Sei sulla pagina 1di 34

CIUDADANA:

JUEZ DEL JUZGADO SEGUNDO DEL MUNICIPIO ORDINARIO Y


EJECUTOR DE MEDIDAS DEL MUNICIPIO SIMON RODRIGUEZ Y
SAN JOSE DE GUANIPA DE LA CIRCUNSCRIPCION JUDICIAL DEL
ESTADO ANZOATEGUI.
SU DESPACHO.-
Yo, LUIS RAFAEL LOPEZ, venezolano, mayor de edad, casado, Titular de
la Cédula de Identidad Número: 14.187.826, de este domicilio, asistidos en
este acto por la Abogado HILDA MATUTE DE CASTILLO, con el Numero
de Cedula de Identidad 8.479,136 e inscrita en el Inpreabogado bajo el
Número: 32.996, y de este domicilio, el debido respeto y acatamiento,
ocurrimos a los fines de exponer y solicitar: estando dentro de la
oportunidad legal, promuevo las siguientes pruebas:
CAPITULO I
DE LOS DOCUMENTOS
Primero: ACTA DE MATRIMONIO CIVIL., de fecha: 12 de Junio de 2012,
expedida por el Registrador Encargado del Municipio Simón Rodríguez, del
Estado Anzoátegui, la cual consta en los Autos un solo folio útil marcado con
la letra “A” .
CAPITULO II
DE LAS TESTIMONIALES
Promuevo como testigos los siguientes ciudadanos, los cuales presentare el
día y la hora fijada por este Tribunal:
1.- OSWALDO JOSE ROJAS SALAZAR, venezolano, mayor de edad,
soltero, Titular de la Cedula de identidad N° V. 16.008.522. Domiciliado en
esta Ciudad de El Tigre, Municipio Simón Rodríguez del estado Anzoátegui,
a objeto de rendir declaración.-
2.- ALEXIS ISMAEL VASQUEZ BOLIVAR, venezolano, mayor de edad,
soltero, Titular de la Cedula de identidad N° V. 20.172.537. Domiciliado en
esta Ciudad de El Tigre, Municipio Simón Rodríguez del estado Anzoátegui,
a objeto de rendir declaración.-
Dichos
CIUDADANA:
JUEZ DEL JUZGADO DEL MUNICIPIO ORDINARIO Y EJECUTOR
DE MEDIDAS DEL MUNICIPIO SIMON RODRIGUEZ Y SAN JOSE DE
GUANIPA DE LA CIRCUNSCRIPCION JUDICIAL DEL ESTADO
ANZOATEGUI.
SU DESPACHO.-
Nosotros, LUIS RAFAEL LOPEZ y NINOSKA ALEJANDRA
RODRIGUEZ IDROGO, venezolanos, mayores de edad, casados,
Titulares de las Cédulas de Identidad Números: 14.187.826 y
25.828.379 respectivamente, de este domicilio, con los números de
teléfonos 04248501793 y 02832351258, respectivamente, asistidos en
este acto por la Abogado HILDA MATUTE DE CASTILLO, con el
Numero de Cedula de Identidad 8.479,136 e inscrita en el
Inpreabogado bajo el Número: 32.996, Telefono N° 04148462715 y de
este domicilio, a los efectos legales que nos concede el Artículo 188 y
siguientes del Código Civil vigente; ante Usted con todo el debido
respeto y acatamiento, ocurrimos a los fines de exponer y solicitar: En
fecha 12 de Junio del año 2.012 por ante la Oficina Municipal de
Registro Civil, del Municipio Simón Rodríguez, del Estado Anzoátegui,
contrajimos Matrimonio Civil, tal como consta de la copia certificada
del Acta de Matrimonio, la cual acompañamos en un solo folio útil
marcado con la letra “A”. Después de casados, en la fecha antes
expuesta, constituimos nuestro domicilio conyugal en la Calle Principal
N° 40, del sector La Américas, en esta ciudad de El Tigre, Municipio
Simón Rodríguez, del Estado Anzoátegui, en cuyo domicilio
permanecimos por un lapso de seis (6) meses. Al principio de nuestra
unión matrimonial, nuestra vida conyugal se desenvolvió normalmente,
pero a partir del mes de Diciembre de ese mismo año 2012, surgieron
discusiones por incompatibilidad de caracteres, lo que nos obligo
Separarnos de Cuerpo y esta situación se ha mantenido hasta los
actuales momentos, razón por la cual, voluntariamente, de general
acuerdo y mutuo consentimiento, pactamos SEPARARNOS DE
CUERPO amparados en lo dispuesto en el artículo 188 y siguientes
del Código Civil vigente en concordancia con el artículo 762 del
Código de Procedimiento Civil; y a cuyo efecto, declaramos:
PRIMERO: Durante la unión conyugal no procreamos hijos, y en
cuanto a los bienes que integran la sociedad conyugal declaramos que
no existen bienes que liquidar, en consecuencia hacemos constar que
no tenemos nada que reclamar por tales conceptos. SEGUNDO:
Cada cónyuge tiene el derecho de vivir separado fijando su residencia
en cualquier lugar de la República o del exterior.------------------------------
Por todo lo ante expuesto, Ciudadana Juez, es por lo que hoy
acudimos ante su competente Autoridad, previo cumplimiento de las
formalidades legales, a solicitar como en efecto solicitamos se sirva
acordar la separación de cuerpo por mutuo consentimiento de acuerdo
a las condiciones manifestadas por nosotros en este escrito. Es
justicia, en El Tigre, a la fecha de su presentación.-
LOS SOLICITANTES,

LA ABOGADA ASISTENTE
CIUDADANO:
JUEZ DE PROTECCION DEL NIÑO Y DEL ADOLESCENTE DE LA
CIRCUNSCRIPCION JUDICIAL DEL ESTADO ANZOATEGUI CON SEDE
EN EL TIGRE
SU DESPACHO.-
Nosotros, INSET ROBINSON LEAL MENDEZ y BETZY DELMAR
MAICA ARTEAGA, venezolanos, mayores de edad, casados entre sí,
con domicilio en la ciudad de El Tigre, Estado Anzoátegui, Titulares de
las Cédulas de Identidad Números: 13.069.387 y 11.656.948,
respectivamente, con los Números de Teléfonos: 04262249109 y
04248271234 respectivamente, asistidos en este acto por la
Abogada HILDA MATUTE DE CASTILLO, abogado en ejercicio, titular
de la cedula de identidad No. 8.479.136, inscrita en el Inpreabogado
bajo el Número: 32.996, con el numero de teléfono: 04148462715 y
de este domicilio; ante Usted con todo el debido respeto y
acatamiento, ocurrimos a los fines de exponer y solicitar:
En fecha 07 de Julio del 1993, contrajimos Matrimonio Civil por ante la
Alcaldía del Municipio Caroní, del Estado Bolívar, Registro Civil,
durante el año 2003, tal como consta el Acta de Matrimonio No. 393,
del Año 1993, que anexamos a la presente marcado con la letra “A”.
Iniciando así nuestra vida y estableciendo el hogar común ubicado en
El Sector Urbanística 2000, No. 48, de la Calle Libertador, en El Tigre,
Municipio Simón Rodríguez, del Estado Anzoátegui.
I
De nuestra unión conyugal procreamos Tres (3) hijos de nombres
ROBINSON ANDRES, YSMER YUSQUI DEL VALLE e INCET YUSY
GUILLERMO (Los dos primeros Mayores de Edad) y el tercero
menor de edad, Los dos primeros Titulares de las Cédulas De
Identidad Nros: 21.515.512 y 26.695.600 respectivamente, quienes
nacieron: El día 23 de Noviembre de 1993, El día 13 de Septiembre de
1995, y el menor El día 21 de Noviembre de 2001, respectivamente,
en El Tigre, Municipio Autónomo Simón Rodríguez, del Estado
Anzoátegui, tal como se evidencia de Acta de Nacimiento Marcada
“B” “C” “D” que se acompañan a la presente.
II
Ahora bien Ciudadano Juez, es el caso que desde hace siete (7) Años
la armonía conyugal, existente entre nosotros se interrumpió por
causas adversas de distintos índoles que hicieron que fuera imposible
la vida en común, separándonos de hecho desde mediados de Julio
del Año 2007 aproximadamente, y desde entonces no hemos hecho
vida en común bajo ninguna circunstancia; en consecuencia, los
hechos descritos se enmarcan dentro de las previsiones que
contempla el Articulo 185-A del Código Civil, en virtud de haberse
producido una ruptura prolongada y permanente de nuestra vida
conyugal.
III
Ciudadano Juez, a la luz de los hechos anteriormente narrados, y con
fundamento en las facultades que nos confieren el primer párrafo del
Artículo 185-A del Código Civil y demás preceptos del artículo, en
concordancia del Articulo 177 de la Ley de Protección del Niño,
Niña y Adolescentes. En virtud de lo expuesto es por lo que
solicitamos, como en efecto lo hacemos en este acto, que declare el
Divorcio y en consecuencia Disuelto el Vinculo Matrimonial que nos
une y que tal declaratoria se homologue con las condiciones que a
continuación expresamos:
PRIMERO: La Patria Potestad del menor seguirá siendo ejercido por
ambos padres; conforme a lo establecido en el Código Civil y en la Ley
Orgánica para la Protección al Niño y al Adolescente.
SEGUNDO: La Responsabilidad de Crianza, seguirá siendo ejercida
por ambos padres; es decir, ambos padres deben ponerse de acuerdo
y compartir la convivencia del niño. La madre y el niño continuaran
habitando en El Sector Urbanística 2000, No. 48, de la Calle
Libertador, en El Tigre, Municipio Simón Rodríguez, del Estado
Anzoátegui.
TERCERO: Se establece de mutuo acuerdo, un Régimen de
Convivencia Familiar amplio para el padre, es decir, este podrá
visitar a su hijo cuando así lo desee, siempre y cuando no perturbe
sus labores del colegio y sus horas de sueño; y la madre tiene la
obligación de facilitar y permitir esas visitas. Así también de común
acuerdo se establece que en periodo de vacaciones escolares, el niño
lo pasara al lado de cualquiera de sus padres, tomando en
consideración lo más conveniente para el bienestar del niño.
CUARTO: El padre se compromete a suministrarle a su hijo la
cantidad de SEISCIENTOS BOLIVARES (Bs. 600) Qincenales por
concepto de Obligación de Manutención, la cual será cancelada
personalmente por el padre del niño en el domicilio de la madre. Esto
comprende todo lo relativo al sustento, Vestido, Calzado y Educación,
los demás gastos como medicina, atención médica e inscripciones
escolares serán compartidas por ambos padres.
QUINTA: En cuanto a los bienes que integran la sociedad conyugal
declaramos que no existen bienes que liquidar, en consecuencia
hacemos constar que no tenemos nada que reclamar por tales
conceptos.
IV
A los fines legales consiguientes, rogamos a Usted se sirva ordenar lo
pertinente para que se libre Boleta de Notificación al Ciudadano Fiscal
del Ministerio Público, remitiendo anexo a la misma copia certificada
de la Presente solicitud, asimismo pedimos que la misma sea
admitida, substanciada conforme a derecho y declarada con lugar en
la definitiva con todos los pronunciamientos Legales. A los efectos de
dar cumplimiento a lo establecido en el Artículos 340 ordinal 9 y 174
del Código de Procedimiento Civil, señalo como Domicilio procesal
el siguiente Séptima Carrera Norte No. 112, Escritorio Jurídico Hilda
Matute de Castillo, en El tigre, Estado Anzoátegui.
Es justicia, en El Tigre, a la fecha de su presentación
CIUDADANO:
JUEZ DE PROTECCION DEL NIÑO Y DEL ADOLESCENTE DE LA
CIRCUNSCRIPCION JUDICIAL DEL ESTADO ANZOATEGUI CON SEDE
EN EL TIGRE
SU DESPACHO.-
Nosotros, LUIS GILBERTO HERNANDEZ y MARY ISABEL
SARRAGA CAMACHO DE HERNANDEZ, venezolanos, mayores de
edad, casados entre sí, con domicilio en la ciudad de El Tigre, Estado
Anzoátegui, Titulares de las Cédulas de Identidad Números:
13.611.011 y 14.029.517, respectivamente, asistidos en este acto por
la Abogada HILDA MATUTE DE CASTILLO, abogado en ejercicio,
titular de la cedula de identidad No. 8.479.136, inscrita en el
Inpreabogado bajo el Número: 32.996, de este domicilio; ante Usted
con todo el debido respeto y acatamiento, ocurrimos a los fines de
exponer y solicitar:
I
En fecha 27 de Febrero del 1.996, contrajimos Matrimonio Civil por
ante la Prefectura del Municipio Guanipa, del Estado Anzoátegui, tal
como consta el Acta de Matrimonio que anexamos a la presente
marcado con la letra “A”. Iniciando así nuestra vida y estableciendo el
hogar común ubicado en la Calle Principal S/N, del Sector El
Basquero, San José de Guanipa, Municipio Guanipa, del Estado
Anzoátegui.
De nuestra unión conyugal procreamos Cuatro (4) hijos de nombres:
LUIS ALFREDO, quien nació el día 4 de Febrero de 1.996, en la
ciudad de El Tigre, Estado Anzoátegui, LUIS ALEJANDRO, quien
nació el día 4 de Julio de 1.997, en la ciudad de Pariaguán, Estado
Anzoátegui, LUIS FERNANDO, quien nació el día 9 de Agosto de
2.002, en la ciudad de El Tigre, Estado Anzoátegui, y ELIZABETH
DEL VALLE, quien nació el día 2 de Mayo de 2.001, en la ciudad de
El Tigre, Estado Anzoátegui, todos de Apellidos HERNANDEZ
SARRAGA y todos MENORES DE EDAD, Tal como se evidencia de
Actas de Nacimientos Marcada “B” “C” “D” y “E”, respectivamente
que se acompañan a la presente.
II
Constituimos nuestro último domicilio conyugal en la Avenida 6, No.
203, de Sector Andrés Bello, en El Tigre, Estado Anzoátegui, en el que
habitamos ininterrumpidamente hasta que nos separamos en el año
2.003. Ahora bien Ciudadano Juez, es el caso que desde hace algún
tiempo la armonía conyugal, existente entre nosotros se interrumpió
por causas adversas de distintos índoles que hicieron que fuera
imposible la vida en común, separándonos de hecho desde mediados
de Julio del Año 2003 aproximadamente, y desde entonces no hemos
hecho vida en común bajo ninguna circunstancia; en consecuencia,
los hechos descritos se enmarcan dentro de las previsiones que
contempla el Articulo 185-A del Código Civil, en virtud de haberse
producido una ruptura prolongada y permanente de nuestra vida
conyugal.
III
Ciudadano Juez, a la luz de los hechos anteriormente narrados, y con
fundamento en las facultades que nos confieren el primer párrafo del
Artículo 185-A del Código Civil y demás preceptos del artículo, en
concordancia del Articulo 177 de la Ley de Protección del Niño,
Niña y Adolescentes. En virtud de lo expuesto es por lo que
solicitamos, como en efecto lo hacemos en este acto, que declare el
Divorcio y en consecuencia Disuelto el Vinculo Matrimonial que nos
une y que tal declaratoria se homologue con las condiciones que a
continuación expresamos:
PRIMERO: La Patria Potestad seguirá siendo ejercido por ambos
padres; conforme a lo establecido en el Código Civil y en la Ley
Orgánica para la Protección al Niño y al Adolescente.
SEGUNDO: La Responsabilidad de Crianza, seguirá siendo ejercida
por ambos padres; es decir, ambos padres deben ponerse de acuerdo
y compartir la convivencia de los niños. La madre y los niños
continuaran habitando en la Avenida 6, No. 203, de Sector Andrés
Bello, en El Tigre, Estado Anzoátegui.
TERCERO: Se establece de mutuo acuerdo, un Régimen de
Convivencia Familiar amplio para el padre, es decir, este podrá
visitar a sus hijos cuando así lo desee, siempre y cuando no perturbe
sus labores del colegio y sus horas de sueño; y la madre tiene la
obligación de facilitar y permitir esas visitas. Así también de común
acuerdo se establece que en periodo de vacaciones escolares, el niño
lo pasara al lado de cualquiera de sus padres, tomando en
consideración lo más conveniente para el bienestar del niño.
CUARTO: El padre se compromete a suministrarle a sus hijos la
cantidad de OCHOCIENTOS BOLIVARES (Bs. 800) MENSUALES
por concepto de Obligación de Manutención, la cual será
cancelada personalmente por el padre del niño en el domicilio de la
madre. Esto comprende todo lo relativo al sustento, Vestido, Calzado y
Educación, los demás gastos como medicina, atención médica e
inscripciones escolares serán compartidas por ambos padres.
QUINTA: En cuanto a los bienes que integran la sociedad conyugal
declaramos que no existen bienes que liquidar, en consecuencia
hacemos constar que no tenemos nada que reclamar por tales
conceptos.
IV
A los fines legales consiguientes, rogamos a Usted se sirva ordenar lo
pertinente para que se libre Boleta de Notificación al Ciudadano Fiscal
del Ministerio Público, remitiendo anexo a la misma copia certificada
de la Presente solicitud, asimismo pedimos que la misma sea
admitida, substanciada conforme a derecho y declarada con lugar en
la definitiva con todos los pronunciamientos Legales. A los efectos de
dar cumplimiento a lo establecido en el Artículos 340 ordinal 9 y 174
del Código de Procedimiento Civil, señalo como Domicilio procesal
el siguiente Séptima Carrera Norte No. 112, Escritorio Jurídico Hilda
Matute de Castillo, en El tigre, Estado Anzoátegui.
Es justicia, en El Tigre, a la fecha de su presentación.-
CIUDADANA:
JUEZ DEL MUNICIPIO SIMON RODRIGUEZ DE LA CIRCUNSCRIPCION
JUDICIAL DEL ESTADO ANZOATEGUI.-
SU DESPACHO.-

Nosotros, ASDRUBAL ANTONIO DELGADO MEDINA Y LUZ MARIA


GOMEZ DE DELGADO , ambos de Nacionalidad venezolana,
mayores de edad, casados entre sí, con domicilio en la ciudad de El
Tigre, Estado Anzoátegui, Titulares de las Cédulas de Identidad
Números: 5.992.313 y 15.014.032, respectivamente, asistidos en
este acto por la Abogada HILDA MATUTE DE CASTILLO, abogado
en ejercicio, titular de la cedula de identidad No. 8.479.136, inscrita en
el Inpreabogado bajo el Número: 32.996, de este domicilio; ante
Usted con todo el debido respeto y acatamiento, ocurrimos a los fines
de exponer y solicitar:
I
En fecha 11 de Mayo del 1.991, contrajimos Matrimonio Civil por ante
la Prefectura del Municipio Autónomo Simón Rodríguez, del Estado
Anzoátegui, tal como consta el Acta de Matrimonio que anexamos a la
presente marcado con la letra “A”. Iniciando así nuestra vida y
estableciendo el hogar común ubicado en el Sector Villa Rosa,
Primera Calle, en El Tigre, del Estado Anzoátegui.
En nuestra unión conyugal no procreamos hijos.
II
Constituimos nuestro último domicilio conyugal en el Sector Villa Rosa,
Primera Calle, casa Nº 12, en El Tigre, del Estado Anzoátegui, en el
que habitamos ininterrumpidamente. Pero es el caso Ciudadana Juez,
que desde Julio de 1.993, la armonía conyugal, existente entre
nosotros se interrumpió por causas adversas de distintos índoles que
hicieron que fuera imposible la vida en común, separándonos de
hecho desde esa fecha aproximadamente, y desde entonces no
hemos hecho vida en común bajo ninguna circunstancia; en
consecuencia, los hechos descritos se enmarcan dentro de las
previsiones que contempla el Articulo 185-A del Código Civil, en
virtud de haberse producido una ruptura prolongada y permanente de
nuestra vida conyugal.
En cuanto a los bienes que integran la sociedad conyugal declaramos
que no existen bienes que liquidar, en consecuencia hacemos constar
que no tenemos nada que reclamar por tales conceptos.
III
Ciudadana Juez, a la luz de los hechos anteriormente narrados, y con
fundamento en las facultades que nos confieren el primer párrafo del
Artículo 185-A del Código Civil pedimos que la presente solicitud
sea admitida y substanciada conforme a Derecho, y en fin, declarado
nuestro DIVORCIO con todos los pronunciamientos de ley
IV
A los fines legales consiguientes, rogamos a Usted se sirva ordenar lo
pertinente para que se libre Boleta de Notificación al Ciudadano Fiscal
del Ministerio Público, remitiendo anexo a la misma copia certificada
de la Presente solicitud, asimismo pedimos que la misma sea
admitida, substanciada conforme a derecho y declarada con lugar en
la definitiva con todos los pronunciamientos Legales. A los efectos de
dar cumplimiento a lo establecido en el Artículos 340 ordinal 9 y 174
del Código de Procedimiento Civil, señalo como Domicilio procesal
el siguiente Séptima Carrera Norte No. 112, Escritorio Jurídico Hilda
Matute de Castillo, en El tigre, Estado Anzoátegui.
Es justicia, en El Tigre, a la fecha de su presentación.-
CIUDADANO:
JUEZ DE PROTECCION DEL NIÑO Y DEL ADOLESCENTE DE LA
CIRCUNSCRIPCION JUDICIAL DEL ESTADO ANZOATEGUI CON SEDE
EN EL TIGRE
SU DESPACHO.-

Nosotros, RICHARD TOMAS RIVAS ANTON y ANA ROSA


SANCHEZ VELASQUEZ, venezolanos, mayores de edad, casados
entre sí, con domicilio en la ciudad de El Tigre, Estado Anzoátegui,
Titulares de las Cédulas de Identidad Números: 10.946.090 y
11.145.411, respectivamente, asistidos en este acto por la Abogada
HILDA MATUTE DE CASTILLO, abogado en ejercicio, titular de la
cedula de identidad No. 8.479.136, inscrita en el Inpreabogado bajo el
Número: 32.996, de este domicilio; ante Usted con todo el debido
respeto y acatamiento, ocurrimos a los fines de exponer y solicitar:
I
En fecha 10 de Noviembre del 2001, contrajimos Matrimonio Civil por
ante la Prefectura de la Parroquia Altagracia, del Municipio Autónomo
Sucre, del Estado Sucre y posteriormente asentada en el libro
principal del Registro Civil de Matrimonios llevados por ante la
Cámara Municipal del Municipio Guanipa, del Estado Anzoátegui,
durante el año 2003, tal como consta el Acta de Matrimonio No. 01-
2003 que anexo a la presente marcado con la letra “A”. Iniciando así
nuestra vida y estableciendo el hogar común ubicado en la
urbanización Santa Elena No. 0-10 de la Calle República, San José de
Guanipa, Municipio Guanipa, del Estado Anzoátegui.
De nuestra unión conyugal procreamos Un (1) hijo de nombre
GUILLERMO ERNESTO, quien nació el día 7 de Marzo de 2003, en
San José de Guanipa, Municipio Guanipa, del Estado Anzoátegui, tal
como se evidencia de Acta de Nacimiento Marcada “B” que se
acompañan a la presente.
II
Ahora bien Ciudadano Juez, es el caso que desde hace algún tiempo
la armonía conyugal, existente entre nosotros se interrumpió por
causas adversas de distintos índoles que hicieron que fuera imposible
la vida en común, separándonos de hecho desde mediados de Julio
del Año 2003 aproximadamente, y desde entonces no hemos hecho
vida en común bajo ninguna circunstancia; en consecuencia, los
hechos descritos se enmarcan dentro de las previsiones que
contempla el Articulo 185-A del Código Civil, en virtud de haberse
producido una ruptura prolongada y permanente de nuestra vida
conyugal.
III
Ciudadano Juez, a la luz de los hechos anteriormente narrados, y con
fundamento en las facultades que nos confieren el primer párrafo del
Artículo 185-A del Código Civil y demás preceptos del artículo, en
concordancia del Articulo 177 de la Ley de Protección del Niño,
Niña y Adolescentes. En virtud de lo expuesto es por lo que
solicitamos, como en efecto lo hacemos en este acto, que declare el
Divorcio y en consecuencia Disuelto el Vinculo Matrimonial que nos
une y que tal declaratoria se homologue con las condiciones que a
continuación expresamos:
PRIMERO: La Patria Potestad seguirá siendo ejercido por ambos
padres; conforme a lo establecido en el Código Civil y en la Ley
Orgánica para la Protección al Niño y al Adolescente.
SEGUNDO: La Responsabilidad de Crianza, seguirá siendo ejercida
por ambos padres; es decir, ambos padres deben ponerse de acuerdo
y compartir la convivencia del niño. La madre y el niño continuaran
habitando en la Urbanización Santa Elena No. 0-10, de la Calle
República de San José de Guanipa, del Estado Anzoátegui.
TERCERO: Se establece de mutuo acuerdo, un Régimen de
Convivencia Familiar amplio para el padre, es decir, este podrá
visitar a su hijo cuando así lo desee, siempre y cuando no perturbe
sus labores del colegio y sus horas de sueño; y la madre tiene la
obligación de facilitar y permitir esas visitas. Así también de común
acuerdo se establece que en periodo de vacaciones escolares, el niño
lo pasara al lado de cualquiera de sus padres, tomando en
consideración lo más conveniente para el bienestar del niño.
CUARTO: El padre se compromete a suministrarle a su hijo la
cantidad de OCHOCIENTOS BOLIVARES FUERTES (Bs.F 800)
MENSUALES por concepto de Obligación de Manutención, la cual
será cancelada personalmente por el padre del niño en el domicilio de
la madre. Esto comprende todo lo relativo al sustento, Vestido,
Calzado y Educación, los demás gastos como medicina, atención
médica e inscripciones escolares serán compartidas por ambos
padres.
QUINTA: En cuanto a los bienes que integran la sociedad conyugal
declaramos que no existen bienes que liquidar, en consecuencia
hacemos constar que no tenemos nada que reclamar por tales
conceptos.
IV
A los fines legales consiguientes, rogamos a Usted se sirva ordenar lo
pertinente para que se libre Boleta de Notificación al Ciudadano Fiscal
del Ministerio Público, remitiendo anexo a la misma copia certificada
de la Presente solicitud, asimismo pedimos que la misma sea
admitida, substanciada conforme a derecho y declarada con lugar en
la definitiva con todos los pronunciamientos Legales. A los efectos de
dar cumplimiento a lo establecido en el Artículos 340 ordinal 9 y 174
del Código de Procedimiento Civil, señalo como Domicilio procesal
el siguiente Séptima Carrera Norte No. 112, Escritorio Jurídico Hilda
Matute de Castillo, en El tigre, Estado Anzoátegui.
Es justicia, en El Tigre, a la fecha de su presentación.-
CIUDADANA:
JUEZ DEL MUNICIPIO SIMON RODRIGUEZ DE LA CIRCUNSCRIPCION
JUDICIAL DEL ESTADO ANZOATEGUI.-
SU DESPACHO.-

Nosotros, SAIDA NOHELIA GUACHE y HERNAN JESUS


ESPINOZA, ambos de Nacionalidad venezolana, mayores de edad,
casados entre sí, con domicilio en la ciudad de El Tigre, Estado
Anzoátegui, Titulares de las Cédulas de Identidad Números:
12.014.294 y 10.060.428, respectivamente, asistidos en este acto por
la Abogada HILDA MATUTE DE CASTILLO, abogado en ejercicio,
titular de la cedula de identidad No. 8.479.136, inscrita en el
Inpreabogado bajo el Número: 32.996, de este domicilio; ante Usted
con todo el debido respeto y acatamiento, ocurrimos a los fines de
exponer y solicitar:
I
En fecha 16 de Febrero del 1.989, contrajimos Matrimonio Civil por
ante la Prefectura de El Tigre, Municipio Autónomo Simón Rodríguez,
del Estado Anzoátegui, tal como consta el Acta de Matrimonio que
anexamos a la presente marcado con la letra “A”. Iniciando así
nuestra vida y estableciendo el hogar común ubicado en La Calle 10
Sur, del Sector Pueblo Nuevo Sur, en El Tigre, del Estado Anzoátegui.
En nuestra unión conyugal procreamos tres (3) hijos de nombres:
HERNAN JESUS, NOHELIS DEL VALLE y RUTSELYS DEL VALLE
(Todos Mayores de Edad), Titulares de las Cédulas De Identidad
Nros: 19.939.697, 19.939.687 y 24.845.942 respectivamente, quienes
nacieron: El día 16 de Octubre de 1989, El día 01 de Mayo de 1991, El
día 13 de Septiembre de 1992 respectivamente, en El Tigre, Municipio
Autónomo Simón Rodríguez, del Estado Anzoátegui, tal como se
evidencia de Acta de Nacimiento Marcada “B” “C” “D” que se
acompañan a la presente.
.
II
Constituimos nuestro último domicilio conyugal en La Calle 10 Sur, del
Sector Pueblo Nuevo Sur, en El Tigre, del Estado Anzoátegui, en el
que habitamos ininterrumpidamente. Pero es el caso Ciudadana Juez,
que desde Julio de 1.997, la armonía conyugal, existente entre
nosotros se interrumpió por causas adversas de distintos índoles que
hicieron que fuera imposible la vida en común, separándonos de
hecho desde esa fecha aproximadamente, y desde entonces no
hemos hecho vida en común bajo ninguna circunstancia; en
consecuencia, los hechos descritos se enmarcan dentro de las
previsiones que contempla el Articulo 185-A del Código Civil, en
virtud de haberse producido una ruptura prolongada y permanente de
nuestra vida conyugal.
En cuanto a los bienes que integran la sociedad conyugal declaramos
que no existen bienes que liquidar, en consecuencia hacemos constar
que no tenemos nada que reclamar por tales conceptos.
III
Ciudadana Juez, a la luz de los hechos anteriormente narrados, y con
fundamento en las facultades que nos confieren el primer párrafo del
Artículo 185-A del Código Civil pedimos que la presente solicitud
sea admitida y substanciada conforme a Derecho, y en fin, declarado
nuestro DIVORCIO con todos los pronunciamientos de ley
IV
A los fines legales consiguientes, rogamos a Usted se sirva ordenar lo
pertinente para que se libre Boleta de Notificación al Ciudadano Fiscal
del Ministerio Público, remitiendo anexo a la misma copia certificada
de la Presente solicitud, asimismo pedimos que la misma sea
admitida, substanciada conforme a derecho y declarada con lugar en
la definitiva con todos los pronunciamientos Legales. A los efectos de
dar cumplimiento a lo establecido en el Artículos 340 ordinal 9 y 174
del Código de Procedimiento Civil, señalo como Domicilio procesal
el siguiente Séptima Carrera Norte No. 112, Escritorio Jurídico Hilda
Matute de Castillo, en El tigre, Estado Anzoátegui.
Es justicia, en El Tigre, a la fecha de su presentación.-
CIUDADANO:
JUEZ DE PROTECCION DEL NIÑO Y DEL ADOLESCENTE DE LA
CIRCUNSCRIPCION JUDICIAL DEL ESTADO ANZOATEGUI CON SEDE
EN EL TIGRE
SU DESPACHO.-

Nosotros, RICHARD TOMAS RIVAS ANTON y ANA ROSA


SANCHEZ VELASQUEZ, venezolanos, mayores de edad, casados
entre sí, con domicilio en la ciudad de El Tigre, Estado Anzoátegui,
Titulares de las Cédulas de Identidad Números: 10.946.090 y
11.145.411, respectivamente, asistidos en este acto por la Abogada
HILDA MATUTE DE CASTILLO, abogado en ejercicio, titular de la
cedula de identidad No. 8.479.136, inscrita en el Inpreabogado bajo el
Número: 32.996, de este domicilio; ante Usted con todo el debido
respeto y acatamiento, ocurrimos a los fines de exponer y solicitar:
I
En fecha 10 de Noviembre del 2001, contrajimos Matrimonio Civil por
ante la Prefectura de la Parroquia Altagracia, del Municipio Autónomo
Sucre, del Estado Sucre y posteriormente asentada en el libro
principal del Registro Civil de Matrimonios llevados por ante la
Cámara Municipal del Municipio Guanipa, del Estado Anzoátegui,
durante el año 2003, tal como consta el Acta de Matrimonio No. 01-
2003 que anexo a la presente marcado con la letra “A”. Iniciando así
nuestra vida y estableciendo el hogar común ubicado en la
urbanización Santa Elena No. 0-10 de la Calle República, San José de
Guanipa, Municipio Guanipa, del Estado Anzoátegui.
De nuestra unión conyugal procreamos Un (1) hijo de nombre
GUILLERMO ERNESTO, quien nació el día 7 de Marzo de 2003, en
San José de Guanipa, Municipio Guanipa, del Estado Anzoátegui, tal
como se evidencia de Acta de Nacimiento Marcada “B” que se
acompañan a la presente.
II
Ahora bien Ciudadano Juez, es el caso que desde hace algún tiempo
la armonía conyugal, existente entre nosotros se interrumpió por
causas adversas de distintos índoles que hicieron que fuera imposible
la vida en común, separándonos de hecho desde mediados de Julio
del Año 2003 aproximadamente, y desde entonces no hemos hecho
vida en común bajo ninguna circunstancia; en consecuencia, los
hechos descritos se enmarcan dentro de las previsiones que
contempla el Articulo 185-A del Código Civil, en virtud de haberse
producido una ruptura prolongada y permanente de nuestra vida
conyugal.
III
Ciudadano Juez, a la luz de los hechos anteriormente narrados, y con
fundamento en las facultades que nos confieren el primer párrafo del
Artículo 185-A del Código Civil y demás preceptos del artículo, en
concordancia del Articulo 177 de la Ley de Protección del Niño,
Niña y Adolescentes. En virtud de lo expuesto es por lo que
solicitamos, como en efecto lo hacemos en este acto, que declare el
Divorcio y en consecuencia Disuelto el Vinculo Matrimonial que nos
une y que tal declaratoria se homologue con las condiciones que a
continuación expresamos:
PRIMERO: La Patria Potestad seguirá siendo ejercido por ambos
padres; conforme a lo establecido en el Código Civil y en la Ley
Orgánica para la Protección al Niño y al Adolescente.
SEGUNDO: La Responsabilidad de Crianza, seguirá siendo ejercida
por ambos padres; es decir, ambos padres deben ponerse de acuerdo
y compartir la convivencia del niño. La madre y el niño continuaran
habitando en la Urbanización Santa Elena No. 0-10, de la Calle
República de San José de Guanipa, del Estado Anzoátegui.
TERCERO: Se establece de mutuo acuerdo, un Régimen de
Convivencia Familiar amplio para el padre, es decir, este podrá
visitar a su hijo cuando así lo desee, siempre y cuando no perturbe
sus labores del colegio y sus horas de sueño; y la madre tiene la
obligación de facilitar y permitir esas visitas. Así también de común
acuerdo se establece que en periodo de vacaciones escolares, el niño
lo pasara al lado de cualquiera de sus padres, tomando en
consideración lo más conveniente para el bienestar del niño.
CUARTO: El padre se compromete a suministrarle a su hijo la
cantidad de OCHOCIENTOS BOLIVARES FUERTES (Bs.F 800)
MENSUALES por concepto de Obligación de Manutención, la cual
será cancelada personalmente por el padre del niño en el domicilio de
la madre. Esto comprende todo lo relativo al sustento, Vestido,
Calzado y Educación, los demás gastos como medicina, atención
médica e inscripciones escolares serán compartidas por ambos
padres.
QUINTA: En cuanto a los bienes que integran la sociedad conyugal
declaramos que no existen bienes que liquidar, en consecuencia
hacemos constar que no tenemos nada que reclamar por tales
conceptos.
IV
A los fines legales consiguientes, rogamos a Usted se sirva ordenar lo
pertinente para que se libre Boleta de Notificación al Ciudadano Fiscal
del Ministerio Público, remitiendo anexo a la misma copia certificada
de la Presente solicitud, asimismo pedimos que la misma sea
admitida, substanciada conforme a derecho y declarada con lugar en
la definitiva con todos los pronunciamientos Legales. A los efectos de
dar cumplimiento a lo establecido en el Artículos 340 ordinal 9 y 174
del Código de Procedimiento Civil, señalo como Domicilio procesal
el siguiente Séptima Carrera Norte No. 112, Escritorio Jurídico Hilda
Matute de Castillo, en El tigre, Estado Anzoátegui.
Es justicia, en El Tigre, a la fecha de su presentación.-
CIUDADANO:
JUEZ DE PRIMERA INSTANCIA DE PROTECCION DEL NIÑO Y DEL
ADOLESCENTE DE LA CIRCUNSCRIPCION JUDICIAL DEL ESTADO
ANZOATEGUI.
SU DESPACHO.-

Nosotros, WILMER ALBERTO ORDAZ ROJAS y MARYORIE JOSE


MATUTE GONZALEZ, venezolanos, mayores de edad, casados,
Titulares de las Cédulas de Identidad Números: 13.257.785 y
15.128.198, respectivamente, con domicilio el Primero en El Callejón 5
Sur, del sector La Esperanza y la segunda en la 4ta Carrera Sur entre
la calle 21 y la 22 Sur, del sector pueblo Nuevo Sur, en El Tigre,
Municipio Simón Rodríguez, del Estado Anzoátegui, asistidos en este
acto por la Abogado HILDA MATUTE DE CASTILLO, inscrita en el
Inpreabogado bajo el Número: 32.996, de este domicilio, a los efectos
legales que nos concede el Artículo 185-A del Código Civil; ante
Usted con todo el debido respeto y acatamiento, ocurrimos a los fines
de exponer y solicitar: En fecha 18 de Diciembre del año 1.998, por
ante la Alcaldía del Municipio Simón Rodríguez Dirección de Registro
Civil, del Estado Anzoátegui, contrajimos Matrimonio Civil, tal como
consta de la copia certificada del Acta de Matrimonio, la cual
acompañamos en un solo folio útil marcado con la letra “A”. Después
de casados, en la fecha antes expuesta, constituimos nuestro
domicilio conyugal en la 5 Carrera Sur entre la Calle 16 y la 17 Sur, del
Sector Pueblo Nuevo sur, en esta ciudad de El Tigre, Municipio Simón
Rodríguez, del Estado Anzoátegui, en cuyo domicilio permanecimos
por un lapso de dos (2) años. En esos primeros años de unión
matrimonial, nuestra vida conyugal se desenvolvió normalmente, pero
a partir del mes de Noviembre del año 2000, surgieron discusiones por
incompatibilidad de caracteres, lo que nos obligo Separarnos de
Cuerpo y esta situación se ha mantenido hasta los actuales momentos
por mas de Cinco (5) años, fijando cada quien domicilios diferentes y
desde entonces no hemos hecho vida en común bajo ninguna
circunstancia, razón por la cual, tales hechos se enmarcan dentro de
las previsiones que contempla lo dispuesto en el artículo 185-A del
Código Civil, en virtud de haberse producido la ruptura prolongada y
permanente de nuestra vida conyugal que alcanza, desde el 10 de
Noviembre de 2000 hasta la presente fecha, y a cuyo efecto,
declaramos: PRIMERO: Durante la unión conyugal procreamos Una
(1) hija de nombre MAIBERLYN DE LOS ANGELES, quien nació el
día 18 de Diciembre de 1.997, según consta de Partida de Nacimiento
que acompañamos marcadas “B”. De igual manera, declaramos que
de mutuo acuerdo nuestra menor hija quedará bajo la Guarda y
Custodia de su madre ciudadana MARYORIE JOSE MATUTE
GONZALEZ, la Patria Potestad será compartida entre ambos padres y
que habrá con respecto al padre un Régimen de Visita Amplio, así
mismo que en lo referente a la Pensión de Alimento y Gastos
relacionados con el menor, el padre se compromete a pasar la
cantidad de CINCUENTA MIL BOLIVARES (Bs. 50.000) semanales,
los cuales depositará en una cuenta de Ahorro abierta en un Banco a
tal fin a nombre de la madre. Se deja constancia que los demás gastos
relativos a la menor tales como colegio, vestuario y medicinas serán
por cuenta de ambos padres. SEGUNDO: En cuanto a los bienes que
integran la sociedad conyugal declaramos que no existen bienes que
liquidar, en consecuencia hacemos constar que no tenemos nada que
reclamar por tales conceptos. TERCERO: Cada cónyuge tiene el
derecho de vivir separado fijando su residencia en cualquier lugar de
la República o del exterior.
Por todo lo ante expuesto, Ciudadana Juez, es por lo que hoy
acudimos ante su competente Autoridad, previo cumplimiento de las
formalidades legales, a solicitar como en efecto solicitamos se sirva
Declarar nuestro Divorcio y en consecuencia disuelto el vinculo
matrimonial que nos une y que tal declaratoria se homologue de
acuerdo a las condiciones manifestadas por nosotros en este escrito.
A los fines legales consiguientes, rogamos a Usted se sirva ordenar lo
pertinente para que se libre Boleta de Notificación a la Fiscal del
Ministerio Público, remitiendo anexo a la misma copia certificada de la
Presente solicitud, asimismo pedimos que la misma sea admitida,
substanciada conforme a derecho y declarada con lugar en la
definitiva con todos los pronunciamientos Legales

Es justicia, en El Tigre, a la fecha de su presentación.-


CIUDADANO:
JUEZ DE PRIMERA INSTANCIA DE PROTECCION DEL NIÑO Y DEL
ADOLECENTE DE LA CIRCUNSCRIPCION JUDICIAL DEL ESTADO
ANZOATEGUI.
SU DESPACHO.-

Nosotros, JAKSON ALFREDO BLANCO LUGO y SUSSY DEL


VALLE FIGUEROA CARVAJAL, venezolanos, mayores de edad,
casados, Titulares de las Cédulas de Identidad Números: 16.572.215
y 16.572.142 respectivamente, de este domicilio, asistidos en este
acto por la Abogado HILDA MATUTE DE CASTILLO, inscrita en el
Inpreabogado bajo el Número: 32.996, de este domicilio, a los efectos
legales que nos concede el Artículo 188 y siguientes del Código Civil
vigente; ante Usted con todo el debido respeto y acatamiento,
ocurrimos a los fines de exponer y solicitar: En fecha 25 de octubre del
año 2.000 por ante la Alcaldía del Municipio Simón Rodríguez
Dirección de Registro Civil, del Estado Anzoátegui, contrajimos
Matrimonio Civil, tal como consta de la copia certificada del Acta de
Matrimonio, la cual acompañamos en un solo folio útil marcado con la
letra “A”. Después de casados, en la fecha antes expuesta,
constituimos nuestro domicilio conyugal en la calle José Antonio Páez,
número 32, sector Oficina Uno, en esta ciudad de El Tigre, Municipio
Simón Rodríguez, del Estado Anzoátegui, en cuyo domicilio
permanecimos por un lapso de tres (3) años. En los primeros años de
unión matrimonial, nuestra vida conyugal se desenvolvió normalmente,
pero a partir del mes de Noviembre del año 2003, surgieron
discusiones por incompatibilidad de caracteres, lo que nos obligo
Separarnos de Cuerpo y esta situación se ha mantenido hasta los
actuales momentos, razón por la cual, voluntariamente, de general
acuerdo y mutuo consentimiento, pactamos SEPARARNOS DE

CUERPO amparados en lo dispuesto en el artículo 188 y siguientes


del Código Civil vigente en concordancia con el artículo 762 del
Código de Procedimiento Civil; y a cuyo efecto, declaramos:
PRIMERO: Durante la unión conyugal procreamos Un (1) hijo de
nombre JACKSON ALEXANDER, quien nació el día 11 de Marzo de
2.001, según consta de Partida de Nacimiento que acompañamos
marcadas “B”. De igual manera, declaramos que de mutuo acuerdo
nuestro menor hijo quedará bajo la Guarda y Custodia de su madre
ciudadana SUSSY DEL VALLE FIGUEROA CARVAJAL, la Patria
Potestad será compartida entre ambos padres y que habrá con
respecto al padre un Régimen de Visita Amplio, así mismo que en lo
referente a la Pensión de Alimento y Gastos relacionados con el
menor, el padre se compromete a entregar la cantidad de
CINCUENTA MIL BOLIVARES (Bs. 50.000) semanales. Se deja
constancia que los demás gastos relativos al menor tales como
colegio, vestuario y medicinas serán por cuenta de ambos padres.
SEGUNDO: En cuanto a los bienes que integran la sociedad conyugal
declaramos que no existen bienes que liquidar, en consecuencia
hacemos constar que no tenemos nada que reclamar por tales
conceptos. TERCERO: Cada cónyuge tiene el derecho de vivir
separado fijando su residencia en cualquier lugar de la República o del
exterior.
Por todo lo ante expuesto, Ciudadana Juez, es por lo que hoy
acudimos ante su competente Autoridad, previo cumplimiento de las
formalidades legales, a solicitar como en efecto solicitamos se sirva
acordar la separación de cuerpo por mutuo consentimiento de acuerdo
a las condiciones manifestadas por nosotros en este escrito. Es
justicia, en El Tigre, a la fecha de su presentación.-

LOS SOLICITANTES,

LA ABOGADA ASISTENTE
CIUDADANO:
JUEZ DE PRIMERA INSTANCIA DE PROTECCION DEL NIÑO Y DEL
ADOLECENTE DE LA CIRCUNSCRIPCION JUDICIAL DEL ESTADO
ANZOATEGUI.
SU DESPACHO.-
MARIA JOSEFINA DOMINGUEZ FIGUERA,
venezolana, mayor de edad, soltera, con el Número de Cédula de Identidad:
V-8.966.245 y de este domicilio, asistida en este acto por la Abogado HILDA
MATUTE DE CASTILLO, venezolana, con el numero de cedula de
identidad: V-8.479.136, abogada en ejercicio, inscrita en el Instituto de
Previsión social del Abogado bajo el Nº 32.996. Acudo ante su Despacho a los
fines de exponer y solicitar:
DE LOS HECHOS
Capitulo I
En una reunión efectuada el día viernes 15 de Julio del presente año, entre el
ciudadano Alfredo Lechin y mi persona, padres de la menor VALENTINA
ISABEL LECHIN DOMINGUEZ, decidimos de mutuo y amistoso acuerdo
que las vacaciones escolares que van desde el periodo: 15 de julio hasta el 15
de Septiembre del presente año 2.005, serian alternadas entre ambos, de la
forma siguiente: desde el 15 de Julio hasta el 15 de Agosto le corresponden al
padre: Alfredo Lechin, desde el 15 de Agosto hasta el 15 de septiembre a mi
persona Maria Domínguez . Es el caso ciudadano Juez, que el padre de la
menor Valentina acordó buscarla el Sábado 16-07-05 cumpliendo con lo
establecido y aceptando que mi persona pudiera llamarla y visitarla cuando
quisiera ya que el iba a permanecer en la ciudad. El día martes 19-07-05,
decido ir a visitar a mi hija, en la Urb. La California Calle 8 casa 113-A de San
José de Guanipa. Dicha visita se convirtió en un momento de mucha alegría y
emoción, al momento de mi partida, el padre sugirió que me llevara a la niña
para que durmiera esa noche conmigo ya que la niña había manifestado
su ansiedad de verme.

Capitulo II
Al siguiente día Miércoles 20-07-05 a las ocho de la noche, fue a buscarla en
compañía de un trabajador de él, la niña se despidió de todos y se marcho con
su padre, esa misma noche me llamo aproximadamente a las nueve para
comunicarme que la niña estaba intranquila y llorosa que no sabia que le
pasaba que posiblemente se le estaba ejerciendo una influencia negativa en
contra de su persona, en la casa materna. A todo evento, trate de mantener la
calma, sugiriéndole que me estuviera informada de cualquier eventualidad,
sorprendiéndome a los veinte minutos aproximadamente, cuando fue a
llevarme a la niña a casa, la cual me recibió con lagrimas en los ojos, se
colgó de mi cuello sin emitir palabras y solo cuando se le preguntaba algo lo
hacia mediante mímicas. El padre insistía en la misma idea de que la niña
estaba siendo influenciada negativamente en su contra, inculcándole cosas
raras, yo sorprendida de todo aquello, le decía que algo había sucedió en el
vehículo para el momento que él se la llevó, ya que la niña se había ido muy
tranquila y por voluntad propia; indagando, él me dijo que lo único que
ocurrió fue que se puso hablar con su trabajador en relación a unos trabajos
de su compañía, mientras que la niña permaneció en la parte trasera del
vehículo, llegando a la conclusión, que él mismo la había ignorado, no le
presto la atención a la que ella estaba acostumbrada y por eso su reacción ya
que estaba como sentida, brava, muda, él permitió que la niña se quedara esa
noche conmigo. Al día siguiente Jueves 21-07-05, me llama por teléfono y
pregunta por Valentina, yo le dije que estaba bien, me dijo que quería hablar
con ella, cuando le doy el teléfono a mi hija, ella se rehúsa hablar con él y
quedo en ir a buscarla en horas de la tarde (5:30 pm.), pasada la hora lo llamé
por teléfono a las 8:00 pm. , le pregunté el porque no había ido a buscar a
Valentina, el me dijo: “voy para allá”. Llegado el momento Valentina, me
manifiesta que no quería ir con su padre, para la otra casa, y mantiene una
actitud distante y de rechazo con él, esa noche Valentina se volvió a quedar
en casa y llegamos al acuerdo de que la iba ir a buscar el Sábado 23-07-05 en
la mañana, como efectivamente lo hizo, observando que Valentina seguía
manteniendo la actitud de rechazo con su padre, y en esta oportunidad
en-------

especial, su padre al querer imponer su voluntad llevándosela en contra de


ella, la niña reacciono de manera sorpresiva, llorando y gritando ya que él
intentaba meterla en el carro a la fuerza, y ella resistiéndose a tal evento,
donde al ver yo toda aquella escena, reaccione e impedí que se la llevara en
esas circunstancias, ocasionando la furia del padre que manifestaba que esa
eran sus vacaciones y que debía llevarse a la niña.
Capitulo III
El Domingo 24-07-05, quede con él de llevarla a la casa de la Urb. La
California, ya que yo no quería que se repitiera la escena de angustia que
vivimos el día anterior. Así mismo procedí a llevarla en contra de su voluntad,
ya que al decirle que la llevaría con su papá ella me contesto que no quería ir
para allá, y durante el tiempo que permanecimos en la casa, la niña mantenía
distancia con el padre sin querer separarse de mi lado ya que tenia temor a que
la dejara, en el momento que me dispongo a retirarme de la casa, mi hija me
dice que se viene conmigo, en ese momento su papá reaccionó en forma
irracional y me dice que la debo dejar, yo procedo a irme y mi hija vuelve a
romper en un llanto desesperado de angustia y tristeza gritando “mami”, le
manifiesto a la abuela paterna de Valentina, que yo no podía dejarla en esas
condiciones, que sé, que ese llanto de mi hija era de angustia, por que
considero que estoy en capacidad de saber cuando mi hija llora por dolor,
malcriades, temor, etc. me regreso y me llevo a mi hija y le explico a su padre
que tenga paciencia, que los niños son impredecibles, que le diera tiempo ya
que lo que yo observaba, era un gran apego a mi persona y que entendiera a su
hija que apenas tiene tres años próximos a cumplir, que es muy natural que
los niños reaccionen de esa manera y más con Valentina que esta muy pegada
a mi, que duerme conmigo, que es muy difícil que un niño de esa edad,
entienda que lo alejen de su madre por un lapso muy prolongado, que no
piense mal, que recuerde que su hija lo quiere, que quiere a sus padres, pero
no quiere ver discusión entre ellos, que se calmara ante esta situación, de
hecho que su propia madre la señora Miguelina de Peñalver Cedeño le sugirió

que en esas condiciones en que se encontraba mi hija, era mejor que no


estuviera con él, pero el seguía insistiendo sobre la influencia negativa que se
estaba ejerciendo en su contra, y yo recordándole que en otras oportunidades
la niña igualmente cuando me la traía a casa también lloraba no queriéndose
quedar conmigo y yo le manifestaba que era normal ya que las visitas a su
padre significaban: diversión, esparcimiento, playa, caballos etc., tomando en
cuenta que mi hija tenía para ese momento, menos edad (1 años y 6 meses) y
su comportamiento era diferente, sin embargo siendo una niña tan pequeña no
tiene la capacidad de discernir entre lo bueno y lo malo, somos nosotros sus
padres los responsables de guiarla y ayudarla.-

DEL PETITORIO
I
Por todo lo anteriormente expuesto, ciudadano juez y en virtud de que el padre
de mi menor hija, ciudadano ALFREDO LECHIN sigue insistiendo en
llevarse la niña, porque a él le corresponden 30 días de vacaciones y se debe
cumplir ese lapso sin discusión, y de esta forma alterar el lapso que habíamos
convenido, queriendo imponer su voluntad sin tomar en cuenta que yo solicite
mis vacaciones para la fecha acordada (15 de Agosto, 2005) por lo cual
acompaño comprobante donde se me otorgan, siendo irrenunciables por
cuanto es una orden directa de mis superiores, y a pesar de que traté de
postergar ese lapso en beneficio de mi hija, siéndome negado, acompaño
igualmente el comprobante respectivo que prueban mi buena fe de solucionar
nuestras diferencias sin entrar en discusiones sin razón, ya que considero que
he cumplido con todo lo acordado por este digno Tribunal, en su sentencia
definitiva de Régimen de Visita. Así mismo considero que siempre se debe
pensar y actuar en beneficio de la menor, que en este momento necesita
recuperar la confianza y la seguridad de su padre; siendo inapropiada la
actitud adoptada por él. Ya que considero que con imponer la fuerza, la
soberbia, el egoísmo para conseguir una satisfacción individual, crear en la
mente de una niña ideales distorsionados, con mentiras, engaños, estaríamos
ocasionándole un peligro eminente ya que al final son ellos los que nos van a

reclamar todo aquello que cosechamos, si no ponemos de nuestra parte para


mantener un ambiente armónico a su alrededor, es triste que otras personas
nos tengan que indicar como actuar en estos momentos ya que la
irracionalidad no llega a nada bueno, permaneciendo siempre en un circulo
vicioso de estar en una constante lucha para conseguir el bienestar propio y no
el de la niña, entender que somos principiantes a estos eventos, que soy una
madre que solo persigue lo mejor para su hija, que debemos tomar en cuenta
el estado emocional , psicológico, el interés superior de la niña, que solo
cuenta con tres años a cumplir, es por lo que acudo a Usted a los fines de hacer
de su conocimiento esta situación irregular y así evitar inconvenientes
posteriores que pueda tomar el padre de mi menor hija, obligándola a
permanecer en contra de su voluntad en estos momentos.
II
Así mismo; solicito que el ciudadano Alfredo Lechin respete y cumpla lo
acordado y que busque ayuda e información en la literatura, ya que sobre esta
materia y tema de interés existen actualmente muchos libros y personas que
pueden ser de gran ayuda para superar un momento de crisis de una menor.
En El Tigre, a los veintisiete días del mes de julio de 2005.-

LA DILIGENCIANTE, LA ABOGADO,
Exp. Nº