Sei sulla pagina 1di 4

LA MENTE DEL ESTRATEGA

“KENICHI OHMAE”
Kenichi Ohmae autor del libro, lidera las oficinas de McKinsey & Company en
Japón, la cual es una firma internacional de consultores que apoyan a diversas
compañías multinacionales para establecer sus estrategias de competencia, La
contribución más importante de este libro se debe a que se enfoca más a la
esencia de la planeación estratégica que a su forma, de esta manera ayuda a
comprender cómo se las arregla un estratega para generar una auténtica ventaja
competitiva, en lugar de indicar solamente qué debe hacer al realizar sus
ejercicios de estrategia.
El autor indica que el tema central de este libro se relaciona con el problema del
estancamiento estratégico de cualquier organización. Comenta que existen
formas mediante las cuales es factible reproducir la mente del estratega en
personas que carecen de talento táctico innato, es decir, que existen ciertos
conceptos y enfoques específicos para que cualquier persona llegue a
desarrollar excelentes ideas tácticas, y el propósito de su libro es proporcionar
una serie de indicaciones que le pueden ayudar a desarrollar su capacidad,
habilidad y el hábito del pensamiento estratégico. El autor indica que su intención
no es brindarnos fórmulas para desarrollar estrategias de negocios, sino
proporcionarnos una serie de indicadores que puedan ayudarnos a desarrollar la
capacidad y los hábitos del pensamiento estratégico. Para ello el autor, Kenichi
Ohmae, divide el contenido del libro en 3 partes:
1. El arte del pensamiento estratégico: Basado esencialmente en el proceso
mental.
2. Elaboración de estrategias eficaces: Nos define los distintos tipos de
estrategia.
3. Realidades estratégicas actuales: pensamiento táctico y la formulación de
estrategias.
En la primera parte del pensamiento estratégico, el autor nos muestra como
principalmente componente, el Punto de partida y crucial del pensamiento
estratégico. Consiste en dividir en partes constitutivas los problemas, tendencias,
eventos o situaciones, luego de descubrir el significado de estos componentes
los une y saca máximo provecho de sus ventajas. Como primera etapa del
pensamiento estratégico es determinar el punto crítico de la situación, determinar
la fuente del problema para proponer soluciones.
Unos de los temas más importantes que también se muestran en esta primera
parte, son los 4 puntos estratégicos. Lo que distingue a la estrategia de los otros
planos es la ventaja competitiva, es decir su único objetivo es permitir que la
Empresa consiga con la mayor eficacia posible una ventaja sostenible sobre sus
competidores. Y son los siguientes:
1. Puede reajustar la asignación de recursos a disposición de su cuerpo gerencial
buscando reforzar ciertas capacidades con el objetivo de incrementar su
participación en el mercado y su rentabilidad, es decir, identificar cuáles son los
factores claves de éxito (FCE).
2. La tarea es: a) usar la tecnología, la rentabilidad de las ventas o b).Usar
cualquier otra diferencia en la composición de los activos entre la empresa y sus
competidores. Se denomina estrategia de negocios basada en la superioridad
relativa.
3. Desafiar o cuestionar los supuestos aceptados que gobiernan la forma de
hacer negocios a fin de cambiar las reglas de juego, desquiciar el statu quo y
ganar una poderosa ventaja competitiva. Se denomina estrategia de negocios
basada en iniciativas agresivas.
4. Aplicar el despliegue de innovaciones, para quitar y hacer lo mismo que la
competencia. Se conoce como estrategia de negocios basada en los grados de
libertad estratégica.
Cabe resaltar que el planteamiento de un problema debe orientarse a la
obtención de una posible solución, imaginar cómo podemos hacer para poder
tener éxito con los negocios, viendo primero el punto de partida y de terminar los
puntos críticos, tenemos que ver que es lo que vamos a ofrecer los beneficios y
ventajas, Además, de enfocarnos como llegamos a nuestros clientes que es lo
más importante, El único propósito de la planeación estratégica es permitir que
la compañía obtenga, con la mayor eficacia posible, una ventaja sostenible sobre
sobre sus competidores.
En la segunda parte del libro Se describe métodos de estrategias basados en la
compañía (corporación), los clientes y la competencia, se basan en objetivos y
planes, o sea en planes y costo; cuya clave es la agudeza y la sutilidad, en otras
palabras, el ingenio y poder de negociación del estratega mediante ideas y
labores estratégicas creativas e intuitivas. Sin embargo cabe añadir que no solo
el ingenio es primordial para el éxito de una estrategia en la producción, sino
también la elasticidad y flexibilidad intelectual, que permiten encontrar
respuestas realistas a situaciones cambiantes del mundo empresarial.
En la última parte del libro, se describe las realidades estratégicas actuales, Uno
de los puntos que el autor describe son el manejo del cambio estratégico Debido
a los cambios que se están presentando, el pensador estratégico requiere tener
sensibilidad, profundidad y una mente inquisitiva que no evite enfrentarse al
“status quo”. Además necesita ser una persona Equilibrada, que sea capaz de
solucionar problemas integrales y no abocarse a una sola situación, Para sugerir
nuevas ideas, nuevos negocios y nuevas líneas de productos, el estratega
cuenta con tres técnicas básicas:
 Eliminar los cuellos de botella, es decir, hacer frente a los problemas que
se presenten tratando de encontrarles una solución.
 Proponer nuevas combinaciones, preguntándose qué pasaría si se
combinaran las líneas de producción existentes, lo cual generaría ideas
nuevas que deberán analizarse para comprobar su potencial en el
mercado y el grado real de factibilidad.
 Llevar al máximo los grados de libertad estratégica, con el objeto de lograr
una diferenciación máximas con la competencia en la satisfacción de las
necesidades de los consumidores.
La toma de decisiones también es muy importante. El proceso de la toma de
decisiones implica tener un criterio sobre el medio y agarrar una opción entre
otras opciones alternativas que tenemos, siempre teniendo certeza que los
recursos como el tiempo y el dinero disponibles siempre son limitados.
El autor también describe que el éxito estratégico mediante la práctica puede
desarrollar las costumbres mentales y formas de pensamiento que nos ayuden
a liberar el ingenio, poder de negociación, que nos permitirán aumentar y
desarrollar estrategias exitosas que nos permitan tener una ventaja competitiva
ante el entorno que compite contra nosotros. El estratega de negocio debe
reconocer por lo menos tres importantes restricciones: Realidad, receptividad y
recursos.
Como ejemplo, el objetivo y la meta a largo plazo de las corporaciones japonesas
consiste en volverse en comercializadoras mundiales, pero su apreciación
realista sobre la escasez de recursos las ha hecho seguir un enfoque secuencial,
avanzando paso a paso con el fin de prevenir cualquier carencia que pudiera
convertirse en un obstáculo para su crecimiento; por ello se han visto obligadas
a buscar una gama más amplia de opciones estratégicas en producción,
ingeniería y mercadotecnia. Además, el escoger aquellos campos de batalla en
los que no han tenido que luchar contra las grandes empresas de occidente, ha
sido la clave de su éxito.
Para concluir si se toman en cuenta todos y cada uno de los conceptos
detallados en este libro, es posible desarrollar -mediante la práctica- las
costumbres mentales y formas de pensamiento que nos ayuden a liberar el poder
creativo; esto incrementará nuestras posibilidades para producir conceptos
estratégicos que tengan éxito.
Kenichi ohmae nos enseña que las estrategias dentro del mercado para obtener
una ventaja competitiva sobre nuestros competidores, se basa principalmente en
el pensamiento estratégico, que busca resolver los problemas no a corto plazo,
sino que tiene una visión a largo plazo que le permite visualizar los posibles
problemas que se puedan presentar para trazar posibles soluciones, el estratega
se caracteriza por tener objetivos definidos y una visión a largo plazo. Los cuatro
caminos para fortalecer la posición de una compañía consisten en identificar los
factores claves de éxito.