Sei sulla pagina 1di 14

El Proceso

de Cristo
Profesor: Lic. Oscar Uriel
Méndez Gómez

Licenciatura en Derecho
Derecho Romano
Niels Cortés Hernández
Página |1

INTRODUCCIÓN

La vida de Jesús se ha visto plagada de leyendas, mitos y verdades que durante


mucho tiempo se han tomado como ciertas. Diferentes doctrinas religiosas han
considerado su vida como el camino que un hombre bueno tuvo que recorrer para
poder morir por los pecados de quiénes han pasado, estamos y pasarán por este
mundo terrenal. Es por todos sabido que su vida terrenal tuvo final al ser
sacrificado en una cruz, y que de acuerdo a las doctrinas religiosa, resucitó al
tercer día, subió al cielo y su reino no tendría fin; pero para este trabajo de la
materia del Derecho Romano nos enfocaremos exclusivamente en la parte jurídica
del Proceso de Cristo, ya que consideramos como importante este caso por las
distintas irregularidades que presentó; también, antes de comenzar, daremos un
breve recorrido, para entrar en contexto, por la forma de gobierno que se daba en
el momento en que Cristo tenía vida y poder entender que si su juicio fue un tanto
“rudimentario”, jurídicamente hablando, es porque estábamos en una época
histórica en la cual el derecho apenas se estaba desarrollando y, aunque la
fundación de Roma ya había quedado atrás, aún no se había perfeccionado los
sistemas jurídicos y la ley seguía están junto con pegado a la religión.

Buscaremos ser objetivos y concisos en los diferentes puntos a presentar a fin de


no divagar mucho en otras materias.

Ahondaremos en los procedimientos que la norma contenía para llevar a cabo la


impartición de justicia, también tomaremos un punto muy importante, que es la
división de facultades de los distintos órganos de la Justicia, ya que como
sabemos, Jerusalén, que era la tierra donde vivió el Rey de los Judíos había sido
conquistada por los Romanos y por ende tenía una biformalidad respecto a lo que
el estado competía, tenían que ser tomados en cuenta ambos puntos de vista,
como el de la ciudad conquistada, como el del imperio conquistador.

De acuerdo con los puntos que se contenían en el libro, El Proceso de Cristo, del
Maestro, Ignacio Burgoa, podemos dar cuenta de que a pesar de en ese momento
Página |2

ser considerado como un ciudadano que atentaba contra la norma religiosa de


Jerusalén, también era altamente defendido por sus discípulos, al grado de haber
hecho amigos dentro del sanedrín.

Por esta Razón le toco a Nicodemus, miembro del consejo de los ancianos,
abogador por el salvador y al mismo tiempo hacer referencia a todas las injusticias
y faltas a la norma que se estaban cometiendo al momento de juzgarlo.

La justicia ha sido considerada como una de las máximas aspiraciones a las que
los seres humanos que vivimos en sociedad pretendemos alcanzar, y aunque se
podría casi confirmar que estamos más cerca de ella que en un comienzo, todavía
estamos lejos de poder tener un sistema en el cual a cada quien se le de lo que le
corresponda, pudiendo vivir en un espacio de tranquilidad y teniendo certeza que
nada ni nadie pretenda violar sus garantían individuales, derechos y cumplamos
todas nuestra obligaciones.

Considero que la corrupción, al igual que la prostitución es una de las actividades


más añejas del mundo y que pase lo que pase no dejara de existir, porque el
hecho de como seres humanos, querer tener más u obtener alguna ventaja o
soporten ciertas situaciones es parte de nuestra naturaleza.
Página |3

EL PROCESO DE CRISTO

Jesús nació en Palestina, provincia de Judea en Belén, en el año 748, en


Jerusalén, ciudad que, había sido tomada desde el año 63 a. De C. Por Pompeyo
en el nombre de Roma. Jesús pasos la mayor parte de su vida en Nazaret de
Galilea, por ellos se le conocía como Jesús de Nazaret.

Al pueblo Judío, luego de ser dominado por los Romanos, se le permitió continuar
con su organización política- religiosa, costumbres y, jurídicamente hablando, con
sus leyes y jurisdicción en sus tribunales, creando un sistema de impartición de
justicia en el cual existieran dos tipos de “Jueces”, ya que el derecho Romano solo
intervenía cuando se pronunciaban sentencias de pena de muerte o en los casos
en que los delitos cometidos afectaran al Estado Romano “delicta pública”.

Para el caso de la impartición de justicia y la coercibilidad de la norma, como


habíamos visto anteriormente, había que acudir a diferentes autoridades, o
ambas, dependiendo de los delitos que se buscara castigar.

El sistema jurídico que existió para revisar los temas que tuvieran que ver con
delitos del orden común, está encabezado por el Sanedrín y revisado conforme a
la Ley De Judea, leyes que, eran religiosas y jurídicas al mismo tiempo, parte del
derecho sustantivo, ya que religiosamente buscaban apegarse a los Diez
Mandamientos, ordenados por Dios y mediación de Moisés para el pueblo hebreo;
de esta manera originalmente se buscaba mantener el orden y la justicia ya que su
violación o incumplimiento representaba una ofensa a Dios y al pueblo judío.

Del estudio de este decálogo, que era la fuente principal del Derecho Penal
Hebreo, se derivó el Pentateuco, compilación de normas Jurídico - Religiosas
enunciadas en el Génesis, el Éxodo, el Levítico, los Números y el Deuteronomio,
libros que buscan prevenir diferentes tipos de delitos, como los siguientes:

 Homicidio,
 Lesiones graves,
 Ley de Talión; “ojo por ojo, diente por diente, mano por mano, pie por pie”,
Página |4

 Estupro,
 Bestialidad,
 Soborno,
 Adulterio,
 Blasfemia,
 Profanación del sábado, entre otros.

Hablando de la parte del Derecho Penal Hebreo, del procedimiento a seguir para
hacer valer la norma, podemos mencionar que los siguientes, eran los principios a
seguir enunciados en los libros anteriores y que será muy importante no pasarlos
por alto, ya que estos principios nos ayudarán a concluir si el juicio se Cristo fue
justo y apegado a los sistemas jurídicos vigentes de la época.

a) Publicidad, los tribunales tenían la obligación de llevar a cabo todas sus


actuaciones frente al pueblo Judío y el Sanedrín, que era un grupo de
jurisconsultos, tenía que reunirse en el Gazith o también conocido como,
Salón de las Piedras Talladas.
b) Diurnidad, la sesión judicial debía de llevarse a acabo solamente mientras
hubiera Sol
c) Amplía libertad defensiva del acusado
d) Escrupulosidad en el deshago de las pruebas testimoniales
e) Prohibición para que testigos juegos depusieran una vez cerrada la
instrucción del procedimiento
f) Sujeción de la votación en el caso de condenas para que en un plazo de
tres días se diera de nuevo, con objeto de una nueva revisión
g) Inmodificabilidad en el sentido de los votos, tratándose de la votación nueva
h) Posibilidad de presentar pruebas en favor del condenado antes de
ejecutarse la sentencia
i) Posibilidad de invalidar las declaraciones del acusado si este no la había
respaldado con alguna prueba
Página |5

j) Aplicación a los testigos falsos de la pena con la que se sancionaba el


delito que denunciaran.

Quienes iban a aplicar estos principios, los jueces, también debiesen de aplicar
justicia con rectitud, sin aceptar dádivas y juzgar con justo juicio. Ya que como en
todos los casos, hasta los actuales, el hecho de que los juzgadores inclinen hacia
alguna de las partes la balanza de la justicia, hace que esta pierda su naturaleza
como uno de los valores superiores del ordenamiento jurídico.

Como habíamos mencionado anteriormente, el encargado de hacer valer y


garantizar la justicia para los ciudadanos del pueblo Judío era el Sanedrín; este
era el Tribunal supremo del pueblo judío, que de acuerdo al texto Divino de Los
Números, este había sido mandado por el Señor, que está en los cielos, cuando le
ordeno a Moisés reunir a setenta ancianos y maestros en la ley, para que se
encargaran de dar resoluciones, “Fallos de Dios”, a los delitos comunes de la
sociedad Judía; tratando temas de delitos graves como, blasfemia e idolatría,
entraba la dualidad de este sistema jurídico, ya que debido a la pena capital era
necesario homologar estas sentencias con el Gobernador Romano, Poncio
Pilatos.

De acuerdo a lo visto en la primera parte del curso de la materia de derecho


Romano, podemos agregar que el Sanedrín pareciera tener los principios que
habían constituido al cuerpo de senadoconsultos del imperio Romano, dado que
de igual forma se componía por los ciudadanos más añejos de la ciudad por ser
los hombres con más experiencia y madurez para poder crear y ejercer las normas
de forma objetiva.

Cristo fue una persona que dirigió su doctrina religiosa a buscar la manera de
poder mejorar la calidad humana de las personas, y tal pareciera que su objetivo
era poder homologar las leyes ya existentes con su doctrina para después, por
medio de la práctica, hacerlas mucho mejor, perdonar y apoyar al prójimo, darle
compasión, entre otras de sus acciones sirvieron para dar paso a las
Página |6

Bienaventuranzas, también enviadas desde los cielos. Daban las líneas a seguir
del pueblo Cristiano a la hora de luchar y morir por sus ideales, también los
invitaba a practicar un amor universal. Esas acciones de complementación y
perfeccionamiento de la ley o “Thora” fue el argumento para iniciarle un proceso a
Cristo frente al Sanedrín, ya que era considerado enemigo de los profetas y
adversario del pueblo hebreo.

El encargado de realizar la defensa a Cristo fue Nicodemus, quien en primer


instancia declaro que existía la falta de elementos esenciales para poder
comenzar el juicio y dictar la sentencia, estos era, que los procesos debían de
llevarse a cabo a plena luz del día en el Gazith, con la garantía de máxima
publicidad, y no en la obscuridad, alejados del templo y de modo privado, siendo
así que las garantías del acusado estaban siendo violadas.

La finalidad de que los procesos se llevaran frente al pueblo hebreo y a plena luz
del día era, para “prevenir todo efecto de alucinación o de injusticia en los jueces y
para que el pueblo se convenza por sí mismo de que se conduce a un criminal y
no se entrega un inocente a la muerte afrentosa al patíbulo”, de esta cita poder
entender que buscaba ser un proceso justo y libre de vicios por parte de los
juzgadores, que no fuera dictar una sentencia de muerte solo por el hecho de que
algunos cuantos tuvieran ese gusto.

Como parte del juicio ante el sanedrín, había que llegar al punto de ofrecer
testimonios que apoyaran a confirmar que los delitos de los cuales era acusado el
Gran Maestro eran ciertos, para ello, Caifás, el máximo pontífice, ofrecio a una
bola de “testigos” para que despotricaran en contra de Cristo. Estos al ser
cuestionados por Nicodemus comenzaron a caer en contradicciones, su dureza
para recitar el testimonia al mismo tiempo se iba debilitando, haciendo a todas
luces que las palabras de estos sujetos fueran tomadas como mentiras; pero para
el sanedrín esto no tuvo importancia dado que fueron tomados todas por verdad,
aun sabiendo que el hecho de aceptar testimonios falsos era incurrir en un delito
frente a la ley.
Página |7

Todavía, no teniendo suficiente con este quebrantamiento a los procedimientos


para la aplicación de la norma; le cuestionaron a Cristo sobre si lo que le era
acusado; los hechos religiosos y tomados por Caifás como, blasfemia religiosa,
incurrieron en otra falta al procedimiento, ya que fueron directamente con el
inculpado a hacerle preguntas a fin de que aceptara la carga por la cual había sido
condenado, y el libro nos menciona que esta no era una práctica permitida, era
una forma de meter presión sobre el imputado para que se declarara culpable, una
declaración fundada en los vicios de la impartición de Justicia.

En el Juicio al que fue vinculado el Salvador de los Judíos, encontramos una


cadena de violaciones a las que fue sometido frente al Consejo de los ancianos, el
Sanedrín, que fueron las siguientes:

 Violación al Principio de Publicidad.


Este principio pretende que los actos procesales sean conocidos
o presenciados por quienes no son partes del proceso y hasta se
pueden considerar como un contrapeso, si llegase a existir
alguna arbitrariedad, por el hecho de ser de observancia pública.
Al haber tenido una audiencia privada, se puede ver a todas luces
que este principio fue totalmente violado.

 Violación al Principio de Diurnidad.


La el juicio de Cristo tenía que haberse llevado a cabo con la luz
del día y antes de que llegara la noche, ya que al ser el Sistema
jurídico hebreo, un sistema religioso, los actos que se llevan a
cabo en las penumbras eran considerados profanos.

 Violación al Principio de Libertad Defensiva


Por el hecho de no poder presentar testigos que dieran cuenta de
la inocencia de Cristo.
Página |8

 Violación al Principio de rendición estricta de la prueba


testimonial y de análisis riguroso de las declaraciones de los
testigos.
Puesto que todas las acusaciones de las que el Nazareno fue
inculpado se fundaron en testigos falsos.

 Violación al Principio de prohibición para que nuevos testigos


depusieran contra Cristo una vez cerrada la instrucción.
Por el hecho de solo permitir que una vez que los testigos
inscritos dieran su testimonio de acuerdo al lineamiento de
procedimientos sus actuaciones quedarían terminadas, pero
dentro del mencionado juicio, el Sanedrín permitió el testimonio
de nuevas partes en contra del Salvador.

 Violación al Principio consistente en la votación condenatoria no


se sujetó a revisión antes de la pronunciación de la sentencia.
Recodemos que para el hecho de dictar sentencias de pena
capital, era necesario que la votación se llevara dos veces; la
segunda a tan solo tres días de la primera votación, a fin de
reafirmar la voluntad del Sanedrín.

 Violación al Principio de presentar pruebas de descargo antes de


la ejecución de la sentencia condenatoria.
Ya que no se permitió presentar pruebas nuevas en favor de
Cristo e inmediatamente la sentencia fue homologada con el
Gobernador impuesto por Roma, Poncio Pilatos

 Violación al Principio de que los testigos falsos debían de tener la


misma sentencia que el acusado.
Página |9

Los ciudadanos de testificaron en contra del Rey de los Judíos, y


falsearon en su testimonio debían de haber sido sujetos de la
misma sentencia de la que Cristo fue sujeto a cumplir, la muerte.

Poncio Pilatos fue un ciudadano Romano que se convirtió en Gobernador de


Jerusalén, contrajo nupcias con Procola, una mujer de la cual se tiene registro, fue
responsable de varias decisiones personales y políticas de este personaje, ya que
tenía un alto grado de influencia en el.

Procola era una esclava que fue manumitida por la familia a la que pertenecía; era
la casta Romana de Claudia, esta casa la liberó al momento en que fue adoptada
y cobijada por su paterfamilias, es por esta razón que su nombre de persona
liberta paso a ser Claudia-Procola, haciendo referencia a la familia que la había
redimido

Acorde a lo expresado por el Autor, el Maestro, Ignacio Burgoa, no considera que


haya existido un juicio político en contra de Cristo, dadas las condiciones de
presión política que el sanedrín ejerció sobre el Gobernador Romano, Poncio
Pilato, para que solo fuera juzgado por la norma religiosa, y condenado por el
delito de blasfemia.

Esta decisión, considera Burgoa, que fue motivada por los intereses personales de
Pilato, de ser considerado por el Emperador Tiberio, traidor a Roma y terminar su
carrera política.

En este reflexión existió Nullum crimen, nulla poena sine praevia lege, se puede
traducir al español como "Ningún delito, ninguna pena sin ley previa"; acción
creada por Pilato y que es un principio del derecho Romano del cual se puede
entender que ninguna pena (castigo) se podrá imponer si previamente no hubiese
existido un juicio apegado al procedimiento penal hebreo, siguiendo sus principios
para garantizar ser juzgado de manera justa, libre de vicios.
P á g i n a | 10

En el juicio que fue llevado en contra de Jesús, podemos afirmar que la mayoría
de sus derechos y garantías individuales fueron violadas, transgrediendo la
prescripción general del derecho enunciado en el anterior párrafo.
P á g i n a | 11

CONCLUSIÓN

Del trabajo realizado podemos decir que Cristo fue un ciudadano de Jerusalén,
que vio sus derechos violentados por la razón de querer hacer una sociedad con
mejores valores, apegados al margen de la ley más allá, que lo único que quería
era mejorar la calidad de los seres humanos.

También podemos decir que los errores con los que fue juzgado nos hace
recordar que en el caso que nos atañe, México, también se dan este tipo de
injusticias con personas que son usadas de chivos expiatorios; recordemos el
caso del Presunto Culpable, Toño Zúñiga, que era un joven tianguista que había
sido culpado de delitos que no había cometido, el homicidio de una persona era la
responsabilidad que se le atribuía, que aunado a la falta de pericia por parte del
sistema penal Mexicano llevaron a un inocente a estar preso durante un periodo
largo de tiempo.

Otro caso muy famoso donde la línea principal era la violación de principios
jurídicos y garantías individuales, fue el caso “Colosio”. Caso que comienza con el
asesinato del Candidato a la Presidencia de la República del Partido
Revolucionario, en la localidad de Lomas Taurinas en Tijuana. De manera pronta
se detuvieron a personas que habían sido consideradas consumadoras de este
asesinato, y que conforme la investigación fue avanzando, los ciudadanos críticos
y los medios de comunicación iban dando cuenta que este caso se tornaba turbio
desde sus inicios y que era altamente probable que un inocente estuviera siendo
enjuiciado injustamente, una operación de Estado en la que probablemente
hubieran intereses políticos de más de una persona que en ese momento
ostentara algún cargo público y de alta responsabilidad.

Su discurso de cambio y de un nuevo país y partido hacían temblar, sumado a su


energía para encabezar a gritos las demandas de cero corrupción de los
ciudadanos mexicanos, hicieron que Colosio se volviera el candidato incomodo de
las cúpulas partidistas, concluyendo con su muerte el 23 de Marzo de 1994.
P á g i n a | 12

Podemos dar cuenta de que los sistemas de justicia siempre carecen de


objetividad respecto a algunos casos de suma importancia y delicadeza política.

Otro factor que tenemos que tomar en cuenta a la hora de la impartición de justicia
es el de la política. Muchas decisiones que son tomadas en la administración
pública no tienen como raíz ser objetivos, sino cuidar lo que políticamente es
correcto y procurar no hacer lo que políticamente este mal.

Al igual que Poncio Pilato, hay personas que solo buscan no mover las aguas de
la tranquilidad que ostentar un puesto de observancia pública puede conllevar,
siempre esperando poder trascender en un cargo mayor al término, o medio
cumplimento de su encomienda, dando al pueblo Pan y Circo, a costa de la
violación de la norma jurídica.
P á g i n a | 13

BIBLIOGRAFÍA

Orihuela, IB (2001). El proceso de cristo: monografía jurídica sinóptica. México:


Porrúa.