Sei sulla pagina 1di 2

Dentista

Soy el médico-odontólogo, Juan Caries, accionista mayoritario del Centro Médico Dental “La
Sonrisa”, el más reconocido en la ciudad de Cusco.

Hace cuatro semanas, efectivamente atendí a la paciente Dolores Fuertes, que acudió manifestando
tener un horrible dolor de muelas.

Antes de atenderla, tuve un fuerte altercado con uno de mis colaboradores del centro médico, del
cual fueron testigos todos los ahí presentes, entre ellos, seguramente, la paciente Dolores Fuertes.

Ofuscado, aún, ordené a mi asistente que hiciera pasar a la paciente que le tocaba su turno, siendo
Dolores Fuertes. No recuerdo el trato que le di a la paciente, y lo que recuerdo es que mi asistente,
con temor y luego de que la paciente se retirara, me señaló que había sido muy brusco y hasta
malcriado con la paciente.

En cuanto al aspecto de la atención médica, recuerdo que examinada la cavidad bucal y observando
las radiografías que en ese momento se sacaron, determiné, auxiliado por una junta de dentistas del
centro médico, que el dolor se debía a que la paciente tenía tres muelas totalmente cariadas que
estaban comprometiendo el maxilar inferior, por lo que no cabía realizar una endodoncia o una
ortodoncia, procediendo a la extracción de las tres muelas.

Después de cuatro semanas de los hechos señalados, he recibido una invitación del Centro de
Conciliación “Todo bien”, en la que me hacen saber que la indicada paciente, ha solicitado se me cite
a una conciliación extrajudicial, para que se le indemnice por los daños sufridos, debido a que la
causa del dolor por el cual se acercó a tratarse al Centro Médico Dental “La Sonrisa” no fue la
existencia de muelas cariadas sino a la tardía aparición de la muela del juicio; y fija la indemnización
en S/. 10,000.00, dado que ha tenido que gastar en otra consulta médica, más medicinas, ha perdido
diez días de trabajo que no le ha reconocido su empleador, gastos de movilidad y los perjuicios que
se le viene causando, pues, señala la solicitante, que aún persiste el fuerte dolor de muelas.

***
Paciente

Soy Dolores Fuertes. Hace cuatro semanas, me vino un fuerte dolor de muelas. Pese a tomar
analgésicos el dolor persistía por lo que decidí acudir a atenderse por un dentista. Consultando con
mis familiares, me recomendaron el Centro Médico Dental “La Sonrisa”, que gozaba de gran
prestigio, incluso, algunos familiares míos se habían hecho atender con resultados satisfactorios.

Llegada al Centro Médico Dental “La Sonrisa”, pedí hacerme atender por el Dr. Juan Caries,
propietario del referido centro médico y de reconocida trayectoria profesional. Mientras esperaba al
referido doctor, observé que éste sostenía una agria discusión con, aparentemente, un colega del
staff de su centro médico. Luego, al pasar al consultorio del Dr. Caries, recibí un trato frío y hasta
descortés, limitándose el dentista a hacerme unas breves preguntas luego de lo cual me revisó la
dentadura, ordenó que se me sacaran placas radiográficas, se ausentó por algunos minutos y
cuando regresó me comunicó que había que extraer tres muelas cariadas, afirmando ser eso la
causa de mi dolor de muelas. Yo me limité a aceptar la decisión del dentista, dado que se trataba de
un excelente profesional, pero más porque no soportaba el horrible dolor.

A los dos días de retornar a mi casa, el dolor de muelas no había pasado, por lo que pensé que ese
dolor sería producto del trauma post operatorio de las tres muelas extraídas. Pasó una semana y el
dolor continuaba, pese a que tomaba puntualmente las medicinas recetadas por el Dr. Caries. Dejé
de trabajar diez días porque era imposible hacerlo con el dolor que mantenía, sin que lograra
reconocimiento de mi empleador, por lo que se me ha descontado los diez días que me ausenté del
trabajo. Yo percibo S/. 1,800.00 mensuales, por lo que se me ha descontado S/. 600.00.

Como ya no podía soportar más el dolor, y debido al maltrato de que fui objeto por parte del Dr. Juan
Caries, acudí a hacerme revisar por otro dentista de la zona. Éste me manifestó que el asunto era
muy sencillo: me estaba saliendo, tardíamente, la muela del juicio, y esa era la causa del dolor de
muelas. Además, respecto a las muelas extraídas, me indicó que en la actualidad existe tecnología
que permite la no extracción de muelas.

Sin embargo, yo continué con el dolor de muelas y transcurridas cuatro semanas desde que el Dr.
Caries me operó, estimé que la intervención del Dr. Caries había sido una mala práctica que sólo me
había causado perjuicios, estimando los mismos en S/. 10,000.00, pues aparte de los días de trabajo
perdidos (S/. 600.00), he gastado en medicinas S/. 500.00, en consulta del otro dentista S/. 400.00 y
por daños morales S/. 8,500.00, pues tendré que gastar en que me hagan una prótesis o postizos
para reemplazar a las tres muelas perdidas. Además, paso por un estado delicado, pues, aparte del
dolor de la muela del juicio, no puedo alimentarme sino sólo con líquidos, pues me es imposible
masticar con tres muelas menos.

Por consejo de unos amigos, he decidido acudir a un centro de conciliación extrajudicial y solicitar
una audiencia con el Dr. Juan Caries, antes de pensar en interponer una acción judicial.

***