u s mea tu es. gloria eres tú,
r 5 Ecce ipsi dicunt ad me: U b i est 1 5 He aquí que ellos me oslan dicien­
verbum D o m in i? veniat . d o ^ Dónde está la palabra del Señor?
Que se cumpla &.
i S E t ego non sum tú r b a la s , te pa - 16 Mas yo no por eso me he turbado
siorem sequens; el diem hom inis non
■ siguiendo tus h u ellas, oh Pastor m ió ;
d esid era v i ; iu seis. Quod eg res sum est pues nunca apetecí dia ó fa v o r de tiom-

1 Ps. l . v . 3 . y no reconocen pnr dueño «su injusto posesor.


2 I. fteg. X V I. v. <]. — Ps. V il. v. 10. — 4 Asi llama al c ielo , de donde nos vi<jne to ­
ApnC. 11■ V- 33. da santidad.
3 Pero al modo que despues los pollitos no 5 P;ir¡j denotar que una promesa era v an a,
la reconocen por madre y la abandonan ; asi los latinos solían decir: esleí tsc/'Uaenelagua.
las riquezas mal adquiridas parece que hu yen , 6 Dada la tememos.
C a p i t u r. o XVII. 5i
de labiis m eis, rectum in conspectu tuo bre alguno: tú, lo sabes. L o que anun­
f u it . cié 1 c o d mis labios fué siempre r e c i o
en tu preseucia.
1 7 Non sis fu m ih i fo r m id in i, spes 17 No seas pues para m í m otivo de
mea tu in die afflictionis. tem or , tú , oh S e ñ o r, esperanza mía en
el tiempo de aflicción.
18 Confundantur qui me persequun- iS Confundidos queden los que me
tu r , et non confundar ego: paveant p ersiguen , no quede confundido y o : te­
i t l i | et non paveam ego: induc super man e llo s , y no tema yo : euvia sobre
fo s diem a fjliciio n is, et duplici contri- ellos el día de la aflicción, y castígalos
(jone contere eos. con doble azote.
19 Hccc dicit D om inus ad me; V ade, — 19 Esto me dice el Señor: V é , y
et sta in porta filio ru m populi ¡ per ponte á la puerla m as concurrida de
quam ingrediuntur reges J u d a , et egre- los hijos del pueblo, por la cual entran
ú iu n tu r, et in cunctis portis Jerusalem ; y saleo los Reyes de Judá a ; y en to­
das las puertas de Jerusalem ,
a o et dices ad eos: A u d ite verbum a o y les dirás á todos: Oíd la palabra
D o m in i reges J u d a , et om nis J uda , del Señor, ob Reyes de Judá; y tú pue»
eunetique habitatores Jeru sa lem , q u i blo todo de J u d á , y lodos vosotros ciu ­
ingredim ini per portas istas. dadanos de Jerusalem que entráis por
estas puertas,
a x Hccc dicit D o m in u s: Cusiodite ani­ a i mirad lo que dice el S e ñ o r: C u i­
m as vesiras , et nolite portare pondera dad de vuestras almas ; y no llevéis ca r­
in die sa b b a li, nec inferatis per portas gas en dia de sábado, n i las hagais en­
Jerusalem ♦ tra r por las puertas de Jerusalem .
.a a E t nolite ejicere onera de domibus 2a Ni hagais en dia de sábado sacar
vestris in die sabbati; et omne opus non cargas de vuestras casas, ni bagais la ­
fa cictis: sanctijicate diem Sabbati, s i— bor alguna; santificad dicho dia , como
*Ut prcecepi patribus- vestris. > lo mandé á. vuestros padres.
a 3 E t non a u d ieru n t, nec inclinave- a 3 Mas ellos no quisieron escuchar ni
ru n l ■
aurem suam : sed induraverunt prestar oidos á m is palabras : al con­
terpicem su a m , ne audierent m e, et ne trario endurecieron su cerviz por no
aeeiperent disciplinam . oírm e, ni recibir mis documentos.
a 4 E l e rit: S i audieritis m e, dicit 24 Con todo, si vosotros me escucha­
D o m in u s , u t non inferatis onera per reis, dice el. Señor, de suerte que no
portas civifatis hu ju s in die sabbati; el introduzcáis cargas por )a$ puertas de
s i sanctificaveritis diem sabbati, ne f a - esta ciudad.en dia de sábado, y santi­
tia tis in eo omne opus: ficáis i s el dia de sábado, no haciendo
en él labor n inguna:
a 5 ingredientur per portas civifatis a 5 seguirán entrando por las puertas
hujus reges et principes, sedentes super de esta ciudad los Reyes y p rín cip es,
solium D a v id , et ascendentes in curri- sentándose en el trono de D a v id , y
bus el eq u is, ipsi et principes eorum, montando en carrozas y caballos, asi
vir.i J u d á , et habitatores Jerusalem ; ct ellos como sus príncipes ó cortesanos,
habitabilur civitas h te cin sempiternum, los varones de Judá y los ciudadanos dé
J eru salem , y estará esta ciudad para
siempre poblada.
a6 JEt venient de civilafibus J u d a , et 26 Y vendrán de las otras ciudades de
de circuitu J eru salem , et de ierra Den~ J u d á , y de la comarca de Jerusalem , y
| Et hebreo: presente tienes cuanto pronun- 2 Puede entenderse la puerta occidental del
oiaron,etc.' Templo, porlacualeniraban en ¿fc-détdepa­
lacio el Rey y loda su comitiva.
D a
5a La p r o f e c ía DE JEREMIAS,
ja m in , et de cam pcsiribus, de mon~ ele tierra de B enjam ín, y de las cam pi­
tu o s is , et ab A u s tr o , portantes holo- ñ a s , y de las m ontañas, y de hácia el
caustum , et victim am , et sacrificium f Mediodía á traer holocaustos, y v ic ti­
el t h u s , et inferent oOlationem in do­ m as, y sacrificios, é incienso, y lo ofre­
m um Dom ini. cerán en el templo del Señor.
2 7 S i autem non audieritis me ut 27 Pero si no me obedeciereis en san­
sanciificetis diem sabbati, et ne parte- tificar el día del sábado, y en no acar­
tis o n u s, ei n e inferatis per portas J e ­ rear cargas, ni m eterlas por las puer­
rusalem in die sabbati: succendam ig— tas de Jerusalem en dia de sábado, yo
nem in portis e/us; et devorabit domos pegaré fuego ¿ estas puertas 1 , fuego
Jerusalem , et non extinguetur. que devorará las casas de J eru salem , y
que nadie apagará.

C A P ÍT U L O X V III.
Con la semejanza del barro y del alfarero demuestra el Señor que está en
su mano el hacer beneficios, ó enviar castigos al pueblo de Israel, Manda
al Profeta que le exhorte á penitencia. Conjuración del pueblo contra
Jeremías: figura de la que formaron despues contra Jesús.

1 zrbum quod factum . est ad Jere- 1 O rd en dada á Jerem ías por el Sé­
m iam á D om in ot dicens: nior, diciendo:
a S u r g e , et descendc in domum fig u - 2 Anda y baja á casa de un a lfa re ro t
l i , et iói audies verba mea. y a llí oirás mis palabras.
3 E t descendí in domum f t g u li , et 3 B a jé , p u es, á casa de un a lfa re ro ,
ecce ipse faciebat opus super rotam. y h allé que estaba trabajando sobre la
rueda.
4 E t dissipatum est vas, quod ipse 4 Y la vasija de barro que estaba ha­
faciebat é lulo manibus s u i s , con ver— ciendo se deshizo entre sus manos; y a l
susqUe fe c it illud vas ajterum , sicut instante volvió á lórmar del mismo bar­
placuerat in oculis ejus ut fa ce r et, ro otra vasija de la forma que le plugo»
5 E t fa ctu m est verbum D o m in i ad 5 Entonces me habló el S e ñ o r, y dijo:
m e, d icens:
6 Nunquid sicut fig u lu s iste , non pa­ 6 ¿P or ventura no podré b a ccr yo co»
lero vobis fa c e r e , dom us I s r a e l, ait vosotros, oh casa de Is r a e l, como ha
D o m in u s? ecce sicut lutum in manu. hecho este alfarero con su barro, dice
f ig u li, sic vos in m anu m ea , domus el Señor a ? Sabed que lo que e9 barro
Israel. en manos del a ltarero , eso sois vosotros
en mi m an o , oh,casa de Israel.
7 Repente loquar adoersum gentem 7 Y o pronunciaré de repente m i sen­
et adversum regnum,- ut eradtcem t et tencia contra una n ació n , y contra u á
d estruam , et disperdam illud , reino para a rra n c a r le , d estru irle, y
aniquilarle.
8 S i pecnitentiam cgerit gens illa a 8 Pero si la tal nación hiciere peni­
malo suo t quod locutus sum adver sus tencia de sus pecados, por los cuales
eam: agam et ego poenitentiam super pronuncié el decreto contra e ll a , me
m a lo , quod cogitavi ut facerem ei. arrepentiré yo tam bién del m al que
pensé hacer contra ella 3.

I Valiéndome de los ch ild eos. gún su iniinita sabiduría. Is. X L V . ver. 9 .—


1 Jeremías no habla aqui de la bondad ó ma­ lia ni. I X . 9.0.
licia de las acciones humanas : sino de que 3 H jiIj Io Dios según el modo de explicarse
Dios cavia á los hombres bienes ó males , se­ los hombres. Véase Dios. Aunque del hombre
C A P I T Ü L * XVIII. 53
g E t súbito loqunr de gente et de re - 9 Asim ismo tralaré yo de repente de
g n o , u t cediftcem el p la n ic m illu d , fu miar y establecer una uacioíi , y un
reino.
10 S i fe c c rit m a lu m in oculis m eis, 10 Pero si esle obrare m al ante mis
Ut non atidiat vocem m e a m , pccniten- ojos, de suerte que no atienda á mi voz,
iia m agam super bono, quod locufus y o me arrcpeutirc del bien que dije que
su m u t fa cer em ei. le haria.
1 1 N unc erg o dic viro J u d a , et h a - 11 T ú , pues, ahora di 1 los varone*
Litaloribus Je ru sa le m , dicens: Hccc d i­ de J u d á , y á los habitantes de Jerusa­
t i l D om inus: Ecce ego fin g o contra vos lem : Esto dice el Señor: M irad que yo
m a lu m , et cogito contra vos cogiiátio - estoy amatando estragos contra vosotros,
n e m : revertatar unusquisque á via su a y trazando designios en daño vuestro:
m a la , ct dirigiíe vias vestras el stu d ia conviértase cada uno de vosotros de su
vestra, mala'- vida , y enmendad vuestras cos­
tum bres é inclinaciones ■>
1 3 Q u i d ix e r u n t: D esperavim us : post 12 A eslo dijeron ellos: Y a no hay
éogitationes e n im no si ra s ib im u s , el rem edio; hemos desesperado: y asi se­
unusquisque p ra eita tem coráis s u i m a ­ guiremos nuestras ideas, y cada cual
l í fa c ie m u s. hará lo que le sugiera la perversidad de
su maleado corado».
13 Ideó hccc dicit D o m in u s: In terró ­ 1 3 Por lau to, esto dice el Señor: P re­
g ate gentes: Q uis a u d iv it ta lia h o rri - guntad á las dem as naciones: ¿Q u ién
t i l i a , t¡uce fe c it n im is virgo Is r a e l? ha jamás oído tales y tan horrendas co­
ta s, como las que no se hartaba de ha­
cer la virgen de Israel a ?
1 4 N unquid defc/'et de p etra a g ri 14 ¿Acafo puede fa lla r uieve en los
n ix L ib a n i? a u t evelli p o ssu n t aquct peñascos de las espaciosas sierras del
crum pcntcs frigidce , et difluentes? L íb an o ? ¿Ó pueden agotarse los ma­
n an tiales, cuyas frescas aguas corren
sobre la tierra ?
15 Q uia oblitus est m e i p o pulus m cus, 1 5 Pues he a q u í que mi pueblo se há
f r u s t r a lib a n te s , et im pingentes in vt'is olvidado de m í, ofreciendo sacrilicios
s u i s , in sam itis sceculi, u t a m b u la ren t á la vanidad de los ídolos , y tropezan­
p er eas in Hiñere non tr il o : do de continuo en sus cam inos, en lo*
« ilig u o s caminos a , por seguir uu car­
r il no trillad o + :
- 1 6 u t fieret térra eorum in desolalio- 16 reduciendo asi su tierra á desola­
n e m , el in sibilum sem p ite rn u m : omniA ción J, y á ser para siempre objeto dé
q u i prceterierit per eam obstupescet, et mofa y de asombro para todo pasagéro,
movebit capul su u m . que al verla , adm irándose & meneará
su cabeza.

que buce penitencia, suele decirse que desar­ Joña: Í1I. v . 9.


ma ó contiene la indiffna'bion de Dios; no se a Al pueblo judúico, A quien ll<im¿ en el
sigue de aquí que pueda convenirse á D ios, ó ver. <>. casa de Israel, aqui le llama virgen tfe
hacer penitencia ¡sin el sosorro de la gracia. Israel. V¿ase Hebraísmos. Quizá indica la gra­
La reconciliación ó justificación del hom b re, vedad de los pecados de la n ación , que da
no tanto es obra de e s le , com o de la gracia de virgen esposa du D ios, se había hecho una
D io s: pero lo es de modo que , salvada la li­ prostituta con el culto de los ídolos.
bertad del hom bre, que también o b ra , Ja 3 En los de sus idólatras y rebeldes padres.
principal parle se atribuya á^la gracia de Dios, 4 Por mis lióles servidores#
S. Gerónimo. Véase Gracia. 5 Cap. L. v. i3 .
i Si queréis evitarlos. Cap. X X V . ver. 5.— tí ó mofándose. Y éa»e Cabeza.
X X X V . V. 15.— IV. Reg. X V I I . ver. iZ .~
Tom . I Y . D Z
54 I 'A PRO FECIA DE JEREMIAS.
17 S itu í oenlus urens dispergam eos 17 Porque como viento abrasador lo»
eoram inim ico : dorsum , et non fa c itm dispersaré delante de sus enemigos : les
ostendam eis in die perdilionis eorum. volveré las espaldas , y no tni benigno
ro stro , en el dia de su perdición.
18 E t d ixeru n t: Venite, et cagitcmus 18 Mas ellos dijeron entonces: Venid
contra Jerem iam cogitationes: non cnim y tratemos seriam ente de obrar contra
p eribil le x á sacerdote, ñeque consiliu m. Jcremias : porque á pesar de lo que é l
a sapiente: nec sermo á prophefa ; v e- predice, no nos (aliará la explicación de
nile , e t . percutía m us eum ¿ingua ; el la Ley de boca del sacerdote , ni el con­
non attendam us ad universos .sermo­ sejo del sabio, ni la palabra del p ro le-
n e; ejus. la. Venid p u e s, atravesémosle con los
dardos de nuestra lengua 1 , y no ba^
gamos caso de ninguna de sus palabras.
19 A llen d e t Dom ine y ad m e, et au- 19 Olí Señor, m ira por m í, y para tu
di vocem adversariorum meorum. atención en lo que dicen mis adver­
sarios.
20 N unquid reddilur pro bono m a- 20 ¿ Conque asi se vuelve m al por
Jumt qu iafoderun l foveam anima: mea:? bien ? ¿ y asi ellos que tanto me deben,
R ecordare quód ste/erim in conspeciu han cavado una hoya para hacerme per-f
tuo , ut loquerer pro eis bonum ; et aver- der la vid a ? A cu é rd a le, oh Señor, de
terem indignationem tuam ab eis. cuando me presentaba yo en tu acata­
m iento, para hablarte á su fa v o r, y para
a i Proptereu da filia s eorum in f a - desviar de ellos tu enojo.
m e m y et deduc eos in m anus g ladii: 21 P o r tanto a , abandona sus hijos &
fia n t uxores eorum absque lib cr ís , et la ham bre, y entrégalos al filo de la
viducc; el v ir i earum inlerficiantur espada: viudas y sin hijos queden sus
morte: juven es eorum confadianlur ff/a- m ugeres, y m ueran de una m uerte in ­
dio in predio, feliz sus m aridos, y véanse en el com­
bate sus jóvenes atravesados con la
32 A u d ia iu r clamor de dom ibus eo­ espada.
rum : adduces enim super eos lalronem a a Oíganse alaridos en sus casas. P or­
repente: quia foderun t foveam ut cape— que tú has de conducir contra ellos sú­
rent m e , ct loqueos absconderunt p ed i- bitam ente al salteador 3 , contra ellos
bus meis. que cavaron la hoya para cogerm e, y
a 3 T u autem , D o m in e , seis omne tendieron lazos ocultos para m is pies.
consilium eorum adversum me in mor- 23 Mas t ú , oh S e iio r, conoces bien
iem : ne propitieris iniquitati earum , et lodos sus designios de m uerte contra
peccatum eorum á fa c ie tua non deleá­ m í. No les perdones su m aldad; ni se
tu r : fia n t corruentes in conspectu tuo, borre de tu preseucia su pecado: derri­
i n tempere fu r o r is tui abutere eis. bados sean delante de tí: acaba 4 con
ellos en el tiempo de tu furor

I Esto e s , con la calumnia. que consumere, consumir. Asi ee ve en Calón»


■ o Y a q u e lu justicia lo exige. Véase Pr-ofrta. P lau lo, Terencio y otros, que cita A hpide.
3 A N abucliódonosor, ladrón que se apodera 5 Híigase asi S e ñ or, ya que asi lo tiene de­
tlelas naciones. cretado tu Justicia en vista de la obstinación
; 4 Esta es la significación de la voz abutere, de ese pueblo ingrato. Véase Profita. H e -
que usa la Vulg.ita , en cuyo sentido la usan brrmmos. Parece que se habla del Dcicidia co-»
vanos autores latinos. Abuti es lo mismo metido por los judíos en la muerte de Jesús.
CAPÍTULO XI X.
Jeremías, quebrando delante de todos una vasija, de barro , anuncia de
orden de D iosy con esta fig u ra , la total ruina de Jerusalem.

i ± ía e c dicit D o m in u s: V a d e t e l ac- , I V le dijo también el Seííor: Anda y


nipe lagunculam fig u li icsteam a senio- lleva contigo una vasija de barro, obra
ribus populi | el á senioribus sacer- de a lfa rero , y algunos de los an cian o s1
dotum ; del pueblo y de los ancianos de los sa­
cerdotes ;
a el egfedere ad vallem f i l i i E nnom , a y vete al va lle del hijo de Ennom %
quee est ju x ta introitum por/cc fic litis ; que está a l Oriente cerca de la entrada
el prcedicabis ibi verba, qui£ ego ¿oquar de la alfarería; y a llí publicarás las pa­
ad te. labra» que voy á decirte.
3 E t dices: Audite verbum D o m in i 3 Escuchad, les d irás, la palabra del
reges J u d a , et habitatores Jerusalem ¡ S e ñ o r, oh Reyes de Judá y ciudadano*
h(EC dicit D om inus cxercituum D eus de Jerusalem: Esto dice el Señor de loa
Israel: Ecce ego inducam afflictionem ejércitos, el Dios de Is r a e l: Sabed que
super locum is lu m , ita ut om nis qui yo .descargaré sobre este lu g ar tales cas­
audierit illa m , lin n ia n l aures e ju s : tig o s , que ¿ cualquiera que los oyerff
contar le retiñirán las orejas.
4 eo quód dereliquerint m e , et a lie- 4 Y por cuanto ellos me han abando-
rtum fecerin t locum istu m ; el liba ve- n ad o , y han profanado este lu g a r, y
runt in eo diis a lic n is , quos nescierunt sacrificado eu el á dioses ágenos , que ni
ip si, el p aires eorum , el reges Juda ; et ellos conocen, ni han conocido sus pa­
repleveru.nl locum islum sanguine in n o - dres, ni los Reyes de J u d á , llenando
eentum. este sitio de sangre de inocentes 3,
- 5 E l ccdificaverunt excelsa B a a lim , 5 y han erigido aliares á B a a l, para
ad comburendos filio s suos igni iri ho— abrasar en el fuego á sus h ijo s , en ho­
locausium B a a lim : quee non prcccepi,, locausto al husm o.B aal; cosas que ni
nec loculus s u m , nec ascenderunl in cor m andé, ni d ije, n i me pasaron por el
m eum. pensamiento
6 Proptereá ecce dies v en iu n t, dicit 6 por tanto, he a q u í, dice el Señor,
D om in us ; et non vocabitur am plius lo- que llega el tiempo en que ya no se ha
cus iste , Topheth, el V a l lis f i l i i E n — de llam ar mas este sitio V a lle de T o ­
nom , sed F a llís occisianis. pheth í , ni V a lle del hijo de E rn ioio,
sino el V a lle de la mortandad.
7 JSt dissipabo tonsilium J uda et J e ­ 7 Y en esle sitio disiparé yo los de­
rusalem in loco is lo ; et subvertam eos signios de los habitantes de Judá y de
gladio in conspectu inim icorum suo- Jerusalem : y exterm inaré á estos con la
r u m t et in m anu queerentium anim as espada, á la vista de sus enem igos, y
eorum: et dabo cadavera eorum escam p or roano de aquellos que buscan su
volatilibus c a l i , et bestiis terree. perdición , y daré sus cadáveres en pas­
to á las aves del cielo y á las bestias de
la tierra.

i Esle es el senlido de las expresiones be- Ja flgura liptote, dinamos: cosa quejnmds me
breas jfc M n a n ^ p n r i n v n >jpTm que pasó por el entendimiento el mandarla ; antes
la Válgala traduce et á senioribus. Vid. y. iq. bien la tengo desde el principio prohibida ex­
tequent. presamente.
a Cap. VII. v. 3 i . Véase Infierno, 5 rtD n n Topheth significa ta m b ié n ameno
i Sacriücados ¿ Moloch. ó delicioso, y q u iz á el Profeta alude á M ía sig­
4 Es uq modo de hablar figurado. Quitando n ifica c ió n .
D 4
56 La p r o f e c ía DE JEREMIAS.
8 E t ponam civitatem hane¡ in sinpo- 8 Y á esta ciudad la haré objeto de
r e m , et in sibilum : omnis qui pra:fer­ pasmo y de escarnio: todos los que pa­
ien'/ per cam , obstupescit, et ■ sibila bit saren por ella quedarán atónitos, y la
super universa plaga eju s. in su ltarán por razón de todas sus des-
dichas
■9 E t cibabo eos carnibus ftliorum suo- 9 Y les daré & com er á los padres las
rum , ct carnibus fín 'a m m suarum : et carnes de sus hijos y las carnes de sus
unusquisque corncm am ici su i comed ct h ija s, y al amigo la carne de su am igo,
in . obsidione, ct in a ng u stia, in qua durante el asedio y apuros á que los
tondude.nl eos in im ici eorum , et qu i reducirán sus enem igos, que quieren
quccrunl anim as eorum. acabar con ellos,
jo E t conteres lagunculam in oculis 10 Y despues a romperás la v a s ija , i
virorum , q u i ibunt tccum. visla de los varones que te habrán
acompañado.
. 11 E t dices ad eos: H<r.c dicil D om i­ 11 Y les dirás entonces: Esto dice el
nus exercituum : Sic contcram populum Señor de los ejércitos : A sí haré yo pe­
istum , et civitatem is la m , sicuf confe— dazos á esle pueblo y á esta ciudad, co­
rifu r vas f i g u l i , quod non potest ultra mo se hace añicos una vasija de barro
in sta u ra ri: et in Topheth sepelienfur, eó cocido , la cual ya no puede restaurarse:
quod non sit aliu s locus ad sepeliendum. y serán sepultados en el inmundo valle
de Topheth , porque no habrá otro sitio
para enterrarlos 3.
12 Sic fa cia m / o r o " , ait D om i­ j a De esta manera trataré yo á esta
nus, et hábilatoribus ejus: ct. ponam poblacion y á sus h a b itan tes, dice el
civitatem islam sicut Topheth. Señor, y haré que esta ciudad sea un
lugar de abom inación, así como T o -
pheth.
1 3 E t erunt dom us Jerusalem , ei do- i 3 Y las casas de Jerusalem y las ca­
m us regum Juda , sicut locus Topheth, sas de los Reyes de Judá quedarán in ­
im m undee; omnes dom us, in qua rum mundas como el sitio de Topheth. T o­
domafibus sacrijic.averunt om ni militia: das estas casas, d ig o ( en cuyos terra­
cce.li, ei libaoerunt libam ina d iis alienis. dos se ofrecían sacrificios á loda la m i­
licia ó estrellas del c ic lo , y libaciones
á los dioses ágenos.
i '4 V en it autem Jerem ías de Topheth, — i 4 En seguida volvió Jeremías- de
quo miserat eum D om inus ad prophe- Topheth , á donde le habia enviado e l
tandum , et stetit in atrio dom us D o ­ Sciior á profetizar +, y paróse en el a trio
m in i, et d ix it ad ómnem populum : del Tem plo del Señor, y dijo á todo e l
pueblo :
i5 Hcr.c dicit D om in us exercituum i5 Eslo dice el Seiior de los ejércitos,
D eus I s r a e l: Ecce ego inducam super el Dios de Israel: M irad , yo voy ¿ traer
iivitatem han c, et super omnes urbes sobre esta ciudad y sobre todas las ciu ­
e ju s , universa m ala quee locutus sum dades que dependen de e lla , todos los
adversum eam : quoniam induraverunt m ales con que yo la be amenazado; ya
cervicem s u a m , ul non audirenl ser­ que han endurecido su cerviz para no
mones meos. atender á mis palabras.

-i Antes cap. X.V 11I. v> x6.— Despues cap. 3 Tan grande será el número de los muertos.
X L I X .v . i 3 — L.v. i 3 . 4 Delante de los principales de Judá.
a De decirles lodo eslo.
.v . , • •. -r 5?

C A P Í T U L O XX. " '

Jeremías , maltratado y eticavcelado por Phassur, profetizo, contra éste i


contra toda la Jadea. Se lamenta a Dios deque permita que padezca por
anunciar su palabra. Y pone en el su confianza.

1 J h t audioit P has sur fttíu s E m m er, * I Phassur, hijo ó descendiente ü cl


sacerdos, qui constituías erat princeps sacerdote. Erom er 1 , y que era. uno d^:
in domo D o m in i, Jerem iam prbphttan- los prefectos de la Casa del S c r c r , 0)6
1 em sermones islos. á Jeremías que profetizaba lales cosas.
2 E l percussil P has sur Jeremiam. pro- 2 É irritado Phassur hirió al pro Lela
p hetom , el m isil eum in n erv u m , quod Jeremías , y le puso en el cepo 2 , que
erat in porta B en ja m ín superior i , in estaba en la puerta superior de Benja­
domo D om ini. * m ín 3 , en la Casa del Señor.
• 3 Cumque, illux.isset in cra'stinum, 3 A l am anecer del siguiente d ía , sacó
eduxit P h a ssu r Jerem iam de ñervo; ei Phassur del cepo á Jeremías ; el cual le
d ix it ad eum J erem ía s: Non P ha ssu r d ijo : E l Seííor no te llam a y a P b a s-
vocavil D om inus nomen tu u m , sed pa- su r 4 ; sino el Espantado por todas
vorem undique. parles 5.
4 Q uia hccc. dicit D o m in u s : Ecce ego 4 Porque esto, dice el Señor: Sábete
dabo te in pavorem, te el omnes amícos que yo le llenaré, de espanto á ti-y d to­
tuos : et corruent giadio inim icorum dos tus amigos :• los cuales.perecerán al
suorum , et oculi tu i videbunt: et omnem. filo de la es.pada de sús enem igos, y es
Judam dabo in martum regis B abylo- cosa que la verás con tus ojos; y entre­
nis: el traducet eos in B a bylon em , et gare 4 lodo Judá en poder del Rey de
perculiet eos in giadio♦ Babylonia ; quien trasladará sus h ab i­
tantes A Babylonia , y á muchos los pa­
sará á cuchillo.
5 E t dabo universam subsfaniiam ci~ 5 Y todas las riquezas de esta ciu d a d ,
v ila lis h u ju s , et omnem labor em ejus, y todas sus labores, y cuanto haya de
omneque pretium , el cúnelos thesauros precioso, y los tesoros todos de los Re­
regum Juda dabo in m anu inim icorum yes de Judá los entregaré en manos de
eorum ; et diripie ni eos , et to lle n t, et sus enem igos; los cuales los robará», y
ducent in Babylonem. cargarán con ellos t y los conducirán 4
Babylonia,
6 T u autem P h a ss u r , et omnes ha- 6 Mas l ú , oh Ph assur, y todos los
bitatores dom us iucc, ibitis in captivi- moradores de tu casa iréis cautivos; y
ta te m ; et in Babylonem nenies, et ibi tú irás á B abylo n ia, y a llí m orirás, y
m orieris, ibique sepelieris tu et omnes a llí serás enterrado tú , y todos tus ami­
a m icilu i, quibus prophetasti m endadum . gos á. quienes profetizaste m entiras.
7 S e d u x is ti m e , Dom ine , et seducías 7 ¡ O h Señor G! tú me deslum braste ,

1 Cap. X X I. v. I. — I. Paral. I X . v. 12.-— de un espanto universal.


X X I V . v. 14. Véase c. X X IX .v er. a5 . G Asi exclam ó Jeremías i impulsos de la de­
3 Ó calabozo. Asi la Iraducccion de Ferrara* bilidad de su naturaleza. Job X . —II- Cor.
3 Puerta de la ciudad coniigua al Templo. 1. v. 8 . Dios había prometido á Jeremías que
Cap. X X X V II . v. 12. sus enemigos no le vencerían. (Cap. I. v. 19.)
4 Esto es -)T O 3 el que espanta con su ó que no Te liarían desistir de su ministerio ó
Visla. predicación; pero no le prometió que no ten­
5 Te llama :^>2 D'0 *113)3 Magw->ntissabib; dría que sufrir de ellos.
<liie S. Gerónimo traduce: El que está lleno-
58 La PROFECIA DE JEREMIAS.
sum: fortior me fu is ti, el inva.lu.isti: a l encargarme este penoso ministerio; f
facías sum in derisum tola die., ami?ps' • yo >quedó deslum brado: yo ya me re­
subsannant me. sistía; pero tú luiste mas fuerte que yo#
y te saliste con la lu y a : yo soy lodo el
dia objeto de irrisión , todos hacen mofa
de m i ;
8 Quia jam olim loquor, vociferans 8 porque ya tiempo hace que estoy
iniquitatem , el vaslilatcm clamilo : ct clam ando contra la iniquidad, y anun­
factus est mihi sermo D om ini in óppro- ciando á voz en grito la d evastación : y
brium , et in dtrisum tola die. la palabra del Señor no me acarrea mas
que continuos oprobios y escarnios. *.
9 E l d i x i : Non recordabor eju s, ñe­ g Y asi dije para conmigo: No v o l­
que loquar ultra in nomine illiu s; et veré mas á hacer mención de e lla , y
factus est in carde meo quasi ignis ex— no hablaré mas en nom bre del Seiior.
astuans , claususque in ossibus meis: Pero luego sentí en mi corazón como
ct defcci, ferré non sustinéns. un fuego abrasador, encerrado dentro
> de mis huesos., y desfallecí, no tenien­
do fuerzas para aguantarle.
10 Audivi enim contumelias mullo - 10 E l hecho es que oí las maldiciones
ru m , el lerrorem in circuilu : Perscqui- de m uchos, y el terror se apoderó de
mini, el persequamur eum: ab ómni­ mi por todos lados: P erseguidle, y per-?
bus viris, -qui erant pacifirf m e i, et sigámosle, oí que decían todos aquellos
custodíenles latus nieum:. si quomodo mismos que vivian en paz conm igo, y
dccipialuv, ct prccvaleamus adver sus estaban á mi lado: observemos si come­
eum, et consequamur ullionem 'ex co. te alguna falla ; que en tal caso preva­
leceremos contra é l, y lomarémos de
él venganza.
11 Dominus autem mecum est quasi 11 Pero el Señor, cual esforzado cam­
btllalor fo r tis: idcircó qui persequun- peón, está conm igo; por eso caerán y
fur me, cadenl, et infirmi erunt: con­ quedarán sin fuerzas aquellos que me
fundentur veliémenter, quia non intel- persiguen; quedarán sumamente aver­
lexerunt, opprobrium sempiternum, quod gonzados por no haber logrado su in ­
numquam delebitur. ten to , con un oprobio sem piterno, que
jam as se borrará.
i a E t tu, Domine exercituum , pro- i a Y tú , oh Señor de 1os ejércitos,
bntor ju s ti , qui vides renes et cor: v i- que haces prueba, del justo, tú que dis­
denm, t/ucEso, ullionem tuam ex eis: ciernes los alectos interiores del co ra-
tibi enim revelavi cáusam meam. ' z o n , haz que yo te vea tomar de ellos
una justa ve n ga n za 2 ; porque á tí ten­
go encomendada mi causa.
íS Cantóte Domino, laúdate Domi- i3 Cantad himnos a) S euor, alabad al
n u m ; quia liberavit animam pauperis Señor: porque él es el que ha librado el
de mana malorum. alma del pobre de las garras de los m al­
vados ; del pobre , que , comofu era de sit
decía:
i Para los que aman á Dios es gran pena te ­ cuciun que le moverán los mundanos , espe­
n e r que ver ó saber la mala vida de los peca­ cialmente los que aparentan zelo de la Reli­
dores ; y si esta no le s causa pena , e s señal de gión: como hacían los phariseos con Jesu-
muy poca ó ninguna caridad. Porque cuanto Cbristo : ó aquellos de quienes decía este Se­
mas gc aleja e l justo d el p e c a d o , taolo mayor ñor , que mirarían como un obsequio ¿ Dios
tormento le causa el del prójimo 5 y cuan lo el malar á sus Apóstoles. Joann. X V I. ver. 1.
mas procura adquirir la virlud ó piedad , y se­ a Anles cap. JCl. v. ao. X V I I . v, 10. Véa­
guir el E van gelio, tanlo m ayor será la perse- se Profeta.
CA P IT D LO X X T,
59
- i/h M aldito el dia en que n a c í 1 : 00
l 4 Maledicta dies , in qua na/us sum;
dies in qua peperit me mater m ea , non sea bendito el dia en que nú madre me
sil benedicta. parió.
15 Malediclus vir , qui annuntiavií 1 5 M aldito aquel hombre que dió la
pairi meo , dicens: Natus est Ubi puer nueva á mi padre, dicicudole: Te ha
masculus ; et quasi gandió Icclificavit nacido un hijo varón; como quien pen­
eum. só colm arle de gozo.
16 Sil homo Ule ut sunt cioifalcs, 16 Sea el tal hombre como están las
qUas subvcriil Dominust et non pa¡m- ciudades que asoló el Señor sin tener
tuit cum: audiat c/amorem m a ne , ct de ellas compasion: oiga gritos por la
ululatum in tempore meridiano: maitona y aullidos al mediodía.
17 qui non me interfecit á vulva , ut 1 7 ¡ Que no me hiciera m orir Dios en
fieret mihi mater mea sepulchrum, et el seno materno 3 , de modo que la m a­
vulva ejus conceptus octernus. dre mia fuese mi sep u lcro , y fuese
eterna su preñez!
18 Quare de vulva egressus su m , U t 18 ¿ P a ra qué salí del seno materno
viderem laborem ei dolore m , el consu— á padecer trabajos y dolores, y á que
merentur in confusione dies mei ? se consumiesen mis dias en continua
afrenta ?

CAPÍTULO X X r.

Respuesta de Jerem ías á la pregunta de Sedecias sobre la suerte de feru-


saleni sitiada. Solamente se salvarán aquellos que se sujeten á los
enemigos.

1 V erbum , quod faetum est ad J e- 1 t t e aquí lo que respondió el Señor


remiam á Domino , quando mis ¡i ad á Jeremías cuando el rey Sedecias 3 le
eum rex Sedecias Phassur filium M cl- envió á decir por Phassur , hijo de M el-
chice, el Sophoniam ftlium Maasice sa - chias , y por el sacerdote Sophonías, hi­
cerdotem , dicens: jo d cM a a sía s, lo siguiente:
a Interroga pro nobis Dominum , quia 2 Consulta por nosotros al S e ñ o r1*;
Nabuchodonosor rex Daby/onis prcelia- pues Nabuchodonosor Rey de Babylouia
tur adversum nos: si forte facial D o­ nos ataca con su ejército: y sepas si el
minus nobiscum setundüm omnia mi- Señor por ventura está en obrar á favor
rabilia su a , et recedat á nobis. nuestro alguno de sus muchos prodigios,
que obligue á aquel á retirarse de nos­
otros.
3 "Et dixít Jeremías ad eos : Sic di - 3 Y Jeremías 5 les respondió : A sí di­
cetis StdecicE: réis á Sedecias:
4 Hoec dicit Dominus Deus Israel: 4 Eslo dice el S e iio r, el Dios de Is­
Ecce ego converlam vasa b clli , qua: in rael : Sabed que yo haré vo lv er en da-

1 Job III. v. 3 . reinando Sedecias; y asi su propio lugar es


2 El qui ele (a Yulgata está en lugar de quia, despues del capitulo XXXVII. Sophonías lenia
y asi traducen los Setenta. Véase Job X ■v. j8. el segundo lugar entre los sacerdotes despues
Todo esle discurso del Profela es una hipér­ del Pontífice. IV. fíeg. X X V v. 18.
bole nnra expresar la grandeza de su dolor. 4 Antes cap. X V . v • 19. En esle lance se
3 Al juntar en un vulúmen estas profecías no vió cumplido lo que el Señor liabia prometid#
fwógico.
ece que se siguió siempre el órílen chróno-
Lo que se refiere en esle capitulo per­
á Jeremías, esto es, que la necesidad les obli­
garía h pedir é implorar su favor.
tenece al scguudo año del sitio de Jerusalem, 5 Despues de haber consultado al Señor. -
6o La PROFECIA DE JEREMIAS.
manibils 'vestris su n t , ct quibus vos «o vuestro las armas que tencis en
pugnatis adversuni regem 'Dábylonis, vuestras manos, y con que peleáis con­
et Chaldacos, qui obsidenl vos i/t cir- tra el Rey de Babylonia y los chaldeos
cuitu murorum; et congregaba ea in que os tienen sitiados rodeando vuestros
medio civitatis hujus. m uros, y las am ontonare lo das en me­
dio de la ciudad.
5 E l dchcllabo ego vos in manu e.v- 5 Y yo mismo pelearé contra vosotros
tcnta , et in bracfiio f o r i i , et in furore} y os derrotaré extendiendo mi mano, y
t i in indignatione, et in ira grandi. el fuerte brazo m ió , con furor é in dig­
nación y enojo grande *.
6 E t percutiam habitatores civitatis 6 Porque descargaré el azote sobre
hujus , }iomiríes et besiiee pestillenlid los vecinos de esta ciudad: hombres y
magna morientur. bestias m orirán de h orrible pestilencia.
7 E t post hccc, uit Dom inus , daba 7 Y tras esto, dice el Señor , yo en­
Scdeciam regem Juda , et serbos ejus, tregare á Scdccias, Rey de Judá, y á
1 1 populum e ju s, ct qu i derclicti sunt sus servidores, y á su p u eb lo , y á los
in civitale hac á p e s te , ct g ia d io , el f a — que habrán quedado en la ciudad sal­
m e, in m anu Nabuchodonosor regís B ti- vos de la peste, y de la espada, y <le
¿ jlo n ís , ct in m anu inimicorum corum t la ham bre, los en tregaré, digo, en po­
el in m anu qucercnlium an im am eo­ der del Rey de Babylonia JNabuchódo-
rum , el p ercu tid eos in ore. g la d ii, ct nosor, y en poder de sus enem igos, y
non J ltcleiu rt ñeque p a rcet, nec m ise- en poder de los que buscan como ma­
rcbUur. la rio s, y serán pasados á c u c h illo , y
no se aplacará, ni perdonará , ni ten­
drá compás ion.
8 E t nd populum hunc dices: Hccc 8 Tam bién dirás á ese pueblo: Esto
dicit Dominas: Ecce ego do coram vo­ dice el Seííor: lie aquí que yo os pon­
bis viam vita , et viam morlis. go delante el cam ino de la vid a, y el
camino de la muerte.
y Qui lio bita veril in urbe hac, m o- 9 El que se quede en esla ciudad , pe­
t ielur giadio, et fa m e , et peste; qui recerá al filo de la espada, ó de ham­
aulem egrrssus fu e r it , et transfugerit b re , ó de peste 3 ; mas aquel que salga
ud Chuldccos, qui obsident tos, vivelt y se entregue á los cháldcos, que os tie­
el erit ei anima sua, quasi spolium. nen sitiados, salvará la v id a , y repu­
tará esto por una ganancia.
10 Posui enim faciem meam super 10 Por cuánto yo tengo fijados los
eivilatem íiuttc in malumf el non in ojos sobre esta ciudad, dice el Señor,
lonur» , uit Dominus; in manu regis no para hacerle bien siuo m al: Y o la
liab j ¿unís d abitar , el exuret eum igni. entrega*^ en poder del Rey de B abylo­
n ia , el cua) la entregará á las llamas.
t i E l domui regis Juda¡ Audite ver­ i i Dirás también á la casa del Rey-
bum Dominio de Judá: Oid la palabra del Señor,
12 domus David t hccc dicit Dominus: 12 oh vosotros de la casa de D avid 3 ;
Ju.dicatc mané ju d iciu m , et eruite vi esto dice el Señor: A dm inistrad presto
oppressum de manu calumniantes: ne la j usticia, y á los oprimidos por la
1.1 No os rudiáúr á la voluntad divina el usar temeridad el resistir. Así nuestro Divino Maes­
(lt) lodos los m edios lícitos j>ara precavernos tro Jesu-Ghrislo se entregó en manos de los
Je las calam idades q u e Dios e n v ía , y con lus suyos, sabiendo que esla era la voluntad do su
c u a le s , al paso que purilica mas á los justos , E terno Padre. S. Alanasio en la apología de
uastiga nuestros pecados. Pero si nos constase su huida..
ser voluntad de D io s, y de ere lo suyo el q u e a Despues cap. X X X V III- v- a.
nus entregáramos en manos de los enemigos , 3 Despues cap* X X I L v- 3. !
swmg aquí lo declaró Jerem ías al R e y , s é m
C APITUL o XXII. 61
forte egrediatur ut ignis indignatío mea, prepotencia libradlos del poder del opre­
el succendatur , et non sil qui exlinguat sor: no sea que prenda en vosotros co­
propter maliliam studiorum vestrorum. mo fuego m i enojo, y encendido que
s e a , no haya quien pueda apagarle , por
causa de la m alignidad de vuestras in ­
clinaciones ó mala conducta vuestra.
i 3 Ecce ego ad le habiiatricem vallis 1 3 Heme a q u í, oh Jerusalem : contra
solida: atque campes tr is , aU Dominus, l í vengo, oh habitadora del valle for­
qui dicit is: Quis percutiet nos? E t quis talecido y campestre 1 , dice el Señor;
ingredietur domos nostras ? contra vosotros que decís: ¿Q uién sera
capaz de asaltarnos y de apoderarse de
nuestras casas?
1 4 E t visitado super vos ju x ta fr u — 1 4 Y o os castiga'ré por el fru to que
ctum studiorum vestrorum, dicil D o­ han dado vuestras perversas in clinacio­
minus: et succendam ignem in saltu n e s, dice el Señor: y yo pegaré fuego á
ejus; et devorabit omnia in circuitu ejus. sus profanos bosques 3 el cual devorará
todos sus alrededores.

C A P Í T U L O X X II.
Terrible pro fecía de Jerem ías contra e l R ey de Judá y su fam ilia.

H c c c dicit Dominus: Descende in i E s l o dice el Señor: A n d a , ve á la


domum regis Juda, el loqueris ibi ver­ casa del Rey de Judá, y le hablarás a llí
bum hoc , en estos térm in o s:
a et dices: A u d i verbum Domini reoc a y dirás : Escucha , ob Rey de Judá,
J u d a , qui sedes super solium David; la palabra del Señor, tú que te sientas
tu et serví ta i, el populus tu u s , qui sobre el trono de David , lú y los de tu
ingredimini per portas islas, servidum bre, y tu pueblo que entráis
por estas puertas.' ’
3 Hccc dicit Dominus: Facite judicium 3 Esto dice el Señor: Juzgad con rec­
et justiíiam , et liberóte vi oppressum titud y justicia 3, y librad de las ma­
de manu calumniatoris; et advenam, nos del calum niador á los oprimidos
et pupillum , et viduam nolite contrista­ por la vio len cia, y no aflijais ni opri­
re, ñeque opprimatis ¿ñique; et sangui- máis inicuam ente al forastero, ni a l
nem innocenlem ne effundalis in loco h u érfa n o , ni á la viu d a, y no derra­
isto. méis sangre inocente en esle lugar.
4 S i enim facientes feceritis verbum 4 Porque si realm ente os parláreis así
istu d : ingredientur per portas domus como os d igo , seguirán ocupando el so­
hujus t reges sedentes de genere David lio de David los Reyes sus descendien­
super thronum ejus, et ascendentes cur- tes, y montados en carrozas y caballos,
rus et equos, ip si , et serví, et populus entrarán y saldrán por tas puertas de
eorum. esta casa con sus servidores ó cortesa­
nas, y su pueblo.
5 Quod s i non audieritis verba htícc: 5 Pero si vosotros desobedeciéreis estas
in memetipso juravi, dicil Dominus, p alabras, juró por m í m ism o , dice el
quia in solitudinem erit domus hccc. Señor , que esta casa ó palacio quedará
reducido á una soledad.

i Jerusalem estaba situada en un m o n le , di­ a Tai vez alude á las casas de Jerusalem, mu­
vidido en varias colinas; y por eso Ja ciudad so chas de las cuales eran de madera del Líbano.
bailaba cu una posicion muy buena pura de­ 3 A n t e s X X I.v. ia .
fenderse. Véase Jerusalem,
62 L a p r o f e c í a DE JEREMIAS.
6 Quia Jicec dicit Dominus super do­ 6 Porque he aquí lo qu&djce el Seííor
mum regís Juda: Galaad tu mihi ca­ contra la casa del Rey de Judá: Oh ca­
pul L iban i: si non poxuero te. solitudi- sa ilustre y rica , como Gaiaat} 1, l á
n em , urbes inJiabitabiles. que eres para mi como la cum bre del
L íban o *, júrote que le reduciré i. una
soledad, como las ciudades inhabitables
de Pentápolis;
7 Et. sanctificabo super te interficien- 7 y destinaré 3 contra t í al m atador
tem virum, et arma ejus ; et succidenl de hombres 4 , y á sus armas ó tropast
electas cedros tuas , et prcecipitabunt y cortarán lus cedros escogidos, y los
in ignem. arrojarán al fuego.
8 E t pertransibunt gentes multa: per 8 Y atravesará mucha gente por esta
eivitalem hanc; et dicet unusquisque c iu d a d , y dirá cada u n o á su compañe­
próximo suo: Quare fecit Dominus sic ro 5 ; ¿P o r que m otivo trató asi el Se­
civilafi huic gran di? ñor á esta gran ciudad?
g E t respondebunt: Eo quod dereli- 9 Y se le responderá : Porque aban­
querint pactum Domini D ei s u i , el donaron la alianza del Señor Dios suyo,
adoraverint déos alíenos , et servierint y adoraron y sirvieron & los dioses
eis. ágenos.
' io Nolite Jlcre morluumt ñeque lu~ 10 / A h j no lloréis al difunto rey Jo -
geatis super eum Jletu ; plangite eum s ia s , ni hagais por el duelo: llorad sí
qui egreditur, quia non revertetur ultra, por el que se v á , por Joacház ; que no
nec videbit terram nativilatis sute. volverá ya del cautiverio, rii v e r i mas
la tierra de su nacim iento 6 :
11 Quia hcec dicit Dominus ad Sellum 11 por lo cual esto dice el Señor acer­
filium Josice regem Ju d a , qui regnavit ca de Sellum (ó Joath áz ) hijo de Jo*
¡pro Josia paire suo , qui egressus est s ía s , Rey de Judá, que succedró en el
de loco isto: N o n . revertelur huc a m - reino á su padre Josías, y salió de este
pliiis ; lu g a r: No ha de vo lv er mas a c á ,
i a sed in loco , ad quem transtuli 13 sino que m orirá en el lugar á don­
eum , ibi morietur , el terram istam non de le trasladé, ni verá ya mas esta
vide bit a mpliiis. tierra. ■
1 3 Vcc qui aedificat domum suam in 1 3 ¡A y de aquel que fabrica su casa
injustitia , el cccnacula sua non in j u - sobre la injusticia , y sus salones sobre
dicio: amicum suum opprimel fru stra , la iniquidad, forzando á su prójim o &
el mercedem ejus non reddet ei. que trabaje de b a ld e 7 , y no le paga su
jo r n a l!
1 4 Qui dicit: AEdificabo mihi domum 14 A quel que va d icien d o : Y ó me edi­
latam , et ccenacula spaliosa : qui ape- ficaré un suntuoso p alacio , y espacio­
rit sibi fen estras , el fá cil laquearía ce­ sos salo n es: que ensancha sus ventanas
drina , pingitque sinopide. y hace artesonados de ce d ro , pintándo­
los de berm ellón.

I Según S . Gerónimo quiere d e c ir: Oh casa y en otros parages de la Escritura. V éase San­
Hcal de -luda, que por lu gra n d eza y siluacion to. Nabuchódonosór y su. ejército se Uaman
elevad a eres la cabeza de Jerusalem , com o san ios , porqitr ejecutan la sentencia de Dios,
Galaad es lo mas delicioso y grande del monte dice San Gerónimo.
L íb an o. El país de Galaad era inuy abundante 4 Esto e s , á Nabucbódonosor.
y fé r til, y el Líbano á v ec e s se pone para sig­ 5 Deut. X X I X . w r. 24- — I I I - Reg. IX .
nificar por antonomasia un país delicioso y fér­ ver. 8.
til. Ps. L X X I. v. 16.— Canlic. IV. v. — 6 IV . Rrg. X X III. v. 33. 34. — /. Paral.
Gen. X X X V I I . v. i 5. III. ver. 16.
a ó la que d escuella sobre iodo. 7 Lev. X I X . v. i 3.
Í Gala es la significación d e santificar aquí
. Capitulo XXII. 63
r 15 Nunquid regnabis, quoniam con­ 1 5 ¿ Piensas tú , oh rey Joah'm , que
fe r í te cedro? pater tuus nunquid non reinarás mucho tiempo, pues t]iie te
comedit et bibil, et fce.it judicium et comparas con el cedro? ¿Por ventura
justitíam , tune cum bene eral ei ? tu padre , el piadoso Josías, no comió
y bebió, y fué feliz goberuando ton
rectitud y justicia ?
16 Judicavit causam pauperis et egc- iti Defendia la causa del pobre y del
n i in bonum suitrn: nunquid non ideo -desvalido, y así trabajaba para su pro­
quia cognovit m.e%dicit Dominus? pio b ien , ¿y la razón de esto no lué
porque siempre me reconoció á m í, di­
ce el Sentir?
i y Ttti vero aculi et cor ad aoarifiam, 17 Pero tus ojos y tu corazon no bus*
et ad sanguinem innocentem funden - can sino la avaricia y el derram ar yan-
d u m , el ad calumniam, el ad cursum gre inocente, y el calum n iar y correr
m alí operis. tras de la maldad.
18 Proptereá hete dicit Dominus ad 18 Por tanto esto dice el Señor de
Joakim ftlium Josicc regem Jada: Non Joakim hijo de Josías y Rey de Judá:
plangent eum: Va: frafer , ef ecc. soror: No le endecharán los de su casa con
non concrepabunl e i: V a Dom ine , et aquellos lamentos: ¡A y hermano rniol
vae inclyle. ja y hermana m ia! ni los extraños gri­
tarán : ¡ Ah Señor ! ¡ah ín clito B eyl
i g Sepultura as ¿ni sepelietur , putre­ 19 Sepultado será como lo es el asno,
fa ctos et projeclus extra portas Jeru­ eslo es, será arrojado Cuera de tas puer­
salem. tas de Jerusalem para que a llí se pudra *,
2o Axcende Lihanum, et clama: et 20 Ya puedes subir tú , obsfitindo pue­
in Basan da votem tuam , el clama ad b lo * , sube al Líbano y da g r ito s , y
transeúntes, quia contrití sunt omnes desde el monte Basan levanta lu vo z, y
amatores tui. clama por socorro 4 los que pasen ; por­
que lodo< tus amigos han sido anonadados.
a i Locutus sum ad le in abundaníia a i Yo te piediqué en medio de tu pros­
tua; et d ix is li• Nott audiam: hccc ésl peridad , y tú dijiste: No quiero escu­
via tua ab adolescentia tu a , quia non char : esta es tu conducta desde tu mo­
audisfi vocem meam . cedad , el hacerle sordo á mis palabras.
22 Omnes pasto» rs tuos pascet ven- a a Del viento 3 se alim entarán todos
tu s , et amatares tui in captivitatem tus pastores 4 , y cautivos seráu llev a ­
ibunf; et tune confundérist el erubesces dos lados tus amigos ó favorecedores.
ab omni malitia tua. Confuso quedarás entonces, oh pueblo
orgulloso , y tú mismo te avergonzarás
de todos Lus vicios.
a 3 Quce sedes in Líbano, et nidificas Oh tú que 5 pones tu asiento so­
in ccdris, quomodo congemuisti y cum bre el L íb a n o , y anidas en sus altos ce­
venís seni tibi dolores , quasi dolores dros: ¡cuáles serán tus ayes cuando te
parturientas ? acometan dolores semejantes á los de
m uger que está de parto!
a 4 Vico ego, dicit Dominus: quia si 24 Juro yo i el Seiior, que a u n -

i Véase cap. X X X V /. ?>. 3o. Aunque Na- minacion femenina, se ve claramente que ha­
buchódonosor le mandó llevar curiado de ca­ bla á Jerusalem , ó á la nación judáica, con
denas á Babilonia ( 11. l'ornl. XX X V I . t'. una especie de ironía ó sarcasmo.
6.); pero después le mandó matar, porque 3 Ó de vanas esperanzas; ’
Joakim faltó á lo que liuliia jurado , y su ca­ 4 Eslo es , tus principes y sacerdotes.
dáver fué arrojado al campo, 5 Cual águila q u e se rem onta.
a Por el verbo hebreo que aqui liene la ler-
64 Ia PROFECIA. DE JEREMÍAS.1
fu eríl Jechonias filias Joakim regis Ju ­ que Jechonias, hijo de Joakíni, Rey de
da , annulus in manu dexlera mea, J u d á , fuese tan interesante para m í
inde evellam eum. como el sello ó anillo de roi mano dere­
cha , me le arrancaría de) dedo *.
a 5 E l dabo te in manu qu&rentium a 5 Y o te e n tregaré, oh príncipe im —
animam tuam, el in manu quorum lu p í° t en poder de los que buscan como
form idas fa cie m , et in manu Nabu- m a ta rte, y de aquellos cuyo rostro te
chodonosor regís Babylonia t et in ma­ hace tem blar; en poder de Nabuchódo—
nu Chaldaorum. nosor Rey de B abylon ia, y en poder de
los cháldeos.
26 E l mittam t e , et mairem tuam 26 Y á lí y á tu madre que te parió *
qua: genxi.it ie , in terram alienam , in os enviaré á un pais extrañ o, en que no
qua nati non estis , ibique moriemini nacisteis, y a llí moriréis.
27 e/ j/i terram t ad quam ipsi levant 27 Y á / o Judea , esta tierra á la cual
animam suam ut revertantur illuct non su alm a anhela v o lv e r , no volverán
rcvcrlentur. jamás,
a 8 Nunquid vas fictile atque contri- 28 ¡Oh Señor! ¿es quizá ese hombre
tum vir iste Jechonias? nunquid vas Jechonias alguna vasija de barro que­
absque omni voluptate ? quare abjecti brada? ¿ Es algún mueble /«¿i///que na­
sunt ipse et semen ejus , et projecii in die lo quiere ? ¿ Por qué m otivo han si­
terram , quam ignoraverunt ? do abatidos él y su lin a g e , y arrojados
á un país desconocido de e llo s 3 ?
a g Terra, ierra , Ierra , audi sermo- 29 ¡ T i e r r a , tie rra ! o y e, oh tierra,
nem Domini. la palabra del Señor , y escarmienta.
3 o Hoce dicit Dominus: Scribe virum 3 0 He aquí lo que me dice el Señor;
isium sterilem, virum qui in diebus Escribe que ese hombre * será estéril en
suis non prosperabitur: nec enim erit sus cosas ?; que nada le saldrá bien de
de semine ejus vir qui sedeat super so­ lo que emprenda durante su vid a: pues
lí um 9)a v id , et- potestatem habeat ultra que no quedará de su linage varón a lgu ­
in Juda , no que se siente sobre el trono de Da­
v id , y que tenga jamás en adelante po­
der ninguno en Judá.

C A PÍT U L O X X III.

Predice Jerem ías que en lugar de los malos pastores del pueblo de Isra el,
enviará el Señor a l B u e n P a s t o r , quien con sus m ayorales fo rm a rá mi
nuevo y dichosísimo rebaño ; y anuncia la ignominia eterna con que serán
castigados los fa ls o s profeta s.

1 V c e pastoribus , qui disperdunt et 1 j A y de los pastores que arruinan y


dilacerant gregem pascua: mea: , dicit despedazan el rebaño de mi dehesa! d i-
Dominus. ce el Señor,
a Ideo hcec dicit Dominus Dcus I s - a Por tanto he aquí lo que dice el Se-

1 Por causa de su im piedad. Véase A nitío. dia S a la lh ie l , padre de Zorobabe!. I. Paral.


1 Llam ábase Nohesta. IV . Reg. X X IV . J l l .v . 17— Matlh. I. v. 12.; pero ninguno
ver. 8. i 5. fu6 R ey , ó se sentó en el tronó de David. Los
3 ¡ Ab ] su impiedad ha sido la causa de su Setenta en lugar de estéril, dicen que no cre­
ruina. ció : y 7'eodocion, que fué un hom bre des­
4 Ese impío Jechónias. echado de Dios.
5 Jccl)6mas tuvo varios hijos; y de él descen-
C A rI T Ü! XXIII. 65
racl ad pastores , qui pascunt populum íior Dios de Israel á los pastores que apa­
rntum : Vos dispersislis gregem meam, cientan mi pueblo 1 : Vosotros habéis
et ejecistis eos , et non visitaslis eos : desparramado mi g r e y , y la habéis a r­
ecce ego vi silabo super vos malitiarti rojado fuera , y no la habéis v isita d o :
studiorum vestrorum, ait Dominus. pues he aquí que yo vendré á castiga­
ros á vosotros por causa de la m align i­
dad de vuestras in clin a cio n es, dice el
Señor.
3 E l egú congregaba reliquias gregis 3 Y yo reuniré las o v e ja s , que que­
mei de ómnibus terris , ad quas ejece- daron de mi rebaño, de todas las tierras
ro eos illuc ; el converlam eos ad rura á donde las hubiere echado, y las vo l­
f u á ; el crescent et mulliplicabuntur. veré á sus propias tie rra s ; y crecerán j y
se m ultiplicarán.
4 E t suscitabo super eos pastores , et 4 Y crearé para ellas unos pastores
pascent eos: non formidabunt ultra , et que las apacentarán con paslos saluda­
non pavebunty el nullus quccretur ex bles : no tendrán ya miedo ni pavor al­
numero , dicit Dominus. guno, y no faltará ninguna de ellas en
el red il, dice el S e ñ o r3.
5 Ecce dies veniunt, dicit Dominus; 5 Mirad que viene el tiempo , d ice el
et suscitabo David germen ju s lu m ; et S e ñ o r, en que yo baré nacer de D avid
regnabit r e x , et sapiens erit; et faciet uu vástago, un Descendiente justo , el
/udicium et justitiam in térra. cual reinará como Rey 3 , y será sabio,
y gobernará la tierra con rectitud y
justicia-.
6 In diebus lilis salvabitur J u d a , et 6 E n aquellos dias su yo s, Judá será
Israel habitabit confidenter; et hoc est s a lv o , é Israel v iv irá tranquilam ente;
nomen, quod vocabunt eum , Dominus y el nombre con que será llam ado aquel
'jiistus nóster. Reyt es el de Justo Señor o Dios nuestro4.
7 Propter hoc ecce dies veniunt , di— 7 Por éso vendrá tiem p o , dice el Se­
cit Dom inus; et non dicent ultra: V i- ñ o r , en que ya no dirán: V ive el Se­
vil Dom inus , qui eduxit filias Israel ñ o r, que sacó á los hijos de Israel de la
de térra AtEgypti; tierra de E gypto 5;
8 se d : Vivit Dominus , qui eduxit et 8 sino; V ive el Señor que ha sacado
adduxit semen domus Israel de térra y traído el linage de la casa de Israel
Aquilonis , et de cunctis terris ad quas del país del N orte, y de todas las regio­
ejeceram eos illu c ; et habilabunt in nes á donde los habia yo arrojado; y
térra sua. habitarán en su propia tierra ó.
g A d prophetas: Contritum est cor 9 En órden á los falsos profetas, mi
meum in medio m e i , contremuerunt co ra zon , dijo Jeremías , se despedaza

i Parece que habla aqui el Profeta de los sa­ ver. a. XL. ver. i i . X LV . v. 8. — Ezech.
cerdotes. Destruyen el rebaño de Christo Job X X X I V .v ,-i i. — Dan. X X IV . v , ‘1$.—
pastores que le ensenan el error y el vicio: le Joann. I. ver. ^5 .
despedazan los que siembran en él la división ó 4 Ó también: E l Señor es nuestro Justo, ¿
el cisma: le ahuyentan los que injustamente Jusliücador. Israel vivirá en suma paz bajo el
)e separan de la Iglesia; y no le visitan los que dominio de esle Rey que se llamará el Principe
or atender á los negocios del siglo se descul­
San de apacentarle con la doctrina y el buen
de la Paz. Is. I X . v. 6. Las palabras Domi-
ñus Justus noster que Murtini y otros tradu-
ejemplo. Chrys. ecn justo Dios nuestro, pueden traducirse jus­
a Hermosa profecía de Jesu-Chrísto , Supre- to Señor ó Dios nuestro, pues en el hebreo
¿10 Pastor de las almas; y de los Apóstoles y *e lee la palabra J-VlíT Jenovd.
sus succesores. Véase Joann. X V III. v. q. 5 Deut. X X X I I I . *>. 28.
3 Despues cap. X X X I I I . Is. IV. 6 Antes cap. X V I . ver. *4 * > i 5.
Tora. IV. E
66 La p r o f e c í a d e j e r e m í a s .
omnia ossa m ea: f actas sum quasi vir en medio de mi pecho: desencajadas
ebrias , et quasi ftamo madidus á vino, tengo todos mis huesos; me hallo como
a facie D om ini, el á facie verborum un ebrio , como un hombre tomado del
sanclorum ejus. vin o , al considerar el enojo del S e ñ o r,
y á vista de sus santas palabras *.
10 Quia adulleris repleta est ierra, 10 Porque la tierra está llena de adúl­
guia á facie malediciionis luxit (erra, teros a, y llorando á causa de las blas­
arefacta sunt arva deserli * f actas est femias; secáronse las campiñas del de­
cursas eorum m a la s , et fortituda eo­ sierto: su carrera de- ellos se dirige
rum dissimilis. siem pre al m a l, y su valen tía es para
com eter injusticias:
11 Propheta namque et sacerdos pol- 11 porque así el profeta como el sa­
lu li su n t; et in domo mea invcni m a- cerdote se han hecho inmundos 3 , y
Jum eorum , ait Dominus. dentro de mi casa ó templo, alli he en­
contrado su m alicia dice el Señor.
- 13 Idcirco via eorum erit quasi lu- 13 P o r eso el cam ino de ellos será co­
bricum in tenebris: impellentur enim, mo un continuo resbaladero entre t i ­
et corruent in ea : afferam enim su­ nieblas : en él serán rempujados, y cae­
per eos m a la, annum visilationis eo­ rán ; pues yo descargaré desastres sobre
rum , ait Dominus. ellos en el tiempo en que sean residen­
ciados, dice el Señor.
1 3 E l in prophetis Samaría v id ifa - 1 3 A sí como en los profetas <Je Sama­
tuitatem: prophetabant in B a al, et de-: ría v i la insensatez de que profetizaban,
cipiebant populum meum Israel. en nom bre de B a a l, y embaucaban á
mi pueblo de Israel;
1 4 E t in prophetis Jerusalem vidi si- 14 a sid los profetas de Jerusalem los
militudinem adulferantium , et iter men- y í im itar á los adúlteros 5 , é ir en,pos
dacii;.et confortaverunt manus pessi- de la m entira , y que infundían o rg u llo
morum, ut non convertereiur unusquis- á la turba de los m alvados, para que
que á malitia sua : fa cti sunt mihi cada uno de ellos dejase de convertirse
omnes ut Sodoma, el habilatores ejus d.e su, m ald ad : todos han venido á ser
quasi Gomorrha. abominables á mis ojos como Sodom a;
como los de G o m o rrh a , tales son sus
habitantes.
1 5 Propterea hcec dicit Dom in us exer- 15 P or tanto esto dice el Señor de los
ciluum ad prophelas: Ecce ego cibabo ejércitos á los profetas: He aquí que yo
eos absinthiq, et potaba eos felle : a les daré á comer agenjos, y hiel para
prophetis enim Jerusalem egressa est beber 6 : ya que de los profetas de Jeru­
pollutio super omnem. terram. salem se ha difundido la corrupción é
hipocresía por toda la tierra.
16 llore dicit Dominus exercituum: 1 6 Moradores de Jerusalem , he aquí
Nolite audire verba prophetarum, qui lo que os dice el Señor de los ejércitos:
prophefant vobis, ei decipiunt vos: visio- No queráis escuchar las palabras de. los
nem cordis sui loquuntur , non de ore profetas que os profetizan cosas lison~
Domini. je r a s , y os embaucan 7 : ellos os cuen­
tan las visiones ó sueños de su corazón,
no lo que ha dicho el Señor.
1 Tan despreciadas de su pueblo. 5 ó idólatras de Samaría,
2 ó idólatras. Véase Fornicación. 6 Cap. I X . v. i 5 .
3 £ hipócritas. En hebreo *12311 janapku, 7 Anunciándoos felicidades en medio devncs-
hypócntas. tros vicios. Cap. X X V I I . ver. 9. X X I X •
4 Cap. V II. v. 3o. X I . v. j 5. — IV. Reg. ver. 8.
X X III. v. 4 sig.
G a- p itu ií XXIII. 67
- t 7 Dicunt his qui blasphemanf me: 17 Dicen á aquellos que blasfeman de
Locutus est D om inus: P a x erit vobis¡ m i : £1 Señor lo ba dicho: Tendréis paz.
et omni qui ambulal in pravílale cor­ Y á todos los que siguen la perversidad
áis s u i , dixeiunt: Non venid super de su corazon les han dicho: No vendrá
vos malum. sobre vosotros ningun desastre.
18 Quis enim affuit in consilio Do­ 18 Pero ¿quién de ellos asistió al con­
mini, et vidil el audivil sermonem ejus? sejo del Señor, y vió y oyó lo que dijo
quis consideravit verbum illius ct au— ó decretó? ¿quién penetró su resolución
dioit ? y la comprendió?
10 Ecce turbo Dominicas indignafio- 19 lie aquí que se levantará el torbe­
nis egredietur f el tempestas erumpens llin o de la indignación D iv in a , y la
super capul impiorum veniet. tempestad , rompiendo la nube , descar­
gará sobre la cabeza de los impíos.
20 Non revertefur furor Domini u - 20 No cesará la saña del Señor, has-
Squc dum fa c ia l, el usque dum co/7i- la tanto que se haya ejecutado y cum ­
pleal cogilationem coráis sui: in novis- plido el decreto de su voluntad: en los
simis diebus intelligetis consilium ejus. últim os dias es cuando conoceréis su
designio sobre vosotros.
a t Non mitteham prophetas, et ipsi 21 Y o no enviaba esos profetas falsos;
currebant-: non loquebar ad eos, ei ipsi ellos de suyo corrían por todas parles;
prophetabanl. no hablaba yo con ellos; sino que ellos
profetizaban lo que querían.
a a S i stetissent in consilio meo, et 2 a Si hubiesen asistido á mi consejo,
nota fecissent verba mea populo meo, y anunciado mis palabras al pueblo
avertissem utique eos á via sua mala, m ío , yo ciertam ente los hubiera des­
ct o cogilationibus suis pessimis. viado de su mala v id a , y de sus pési­
mas inclinaciones.
2 3 Putasne Deus é vicino ego sum , 2 3 ¿A caso piensas tú , dice el Seiior,
. dicit Dominus ? et non Deus de longe? que yo soy Dios solo de cerca, y no soy
Dios desde le jo s1 ?
24 S i Qccultabitur túr.in absconditis, 24 ¿Si se ocultará acaso un hombre
et ego non uidebo eum, dicit Dominus? en algún escondrijo sin que yo le vea ,
nunquid non coelum el terram ego im - dice el Señor? ¿ P o r ventura no lleno
p¡eoi dicit Dominus? y o , dice el Señor, el cielo y la tierra?
2 5 A u d ivi quee dixeruni prophetay a 5 He oído lo que andan diciendo a -
prophetanlcs in nomine meo menda- quellos profetas que en mi nom bre pro­
cium , atque dicentes; Som niavi, so­ fetizan la m entira: He soñado, d ic e n ,
mniavi. he tenido un sueño profético.
26 Usquequó istud esl in corde pro - 26 ¿ Y hasta cuando ha de d urar es­
■ phetarum vaticinantium mendadum, et ta imaginación en el corazon de los
prophetantium seductiones coráis sui? profetas que vaticinan la falsedad, y
anuncian las ilusiones de su corazon ?
27 Q u i volunt facere ut obliviscatur 2 7 Los cuales quieren hacer que el
. populus meus nominis mei propter so~ pueblo mío se olvide de mi N o m b re,
mnia eorum , quat narral unusquisque por los sueños que cada uno cuenta á
ad proximum suum , sicut oblili sunt su vecin o , al modo que de mi Nombre
paires eorum nominis mei propter B aal . se olvidaron sus padres por am or de
B aal.
a8 Propheta qui habet somnium, nar- 28 Que cuente su sueño aquel profe-
1 ó que solo cuido de las cosas que están traducen: ¿Piensas que de poco tiempo acá
cerca de mi, ó en el cíelo ',y no de las que es- soy Dios,y no lo soy mucho há, 6 ab ¡eterno?
tan lejos, ú os parecen tales ó vosotros? Oiro»
E2
68 La p r o f e c ía DE JEREM IAS,
rct somnium el qui habct sermonem ta que asi sueña; y predique m i pala­
meum, loqu.at.ur sermonem meum vere: bra con toda verdad aquel que recibe
quid paleis ad triticum, dicit Dominus? mi palabra, y se verá la diferencia.
¿Q u é tiene que ver la paja con el tri­
g o , dice el Señor ?
29 Nunquid non oerba mea sunt quasi 29 ¿ No es asi que mis palabras son
ignis, dicit Dominus, et quasi malleus como fuego, dice el Señor, y como
tonierens petram? m artillo que quebranta las peñas ?
3 o Propterea ecce ego ad prophéfas, 3 0 Por tanto, vedme a q u i, dice el
ait Dominus , qui furantur verba mea Señor, contra aquellos profetas que ro­
unusquisque á próxima suo. ban mis palabras, cada cual á su mas
cercano profeta.
3 1 Ecce ego ad prophetas, ait Domi - 3 1 Vedme a q u i, dice el Señor, con­
ñus, qui assumunt linguas suas, et tra aquellos profetas, que toman en sus
ajunt.: Dicit Dominus. lenguas estas palabras: Dice el Señor ‘ .
32 Ecce ego ad prophetas somniantes 3 a Vedme aquí contra aquellos profe­
mendacium , ait Dom inus, qui narra- tas, ó visionarios que sueñan m entiras,
verunt ea , et seduxerunt populum dice el Señor, y las cuen tan , y traen
•meum mcndacio suo, et in miraculis embaucado á mi pueblo con sus false­
su is: cüm ego non misissem eos, nec dades y prestigios a ; siendo asi que yo
mandassem eis, qui nihil profuerunt no los be enviado, ni dado comision
populo huic, dicit Dominus% alguna á tales hombres que n ingún
bien ban hecho á este pueblo, dice e l
Señor.
33 S i igitur ínter rogaverii te populus 33 Si te preguntare pues este p u eb lo ,
is te , vel propheta, aut sacerdos, di­ ó un profeta, ó un sacerdote, burlán­
cens: Quod esl onus D om ini? dices ad dose de t í , y te dijere.- V a y a , ¿cu á l e*
eos: Vos eslis o n u sp ro jicia m quippe la carga ó duro vaticinio que nos anun­
vos, dicit Dominus. cias de parte del Señor? les responde­
rás: La carga sois vosotros; y y o , dice
el Señor, os arrojaré lejos de m í.
34 E t propheta, ei sacerdos, et popu­ 34 Q ue si el profeta 6 el sacerdote,
lus qui dicit: Onus D om ini: oisitabo ó alguno del pueblo dice: ¿C u á l es la
super virum illum , et super domum carga del Señor? yo castigaré severa-
ejus. mente al tal hombre y á su casa.
35 Hcec dicetis unusquisque. ad pro- 35 Lo que habéis de decir cada uno
ximum , et ad fratrem suum : Quid á su vecino y á su herm ano 3 es: ¿ Q u¿
respóndil Dominus? ct quid locuíus est ha respondido el Señor? ó ¿Q u é es lo
Dominus ? que el Señor ha hablado?
36 E t onus Domini ultra non memo- 36 Y no se ha de nom brar mas por
rabitur: quia onus erit unicuique ser- irrisión la carga del Señor, que de lo
mo suus: et pervertistis verba D ei vi­ contrario la carga de cada uno será su
ventis , Domini exercituum D ei nostri. modo de h a b lar, ya que habéis perver­
tido las palabras del Dios v iv o , del Se­
ñor de los ejércitos, nuestro Dios.
3 7 Hcec dices ad prophttam: Quid re~ 37 Le preguntarás pues al profeta:

1 río habiéndoles el Señor hablado nada. labras ó se n te n cia s, y se atreven á proponer­


a Nólnnse' Ircs e sp e c ie s'd e falsos profetas: las como dichas por Dios: y 3 .® aquellos otros
1 aquel l os que tomando en boca algunas pa­ que engañan al pueblo ignorante con supuestos
labras ó sentencias de lín verdadero Profeta , sueños y v isio n es, y con falsos mil agros.
las adulteran, m ezclándolas con sus falsas in­ 3 Cuando queráis caber la Tolaniad del Señor.
terpretaciones : 1 ° los que de suyo forjan pa-
C a p itu lo XXIV. 69
sponáii tibí Dominus ? ét quid locutus ¿•Qué te ha respondido el Señor ? á
est Dominus? ¿Q u é es. lo c]ue el Seiior ha dicho?
38 S i autem onus Domini dixeritis: 3 S Mas si todavía dijereis, mofándo­
propter hoc h&c dicil Dominus Quia os : La carga del Señor ¿cuál es? en
dixistis sermonem istam : Gnus Domi­ tal caso, eslo dice el Soíior: Porque di­
ni: et misi ad oos, dicens: Nolite dice- jisteis esa expresión irrisoria, La carga
re : Onus Dom ini: «leí Seuor; siendo asi que yo os envié á
decir; ]No pronunciéis mas por mofa c-
sn expresión, La carga del Señor:
3 g proptereá ecce ego tollam vos por- 39 por tanto, tened entendido que yo
ta n s , et derelinquam vos, et civitatem. os tom aré, y os trasportaré y os aban­
quam dedi vobis et patribus vestris, d o n aré1 , desechándoos de mi presen­
á facie mea. cia á vosotros, y á la ciudad que os d¿
á vosotros y á vuestros padres.
4 o E l daho vos in opprobrium sem— 4 0 Y liaré de vosotros un padrón de
piternum , et in ignominiam ccternam, oprobio sempiterno , y de ignominia per­
quce numquam abliviona delebilur. du rab le, cuya memoria jamás ce bor­
rará.

C A P I T U L O XXIV.

Con la Jigura de dos canastillos de higos declara e l Señor la p ie d a d con


que tratará á los ju díos que se convirtieren en B a h ylon ia , y el rigor con
que tra ta rá á los que se quedaren en el país.

1 O sten d it mihi Dominus : et ecce 1 I\Tostróm c el Seiior una visión , y


dúo ealathi pleni fic is , posili ante tem­ v i dos canastillos llenos de higos pues­
plum Domini , post quam transtulit N a - tos en el atrio delante del tem plo del
buchodonosor rex Babylonis Jechoniam Seiior 2 ; después que ISahuchódonosor
filium Joakim regem Juda, et principes R ey de Baby Ion ¡a había trasportado
ejus , ct fabrum , et inclusorem de Je­ de Jerusalem á Babylonia á Jcchónias ,
rusalem , et adduxit eos in Babylonem. hijo de Joakim , R ey de J u d á , y á sus
cortesanos, y á los a rtífices, y á los
joyeros 3.
a Calathtis unus ficus bonas habehat a £1 un canastillo tenia higos m ay
ni mis , ut solent ficus esse prim i tem- buenos, como suelen ser los higos de
poris: et calathus unus ficus habebat la primera estación; y el olro canasti­
malas nimis, quce comtdi non pote- llo tenia higos m uy m alos, que no ae
ra n t, eo quod essent maleé. podían'com er de puro malos.
3 E t dixit Dominus ad me: Quid tu 3 Y díjome el Señor: ¿ Q u é es lo que
vides , Jeremía? E t d ix i: Ficus, ficus v e s, Jerem ías? Y o respondí: higos, hi­
bonas, bonas valúe; et m alas , malas gos buenos, y tan buenos que 110 pue­
valdé , quce comedí non possunt , eó den ser m ejo res; y otros malos, muy
quod sint mala:. m alos, que no se pueden comer de pu­
ro malos.
4 E t factum est verbum Domini ad 4 Entónccs hablóm e el Seiior diciendo:
me , dicens : s

1 Com o una carga pesada, voz inclusorem, según S. Gerónimo. Otros tra­
a En el alrio se vendían varias cosas para h a- ducen la palabra U D Q il hatm asagar, ma­
ficr olrendus al Señor. quinista , ingeniero, cerragero, etc,: tal es
3 Tal es en esle verso la significación de la su significación.
Tom, IV . E 3
*-c La PROFECIA DE JEREMIAS.
5 llore dicit Dominus Dcus Israel: 5 Esto dice el Señor Dios de Israel •
Sicut ficus ha bonce , sic cognoscam A si como esos higos son buenos, asi
transmigrationcm J u d a , quam emisi liaré yo bien á los desterrados de Judá,
de loco isto in terram Chaldaorum , in que yo he echado de este lu g ar á la
bonum. región de los cháldéos;
6 E t ponam oc.nlos meos super eos ad 6 y yo volveré hácia ellos mis ojos
placandum , et reducam eos in lerrom propicios, y los restituiré á esla tierra,
hanc: et cedifu-abo eos, el non dcstruam: y léjos de exterm in arlos, los establece­
et plantabo eos, et non evellam. ré sólidam ente, y los p lan taré, y lio
los extirparé.
7 E t dabo eis cor ut sciant me, quia 7 Y les daré un corazon dócil, para
ego sum Dominus: et crunt mihi in po­ que reconozcan que yo soy el Seííor j u
pulum , et ego ero cis in Deum: quia D io s1 , y ellos serán mi pueblo, y yo
revertentur ad me in tolo corde suo. seré su D io s 8; pues que se convertirán
á iní de (odp corazon.
8 E t sicut ficus pessimeb , quee comedí 8 Y asi como los otros higos son fan
non possunt, có t/iiod sint malee : h<xc malos que no se pueden com er de puro
dicit Dominus , sic dabo Stideciom re­ malos; asi y o , dice el S eñ o r, trataré á
gem Juda , ct principes eju s, et re/i- Sedecías Rey de Judá, y á sus grandes,
quos de Jerusalem , qui remanseruht in y á todos los demás que quedaren en
urbe hac , et t¡ui hubitant in ierra j 4E - esla ciudad de Jerusalem , y á los que
gypti. habitan en tierra de Egypto.
g E t dabo eos in oexutionem , afjlir.- 9 Y harc que sean vejados y m altra­
iionemque ómnibus rrgnís térra:: et in tados en lodos los reinos de la tie rra ,
opprobrium, ei in parabolam, ct in pro- y vendrán á ser el oprobio, la fá b u la ,
verbium , ct in maledidionem in un í- el escarm iento, y la execración de lo­
ver sis locis ad (jucr e/eci eos. dos los pueblos á donde los habré a r­
rojado.
i o E t mittam in eis gladium , et f a - 10 Y los perseguiré con la espada,
m em , et peslem ; doñee consumantur de con la ham bre, y con la peste: hasta
ierra quam dedi eis , et patribus eorum. que sean exterminados de la tierra que
yo les di á ellos, y á sus padres.

C A P IT U L O XXV.

M ostrándose los Indios rebeldes á las amonestaciones de Jerem ías y demás


profetas , les intima éste la destrucción de Jerusalem p o r los chai d éo s , y
que serán llevados cautivos ; hasta que pasados setenta años beban sus
enemigos el cá liz de la indignación del Señor.

i erbum, quod factum est ad J e - t P r o f e c ía que se reveló á Jerem ías9,


remiam de omni populo Ju d a , in anno acerca de todo el pueblo de Judá, en
quarto Joakim filii Josicc regís Juda , el año cuarto de Joakim , hijo de Jo-

1 Cfip. VII. v. . cumplirse en la convcrsion de todos los judios


2 ¿C óm o se concilio esta Profecia con el es­ A la le de C lm slo. Pero aun estando al rigoroso
tado actual del pueblo ju daico? Las palabras sentido literal puede entenderse de cuando los
que siguen lod;in ó entender; pues el Profeta ju d ío s, volviendo de la cautividad de B abylo-
anuncia que los judíos se convertirán á Dios nía á Jerusalem , no volvieron mas á dejar de
de todo c o m z o n lo que en parte se verificó en vivir en dicha ciudad hasta que fue destruida.
la nueva Iglesia de Jerusalem; y acabará de 3 Año del mundo 33 y 8 .
CAPITU o X XV . 7i
(ipse est annus primas Nabuchodonosor sías, Rey de Judá: que es el ano p ri­
regis Babylonis ). mero de Nabuchódoúosor Rey de B a-
b y lo n ia ':
a Quod locutus est Jeremías propheta a la cual predicó Jeremías profeta á
ad ómnem populum Ju d a , et ad uni­ todo el pueblo de Judá y á todos los
versos habitatores Jerusalem, dicens: habitantes de Jerusalem , diciendo:
3 A teriio décimo armo Josiat filii 3 Desde el ano decimotercio de Jo­
Ammon regis Juda usque ad diem sías, hijo de A m m on, Rey de Judá,
h an c; iste tertius et vigesimus annus; basta el dia de h o y , en que han pasa­
fa d u m est verbum Domini ad me, et do veinte y tres años, el Señor inc ha
locutus sum ad vos de nocte consur— hecho oir su palabra, y yo os la he es­
gens, el loquens , el non audistis. tado anunciando, levantándome ántes
de amanecer para predicaros, y vos­
otros no me habéis escuchado.
4 E t misil Dominus ad vos omnes 4 Asim ismo el Señor os ha enviado
servos suos prophelas, consurgens di- m uy á tiempo todos sus siervos los pro­
luculo, mittensque: el non audistis, ñe­ fetas2; sin que vosotros, mientras los
que inclinastis aures vestras, ul a u - iba enviando, los escucháseis, ni ap li-
diretis , ráseis vuestros oídos para atender
5 cum diceret: Reverlimini unusquis­ 5 cuando él os decía: Convertios ca­
que a vía sua mala , et á pessimis co- da uno de vosotros de vuestra malvada
giíationibus vestris: et habitabitis in conducta y de vuestras pésimas in clina­
térra, quam, dtdit Dominus vobis, et ciones, y con eso moraréis por lodos lo»
patribus vestris, á sccculo et usque in siglos eu la tierra que el Señor os dió
saiculum. á vostros y á vuestros p adres3;
6 E t nolite iré pos't déos alíenos, ul 6 y no queráis ir en pos de dioses a -
servia lis eis, adoretisque eos: ñeque me genos para adorarlos y servirlos; n i me
ad iracundiam provocetis in operibus provoquéis á ira con las obras de vues­
mánuum vestrarum , et non afjligam tras m anos, y yo no os enviaré aflic­
vos. ciones.
7 E t non audistis me , dicil Domi- 7 Pero vosotros, dice el Señor, no
ñtis, ut me ad iracundiam provocare- me habéis escuchado; ántes me habéis
ti.s in operibus manuum vestrarum , in irritado con vuestras fechorías para
malum vestrum. vuestro propio daño.
8 Proptereá hace dicit Dominus exer- 8 Por lo cual esto dice el Señor de
jii/uum: Pro eo quod non audistis ver­ los ejército.*: P or cuanto no habéis a -
ba nina: tendido á mis palabras,
y ecce ego m itla m , el assumam uni­ 9 sabed que yo re u n iré , y enviaré,
versas cognaliones Aquilonis , ait D o­ dice el Señor, todas las fam ilias ó pue­
minus, et Nabuchodonosor regem B a ­ blos del Norte con Nabuchodonosor,
bylonis servum meum: et adducam eos Rey de B abylo n ia, m inistro ó instru­
super terram islam , el super habitato­ mento mío , y los conduciré contra
res ejus, et super omnes nal iones, qua: esta tierra y contra sus h a b itan tes,
in circuitu illius sunt: et interficiam y contra todas las naciones circun veci-
i Este año primero de Nabuchodonosor es kim, pero con condiciones muy duras. Y al
aquel en que esle Rey fué asociado al imperio principio del reinado de Nabucliódonosor fu¿
de su padre Nabopolassar, que era el año IV cuando recibió Jeremías orden de Dios para
de Joukim , Iley de Judá. En este año lomó anunciarlos males que dicho Rey había de cau­
Rabucliódonosor ¿Jerusalem, y se llevó gran sar á Jerusalem.
número decaulivos, entre ellos muchos de las 3 A Joel, Habacuc, Sophonías, Holda y
principales familias, y aun de la casa Real: de otros.
lo» cuales fueron Daniel, Anemias , Misaely 3 Antes X V III. ver. n . Despues X X X V .
AzarUu. El vencedor dejó en el trono á Joa- ver. i 5 .— IV. ñeg. X V I I . v. l 3 .
E4
La PR O F E C IA DE JEREMIAS,
eos, ei ponam eos in stuporem et in ñas, y daré cabo de ello s, y los redu­
sibilum, ei in soliludines sempiternas. ciré A ser el pasmo y el escarnio ríe to­
dos, y ¿ una soledad perdurable toda*
sus ciudades. ..
10 Pcrdamque ex cis vocem galldii, 10 Y desterraré de enlre ellos las vo­
et vocem IcetUia., vocem sponsi, et vo~ ces de gozo, y las voces de a legría, la
eem spon sai , vocem molce , el Lumen voz ó cantares del esposo y de la espo­
lucerna-. sa 1 , el ruido de la tah ona2 , y las lu ­
ces que alam bran las casas,
1 1 E l erit universa ierra liccc in so- 11 Y toda esta tierra quedará hecha
Jitudinem, et in stuporem: et servient una soledad espantosa; y todas estas
omnes gentes isla regi Babylonis sep- gentes servirán al Rey de Babylonia
tuaginta annis. por espacio de setenta años.
1 2 Cum que impJeii fuerint septuagin~ 12 Y cumplidos que sean los setenta
ta anni, visilabo super regem Babylo- años, yo lomaré residencia al Rey de
nis, et super genlcm illam dicit Domi­ Babylonia y á aquella nación, dice el
nus , iniquifatem. eorum, et super ter­ Señor, castigando sus iniquidades, y á
ram Chaldacorum: et ponam illam in iodo el país de los cháldeos, reducién­
soliludines sempiternas. dole á un eterno páramo.
1 3 E i adducam super terram illam, 1 3 Y o verificaré sobre aquella (ierra
omnia verba mea, quee locutus sum todas las palabras, que he pronunciado
contra eam, omne quod scripfum esl in contra ella; todo lo que está escrito
libro isto, quacumque prophetavit Je­ en esle lib ro , todas cuantas cosas ha
remías adver sum omnes gentes: ■ profetizado Jerem ías contra todas las
n a c io n e s 3 :
* 4 guia servierunl eis; cum essent 14 pues que á e llo s 4 sirvieron , sin
gentes multa'., et reges magni: et red- embargo de ser naciones numerosas, y
dam eis secundum opera eorum t et se- Reyes poderosos? y yo les daré el pago
.eundiim fa^ta manuum suarum. m erecido, y $eguti las fechorías que
ban cometido.
1 5 Quia sic dicit Dominus excrcituum 1 5 Porque-esto dice el Señojr .de los
Deus Israel: Sume caliccm vini furoris ejércitos, el Dios de Israel: Toma de
hujus de manu mea ; ei propinabis de mi mano esa copa del vino de mi fu­
tilo cunclis genlibus, ad quas ego m ii- ror 5, y darás á beber de él á to d asia s
tam te. Se ntes á quienes yo te envió;
1 6 E l bibent, et turbabuntur , et in - íG y beberán de é l, y se turbarán y
sanient á facie gladii, quem ego mitiam perderán el ju icio , á vista de la espada
ínter eos. que.yo desenvainaré contra ellas.
. 1 7 E t accepi calicem de manu Domi­ 17 Tom e pues la copa de la mano
n i , el propinavi cundís genlibus, ad del Señor, y 6 di 4 beber de ella á to­
quas mis sil me Dom inus: das las naciones, á que el Señor me
envió:
1 8 Jerusalem, et civilatibus Juda , ei 18 á Jerusalem y á las ciudades de
regibus ejus, et principibus ejus: ut da - Judá, y á sus Reyes, y á sus príncipes, pa­
rem eos in soliludinem , et in stuporem, ra co n vertir su tierra en una espantosa
t Antes cap. VII. v. 34.— X V I. v. g. esto se Tunda esla última versión ; pero me pa­
a De suerte que fallará el p a n , ó la harina. rece mas natural la primera por lo que despuea
Martinitra d u c e : leennzoni iiilorno alie mnci­ se sigue-
nc. Véase Mattk. X X I V . v. 4 i . Se hacia la , 3 Coligadas con los cháldeos.
harina con molinos quem ovían los esclavo» , y 4 -Á los cháldeos.
especialm ente era la ocupacion de las esclavas, 5 Véase Cáliz,
que solian distraer su aflicción , cantando co* 6 Continuando la misma visión.
ino h acenIqs jorn aleros, los p resos, e le . E a
C apitulo XXV. 73
et ín sibilum y el in malediclioncm , s¡\- soledad, y en objeto de escarnio y de
tut est-; dies isla execración, corno ya lo Pitamos viendo *:
ig; Phuroppi regí ¿ÍEgypti, ct ser vis 1 9 S P h a r a o n . R e y ilc lif*> i>to 1 , y &
ejust et principibus ejus , el omnt popu­ su s m in is t r o s , y á su s g r a n d e s y á to­
lo ejus , .. , :, do su. p u e b lo .;
20 el uní versis generaliler: cunctis 20 y generalm ente á lo d o s3: á todos
,
regibas terree A u sitid is et cunctis re­ los Reyes de la tierra ríe Hu.«, y á to­
dos los Reyes del pais de lus p h ilis-
gibus terree P h ilislh iim , el Ascaloni,
,
el Gaza: y et Accaron ei reliqu.iis A zo li, .théos, y á .Ascalon y á Gaza, y á A c -
c a r ó n y 4 . los pocos que han quedado
en Azoto +.,
a i et ldumaccc, et .Moafy t¡ et /iliis 21 ,y,.á.,la Idtiméa,, y á M oab, y 4 las
A m m án: bi jos de .Amrnon ,
2 a et cundís regibus T y r i , et univer­ 22 y A lodos los Beyes de T y ro , y á
sas regibus Sidonis: el regibus térra: todos los Reyes de Sidori: y A los Reyes
insularum^ qui sunt trans mare: de las islas que eslau al olro lado del
.ro a r ^h-dilcrfonm ,
a 3 ct D edan , et T l i e m q e t {B u ^ ql 2^ y á las provincias de Dednn y de
universís qui allonsi sunt in cq(naiji;] Thema y.dfi Buz ^ y A-.todos aquellos í
: ,J que llevan corlado el cabello á ruodo de
corona 6,
a 4 ct cunctis regibus Arabia: , et cun~ y á todos los Reyes de la A rab ia,
etis regibus OccidenU’s,, qui habilant in y A todos los Reyes di-l O ccidente, que
deserto habitan en el Desierto;
a 5 el cunctis regibus Zam bri ,. et clin- 2 5 y á todos los Reyes de Z a m b ri, y
filis., regibus Eiam , et cundís regibus á todos los Reyes de Iilam , y á todos
Medorum •• los Reyes de los medo*;
26 cunctis quoque regibus Aquilonis 26 y asimismo á lodos los Reyes del
de propé el de longc, unicuique contra N orte, los de cerca y los de lejos. A
fratrem suum : et ómnibus regnis ter­ Cada uno de estos pueblos le d i á beber
ree , quee super faciera ejus sunt: el rex del cáliz de In ira para irritarle con­
Sesach bibet post eos. tra su herm ano, y á lodos cuantos rei­
nos hay en la superficie de la tierra; y
el Rey de Sesach, ó Babylonia7 , le be­
berá despues de ellos.
. 37 E t dices ad eos: Hccc dicit Domi­ 27 Y tú , oA .Jeremías y les dirás: Esto
nus exercituum Deus Israel: Bibite et dice el Señor de los ejércitos, el Dios
inebriam in i , el vomite: et cadile , ñeque de Israel: Bebed y embriagaos basta
surgalis á facie gladii, quem ego mil- vo m ita r, y echaos por el suelo, y no

1 IV. Rea. X X IV . ver. 1. — //. Paral. tado por el Profeta , bajo de una especie de
X X X V I. v. 6. cifra que usó.prudentemente para no exasperar
a Ezech. X X I X . v. 12. ¡5 los cliildeos, los cuales eran entonces due­
3 Estas palabras pueden mirarse como uni­ ños de Jerusalem. Esta cifra consiste en mu­
das al verso anterior , y denotar que las ame­ dar con órden retrógado las primeras letras del
nazas se dirigen también á los hebreos que, alfabeto por las wllimus: asi el 2, (BethJ ¿>, se­
eontra la voluntad du Dios, fueron á refugiarse gunda letra del abecedario, eslá mudada en
en Egypto. Cap. X X I V . v. 8. en jy se fScinJ que es la penúltima , ó fecun­
4 Is. X X . v. 1 — IV. Reg. X X III. ag. da, comenzando el abecedario por la última
5 De lejanos países. letra Thait, la letra ^ (Lairnch) /, en que
6 Anles cap. IX . ver. 26. — Lev. X IX . acaba Babel, la mudó en 3 (Capíj c por ser
ver. 37. esta la undécima letra comenzando por el f)
7 S. Gerónimo y los antiguos Rabinos afir­ Thau , como lo es aquella comenzando por
man que el nombre de Babel eslá aqui ocul­ el N Aleph, ele.
74 I ja p r o f e c ía DE JERliM IAS.
tam ínter vos. os levanteis á la vista de la espada que
yo voy á enviar contra vosotros.
a 8 Cumque noluerint acdpere calicem 28 Y cuando no quisieren recibir de
de manu tua ut bibant , dices ad eos: tu rnario la copa de m i ira para beber
H a c dicit Dominus exercituum: Biden­ de ella, les dirás: Ved lo que dice el
tes bibetis: Señor de los e jé rcito s: La beberéis sin
recurso.
29 guia ecce in civítate , in qua invo- 29 ¿Es bueno que yo lie de comenzar
catum est nomerí meum , ego incipiam el castigo por Jerusalem * la ciudad ea
afjligere, el vos quasi innocentes ét im- que ha sido invocado mi Nom bre; y vos­
rnunes eritis? non eritis immunes: gla- otros, como si fueseis inocentes, habíais
dium enim ego voco super ámnés h a- de quedar im punes1 ? No quedaréis, lio,
bitatores terree, dicit Dominus exer­ exentos de castigo: pues yo desenvaino
cituum, m i espada contra lodos los moradores
de la tierra, dice el Señor de los ejér­
citos.
3 o E t tu prophetabis ad eos orhnia 3 0 Todas estas cosas les profetizarás,
verba hcec, el dices ad illos: Dominus y les 'dirás : El'Sfeñor1 ru girá cómo león
de excelso rugiet, et de habitáculo ¿an­ dei'de lo a lto , y desde su santa morada
d o suo dabit vocem suam i rügiens ru­ hará resonar su v o z a : ru girá fuerte­
g id super decorem. suum: ce/euma qua­ mente contra Jerusalem lu g ar de su
s i calcantium concinelur adoersus 0- gloria: se oirá un grito de triunfo con­
mnes habitatores terree. tra todos los habitantes de: esta tierra ,
una algazara semejante á la de aquellos
qiie pisan la vendimia s.
3 1 Pervenit sonitus usque ad extre­ 3 1 Hasta el cabo del mundo lle g ó 'é l
ma terree , quia judicium Domino cum estrepito de las armas de los cháldeos:
genlibus: judicatur ipse cum omni car­ porque el Señor entra en juicio con las
ne. Impíos tradidi giadio, dicit Do­ naciones, y disputa su causa contra to~
minus. dos los m ortales4. Y o he entregado los
im píos, dice el Señor, al filo dé la es­
pada.
3 a Httic dicit Dominus exercituum: 3 a Esto dice también el Señor de los
Ecce ojjlidio egredietur de gente in gen- ejércitos: Sabed que la tribulación pa­
tem : ti turbo magnus egredietur á sará de un pueblo á otro pueblo, y de
summitaiibus terree* la extremidad de la tierra se alzará una
espantosa tempestad.
33 E t erunt inlcrfcdi Domini in die 33 Y aquellos á quienes el Señor ha­
illa á summo terree usque ad summum brá entregado á la muerte en este d ia ,
ejus ; non plangeniur , et non colligtn- quedarán tendidos por el suelo desde un.
tu r , ñeque sepelientur: in sterquilinium cabo de la tierra basta el otro: 110 se­
super fuciem feries jacebunt. rán plañidos, nadie los recogerá, ni les
dará sepultura; yacerán sobre la tierra
como estiércol.
3 4 Ululóte pastores , et clamóte: et 34 Prorum pid en alaridos vosotros, oh

1 l. Pet. IV. v. 17. de los que pisan la vendimia , alegres p o r te­


2 Joel I I I . v. 16.— Amós J. v. a. n er ya en cusa el vino de la cosecha. E l canto
3 Es frecuente en la Escritura el bablar de la llamado Celeuma , en griego K¿).iut¡j.x Kele-
venganza ó castigos de Dios cod la metáfora de usma, es propiam ente aquel con que los mari­
la vendim ia . Ps. L X X lX . ver. i 3 . — Apoc. neros se esfuerzan á rem ar. "Véase Vendimiar.
X IV . v. 18. El grito ó algazara de los cliíÜdeos -4 1 $. I. v. 18. X L I I 1 . v. 26. Véase Dios.
cuando recogen el botin 1 se com para al canto
XXVI . . 75
aspergiie vos ciñeret optimates gregis: pastores, y alzad el g rito , y cubrios de
guia completi sunt dies vestri , ut in- ceniza, oh mayorales de la grey porque
se han acabado vuestros días, y vais á
ter/tciamini: et dissipationes vestí a : , et
eadetis quasi vasa prctiosa. ser despedazados, y siendo vasos precio­
sos caeréis por tierra y os haréis pedazos.
35 E t per ¡bit fuga á pasloribus} et 35 Y no podrán escapar los pastores,
salvatio ab optimaiibus grcgis. • ni ponerse en salvo los m ayorales de la
grey.
36 V ox clamor(s pastorum, et ulula- 36 Oiránse las vores y la gritería de
1us optimatum gregis: quia, vastavit Do­ los pastores, y los alaridos de los ma­
minus pascua eorum. yorales de )a grey: porque el Señor ha
talado sus pastos,
3 7 E t conticuerunt, arva pacis ó facie 3 ? y en las amenas campiñas reinará
ir ce furoris Domini. un triste silen cio 3, A la visla de la tre­
menda ira del Señor.
3 8 Dcreliquil quasi Ico umbraculum 38 E l cu a l, como le ó n 3 , ha abando­
suum , quia fa cía est térra eorum in nado el lu g ar santo donde m oraba, y
desolationem á facie irce columba:, el a Juego ha quedado reducida loda la tierra
facie ira: furoris Domini. de ellos ¿ un páramo por la ira de la
P alom a4 , y por la terrible indignación
del Señor.

C A P ÍT U L O XXVI.

Jeremías preso y en pelig ro de perder la vida , p o r haber predicado lo que


D ios le mandaba.

1 I n principio regni Joakim filii Jo- i Jun el principio del reinado de Joa-
regis J u d a , factum est verbum
S ia ¡ kitn, hijo de Josías, Bey de J u d á, me
istud á Domino, dicens: habl/> el Señor en estos términos :
2 Hccc dicit Dom inus : Sía in atrio a Esto dice el Señor: Ponte en el atrio
domus D om ini, el loqueris ad omnes de la Casa del Señor: y á todas las ciu ­
civitates Juda, de quibus veniunt ut dades de Judá, cuyos moradores vienen
adorent in, domo Domini , universos á adorar en el templo del Señor, les
sermones, quos ego mandavi Ubi ut lo- anunciarás todo aquello que le he man­
quaris ad eos: noli subtrahere verbum, dado decirles: no omitas ni una sola
palabra :
3 si fo r tí audiant et convertantur u - 3 á ver si acaso te escuchan , y se con­
nuSquisque á vía sua mala : el peeni- vierten de sil mala vida; por lo cual me
teat me m a li, quod cogito facere eis arrepienta yo ó desista del castigo que
propter malitiam studiorum eorum. medito enviarles por la malicia de sus
procederes *>.
4 E l dices ad eos: H cec dicit D om i- 4 T ú pues les dirás: Esto dice el Se-

1 Habla ¿los Principes y Sacerdotes, y á lo­ porque fuese la insignia militar de sus ejércitos,
dos los que lenian mando, y les anuncia su íin. como lo era el águila cnlré los persas y ro­
2 Las campiñas de Jerusalem , anles tan po­ manos: ó ya sea por otra razón. La voz hebrea
bladas de cultivadores, quedarán beclias un n jV Hioiinh, que la Vulgata traduce calumba
p&ramo. significa también oppn sio , di'pof'ufatio.
3 Que defendía su guarida. 5 Babia Dios á la manera de los hombres.
4 Cree S. Gerónimo que por Paloma se en­ Véase Dios. Dios muda las obras; tío muda
tiende aquí el misruo Nabuchúdonosor; ja sea sus designios, dice S. Agustín.
L a. p n o F E c iA C E JEREM IAS,
rtus : S i non audieri/is "me, ut ámbule- ñor*. Si vosotros no me escuchareis, si
tis in lege mea , qtiam d'edi vobis , no siguiereis la Ley miá que yo os d i,
5 ut audiatis sermones servoritm meo- 5 y no creyereis en los palabras de mis
rum Prophetarum, quo.i ego misi ad siervos los profetas que yo con lanía so­
vos de nocle consurgtns, et dirigerts, et licitad os envié, y dirigí ¿ vostros, y á
non audistis: quienes no habéis dado crédito:
6 dabo domum islam sicut S iló , et 6 Yo haré con esta casa.o templo, lo
urbem hanc dabo in maledictionem que hice con S ilo , y á esta ciudad la
cunctis genlibus terree haré la execración de todas las naciones
de la tierra l . '
7 E t audicrunt sacerdotes, et prophe- — 7 Oyeron los sacerdotes y los profe­
IcC, el omnis populus, Jeremiam lo- tas, y el pueblo todo como Jeremías
quentem verba hese in domo Domini. anunciaba tales cosas eh ' la Casa del
Señor. •
8 Cumque ■ complcsset Jeremías , lo­ 8 Y así que hubo concluido Jeremías
quería omnia quce praicfperal ei Domi­ de hablar cuanto le habia mandado el
nus ut laq'herefur ad uñiversum popu­ Seiior que hiciese saber á todo el pué-
lum , apprehenderunt eum sacerdotes, blo , prendiéronle los sacerdotes y los
et prophetce, et omnis populus, dicens: falsos profetas, y el pueblo todo, d i­
Mor te moriatur. ciendo: Muera sin rem ed io 3.
g Quare prophetavil in nominé Do— 9 ¿Cómo ha osado profetizar en el
mini, dicens: Sicut Silo erit domus hccct nombre del Seiior, diciendo: Este tem­
et urbs isla desolabi/ur, eó quod non plo será deslruidocom o Silo , y esta ciu ­
sil hab¡lalor? E t congregatus est omnis dad quedará de tal manera asolada que
populus adversus Jeremiam in domo no habrá quien la habite 3 ? Y todo el
Domini. pueblo se amotinó contra Jeremías en
la Casa del Señor,
10 E t audierunt principes Juda verba 10 Llegó esto á noticia de los prínci­
hcr.e: et ascenderunt de domo rejis in pes de Judá, y' pasaron desde el palacio
domum D om ini , et sederuht in intrüiiu del Rey á la Casa dél Señor , y sentáronse
porta: domus Domini ñovee, ' en el tribunal que esiá á la entrada de
la puerta nueva de la Casa del Señor.
11 Et. locuti sunt sacerdotes et pro - 11 Entonces los sacerdotes y los pro­
phetcc ad principes, el ad omnem popu­ fetas hablaron á los príncipes y á todk
lum , dicen!es:' Jiídiciúm moriis ’e'st vi­ la g e n te d ic ie n d o : Este hombre es veo
ro huic, quia prophet'avit adver sus ci- de niuerte | porque ha proletizado con­
vitalem islam , sicut audistis áüribus ve­ tra esta ciudad , conforme vósotrosm is­
stris. inos habéis oído.
i a E t ait Jeremías ad omnes prínci­ 12 Pero Jeremías habló en estos tér­
pes, et ad uñiversum populum, dicens: minos á todos los príncipes y al pueblo
Dominus misit me , ut prophetarem ad todo: El Señor me ha enviado 4 para
áómüm islam , et ad civitatem. hanc , o - q u e profetizara contra esta Casa y con­
mnia verba qua: audistis. tra esta ciudad todas las palabras que
habéis oido.
• i 3 Nunc ergo bonas facite vias ve- i 3 Ahora pues enmendad vuestra v i­
stras, et studia vestra , et audite vocem da, y purificad vuestras inclinaciones,
Domini D ei vestri: el panitebit Domi- y escuchad la voz del Señor Dios vues-

i /. Re'g. IV. ver. 2., lo- Antes Cap. V II . 3 Como si Dios pudiese abandonar su lie—
ver. i2 rencia.
*2 Así grilaron los sacerdotes y el pueblo con­ '4 Adíes cap. X X V . v. i 3.
tra Jesu-Chrislo.
C a p it u lo X X V I. 77
mim m a lí, quod lócutus est adversum tro , y no dudéis que el Seííor se arre­
vos. pentirá ó desistirá del castigo con que
os ha amenazado *.
14 Ego autem ecce in manibus vestris • 1 4 E n cuanto á m í, en vuestras ma­
sum : facite mihi quod bonum et rectum nos estoy; haced de-m í lo que mejor os
est in oculis vestris : parezca y sea de vuestro agrado.
1 5 verumtamen scifote et cognoscite, tá Sabed no obstante y tened por
quod s i occiderilis me , sanguinem in- cierto que si me quitáis la v id a , derra­
nacentem tradelis contra vosmetipsos, maréis la sangre inocente, y la haréis
et contra civitatem istam , et habítalo— recaer■•sobre vosotros mismos, sobre es­
res eju s; in veritate enim misil me ta ciudad y sobre sus habitantes, por­
Dominus ad vos, ut ¡oquercr in a u n - que verdaderamente es el Señor el que
bus vestris omnia verba ha:c. me ha enviado á in tim ar á vuestros oí­
dos todas las dichas palabras.
16 E t díxerunt principes, et omnis 16 Entonces los príncipes y todo el
populus, ad sacerdotes, et ad prophe­ pueblo dijeron á los sacerdotes y á los
tas: Non est viro huic judicium mor— profetas; No es este hombre reo de
tís, quia in nomine Domini D ei nostri muerte; puesto que él nos ha predicado
locutus est ad nos. en nombre del Señor Dios nuestro.
17 Surrexeruni ergo viri de seniori­ 17 Levantáronse luego algunos de los
bus terree: et díxerunt ad omnem ccc- ancianos del p aís, y hablaron al pueblo
tum populi, loquentes: de esta m anera:
18 Mickceas de Morasthi fitit prophe­ 18 M icb eas, natural de M o rasth i,
ta in diebus Ezechict regis Juda , et fué profeta en tiempo de E zecln as, Rey
ait ad omnem populum Juda , dicens: de Judá , y predicó á todo el pueblo ,
Hcec dicit Dominus exercituum : Sion diciendo; Esto dice el Señor de los ejér­
quasi ager arabiluri ei Jerusalem in citos: Sion será arada como un barbe­
acervum lapídum e r it : et mons domus cho, y Jerusalem parará en un rooiituu
in excelsa silvarum, de piedras, y el monte Moría , en que
está situado el tem p lo , será un espeso
bosque a.
1 g Nunquid morte condemnavit eum 19 ¿F iié por ventura Michéas conde­
Ezechias rex Juda , et omnis Juda? nado á muerte por Ezechías R ey de Ju ­
nunquid non timuerunt D om inum , et dá , y lodo su puebloP A l contrario ¿no
deprecati sunt faciem D om ini: et pee- temieron ellos al Señor é im ploraron
nituit Dominum m a li , quod. locutús su clemencia , y el Señor se arrepintió ó
fuerat adver sum eos? Itaque nds fá c i- desistió de enviarles el castigo con que
mus nialum grande contra' animas les babia amenazado? Luego nosotros
nostras. M ‘ : cometeríamos un gran pecado en daño
de nuestras almas.
a o F ui! queque vir prophetans in no- io Hubo también un varón llamado
mine Domini, Urias filius Semei de U ría s, hijo de Sem ei, natural de Caria­
Cariathiarim: et prophe/.aoii^adversus th iarim , que profetizaba en el nombre
eivitatem istam , et. adver sus terram del Señor, y profetizó contra esta ciudad
hanc, ju x ta omnia verba Jeremía:. y-contra este pais todo lo que bíi dicho
Jeremías 3.
t i B t oudiwit rex Joakim , et omnes a i Y habiendo oído el rey Joakim , y
potentes , el principes ejus, verba hcec: todos sus magnates y cortesanos lo que
l Cap. V il. v. 3 . Casi del mismo modo ha­ 3 Parece que esto que sigue lo refiere el
blaron los Apóstoles cuándo fueron llevados que reunió en un volumen sus Profecías, co­
al sj-nedrio, ó tribunal. Act. IV. Yéase Dios’. mo un ejemplo que alegaban los enemigos de
a Mich. 111. y, ja. Jeremías.
78 L a p ro fe c ía D E JEREM IAS,
et quasivil rex interficere eum. E t au- profetizaba, intentó el Rey quitarle la
divil U ria s, et tlmuit, fugitque el in— vida. Súpolo U r ia s , y tem ió , y se es-
gressus est ¿iEgyptum* capó, y refugióse en Egyplo.
a a E l misit rex Joakim viros in udJE— a a Y el rey Joakim envió á E gyp lo ,
gyptum , Elnathan filium Acliubor , et para prenderle, á E ln alh a n hijo de
viros cum eo in AEgyplum. Achóbor, acompañado de oíros hombres,
a 3 E l eduxerunl Uriam de AEgyplo: 23 quienes sacaron á U rias de E gyp ­
et adduxerunl eum ad regem. Joakim , to , y le condujeron al rey Joakim ; el
et percussil eum gladio: ti projecit ca— cual le mandó d e go llar, y arro jar el
daver ejus in sepulchris vulgi ignobilis. cadáver en la sepultura de la ínfima
■plebe *.
a 4 Igitur manus Ahicam filii Saphan 24 E l auxilio pues de Ahicam *■, hijo
fu il cum Jerem ía , ut non traderelur de Saphan 3 , protegió á- Jeremías para
in manus populif el inlerjicerent eum . que no fuese entregado en manos del
puebio y le matasen.

C A P Í T U L O XXVII.

M anda el Señor á Jerem ías que con cierta señal declare la próxim a suje­
ción de la Jadea y provincias vecinas á los cháldéos: exhorta á todos á
que se sometan espontáneam ente , sin hacer caso de los vanos pronósticos
de los fa lso s p r o fe ta s

, I n principio regni Joakim filii Jo- 1 A .1 principio del reinado de Joakim,


si ce regís Juda , fáclum est verbum hijo de Josías, Rey de J u d á , el Señor
istud ad Jeremiam á Dom ino , dicens: habló & Jeremías de esta m a n era :
a Hccc dicil Dominus ad me: Fac tibi a E sto m e dice el Seiior: Hazte unas
oincula, et caleñas: ct pones eas in ataduras á modo de coyundas , y unas
eolio tuo. . cadenas como colleras, y póntelas al
cuello.
3 E l mittes eas ad regem E d om , et 3 Y las enviarás * al Rey de E dom , y
nd regem Moab , el ad regem filíorum al Rey de M o a b , y al Rey de los hijos
Am m on, el ad regem T y ri, el ad re­ de A m m o n , y al Rey de T y r o , y al Rey
gem Sidonis, in manu nuntiorum , qui d e S id o n , por medio de los embajado­
venerunt Jerusalem ad Sedeciam regem res que han venido A Jerusalem , á tra­
Juda. tar cou Sedecias, Rey de J u d á ;
4 E l prcecipies eis ul ad dominos 4 á los cuales encargarás que digan &
s U O S loquanlur: Horc dicit Dominus sus am os: Esto dice el Seiior de los

t Pero vosotros sabéis las calamidades que fensa contra el común enemigo Nabucbódono-
sobrevinieron. sor. Las ataduras son las cuerdas con que se
a Despues X X X IX - v. 14*— XL. ver. G.— alaba el yugo á la cerviz de los bueyes: las ca­
IV. Rcg. X X V . v. 22. denas que servían como de argollas y esposas ,
3 Que arengó dcl modo dicho al paeblo. eran de la hechura de un horcajo ú horcate, ó
4 Cuando yo Le lo diré. Al principio dcl rei­ de la figura de una \ consonante , vuelta al
nado de Joakim mandó Dios A Jeremías que se reves, cuya base se cerraba con una cuerda ó
proveyese de unas ataduras y cadenas; de las cadena, o con un palo., de suerte que forma­
cuales usase para Llamar mas la atención del ba un triángulo: le metían en el cuello de los
pueblo. Véase Profeta. Pero la órden de en­ esclavos, alando despues sus manos en los dos
riarlas & los Reyes vecinos de Edom, Moab A ángulos de la base dcl triángulo. De este modo
•te. se la dió despues reinando Sedecias, profetizaba Jeremías que Nabuchódonosor lia­
cuando se hallaban en Jerusalem los embaja­ ría esclavos á los judíos jr naciones vecinas.
dores de aquellos Reyes para tratar de la de­
C a p i t u l o XXVII. 79
exercüuum Deus Israel: Hccc diceíis ad ejercí lo s, el Dios de Is r a e l, y esto diréis
dominos vestros: á vuestros amos:
5 Ego fe ci terram , et homines, et fu * 5 Y o crié la t ie r r a , y los hom bres, y
menta , quie sunt super faciem terree, v las bestias que están sobre la tierra , con
in fortitudine mea magna, et in bra- mi gran poder y mi excelso brazo, y lie
chía meo extento: et dedi eam e i , qui dado su dominio á quien me plugo.
placuil in oculis meis.
6 E t nunc itaque ego dedi omnes ier­ 6 A l presente» pues, he puesto todos
ras istas in manu. Nobuchodonosor re­ estos países en poder de JNabuchódono-
gis Babylonis serví m e i : insuper et be­ s o r, R ey de B abylon ia, m inistro m ió;
stias agri dedi ei ut serviant illi. y le he dado también las bestias del
campo 1 para que ie sirvan.
7 E l servíent ei omnes gentes, et filio 7 Y todos estos pueblos será ti esclavo»
ejus , et filio filii ejus: doñee venial suyos, y de su h ijo , y del hijo de su h i­
tempus ierra: ejus et ipsius: et Servíent jo ; basta que llegue el plazo de la rui­
ei gentes multee, et reges magni. na de él mismo y de su tierra , o reino:
entre lanto le servirán muchas naciones
y grandes Reyes..
8 Gens autem et regnum, quod non 8 Mas á la nación y al reino que no
servierit Nobuchodonosor regí Babylo- quiera someterse & Nabucbódonosor Rey
n is , el quicumqtte non curva-verit col- de Babylonia , y á cualquiera que no do­
lum. suum sub jugo regis Babylonis: blare su cerviz al yugo del Rey de Ba~
in giadio , et in fa m e , et in peste visi- b y lo n ia , yo los castigare, dice el Señor,
tabo super gentem illa m , ait Dominus, con la espada, con ham bre, y con pes­
doñee consumam eos in manu ejus. te, hasta que por medio de Nabuchodo-
nosor acabe con ellos.
9 Vos ergo nolite audit e prophetas ve- 9 Vosotros , pues , no escucheis á vues­
stro s, et divinos, et somniatores, et tros profetas , y adivinos a , ni á los in*
auguresy et maléficos, qui dicunt vobis: térpretes de sueños, ni á los agoreros,
Non servietis regi Babylonis: ni á los hechiceros, los cuales os dicen:
No seréis vosotros sojuzgados por el B e y
de Babylonia.
i o quia mendadum prophetant vobis, 10 Porque lo que os profetizan son
ut longé vos faciant de térra vestra, et m entiras , para acarrearos el que seáis
ejiciant vos t el pereatis. arrojados por los cháldeos lejos de vues­
tra tierra, y desterrados, y destruidos.
11 Porro gens, quee subjeceril eervi- 11 A l co n tra rio , la nación que do­
eem suam sub jugo regís Babylonis, et blare su cerviz al yugo del Rey de B a-
seroicrit e i , dimittam eam in térra kylonia y le sirviere, yo la dejaré en su
sua, dicit Dom inus: et; cólet eam , et tie rra , dice el Señor, y seguirá c u lti­
habitabit in ea. ván dola, y .habitando en ella.
12 E t ad Sedeciam regem Juda lo- i a Tam bién le anuncié á Sedea as, Rey
culus sum secundum omnia verba hcec, de Judá , todas estas mismas cosas, di­
dicens: Subjícíte colla vestra sub jugo ciendo: Doblad vuestra cerviz al yugo
regis Babylonis, et ser vite ei, et popu­ del Rey de Babylonia , y servidle á el y
lo ejus , et vivetis, á su p ueblo, y asi salvaréis la vida.
1 3 Quare moriemini tu et populus x 3 ¿Para qué quereis m orir tú y el
tuus giadio, et fa m e , ct peste, sicut pueblo tu yo á c u c h illo , y de hambre ,
locutus est Dominus ad Gentem , quee y de peste, como tiene Dios predicho á

i S. Gerónimo cree que por bestias del eam- a Cap. X X I I I . v. 16. X X I X • v. 8.


po se entienden las naciones mas bárbaras.
8o L a p r o f e c í a DE JEREMIAS.
serviré noluerit regí Babylonis? la nación que no quisiere someterse al
R ey de Babylonia?
1 4 Nolite audire verba propketarum 1 4 No deis oidos á las palabras de
dicentium vobis: Non servietis regi B a ­ aquellos profetas que os dicen: No se­
bylonis: quia mendacium ipsi loquun— réis vosotros siervos del Rey de B abylo-
tur vobis, riia. Porque los tales os hablan m e n tira :
1 5 Quia non m isi eos, ait Dominus: 1 5 pues no son ellos enviados m ío s,
et ipsi prophetant in nomine meo men- dice el S e ñ o r, sino que profetizan fal­
daciter: ut ejicianl vos, et pereatis samente en mi nom bre, para acarrea*?
tám vos, quam prophetm, qui vatici- ros el que seáis desterrados y perezcáis
nanlur vobis. tanto vosotros como los profetas que
falsamente os anuncian lo futuro.
iG E l ad sacerdotes, et ad populum iG Y á los sacerdotes y á este pueblo
istum locutus su m , dicens: Hccc dicit les dije asimismo lo siguien te: Eslo di­
Dominus: Nolite audire verba propke- ce el Seiior: No hagais caso de las pa­
farum vestrorum, qui prophetant vo- labras de vuestros profetas, que os anun?
bis, diceníes: Ecce vasa Domini rever- ciau lo fu tu ro, diciendo: Sabed que los
ten tur de Babylone nunc citó: menda­ vasos sagrados del templo del Seiior se­
cium enim prophetant vobis. rán m uy luego restituidos acá desde
Babylonia 3 \ pues lo que os profetizan
es una m entira.
17 Nolite ergo audire eos, sed servite 17 No queráis pues escucharlos; anles
regi Babylonis f ut vivatis ; quare datur bien sujetaos al R ey-de B a b ylo n ia, si
ha:c civitas in solitudinem? quereis salvar vuestra vida. ¿P o r qué ae
h a d e ver esta ciudad reducida por cul-
pa vuestra ¿ un desierto?
1 8 E t si prophetce su n t , et est ver­ 18 Que si los tales son verdaderam en­
bum Domini in eis, occurrant Domino te profetas, y está en ellos la palabra
exercituum , ut non oeniant vasa , quce del Seiior , intercedan con el Señor de
derelicta fuerant in domo D om ini , et los ejércitos para que los vasos que han
in domo regis Ju d a , et in Jerusalem, quedado en e) templo del Señor, y en el
in Babylonem. palacio dcl Rey de Judá y en Jerusalem,
no vayan también á Babylonia.
ig Quia hete dicit Dominus exerci­ ig Porque eslo dice el Señor de los
tuum ad columnas, et ad mare, et ad ejércitos acerca de las columnas > y del
bases, et ad reliqua vasorum , qua: re- m ar o concha de bronce , y de las ba­
manserunt in civilate hac : sas , y de tos otros vasos ó muebles que
han quedado en esta ciudad 3 ¡
2 0 quee non tulit Nabuchodonosor rex 20 los cuales 110 se llevó Nabuchódo-
Babylonis , ciim transferret Jechoniam nosor Bey de B a b ylo n ia, cuando tras»
filium Joakim regem Juda de Jerusa­ portó á esta ciudad desde la de Jerusa­
lem in Babylonem , et omnes optima­ lem á Jechónías bí jo de Joakim , Rey de
tes Juda et Jerusalem. J u d á , y á lodos los magnates de Judá y
de Jerusalem.
a i Quia hccc dicit Dominus exerci- a i Dice pues asi el Señor de los ejér—,
friium Deus Israel ad vasa , quce dere­ citos , el Dios de Israel, acerca de los
licta sunt in domo Dom ini, et in domo vasos que quedaron en el templo del
regis. Juda et Jerusalem : S e ñ o r, y en el palacio del Rey de Judá
y en Jerusalem : ._____ .
i Cap. X I V . ver. — X X I I I . ver. a i.— Joakim. IV. Has. X X I V . v. i 3.
X X IX . v. 9. •3 IV. Beg. X X V. y. i 3 .
u A donde fuero» trasportados cou el Rey
Capitulo XXVIII. 81
aa In B a b y lo n e m transferentur, et 22 A Babylonia seriSu trasladados, y
ibieruni usque ad diem visitationis sace/ a llí estarán basta el dia en que esta
dicit 1Ddmirius, etoffcrrifaeiatn ea, et será'visitada ó castigada por m í, dice
restituí in loco isto. ■1
■ el Señor; que yo entonces los b aré traer
y restitu ir 4 este lugar *.

C A P ÍT U L O XXVIII.

Hananias profeta fa lso es redargüido p o r Jerem ías; quien confirma nue­


vamente lo que habia.profetizado , y vaticina la próxim a muerte de
, -Hananias*

1 Jlit factum est in anno illo , in * E n aquel mismo a ñ o , al principio


principio regni Sedecia: regis Ju d a , in del reinado de Sedecías Rey de Judá, en
anno quarto , in mense quinto, dixit el quinto mes del año cuarto a , H ana-
ad mé Hananias filia s 'A z u r próphela n ía s , hijo de A z ú r , profeta -falso de
de Gábaon, in domo D om ini, cpram G ab a o n , me dijo en el tem plo del S e -
Sacerdotibus ct omni populo, dicehs: iiór en jiresencia de los sacerdotes y de
todo el pueblo:
a Hcec dicit Dominus exercituum Deus a Esto dice el Señor de los e jé rcito s,
Israel: Contrivi jugum regis Babylonis. «1 Dios de Israel: Y o be roto el yugo
del Rey de Babylonia 3.
3 Adhuc dúo ánni dterum , et ego re- 3 Dentro de dos años cum plidos yo
fe r r i facidm ad locum islum omnia haré re stitu ir á éste lugar todos*los va ­
vasa domus Domini, qua: tulit Nábu— sos del templo del S e ñ o r , que quitó de
ckodonosor rex Babylonis de loco isto, acái Nabuchódonosor, Rey de B ab ylo n ia,
et transtulit ea in Babylonem. á cuya ciudad los trasportó.
4 E l Jechoniam filium Joakim regem 4 Y yo haré volver á este lu g a r & Je-
J u d a f et omnem transmigrationem Ju­ chonías hijo de Joakim Rey de J u d á , y
da t qui ingressi sunt in Babylonem , á todos los de Judá que han sido llev a ­
ego convertám ad locum islu m , ait D o - dos cautivos ¿ B a b ylo n ia, diefe el Se­
tninus: eonleVam enim jugum regis B a ­ ñ o r: porque yo quebrantaré el yugo y
bylonis. lodo el poder del R ey de Babylonia,
5 E l dixit Jeremías propheta ad H a - 5 En seguida el profeta Jeremías res­
naniam praphetam, in oculis sacerdo- pondió al fa lso profeta Hananias , en
tu m , et in oculis omnis populit qui slá — presencia de los sacerdotes y de todo el
b’at in domo D om in i: pueblo que se hallaba en la Casa del
Señor;
6 E t ait Jeremías propheta: Amen, 6 y d íjo lc: A m en; ojalá que asi jo ha­
sic facial Dominus: suscitet Dominus ga el Señor: ojalá que se veriGquen esas
verba tu a , qua: prophetasti: ut referan- palabras con que tú has p rofetizado, de
tur vasa in domum Dom ini , et omnis suerte que se restituyan los vasos sagra­
transmigratio de Babylone ad locum dos desde Babylonia á la Casa de) Se­
istum. ñ o r , y que todos los judíos que fueron
llevados cautivos á Babylonia v u e lv a s
á este lugar
7 V trumtatin.enav.diverbum hóc, quod 7 Pero con todo, escucha ésto que voy
1 Sirviéndose de Cyro y de Darío. I . £sd. cías. Véase Año. Sdhndn.
VI. v. 5 . 3 He decretado vuestra libertad.
3 . De haber pasado el año sabático , año que 4 Como lú lo lias asegurado..
coincide con e l primero del reinado de S c d e -
T om. I V . F
8a La p r o f e c ía DE JEREMIAS.
tgo loquor ín auribus tu is , et in auri-> yo i decir para que lo oigas tá y el pue-
lu s un ¿versi populi: blo lodo,
ti Prophela: , qui fuerunt ante me et 8 Los profeta* fiel Señor que >.Ua habi­
ante te ab initio, et propUetaverunt su­ do desde el principio, a n tw o r e s & ra í,
per tet ras multas , et super regna ma­ y á t í , profetizaron también ellos á m u­
gna , de pro:lio , el de afjlíclione , el de chos países y á grandes reinos gu erra s,
fam e, tribu lacio n es, y hambre.
g Prophela qui vaticinatus est pacem: 9 E l profeta que predice ahora la paz
cum vencrit verbum eju s, scitlur pro- ó felicidad r verificado que se haya sil
pfiela, qücm misil Dominus in veril ate, profería , entonces se sabrá que es pro­
feta verdaderamente enviado* dcl Seiior.
i o E l tulil JíananiaS prophela cate- ’ io Enlonres el fa ls o proleta Ilan a-
nam de eolio Jeremía prophela: , et nías 1 quitó del cu e llo d el profeta Jere­
confregit cam. mías la cadena ó atadura , y la hizo
pedazos.
i i E l ait, Hananias in cqnspcrtu o - t» Y hecho esto , dijo Ilaiian ías de­
mnis populit.dicens t.Hcec dir.it Domi-r lante -de, toda el pueblo: Eslo dice e l
ñus : Sic confringnm jugurn Nabuchor > Seiior: A si romperé yq de aqui A dos
donosor regis Babylonis post dúos qn años el yugo que Nabuchodonosor, R ey.
nos dierum de eolio omnium gentium. de Babylonia, ha echado sobre la ceryie
fie todas las naciones.
12 E ( abiit Jeremías prophela in viam i a Y fuese Jeremías profeta por s u c a -
suam . E l factura esl verbum Domini mino. Y el S e ñ o r , despues que H ana-
ád Jeremiam, postquam confregit H a - nías profeta h,ubo roto la atadura ó ca-»
nanias prppheta catenam de cpllo Jere-r deua, que llevab^ al cu ello ,el profeta Je-*
micc propheta:, dicens: remias , habló á éste diciendo :
i 3 J^adey et, dices Hananicc: .Hete di- i3 Vé y di á Hananias : Esto dice el
cil D om inus: Caleñas ligneas contrivi- Señor: T ú quebraste las ataduras ó co-
s t i , et facies pro eis cale ñas férreas. yundas de madera ; y yo digo d Jere­
m ías: T ú en lugar de ellas hazte otra»
de hierro.
.*4 Quia hcee d\cít Dqmínus exerci- , ' i .4 Porque esto .dice el Señor dé los
tuum Deus Israel: Jugum ferreum po- e jé rcito s, el Dios d e ls r a e l : Yo voy í .
sui super collum cunctarum Gentium poner uu yugo de hierro sobre el cuello
isla ru m , ut serviant Nabuchodonosor de lodas estas naciones, para que sirvan
regi Babylonis , el servient e i: insuper á Nabuchodonosor, Rey de B a b ylo n ia,.
et bestias térra: dedi ei. y en efecto á él estarán sujetas: hasta
las bestias de la tierra be puesto & su,
disposición.
i 5 E l dixit Jeremías propheta ad Ha- 1 5 Y añadió Jerem ías profeta al fa lso
naniarji prephetam: A u d i Hanania: profeta Hananias : O yes tú , Hananias :
Non misil te D om inus, et tu conjidere A ti el Señor no te ha enviado t y sbt
feeisti populum istum in mendacio. embargo, tomando su. Nombre , has he­
cho que este pueblo confiase en la
m entira.
16 Idcirco hcec dicit Dominus: Ecce 16 Por tanto esto dire el Señor : Sábete
fgo miltam te á facie terree: hoc anno. que yo te arrancaré de este m undo: tú
morieris: ad versum enim Dominum Jo— morirás en esle mismo año, ya que has
cuius es, hablado contra el Señor.
i 7 E l morfuus esl Hananias prophe- iy En efecto , murió el fa lso profeta
ta in anno illo mense séptimo. H ananíasaquel año, en el séptimo mes*.
l Para raliGcar bu ■vaticinio. a 0 4 lo* do» meses de esta predicción. B*
83

CAPÍTULO XXIX.
Carta de Jerem ías a los cautivos de B abylonia i exhortándolos á la p a ­
ciencia. Les anuncia la libertad p a ra despues de los setenta años prefija­
dos p o r .e l Señor: confirma la to ta l ruina de los tjue quedarán en la Ja­
d e a , y a m e n a za d los fa lso s profetas Achab y Sedecías ¡ y á Semeias.

i E t hcee sunt verba Ubri, quem mi - i l is t a s son las palabras de la carta


sil Jeremías prophtfa de Jerusalem ad que el profeta Jeremías envió desde Je-
reliquias seniorum transmigrationis, et rusalem á los Ancianos que quedaban
ad sacerdotes , el ad prophetas, et ad entre los cautivos trasportados á Baby­
Omnem populum, quem traduxerat N a - lonia , y á los sacerdotes, y á los profe­
¿uchodonosor de Jerusalem *ii Baby­ tas *, y á todo el pueblo trasportado por
lonem : Ñabuchodonosor desde Jerusalem á Ba­
bylonia.
a postquam egressus est Jechonias a Despues que salieron de Jerusalem
rex, et domina, el eunuchi, et princi­ el rey Jechonias y la reina m adre , y loa
pes Juda et Jerusalem , et faber et in - eunucos ó cortesanos 4 y los príncipes
clusor de Jerusalem:. de Judá y de Jerusalem , y los artífice?
y los joyeros,
3 in manu E/asa filii Saphan, et Ga­ 3 Jeremías envió esta carta por mano
rríarice filii Helcice, quos misit Sedecías de Eiasa hijo de Saphan , y de Gama»
rex Juda ad Nobuchodonosor regem rias hijo de E lcia s, despachados á Baby­
Babylonis in Babylonem , dicens : lonia por Sedecías Bey dé Judá á N a b u -
chodonosor B ey de Babylonia : et conte­
nido de la caria era :
4 H a c dicit Dominus exercitúum Deus 4 Esto dice el Seiior de los ejércitos, el
Israel omni transmigra!ióni , quam Dios de Israel, á todos los que y o 'b e en­
transluli de Jerusalem in Babylonem: viado cautivos desde Jerusalem á Baby­
lo n ia : .
5 j éJEdificate domos, el habítate: et 5 Edificad casas, y h abitadlas, y plan­
plañíale hartos , et comedite fructum, tad huertos, y comed de sus frutros 3.'
eorum,
6 Acápite UxoreS, e f generóte filias 6 Contraed m atrim onios, y procread
el filia s: el date filiis vestris uxores, hijos é hijas , casad á vuestros h ijo s, y
et filias vestras date viris, et pariant dad maridos á vuestras hijas,' con lo cuál
filias et filias - et multiplicamini ibi, et nazcan hijos é hijas; y m ultiplicaos ahí,
nolite esse páuci numero. y no Quedéis reducidos á corto humero.
7 E t qucerite pacétii civilalia , ad 7 Y procurad la páz de la ciudad á don­
tfuarrt transmigrare' vos fe c i: et orate de os trasladé; y rogad por elía al Se­
pro ea ád Dominum : quia in pace illius ñor : porque en la paz de ella téndíéis
erit p a x vobis. vosotros paz Af.
8 Haec enim dicit Dominus exercituum 8 Porque esto dice el S e C o r d e los

una señal de eeffalso profiid él lialágar lus pa~ para probar sí su pueblo le ama de veras.
«iones y deseos'del pueblo , ó el seguir su *Deut. \ I //.7». 3 . ..............
corriente , pronosticándole felices sucesos, en i Daniel < Ézecliicl y otros que babian sídp
lugar de llamarle é la penitencia , reprender llevados á Babylonia.
sus vicios etc. Algunas veces permite él St'ñor •a Véase Eunuco.
que se verlliquc alguno de los sucesos felices 3 Pues habéis de estar alií muchos afloi.
que anuncian los hipócrita*, ó Íalsoí profetas. 4 ó está comprendida vuestra paz.
F a
84 L a p r o f e c í a DE JEREMIAS,
Deus Israel: Non vos seducant prophe- ejércitos, el Dios de Israel: No os e n ­
tcc vestri, qui sunt in medio vestrám, gaiten vuestros falsos profetas que es-
et divini vestri: et ne attendatis ad so- tan en medio de vosotros, ni vuestros
mnia vestra , qua: vos somniatis: adivinos; y no hagais caso de vuestros
su eñ o s:
9 quia falso ipsi prophetant vobis in 9 porque falsamente os profetizan aque­
nomine meo ' et non misi .eos , dicil llos en mi nom bre y yo no los envíe',
Dominus, dice el Seiior.
10 Quia hccc dicit Dominus ; Cum I o Lo que dice el Seiior es e sto : C uan ­
tceperint implcri in Iiabylone sept.ua- do estén para cum plirse los setenta
ginta anni, vis itabo vos: et suscitaba anos de vuestra estancia en Babylonia,
super vos verbum meum ¿onum, ut re­ yo os visita ré , y daré cum plim iento á
ducá m vos ad locum istum . mi agradable promesa de restituiros á
este lugar *.
J i Ego enim Scio cogitaliones , qúas I I Porque yo sé los designios qué ten­
ego cogito super vos , ait Dominus , co- go sobre vosotros, dice el Señor, desig­
gitationes pacis, et non affliclionis, ut nios de paz , y no de aflicción, para daros
dem vobis finem et patientiam, la libertad que es el objeto de vuestra
expectación.
i a E t invocabitis m e , et ibilis: et 12 Entonces me in vo careis, y parti­
orabitis met et ego exaudiam vos, réis ¿í vuestra patria : me suplicareis, y
yo os escucharé benignamente.
1 3 Quceretis m e , et invenietis: cum 1 3 Me bu scareis, y me h a lla r e is ,
quccsieritis me in tofo corde veslro. cuando me buscáreis de todo vuestro
corazon :
1 4 E t inveniar ¿ vobis , ait Domi­ entonces seré yo hallado de vos­
nas : el reducam captivitalem vestraml otros , dice el Señor; y yo os haré volver
et congregabo vos deuniversis gentibust de la esclavitud , y os congregaré de to­
et de cunctis locis , ad quce expul i vost das las regio n es, y de todos los lugares
dicit Dominus: et revertí vos faciam & donde os había desterrado, dice e l
de Joco t ad quem transmigrare vos fe c i . S e ñ o r , y os haré vo lv er del lu g ar a l
cual os había hecho trasm igrar.
1 5 Quia dixisti: Suscitavit nobis D o­ 1 5 Pero vosotros habéis dicho : £1 Se»
minus Prophelas in Babylone. B orn os ha enviado profetas aq u tt n B a -
bytoniaS.
. iG Quia hccc dicit Dominus ad re­ 16 Pues he aqui lo que dice el Seiior
gem , qui sedet super solium D a v id , et acerca del Rey Sedecias que está sentado
ad omnem populum habilalorcm urbis en el solio de David , y de todo el pue­
hujus t ad fratres ves/rost qui non sunt b lo que habita esta ciudad , esto es , de
egressi vobiscum in transmigrationem. vuestros hermanos que 110 han trasm i­
grado con vosotros:
17 Hccc dicit Jbominus eKerciluum: 17 esto es lo q u e dice el Seiior de los
Ecce millam in eos gludium, elfam em t ejércitos : Sabed que yo enviaré contra
et peslem: el ponam eos quasi ficus ellos la espada , la h a m b re , y la p este,
m a la s, quet comedí non possunt , eó y los trataré como á higos malos * , que
quád pessimec sini* se arrojan porque no se pueden com er
de puro malos.

1 Anles X IV , ver. 14 .— XXILI.vcr. 16.— eso envidiamos la suerte de nuestros hermuDOS


X X V J Í. v. i 5. que se ban quedado en Jerusalem con e l re y
» Cap. X X V , v. ia.— .TI.Taral. K X X V Í. Sedecias.
v . n __ J.ISsd. l . v . I-— Dan. IX . v . l . 4 Ames X X I V - v. i-> 8,, 9. , 10.
3 Que nos Uacqn esperar lo contrario. Y por
XXIX. 85
; i8 JSt perscqUar cos in giadio, et in .18 Los perseguiré i cu c h illo , y con
fa m e t eliñ,pesl¿len/ta; et dabo eos in ham bre, y con peste , y los entregaré á
vexfltionem uriiversis regnis terree, in la tiranía de todos los reinos de la tier­
maledictionem , el in stuporem , et in ra : y serán la m aldición, el pasm o,
sibilum, el in opprobrium cunclis Gen - la mofa , y el oprobio-de todas las na­
i idus , ad quas ego ejeci eos: ciones á donde los hubiere arrojado:
1 q eo quod non audierint verba mea, ig por cuanto (dice el Señor) no qui­
dicit Dom inas : quev misi ad . eos per sieron dar oídos á mis palabras,, que les
servo# meos prophetas, de- noefe consur- he hecho anunciar por la .boca de mis
gens , el fnitt£ns: et non audislis: dicit siervos los profetas , enviándoselos opor­
Dominas. ■ <' tunam ente ,,y cotí,anticipación. Mas. voa-r
otros no quisisteis obedecer, dice el
Señor. ■• ' '
a o Vos ergo audite verbum D om ini, 20 Entretanto-, vosotros todos, á quie»
omnis transmigra fio , quam emisi de nes hice yo pasar desde Jerusalem á
Jerusalem in, Babylonem. i by loi»iaiV'\OÍd‘ la- parí abra deLSeiíor: o<!
a i Uceo dicit Dominus exercituum 2.1 Esto es lo que di<je. éJ>Seiíoik. dc-.táe
Deus Israel ad Achnb fílíum Cotice, et -ejéY'cilbs * .e l Dios; d c ls r& e l , ,'ac'érca i’i3(*
ad Stdeciam filiiim M aásioaqu i pro- Axháb.hijo de G oliasr,^, de>.SedCcj^a;lM*
pheiant vobis in nomine meo mendact- jo de Maasías, que falsamertte os profe­
ie r : - Ecce ego Iradam e o s ’ in manus tizan cu mi nombre.: Sabed que .yo, lo?
JVabuchodoño.sor >regis Mabylonis.: et entregaré, en manos de JNabu(hódonósor,
percutid* eos-Jn •qcuI.ÍS vestnis* • Rey de Rabyloiiia , que los hará m orir
■: : - ,r- ,1 i delante de vuestros ojos.
3 2 E t assumelUr ex eis . malediclio a ’5. De'Suerte qlio * todosv» lós qué han
Omni transmigrafioni Jüda¿quee est in sido trasladados de Judá d^Baby loniavlps
Babylone, dicentium: Ponat te Domi­ tom arán por frase de m aidicioh, di­
nas sicut Sedcciam , el sicut Achab, ciendo Póngate el Señor *¡omo á. Sede-
quos. fr ix il rex Habylonis in.igné: cías y á Acbáb : á quienes asó ó f r í ó á
> •' ' , i' j i. • > . fiiego lenfo ’ el Rey de Babylonia1: u \
: a 3 pro eó qupd. fccerinf. sluHilia m ~in - a 3 por haber*-bechb ellos, -necedades
Isra el , et manchati sunt iri'v.vores a mi ■ abominables en Israel, y com etida adul­
eorum suorum , ct locuti sunt verbum. terios con las mugeres de sus amigos,
in nomine meo mendaciler , quod non y hablado mentirosamente eu nombre
mandavi eis; ego sum ju d ex et testis, m ió, sin haberles yo dado ninguna C0 -
dicit Dom inus: m ision : Y o mismo soy el juez y el testi­
go de todo eso \ dice el Senor;
2 ^ ¿i ad Semeiaji Nehelamileo dictas: .24 Asim ismo dirás á, Seroeías., Kehft-
la m ita , ó sonador * :
a 5 Hcec dicit Dominus exercituúm, a 5 Esto dice el Seííor de los ejércitos ,
Deus Israel; Pro eo quod misisti in el Dios de Israel: Por cuanto enviaste
nomine, tuo, libros ad omnem populum, cartas en lu nombre 3 á todo el pueblo
qui esl in Jerusalem , et ad Sophoniam que se halla en Jerusaleih, y á Sopho-
filium Maasice sacerdbteihi et ad uni­ iiías hijo de Maasías , sacerdote, -y- á lo­
versos sacerdotes’, dicehs :t 1: dos los sacerdotes, diciendo á Sophonias:
26 Dominus dedit te ' sacerdotem pro 26 E l Señor te ha constituido sumo
Joiade sacerdote, ut sis dt/x in domo sacerdote en lu gar del 'sacerdote Joiada,
t Este suplicio consistía en m eter poco á po­ a Nehelam eu hebreo g S ü J signilica Soña­
l o el cuerpo del paciente en una caldera de
dor : yiene de la raíz o S i l holam.
aceite hirviendo'. Tal fue el martirio de los san -
Jx» hermanos, JVIachfibeos, y despues e l de tan
3 ó pov tu propio capricho. El sentido de es­
Juan Evangeiista, etc. , to ee ye en el Ycrso 3a. Véase Libro,
TüM. IV. F 3
86 L a PROFECIA DE JEREMIAS.
D om ini super omnem virum arrepti- á fin de que tu tengas autoridad en la
tiu m et 'proplietanlemt ut m illas eum casa del Seiior , p ara-reprim ir á lodo fár
in- hervum et in cárcerem: ' nático que se finge p r o f e t a y m eterle
"!,« ' t - '• ' ' ' ' eh t i cepo y en la 'cá rcel : • -m
ra‘7 ‘ 'ell nunc' guare non increpasti Je - 27 ’ ¿ como es pues que no has castigado
rem iám A nútkothitem , qui prophetat á Jeremías natural de A nathoth que ha­
vobis ? 1• ce del profeta entre vosotros?
a 8 Quia ¡super hoc m is ít in Babylo­ 28 siendo asi que ademas de eso nos
nem a d n o s , dicens: Longum est: fcdi- ha enviado á decir acá en Babylonia : No
-ficate domo's ■et ' habitóle :■■ 6/ • plañíate volvereis en 'm ü chotiem p o: edificaos ca>
hortoS f -et com edilefrU das eorum . sas y morad en ella s; haced plantíos1 en
' ", : ií i i , i . V . o - ■ * .(; " las huertas y comed sus frutos.
3 9 Degil ergo Sophonías sacerdos li— 29 L eyó pues el sacerdote Sophonías
i/rum-istum in áuribus Jeremías pro - está carta de Semeias delante del profe­
phetee. • • .• ; ■ . •. ta Jeremías.
3 o E lrfactum> est>-verbum 'Domini- ad 3 0 Y el Seiior habló entonces á Jere­
'J ere m ia m d ice n s : >1*;> mía» en estos térm in o s: * * f-
r 131 vMitle, ad ómñem- . 'tránspiigratio- >3 f -Envia á decir ló siguien te’ "4 -todos
fie m , i dicejí&i- Maje dicit D om inus ’ a'd los que ban sido trasladados cautivos' á
Sem eiam ■'Nehela'rríiten: P ro ¿o quod ■Babyloniai Esto dice el Seiior acerCa de
prophetavit'vobis Sem eias, el- ego>.non Semeias , N eh ela m ita : P o r cuanto S e -
m isi eiim} , - é t f e c i t ■vos- eonfidere• in meíás se ha metido á profetizaros fu ­
-mzndaiioft ' r.- : • > * ' :íl >■ :iM turo y sin tenfer ninguna misión m ia ; y
. =(1. i Vi". • ; ‘ ■ :1 1 •-1: ¡ 'i os ha hecho confiar en la m entira;
n 3 á idcircoi }uzc ,dicit-Dominus :< "Ecce 3 ¿ pbr tanto , esto dice1 el-Seiior :■He
egotvisilabo'lstípét!. Sem eiam N ehclartii- aquí que yo castigaré á^Semeías , Nehe­
ten t .el super <■semen. e jú s: non erit ei lam ita , y á su raza ; no tendrá jamás un
vir: sedeas in medio- populi hujus: et descendiente que se siente ó viva en me­
nonv-videbit bonum , . quod ego fa cia m dio de este.pueblo :'n i verá él bien 6 la
populotmeo j loiY D om inus: quia pr<V- libertad que yo he de conceder al pueblo
m r ü a t ionem loculusest¡ ad versus D o- m ia v dicte el. Señor :, pcírqufi ha hablado
ltlÍtlUTTÍ. ,<‘ . .> ¿omo prevaricador con tra los oráculos
del Señor. ' v--.,. • ■

C A P ÍT U L O X *X .

Predice Térémíás ét'jiñ d é lá éaütividad , de Babylonia; y que ep seguida


l a s ‘'doScá$as de Judá^é lsrá e l servirán a l S eñ o r ' reunidas bajo un R ey
délM nage de D avid. %

\ H o c verbum , qu o d fa ctu m est ad 1 H a b ló el Seuor á Jerem ías, di-


Jerem iam !a D o m in o d ic e n s ciendo:-.. V.- ■ .. ■
2 ‘Hccc dicit'' D om inas ; D e U S ' Israel, ■2 . Esto manda el «Señor Dios--dé Israel ;
dicemi: Scribe -Ubi ’ om nid verba , quis Escribe en unv iib ro todas la s' palabras
'locutus su m ad t e i n J i b r ú . r' ). que yo te h e bablado1.' >'-• • : 1
. .3 Ecce enim. d íe s'v e n iu h l,: dicit ■Do­ 3> Porque be áqui que-llegaTá-tiempo >
minas': et converlam conversionem po­ dice el Señor , en que yo haré vo lver los
p u li m ei’Israel et J u d a , ait Dominus; cautivos de mi pueblo de Israel y de Ju^
et convertam eos ad terra m , quam de— d á , y harélos regresar , dice el. Señor, á
1 Esto es: Publica y haz que todos sepan la tancia. Créese que fué hecha remandó S e -
siguienie profecía} porque es de grande impor- decías.
C A P I T U ti I X XX . 8y
dipairibus eorum: et possidcbunl eam. la tierra, que d í á sus p a d re s , y la po-r
scerán *.
4 E l hcec verba, quee locutus est Do­ 4 He aquí las palabras que dirigió el
minus ad Israel el ad Judam: Señor á Israel y á Judá:
5 quoniam hcec dicit Dom inus: Vo— 5 A sí habla el S e fio r: Algún dia diréis^
cem terroris audivimus : form idoj et Oído hemos voces de terro r, y espanto;
non esl pax. . - y-no de paz. / •
6 Interrógale.y. et videte si general , 6 Preguntad y sabed si son. por ven­
masculus: quareergo vidi- omnis viri tura los varones los que han de parir.
manum super lum¿um suu m , quasi Porque ¿ cómo es que estoy viendo en an -
parlurientis ,.,et conversan sunl univer­ siedad á todos los hombres y con las
s a facies in auruginem ? - - , manos sobre sus lomos; como la rouget*
q.qe e$tá de parto., y cubiertos sus ros­
tros de am arillez 3 ?
-.' ■' i■/ >
7 J r<£, quia magna dies illa , nec est 7 J A y ! que aquel dia es gran d e^ ter­
Similis ejus:- tempusque dribulationis est rible, ni hay otro que se le parezca;
Jacob , et ex ipso salvabitur. tiempo de tribulación para Jacob, de la
cual será al fin librado 3.
8 E l erit in die , illa , ait Dominus 8 Y suqederá en aquel dia , dice el Ser;
exercituum: canteram jugum ejus, de Sor'de los ejército s, .que yo haré ped^^
eolio tua, et vincula ejus dirumpam, el tos el yugo que INab'uchódonosor puso
nor^ dominabuntur ei amplias alieni. sobre tu cuello , y romperé sus ataduras,
y no. le dominarán mas los ex.lrangeros}
9 Sed servient Domino Deo suo, et g sino que los hijos de Israel servirán
David regi suo , quem suscitaba eis. al Seííor su D io s, y á el hijo de David
su R e y , que yo suscitaré para,ellos 4. ^
10 T u ergo ne time.asr serve meus - io No temas pues lú , oh,siervo miorJa­
Jacob, ait Dominus , ñeque paveas I s - co b , dice el Señor, ni tengas miedo , oh
ra el: quia ecce ego salvpbo te de, ierra Israel: que yo le sacaré de ¿¿e .pa^s re -
longinqua , et semen tuum de Ierra molo en que estás , y A. tus descendientes
eaptivilatis eorum: el revertetur Jacob, d é l a región en que se hallan cautivos:
et quiescet, et cundís afjíuet bonis , ct y Jacob volverá í , y viv irá en reposp,
non erit quem form idet: y en abundancia de bienes, sin qup
tenga, que tem er á na^ie:
11 quoniam tecum ego sum , ait D o - .. i .i pues que esloy yo contigo , diee ej.
minusf ut salvem,te: faciam enim con- Sefior, para salvarte. Porque y o cxle^ini^
summationem in cundís Genlibus , in naré todas las n acion es, entre las cuales
quibus despersi te: te autem non f a r le dispersé: á t í empero no te destruiré
i Pero antes castigaré sus delitos. El Profeta com o trasladan losSp ítW a.
parece que habla principalmente de la lib e r­ 3 Apoc. cap. X I I I . — J oelll.v er. i l »
tad com pleta en que será puesto el pueblo Amos J^. t». 18.— Soph. /. v. i 5.
de Israel cuando lodo entero reconocerá al 4 L u c .I . ver- 70 , — ls . X L I J I . ver. 1 .—
M esías, y entrará.en su Iglesia por la fe; por­ X L I V . v. 2 . Aquí el Mesías es llamado David,
q u e tan sola una pequeña parte de la nación com o también én E zech . cnp. X X X V Í I .
fué la que se convirtió en tiempo del Mesías. ver. 25.; por ser descendiente de David , se­
T al vez por esto se añade en e l v, que gún la carne. Asi lo entendieron también los
las cosas que aquí se dicen serán entendidas antiguos Rabinos, y aun muchos de los jnoderr
aljin de tos tiempos. Es de notarse con san n o s , y lo denota el texto cbftldeo. Al conver­
G erón im o, que profetizaban las mismas c o ­ tirse loda la nación judaica á la f e , entonces'se
sas Jeremías en Jeru salem , y E zech iel en Ba­ verificará la reunión de to d a s lá s tribus e n e 1!
b ilo n ia . Véase Ezech. X X X P 'I I . ver. reino de Jesu-Christo. Yéanse las Regias para
a Enérgica figura con que explica la acerbi­ la inteligencia de la Escritura.
dad del dolor. La amarillez ea el color de los 5 A la tierra que yo le di.
que padecen la ictericia, ó el color de oro ,
F 4
- L a PROFECIA* BE IER-EMIÁS.
tióm in con&ummaitonem : sed castigaba del todo , sino que te castigaré según mis
te in j adido, ul non videaris tibí in­ ju icio s, á iiu de que no te tengas por
noxias. in ocen te1.
i a Quia hete dicil Dominus: Insana- 12 A si pues eslo dice el S eiior: Incu­
bilis fractura tua, pessima plaga tua. rable es tu fractura ; es m uy m aligna
tú llaga.
1 3 Non est qui judicet judicium tuum. 1 3 JNo hay quien forme ún' cabal ju i­
üddlligándum : curalíohum utitilás non cio de tu inal para cu rarle: no hay re­
L'üt Ubi. medios que le aprovéchen 3.
1 4 Omnes amatores tui obliti sunt 1 4 O lvidado se lian de tí lodos tus
fu i , teque non quocrenl: plaga enim amadores , y no se curarán ya de t í para
inimici percussi' te zaslfgatione crudeli: ser amigos tuyos : en vista de que te be
p ró p te rm u i! iludirían ' iniqúilatis tUcB hecho una llaga como de mano h o s til, y
dura fa cta sunt ptccóia tua. \ con un terrible azote 3 ¡ porque estás en­
durecida en tus p<?cádos\ á causa de la
abundancia de tu iniquidad.'
1 5 Quid clamas super confritione’íua? 1 5 ¿ P o rq u é alzas el grito en tus pe­
insanabilis est dolor tuus: propter muí- nas? T u dolor es in curable: por la m u­
litudinem iniquilatis tuce, et propter chedumbre de tus m aldades, y por la
dura péccáta iu a fe c i hccc tibí'. obstinación en tu? pecados hice contigo
esas cosas.'
' í6 Proptereá omnés 'qui comedunt te, 16 Mas lodos aquellos que te liiucrdcb
dtoorabuntur: el uníversi liastes tui in serán devorados, y lodos tus enemigos
captivilalem ducentur: el qui te vastante serán llevados cau tivo s, y aquellos que
vdslabuntur; cunctosque pradatores tuos te asuelan serán asolados, y entregados
dabo in proedam. al saqueo tus saqueadores.
' i y Qbdiicam enítn eicátrlee'm tibiy et 1 7 Porque yo cicatrizaré tu llag a, y
la vulrieribuÉ ttiis sánabo té, dicit Domi­ curaré tas heridas, dice el Señor. E llos,
nus. Quia ejeclam vocavérunl te Sion : oh Sion , te han llam ado la Repudiadas
I Í cbc esít quoB non habebal requireniem. Esta es,'dicen , la que no tiene quien la
busque ó pretenda .
‘i 8 Hete dicil Dominus: Ecce ego con- 18 Pero eslo dice el Señor: Y o barc
verlárii conver'sionem tabernaculorum que vuelvan los cautivos que habitan en
Jacob, et ieclisejus miserebor, et ardi- las tiendas ó tabernáculos de Jacob j
ficábitur' civitas in excelso suo, et tém - lendré piedad desús casas, y sérá reedi­
píúrn ju x ia ordinem suum fuhdabitur. ficada la ciudad en su altu ra , y funda­
do el templo según sú anterior estado.
t g E t egrédietur de eis laus , voxque 19 Y saldrán de sus labios alabanzas
iudentium: et multiplicaba eos, ct non y vocc6 de jú b ilo : y yo los m ultip licaré,
m inuentur: ét glorificaba eost el non y no 9e dism inuirá su núm ero: los lle -
attenuabuntur. naré de g lo r ia , y no volverán á ser en­
■• • ".y ’ • i .> •* . ■
i vilecidos.
' 20 E t erúnt fi lii ejus sicut a princi­ 30 Y serán1sus hijos fieles como al p rin ­
pio , et ccetus ejus coram me per mane- cip io , y su congregación permanecerá
hit: et visitaba adversum omnes qui estable en m i presencia: y castigaré i
iribulant eum. ■ lodos los que la atribulan.
’ |a i E i erit dux ejus éx eo: el princeps 3 1 Y de é l, esto í s , de Jacob , nacerá
£c,[medio ejus producefur: et applicabo su caudillo ó M esías, y de en medio de

i Y sirvas <íe testimonio á mis palabras. Ja eracia, el cual obrará Dios á su tiempo.
i Eslo es, la ceguedad y dureza del pueblo Rom. II.
judáico eo no querer recofiocfer al Mesías, es 3 Cap. X X I I J . v. 19.
de suyo incurable: se necesita uu milagro de 4 Aquellos que están en la ¡CMldea.
• CAPI T t i o ■XX X I . 89
eum, et aecedet ad me: quis enim isih el'saldVá' á lu z' el Príncipe : a l cual roe
e st, qui applicct cor* sutim ut úppro— le allegaré á m í, y él se estrechará con -
pihquetm ihi, hit Dominus ? inigo l . Porque ¿ quién es 9 aquel qúet/e
tal modo se acerque á raí con su corazon,
dice el Señor?
22 E t eritis mihi in populum, et ego 22 Vosotros sereis entonces mi pueblo
ero vobis in Dcum. fiel, y yo seré vuestro Dios siempre be­
nigno '.
2 3 Ecce turbo D om in i, furor egre- 23 Pero he aquí que el to rb ellin o ' del
diens , ¡trocelia rUcns , in 'capiie impio— Señor’, el furor que está respirarido' 3 •,
rum conquiescet. la inm inente tempestad, todo descargará
sobre la cabeza de los impíos.
a 4 Non averfet iram indignationis 24 No apaciguará el Señor el furor de
'D om inas , doñee faciat et complral co- su iudiguacioit, basta Tanto'que haya
gilaliointrh coráis sui: in novissimo die— ejecutado y cum plido los designios''db
rum intclligeiis ca. su corazod: al lin de los tiempos enten­
deréis estas cosas. '

C A P ÍT U L O XXXI.

"jeremías p io fe tiza la libertad, del pueblo de Isra e l• e l cual , reunido io­


d o , servirá a l Señor y ,será colmado de bienes. Nacim iento del M esías ,
y jo n n a cio n de la nueva L ey.

1 I n tempore U to, dicit Dominus: 1 E n aquel tiem po, dice el Señor, yo


Ero Deus universis eognationibus Is­ seré el Dios de todas las tribus de Israel»
rael, el ipsi erurit m ihi in populum. ' y ellas serán roí pueblo.
2 H a c dicit D om inus: Jnvehil grá - 2 Esto dice el Señor: E n el Desierto
tiam in deserto populus, qui remansé- el reslo del pueblo, que quedó libre del
ral á giadio: va dei ad requiem suam castigo, halló gracia delante de m i:
Israel . también Israel llegará á la tierra de su
descanso.
3 Longc Dominus apparuit mihi. E t 3 Es verdad que me visitó el Señor ,
in charilate 'perpetua diiexi te: ideo responde Israel , mas hace ya mucho
atiraxi te , miserans. tiempo. Te engañas, dice Dios , porque
y o te he ainado con p e rp e tu o / no inter­
rumpido a m o r: por eso misericordioso
te atraje á mí.
4 Rursumque asdifteabo te, et edifiea- 4 Y otra vea te renovaré y te daré
beris, virgo Israel; adhüc ornaberis nuevo se r, oh virgen * de Is ra e l: toda­
tympanis lu is , el egredieris in choro v ía saldrás acompañada del sonido de
ludeniium. tus panderos , y cam inarás rodeada de
coros de música :
5 Adhuc plantabis vineas in montiLus 5 todavía plantarás viñas en los m on­
Samariac: plantabunt plantantes, et tes de Sam aría: y aquellos que las p lan -

t Todos los Expositores antiguos y modernos la antítesis. La expresión de la primera parte


ven aquí una clara profecía de Christo. Is. de la antítesis se entiende del pueblo de Ja­
XLV1. v. 11. cob no del Principe.
a Ese que se me arrime sin arrimarle yo ? 3 Scio: E l furor impetuoso.
Tal parece á Yarios intérpretes el sentido de la 4 Esto es , oh pueblo de Israel. Véase
Yulgau applicabo eum en la segunda parte de Virgen.
go La p r o f e c ía DE JEREMIJ^S.
,done$ tempus venig.t,f rto/i .vindemiabynt: ta r á n ,, n o . recogerán sn frujo ¿ a sta .e l
tiempo prescrito
, fnt quia prif. dies,, iñ qua. clamabunt 6 Porque tiempo vendrá en qiie las
custodes in f man fe Ephraim: Surgite, centinelas ó gefes de m i pueblo clam arán
el ascendamus in Sion ad Dominum sobre el monte de E p h ra im : Vamos to­
Deum, nystrum. dos, y subamos á S io n , al templo del
Seiüor Dios nuestro 2.
7 Quia hcec dicit D om inus: ÉxuUate 7 Porque eslo dice el Señor: R egoci-
tn ¡ iattiliq Jacob, el hinnite contra -ca- jaqs y haced fiestas por am or de J a c o b , y
pfil.,Gentium: persónate , et canite, el prorumpid en gritos de júbilo al frente
djcitfij Salva , Domine>populum tuum, de las naciones; resuenen vuestros cán­
reliquias Israel. ticos , y d e c id ; S a lv a , S e ñ o r, al pueblo
tu y o , salva las reliquias de Irael.
. ,S.. Ecce. ego adducgm eos de ierra A - 8 Sabed, dice el Señor , que yo los con­
.quilonis, $t congregaba eos ab extremis duciré á lodos de las tierrps del N orte, y
ierra;: irftfiK quos erunt ccec'us el clau- los recogeré de los extremos de la tierra^
d u s , pragnans et pariens sim ul, ccc- entre ellos vendrán juntam ente el ciego
tüs magnas reverleniium ituc. y el cojo, la preñada y la parida , grande
será la muchedumbre de Jos que volve­
rán acá.
g In Jlelu venieni, el in misericordia g Vendrán llorando de g ozo, y yo
reducam'eós: et ádducam eos per tor­ compadecido de ellos los conduciré á la
rentes aqúárüm'"itt via recta, et non vuelta por en inedio de arroyos dé fr e s­
impingent in ea : quia fa ctu s sum Is - . cas aguas, via recta y sin ningún tropie­
rae!i pater , et Ephraim primogenitus zo 3 : porque padre soy yo de Is r a e l; y
meus esl. Ephraim es mi prim ogén ito4.
to Audite verbum. D om inif Gentes, 10 E scu ch ad , oh naciones , !a palabra
et annuntiale in insulis quee procul del S e ñ o r,.y anunciadla á las islas mas
sunt t et dicite : Q u i dispe rsit Israel con­ rem otas, y decid: Aquel mismo que dis­
gregaba eum: ei cústodiet eum sicut persó á Israel, le reun irá, y le guarda­
pastor gregem'suum. rá como guarda el pastor á su rebaño.
i i Redemit enim Dominus Jacob , et 11 Pues el Señor ha redimido á Jacob,
liberavil eum de manu potentiaris. y le ha librado de las manos del pre­
potente.
12 Ut venieni, et laudábunt in m on- l a Y asi ven drán, y cantarán himnos
te S ion : et confluent ad bona Domini, á Dios en el monte S io n , y correrán en
sUper frum ento , et vino, et oleo, et fce­ tropa á gozar de los bienes del Señor,
ta pecorum et armentorum: eritque ani­ del trig o , del v in o , del aceiLe , y de la»
ma eorum quasi hortus irriguus, et crias de ovejas y de vacas; y estará su
ultra non esurient. alm a cual hermoso jardín abundante de
aguas, y no padecerán ya mas nece­
sidades.
13 Tune Idclabitur virgo in choro, ju - i3 Entonces se regocijarán las v írg e ­
venes el senes sim u l , et conyerlam lu - nes í al sonido de músicos instrum entos,
clum eorum in gaudiúm, el consolabor y también los jóvenes á una con lo» an­
eos, ct Icetificabo á dolore suo. cianos. Y o cambiaré su llan to en gozo,
y los consolaré, y los llenaré de alegría
en cambio de su pasado dolor.

1 Lev. X I X . v. q5. 4 Aliíde á la preferencia que le dió Jacob.


2 Is. I I . V . 3.— Midi. IV. v. 2. Gen. X L V III . v. i 3. y sig. Epbraím den«u
3 I s . X X X r . v . i , — X L I . v. i8 .— X L I X . las diez tribus.
ver. 10. 5 Apoc- X I V . v.
C A PI TD I XXXI. Qi

' i /j E t inebriaba 'animara sacerdotum " 'i 4 Y saciaré el- aliña dé lo s1sacerdotes
pinguedine: ét populus meus bonis miéis coii "'btras ngiiísimás carrifcá'1 , y fel
adimplebitiir , ait Dominus. 'püebló mio será'cólinádb'dé'triis bienes j
dice el Señor V
i 5 Hccc dicil Dominus : V o x in ex­ x 5 Porque esto dice el Seiior: Se han
celso audita est lamentationis, luctus, oído allá en lo alto 3 voces de lamento*,
et Jlttus Rachel plorántis ftlios suósf de luto , y de gemidos , y son dé Racb£l,
et nolenlis consolar i super eis , quia qué llora sus hijos, n i q u i e r é a d mi í i r
fíon su n t.' consuelo eri órden á la muerte de cllóá’,
vislo que ya no existcii +'.
' 16 Hace dicit Dominus: Quiescat vox i6 ‘ E l Señor dice asi : Cesen tbs laibidí
tua á plorátu, el oculi tui á lacrymis: de prorum pir en voces de lla n to , y tus
quia esl merces operi tuo, ait Dominus: ojos de derram ar lágrim as; pues por tu
el reverlenlur de Ierra inimici. pena recibirás gálardón , dice el Señor:
y-ellos volverán dé la tierra euemiga 5. '
17 E l est spes tiovissimis luis , ait 17 Y para tus úllim os dias'te queda la
Dominus: et reverlenlur filii ad termi­ segura esperanza , dice el Seiior, de que.
nas suas. r !1 : tüs hijos volVerári á sus hogares'.
1 8 Áudiens audivi Ephraim transmi­ 18 lie escuchado con atención á E -
gra ntem : Casíigasti m e , et eruditas phraira b que en su cautiverio dice : T ú
sum , quasi juvenculus indómilus: con- me has castigado , oh Señor, yo cual' in ­
verte' m e, -el convertar: quia tu Domi­ dómito nóv'¡lió he' sido corregido. Con-
nus Deus meus. viértem e á t í 7 , y yo me co n vertiréj
pues que tú j oh Séíior-, eres m i Dios,
19 Postquam eYiirri coñvertisti me\ egi i g Porqué estojr viendo ahora t'jue d es-
pocnilenliam : et postquam ostendisti pues que tú me co n ve rtiste , yo be he­
m ihi , percussi fém ur meum. Confusus cho penitencia : despues que me ilu m i­
sum , et erubui , quoniam sustihui op- naste T he herido mi muslo 8 ; y he que-,
probrium adoIescenlícE mecc. 1 dado confuso y avergonzado’, porque ha
sufrido el oprobio de mi mocedad.
a.o S i fliu s honorabilis mihi Ephraim, 20 ¿N o és Ephraim p ara -m í él hijo
si puer delicatus : quia éx - quo locutus querido , el niño que yo he criado' con
sum de eo, adhúc recordabor ejus . I d - ternu ra? Desde que yo le he hablado 9 ,
circo contúrbala süni viscera mea super le traigo siempre en la memoria; por
eum: miáerahs misefebor' ejus, ait D o - eso se ban conmovido por amor suyo mis
TiíinUS. ■■ •; entrañas. Y-teíidré-para con él entraña*
de m isericordia, dice el Señor.
á i'S ta lu é Ubi' ¡spetúlarñ : pone iibi á 1 iSeá¿ ptiés , oh Ephrairfi, d rúanera
amáritiidiñes: ’dirigé cortuum irt ciárrL de un ceiftinéla t0- eiitrégate á las am ar­
rectarh, in qua ámbulasti: reverteré, guras de la pénitencia: convierte tu co­
virgo Isra el , revettete ad civitates litas razon bácía el recto cam ino, por donde
islas. anduviste : vuelve , oh1virgen de Israel,'
vuelve, oh pueblo mió , vuelve á tus ciú-*
dades,
• • ' * 1 ■■ ' ' '• '-Tiv-'. " 11''
i D e vlclirtias mas preciosas. Áct. II. t>l'i3 , el conocimiento y el dolor de mis pecados¿ á‘
a Pero antes sufrirá la pena de sus delitos. fin de que sea mas grande también y mas fer­
3 En Ramápequeña ciudád de lá (ierra de vorosa y sólida mi conversión, que ha principia
Benjamín. do á obrar'la luz de lu gracia. Véase Gracia.
4 Matth. II. v. 18. 8 En señal de mi dolor.
5 En que están cautivos. 1 Q Desde que he movido su corazon, y selM
6 Ó al pueblo mió. convertido á mí.
7 Eslo es, aumenta en mí siempre raasy mas 10 Yelá sobre tí. ' • -
L a. PHOPEC í A Bfiv JETtBMTA.5.
^. ,03 ; ZJs¡queq]¡o. cteliqijir di&j¡oly¿.rii& fifia -,22 ¿ IJasla cuán Jo estarás-es traga n ío le
ppgp? qiiiA.crraafl, Dominus novum st¿- ■en. medio de.lpa deleites, oh hija perdi­
per\ terr:q(n ;frfeptHtA.. ■
.CIRC¡JMP4BJT\.yj~ da ? V ues m ira, el Señor ha.' hecho
mi>r. una co?a nueva , ó milagrosa , sobre la
tierra: u n a m d g e r virgen e n c e r r a r á d e n ­
t r o de sí. a l h o m u r e . Dios 1 .
a 3 .ffcr.c dicil Dominus exercituum • 23 Esto dice el Señor de los ejércitos ,
Deus Is r a e lA d h u c dicení verbum. i - el Dios de Israel: T odavía se oirán estas
simb injerra. Ju d a , et in {irb¡bus ejus, palabras en la tierra de Judá y en, sus
cum converie.ro captivilatem eorum: B e- ciudades, cuando yo hubiere redimido
nedícat Ubi Dominus ypulchritudo ju sti- sus r a u tiv o s : Bendígate el S e ñ o r ,:o h
ticc, mons sanctus: mansión hermosa de In ju sticia, oh mon­
te santo de Sion.
: a et habitnbunl /n eo Judas, et o - a 4 Y habitará a llí J u d á, y juntam en­
mnes cjvil-ajes ,ejus sim u l , agrícolas el te todas sus ciudades; asi aquellas que
minantes greges. , labran la tierra , como los que apacien­
tan los ganados; >
a 5 Quía inebriavi animam. lassam,.et a 5 porque yo em briagaré en Sion á to-
omnem -animam esurienttm soturavi. da alma sedienta , y hartaré á todo ham ­
briento 3.
_ 2.6, Ideo ,qnasi d e , somno suscítalas 26 P or esto desperté yo como de un
sum,: el, vid i » et somnus metfs dulci$ suejuo, y a b rí lo s .p jo s , y roe saboreé
mihi. , ,• , ■ con mi sueiío profc’tico.
2 7 , Ecqe .dies veniunf, rfir/'< ¡Dominus: 27 He aquí que viene el tiem po, dice
et seminaba domum . Israel el domum el.S e iío ry en q u e y o se m b ra ré la casa J e
Juda semine hominum , el semine j u - Is r a e l, y la casa de Judá de simiente de
mentorum. hombres , y de simiente de jumentos.
. E l sicut vigilavi supér eos ut evel- 28 Y al modo que puse mi atención
lerem , eidemolir,er, et dis.iiparem , et en extirparlos, y abatirlos , y disiparlos,
disperderem, el affligerem :$ic vigilaba y desparramarlos, y afligirlos de mil ma­
ftup¡er pos ut a difteem i et plantem , ait neras ¡ asi no perderé* tiempo ahora ,pa-
Dom¡inus., ra restaurarlos, y .p la n ta r lo s , dice el
Seíior.
a g In diebus ,illis non dicent ultra: 39 E n aquellos días no sc> oirá mas
]?fftrjefi¡icomedi‘t'U,pt jiva/p. acerbam, et aquel dicho: Los padres comieron uy.as
d,enles /jliorum obsltipuerunh. agraces, y los hijos padecieron \a den­
tera 3 :
j,3.o Sed unusquisque in \niquitate sua 3 0 $íno que cada nno. 'tnorirá por. su
mor.itlur: omnis homo qui comederit prop.io.pecado: eL hombre que. comiere
uvam acerbam, obstupescent, denles ejus. la uva a g ra z , ese sufrirá la dentera.
, 3 .t Ecce dies venieni, dicit Dominus: 3 1 lie aquí que viene el tiempo ,>dice
el f^riam domui Ismael etdom ui Juda el S eííor, en que yo haré una nueva
faeftus^nQviim. , ,,v. .AM alianza con la casa de Is r a e l, y con la
casa de Judá * :
3 a Non secundiim pactum , guod p e- 3 a alianza ,110 como aquella1j u e con­
pigi cum palribus eorum, in die qua traje con sus padres el dia que los cogí

X C oncebirá en au seno por obra del Espíritu siempre atribuir á los pecados de sus padres
Sanio ai varón fiarte, al Señor ó Caudillo. mas q u eá los suyos los castigosquc el Señor les
Todo eso significa In voz G a i i e r , que la enviaba. Pero mas humildes los nuevos líeles ó
Yulgala traduce virum, , servidores tlel Señor no lo dirán a si, sino que
Matth. "V. v. ñ. ; , pedirán perdón ¿D ios.
3 Ezech. X V 1U. »>. a. Los, judíos solían 4 Hebr. VIH. V. 8.
. , CU. P I T U I
apprehendi manum eorum , ut educerern par la mano para tacarlos de-la tierra dte
eos de terroAEgypt.it pactum , quod E g y p to ; alianza que ellos invalidaron
irritum fecerunt, et ego dominatus sum y por tanto eje reí sobre ellos mi sobera­
eorum , dicil Dominus. no dom inio, dice el Seiior.
33 Sed hoc erit pactum , quod fertam 33 Mas esta será la nueva alianza que
cum domo Israel post dies illas, dicit yo haré, dice el S eiior, con la casa de
Dom inus: Dabo legem meam in visee- Israel, despues que llegue aquel tiempo:
ribus eorum , et in corde eorum scribam ' Im prim iré i d i Ley en sus entrañas, y la
eam : et ero eis in Deum ., el. ipsi erunl grabaré en sos corazones; y yo seré su
mihi in populum. Dios, y ellos serán el pueblo m ió *.
3l '4 E t non docebit ultra vir proximum 34 Y no tendrá ya el hombre que ha­
suum , el vir fra lrtm suum , dicens: cer de maestro de su prójim o, ni el her­
CognOsre Dominum: omnes enim eogno- mano de su herm ano, diriendo : Conoce
scent me á mínimo eorum usque ad al Señor 3. Pues ^odos me conocerán,
máximum y ait Dominus: quia propi- desde el mas pequeño hasla el mas gran ­
tiabor iníquitati eorum , et peccati eorum de, dice el Señor: porque yo perdouaré
non memorabor amplias, su iniquidad , y no me acordaré mas de
su pecado
35 Hccc dicil Dominus} qui dat so- 35 Esto dice el Señor, aquel Señor que
Jem in lumine diei, ordinem lunai et envia el sol para dar luz al dia, y orde­
steflarum in lumine noctis: qui turbal na el curso de la luna y de lo» astro»
mare, et sonanl Jluctus ejust Dominus para esclarecer la n oeb e; el que alboro­
exercituum nomen illi. ta el m a r , y al instante braman sus
o la s ; el que se llam a Seiior de I09
ejércitos.
36 S i defecerini leges isla: coram me, 36 Cuando e sla s.le ye s, dice el Señor,
dicit D om inus: tune et semen Israel establecidas por mí Providencia vinieren
déficit11 ut non sil gens coram me cun­ á falla r , entonces podrá faltar también
ctis diebus. el linage de Israel, y dejar de ser nación
perdurable á mi presencia,
3 7 Hccc dicit D om inus: S i m ensurar i 3 7 Esto dice todavía el Señor: Cuando
poluerint tceli su r s u m , et invesfígari alguno pudiere m edir allá arriba los
fu n d a m en ta le w * d e o r s u m e t ego ab- cielos, y escudriñar allá bajo los ciancn*
jicia m uñiversum semen Israel propter tos de la tierra, entonces podré yo re­
om nia quce fe c e ru n t , dicit Dominus, , probar á toilo el linage de Israel por sus
.fechorías, dice el Señor.
38 Ecce dies veniunt, dicit Dominus: 38 Sabed que llega el tiem p o , añade el
et asdificabitur chitas D om ino , á turre S eq o r, en que será edificada por el Se­
H ananeel usque ad porlam anguli. ñor la ciudad desde la torre de Ha­
naneel hasta la puerta llamada dcl
R incón.
3 9 E t exibil ultra norm a mensurce 39 Y la línea de la dem arrado» se ti­
in conspeclu ejus super collem Gareb: rará mas adelante en frente de esa
et eircuibit Goalh a , puerta sobre el collado de G areb , y se­
gu irá dando vuelta por el de G oalha ^,
40 et omnem vallem cadaverum , et 4 0 y por todo e l V a lle de los cadáve-
1 Coa sus rebeldías. Cada uso puede por medio de su espíritu pr;-
2 Habr, X . v. 16. En la Ley de gracia los yqdo entender la Sagrada Escrilura: error que
preceptos de Dios auedan Infimamente graba­ S. Pedro .condenó expresamente- II. Pct. /.
dos en el corazon del hombre por la caridad V. ’ÍO.
que el Bspinlu Sanio derrama en él. 4 Act. X. s,
3 Abusan de este lugar los que creen que 5 ó Golgotba.
S¡4 L a propsctá d e je r e m ía s .
%inerh, et u n h ersam -regiónem mor lis, re s y dé ía; ceniza 1, y p o r todo él aillo
usque ad torrentem C edrón, et usque de los ajusticiados, basta el to rre n te de
a d angulum p o rta ét/uorum orientah's, C edrón, y hasta la esquina de la pu er-
Sanctum D om ini non evelletu r, et non ta de los caballos que está al O rien te.
destruetur u ltra in pcrpetuum . E l S antuario del Señor 4 n u n ca jam ás
será arrancado, ni destruido.

C A P ÍT U L O X X X II.
Jeremías y durante el sitio de Jerusalem p o r Nabuchodonosor , compra por
orden del Señor un, cam po , y hace escritura de com pra, no obstante que
■aquel p a ís iba d ser asolado , y cautivado el pueblo , p a ra m an ijéstar
con esa señal que los ju díos volverían, libres á su antiguo p a ís , donde
e l Señor haria con ellos una nueva alianza.

i V e r b u m , quod fa ctu m est a d Je~ i P a la b r a s que el Seííor habló á Je re ­


rem iam á D o m in o, in anno décimo m ías el año décim o de Sedecias Rey de
Sedecias regís J u d a : ipse est annus de- J u d á , que corresponde al ano décim o oc­
cim us octavus Nabuchodonosor. tavo de N abuchodonosor.
a Tune exerci/us regis B a b ylo n is ob- a (A la sazón el ejército dcl Bey de Ba~'
sidebat Jerusalem : et Jerem ías praphe- Lylonia tenia sitiada á Jeru salem 3 ; y e l
tá erat clausus in atrio carceris, qui profeta Jerem ías estaba preso en el patio
eral in domo regís Juda. de la cárcel que había en el palacio d e l
Rey de Ju d á.
3 Clauserat enim eum Sedecias rex 3 P orque S edecias, Rey de J u d á , le
J u d a , dicens: Qtlare vat ¡ct n a ris, d i- había hecho poner preso, diciendo: ¿Có­
eens: Hccc dicit D om inúsi Ecce ego d a - m o es que andas v aticin an d o y diciendo:
6o civitatem istq m in m an u s regis B a~ Esto dice el Señor: Sabed que yo e n tre ­
'b ylo n is, et capiét ca m ? garé esta ciudad en poder del Rey de B a-
bylonia , el cual se apoderará de e lla ;
4 E t Sedecias re x J a d a non effugiet 4 y Sedecias Rey de Ju d á no escapará
de m anu Chaldctorum: sed tra d étu r in de las manos de los chaldeos, sino que
m an us regis B a b y lo n is: et loquetur os caerá en poder del Rey de B abylonia, y
ejus cum ore illiu s t et oculi ejus óculos h ab lará con el boca á boca, y le verá con
illíu s videbunt. sus mismos o jo s;
5 351 in B abylonem ducet Seáeciam: 5 y será conducido p o r él á B abylonia,
et ibi erit doñee visitem eum , a il D o— donde estará hasta ta n to que yo líe visi­
m inus. S i autem dim icaberitis adver- t e ’, dice el Señor? Q ue si peleáreis con­
sum C h a ld a o s, nihil prosperum ha- tr a ‘ los cháldéos , añades , no lendreis
bebi/is. b u en sureso).
6 E t d ix it Jerem ías: Factum esl ver­ 6 Jerem ías p u e s, estando p re so , dijo :
bum D bm in i a d m e , dicens : E l Seííor me ha h a b la d o , diciendo :
7 Ecce H anam eel filiu s Sellum p a - 7 M i r a q o e tu prim o h erm ano por par*
tru elis tu us veniet a d te , dicen s: Em e le de padre , H anam eel , hijo de-SelIum ,
tib i agrum m cu m , qui est in A nathoth; h a de ven ir á decirte que le compres u n
U b i enim compelit e x propinquilate ui campo que tiene en A ñ a th o th ; pues que
em as. á lí te compete la com pra * p o r ser el
p a rie n te mas cercano.

1 El valle cl<? Enitnn. Véase Infierno. tierras ó campos cu él espacio de mil pasos de
9 Despues de In nueva Ley ó alianza. sus ciudades levílicas’, para huertos, viñas, ó
3 IV . Rig. X X V *>. i. pastos devanados; y no los podían venderé
4 Los Sacerdotes y Levitas podían poseer eaagenar sino á los parientes de la nriatna tviba.
C apit tito X X X II. 95
.8 E t venit a d me H anam eel filiu s 8 E o efecto, según, la palabra del S é -
p a tr u i m ei secundüm verbum D om in i S o r, H an am eel, hijo de mi tio p aterno,
ad vestibuluut ca rceris, et aít, ad me: v ino á encontrarm e en el palio de la cár­
P ossidc a g ru m .m eum ,.<7Ú¿\ est ■irftA na- cel , y me d ijo : C óm pram e el campo que
thoih in térra B en ja m ín : quia iihi.com- tengo en 'A nathoth ,■tie rra de B enjam ín;
petit, fuer edita s.i et tu propinquus es ut pues que i t i te toca por derecho de h c -
possideas. In tellex i autem quod verbum reucia el poseerle , por ser lú el p arien ­
D o m in i esset. te mas cercano. Conocí que aquello venia
' ' •j ¡ • •• d el S e ñ o r •
:'g ,E t em i agrum ab H a n ame e l filio 9 y com pré & H anam eel» hijo de m i
p a tru i mei'y qui eH in Anathoih,: et tio p a te rn o , aquél campo situado en
apperidi e ia rg e n lu m septerh sta le re s, et A n a lh o tb , y le pesé la cantidad de d i­
decem argénteos. n ero de diez y siele sid o s de p lata 1 :
10 E t scrípsi in libro, et sig n a vi, et 10 é hice una escritu ra de c o n tra to , y
adhibui testes: et apperidi argentum in la sellé ó firm é ^n presencia.de testigos ,
sta tera . y pesé la plata en la balanza.
11 E l accepi librum pQSsessianis sigr, 1 1 Y/tom é la escritu ra de com pra fir­
natum , et ■ . stipulation.es, et rafa.,, et m ada con ^us estipulaciones y ratificado,*
signa forinsecum . - ■< HfPr y con los sellos por defuera.
1 2 É l d ed i librum possessionis B a - . 13 . ,Y d i esta escritura de com pra á Ba­

ruch filio N eri, f i li i. Maasice , ih oculis r u c h , hijo de N e ri, hijo de M a a s ía s,e n


H anam eel patruelis m e i, in oculis te- presencia de H anam eel mi prim o herm a­
stiu m , qui scrip ti eran t in libro cm - n o , delan te.d e los .testigos citados en la
p tio h is , et in Oculis om nium Jud<zo- e s c ritu ra d ? cqm.p.ra,r y & vista de todos
ru m , q u i sedebant in atrio carceris. lo¿ ju d frs qiie estaban .en el patio de,.la
cárcel.; ■ „ri ,
1 3 E t prcecepi B aruch coram eis, i3 Y en presencia de ellos d í .é rd e n A
d icen s: Baruch^, y le. di je:
1 4 Hcec dicit D om inus exercituum vi4 fisto dice el; SeSor de los ejércitos,
D eus Is r a e l: Sum e libros isto s, librum elvDiqs.de IsrqeU>Xpioa estas escj-iniras,
tm plionid hunc<., sigfiaturn,,v e l , ¡¿¿.ruyi e s í a ^ j ’iU r ^ d e .compra s ^ l l a ^ , y esta
huac qui apertUs e s l : et p.onei illos in Qfera;escritura ab ie rta^ , y ,n ite la s pn u n a
vase fic tili, tit perm anece possin t di$~. vasija de b arro para que puedan conserr
bus m u llís, , varse m ucho tiempo.
íS Hcec enim . dicit D om inus exerci­ 15 Porque esto .dice el Señor de lo>
tuum D eus Israel:. Aúhuc possidebun- ejército s, el Dios de. Is ra e l: T odavía se
tu r d o m a s, et a g r i, et vin e ce in ierra haiv de poseer e n ; esta .tierra casas, y.
ÍSla. • i cam pos, y vinas.
16 E t o ra v i a d D om inum ., poslquajn 1 6 Asi que hube entregado á B aru ch ,
ir a d id i libru m possessionis B aruch f i ­ hijo de N eri,, la escritura,de venta , p ú -
lio N eri, dicens .* seme luego en oración, y .dije:
17 H eu , heu, heu, D om ine D eu s: ec­ 1 7 ¡ Ah i ¡a b ! Sefior Dios m ió , ¡a h !
ce lu fe c isti ccelum et terra m in f q r ti- , bien veo que tú criaste el cielo y la tie r ­
tudine tu a m a gn a, et in brachio tuo r a con tu gran poder , y con tu brazo
extenio : non erit tió i difficile omne fu erte; n in g u n a, cosa; será ja m á s d ifí­
verbu m :. < ,, , , cil para tí
18 qui fa c is m isericordia m , in m íllir 18 i tú eres el que usas de m isericordia
b u s, et redáis iniquilúUm p a tru m in en la serie de m il generaciones, y la
sinum filiarum eorum p o st eos: For lis- iniquidad de los padres la castigas des­
sim e, magne et poten s, D om inus ex er- pués de ellos en sus h ijo s3: tú eres el For*
1 Véase Sido. Es etilo hebreo anteponer el 2 Ó simple traslado.
número pequeño. .3 ExoU. X X . v, 5.—Deui. V. v. 9 . , iq.
Í)S L a PROFECIA. BE JEREMIAS.
cituum nomen Ubi. lísim o, el G rande, e] Poderoso: Scftor
de los ejércitos es tu nombre.
19 Magnus consilio, et incomprehen- 19 G randioso eres en tus consejos, é
stbilts cogít a t ú : cujus oculi a p erti su n t incom prehensible en tu s designios: con*
super omnes vias ftlio ru m A d a m , ut tem plando están tus ójo&lodas las accio­
t cddas u menique secundiim via s -suas, nes de los hijos de A d án , para re trib u ir
et s:cun<Jüm fru ctu m ad invenlionum á cada uno según sus obras y según el
ejus. m érito de su conducta.
a o Q ui posu isli signa et portento in 20 T ú. obraste m ilagros y prodigios
te tr a \A E g y p ti usque a d diem h a n c , et celebrados hasta hoy dia en la tierra de
in Is ra e l, et in hom inibus, el fe c is ti ti- E g y p lo , y en Israel , y e p tr é todos Jos
6 i nomen sicut est di($ hatu hom bres, c hiciste tan grande tu Nom­
b re , como se ve que es en el dia de
hoy:
a i E l ed u x isü populum tuum Isra e l a i tú sacaste á tu pueblo de Israel de
de térra jd E g y p ti, in sign is, el ih p o r- la tie rra de Egypto por medio de m ila ­
le n t is , et in m anu ro b u sta , e l i n b r ó - gros y p o rten to s, con m ano poderosa, y
thio exten to, et in terrore m agno.' brazo fu e rte , y g rande esp an to ;
a a E t d ed isli eis terram h an e\ ijuam a s y les diste esta tie rra , conform e lo
ju r a sfip a trib u s eorum ut dat es eis te r­ habías prom etido con ju ra m e n to á sus
ra m Jluentem Jacte et melle. p adres, tie rra que m ana leche y mié!.
a 5 E t in gressi s u n t, et possederunt 23 E n tra ro n en efecto en e lla , y la
e a m , et non obedierunt v o d tua! , el in han poseído; mas no obedecieron tu voz,
lege tu a non ám bulaverüht: ohinia quct n i siguieron tu sa n ta L ey, nada hicie­
m a n d a sti tiS u t fá c e re n t, nóh fecerunt: ro n de cuanto le 9 m a n d a ste , y p o r eso
et coenerunt eis om nia m ala hccc '. les han sobrevenido todos estos desastres»
a 4 Ecce m unilioncs e.rtrüctcé su n t a d - a 4 He aquí ya levantadas las m áqui­
versum civitatem ut c a p ia tu r: ei ’u rbs nas de g u erra contra la ciudad para ba­
d a ta est ih m anus Chaldctorum , qu i tirla ; y como está para caer en poder de
preeliantuh adver su s'ea m , á fa cie gla~ los cháldéos, que la com baten á fuerza
d ii , et f d m i s , ét pestü en ti(t : ei qiur— dé arm as, y de'la h a m b re , y de la pes­
éumque locutus e s ácciderunl, ' Ut íú te ; y " cuantas cosas hablaste, oh D ios
ipse cernís. ,j >■ ' -i, m ió , todas se han cu m p lid o , como tú.
m ism o lo estás viendo.
a 5 E l tu dicis m ih i, D om ine D eus: a 5 j Y tú , oh S eñor Dios, no obstante
E m e agrum argen to, et adhibe testes: me dices á m í : Com pra un campo i d i­
rum urbs d ata s i l 1 in m anus Chal— n ero co n tan te, en presencia de testigos;
deeorum. ; • '/ siendo asi que ía ciudad va á ser e n tre ­
gada en poder de los cháldéos!
a 6 E l fa c tu m est oérbum D o m in i a d '26 E ntonces respondió el Señor á Je ­
Jerem iam dicen s: re m ía s, diciendo:
3-7 Ecce ego D om inus D eus universos 37 M ira , yo soy el Seíjor Dios de to ­
e a rn is: nunquid m ih i difftcile erit o - dos los m o rta le s: ¿ hab rá por v en tu ra
m ne verbum ? cosa ninguna difícil para m í?
aS Proptereá h<tc dicil D oniínus: Ec­ 28 P o r ta n to , esto dice el Señor : Sá­
ce ego tradam civitatem istarri in met- bete que yo voy á en treg ar esta ciudad
n us Chaldcc'orum, el in M anus R egis en manos de 1’o S'cháldéos, y en poder del
Ifa by/ón is , et copient eam. Rey dé Babylonia , y la ren d irán :
a g E l venienl Cha Id cei p r a lia n te s od- 2 9 y en trarán los cháldéos con espada
versum urbeni hanc%el succendtt/>t. eam en m ano en esta ciudad , y la pegarán
ig n i, el combufenl ea m , et darnos, in luego, y la quem arán ju n to con las ca­
quaritm dom alibus sacrificabanl B aal, sas en cuyos terrados se ofreqian sacri-
C á p i t ü l XXXII. 97
■et Uhábant d iis a?tenis libam ina a d / r - ficios á B aal, y libaciones 4 dioses áge­
rilan dum me. nos para irrita rm e ;
i3o E ra n t enim f i l i i I s r a e l, el f ilii ■3o porque ya desde su mocedad los’hí-*
Juda , ju giter facíen les m alu m in ocu­ jos de Israel , y los hijos de Judá cslAn
lis rneis ab adoléscentia s u a : f i l i i I s ­ continuam ente obrando mal delante de
rael qui usque nunc exacerbant me in mis ojos; los hijos de Is ra e l, d ig o , que'
Opere m anuum su a ru m , dicil D om inus. hasta el presente no hacen sino exaspe­
rarm e cou las obras de sus m anos, dice
el Señor,
' 3 i Q uia in fu raré et in indignalione- 3 i De suerte qutí esta ciudad sb lid' h e­
m ea fia d a esl m ih i civilas hccc, á die cho para m í objeto de fu r o r, y de la in ­
qua cedificaverunl eam , usque ad diem. dignación m ia, desde el dia en que fue
is ta m , qua auferclur de conspcclu meo. edificada l , hasta el día p re se n te , en
que será borrada de delante de mis ojos?
3 a P ropter m alitiam fiü o ru m Isra el 32 por la m aldad de los hijos de Is­
et filiontrn Juda , quam feceru n t ad rael y de los hijos de -Judá , com etida
iracundiam me provocantes > ip si ct re­ cuando me provocaron á ira ellos, y sus
ges eoru m , principes eoriim , et sacer­ ré je s , y sus p rincipes, y sus sacerdotes,
dotes eorum , el prophetcc eorum , v ir i y sus profetas, los varones de Ju d á y los
J u d a , ct habitatores Jerusalem . hahitantes de Jerusalem .
33 E l verlcrunl ad me terga et non •33 Y volvieron hácia m í sus espaldas
fa cies: cum docerem eos d ilu a ilo , el y no su cara , cuando yo desde la m aña­
erudirem , ct nollent audire ut accipe- na los in stru ía y los avisaba; no que­
reñí discipíinam . riendo ellos escuchar ni recib ir la cor­
rección,
3 4 E l p o su tra tit idola sua in dom o, 34 Y antes bien colocaron sus ídolos
in qua invocalum est nomen m eum t en la casa en que se invoca mi santo
Ut polluerent eam . N om bre 2 , á fin de profanarla ;
35 E t ccdificaverunt excelsa B a a l , 35 y erigieron altares á Baal en el va­
qiiiC sun t in líalle f i li i E nnom t ut. in i- lle del hijo de Ennom para consagrar ó
tiarcn t filios suos ct filia s su as Moloc.h: Aa orificar sus hijos y sus hijas á el ídolo
qtiod non m a n d a vi e is, nec‘ ascendit in Moloch : cosa que yo jam as les m andé
cor m eum ut faccren t abominatíonem p a ra m í 3 , ni me pasó por el pensa­
hanc y ct in peccatum deduccrent Ju dam . m iento que ellos hicieran tal ahonim a-
rio n , c indujesen á Ju d á á la n abom i­
nable pecado.
36 E l nunc propter i s t a , hccc dicit 36 Ahora bien en medio de estas co­
D om inus D eus Isra el ad civitafcm,hanc, sas, asi habla el S e ñ o r, el Dios de Is­
de qua vos dicilis quod tradefu r in m a ­ rael á esta ciu d ad , de la cual decís vos­
nus regis B abylonis in g la d io , et in otros que caerá en poder dcl Rey de Ba­
fa m e , et in p e s te : by lo n ia, á fuerza de a rm a s, de ham bre,
y de peste :
3 7 Ecce ego congregaba eos de u n iver- 37 Sabed que yo despues los re u n iré
sis te r r is , a d quas ejeci eos in fu ra ré de todas las legiones, por donde los h a ­
m eo, el in ira mea , el in indignalione bré desparram ado en la efusión de mi
g ran di: et reducam eos a d locum istu m t fu ro r, de mi cólera , y de mi grande in ­
vt habitare eos faciam confidenter. dig n ació n , y los re stitu iré á esle luga*'
donde los h aré m o rar tranquilam ente.
3 8 E t erunt m ihi in populum , el ego 38 Y ellos seráu mi p u e b lo , y yo seire
ero eis in D eum . su Dios,
i Ó engrandecida y adornada por Salomou y 1 Jr . Reg. X X I . K.4. : ~
oíros Royea.Véase Edificar. '3 Véase cap. V í í .v . 3 i.— X I X . i’. 5. ■
T qm. IV. G
98 I a , p n o F E c a Dfi JEREMIAS.
3 9 E l dabo eis cor Unum , et viam .3.9 .Y les daré un mismo corazon y nn
unam , ut timeant me un ¿versis diebus:- solo culto; para que me teman todos los
et bené sit eis, et filiis eorum post eos. dias de su vida,' y sean felices ellos,
y despues de ellos sus hijos..
4 ° E t .feriam eis pactum sempiter- 4 0 Y sentaré con ellos una eterna
num , ei non desinam eis bené facere: a lia n za , ni cesaré jam ás de hacerles
et timorem meum dabo in cordc eorum Lien; é infundiré mi tem or en su cora-
ut non recedartt á me. 2on , para que no se aparten de mí.
4 i E l Icciabor super eis , cum bené eis 4 1 Y mi gozo será el hacerles benefi­
fecero: et plántalo eos in térra ista in c io s , y los estableceré en esta tierra ,
veritate, in tato corde, meo et in tota de v e ra s, y con todo m i corazon, y con
ánima mea. . toda mi alma.
, 4 a Quia hcee dicit D om inus: Sicut , 4 a Porque esto dice el Seiior: A si co­
addu.xi super populum isium omne m a- mo he descargado yo sobre este pueblo
ium hoc grande: sic qdducam super eos todos estos grandes males; del mismo
omne bonum , quod ego ¿oytior ad eos. modo los colm aré á cllos. de todos los
Lienes que les prometo.
43 E t possidehuntur qgri in ierra ista: .43 Y dp nuevo ser^n poseídos por_s¡is
d e 'qua, 'vos dicit is quod deserta s it, eo dueños los campos en esta tie r ra ; de la
quod non remanserit homo et jum en - cual decís vosotros que eslá desierta, por
t.um, et data sit in manus Chaldccorum. no haber quedado en ella ni hombre ni
bestia ; porque fué abandonada al po­
der de los cháldeos. ,
emefitur pecunia, et scribcn- 44 Compraránse por ¿u.dinero los cam ­
tur in libro , et imprimetur signum , et p o s , formaránse escrituras de contrata,
testis adhibcbitur: in ierra Benjam ín, se im prim irá en ellas e l sello , y asisti­
et in circuitu Jerusalem , in eivitatibus rán los testigos, en la tierra de B e u ja-
J u d a , et in eivitatibus montanis, et in roin , y en el territorio de Jerusalem ,
eivitatibus campestribus, et in civitati- y en las ciudades de Judá, y en las
bus quee ad Austrum sunt: quia con- ciudades de las m on tan as, y en las ciu ­
vertam captivitaiem eorum , ait D o­ dades d élas lla n u ra s, y e n las ciudades
minus. que están al M ediodía; puesto que yo
pondré fin á su cau tiverio , dice el Señor.

C A P ÍT U L O XXXIII.

E l Señor prom ete nuevamente e l f e liz restablecimiento de Jerusalem :


anuncia otra vez la venida del Mesías y su reino eterno, incredulidad
de los judíos.-

1 E t factum est verbum Dom ini ad 1 Segunda VC2 el Señor habló á Je­
Jeremiam secundó, cum adhuc clausus rem ías, estando este todavía preso en
esset in atrio carceris , dicens: el patio de la cárcel, y le d ijo :
a Hcec dicit Dominus qui facturus 2 Esto dice el S cíio r, el cual hará y
est, et formaturus illu d , et paraturus, efectuará y dispondrá de antemano
Dominus nomen ejus. aquello que d ic e : aquel cuyo nombre es
Jehovah ó e l Sekor.
. 3 Clama ad me , et exaudiam te : ct 3 In vócam e, y yo te oiré b en ign o , y
annuniiabo Ubi grandia} et firm a qua¡ te declararé cosas grandes y ciertas que
ntscis. tú ignoras.
4 Quia hcec dicit Dominus Deus í s - 4 Porque esto dice el Señor» el Dios
C A P I T Ü LO XXXIII. 99
rael ad domos urbis hujus , et ad do­ de Israel, acerca d é l a s casas de es la
mos regís J u d a , quce destructce sunt, ciudad, y acerca de las dcl R ey de Judá,
et ad munitiones , et ad gJadium que han sido destruidas 1 , y en órden
á las fortificaciones, y á las espadas
5 venientium ut dimicent cum Chal- 5 de aquellos que van á pelear contra
d & ís , et ímpleant eas cadaveribus ho— los cháldéos, y que llenarán sus casas
mínum , quos percussí in furore meo} de cadáveres de hombres * , á los cuales
et in indignalione mea, abscondens f a - yo herí en mi fu ror é indignación, h a ­
ciern meam á civitate h a c , propter o - biendo apartado mi rostro de esa ciudad
mnem malitiam eorum. por causa de todas sus maldades :
6 Ecce ego obducam eis cicatricem et 6 He a q u í, que yo cerraré sus llag as,
sanilatem , et curabo eos : el revelabo y les volveré la s a lu d , y remediaré sus
illis deprecationem pacis et veritatis. m ales, y les haré gozar de la p az, y de
la verdad de mis promesas, conform e
ellos han pedido.
'7 E t convertam conversionem Juda, 7 Y baré que vu elvan los cautivos de
et conversionem Jerusalem : et aediftea- Judá y los cautivos de Jerusalem , y los
bo eos sicut á principio, r e s t i t u i r é á su p rim itivo estado.
8 E t emúndabo illos ab omni iniqui- 8 Y los purificaré de todas las in iqu i­
tate sua , ih qua peccaverunt-mihi: et dades con que pecaron contra m í ; y les
propitius ero cunctis iniquitatibus eo­ perdonaré todos los pecados con que me
rum , in quibus deliquerunt m ih i , el ofendieron y despreciaron,
sprecerunt me.
9 E l erit mihi in nomen, et in gaU- 9 Lo cu al hará que las naciones todas
dium , et in laudem, et in exultationem de la tierra , á cuya noticia lleguen to ­
cunctis gentibus terree , quce: audierint dos los beneficios que les habré h e c h o ,
omnia bona, quce ego facturus sum eis: celebrarán con gozo mi sanio N o m b re,
et pavebunl, et lurbabunlur in un ¡ver- y me alabarán con voces de jú b ilo : y
sis bonís, et in omni pace, qUafn ego quedarán llenas de asom bro, y de un
faeiam eis . saludable tem or, á vista de tantos bienes
y de la suma paz que yo les concederé.
i o Hccc dicit Dominus: Adhue audie- 10 Eslo dice el Seiior: E n este lu g ar
tur in loco isto (quem vos dicitis esse (que vosotros llam ais un desierto, por­
desertum , eó quod non sit homo nec que no hay en él hombre ni bestia) en
¡Umentum; in civilatibus Juda , et f o - las ciudades de J u d á , y en los contor­
ris Jerusalem , quce desoíala sunt abs— nos de Jerusalem , que están asolados y
que hamine, et absque habitatore t et sin hom bre a lg u n o , sin habitantes, ui
absque pecare) ganados, se han de o ir todavía
11 vox gaudii et vox Icetitice, vox 11 voces de gozo y de a le g ría > voces
sponsi et vox sponscc, vox dicenlium: ó cantares de esposo y de esposa, voces
Confitemini Domino exercituum, quo- de gentes que dirán 3: T rib u tad alaban ­
niam bonus Dom inus , quoniam in cc- zas al Seííor de los ejército s, por ser
térnum misericordia ejus: et portan - tan bueno el Seiior, porque hace b rilla r
tium vota in domum Domini: redücam eternam ente su m isericordia j y voces
enim conversionem terree sicut á prin­ también de aquellos que vendrán á pre­
cipio , dicit Dominus. sentar sus ofrendas en la Casa del Se-
íior. Porque yo he de restitu ir & su p ri­
m er estado, dice el Señ or, ¿ los que
fueron llevados de esta tierra cautivos
á Babylonia.
i Para hacer varias obras de defensa, defensa. Cap. X X V II.
a De nada aprovecharán los preparativos da i I.Esd. U 1 . 9. n.-Ps. C X V IL , C X X X V -
G a
to o La p r o f e c ía DE JEREMIAS.
< 13 IIccc dicit Dominus exercituum: 12 Dice asimismo el Suííor ■Je los
Adhuc erit in loco isto deserto absque ejércitos: En este lu gar despoblado,
homine, et absque jum ento, et in cun­ donde no se ve hombre ni bestia ¿ y en
d ís eivitatibus ejus, habila'culum pa­ todas sus ciudades, aun se verán otra
storum accubantium gregum. vez cabanas de pastores que recogerán
los rebaños en sus apriscos.
i3 Jn eivitatibus montuosis, el in ci- 1 3 En las ciudades de las m ontanas,
vitatibus campestribus, et in eivitatibus y en las ciudades de las lla n u ra s, y en
i/uce ad Austrum sunt, ct in térra B e n ­ las ciudades meridionales , y en la tierra
jam ín , et in circuít u Jerusalem , el in de Benjam ín, y en los contornos de J e ­
eivitatibus Ju d a, adhuc transibunl grt~ ru salem , y en las ciudades de Judá to ­
ges ad manum numerantis, ait D o­ davía se verán pasar las r c í e s , dice el
minus. Sefior, debajo de la mano ¿fc su pastor
que las irá contando
i ^ Ecce dies veniunt, dicit Dominus: 1 4 Vienen ya los d ia s, dice el S e íío r,
ti suscitaba verbum bonum , quod locu- en que yo llevaré á efecto la palabra o
itís sum ad domum Israel et ad do- promesa buena, que di á la casa de Is­
mum Juda . rael , y á la casa de Judá a.
15 In diebus illis , et in tempore illo, 1 5 En aquellos d ía s, y e n aquel tiem ­
germinare faciam David germen ju s li- po yo haré brotar de la estirpe de D avid
ífaz, el faciet judicium et jiistifiam in un pim pollo de Justicia , el M esías , el
ierra, cual gobernará con rectitu d , y estable­
cerá /a ju sticia en la tierra.
■i S In diebus illis salvabittir Ju d a , et 16 E a aquellos dias Judá conseguirá
Jerusalem habitabii confidenUr; et hoc su salvación 3 , y v iv irá Jerusalem en
est nomen quod vocabunt eum, D om i * plana paz: y el nom bre con que le l la ­
ñus justus noster. marán será e s le : E l Señor nuestro
Justo +.
17 Quia hcec dicit Dominus: Non ín­ .17 Porque es lo dice el Señor: No fa l­
ter ibit de David vir , qui sedeat super tará jam ás un varón de la estirpe de
thronum domus Israel . D avid , que se asiente sobre el trono de
la casa de Israel 5.
\ 8 E l de Sacerdotibus ti de Levitis 18 Y no faltará de la estirpe de los
non interibit vir 11 facie mea , qui offe- sacerdotes y levitas un varón que me
rat holocaulomata, et inccndal sacrífi- ofrezca holocaustos, y encienda el fuego
cium, et condal victimas ómnibus diebus. para el sacrificio, é inm ole víctim as en
todos tiempos.
1 g E l factum esl verbum Domini ad — 19 Habló el Señor todavía á Jere­
Jeremiam, dicens: mías » diciendo :
20 Hac. dicit Dominus: S i irritum 20 Esto dice el Señ or: Si puede fal­
potest ficri pactum meum. cum die , et la r el órden que tengo establecido para
pactum meum cum noele, ut non sil el dí a, y el órden que tengo estableci­
dies et nox in tempore suo : do para la noche, de modo que no venga
el día ni la noche á s u debido tiem po;
41 -el pactum meum irritum csse po- a i podrá también ser nula la alianza
ierit cum. David servo meo, ut non sit raía con D a vid , mi siervo , de suerle
ex eo filius qui regnet in throno c;us, que 110 nazca de él un hijo que reine
el Levita: et Sacerdotes ministri mei. en su tron o, y no haya levitas y sacer­
dotes m inistros mios.
1 Asi que entran en el redil. A Cap. X Y / / / . v. 6 ,— Is. I X . v. 6 .
1 Cap. X X 11I. v. 5. 5 Gen. X H X - v. 10.
3 Por e ile hijo de David.
C a p i t u l o XXXIV. l o t

• 2a Stculieriümerari non possunt stel- a a A si comó no pueden contarse la»


Jce cceli, et meliri arena maris: stc estrellas del c í e lo ,- n i numerarse las-
multiplicaba semen David serví mei, arenas del m a r; asi yo m ultiplicaré sin
et Levitas ministros meos. cuento los descendientes de m i siervo
D a vid , y los levitas mis ministros. i
factum est verbum Domini ad a 3 H abló el Seiior aun i Jeremías r
Jeremiam , d icen s: diciendo :
a 4 Nunquid non vidisti quid populus a 4 ¿N o has tú hecho alto en lo que
hic locutus sit , dicens: Duae cognatio- habla este p ueblo, que d icq : Las dos.
nes , qtias elegerat Dominus, abjedos fam ilias que el Señor había escogido
sunt? el populum. meum despexerunt, están desechadas 1 ? De tal manera des-,
eó quod non sit ultra gens coram eis. precian ellos á mi p u eb lo , que á sus
ojos ya no es nación.
a 5 Hccc dicil Dom inus: S i pactum a 5 Eslo dice el Señor: Si yo no esta­
meum inter diem et noctem, et leges blecí esc órden invariable entre el dia y
ecelo el Ierra: non posui: la n och e, n i di leyes al cielo y á. la,
tierra;
a 6 equidem ct semen Jacob et David a 6 podrá en tal caso suceder que y o
serví mei projiciam, ut non assumam deseche el linage de Jacob y de D avid r>
de semine ejus príncipes seminis Abra- siervo m ío , de modo que yo deje de ele­
kam.t Isaac et Jacob: reducam enim g ir de su descendencia príncipes de la.
conversionem eorum, et miserebor eis. estirpe de A b ra h a in , de Isaac,.y de Ja­
cob. Mas yo 1 haré volver los que fue-*
ron llevados cautivos, y tendré de ellos
m isericordia.

C A PÍTU LO XXXIV.

E l Señor entregará a l R ey Sedecias y á Jerusalem en p o d e r d e l Rey


de Babylonia . Reprende d los ju d ío s p o r no haber cumplido la prom esa
de da r libertad d los esclavos hebreos.

i y erbum quod factum est ad Jere­ i X a la b ra s dichas por el Señor á Je­


miam á Domino , guando Nabuchodü- rem ías, cuando Nabuchodonosor R ey de
nosor rex Babylonis , et omnis extrei- B a b ylo n ia , y todo su e jé rcito , y to-,
tus ejus, universaque regna terree , quce dos los reinos de la tierra y pueblos
erafit su6 potista te manus ejus, et o- que estaban bajo su d o m in io, hacían
mnes populi bellabant contra Jerusa­ guerra contra Jerusalem y contra todas
lem , et contra omnes urbes ejus , dicens: sus ciudades.
a Hccc dicit Dominus Deus Israel: a Esto dice el S eñ o r, el Dios de Is­
V a d e , et Joquere ad Sedeciam regem ra e l: V é y habla á Sedecias R ey de J u -,
Ju d a : et dices ad eum : Hcbc dicit D o— dá , y le dirás : Estas cosas dice el Seiior:
m i ñus: Ecce ego tradam civitatem hanc M ira que yo entregaré esta ciudad en po­
in manus regís Babylonis , et succen- der del R ey de B a b ylo n ia, el cu al la
det eam igni. abrasará.
3 E l tu non effugies de manu ejus: 3 Y tú no escaparás de sus manos, si­
sed comprehensione capieris, et in m a­ no que infaliblem ente serás cogido y
nu ejus traderis: et oculi tui oculos re- entregado en e lla s, y tus ojos verán los,
1 Asi se quejaban los judíos incrédulos de la corona, la de Leví el templo. Oíros po­
cuando veian que iba A ser desolada la Judea nen diebas palabras en boca de los cbMdeos.-
y destruida Jerusalem. La familia de Judá pier- a Yo cumpliré sin falla mis prome^afu^
T om. IV .
102 L a PROFECIA DE JE R E M IAS,
gis Babylonis videbunt, el os ejus cum ojos del Rey de B a b ylo n ia, y hablarás
ore tuo loquetur , et Babylonem introibis. con él cara á cara, y entrarás eu Ba­
bylonia.
4 Allom en audi verbum Domini, Se- 4 Esto no obstante, escucha lo que di­
dccia rex J u d a : Hacc dicit Dominus ce el Señ or, oh Sedecías Rey de Judá:
ad te : Non morieris in giadio, Esto dice el S e íío r: T ú no m orirás á
c u c h illo ,
5 sed in pace morieris , el secundum 5 sino que morirás de m uerte natural;
combustiones patrum tuorum regum y al modo que fueron quemados los res-
priorum qui fuerunt ante te , sic com- los de lus padres los Reyes pasados, tus
burent te : et va:, Domine , plangent le: predecesores 1 , asi quem arán tu cadá­
quia verbum ego locutus sum } dicit D o­ v e r , y te p lañ irá n , exclam ando: ¡A y
minus. Señor I ¡a y ! Porque asi lo he decreta­
do y o , dice el Señor.
6 E t locutus est Jeremías propheta ad G Todas es Las cosas dijo el profeta Je­
Sedeciam regem Juda universa verba remías en Jerusalem á Sedecías R ey de
heno in Jerusalem. Judá.
7 E l exercitus regis Babylonis pugna- 7 E n tretanto el ejército del R ey de
bal contra Jerusalem , et contra omnes Babylonia estrechaba á Jerusalem , y á
civitates J u d a , quee reliquce eranl, con­ todas las ciudades de J u d á , que habían
tra Lachis , et contra A zecha: hac enim quedado por conquistar, á L ach is, y á
supererant de eivitatibus J u d a , urbes Azecha; pues que de las ciudades fortifi­
mu ni lee. cadas de Judá estas dos solas no se ha­
bían aun rendido.
8 Verbum , quod factum est ad Jere­ — 8 Palabras que dijo el Seííor á Je­
miam a Domino , postquam pcrcussil rem ías, despues que el rey Sedecías hi­
rex Sedecías fa d u s cum omni populo zo un pacto con todo el pueblo en J eru ­
in Jerusalem , prccdicans : salem , publicando
9 ut dimilteret unusquisque servum 9 que todos debían dar libertad á sus
suum , el unusquisque ancillam suam, esclavos hebreos, y á sus esclavas he­
Htbrccum et Hebraam , 1iberos : ct ne­ breas, y que nadie tuviese dominio so­
quáquam dominartnlur eis, id e st, in bre ello s, siendo como eran judíos y
Judaco et fratre suo. hermanos suyos.
10 Audierunt ergo omnes principes el 10 Con efe cto , lodos los prín cipes, y
unioersus populus, qui inierant pactum el pueblo todo que habían hecho el pac­
ut dimilteret unusquisque servum suum, to de dar libertad cada uno á su escla­
et unusquisque ancillam suam líberos¡ v o , y á su esclava, y de no tratarlos
et ultra non dominarenlur eis: audie­ mas como á esclavos, obedecieron, y
runt igilu r , el dimiserunl. los dieron por libres.
1 1 E l conversi sunt deinccps: et re- 11 Pero arrepintiéronse después, y se
iraxcrunt ser vos ct ancillas suast quos llevaron por fuerza los esclavos y escla­
dimiseranl líber os, et subjugaverunt in vas que habían dejado en lib ertad , y
fám ulos et fámulas. los sujetaron otra vez al yugo de la ser­
vidum bre.
12 E l factum est verbum Domini ad 12 Entonces habló e l Seííor á Jere­
Jeremiam á Domino, dicens: m ía s, diciendo:
1 3 Hcec dicit Dominus Deus Israel: 1 3 Esto dice el Señor, el Dios de
Ego pércussi foedus cum pal ribas ve­ Israel: Y o hice un pacto con vuestros
stris, in die qua eduxi eos de Ierra padres el dia que los saqué de tierra de
AEgyptiy de domo servitulis, dicens : E g y p to , de la casa de la escla vitu d , y
d ije :
i I. Reg.X XXI. V. xa.— II. Paral. XVI. ver. 14.
C a p i t u l o XXXIV. io3
i 4 Cum completi füerinl septem anni, 14 Cuando se cum plieren siete aíios,
dimiltat unusquisque fratrem suum dé cada uno libertad á su hermano he­
Hebrccum, qui venditus est e i , et ser- breo , que le fué vendido 1 : el te servi­
viet Ubi sex annis; el dimittes eum a rá por espacio de seis afios, y despues
te liberum: et non audierunt paires ve­ le dejarás ir libre. Mas vuestros padres
stí i me, nec inclinaverunt aurem suam. no me escucharon, ni fueron dóciles á
mis palabras.
1 5 E l conversi estis vas hodie , et f e - 1 5 Pero hoy dia vosotros os habéis
cistis quod rcctum est in oculis meis, con venido á m í , y habéis hecho aque­
Ut prcedicarctis libertatem unusquisque llo que es agradable á mis o jo s, p ubli­
ad amicum suum: el inistis pactum in cando que cada uno dé la libertad á su
conspeclu meo , in domo in qua invoca- p ró jim o , y conürmásteis esla resolución
tum est nomert meum super eam, en mi presencia, en la Casa donde es
invocado mi Nombre.
16 E t reversi eslis, ct commaculastis 16 Alas despues os habéis vuelto atrás,
nomen meum: el reduxisiis unusquis­ y babéis hecho un ín su lto á ra i Nombre,
que servum su u m , ct unusquisque an— y vu ello á recobrar cada uno su esclavo
cillam suam , quas dimiseratis ul essent y su esclava, que habíais dejado ir para
liberi el suca poteslalis: et subjugaslis que t'ucscii libres y dueños de sí r y les
eos ul sinl vobis servi et ancillcc. habéis puesto otra vez el yu go , hacién­
dolos nuevamente esclavos y esclavas
vuestras.
i 7 Proptereá heec dicit Dominus: Vos 17 Por lo cual esto dice el Señor r
non audistis me, ut prcedicarctis liber- Vosotros 110 me habéis querido escuchar,
laltm unusquisque fr a tr i suo , et unus­ asegurando cada uno la libertad á su
quisque amico suo : ecce ego prccdico hermano y á su prójimo : pues he aqui
vobis liberfalem , ail Dominus , ad gla- que yo prom ulgo para vosotros la liber­
ditim , ad pesfem, et ad fa m em : et da­ tad , dice el S eñ o r, para separaros de
bo vos in commolionem cunctis regnis m í, y quedar á merced de la espada, de
ierra:. la peste , y de la ham bre, y os enviaré
desparramados por todos los reinos de la
tierra.
i 8 E t dabo viros t qui preevarieantur 18 Y entregaré á los que han violado
faedus meum, et non observaverunt ver­ mi alianza , y no han guardado las pa­
ba fa d e ris, quibus assensi sunt. in con­ labras del pacto que acordaron en m i
speclu meo , oitulum quem conciderunt p resen cia, degollando y dividiendo eu
in duas partes, et trarisierunt inter di­ dos partes el becerro , y pasando des­
visiones eju s: pués por medio de ellas *
*9 principes Juda el principes Jcru— 19 los príncipes de Judá, y de Jeru­
Salem, euñachi el sacerdotes, ct omnis salem, y los eunuchós, ó palaciegos 3, y
populus Ierra:, qui Iransierunt inter los sacerdotes, y todo el pueblo del
divisiones vituli: pais, los cuales pasaron por en medio de
los trozos del becerro:
ao et dabo eos in manus inimicorum 20 los en tregaré, digo, en poder de
suorum, et in manus queerentium ani- sus enem igos, y en manos de los que
mam eorum: el eril morticinum eorum ansian quitarles la vida ¡ y sus cadáve­
in escam volalilibus cceli , et besliis res servirán de pasto á las aves del cie­
Ierra: : lo , y á las bestias de la tierra.
I Ltxod. XXI , w , i . — jOeut. X V . ver, 12. v, 2 1 . , etc.
Eslo es, cuando se comenzarán á cumplir, ó Gen, XV . v. 10.— Exod . X X I V . ver. 6.
al principiar el año sopiiino. Modismo hebreo, Véase Alianza.
igual al que se usa ea oíros lugares, Luc. II. 3 Véase Eunucho, IV. ü eg .X X V . y, 19,
G 4
io 4 L a. PROFECIA DS JEREMIAS.
a i et Scdeciam regem J u d a , el prin­ 2 1 Y á Sedecías R ey de Judá , y á sus
cipes ejus , dabo in manus inimicorum príncipes ó cortesanos los pondré en ma­
suorum , el in manus qucerenlium ani­ nos de sus enem igos, en enanos de los
mas eorum , et in manus exercituum que maquinan su m u erte, y en manos
regis Babylonist qui recesserunt á vobis. de los ejércitos del Rey de Babylonia que
se han retirado de vosotros *.
a a Ecce ego prcccipio, dicit Dominus , 2 a Pues he aquí que yo voy á dar mis
et reducam eos in cioilatem hanc , et órden es, dice el Señor, y los volveré á
prccliabunlur adversus eam , et capient traer contra esta ciu d ad , y la batirán ,
eam , et incendenl igni: ct civilaícs Ju— y se apoderarán de ella , y la incendia­
da dabo in soliludinemt eó quod non rán : y á las ciudades de Judá conver­
sit habitator. tirla s he en un desierto, de tal suerte
que no quede en ellas ningún habitante.

CAPITULO XXXV.
Obediencia de los Rcchábitas á las reglas de sus mayores , y desobediencia
de los ju d ío s : intima á estos el ca stig o , y prom ete la bendición
á aquellos.

t V e r b u m , quod factum est ad Je­ t ]P al abras que el Señor d irigió á Je­


remiam á Dom ino , in diebus JoaJcim rem ías en' tiempo de Joakim , hijo de Jo-
fi lii Josicc regis J u d a , dicens: sías Rey de J u d á , diciéndole:
2 Vade ad domum Rechabitarum , et a A n d a , vé á la fam ilia de los Rechábi-
loquere eis , et introduces eos in domum tas 3 , y habla con ellos , y condúcelos á
D om in i, in unam exedram thesauro— la casa ó templo del S eñ o r, á uno de
rum, et dabis eis bibere vinum. los aposentos de los tesoros ó repuestos*,
y preséntales vino para que beban.
3 E t assumpsi Jczoniam filium Je­ 3 L levé pues conmigo á Jezonías hijo
remía: f ilii Habsanire , et fratres ejus, de J erem ías, hijo de H absanías, y ásu s
el omnes filias e ju s, el universam do­ herm anos, y á todos sus h ijo s, y á la
mum Rechabifarum: fam ilia toda de los R ech áb itas;
4 £t infroduxi eos in domum Domini 4 y los introduje en la Casa del Señor,
ad gazophylacittm filiorum Tlanan , fi­ en el aposento llamado de los tesoros,
lii Jegedelicü hominís D e i , quod erat donde estaban los hijos de I la n a n , hijo
ju x ta gazopkylacium p rin cip u m su p er de Jegedelías, varón de Dios; aposento
ihesaurum Maasioc filii Sellum , qui que estaba ju n io al tesoro de los p rín ci­
eral cusios vestibuli. p e s , sobre la tesorería de M aasías, hijo
de Sellum , el cual era el guarda del atrio
del templo.
5 E l posui toram filiis domus Recha- 5 Y presenté á los hijos de la casa de
bitarum scyphos plenos vino , et cálices; los Rcchábitas lazas y copas llen&s de v i­
et d ix i ad eos: Bibife vinum. n o , y díjeles: Bebed vino.
6 Q ui résponderunl: Non bibemus vi­ 6 Mas ellos respondieron: No le bebe­
num : quia Jonadab filius Rcchab , pa- remos; porque nuestro padre Jonadab,
1er noster, prccccpit nobis , dicens: Non hijo de R echáb, nos dejó esle precepto:
bibetis vinum v o j , et filii veslri usque N unca jamás bebereis v in o , ni vosotros,
in sempiternum : ni vuestros hijos.
7 et dortittm non ccdificabitis, et se- 7 No edificareis c a s a , n i sem brareis
i Por un poco de tiempo. Véase el capitulo 3 IT- Esd. X II I- vers. 5. La voz hebrea
X X X f'I I . ver. 4. P"l3Un hesvf significa aposento, cámara , al­
lí l. Paral. II. v. 55. macen, tesoro, etc.
Capitulo X XX V . 165
menfem non serefís , et tuneas non gran os, ni plantareis viíía s, ni las po­
plantabitis t nec habebitis: sed in ia - seeréis: sino que habitareis en tiendas
bernaculis habitabitis cunctis diebus ve­ todos los dias de vuestra vida , á fin de
stris, ut vivatis diebus multis super f a - que viváis mucho tiempo sobre la tier­
ciem terree, in qua vos peregrinamini. ra de Isra el , en la cual sois vosotros
peregrinos r.
8 Obedivimus ergo voei Jonadab filii 8 Hemos pues obedecido á la voz de
Rechab f patris nostri, in ómnibus qUOi nuestro padre Jonadab, hijo de Rechab,
proccepit nobis: ita ut non biberemus en lodo cuanto nos dejó mandado, y
■vinum cunctis diebus nostris nos , et por eso no bebemos vino en toda nues­
mulieres nosircc, f i lii, et filitz nos trac: tra vida nosotros , ni nuestras mugeres,
ni ios hijos , ni las hijas ;
9 et non ccdificaremus domos ad h a - g ni fabricamos casas para nuestra ha­
bitandum: el vineam, el agrum , et se— bitación , ni tenemos viñ as, ni campos,
menfem non habuimus: ni sem enteras;
10 sed habitavifnus in labernaculis, 10 sino que habitamos en tiendas de
et obedientes fu im u s , ju x la omnia, quce cam paña, y hemos sido obedientes á to­
preveepit nobis Jonadab pater nosier. dos los preceptos que nos dejó Jonadab
nuestro padre.
i i Cum autem ascendisset Nabucho­ 11 Pero habiendo entrado Nahuchó*
donosor rex Babylonis ad terram no- donosor Rey de Babylonia en nuestra
stram , diximus: Venile, et ingredia- tierra*, hemos dicho: Vámonos y retiré­
mur Jerusalem á facie exercilus Chal- monos á Jerusalem , para huir del ejér­
deborum , el á facie exercilus Syricc: et cito de los cháldéos y del ejército de la
mansimus in Jerusalem . ■ S yria ; y por eso nos estamos en Jeru*
saleen.
i a E l factum est verbum Domini ad ia Entonces el Seííor habló á Jere­
Jeremiam , dicens: m ía s, diciendo:
1 3 Hccc dicil Dominus exercituum 1 3 Eslo dice el Seiior de los ejérci-
Deus Israel: V a d e , et die viris Juda, tos, el Diós de Isra e l: anda y di al pue­
ct habitaloribus Jerusalem : Nunquid blo de Judá, y á los habitantes de Jcru-
non reeipietis disciplinam ut obediatis saiem : ¿E s posible que 110 habéis de to­
verbis meis, dieit Dominus ? m ar ejemplo para obedecer á mis pala­
bras, dice el Seiior?
1 4 Prcevaluerunt sermones Jonadab 14 Las palabras co n qu e Jonadab hijo
filii Rechab, quos prcrcepit filiis suis ut de Rechab intim ó á sus hijos que no be­
non biberent vinum : et non biberunl bieran vino, hao sido tan fielmente ob­
usque ad diem hanc: quia obedierunt servadas que no le han bebido hasta el
preccepto patris sui: ego autem locutus dia de hoy, obedeciendo el precepto de
sum ad vos, de mane consurgens et lo­ su padre: mas yo os he hablado i vos­
queas, et non obedistis mihi, otros de continuo y á todas horas, y
no me habéis obederido.
1 5 Misique ad vos omnes servos meos »5 Pues os he enviado todos mis sier­
prophetas, consurgens diluculo, mittens- vos los profetas, de antem ano, y ron
que el dicens: Convertimini unusquis­ mucha s o lic itu d : y os envié á decir
que á via sua pessima , el bona facite por su boca: Conviértase cada uno de
■studia vestra: et nolite sequi déos alie— vosotros de su pésima vida , y rectificad

i Admirable documento de perfección flvnn- del linage de Jtthro, suegro de* Moysés. Exod.
gélica , y de la viva persuasión en que oslaban X f rl l l . Los Rechubilas ó Ciados fueron muy
deque , á imitación de los santos Patriarcas, estimados entre los judíos por su piednd y au?-
debían vmr como peregrinos en el mundo. lerídad de vida. I. Judie. 1. v. 16.— /. í'aral.
Heb. X I. v. 9. ñecnltb fué un varón célebre, II. v. 55. 2 ó en el il¡Flrilo en que vivimos.
io fí L a p r o f e c ía DE JEREM IAS,
nos, ñeque colalis eos: ct Jiabitabitis in vuestros a fecto s, y no andéis tras los
ierra, quam dedi vobis, el patribus. ve- dioses ágenos, ni les deis culto ; y asi
slris: et. non inclinastis aurem. vestram, habitareis en la tierra que yo os di á
ñeque audistís me. vosotros y á vuestros padres 1 ; pero
vosotros no habéis querido obedecerme,
ni escucharme.
iG Firmaverunt igitur filii Jonadab 16 Asi pues los hijos de Jonadab , h i­
filii Rechab prccceptum paíris su i , quod jo de R echab, han observado constante­
proeceptral e is ; populus autem ista non mente el precepto que les dejó su padre;
obedivit mihi. mas ese pueblo no me ha obedecido á mí.
17 Idcircó hccc dicit Dominus exerci- 17 Por lauto , esto dice el Señor de
tuum , Deus Israel: Ecce ego adducam los ejércitos, el Dios de Israel: Y o voy
super ■ Juda, et super omnes habilato- á descargar sobre Judá y sobre todos los
res Jerusalem , universam afflicliouem , .habitantes de Jerusalem todas las tri­
quam locutus sum adversum illos; eó bulaciones con que les he amenazado;
quod locutus.sum ad illo s , et non au- puesto que yo les he hablado, y no han
dierunt: vocavi illos , et non responde- querido escucharm e, los he llam ado, y
runt mihi. 110 han querido responderme.
i 8 Domui autem Rechabitarum dixit 18 Pero á la fam ilia de los Rcchábitas
Jeremías : Hcec dicit Dominus exerci­ di jóle Jerem ías: Esto dice el Señor de
tuum Deus Israel: Pro eó quód obedi- los ejercí Los, el Dios de Israel: Por cuan­
stis prccceplo Jonadab patris veslri, et to vosotros habéis obedecido el .manda­
custodislis omnia mandato eju s , el f e - m ien to de vuestro padre Jon adab, y
eistis universa , qua: pnzeepit vobis: habéis observado todas sus órdenes, y
cum plido todo cuanto os prescribió;
1 9 proplereá hccc dicit Dominus exer— 1 9 por tanto , esto dice el Señor de los
tiluum Deus Israel: Non ■deficíet vir ejércitos, el Dios de Is ra e l: No faltará
de stirpe Jonadab filii Rechab , stans varón de la estirpe de Jonadab, hijo de
in conspectu meo cundís diebus. R e ch á b , que asista en mi presencia to­
dos los dias a.

C A P ÍT U L O XXXVI.

Jeremías hace leer á lodo el pueblo p o r medio de Baruch e l volumen de


sus profecía s) ó am enazas de D io s ; pero el Rey Joakim quema e l librof
y da órden de pren der á Jeremías y á B aru ch : e l Señor los s a lv a , y
manda d Jeremías que dicte otro volumen d B aru ch , é intime á Joakim
su ruina y la de Jerusalem.

1 E t factum esl in anno quarlo Joa- 1 C o r r ie n d o el afío cuarto de Joakin»,


íím f i l i i Jos ios regís Juda: factum est hijo de Josías , Rey de J u d á , el Señor
verbum hoc ad Jeremiam a Domino, habló á Jerem ías, y le dijo:
dicens:
a Tolle. volumen lib r i, et seribes in 2 Toma un cuaderno 3 , y escribirás
CO omnia verba , quee locutus sum tibí en él todas las palabras que yo te he
adversum Israel el Ju dam , et adver- hablado contra Israel y contra J u d á , y
sum omnes gentes; á die qua locutus contra todos los pueblos, desde el tiem­
sum ad l e , ex diebus Josice usque ad po del reinado de Josías, en que yo te
diem hanc: b a b le , hasta el dia de h o y :
i Cap. X V i l l . v- i i - — X X V . v . 5- 3 Ó un rollo de pergamino. Véase Libro.
a Véase / . Paral. 11 . v- 5 5 . y la nota.
C a p it u l o xxxvr. io?
3 si forte audiente domo Juda univer­ 3 por si tal vez tos hi/os de la casa de
sa mala, quee ego cogito facere eis, re- Judá, oyendo todos los males que yo
vertalur unusquisque á via sua pessi- pienso enviarles, se convierte cada uno
ma : et propitius ero iniquitati, et pee- de su pésimo proceder, de suerte que
tato eorum. pueda yo perdonarles sus maldades y.
pecados.
4 Vocavil ergo Jeremías Baruch f i - 4 Llam ó pues Jeremías á Baruch hijo
liu m Ncriec: el scripsit Baruch ex ore de N e ría s , y dictándole Jerem ías, es­
Je re m ía o m n e s sermones Domini quos cribió Baruch en aquel volum en lodas
locutus est ad eum, in voluminé Ubri: las palabras que el Señor le dijo:
5 et prcecepit Jeremías Baruch, d i­ 5 y dióle Jeremías á Baruch esla ó r­
cens : Ego clausus sum , nec vaieo in - den, diciendo: Yo estoy encerrado, y
gredi domum Domini. no puedo ir á la Casa del Señor.
6 Ingredere ergo tu, et lege de volu- 6 Ve pues l ú , y lee las palabras del
m ine, in qua scrípsisfi ex ore meo ver­ Seííor que yo ie he dictado , y tú has
ba Domini, audiente populo in dómo escrito en ese lib r o , de modo que las
D om in i , in die jejunii: in super et au­ oiga el pueblo, eu la Casa del S efio r,
diente universo J u d a , qui veniunl de el dia del a y u n o 1; y asimismo las leerás
eivitatibus su is, leges eis: de manera que las oigan todos los de
Judá que vieneu desú s ciudades;
y s i forte cadat oratio eorum in con­ 7 por si tal vez se hum illan orando en.
spectu Dom ini , el rever la tur unusquis­ el acatamiento del Señor, y se convier­
que á via sua pessima: quoniam ma-* te cada uno de su perverso proceder.
gnus furor el indignaiio est t quam ¡o- Porque es muy grande el furor y la in­
cutus est Dominus adversus populum dignación que ha manifestado el Señor
hunc. contra este pueblo.
8 E l fecii Baruch filius Nerice, ju x la 8 Ejecutó Baruch hijo de Nerías p un ­
omnia quee prer.ceperat ei Jeremías pro­ tualm ente todo cuanto le ordenó Jere­
pheta , legens ex volumine sermones mías profeta, y puesto en la Casa d e l
Domini in domo Domini . Señor leyó en el libro las palabras del
Señor.
g Factum est autem in anno quinta 9 Pues es de saber que el año quinto
Joakim filii Josicc regis J u d a , in mense del reinado de J o a k im , hijo de Josías,
nono: prccdicaverunt jejttnium in con­ Rey de Ju d á, en el nono mes, fué in­
spectu Domini omni populo in Jerusa­ timado un ayuno en la presencia del
lem , et universos multiludini, quee con- Señor á todo el pueblo de Jerusalem ,
Jluxerat de eivitatibus Juda in Jeru~ y á todo el gentío que habia con curri­
salcm. do á Jerusalem de las ciudades de Judá.
10 Legitque Baruch e x volumine ser­ 10 Y entonces leyó Baruch por el li­
mones Jeremict in domo D om in i, in bro las palabras de Jeremías en la Casa
gazophylacio Gamarice filii Saphan scri- del Señor, desde el gazophylacio, que
bce, in vestíbulo superiori, in introi/u eslá á cargo de Garaarías hijo de Sa­
portee nova domus Dom ini , audiente p h a n , doctor de la L e y , sobre el atrio
omni populo. de arriba , á la entrada de la pnerta
nueva del Tem plo del Señor, oyéndolo
todo el pueblo.
11 Cumque audisset Michceas filius 11 Y M ichcas, hijo de Gam arías, h i­
Gamarice filii Saphan omnes sermo­ jo de Saphau, oído que hubo todas las
nes Domini ex libro , palabras del S e ñ o r, leidas en el dicho
lib ro ,
io descéndil in domum regis ad ga~ 12 pasó al palacio del R e y , al despa-
i El dia del ayuno universal. Despues ver. 9.
io 8 L a PROFECIA DE JEREM IAS,
zophylaciurn scrihce: el ecce ibi omnes cho del secretario, donde sé hállaban
principes sedebant: Elisama ser iba , ct sentados todos los príncipes ó magna­
Dalaias filius Serado? , et Elnathan f i ­ tes, á saber: E lis a m a , secretario, y
lias Achobor, et Gomarlas filias Su­ D alaias liijo de Semeias, y EInalhan hi­
plían , et Sedecias ftlius Ha na nía: , ct jo de A ch o b o r, y Gam arías hijo de Sa­
universi principes. phan , y Scdccías hijo de Ilananías, y en
suma todos los príncipes ó gefes.
1 3 E t nuntiavit eis Micheeas omnia 1 3 Y les refirió Micbcas lodo aquello
verba, quet audivit legente Baruch ex que habia oído leer & Baruch en el li-
volumine in anribus populi. bi'O, y que habia escuchado el pueblo,
14 Miserunt itaque omnes principes 14 Con esto todos aquellos señores en­
ad Baruch, Ju d i filittm Nafhanire f i ­ viaron á decir á B a ru ch , por medio de
lii Se ¡emite , filii Ckusi, dicen/es: V o­ Judi hijo de N athanías, hijo de Seta-
lumen , ex quo legisti audiente populo, a n a s, hijo de Chúsí: Toma en tu mano
sume in manu tua , ei veni. Tulit crgo ese libro que tú has leído delante del
Baruch film s Nerice volumen in manu. pueblo , y vente acá. Tomó pues Baruch,
sua t et venit ad eos. hijo de N e ría s , en su roano el lib ro ,
y fué á donde ellos estaban.
E t dixerunt ad eum: Sede, et le-~ 1 5 Los cuales le dijeron: Siéntate y
ge hccc in auribus noslris, E¿ legit B a ­ léenos esas cosas para que las oigamos. Y
ruch in auribus eorum. leyólas Baruch en su presencia.
16 Tgitur cüm audissent omnia ver- 16 A si que oyeron todas aquellas pa­
l a , obslupuerunt unusquisque ad pro- la b ra s, quedaron a tó n itos, mirándose
scimum suum, et dixerunt ad Baruch: unos á otros; y dijeron á B aru ch : Es
Nunliare debemus regi omnes sermo­ preciso que demos parte al Rey de todo
nes istos. esto.
17 E t interrogaverunt eum , dicentes: 17 Y le interrogaron, d icien d o : C u én ­
Indica nobis quomodo scripsisti omnes tanos cómo recogiste tú de su boca to­
sermones istos ex ore ejus. das estas cosas.
18 D ixit autem eis Baruch; E x ore 18 Y respondióles B aru ch : D ictába­
SUO loquebatur quasi legens ad me omnes me él todas estas p alabras, como si fue­
sermones istos: et ego scribebam in vo­ ra leyéndolas en un libro ; y yo las iba
lumine atramento. escribiendo con tinta en esle volum en.
rg E t dixerunt principes ad Baruch: 19 Entonces los príncipes dijeron á
V a d e , et abscondere tu el Jeremías , et B aruch: V é y escóndeleTlú y Jeremías,
nemo sciat ubi sitis. y nadie sepa en donde estáis.
a o E t ingres s i sunt ad regem in ao Y ellos fueron á encontrar al Rey
atrium: porro volumen commendave- en el atrio: pero el libro le depositaron
runt in gazophy lacio Elisamct: seriba:: en el gazophy lacio ó aposento de E l ¡sa­
et nunliaoerunt audiente rege omnes ína , secretario ó canciller, y dieron
sermones. parte al Rey en su. audiencia de todo lo
ocurrido.
a 1 Misilque rex Ju d i ut sumerel vo- a i E n vió luego el Rey i Judi para que
Itimcn: qui tollens illud de gazophyla- tragóse aquel lib ro ; el cual sacándole
eio Elisama: seriba:, legit audiente re­ del gazopbylacio ó gabinete del secreta­
ge , et universis principibus qui stabant rio E lisam a, le leyó á presencia del
circa regem. R ey y de todos los príncipes que esta­
ban al rededor del Rey.
a a R e x autem sedebat in domo hie- a a Estaba el Rey en la habitación de
vnpli in mense nono: el posita eral in v ie rn o , siendo el nono mes ó el no­
arula coram eo plena prunis. viembre; y habia delante de él un bra­
sero lleno de ascuas m uy encendidas.
C a p i t u l o XXXVI. log
• a 3 Camque legisset Ju Ji tres pagellas a 3 Y asi que Judí buho le i do tres 6
vel qualuor , scidit illud scalpello scri- cuatro páginas, el Rey hizo pedazos el
¿cr, projecil in ignem , qui eral super libro con el cortaplum as del secretario,
arulam, doñee consumeretur. omne vo­ y arrojóle en el fuego del brasero, en el
lumen igni, qui erat in aiula, cual le hizo consum ir lodo.
a 4 E l non timuerunt, ñeque seiderunt .24 Y asi ni el Re y , ni ninguno de
vestimenta sua , rex el omnes serví sus cortesanos que oyeron todas estas
ejus, qui audierunl universos sermones palabras ó amenazas , 110 temieron por
isi os. esto, ni rasgaron sus vestidos en señal
de dolor.
2 5 Verumlamen Elnathan , et D a - a 5 Si bien E ln ath a n , y Dalaías, y G a-
laias, el Gamarias conlradixerunt re­ m arías, no aprobaron la voluntad del
gí he cambur erct librum: et non audi- Rey en quemar ct lib r o : mas el Rey no
f . . . hizo caso de el les.
vil eos.
26 E l pra'cepit rex Jeremiel filio A - 2G Antes bien mandó á Jeremiel h i­
melech , et Saraia: filio E x r ie l , et S e- jo de Anuelech, y áSaraías hijo de E z -
lemia filio Abdeel , ut comprehcndcrent riel , y á Selemías hijo de Abdeel , que
Baruch scribam , et Jeremiam prophe— prendiesen á Baruch, el amanuense ó se­
íam ; abscondii autem eos Dominus. cretario, y al profeta Jeremías: pero el
Señor los ocultó.
27 E l foclum est verbum Domini ad 37 Despues que el Rey quemó el li­
Jeremiam prophetam, postquam com- b ro , y las palabras que dictando Jere­
busseral rex volumen y et sermones quos mías habia escrito B aruch, habló el
scripserat Baruch ex ore Jercmice, di­ Señor á Jerem ías, p rofeta, diciéndole:
cens :
28 Rursum lolle volumen a liu d , et 28 Toma de nuevo otro cuaderno, y
ser i be in eo omnes sermones priores, escribe en el todas las,palabras que ha­
qui erant in primo-volumine, quod com- bía ya en el prim er volum en, quemado
bussil Joofíim rex Juda. por Joakim , R ey de Judá.
a 9 E t ad Joakim regem Juda dices: 29 Y le dirás á Joakim Rey de Judá:
lime dicit Dominus: Tu combussisti vo- Eslo dice el Seííor: T ú has quemado
Jumen illu d , dicens: Quare scripsisti aquel cuaderno, diciendo á Jeremías:
in eo .annuntians : F e st i ñus venitt rex ¿ P o r qné has puesto tú por escrito en
Babylonis , et .vas/abit terram hancy et el esc va ticin io , amenazando rou decir
eessare faciet ex illa homincm, el j u - que vendrá con presleza el Rey de B a -
menlum ? L ylo n ia , y asolará esla tierra sin dejar
/ en ella hombre iȒ bestia?
3 o Propfercá hcec dicit Dominus con­ 3 0 Por tan to , esto dice el Señor con­
tra Jodkim regem J u d a : Non erit ex tra Joakim , Rey de Judá: No se v e r i,
eo qui sedeat super solium D avid: et ningún descendiente suyo que ce siente
cadaver ejus projieíetur ad ccslum per en el solio de D avid , y su cadáver será,
diem, et ad gelu per noclem. arrojado, y expuesto al calor del d ia, y
al hielo de la noche *.
3 1 E l visifabo contra cum , et cor-ira 3 1 Y vendré á tem ar residencia de.
semen ejus, ct contra servos eju s , ini— sus maldades, y de las de su linage, v
quilates sitas ; et adducam super eos, de las de sus servidores; y desrargare
t i super habifatores Jerusalem, et su— sobre ellos, y sobre los habitantes He
per viras Ju d a , omne m alum , quod lo­ Jerusalem , y sobre el pueblo de Judá
cutus sum ad eos , ct non audicrunt. todos los males que Ies tengo anuncia^
dos , ya que no hau querido escucharme.,
1 Véase cap. X X t i . vers. í g . — IV. lieg.X X IV. v. 8. Jccliónias, hijo de Joakijn, si>!o
lavo por ires meses una sombra de irono.
110 L a PROFECIA DE JEREMIAS.
3 a Jeremías autem tulit volumen a - 3 a T o m ó , pues, Jeremías otro cua­
liad , et dedil illud Baruch filio Nerice derno, y diósele á B aruch, hijo d i N e­
seriba:: qui scripsit in eo etc ore Jere­ ría s, su secretario; el c u a l, dictándole
mía : omnes sermones libri quem com— Jerem ías, escribió en él todas la* pa­
busseral Joalrim rex Juda ig n i: et in~ labras del libro quemada por Joakim ,
super addili sunt sermones multa pia­ R ey de Judá; y aun fuerou añadidas
res, quám antea fuerant. machas mas cosas sobre las que anles
habia.

CAPÍTULO XXXVII.

E l nuevo R ey Sedecias se encomienda á las oraciones del Profeta . Re­


tirase Nabuchodonosor , y Jeremías predice que v o lv erá , y que la ciudad
será entregada á las llam as. Preso Jeremías vaticina á Sedecias su cau­
tiverio; y no obstante .manda el Rey que le trasladen a l p a tio de la
cárcel ? y que le den de comer.

1 Jht regnavil rex Sedecias filias Jo- 1 Iró á rein ar Sedecias hijo de
sica pro Jechonia filio Joakim : quem Josías en lu g ar de Jechónías hijo de
consiituit regem Nabuchodonosor rex Joakim 1 , habiendo sido establecido
Babylonis in Ierra Judá. R ey de Judá por Nabuchodonosor Rey
de Babylonia.
2 E t non obedívit ipse, et serví ejus, 2 Y ni é l, n i sus servid o res, ni la
et populus té r r a c e r b ís D o m in i , quee gente de la tierra obedecieron á las pa­
locutus est in manu Jeremicc prophela labras que el Seiior dijo por boca del
profeta Jeremías.
3 U t misil rex Sedecias Jachal filium 3 Y envió el rey Sedecias á Juchal
Selemice, et Sophoniam jilium Maasice hijo de Selem ías, y á Sophonías hijo de
sacerdotem , ad Jeremiam prophelam, Maasías sacerdote, á decir al profeta
dicens: Ora pro nobis Dominum Deum J erem ías: Ruega por nosotros al Señor
tioslrum . Dios nuestro.
4 Jeremías autem libere ambulabat 4 Andaba entonces Jeremías librem en ­
in medio populi: non enim miserant te por entre el pueblo, pues no le h a-
eum in custodiam carceris. ígifur exer- bian aun puesto en la cárcel. E ntre
eilus Pharaonis egressus est de j i E — tanto el ejército de Pharaon salió de
gypio: et audientes Chaldcei, qui obsi— Egypto: oido lo cual por los cháldéos,
debant Jerusalem , hujuscemodi nun- que tenían cercada á Jerusalem , levan­
tiu m , recesserunl ab Jerusalem. taron el sitio.
5 E t factum est verbum Domini ad 5 Entonces el Seiior habló al profeta
Jeremiam prophelam , dicens: Jerem ías, del modo siguiente :
6 Haec dicit Dominus Deus Israel: 6 Esto dice el Seiior Dios de Israel :
Sic dicetis regí J u d a , qui misit vos ad Diréis al R ey de Judá, que os ha en­
me interrogandum: Ecce exercilus Pha­ viado á consultarm e: M ira que el ejér­
raonis , qui egressus est vobis in au xi- cito de Pharaon que venia á socorreros,
lium , revertetur in terram suam in se volverá á su tie r ra , á E g y p lo 2;
A E gy p tu m ;
7 et redient Chaldcei, el bellábunt 7 y volverán los cháldéos, y comba­
contra civitatem hanc: et capient eam, tirán contra esta ciudad , y se apodera­
ct succendent eam igni. rán de e lla , y la entregarán á las llama?.
i Cap. L l l . vers. i . — IV. Reg, X X IV . a Cap. X L V 1 . vers. j 5 . — JSzech. X V II.
v. 17.— II. Paral X X X V I. v. 10. v. iS— X X X . v. 21.
C a p i t u l o XXXVII. III
8 Hccc áicit Dominus: Nolite decipere 8 Esto dice el Seííor: No queráis en­
animas ves/ras t dicenies: Euntes ab~ gañaros á vosotros m ismos, diciendo:
ibunt, et recedani á nobis Chaldai', quia Iránse los cháldeos para no v o lv e r, y
non abibunt. nos dejarán ea paz: porque entended
que no se irán.
0 Sed ei si percusseritis omnem exer- 9 Pero aun cuando vosotros derrotá-
cilum Chaldceorum, qui praliantur ad- reis todo el ejército de los cháldeos,que
versum vos , el derelieli fuerint ex eis os hace la g u erra , y solamente queda­
aliqui vulnerali: singuli de teniorio suo ren de él algunos pocos heridos, sal­
consurgent, el incendenl civitalem hanc drían estos solos de sus tiendas, y entre*
igni. garian ésta ciudad á las llam as.
. i o Ergo cum recessisset exercitus 10 Habiéndose pues retirado de J e ru -
Chaldceorum ab Jerusalem propter exer- salcm el ejército de los cháldeos por
cilum Pharaonis, causa del ejército de P h a ra o n ,
» i egressus est Jeremías de Jerusa­ 11 partió Jeremías de Jerusalem para
lem ut iret in terram Benjam ín , et d i- irse á la tierra de B e n ja m ín , y para
viderel, ibi- possessionem in conspectu rep artir a llí cierta posesion en presen­
civium . cia de aquellos ciudadanos.
12 Cümque pervenisset ad, portam 12 Y asi que llegó á la puerta llama­
B en jam ín , erat ibi cusios porta; per da de B e n ja m in , el que estaba por
•vices, nomine Jerias , filius Sclemia: turno haciendo la guardia de la puerta,
filii Hananice, et apprehcndit J tre - el cual se llam aba Jerias, hijo de Sele­
•miam prophetam, dicens: A d Chaldccos m ías, hijo de Hananias *, asió al profeta
profugis. Jerem ías, diciendo: T ú te buyes á los
' cÉáldeos.
1 3 E l responda Jerem ías: Falsum ' i 3 Es falso , respondió Jeremías: yo no
est y non fugio ad Chaldccos. E t ñon me huyo á los cháldeos. Pero Jerias no
audivit eu m ; sed comprekendil Jerias le escuchó; sino que prendió á Jere­
Jeremiam, et adduxit cum ad prin­ m ías, y le presentó á los príncipes.
cipes.
, 1 4 Quam 6b rem irati principes con­ 1 4 Irritados con eso los príncipes
tra Jeremiam, ceesum eum. miserunt contra Jerem ías, despues de haberle he­
in carcerem , qui erat in domo Jona- cho a z o ta r, le m etieron en la cárcel
tjian ser iba:: ipse enim prcepositus erat que habia en la casa de Jonathan se­
super carcerem. cretario 6 escriba, por tener este á s a
cargo la cárcel.
1 5 Itaque ingreshts est Jeremías in 1 5 E n tró pues Jeremías en un hondo
domum laci el in ergastulum: et sedit calabozo, y en una mazmorra a, donde
ibi Jeremías diebus mullís. perm aneció muchos dias.
16 Mittens autem Sedecías rex Ixilit 16 Despues el rey Sedecías envió á
eum ; el interrogavit cum in domo sua sacarle de a llí, y le interrogó secreta­
abscondiíé, el dixit: Putasnc esl sermo mente , en su p alacio , diciéndole: ¿Crees
á Domino? E l dixit Jeremías: E sl. iú que hay efectivam ente alguna reve­
E t ail: In manus regis Babylonis tra- lación de parte del Señor? Sí la h a y,
déris. respondió Jeremías; y anadió: T ú serás
entregado en manos del Rey de B aby­
lonia.
. 17 E l dixit Jeremías ad regem S e- 17 ¿ Y en qué he pecado contra t í ,
deciam: Quid peccavi Ubi f et servís luis , añadió Jeremías al Rey Sedecías, ni
-T Cap. x x yIII. v. 16. que encerraban de noebe d los esclavos, ata­
.a La voz ergastulum , que usa la Vulgaia , dos con una cadena.
parece que propiamente significa el lugar en
na L a. p r o fe c ía DE JEREM IAS,
et popula tuo , quia misisli me in do- contra lus servidores, ni contra tu pue­
tnum carceris ? blo para que me bayas mandado poner
cu la cércel?
18 Ubi su ni prophctce vestri, qui pro - 18 ¿Dónde eslán aquellos profetas
phetubant vobis, ti di ceban i : Non ve- vuestros que os p ro fetizaban , y decían:
n ú t rex Babylonis super vos , el super No vendrá contra vosotros, ni contra
terram hanc? esta tierra el Rey de B abylonia?
i g Nunc ergo a u d i, obsecro, domine íg A h o ra , pues, escúcham e, te rue­
m i rex: Valcat deprecado mea in con— go, oh Rey mi Señor: recibe favorable­
■speetu tuo: et ne me remitías in domum mente la súplica que te hago , •y'.iio me
Jonathan seriba; , ne moriar ibj. vuelvas otra vez á la casa ó cárcel de
Jon ath an , secretario, p a r a q u e n o h i e
muera yo a llí,
ao Prareepit ergo rex Sedecias ut ira - 20 Mandó pues el rey Sederías que
deretur Jeremías in vestíbulo carceris: pusiesen á Jeremías en el palio de la
di daretur ei torta pañis quotidíe, ex ­ cá rce l, y que cada dia le díesfen una
cepto pulmento , doñee consumeren tur torta, de p i n , ademas dé. lá vianda ,
omnes panes de cívítate, el mansit Je­ m ientras hubiese pan en la ciudad:
remías in vestíbulo carceris. con eso se m antuvo Jeremías cu el pa­
tio de la cárcel.

C A P ÍT U L O X X X V 11L
¡i

Jeremías es entregado p o r é l R e y e n manos de los prín cipes , quienes" l¿


encierran en un calabozo : lleno de cieno : de a llí le saca Abdcmclcck p o r
órden del R e y , a l cual exhorta el Profeta á que se rinda á los cháldéos.
E l R ey manda á Jerem ías que no diga á nadie lo que ha hablado con él.

i J ju d iv il autem Saphatias filias Ma- i X ero Saphatias hijo de M athair, -y


than et Gedelias filiu s : P hd ssur, ctG e d e lía sh ijo de Phassar, f Júchál hijo
Juehal filius Selemioc ,■ct Pliassur, fi^ dé Selém ías, y Phassur hijo de M el-
lías Melc'hicc, sermones¡ quos Jeremías ebias, habían oído las palabras que Je­
loquebatur ad ómnem populum , diceni: rem ías predicaba á todo el p u eb lo , d i ­
I ciendo:
a hoce dicil Dominus: Quicumque man* a A si habla el Señor 1 : Cualquiera
scrit in civitate hd.c, morielur gladio , que se quedare en esta ciu d a d , m orirá
ct fa m e , et peste: qui autem profugeril á cu c h illo , ó dé hambre , ó de peste;
ad Cfialdccos, vivet, et erit anima ejus pero el que se refugiare á los cháldcos,'
sospes el vivens. v iv ir á , y pondrá en salvo su vida.
3 Hccc dicit Dom inus: Tradendo ira* 3 E slo dice el Señor: Sin falla será
" detur civitas hccc in manu exerci/us entregada esta ciudad en poder del ejér­
regis Babylonis , et capíet eam. cito del Rey de B abylon ia, el cual se
apoderará de ella.
'4 E t dixerunl principes regi: Roga- 4 Entonces dijeron los príncipes al
ihus ut occídatur hobio iste: de indu-* Rey : Pedírnoste que sea condenado á
stria enim dissolvit manus vírorum bel- m uerte esc hombre ; porque él procura
lantiám , qui remanserunl in civilufe de intento que desmayen los bratos
/tac, 'el manus universi populi , loqueas de los va lien tes, y el esfuerzo de los
ad eos juxla, verba luce: siquidem ho- guerreros que haq quedado en esta ciu -
I Cap. X X L s>. <). Jerem ías en ul palio tío Hbcrtad á los que iban á verle las mismas co­
la cái'cci continuaba anunciando con santa sas que antes predicaba por órden de-Uios.-: ^
C A.P I T tJ 1 O XXXVIII. 113
mo m/í non qucerit pacem populo huíc, dad , y de todo el p u eb lo , con aque­
sed malum. llas palabras que dícc. Pues eslá visto
que ese hombre no procura el bien sino
al m al de esle pueblo.
5 E t dixit rex Sedecías: Ecce ipse in 5 A lo que contestó el rey Sedecías:
man idus vestris e s t: nec enim fa s est A lií le ten eisá vuestra disposición; que
regem vobis quidquam negaret no es posible que el Rey os niegue cosa
alguna.
6 Talerunt ergo Jeremiam el projece- 6 Cogieron pues á Jerem ías, y le m e-
runt eum in lacum Melchicc filii Ame- . lieron en la cisterna de M elchias hijo
leth , qui erat in vestíbulo carceris: et de A m elech , situada en el atrio de la
s u i miserunt Jeremiam funíbus in la~ c á r c e l; y por medio de sogas descolga­
eum, tn quo non erat aqua, sed lulum: ron á Jerem ías en la cisterna, donde
descendit itaque Jeremías in canum. no había agua, sino lodo: asi pues Je­
remías quedó hundido en él cicuo,
7 Audívít autem Abdemelech jfEthiops 7 Y A bdem elech, ennuchó *, ethiope,
vir eunuchus, qui eral in domo regís, que estaba en el palacio del R e y , supo
quod misissent Jeremiam in lacum: que Rabian echado á Jeremías en la cis­
porro rex sedebat in porta Benjamín. terna. H allábase el R ey á la sazón sen­
tado en la puerta de Benjam ín.
8 E l egressus esl Abdemelech de do- 8 Salió pues Abdem elech de palacio,
mo regis , el locutus est ad regem , y fué á h a b la r a l R ey , diciendo;
dicens :
9 Domine m i r e x , malefecerunt ciri g O h R ey y Sefior m ío, m uy mal han
íslí omnia quaecumque perpetrarunl obrado estos hombres en todo lo que
contra Jeremiam prophetam m i tientes han atentado contra el profeta Jeremías,
eum in locum , ut moriatur ibi fam e: echándole en la cisterna para que a llí
non sunt enim panes ultra in cívítate, muera de ham bre * , pues ya no hay
pan en la ciudad 3.
10 Prctcepil itaque rex Abdemelech 10 Entonces el Rey le dió esta órden
¿iE th io p í , dicens: Tolte tecum hinc á A bdem elech, ethiope: L léva le de aquí
trígínta vir os, et leva Jeremiam pro­ contigo treinta hombres, y saca de la
phetam de lacu antequam moriatur. cisterna al profeta Jeremías antes que
muera.
i i Assumptis ergo Abdemelech secum 11 Tomando pues consigo Abdcrne-
viris, tngressus est domum regís, quee lech los hombres^ entró en el palacio
erat sub cellarío: el tulit inde veteres del R ey en una pieza subterránea que
pannos, el antíqua qua computruerantt estaba debajo de la teso rería , y cogió
et submisit ea ad Jeremiam in lacum de a llí unas ropas viejas y (rotos de pa­
per funículos. ño medio consum idos, y los echó á J e­
rem ías en la cisterna por medio de
cordeles.
i a D íxilque Abdemelech AEthiops ad i a Y dijo el ethiope Abdem elech á
Jeremiam: Pane veteres pannost ei hcee Jerem ías: Pon esos trapos viejos y re­
seis xa et pútrida, sub cubito manuutn tazos medio consumidos debajo de tua
tuarum , et super fu n es ; fecit ergo Je­ sobacos, y sobre ó al rededor de las
remías sic. cu e rd a s: íiízolo asi Jerem ías ¡
i 3 E t extraxerunt Jeremiamfuníóus, *3 y 4 tiraron de él con las cuerdps,
et eduxerunt eum de lacu : mansit au - y sacáronle de la cisterna; y quedó J c-
I Yéase EunnchÓ. hnbiera sido niatnrie de hambre.
a Como sucederá infaliblemente. 4 Preparado de esta manera para que no se
3 Según el liebrco puede traducirse: Jeual lastimase con los cordeles.
T om. I V . 5
H
Il4 PROFECIA DE ¿UREMIAS.
tem Jeremías in vestíbulo carceris. « m ía s en' el atrio de la cárcel *.
1 4 E t misil rex Sedecias , et tulit ad 14 E n vió despues el Rey Sedecias á
se Jeremiam prophelam ad ostium ier- buscar al profeta J erem ías, y se le h i­
tium , quod erat in domo D om ini: et zo traer á la tercera puerta del tem plo
d ixit rex ad Jeremiam: Interrogo ego del Seuor; y dijo el Rey á Jerem ías:
te sermonem, ne abscondas á me ali - U na cosa te voy á p regu n tar: no rae
quid, ocultes nada.
1 5 D ix it autem Jeremías ad Sede- 1 5 Y Jeremías contestó á Sedecias: Si
tiam : S i annuntiavero tibit nunquid yo te la declaro, ¿no es asi que tú inc
non inlerjicies m e? et si consilium d e- quitarás la vid a? y si yo te diere u n
dero tibi , non me audies. consejo, tú no me has de escuchar.
16 Juravil ergo rex Sedecias Jere- 16 Entonces el Rey Sedecias juró se­
mice ciám , dicens: V i vil Dominus , qui cretam ente á Jerem ías, diciendo: J u ­
fecit nobis animam han c , si occidero róte por el Señor que ba criado en nos­
te, et s i Iradidero te in manus virorum otros esta alma , que no te quitará la
istorum , qui quccrunt animam tuam. v id a , ni te entregaré en manos de esos
hombres que desean matarte.
17 E l dixit Jeremías ad Sedeciam: 17 D ijo pues Jeremías á Sedecias : Es»
Hese dicit Dominus exercituum Deus to dice el Señor de los ejército s, el Dios
Isra el: S i profectus exieris ad princi­ de Israel: Si te sales de Jerusalem , y
pes regis Babylonis , vivet anima tua , te pones en manos de los príncipes ó
et civitas hcec non súccendetur igni: et generales del Rey de B a b ylo n ia, salva­
salvus cris tu t et domus tua. rás tu v id a , y esta ciudad no será en­
tregada á las lla m a s, y te pondrás en
salvo tú y tu fam ilia.
18 S i autem non exieris ad principes m 8 Pero si no vas á encon trar á los
regis Babylonis , tradeturcivitas hcec príncipes del Rey de B abylo n ia, será
in manus Chaldccorumy el succendent entregada la ciudad en poder de los
eam ig n i , et tu non ejfugies de manu ^ cháldéos, los cuales la a b ra sa rá n , y tú
eúrum. no escaparás de sus manos.
19 E t dixit rex Sedecias ad Jere­ 19 Y dijo el Rey Sedecias á. Jeremías:
miam : Solicitus sum propter Juda:os% Tem óm e de aquellos judíos que se han
qui irans/ugerunt ad Chaldceos: ne fo r - desertado á los cháldéos: no sea que es­
té tradar in manus eorum, et illudant tos me entreguen en sus m anos, y me
mihi. in su lten y maltraten.
30 Respondil autem Jeremías: Non 20 Pero Jeremías le reípondió: N o te
te tradent. A u d i quaiso vocem Domini, abandonarán en sus manos. Ruégote que
quam ego loquor ad te , et béné tibi erit} escuches las palabras del Señ or, que yo
et vivet anima tua. te hablo, y le irá b ien , y salvarás tu vida.
a i Quod si nolueris egredi , iste est a i Que si no quisieres s a lir , he aquí
term o , quem ostcndil mihi Dominus : lo que me ha revelado el Señor:
2a Ecce omnes mulieres', quce reman-■ 22 Sábele que todas las mugeres que
serunt in domo ■ regis Ju d a , educentur han quedado en el palacio dcl Rey de Ju­
ad principes regis Babylonis : et ipsee d á , serán conducidas para los príncipes
dicenl: Seduxerunl te , et praiealüerunt d eí Rey de B abylo n ia: y estas mismas
adversum te vir i pacifici fui, demerse- le dirán entonces: j Oh como te han en­
runí in cccno et in lubrico pedes tuos, gañado , y prevalecido para daño tu yo
ei recesserunt á te. los que te lisonjeaban con la paz.' d iri­
gieron tus pasos á un resbaladero, y te
han metido en un atolladero, y en se­
guida le han abandonado._____
1 Pero con cadenas eo las manos. Cap- XI» ver. !\.
C a p itu lo XXXIX. u5
a 3 "Et omnes uxores lú a , et filii tui aS Y todas ta s m ugeres y tu s hijos
cducenlur ad Chaldaos: et non effugies serán llevados á los cháldeos, y tú no
manus eorum i sed in manu regis B a ­ escaparás de sus manos, sino que caerás
bylonis capieris: et civilatem hanc com- prisionero del Rey de B a b y lo n ia , el
buret igni. cual incendiará esta ciudad.
24 D ix il ergo Sedecias ad Jeremiam: 24 Sedecías dijo entonces á Jeremías:
Nuilus scial verba hcec, et non morieris. Nadie sepa estas cosas, y de este modo
tú no morirás.
a 5 S i autem audierint principes quia a 5 Y si los príncipes supieren que yo
locutus sum tecum, et venerint ad te, he hablado co n tigo , y fueren á t í , y te
el dixcrint tibi: Indica nobisquid lo-, dijeren : Manifiéstanos lo que has dicho
cutus sis cum rege, ne celes nos , et noñ al R e y , y qué es.lo que e l Rey ha ha­
te inferficicmus: et quid locutus est te­ blado contigo, no nos lo en cu bras, y
cum rex ; no te matarémos ;
26 dices ad eos: Prostravi ego preces 26 les has de respon der: Postrado á
meas coram rege, ne me reduci juberet los pies del R ey le supliqué que no me
in domum Jonathan, et ibi morerer. hiciese conducir otra vez á la casa ó cár­
cel de Jonathan, para no m orirm e yo
a llí.
27 Venerunt ergo omnes principes ad 27 En efecto vinieron luego todos los
Jeremiam , et interrogaveruni eum : et príncipes á Jerem ías, y se. lo pregunta­
locutus est eis , ju x la omnia verba quee ron, y él les respondió palabra por pa­
prccceperat ei r e x , et cessaverunt ab labra todo lo que le había prevenido el
eo¡ nihil enim fuerat audilum . R ey; y no le molestaron m as, pues na­
da se babia traslucido.
a 8 Mansit vero Jeremías, in vestíbulo 28 Y Jeremías permaneció en el za-
carceris usque ad diem , quo capta est guan de la cárcel: hasta el dia en que
Jerusalem: et factum est Ut caperetur fue tomada Jerusalem : porque al fin
Jerusalem. Jerusalem fué rendida.

C A P Í T U L O XXXIX.

Conquista de Jerusalem,: Sedecias es hecho prision ero: m atan á sus hijos


delante de é l, y despues le sacan los ojos. Incendio de la ciudad y del
templo. E l resto del pueblo es llevado cautivo á Babylonia ju n to con
Secedias. Jeremías es puesto en libertad.

1 /J nno nono Sedecia regis Juda, 1 ÍL n el ano nono de Sedecías, Rey


mense décimo , venit Nobuchodonosor de J u d á , en el décimo mes, vin o N a-
rex Babylonis , et omnis exercitus ejus buchódonosor, Rey de B a b y lo n ia , con
ad Jerusalem , et obsidebant eam. todo su ejército á Jerusalem , y le puso
sitio *.
a Undécimo autem anno Sedecias, men • 2 Y el auo undécim o de Sedecías, en
se quarto, quinta mensis aperta est ci- el dia cinco a del cuarto raes, fué asal­
vitas. tada por la brecha la ciudad.
3 Mt ingressi sunt omnes principes . 3 Y entraron todos los príncipes del

1 Cap. I II. v. 4.— IV. fíeg. X X V . v. I. Al guoos opinan que, sin necesidad de supo­
2 E d el hebreo y en los Seienta se lee el dia ner aqui errata de número, puede ser que el
9 ; y novem llenen varios códices manuscritos día 5 se abrió la brecha, y el 9 se tomó la
deíaVulgata aqui y desnues cap. LI1. v. G.y ciudad.
cd el cap. XXV. v. 3 . deflib, IY. de los Reyes.
H a
n o La p r o f e c ía d e j e r e m ía s .'
r*gis Babylonis , et sederunt in porta B e y de B a b y lo n ia , é hicieron a lio en la
media: Neregel, Sereser, Semegarna- puerta dcl medio r : N e r e g e l, S e re se r,
bu , Sarsachim , íía ¿ ía r^ .f, Neregel, Se-
Sem egarnabu , Sarsacbim , Rabsares,
reser, Rebmag et omnes reliqui prin­ N e re g e l, Sereser, Rebmag 1 , y lodos
cipes regís tfabylonis, los demas príncipes ó capitanes , del
Rey de Babylonia.
4 Cumque vidissel eos Sedecias rex 4 Asi que los vieron S ed ecia s, R ey de
Juda t et omnes vir i bel/afores, fu g e- J u d á , y lodos sus guerreros , e ch a ro n 4
ru n t: el egressi sunt nocte de civitate b u ir; y salieron de noche de la ciudad,
per viam horii regis, el per portamy por el camino del jardin del Rey , y por
quce. eral inter dúos muros, et egressi la púerla que está entre las dos mura»
sunt ad viam deserti. H a s , y lom aron el cam ino del D e­
sierto 3,
5 Persecutus est autem eos exercilus 5 Pero fu é le s á los alcances el ejérci­
Ghaldacorum: et comprehenderunt Se - to de los cháldéos, y prendieron á S e -
deciam in campo solitudinis Jerichon- decías en el campo desierto de J erich ó ,
tinee , et captum adduxerunt ad Nabu- y le llevaron preso á Nabuchodonosor,
thodonosor regem Babylonis in R ebla- Rey de B abylo n ia, que estaba en R eb la-
Ih a , quce est in térra JBmaihy el lo- th a , situada en el territorio de Em alh,
culus est ad eum judicia. dondé le juzgó.
6 E t occidil rex Babylonis filios S c - 6 É hizo m atar el Rey de Babylonia ,
decice in Reblatha, in oculis ejus , et en R é b la th a , á los hijos de Sedecias, de­
omnes nobilcs Juda occidil rex B a ­ lante de los ojos de é ste : á todos los
bylonis. nobles de Judá los hizo m orir el Rey de
Baby lonia.
7 Oculos quoque Sedecia cruit: et oin- 7 Ademas hizo sacar los ojos á Scdc-
xit eum compedibus ut duceretur in B a ­ c ia s 4, y le aprisionó con g r illo s , para
bylonem. que fuese conducido á Babylonia.
8 Domum quoque regís, ei domum 8 E n tretanto los ch áld éos, que esta­
(’Ulgi succenderunl Chaldcei igni, el mu- ban en Jerusalem , abrasaron el palacio
rum Jerusalem subverterunt. del R e y , y la casa 6 las habitaciones
del pueblo, y derribaron las m urallas
9 E t reliquias populi, qui remanse- de Jerusalem.
rant in ciailale, et perfugas, qui trans- 9 Y á los restos del vecindario que ha»
fugerant ftd eumt el supcrjluos vutgi, bian quedado en la c iu d a d , y á los de­
qui remanserant, trunstulit Nabuzar- sertores que se habian refugiado á é l ,
dan magister mililum in Babylonem. y á lo 'reslan te de la plebe, los condujo
á Babylonia N abu zard an , general del
ejército.
i o E l de plebe pauperum , qili nihil 10 Mas á la turba de los p obres, que
penitus habebanly dimisit Nabuzardan no tenian absolutamente n ad a , N abu­
magister mililum in térra Ju d a: et de­ z a rd a n , general del e jé rcito , los dejó
dil eis vineas et cisternas in die illa. lib res en la tierra de Judá , y dióles en­
tonces vinas y tierras y con depósitos de
agua para regar.
11 Prtítceperat aulem Nabuchodonosor 11 Ea de saber que Nabuchodonosor
rex Babylonis de Jeremía Nabuzar- R ey de Babylonia, había dado sus ó rde-

I ó en la segunda puerta. Soph. I. v, io. X V II. v. 3o. Las yo cea rab y ser significan
a Algunos opinan que Rebmag y Sereser son cabeza ó gef e , etc.
nombres de olicio ó empleo. No se sabe por 3 IV. fíeg. X X V . v. 4.
•jué están puestos dos Teces. Neregel era 4 Ezech. X I I . v. l 3 .
uoiubrc do uu dio» de ¡os asíjrrios. IV . Reg.
' C a p i t u lo XL. 117
dan magislro m ililum , dicens: ncs á N abuEardan ¿. comandante de sus
e jército s, acerca de Jerem ías, diciendo:
i a Tolle illu m , et pone super eum Encárgate de ese hom bre, trátale
o cu los tuos, nihilque ei malí /acias: sed con d istin ció n , y no le hagas n inguu
ut voluerit sic facías ei. d a fio , antes bien concédele cuanto
quiera.
. i 3 Misil ergo Nabuzardan princeps 1 3 P o r cuyo motivo Nabuzardan, ge­
mililicr , et Nabusezban , et Rabsares, neral del ejército , y N abusezban,. y
et Neregel, et Sereser , et Rebmagt et Rabsares, y N e r e g e l, y Sereser, y R e b -
omnes optimates regis Babylonis , m ag, y todos los maguates del Rey de
Babylonia ,
1 4 miserunt et tulerunt Jeremiam de 14 enviaron á sacar del ¿aguan de la
vestíbulo carceris , et iradiderunt eum cárcel á Jeremías , y le recomendaron á
Gado lies filio Ahicam filii Saphan , ut Godolías hijo .de Ahicam ', hijo de .Sa­
inlrarel in domum, et habitaret in po­ phan 1 , para que le volviese á su casa,
pulo. y viviese con libertad eu medio del
pueblo.
1 5 A d Jeremiam autem factus fuerat . 1 5 Había el Seííor prevenido de ante­
sermo Dom ini , cum clausus essel in mano á Jeremías , estando aun encer­
vestíbulo carceris, dicens: r a d o en el atrio: de la c á r c e l, dicién­
dole * : ■
i 6 Vade, el dic Abdemelech jéEthio- 16 A n d a , y di á Abdem elech ethiope:
p i, dicens: Hcec dicit Dominus exerci­ Esto dice el Seiior de los ejércitos, el
tuum Deus Israel: Ecce ego inducam Dios de Is r a e l: M ira , yo voy á ejecutar
sermones meos super civitatem hanc in todo lo que be anunciado para daño ó
m alum , et non in bonum: el erunl in castigo, no para bien de esa ciudad, y
conspectu luo in die illa. tú verás en aquel dia el cum plim iento
de esto.
17 E l liberaba te. in die illa, ait D o- 17 En cuyo día yo .te libraré dice el
m inus: et non tradéris in manus viro- S e ñ o r: y no serás entregado en poder de
rum , quos tu formidas : los hom bres, de quienes tiem blas tanto ,
18 sed eruens liberaba t e , et giadio 15 sino que te libraré de todo trance;
non cades - sed erit tibi anima tua in ni morirás á c u c h illo , antes bien con­
salutem quia in me habuisti fiducium} servarás segura tu v id a , porque tuviste
ait Dominus. •„ confianza eu m í , dice el Seiior,

C A P IT U L O XL.

Jerem ías, puesto en p len a lib erta d , va á verse con Godolías prefecto de
Judéa. N o cree éste á Johanan que le avisa una traición que se urdía .

• 1 Sermo \ qui factus est ad Jeremiam t P al abra o profecía que el Sefior


á Domino , postquam dimissus est a manifestó á Jerem ías, despues que Na­
Nabuzardan magislro militicc de R a ­ buzardan general del ejército le envió
ma, quando tulít eum oinctum calenis libre desde R am a, cuando le llevaba
in medio omnium, qui migrabant de alado á la cadena, confundido en medio
Jerusalem el J u d a , et ducebantur in de los demas qu>, trasm igraban de Je-
Babylonem. rusalem y de J u d á , y eran conducidos
.cau tivos á B a b y l o n i a . _____ ■

■ «
, 1 Nombrado gobernador de lo#judíos. Cap. a Cap. X X X P l l l . v . n .
X L . V. 4., 5 .-.M " B e g í'X X K y . ai . •
Tom. I V . H 3
11 8 La PROFECIA. DE JEREM IAS.
3 T ollens ergo princeps m Hit íes Jere­ a E s de advertir que 1 el general.dél
m iam , d ix it ad e u m : D om inus Deus ejército , tomando á Jeremías, luego que
túus loculus est malum. hoc super lo - le conoció, le dijo: El Señor Dios luyo
cum is tu m , habia predicho estas calamidades sobre
esle pais;
3 et a d d u x it: et fe c ü D om inus sicut 3 y el Señor las ha puesto en ejecu­
locutus est, quia peccastis D om ino , ct ción, y ha cumplido lo que había dicho:
non audistis vocem e ju s , et fa c tu s est porque vosotros pecásteis contra el Se­
vobis sermo hic. ñ o r, y no escuchasteis su voz; por lo
cual os ha sucedido eso.
4 N unc ergo ecce solv i te hodie de ca- 4 Ahora bien, yo te he quitado boy
te n is , quce sunt in m anibus tuis: s i las cadenas que tenias en tus m anos: si
placel tib i ut venias mecum in B abylo­ te place venir conmigo á Babylonia ,
nem , veni ; ct ponam oculos meos super ven te; que yo miraré por t í: mas si no
te; s i autem displicet tibi venire mecum quieres venirte conmigo á Babylonia t.
in Babylonem t resid e: ecce om nis Ierra quédate aquí ; ahí tienes á tu vista
in conspectu tuo est: quod elegeris, el todo el país ; á. donde escogieres , y
quó placueril tibi u l v a d a s, illuc perge. mas te agradare, allí puedes irte.
■ 5 E t mecum noli oe ni r e : sed habita 5 No vengas pues conmigo , s i no
apud G odoliam Jilium . A hicam f i l i i S a - quieres: quédate en compañía de Godo-
p h a n , quem prccposuit re x Babylonis lías, hijo de Ahicam , hijo de Saphan ,
civilatibus J u d a .: habita ergo cum ¡eo á quien él Bey de Babylonia ha puesto
in medio populi: vel quocumque placue­ por gobernador de las ciudades de Ju­
ril tibi ut vadas, vade. D e d il quoque ei dá: habita pues cou él en medio de tu
m agister militice ciba ria , el m un uscu- pueblo, ó vete donde mejor te paretca,
¡a t et d im isil eum, Dióle también el general del ejército
comestibles y algunos rcgalilos, y le
despidió.
6 V en it aütem Jefcm ia s ad Godoliam 6 En consecuencia Jeremías se fue á
Jilium A hicam in M ásph ath , et ha bita - casa de Godolías, hijo de Ahicam eu
v il cum eo in medio p o p u li, qui reí id u s M aspbath, y habitó cou él en medio
fu e r a l in térra. del pueblo que habia quedado en el pais.
7 Cumque audissenl omnes principes 7 Y habiendo sabido todos los capita­
exercilus , qui dispersí fu er a n t per re~ nes del ejército de los ju d ío s (despar­
giones j ipsi el socii eorum y quod prcc- ramados por varias partes ellos., y sus
fecisset r e x B abylon is Godoliam filiu m camaradas) que e) Bey de Babylonia ha­
A hicam terree , et quod commendasset bia nombrado gobernador del pais ¿
e i v iros , el mulieres^ et p á rv u lo s , ct de Godolías, hijo de Aliicam , y que le
pauperibus terree , qui non fu er a n t habia recomendado los hombres y las
tran slati in B a bylon em ; mugeres, y los niños, y los pobres del
pais, que no babian sido trasportados
á Babylonia;
6 venerunt ad Godoliam in Maspháth: 8 fueron á encontrar á Godolías :en
et Ism ahel f i l tus Na/hánicc, et Jahanan , Masphalh, es á saberIsm ahel , hijo de
et Jonathan f i l i i Caree , et Sareas filiu s Nathanías , y Johanan y Jonathan , h i­
Thanehúmefh, et f i l i i O phi , q u i erant de jos de Carée , y Sareas , hijo de Thane-
Netophathi, el Jezonia s filiu s M aacha- hum eth, y los hijos de Ophi, natura­
th i y ipsi et vir i eorum. ; les de Netophathi , y Jezonias hijo de
M aacháthi, ellos y SuS gentes»
g E t ju ra v it eis Godolías filiu s A h i- 9 Y Godolías, hijo de Ahicam , hijo
i Esto que sigue.es como un paréntesis para referir laminera con que Jeremías fué puesto
en libertad.
. C APIT U o X L. iip
eam f i l i i S a p h a n , et cornil ibus eorum , ele Saphan, les aseguró con juramento
dicens: Nolite lim ere serviré Cha ¡d a is , á ellos y á sus compañeros., diciendo:
habítale in térra , et ser vite regí Bahy- Pío temáis obedecer á los cháldcos: ha­
lottis , el bene erit vobis. bitad en el pais, y servid al Rey de Ba­
bylonia, y lo pasaréis bien
io Ecce ego habito in M asphath , ut 10 Ya veis, yo habito en Masphalb
rtspondeam prcecepto Chaldceorum , qui para ejecutar las órdenes que nos vie­
m Utuntur ad nos: vos autem catligíle nen de los cháldeos. Y asi vosotros re­
v in dem iam , ct messem , et oleum , et coged la vend im iadlas mieses, y el
condile in vasis vestris, et m and e in aceite, y metedle en vuestras tinajas,
urbibus v estris , quas tenetis. y permaneced en las ciudades vuestras,
que habéis ocupado.
i r Sed el omnes J u d cci, qui erant in 11 Asimismo todos los judíos que es­
Moab , et in f iliis A m m on , et in íd u - taban en M oab, y entre los hijos de
mera, el in universis reg-ionibus, audi­ Am m on, y en la Idumea, y en los de­
to quod dedisset rex Babylonis reliquias más paises, que oyeron que el Bey de
in Judceá, et quod pteeposuisset super Babylonia habia dejado alguna parte
eos Godoliam filiu m A hicam f i l i i S a - del pueblo en la Judea , y nombrado,
phan: gobernador de) país á Godolías, hijo de
Ahicam , hijo de Saphan;
i a rever s i s u n t, inquam , omnes J a - 12 todos aquellos judíos, digo, regre­
dcci de universis lo cis , ad qua: p rofu - saron de los países donde se habian re­
gerant ¿ et venerunt in terram J u d a a d fugiado, y vinieron á la tierra de Ju­
Godoliam in Masphath ; et cojlegerunt dá á encontrar á Godolías en .Masphath,
v in u m , et messem m ultam nim is . ; y recogieron la vendimia ,s y una cose­
cha grandísima de otros frutos.
i3 Johanan autem filiu s C a ree , et 1 3 Por este tiempo Johanan , hijo de
omnes principes e x ercitus, qui disper s i Carée, y lodos los capitanes del-ejerci­
fu e r a n t in regionibus, venerunt a d Go­ to que habian estado esparcidos en var
doliam in M asphath. ■. rías tierras, fueron á encontrar á Go­
dolías en Masphath, .
. 1.4 E l díxeru n t ei: Scilo quod B a a lis 14 y te dijeron: Has de saber que
re x filiorum A m m on m isil Jsm ahel f i - Baalis, Rey de los ammonilas, ha des­
Jium Nalhaniat percútet e anim am tuam. pachado á Ismahel, hijo de Nathanías,
E t non crcdidíl eis Godolías filiu s para que le quile la vida. Mas Godolías,
A hicam . hijo de Ahicam , no les dirt crédito.
i5 Johanan autem filiu s, Caree d ix it 1 5 Entonces Johanan, hijo de Carée,,
ad Godoliam seorsum in M asphath, lo­ hablando á parte á Godolías , en Mas-
queas ; Jbo , et percutiam Jsm ahel f i — p h at, le dijo.: Yo. iré y mataré á Is-
lium Nalhania: nullo scien te , ne i n - m ahel, hijo de Nathanías, $inque na­
terficiat anim am tu a m , el dissipentur die lo sepa, para que no te mate á tí,
omnes J u d a :i , qui congregati sunt ad y no sean desparramados todos los ju­
te , el peribunt reliquia: Juda, díos que se han acogido á tí, y venga &
perecer el resto del pueblo de Judá.
|6 E t ait Godolías filiu s A hica m ad x6 Pero G odolías, hijo de Ahicam ,
Johanan filiu m C a ree: N o li f acere ver­ contestó á Jobanan, hijo de Carée: No
bum hoc: fa ls u m enim tu loqueris de hagas tal cosa ; porque lo que tú dices
Ism a hel , de Ismahel es una falsedad.

i IV. Reg. X X V . ver. a 4-


12 0 L a PROFECIA DE JEREMIAS,

C A P ÍT U L O X L I.

Bárbara crueldad con que Ismahel mata á Godolías y ú sus soldados.


Persigue Johanan á Ism ahel , el cunl huye con ocho personas. E l resto de
la gente determina huir á Egypto.

1 ¡ i/ t fa ctu m est in mense séptimo, 1 IVlas sucedió, que al séptimo mes


cénit Ism ahel filiu s N athanice , f i l i i E li* vino Ismahel, hijo de Nathanías, hijo
sattia de sem ine regal i, et optimates re­ de Elisama, que ora de estirpe real, y
gis , el decem vir i cum eo ad Godoliam los grandes del Rey , con diez hombres
filiu m A hicam in M a sp h a lh : et come- atrevidos y v alientes, á encontrar á
derunl ibi panes sim u l in M asphalh, Godolías hijo de Ahicam en Masphalh,
y comieron allí con el.
2 Su rrexit autem Ism ahel filiu s Na~ 2 Y levantóse Ismahel, hijo de N alha-
thanice, el decem v ir i qui cum eo erant, n ías, y los diez hombres que le acom­
ei percussérunl Godoliam filiu m Ahicam pañaban ; y asesinaron á Godolías, hijo
filiu m Saphan gla d io , el inter fecerunt de Ahicam , hijo de Saphan, quilando
c u m , quem prafecera l re x Babylonis la vida al que el Rey de Babylonia ha­
ierra ?. bia puesto por gobernador del pais.
3 Omnes quoque Judceos, qui crant 3 Mató también Ismahel á todos 1 los
cum Godolia in M asphath,’ et C h a ld a os , judíos que estaban en Masphalh con
qui reperti sunt ibi ¡ el viros bailatores Godolías, y á los cháldéos que allí ;e
percussit Ism ahel. hallaba», y álodos los guerreros.
4 Secundo autem die postquam occi- 4 Y al dia siguiente despues que mató
deral Godoliam , nullo adhuc stiente, á Godolías, y anles de saberse el suceso,
5 venerunt v ir i de Sichem , el de Silo, 5 llegaron de Sichem , y de Silo , y de
ct de Sam aría ocloginta viri, r a s i bar­ Samaría, ochenta hombres, raída la
ba, et scissis vestibus, ct squallentes, barba, y rasgados los vestidos, y d e s -
ct m uñera ct thus habebonl i n manu, aliñados, ó desfigurados , trayendo con­
u l offerrenl in domo D om ini. sigo incienso y dones para ofrecerlos en
la casa dcl Señor J.
6 E g ressu s ergo Ism ahel filiu s N a - 6 Ismahel, pues, hijo de Nathanías,
fhanies in occursum eorum de M asphalh , saliendo de Maspháth al encuentro de
incedehs el plorans ibat: citm autem esta gente , caminaba despacio y lloran­
occurrisset e is , d ix it tid eos: Venitc ad do 3 ; y así que los encontró, les dijo:
Godoliam filiu m Ahicam .' ¡ Venid á Godolías, hijo de Aliicam.
7 Q u i cum i'cnisscni ad médium ci 7■ Pero asi que llegaron al medio de la
vitatis , in terfeiit eos'Ism ahel filiu s N a - ciudad, Ism ahel, hijo de Nathanías, los
t ha n i a: circa m édium la ci, ipse et v iri mató á todos con la ayuda de aquellos
qui cra n t cum eo. hombres que tenia consigo, y los echó
en medio de la cislerna o foso.
8 Decem autem v ir i reperti sunt inter 8 Mas entre los dicho9 se hallaron
eos, qu i d ixeru ü t ad Is m a h e l: N o li oc• diez hombres que dijeron á Ism ahel: No
cidere nos; qUia habemus thesauros in nos mates; porque tenemos en el cam­
a g ro , fr u m e n ti, et hordei, et o le i , et po repuestos ó silos de trigos, y de ce­
mel/is. E t cessa v il , t i non inlerfecil bada , de aceite y de miel. Contúvose

i A todos , cato es , d muchos; pues en el dic. X X . v. I — 7 . Mack . 111. v. 46.


vcrBO iG.se v e q u e q u ed a ro n v iv o s algu n o s, 3 Lamentando, como toda la geD lo , la ca­
a J. Reg. y I I . v. 5 ., 6. — X . v. 17.— Ju- lamidad de la patria.
C a p i t ü l o XLI. i2i
eos cum fratribu s suis. con esto , y no les quitó la vida como á
los oíros compañeros suyos.
q L a ta s autem j ■
in quem projectrdi 9 La -cisterna ó fo so en que Ismahel
Ism ahel omnia cadavera virorum , quos. arrojó lodos los cadáveres de aquella gen­
percussit propter Godoliam , ipse esl te que asesinó por causa ó envidia de
quem fe cit rex A s a propter S o a s a re­ Godolías , es aquella mi sena que hizo el
gem Israel; ipsum replevit Ism ahel f i ­ rey Asá con motivo de Baasa, Bey de
liu s Nathanice occisis. Israel ( la cu al'l’lenó Ism ahel, hijo de
N athanías, de los cuerpos de aquellos
que habia muerto
10 E t captivas d u x il Ism a h el omnes 10 Y se llevó Ismahel cautivos todos
reliquias p op uli , qui erant in Masphath; los rcslos del pueblo que habia en Mas-
filia s regis, ct universum populum , qui phath , con las hijas del Rey , y todos
rcm anserat in M asphath: quos com— cuantos se hallaron en Masphath , los
mendaverut N abuzardan princeps m i cuales Nabuzardan, .general del ejérci­
litios Godolioc filio A hicam . E t cepit eos to', había dejado encargados á Godolías
Ism a h el filiu s N athanice , e i abiit ut hijo de Ahicam. Y cogiéndolos Ismahel,
transiret ad filia s A m m on. hijo de Nathanjas, se i'ué para pasarse
¿ los ammonitas.
11 A u d iv it autem Johanan filiu s Ca­ í i Entretanto Johanan hijo de Carée,
reé, et omnes principes beliatorum qui y lodos los geíes de la milicia que esta­
erant cum co, omne m alum quod fece-, ban con él , recibieron aviso de Lodo el
rat Ism ahél>filius Nathanice. estrago hecho por Ismahel hijo de Na-
thanías.
12 E l assumptis universis v ir is , pro- ía Y reunida toda su genle, partie­
fe c t i sunt ut bcllarent adversum Ism a ­ ron para combatir contra Ismahel, hijo
hel filiu m Nathanice, et invenerunt eum- de Nathanías, y alcanzáronle cerca de
ad aquas m u lta s , qua: sunt in Gabaon. la grande piscina ó estanque de Gahaon?;.
1 3 Ciimque vidisset omnis pópü/us- iJ Y cuando lodo el pueblo, que iba
qui erat cuni Ism a h el , Johttnan filiu m con Ismahel , vióá Johanan, hijo de Ca­
Caree, el universos principes beliatotum rée, y’.i todos.lo»capitanes del ejército
qu i erant cum c o , Iccta tisu n t. que le acompañaban, se llenó de
alegría.
1 4 E l rever sus est om nis populus , • 4 Con esto toda aquella genle que Is-
quem ceperat Ism a h e l ,• in Masphath: mahel habia hecho prisionera regresó á
reversusque abiit ad Joliántim filiu m Masphath, ;y- se fué con Johanan hijo
Caree. i de Carée.
i 5 Ism ahel autem filiu s'N a th a n icefu - 1 5 Ismahel, em pero, hijo de N alha-
g it cum oefo viris á fa c ie Jo h a n a n , ct nías , huyó de Johanan con ocho hom­
abiit ad fiiio s A m m on. bres, y se pasó á los ammonitas.
16 T u lil ergo Johanam filiu s Caree , 1 6 Johanan, pues, hijo de Carée, con
et omnes principes bellatorum , qui erant todos los oficiales de guerra que tenia
cum eo , universas reliquias vulgi, quas consigo, se encargó en Masphalb de to­
reduxerat ab Ism a hel filio Nalhania: de dos los residuos de la plebe que habia
Masphath j-p o st quam percussit Godo­ él recobrado de Iímahel, hijo de N allia-
lia m filiu m A h ica m ; fo rtes vir os a d uías, despues que éste asesinó á Godo-
prcelium , et m ulleres , et pueros, el eu- lias, hijo de Ahiram : y cogió todos los
nuchos, quos reduxerat de Gabaon. hombres aptos para la guerra, y las
mugeres, y los niños, y los euuuchós,
que había hecho volver de Gabaon;

i III. Reg. XV. v. ao. 2 II. Reg. II. y. i 3 .


122 L a p ro fe c ía DE JEREMIAS.
i 7 E i abierunt, et sederunt peregri­ 17 y fu croníe,y estuvieron como pe­
nantes in Cham aam , quce est ju x la regrinos en Chámaaiu, que está cerca de
B cth lch em , ut pcrgcrent , et iniroirentJBe.thlehcm, para pasar despues adelante
A E g yp U tm , y entrar en Egypto ,
1 8 á fa cie Chaldceorum : timebani e- *8 huyendo de los cháldéos : porque
nim eos , quia percusserat Ism a hel f i ­ los temían á causa de haber Ismahel,
liu s Nathanice Godoliam filiu m A h i­ hijo de Nathanías , muerto á Godolías,
cam , quem prapasueiat rex Babylonis hijo de Ahicam , al cuaJ el Rey de Ba-
in ierra : J u d a ., , Lylonia había dejado por gobernador
de la tierra de Judá.

C A P ÍT U L O X L II.

Jeremías , despues de haber rogado y consultado al Señor , responde que


los judíos vivirán seguros si sé quedan en Judéa ; pero que si pasan a
Egypto perecerán a l filo de la espada , de hambre y de peste.

1 E i accesserunt omnes- principes 1 Y v i n i e r o n lodos los oficiales de la


le lla io r u m , ei Johanan filiu s Caree , m ilicia, -y Johanan, hijo de Carée, y
et Jezo n ias filiu s O saice , ei reliquum Jezonias, hijo de Osaías, y jel resto del
vulgus a.parvo usque ad m ag n u m : p u e b lo , chic os y grandes,.
a. dixcruntque ad Jerem iam prophe - a y dijeron al,pro Ceta. Jeremías;. Con­
ia m : Cadat oratio noslra in conspecfu desciende á nuestra súplica, y haz ora-
tu o : vt ora pro nobis ad Dom inum cion al Seiior tu Dios por nosotros, y
D cu m tuum , pro universis reliquiis por todos estos restos del pueblo, pues
i s i i s : quia derelicti sum us pauci de pocos hemos quedado de muchos que
p iu rib u s, sicui oculi tu i nos iniuentur. eramos, conforme estás viendo tú con
tus ojos, A '
3 E t annuntici nobis D om inus D e u s ' 3 y háganos conocer el Señor Dios lu ­
tuu s viam per quam pergam us, e i ver- yo el camino qne ^chernos seguir* y
bum qu odfacia m us. aquello que hemos de hacer. ■, ,
4 D ix it auU m ad eos Jerem ías pro - 4 Respondióles el profcla Jeremías:
p h e la : A u d iv ii ecce ego-oro ad D om i­ Bien está, he aquí que voy á hacer ora-
num D eum vestrum secundüm verba cioo, al Señor Dios vuestro, conforme
vestra ; omne verbum y quodeumque re­ me lo habéis pedido: cualquiera cosa
sponder it m ih i, indicaba vobis y. nec que me responda el Seiior, yo os la ma­
celaba vos quidquam, nifestaré .sin ocultaros nada. .,
5 E i i lli dixerunt ad Jerem iam : S it 5 Y dijeron ellos & Jerem ías: Sea el -
D om in us in ltr nos festis veritatis et Señor entre nosotros testigo de la ver­
f i d e i , s i non ju x t a omne verbum , in dad , y sinceridad nuestra , y castigúe­
quo m iserit te D om inus D eus iuus ad nos, si no cumpliéremos fielmente lodo
n o s, sic fa ciem u s. cuanto nos mandare decir por tu boca
el Señor Dios tuyo.
6 Sive bonum est, sive m a lu m , voci> 6 Ya sea cosa favorable, ya sea ad­
D o m in i D e i nostri, ad quem m iilim u s versa, obedecerémos á lavoz-del Señor
te , obediem us: ut bené sit nobis ciim Dios nuestro, á quien te enviamos;
audierim us vocem D o m in i D e i nostri. para, que, obedeciendo á la voz del Señor
Dios nuestro, nos vaya prósperamente.
7 Cum autem completi essenl decem 7 Pasados pues diez dias, habló el Se­
dies, fa ctu m est verbum D om in i ad J e ­ ñor á Jeremías;
remiam,
C a p i t u l o XLII. ia3
8 V ocavilnút Johanan filiu m Caree , 8 el cual l]ain <5 á Jolianan, hijo de
rt omnes principes beliatorum qui erant Carée'j y á todos los oficiales de guerra
vum eo, el universum populum ¿ m í­ que con él estaban, y á*lodo el pueblo,
nimo usque ad m agnum, chicos y grandes,
q E l d tx il ad e o s : H a c dicit D o m i- 9 y les dijo: Esto dice el Señor Dios
ñus D eus Is r a e l , a d quem m isislís m e, de Israel á quien me habéis en viad o ,
u t proslerntrem preces veslras in con­ .para que expusiese humildemente vues­
spectu ejus: tros ruegos ante su acatamiento:
, i¡o S i quiescenles m anserilis in térra 10 Si permaneciérm quietos en esta
hac t ocdificabo vos, el non destruam: tierra, yo os restauraré, y no os des­
p la ñ ía lo , et non evella m : ja m enim truiré: es piantaré, y no os arrancaré;
placatus sunt super malo quod f e c i porque yo estoy aplacado con el castigo
vobis: que os he enviado.
i i N olite timere á fa c ie regis 1B a b y ­ 11 No temáis al Rey de Babylonia ,
lonis , quem vos p avidi fo r m id a tis ; no- del cual teneis tanto miedo; no le te­
lité metuere eu m , dicit D o m in u s : quia níais , dice el Señ or» porque yo soy con
vobiscum sum ego , ut salvos vos f a - vosotros para salvaros, y libraros de sus
tiam , et eruam de manu ejus. manos.
ía E t dabo vobis m isericordias , et 12 Y usaré con vosotros de misericor­
miserebor v eslri, et habitare vos fa cia m dia , y me apiadaré de vosotros , y harc
in térra vestra. que habitéis en vuestra tierra.
1 3 S i autem d ix e r ilis vos: Non h a - • i 3 Mas si vosotros di¡éreis: No quere­
bitabimUs in Ierra ista , nec audiem us m os permanecer en esta tierra, ni escu­
vocem D o m in i D e i n o ítr i , ' char lo que dice el Seííor Dios nuestro;
1 4 dicentes: Nequaquam , sed ad te r- 14 y continuáis diciendo : No, no; si­
ram JÍEgypti pergemus : ubi non vid e- no que nos vamos á la tierra de E gyp-
bimus b ellu m , et clangorem tubce non to , en donde no verémos guerra, ni oi­
a udiem us, et fa m em non sustinebim ust remos sonido de t rom petas, ni padece­
et ibi habitabimus. remos hambre; y allí: permaneceremos :
1 5 Propter hoc nunc audile verbum 15 en este caso oíd ahora , oh restos
D o m in i , reliq u ia J uda: Hacc dicit D o - de Judá , lo que dice el Señor : Esto di­
m in us exercitu u m , D eus Isra el: S i po - ce el Señor de los ejércitos, el Dios de
sueritis fa ciem vestram ut ingredíam ini Israel : Si vosotros os obstináis en que­
jIE g y p tu m } et intraveritis ut ibi habi- rer ir á Egyplo, y luéreis á habitar
telis , • a llí,
16 gladius \ quem vos fo r m id a tis , ibi ’ 16 a llí en la tierra de Egyplo os al­
comprehendet vos in térra -jfEgypli: et canzará la espada que vosotros teméis:
faríies , pro qua éstis solliciti, adhcere- y la1 hambre de que releíais vosotros,
bit vobis in A E g y p to , et ibi moriemini. a llí en E'gyptb se os echará encima , y
-allí hallaréis la muerte.
i'7 Omnesque v iri, q u i posuerunt f a ­ 17 Y todos cuantos se habrán obsti­
ciem suam ut ingrediantur A E g yp tu m , nado én querer ir á Egyptó para habi­
■út hahitent i b i ; ■
morientur giadio , et tar a llí, perecerán al filó'de la espada,
fa m e , et peste': n u llu s de e i s r emane bit, ■ yde hambre, y de peste: no quedará nin­
néc ejfugiet á fa c ie m a lí,'q u o d ego affe- guno'de'el loé cOii vida, ni escalpará del
fa m super eos. castigo que yo descargaré sobre ellos.
iS Q uia hete • dicit>Dom inUs exerci «• 18 Porque esto dice el Sefior de lo»
tuum , D eus Isra el: Sicut conflalus est ejércitos, el Dios de Israel: A l modo
fu r o r ■meu's et¡ indigna!io mea super que se encendió mi furor y mi indigna­
liábitatores 'Jerusalem i >iic cOñflabitur ción contra los moradores de Jerusalem1;
indignado méa úttper ivqs j cum ing res s i ;dcl mismo modo se encenderá contra
fu e r itis A E g yp tu m ,e U eritis in -ju sjú - vosotros la indignación m ía, cuándo
124 La. p r o f e c ía DE JEREMIAS.
r a n d u m , et in siuporem , et in maJedi- habréis entrado en Egyptor y seréis ob­
d u m , el, in opprobrium: $t nequáquam jeto. de;.execración, y de pasmo, y de
ultra . videbitis locum. istum , , .maldición, y de oprobio, y nunca ja­
más volveréis á ver esle lugar.
19 Verbum D o m in i super vos reliquia 19 Oh restos de Judá, el Señor es el
J u d a ; Nolite intrare ¿iE gyptum : scien- que os dice: No vayaisá Egyplo: tened
tes scietis quia oble status sum vos hodt'e, bien presente que yo os be protestado en
)i : ' , este dia
ao quia decepistis a n im a s . vestras : 20 que os habéis engañado á vosotros
vos enim m isistis me ad Dom inum mismos, pues me habéis enviado á ha­
D eum n o slru m f dicen/es: Ora pro no­ blar al Señor Dios nuestro, diciendo:
l i s ad Dom inum D eum nostrum , et Ruega por nosotros al Señor Dios nues­
ju x t a omnia quctcumque d ix e rit tibi tro ; y lodo aquello que te dirá el Sc-
D om in us D eus noster, sic annuntia fior Dios nuestro', anuncíanoslo del
n o b is , el fa ciem u s . , mismo- modo, y lo practicaremos..
a i E t annuntiaoi vobis h o d ie , et non a i Y hoy os lo lie referido, y vosotros
audistis vocem D o m in i D e i vestri, su - no habéis querido obedecer lo que dice
ger universis pro quibus m is il. me ad el Señor Dios vuestro, acerca de todas
vos. aquellas cosas sobre las cuales me ha
mandado hablaros.
a a Nunc ergo s cíen i es scietis quia aa Ahora bien, tened entendido de
-gladio , et fa m e , el peste m oriem ini in .cierto que moriréis al filo de la cspa~
Joco, ad quem voluistis intrare ut ha - ,da , y de hambre, y de peste, a llí don­
bitaretis ibi, de habéis querido ir á habitar.

C A PIT U L O XLIII.

A barías, Johanan y y el restó de los judíos inobedientes al precepto del


Señor se van a ‘E gypto, llevándose consigo á Jeremías y á Baruch, silli
predice Jeremías la ruina de E gypto y desús ídolos p o r Nabuchodonosor.

1 F a c t u m est a u tem , cum com ples- 1 Y *asi que Jeremías hubo concluido
set Jerem ías loquens ad populum uni­ de hablar al pueblo todas las palabras
versos sermones D o m in i D ei eorum, del Señor Dios de ello s, palabras todas
pro quibus m iserat eum D om inus D eus ,que el Señor Dios suyo le habia enviado
eorum ad i/los, omnia verba hccc: , á decirles,
a d ix it A z a r iq s filiu s Osaia:, 'et Jo­ - a respondieron Asarías hijo deOsaías,
hanan filiu s Caree, et omnes v iri su - y Johanan hijo de Carée, y todos aquellos
p erbi, dicent es ad Jerem iam : Menda— hombres soberbios, y dijeron á Jere­
eium tu loqueris: non m isit te D om inus mías : Mientes en lo que dices. No te
D eus noster , d ice n s: Ne ingrediam ini ha enviado el Señor Dios nuestro á de­
j 4E gyp tum ut) habitelia itlic ,,j _ cirnos ( No vayais á habitar en Egypto.
3 ,Sed B aruch filiu s ^ferice.. ipcital te 3 Sino que Baruch hijo de N criaste
fidpersum n0.i1, u l tradat nos in 'm anus -instiga contra nosotros, para entregar­
Chaldceorum, ut interficiat nost et tra - nos en manos de los cháldéos, y hacer­
du ci fa c ia l in Babylonem . nos m orir, y- llevarnos d los dem as á
Babylonia.
4 JEt non. audioil Johanan filiu s C a r - 4‘ .No obedecieron pues Johanan hijo
ree, et -omnes prífteipes ,bdllatot’Ufr*'4< ot de .Carée,, y., todo» los oficiales de. gu er­
universas populus ,1>voc^m 1 D o m in i ,i Ut ra y ■ todo e} pueblo á .lar voz»del Se-
mttnereni- in térra,,¡Juilp- | ^.v -ñor de ¡pemianccer.en la lie r ía de. Judá;
CAP1T ü l O XLIII. ia5
5 Sed tollens Jóhanan filius Caree, 5 sino que Johanan, hijo de Carée, y
et universi principes beJlatorum , uni~ todos los oficiales de guerra , cogieron
versos reliquiarum Juda > qui reversi todos los restos.de Juilá que habiau vu el­
fuerant de cunctis Gentibus., od quas to á h abitar en la tierra de Judá, de
fuerant ante dispers i , ut habitareni in todas las regiones por las cuales babian
Ierra Juda] antes sido dispersos;
6 oíros, ct mulieres y et párvulos, et 6 á hom bres, y m ugeres, y n iñ o s, y
filias regis, et omnem animam, quam ¿ las hijas del R e y , y á todas las per­
reliquerat Nabuzardan princeps mili- sonas que había dejado Nabuzardan ge­
tice cum Godolia filio Ahicam filii Sa— neral del ejército con Godolias hijo do
phan , et Jeremiam prophetam, et Ba- A b ita ra , hijo de S a p lia n , y al profeta
ruch filium Nerice. Jerem ías, y á Baruch bijo de N erias,
7 Et ing ressi sunt terram AEgypH, 7 y entraron en tierra' de E gyp lo ;■
quia non obedierunt voci Domini: et pues no obedecieron á la voz del Scuor:
venerunt usque ad Taphnis. y llegaron basta Taphnis su capital.
8 Et factus es/ sermo Domini ad Je— 8 Y habló el Scüor á Jeremías en T a ­
remiam in Taphnis, dicens: phn is, diciendo:
g Sume lapides grandes in manu iUaf 9 Tom a en tu mano unas piedras
et aóseondes eos in crypta , quee est sub gran des, y escóndelas en la bóveda que
muro latericio in porta domus Pharao- hay debajo de la pared de la d rillo s , 4
nis in Taphnis, cernentibus viris Judceis: la puerta del palacio de P h a ra o n , en
T a p h n is , á presencia de algunos judío.».
jo et dices ad eos: Hccc dicit Dotni- 10 Y les dirás á estos : A si habla el
ñus exercituum Deus Israel: Ecce ego Señor de los ejércitos, el Dios de Israel:
mittam , el assumam Nabuchodonosor He aquí que enviaré á llam ar 4 N abu­
regem Babylonis servum meum: el po- chodonosor R ey de Babylonia , mi sier­
nam thronum ejus super lapides islos, v o , y colocaré su trono sobre estas pie­
quos abscondi, et staiuet solium suum dras que he escondido, y asentará su
super eos. solio sobre ellas.
ii Veniensque percuiiet terram A E - 11 Y vendrá y azotará la tierra de
gypti; quos in mortem, in mortem: et. E gyp to: aquellos que he destinado á la
quos in captioitatem , in captivitatem; m u e rte , m o rirá n : irán al cautiverio
et quos in gladium, in gladium ; aquellos que al cautiverio son destina­
dos} y los que lo son á m orir a) filo, de
la espada , al filo de la espada m orirán.
i a et suecendel ignem in delubris deo­ 12 Y pegará fuego á los templos de
rum AEgypti, et camburet ea, et capti­ los dioses de E g y p to , y los a brasará, y
vos ducet illos: et amicietur ierra se llevará cautivos sus ídolos; y se ves­
gypli, sicui amicitur pastor pallio suo: tirá de los despojos de E gyp to , como 4-1
(t egredieiur inde in pace. -pastor se cubre con su capa,, y se irá de
a llí en paz.
Et conteret statuas domus Solis 1 3 Y hará pedazos las estatuas de la
quee sunt in térra AEgypii: et delubra casa ó templo del Sol , que hay e n -tier­
deorum AEgypti comburet igni. ra de E g y p to , é incendiará los templos
de los dioses de Egypto.
L a. p r o fe c ía , d s je re m ía s ,

C A P ÍT U L O X L IV .

Los judíos en E gypto , reprendidos p o r Jeremías á causa de sus idolatrías ,


responden descaradamente, hombres y mugeres, que continuarán haciendo
lo que hacen. Les predice su ruina , dándoles p o r serial cierta de ella
la derrota y muerte de Pharaon .

i V erbum, quod factum est per Je- i r a la b ra de Dios a n u n cia d a á todos


remiam ad omnes Judceos, qui habita- lo s ju d ío s qu e h a b ita b a n en tie rr a de
bant in térra A E g y p ti, habitantes in E g y p t o , en M ág d a lo , y en T a p h n is , y
Magdalo, et in Taphnis, el in Memphis, M e m p h is , y en la tie rr a de P h a t u r e s ,
in Ierra Phatures, dicens: p o r boca d e l p ro fe ta J e re m ía s , el c u a l
d e c ia :
a Hccc ditil Dominus exercituum Deus a A s i h a b la el S efior de los e jército s ,
Israel: Vos vidisfis omne malum istud, e l D ios de I s r a e l: V o so tro s h abéis v isto
quod adduxi super Jerusalem, et super todos los castigo s que y o he e n v iad o so­
omnes, Urbes Ju d a : et ecce deserta: sunt b re J e ru s a le m , y so b re todas las d u d a *
hodíe, et non est in eis habitalor: des de J u d á ; y he a q u i q u e e lla s están
e n e l d ia de h o y desiertas y d esp ob lad as,
3 propter maliiiaTn, quam fecerunl ut 3 p o r cau sa de la m a ld a d que ello s
me ad iracundiam provocarent, et irent co m e tie ro n para p ro v o c a r m i in d ig n a ­
ut sacr/fcarent, et colerenl déos alie­ c ió n , yéndose á o fre c e r sa c rificio s, y á
no,s , quos nesciebant, et illi, et vost a d o r a r á dioses á gen o s, desconocidos de
'et paires veslri. e llo s , de v o so tro s, y 'd e v u e stro s padres.
4 E t misi ad oüs omnes servos meos 4 Y o m u y s o líc ito os e n v ié m is s ie r­
prophetas, de nocte consurgens, mittens- v o s los p ro fe ta s; los e n v ié p ara d e ciro s:
que et dicens: Nolite facere verbum abo- N o h agais cosas ta n a b o m in a b le s , y que
minationis hujuscemodit quam odivi, ta n to a b o rre ce m i a lm a.
5 E t non audierunt , nec in eli nave- 5 M as n o q u isie ro n e s c u c h a r, n i dar
runi aurem suam , ut converlerentur á oídos á eso para c o n v e rtirs e de Sus m al*
malis su is, et non sacrificarent diis d ades, y absten erse de o fre c e r sa crificio s
alienis. á los dioses e itra íio s ,
G E t confíala est indignatio mea et 6 Y encend ióse m i in d ig n a c ió n , y e l
fu ror meus, et succensa est in eivitati­ f u r o r ro io , y e s ta lló en las ciud ades de
bus J u d a , et in pialéis Jerusalem: et J u d á , y en la s p la zas de J e ru s a le m , y
versa: sunt in solitudinem et vastitatcm q u edaron co n v e rtid a s en u n d e s ie r to , y
secundiim diem hanc. d e s o la ció n , com o se v e h o y día.
7 -El nunc hcec dicit■Dominus exerci­ 7 A h o r a , p u es, esto d ice e l S eñ o r de
tuum Deus Isra e l: Quare vos facitis los e jé rcito s, e l D ios de I s r a e l: ¿ P o r
malum grande hoc contra animas ve- qué m o tiv o hacéis ta n g ra n d e m a l con*
stras , ut intereat ex vobis vir et mulier, tr a voso tros m is m o s , acarrean d o la
parvülus et lactens dv medio Juda:, nec m u e rte á h o m b re s, y á m u g e re s, y á
relinquatur vobis quidquam residuum¡ lo s p á r v u lo s , y á los niños de pecho que
h a y en J u d á , de ta l su e rte que n o que*
de nadie de voso tros;
8 provocantes me in operiíus manuum 8 pro vo cán d om e con los ídolos ob ra
vestrarum, sacrificando diis alienis in de v u e stra s m a n o s , sa crifica n d o á los
Ierra. A E gypti, in quam ingressi eslis, dioses ágenos en tie rr a de E g y p to , á
til habitetis ib i, et dispercatis, et sitis donde h abéis v e n id o á h a b it a r , para
in malediclionem, el in opprobrium p e re ce r in fe liz m e n te , y se r la ro a ld i-
C apitula XLIV. i27
eünttis genlibus itTfce ? c lo n , y el op rob io de todas la s gen le»
en la tie rra 1 ?
9 N unquid oblíti estis mala patrum 9 ¿ A c a s o os habéis ya o lv id a d o d é lo s
vestrorum , et mala regum Juda , et pecados de v u estro s p a d re s, y de los pe­
mala uxorum eju s, et mala vestra, et cados de los R eyes de J u d á , y de los
mala uxorum vestrarum, qua fecerunt pecados de sus m u g e re s, y de los peca­
in ierra Juda , et in regionibus Jeru— dos v u e stro s , y de las de v u e stras m u —
salem ? g e re s , com etidos en tie rra de J u d á , y
e n los barrios de J e ru s a le m ?
i o Non sunt mundali tinque ad diem 10 H asta ahora n o se han lim p ia d o
hanc: et non timucrunt, et non ambu- to d a via de e llo s , ni han ten ido resp eto
la veru n t in lege D om in i, et in pracep- n in g u n o , n i han ob servad o la L e y d e l
tis meis, qua; dedi coram vobis et co­ S e iio r, n i los m an d am ien tos que os in ­
ram patribus vestris. tim é á vosotros y á vuestros p adres,
i x Ideo hcr.c dicit Dominus exerci- 1 1 P o r ta n to , esto dice el S eiio r de
iuum Deus Israel: Ecce ego ponam fa - los e jé r c ito s , el D ios de Isra e l: H e a q u í
eiem meam in vobis in malum : et dis— que os m iraré cou ro stro a ira d o , y des*
perdam omnem Judam. tr u ir é á toda Judá.
i a Hit assumam reliquias Juda3t qui í a Y -m e d ir ig iré despues c o n tra lo s
posuerunt facies suas ut ingrederen- restos de J u d á , que se o b stin a ro n e u
lur terram u íE g y p li, et habitarent m eterse en tie rra de E g y p to p a ra m o­
ibi: et consumentur omnes in térra jd E - r a r a lli; y a llí en (ierra de E g y p to se­
gypli: cadcnl in gladio et in fa m e : ei rá n co n su m id os, p erecien d o a l tilo de
consumentur á mínimo usque ad ma—. la e sp a d a , y de h a m b re: y desde el m as
x im u m , in gladio et in fam e morien­ ch ico basta el m as gran de serán con su ­
tur : et erunt in jusjurandum , el in m i- , m id o s, m u rie n d o pasados á c u c h illo , ó
raculum, et in maledictianem, et in de h a m b re , y serán objeto de e x e c ra ­
opprobrium. c ió n , de te r r o r , de m a ld ic ió n , y de o -
pro h io .
1 3 E t visitaba super habitatores tér­ 1 3 Y ca stig a ré á los ju d ío s que h a b i-,
ra: ¿dEgypti, sicut visilavi super Jeru ta n en E g y p to , com o he castigado á los
salem , in gladio , et f a m e » el peste. de J e ru s a le m , con . la esp a d a , con la
h a m b re , y con la peste:
1 4 E t non erit qui effugiai f et sit re- 14 no h a b rá n adie que se e scap e ; y
siduus de reliquiis Juda:orum, qui va— del resto de los ju d íos que v iv e n p e ­
dunt ut peregrinentur in ierra ÍEgypti; re g rin a n d o en la tie rra de E g y p ­
et revertantur in terram Juda, ad quam to , no h a b rá n in g u n o que v u e lv a á la
ipsi elevanl animas suas ut revertan- tie rra de J u d á , á la c u a l ta n to su sp i­
tur y et kabilent ibi: non reverlentur ra n ello s v o lv e r p a ra h a b ita r la : no v o l­
nisi qui fugerint. v erá n á e lla sin o aq u ello s qu e h u irá n
de Egypto.
1 5 Responderunt autem Jeremía: o - 1 5 E n ló n c e s resp on dieron á J erem ías
mnes viri, scientes quod sacrificarent todos los hom bres (lo s cu a les sabían que
Uxores eorum düs alienis, el univer- sus m u geres o fre cían sa crificio s á los
sce mulieres, quarum stabal mullitudo dioses e xtra ñ o s), y todas las m u geres, de
grandiSy et omnis populus habiiantium que b a b ia a lli g ra n m u rh ed u m b re , y
in térra A E g y p ti in Phalures, dicentes: todo el p u e b lo de Isra el que h a b itab a
en tie rr a de E g y p to en P h a lu r e s , y le
d ije r o n :
16 Sermonem , quem locutus es ad 16 A c erca de lo qu e tú nos has h a ­
l De nada kaceya caso el impío (dice Salo­ c e o s ; pero se. cubre de ígnommiay oprobio.
món) cuando ha caído en elabismo de los pe- Prov. X F I I I . v . 3 .
12» L l PROFECIA DE JEREMIAS.
nos in nomine D o m in i, non audiem us b la d o en n o m b re del Seííor, no quere­
ex te : mos o b e d e c e rle ;
i y Sed facicntes faciemus omne ver— 17 sin o que a b so lu ta m en te harem os
bum. quod egredietur de ore nostro, ut lo do cu a n to' nos p areciere b ie n ; y o fre ­
sacrificemus reginas c a li, et ¡ibemus ei cerem os sa crificio s y lib a cion es á Diana
libamina, sicut fecimus nos el paires la R e in a del c ie lo , c o n fo rm e lo hem os
nostri, reges nostri, et principes nostri, p ra ctica d o n osotros, y n u estro s p a d r e s ,
in urbibus Juda , et in piaféis Jerusa­ y n u estro s R e y e s , y n u estro s p rín c ip es
lem: et saturali sumus panibus , et be­ en las ciud ades de J u d á , y en las p la ­
né nobis erat t malumque non vidimus♦ zas de J e ru sa le m : con lo c u a l tu v im o s
a b u n d an cia d e p a n , y fuim os fe lic e s , y
n o vim os n in g u n a a d icció n .
1 8 E x eo autem tempore, quo cessa- 18 Desde a q u el tie m p o , e m p e ro , en
vimus sacrificare regina cíe//, ct libare que dejam os de o fre c e r sa crificio s y l i ­
ei libam ina, indigcmus ómnibus, et bacion es á la R e in a del c ie lo , estam os
giadio ct fa m e consumpli sumus. fa lto s de to d o , y nos vem os con su m id os
p o r la espada y p o r la h a m b re .
1 9 Quod si nos sacrificamus regina 19 Q u e sí n o s o tr a s1 ofrecem os sa c rifi­
ca li, ct libamus ei libam ina: nunquid cios y lib a cion es á la R ein a del c ie lo ,
sine viris nostris fecimus ei placentasf ¿ p o r v e n tu ra le hem os h echo la o f r e n -
ad colendum eam, el libandum ei liba- da de la s tortas * , p a ra tr ib u ta r la c u l­
m ina ? t o , y o fre cerla lib a c io n e s , sin consenti­
miento de n u e stro s m a rid o s?
20 E t dixit Jeremías ad omnem po­ 20 E n tó n ce s Jerem ías h a b ló i todo et
pulum, adversum viros, el adversum p u eb lo co n tra los h o m b res, y c o n tra las
mulleres, et adversum universam pie- ra u g e re s, y con tra la p le b le to d a , que
bem, qui responderant ei verbum, dicens: ta l respuesta 1c h a b ía n d a d o , y les d ijo :
2 1 Nunquid non sacrificium, quod sa- 2 1 ¿A ca so e l S eñ o r no tu v o presen tes,
erifiicaslis in civilatibus Ju d a , et in pía— y n o se ir r itó su corazon con aq u ello s
teis Jerusalem, vos el paires veslri, re­ sacrificio s infames qu e o fre c ía is e n las
ges veslri el principes veslri, ct populus ciud ades de J u d á y en la s plazas de J e ­
berree, korum recordatus est Dominus, ru sa le m voso tros y v u e stro s p a d re s,
et ascendit super cor ejus? vu e stro s R e y e s , y v u e s t r o s 'p r ín c ip e s ,
y el p u eb lo de a q u e lla tie rra ?
2 a E t non poterat Dominus ultrA 2 2 Y a e l S eñ o r no podía so p ortaros
portare propter malitiam sludiorum ve- m a s , p or cau sa de v u e stra s p erversas
jtirorum, et propter abominaliones quas in c lin a c io n e s , y p o r la s a bom in acion es
fc c islis: et facta est térra vestra in de- que c o m e tis te is ; y asi ha sido asolado
solationem , et in stuporem , et in m a - v u e stro p a ís , y h echo un ob jeto de es­
lédictum, eóquód non sit habitator, s i- p a n to y de m a ld ic ió n , y sin h a b ita n te
cut esl dies hccc. n in g u n o com o se h a lla en el d ia.
a 3 Proptereá quod sacríficaveritis ido* a 3 P o rq u e sa crificá steis á los íd o lo s ,
lis , et peccaveritis Domino, et non au— y pecásleis co n tra e l S e ñ o r : porq u e n o
dieritis vocem D o m in i, et in lege, et q u isiste is e sc u c h a r la v o z d el S e ñ o r , n i
in prccceptis, et in testimomis ejus non o b se rv a r su L e y , n i sus m an d am ien tos,
ambulaverilis: idcircó eoenerunl vobis é in stru c c io n e s ; por eso os han so b re ­
rítala hete, sicut est dies hcec, v en id o estas d esgracias qu e se v e n h o y
dia .
a 4 D ix it autem Jeremías ad omnem 24 Y dijo Jerem ías á todo el p u e b lo ,
populum, et ad universas mulieres : y á la s n iugeres todas: E scu ch a d la p a -
1 Aqui hablan los rougcies, tas tenían impresa la figura de la Luna. Véase
a De la t o z hebrea se deduce que estas tor- cap. V il. vert. 18. Véase Astros.
C a p i t u l o X L I V .: 1 39
'Audite verbum D o m in i om nis J u d a , la b ra d cl S e ñ o r , vosotros tocios los d el
qui eslis in ierra A E g y p ti: p u eb lo de Ju dá que estáis en tie rra <1jb
E g y p to :
a 5 H<tc inquit D om in us exercituum a 5 E slo d ire el S eñ o r de los ejercidos,
D eus Isra e lt dicens: Vos ct u x o r e s y e - e l D ios de Isra e l : Vosot ro s 'y v u estras
str<x locuti est is ore ccst t o , et manibus m u ge re s haheis p ro n u n cia d o ro n v u e s­
vestris im p lestis , dicent e s: Faeiam us tra boca , y habéis ejecu tad o ron vu es­
vota nostra,qu(v vovim us, út sacrificc— tr a s m anos a q u é llo que d e c ía is : C u m ­
mus regina: ca¡li , ct libem us ei libam i- plam os los votos que hicim os de o fre c er
- na ; im plestis vota v estra , ct opere per" sa crificio s y lib a cion es á ja R ein a del
pelr-asUs ea . : ' 1 1 cielo ; E n electo vosotros •.cu m p listeis
v u e stro s votos , y los pu sisteis por obra,
26 Ideo audite verbum D om in i omnis 2G P o r ta n to , oid la p a la b ra del S e­
J u d á , qui habitat is in t e n a A E g y p ti: ñ o r todos los de Ju d á que v iv ís CU tie r­
Ecce ego ju ra v i in nomine meo magno , ra de E g y p lo : li e aqu i qu e yo lie ju r a ­
ait D o m in u s: quia nequáquam ultra do p o r uii g ran d e N o m b re , dice, el S e-
" vocabitur rióme n m e u m é x - o r e oran is ■S o r , que de n in g ú n m odo será p ro n u n ­
'.viri J (idct i y dicent Ai ¡ V i vil D om inus ciad o m as c u toda la^ tierra de E g y p lo
D eus in om ni térra >AEgjypÍi.; ,! el N o m b re m ío , por la hoca de jud ío
a lg u n o , d icien d o : V iv e ti S eñ or Dios f.
27 Ecce ego vigilabo super eos in m a­ 27 M ir a d : yo e staré v etan d o , sobre
lum , el non in bonum: et consum entur ello s p ára su d a iio , y no para su b ie n ;
omnes viri J u d a , qui sunt in Ierra y todos cu a n to s hom bres de Ju d á se h a ­
A E g y p ti , gladio et fa m e , doñee ■p en i— lla n en E g y p t o , perecerán a l filo de la
tu sco n su m a n tú r, =■
' espada-, y de h am b re , hasta que dcl to -
do sean exterm in ad os. <' ■; .>

2 8 E l qui f ugerint g la d iu m , rever- ^28 M as a q u e llo s pocos que .se lib r a ­
tentur de térra A E gypti in terram J u ­ rán de la espada salien do de E g y p to ,
da v ir i p a u c i , et scient omnes reliquia: estos, v o lv e r á n á- la tie rra de J u d á ; y
Juda ingredientium terram A E g y p ti , todos los residuos del p u eb lo d e .J u d á
ut habittnt ib i , eujus sermo com piea- que han en tra d o en E g y p to para v iv ir
fu r t meus t an i/lorum. • • *11 í , co n o cerán si se v e r ific a r á m i p a ­
la b ra ó la de ellos.
29 E t hoc vobis sign um , ait D om in us , 29 Y ved aqu i una s e ñ a l, d ice el S e ­
quód oisitcm ego super vos in loco isfo: ñ o r , de que yo he de c a stiga ro s en esle
ut sciatis quia veré complebuntur ser­ lu g a r ; p a ra que con ozcáis que v erd ad e­
mones m ei contra vos in m alum . ra m e n te se c u m p lir á n m is p a lab ras
co n tra vosotros p ara v u e stro castigo .
3 ¿ líase dicil D om inus:. E cce ego ira - ' 3 o E sto dice e l S eñ o r: ríe a q u í que
dam Pháraonem Ephree regem A E g y- . y o e n tre g a re á P h a ra o n E p h r e e ,.q $($.-
p li in m anu inim icorum e ju s , et in p hres a , R e y de E g y p to , en p oder de
m anu quarrenfium unim am illiu s : sicut sus enem igos» en m anos de aquellos
tra d id i Scdecium rvgcm Juda in m anu que bu scan su p e rd ic ió n : asi com o e n -
■Nabuchodonosor regis Habylonis inimi-~ • tr e g ü é á Sedecias , R ey de Judá , en m a­
ei s u i, et quccrentis anim am eju s » nos de N a b u ch o d o n o so r, R ey de Baby^-
lo n ia , en em igo s u y o , que buscaba co­
m o p erd erle 3.

i l’ ucs acabaré con lodos ellos. Se ve que limo de los Pliaraones.


tslos impíos judíos querían continuar en re­ 3 Esta gu m a to ilescrilie Ezeclnel muy paló-
conocer ul Señor por su Dios , y seguir ado­ licamrnte cap. X X I X - , X X X . , )CXX J-
rando al. m is m o tie m p o I06 i Jólos, y X X X 11 . Véasu Jnsepho r iib. 1. contr.
a Yapares le llamaron lus ¿¡tlcnia. Fué el úl- . ,Ap.p.';-j A v liq . lib. X . cap. II.
Tom. IV. I
L a PROFECIA DE JEREMIAS.

C A P Í T U L O X L V.

Dios p o r medio de Jeremías reprende d Baruch , e l cual se lamentaba


de no tener reposo alguno ; y despues le consuela.

i V t r b u m , quod locutus est Jere­ i P a l a b r a s qu e d ijo e l p ro fe ta J ere­


mías propheta ad Baruch filium N e - m ía s á B a r u c h , h ijo de N e r i a s , c u a n ­
riae, ciim scripsisscl ver6a hete in libro d o este e sc rib ió en e l lib ro a q u e lla s co ­
e x ore Jeremía: anno quarlo Joakim sas que le d ictó J e r e m ía s , en el aito
f i li i Jos ice regís Ju d a y dicens: c u a r lo de Joakim h ijo de Josías R ey de
Ju d á ‘ . D ijo Jeremías :
a Hccc dicit Dominus Deus Israel ad a E sto te dice á t í , o h B a ro c h , e l Se­
te Baruch : ñ o r , e l D ios de Isra e l :
3 D ix isli: Vas misero m ihiy quoniam. 3 T ú has e x c la m a d o : ¡ A y in fe liz de
addidit Dominus dolorem dolor i meo: m í ! p orqu e e l S eñ o r ha añ a d id o d o lo r
laboravi in gemilu meo> el réquiem, á m i d o lo r : can sado estoy de g e m ir , y
non inven i. n o he h a lla d o reposo a lg u n o .
4 Hcec dicit Dominus : Sic dices ad 4 E sto d ice e l S e íío r: T ú le d ir á s : l i e
eu m : Ecce quos ccdificavi, ego destruo: a q u í qu e y o d e s tru y o a q u e llo s que b a -
et quos plantaviy ego evello, et univcr~ liia e n sa lza d o , y a rra n co los que h ab ía
sam terram hanc. p la n ta d o , y á toda esta tie rr a ó nación
entera;
5 E t tu quccris tibi grandia? noli 5 ¿ y tú pides p ara t í portentos.ó co­
queerere: quia ecce ego ádducam malum sas g ra n d e s? N o tien es qu e p e d irla s ;
super omnem carnem, ait Dominus: et p orq u e he a q u í que y o e n v ia r é desas­
dabo tibí animam tuam in salutem in tr e s sobre todos los h o m b re s , d ice e l
ómnibus locis, ad qua:cumque perre- S eñ o r ; p ero á tí te s a lv a r é la v id a en
xeris. c u a lq u ie r lu g a r á don de v a y a s.

C A P Í T U L O X L V L

Jeremías profetiza la derrota de Pharaon N echao , y la desolación de


E gypto p o r Nobuchodonosor * vaticina á los judíos su libertad , y su
vuelta á Jerusalem .

i Q u o d factum est verbum D om ini i P a l a b r a qu e d ijo e l S eiio r á J ere­


ad Jeremiam prophetam contra Gentes. m ía s p ro fe ta , c o n tra las n acion es *.
a A d A E g y p tu m , adversum exerci- a C o n tra e l E g y p t o , co n tra e l e jé rcito
tum Pharaonis Nechao regís A E gy pti, de P h a ra o n N e c h a o , R e y de E g y lo , qu e
qui erat ju x ta Jluvium Euphraten in Oslaba ju n to a l rio E o p h r a tc s , c n C h á r -
Charcam is, quem percussit Nabucho- camis , y qu e fu é desb a ratad o p o r N a -
donosor rex Babylonis v in quarto anno b u c h ó d o n o so r, R e y de B a b y lo n ia , e l
Joakim filii Josice regís Juda* au o c u a r lo de Joakim , h ijo de Jo sías,
R e y de J u d á , dijo:

i Véase cap. X X X V I . Despues que-vio Ba- crito esla olra profecía de Jeremías, aun mas
rucli coma el rey Joakim habia rasgado y que­ fuerte y dura coolra los judíos que la anterior,
mado el primer es*rilo ó profecía de Jere­ a En esle y los cinco capítulos siguientes
mías , se llenó de temor y receló que le ma­ profetiza Jeremías conlra las nacióue¿ extran­
tarían ó encarcelarían por causa de haber es­ jeras. Véase cap. I . v. 5 .
Ci-PITUL o XLVI. 13i
3 Prepárate scuttím, et tlypeum , et 3 P re p a ra d en hora ÍUena lo s escudo*
procedite ad bellum. y la s r o d e la s , y salid a l com bate.
4 Jungile equos, et aseendile equiies: 4 U n c id los c a b a llo s á los carro s de
State ¿n galeis, polite lanceas, induite guerra: soldados de á c a b a llo m o n ta d ,
vos lorícis. poneos los m o rrio n e s , a cic a la d las la n ­
zas , re v estio s de las corazas.
5 Quid igitur? vidi ipsos paoidos , et 5 ¿ P e r o qué;.suced erá? Los v i despa­
terga vertenles, fortes eorum cocsos: f u - v o r id o s , y que v o lv ía n las e sp a ld a s,
gerunt concilio nec: respexerunt: terror m u erto s sus v a lie n te s : h u ia n azorados
undit/ue, ait Dominus. sin v o lv e rse á m ira r a trá s: el te rr o r se
esp arce p or todas p a r te s , d ice e l S eiio r.
6 Non fugiat velox, nec salvari se 6 N o h ay que p en sar en qu e pueda
putet fortis i ad Aquilonem ju x la f l a ­ escap a rse e l l ig e r o , n i sa lv a rse e l v a ­
men Euphraten vicli sunt, et ruerunt. lie n t e : á la p a rte d el N o r t e , ju n to a l
rio E u p h r a t e s , han sido derrotad os y
postrados por e l su elo.
7 Quis est ü te , qui quasi flam en a - 7 ¿ Q u ién es ese ejército que se h in c h a
scendit: ei veluti Jluviorutn, intume— á m an era de u n a r ia d a , y cu y o s re m o ­
scunl gurgiles eju s? lin o s se en cresp an cum o los de lo s rio s?
.8 A E gyptu s, Jluminis instar aseen- 8 E l E g y p to , qu e se b in c h a c u a l to r­
dit y el ve/ul flum ina rn.ovebu.nlur J la — r e n t e , c u y a s o las se c o n m u ev en com o
etus ejus , et dicel: Ascendeos operiam r io s , y ha d ic h o : Y o me. a v a n z a r é ;
terram : perdam civiíatem , el habita- in u n d a re la t i e r r a : d e s tru iré la ciu d ad
tores ejus. y sus h a b itan te s.
g Ascendite equos, et exultóte in cur- 9 M on tad á c a b a llo , y c o rre d lo c a -
ribus, et procedant fo rtes, AEthiopia m en te en los c a rr o s , y a v a n c e n los v a ­
et Lybies tenenles scutum, et L y d ii a f- lie n te s de la E th io p ia , y los de la L y b ia
ripíenles et jacientes sagitias. con el escud o en la roano 1 , y los l y -
dios ech an do m an o de las saetas y a r ­
ro ján d o las.
io Dies autem ille Domini D ei exer­ 10 M as a q u e l dia será el dia del Se­
cituum , dies ultionis, ut sumat vin di- ñ o r D ios de los e jé r c ito s , dia de v en ­
tiam de inímicis s u is : devorahit gla— gan za en que h a rá p a g ar la pena ¿ sus
d iu s, et saturabilur , et inebriabitur en em igos: la espada d e v o ra rá , y se h a r ­
sanguine eorum: victima enim Domini ta rá de matar, y se e m b ria g a rá con la
D e i exercituum in térra Atfuilonis j u x - sa n gre de e llo s ; p orque be a q u í que la
ta flam en Euphraten, v ic tim a d el S eiio r D ios de los ejército s
estará en la tie rr a se p te n trio n a l de ju n ­
t o a l rio E u p h ra tes.
i i Ascende in G alaad, t i toJle resi- 1 1 S u b e á G ala ad y.toraa b á lsam o , oh
nam, virgo filia AEgypti: frustra mul­ v ir g e n h ija de E g y p to : en van o m u lti­
tiplicas medicamina, sanitas non erit p lic a s tú las m ed icin as ; no h ay ya r e ­
Ubi. m edio para t í.
12 Audierunt gentes ignominiam tuam, í a D iv u lg a d o se b a e n tre la s gen tes
et ululalus tuus replevil terram : quia tu a ír e n la , y llen a está la tie r r a de tu s
fortis impegil in fortem , et ambo pari- a la r id o s : porque el v a lie n te ch o có con
ter eonciderunl. e l v a lie n te , y jun to s cayero n en tie rra.
1 3 Vtrbum quod locutus est Dominus >— 1 3 P a la b ra que h a b ló el. S eiio r á Je­
ad Jgremiam prophttam, super eo quód re m ía s pro Teta , sobre el fu tu r o arrih p
veníurus essel Nabuchodonosor re x B a - de N a b u ch ó d o n o s o r, R e y de B a b y lo n ja ,

1 Scio : armados de escudos.


I a
i3 a La : p r o f e c í a DE JEREM IAS'
bylanis f et pcrclissurús ■
■terram A E ~ ¿ devastar la tierra de Egypto.. ,
sy p i¡ - #
1 4 A n n u n iia tc A E gypto, et audilum 1 4 Ijlpvad esta nueva á Egyplo, anun­
fá c il e in M agdala, et tesonel in M em - ciadla en Múgdalü, y haced que resue­
p h i s , et in Tuphnift: d ú iie : S t a , ei ne en Meiufiiiis y en Tupi mis., y decid:
prtrpara te: quia devorabit gladius eu, Ponte en pie y prevente; ¡inrque la es-
quce per circuiíum tuum sunt. paila, devorará; todo cuanto hay en lus
comarcas.
1 5 Quare compufritil fo r fis tuus? non 1 5 ¿Cómo ha caido y se pudre en el
s fe lit: quoniam D om inus subvertít eum. suelo fu campeón J ? INo se lia mante­
nido tinne: porque el Si-ñor le ha der­
ribado.
1 6 MuMiplicavil m en tes , cécidifque vir ■16 Derribado ha un.grande número
ád proxim um suum , el dicen/': Surge, de el lo s.h a n ' caidó linus sobre . otros, ■
eí révertamúr ad populum nostrum , et y han dicho: Levantémonos , volvámo­
ad terram natía ¿tai is riostra: t a fa cie nos á nuestro pueblo , y al pais donde
g la d ii columba:. nacimos , sustrayéndonos á la espada
de la paloma ®.
1 7 Trócate nomen Pharaon is regis 1 7 A Pharaon Rey de Egyplo poned­
A E g y p t i, tum ullum a d ú u xit tempus. le este iiohibie: Tumullu.;^^He,v él ha
hecho'-venir el tiempo del trastorno ♦
■18 V iv o - ego ( inquit r e x , D om inus iS Juro Yo por vida mía, dice aquel
exercituum nomen eju s) quoniam sicut Rey que tiene'por nombre Seííor dé los
Thabor in m ont¡bus , el sicut Carm elus ejércitos, que asi como el Thahor des­
in m ar i , venitt, cuella cnlre los montes, y el Carmelo
sobre el m ar, asi vendrá él,
■ig Vasa iransm igralionis fa c tibí ha - it) Prepárale lo necesario para tras­
b iia trix filia A E g yp ti: quia Memphis migrar á <>Wo pais, oh tú hija y mora­
in solitud intm erit , el deser ciur , et in~ dora del Egyplo: porque Memphis será
habilabilis erit . convertida en una soledad , será des-
amparada, sin que quede un habitante.
20 V i‘t ula elegans atque form osa A E - 20 Becerra lozana y hermosa es el
gyptus: stim ulaior ab A quilonc v en id ei. E gypto: del INorte vendrá quien la
domé.
a i Mercenarit quoque e ju s , qui ver- 2 i También sus soldados mercenarios,
sabantür in medio e ju s , qu a si v itu li que vivian en medio de ella como be­
sagina ti versi s u n t , ct fu geru nt sim u lt cerros cebados, volvieron las espaldas
nec store poiuentn l: quia dies interfe- y echaron á huir: y no pudieron hacer
ciionis eorum venit super e o s , tempus írente a l enemigo, porque llegó para ellos
visila/ionis eürurru el dia de su ruina, el dia de su castigo.
' 22 V o x tju s quasi (tris'sonabit: quo- 22- Resonarán romo bronce sus clamo—
hiam cum exércitu properabunt, et cum iTes: porqiie/o,r chá/dtos avanzarán rár*
securibus venient e i , quasi cadentes pijamente con.el ejército, y vendrán
íigna. ’ contra F.gypto armados de segures, co­
i■, i mo quien va á corlar leño. '■
1 a 3 Succiderunt saltum e ju s , ait Da- 2 3 T alarán , dice el Señor, sus bos­
m iniis , qui süpputari non potesl: m u í - ques ó poblacion, cuyos árboles son sin

-'ji. a i■
.
''■* ¡L'tífi Sviañln tradujeron :
Cóitm ha huido mueba solemnidad. Y asi Jeruiuua dice con
(te tí ¿f¡>is¡,y ño sn’ha manU'inclofírme tu <_s- ironía al Egyplo : ¿A dónde ha ido aquel Dios
COgidn 'becerro ^Adoraban lus o¡;ypcios un be­ luyó tan lúe ríe i* ’
cerro vivo con el nombre de Apis , y cuando 2 Insignia de los babylooios. Cap. K X V r
m oría, escogían otro c o a grande e sm ero , y v. 38 . Yúcisc Paloma.
C A P I T TJ 1<O XX. V I I . i 33
. , t .. locustas , et non cuento: multiplicáronse mas que langoá*
W ' i t numeras. t a s ; son innumerables.
24 Confusa esl filia A E g y p ti , e/ /ra- ‘ 24 Abatida eslá la hija de Egyplo, y
dita in m anus populi A quilon is . entregada en poder del pueblo del
Norte.
2 5 .DkeiV Domi'nuí exercituum L eu s 25 El Señor de los ejércitos, el Dios
Is r a e l: .Ecce ego vísiVoSú super lu m u l - de Israel ba dicho: He aqui que yo cas­
tum -A lcxandria:, ct super Pharaonem , tigaré la multitud tumultuosa de Ale-*
super A E gyptum t et super déos ejust jandría 1 , y á Pharaon , y al Egyplo, y
et super reges e ju s , e/ super Pharao­ á sus dioses, y í sus Reyes, á Pharaon ,
nem , et super eos qu i confidunt in eo. y á tos que ea él confian.
26 E t dabo eos in m anus quceren- a6 Y los entregaré en manos de los
/mm animam eorum , c/ *n manus ¿Vo- que buscan como exterminarlos, esto es,
¿uefeoíiono.for, B a b y lon is , el in ma­ en poder de Nabuchódonosor Rey de>
lí us servorum ejus: et post hcec habita- Babylonia, y de sus siervos; y. despues-
¿*7ur jícííí diebus p r is tin is , ait D a - de todo esto volverá el Egypto á ser.poJ
m inus. ' hlado como en lo antiguo, dice el
Señor
27 tu ne tim ea s , se/ve m euj «7a- 27 Mas tú , siervo mío Jacob, no le ­
coé, e/ ne p aveas, Isra e l: quia ecee m as, no te asustes,oh Israel: porque yo
ego saloum te fa cia m de longinquo, et te libraré en aquellos remotos países, y
semen tuum de térra captiWtatis luce: sacare tus descendientes de la tierra
et revertetúr Jacob, el reqiiiescet , et dónde eslán cautivos, y se^ volverá Ja­
prosperabitur ; et non erit qui exterreat cob , y descansará , y será felizj sin que
eum . haya nadie que le atemorice. 1
28- jEt tu noli tim ere , serve meus J a ­ 28 No temas, pues , oh Jacob siervo
cob , D om inus¡ quia lecum ego sum f m ió, dice el Señor, porque contigo es­
quia ego consum am cunetas gentes ad toy ; pues yo consumiré lodas las gen­
quas ejeci t e : te v er b n o n consumam, tes entre las cuales te he dispersado1*
sed castigabo te in ju d ic io , nec quasi rpas 4 tí no te consumiré, sino que te
innocenfi parcam Ubi, castigaré con medida; pero no le deja­
ré impune porque no te creas inocente.

CAPÍTUL O X L V II.
Jeremías profetiza la destrucción de los philistheosj (le Tyiró ', de Slony
de G a za , Y de Ascalon.
Ó
t V uod fa ctu m est verbum D om in i 1 P a la b r a que el Señor dijo á Jere­
ad Jerem iam prophetam contra Palee - mías profeta contra los philisleos, an­
s tinos , antequam per cúter et Pha rao tes que Pharaon se apoderase de .Gaza.
G a z a m ..
^ Hatc d ia l Dom i ñus: Ecce aques a- 2 Esto dice el Señor D ios: He aquí
Scendunt ab Aquilone¡et erunt quasi tor- que vienen águaá ó tropas del 'Norfe ,
rens in u n d a n s% et operient terram et á manera de uto torrente que todo lo

l La voz hebrea n j q ammon-No, seria una pequeña poblacion. Comunmente se


que significa la turba , el p u eb lo, ó la rnuche- cree que ¡a ciudad de atnnion~Fio esa ía qua
dumb'rc de No > la lradu.ee S. Gerónimo : tu* los griegos llamaban átóiTToiisDiospolis, ó ciu­
muitrun Alexandrice, para dar la idea de una dad de Júpitery sobre cuyas ruinas ediGcd
región muy poblada ; y porque , según él cree, Alejandro la ciudad á que dió su nombre.
fue después iundada en el siLio de ainmoti-No 2 Víase Ezech. X X I X . p.14.
la populosa ciudad de Alejandría , que aules i Yiíüse Aguas.
Tora. IV . * 13
134 L a; p h o f e c ia DE JEREMIAS.
plenitud¿nem ejus, Urbem et habitato- in u n d a , y c u b rirá » i , . v c u a n lo
res ejus: cíamabunl hominesy et ulula— h a y en e l l a , la ciu d ad y los
bunt omnes habita/ores terree t los hom bres d a rá n g r i t o s , y .a u lla rá n
todos los m oradores de la t i e r r a ,
3 á strepitu pompas arm orum , ei ¿el-. 3 a l oir el estruen do pom poso de las
lotorum eju s, á commotione .quadriga — a r m a s , y de los c o m b a tie n te s , y d e l
Tum e ju s, et multitUdiné rotarum illius;: m o v im ien to de sus carros armados, y
non . respexerunt pairos' Jilios m anibus de la m u ltitu d de su s c a rr u a g e s : los
disfiolutis. , p a d r e s , p erdid o todo el a l í e n l o , u o c u i­
daban ya de m ir a r por sus hijos,
4 Pro adventu d/ei, in quo vastabun- 4 P o rq u e ba llegad o el dia en que se­
tur omnes Philisthiim, et dissipabitur rán exterm id ad o s todos los p h ilis le o s , y
T yrus, et Sidon cum ómnibus reliquis serán a rru in a d a s T y r o y S id o n , con lo ­
auxiliis suis; depopulatus est enípi D o- dos sus a u x ilia re s que le q u e d a b a n :
minus Palccstinos, reliquias Ínsulas pues e l S eñ or ba e n tre ga d o a l saqueo
Cappad ocias, los p h ilis le o s , restos de la is la ó pro-
vincia marítima de C ap p ad o cia *.
5 V enit calvitium super G azam : con~ 5 G aza lle v a rapada su cabeza a., A s ­
ticuit Ascalon, et reliquia vallis earum: c a lo n n o se a tre v e á d e sp leg ar sus la ­
usquequó cOncidéris ? bios , y lo m ism o e l resto de sus valles»
¿ H asta c u á n d o te sa jarás ó rasgarás tus
carnes 3 ?
6 O m uero. D o m in i , : usquequo =non 6 O h espada del S eñ o r , ¿n o descan­
quiescesP Jngr.edere in y a g in a m iuam t sarás tú n u n c a ? É n tr a te otra vez en t u
refrigerare , et sile.. ; v a in a , m itig a ese a r d o r , y estáte qu eda.
7 Quomodo quiescet , cum D om in us .7 M as ¿ cóm o e stará e lla q u ie ta c u a n ­
prceceperit ei adver sus Ascalonem , et do e l S eiio r le : ha dado sus órd en es con ­
adver sus m arítim as-ejus regiones > ib i- tr a A s c a lo n , y co n tra sus region es m a ­
que condiáüerit illi ?.■ rítim a s ; y le ha m an dado que o b re co n ­
tr a e llo s ? .

C A P Í T U L O X L VIII.

Profetiza jerem ías la ruina del reino y nación de los moabitas p o r su


soberbia, p o r haber persegüido a l pueblo de D io s , y p o r sus idolatrías;
pero flefptieSí. les promete que finalmente saldrán del cautiverio^

i ^ d Moab hcec dicit Dominus exer- i E sto dice con tra M oa b e l S eñ o r de


ciluilm:Deús Israel:, 1?te super. Nabo, los e jércitos , el D ios de I s r a e l: ¡ desdi­
quoniam,vástala e st, et confusa : capia chada N a b o ! devastada b a sido y a b a ti­
est Cariathaini: confusa est f ortis, et d a . T om ad a ba sido C aria th a im : la c iu ­
tremuit. dad f u e r t e , avergo n zad a e stá y te m ­
j.Ij r i, • ' blan do .
9 : -.Non: fist'- ultra exullatio in Moab a N o h a y y a a le g ría en M oab.: han
contra \Hesebon : cqgilaverunt malum. form ad o m a lig n o s p ro y ecto s co n tra H e -
V enite, et disperdamus eqm de gente; se b o n : v en id , e xterm in ém o sla de en
ergo silens conticesces, sequeturque te m edio de la n ació n . Y t ú , oh M a d m en ,
gladius. ciu d ad silen cio sa , n o c h is ta r á s ; y la es­
pada te irá sigu en d o 4.
1 Deut. I I . y. a l . Véase Philisteos. 3 Cap. X L 1 . v. 5 .— Lev. X I X - ver. 28.—■
o En señal de gran calamidad. Despues cap. Deut. X IV . v. 1.— I I I . Reg. X V I I I . v.28.
X L V l I I . v . i 7. 4 En el lexio cbMdeo y en varias iraduccio-
C a p i t u l o XLVIII. 135
3 V o x damoris de Oronaim: vastitaó, 3
F .slruendo y<^U ój\de O ron aim r de­
el contritio magna. v a s ta c ió n , y estrago grande,
4 Contrita esl Moab: annuntiate cla­ 4 M oab ha sido a b a tid a : a n u n cia d á
mor em parvtilis ejus. .sus p a rv u litó s q u e te n d rá n mucho que
c la m a r.
5 Per ascensum enim Luifh plorans 5 E lla su b irá el c o lla d o de L u ilh llo ­
ascendet in fletu : quoniam in descensu ra n d o sin cesar: ya h a n 'o id d los enemi^
Oronaim hosles ululatum contritionis gos los a larid o s de los m iserab les e n .la
audierunt: bajada de O ro n aim :
6 Fuqite , salvóte animas vestras: et 6 H u id , salvad v u e stras vidas ; sed co-
erilis quasi myricce in deserto. jmo tam ariscos en e l D esierto.
•1 Pro eó enim quod habuisti Jiduciam 7 P o rq u e p o r h a b er pu esto l ú , oh
in munUionihus lu is , et in fhesauris Moab, la con fian za en tu s fo rta le za s, y
luis, tu quoque capieris: el ¿bit Citamos cii tus .tesoros ,• p o r lo-'m ism o serás tú.
in transmigratíonem, sacerdotes ejusf ta m b ién presa ; ’ é ir á n c au tiv o s á otro
et principes ejus simul. pais el dios C hám ós r , y sus sacerdotes
y p rin cip es ju n ta m en te,
8 E l veniet prendo ad omnem ur&emt 8 Y el ladrón Nabuchodonosor se echa­
et urbs nulla salvabilur: et peribunt r á sobre todas las ciud ades de Moab , sin
v alles, et dissipabuntur campeslria; qu e n in g u n a se lib r e ; y serán asolados
quoniam dixit D om inus; los v a lle s , y taladas las cam piñ as .-'por­
que el S eñ o r lo ha dicho.
9 Date Jlorem Moab , quia Jlorens 9 C oron ad de flores 4 M o a b ; pero
egredietur; et civitates ejus deserta: aunque coronada , sald rá para el cauti­
eru n l, et inhabitabilcs, verio, y qu edarán desiertas é in h a b ita ­
ble s sus ciudades,
10 Maledictus, qu ifa cit opus Domini 10 M a ld ito aq u el qu e e jecu ta de m a la
fraudulenter: et maledictus, qui pro— fe y con negligencia la ob ra qu e el S eñ or
hibet gladium suum á sanguine. le manda; y m ald ito e l que por lo m is­
mo ved a á su espada e l v e r te r san gre a.
1 1 Fertths fu.it Moab ab adolescentid 1 1 F é r til viña fu é M oab desde su m o­
s u a , et requievit in fcEcibus suis: nec ced ad ; y como un vino que perm an eció
iransfusus est de vase in v a s, el in en sus h eces, ni fué trasegado de u n a
transmigratíonem non abiii : idcircó tin a ja á - o t r a , ni m udado á otro p a is;
permansit gustus ejus in eo , et odor p o r eso ha con servad o e l .mismo sa b o r
ejus non est immutalus. s u y o , n i se h a m u dado ó mejorado su
o lo r.
19 Proptereá ecce dies ventunt f dicit ' i a P e ro he a q u í que lle g a e l tie m p o ,
D om inus: et millam ei ordinalores, el d ice el S e ñ o r , en que y o le e n v iaré
stralores. laguncularum , et sternent ho m b res p ráctico s en d isp on er las tin a ­
eu m , et vasa ejüs exhaurient, et la- jas y e n traseg ar, e l v i n o , y h a rá n e l
gunculas eorum collident. tra sieg o : y v a c ia rá n despues las tin a ja s,
. y las harán pedazos 3.
i3 E t confundetur Moab a Chamos, i3 Y M oab se v e rá a vergo n zad a por
sicut confusa est domus Israel á Bethel, cau sa de C b á m o s ; a l m odo que fu é afren -

nes modernas se loma como nombre de ciudad • i Num. X X L v. q. — Judie. X I. v. sá»—


la palabra hebrea TIDIO madmen que en la IV . fírff. X I. v. 7.
’Vulgata se traduce si/ens. Casi con las mismas 2 Cuando el Señor Diosla manda verter,
palabras profetizó Isaías la ruina de Moab en 3 Asi el pueblo de Moab será trasportado á la
los capítulos X V . y X V I.} ruina que tam­ Chiddea, y todos susipucblos y ciudades figu­
bién anunciaron Ezecliiel en el capít. X X V . rados por las cubas ó tinajas. Yéase III. Reg.
ver. o ., y Sophonías cap. II. v. 8. . X II . v. 29.
14
13 6 1x4 p r o f e c ía B E JEREM IAS,
in . qua habelat Jidüciam, tada la casa de Isra e l p o r cau sa J e los
idolos de B e t h e l, e n que teuia puesta
su confianza.
i4 Quomodo d ic ilis : Fortes sum us, 14 ¿C ó m o decís vosotros:. E sforzados
t i viri robusti ad prceliandum ? som os y robu stos para p elea r ? ^
í S V astata esl Moab , ei civil a tes illius 1 5 D evastado ba sido el país de M o a b ,
succideru.nl: et elecii juvenes descender- y talad as sus ciu d a d e s, ha sido d e g o lla ­
tu n t in occisionem , ait r e x t D o m in u s da toda su escogida j u v e n t u d , d ice
exercituum nomen ejus. aquel R e y , c u y o N o m b re es S eiio r de
los e jército s.
16 Prope est inlerilu s Moab ut ve­ 16 L a ru in a de M oab es in m in e n te ;
n ia l: el m alum ejus veladler accurret y v a n á co m e n zar m u y presto sus des­
nimis. astres.
• 17 C a n sola m in ieu m om n es , qui estis 17 T e n e d la contpasion todos los qu e
in circuí i u ejus ¡ et un iversi, qui scitis estáis á su red ed o r; y voso tros cu an tos
nomen ejus, dicite: Quomodo con/rada h abéis oído h a b la r de su. n om b ra d la ,
est virga f o r t i s , baculus gloriosas ? d ecid : ¿ Cóm o ha sido hecho pedazos el
fu e rte cetro de M o a b , e l bastón de g lo ­
ria que empuñaba.?
1 3 Descende de g loria , et sede in sil i, i& D esciende de la g lo r ia , y sién ta te
habitalio Jilia: D ibon : quoniam vasta— en u n árid o lu g a r , oh h ija m o rad o ra
tor Moab ascendit a d te , dissipabit de D ib o n 1 ; porqu e Nabuchódonosor , e l
munitiónes iuas. e s le rm in a d o r de M o a b , v ien e co n tra
t í , y d e stru irá tus fortalezas,
1 g In via sta , et prospice habitalio 19 E stá te en m e d io d e l cam in o , y m i­
A roer: interroga fu g ie n te m ; et ei qu i r a á lo le jo s , oh tú h a b itad o ra de
evasit f d i c : Q uid accidii ? A r o e r ; p re g u n ta á los que h u y e n y á
's. los que se han e s c a p a d o , y d ile s : ¿ Q u é
es lo que ha a co n tecid o ?
a o Confusus est M oab , quoniam v ic - a o C o n fu n d id o queda M o a b , respon­
tus e s t: ululóte , et clámate , a n n u n - d erá n , porque ha sido v en cid o : dad a la ­
tiale in A r n o n , quoniam vastata est rid o s , alzad e l g r i t o , a n u n cia d p o r to ­
Moab. do el pais de A rn o n que M oab b a sido
d evastada.
a i E l jud icium venit ad terram eam - a i Y e l c a stig o ha v e n id o sobre la
pestrem ; super H e lo n , et super J a sa , tie rr a lla n a ; sobre H elon , y sobre Ja-*
et super M ephaath , sa , y sobre M ep h aath ,
a a et super D íé o n , et super Nabo y et 2 2 y sobre D ib o n , y sobre N a b o , y
super domum D e b la lh a im , sobre la casa de D e b ía tb a im ,
a 3 et super C a ria th a im , el super a 3 y sobre C a ria th a im , y sobre B e t h -
B e lh g a m u l , et super B elh m aon, g a t n u l, y sobre B e lh m a o n ,
¡2¡4 et silper Cariolh'í et super B o sra ; a 4 y sobre C a r 'io th , y sobre B osra 4 ,
et super omnes civitales terree Moab, y sobre la s ciu d ad es todas del pais de
quee iohgé, el quee propé sunt, M o a b , asi las que e stá n lejos com o las
que están c erca .
a 5 A bscissum est cornu Moab, et bra - a 5 A n iq u ila d o ba sido el p od erío de
ehium éjus cOntritum e s t, ait D om inus. M o a b , y q u e b ra n ta d o su b r a z o , d ice el
S eñ or.

' i La ciudad de Dibon era célebre por la perteneciente á ios Moabilas; y en Is. h X H I.
abundancia y buena calidad de sus aguas. Is. ver. 1. Como que es de la Iduméa. Yéase Cal-
X V . v. 9. mei en su Diccionario.
•2 Se Labia aquí de Bosra como de una ciudad
C a p i t u l o XL VIII. i 37
26 Inebríale etítn , quoniam contra 26 E m b ria g a d la con e l c á liz de la ira
Dom inum crec.tus est: ct alhdet m anum de D io s, oh cháldéos; pues que se le ­
Moab in vomiiu su ot et erit in derisum v a n tó c o n lra e l S e ñ o r : y v o m iic e l l a ,
y h a la sus m anos como desesperada, y
etiam ipse.
sea tam b ién ob jeto de m ofa.
a 7 F u U enim in derisum tibi Isra el , 2 7 P o rq u e lú , oh M oab , in su lta ste
quasi inter fu r e s reperissex eum : pro* á I s r a e l, com o si le hu bieses so rp ren d i­
pler verba ergo tua qua: adoersum illum do ep .com pañ ía de la d ro n es,: por las p a ­
locutus es t captivus duccris. la b ra s p u es qu e c o n tra é l has d ic h o ,
serás lle v a d a c a u tiv a .
a8 RelinqUilc civil ates , el habítale in 28 D esam p arad las c iu d a d e s , oh h a ­
petra , habitatores M oab : ct estofe quasi b ita n te s de M o a b , idos á v iv ir e n tre las
columba nidificans in summo ore f o - b re ñ a s, é im ita d á la palom a que hace
raminis. ' .su n id o en la h en d id u ra ntas a lta de la
peña.
a g Audivim us superbiam Moab, su ­ 29 H em os oído h a b la r de la so b e rb ia
per bus esl v a ld c ; sublim ilatem ejus , de M oab , soberbia que es m u y g r a n d e ;
et arroganliam, el superbiam , et a lli— de su o r g u llo , y de su a rro g a n cia , y de
tudinem cordis ejus. su h in ch azón , y de la a ltiv e z de su c o -
ra zó n l .
3o ~Ego scio, ait D o m in u s, ja d a n iia m 3 0 Y o con ozco, d ice el S e íío r , su ja c ­
ejus: et quod non sit ju x t a eam vir tus ta n c ia , ¿ la c u a l no corresp on de su v a -
eju s , nec ju x t a quod polcrat conato lo r , y que sus te n ta tiva s no ten ían pro-*
sit facere. p orcio n con sus fuerzas.
• 3 1 Ideo super Moab eju la b o , el ad 3 1 P o r tan to, yo p ro ru ro p iré en en d e­
Moab universam clamabo, ad viros m u - chas sobre M o a b , y 1 toda M oab h a ré
r i fiel i lis lamentantes. se n tir m is v o ces, á los ho m b res de la
. ciudad del M u ro de la d r illo s * , los c u a ­
les están lam en tán d o se.
3 a D e planclu J a z e r ploraba Ubi v i­ . 3 a D e] m odo que llo ré por J a z e r , asi
nca Sabam a : propagines tuce transie— llo r a r é p o r t í , oh v iñ a de S ab am a : lu s
runt m a ré , usque ad mare J a z e r p e r - sárm ien to s pasaron á la o tra p arte d c l
venerunl: super messem tuam , et vin - m a r , lle g a ro n hasta e l m a r de Jazer: e l
demiam tu a m , prcedo irruit. la d ró n , el exterm inador se a rro jó so­
b r e tu m ies , y sobre tu v en d im ia .
33 Ablata est Icetitia et e.xultatio de 33 A l pais fé r til y delicioso como el
C a rm e lo , et de térra M o a b, et vinum C a r m e lo , y á la tie rra de M oab se les
de lorcularibus su stu li: nequáquam eal- ha qu ita d o la a le g ría y el re g o c ijo : se
calor uva: solitum celeuma cantabit. acab ó el v in o p ara sos la g a r e s , no can ­
ta rá sus can cio n es aco stu m b rad as el p i ­
sador de la u va.
3 4 D e clamore Hesebon usque E leale, 3 4 D esde H esebon hasta E le a le y Jasa
et J a s a , dederunt vocem s u a m ; á Se— se o irán los clam o re s de los moabilas:
gor usque ad Oronaim oitula conter- desde S e g o r, que es com o una n o v illa de
nante: aquae quoque N em rim pessimoe tre s años, hasta O ro n aim 3 : aun las aguas
erunt. m ism as de N em rim serán m alísim as
1 Is. X V I. v. 6 . gata tradujo la significación material de la voz.
2 La ciudad de Ar. Véase I V . Reg, III . ver­ Yéase Vnlqata.
s e a .— Js. X V I . ver. 7 ; Llámase E n r r “V p 3 U . X V . v. 4 - , 5 .
Kir-Jéresh por tener sus muros üe ladrillo, |y 4 Porque arruinada la poblacion ya no ba«
estar situada en pais de mucha piedra, L o siV - brá cisternas , y habrán de beber de lus agua3
lenta conservaron el nombre de Keiraras, que tienen comunicación con el mar Muerto.
como propio de la ciudad. El autor de la Yul-
i 38 L a p r o f e c í a DE JEREMIAS.
35 E l auferám de M oab, ait D om i— 35 Y yo e x term in a rá de M o a b , dice
ñ u s , ojferentem in e x ce lsis, et sacrifi- el S e ñ o r, a l que p resen ta ofren das en
cant-em diis ejus, la s a ltu r a s , y sacrifica á los diosear de
Ellas,
3 6 Proptereá cor meum ad Moab qua­ 3 G P o r todo e s lo , m í corazon se des­
s i tibia: resonabit: et cor'm eum ad v i- ahogará por a m or de M oab en voces tr is ­
ros m uri fictiii's dabit sanitum tib ia - te s , com o de fla u ta , en ios entierros ; é
rum quia p lu s fe é it quam potuit. , ‘ id - im ita n d o el triste sonido de fla u ta , se
circo perierunt.- esp la y ará por am or de a q u ello s que h a­
b ita n en la ciudad d e e 1 M u ro de la d r i­
llo s : los cu a les perecieron por h a b er
em p ren d id o m as de lo que podian.
3 7 Omne enim caput cahnlium , et 3 7 P o rq u e toda cabeza qu edará ra p a ­
om nis barba rasa e r it: in cu n d ís m a - da , y raída será toda barba en señal de
nibus colligatio , et super omne dorsum tr isteza , atad as ó sajadas se v e rá n to ­
cilicium , das las m a n o s 1 , y toda esp alda se cu ­
b r irá de saco ó cilicio.
3 8 Super omnia le d a M o a b , et in 38 E n todos los terrados y plazas de
p ia léis e ju s , omnis p la n ctu s: quoniam M oab se oirán plañid os: porque yo h i­
contrivi Moab sicut vas in u tilet ait D o ­ ce pedazos de M oab com o de un vaso
m inus. in ú t il , d ice el S eiio r.
3 g Quomodo vicia e s t , et u lu la v em n l? 39 ] Cóm o ha sido e lla d e rr o ta d a , y
quomodo dejecit cervícem M oab , et con- ha levan tad o el g r ito ! ¡C ó m o ha b a ja ­
fu s u s e s t? E r it que Moab in derisum , do M oab su altiva c e r v iz , y ha qu eda-
et in exem plum ómnibus in circuitu-suo. ’ do avergo n zad a ! D e e scarn io se r v irá
■M o a b , y de escarm ien to á todos los de
su com arca.
'4 o Hace dicit D o m in u s: Ecce quasi 4 0 E s lo dice e l S e ñ o r : H e . a q u í que
aquila volabit , et extendet a la s suas el cháldeo com o á g u ila e x te n d e rá sus
adM oab. . -a la s para v e n ir 'v o la n d o sobre M oab.
4 1 Capta est C a rioth , et mUnitiones - 4 1 C a rio th h a -s id o to m ad a, y g a n a —
comprehenses su n t: et erit cor fo r tiü m das sus fo rtific a c io n e s; y el corazon de
Moab in die i l l a , sicut cor m ulieris p a r - lo s v alie n te s de M oab será en a q u e lla
turieniis. ocasion com o corazon de m u g e r que es­
tá de p arto .
4a E t cessahil Moab esse. popu lu s: 4 a Y M oab d e ja rá de ser u n a n ación ,
quoniam contra Dom inum gloriatus est, p o r h aberse en sob erbecid o c o n tra e l
S eñ or,
4‘3 P a vo r , ei fo v ea , et laqueus super 43 E l e sp a n to, la fo s a , y e l la zo se
t e , ó habitator M oab , dicit D om inus. e m p le arán con tra l í , oh h a b ita d o r de
M oab , d ice el S eñ or.
4 4 Q u* fitg erit d fa c ie p a v o r is , cadet 4 4 E l que h u y e re d el espanto caerá
■in fo v e a m : et qui conscenderit de fovea¡ en la fosa, y q u ie n sa lie re de la fosa
capietur laqueo: adducam enim super qu edará preso en el la zo : porq u e yo h a­
Moab annum visitatioais eo ru m , ait ré que lle g u e sobre M oab e l tie m p o de
D om inus. su c a s tig o , dice el S eñ or.
45 In umbra Hesebon steterunt de 45 Á la som bra de H esebon h icie ro n
laqueo f agientes: quia ignis egressus a lto a q u ello s que escap aro n del la zo :
est de H e sebón , et Jla m m a de medio pero sa lió fu ego de H esebon ; llam as
Sehon, et devorabit partem M o ü b , et sa liero n de en m edio de S e b ó n 8 , las
i Véase Cabello, Cabeza, Cilicio. cita un adagio ó dicho antiguo que se caniaba;
1 Selwn es lo mismo que T/eíeiou.El Profeta y de que se habla Num . X X I . v. 27,, 28,
C a p i t u l o XLIX. t3 g
verikem filio ru m ta m u ltu s . cuales devorarán una parlé de Moab y
los principales de los hijos del tum ulto l .
C h a m o s: quia comprehensi sunl f i l i i b a s, ob pueblo d e l (líos L.lia mus . pv»«,e.».
tui, et filice tuce in caplivitatern. a l cautiverio bao sido llevados tus hijos
y tus hijas.
4 7 E l convertam captivitatcm Moab .,.47 Mas y o , dice el S eñ o r, haré que
in navissim is diebus, t : ait Dominus* vu elvan del cautiverio en los últim os
Hucusque ja d id a Moab. ¡ ■días los hijos dé Moab. Hasta aquí los
juicios del Señor contra Moab.

C A P ÍT U L O XLIX.

Jeremías profetiza la ruina de los am n\onÍlas >. d e los i d io n e a s, d e los de


D a m a sco y dp C$dary y de, lo s r e in o s de A s o r } y d e E la m .

i A d filioS' A m m op. H ite dicit D o* i P r o f e c ía contra los hijos de A n i­


m in u s : Nun quid non f i l i i sunt Israel: men. Eslo dice el Señor: Pues qué ¿n o
aut hccres non est ei? Cur igifur futre— tiene hijos Isra e l, ó está acaso sin he­
dilate pos sed it M elchom , Gad .* et popu- redero? ¿ P o r qué pues M e lch o m 3 se
¡US ejus- in urbibus ejus habitavit? , ha hecho dueño de G a d , su p u eb lo , y
está habitando en las ciudades de esta
tribu?
2 Ideo ecce d ie s v e n iu n t, dicit D o m i­ z P or tanto he aquí que viene el tiem ­
nus : et auditum fa cia m super Rabbath p o , dice el Señ or, en que yo haré o ir
filiorum A m m on frem itu m p r c tlii, et en Rabbath de los hijos de Am toon el
erit in tum ulum dissipata , ftlietque ejus estruendo de la gu erra; y quedará re­
ig n i succendentur, et possidebit ,Isra el ducida á un nionton de ruinas, y sus
possessores síios, ait D om inas. . h ija s, ó pueblos, serán a b ra sa d a s ,.é
Israel se hará señor de aquellos que lo
habían sido de él.
. 3 U lu la H eseboñ, quoniam vastata 3 Oh Hosebon, prorumpe en alaridos,
est Hat', clámate f i l i i R abbath, accin- al ver que ba sido asolada H aí tu veci­
gite oos c ilic iis : plangite et circuite per na : alzad el g rito , oh hijos de Rabbath ,
s ep e s: quoniam Melchom, iri transm iW ceñios d e.cilicio s,.p la ñ id , y dad v u el­
grationem du cetu r, sacerdotes eju s ei tas por los vallados * porque M elchom
principes eju s sim uh será llevado cautivo á otro país , y ju n ­
tam ente con. él sus. sacerdotes y sus
príncipes.
4 Quid gloriaris in vallibus ? deflu- 4 ¿Por qué te glorías de tus amenos
x it oallis tua , filia delícala , qutt con- va lles? Arruinados han sido tus v a lle s ,
fidebas in thesaurís luis , et dicebas: oh bija criada entre d e licia s, q u e , con­
Quis oeniet adm e? , fiada en tus tesoros., decías: ¿Quién
'vendrá contra m i ?
.5 Ecce ego inducam super te.terrorem, 5 He aquí que y o , dice el Señor de
a it D om inus D eus exercituum f ab o- • los ejércitos, haré que te llenen de ter­
m nibus qui sunt in circuitu tuo: et ro r todos los pueblos com arcanos tuyos
dispergem ini sin g u li á conspectu veslro, y quedaréis dispersos el uno lejos del
nec erit qu i cohgreget fugienles, o t r o , sin que baya nadie que reúna á
los fugitivos.
i C la soberbia de los turbulentos moabilas. calo soberbia.
Por los principales hijos del tumulto se signifi- a Véase Moloch.
í 4o L a. PROFECIA. DE JÉREM rXS,
6 E l póst hcec revertí fa cia m captivos 6 Y despues de esto, haré que regre­
ftliórum Am m on t ait D om inus . • sen d su pais los hijos de Am m on , dL-
— ? ‘Ltfl'itra la idumea 1 : Eslo dice el
exercitu u m : Nunquid non ultrá est sa~ Señor de los ejércitos: Pues qué, ¿ no
pienlía in The m an? P eriit consilium á hay mas sabiduría que esa en Tlieman a ?
ftliis\ in utilis fa cta est sapientia eorum. No ; ya no hay qonsejo en sus hijos ; de
nada sirve su sabiduría.
- 8 Fugile et terga ver lite, descendíte 8 Huid, no os volváis, á mirar atrás:
in voraginem, habit atores D edan: quü- bajaos á las mas profundas simas, oh
rtiam perditionem E sa u a d d u x i super habitantes de Dedan; porque yo he en­
eum , tempus visilationis ejus. : viado sobre Esaú su ruina, el tiempo
de su castigo.
9 S i vindemiatores venissent super'te, 9 Si hubiesen venido á tí vendimia^-
non reliquissent racemum: s i fu r e s in dores, no hubieraú dejado racimos ,
nocle , rapuissenl quod sufficeret sibi. pero s í algún rebusco: si hubiesen ve­
• J. * . Vi . ' > nido ladrones, habrian robado cuanto
Ies bastase, sin destruir lo dem as.
10 Ego vero discooperui E s a u , reve- to Mas yo he descubierto á Esaú 3 ,
7a vi abscondita e ju s, et celar i non p o- he manifestado aquello que él habia es­
terit: vaslatum est semen e ju i, ét f r a - condido, y no podrá ya ocultarlo : que­
■tres e ju s, et v ic in íe jíis , el ncrh erit.' da destruido su linage , y sus hermanos
y vecinos; y él no existirá mas.
: i i 1RelihqUe púptllos iuo’é :ego fa cia m ' ú Deja no ‘obstante' tus huérfanos:
eos vivere: el viduce tuce in me spe- yolois haré viv ir; y en mí pondrán su
rabui)l. esperanza tus viudas.
1 2 Q uia hccc dicit D o m in u s : Ecce ia Porque esto dice el Sciíor: He aqui
quibus non erat judicium ut bibereht qué aquellos qUe no estábáh ¡séiitenciá-
ta lic e m , bibenles bibent: et tu qúasi dos á beBet1 él -cáliz'ííí la -ir á del Señor ,
innocens relinquéri's? non eris itino- también le beberán sin falta; ¿ y tú,
cens , sed oibens tibes.- 1 querrás ser dejada 4 parte como inocen­
te? No , tú no serás tratada cbmo in o -'
centé; y le beberás sin remedio.
1 3 Q uia per memetipsum ju r a v i, d i­ 1 3 Pues por mí mismo he jurado, dí-
cit Dominus,- quod in solitudihem , et Cé'él Séñor , que Bosra será devastada ,
in opprobrium , ct^ in - desertum , et in y llenada de oprobio, y objeto de mal­
máledictióném erit B o sra: et omnes ci- dición; y una eterna soledad es lo que
vitales ejus erunt in solitúdines sem ­ vendrán ¿ser todas sus ciudades.»
piternas.
14 A u d ilu m audioi á D om in o , et le - 1 4 Éstas cosas oí yo del Señor; y lue­
gatus ad Gentes m issus est: Congrega- go Nobuchodonosor ha enviado mensa­
m i n i , e t 've hile contra e a m , el consur- jeros á las gentes suyas , diciendo: Re­
gam us, iñ p rcelium : ' unios, y venid contra Bosra ¿ y vánios &
combatirla ;
1 5 ecce enim par-óuluth. dedi te in •'i 5 porque pequeño haré y ó qué seas ,

t El profeta Abdias describe la crueldad y mea , en el cual residían los lioifij)res mas ins­
odio extremado de.los idumeos contra los is­ truidos >y á donde irían muchos jóvenes pora
raelitas. Abd. i>. 5 . instruirse. La expresión en boca de Dios es una
q Se llamaba ei nn nieto -de-Ésaú qué sería especie de sarcasmo.
su fundador. Gen. X X X V i l . v. 2. Era como 3 lie dejado desnudo d Edom ,6 ¿ los idtí­
la Academia ó puublo mas instruido de la Idú- meos. ‘ 1' *
jC A P I T Ü t XLIX. i/it

Gunlibusy eontempUbitem ínter ¡tomines* oh Id um co , cu! re las. nación es , y .des­


preciable entre los hombres S.
.1.6 Arroga afta fuá decepit le , el su ­ ,16 La-arrogancia tuya y Ja sobcrbia
pe rbia cord is/u i: qui habitas, in cavar­ de lu corazón le engañaron: lú qué ha­
ais petrcc, vt apprehendere niferis a lfi- bitas en las cavernas de las penas, y te
tudipcm collis ; cum exa lta v tris quast esfuerzasá levantarte hasta Ja cima del
águila nidum tuum , inda. detraham let monte; aujique lm iocs tu nido.mas al­
dicit Dom inus. to que el águ ila, tic alli le arrojaré , di­
ce el ScíW . •
i j E¿ erit Id limera, diserta .*y omnis 1 7 Y la Idumca quedará desierta : to­
qui tran sibil per eam , stupebit, et si~ do el que pasare por ella se pasmará, y
bilabit • super omnes plagas ejus. liará mofa de sus desgracias.
18 . Sicul subversu est Sodom a, el G o­ 18 A m como luerou arrasadas Sodoraa
mar r ha , ct viciiice t j u s , ait. Dom inus: y Goinorrha, y sus vecinas, dice el Señor;
non habitabit ibi v ir , t i non incplet (aiubicn ella quedaiA sin hombre que
eam filiu s hotninis. la habite, 110 morará alli ui una persona.
i g Ecce quasi Ico aseen del de super— ty 11 c anuí que JSaOuchódanusor, co­
bia Jordanis ad puh hritudinem robu— mo león, vendrá desde el hinchado Jor­
stam : quia jsubiló cu n ere fa cia m rum dán á caer sobre la bella y robusta id u -
ad illam : ei quis erit elcctu s, quem méa : porque yo le haré correr súbita-
pr.tcponum ei? quis enim si m ilis mei? mente hacia ella, ¿y quién sino N ubu-
et tjuis sustinebit m e? ct quis est iste chódonosor será el vuton escogido, al
pastor f qui resistal v u llu i meo? cual yo encargué que se apodere de
ella? Porque ¿quieu hay semejante á mí?
quien habrá que se me oponga2 ? ¿ni
Cuál es el pastor ó cu¡sitan que se pondrá
delante de mi ?
20 Propterea audite consilium D o m i­ afl Oid pues el designio que ha for­
nio quod in iit dt: Edom : ct cogitationes mado el Seiior acerca de. Edom; y lo
e ju s , quas cogita vil de haLit atotibus que ha resuelto sobre los moradores de
T htm an: S i non dejcccritd eo.y parvuli Thctuati: Juro yo, í//ct,que los peque-
gregis, n is i dissipuverinl cum cis habi- íiuctos del rebaño3 derribarán por tier­
taculum eorum . ra , y destruirán á los iduineos y á sus
habitat iones ó ciudades,
a i A vocc ruina: cqrum commota est ,2 i Al rumor de su ruina se conmovió
ierra: clamor in mar i rubro auditus la tierra : hasta el mar Rojo llegaron
esl voris ejus.. sus voces y cía inores.
22 Ecce quasi aqui!a asccndtl , ct 22 lie aqm que vendrá, y extendidas
avola bit: et expande/ alas suas super sus alas levantará el vuelo como águila,
B osran : et erit coi\ fo rtiu m Idum ace y se echará subre Bosta; y el corazon
in die illa , qu asi cor m ulitrts p a r lu - de los valientes de la idun.éa ieiá en
rien lis. aquel dia corno corazon de muger que
cs,lá de parto.
a 3 A d Dam asctim . Confusa est E - — a 3 Contra Damasco. Confundidas
jnath et Arpitad : quia auditum pessi- han sidolim ath y Arjdiad : porque han
m um a u d ie ru n t, turba/i su-nt in mar i: oído una malísima ruu va , se han tur­
pra¡ sollicitudine quiescere non poluit. bado los de las islas del m ar: su in­
quietud no la deja sosegar.
a 4 D issoluta est D a m a s cu s , versa 24 Damasco está azorada: ha echado
e sl in fu g a m , tremor <tppt ehendit cani, á huir : ella está temblando loda : opri—
-1 En ilc tu soberbia, 3 O los utas débiles soldados de INaLucbó-*
a Job X L l . v . i . doaosor.
i L a p r o f e c í a DÉ JEREMIAS.
angustia et dolo fe s tenuerunt eam qua­ mida se halla'de congojas y dolores, co*
s i parlurientem . ido la muger que está de parto.
25 Quomodo dereliquérunt civitatem 2 5 ¡Cómo han abandonado ellos l l
laudábilem , urbem la lilice ! ciudad famosa , la ciudad de delicias!
a 6 Ideó cade ni juvenes ejus in platcis 26 Serán degollados sus jóvenes por
eju s: et omnes v iri proeli i conticescent las calles; y quedarán exánimes en aquel
in die illa. y á it D om in as exercituum . dia todos sus gu erreros, dice el Señor
de los ejércitos.
37 E t succendam ignem in muro D a - 27 Y aplicaré fuego al muro dé Da­
m á s d , et dévor‘a bit meenia D enudad. masco, el cual consumirá las murallas
de el rey Benadad.
28 A d C ed a r , el ad regna A sor, qu a ;— 28 Contra Cedar 1 , y contra los
percussit Nubuchodonosor re x B a bylo ­ reinos ó posesiones de Asor, destruidos
nis. H cec dicit D o m in u s : S u rg ite, et por Nabucbodonosor Rey de Babylonia.
asce'ndite a d C e d a r , et vastóle filia s Esto dice el Seiior: Levantaos, mar­
O rientis. chad contra Cedar / y exterminad lo*
hij os de Oriente.
29 Tabernacula eo ru m , e t greges eo - 29 Se apoderarán de sus tiendas y de
rum capient: peí ¿es eorum y et omnia sos ganados: robarán sus pieles, y to­
vasa eorum , et camelos eorum tollent dos sus m uebles, y sus camellos; y
sibi: et vocabunt super eos form idinem ' acarrearán de todas partes el terror so-^
in circuitu. b recllos.
3 0 F u g ile , abite vehementer y in vora- 3 0 Huid, escapad lejos á toda priesa ,
giniltus sed ete , qui habitatis A s o r , ait dice el Señor; reposad en las cavernas ,
D o m in u s: iniit enim contra vos Nabu- vosotros que ha hitáis en A s o r ; porque
chodonosor rex B abylonis consilium , et contra vosotros ha formado designios , y
eogitavil adversum vos cogitationes, ha maquinado males el Rey de Babylo-
ñia Nahnchjodonosor. 1
3 1 Consurgitey et ascendite a d gen­ 3 1 Levantaos, dice el Señor á los
tem q U/elarri , et habitan tem confidenlery cháldeos y marchad á invadir una na-'
ait D o m in u s: non ostia y ríec vedes eist cion tranquila, que vive sin temor al­
■Sóli habitant. guno: no tienen puertas ni cerrojos : ha­
bitan solitarios.
3 2 E t erunt cam eli eorum in d¡repito* 3 2 Vosotros les arrebataréis sus came­
n e m , e l múltitudo jum enforum in prce- llos , y serán presa vuestra sus muchí­
d a m : et dispergafn eos in iomncm v en - simos jumentos. Y o dispersaré á todos
t u n i , qui sunt attonsi in com am : it e x vientos á estos que se cortan sus cabe­
om ni confinio eorum adducam interitum llos en fo rm a de corona * ; y de todos
super eos, ait Dom inus, sus confines hftrc venir contra ellos la
muerte , dice el Señor.
33 E l erit A so r in habitaculum d ra - 33 Y Asor parará en ser guarida de
conum , deserta usque in oeternum: non dragones, y eternamente desierta: no
manubil ibi vir , nec incolet eam filiu s quedará a llí hombre alguno , ni la ha-
hom inis. hitai'á persona humana.

l C13dar denota los cedarcnos, descendien­ Pero el Profela habla de Asor como de una
tes del liijo de Ismael llamado Cedar ( Gen. ciudad murada , que sería ó manera de metró ­
X X V .v . 13 .) pueblo de la Arabia desierta silo poli de aquel vasto desierto, S. Gerónimo sobre
al oriente de la Judúa. Los reinos de Asor no el cap. X X I . de Isaías.— Jud. I V . v. 2.—
son, según Teodorelo, sino las dileren les ciuda­ Gen. X X V .v . i 3 .
des ó poblaciones de esla nación , ó como 2 Cap. I X . v. a6. — X X V , v. a 3 . Véase
unas tribus errantes que van mudando de lo­ Cabello.
cal , según Lo exige el patio para sus ganados.
C a p i t u l o i 43
.•34 Quod faetum est verbum Domini 34 Palabras que el S eñ o r dijo i Je-
ad Jeremiam prophetam adversas A E - retinas pro teta*, contra Elam 1 , al prin-
_____ f y, .'..V .J L / ÍV * -0 «• • * Í V v r tt - .^ C , Í P g * '» v lp .lt/ 1 K IH 4 0 V O v llv t.ili« . l \ i ^ .

J u d a , dicens Judá. . .
3 5 Hccc dicil Dominus exerciluum: 35 E s lo d ice e l S eiio r de los ejércitos:
Ucee ego con/ringam arcum A E la m , et H e aqui que yo h a ré pedazos el a rco de
sumrnam fortitudinem eorum. E la m 3 , qu e es e l c im ie n te de su p u ­
ja n za .
36 E t inducam super A E la ffi qua- 36 Y so lta ré co n tra E la m los c u a tro
luor venios á quatuor plngis c a li: et v ien to s de los cu a tro pu n tos del cielo , y
ventilaba eos in omnes ventos isto s: el disp ersaré á sus m oradores hácia todos
non erit gen.?, ad quam non perveniant estos vien tos ; siu que baya n ación a lg u ­
profugi jíE la m . na á donde no lle g u e n fu g itiv o s de E la m .
3 7 E t pavere faciam A E la m coram 37 Y haré que tie m b le E la m d e la n te
inimicis suis, el in conspeclu quacren- de sus e n e m ig o s, y á la v ista de aq u e llo s
tium animam eorum : ct adducam su— que in te n ta » su r u in a .E n v ia r é c a la m i­
per eos malum t iram furor is m ei, d i­ dades sobre e l!o s r la fu rib u n d a in d ig ­
cit Dominus: el millam póst eos g la - n ación u i i a , d ice el S e ñ o r ; y e n v ia ré
dium doñee consuma m eos* Iras de e llo s la espada que los p e rsiga
hasta a ca b a rlo s,
38 E t ponam solium meum in A E - 38 Y pondré m i tro n o en E la m , y
lam , et perdam inde reges et principesr a rro ja ré' de a llí á los R e y es y á los p r in ­
ait Dominus. cipes , d ice el Señor.
3 9 Jn novissimis aulem diebus rever­ 3 9 M as en los ú ltim o s d ía s y o h aré
tí faciam captivos A E la m r dicit D o­ que v u e lv a n ú su patria los ca u tiv o s d e
minus. E la m 3 , dice e l S eñ or,

CAPÍTULO L,

Profecía de la ruina d e Babylonia p o r los medos y persas: y de la


libertad que logrará el pueblo de Dios; ni cual exhorta que se
aproveche de tan gran beneficio del Señor.

1 V erbum , quod locutus est Domi­ 1 i a la b ra qu e h a b ló e l S e íío r a ce rcá


nus de Dabylone y et de ierra Chaldao- de B a b y lo n ia , y del pais de los c b á l-
r u m , in manu Jeremice Prophela. d eo s, p or boca del profeta Jerem ías.
2 ylnnuntiate in Geni¡ b u s e l audi— a L le v a d la n o tic ia á las n a c io n e s, y
ium fa cite: levate signum r pr cediente, haced q u e c o rr a la voz ."a lza d séllales
et nolite celare: dicife: Cnpta. est H a— en las altu ras* f p u b lic a d lo , y no lo en ­
bylon, confusas est B e l, victus est M e- c u b rá is : d e cid : T om ad a ha sido B a b y -
rodach, confusa sunt sculptilia ejusr !o n ia , c o r r id a ha quedado B e l , y aba­
supérala sunt idola eorum. tid o M erod ach ; cu b ie rto s qu edan de ig ­
n o m in ia sus s im u la c ro s r aterrad o s han
sid o sus íd o lo s,
3 Quoniam ascendit contra eam gens 3 P o rq u e v e n d rá co n tra e lla del N o r -

I Provincia de Persia, cuya capital era S u- Jet. II. v. 7 . , 8., 9.


sa. Se llamaba Elam el primogénito dé Sem. 4 **• ^ v. 26. — X I. v. 11. ele. Isaías ha-
9 Is. X X I I . v. 6. 7. bla de esla ruina de fiabylouia cap. X L V ..
3 Se verificó en tiempo de Cyro , y mas X LV l. f X L y l í .
perfectamente ea.tiempo, de Cbrislo. Véase
i.4 4 La p r o f e c ía DÉ JEREM IAS,
ab Aquilonc\ quat popel terram ejus in te 1 u n a n a r io h , la c ü a la S o la r á a b p á is,
soliludinem: et non erit' qui hábilet ín sin que quede qu ien le ha Inte': déstie
*.1 ' l i u i u l i t «_ l iu J i u . lu b c A ittt'i **C

sunt , et abierunt. sieron en m o v im ien to y se in d rcliárb n .


4 Jn diebus illis, ih iempore illot 4 E n aq u ello s dias-, y e n a q u é l tiem po
ait Dominas: venieni filii Isra el, i/;s/ se re u n ir á n , d ice el S e iio r, los hijds de
c/ filii Juda simul: ambulantes el Jltti­ I s r a e l, y ju n ta m e n te to n -e llo s los h i­
les properabunt, Dominum Deunx jos de Judá para v o lv e r á Jerusalem:
suum qu&rcrit* ' ■
: “ 'y l W a n d o de áfrgría se d a r á n p r ie s a , y
bu scarán a l S efior Su R íos. ’ ’■
5 In Sion Inter rogabunt viam , - huc 5 Preg'uiltcn'áu o ¡Jal es e l'c a m in o que
focies eorum. Venient1, c/ apponenlur va á S io n ; ú e lla d ir ig irá n sus ojos. V o l ­
ad Dominum foedere sempiterno , v erá n del cautiverio i y se u n irá n a l
nu//a oblivionc delebitur. S eñ or con una a lia n za e tern a 9 , c u y a
m em o ria no se b o rra rá jam ás. ;-
6 G rc .r perdilus fa ciu s est populus 6 R ebañ o perdido Tu¿ el p u e b lo m ío :
meus: pastores eorum seduxerunt-eos, sus pastores le e x tra v ia ro n 1, y le h icie ­
feceruntqué vagar i in montibus: de mon­ ro n i r vagan d o por las m otilabas : an ­
te in collem transierunt, ohlili sunt cu- d u v o p or m ontes y c o lla d o s , y ’ sc o lv i­
bilis sui. dó del lu g a r de su reposo.,
7 Omnes qui invencrunt, comedernnt y T odo s cu a n to s en co n trab an á los de
eos, et hostes. eorum d íxerun t: Non m i p u e b lo , los d e v o ra b a n : y s u s 'e n e ­
peccavimus: pro co quod peccavérutit m igos decian : E u e slo no haceróos nada
Domina decor i j us t ¡lia:, el cxpcctatbni iiia lo : porque estos han pecado 'c o n tra
patrum eorum Domino. el S e ñ o r , esp len d or dc‘ ju sticia c) san­
tidad; c o n tra el S e ñ o r , esp eran za de
sus padres.
8 Rccedite de medio Babylonis, et.de 8 H u id de en m edio de B a b y lo n ia , y
ierra Chaldtzorum egredimini, ct stote sa lid del pais de los «'báldeos; y sed co ­
. quasi haedi.ante gregem. m o los m oruecos d e la n te d c l rebañ o
g Quoniam eccc ego suscito, et addu­ g P o rq ue he a q u í que yo pon d ré en
cam in Babylonem congregationem Gen­ m o v im ie n to , y. traeré reu n id o s c o n tra
tium magnarum de ierra Aquilonis: et B ab y lo n ia los ejércitos de n aciones g r a n ­
pra-parabuntur adversus eam , et inde des de la tie rra d e l N o rte , los cu ales
. capictur: sagítta ejus , quasi viri fdrtis se d isp on drán para a s a lta r la , y en se­
interfectoris, non rcvértciur vacua. 1 g u id a sei^á lo m ad a: sus sa e ta s , com d de
fu e rte s y m o rtífe ro s g u e r r e r o s , n o se*
~ rá n disp arad as en v an o.
i o E l erit Cháldcra in prtrdam: o - 10 Y la C h á ld ea sérá e n tre ga d a a l sa­
mnes vastantes cam replebuntur, ait q u e o ; qu ed arán atestados de riquezas-
Dominus. todos sus saqu ead ores, d ice el Seííor.
i i Ouoniam exultatis, el magna lo- 11 Y a que s a lía is de c o n te n t o , y h a ­
quiminii dir¡picnics Jicereditatem meam: b ía is con a rro g a n c ia por hab er d e v asta ­
quoniam effusi estis sicut viluli éuper do la heredad m ia ; ya que reioaais co­
herbam, et mugistis sicut tauri,- m o n o v illo s sobre la y e rb a , y m u g ís c o -
.t 1* 1 ’ ■m o t o r o s :
12 Confusa esl mater vestra nimis, i s Babylonia v u e stra m ad re ha qu e­
ei adeequata pulveri, quet genuit vos: dado pro fu n d a m en te a b a tid a ; y asolada

V Is- X L I . v. -ñ .-^ X L V l. v. 11. los hombres hijos de Abraham .segun la f e , de


„ j j v sti X I . v. iS . — XI- v. a. Aquí «a qae fué'mttliador Jesü-Clírisio. '
umbieu de la alianza entre Dios y lodos - 3 Is. X . v . | 3 .— X IV . v. 9. ......1
Ca pitulo L. 145
et.ce nooissim aerit in Gcntibus, deserta , lia sido la que os engendró: he aquí
i noi a , et arens . que será ]a mas despreciable entre laa
naciones, desidia quedará, intransita­
ble , y árida.
1 3 A b ira D o m in i non ha btla liiu r, 1 3 La indignación del Señor la deja­
sed redigetur tota in solitudinem : 0- rá inhabitada, y reducida á una sole­
m nis qui transibit per Babylonem , stu- dad: todo el que pasare por Babylonia
p eb it, et s ib i lábil super univcrsis pía - quedará Heno de pasmo, y liará rechi-
ila de todas las desgracias de ella.
14 Prceparam ini contra Babylonem 14 Oh vosotros, todos cuantos estáis
per circuilúm omnes qui tend ilis arcum; diestros en manejar el arco, aperci­
debe líate e a m , /io/i parcatis ja cu lis: bios de todas parles contra Bahylonia,
quia Dom ino peccavit. embestidla , no escaseeis las saetas ¡por­
que ha pecado contra el Señor.
1 5 Clam ate ad versus eam , ubique de- 1 5 Levantad contra ella el grito; y a
d it manum , ceciderunt fu n dam en ta liende sus manos por todos lados, dán­
e ju s , destructi sunt m u ri e ju s , quo­ dose por vencida: coumuévcnse sus fu n ­
niam ultio D o m in i est: ullionem acci- damentos, destruidos quedan sus muros;
p ile de ea ; sicut f e c i t , fa cite ei. porque es el tiempo de la venganza del
Seuor? tomad venganza de ella, tratad­
la romo ella trató á los demas.
16 D isperdile satorem de B abylone, iS Acabad cu Babylonia con todo vi­
et tenentem fa lce m in tempore mes sis: vien te; ni perdonáis á aquel que siero-r
a fa c ie g la d ii colum ba unusquisque ad bra, ni^W jue maneja la hoz en tiempo
populum suum convertelur , et sin guli de la siega: al relum brar la espada de
ad terram suam fu g ie n l. la Paloma 1 volverán todos á sus pue­
blos, y cada cual huirá al propio pais.
1 7 G r e x disper sus Is r a e l , leones eje - 17 Israel es una grey descarriada: lo»
terunt e u m p r i m u s comed it eum rex. leones * la dispersaron. El primero á de­
A s s u r : isle .novissim us exossavit eum vorarla fué el Rey de Assur: el últim o
Nabuchodonosor r e x B abylonis. ha sido Nabuchodonosor R eyd eB abylo-
ína, que ha acabado hasta con sus huesos3»
i 8 Proptereá hccc dicit D om in us excT' 18 Por lan ío , eslo dice el Señor de
ciluum D eus I s r a e l: Ecce ego visitado los ejércitos, el Dios de Israel: He aqui
regem B a b y lo n is, et terram e ju s , sicut que yo castigaré al Rey de Babylonia y
visita vi regem A ss u r : á su pais, al modo que casligué al Rey
de Assur
1 g et reducam Isra el a d .habítaculum 19 Y conduciré oirá vez á Israel á su
suum : et pascetur Carm elum et B a sa n , antigua morada, y gozará de los pasto»
et in monte E p hraim et G a la ad sa tu - del Carmelo; y en Basan, y en los co­
rabitur anim a ejus. llados de Ephraim y de Galaad se sacia­
rán sus deseos.
ao In diebus i l l i s , et in tempore i lio , 20 Eu aquellos dias , dice el Señor, y
ait D om inus , qua:retur iniquitas I s ­ en aquel tiempo se andará en busca de
rael, el non erit; et peccatum J a d a , et la iniquidad ó idolatría de Israel, mas
non in v en telu r: quoniam propitius ero esla no existirá ya : y del pecado de Ju­
e i s , quos rcliqUero, d á , y tampoco se hallará: porque yo
seré propicio á los restos de dicho pue­
blo que rae habré reservado.
1 Véase antes cap. X X V . v « 38 ., y X L V L i IV. Iteg. X X V . v. 9-j etc.
v - i6. 4 Ezech. X X X . v. 1.
Q Los Reyes asirnos.
T om. IV. K
iAG L a p r o f e c ía d e je re m ía s .
a i Super terram dom inantium aseen- a i O h C y ro , marc.fra tú contra ?a
d e , et super habitatores ejus v isita , Cháldea, tierra de los dominadores , y
dissipa , et interfice quee post eos sunt, castiga á sus habitantes, devasta , y ma­
a it D om inus et f a c j u x l a omnia c¡uce ta á aquellos que les siguen detrás; á
p ra cep i tibí. todos, dice el S eiior: y obra según las
órdenes que te tengo dadas
s a V o x belli in Ie rr a , et contritio aa Estruendo de batalla se oye sobre
m agna. la tierra, y de grande exterminio.
a 3 Quomodo eon/ractus e st, et con- a 3 ¿Cómo ha sido hecho pedazos y
tritu s m alleus universa ierra ? quo­ desmenuzado e l R e y de B a b y lo n ia , el
modo versa est in desertum B abylon que era el m artillo de. toda la tierra?
in Gentibus ? ¿cómo está Babylonia hecha un desier­
to entre las gentes?
a 4. Illaqueavi te , et capta es B a by lon , 24 Y o te cogí en el lazo, y sin pen­
et nesciebas: inventa e s, et apprehensa: sarlo te has visto presa, oh Babylonia:
quoniam D om inum provocas ti. has sido hallada y cogida, porque hi­
ciste guerra al Señor.
a 5 A p eru it Dom inus tkesaurum suum , a 5 Abrió el Señor su tesoro, y ha
et protulit vasa ir ce suce: quoniam opus sacado de él los instrumentos de su in­
est Dom ino Deo exercituum in térra dignación ; pues va á ejecutar el Señor
Chaldceorum. Dios de los ejércitos su obra contra la
tierra de los cháldeos a.
a 6 V enite ad eam ab extrem is f i n í - 26 Venid contra ella desde las mas
bus , aperite ut exéant qui conculcent remotas regiones, dad lugar para que
ea m : tollite de via lap id es, et redigite salgan los que la hau de hollar-, quitad
in acervos, et interficile ea m : nec sit las piedras del cam ino, y ponedlas en
quidquam reliquum . montones: haced en ella una carnice­
r ía , hasta que no quede viviente alguno.
27 D issipate universos fortes eju s, 27 Exterminad á todos sus guerrerost >
descendanl in occisionem : vee e is , quia. sean conducidos al matadero: ¡ay de
venit dies eorum , tem pu s ; visitationis ellos! porque ha llegado ya su d ia, el
eorum. / día de su castigo.
a 8 V o x fu g ie n liu m , et eorum q u i eva- 28 Voz de los fugitivos, y de aquellos
¿erunt de ierra B a b y lo n is , ut a n n u n - que escaparon de la tierra de Babylo­
iien t in Sion ultionem D o m in i D e i no­ nia , para llev a rá Sion la noticia de la>
s tr i , ullionem tem pli ejus. venganza del Señor Dios nuestro, de la
venganza de su santo templo
a g A n n u n tia te in Babylonem p lu ri— 29 A toda la m ultitud de los que en
m is , ómnibus qui tendunt arcum : con- Babylonia entesan el arco, decidles:
s istite adver sus eam per g y r u m , et Asentad los reales contra ella por todo -
n u llu s e o a d a t: reddíie e i secundüm el alrededor, á fin de que ninguno es­
opus su u m : ju x t a om nia qua: fe c it, f a - cape : dadle el pago de sus fechorías:

I Admirable documento que no9 enseña que sobre la Historia, universal.


lodo cuanto sucede en las revoluciones de los 2 Véase Job X X X V I I I . t*. 42 .
imperios, todo viene dispuesto por la sabia y 3 Cuando Cyro entró en Babylonia, algunos
altísima Providencia de Dios; elcu alo rd en a,ó de los judíos que estaban alli, acordándose de
permite , y da los medios, y prospera las ac­ las predicciones de Isaías y Jeremías sobre
ciones ó empresas de aquellos que él elige pa­ Cyro, se escaparon , en medio de la confusion
ra que sean instrumentos de su jusla indigna­ de aquellos dias, y se fueron á Jerusalem, y
ción , ó de su misericordia. Cyro fué instru­ dieron esta gran nueva ¿ los que todavía per­
mento de Dios para castigar á los cbildeos, y manecían ó se habían quedado en aquella
para dar libertad á Israel. Véase lo que dice el ciudad.
Sr. Bossuet en su admirable obra: Discursos
C a p i t u l o L. i4y
cite illi: quia contra JDominum erecta portaos con ella conforme ella se ha
est , adver sum sanctum Isra el « portado; pues se levantó contra el Se­
iio r, contra el Santo de Israel.
3 o Idcirco cadent juven es ejus in p ia ­ 3 0 Por tanto caerán muertos en sus
féis ejus -• et omnes viri bellatores ejus plazas sus jóvenes,y quedarán sin alien­
eonticescent in die i lla , ait D om in us. to en aquel día todos sus guerreros , di­
ce el Señor.
3i Ecce ego ad te, superbe, dicit D o - 3 1 Aquí estoy yo contra t í , oh so­
m inus D eus exercituum : quia venit dies berbio B a lth a s a r , dice el Señor Dios
tu u s, tem pus visitationis tuce. de los ejércitos; porque ha llegado tu
dia, el dia de tu castigo.
3 2 E t cadet super b u s , et corruet, et 3 a Y caerá el soberbio, y dará en
non erit qui suscitet eum : et succendam tierra, sin que haya quien le levante ;
ignem in urbibus e ju s , et devorabit o- y pegaré fuego á sus ciudades, el cual
m nia in circuitu ejus. devorará todos sus alrededores.
33 Hccc dicit D om in us exercituum : 3 3 Esto dice el Señor de los ejércitos
Calum niam sustinent f i l i i I s r a e l , et f i ­ Los hijos de Israel, juntamente con los
l i i J uda s im u l: om nes, q u i ceperunt de Judá, se ven oprimidos: todos aque­
eos y tenenty nolunt dim itiere eos. llos que los cautivaron, los retienen, no
quieren soltarlos.
3 4 Redem ptor eorum fo r t is , D om in us 34 Pero el fuerte Redentor suyo, aquel
exercituum nomen e ju s, ju d icio defen - que tiene por nombre Señor de los ejér­
det causam eorum , ut exierreat terram , citos , defenderá en juicio la causa de
el commoveat habitatores Babylon is, ellos, y llenará de espanto la tierra, y
hará que se estremezcan los habitantes
de Babylonia.
3 5 G lad iu s ad Chaldceos, ait D om i­ 3 5 Espada ó guerra contra los chál-
n u s , et ad habitatores B abylon is y et deos, dice el Señ or, y contra los habi­
ad principes, et ad sapientes ejus. tantes de Babylonia, y contra sus P rin ­
cipes, y contra sus sabios.
3 6 G lad iu s ad divinos e ju s, q u i s tu lti 3 6 Espada contra sus adivinos , y
erunt: gladiu s ad fo r te s i ll i u s , q u i //- quedarán entontecidos: espada contra sus
mebunt, valientes, y quedarán llenos de terror.
37 G lad iu s ad equos eju s, et a d cur- 37 Espada contra sus caballos, y con­
r u s ejus , et ad omne v u lg u s , quod est tra sus carros de guerra, y contra todo
in medio ejus: et erunt quasi mulleres: el gentío que ella contiene, y serán tí­
gladiu s ad thesauros e ju s , qu i d ir i- m idos cornos mugeres: espada contra
pientur. los tesoros, los cuales serán saqueados.
3 8 Siccilas super aquas eju s e r i t , ei 38 Se secarán , y agotarán sus aguas:
arescent: quia térra sculptilium e s t , et porque tierra es esa de vanos simula­
in portentis gloriantur. cros , y que se gloría en sus monstruos.
3 g Proptereá habitabunt dracones cum 3 g Por tanto vendrá á ser guarida de
fa u n is fica riis: el habitabunt in ea strxi- los dragones y de los faunos 1 que se
th io n es: el non inhabitabitur ultra u - alimentan de higos silvestres, y morada
sque in sem piternum , nec extruetur u - de avestruces; quedando inhabitada pa­
sque ad generationem et generatianem. ra siem pre, sin que nunca jamas vuel­
va á ser reedificada.
4 o Sicut subvertit D om in us Sodomam 4 o Vendrá á ser e lla , dice el Señor,
et G om orrham , et vicinas e ju s , ait D o­ como las ciudades de Sodoma y Gomor-
m inus : non habitabit ib i v ir , et non rha y sus vecinas, que el Señor destru-

1 Is. cap. X X X IV . v . 14. nota.


Ka
148 L a p r o f e c ía DE JEREM IAS.
incolel eam filiu s hom inis , yó: no quedará hombre alguno que la
habite, ni persona humana que allí
more 1.
4 i Ecce populas cénit ab A q u ilon e, et 4 > He aquí que viene del Norte un
fe n s m ag na : et reges m u llí consurgent pueblo y una nación grande; y se le­
d fin ib u s terree. vantarán muchos Reyes de los extremos
de la tierra a.
4 a A rcum el scutum apprehendenf: 4 ^ Asirán del arco y del escudo: son
irudcles sunt el im m isericordes: vox crueles y sin misericordia : sus voces se­
eorum qu asi mare so na 6it.: et super rán como un mar que brama , y mon­
equos a scen d en l, sicut vir par alus ad tarán sobre sus caballos t como un
prcclium contra te, filia B a bylon . guerrero apercibido para combatir con­
tra t í , oh hija de Babylonia.
43 A udivit re x B abylonis fa m a m eo­ 43 Oyó el Rey de Babylonia la fama
rum f el dissolufcc sunt. m anus ejus: de ellos, y quedó sin aliento, y opri­
angustia apprehendit eum , dolor quasi mido de angustia y de dolor como mu*
p arlurien lem . ger que está de parto.
44 Ecce quasi leo ascendet de st/per- 44 He aquí que un R ey vendrá como
bia Jordanis ad pulehritudinrm robu­ un león, desde el hinchado Jordán á
sta m : quia subiló currere fa cia m eum caer sobre la bella y fuerte Babylonia;
a d illa m : et quis erit electa s , quem porque yo le haré correr súbitamentehá-
prceponnm e i? quis est enim sim ilis cia ella: ¿y quién sino C yro , será el es­
m ei? et quis sustinebit me ? et quis est cogido , á quien yo le encargue que se
íste p a sto r , qui resislat v u llu i meo? apodere de ella? ¿pues quién hay se­
mejante á mi ? ¿quién habrá que se me
oponga? ¿ni cuál es el pastor ó copitan
que pueda ponérseme delante 3?
45 Próptcrea audite consilium D om i­ 45 Por lau to, oid el designio que tie­
n i, quod mente eoncepit. adversum B a — ne formailo a llá en su mente el Señor,
bylonem : t i cogitationes e ju s , quas co- contra Babylonia; y sus decretos en ór­
giiacil super terram Chaldceorum : n is i den al pais de los cháldeos: Ju ro , dice
d elraxerint eos p a rv u li gregum, n isi el Señor, que los eagales pcquenuelos
dissipatum fa e r it cum ipsis hábil acu- del rebano, ó los m as débiles soldados,
lum eorum. darán en tierra con ellos : juro que se­
rán destruidos ellos{ y las ciudades en
que habitan.
46 A voce eaptivitatis B abylon is com - 46 Á la noticia de la conquista de Ba­
m ola est Ierra , et clamor ínter Gentes bylonia se ha estremecido la tierra , y
a u d ilu s esl. sus gritos se han oido entre las naciones.

1 La fíah)'hmn de que hablan los viageros Cyro, y le acompañaban en la expedición á


modernos no.está donde la antigua; ai puede Bal>ylonia.
llamarse la misma. 3 Se birve hablando de Cyro de la misma
a Estas reyes son Cyroy Darío. Xermphnn- semejanza que usó hablando de Nabuchódo-
tn, lib. V. Cyrop. refiere lambien los nombres nosor cap. X L I X . v. 19.
da muchos principes que eran tributarios de
M9

CAPÍTULO LI.

Continúa Jeremias describiendo la ruina de Babylonia: d cuya ciudad


envía estas profecías p ara que sean leídas , y confirmadas con una
señal visible.

i XjEcec dicit D o m in u s: Ecce ego su- i Ü isto d ice el S eiio r: H e a q u í que


sciiabo super Babylonem et super ha- y o le v a n ta ré un v ie n to p e stífe ro ó des­
bilatores e/us, qui cor suum levaverunt tructor co n tra B a b y lo n ia y sus m o ra -
contra m e , quasi ventum pestilenlem . d o re s, los cu a les se han le va n ta d o c o n ­
tra m í.
a JSt m illam in Babylonem ventila - a Y e n v ia r e co n tra B a b y lo n ia a v e n ta ­
¿ores, et ventilabunt eam , el dem olien - d o re s, qu e la a v e n ta r á n , y a so lará n su
tur terram ejus: quoniam venerunt'su­ p a is ; porque en el d ia de su t r ib u la ­
per eam undique in die af/lictionis ejus . c ió n a cu d irá n de todas p a rtes c o n tra
e lla .
3 Non tendat q u i tendit arcum suum , 3 E l que entesa e l a rco , poco importa
et non ascendat lorica(ust nolite p a r - que n o le e n te s e , n i que v a y a sin c o ra ­
cere juoenibus e ju s , interficite omnem z a ; porque la victoria es segura. .No te -,
m ilitiam ejus. n eis que p e rd o n a r.á su s jó v e n e s: m a ta d
á lodos sus soldados.
4 E t cadent interfecti in térra Chal - 4 Y m u e rto s caerá ti en tie rr a de los
deeorum , et vulnerati in regionibus ejus , c h á ld é o s , y h erid o s se rán eu sus r e ­
gio n es.
5 Quoniam non f u it viduatus Israel 5 P o rq u e n o lian quedado Isra e l y J u ­
et J u d a a Deo suo Dom ino exercituum :> dá aband on ad os de su D io s , el Señor
ierra autem-eorum repleta est delicio á de loa e jé r c it o s ; y. porque la tie r r a ;de
sánelo Israel, •: ! los cháldeós está lle n a de. pecados «con­
tr a el S a n to de Isra el.
6 FugUe de medio B a b y lo n is ¡ et sa l - 6 H u id , oh ju d ío s , de en m edio de
vet unusquisque anim am suam : nolite B a b y lo n ia , y ponga cad a c u a l en sa lv o
lacere, super iniquitatem ejus : quoniam su propia vida : n o seáis in d o len tes en
tempus ultionis esl á D om ino, vicissi- órden á su in iq u id a d ; porque lle g a d o
íudinem ipse retribuet ei. ha el tiem p o de la ven ga n za d e l S eñ o r,
el c u a l le d ará su m erecido.
i 7 C o lix \ aureus B abylon in: m anu y . B a b y lo n ia ha sido hásía ahora en
D o m in iin e b r ia ns omnem terram : de la m an o del S e ñ o r , com o u n c á liz de
vino ejus biberunt G e n te s , et ideó cóm- o ro .p a ra e m b ria g a r ó haeer beber su ira.
m o tc e iu n t. i .• ;j ; ; á toda la .tierra. Tod^s las n acion es b e -,
bit;ron de su v in o , y qu edaron com o
fp e r a d e s íj- , iyvit\r> v • ■ ,
¡8 iSuhito tetidU Bábyloú^ ,e/% contrita-, 8 JS a b y lo n ja b a . cáidú'.c£ puntíllam e irte.,\
e st: ululóte super eam\ \loliHh.resinam\ y se ha hecho pedazos: p ro ru m p id en
á d dolQrem ejus s i fo r le sanetur. alaridos', sobre,'. e.lla ; tom ad t r i a c a ’ .pa^a
sus b e rtd a s , por; 'si; la I vea « puede c u - >
' " ....... 1 'i ■ .) ' • ra rse.i / I : í u V' /•l v.'.\v.*-i'íu\ \
9 C uravimus.Babylonem ; el non est', g H em os m e d icin ad o.:^ BebyAooÁíínJlJ
sanata : derelisiquárfius&arrí^ et eámusi n o ba c u r a d o , dicen sus am igos: a b a n ­
Unusquisque in terram suam: quoniam doném osla p u e s , y v olvám o n os cada
pervenit usque ad íalos jüdieium ejus, c u a l á s íí ' ti e rra p p ü e s "sus d e li ios íu b ie -
Tom . IV .
l 5o La PROFECIA DE JEREMIAS,
et elevatum est usque a d nubes. ro n m as a llá de la s ñ u t e s , lle g a ro n b a s­
ta e l c ie lo .
10 P r o tu lit D om in us ju s litia s n o - 10 E l S eiio r ha hech o a p a re c e r n u e s­
s í ras: vcnite, et narrem us in Sion opus t r a ju s tic ia : v en id , y p u b liq u e m o s e n
D o m in i D e i nostri.- S io n la o b ra del S eñ o r D ios n u e stro .
11 A cuite sagiltasy implefe pharetras: 1 1 A g u z a d , oh babylonios , v u e stra s
susciiavit D om inus spirilum regum M e- saetas lle n a d de e lla s v u e stra s a lja ­
dorum: el contra Babylonem m ens ejus bas. E l S eñ o r ha su scita d o el e s p ír itu de
e s t , ut perdat ea m , quoniam uliio D o ­ los R e yes de la M ed ia , y h a tom ado y a
m in i e s t , ullio iem p li sui. su re so lu ció n de a r r u in a r á B a b y lo n ia ;
porq u e el S e ñ o r debe ser v e n g a d o , debe
ser ven ga d o su te m p lo .
12 Super muros B abylon is levale s i - 1 2 L e v a n ta d en hora buena las b a n ­
gnum , augete custodiara: levale custo- d eras so b re los m u ro s de B a liy lo n ia ,
d e s , praparate in s id ia s : quia cogitavit a u m e n ta d la g u a rn ic ió n , poned c e n ti­
D o m in u s , el fecit qucecumque locutus n e la s , disponed em bo scad as: pero el Se­
est contra habitaiores B abylon is. ñ o r ba d e c re ta d o , y e je c u ta rá todo cu a n ­
to p re d ijo c o n tra los h a b ita n te s de B a ­
b y lo n ia ,
1 3 Quee habitas super aquas m u lta s f 1 3 O h t ú que tien es lu a sie n to e n tre
locuples in ih e sa u ris, venit fin is tuus, a b u n d a n cia de a g u a s, colm ad a de riq u e ­
p ed a lis prcecisionis tuce, zas , tu fin ba lle g a d o , h a lle g a d o e l
p u n to lijo de tu d e s tru c c ió n 9.
1 4 J u ra v ít D o m in u s exercifuum p er 1 4 E l S e ñ o r de los e jército s b a ju r a d a
anim am suam : Q uoniam np lebo te p o r s í m is m o , diciendo: Y o le in u n d a ­
hom inibus qu asi tr u c h o , et super te ré de u n a tu rb a de hom b res {¡soladores
celeutna canlabitur . com o langostas; y se c a n ta rá c o n tra t í la
can ció n de la v e n d im ia tí del castigo 3.
1.5' Q u i fecit-' terram in fortiludine> 1 5 É l es e l que con su p o d e río h izo
sUa , prerparapit arberti in sapieñtia suay l a t ie r r a , y el que con su s a b id u r ía
e l p ruden tia sua exten d il calos, dispuso el m u n d o t y e x ten d ió lo s cielo s
con su in te lig e n cia .
36 D a n te eo vocem , muUipHcantur 16 Á una v o z su y a se c o n g re g a n la»
aquoe in calo: qui levat nubes ab e x - , agu a s en e l c ie lo : é l hace v e n ir d e l ca­
trem o Ie r r a , fu lg u r a in p luviam fecit:- b o d e l m u n d o las n ub es : deshace en.
t i p rod u xit ventum de ih esa u ris su is, llu v ia los re lá m p a g o s , y saca de .sus te ­
soros e l v ien to .
¡i 7 S tu ltu s fa c iu s e st omnis homo a 1 7 E n n ecio p aró todo h o m b re co h su
s cien tta ; co'nfusus est om nis canjlator' saber. L a e statu a m ism a del idolo.es lá
in 'scu lp tili t quia m endax est conjlatio con fu sion de todo a r t í f i c e : p o rq u e cosa-
eo rú m , nec est spiritus in eis. m e n tiro sa es la ob ra que él ha hecho-j'
n o h ay en e lla e s p ír itu de vida.
18 Vana sunt opera , el risa dignan 18 O b ras v an as son esas y d ig n a s de
in tempore'visitalionir su a peribúrít. i risa ó desprecio: e lla s p e re ce rá n en é l
tie m p o d e l'c a s tig o . ’ ' • l'
i g N o n s ic u í hcec , p a rs Jacob: quia 1 9 N o es corno la s ta le s o b ras a q u e l
qui f e c i l aninia! ipsé est j et Isra e l s c e - ‘ qu e es la porcion ó la herencia de Ja­
plrum h a red ila tis eju s i D om in us exer~ c o b ; pues é l es quien ha form ado todas
cifuunc fiom eá eju s. : lá s cosas é Isra e l es su re in ó h e r e d ita ­
-■ - -i.-i. , uíi/ ir> i rio . S e ñ ó í ,d«- los e jé r c ito s es e l n o m ­
j: 1»- ! - ' • : ;i bre- su y o . ■•' 1 '■1 ' ■
' ■ ' ' i!
i Hábla:tíí Profeta irónicamente. : El liéb'reo: elfin de tusgána/icias. 3 Véase Veúdimia.
C A P I T U LO L í. i 5r
30 Collidis tu m ih i vasa ¿ e l!i , et cgó 20 Tú f oh B a b y lon ia , has sido para
collidam in te Gentes: et disperdam in m í el martillo con que be destrozado
te regna: las gentes belicosas *; y por medio de tí
yo arruinaré nacioncs, y asolaré reinos;
2 1 et collidam in te equum , et equi- 21 y por tu medio acabaré con los ca­
tem e ju s : et collidam in te currurn et ballos y caballeros, y con los carros ar­
ascensorem e ju s : mados y los que los montan :
22 et collidam. in te virum et m ulie— ■2a por medio de tí acabaré ron hom­
re m : el collidam in te senem et pue- bres y mugeres: por medio de lí aca­
r u m : et collidam in te juven em et v ir - baré con viejos y niños; y acabaré por
gínem : tu medió con los jóvenes y doncellas.
2 3 el collidam in te pastorem et gre- 2 3 Por lu medio acabaré con el pas­
gem ejus: et collidam in te agricolam tor y con su grey , y por tu medio aca­
et ju g a les e ju s : et collidam in te du— baré con el labrador y con sus yuntas,
ces et m agistralus . y acabaré por tu medio con los caudillos
y los magistrados.
E t reddam Babylonia et cunctis 24 Y después, ante vuestros ojos, yo
habilatoribus Chaldcccc, omne m alum pagaré á Babylonia, y á todus los mora­
suum., quod fecerun t in S io n , in oculis dores de la Cbáldea todo el mal que hi­
vestris , a it D om inus, cieron contra Sion , dice el Señor.
Ecce ego ad te mons p e s tife r , a it 2 5 Aquí estoy yo contra l í , dire el
D o m in u s , qui corrumpis universam ter­ Señor, oh monte pestífero 1 que inficio­
ram : et extendam m anum meam s u ­ nas toda la tierra ; y extendere contra tí
per te , el evolvam te de p e lr is , et dabo mi mano, y le precipitaré de cutre lus
te in montem com buslíonis. peñas, y te haré semejante á un rnoute
consumido por las llamas.
26 E l non tollent de te lapidem in 26 No se sacará de tí ni piedra ú til
a n g u lu m , et lapidem in fu n d a m e n ta , para una esquina, ni piedra para ci­
sed p erdilus in ceternum e r i s , a it D o - mientos; sino que quedarás destruido
m i ñus. para siempre, dice el Señor.
•27 Leoale signum in ierra : clangile 27 Alzad bandera en la tierra, haced
buetind in G en tibus , sanclificale super resonar la trompeta entre las naciones:
eam gen tes; annuntiate contra illam preparad los pueblos á una guerra sagra­
regibus A r a r a t , M enn i, et A scen ez: da contra Babylonia : llamrul contra ella
num eróte contra eam T a p h sa r , a d d u - á los Beyes de A rarat, de M cu n i, y de
tite equum quasi bruchum aculeatum . Ascenez: alistad contra ella los solda­
dos de Taphsar: poned en campaña ca­
ballos como un ejercito de langostas
armadas de aguijones.
a 8 Sancfificate contra eam gentes , re­ 28 Preparad á la guerra sagrada con­
ges Mrdice , duces e ju s , et universos tra ella á los pueblos, y á los Reyes de
m agisti á fu i e ju s , cunctamque terram la Media, y á sus capitanes, y á todos
potes ta tis ejus, sus magnates, y á todas las provincias
que le están sujetas.
29 E t commovebilur ierra , el contur - 29 En seguida será conmovida y con­
b abilu r: quia evigilabil contra B abylo— turbada la tierra t porque pronto se
nem cogitado D o m in i, u l ponat terram cumplirá el decreto del Señor , por el
B abylonis desertam et inhabitabilem. cual el pais de Babylonia quedará de­
sierto é inhabitable.
3 0 Gessaverunt, fo rtes B abylon is á 3 0 Han abandonado el cómbale los va»
J Vtíu¡>u cap. t.. v. 2.1. ^ soberbia y orgullo, ó Ut vez por Ja gruu ele»
9 Llama monte ¿ Babylonia por razoa de su vacion de sus murallas y torre».
K4
l 52 L a PROFECIA DE JE R E M IA S,
preelio, habit'ave'rurit in p rccsid iis: de­ líenles de Babylonia, se han metido en
vora! um est robur eorum , et f a c t i sunt las fortalezas, se acabó su valor, son
quasi m ulieres : incensó sunt taberna - ya como mugeres: incendiadas han sido
cu la ejus , coniriti sunt v ed es ejus. sus catas, y hechos pedazos los cerrojos
de sus puertas.
3 i Currens ohviam currenti venief: 3 i Un correo alcanzará á otro correo,
et nu nfius obvius n u n fia n li: ut annun - un mensagero á otro mensagero: van á
tiel regí B a b y lo n is , quia capia est c i- noticiar al Rey de Babylonia que su
ttitas ejus á sum m o usque ad sum m um : ciudad ha sido tomada desde un cabo al
otro;
3 a et vada prceoccupala s u n t, el pri­ 3 a y que están tomados los vados del
la d es incensó: sunt igni, el v iri bellota- rio , y que han incendiado los caí/ave-
res conlurbati su n t . rales de ju n to á las lagunas, y que es­
tán llenos de turbación todos los guer­
reros.
33 Q uia liase dicit D o m in u s exerci- 33 Forque eslo dice el Seiior de los
tuujn , D eus I s r a e l F i l i a B abylon is ejércitos, el Dios de Israel: La bija de
qu asi orea , tempus trituroe e ju s : adhuc Babylonia será hollada como la mies
madicum t et veniet tempus messioriis en la era: ha llegado el tiempo de ser
ejus. trillada ; dentro de poco comenzará la
siega.
34 Com edil m e, devoravi/. me N a bu- 3 4 Nabncbodonosor Rey de Babylo­
thodonosor rex B a b y lo n is: reddidil me nia me ha consumido, me ha devorado:
qu asi vas in a n e , absorbuit me quasi me ha dejado como una vasija vacia
dráco, replcvit venirem suum tenerilu­ de todo: cual dragón me ha tragado:
d í ne m e a , et ejecil me, ha llenado su vientre de todo lo que te­
nia y o rn a s precioso, y me ha echado
fuera y dispersado.
35 In iquila s adversum me., et. caro - 3 5 Las , injusticias cometidas contra
mea super Jiabyláncm , dicit habitat io mí , dice la hija de Sion , y la carnice­
Sion : et. sanguis m eus super hábil ato­ ría que ha hecho en mis h ijos, eslá cla­
res Chaldatce , dicit Jerusalem . mando contra. Babylonia; y la sangre
mi a, dice Jerusalem , grita contra los
habitantes de la Cháldea.
36 Proplereá hccc dicit D om in us: U c­ 36 Por tanto esto dice el Seííor: He,
ee ego judicabo causam tuam y el u lc i- aquí que yo tomaré por mi cuenta .tu
scar ultionem tu a m , et. deserlum f a ­ causa, y el vengarte de los agravios; yo
ciam m are.ejus, el siccabo venam ejus. dejaré sin agua á su mar 1 , y secaré
sus manantiales.
3 7 E i erit Babylon in tú m u lo s, ha­ - 3 7 Y quedará Babylonia reducida á
bitado draconum: stupor et s ib ilu s , eó un moulon de escombros, guarida de
quod- non sit habitat ar,. . dragones, objeto de pasmo y de escar­
nio; pues permanece inhabitada.
38 S im u l ut leones rugienl.f excutienl 38 Rugirán ios cháldeos todos á una
comas veluli ca tu li leonum . como leones : sacudirán sus melenas co­
mo vigorosos leoncitos.
3 9 I n calore eorum ponam potus eo- 3 g Los dejaré que se calienten en sus
r u m , et inebriaba eos ut sopiantur , et banquetes, y que se embriaguen; para
dorm iant som num sem piiernum , et, non que, aletargados, duerman un sueño
consurgant , dicit D om inus. < perdurable, del cuál no despierten y a ,
dice el Seííor.
1 0 el caudaloso Euphrales. Ó tal Tez por maronliende la inmensa jioblacion do Babylonia,
C a p i t u o LI. i 53
• 4 o Dcducam eos qu a si agnos ad vicli - *4o Loa conduciré como cordérbs al
mam et quasi arietes eum hcedis. rna ladero, y como carneros y cabritos.
4 i Quomodo capta est Sesach, e lc o m - 4i ¡Cómo ba sido tomada Sesach 1 , y
prehensa est inclyta universos Ierra;? vencida lá mas esclarecida entre las ciu­
quomodo /acta est in stuporem B a by— dades de la tierra! ¡cómo ha venido á
Ion inter G en tes? ser aquella gran Babylonia el asombro
de todos los pueblos!
4 a A scen dit super Babylonem m are , 4 a Un mar ba inundado á Babylonia3,
m ullitudine JIuctuum ejus opería est. y la muchedumbre de sus olas la lia
ahogado.
4 3 F a c ía sunt civitates ejus in stupo- 43 Sus ciudades se han herhn un ob­
rem , ierra inhabitabilis ei deserta , Ier­ jeto de terror , un terreno inhabitable
ra in qua n u ilus h a bitet, nec transeat y desierto, en el cual no viva nadie, ni
per eam filiu s hom inis.:' transite por él persona humana.
- 44 E t .visitabo super B e l in B a b y lo - - 4'4 Y castigaré á Bal en Babylonia 3,
n e, el ejiciam quod absorbuerat de oré y le haré vomitar lo que lia engullido:
ejus■ , el non conjlueht ad eum ultra y He allí en adelante no concurrirán á
gen tes, siquidem et m urus B a bylon is él las naciones ; pues hasta los muros
corruet. de Babylonia serán arrasados.
45 Egredim in i de medio ejus populus 45 Salte de ella , ob pueblo mió; s*l-
meus : ut sálvel unusquisque >anim am ve cada cual su vida de la terrible ira
suam ab ira fu ro r is D om ini. del Señor.
46 E l ne fo rte mollescat cor vestrum\ - 4 6 Y procurad que no desmaye vues­
et timeatis a u d itu m , q u i ’a udiciur in tro corazon, y no os amedrenten las
ierra: el veniel in anno audilio, et post nuevas que correrán por el p ais: un
hunc annum audilio; et iniquifas in ano vendrá una noticia, y despues de
térra , el dom inalor super dominaioremí esle afio otra noticia , y se verá la mál-.
dad ú opresion en la- tierra , y ¿ un do­
minador seguirse otro dominador.
- 4 f Pfopterca ecce dies ceniunt,, e l vi* .47 Pues entonces llegará el tiempo en.
silabo super >sculptilia Babylonis.: et que yo destruiré los ídolos de Baby loni»,-
omnis Ierra ejus confundetur; el uni­ y quedará llena de confusion toda su
versa interfecti ejus eadent in medio ejus . tie rra , en medio de Ta cual raerán
muertos lodos sus ciudadanos.
48 E t laudabunt super Babylonem >48 Losrcielos y tierra , ycu an lo'b ay
c a li et ie r r a , el omnia 'qua: in eis sunt: en.Cilios cantarán ala bauzas á l Seiior por
quia ab Aquilones venient e i pra:dones y lo sucedido á B abylonia: porque del
ait D om inus . Norte le vendrán sus destructores, dice
el Señor.
4 g E l quomodo fe c it B a b y lo n 1ut ca - 4 g Y al modo que Babylonia hizo mo­
derent oceisi in I s r a e l: sic de B a bylo - rir á tantos en Israel; asi los de Babylo-
ne cadent occisi in universa térra. ■ nia se verá-n caer muertos por todo
. , 1 ! : !■
•; ,v el pais.
5 0 Q u ifu g is tis g la d iu m , venite , no­ 5 0 Vosotros que huisteis de ía espaday
li te stare : recordam ini procul D o m in i , venid , no os paréis: desde lejos acor­
ei Jerusalem ascendat super cor oeslrum. daos del Seiior, y ocupe olra vez Jerusa­
lem todo vuestro corazon.
5 1 Confusi su m u st quoniam a u d iv i- 5 1 Avergonzados estamos, oh Señ o r,
m us opprobrium: operuit ignominia f a - de los oproFiios que he naos oído: cub'rié-
I -Algunos opinan que; Sesnch era una diosa 3 Is; V l l l . v. 8 .
<!e Babylonia , la luna, 6 sea Diana. Capitulo 3 Van. y .v .Z o .— X i y . v. 2 .
XXfS. t>. aG.
154 L a PROFECIA D E JE R E M IAS,
cies riostras : q u i a venef ti tfl alierfí ít¿- ronsc de confusión nuestros rostros; por*
p er sanctificationem d o m u sJ)om in ii que Io¿ ex tcan ge ros entraron en el San­
tuario, del templo del Seiior.
5 a Proptéreá ecce dies veniunt\ a it 5 a Por eso , dice el Seiior, be aquí
D o m in u s : et visitaba super sculptília que llega el tiempo en que yo destruiré
e ju s , el in om ni térra ejus mugiet v u h sus simulacros, y en todo su territorio
ñera/as. '• se oirán los aullidos de sus heridos,
53 S i ascenderit B abylon in cáelum, 5 3 Auu cuando~Baby ton iá se levanta*
et firm ayerit in excelso robur s u u m , á re hasta el cielo , y afianzare en lo alto
m e venieni vastalores e ju s , a it D o ­ su fuerza, Y o en viaré, dice el Seiior,
m inas. gentes que la destruirán.
5 4 V o x clamor is de Babylone %et con- 5 4 Grandes gritos se oirán de Baby­
tritio m agna de ierra Chaldceorum : lonia: y un grande estruendo de tierra
de los cháldeos
55 quoniam vastavit D om in us B a b y - .55 porque ha asolado el Señorá Baby­
1on,cm , et per didit- e x ca vocem magnam: lonia , y. ha hecho cesar su orgulloso to­
et sonubunt Jluctus eorum qu asi aguce no: y será el ruido de sus oleadas, se­
mullos: dedil son ilum v ox eorum : mejante al de una grande mole de aguas;
tal será el sonido de sus gritos.
5 6 quia venit super e a m , id est super £ 6 Porque ha venido el ladrón sobre
Babylonem , p r a d o r et apprehenói sunt ella ,' esto «es, ¿obre Babylonia, y han
fortes e ju s , el em arcuil arevs eorum f sido cogidos .sus valientes, cuyo arco se
quia .fo rtis ultor D om in us reddens re­ quedó sin fuerza; porque vengador po­
ír ¡buzl. deroso £s el .Señor, f l cual les dará la
paga merecida.
57 E t inebriado principes eju s, el sa­ 57 Y embriagaré con e l c á liz de m i
pientes e ju s , el duces e ju s , et m agistra­ ir a á, aus príncipes, y á sus sabios , y &
le s n ju s , et fo rtes iju s :, et dgrm ient sus capíLanes, y á sus magistrados, y á
som m im \sempitfirnum , et non exper-r sus campeones; y haré que duerman un
giscentur ¿ a il r e x , D om in us exercituum í'ueno .perdurable,\'del cual jamás des­
nomen ejüs. pertarán , dice el Señorf cuyo nombre
es: Sefior de los ejércitos.
5 8 titee dicit D om in us exercituum : . 5 8 , Eslo dice el Señor délos ejércitos:
M uras Babylonis. Ule latissim u s suffos - Aquel anchísimo muro de B abylonia 1
sioQe s y jf ’jdiefyir , e l porta: eju>s-excelsa será arruinado de arriba abajo, y serán
ig n i comburentur r é l labores ; pópulo- abrasadas sus altísimas puertas: y redu­
rum ad nifiiluni ,. et gentium i n igneni cido A. la nada el trabajo de los pueblos,
eru n f , et disperibunti y á ser pasto de las llamas la faena de
las naciones.
5 9 V erbum , quod pnxcepil Jerem ías — 5 g órden que dió Jeremías profeta á
propheta, Saraice jilio Me rice, fi lii M a a - Saraías hijo de.N erías>hijo de Maasías,
sicc, rüm- pergaret cujn Sedecia rege in cuando ába con>el rey. ? -Sedecías á B a-
B abylon em , in anno qtiarlo regni eju s ? bylonia, en el cuarto ano de su reinado.
SarfttQH dutem erdl princeps prophetice. Saraías eratel-’gefe-de lá embajada 3.
.60 E t sefipsit Jerem ías omne malum . 60 Escribió Jeremías en un volúmen
quod venturum erat super Babylon em , todas las calamidadesque habian de ve­
in libro u n o : om nia verba hcec, quee n ir contra Babylonia, es á sa b er , todo

I X¡i se saU^¡qnp. com unm ente se cu en tan las ducirse de parte del Rey. Jeremías, vaticinaba
lUÜriilíás-de.fi úbyJo.uia purunLL dé las m ara'vi- la destrucción de Babylonia seis, años ante»
ll;i3 del intuido. Véanse 6ys d im ensiones cq q u e los B a bilon ios arruinasen á Jerusalem.
J&rodtun , ¡'linio t Esirnbon ¡rtc. . 3 "Véase Profeta.
3 Según los Setenta y el ChMdeo debe tra-
C apitul o LII. i '55
seripia stínt contra Babylonem . esto que queda escrito contra ella.
61 E t d ix it Jerem ías ad. Saraiam : 6 i Y di jo le Jeremías áSa raías: Cuan­
cum verteris in Babylonem , et vid erisp do habrás llegado á Babylonia, y ha­
et legeris omnia verba hoec, brás visto y leído todas estas palabras,
G2 dices : Dom ine , tu locutus es con— 6a dirás: Ob Señor, lú has dicho que
ira locum istum u t disperderes eum: destruirás esle lugar de modo que uo
ne sit qui in eo habitet ab hom ine usque quede quien le habite, ni hombre ni
ad pecus, et ut sit perpetua solitudo. bestia , y sea una eterna soledad.
6 3 Cumque compleveris legere librum 6 3 Y asi que habrás concluido la lec­
istu m , liga bis ad eum lapidem , et pro - tura de este libro, atarás á él un&piedra,
jicids iilum in m édium E u p hra ten : y le arrojarás eu medio del Euphrates;
6 4 et dices- S ic submergetur B abylon , 64 y dirás: De esta manera será su»
et non consurget á fa c ie afflictionisy mergida Babylonia, y no se recobrará
quam ego adduco super ea m , et d isso l- del completo estrago que voy á descar­
vetur. Hucusque verba Jeremía .v gar contra ella, y quedará para siempre
destruida. Iiástá aquí " las palabras de
Jeremías

CAPÍTULO L II.

Nabuchodonosor se apodera de Jerusalem: incendio dé la ciudadr y del


templo : hace sacar los ojos a l Re) Sedecias; y se le lleva cautivo >á Babylo­
nia con el resto del pueblo „ Exaltación de. Joakim despues de treinta y siete
años de estar preso.

1 F i l i u s vigintt e l u n iu s a n n i e r a l 1 V e in t e 1 y un años tenía’ Sedecias


Sedecias cüm regnare ccepisset r et u n — cuando comenzó á reinar, y reinó once
¡Sécifn a n n is r e g n a v itin J e r u s a te m , e l años en Jerusálem. S11 madre 'se tlama-
ñamen m atris e ju s A m it a l afilia Jere~ h a Ániilal:, hl)a de Jéreaáías de Lobna **
micc de'hobncr* , ■>
a E t f e c i l m alum in oculis D om in if ' 2 Y ' pecó Sedecias en Ta presencia del
ju x t a omnia quce fe c e r a l Joahin. Seííor , obrando en; todo y por todo co­
mo había obrado Joakim^
3 Q uoniam fu r o r D o m in i e r ó f in Jk~ 3 Estaba: el Señor1tan altam ente irri­
rusalem e l i n J u d a , ‘usquequa p rojict— tado' contrá 'Jé^úábrlém>'y contra Judá,
tet eos á fiacie suefr e l recessit Sedeciás ¿jttfe-1llegó á a r rójar los>jdé de la n té de sí:
á rege B a bylon is* ; y Sedecias se rebela contra el Rey der
Babylonia^ '
4 F a ctum e s l autem in anno nono r e - 4 Y en el año' nono de su reinado, eí
g n i e ju s , in mense décimo' r decima diar diet del riies -décimo, vino JNabu-
me-nsis: v en il Nabuchódófiosor r e x B a - chódonosor, Rey dfe Babylonia , él mis­
byioniSy ip se e l ; om nis exercilu s ejus, mo1coir tod’ó su ejército , Contra Jeru­
adversas J e r u s a le m e t obsederunt eamr salem ; p usi¿ronIa sitió',' y levantaron
ct atdificaveruhl contra eam m uniiióties batería» al rededor de ella,
in circ'uitu.
'5 E t fu .il cioitas obsessa usque a d í Y estuvo fa ciudad sitiada basta et
Undecimum annum regis Sedecia. año undécimo del rey Sedecias^
■i Téngase presente- que al ojrdenar Esdras, 2 Í Y . ñegr X X I V , v. i .y s if f. — 1L-Paral',
ú .olrq , estas profecías de Jeremías en un' vo­ ult. Opinan algunos qué lo que aqui se refiere
lumen , nó siempre siguió eí orden cbróüo- ío añadió Barucu, tomándolo del libro IY. de
lógico. los Reyes.
l 56 L a P B O tE C IA DE JEREM IAS
6 N tn se autem qiiarlo,'nona m ensis, 6 Mas en el mes c u arlo , á nueve del
obltnuil fa m e s civila tem : et.,non erant mes, se apoderó el hambre de la ciu­
alim enta populo ierren. ¡ dad, y la gente del pueblo no tenía coa
que alimentarse,
7 E t dtrupta est t i v ita s , el omnes vi­ 7 Y se abrió brecha en la ciudad, y
r i bel ¡atores ejus fu g e ru n t, exieruntque huyeron todos sus guerreros , saliéndo­
de civilate nocte , per viam portee quee se de noche por la puerta que hay en­
esl inter ¡dúos muros , et diicit ad h o r- tre los dos muros, y va á la huerta del
Utm régis ( Chaldctis obsidenlibus urbem Bey (mientras que los cháldeos tenían
in gyro) et abierunt per viam ■quee d u r cercada la ciudad) y tomaron el camino
cit in eremum. que conduce al desierto.
-8 Persecnlus est autem Chaldarorum 8 Pero el ejército de los cbáldeos fué
excrcilus regem : et af>prehenderunt Se- en persecución de Sedecías, y se apode­
deciam in deserto, quod est j u x l a J e r i - ró de él en el desierto que está cerca de
cho} e l om nis com itatus ejus dijfugit ab eo. Jerichó, y.Je abandouó toda su comitiva.
.9 Citmque comprehendisstnt regpm, g Y luego que le cogieron, le condu­
adduxeru.nl eum ad regem,Babylonia jeron ante el'Rey de Babylonia, 4 Re-
in Reblatha , quee est in (erra E m ath: b la t ha , si la en el pais de Eniath; el
et locutus esl ad eum ju d icia . . cual pronunció sentencia contra él.
io E t jug ulavil re x B abylon is /tiros 10 Y el Rey de Babylonia hizo dego­
•Sedeciac in oculis e ju s : sed et omnes llar á los hijos de Sedecías en presen­
principes J u d a occidií ¡n. Rcblahiá.' ]' cia de-este; ebizÓ matar también en
Reblálba & lodos los príncipes de Judá.
‘ i i ' E l oculos Sédeeiée e r u i t e i v in x it 11 A Sedecías le hizo'sacar los ojos i
eum com pedibus , et adduxit- éum r e x y púsole grillos; y el Rey de Babylo­
B a by lon is in B a bylon em , e t posuil eum nia se le llevó á esta ciudad, y le con­
in domo carceris usqu & ad diem mor lis denó á prisión perpetua.
tju s . /. i: r.;. n i
_ ja, . Ifijmerflse M
lavf?m, .quinfa:, ,dfcii%q !. jija^.En el vme9 \q u in to .á .lo^.die.z del
m ensis i fose. £st_ ar¡nus, nppu$¿ ydfiffmuf mes.',. esto ( e$ , \el\ aí¡o decimpnono d el
Nobuchodonosor regis B a b y lo n is: venit reinado de Nabucliódonospr; Rgy de Ba-
N abuzardan princeps m ililice , q u is t a - bylonia, llegó á Jerusalem Nabuzardan,
bat caram rege B a b y l o n i s i n Jera - general idel ejército , y uno de los,p ri­
ralem . y - •• • -r meros palaciegos del Rey de Babylonia,
3:: JSt incendit^do/faum ¡Dom ini:, el r 3 y abrasó,\>el tero plo del S e ío r , y el
d p r ftu r e g in ,.,et f^ n p s dpmos Jerusfi-¡ palacip dcl Rey^ y tg.das las.cafias de Je-
lem.t el ¡ omr^sm, \sdQ^íi^m- r^agnaijit igfffe ^asglem , >.y. to¿os Jqs:,grandes edificio»
cpmfyuspit-, y- zí \ s quedaron incendiados., .a ,
i 4 'E l tolum murum Jerusalem p ercir- i 4 Y lodo el ejercito de los cháldeos,
cuilum d eslru xit cupctus, exercitus Chal- que estaba a llí con su general; arrasó
dceqrumtrqtfier;at\cufli magistro m ilitia * todo el.muro- que circuia á Jerusalem. .
pauperibus au,tem populi, et de. . i 5. Y .á los,pobres.del pueblp^ y.á )o>.
rjUqtio :vtif(ga, ‘/uod rtip.f^nset\al :in, cirí restos de la.plebp q^e había quedado,*^
* i í ( P A ñ i\ & J f e r P P r f e g i s s;¿gttf t n a n s f y g ? - la ciudad , y á los fugitivos que.se ha­
rant ad r e g e m - p e l e r o s de.\ bían pasado al Rey de Rabylpnia'-j^y^a-l,
m alí iludirte , Iranstulit N abuzardan resto de la mul ti tud, los trasportó Na-
princeps m ililitx . r • buzardau, general del ejército, á B a b y ­
lonia. •; • ■ ;
16 D e pauperibus vero i e r r a reliquit i-6 Dejó empero Nabuzardan r-general
N abuzardan princeps m iliticc mnitores del ejércilo j a lgunos jjobres rdcl pais ^a1-
ei i agrícolas. " r’’ ' ' *' fá cultivar las viiiás, y para lái demás'
labores de la tierra. '
C a p i t u l o LII. l57
1 7 Columnas quoque á r e a s , qua: erant 17 Los cháldéos hicieron también pe­
in domo D o m in i, et bases, el mare dazos las columnas de brome que esta­
ccneum , quod eral in domo D om ini, ban en el templo del Seiior, y los pe­
confregerunt Chaldcei, et tulerunt omne destales, y el iuar ó roruha de bronce
ces eorum in Babylonem . que habia en el Lernplo del Señor : y se
llevaron á Babylonia todo su cutiré.
18 E l lebeles , et creagras , el p sa lle- 1 8 Y se llevaron las calderas, y los
r ia , et phia la •«, el m ortariola , el omnia garfios, y los salterios, y las tenazas . y
vasa curca, quce in m inisterio fu e r a n tf los inorterillos, y todos los muebles de
tu le r u n l: cobre del uso del templo;
ig et hydrias , et thym iam ateria , el 19 y los cántaros, y los braserillos de
urceos, et p rives, et randelobra, el los perfumes, y los jarros, y la bana 9 ,
mor i aria , et c.ya/hos , quolquot a urta , y los camlcleros, y los morteros, y las
aurea ; el quotquol argéntea, argéntea , copas, y todo cuanto había de oro y de
tu lit magister m ilitice: plata se lo llevó el general del ejérc ito:
ño t i colum nas d u a s , et mare unum , 20 y las «dos columnas, y el mar de
ct i>ifulos duodecim céreos , qui erant b ro m e , y los doce becerros de bronce
suó bus i bus , quas fecerat rex Salomon que estahan debajo de las ba?as, que
in domo Dom ini: non eral pondus cctis habia mandado hacer Saloiuon en el
omnium horum vasorum. templo del Señor. Inmenso era el peso
del metal de todos estos muebles.
a i D e columnis autem , deceni et ocio a i Eu cuantoá las culuinnas, cada
cubiti altitu dinis erant in columna una, una de ellas tenia diez y ocho rutina de
et fu n icu lu s duodecim cubilortim circu — alto 1 , y se necesitaba una cuerda de
ibal eu m : porro grossiludo ejus quatuor doce codos para medir su circunferen­
d ig ilo ru m , et intrinsecus cava eral . cia : y tenia cuatro dedos de grueso,
siendo hueca por denlro.
2 a E l capitella super ulram que terea: a a Y. eran de bronce los capiteles de
altitud o rapitelli unius quinqué cubilo- Una y otra columna: cada capitel tenia
r u m : el retiacula , et m alogranata s u ­ cinco codos de alto : y las redes , y las
per coro na m in circu i f u , omnia ctrea. granadas que habia por encima al re­
Sím il íter colum na secunda:t et m alo - dedor, eran todas de bronce. Lo mismo
gr anata. la otra columna y sus granadas.
a 3 E l fuerunt malogranata nanaginta a 3 Y las granadas que estaban pen­
SÉ.X depende/tita: et omnia m alograna­ dientes y se veia n eran noventa y seis ¡
ta centum , retiaculis circumdabantur. ' pero el total de las granadas eran cien­
to, rodeadas de redes.
a 4 E l tulit m agister mífilice Saraiam 24 Y el general del ejército se llevó
sacerdofem p rim u m , et Sophoniam s a - también á Sa raías, que era el primer
cerdolem secu nd um , et tres custodes sacerdote, y á Sophonías que era el se­
ves liba li. gundo, v A tres guardas del atrio.
a 5 E l de civitale tu lit eunuchum 25 Y ademas se llevó de la ciudad un
Unum , qui e ta l p ropositas super vit os eunucho, que era el comandante de las
bella!ores: et septem viras de h is qui tropas, y á siete personas de la s p rin­
vidtbant fa cie m re g is , q u i inventi sunt cipales de la córte del Bey , que fueron
in c iv ifa le : el scribam principem m ili - halladas en la ciudad: y a) secretario,
tu m , qu i probabnt tyrones: et sex a g in - ge fe ó inspector de la milicia (el rual
ta viros de populo terree , qu i inventi instruia á los soldados bisónos), y á se­
sunt in medio civitalis. senta hombres dcl vulgo del pais, qut
se hallaron en la ciudad.

1 Té ase II. Paral. III. v. i 5 .


i 58 L a p r o p k c ia de j e r e m ía s .

26 T u lit autem eos N abuzardan ma~ 26 Cogiólos pues N a b u zard an , gene­


gister m ilitioc, et d u x it eos a d regem ral del e jé rcito , y los condujo á Rebla*
B a b y lo n is in Reblatha. iha al R ey de Babylonia.
27 E l percussit eos re x B abylon is, et 27 Y el R ey de B abylon ia los hizo
interfecit eos in Reblatha in ierra E - m a lar á todos en R e b la th a , país de
m a th ; el ira n sla tu s est Juda de ierra E m alh . Y el resto de Judá fué condu­
sua . cido fuera de su tierra á la Cháldea.
28 Iste est p o p u lu s, quem tran stu lit 28 Este es el puebloque tra sla d ó N a -
Nabuchodonosor: In anno séptim o, J u ­ buchódonosor: E n el año sép tim o, tres
díeos tria m illia et vig inli tres : m il vein te y tres judíos:
2 9 in anno octavo décimo Nabucho­ 29 en el año décimo octavo se lle v ó
donosor, de Jerusalem a nim as Oclin— N abucbódonosor, de J eru sale m , ocho­
g entas triginta duas: cientas treinta y dos a lm a s :
3 o in anno vigésimo tertio Nabucha- 3 0 en el ano vigésim o tercero de N a­
d o n q so r, tran stu lit N abuzardan m a - buchodonosor, trasportó N abuzardan ,
gister mililiae anim as Judccorum sep- general del ejército, setecientos y cua­
tingentas quadraginla qu in qué; omnes renta y cinco judíos: con esto fueron en
ergo anim es, quator m illia sexcentce. todos 1 cuatro m il y seiscientas personas»
3 1 E t fa c lu m est in trigésimo séptimo 3 1 E n el año trigésim o séptimo de
anno transm igrationis Joachin regis haber sido trasportado Joachin R ey de
J u d a > duodécimo mense, vigésima quin­ Judá , el mes décimo , á veinte y cinco
ta m en sis, elevavit Evilm erodach re x del m es, Evilm erodach R ey de B abylo ­
B a b y lo n is , ipso anno regni s u i , caput n ia , el prim er año de su reinado hizo
Joachin regis J u d a , et ed u xit eum de lev a n tar cabeza á Joachin R ey de Judá,
domo carceris. y le sacó del encierro.
3 2 25/ locutus est cum eo bona, et 3 a Y le consoló con palabras am isto­
posuit thronum ejus super thronos re - sas ; y le puso en asiento superior á los
g u m , qu i erant post se in Babylone. demas Reyes ven cidos, que tenia en su
corte de Babylonia.
’ 33 E t m utavit vestimenta carceris ejus, 33 Y le hizo quitar los vestidos que
et eomedebat panem coram eo semper . llev a b a en la c á r c e l, y le adm itió á co­
c u n d ís diebus vites sutx. m e r en su mesa todo e l tiem po que
v iv ió :
34 E t cibaria e ju s , cibaria perpetua 34 y le señaló un tan to diario para
dabantur e i á rege B a b y lo n is, statuta su m anutención perpetuam ente por to­
p er tingulos. d ies, usque a d diem m or— dos los dias de su vida.
iis suce , cunclis diebus vitoe eju s.

X Sin contar los de otras tribus. Véase ir. Reg. X X I V . v. 12.y s ig .

FIN DE LA PROFECIA DE JEREMIAS.


THRENOS ó LAMENTACIONES
BE JEREM ÍAS P R O F E T A 1.

CAPÍTULO PRIMERO.

Jeremías llora amargamente la ruina de Jerusalem p o r los cháldéos:


recuerda la pasada prosperidad y gran deza; y últimamente insinúa el
castigo que dará el Señor á los enemigos de la ciudad santa.
& t factum est , postquam m captivitatem Despues que Israel fué llevado cautivo, y
redactus est Israel , ct Jerusalem deserta quedó Jerusalem desierta, se estaba sentado
e st, sedit Jeremías Propheta, flens , et plan- el profeta Jeremías llorando, y endechó so­
xit lamentatione hac in Jerusalem; et amaro bre Jerusalem con la siguiente lamentación , y
animo suspirans, et ejulans d ix it: suspirando con amargura de ánimo, y dan­
do alaridos, dijo a :

A l e p h . i Q u o m o d o sedel sola civitas A le p h . i ¡C ó m o ba quedado s o lit a ­


plena populo: fa c ta est quasi vidua do­ r i a 3 la ciudad antes lan populosa ! La
m ina Gentium : princeps provinciarum s e ñ o ra d e la s naciones ha quedado c o ­
fa c ta est sub tributo. m o v i u d a desamparada * : la so b era n a
d e la s provincias es ahora tributaria.
B h t r . a P lo ra n s ploravit in nocte , et B e t h . a Inconsolable llora ella toda
lacrymce ejus in m a x illis e ju s : non est la noche, é hilo á hilo corren las lá-*
q u i consoletur eam e x ómnibus charis grimas por sus mejillas : entre todos sus
eju s: omnes am ici ejus spreverunt eam y amantes no hay quien la consuele: todos
et f a c t i sunt ei inim ici. sus amigos la han despreciado, y se han
vuelto enemigos suyos.
G h im e i. 3 Migravit Ju d a s propter a f- G him el. 3 Emigró y dispersóse Ju­
J liclionem » et m ultitudinem servitutis: dá, por verse oprimida con muchas ma­
habitanit inter g en tes , nec invenit re - neras de esclavitud : fijó su habitación
quiera : omnes persecutores ejus apprt — entre las naciones ; mas no halló repo-
benderunt eam inter angustias . so : estrecháronla por todas partes todos
sus perseguidores.
D a le th , 4 Sion lu g e n t , eo quod D a l e t h . 4 Enlutados eslán los cami­
non sin t qu i veniant ad solemnitatem: nos de Sion 5 ; porque ya no hay quien
omnes portee ejus destructce: sacerdotes vaya á sus solemnidades 6 : destruidas
ejus gem entes: virgines ejus squalidee, eslán todas sus puertas, gimiendo sus
1 Véase la Advertencia. déos. Ó también : ha quedado sin Dios, que
3 Este pequeño prólogo no se halla eo el he­ es el verdadero esposo del alma , dice Saa
breo sino en loa Setenta} menos las últimas pa­ Agustín in Ps. ¿ F .
labras y suspirando, etc. , que las añade la 5 Se dice que están tristes ó de luto los ca­
Vulgata. minos, cuando no hay quien transite por ellos:
3 0 caída por el suelo y desamparada de pues entonces les Talla su principal adorno que
todos. es la multitud de caminantes.
4 Sin rey, sin templo, sin pontífice, sin 6 Véase Fiesta.
magistrados, y sufriendo el yugo de los chál-
i6 o L as l a m e n t a c io n e s de je r e m ía s .

ct ipsa opprcssa am aritudine. sacerdotes, llenas de tristeza las vírge­


nes, y ella oprimida de amargura.
He. 5 F a cfi sunt hostes eju s in capí- K e . 5 Sus enemigos se lian enseño­
f e , inim íci cjús> locüp’etati su n t: quia reado de el l a: lus que la odiaban se
D om in us locutus est super eam propter lia ti enriquecido con sus despojos; por­
mii/Utudinem iniquitalum ejus: p a rv u li que el Seiior falló contra ella á causa
ejus d u cli sunt in captivitatem ante f a - de la muchedumbre de sus maldades:
ciem tribulantis . sus pcqnenuelos llevados han sido al
cautiverio , arreándolos el opresor.
V au . 6 Et. egressus est á filia Sion V a u . 6 Perdido ha la hija de Sion
Omnis decor r jtis : fa e ti sunt principes toda su hermosura: sus Principes han
ejus velut arirt.es non invenientes p a­ venido á ser como carneros descarria­
scua : el nbierunt absque fo rtilu d in e a n ­ dos que no haltan pastos, y han mar­
te fa cie m subsequenlis. chado desfallecidos delante del persegui­
dor que lus conduce.
Zatn. 7 Recordóla esl Jerusalem die - Zaxk. 7 Jerusalem trae á su memoria
rum a fjlictionis sites , ct prcrvaricatio- aquellos dias de su ailiccion , y sus pre­
n is om nium desiderabilium suorum t varicaciones , y todos aquellos bienes*1
quts habuerat á diebus a n tiq u is, cúm de que gozó desde los antiguos tiempos:
caderel populus ejus in m anu h o stili , acordóse de todo eso al tiempo que caía
et non es.sel a u x ilia lo r : viderunl eam ó pereda su pueblo por mano enemiga,
h o stes, el deriserunf sabbata ejus. sin que acudiese nadie á socorrerle:
vieron la sus enemigos, y mofáronse de
sus solem uidades.
H e t h . 8 Peecafum peccavil Jerusa - ; H e t h . 8 Enorme pecado fué el de
Jem , proplercá inslabilis fa cía est: o - Jerusalem 9 : por eso ha quedado ella
m nes qui glorifxcabant eam , spreverunt divagando sin estabilidad: todos aque­
illa m , quia viderunl ignominiam ejus: llos que la elogiaban, la lian desprecia­
ipsa autem gemens conversa est re— do, por haber visto sus inmundicias: y
id i/su m . ella miscua, sollozando, volvió su ros­
tro hácia atrás llena de vergüenza.
T e h t v g Sor des ejus in pedibus ejus, T e h t , g Hasta sus pies llegan sus in­
nec recordata est fin is s u i , deposita est mundicias: ella no.£C acordó de su fin:
v e h e m e n fe r , non habens consolalorem: está profundamente obatida, sin haher
vide, D om in e, afjlictionem m eam , quo­ quien la consuele. Mira Señor t m ira
niam erectus esl inim icus . mi aflicción; porque ct enemigo se ha
engreído.
Jod. io Manum suam m isil hostis ad J o d . i o E l enemigo echó su mano i
omnia desiderabilia eju s : quia vid il todas las cosas que Jerusalem tenia mas
tientes ingressas sancluarium suum , apreciables; y ella ha visto entrar en su
de quibus prccceperas ne intrarent in Santuario los gentiles, de los cuales ha­
ceclesiam tuam . bías lú mandado que no entrasen eu lú
iglesia 3.
Caph. i i O m nis populus ejus gemens, , C a fh . i i Todo su pueblo está gi­
el qucerens panem : dederunt pretiosa miendo, y anda en busca de pan: todo
quccque pro cibo ád rcfocillañdam a n i - cuanto tenían de precioso lo han dado

I El genitivo desiderabi ium de la Vid gata. del pecado máximo y horrendo de la muerte
80 relióte ó es regido del pretérito rccorcluta que dieron los judíos ul Hijo de Dios.
fst , y no de pruvaricalionix , y parece que 3 Esto es, que no se incorporasen en el pue­
falla una coma ó un rt anlus de desiderabi- blo de Dios \ ó no entrasen en el censo ó um-
Uttrn. Asilo cree la'inbien Martini. padi'uriaiuieiUo de él. Yéase Iglesia.
a Ea sentido proíúnco ó espiritual se habla
C a p i t u l o I. 361
m am ; oide, D om ine , et considera , quo- para adquirir un bocado, con que con­
niam fa c ía sum vihs. servar su vida» M íralo, Señor, y consi­
dera como estoy envilecida
L a m e d , i a 0 vos om nes, yui transm­ XiAjued. 12 Oh vosotros cuantos pa-
itís per viam , atlendite, et videte si est sais por este camino, atended , y con­
dolor sicut dolor m e u s: quoniam v in - siderad si hay dolor como el dolor mío;
dem iavit m e, ut locutus e s t, D om inus porque el Seiior, según él lo predijo,
in die irte fu ro r is sui. me ba vendimiado ó despojado de todo
en el dia de su furibunda ira.
M e m . i 3 D e excelso m isit ignem in Mem. i 3 Desde lo alto metió fuego
ossibus m eis, et erudivil me; expandit dentro de mis huesos *, y me ha escar­
rete pedibus m eis, convertit me retror— mentado: tendió una red á mis pies,
s u m : posuit me desolatam , tota die me volcó hácía atrás. Me ba dejado de­
mcerore confectam. „ solada, todo el dia consumida de tristeza.
Nun. i 4 Vigilavit jugum iniqtiitaium N un. 14 E l yago ó castigo de mis
mearum: in manu ejus conoolulce sunt, maldades se dió priesa á venir sobre mí :
et impositas eolio meo: infírmala est él mismo, Señor, con sus manos las
virius m e a : dedil me D om inus in m a­ arrolló como un fa r d o , y las puso sobre
nu t de qua non potero surgere . • mi cuello: faltáronme las fuerzas: el
Señor me ba entregado en manos de que
no podré librarme.
Samech. 1 5 A bstu lit omnes magnífi­ SAmECH. i 5 Arrebatado ha el Señor
cos meos Dom inus de medio m ei: vo— de en medio de mí todos mis príncipes,
cavit adversum me tem pu s, ut contere* y campeones: ha aplazado contra m í el
ret electos meos: torcular calcavit D<*~ tiempo de la r u in a , en el cual destru­
m inus virgini f i l i a Juda. yese á mis jóvenes escogidos. E l Señor
mismo los ba pisado como en un lagar,
para castigar á la virgen, hija de Judá.
Ai». 16 Idcirco ego p lo ra n s, et ocu- A ra. 16 Por eso estoy yo llorando,
Jus m eus dedacens aquas: quia longk y son mis ojos fuentes de agua; porque
fa ctu s esl ó me consolator, convertens está lejos de mí el consolador, que ba­
anim am meam: f a e li sunt f i l i i m ei per - ga revivir el alma mía. Perecido han
d ili, quoniam invaluit inim icus . mis hijos: pues el enemigo ba triunfado.
Phe. i 7 E xp a n d it Sion m anus sua s, P h e. 17 Sion extiende sus manos;
non est qui consoletur eam : m andavit pero no bay quien la consuele. E l Se­
D om inus adversum Jacob in circuitu ñor ba convocado los enemigos de Ja­
ejus hostes ejus: fa c ta est Jerusalem cob, para que le circunvalasen, cual
quasi polluta m enstruis ínter eos. muger manchada en sus periodos ó im ­
pureza legal 3 y asi es Jerusalem en me­
dio de ellos.
S a d e . i S J u sta s est D o m in u s, quia s a d e . 18 Justo es el Señor; pues que
os ejus ad iracundiam provocavi; au­ yo , rebelde contra sus órdenes le irrité,
d ite, obsecro, universi populi, et videte Pueblos todos , oíd os ruego , y conside­
dolorem meum: virgines mea:, et ju v e - rad mi dolor: mis doncellas y mis jó­
nes m ei abierunt in captivitatcm * venes han sido llevados al cautiverio,
Coph. 19 V ocavi amicos m eos, et ipsi C ofh > 19 Recurrí á los amigos mios 4,
I Soy como una yü esclava, de la cual abu­ del cautiverio de Babylonia recayesen los ju­
san todos para la liviandad. Asi lo explica la díos en la idolalria.
Versión arábiga. 3 hevit. X V . v. 19.

a Por huesos pueden entenderse tas torres, 4 Esto es, ó los egypcios, con los coates es­
el templo, etc. en que consistía el vigor y taban aliadoB los judíos.; contra la órden de
fuerza de la ciudad. Dice'que quedó escar­ Dios. Jerem. I I , v, 18.
mentada ; y en efecto no se lee que despues
T om. IV. L
i^ 2 L as lamejKtacic ES DE JEREMIAS.
deceperunt me í sacerdotes m e i , e l se­ y me engañaron. Mis sacerdotes y mis
nes m ei in urbe copsum pli s u n t : quia ancianos ban perecido den tro de la ciur
queesieruní qibum sibi ut reforillar ent dad : habiendo buscado en vano alimen­
anim am suam . . to parasustputar su vida.
Res. 20 V id e , D om in e, quoniam tri­ R e s, 20 Mira , oh Señor, como estoy
butar , conturbalus est venfer m e u s: atribulada: conmovidas están mis en­
subversum est cor meum in memetipsa , trañas: se ha trastornado todo mi cora­
quoniam am ar ¡indine plena sum : f o - zon : llena estoy de amargura. Por afue-r
ris interfuit g la d iu s} ct dam i mors s i- ra da la muerte la espada, y dentro de
m ilis est. casa está la hambre , que es otro géne­
ro de muerte.
S in . a i A u d ieru n t quia ingemisco ego, Sm . a i Han oido mis gemidos; y no
et non esl qui consoletur me: omnes in i- hay nadie que me consuele: todos mis
m ici m ei audierunt m alum meum t lee- enemigos han sabido, mis desastres ; y se
l a ii s u n t , quoniam, tu fe c isti: a d d u xi- han regocijado de'que tú los hayas can­
s ti diem consolationis, et fien t sím iles sado. Tu me enviarás el dia de la con-
mei. solacion; y entonces ellos se hallarán en
el estadoen que yo me h a llo 1.
T h a u . a a Ingrediatur om ne malum T h a v . 2 a Pon á tu vista toda su m a ­
eorum coram te: et vindem ia eos , sicut licia , y trátalos como me has tratado á
vindem iasti me propter omnes in iquita - mí por todas mis m aldades: porque
ies m ea s: m ulti enim gem í tus m ei , et continuos son mis gemidos, y mi cora­
cor meum mosrens. ron desfallece.

C APÍT ULO II.

E l Profeta sigue con sus lamentos p o r la desolación de la ciudad , del


templo y y de todo el p a is : y exhorta á Sion d Uoror.

A t.e p h . i Q u om o d o obtexit calígine A l e f h . i ¡C ó m o cubrió el Señor de


in fu ra ré suo D om inus filia m Sion: oscuridad en medio de su cólera á la
projecit de ecelo in terram inclytam I s ­ hija de Sion! É l ha arrojado del cielo
rael y et non est recordatus scabelli pe - á la tierra á la ínclita Israel; ni se ha
dum suorum in die fu r o r is s u i? acordado de la peana de sus pies ó de su
Santuario , en el dia de su furor.
B e t h . a P ra cip ita v it D o m in u s, m e B e t h . a £1 Señor ba destruido, sin
pep ercil, omnia speciosa Jacob: destru­ excepción, todo cuanto había de her­
ir ft in fu rore suo m unitiones virginis moso en Jacob : ha desmantelado en me­
J u d a , et dejecit in terra m : polluit re— dio de su furor los baluartes de la v ir ­
g n u m , et principes ejus. gen de Judá, y los ha arrasado: ha tra­
tado al reino, y á sus príncipes 2 como
cosa profana ó inm unda.
G h im e l . 3. Confregit in ira fu r o ris s u i G h im e l . 3 En medio del ardor de su
omne cornu Israel: avertit retror sum ira ha reducido á polvo todo el poderío
dexteram suam a fa c ie inim ici: et su c- de Israel: retiró atrás su derecha auxi­
cendit in Jacob quasi ignem Jlammce liadora así que vino el enemigo; y e n ­
dtvarantis in gyro. cendió en Jacob un fuego, que con su
llama devora cuanto hay en contorno.
j Asi sucedió a\ cabo de setenta años, cuan­ último Rey de Babylonia, en la misma noche
do los clilldcos fueron destruidos por los pciv- de su espléndido banquete. Dan. V. v. 3o.
suty medos, habiendo asesinado á Balthasar, a A. Joakiio , Jechonias y Sedecías.
C a p i t u l o IT. i<53
DáT-BTH. 4 T d e n d it artiim suum qua- 3>AiiTH. ¿ Enlosó su arco comó ha­
s i in im icu s, firm a v it' dexieram siidjii ce un enemigo, y cual adversario-afir*
quasi ho stis: et occidil am ne quod ’p u i- mó su mano derecha para d isp a ra r; y
chrum erat visu in tabernáculo filies mató todo cuanto habia de belló aspec­
S io n , effudit quasi tgncm indignatio- to en el pabellón de la hija de Sion *>:
nem suam. lanzó cual Fuego la indignación suya.
He. 5 F actus est D om inus velul ini~ H e. -5 El Señor se ha- hecho como
tjiícus : prcecipitaoil Ismael, pr'acipita - enemigo de Jerusalem. : há precipitado
v il omnia mosnia e ju s: dissipaoit rhu- á Israel: ha destruido todos sus muros,
nitiónes e ju s, el repleoit ' in f i l i a Juda arrasó sus1Bal úá?t'cs, y ha lie nado ¡le
hum iliatum et hum iliatam . abatimiento á hombres y mugeres de la
hija de Judá.
VAtr. 6 ~Et dissipavit qu asi hortum VAtr. 6 V ha destruido su pabellón
tentar ium su u m , demolitus est taber- como la choza de un huerto: ba demo-
naculum su u m : oblivioni tradidit D o ­ lído su Tabernáculo: el Señor ha entre­
m inus in Sion festiv ila tem j et s a lb a - gado al olvido en Sion las solemnida­
Ium; e t in opprübrium, et in indigna - des y los sábados ; y ha abandonado al
tionem fu r o r is s u i f regem , et sa cer- oprobio y á la indignácion de su furor
dotem . al Rey y al sacerdote a.
Z a i n . 7 Repuiit D om in us altare suum y Zaen. 7 El Señor ha desechado «a
m aledixit santificalioni succ: tradidit altar, ha maldecido ¿ su Santuario: ha
in m anu inim ici m uros turrium ejus: erilregado sus murallas y torres en po­
vocem dederunt in domo D o m in i , s i­ der dé los enemigos; los cuales han dado
cut in die solemni. voces de júbilo , como en una solemne
fiesta.
H e t h . 8 Cogitavit D om inus dissipare H e th . 8 Determinó el Señor destruir
m urum filicc S io n : tetendit fu n icu lu m los muros de la hija de S ion , tiró su
su u m } et non avertit m anum suam á cordel 3 , y no retiró su maño hasta
perditione: luxiíq ue anlem uralet e tm u - que la demolió: se resintió el antemu­
ru s pariler dissipatüs est. ; r a l, y quedó luego arrasada la muralla.
Tbtb. g D e fix a sunt in fierra p orta T e t h . g Sepultadas quedan sus puer­
eju s: perdidit et contrivit vectes ejus; tas entre las ruinas: el Señor destruyó
regem ejus et principes ejus in Gentibüs: é hizo pedazos sus cerrojos: desterró á
non esl l e x , et prophela ejus non in - su Bey y á sus magnates entre las na­
vénerunl visionem á Dom ino. ciones : ya no hay Ley; y sus profeta*
ya lio tienen visiones del Señ or.'
Jod. i o Sederunt in térra , conticue- J o o . io Sentados'están en tierra; y
runt senes f i l i a S io n : tonsperserunt en profundo silencio los ancianos de la
ciñere capita s u a , accinti su n t ciliciis) hija de Sion: tienen cubiertas de ceni­
abjecerunt in terram capita sua virgi- za sus cabczas, vistiéronse de cilicio,
nes Jerusalem . abatida hasta la tierra tienen su ca­
beza las vírgenes de Jerusalem.
C a p h . i i Defecerttnt prat lacrym is C apet. i i Cegáronse mis ojos'de tan­
ocuh m eif conturbata sunt viscera mea: to llo ra r : estremeciéronse mis entrañas,
effusum est in térra jécu r meum super derramóse en tierra mi corazon 4 al ver
contritione f i l i a p op uli m e i , cüm defi- el quebranto de la hija del pueblo mió,

1 A los gallardos y robustos jó v e n e s , á las ren allanar la superficie de un sitio, ó poner*


tiernas d on cellas, á los sacerdo tes, e le . la á nivel. Véase IV . Reg. X X L v. 14.
2 IV • X X V ■ver. ai. — Jerem, LIJ. 4 Es una hyperbole para denotar la suma
ver, io. grandeza del dolor.
3 Gomo hacen los arquitectos cuando quie­
La
j 64 L a s la m e n ta c io n e s d e je re m ía s .
ceret párvulas et laclens in piaféis cuando los pequeñuelos y niños de tota
oppidi. desfallecían de hambre en las plazas de
la ciudad.
L a m e d , i a M atribus suis díxerunt; I i A b i e d . 12 Ellos decían ásus madres:
U bi est triticum et vinum ? cum defiee- ¿Dónde está el pan 1 y vino? cuan­
rent qu asi vulnera/i in pialéis civitatis: do t á manera de heridos, iban murién­
cum exhalarent anim as sua s in sin u dose por las calles de la ciudad, cuan­
m atrum suarum . do exhalaban su alma eu el regazo de
sus madres.
■Mem. i 3 C u i comparaba t e ? oel cui M en. i 3 ¿Con quién te compararé,
assim ilabo te , filia Jerusalem ? cui e x - ó á qué cosa te asemejaré, oh hija de
ccquabo te , e l consolador te , virgo filia Jerusalem? ¿Á quién te igualaré, á
Sion ? magna esl enim velut m are con- fin de consolarte, oh virgen hija de
tritio tua: quis medebitur l u í ? Sion ? Porque grande es como el mar tu
tribulación. ¿Quién podrá remediarte?
. ,Nun. i 4 Proplielce tu i v i de r un í Ubi N u h . 14 T us profetas te v a tic iu a ro n
f a l s a , el stu lla , nec aperiebant in iq u i- cosas falsas y n ecia s: y no te m an ifes­
tatem tu a m , ut te ad pccnilenliam pro~ taban tus m aldades p ara m o ve rte á pe­
vocarent: viderunt autem tibi assum p- n ite n c ia ; sin o que te p ro fe tiza b a n fa l­
tiones f a l s a s , et ejectiones. sam en te sucesos * contra tu s enemigos t
y su ex p u lsió n 3.
i 5 P la userun t super le m a -
.. S a m e ch . S a m e c h . i 5 Todos cuantos pasaban
nibus omnes transeúntes per viam : s i— por el camino te insultaban dando pal­
bilaverunt , el moverunt capul suum madas; te silbaban, y meneaban su ca­
super filia m Jerusalem : Hcccrine est beza contra la bija de Jerusalem, di­
Urbs, dicentes , perfecti decoris, g a u - ciendo: ¿ Es esta la ciudad de extrema­
dium universa: ferrar ? / da belleza, el gozo de todo el mundo?
P h e . i 6 Aperuerunt super te os suum 3?he. 16 Abrieron contra tí su boca
omnes inim ici tui: sibilaverunl, e l f r c - todos tus enemigos: daban silbidos, y
m uerunt d en tib u s, et díxerun t • Devo— rechinaban sus dientes, y decían: Nos­
ra b im u s: en isla est d ies, quam expe - otros nos la tragarémos: ya llegó el
ciabam us: invenim us t vidim us . dia que estábamos aguardando; ya vino,
ya le tenemos delante.
Aití. 17 Fecit D om inus quee cogilavít, Ara 4 . 17 El Señor ha hecho lo que
compleoit sermonem suum , quem prce - tenia resuelto: cumplió lo que habia
ceperat á diebus a n tiq u is: d esiru xil, et anunciado desde los tiempos antiguos 5:
non pepercit, et Icetificavit super te in i— te ha destruido sin remisión, y te ha
m i cum , ct exaltavit cornu haslium hecho un objeto de gozo para tus ene­
tuorum. migos; y ha ensalzado la pujanza de
los que te odiaban.
S a b e , i 8 Clamaoit cor eorum ad jD o- S a b e . 18 E l corazon de los sitiados
m inum super muros filice Sian : Deduc levantó el grito al Seiior desde sobre
quasi torrenlem lac.rym as, per diem et las murallas de la hija de Sion: derra-
I L os Setenta usan de la voz üítíjí süns , la 3 ó q u e tos arrujariitá (Je lu tie rra
cu al no solo significa ttiqo ó p a n , sino tam biea 4 La loira //tViesláen el abecedario hebreo
alimento en g e n e ra l: al modo q u e , en caste­ anles de la Phe. No se sube la causa de esta
lla n o , tener pan denota muchas veces tener inversión que aquí se observa. La letra Phe
que .comer. signilica boca; y tal vez por eso puso dicha le­
a Contra tus enem igos los cliild e o s. Ln v o z tra , como en continuación de lo que se decia
assumptio , de que usa la Vulgala , significa lo en el verso anterior. Lu mismo se nota en el
mismo (dice S. Gerónimo) que la palabra ontts, cap. III. v. 48., 4q.
eslo es , profecía pesada ó terrible , anuncio 5 Deut, X X y i l í ' ver. i 5 .— Lev, X X V I .
d u ro , ele, En el hebreo se lee rfiW U Q ver. 16.
so ih , que quiere decir cargas.
C i P I T Ü LO III. i 6 j

noctem: non des réquiem tib i, ñeque m a, oh Jeru sa lem , dia y' noche, haz
taceat pupilla oeuli tu i . correr á manera de torrente las lágrimas;
no reposes, ni cesen de llorar tus ojos *.
Coph. 19 Consurge , lauda in nocte , C o p h . 19 Levántate, cierna de noche
in principio vigiliarum : effunde sicut a l S eñ o r , desde el principio de las vi­
aquam cor tuum ante conspectum D o - gilias 3: derrama como agua tu cora­
m ini: lena ad eum m anus tuas pro a n i­ zón ante su presencia : levanta hái ia él
m a parvulorum tuorum , qu i defecerunt tus manos, haciéndole presente la vida
in fa m e in capite om nium compitorum. de tus parvutilos que se están muriendo
de hambre en todas las esquinas y en ­
crucijadas de las calles.
Res. ao V id e , D om in e , e l considera R E S . 20 Oh Señor, mira y considera
quem vindemiaveris ¡lo : ergone come- & quien bas tú desolado de esta mane-*
dent m ulieres fru ctu m s u u m , párvulos ra. ¿ Y será verdad que las mugeres se
ad mensuram palm ee? s i occiditur in coman sus propios hijos , niims del ta­
sanctuario D o m in i sacerdos el prophela? maño de la pahua de la mano 3 ? ¿ Y se­
rá asesinado dentro del Santuario del
Seiior el sacerdote y el proteta?
Srn. a 1 Jacueru.nl in ierra fo r is puer S in » a i Muertos yacen por fuera el
et senex: virgines m ece , et juvenes m ei mozo y el anciano ; mis vírgenes y mis
teciderunt in gla d io : interfecisli in die jóvenes han sido pasados á cuchillo: los
fu r o r is tui: p ercu ssisli, neo m iserlus es. bas hecho perecer en el dia de tu furor;
los has herido de muerLe siu compasion
ninguna.
TeAu. a a Vocasti quasi ad diem s o - T h a u . aa T ú , S e iio r , has convidado
Jemnem , q u i terrerent me de circuilu, como á una gran fiesta á esa nación ene­
el non fu it in die fu r o r is D o m in i qu i m iga , para que me aterrase por todos
effugeret , el relinqueretur: quos educaoi, lados; y en aquel dia de tu furor no
et en u lriv i , inim icus m eus eonsumpsit hubo nadie que pudiese escapar y sal­
eos. varse: á aquellos que yo crié y alimen­
té 4, los hizo perecer el enemigo mío.

CAPÍTULO III.

Prosigue Jeremías lamentándose y prim ero de sus propios trabajos, y


despues de los comunes á toda la ciudad . Alegóricamente habla en la
mayor parte del capítulo de los trabajos de nuestro Señor Jesu-Christo
en su Pasión , del cual fu é Jeremías un bosquejo en muchos sucesos
de su vida .

AtBPH. t E g o vir videns pauperla- Ax e f h . x H o m b r e soy yo que esloy


tem meam in virgo indignalionis ejus . viendo la m iseria inia 6 aflicción en la
v a ra de la indignación de el Señor.
Aleth. a Me m in a v il, et a d d u xit in A l e p h . a Entre tinieblas ó aflicciones
tenebras, et non in lucem. me ha hecho a n d a r, y no en el resp lan ­
d o r de la luz.

X Jerem. X I V . ver. 16. se niñas que criaba yo.


a Véase Vigilia. 4 En el hebreo se lee * m s ¡ ü r m H <«■
3 El hebreo Q^flDU tkipujim , palmares , p a ju , á quienes crié.
hijilos tiernos j pequeñuelos: puede traducir-
Ton, IV. 1.3
1 66 IjAS l a m e n t a c i o n e s d e j e r e m í a s .
A l e p h . 3 Tantum in me vertit , et con- A le p h . 3 No ha cesado día y noche
v ertit Tnnnum suam iota die. de descargar sobre mí su mano.
B e t i i . 4 V eiu siam fe c it pellem m eam t B e t h . 4 Ha hecbo envejecer mi piel
et carnem m eam , contrivit ossa mea. y mi carne, y ba quebrantado mis
huesos *.
B e t h . 5 A E d tfica v il in gjrro m e o , et B e th . 5 Ha levantado una pared al
circumdedit me f e l l e , el labore. rededor mío a ; y me ba cercado de
amarguras y de congojas.
B e t h . 6 In tenebrosis collocavit me, B eth . 6 Colocado me ha en lugar te-*
q u asi m orluos sempiternos, nebroso, como á aquellos que ya han
muerto para siempre.
G h im e l . 7 Circumoedificavit adversum GHIMEL. 7 Me circunvaló por todos
m e, Ut non egrediar: aggravavil com - lados para que no escapase : púsome pe­
pedem m eum. sados grillos.
G h im e l . 8 Sed et cum clam avero, et G h io iel. 8 Y aunque yo clame y
rogavero , exclusit orationem m eam . ru egu e, no hace caso de mis plegarias s,
G h im e l . g Conclusil vias meas lapi— G him el. g Cerró mis caminos como
dibus quadris , sem itas m eas sub vertit. coa piedras de sillería : desbarató todos
mis senderos ó designios.
D a l e t h . io U rsu s in sid ia n s fa c tu s D a le t h . 1 o Ha venido á ser para mí
est m ih i, leo in abscondilis. como un oso en acecho t como un león
en lugar oculto.
D a l e t h . i i Sem itas m eas suboertit, D a le t h . i i É l ha trastornado mis
et confregit me , posuit m e desolatam. senderos, y me ba destrozado; abando­
nado me ba á la desolación
D a l e t h . i a T etendit arcum su u m , et D a le t h . 12 Entesó su arco, y me
posuit m e qu asi signum ad sagittam . puso por blanco de sus saetas.
H e . i 3 M isil in renibus m eis filia s -H e. i 3 Ha clavado en mis lomos las
pkaretrcc sua:. flechas de su aljaba 5 ;
lie . 14 F a ctu s sum in derisum om ni H e. i 4 He venido á ser el escarnio de
populo m eo , canticum eorum tola die. todo mi pueblo, y su cautínela diaria.
He. i 5 R eplevil me a m aritudinibus, H e . i 5 Llenado me ba de amargura ,
inebriavit me absynthio. me ha embriagado de ajenjo.
V al '. 1 6 E t fr eg it ad num erum den- V a i t . 16 Ha quebrado todos mis dien­
tes m eos, cibavit me ciñere. tes, dándome pan lleno de arena 6 .' ce­
niza me ha dado á comer.
V av . 1 7 E t repulsa est á pace a n i­ V a u . 17 Desterrada está de mi alma
m a m ea, oblilus sum bonorum. la paz, ó abundancia ; no sé ya lo que
es felicidad.
V ait , 18 E t d ix i: P eriit f in is m eus, V a u . 18 Y dije yo: Ha. desaparecido
et spes mea á Dom ino, para m í todo término de m is m a les, y
toda la esperanza que tenia en el Señor 7.
Z a in . i 9 Recordare p a u p erta tis, el . Z a i n . 19. Acuérdate, Señor, d e.m i

1 A. fuerza de tantos golpes. 5 Lasflechas se llaman en estilo oriental /«-


2 Para hacer una cárcel, acomodándola i mi ja s de la aljaba, porque salen de ella ¿ donde
cuerpo. están encerradas como en el vientre de su ma­
3 O las desechará. Véase Jerem. X I V . ver­ dre. Véase Hijo.
só 11 .— V II . ver. 16.— I X . v. 14. 6 ó de chinilas', ó granitos de arena. Prov.
4 Aunque en la Vulguta se use< el femenina X X . v, 17.— Ps. CI. v. 10. Véase Ceniza.
desolatam en el hebreo se lee el masculino. 7 Estas expresiones son hiperbólicas, y solo
Y asi en fcVulgata se debe suplir para el buen se dicen para denotar el exceso de doler .Véa­
seatidoanimam meam, se Job cap. X X X - v. 14 -
CA PITÜ O III. 167
transgressionis mees, absynthii, e tfe llis . miseria y persecución ' , y del ajenjo y
de la hiel que me hacen beber.
Zain. a o Memoria memor ero ¡ et ta - Z a in . ao De continuo tengo en la
bescet in me anim a m ea. memoria eslas cosas, y se repudre den­
tro de mí el alma mia.
Z ain . a i Jíorc recolens in corde meo, Z a in . a i Con to d o , considerando es­
ideo spe rabo. tas cosas dentro de rui corazon, hallaré
mi esperanza en el Señor.
H e th . 2 a Misericordias D o m in i quia H e th . 22 Es una misericordia del Se­
non sum us consumpti: quia non defe­ uor el que nosotros no hayamos sido
cerunt m iserationes ejus. consumidos d el todo, porque jamás han
faltado sus piedades.
H eth. a 3 No vi diiuculo , m ulta est H e t h . a 3 Cada dia las hay nuevas 7
fid es tua. desde muy de mañana; grande Cs, oh
S e ñ o r , tu fiJelidad.
H e t h . a 4 Pars^m ea D o m in u s , d ix it H e t h . 24. Mi herencia, dice et alma

anim a m ea : proptereá expeclabo eum. mi a, es el Seuor: por tanto pondré en


él mi confianza.
T eth . a 5 B onus est D om in us speran- T e t h . a 5 Bueno es el Señor para los
tibus in eum , a n im a queerenti illu m . que esperan en é l, para las almas que
le buscan.
T b tii. a 6 B o n u m est prcestolari cum T e t h a6 Bueno es aguardar en silen­
silentio salutare D ei. cio la salud que viene de Dios.
T e th . 37 B onum est v iro, cum p or- T e t h . 27 Bueuo es para el hombre el
iaverit ju g u m ab adolescenlia sua. liaber llevado el yugo ya desde su mo­
cedad 3.
Jod. a 8 Sedebit so lita riu s , et tacebit: J od . 28 Se estará quieto y callad o:
quia Itvavit super se. porque ha tomado sobre sí el yugo
J od. a g Ponet in pulvere os suum , J o d . 29 Su boca la pegará al suelo,
s i fo r lé s it spes. para ver si orando consigue lo que
espera.
Jod, 3 o D a bit p ercuiienti se m a x il- J od . 3 o Presentará su mejilla al que
la m , saturabiiur opprobriis. le hiere: le hartarán de oprobios.
Capii. 3 1 Q uia non repellet in sem ­ C a ph . 3 i Pero no para siempre le
piternum D om inus. desechará de si el Señor
C aph. 3 a Q uia s i a bjeeit , et m isere- C a p h . 3 a pues si él nos h a desecha­
bilu r secundum m ultitudinem m iseri - do, aun se apiadará de nosotros, según
cordiarum suarum . la abundancia de sus misericordias.
C aph. 33 Non enim hum iliavit e x C a p h . 3 3 Puesto que no de buena ga­
corde suo , et abjeeit filio s kom in um , na abate é l, ni desecha á los hijos de
los hom bres,
Lam ed. 34 u t contereret sub pedibus XiABtfED. 34 n ' huella debajo de sus

1 Pobreza significa también desgracia , tri­ umtm, y en algunos otros lugares. Véase
bulación, etc. Véase Pobre. Vulgata.
2 La palabra novi de la Vulgata no es verbo, 3 No solamente el yugo de la Ley del Señore
sino adjetivo masculino, correspondiente al sino tambienel de los trabajos y afliccionesqu,
del lex.10 Liebreo. Pero en lalin el substantivo le envia Dios para su bien , y con que le cor­
miseraliones á guien se refiere, es femenino, rige y castiga como padre.
y asi la terminación del adjetivo debió ser no- 4 Yen esle suave yugo del Señor ba hallado
vm\ como se lee en algunos códices de la Yul- él su reposo y consuelo. Matlh. X I . v. 29.
gala. Lo mismo sucedió en el Salm. X X V I . 5 Ps. L X X V I . ver. 10. — Deiu. X X X II .
ver. 4. al traducir wiam p etii, etc. en vez de per. 39.
L4
168 L as l a m e n t a c io n e s de je r e m ía s .

su is om nes vinclos terree, pies, como un tira n o , lodos los cauti­


vos de la tie rra ,
L a m e d . 3 5 ut declinar et ju d iciu m vi­ X>adi£ d>. 35 ni pesa con infiel balanza,
r i in conspectu vultus A ltíssim i. ante su presencia, la causa del hombre,
L am k d . 3 6 U t pervertecet homínem in XiAm e d . 3 6 ni daña con injusta sen­
ju d íelo suo , D om inus ignoraeit. tencia á hombre ninguno: eso no sabe
el Señor hacerlo.
Mem. 37 Q u is est is t e , q u i d ix it ut Mem. 3 ^ ¿Quién es aquel que ha di­
fie r e t , Dom ino non jubente ? cho que se hace alguba cosa sin que el
Señor lo ordeoe ?
. M em * 3 8 E x ore A ltis s im i non egre- Mem. 3 8 ¿No vienen acaso de órden
dientur nec m a la , nec bona? del Señor los males y los bienes ?
MfíM. 3 9 Q u id m urm uravit hamo v i- H em . 3-9 Pues ¿por qué se ha de
v e n s , vir pro peccatis s u is? quejar nunca hombre viviente del cas­
tigo de sus pecados 1 ?
Non. 4 o Scrutem ur vias nastras, et Muir. 40 Examinemos, y escudrine­
quatramus el revertam ur ad D om inum . mos nuestros pasos, y convirtámonos al
Señor.
N un » 4 1 Levem us corda nostra cum SJONi 4 1 Levantemos al cielo, háeia
m an i bus ad D om inum in cáelos. el Sefior, junto con las manos, nuestros
corazones.
Nun. 4 a N os iniqué eg im us, et ad Iíu n . 4 a Nosotros empero nos porta­
iracundiam provocavimus : idcirco tu mos inicuamente, y provocamos, oh
inexora bilis es^ Señ o r , tu enojo : por eso te muestras tú
inexorable.
S am ech . 4 3 O peruisti in f u r o r e , et S am ec h . 4 3 Te cubriste de furor * y
p ercu ssisli nos: occidisti , nec pepercisti. nos castigaste : mataste sin perdonar á