Sei sulla pagina 1di 11

Universidad Adventista del Plata

Morfología
Mag. Viviana Marsollier de Lehoux

2015
MORFOLOGÍA

La morfología es la parte de la gramática se ocupa de la estructura de las palabras, su


constitución interna y sus variaciones. Sus segmentos son los morfemas, que se agrupan
en palabras (unidad máxima de la morfología).

Actividad 1
Lee el siguiente texto.

Nada quiebra su espíritu


A causa de un raro trastorno, Jessica es muy propensa a las fracturas pero lucha y sigue
adelante con una voluntad de hierro.

Publicado por Por Anita Bartholomew

Los padres de Jessica Bernstein la levantaron de la silla de ruedas y la subieron a su


camioneta para llevarla al hospital. Llena de temor, la delgada chica de 15 años les suplicó:
—¡No me lleven, por favor! ¡No quiero ir!
Había tenido más operaciones quirúrgicas que fiestas de cumpleaños; había pasado más
tiempo sufriendo dolor y recuperándose de las fracturas y de las intervenciones del que había
pasado siendo tan solo una niña. No podía soportar nada más; sin embargo, aunque implorara
que la dejaran en paz, sabía que no tenía otra opción.
Pocos meses antes, en el invierno de 2009, la doctora Jenny Frances, su cirujana del Centro
Infantil del Hospital de Enfermedades Articulares de Manhattan, le había dado un respiro. Una
de las varillas de metal que sostenían los huesos de la pierna derecha de Jessica se había
movido, pero cuando ella suplicó que la dejaran así, la médica accedió a esperar hasta que la

Viviana Marsollier de Lehoux[Escriba texto] Página 1


chica se sintiera lista. Ahora, unos dolores terribles en la pierna le indicaban que algo iba muy
mal. No podía demorar más la espera para recibir el tratamiento.
Jessica nació con osteogénesis imperfecta, una rara enfermedad genética también conocida
como “huesos de cristal”. Su esqueleto era tan frágil, que ambas piernas se le rompieron y
soldaron incluso antes de que naciera. Sufrió muchas fracturas más, casi siempre de las
piernas.
De pequeña, Jessica quería imitar en todo a su hermana mayor, Marisa. Mientras que otros
niños de su edad ya caminaban, ella se arrastraba en el piso sobre sus nalgas. Como su
abuelo temía que al andar así se rompiera los brazos, le hizo una patineta para que se
tendiera boca abajo sobre ella y pudiera moverse por la casa.
Cuando la niña cursaba segundo grado le pusieron unos soportes ortopédicos en las piernas,
desde la cadera hasta la rodilla. Feliz de poder caminar sin ayuda por primera vez en su corta
vida, Jessica los llevaba puestos todo el día. Pero al año siguiente, mientras cruzaba una
puerta en la escuela, se le atoró un pie en el umbral. Aunque no se cayó al suelo, ese leve
traspié bastó para que se rompiera las dos piernas.
En un lapso de 18 meses le hicieron tres operaciones que produjeron un cambio en su ánimo.
Hasta entonces, había estado dispuesta a esforzarse más de lo que cabía esperar, pero
ahora, sentada en la silla de ruedas, se negaba a pasar por la agotadora fisioterapia post-
operatoria que la ayudaría a usar muletas y volver a la escuela. Le encantaba que sus amigas
convivieran con ella, pero también las envidiaba porque podían jugar al aire libre y hacer todo
lo que hacía la gente “normal”. Jessica quería ser también una chica “normal”, pero, sobre
todo, deseaba vivir sin dolores.
Cuando regresó a la escuela, en cuarto grado, empezó a usar las muletas con precaución
pero decidió no intentar siquiera sostenerse con una sola, como lo había hecho antes, para no
caer. De pequeña había soportado con valentía los frecuentes análisis de sangre que su
enfermedad exigía. Ahora lloraba e imploraba a las enfermeras que la dejaran en paz. No
quería hacerse más análisis. Ya había tenido más que suficientes.
A los 14 años alcanzó la estatura máxima que los médicos habían previsto: 1,26 metros. Pero
como tenía muy poca actividad física, su peso se había disparado. Quería usar los mismos
tops brillantes y vestidos floreados que se ponían sus amigas. Era muy importante lucir bonita
ahora que los chicos de repente estaban en su mira, así que se propuso adelgazar y hacer
más ejercicio. Bajó algunos kilos de más, lo que reforzó mucho su autoestima. Entonces
empezó a dolerle la pierna derecha...
En el hospital, Jessica, ya de 15 años, pensó que todos sus esfuerzos habían sido inútiles.
Por experiencia sabía que la recuperación post-quirúrgica sería larga —seis meses por lo
menos— y dolorosa, pero esta vez se llevó una grata sorpresa. La operación sería un poco
más sencilla que las anteriores, le dijo la doctora Frances mientras revisaba sus radiografías.
Como el hueso se había roto solo por arriba, le harían una pequeña incisión para sacar la
varilla vieja y colocar la nueva, en vez de abrirle toda la pierna con el bisturí.
Unos días después de la operación, Jessica se sorprendió al comprobar que podía sentarse
en la silla de ruedas. Al final de su estancia de nueve días en el hospital, intentó ponerse de
pie con ayuda de las muletas, teniendo cuidado de no apoyar la pierna derecha en el suelo.

Viviana Marsollier de Lehoux[Escriba texto] Página 2


Llena de felicidad por lo bien que se sentía luego del procedimiento quirúrgico, empezó a
recuperar parte de su antigua determinación.
Aunque la fase inicial de la fisioterapia por lo general incluía muy poco movimiento, Jessica
intentó nuevos ejercicios, confiando en que sus sensaciones le dictaran hasta dónde podía
llegar. Apoyándose en una andadera, practicó levantar el cuerpo con los brazos y hamacar las
piernas hacia delante y hacia atrás. Seis semanas después, podía doblar la rodilla derecha.
Era la primera vez que lo conseguía tan pronto.
Para no perder masa muscular en la pierna, se puso un poco de peso alrededor del tobillo y
levantó la extremidad para ejercitarla. “Ya no estaba tan rígida”. Pedaleaba en una bicicleta
fija, y cada día se fortalecía más y adquiría confianza. La doctora Frances estaba sorprendida,
y contenta, de que una chica aquejada de osteogénesis imperfecta se estuviera volviendo una
“fanática del ejercicio”.
Sin embargo, pronto resultó claro que la pantorrilla de Jessica no estaba sanando
debidamente. Los médicos tuvieron que hacerle otra reparación quirúrgica, y ella tuvo que
empezar desde el principio otra vez.
Jessica ahora era consciente de un hecho alentador: sus huesos eran frágiles, pero su cuerpo
resistía cada vez más y su espíritu de lucha seguía fortaleciéndose. Cada vez le resultaba
más fácil recuperarse y volver al estado previo a la operación. Eso le permitió unirse a sus
amigas cuando empezaron la secundaria.
Con todo, Jessica tenía un sueño. Vivía con su familia a unos pasos de una idílica playa en la
península de Rockaway, en Long Island, y deseaba recorrer el paseo marítimo como sus
vecinos pero nunca había sido lo bastante ágil con las muletas —o “palos”, como los llamaba
ella— para desplazarse por las tablas de madera del paseo. Decidió que era el momento de
intentarlo. Caminó hasta el final de la calle y tomó la rampa hacia el paseo, disfrutando el olor
del mar y los graznidos de las gaviotas. El golpeteo de los “palos” contra la madera era el
sonido de la independencia. La vida de repente le pareció más rica y plena. Recorrer el
entablado del paseo se convirtió en parte de su actividad cotidiana.
A fines de octubre de 2012 el huracán Sandy azotó Nueva York, y las inmensas olas
destruyeron el paseo marítimo. Al desaparecer el entablado, Jessica no podía caminar junto a
la playa. Las muletas no le servían para andar sobre la arena. Pensar en esto la entristecía,
hasta que de repente se dio cuenta de que ese contratiempo no debía detenerla. Se le ocurrió
una idea: ¿Y si pudiera caminar sin muletas?
Con el ánimo renovado, apoyándose en los muebles para mantener el equilibrio, Jessica
empezó a moverse por toda la casa con una sola muleta; era menos difícil de lo que había
imaginado. “Pronto empecé a caminar más rápidamente”, refiere. Poco después andaba por el
jardín con una sola muleta bajo el brazo. Al cabo de unas semanas ya era capaz de
desplazarse en la casa sin muletas, apoyándose en todo objeto que le permitiera permanecer
erguida.
Una tarde de febrero, cuando el sol estaba bajo y el viento en calma, la chica se puso unas
zapatillas y ropa deportiva y salió de su casa, apoyada en una sola muleta. Los vecinos
paseaban por la playa, algunos de ellos con sus perros. Jessica caminó en su dirección, y por
primera vez en su vida cruzó el límite de la vereda. La muleta se hundía en la arena, por lo
que resultaba más un estorbo que una ayuda. Jessica se detuvo un momento y alzó la muleta

Viviana Marsollier de Lehoux[Escriba texto] Página 3


para asirla con ambas manos. Dio un paso. No sintió la arena como había imaginado, pero le
pareció maravillosa: suave, mullida y desafiante. Hizo ajustes de postura para equilibrarse, y
luego avanzó un poco más, observando a las personas que estaban en la playa y que se
movían sin realizar ningún esfuerzo. ¡Andar libremente! La chica pensó que esas personas no
tenían ni idea de lo fabuloso que era. “Me sentí muy orgullosa”, dice. “Era como si hubiera
renacido en la arena”.
En el otoño de 2013 Jessica ingresó a una universidad cercana a su casa. Le encanta la
repostería, y aunque hacer postres implica pasar muchas horas de pie —algo que le parecía
inimaginable hace unos años—, está decidida a estudiar artes culinarias. 1

GÉNERO
El género es una propiedad gramatical de los sustantivos y de algunos pronombres que
incide en la concordancia con los determinantes, los cuantificadores y los adjetivos o los
participios. La (artículo femenino); mesa (sustantivo femenino); pequeña (adjetivo
femenino); ella (pronombre femenino); este (demostrativo masculino); cuarto (numeral
masculino); los (artículo masculino).

NÚMERO
El número es una propiedad gramatical característica de los sustantivos, los pronombres,
los adjetivos, los determinantes y los verbos. Se presentan en forma singular (casa, libro,
lapicera) y plural (casas, libros, lapiceras).
Algunas palabras carecen de plural, como es el caso de las que poseen género neutro:
ello, esto, eso, aquello, qué, nada, lo, alguien, nadie, cada.

Actividad 2
Clasifica los siguientes sustantivos según su género (femenino, masculino), y
según su número (singular y plural). Coloca el artículo junto a ellos.

camioneta – intervenciones – paz – opción – respiro – tratamiento –


osteogénesis – esqueleto – fracturas – soportes – traspié – ánimo –
grado – estatura – radiografías – incisión – bisturí – muletas –
bicicleta – graznidos – vida - dirección - respostería

1
Selecciones del Reader’s Digest. Historias de vida/inspiración. Internet. Adaptado. Citado el 8 de marzo de
2015. Recuperado de: http://ar.selecciones.com/contenido/a4136_nada-quiebra-su-espiritu

Viviana Marsollier de Lehoux[Escriba texto] Página 4


artículo FEMENINO MASCULINO SINGULAR PLURAL
1, camioneta la x x
2.
3.
4.
5.
6.
7.
8.
9.
10.
11.
12.
13.
14.
15.
16.
17.
18.
19.
20.
21.
22.
23.
24.
25.
26.
27.
28.
29.
30.

LA FLEXIÓN VERBAL
En la morfología del verbo se distinguen dos elementos constitutivos: la RAÍZ (expresa su
significado) y un conjunto de MORFEMAS FLEXIVOS (establecen la concordancia de
número y persona con el sujeto gramatical y expresan nociones de modo, tiempo
aspecto). E habla de raíz y desinencia: MIR (raíz) ABA, Ó, É, IÁIS (desinencias).

En la flexión verbal son importantes el tiempo y el modo de un verbo, además de su


persona y su número. La conjugación regular del español, a la que pertenecen la mayor
parte de los verbos, está formada por tres modelos (-AR, -ER, -IR). La raíz permanece
invariable en los tres paradigmas de la conjugación.

Viviana Marsollier de Lehoux[Escriba texto] Página 5


Los verbos irregulares son aquellos cuya conjugación no se ajusta a los paradigmas de
amar, temer y partir. Las irregularidades se suelen agrupar en tres clases: vocálicas,
consonánticas y mixtas.

Actividad 3
Marca raíces y desinencias de los siguientes verbos.

VERBO RAÍZ DESINENCIA


suplicó
sufriendo
implorara
tenía
movido
cayó
sostenerse
empezó
apoyándose
empezó

LA DERIVACIÓN NOMINAL
Se llama derivación nominal a la que permite derivar sustantivos de otras categorías. Se
agrupan en:
a. Sustantivos deverbales: se forman a partir de verbos (comprar/compra;
dormir/dormitorio; jurar/juramento)
b. Sustantivos denominales: se forman a partir de los adjetivos (justo/justicia;
bueno/bondad)
c. Sustantivos de agente, instrumento, lugar: pueden ser deverbales o denominales.

Se utilizan sufijos tales como –ción (percepción, traducción), -sión (confusión), -miento
(rendimiento), -a(je) (reportaje), -dura (torcedura), -a (compra), -e (desfile), -o (acuerdo),
-ada (cucharada, patada), -ido (ronquido) –ado (puñado), -ón (resbalón), -azo (cabezazo),
-ncia (diferencia), -nza (tardanza), -dad (soledad), -ez (sencillez), -eza (delicadeza),
-icia (justicia), -icie (calvicie), -ura (blancura), -or (verdor), -ería (caballería), -ia (paciencia),
-ismo (romanticismo), -dor (trabajador), -dero (curandero, candelero), -torio (laboratorio),
-ista (economista), -nte (calmante), -ario (acuario), -ero (monedero), -al (pedregal),
-iza (caballeriza), -ambre (pelambre), -dura (armadura),
-amen (velamen), -aje (voltaje), -ado (cortinado), -ada (arcada), -miento (establecimiento).

Viviana Marsollier de Lehoux[Escriba texto] Página 6


Actividad 4
Encuentra derivaciones nominales (sustantivos que derivan de otras categorías de
palabras

SUSTANTIVO PALABRA DE LA QUE DERIVA

LA DERIVACIÓN ADJETIVAL Y ADVERBIAL


Los numerosos derivados adjetivales del español proceden casi todos de sustantivos y
verbos, y, en menor medida, de palabras de otras categorías.
Se utilizan sufijos tales como: -oso (verdoso), -osa (generosa), -ísimo (carísimo),
-érrimo (paupérrimo), -ento (amarillento), -udo (lanudo), -ble (amable), -izo (escurridizo),
-oide (tabloide), -ana (araucana), -nte (sonriente), –ble (impecable) –iza (movediza),
-dero (duradero), –uno (perruno), -mente (lentamente), -esco (quijotesco)

Actividad 5
Encuentra derivaciones adjetivales (adjetivos) y adverbiales (adverbios).

ADJETIVO PALABRA DE LA QUE DERIVA

ADVERBIO PALABRA DE LA QUE DERIVA

Viviana Marsollier de Lehoux[Escriba texto] Página 7


LA DERIVACIÓN VERBAL
Se entiende por derivación verbal la que permite formar nuevos verbos a partir de otras
categorías, por lo general, sustantivos y adjetivos (batalla/batallar; claro/clarificar).
Se utilizan sufijos tales como –ear (chatear), -ar (igualar), -ecer (oscurecer),
-izar (oficializar), –ificar (clasificar).

Actividad 6
Encuentra derivaciones verbales (verbos) procedentes de otras categorías de
palabras.

VERBOS PALABRAS DE LAS QUE PROCEDEN

LA DERIVACIÓN APRECIATIVA
La derivación apreciativa tiene que ver con los sufijos que se añaden a las palabras para
expresar la valoración afectiva que se hace de las personas o las cosas (blancuzco,
feúcho, sombrerazo, jardincito, manchón. Se clasifican en:
1. Sufijos diminutivos: -ito (feíto), -ita (problemita), -ejo (animalejo), -illo (cuadernillo),
y otros.
2. Sufijos aumentativos: -ón (estirón), -ona (cuarentona), -azo (golazo),
-aza (bocaza), -ote (islote), -ota (sillota)
3. Sufijos despectivos: -ucho (debilucho), -ucha (casucha), -aco (libraco),
-aca (pajarraca), -orio (villorio), -ute (franchute), -ola (festichola).

Actividad 7
Encuentra palabras con sufijos

PALABRA PALABRA ORIGINAL SUFIJO

Viviana Marsollier de Lehoux[Escriba texto] Página 8


LA PREFIJACIÓN

La prefijación es un proceso morfológico por el que se antepone un morfema llamado


prefijo, a una palabra ya formada (des-hecho, in-dependiente; pre-disponer). Existen
prefijos

1. Espaciales: ante- (antebrazo), circun- (circunferencia), endo- (endovenoso),


entre- (entrepiso), exo- (exoesqueleto), extra- (extracorpóreo),
infra- (infrahumano), inter- (interdental), sub- (subsuelo), peri- (pericardio),
retro- (retrovisor).
2. Temporales: ante- (anteanoche), ex- (exministro), pos(t)- (posmoderno),
pre- (predeterminado).
3. Cuantificativos: bi- (bomotor), mono- (monofásico), multi- (multidisciplinario),
pluri- (pluricelular).
4. Gradativos y escalares: archi- (archiconocido), cuasi- (cuasidelito),
hiper- (hiperinflación), infra- (infraestructura), re- (rebuscar),
semi- (semirremolque), sobre- (sobrecargar), sub- (subterráneo),
super- (superatractivo), vice- (vicepresidente).
5. Negativos: a- (acéfalo), des- (deshacer), dis- (disconforme), in- (ineficaz).
6. Orientación o disposición: anti- (antiaéreo), contra- (contramano),
pro- (pronuclear).

Actividad 8
Encuentra palabras con prefijos

PALABRA PALABRA ORIGINAL PREFIJO

Viviana Marsollier de Lehoux[Escriba texto] Página 9


LA COMPOSICIÓN
Se llama composición al proceso morfológico por el que dos o más palabras forman
conjuntamente una palabra compuesta (lava ropas /lavarropas). Se llaman compuestos a
aquellas formas que contienen más de una raíz en su interior (limpiacristales, sabelotodo,
sacapuntas, agridulce, bocacalle, anglohablante, teórico-práctico).

Actividad 9
Encuentra palabras compuestas

PALABRA COMPUESTA PALABRAS QUE LA COMPONEN

Viviana Marsollier de Lehoux[Escriba texto] Página 10