Sei sulla pagina 1di 3

Promoción y Dinamización de mercados MYPE’s:

en materia económica y financiera para mantener y promover el dinamismo de la economía nacional a


través del programa Foncodes, gestione a través de la modalidad de Núcleo Ejecutor, la adquisición y
distribución de bienes manufacturados especializados producidos por las micro y pequeñas empresas
MYPE, de los sectores de metal mecánica, madera, textil confecciones y cuero, para las entidades
públicas del Gobierno Nacional y de los gobiernos regionales.
Los bienes son adquiridos directamente a las MYPE, mediante el modelo Núcleo Ejecutor, en una
alianza estratégica entre el MIDIS a través de FONCODES y el Ministerio de la Producción

En este contexto, en los primeros meses del año 2019 se han transferido recursos al FONCODES para
financiar adquisiciones de KIT´s para el Proyecto Especial para la Preparación y Desarrollo de los XVIII
Juegos Panamericanos y Sextos Juegos Parapanamericanos del 2019.

Emprendimientos rurales

Más de 25,000 familias rurales han sido capacitadas para desarrollar más de 5,794 emprendimientos
rurales que comprenden iniciativas de producción, transformación
y comercialización de bienes y servicios, de tipo agropecuario, artesanal, piscicultura y de servicios
orientados a mercados locales.

Capacitación financiera

Más de 52,000 usuarios han recibido capacitación financiera, de los cuales se han
seleccionado y formado más de 731 como Yachachiq financieros, quienes se encargan
de reforzar conocimientos y acompañar a los miembros de sus comunidades en todo lo relacionado al
uso de los servicios financieros. Asimismo, 32,300 usuarios ya vienen accediendo a los servicios
financieros; de ellos más de 12,560 han logrado abrir cuentas de
ahorro.
El Programa de Apoyo a la Pequeña y Microempresa (PAME)

Un total de 43,995 microempresarios generan economía social y empleo en el país a través del crédito
a la pequeña empresa del Fondo de Cooperación para el Desarrollo Social (Foncodes) del Ministerio
de Desarrollo e Inclusión Social (Midis).

tiene como objetivo general, contribuir al desarrollo y consolidación del mercado de los servicios
financieros de créditos para los pequeños y microempresarios de las zonas rurales y urbano-
marginales del país, que no tenían acceso al sistema financiero.
La población beneficiaria son los microempresarios de las áreas urbano-marginales que realizan
actividades productivas en los sectores comercio, servicios y manufactura, así como productores
rurales de café, cacao, papa, granadilla, flores, entre otros, principalmente asociados en cadenas
productivas.
Este movimiento financiero ha permitido colocar 460 mil 403 créditos, con un monto de colocaciones de
S/. 1,406 millones y cubrir los 24 departamentos del país. Se benefició a 204 mil 414 microempresarios
y se generaron 102 mil 707 puestos de trabajo directos. El crédito promedio fue de S/. 3,056, dirigido a
la pequeña actividad micro empresarial que es la principal generadora de empleo. Los principales
usuarios de los créditos fueron mujeres (52.5%).

PARA REDUCIR
LA PROBREZA
Las acciones a favor de promover el desarrollo social con base en la reducción de la pobreza están
focalizadas básicamente en cuatro programas sociales que dirige el Ministerio de Inclusión Social
(Midis): el Programa Nacional de Apoyo Directo a los más Pobres-Juntos, el Programa Nacional de
Asistencia Solidaria Pensión 65, Cuna Más y el Programa Nacional de Alimentación Escolar Qali
Warma.Estos cuatro programas tienen un Presupuesto Institucional Modificado (PIM) para el presente
año de alrededor de S/3.858 millones, que representa alrededor del 0,5% del PBI.

Operan simultáneamente desde el 2014 y se les ha destinado en promedio un presupuesto del


0,53% del PBI

Reducción de pobreza en Perú se explica por mayor crecimiento del PBI


La reducción de la pobreza en el Perú de 21.7% a 20.5% entre 2018 y 2017 es un indicador positivo
que se explica por el crecimiento económico reflejado en el Producto Bruto Interno (PBI) antes que por
el impacto de los programas sociales.
si creciendo a 4% el año pasado logramos que la pobreza retroceda en 1.2 puntos porcentuales y la
extrema pobreza baje de 3.8% a 2.8%, es decir un punto porcentual menos, [entonces] con un
crecimiento de 6% o más tendríamos mejores resultados en combatir las desigualdades.