Sei sulla pagina 1di 7

¿QUE ES EL PRESUPUESTO PARTICIPATIVO?

La Ley Estatutaria 1757 de 2015 que dicta disposiciones en materia de


promoción y protección del derecho a la participación democrática, establece en
su artículo 90 que el “El proceso del presupuesto participativo (PP) es un
mecanismo de asignación equitativa, racional, eficiente, eficaz y transparente de
los recursos públicos, que fortalece las relaciones Estado-Sociedad Civil”
Así mismo, la mencionada ley establece que la finalidad del presupuesto
participativo es recoger las aspiraciones y necesidades de la sociedad, para
considerarlos en los presupuestos y promover su ejecución a través de programas
y proyectos prioritarios, de modo que les permita alcanzar los objetivos
estratégicos de desarrollo humano, integral y sostenible. Así mismo, el uso de los
recursos a través de un adecuado control social en las acciones públicas, en
especial de los que tratan el artículo 355 de la Constitución Nacional.
Por su parte, tomando como referencia el documento sobre presupuesto
participativo de la Federación Colombiana de Municipios,1 éstos tienen los
siguientes principios:
Fomentan la Democracia Directa: en la medida en que la comunidad participa
de manera amplia y con las mismas condiciones de oportunidad para expresar sus
preferencias sobre la forma de resolver a través de proyectos de inversión las
necesidades más apremiantes de su vereda, barrio o zonas del municipio en el
marco de políticas y programas locales igualmente formuladas de manera
participativa en los planes municipales de desarrollo.
Aportan a la Transparencia: en cuanto el proceso implica la rendición de
cuentas, entendida como la presentación pública de acciones, logros y desaciertos
de la administración municipal, no solo frente a lo concertado en el presupuesto,
sino al total de los compromisos de la gestión local plasmados en los planes de
desarrollo, dando cuenta de los instrumentos empleados, tales como contratos,
convenios y alianzas, y sobre los recursos destinados a ellos y sus resultados.
Permiten el Control Social: entendido como la obtención de información por
parte de la comunidad, su análisis y su evaluación, no solo de lo acordado en el
presupuesto de inversión, sino frente a lo prometido en el programa de gobierno,
el plan de desarrollo y en los demás componentes del presupuesto municipal. De
esta acción participativa se esperan planteamientos de propuestas para corregir o
mejorar las acciones del gobierno municipal”.
DERECHOS DE PARTICIPACIÓN

Es el derecho de cada uno de los ciudadanos a participar en la dirección de los


asuntos públicos, votar Y ser elegidos en elecciones periódicas, justas y
auténticas y tener acceso a la función pública, en el marco de procesos
democráticos basados en el consentimiento del pueblo que garanticen su goce
efectivo junto a la libertad de expresión, reunión pacífica y asociación, cualquiera
sea la forma de Constitución o gobierno que adopta un estado.
Ejercer la voluntad popular y la función pública:
La participación es el derecho a través del cual el poder político puede actuar de
forma democrática, garantizando que la libre expresión de la voluntad de los
ciudadanos sea el límite y origen de la legitimidad de su ejercicio, así como
asiento de las decisiones sobre los asuntos públicos, en virtud de sus funciones y
facultades para cumplirlas.
Es la participación el medio para que los ciudadanos y sus organizaciones puedan
expresar su libre voluntad sobre las cuestiones de bien público y aspiren a una
carrera de servicio en el desempeño de funciones en cualquiera de los organismos
del estado, de acuerdo con el principio de igualdad de condiciones.

El ejercicio efectivo de la participación requiere del respeto a los siguientes


principios democráticos básicos:
1. que la Constitución y las leyes subordinen el poder público a la soberanía
popular.
2. que la voluntad de la mayoría este limitada por los derechos de las minorías.
3. Que los poderes públicos estén separados y gocen de Independencia y
equilibrio.
4. Que los representantes de los órganos ejecutivos y legislativos sean elegidos
libremente de forma periódica, por sufragio universal, directo y secreto.
5. Que las decisiones públicas sean descentralizadas y regidas por normas de
máxima publicidad y transparencia.
Para el ejercicio del derecho a la participación es necesario que la
organización y el funcionamiento del Estado sea democrático, lo cual
significa lo siguiente:
1. Existencia de espacios y mecanismos de participación a los cuales todos los
ciudadanos puedan concurrir libremente, sin restricciones burocráticas ni
discriminación.
2. Acceso a decisiones de manera informada y que estás sean sometidas
regularmente al debate y al escrutinio de los ciudadanos.
3. Disponer de procedimientos de examen exhaustivo y oportuno de denuncias,
peticiones, reclamos y quejas de los ciudadanos.
4. Respeto a la participación Autónoma e independiente, sin presiones ni
injerencias en los procesos donde los ciudadanos deben decidir por ellos mismos.

Participar en la dirección de los asuntos públicos:


Todos los ciudadanos tienen derecho a participar en la dirección de los asuntos
públicos, de forma directa o por medio de representantes libremente elegidos en
órganos legislativos, ejecutivos y administrativos del Estado. Ello incluye, entre
otros derechos,
1. Decidir sobre cuestiones de interés público mediante referendos u otros
procesos electorales.
2. Opinar o ser consultados en los procesos de formulación, ejecución y
evaluación de las decisiones públicas.
3. Presentar nuevas leyes o su reforma por iniciativa popular.
4. Realizar y participar en asambleas de foro propio para adoptar decisiones
sobre cuestiones locales o de una determinada comunidad.
5. Participar en consultas o deliberaciones en instancias de gobierno.
6. Ejercer influencia en los asuntos públicos mediante el debate y el diálogo
público con los representantes de cualquiera de los organismos de
gobierno.
7. Ejercer el control independiente de los actos de gobierno y solicitar
sanciones cuando haya violaciones de derechos o perjuicios al patrimonio
público.
Al participar en los asuntos públicos, los ciudadanos, las comunidades y las
asociaciones deben tener el derecho a determinar libremente los procesos
de elección de sus voceros o representantes sin injerencias ni influencias
indebidas.
Ejercer el voto y ser candidatos en elecciones periódicas, justas y auténticas
Todos los ciudadanos tienen derecho a participar como electores y candidatos en
elecciones libres, periódicas y auténticas, realizadas por sufragio universal, igual y
por voto secreto, que garantice la libre expresión de la voluntad de quienes
ejercieron su voto. Estos también se denominan derechos electorales los cuales
son, entre otros:

1. Libertad para formar o unirse a partidos o asociaciones con fines


partidistas.
2. Participar como integrantes de partidos o asociaciones partidistas en
procesos electorales.
3. Tener acceso a información sobre los procesos.
4. Postularse o proponer candidaturas con respaldo de ciudadanos, partidos y
asociaciones partidistas.
5. Registrarse como elector.
6. Promover y defender el voto.
7. Votar en forma individual, universal, directa y secreta.
8. Participar en escrutinios independientes de los procesos de votación.
9. Los Estados deben tomar medidas efectivas para garantizar que todas las
personas con derecho a voto puedan ejercerlo. Cuando sea necesario un
registro de votantes, éste debe facilitarse y no deben imponerse obstáculos
a dicho registro.

NO DISCRIMINACIÓN
Al referirse a “ciudadanos” y no a “personas”, los Estados deben promulgar
disposiciones jurídicas que definan la ciudadanía en el contexto del derecho a la
participación y no suspender o restringir ninguna de las formas de ejercerlo por
motivos de raza, color, sexo, idioma, religión, opiniones políticas o de cualquier
otra índole, origen nacional, posición económica, nacimiento o cualquier otra
condición social, a excepción de distinciones fundamentadas en criterios objetivos
y razonables previstos en la ley como por ejemplo entre las personas nacidas y
con nacionalidad y la edad para votar o ejercer cargos públicos.

En los derechos electorales está prohibido:


1. Restringir el derecho de voto basándose en la discapacidad física o
imponiendo requisitos de alfabetización, educación o propiedad.
2. Condicionar o privar el derecho al voto por pertenecer a un partido político.
3. Suspender el derecho al voto a personas que han sido privadas de libertad.
4. Las mujeres tienen derecho a ser electas para cualquier posición sometida
a elección popular. Las medidas especiales temporales dirigidas a la
igualdad entre hombres y mujeres, como la paridad de postulaciones no
deben ser consideradas discriminatorias.
Las fechas de elección, nominación, cuotas o depósitos deben ser razonables y no
discriminatorias.
El requisito de un número mínimo de apoyos no debe ser como barrera para la
nominación de candidaturas.

TUTELA
La acción de tutela es como se denomina al mecanismo previsto en el artículo 86
de la Constitución Política de Colombia vigente, que busca proteger los derechos
constitucionales de los individuos "cuando cualquiera de éstos resulten vulnerados
o amenazados por la acción o la omisión de cualquier autoridad pública". La
acción procede en algunos casos cuando se violan de manera directa ciertos
derechos de carácter fundamental, como mecanismo transitorio cuando se busca
evitar un perjuicio irremediable o en aquellos casos en los cuales no haya ningún
mecanismo idóneo para proteger un derecho fundamental.
Definición de acción de tutela:
Es la garantía constitucional del derecho que tiene toda persona a la protección
judicial de sus derechos fundamentales a través de un recurso efectivo.
La constitución señala claramente que: "La protección consistirá en una orden
para que aquel respecto de quien se solicita la tutela, actúe o se abstenga de
hacerlo". El fallo, que será de inmediato cumplimiento, podrá impugnarse ante el
juez competente y, en todo caso, este lo remitirá a la Corte Constitucional para su
eventual revisión. Esta acción solo procederá cuando el afectado no disponga de
otro medio de defensa judicial, salvo que aquella se utilice como mecanismo
transitorio para evitar un perjuicio.
Marco legal de la acción de tutela:
El marco legal se basa en el Decreto extraordinario 2591/91 de Colombia, el cual
trata del reglamento para el ejercicio de la acción de tutela.
Derechos protegidos por la acción de tutela:
Según el artículo 2 del Decreto 2591, se garantizan los derechos fundamentales.
Según la Corte Constitucional de Colombia, el que un derecho sea fundamental
no se puede determinar sino en cada caso en concreto, según la relación que
dicho caso tenga con uno u otro derecho fundamental; es decir, la Constitución no
determina de una manera clara cuáles son los derechos fundamentales, de tal
manera que como tales no se puede considerar únicamente a los que la
Constitución de 1991 enuncia en el Capítulo I del Título II.
Características de la acción de tutela:
Los caracteres distintivos que ofrece la acción de tutela son:
Subsidiaria o residual: porque solo procede cuando no se dispone de otro medio
de defensa judicial.
Inmediata: porque su propósito es otorgar sin dilaciones la protección solicitada.
Sencilla o informal: porque no ofrece dificultades a su servicio.
Específica: porque se contrae a la protección exclusiva de los derechos
fundamentales.
Eficaz: porque en todo caso exige del juez un pronunciamiento de fondo para
conceder o negar el amparo del derecho.
Preferente: porque el juez la tramitará con prelación a otros asuntos, salvo la
acción de habeas corpus. Los plazos son perentorios e improrrogables.
Sumaria: porque es breve en sus formas y procedimientos.
MECANISMO PARA SEGUIMIENTO AL INTERIOR DE LA ENTIDAD DE LA
ACCION DE TUTELA
1. se recibe en radicación: recibir la solicitud con los documentos adjuntos y
transferir por infopoint.
2. caracterización jurídica tutelas: caracterizar de conformidad con el tema
relacionado con la acción de tutela.
3. solicitar información: de ser el caso, elaborar, revisar y aprobar la
solicitud de información a las dependencias cuando se requieren insumos
de acuerdo con sus competencias.
4. recibir información y proyectar respuesta: de ser el caso, recibir la
información y elaborar respuesta a la acción de tutela de acuerdo con los
insumos aportados por la dependencia competente.
5. enviar respuesta: enviar respuesta al despacho judicial, con copia al
dependiente judicial para que la radique.
6. recibir fallo y determinar si procede impugnación: recibir fallo, analizar
la decisión judicial y determinar si procede impugnación. Si no procede se
archivará o se trasladará a la respectiva dependencia que deba dar
cumplimiento.
7. revisar información y elaborar oficio de impugnación: revisar
antecedentes legales, administrativos y elaborar escrito de impugnación, en
plantilla de oficio.
8. recibir fallo de segunda instancia: recibir fallo de segunda instancia y se
delega a la regional para dar cumplimiento.
9. archivar: recibir copia del radicado de comunicación y, junto con el fallo, se
archiva de acuerdo con lo establecido en el procedimiento organización del
archivo de gestión.
10. seguimiento a la acción de tutela: el seguimiento a la acción de tutela
deberá hacerse hasta su respectivo fallo de segunda instancia, a través de
los distintos medios tales como estados, sistemas de la rama judicial y
correo electrónico, entre otros.