Sei sulla pagina 1di 1

Universidad de Córdoba

Los estilos de vida saludable y su papel en contra las enfermedades


En la actualidad nuevas y múltiples enfermedades se encuentran cada día,
lastimosamente ver a alguien contagiada o inclusive muerta por algunas de esas
se ha vuelto algo común del vivir pero lo indignante es la razón por la que las
adquieren. Las personas que llevan estilo de vida saludable son las menos
propensas a adquirir enfermedades. La buena alimentación juega un papel
importante ya que brinda los nutrientes necesarios para tener una buena vida
equilibrada. El individuo que se encuentra activo con la actividad física presenta
un gasto de energía necesario y saludable. El equilibrio psicosocial es necesario
para el desarrollo armonioso del ser humano.
En primer lugar la organización mundial de la salud indica que todas aquellas
personas que consuman una dieta balanceada en frutas y verduras adquirirán
vitaminas y minerales que ayudaran al buen funcionamiento del cuerpo, además
el reducir las azúcares, el sodio y la sal en los alimentos reducirá el adquirir
problemas de salud relacionados con la hipertensión arterial y enfermedades
cardiovasculares entre otros. Darle nutrientes al cuerpo por medio de los
alimentos es fundamental para que este tenga un buen desarrollo.
A su vez, el realizar ejercicio físico regular trae múltiples beneficios, que van más
allá de mantener una figura estilizada y tonificada, entre ellos están: el
mejoramiento del estado muscular y cardiorrespiratorio, la reducción del riesgo de
hipertensión y la prevención del cáncer de mama y de colon. La persona que
practican estas actividades tiende a tener buena energía y reducción del nivel de
estrés ya que mantienen una vida equilibrada.
Por último la salud mental es necesaria ya que permite desarrollar el potencial de
la persona en su diario vivir. Las personas que están emocionalmente sanas
tienen el control de sus pensamientos, sentimientos y comportamientos. Son
capaces de hacer frente a los desafíos de la vida. Pueden poner los problemas en
perspectiva y recuperarse de los contratiempos. Se sienten bien consigo mismos
y tienen buenas relaciones, todo esto ayudara a que el nivel de problemas
psicológicos sea menor, el individuo que lleva este tipo de vida también sentirá
estrés y ansiedad pero sabrá manejarlo y resolverlo de la mejor manera.
En resumen, los estilos de vida saludables no solo definen un listado de
comportamientos individuales y colectivos que muestran que hacer o no hacer
para tener una adecuada calidad de vida. Es necesario en primera instancia
comprender la importancia de una buena calidad de vida. Cada ser humano debe
procurar individualmente mantener adecuados estilos de vida de manera que
logre un equilibrio entre el cuerpo, la mente y el espíritu. Tener hábitos de vida
saludable es fundamental para mantenernos sanos y felices por mucho más
tiempo, y de afrontar cualquier problema de salud con muchas más garantías de
éxito.
Realizado por: Maria Lucia Romero Carmona