Sei sulla pagina 1di 12

EJERCICIO 17

17.2 Elija un tema para desarrollar un ensayo

Tema: Holocausto judío

a) ¿En dónde obtendrá la información?


De libros e internet.
b) ¿Cuántas páginas tendrá su ensayo?
De 2 a 3 páginas.
c) Cuántas secciones?
Tendrá 5 secciones.
d) ¿Qué títulos tendrá cada sección?
Causa, tortura, finalización, sobrevivientes.
e) ¿Cuántos párrafos tendrá por sección?
De 2 a 3 párrafos.
f) ¿Cuál es el objetivo de su ensayo?
Informar al lector sobre las atrocidades ocurridas.
g) ¿A quién va dirigido?
A un público consciente de los hechos catastróficos que ocasionó el odio.

h) ¿Qué tipo de párrafo utilizará?


Descriptivo.

17.3 Seleccione una estrategia para elaborar el borrador de su ensayo

 ¿Qué estrategia seleccionó?


o Torbellino de ideas
 Escriba una lista de oraciones, que utilizará para generar los diversos párrafos que
conformarán su ensayo
o Hace más de 70 años, en Europa Occidental, ocurrió el crimen más
mortífero y fríamente calculado de la historia.
o El origen de este terrorífico acontecimiento fue Hitler y junto a él un pueblo
fanatizado con la idea de “unificar el pueblo alemán” luego la depresión
económica surgida por la derrota en la Primera Guerra Mundial. (Pellini,
2014)
o A comienzos de 1941, según Paxala (2016), el plan de exterminar a los
judíos dio inicio después de redactar y aprobar leyes, y también preparar la
infraestructura donde tenían planeado agruparlos como guetos, campos de
concentración y también los trenes donde iban a ser trasladados.
o La población judía fue forzada a vivir en condiciones totalmente
deplorables.
o Conforme iba pasando el tiempo, el número de prisioneros iba aumentando
por lo que las raciones de comida disminuían y esto provocaba que
recurrieran a comer cascaras de frutas, papas podridas y en los casos más
extremos al canibalismo.
o Durante los últimos meses de la guerra, los nazis optaron por una última
medida para deshacerse de los prisioneros y evitar que los “aliados” los
rescataran, a esto se le llamo “marca de la muerte” según Perrone, (2015).
o Paxala (2016) explica que “la presión aliada, los fracasos al intentar ocupar
la URSS, y la debacle económica nazi provocada por una excesiva
industrialización y demasiados gastos de guerra, provocaron en 1945 la
ruina y derrota del nazismo alemán.”
o Al finalizar fueron pocos prisioneros que pudieron salir con vida de aquella
fatalidad.
o Han pasado 72 años desde lo ocurrido y a pesar de que aún se puede ver
el odio de unas personas a otras, creo que se ha avanzado mucho.
 Clasifíquelas en orden de importancia
o Hace más de 70 años, en Europa Occidental, ocurrió el crimen más
mortífero y fríamente calculado de la historia.
o El origen de este terrorífico acontecimiento fue Hitler y junto a él un pueblo
fanatizado con la idea de “unificar el pueblo alemán” luego la depresión
económica surgida por la derrota en la Primera Guerra Mundial. (Pellini,
2014)
o A comienzos de 1941, según Paxala (2016), el plan de exterminar a los
judíos dio inicio después de redactar y aprobar leyes, y también preparar la
infraestructura donde tenían planeado agruparlos como guetos, campos de
concentración y también los trenes donde iban a ser trasladados.
o La población judía fue forzada a vivir en condiciones totalmente
deplorables.
o Conforme iba pasando el tiempo, el número de prisioneros iba aumentando
por lo que las raciones de comida disminuían y esto provocaba que
recurrieran a comer cascaras de frutas, papas podridas y en los casos más
extremos al canibalismo.
o Durante los últimos meses de la guerra, los nazis optaron por una última
medida para deshacerse de los prisioneros y evitar que los “aliados” los
rescataran, a esto se le llamo “marca de la muerte” según Perrone, (2015).
o Paxala (2016) explica que “la presión aliada, los fracasos al intentar ocupar
la URSS, y la debacle económica nazi provocada por una excesiva
industrialización y demasiados gastos de guerra, provocaron en 1945 la
ruina y derrota del nazismo alemán.”
o Al finalizar fueron pocos prisioneros que pudieron salir con vida de aquella
fatalidad.
o Han pasado 72 años desde lo ocurrido y a pesar de que aún se puede ver
el odio de unas personas a otras, creo que se ha avanzado mucho.
 Desarrolle el borrador de los párrafos que incluirá su ensayo

Hace más de 70 años, en Europa Occidental, ocurrió el crimen más mortífero y fríamente
calculado de la historia. Millones de judíos fueron cruelmente erradicados con el afán de
prevalecer la raza alemana y fortalecer el país.

El origen de este terrorífico acontecimiento fue Hitler y junto a él un pueblo fanatizado con
la idea de “unificar el pueblo alemán” luego de la depresión económica surgida por la
derrota en la Primera Guerra Mundial (Pellini, 2014). Este grupo de personas creía que
era parte de la “raza superior” y su deber era, según Paxala, (2016), “ejecutar
sistemáticamente a todos los judíos de Alemania, y de ser posible, de Europa” para así
recuperar a su país y expandirse en el territorio europeo.

A comienzos de 1941, según Paxala, (2016), el plan de exterminar a los judíos dio inicio
después de redactar y aprobar leyes, y también preparar la infraestructura donde tenían
planeado agruparlos como guetos, campos de concentración y también los trenes donde
iban a ser trasladados. De acuerdo con Gasman, (2014) muchos de los campos de
concentración se organizaron en establecimientos fabriles abandonados y viejos castillos
que luego fueron utilizados como celdas de tormento.

Al comienzo los nazis se ocuparon de separarlos del resto de la población para así tener
un mejor control sobre ellos y poco a poco fueron privándolos de su libertad.
Implementaron toques de queda, hicieron que se identificaran cociendo una estrella a su
vestimenta, no podían practicar ningún deporte en público, no podían trasladarse en
carros ni en trenes y los niños tan solo podían asistir a colegios judíos, entre muchos otras
cosas (Frank, 1942, p.19).

Pocos meses después se comenzó el traslado de judíos a los diferentes campos de


concentración, los primeros grupos desconocían su destino, ellos pensaban que irían a
trabajar a otro lugar sin pensar en la tortura que les esperaba. Cuando llegaban a su
destino eran separados en dos grupos, el primer grupo estaba destino a trabajar, este
grupo presentaba buen estado físico y eran considerados como buen material para ser
esclavos, en cambio el segundo grupo era considerado como personas sin buenas
capacidades físicas, los nazis creían que estas personas, por lo general mayores, no
podían resistir al trabajo que tenían preparado para ellos por lo que los dirigían a cámaras
de gas donde los ejecutaban. Pellini (2014) explica que luego los prisioneros del primer
grupo eran marcados a fuego su número de matrícula en el brazo o en la cabeza, número
que también era inscrito en una placa de hojalata que el prisionero debía llevar atada a la
muñeca. La vestimenta de los prisioneros consistía en un uniforme de rayas al que se
cosía, según las categorías, un triángulo de diferentes colores dentro del cual se
estampaba la inicial de su nacionalidad.

Luego de ser ingresados eran forzados a vivir en condiciones totalmente deplorables.


Todos eran reunidos en diferentes casas que estaban repletas de literas en las que se
hallaba un colchón de paja cubierto por una sabana y por encima una pequeña almohada
deshecha. Generalmente amontonaban a 4 personas en cada cama y si la construcción
del lugar estaba terminada contaban con servicio sanitario, de lo contrario tenían
establecidos un horario para poder ir a

Conforme iba pasando el tiempo, el número de prisioneros iba aumentando por lo que las
raciones de comida disminuían y esto provocaba que recurrieran a comer cascaras de
frutas, papas podridas y en los casos más extremos al canibalismo. Al mismo tiempo eran
forzados a trabajar bajo el sol durante horas, todos los días con la amenaza de ser
fusilado si llegaran a desistir, mientras que otros eran sometidos a horribles experimentos
como inoculación de enfermedades, ablación de músculos, castración y esterilización,
esto con el motivo de encontrar el método más eficaz para exterminar etnias y grupos
sociales que ellos consideraban como inferiores. (Pellini, 2014).

Durante los últimos meses de la guerra, los nazis optaron por una última medida para
deshacerse de los prisioneros y evitar que los “aliados” los rescataran, a esto se le llamo
“marca de la muerte” según Perrone, (2015). Esto consistía en numerosas ejecuciones
diarias, muchos eran trasladados a cámaras de gas, otros a chequeos con los médicos en
donde los hacían medirse en una pared donde se encontraba un agujero que daba a otro
cuarto donde se encontraba otra persona lista para disparar al que se colocara en ese
lugar, otros eran quemados vivos en grupos o se les inyectaban veneno, petróleo o
gasolina (Pellini 2014).

Paxala (2016) explica que “la presión aliada, los fracasos al intentar ocupar la URSS, y la
debacle económica nazi provocada por una excesiva industrialización y demasiados
gastos de guerra, provocaron en 1945 la ruina y derrota del nazismo alemán.” Esto ayudo
a que algunos prisioneros corrieran con la bendición de ser liberados por los aliados,
muchos de ellos murieron poco tiempo después debido al estado en que se encontraban.

Al finalizar fueron pocos prisioneros que pudieron salir con vida de aquella fatalidad. Y
tiempo después se han dedicado a contar su historia para ayudar a que esto no vuelva a
ocurrir, a que la humanidad sepa las atrocidades que se llevaron a cabo por tener la
creencia de ser superiores y considerar a los demás como impuros.

Han pasado 72 años desde lo ocurrido y a pesar de que aún se puede ver el odio de unas
personas a otras, creo que se ha avanzado mucho, el racismo, la homofobia y otros tipos
de odio hacia personas con diferentes mentalidades y gustos se está comenzando a
condenar y lo mejor de esto es que se hace desde el amor no el odio. Se está
combatiendo a través de marchas que promueven el dialogo y unidad entre la humanidad.
Es importante recordar que durante esos años no solo se torturo a judíos sino también a
homosexuales, gitanos, prisioneros rusos y disidentes políticos. Prácticamente toda
persona que perteneciera a una raza considerada inferior o que tuviera diferentes
creencias religiosas o políticas a las de la “raza suprema”.

Referencias

Gasman, G. (2012). Los campos de concentración. Madrid, España; EDIMAT Libros

Frank, A. (2009) Ana Frank diario (edición escolar). Madrid, España; Debolsillo.

Pellini, C. (2014a). Holocausto judío genocidio campo de concentración nazi Auschwitz.


Recuperado de https://historiaybiografias.com/malas07/

Pellini, C. (2014b). Holocausto judío genocidio campo de concentración nazi Auschwitz.


Recuperado de https://historiaybiografias.com/malas07/
Pellini, C. (2014c). Holocausto judío genocidio campo de concentración nazi Auschwitz.
Recuperado de https://historiaybiografias.com/malas07/

Paxala (2016). El nazismo. Recuperado de https://www.paxala.com/el-nazismo/

Paxala (2016). El holocausto judío. Recuperado de https://www.paxala.com/el-holocausto-


judio/

Perrone, N. (2015). Estremecedores números de la ‘marcha de la muerte’ de Auschwitz.


Recuperado de http://www.latam.discovery.com/noticias/estremecedores-numeros-
de-la-marcha-de-la-muerte-de-auschwitz/

17.4 Para la redacción de su ensayo, tome en cuenta las características que estudió
en la unidad correspondiente. Asimismo utilice cuidadosamente el idioma español,
según las normas vigentes.

17.5 Revise su borrador, de acuerdo con el siguiente cuadro

AUTOEVALUACIÓN DEL TEXTO ESCRITO

1. ¿Comunican un mensaje completo las oraciones que ha empleado?


Si lo comunican.
2. ¿Existe concordancia entre el sujeto y el predicado, y entre los sustantivos y los
adjetivos que lo modifican?
Si.
3. ¿He utilizado adecuadamente los pronombres?
Si.
4. ¿He usado la forma verbal adecuada? ¿He establecido debidamente la
correspondencia entre los tiempos verbales?
Si.

Errores ortográficos

5. ¿He revisado la ortografía de las letras dudosas?


Si.
6. ¿He consultado el diccionario en caso de duda al escribir una palabra?
Si, he consultado diccionarios online.
7. ¿He revisado la puntuación de la misma palabra mediante el uso de pronombres o
sinónimos?
Si.

Errores Léxicos

8. ¿He utilizado siempre la palabra más apropiada, correcta y exacta?


c
9. ¿He evitado las palabras “comodin”?
Si.
10. ¿He evitado la repetición de una palabra, mediante el uso de pronombres o
sinónimos?
Si.
7 años de tortura

Hace más de 70 años, en Europa Occidental, ocurrió el crimen más mortífero y fríamente
calculado de la historia. Millones de judíos fueron cruelmente erradicados con el afán de
prevalecer la raza alemana y fortalecer al país.

El origen de este terrorífico acontecimiento fue Adolf Hitler y junto a él un pueblo


fanatizado con la idea de “unificar el pueblo alemán” luego de la depresión económica
surgida por la derrota en la Primera Guerra Mundial. (Pellini, 2014)

Este grupo de personas creía que era parte de la “raza superior” y su deber era, según
Paxala, (2016), “ejecutar sistemáticamente a todos los judíos de Alemania, y de ser
posible, de Europa” para poder recuperar a su país y expandirse en el territorio europeo.

A comienzos de 1941, según Paxala, (2016), el plan de exterminar a los judíos dio inicio
después de redactar y aprobar leyes, y también preparar la infraestructura, donde tenían
planeado agruparlos como guetos, campos de concentración y también los trenes donde
iban a ser trasladados. De acuerdo con Gasman, (2012, p.57) muchos de los campos de
concentración se organizaron en establecimientos fabriles abandonados y viejos castillos
que luego fueron utilizados para organizar celdas de tortura.

Al comienzo los nazis se ocuparon de separar a las personas que ellos consideran como
inferiores del resto de la población para así tener un mejor control sobre ellos y poco a
poco fueron privándolos de su libertad, implementaron toques de queda, hicieron que se
identificaran cociendo una estrella amarilla a su vestimenta, impidieron que practicaran
algún deporte en público, que se trasladaran en carros o en trenes, impusieron que los
niños tan solo asistieran a colegios judíos, y muchos otros impedimentos (Frank, 1942,
p.19).

Pocos meses después se comenzó el traslado de judíos a los diferentes campos de


concentración. Los primeros grupos desconocían su destino, ellos iban con la promesa de
que habían conseguido un buen trabajo en otro lugar sin imaginar la tortura que les
esperaba. Al llegar al destino fueron separados en dos grupos, el primer grupo estaba
destino a trabajar porque presentaban buen estado físico y eran considerados como buen
material para ser esclavos, en cambio el segundo grupo era considerado como personas
sin buenas capacidades físicas por lo que los nazis creían que estas personas, por lo
general mayores, no podían resistir al trabajo que tenían preparado para ellos y por esa
razón los dirigían a cámaras de gas donde eran ejecutados. Pellini, (2014) explica que
luego a los prisioneros del primer grupo les marcaban:

“A fuego su número de matrícula en el brazo o en la nuca, número que también era


inscrito en una placa de hojalata que el prisionero debía llevar constantemente
atada a su muñeca, (…). El vestido de los prisioneros consistía en un uniforme a
rayas al que se cosía, según las categorías, un triángulo de diferentes colores
dentro del cual se estampaba la inicial de su nacionalidad.”

Luego de ser ingresados Pellini también relata que eran forzados a vivir en condiciones
totalmente deplorables. Todos eran reunidos en diferentes casas que estaban repletas de
literas en las que se hallaba un colchón de paja cubierto por una sabana y por encima una
pequeña almohada deshecha. Generalmente amontonaban a 4 personas en cada cama y
si la construcción del lugar estaba terminada contaban con servicios sanitarios de lo
contrario tenían establecido un horario para salir de los dormitorios y dirigirse a los
agujeros ciegos.

Conforme iba pasando el tiempo, Pellini cuenta que el número de prisioneros aumentaba
por lo que las raciones de comida disminuían y esto ocasionaba que recurrieran a comer
cáscaras de frutas o verduras, papas podridas y en los casos más extremos al
canibalismo. Al mismo tiempo eran forzados a trabajar bajo el sol durante horas, todos los
días con la amenaza de ser fusilado si llegaban a desistir, mientras que otros eran
sometidos a horribles experimentos como inoculación de enfermedades, ablación de
músculos, castración y esterilización, esto con el motivo de encontrar el método más
eficaz para exterminar etnias y grupos sociales que los nazis consideraban como
inferiores.

Durante los últimos meses de la guerra, los nazis optaron por una última medida para
deshacerse de los prisioneros y evitar que los “aliados” los rescataran, a esto se le llamo
“marca de la muerte” según Perrone, (2015). Esto consistía en numerosas ejecuciones
diarias, muchos eran trasladados a cámaras de gas, otros a chequeos con los médicos en
donde los hacían medirse en una pared donde había un agujero que daba a otro cuarto
donde se encontraba una persona lista para disparar al que se colocara en ese lugar,
otros eran grupalmente quemados vivos o se les era inyectado veneno, petróleo o
gasolina, describe Pellini, (2014).
Paxala (2016) explica que “la presión aliada, los fracasos al intentar ocupar la URSS, y la
debacle económica nazi provocada por una excesiva industrialización y demasiados
gastos de guerra, provocaron en 1945 la ruina y derrota del nazismo alemán.” Esto ayudó
a que algunos prisioneros corrieran con la bendición de ser liberados por los aliados,
aunque muchos de ellos murieron poco tiempo después debido al estado en que se
encontraban.

Al finalizar fueron pocos los prisioneros que pudieron salir con vida de aquella fatalidad y
tiempo después algunos se han dedicado a llevar nazis a instancias penales
internacionales, mientras que otros han decidido contar su historia para ayudar a que esto
no vuelva a ocurrir, para que la humanidad sepa las atrocidades que se llevaron a cabo
por tener la creencia de ser superiores y considerar a los demás como impuros y
reconozcan que el odio hacia otras personas por ser diferentes es completamente
irracional.

Es importante recordar que durante esos años no solo se torturo a judíos sino también a
homosexuales, gitanos, prisioneros rusos y disidentes políticos. Prácticamente toda
persona que perteneciera a una raza considerada inferior o que tuviera diferentes
creencias religiosas o políticas a las de la “raza suprema”. Han pasado 72 años desde lo
ocurrido y a pesar de que aún se puede ver el odio de unas personas a otras, creo que se
ha avanzado mucho. El racismo, la homofobia y otros tipos de odio hacia personas con
diferentes mentalidades y gustos se están comenzando a condenar y lo mejor de esto es
que se hace desde el amor, no el odio. Se está combatiendo a través de marchas que
promueven el dialogo y unidad entre la humanidad y opino que es de mucha importancia
que se siga esta iniciativa para erradicar el odio por diferencias que están fuera de
nuestro alcance y que no están intencionadas para lastimar a otras personas.
REFERENCIAS

Gasman, G. (2012). Los campos de concentración. Madrid, España; EDIMAT Libros

Frank, A. (2009) Ana Frank diario (edición escolar). Madrid, España; Debolsillo.

Pellini, C. (2014a). Holocausto judío genocidio campo de concentración nazi Auschwitz.


Recuperado de https://historiaybiografias.com/malas07/

Pellini, C. (2014b). Holocausto judío genocidio campo de concentración nazi Auschwitz.


Recuperado de https://historiaybiografias.com/malas07/

Pellini, C. (2014c). Holocausto judío genocidio campo de concentración nazi Auschwitz.


Recuperado de https://historiaybiografias.com/malas07/

Paxala (2016a). El nazismo. Recuperado de https://www.paxala.com/el-nazismo/

Paxala (2016b). El holocausto judío. Recuperado de https://www.paxala.com/el-


holocausto-judio/

Perrone, N. (2015). Estremecedores números de la ‘marcha de la muerte’ de Auschwitz.


Recuperado de http://www.latam.discovery.com/noticias/estremecedores-numeros-
de-la-marcha-de-la-muerte-de-auschwitz/
AUTOEVALUACIÓN