Sei sulla pagina 1di 13

CURSO SUPERIOR DE METAFISICA

FUNDAMENTOS

LOS PILARES DE LA METAFISICA


Todo conocimiento ordenado tiene un conjunto de principios básicos, que establecen su
cuerpo principal de conocimientos.

I.
 LA LEY DEL MENTALISMO
 LOS SIETE RAYOS
 LOS MAESTROS ASCENDIDOS Y LA JERARQUIA ESPIRITUAL
 LA LLAMA TRIPLE

II .
 EL YO SOY
 LA CIENCIA ESPIRITUAL DE LA PALABRA HABLADA
 LA LLAMA VIOLETA

Adicional: ASCENSIÓN, ¿QUÉ ES?

PRIMER PILAR

LA LEY DEL MENTALISMO

Quisiera conocer los pensamientos de Dios... lo demás son detalles.


ALBERT EINSTEIN

EL KYBALION - FUNDAMENTOS DE LA FILOSOFÍA HERMÉTICA

"Donde quiera que estén las huellas del


Maestro, allí los oídos del que está pronto
para recibir sus enseñanzas se abren de par
en par." "Cuando el oído es capaz de oír,
entonces vienen los labios que han de llenarlos
de sabiduría."

Estas Leyes Universales, emanaron, como toda la existencia, del Todo, la creación del mundo
siguió a la manifestación de Dios. "En el principio solo era Dios y Dios se movió y apareció el
espacio y en ese espacio se manifestó; y surgió el aspecto femenino, necesario para la creación,
y la mente de Dios concibió el mundo y le dio forma".

Recuerden lo que dice el Evangelio de San Juan:

"En el principio era el Verbo, y el Verbo estaba con


Dios, y el Verbo era Dios. Todo fue hecho por él y
sin él nada ha sido hecho de lo que es hecho. En
él estaba la vida ... y el Verbo se hizo carne y
habitó entre nosotros".
El Principio de Mentalismo: "El Todo es Mente; el universo es mental".

Dios creó el Universo con la Mente, y quedo establecido que: la energía sigue al pensamiento,
que es producto de la Mente. Todo lo creado está involucrado en todo. Comprobamos que el
Todo, el Uno, el Absoluto, como se quiera llamarlo, está substancialmente involucrado en todas
las manifestaciones de la vida diaria a la cual hemos denominado universo material; todo es en
esencia espíritu, que es incognoscible, indefinible e indestructible, también que es inteligente e
infinito, con la única y primordial característica: expresar el Bien.

Al considerar su origen mental se explica el mundo de fenómenos mentales y psíquicos, sin


explicación para el público en general; pero no podemos dejar de reconocer que detras de todo
esta el Espíritu de Unidad que es Dios Mismo.

La Calidad De Los Pensamientos

Una mente humana enferma y negativa enferma también el cuerpo. La calidad de los
pensamientos va creando una actitud anímica conforme a dichos pensamientos. Y la
actitud anímica genera un estado orgánico semejante, para bien o para mal.

El organismo no se envenena sólo por las toxinas que se ingieren sino también por la
calidad de los pensamientos que albergamos en nuestra mente y los sentimientos que
anidan en nuestro corazón.

Es necesario higienizar la mente. La salud física depende fundamentalmente de nosotros


mismos, tanto por la moderación en nuestros hábitos físicos como por la armonía de
nuestra mente y corazón.

La mente universal es la coreógrafa de todo lo que sucede en miles de millones de


galaxias y hace su trabajo con una precisión exquisita y con una inteligencia
inquebrantable. Su inteligencia es máxima y suprema e impregna cada fibra de la
existencia: desde la más pequeña hasta la más grande, desde el átomo hasta el cosmos.
Todo lo que vive es expresión de esta inteligencia. Y esta inteligencia actúa a través de las
leyes espirituales. Si miramos cualquiera de las células del cuerpo humano, a través de su
funcionamiento veremos la expresión de estas leyes. Cada célula, sea del estómago, del
corazón o del cerebro, se origina en la ley de la potencialidad pura (DEEPAK CHOPRA). El
ADN es el ejemplo perfecto de la potencialidad pura; en realidad, es la expresión material
de ella. El mismo ADN que hay en todas las células del cuerpo, se expresa de diferentes
maneras para cumplir los requisitos particulares de cada una.

Cada célula debe descubrir su propia fuente, el yo superior; y debe servir a sus
congéneres y expresar su talento único. Las células del corazón, del estómago, del
sistema inmune, todas se originan en el yo superior, el campo de la potencialidad pura. Y
como están directamente enlazadas con ese computador cósmico, pueden expresar sus
talentos únicos con toda facilidad y conciencia atemporal. Sólo expresando sus talentos
únicos pueden mantener tanto su propia integridad como la de todo el cuerpo. El diálogo
interno de cada una de las células del cuerpo humano es: "¿Cómo puedo ayudar?" Las
células del corazón desean ayudar a las células del sistema inmune, y éstas desean
ayudar a las del estómago y a las de los pulmones, y las células del cerebro se dedican a
escuchar y ayudar a todas las demás. Cada una de las células del cuerpo humano tiene
solamente una función: ayudar a todas las demás. Observando el comportamiento de las
células de nuestro cuerpo, podemos ver la expresión más extraordinaria y eficiente de las
leyes espirituales. Ésa es la genialidad de la inteligencia de la naturaleza. Son los
pensamientos de Dios, LA MENTE DE DIOS; lo demás son sólo detalles. Las leyes
espirituales son principios poderosos que nos ayudarán a alcanzar el dominio de nosotros
mismos.

Si prestamos atención a estas leyes y las ponemos en práctica, veremos que podremos
hacer realidad cualquier cosa que deseemos - toda la abundancia, toda la salud y todo el
éxito que deseemos. También veremos que nuestra vida se volverá más alegre y próspera
en todo sentido, porque estas leyes también son las leyes espirituales de la vida, aquéllas
que hacen que vivir valga la pena. La ley de la potencialidad pura se experimenta por
medio del silencio, de la meditación, del hábito de no juzgar, de la comunión con la
naturaleza, pero se activa por el Amor.

Somos los viajeros de una travesía cósmica, polvo de estrellas danzando y girando en las
corrientes y los torbellinos del infinito. La vida es eterna, pero las expresiones de la vida
son efímeras, momentáneas, transitorias. Siddharta Gautama, el Buda, fundador del
budismo, dijo una vez: Esta existencia nuestra es tan transitoria como las nubes del otoño.
Observar el nacimiento y la muerte de los seres es como mirar los movimientos de una
danza. Una vida es como un relámpago en el cielo, que se desliza veloz como un torrente
por la pendiente de una montaña.

PENSAMIENTO POSITIVO

"Yo Soy ES Positivo" "Yo Soy ES La Luz"


Pienso Positivo, pienso en La Luz,
siento Positivo, siento La Luz,
Actúo Positivo, actúo en La Luz,
hablo Positivo. habló La Luz.
"Dios es Luz" "Hágase La Luz'
Nada negativo puede dañarme. "Yo Soy ES La Luz"
"Yo Soy es mi refugio,
escudo y fortaleza" "Yo Soy ES Felicidad"
Le digo a todo lo negativo, pienso Feliz, siento Feliz
“Tu no tienes poder" actúo Feliz, hablo Feliz.
"Yo Soy ES Positivo". Dios es mi Felicidad.
"Yo Soy ES Felicidad"
"Yo Soy ES El Bien"
pienso El Bien, "Yo Soy es La Felicidad Divina'
siento El Bien eternamente manifestada
actúo El Bien, para Bendecir en Positivo en Bien
hablo El Bien y en Luz todo lo que existe.
Yo creo en el Bien La Felicidad Divina me rodea
Todo lo Bueno me tiene que suceder. y contiene mi mundo.
"Yo Soy ES El Bien" "Yo Soy es Positivo"
SEGUNDO PILAR

LOS SIETE RAYOS

La enseñanza sobre la Jerarquía Espiritual, antiguamente, solamente se daba en escuelas


esotéricas y ocultas, en las cuales, después de pasar muchísimas pruebas de fe y de
fidelidad, se les daba el conocimiento de la existencia de los Maestros.

La evolución que tiene el Planeta en estos momentos permite que nosotros podamos saber
de su existencia, sus nombres y sus actividades, porque se puede decir que estamos en
los albores de la Edad de Oro, una Edad en donde los hombres van a convivir con los
ángeles y a hablar con todos los santos.

Pero esta Era no viene de la noche a la mañana, sin preparación. La humanidad primero,
tendrá que familiarizarse con la existencia de estos Maestros, quienes son y como
trabajan.

Muchas personas confunden a los Maestros con deidades. El hecho de que nosotros los
conozcamos, los llamemos y los invoquemos no quiere decir que seamos politeístas con
cantidad de dioses. Nosotros reconocemos a un solo Dios y este Dios es el Absoluto. El
Ser que contiene dentro de sí a todos los seres, los planetas y todas las galaxias. Nosotros
no creemos en un Dios antropomórfico, personal, que está montado en una nube
dirigiendo a la humanidad arbitrariamente. Creemos en una inteligencia suprema que
abarca toda energía y que contiene todas las inteligencias y le llamamos El Absoluto, El
Todo.

El Absoluto, Dios, se manifiesta a través de los Rayos que la Divinidad contiene y cada uno
de esos Rayos tiene un color porque El es la Luz Pura Cristalina, y la Luz Pura Cristalina
contiene todos los colores, todos los Rayos. El se manifiesta a través de los Siete Rayos y
para cada Rayo tiene un Maestro Director, un Arcángel Director y un Elohim Director.

Su misión es prestar servicio a la humanidad para que la gente salga de la esclavitud de la


mente, de las emociones y del cuerpo y adquiera su verdadera libertad. Ellos no interfieren
con el libre albedrío de los hombres. No es que te van hacer evolucionar a la fuerza.
Cuando la humanidad quiere aprender, y penetrar en los misterios de la naturaleza y está
preparada, los Maestros le tienden la mano y los ayudan.

De acuerdo a las tendencias y las facultades que tenga cada uno de ustedes, ustedes
están siendo canalizados a la actividad de un Rayo y en un futuro serán discípulos de un
Maestro perteneciente a uno de estos Rayos. Los 12 discípulos eran discípulos de Jesús,
porque ellos estaban encaminados hacia la actividad, y las características vibracionales y
espirituales del Maestro Jesús.

Hay personas que están, por ejemplo, encaminadas hacia la radiación, el trabajo y la
actividad que realiza el Maestro Saint Germain, que es el Señor de la Edad de Oro, y
trabaja con el Fuego Violeta; serán discípulos del Maestro Saint Germain.

Cada uno de ustedes debe encontrar cual es su camino, su Rayo, sobre el cual debe
desarrollarse y cual es su Maestro, sin embargo en su proceso para alcanzar la Maestría
deberá aprender a utilizar los 7 Rayos.

EL PRIMER RAYO Divino es el Rayo Azul, el rayo de la Voluntad de Dios. Dirigido por el
Maestro El Morya. La VOLUNTAD DE DIOS en el Macrocosmos. La Protección, La
Voluntad como virtud, en ti, El Poder, la Fuerza, la Fe, el Bien, la Felicidad, el Equilibrio
y la Paz.

EL SEGUNDO RAYO Divino es el Rayo Dorado, el Rayo del Amor-Sabiduría. Estuvo bajo
la dirección del Maestro Koot Hoomi, el Maestro Lanto y luego el Maestro Confucio.
Segunda Persona de la Trinidad; Inteligencia, Sabiduría, Iluminación, Amor, Comprensión
y Paz.

EL TERCER RAYO Divino es el Rayo Rosa del Amor Divino y está dirigido por la Maestra
Lady Rowena. Amor Divino, Adoración, Opulencia, Belleza y Paz. (Todos los Rayos emiten
Paz).

EL CUARTO RAYO Divino es el Rayo Cristal o Blanco de la pureza. Lo dirige el Maestro


Serapis Bey. Pureza, Arte, Paz, la Esperanza y logra la Resurrección y la Ascensión.

EL QUINTO RAYO Divino es el Rayo Verde, de la Salud. Está dirigido por el Maestro
Hilarión. Verdad, Curación, Sanción, Música, Consagración, Concentración y Paz.

EL SEXTO RAYO Divino el Rayo Oro – Rubí, dirigido por Lady Nada. Es el Rayo de la
Opulencia y la Paz. Gracia, Providencia, Suministro (o el "Pan Nuestro de cada día"),
Ministerio.

EL SÉPTIMO RAYO Divino es el Rayo Violeta, de la Transmutación, Misericordia. Dirigido


por el Ascendido Maestro Saint Germain. Perdón, Misericordia, Transmutación y Paz.

Cuando hayas aprendido bien estas virtudes, podrás invocar a las Entidades que las
rigen, y pedirles que rodeen con su luz a cualquiera, a quien tú desees hacer el Bien.
Podrás invocara los Maestros y pedir ayuda. Ellos se encargan de hacer cumplir la
voluntad de Dios sobre la Tierra.
TERCER PILAR

LOS MAESTROS ASCENDIDOS Y LA JERARQUIA ESPIRITUAL

Hay seres que llegan a planos de evolución muy altos y en vez de continuar ascendiendo,
deciden dar la vuelta y ayudar a las personas que vienen atrás evolucionando.

Son almas que han pasado por todas las experiencias que estamos pasando y que nos
están ayudando a evolucionar, unos le dan el nombre de Maestros, otros el nombre de
Buddhas y otros de Iluminados, Estos seres, así como nosotros están asociados, unidos y
no pertenecen a ninguna religión en particular sino que alimentan espiritualmente y
sostienen todas las religiones y a toda la humanidad. Estos seres componen la llamada
Jerarquía Espiritual que tiene su sede en un retiro llamado Shambala.

Hace 18 millones de años llegó a la Tierra un ser llamado Sanat Kumara. El vino del
planeta Venus y entre otras misiones fundó una Hermandad de Maestros para prestar
servicio e irradiar la Verdad, el Amor, la Sabiduría y la Voluntad de Dios a nuestra
humanidad.

A través de todos los siglos, han encarnado en la Tierra, seres de la Jerarquía Espiritual,
trayendo las verdades que ella sostiene. Como así también, muchas personas que han
cumplido con todos los requisitos de la evolución en la Tierra han merecido ser miembros
de esta Jerarquía Espiritual y actualmente conforman un cuerpo de seres de Luz.

Casi todos los grandes Maestros que conocemos han sido enviados por esta Jerarquía.
Entre ellos están, por supuesto, desde los dioses más antiguos hasta los santos
verdaderos de nuestros días, como pueden ser Krishna, el Buddha, el Maestro Jesús,
Mahoma, Hilarión, Saint Germain.

Para llegar a ser uno de ellos y pertenecer a la Jerarquía Espiritual, el ser humano tiene
que pasar por todas las experiencias que puede vivir un ser común y después de vivir
todas esas experiencias y adquirir la maestría sobre ellas, ver la verdad espiritual
contenida dentro de esas experiencias espirituales y convertirse en un foco de Dios en la
Tierra. Haber realizado el conocimiento del Cristo Interno y ser un Cristo despierto,
manifestando en toda la humanidad, Haber realizado por completo la Ley del Perdón y la
Llama Violeta. Estar completamente en Perdón, compasión y misericordia; tener control
sobre la mente, las emociones y el cuerpo físico. Vivir en estado de Perfección.

En el principio el fundador y cabeza fue Sanat Kumara, pero a la luz de la evolución en la


Tierra, un hombre logró altos grados de evolución y una estatura espiritual digna para ser
la cabeza de la Jerarquía en la Tierra, Sanat Kumara regresó a Venus dejando el mando a
Lord Gautama Buddha.

Esté Ser es actualmente El Gran Director de la Jerarquía Espiritual y bajo su dirección


trabajan siete Maestros dirigiendo los 7 aspectos a través de los cuales Dios se manifiesta
en la Tierra, en 7 Rayos o Llamas. Tres de ellas son las que nosotros tenemos ancladas en
nuestro corazón.

Los Maestros Ascendidos guían y asisten la expansión de la Luz en este planeta. Son
Seres Lumínicos, libres de las ataduras del tiempo y del espacio. Ellos, al igual que toda la
humanidad, también tuvieron que atravesar los portales del nacimiento, y caminaron sobre
la Tierra obedeciendo los impulsos internos de su Presencia Divina, encarnación tras
encarnación. Aprendieron las lecciones de la Vida, saldaron Su karma, cumplieron con Su
misión terrenal y llegaron a ser Yo Soy en Acción. Al término de Su misión, consiguieron la
Victoria definitiva de la Ascensión: la integración permanente con la Luz de la real
Identidad, la Poderosa Presencia “YO SOY”. Ellos han permanecido dispuestos a ayudar a
la humanidad a consumar esta misma meta y seguirán extendiendo el Fuego de Su
Corazón hasta que todos sean recibidos en la Hermandad de Luz.

El Amado Jesús vino para revelar el Dominio y la Maestría conscientes que cada ser
humano puede obtener y expresar mientras está aún encarnado. Demostró el Dominio de
los Maestros Ascendidos, y legó a la humanidad el testimonio de que cada uno puede
invocar a su propio Ser Divino, al grado de controlar conscientemente todas las cosas
terrenales.

Los Maestros Ascendidos son Seres tangibles de Luz infinita. Son reales, visibles,
gloriosos y vivientes. Son nuestros Amigos de todos los tiempos. Poseen tal inmensidad de
Amor, Sabiduría y Poder que es difícil de comprender por la mente humana. Hacen con
naturalidad lo que la persona común consideraría "sobrenatural".

Un Maestro Ascendido es un Ser que por su propio esfuerzo consciente, ha generado


suficiente Amor y Poder dentro de sí mismo para romper las cadenas de la limitación
humana, y por consiguiente se encuentra libre y es merecedor de manejar fuerzas, más
allá de la experiencia humana. Ha llegado a ser consciente de Su Unidad con la Vida
Omnipresente de Dios.

Estos Gloriosos Seres, que protegen y ayudan a la evolución de la humanidad, son todo
Amor, Luz y Perfección. A Ellos puede aplicarse la palabra MAESTRÍA en su cabal
significación, porque al exteriorizar el Amor, la Sabiduría y el Poder de Su Ser Divino,
manifiestan Señorío sobre todo lo terrenal. Por consiguiente, han alcanzado Su
ASCENSIÓN hacia un plano supra terrenal.

La Radiación que derraman sobre la humanidad es energía que primeramente reciben, de


jerarquías espirituales mas elevadas, de la misma manera que nuestra Amada Presencia la
recibe de ellos. Es a través de la Radiación o emanación de Su pura y Luminosa Esencia
de Amor Divino, que un Maestro Ascendido es capaz de ayudar a los que están bajo Su
cuidado y dirección. Esta Esencia Luminosa en acción es capaz de captar la mayor fuerza
del Universo, y disolver toda discordia, reestableciendo el Perfecto Equilibrio en todas las
manifestaciones. El Cuerpo del Maestro Ascendido esta derramando constantemente
Rayos de Su Esencia Luminosa sobre la creación discordante de la Tierra, disolviéndola
como los rayos solares disuelven la bruma.

Los Maestros Ascendidos son realmente grandes baterías de tremenda Energía y


Potencia. Cualquier cosa que toque su Radiación se carga intensamente con su Esencia
de Luz, así como una aguja en contacto con un imán adquiere sus cualidades
convirtiéndose en imán también. Toda Su ayuda y Radiación constituye para siempre un
regalo gratuito de Amor. Por esta razón Ellos nunca emplean Su Poder para obligar.

Los Maestros son los Guardianes y Guías de la raza humana. De esta forma, el individuo
desarrolla sus atributos sobrehumanos, aquél que estuvo al cuidado de un Maestro
Ascendido para su instrucción, se gradúa más allá de su condición humana en la completa
y continua expresión de su Ser Divino.

La Comunión con los Maestros Ascendidos trae Dicha. La asociación personal con uno o
más de los Maestros Ascendidos produce un intenso sentimiento de Amor y Gratitud que
no puede explicarse con palabras. Después de tal contacto con su Presencia Viviente, no
puede haber sino un deseo arrollador que desplaza todo otro deseo. Y eso es ¡¡SER
TODO LO QUE ELLOS SON!! Una vez que el estudiante ha experimentado
verdaderamente, aunque sea sólo por una fracción de segundo, la profunda Dicha que
irradia un Ser Ascendido, no habrá cosa alguna en la experiencia humana que uno no
pueda soportar o sacrificar, a fin de alcanzar su Altura de Logro Espiritual y expresar el
mismo Dominio y Amor.

Precepto tras precepto, los Maestros han construido un magnífico y cohesivo


entendimiento de la Verdadera Identidad. Además han mostrado y delineado el Sendero
con claridad. Sin embargo, corresponde a la humanidad encarnada recorrer este Sendero,
aunque hasta ahora apenas se han aventurado en los aspectos más elementales de las
Enseñanzas. El sello distintivo de la Enseñanza es la determinación de avivar el Fuego
omnipresente en los corazones de toda la humanidad, para vivir la Vida como Ellos la
viven, vivir... ¡LA VIDA ASCENDIDA!
CUARTO PILAR

LA LLAMA TRIPLE

Si les preguntara ¿Que es el CRISTO? Me podrían responder: Es el Hijo de Dios, Es el


que llevamos dentro, Hay diferentes opiniones y podemos preguntarnos, ¿Por qué?, pero,
¿Quién es Cristo?

Vamos abordar este conocimiento desde tres puntos de vista. Primero, el Cristo histórico;
segundo, el Cristo Interno y tercero, el Cristo Cósmico.

¿Quién fue el Cristo histórico? El Cristo histórico fue un Señor hijo de José y María, que
alcanzó la estatua de un Maestro, vivió y murió en Galilea. Ese es el Cristo de la Historia.

Pero si abordamos el conocimiento de la palabra Cristo, vemos que la palabra viene del
latín, de la segunda declinación, Cristus Cristi, que quiere decir ungido, lleno de gracia.
Generalmente se refería a las personas que se les daba una unción en aceite sagrado.
Antes se decía que Cristo provenía de la palabra crucificado y es falso, Cristo es un ser
ungido, lleno de gracia y no un señor clavado en una cruz.

Dios es el Rey de la Naturaleza y por ser sus hijos, somos príncipes. Y un príncipe es una
persona ungida con algo muy especial. Un Cristo ungido de la Divinidad,

Cada uno de nosotros es hijo de Dios. Acuérdate que Jesús dice: "Sois Dioses", acuérdate
que en el Génesis de la Biblia dice: "Y Dios creó al hombre a su imagen y semejanza".
Ahora, ¿Tú crees que tú eres una manifestación de Dios cuando te pones furioso,
vanidoso, o cuando odias a una persona? ¿Qué sucede ahí? Lo que es Dios, es algo muy
interno dentro de ti, es la semillita de lo que tú eres. Esa semillita que está dentro de tú
corazón es verdaderamente el hijo de Dios.

Todos llevamos esa fuerza que es Dios mismo dentro de nuestro corazón. Y es lo que a
través de las religiones se le ha llamado el soplo del Espíritu Santo, la Divinidad en el
hombre, el Yo Superior, el Ser Interno. Eso es el Cristo Interno. Dios dentro de ti, llevando
toda la unción y toda la bendición de lo que es Dios mismo. Y todo ser humano lleva a
Cristo dentro de su corazón, sea bueno, malo o desagradable, cristiano, musulmán o de
cualquier otra religión. Todo ser humano lleva la chispa de Dios dentro de su corazón. Y
esto es lo que se llama el Cristo Interno.

¿Qué relación tiene ese Cristo con Jesús? Hace dos mil años una persona llamada Jesús
encarnó en su cuerpo físico, tangible, toda la potencialidad de su Cristo Interno se
manifestó y El fue todo lo que nosotros llevamos dentro, en nuestro corazón. El decidió
actuar como canal directo de ese Cristo Interno y le dio libertad para que se manifestara.
Jesús dijo: “Buscad primero el reino de los cielos en vuestro interior y todo lo demás os
será dado”.

Todos nosotros tenemos ese Cristo Interno como lo tenía Jesús. Pero, ¿Por qué no se
manifiesta? ¿Por qué nosotros no somos como Jesús? Recuerda que Jesús dijo: Vosotros
podéis hacer cosas como las que yo hago y aún más.

Pero, ¿Por qué no lo puedes hacer ahora? Porque te han llenado de ideas negativas, que
tú no puedes. A tu personalidad, con una cantidad de defectos, con odio, con maledicencia,
con negación de la sabiduría, que ha hecho que ese Cristo que llevas dentro se envuelva
en una cápsula, impenetrable, y por eso no puedes ver a Dios en ti.
Pero cuando uno comienza a pensar en cosas espirituales, que te enseñan que tienes a
ese Cristo dentro de ti mismo, esa cápsula comienza a romperse, y El Cristo se manifiesta.

De la corriente de energías supremas de tu Yo Superior baja a tu cuerpo físico un


cordoncito llamado el cordón plateado y entra por la cabeza, entre el parietal y el occipital y
cuando llega a tu corazón estalla en una llama triple, rodeada de una luz inmensa, blanca,
igual a un sol. Y allí en esa llama triple están contenidos todos los aspectos de Dios;
Voluntad, Sabiduría y Amor.

¿Por qué esos tres aspectos? Porque el Universo está constituido con Voluntad, Amor y
Sabiduría, voluntad de existir, si no tiene cohesión o amor y si no hay sabiduría en la
constitución molecular de las cosas, el Universo no puede mantenerse de manera perfecta.

Dios ha planeado que trabajemos con esos tres aspectos en conjunto. Y de esos tres
aspectos se desprende todo lo que uno es. Cada uno de nosotros lleva dentro de si a Dios
con sus tres aspectos: Voluntad, Sabiduría y Amor. Tú no le puedes decir a nadie que no
sabe algo, porque Dios adentro lo sabe. Cuando tu niegas voluntariamente que no sabes
algo, estas tirándole la puerta a Dios en la cara. Cuando dices "Yo no puedo", le estas
negando a ese Cristo que tienes dentro la posibilidad de manifestarse. El puede darte toda
la sabiduría, toda la voluntad, todo el poder de Dios mismo.

Esas tres llamas se manifiestan dentro del corazón:

 Una llama viva, Dorada, moviéndose; es la Sabiduría de Dios. Toda la Iluminación


de Dios, todo el Conocimiento de Dios, dentro de ti, para tu uso, que es; el Rayo
Dorado.

 También vas a encontrar dentro de tu corazón la fuerza el poder y la Fe de Dios en


el Rayo Azul. Nunca puedes decir que no tienes fe, pues dentro de ti está la fe más
grande del mundo.

 Y en una tercera llama de color Rosa, tienes todo el amor del mundo. Tú no puedes
decirle a nadie que lo odias, tú no puedes rechazar a nadie porque dentro de ti está
el Amor de Dios.

No es solamente eso, sino que así como tú tienes tu Cristo Interno con sus tres llamas,
todos los demás seres humanos también lo tienen. Más aún, si profundizamos en este
estudio veremos que esa misma sustancia está contenida en las flores, los árboles y todo.
No hay ningún ser vivo en el Universo que no tenga alguno de los aspectos de Dios.

Cuando Jesús, vivió en Jerusalén, hizo todo lo que hizo utilizando el poder del Cristo
Interno. El decía: “YO SOY es el Camino, la Verdad y la Vida”. Es el “YO SOY” por el cual
tú caminas hacia Dios.

Ahora hablemos del Cristo Cósmico. El Cristo de Jesús, como, el Cristo de todos nosotros
se puede sintetizar.

La suma de; todos los Cristos, o Chispas Divinas, las sintetiza el Cristo Cósmico. El es un
ser real, tangible y visible. El también encarnó en Krisna. El es el ser esperado. Cuando El
venga, no vendrá a ningún grupo en especial, vendrá abriendo sus brazos a todos.

Una vez, le preguntaron a Jesús que donde estaba el Reino de los Cielos y dijo: "Cuidado,
que está más cerca que tus propios pies". Está dentro del corazón del hombre y ahí es
donde debemos buscarlo.
A través de los tiempos en las lunas llenas de junio se ha celebrado un festival llamado el
Festival de Ásala, es el festival del Cristo. Ese día las fuerzas Crísticas están más vivas en
toda la Naturaleza que en otro día del año.

El Cristo Maitreya, hace algunos años dio una oración en la luna llena de junio llamada La
Gran Invocación, oración que no le pertenece a ninguna religión, es una Oración Universal
y que puedes decirla diariamente.

LA GRAN INVOCACION

Desde el punto de Luz en la Mente de Dios,


Que afluya Luz a las mentes de los hombres,
Que la Luz descienda a la Tierra.

Desde el punto de Amor en el Corazón de Dios,


Que afluya Amor a los corazones de los hombres.
Que Cristo retorne a la Tierra.

Desde el centro donde la Voluntad de Dios es conocida,


Que el Propósito guié a las pequeñas voluntades de los hombres;
El Propósito que los Maestros conocen y sirven.

Desde el centro que llamamos la raza de los hombres,


Que se realice el Plan de Amor y de Luz,
Y selle la puerta donde se halla el mal.

Que la Luz, el Amor y el Poder,


restablezcan el Plan Divino en la Tierra .

Los Maestros han recomendado que el día de luna llena se haga esta oración de manera
impersonal, para irradiar Luz, a toda la humanidad y que la humanidad llegue a
comprender lo que nosotros estamos comprendiendo en este momento, la realidad del
Cristo Interno.
ASCENSIÓN: ¿QUÉ ES?

La ascensión es básicamente un cambio de frecuencia y un cambio de foco de la


conciencia. La energía es la "cosa" que subyace a todo. Esta energía se presenta de
maneras indescriptiblemente complejas para formarte a ti, a todo lo que conoces y a todo
lo que no conoces. Las dos principales características, o cualidades, de la energía son: su
amplitud y la tasa a la cual vibra, su frecuencia.

Tu cuerpo físico, emociones, pensamientos y el espíritu, todo, está hecho de esta "cosa",
combinándose de una manera tal, que te convierte en un ser único, en todo el universo.
Debido a que la energía que eres tiene una frecuencia, tú la puedes cambiar. Eso es todo
lo que la ascensión es.

A medida que elevas la frecuencia más baja de tu cuerpo físico, éste se vuelve menos
denso e incorpora gradualmente energía de frecuencias más elevadas. A medida que lo
hace, verás cosas y pensarás cosas que no te era posible antes. Literalmente te
convertirás en un ser de quinta dimensión, operarás en la quinta dimensión y trabajarás
con seres de quinta dimensión. Las frecuencias más bajas, las del miedo y de la limitación,
se disolverán y vivirás en un estado de paz, en unidad con tu espíritu y con el espíritu de
todos los demás. Eso es la ascensión.

Una vez que seas capaz de trascender los niveles más bajos de separatividad del plano
físico, sólo habrá el Espíritu, una energía, siempre cambiante, que está en unidad consigo
misma; que has llamado Dios, Todo Lo Que Es, la Fuente, el Gran espíritu, y un sinnúmero
de otros nombres.

El Espíritu aparenta individualizarse para poder ejecutar una función específica, tal como la
de ser tú. El Espíritu opera a través de un pequeño punto o foco, específico de tu
conciencia, el cual se encuentra concentrado en el interior de tu cuerpo físico.

Una vez alineados los campos: físico, emocional, mental y espiritual; logrando una
resonancia interna plena entre ellos hasta el punto de estar unificados; y alcanzado un alto
grado de resonancia con las frecuencias más elevadas del Espíritu: ¡Llegó el momento de
iniciar la ascensión de inmediato! Han estado involucrados en la ascensión todo el tiempo,
pues es un proceso, y un acontecimiento.

Tal y como ya lo vimos antes, la ascensión consiste en elevar la frecuencia de la energía


de todos sus campos más densos, incluyendo las células de sus cuerpos físicos, de
manera tal que ya no contengan ninguna energía que vibre al nivel de esos planos
inferiores, en absoluto. Su frecuencia de energía más baja, que hoy llamamos cuerpo
físico, estará entonces en la quinta dimensión. Ustedes podrán proyectar sus Cuerpos de
Luz en cualquier parte del plano físico.

La sabiduría de ustedes después de lograr la alineación los convierte en una entidad que
puede ser canalizada. Por haber estado recientemente en el plano físico y haber realizado
por sí mismos el proceso, ustedes están equipados de manera ideal para ayudar a otros
seres a despejar los bloqueos de sus senderos, de la misma manera en que otras
entidades los ayudaron a ustedes. Y el simple hecho de que ustedes hayan logrado este
cambio de frecuencia, va a alentar a los demás.

El proceso de la ascensión planetaria se va a acelerar de manera geométrica a medida


que cada Maestro Ascendido le ayude a otros pocos cientos a ascender.
La ascensión a la quinta dimensión es un paso importante, pero no significa que sea el
último.

La ascensión involucra la elevación de las frecuencias de la energía que constituye sus


campos. Esta energía está más allá de la energía del espectro electromagnético del cual la
luz es parte; es la energía que aflora a través de la barrera física para convertirse en
radiación electromagnética y, por último, aparecerse como partículas subatómicas u ondas.
Es la Luz que está detrás de la luz.

La consciencia que constituye lo que ustedes denominan subatómico conoce todo esto y
jamás se separó de la unión consciente con la Fuente, ni por un instante. Pero estuvo de
acuerdo en conformarse con las envolturas de frecuencias más densas que constituyen las
personalidades de ustedes. Así pues, la clave radica en elevar la frecuencia de sus
consciencias celulares hasta que se nivelen. Entonces sus cuerpos ya no volverán a
pensar que morirán. La muerte ha sido el final de cada vida hasta ahora y, por ende, no
pueden culpar al pobre cuerpo por haberlo pensado así. Ustedes transmutan su energía a
través de la intención.

Una vez que sus campos estén alineados, serán capaces de fijar a voluntad su intención
para aumentar la tasa vibratoria de sus estructuras celulares. Ustedes serán capaces de
potenciar sus intenciones a través de la clara visualización de una luz que colme las
células y el ADN e imprima en sus células una nueva imagen con energía de una
frecuencia muy elevada. Su cuerpo literalmente se convertirá en luz a medida que las
células absorban esta energía de alta frecuencia y comiencen ellas mismas a emitir luz.
Sus campos físicos, emocionales y mentales vibrarán en armonía con su Presencia de
quinta dimensión.

Unifiquen sus chakras, lleven su atención al nivel de su Presencia. Fijen su intención para
mostrarle a su mente consciente cómo es la vida en la quinta dimensión, mediante
visiones, palabras, sensaciones o simplemente conocimiento. Sus campos unificados van
a resonar con la energía de la quinta dimensión y la energía de sus campos físicos se
aligerará en resonancia con las armónicas más elevadas de sus cuerpos de la quinta
dimensión.

Esto podría parecerles como algo lejano, pero no importa. Cuando lleguen hasta este paso
en sus procesos de ascensión, les parecerá muy normal. Ustedes sabrán cómo, cuando
lleguen allí.

INVOCACIÓN A LA LUZ

Yo vivo dentro de la Luz.


Yo amo dentro de la Luz
Yo río dentro de la Luz
Yo Soy sostenido y nutrido por la Luz.
Porque Yo Soy es la Luz, Yo Soy es la Luz. Yo Soy es la Luz.
Amado Yo soy. Amado Yo Soy. Amado Yo Soy.

CURSO SUPERIOR DE METAFISICA


Cel: 9933 2569 Maestro Estuardo Jáuregui