Sei sulla pagina 1di 1

Naturaleza jurídica de la aceptación y la repudiación: ¿Son actos jurídicos o negocios jurídicos?

Existe discusión doctrinal: a) Unos autores defienden que se trata de negocios jurídicos. Para ello,
se fijan en el hecho de que el aceptante o repudiante es sujeto que, al manifestar su voluntad, es
consciente de los efectos jurídicos de su decisión (a diferencia de otros actos jurídicos, cuyos
efectos se derivan de la conducta misma, con independencia de su consciencia o su
voluntariedad). b) Otros autores defienden que son actos jurídicos. Para ello, atienden al dato de
que los efectos jurídicos de una u otra opción están tasados en la ley (arts. 1003 y 1023 CC), sin
posibilidad de alteración por los aceptantes o repudiantes. - Parece preferible esta última posición,
habida cuenta que en ocasiones la aceptación es tácita, y derivarse de hechos externos que son
independientes de la conducta más o menos consciente o deliberada del que la realiza. - Por lo
demás, los efectos de la aceptación o la repudiación son únicos, y no cabe la alteración de los
mismos por la voluntad de quien los emite, fuera del supuesto de la llamada aceptación a
beneficio de inventario, que debe ser considerada un “plus” adicional a la aceptación misma, por
cuanto exige una manifestación espec