Sei sulla pagina 1di 9

Introducción

Nadie puede juzgar. Cada uno sabe la dimensión del propio sufrimiento o la
ausencia total de sentido de su vida.

El presente trabajo es un relato de los sucesos de mi vida, importantes o no, que


describen las cosas vividas por mi persona. Incluyen una explicación en muchas
ocasiones para que usted pueda comprender y entender por qué surgieron ciertas
ideas y sucedieron algunas cosas en mi vida. Es importante saber o conocer los
sucesos en la vida de las personas para que podamos ser capaces de entender
por qué muchas veces de sus actitudes o formas de pensar. No podemos juzgar a
las personas a simple vista, siempre debemos de saber algo de ellas antes de
crear una idea o como muchas veces lo hacemos, una percepción para saber
cómo actuar con respecto a ellas. Ya que cada persona y cabeza es un mundo y
no podemos generalizar sin antes saber algo de las ellas mismas.

Cada ser humano es único, con sus propias cualidades, defectos, instintos, formas
de placer, formas de ser feliz, búsqueda de aventuras. Pero la sociedad termina
imponiendo una manera colectiva de actuar y la gente no se detiene a preguntarse
por qué te comportas así. Lo aceptan y ya. Tomamos dos caminos diferentes:
hacemos de nuestras vidas lo que las personas a nuestro alrededor planean que
hagamos o nos tratamos de rebelar contra eso y crear nuestra propia vida para ser
felices, porque somos educados sólo para amar, aceptar, perdonar y tratar de
descubrir salidas para evitar conflictos. Yo he tomado el primer camino y sea o no
el correcto, es algo que usted podrá decidir o juzgar (como incorrectamente
hacemos) al terminar de leer éstas páginas descubrirá las razones por las cuales
he tomado los caminos que he tomado a lo largo de mi vida. He recurrido a mis
recuerdos más lejanos, profundos e importantes de mi vida porque deseo que
descubran un poco de mí. Lo que soy y como soy.
Antecedentes familiares
Me llamo Sandra María Medina Hurtarte, nací el 12 de octubre de 1998, en
Antigua Guatemala departamento de Sacatepéquez. Pese 7 libras 12 onzas, nací
un día lunes a las 9:00 de la mañana, en el hospital nacional Pedro de
Bethancourt, mis padres cuentan que era una nena hermosa y que mis hermanos
me esperaban con muchas ansias. Mis padres se llaman: Salomón Medina
Estrada y Sandra Senovia Hurtarte Toledo. Tengo 2 hermanos mayores que se
llaman: Hugo David Medina Hurtarte de 28 años y Pablo Javier Medina Hurtarte de
23 años. Mis abuelitas se llaman: Senovia y Mayra, mis abuelitos ya fallecieron.

Fui Bautizada cuando tenía 3 meses, mis padrinos son Juan Galindo y Mirian de
Galindo, siempre fui una niña muy inquieta, me cuentan mis papas que me caí una
o dos veces de la cama, mis primeros pasos los di cuando tenía como un año, mi
abuelito Horacio me regalo cuando cumplí un año una bicicleta y me sentía muy
contenta cuando jugaba con ella y a él también le gustaba verme subida en ella,
de igual manera me caí muchas veces de ella.

Me gustaba jugar mucho con mis hermanos, pero como ellos eran más grandes
que yo, a veces me golpeaban, ellos jugaban pelota y yo quería jugar con ellos.
Cuando tenía 3 años fue el convite del lugar en donde vivo y las figuritas de un
baile entraron a mi casa, me sentía muy feliz porque me tome varias fotos con
Winnie Pooh.

Tengo muchos primos y primas, con todos me llevo muy bien, ahora ya todos
somos grandes, pero me hubiera gustado que nos quedáramos pequeños y poder
seguir jugando como cuando lo hacíamos en ese entonces.

Muchas veces me enferme pero mis papas, abuelitos y tíos, siempre se


preocupaban por mí, me llevaban al doctor. He tenido varias mascotas pero mi
perro Duque fue mi primer perro, murió porque ya estaba muy enfermo, luego a
los 5 años me regalaron otro que se llama Sparky, en el carné que nos dieron
cuando lo compramos, decía que nació el 12 de octubre y en esa misma fecha
nací yo, aún está vivo.

Mi papá trabajaba entonces con una americana y me gustaba ir a la casa donde


ella vivía porque trabajaba con mostacilla y hacían diferentes animalitos, pulseras
y collares, siempre que yo llegaba me regalaba alguno.

Cuando tenía como 6 años fuimos a Panajachel y nos llevamos a mi perro


(Sparky) y me divertí mucho, en otra ocasión fuimos a Tecpán, y vimos los
monumentos y ruinas, me pareció interesante.
Infancia
En el año 2004 empecé a estudiar en la escuela Cayetana Echeverría en el grado
de kínder, recuerdo que mi maestra se llama Seño Maricela, fue un año muy
bonito porque hice muchos amigos, Paula, que la conocí ahí, aún sigue siendo
una de mis mejores amigas.

En el año 2005 me pasaron al Colegio La Salle, me tocaba preparatoria, me gustó


mucho el colegio, era muy grande, tenía arenero y rotonda, conocí a muchos
amigos que actualmente son muy especiales para mí.

A mí mama le gustaba vestirme todos los años para el día de la Virgen de


Guadalupe, no había ningún año que no me vistiera.

En los demás años seguí con mis estudios en el colegio y cada año fue especial
porque cada vez entraban niños nuevos, que significaba amigos nuevos. En
segundo primaria me juntaba más con Fátima, Nicole, Andrea, Josseline entre
otras. En tercero primaria siempre seguía con mis amigas, cada año de estudio
valió la pena para estar en donde estoy ahora.

En agosto de 2008 realice mi Primera Comunión, recuerdo que en esos años


estaba la selex en el colegio y salí de sirenita, de mimo, enfermera, marcianito,
participe en concursos de dibujo y pintura, repostería, cocina, arreglos florales, etc.

Jugaba mucho a barbies, tenía muchos peluches creyendo que eran mis bebes, y
como tenía a mis dos hermanos de igual manera jugaba a la pelota, a tazos, yoyo
y carritos. A mi hermano mayor (Hugo) le gustaba jugar mucho conmigo, me
peinaba y cocinábamos, recuerdo que una vez hicimos pastelitos y con otra amiga
mía nos vistió de princesas, nuestro vestido era de nailon y nuestro carro una
carreta.

Me llevo muy bien con mi abuelita Mayra, todos los años en vacaciones me voy a
quedar con ella como un mes, ella me quiere mucho, me consentía mucho, si yo
quería cenar panqueques, los hacíamos juntas y eso cenábamos.

Con mi hermano Pablo, acampábamos en el jardín de la casa y en la noche


salíamos a ver las estrellas, ahí nació mi pasión por verlas, me encantan las
estrellas.

Me gustaban mucho las navidades y años nuevos, siempre ponía la estrella en el


árbol y me sentía muy feliz, la pasábamos en familia, en casa de mi tía, llegaban
todos mis primos y demás familia. Quemaba estrellitas y otros juegos artificiales,
hasta que una vez con mis primos estuvimos a punto de quemarnos.
Adolescencia
En primero básico conocí a muchas personas especiales en mi vida, conocí a
Lesvia, Melisa, Nilza, Fátima que son mis mejores amigas y le dieron sentido a mi
vida.

Las demás personas me percibían con un mal carácter, me criticaban sin conocer
porque pensaban que era creída, pero cuando me conocían opinaban que era
todo lo contrario.

Mi familia empezaba a decir que tengo mal carácter y que me enojo por todo, que
no se me podía decir nada porque ya estaba peleando, lo que ellos no sabían es
que era porque no me brindaban un poco más de confianza por ser la única mujer,
siempre me sobreprotegían tanto que llego a un punto de aburrirme y a enojarme.

Uno de mis primeros logros académicos fue cuando salí de tercero básico, me
sentía muy orgullosa de mi misma, porque pude demostrarle a un profesor que me
dijo que no podía y que iba a perder la clase, hice todo lo contrario y le demostré
que si podía dar lo mejor de mí. Una de las decisiones más difíciles fue escoger
que carrera quería seguir, ya que a mí no me llamaba la atención ninguna, mi
papá no quería que siguiera ciencias, el quería que siguiera bachillerato en
computación, no tenía opciones y ahora no me arrepiento de haberla seguido.

En marzo de 2013 conocí a Luis, que hasta la fecha sigue siendo mi novio, me
quiere y cuida mucho, se volvió una persona muy importante para mí, me ha
ayudado y apoyado en todo momento, nunca me deja sola, hace que mis días
sean mejores a pesar de que sean grises.

En octubre de 2013, celebraron mis quince años, fue una cena con mi familia y
amigos.

En 2015 me volví más unida a mi prima Gaby porque ella siguió la misma carrera
que yo, conocí a muchísimas personas más, que se volvieron parte de mí familia,
conocí a Enrique, Roberto, Analu, Nicole, Andrea, Damaris, María, Jorge, entre
muchas más, que jamás acabaría la lista. Me sentí muy cómoda y unida al grupo.

Recuerdo cuando era portera de mi equipo de futbol en el colegio, me gustaba


siempre jugar de portera, porque mi papá fue portero mucho tiempo, lo que no me
agradaba de mi grupo cuando jugábamos es que si perdíamos me culpaban a mí,
algunas veces jugaba como delantera o defensa. Jamás voy a olvidar cuando el
equipo de hombres gano en penales y yo salí corriendo hacia la puerta para
tocarla fuerte, todo mi grado se río de mi por la forma en que salí corriendo y toque
la puerta pura loca. Otro deporte que practiqué en mi adolescencia era el voleibol.
Adultez
Supe que era un adulto porque empecé a separar la fantasía con la realidad,
obteniendo un pensamiento crítico sustentable.

Empecé a separarme un poco de mi familia porque empecé a preocuparme más


por mí, a controlar mis sentimientos y pensamientos, ya no pensaba como aquella
niña que creía en los cuentos de hadas, empecé a compartir una confianza mutua
con quienes regularon los ciclos de su vida con la mía.

Uno de mis primeros logros en la adultez, fue graduarme y obtener el título de


bachiller en computación con orientación científica, así mismo inicie la búsqueda
de una carrera universitaria, mis papás no querían que viajara a Guatemala
porque está muy peligroso, así que busque las opciones en Antigua.

Inicie una meta que me propuse desde pequeña: llegar a la universidad, a inicios
de este 2017 empecé la licenciatura en tecnología y administración de negocios,
siempre he creído que la universidad es una vía cada vez más importante a la
adultez, ya que es una etapa en la que como adulto debemos ser capaz de tomar
decisiones propias y establecer relaciones más complejas, así como búsqueda de
un trabajo.

El año pasado fui a varias entrevistas de trabajo y me di cuenta que no llaman a


las personas que quieren seguir estudiando, para no quererle pagar más o darle
permisos para salir más temprano, hoy en día es raro que en un trabajo te den
espacio para estudiar ya que solo buscan su beneficio, pero mi papá me dio
trabajo en su café internet.

Lamentablemente por unos problemas mis papás se separaron, al principio me


afecto mucho pero con los meses fui entendiendo las razones por la cual ellos lo
hicieron.

La vida con mi pareja ha evolucionado mucho, ya no somos aquellos niños que no


pensábamos en nuestro futuro, no todo es color de rosa, hemos peleado mucho
pero siempre buscamos la solución a los problemas. Mi vida social mejoro mucho
porque me independice un poco más, mis papás ya no me miraban tanto con ojos
de niña, sino de una señorita.

Comencé con un programa de autoayuda para aprender a decir si, a las


oportunidades que yo piense que me convengan o ayuden y a decir no, a las
cosas que solo traerán sufrimiento o problemas; desde que lo comencé ha
mejorado mi vida notoriamente, me divierto más, vivo la vida y disfruto del
momento.
Presente
Hoy en mi diario vivir, soy una persona educada, respetuosa, amigable, sincera y
aplicada. Mis características físicas es que tengo ojos color café, pelo castaño,
color de piel blanca, mi estatura es de 1.61 metros, soy delgada, y cara redonda.

Últimamente me concentro más en lo que hago, estoy dando todo de mí para


poder ganar una de mis primeras metas a corto plazo del año, que es ganar mi
primer trimestre.

Mi forma de ser no ha cambiado mucho, simplemente soy un poco más abierta


con las personas, pero lo que me molesta de mi misma, es que aún tengo miedo
de hacer muchas cosas y que soy un poco tímida al principio con los demás, el
miedo más grande que tengo, respecto con la sociedad, es al qué dirán de mí,
siempre trato de mostrarles a todos lo mejor de mí para que no me critiquen tanto,
pero he aprendido que tengo que vivir para mí, no para los demás.

Tengo una muy buena comunicación con mi mamá, la cual me ayuda y me


aconseja para ser una mujer de bien y de la misma forma la ayudo a administrar
su pequeña empresa con la cual ella cuenta, que es vender producto Mexicano.

En mis tiempos libres me gusta leer, salir con mis amigas, ver videos, hacer
manualidades, salir a pasear con mi novio en su moto, descubrir nuevos lugares y
nuevas personas. Mis comidas favoritas son las papas fritas, la pizza y la comida
china.

Me gusta mucho cuidar el jardín, tengo muchos cactus, me parecen muy lindos,
creo que me representan porque parecen hacer daño pero cuando los tocas, no
hacen nada, tienen una flor preciosa y no necesitan muchos cuidados de riego.

Estoy aprendiendo a cocinar con mi mamá, me está enseñando a hacer las cosas
más fáciles, estoy haciendo un libro con todas recetas para que no se me olviden,
lo que quiero aprender también en estos meses, es aprender a hacer pasteles y
cupcakes.

Ayudo a papá con un negocio de café internet, es como mi trabajo.

Mi lugar favorito en la vida son los bosques, me encantan porque se siente una
paz y tranquilidad, no hay ruido y hay aire fresco.

Voy día con día tratando de dedicarme en un camino del cual me conduzca hacia
un mejor futuro, que me ayude a ser cada vez mejor, tratando de crecer y lograr
alcanzar mis metas que me he propuesto para ser mejor cada día.
Conclusiones

Estoy muy agradecida por lo que tengo, por lo que me ha tocado vivir, por lograr
las cosas que deseaba y por tener las ganas y la salud suficiente para luchar por
las cosas que faltan por conseguir.

He descubierto un mundo lleno de aventuras, viviendo la vida en cada momento,


no perderme ni un solo instante, debemos de pensar en nuestro presente, olvidar
el pasado y cubrir el futuro, no nos adelantemos a cosas que quizá ni van a llegar
a pasar, aprendí que no es bueno llevar siempre la misma rutina, porque tarde o
temprano me voy a aburrir, cambia constantemente, no es bueno ser siempre el
mismo. Yo he aprendido a decir sí o no, por miedo siempre decía que no a buenas
oportunidades, ahora pienso que hubiera pasado si hubiera dicho sí.

El hecho de haber conocido muchas personas distintas a lo que habitualmente era


mi entorno me llevó a aprender mucho más y a contemplar distintas opciones en la
vida, a pensar y a actuar de manera distinta.

Son muchas las conclusiones a las que se puede llegar luego de buscar
respuestas a través de un breve análisis. Este trabajo me ayudo a conocerme un
poco mejor a mí misma, a ver cuáles son mis objetivos y metas a corto plazo, de
alguna manera se retoman ideas, que por el afán de la vida, quedaron ocultos en
la memoria. Recordé que siempre le buscaba el por qué a las cosas que me
sucedían y a las decisiones que tomaba, pero al parecer fue una costumbre que
se olvidó, y que por ende ha hecho que muchos asuntos se queden sin una
solución precisa, como el motivo por el cual escogí mi profesión y hasta la fecha
no me arrepiento, porque tengo fe que voy a ser una profesional. Al obtener las
respuestas me encuentro en desacuerdo con muchas de ellas pero al mismo
tiempo me llevan a reflexionar sobre mi vida y lo que actualmente hago.
FOTOS

Antecedentes familiares e Infancia

Adolescencia y Adultez
Presente