Sei sulla pagina 1di 5

NECESITAMOS HOMBRES ÍNTEGROS EN LA OBRA DE DIOS

- Texto: Neh. 5:9


- Serie: Nehemías y la obra de Dios
- Meta: Que los creyentes oren por la integridad de aquellos que salen a la obra
misionera ya que por el testimonio de los hombres de Dios es que la obra crece.
- Fecha:
- Lugar:

Introducción: Alberto Santana Leiva es un pastor evangélico y líder espiritual fundador


de la iglesia El Aposento Alto. Se dice según una denuncia del 11 de marzo 2019 que
habría engañado de 16 de sus exfieles a darle mil dólares con la finalidad de tomar
posesión del Estadio del Alianza Lima y levantar un templo allí.

Como sabemos, la intención del Sr. Santana de tomar la explanada del Estadio nacional
fue frustrada por la policía como por los hinchas del equipo del Alianza Lima; sin
embargo, lo más escandaloso de la vida de este “pastor evangélico” es su evidente
adulterio, el cual denunciado por una de las fieles de su iglesia. La denuncia también
salió por los medios de comunicación.

Es triste ver malos testimonios de personas que tomando el título de pastor, predicador
o evangélico dan malos testimonios. Lamentablemente eso crea que las personas se
alejen más de Cristo y no vengan al Señor. Los malos testimonios de los creyentes hace
que los incrédulos blasfemen contra el Señor, por los malos testimonios de los ministros
hacen que los corazones de los incrédulos se endurezcan.

Si bien es cierto que Jesús nos ordenó a orar por los obreros de la mies, también es
necesario que oremos para que esos obreros se mantengan en integridad para que den
un buen testimonio de Cristo y la obra de Dios siga en crecimiento.

I. EL PECADO DE ROBARLE A LOS POBRES:


Neh 5:1-5 Entonces hubo gran clamor del pueblo y de sus mujeres contra sus
hermanos judíos. 2 Había quien decía: Nosotros, nuestros hijos y nuestras hijas,
somos muchos; por tanto, hemos pedido prestado grano para comer y vivir. 3 Y había
quienes decían: Hemos empeñado nuestras tierras, nuestras viñas y nuestras casas,
para comprar grano, a causa del hambre. 4 Y había quienes decían: Hemos tomado
prestado dinero para el tributo del rey, sobre nuestras tierras y viñas. 5 Ahora bien,
nuestra carne es como la carne de nuestros hermanos, nuestros hijos como sus hijos;
y he aquí que nosotros dimos nuestros hijos y nuestras hijas a servidumbre, y algunas
de nuestras hijas lo están ya, y no tenemos posibilidad de rescatarlas, porque
nuestras tierras y nuestras viñas son de otros.

a) ¿Quiénes eran esos ricos explotadores?:


(1) judíos que se habían enriquecido en el cautiverio y que habían traído su
riqueza a Jerusalén, o
(2) Descendientes de los judíos que habían llegado casi un siglo antes durante el
primer regreso bajo el liderazgo de Zorobabel (Esdras 1, 2) y habían establecido
negocios lucrativos.

b) La maldad de los ricos:


Muchos de los desterrados que regresaron estaban sufriendo a manos de algunos
de sus compatriotas ricos.
Las personas ricas prestaban grandes sumas de dinero. Luego, cuando los
deudores se atrasaban en un pago, tomaban sus campos. Sin fuentes de ingreso,
los deudores se veían forzados a vender a sus hijos como esclavos, una costumbre
común en esa época. Los judíos ricos se estaban aprovechando de su propio
pueblo para enriquecerse. Usura es el cobro excesivo de intereses.

Los ricos se habían olvidado de la Palabra de Dios:


“Ex. 22:25 Cuando prestares dinero a alguno de mi pueblo, al pobre que está
contigo, no te portarás como el logrero (prestamista) ni le impondrás usura”.

c) Dios se interesa realmente por las personas necesitadas:


El interés de Dios en los pobres se revela en casi todos los libros de la Biblia.

Aquí, Nehemías insiste en que la justicia hacia el pobre y hacia el oprimido es


importante para seguir a Dios. NO PODEMOS DECIR QUE AMAMOS A DIOS Y
VEMOS SUFRIR A NUESTROS HERMANOS

1 Jn 3:16-17 “16 En esto hemos conocido el amor, en que él puso su vida por
nosotros; también nosotros debemos poner nuestras vidas por los hermanos.17
Pero el que tiene bienes de este mundo y ve a su hermano tener necesidad, y
cierra contra él su corazón, ¿cómo mora el amor de Dios en él?”

Pro. 3:27-28 “No te niegues a hacer el bien a quien es debido, Cuando tuvieres
poder para hacerlo. 28 No digas a tu prójimo: Anda, y vuelve, Y mañana te daré,
Cuando tienes contigo qué darle.”

Los libros de Moisés detallaban con claridad la responsabilidad de los israelitas de


ocuparse de los pobres
1. No podían afligir a las viudas ni a los huérfanos: Ex 22:22-27
2. No se podía cobrar usura con los préstamos: Lev 25:35-37
3. Debían compartir el diezmo con los pobres: Dt 14:28-29
4. Prestar sin interés a ganar económicamente: Dt. 15:7-11

La forma en la que ayudamos a los necesitados debe reflejar el amor y la


preocupación de Dios pero lamentablemente en el corazón de los ricos
opresores solo había deseo de ganancia.
II. LA ACTITUD DE UN HOMBRE ÍNTEGRO FRENTE AL PECADO
Neh 5:6-13 “Y me enojé en gran manera cuando oí su clamor y estas palabras. 7
Entonces lo medité, y reprendí a los nobles y a los oficiales, y les dije: ¿Exigís
interés cada uno a vuestros hermanos? Y convoqué contra ellos una gran asamblea,
8 y les dije: Nosotros según nuestras posibilidades rescatamos a nuestros hermanos
judíos que habían sido vendidos a las naciones; ¿y vosotros vendéis aun a vuestros
hermanos, y serán vendidos a nosotros? Y callaron, pues no tuvieron qué responder.
9 Y dije: No es bueno lo que hacéis. ¿No andaréis en el temor de nuestro Dios, para
no ser oprobio de las naciones enemigas nuestras? 10 También yo y mis hermanos y
mis criados les hemos prestado dinero y grano; quitémosles ahora este gravamen.
11 Os ruego que les devolváis hoy sus tierras, sus viñas, sus olivares y sus casas, y
la centésima parte del dinero, del grano, del vino y del aceite, que demandáis de
ellos como interés. 12 Y dijeron: Lo devolveremos, y nada les demandaremos;
haremos así como tú dices. Entonces convoqué a los sacerdotes, y les hice jurar que
harían conforme a esto. 13 Además sacudí mi vestido, y dije: Así sacuda Dios de su
casa y de su trabajo a todo hombre que no cumpliere esto, y así sea sacudido y
vacío. Y respondió toda la congregación: ¡Amén! y alabaron a Jehová. Y el pueblo
hizo conforme a esto.

1) Los pasos de la corrección:


- Se enojó: Vio algo espiritual en eso, no necesariamente económico.
- Meditó: Pidió la ayuda a Dios y la sabiduría para poder tratar el asunto
- Reprendió: Confrontó el pecado.

2) Obedecer la Palabra de Dios es respeto a Él:


- DHH: “Lo que estáis haciendo no es bueno. Deberíais mostrar reverencia por
nuestro Dios y evitar así las burlas de los paganos, nuestros enemigos.”

- Los enemigos de Israel se gozaban de ver como entre ellos mismos se robaban.
De igual manera para los incrédulos es un mal testimonio que entre nosotros
mismos nos hagamos daño y nos traicionemos.

- Si los ricos explotadores querían reverenciar a Dios debían en primer lugar


obedecer a Dios y devolver a los pobres todo lo que les habían robado (El agravio
tiene que ser resarcido). NO SE PUEDE RESPETAR A DIOS Y NO OBEDECER
LO QUE ÉL DICE.

3) Nehemías se convierte en ejemplo de perdón:


- V. 10 También yo y mis hermanos y mis criados les hemos prestado dinero y
grano; quitémosles ahora este gravamen.

- El primero que tiene que dar ejemplo en la obra de Dios debe ser el líder, el pastor
o el misionero.
- El ejemplo de un verdadero hombre de Dios motivará a los demás a hacer las
cosas para la obra de Dios (v. 13)

III. EL BUEN EJEMPLO DE UN HOMBRE DE DIOS


Neh 5:14-19 “También desde el día que me mandó el rey que fuese gobernador de
ellos en la tierra de Judá, desde el año veinte del rey Artajerjes hasta el año treinta y
dos, doce años, ni yo ni mis hermanos comimos el pan del gobernador. 15 Pero los
primeros gobernadores que fueron antes de mí abrumaron al pueblo, y tomaron de
ellos por el pan y por el vino más de cuarenta siclos de plata, y aun sus criados se
enseñoreaban del pueblo; pero yo no hice así, a causa del temor de Dios. 16
También en la obra de este muro restauré mi parte, y no compramos heredad; y
todos mis criados juntos estaban allí en la obra. 17 Además, ciento cincuenta judíos
y oficiales, y los que venían de las naciones que había alrededor de nosotros,
estaban a mi mesa. 18 Y lo que se preparaba para cada día era un buey y seis
ovejas escogidas; también eran preparadas para mí aves, y cada diez días vino en
toda abundancia; y con todo esto nunca requerí el pan del gobernador, porque la
servidumbre de este pueblo era grave. 19 Acuérdate de mí para bien, Dios mío, y de
todo lo que hice por este pueblo.

* En este paréntesis, Nehemías hizo una comparación entre sus doce años de
gobierno y las injusticias que se cometían en el país antes de que él llegara. El
gobernador no era elegido por el pueblo, sino que era designado por el rey de
Persia.

(a) Lo que hicieron los antiguos gobernadores:


 Les cobraban de impuestos 40 siclos de plata
 Pedían comida y vino
 Abrumaban al pueblo de manera abusiva

(b) Lo que hizo Nehemías en la obra de Dios:


 Restauró lo que le tocó: cumplió con su tarea de reconstruir la muralla de la
ciudad. FUE RESPONSABLE. No se convirtió en alguien que mandaba sino
en alguien que demostraba con su ejemplo qué hacer.
 No compró heredad: No se hizo de bienes materiales explotando al pueblo.
Todo lo que Nehemías adquirió lo hizo de manera limpia y transparente. NO
USÓ DE SU CARGO PARA SUS BENEFICIOS PERSONALES.
 Puso sus bienes para la obra de Dios: Los criados de Nehemías eran
esclavos de él y no era necesario que trabajaran en la obra de Dios sino en
las cosas de Nehemias, sin embargo, como era necesario mano de obra,
Nehemías puso sus criados (sus bienes) para el avance de la obra de Dios.

Los líderes en vez de aprovecharse de las cosas de Dios, deben poner sus
cosas para la obra de Dios. (Ponga sus cosas al servicio de Dios)
(c) ¿Qué preservó el corazón de Nehemías de no aprovecharse del pueblo a pesar de
estar en un alto rango? V. 15 EL TEMOR DE DIOS

Necesitamos hoy en día pastores, misioneros y líderes llenos del temor de Dios,
porque cuando ellos temen a Dios, cuidan su integridad y la obra de Dios crece.

RECUERDE: Un buen líder se mantiene en contacto con la obra que se realiza. Los que
son buenos líderes dirigen mejor no sólo por lo que dicen, sino por lo que hacen.

Conclusión: Amados hermanos, oremos por siervos de Dios que sean ejemplo para el
crecimiento de la obra de Dios.

Interessi correlati