Sei sulla pagina 1di 7

ENSAYO “LA IMPORTANCIA DE LAS REDES DE TRANSPORTE”

INTRODUCCIÓN

En el siguiente ensayo se menciona la administración del Transporte que se concibe como un


elemento clave para la adecuada articulación de la Logística en la Cadena de Suministro.
Para una compañía, la capacidad de entregar constantemente productos, al precio correcto y
con la calidad adecuada, afecta favorablemente la opinión del cliente sobre el nivel de servicio
que recibe. En este sentido, el Transporte requiere ser un servicio de calidad en términos de
seguridad, regularidad, oportunidad, entrega a tiempo y eficiencia.
El adecuado desempeño de la Logística depende en gran medida del Transporte. en cada
etapa de la cadena de suministro se encuentran en los extremos el abastecimiento y la
distribución. En el primero, el Transporte garantiza la materia prima necesaria para la
producción, mientras que el segundo asegura que los productos sean entregados a clientes o
consumidores finales. Su relación con los programas de abastecimiento y distribución
constituye un proceso dinámico que exige una alta coordinación. De esta manera, se puede
decir que cuando se originan cambios inesperados, seguramente se producirán variaciones
en los procesos asociados con el Transporte. Los cambios no planificados, evidentemente,
provocarán presiones, desfases e ineficiencias, calificando al servicio de Transporte como
deficiente y de mala o baja calidad. Por esta razón, debe ser considerado en la coordinación y
planificación del abastecimiento, de manera de facilitar y mantener el control sobre los flujos y
así poder reaccionar a los rápidos cambios en la demanda.
 Aspectos que se deben tener en cuenta para identificar la malla de red de
transporte que permita posicionar los productos, en los mercados
nacionales e internacionales:
Una Red de Transporte es un canal de comunicación, ya sea terrestre, marítimo o aéreo,
mediante el cual un conjunto de bienes parte de un origen con un destino determinado, a
través de un proceso de logística previamente elaborado.
Los aspectos a evaluar dependen en gran medida del tipo de mercado, el país o los países, el
producto y las legislaciones aduaneras. Para a través de esa información elaborar la red que
sea más apropiada.
Los aspectos que debemos evaluar son los siguientes:
Modo de Transporte:
-Terrestre
-Marítimo.
-Aéreo.
Vías de Comunicación:
-Carreteras.
- Aeropuertos.
-Vías Férreas.
- Puertos fluviales y Marítimos.
Se debe evaluar exhaustivamente la logística para determinar los tiempos de entrega.
 Afectación del empaque y el embalaje de los productos, para su tránsito y
manipulación dentro de la cadena de distribución.
Es una de la etapa más delicada en el proceso de exportación el empaque y embalaje pues
se debe garantizar que el producto llegue en buen estado a su destino final. El empaque
apropiado es vital para guardar, proteger y servir de medio para manipular productos. Cada
empaque se debe diseñar para proteger el producto en su trayecto desde la línea de
ensamble hasta el usuario final.
Un empaque de mala calidad puede resultar contraproducente para el productor, exportador y
distribuidor ya que pueden resultar en daño, descomposición, e incluso, en casos extremos, el
rechazo total por parte del comprador. Así, un mal empaque o embalaje puede resultar en la
pérdida de una venta de exportación, y hasta en la pérdida del cliente. El tipo de material que
se utilice para el transporte depende del producto, el tipo de transporte (terrestre, aéreo o
marítimo) y el destino final. El concepto básico en embalaje es el de “carga unitaria” que se
basa en la idea de que todos los transportistas deberían de empacar la carga de manera que
pueda ser movida y manipulada durante toda la cadena de distribución con equipo mecánico
como montacargas y grúas. Los procedimientos de empaque deben cumplir con las siguientes
recomendaciones generales y básicas: El producto debe ser colocado apropiadamente dentro
del contenedor para evitar que se mueva o roce otros productos se deben seleccionar el
tamaño y estilo de tarima que sea el más adecuado. Una tarima accesible por los cuatro lados
permite que un montacargas o una grúa se le acerquen desde cualquier dirección, facilitando
así su manipulación. Además, las dimensiones estándar de una tarima (1m x 1.20m)
maximizan el volumen y se pueden cargar en contendores para su transporte. Es aconsejable
tratar las superficies ferrosas con un anticorrosivo a fin de que su producto llegue al punto de
destino sin corrosión de ningún tipo. Los orificios de drenaje deben estar ubicados en el área
de piso o de deslizamiento en grandes contenedores, cajas o embalaje. Esto permitirá que el
agua de mar o la condensación escape del contenedor y reducirá significativamente las
posibilidades de daño al producto.
 Importancia de la identificación de los modos y de los medios de transporte.
Los modos de transporte es el sistema o método por el cual se va hacer un traslado de
mercancía de un lugar a otro y se escoge dependiendo el tipo de carga y su embalaje y son
los siguientes:
Modo aéreo: El transporte aéreo ha crecido como consecuencia de la globalización de los
flujos económicos y el surgimiento de determinadas economías de escala. Es una buena
alternativa, aunque costosa, para el envío de mensajería urgente.

Modo terrestre: El transporte terrestre es la alternativa más seguida para distancias cortas
en los países desarrollados.

Modo marítimo: El transporte marítimo es hoy la opción más utilizada en el comercio


internacional de mercancías, de hecho, la mercancía por mar ha crecido.

Modo ferroviario:
 El papel de la infraestructura vial en la optimización de los canales de
distribución:
El transporte terrestre, es el más usado por las personas en el mundo y el más accesible para
todos, además el más económico en términos generales. Es por eso que la infraestructura vial
es muy importante para el desarrollo de una región o país. Debido a su utilidad este ayuda a
la distribución, con el tiempo y la efectividad con que el producto sale desde su fabricación
hasta llegar al usuario o consumidor final.
Por ejemplo:
En un canal de distribuidor corto:
Fabricante ------> Detallista --------> Consumidor
Si en la medida de que el fabricante tarda o no logra distribuir su producto hacia su comprador
(en este caso su detallista) por el medio terrestre ya que la infraestructura vial está en mal
estado, pude generar incomodidad por parte del detallista y así mismo este al no tener el
producto para ofrecer el consumidor final estará inconforme.
Podemos concluir que, si la infraestructura vial está en óptimas condiciones, los productos
llegarán más fácil y eficazmente a las manos del consumidor final, mejorando así el tiempo
estimado que se tarda en los canales de distribución.
 Variables a tener en cuenta para diseñar los centros de distribución
Un centro de distribución (CEDI) es un nodo amortiguador de la red logística que permite
compensar diferencias entre el flujo de abastecimiento y la demanda, bien sea de producto
terminado, materias primas o producto en proceso. Típicamente un CEDI debe administrar
diferentes horizontes de tiempo, ventanas horarias, unidades de manejo, volúmenes, tipos de
clientes y pedidos en diferentes escalas entre flujos entrantes y salientes; por todo esto es
necesario que en el diseño primen las necesidades de flujo y productividad.
Perfil de despacho: El perfil de despacho permite identificar el número y tipo de vehículos
que se cargarán con sus respectivos pedidos; estará definido en función de la demanda y las
ventanas de entrega a los diferentes tipos de clientes y destinos.
Perfil de recolección: El perfil de recolección estima el flujo y movimiento de productos
desde las posiciones de almacenamiento o recibo hacia las ubicaciones de despacho
(jaulas/zonas de alistamiento), y ello está en función de la cantidad y tipos de pedido. Este
flujo se obtiene de tomar las cantidades de pedido para separarlas según la ventana de
tiempo de preparación y el flujo de despacho vehicular.
Perfil de almacenamiento/inventario: El perfil de almacenamiento está definido en función
de la política de inventario y el perfil de productos, precisando las cantidades a almacenar por
familia de producto.
Perfil de recibo: El perfil de recibo contempla el flujo y movimiento de productos desde las
puertas y muelles de recibo hasta las ubicaciones de almacenamiento.
Proyecciones: El diseño de un layout no se realiza esperando cumplir las necesidades
actuales sino las necesidades futuras. Por eso, se deben considerar proyecciones separadas
para almacenamiento, recibo, despacho y recolección (puede incluir el reabastecimiento de
zonas de picking), con el nivel necesario de agregación.
Área disponible: Este elemento se refiere al espacio físico con el que se cuenta. Es
necesario conocer el área física donde se construirá el CEDI o su expansión: espacio en m2,
edificabilidad permitida, límites físicos (vías, edificaciones fronterizas) y aspectos geográficos
como el terreno y sus posibles riesgos de inundación. También es necesario identificar zonas
reservadas como zonas de parqueos, oficinas, zonas verdes (restricción mínima de zonas
verdes) u otras que por aspectos legales no puedan ser usadas. Cada lote puede producir un
diseño de layout diferente.
Consideraciones del layout: El layout es un grupo de diseños que toma en cuenta todos los
criterios anteriores y los integra en el área disponible a través de representaciones gráficas en
2D o 3D.
Otras áreas a considerar: Normalmente en el layout no se tienen en cuenta las áreas
administrativas, las cuales requieren de su zona y limitan el espacio del CEDI. Siempre es
recomendable considerar baños, vestidores, lockers, oficinas de operación (sala de reuniones,
capacitación, comedor) y documentación, cuarto de planta eléctrica, cuarto de bombas, entre
otros.
Perfil de equipos: Existen diferentes equipos que se pueden comprar o rentar para ser
usados en un CEDI, los cuales van a depender de la configuración definida.
Balance de carga de la operación: El balance de carga se basa en sopesar las necesidades
de recursos con los requerimientos de flujo. Tener menos equipos restaría eficiencia y, por lo
tanto, afectaría los niveles de productividad, incurriendo en un menor servicio. No obstante,
tener equipos de más generaría sobrecostos al CEDI
Tecnología y sistemas de información: El manejo de la información permite la eficiencia y
rastreo de los flujos físicos a manejar. Todas las zonas que componen el almacén o el CEDI
deben permanecer perfectamente identificadas. La importancia de estas soluciones
avanzadas es que permiten manejar consistentemente la información y su transmisión; de
esta manera, se optimizan los flujos de recibo, almacenamiento, despacho y
reabastecimiento.
 El papel que juegan las TIC en las redes de transporte.
Los directores o gerentes de este tipo de empresas buscan un transporte de mercancías más
eficiente, que permita mantener o mejorar el nivel de servicio ofrecido al cliente, a la vez que
se realiza un menor consumo de recursos, optimizando los costes (combustible, mano de
obra, espacio, etc.).
Esta búsqueda de eficiencia repercute directamente en el uso de este tipo de tecnologías que
nos proporcionan las herramientas para aprovechar al máximo la capacidad de carga de un
vehículo, de disminuir el número de kilómetros recorridos para realizar un determinado
conjunto de entregas o de coordinar mejor el trabajo de un grupo de transportistas, Los
sistemas existentes de comunicación avanzada proporcionan herramientas para facilitar la
coordinación de los procesos ligados a la gestión de redes mundiales de suministro. Las TIC
facilitan también la coordinación entre los agentes que participan en el transporte intermodal
de mercancías.
Además, existen aplicaciones específicas de optimización de rutas o de optimización de la
carga. Estos programas buscan reducir el número de kilómetros necesarios para determinado
transporte y ofrecen opciones de Carga para disponer y aprovechar mejor el espacio
disponible en un palets, en un contenedor o en un camión. En resumen, optimizan la carga y
ahorran costes importantes.
Por último, otra de las grandes prestaciones que ofrece la tecnología para las empresas de
transporte y logística son los sistemas de Geolocalización, basadas en los sistemas de
navegación y posicionamiento por satélite permiten el desarrollo de nuevas herramientas de
gestión logística, que contribuyen sin duda a mejorar la gestión de los flujos logísticos.