Sei sulla pagina 1di 1

sas que le habían contado del mun-

do Boca, decidió seguir jugando


nada más y nada menos que vistien-
do la camiseta del xeneize.
Su arribo a Buenos Aires desató
la locura en los fanáticos de Boca,
quienes se dieron cita en el aero-
puerto de Ezeiza para darle la bien-
venida al ‘Tano’. Algo nunca antes
visto, la llegada del campeón del
mundo con Italia en 2006 superó
el mismísimo retorno de Carlitos
Tevez en 2015 tras su paso por la
Juventus. Con un rendimiento no-
table en pocos partidos, De Rossi ya
se metió a la hinchada en el bolsillo
y ahora su objetivo es ganar la sép-
tima Libertadores para el azul y oro.
Al poco tiempo del bombazo en
el mercado de pases en Argentina,
el fútbol brasileño se paralizó con
el anuncio del Sao Paulo, que dio
un batacazo al contratar a Dani Al-
ves, eclipsando la apuesta que hizo
el Flamengo -club más popular de
Brasil- por Rafinha y Filipe Luis.
El retorno de Alves al balompié
de su país fue todo un suceso para
el equipo paulista porque se trata
de uno de los mejores laterales del
mundo, que venía de ser campeón
de la Copa América rayando a gran
nivel y demostrando que todavía le
sobraba calidad para seguir jugando
en clubes grandes de Europa.
Vistió las camisetas del Sevilla,
Juventus y París Saint-Germain,

42
pero fue en el Barcelona (2008-
2016) donde Alves ganó los títulos
más importantes. Es el jugador más
laureado en la historia del deporte
rey con 42 trofeos entre clubes y se-
lección. Decidió regresar a su país Títulos tiene Alves, el
y jugar en el Sao Paulo para hacer jugador más ganador
su sueño realidad, pues emigró muy de la historia del fútbol
joven a la Liga de España y sin te-
ner la chance de mostrar sus dotes
de estrella en la primera división de
su tierra cuando daba sus primeros
pasos en el club Bahía de Salvador. ASÍ
Tanto Alves como De Rossi tienen LO DIJO
algo claro: quieren conquistar Amé-
rica. Tendrán la oportunidad de lu- “No pude no
char por ese sueño defendiendo las enamorarme de
camisetas de dos colosos del conti-
nente en busca de la gloria eterna y
un jugador como
así escribir sus nombres en la histo- Maradona”
ria del deporte rey.

27