Sei sulla pagina 1di 7

REPÚBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA

MINISTERIO DEL PODER POPULAR PARA LA EDUCACIÓN


UNIVERSITARIA, CIENCIA Y TECNOLOGÍA
UNIVERSIDAD EXPERIMENTAL DE LOS LLANOS OCCIDENTALES
“EZEQUIEL ZAMORA”
V.P.D.S. BARINAS
SUBPROGRAMA DE DERECHO SEMIPRESENCIAL

ENSAYO:

ASPECTOS MÉDICO-LEGALES SOBRE LA INSEMINACIÓN ARTIFICIAL

*Prof. Abog.: Jiménez, Jhorselys.

Participantes:

Chacón, María. – C.I.: V.- 10.669.423


Pérez, Yohalis. – C.I.: V.- 13.660.080
Marchán, Miguel. - C.I.: V.- 14.677.683
Fernández, Yeimar. – C.I.: V.- 15.463.532

MEDICINA LEGAL Y PRÁCTICA FORENSE

III AÑO – SECCIÓN II

BARINAS, 15 DE OCTUBRE DE 2019


UNELLEZ – V.P.D.S.

ASPECTOS MÉDICO-LEGALES SOBRE LA INSEMINACIÓN ARTIFICIAL

BARINAS 2019
Aspectos Médico-legales sobre la Inseminación Artificial

La ginecología y obstetricia, se refieren a una rama de la medicina que se


especializa en materia de embarazos y su planificación y gestación en seres humanos.
Desde el punto de vista e interés médico-legal, esta especialidad puede aportar
investigaciones periciales de gran importancia en la resolución de casos de la materia
judicial. Para la presente disertación, se abarcará parte de su estudio y aporte pericial en el
tema de la Inseminación Artificial (I.A.) y sus aspectos de incidencia en materia médico-
forense. Así entonces abordamos su concepto, interés legal, la inseminación artificial
homóloga y heteróloga y la inseminación artificial en materia post-mortem. Debemos
entender primigeniamente los aspectos sobre el embarazo y luego proseguir en el abordaje
de tópicos sobre la I.A., el cuál consiste en un estado fisiológico de gran importancia y con
gran repercusión en materia judicial. La ley por orden natural, ha compuesto disposiciones
legales para la protección de este acto biológico y fundamental para vida del ser humano.
En Venezuela, el embarazo tiene amparo legal y refiriéndonos al artículo 76 de la
Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, que en aspectos importantes invita
a que la paternidad o maternidad gozen de protección sin condicionamientos por el estado
civil de la madre o del padre. En el caso del Derecho Civil, se puede citar el artículo 17 del
Código Civil venezolano, referido a la existencia jurídica del ser humano, y que ésta viene
dada por su vida. Otro aspecto importante es la teoría de la concepción, la presta a la madre
embarazada una protección legal y además brinda al producto de ese embarazo privilegios
sobre el derecho a la vida y ciudadanía dentro del estado. En este sentido, podemos
encontrar el embarazo biológico o natural y el embarazo por Técnicas de Reproducción
Asistida (T.R.A.). Entre estas T.R.A. se encuentra la I.A., y que Awad y Narváez (2001)
definen como “el acto médico en el que se introduce la esperma al órgano genital
femenino por procedimientos distintos al coito, con el propósito de la fecundación.” Este
proceso consta de varias fases: 1) Estimulación del ovario; 2) Preparación del semen; y
finalmente 3) La inseminación. Vale mencionar, que el equipo médico en relación de las
buenas técnicas para ejecutar la I.A., debe detectar el día efectivo de ovulación y los
métodos comunes en uso son: la curva de temperatura, la medición de temperatura sobre el
cuello uterino, la abundancia de moco cervical, el control sobre el ciclo menstrual y la
proliferación de las hormonas en la sangre. Sobre el mismo orden, resulta importante hablar
de la paternidad y formas en que puede darse la I.A., ésta consiste en que un ser que haya
sido engendrado por el hombre es considerado como su padre, o en otras palabras, es un
hecho biológico en donde el padre es el hombre que ha podido embarazar a la madre. Para
el caso, la I.A. se puede analizar respecto a sus formas: Homóloga y Heteróloga. En la I.A.
Homóloga el semen pertenece al marido, por lo que se debe tener certeza sobre qué
momento se produce el nacimiento, pudiendo determinar el tipo de filiación entre el padre y
la madre del recién nacido, respecto a sí la gestación por el método se produce antes o
después del matrimonio. En el caso de la declaración de legitimidad del hijo, existe la
condición de que el nacimiento se produzca dentro de la unión de matrimonio, en este
sentido se tendrá la presunción de paternidad aun habiendo existido asistencia de
reproducción por I.A. También es el caso de legitimidad de hijos concebidos fuera del
matrimonio y legitimados posteriormente por el vínculo que pueden contraer sus padres. En
el procedimiento de I.A. Heteróloga, el donante del semen es un tercero y en este caso la
filiación debe someterse a varias consideraciones. Existen diversas posturas respecto a que
el método tenga legitimidad natural, ya que se consideran elementos genéticos dispares
sobre el núcleo de la familia matrimoniada. En contraparte, otros estiman que se deben
tomar en cuenta todos los elementos que intervienen en materia de la filiación y
determinación de la paternidad, por lo que resulta viable que un tercero intervenga y se
haga efectiva la fecundación, persiguiendo el fin de la reproducción asistida que no es más
que el de concepción en parejas con problemas para procrear. En otro particular de
importancia médico-forense debe señalarse la Inseminación post-mortem, donde la
utilización del semen del marido muerto y que en vida ha sido recolectado por voluntad del
mismo fecunde a la madre y ésta pueda dar a luz uno o más hijos después de la muerte de
su marido. La doctrina en varios casos considera que el hijo gestado tiene carácter
extramatrimonial, ya que los padres deben estar unidos en matrimonio para que se
reconozca su legitimidad. En otro caso para doctrinarios como Grosman (1982) el hijo debe
ser considerado como matrimonial, puesto que resulta imposible negar el nexo biológico y
la voluntad de concebir. Existe también el caso de que la I.A. se produjo mientras estuvo el
marido en vida y que antes de nacer el hijo éste haya fallecido, se genera entonces una
controversia debido a que la concepción no se dio dentro del matrimonio y en consecuencia
se determina extramatrimonial por tecnicismos de contrato. El consentimiento de los
padres, es un aspecto importante para la legitimación del acto de las T.R.A., de esta manera
debe determinarse la buena fe de las partes y la posibilidad de corroborar sí es el caso, que
se está vulnerando la integridad física de los sujetos y lo trascendente en la determinación
de la filiación. Finalmente destacan Awad y Narváez (2001), “Los principales argumentos
que se presentan en contra de la inseminación post-mortem se basan principalmente en que
atenta contra la finalidad de la aplicación de las técnicas de reproducción asistida, es
decir, según sus opositores, la fecundación artificial debe utilizarse para fines
exclusivamente terapéuticos, para corregir los problemas físicos de infertilidad o
esterilidad que sufra alguno, o los dos miembros de la pareja. Una vez muerto el marido
no tiene sentido hablar sobre corrección clínica de la incapacidad del paciente; y por tanto
se pierde la legitimación del uso de estas técnicas.” Finalmente debe agregarse en
conclusión, que el medio empleado para la concepción de un hijo resulta irrelevante y que
principalmente debe tenerse en cuenta, la utilización de los componentes genéticos del
padre y la madre bajo su consentimiento, o si es el caso de que la misma pareja en su propia
voluntad haga uso de un tercero.
Referencias Bibliográficas

AWAD y NARVÁEZ (2001). Aspectos Jurídicos en las Técnicas de Reproducción


Asistida Humana en Colombia. Trabajo Especial de Grado. Facultad de Ciencias Jurídicas.
Pontificia Universidad Javeriana. Bogotá. Colombia.

SOCIEDAD ESPAÑOLA DE GINECOLGÍA Y OBSTETRICIA (SEGO) (2004).


Aspectos Jurídicos en el ejercicio de la Ginecología y Obstetricia. Ediciones Mayo, S.A.
Madrid. España.

URDANETA, A. (2012). Estudio médicolegal del embarazo en Venezuela. Artículo


Científico. Anuario de Derecho, Año 29, Nº 29, Enero-Diciembre 2012. Mérida.
Venezuela.
UNELLEZ

2019