Sei sulla pagina 1di 4
Jhunior Gerardo yalle cayo (Perú, 2002) nació el 13 de enero, estudiante universitario, originario de

Jhunior Gerardo yalle cayo (Perú, 2002) nació el 13 de enero, estudiante universitario, originario de Puerto Maldonado, edad 17 años, su pasión el futbol, la adrenalina y la música trap americano, amante de las motos, sueña con ser piloto de carreras, su padre Riegulo Gerardo yalle quintanilla, su madre Miriam Cayo Cutipa, su objetivo culminar su carrera de abogado para que llene de orgullo a su madre y a su padre y sea ejemplo de superación para sus hermanas menores, estudiante de la Universidad privada San Juan Bautista, estudiante de la facultad de Derecho, lleva el segundo ciclo de estudios en la Universidad.

David Auris Villegas (Perú, 1975) Escritor, ensayista, poeta, cuentista, articulista, profesor universitario,

David Auris Villegas (Perú, 1975) Escritor, ensayista, poeta, cuentista, articulista, profesor universitario, conferencista y teórico de la pedagogía ética y educación por la Universidad Nacional Mayor de San Marcos y master en educación por la Universidad de la Habana. Ha sido profesor capacitador en la Universidad Nacional Mayor de San Marcos y profesor de posgrado en varias Universidades peruanas.

Publico: cuentos de media noche, mañana al despertar piensa en mí, estrategias didácticas de comprensión lectora para la vida, como redactar artículos científicosy mini cuentos para soñar.

la delincuencia juvenil en chincha

Por: Jhunior Gerardo Asesor: David Auris Villegas

En los últimos años, la delincuencia ha aumentado de manera alarmante en nuestra Provincia. Este hecho se refleja en las recientes noticias alarmantes sobre asalto robo violaciones violencia narcotráfico que más teme la ciudadanía. Sus porcentajes

evidencian que, para los Chínchanos, la inseguridad ciudadana principal problema que enfrentamos.

En esta realidad sociocultural que estamos viviendo actualmente la problemática juvenil está incidiendo de sobre manera en el desarrollo de nuestras sociedades pues está afectando el equilibrio social que se debe mantener en todo orden de cosas la delincuencia juvenil se ha incrementado notoriamente en los últimos tiempos.

y la delincuencia es el

Es doloroso contemplar que en nuestra Provincia se haya producido este alarmante aumento de la delincuencia, cosa que también ocurre en otros partes del Perú. Estamos, pues, ante una problemática que se entrelaza con fenómenos de dimensión Nacional, como el narcotráfico, delincuencia corrupción etc.

La delincuencia siempre ha existido en Chincha, pero sería triste consuelo aferrarnos a esta idea para no hacer todo lo posible por eliminarla de nuestro país. La delincuencia juvenil forma parte de la vivencia cotidiana pues diariamente se suceden muchos actos delictivos que lindan con la moral y las buenas costumbres.

Los actos delictivos se sustentan por la mayor incidencia de jóvenes y su correspondiente nivel de educación. E ahí la existencia de pandillas bien notorias. Estas pandillas se ubican en: la cuarta cuadra de la calle Colon ultima cuadra la otra en el pasaje Donayre.

Uno de los aspectos en donde se afianza más la problemática es indudablemente en el aspecto educativo. Población escolar que por los demás ha aumentado considerablemente de resultas que hoy en día son más 10,000 estudiantes en todos los niveles que brinda la educación de los cuales indudablemente el 60% corresponden al nivel secundario.

Transitar la educación secundaria es un gran cometido de la educación de nuestra

provincia; pero también es un gran problema porque la liberalidad de los tiempos, la

globalización de la imagen y el video han terminado por cuestionar la

los jóvenes. Y se están adecuando a la realidad de otros países incluida la violencia

Esto ha terminado por traer abajo una serie de valores que la educación secundaria no puede cumplir y solucionar con cabalidad de esta gran masa estudiantil adolescente

forma de ser de

existe otra triste realidad. Sólo el 19% logran ingresar a la universidad. El 50% termina trabajando en fábricas textiles o con otro trabajo eventual, el 30 % termina casándose interviniendo ya el factor familiar y el 9% son drogadictos, pandilleros y revoltosos sin oficio ni beneficio, Esa es la realidad de la educación juvenil Chinchana.

La educación de los niños en nuestra provincia responde a la necesidad que tienen los

padres de familia de inculcar valores que tiendan a

jóvenes con convicciones propias de los niños y adolescentes. Sin esta realidad la educación primaria deja mucho que desear pues se ha notado que, en Pueblo Nuevo, los

niños si no han abandonado el colegio por motivos de trabajo, la relación familiar insostenible y su entorno hacen que se conviertan en pirañas y asolen las calles y mercados de Chincha.

aumentar una generación de

Esta es una grave situación que las autoridades locales tienen que corregir inmediatamente sino queremos que la situación se empeore.

Como sabemos el 10% de los estudiantes de nuestra localidad no llega a su centro

educativos

aquí cuando surgen la preocupación de autoridades

hijos e hijas en edad de la adolescencia de una u otra manera se entretiene en diversos centros que no son los educativos.

Es una triste realidad, pero los alumnos que termina su secundaria en otros colegios cuando postulan a un centro superior en su gran mayoría no ingresan por que su nivel de educación no está a la altura que la circunstancia lo requiere.

Es hora de revertir este estado de cosas, que solo nos ha traído inseguridad y zozobra que no puede seguir atrasándonos En esta realidad las autoridades policiales y judiciales tienen gran responsabilidad en esta problemática, La Nación lo Requiere. Y ahora nos toca a nosotros a solucionar esta triste realidad.

Este tipo de fenómeno ha causado muchos problemas en la provincia y ha generado enfrentamientos entre los familiares generando problemas líos riñas crímenes, en el seno de nuestra sociedad, esto afecta al libre ordenamiento de la ciudad Se necesita autoridad y severidad paternal Creo que el problema radica en la educación y la cultura de valores.

pero si salen de sus hogares con dirección a sus respectivos centros, es

y padres de familia por que los