Sei sulla pagina 1di 16

Actualmente la Psicología incluye una gran variedad de

orientaciones teóricas. Comparables en cierto modo a las


ideologías políticas o a las creencias religiosas, los paradigmas
psicológicos suponen directrices de conducta que nos inducen a
ejercer la práctica profesional de distintos modos.
El conductismo es una de las orientaciones más comunes entre
los psicólogos, si bien hoy en día es más habitual que se
practique en su vertiente cognitivo-conductual. A
continuación repasamos la historia del conductismo y sus
características principales.

 Artículo relacionado: “Tipos de terapias psicológicas”

¿Qué es el conductismo?
El conductismo es una corriente de la Psicología que se centra
en el estudio de las leyes comunes que determinan el
comportamiento humano y animal. En su origen, el conductismo
tradicional deja de lado lo intrapsíquico para focalizarse en la
conducta observable, es decir, prioriza lo objetivo por encima de
lo subjetivo. Esto opone el conductismo a planteamientos
previos como los psicodinámicos y los fenomenológicos. De
hecho, desde la perspectiva conductista aquello que solemos
entender como "mente" o "vida mental" es tan solo una
abstracción de lo que realmente debería estudiar la psicología:
los vínculos entre estímulos y respuesta en contextos
determinados.
Los conductistas tienden a concebir a los seres vivos como
“tabulas rasas” cuya conducta está determinada por los
refuerzos y castigos que reciban más que por predisposiciones
internas. El comportamiento, por tanto, no depende
principalmente de fenómenos internos, como los instintos o los
pensamientos (que no dejan de ser, por otra parte, conductas
encubiertas) sino más bien del entorno, y no podemos separar ni
la conducta ni el aprendizaje del contexto en que tienen lugar.
De hecho, aquellos procesos que ocurren en el sistema nervioso
y que para muchos otros psicólogos son la causa de cómo
actuamos, para los conductistas no son más que otro tipo de
reacciones generadas a través de nuestra interacción con el
entorno.

El concepto de "enfermedad mental" visto


por los conductistas
Los conductistas a menudo han sido vinculados al mundo de la
psiquiatría por su utilización del método experimental para
obtener conocimientos, pero esta asociación no es acertada, ya
que en muchos aspectos, los conductistas se diferencian
claramente de los psiquiatras. Una de estas diferencias es la
oposición del conductismo al concepto de enfermedad mental.
Desde esta filosofía aplicada a la psicología, no pueden existir
conductas patológicas, ya que estas son juzgadas siempre
según su adecuación a un contexto. Mientras que las
enfermedades deben tener causas biológicas relativamente bien
aisladas y conocidas, los conductistas señalan que no hay
suficiente evidencia a favor de la existencia de estos
biomarcadores en el caso de los trastornos mentales. Por
consiguiente, se oponen a la idea de que el tratamiento de
problemas como las fobias o el TOC deba centrarse en
psicofármacos.

Conceptos básicos del conductismo


A continuación definimos los principales términos de la teoría
conductista.

1. Estímulo
Este término se refiere a cualquier señal, información o evento
que produce una reacción (respuesta) de un organismo.

2. Respuesta
Cualquier conducta de un organismo que surge como reacción a
un estímulo.

3. Condicionamiento
El condicionamiento es un tipo de aprendizaje derivado de la
asociación entre estímulos y respuestas.

4. Refuerzo
Un refuerzo es cualquier consecuencia de una conducta que
aumenta la probabilidad de que ésta vuelva a darse.

5. Castigo
Opuesto al refuerzo: consecuencia de una conducta que
disminuye la probabilidad de que vuelva a darse.

Wundt: el nacimiento de la
Psicología Experimental
Wilhelm Wundt (1832-1920), considerado por muchos “el
padre de la Psicología”, sentó las bases de lo que acabaría
siendo el conductismo. Creó el primer laboratorio de Psicología
científica y utilizó de forma sistemática la estadística y el
método experimental para extraer reglas generales sobre el
funcionamiento de los procesos mentales y la naturaleza de la
conciencia.
Los métodos de Wundt dependían en gran medida de la
introspección o autoobservación, técnica en la que los sujetos
experimentales proporcionan datos sobre su propia experiencia.

Watson: la Psicología vista desde el


conductismo
John Broadus Watson (1878-1958) criticó el uso de la
metodología introspectiva de Wundt y sus seguidores. En una
conferencia en 1913 que se considera el nacimiento del
conductismo, Watson afirmó que para ser verdaderamente
científica la Psicología debía centrarse en la conducta
manifiesta en lugar de en los estados mentales y conceptos
como “conciencia” o “mente”, que no podían ser analizados de
forma objetiva.
Watson también rechazaba la concepción dualista que
separaba el cuerpo y la mente (o el alma) y planteaba que la
conducta de las personas y la de los animales debía ser
estudiada del mismo modo ya que, si se dejaba de lado el
método introspectivo, no había una diferencia real entre ambas.
En un conocido y controvertido experimento Watson y su
ayudante Rosalie Rayner consiguieronprovocar una fobia a las
ratas a un bebé de nueve meses (“el pequeño Albert”). Para ello
emparejaron la presencia de la rata con sonidos fuertes. El caso
del pequeño Albert demostró que la conducta humana no sólo
es predecible sino también modificable.

 Artículo relacionado: “Los 10 experimentos


psicológicos más perturbadores de la historia”

La caja negra
Para Watson los seres vivos somos “cajas negras” cuyo interior
no es observable. Cuando los estímulos externos llegan a
nosotros damos respuestas en consecuencia. Desde el punto de
vista de los primeros conductistas, si bien se dan procesos
intermedios dentro del organismo, al ser inobservables deben
ser ignorados al analizar el comportamiento.
Sin embargo, a mediados del siglo XX los conductistas matizaron
esto y, sin desdeñar la importanca de los procesos no
onservables directamente que ocurren en el interior del cuerpo,
señalaron que la psicología no necesita dar cuenta de ellos para
aportar explicaciones sobre las lógicas que rigen la conducta. B.
F. Skinner, por ejemplo, se caracterizó por dar a los procesos
mentales exactamente el mismo estatus que la conducta
observable, y por concebir el pensamiento como conducta
verbal. De este autor hablaremos más adelante.
Algunos neoconductistas como Clark Hull y Edward Tolman sí
incluyeron procesos intermedios (o variables intervinientes) en
sus modelos. Hull incluía el impulso o motivación interna y el
hábito, mientras que Tolman afirmaba que construimos
representaciones mentales del espacio (mapas cognitivos).
Watson y el conductismo en general fueron influidos de forma
clave por dos autores: Ivan Pavlov y Edward Thorndike.

Condicionamiento clásico: los perros


de Pavlov
Ivan Petrovich Pavlov (1849-1936) era un fisiólogo ruso que
se dio cuenta, mientras realizaba experimentos sobre secreción
de saliva en perros, de que los animales salivaban de forma
anticipada cuando veían u olían la comida, e incluso
simplemente cuando se acercaban los encargados de darles de
comer. Posteriormente consiguió que salivaran al oír el sonido de
un metrónomo, de una campana, de un timbre o de una luz por
asociar estos estímulos con la presencia de comida.
A partir de estos estudios Pavlov describió
el condicionamiento clásico, un concepto fundamental en el
conductismo, gracias al cual se desarrollaron las primeras
intervenciones basadas en las técnicas de modificación de la
conducta en seres humanos. Ahora bien, para entender cómo
funciona el condicionamiento clásico primero hay que saber con
qué estímulos se trabaja en él.
Un estímulo incondicionado (es decir, que no requiere
aprendizaje para provocar una respuesta) provoca una
respuesta incondicionada; en el caso de los perros, la comida
causa salivación de forma espontánea. Si se empareja
repetidamente el estímulo incondicionado (la comida) con un
estímulo neutro (por ejemplo la campana), el estímulo neutro
acabará produciendo la respuesta incondicionada (salivar) sin
necesidad de que esté presente también el estímulo
incondicionado.
Para Pavlov no es necesario el concepto de mente ya
que conceptualiza las respuestas como reflejos que se dan
después de la aparición de estímulos externos.
El experimento del pequeño Albert de Watson y Rayner es otro
ejemplo de condicionamiento clásico. En este caso la rata es un
estímulo neutro que se convierte en un estímulo condicionado
que provoca la respuesta de miedo por asociación con el ruido
fuerte (estímulo incondicionado).

Los animales en el conductismo


Los conductistas clásicos empleaban frecuentemente animales
en sus estudios. Los animales son considerados equivalentes a
las personas en cuanto a su conducta y los principios de
aprendizaje extraídos de estos estudios se extrapolan en
muchos casos a los seres humanos; eso sí, siempre procurando
respetar una serie de presuposiciones epistemológicas que
justifiquen esta extrapolación. No hay que olvidar que entre
especies hay muchos aspectos del comportamiento que varían.
La observación sistemática de la conducta animal daría paso a
la Etología y la Psicología Comparada. Konrad Lorenz y Niko
Tinbergen son dos de los representantes más importantes de
estas corrientes.

Condicionamiento instrumental: los


gatos de Thorndike
Edward Lee Thorndike (1874-1949), contemporáneo de Pavlov,
realizó diversos experimentos con animales para estudiar el
aprendizaje. Introdujo gatos en “cajas-problema” para
observar si conseguían escapar de ellas y de qué modo.
En las cajas había varios elementos con los que los gatos podían
interactuar, como un botón o una anilla, y sólo el contacto con
uno de estos objetos podía hacer que se abriera la puerta de la
caja. Al principio los gatos conseguían salían de la caja por
ensayo y error, pero a medida que se repetían los intentos cada
vez escapaban con más facilidad.
A partir de estos resultados Thorndike formuló la ley del efecto,
que afirma que si una conducta tiene un resultado satisfactorio
es más probable que se repita, y que si el resultado es
insatisfactorio esta probabilidad disminuye. Posteriormente
formularía la ley del ejercicio, según la cual los aprendizajes y
hábitos que se repiten se ven reforzados y los que no se repiten
se debilitan.
Los estudios y las obras de Thorndike introdujeron el
condicionamiento instrumental. Según este modelo el
aprendizaje es consecuencia del reforzamiento o el
debilitamiento de la asociación entre una conducta y sus
consecuencias. Esto sirvió como base para formular propuestas
más tarde, en el surgimiento del verdadero conductismo, tal y
como veremos.

El conductismo radical de Skinner


Las propuestas de Thorndike fueron el antecedente de lo que
conocemos como condicionamiento operante, pero este
paradigma no se desarrolló de forma completa hasta la
aparición de las obras de Burrhus Frederic Skinner (1904-
1990).
Skinner introdujo los conceptos de refuerzo positivo y negativo.
Se denomina refuerzo positivo al hecho de premiar una
conducta dando algo, mientras que el refuerzo negativo consiste
en la retirada o la evitación de un evento desagradable. En
ambos casos, la intención es la de aumentar la frecuencia e
intensidad de aparición de una conducta determinada.
Skinner defendía el conductismo radical, que mantiene que todo
el comportamiento es resultado de asociaciones
aprendidas entre estímulos y respuestas. El enfoque teórico y
metodológico desarrollado por Skinner se conoce como análisis
experimental de la conducta y ha sido especialmente eficaz en
la educación de niños con discapacidad intelectual y del
desarrollo.

 Artículo relacionado: “Las 37 mejores frases de B. F.


Skinner y el conductismo”
Desarrollo del conductismo: la
revolución cognitiva
El conductismo entró en declive a partir de los años 50,
coincidiendo con el auge de la psicología cognitiva. El
cognitivismo es un modelo teórico que surgió como reacción al
énfasis radical del conductismo en la conducta manifiesta,
dejando de lado la cognición. La inclusión progresiva de
variables intervinientes en los modelos conductistas favoreció
en gran medida este cambio de paradigma, conocido como
“revolución cognitiva”.
En la práctica psicosocial, las aportaciones y principios del
conductismo y el cognitivismo acabarían confluyendo en lo que
conocemos como terapia cognitivo-conductual, que se centra en
encontrar los programas de tratamiento más avalados por la
evidencia científica.
Las terapias de tercera generación desarrolladas en los últimos
años recuperan parte de los principios del conductismo radical,
reduciendo la influencia del cognitivismo. Algunos ejemplos son
la Terapia de Aceptación y Compromiso, la Terapia de
Activación Conductual para la depresión o la Terapia Dialéctica
Conductual para el trastorno límite de la personalidad.

 Artículo relacionado: “Terapias de Condu

El psicoanálisis se define como un conjunto de teorías psicológicas y técnicas


terapéuticas que tienen su origen en el trabajo y las teorías de Sigmund Freud.
La idea central en el centro del psicoanálisis es la creencia de que todas las
personas poseen pensamientos, sentimientos, deseos y recuerdos
inconscientes. Por lo que el contenido del inconsciente a la conciencia, las
personas son capaces de experimentar la catarsis y profundizar en su estado de
ánimo actual.

Contenido [esconder]
 1 Principios básicos del psicoanálisis
 2 Breve historia del psicoanálisis
 3 Fechas clave del Psicoanálisis
 4 Principales figuras del psicoanálisis
 5 Estudio de un caso
 6 La mente consciente e inconsciente
 7 La Ello, el Yo y el Superyó
 8 Mecanismos de defensa del Yo
 9 Puntos débiles del Psicoanálisis
 10 Los puntos fuertes de Psicoanálisis

Principios básicos del psicoanálisis

El psicoanálisis se sustenta bajo varios principios, que son los siguientes:

 El desarrollo de la personalidad está marcada principalmente por los


acontecimientos de nuestra primera infancia. Según Freud, las bases de
nuestra personalidad queda fijada a la edad de cinco años.

 La forma en que nos comportamos se encuentra influenciada en gran


parte por nuestros impulsos inconscientes.

 Cuando la información del inconsciente pasa a nuestro consciente,


puede conducirnos a una catarsis y permitirnos lidiar con el problema.

 Utilizamos una serie de mecanismos de defensa para protegernos de


la información contenida en nuestro subconsciente.

 Los problemas emocionales y psicológicos como la depresión y la


ansiedad, suelen tener sus raíces en los conflictos entre la mente
consciente e inconsciente.

 Un analista experto puede ayudar a traer ciertos aspectos del


subconsciente a la conciencia mediante el uso de una variedad de
estrategias psicoanalíticas tales como análisis de los sueños y la libre
asociación.

Breve historia del psicoanálisis

Como todos sabemos, Sigmund Freud fue el fundador del psicoanálisis y el


enfoque psicodinámico de la psicología.

Esta escuela de pensamiento hizo hincapié en la influencia de la


mente inconsciente en el comportamiento. Freud creía que la mente humana
se compone de tres elementos: el ello, el yo y el superyó.

Teorías de Freud etapas psicosexuales, el inconsciente y simbolismo de los sueños


siguen siendo un tema popular entre los psicólogos y laicos, a pesar de que su
obra es vista con escepticismo por muchos hoy en día.

Muchas de las observaciones y las teorías de Freud se basaban en casos clínicos y


estudios de casos, por lo que sus resultados difíciles de generalizar a una
población mayor. En cualquier caso, las teorías de Freud cambiaron la forma en
que pensamos sobre el funcionamiento de la mente y el comportamiento
humano, y dejaron una huella duradera en la psicología y la cultura.

Otro teórico asociado con el psicoanálisis es Erik Erikson. Erikson amplió las
teorías de Freud e hizo hincapié en la importancia del crecimiento personal
durante toda la vida. Formuló la teoría del desarrollo humano, las etapas
psicosociales y la influencia de la cultura y la sociedad en la evolución de la
personalidad.

El psicoanálisis ayuda a la gente a entenderse a sí mismos mediante


la exploración de los impulsos que a menudo no reconocen porque están
ocultos en el inconsciente. Hoy en día, el psicoanálisis abarca no sólo la terapia
psicoanalítica, sino también el psicoanálisis aplicado (que aplica los principios
psicoanalíticos de escenarios y situaciones del mundo real), así como
neuropsicoanálisis (que aplica la neurociencia a temas psicoanalíticos tales como
los sueños y la represión).

Los enfoques tradicionales de Freud ya se han superado ampliamente, y los


enfoques más modernos de la terapia psicoanalítica hacen hincapié en una visión
sin prejuicios y más empática. De este modo, los clientes pueden sentirse seguros
a medida que exploran sus sentimientos, deseos, recuerdos y los factores de
estrés que pueden conducir a problemas psicológicos. La investigación también
ha demostrado que el autoexamen utilizado en el proceso psicoanalítico
puede ayudar a contribuir al crecimiento emocional a largo plazo.

Psicoanálisis

Sigmund Freud

Fechas clave del Psicoanálisis


 1856 – Nace Sigmund Freud

 1886 – Freud empieza a ejercer como terapeuta

 1892 – Josef Breuer describe el caso de Anna O. Freud

 1895 – Nace Anna Freud

 1900 – Sigmund Freud publica su libro “La interpretación de los


sueños”

 1896 – Sigmund Freud acuña el término psicoanálisis

 1907 – Se forma la Sociedad Psicoanalítica de Viena

 1908 – Se realiza el primer encuentro internacional entre psicoanalistas

 1909 – Freud realiza su primer y único viaje a los Estados Unidos

 1913 – Jung se separa de Freud y el psicoanálisis

 1936 – La Sociedad Psicoanalítica de Viena cambia de nombre y se


convierte en la Asociación Psicoanalítica Internacional

 1939 – Sigmund Freud muere en Londres tras una larga enfermedad de


cáncer de boca

Principales figuras del psicoanálisis

 Sigmund Freud

 Anna Freud

 Erik Erikson

 Erich Fromm
 Carl Jung

 Karl Abraham

 Otto Rank

 Sabina Spielrein

Estudio de un caso

Un estudio de un caso se define como un estudio en profundidad de una


persona. Algunos de los estudios de casos más famosos de Freud incluyen
a Dora, el pequeño Hans, y Anna O, los cuales tuvieron una poderosa influencia
en el desarrollo de su teoría psicoanalítica.

En el estudio de un caso, el investigador trata de mirar en profundidad todos los


aspectos de la vida de un individuo. Al estudiar cuidadosamente a la persona tan
de cerca, se espera que el investigador pueda obtener una perspectiva clara
de cómo la historia de esa persona contribuye a su comportamiento actual.
Gracias a estos conocimientos adquiridos, se supone que lo aprendido podría
llegar a aplicarse a otros casos, sin embargo, a menudo es difícil generalizar los
resultados, ya que los estudios de casos tienden a ser tan subjetivos.

La mente consciente e inconsciente

En la mente inconsciente se incluyen todas las cosas que están fuera de nuestro
conocimiento consciente. Estos podrían ser recuerdos de la infancia temprana,
secretos y deseos ocultos. Según Freud, el inconsciente contiene cosas que
pueden ser desagradables o incluso socialmente inaceptable. Debido a que
estas cosas podrían generar dolor o conflicto, están enterrados en el inconsciente.

Aunque estos pensamientos, recuerdos e impulsos se encuentren fuera de


nuestra conciencia, siguen influyendo en la forma en que pensamos, actuamos y
nos comportamos. En algunos casos, las cosas que están fuera de nuestra
conciencia pueden influir en el comportamiento de manera negativa y
conducirnos a trastornos psicológicos.

En la mente consciente se encuentra todo lo que está dentro de nuestra


conciencia. El contenido de la mente consciente son las cosas que somos
conscientes o fácilmente puede traer a la memoria.

La Ello, el Yo y el Superyó

Siguiendo con la Teoría de la Personalidad según Sigmund Freud, nos


encontramos con las tres estructuras básicas de la personalidad:

Ello: Freud creía que la personalidad se compone de tres elementos clave. El


primero de ellos lo denomina Ello. Aquí se encuentran todos los impulsos
inconscientes, básicos y primarios.

Yo: El segundo aspecto de la personalidad es el Yo, también conocido como Ego.


Esta es la parte de la personalidad que debe hacer frente a las exigencias de la
realidad. Ayuda a controlar los impulsos del Ello y nos hace comportarnos de
manera realista y aceptable en la sociedad. En lugar realizar comportamientos
simplemente dirigidos a satisfacer nuestros deseos y necesidades, el Ego nos
obliga a satisfacer dichas necesidades de una forma socialmente aceptable.
Además de controlar las demandas del Ello, el Yo también ayuda a lograr un
equilibrio entre nuestros impulsos básicos, nuestros ideales y la realidad.

Superyo: El superyó o Súperego es el último aspecto de la personalidad y


contiene nuestros ideales y valores. Los valores y creencias que nuestros padres y
la sociedad infundan en nosotros, son la fuerza motriz del superyó, y se esfuerza
por hacer que nos comportamos de acuerdo con esta moral.

Mecanismos de defensa del Yo


Un mecanismo de defensa es una estrategia que el ego usa para protegerse
de la ansiedad. Estas herramientas defensivas actúan como una salvaguarda
para mantener los aspectos desagradables o estresantes del inconsciente lejos de
la conciencia. Cuando algo nos parece demasiado abrumador o incluso
contraproducente, los mecanismos de defensa nos ayudan a mantener la
información fuera de la conciencia con el fin de minimizar la angustia.

Puntos débiles del Psicoanálisis

Muchos de los conceptos propuestos por los teóricos del psicoanálisis son difíciles
de medir y cuantificar.

La mayor parte de las ideas de Freud se basaron en estudios de casos y


observaciones clínicas en lugar de la investigación empírica, científica.

Las teorías de Freud exageran la influencia de las experiencias de la niñez, el sexo


y la mente inconsciente.

Los puntos fuertes de Psicoanálisis

Aunque la mayoría de las teorías psicodinámicas no se basan en la investigación


experimental, los métodos y las teorías del pensamiento psicoanalítico
contribuyeron al desarrollo de la psicología experimental.

Muchas de las teorías de la personalidad desarrollados por pensadores


psicodinámicos son todavía influyentes hoy en día, incluyendo la teoría
de Erikson de las etapas psicosociales y la teoría de las etapas psicosexuales de
Freud.

El psicoanálisis abrió una nueva visión de la enfermedad mental, que sugería


que el hecho de hablar de los problemas personales con un profesional, podría
ayudar a aliviar los síntomas de los trastornos psicológicos.