Sei sulla pagina 1di 4

TEMA VII

Lógica Aplicada

7.1. Generalidades.

Es la que estudia las formas o estructura del pensamiento


adaptándose al objeto de estudio de las distintas ciencias.

Estudiadas las formas elementales del pensamiento y las lógicas de


la metodología, pensamos ahora a aplicar estos esquemas a la
realidad de nuestros conocimiento desde un doble punto de vista, a
saber, en su aspecto inmanente, en cuanto nuestro conocimiento se
informa, y tal información permanece, esto es, se incoa y termina en
el sujeto cognoscente sin trascender de él.

7.2. Criteriología

En filosofía es una parte de la teoría del conocimiento o


epistemología que trata sobre los criterios de verdad y certeza de
los diferentes sistemas filosóficos, es decir, la piedra de toque o
aquello en lo que se basan los distintos filósofos para asegurar la
verdad de sus afirmaciones. Estos criterios son fundamentalmente
dos: la evidencia, en los sistemas racionales y la experiencia, en los
empíricos.
7.2.1. Precisiones terminológicas.

Los conceptos se precisan por contraposición y por distinción. Ya lo


hemos visto en el curso del presente estudio: se contraponen los
conceptos de sustancia y accidente, de necesidad y de
contingencia, de materia y forma, de afirmación y de negación, de
total o universal y particular, de general y especial, de causa y
efecto, de antecedente y conclusión.

7.2.2. La verdad y el error.

La noción que nos interesa más precisar aquí es la verdad. La


verdad, en principio, es la conformidad del conocimiento con su
objeto, o más generalmente la educación entre el entendimiento y la
cosa o entre el pensamiento y la realidad.

Tal es la noción general de la verdad: conformidad o adecuación


entre el conocimiento y el objeto, o viceversa, o sea: adequatio reí
et intellectus (adecuación de la cosa y el entendimiento); pero esta
noción general se desdobla en dos especiales: la lógica y la
antología.
7.2.3. Estados anímicos con relación a la verdad.

El entendimiento humano puede hallarse en un estado de


conocimiento o de ignorancia acerca de determinada realidad; en
este último caso no se establece relación alguna entre el
entendimiento y dicha realidad, pero si en el primero, en cuyo
supuesto puede hallarse, a su vez, en un estado de seguridad o de
inseguridad acerca de la eventual verdad de una proposición
determinada.

7.24. La certeza del conocimiento verdadero.

Haciendo caso omiso del agnosticismo doctrina filosófica que


sostiene la incognoscibilidad de lo suprasensible, negando a la
razón humana la capacidad de conocer con certeza: la esencia de
lo metempirico, las principales direcciones del pensamiento
filosófico con relación a la cuestión de la posibilidad de alcanzar el
conocimiento cierto de la verdad, con el dogmatismo y el criticismo.

El estudio de la criteriología requiere también determinadas


contraposiciones y distinciones de conceptos, y en especial, de
conocimiento e ignorancia, de verdad y error, de certeza y duda,
cuyas contraposiciones facilitan la distinción de la verdad y la
certeza, de la

ignorancia y el error, del error y la falsedad, lo cual permite precisar


que el conocimiento verdadero puede ser dudoso, que el
conocimiento erróneo puede ser psicológicamente cierto, que la
ignorancia no presupone el error, pero sí viceversa, etc.
7.2.5. Fuentes del conocimiento y el criterio de la
verdad.

Fuentes del conocimiento: Partiendo de la posibilidad de que


nuestro entendimiento consiga alcanzar, naturalmente la certeza del
conocimiento verdadero, procede ahora considerar los medios
naturales que nos proporcionan tal: conocimiento, o sea las fuentes
de donde mana el conocimiento cierto de la vida.

Criterio de la verdad: El criterio de la verdad constituye una de las


figuras lógicas más sutiles y delicadas.