Sei sulla pagina 1di 16

La infalibilidad de la Biblia

08.22.06

Por Norman L. Geisler


La Biblia es inspirada, pero infalible; es decir, sin errores. La razón es
sencilla: la Biblia es la Palabra de Dios, y Dios no puede equivocarse; por lo
tanto, la Biblia no puede equivocarse. Para negar la infalibilidad de la Biblia
uno debe afirmar que Dios puede equivocarse o que la Biblia no es Palabra de
Dios.
Dios no puede equivocarse
Las escrituras declaran
enfáticamente que "es imposible que Dios mienta" (Heb. 6:18 RVR1995). Pablo
habla del "Dios que no miente" (Tito 1:2 NVI). El es un Dios que, aunque
nosotros seamos infieles, "permanece fiel; no puede negarse a sí mismo" (2 Tim.
2:13 RVR1995). Dios es la verdad (Jn. 14:6) y también su Palabra es la verdad.
Jesús dijo al Padre: "Tú palabra es verdad" (Jn. 17:17 RVR1995). El salmista
exclamó: "La suma de tu palabra es verdad" (Sal. 119:160 RVR1995).
La Biblia es la Palabra de Dios
Jesús se refirió al
Antiguo Testamento como la "Palabra de Dios" que "no puede ser quebrantada"
(Jn. 10:35 NVI). Dijo: "Mientras existan el cielo y la tierra, ni una letra ni
una tilde de la ley desaparecerán hasta que todo se haya cumplido" (Mt. 5:18
NVI). Pablo agregó: "Toda la Escritura es inspirada por Dios" (2 Tim. 3:16
NVI). Salió "de la boca de Dios" (Mt. 4:4 NVI). Aunque fueron humanos quienes
registraron los mensajes "la profecía no ha tenido su origen en la voluntad
humana, sino que los profetas hablaron de parte de Dios, impulsados por el
Espíritu Santo" (2 P. 1:21 NVI).
Jesús dijo a los líderes religiosos de su tiempo: "por la tradición que se
transmiten entre ustedes, anulan la palabra de Dios" (Mc. 7:13 NVI). Jesús
centró su atención en la Palabra de Dios escrita al afirmar una y otra vez:
"Escrito está.....Escrito está..... (Mt. 4:4, 7, 10). Esta frase aparece más de
noventa veces en el Nuevo Testamento. Es un fuerte indicador de la autoridad
divina de la Palabra de Dios escrita. Enfatizando la naturaleza infalible de la
verdad de Dios, el apóstol Pablo se refirió a las Escrituras como "la palabra
de Dios" (Rom. 9:6 RVR1995).
Conclusión lógica: la Biblia no puede equivocarse
Sí,
Dios ha hablado, y no ha tartamudeado. El Dios de la verdad nos ha dado la
Palabra de Verdad, y ésta no contiene ninguna mentira. La Biblia es la Palabra
infalible de Dios.
¿Qué pasa con la ciencia y la historia?
Algunos han
sugerido que la Escritura siempre es confiable en asuntos espirituales y
morales, pero que no siempre es correcta en asuntos históricos. Sin embargo,
los primeros frecuentemente están intercalados con lo histórico y lo
científico. Un cuidadoso examen de la Escritura revela que las verdades
científicas (hechos) con frecuencia son inseparables de las espirituales. Por
ejemplo, no se puede separar la resurrección de Cristo, una verdad espiritual,
del hecho de que su cuerpo abandonó la tumba y más tarde apareció físicamente
(Mt. 28:6; 1 Cor. 15:13-19). Así mismo, si Jesús no nació de una virgen
biológica, no es diferente del resto de la raza humana sobre quien yace el
estigma del pecado de Adán (Rom. 5:12). Además, la muerte de Cristo por
nuestros pecados no puede separarse de su literal derramamiento de sangre en la
cruz, porque "sin derramamiento de sangre no hay remisión" (Heb. 9:22 RVR1995).
La existencia y caída de Adán no pueden ser un mito. Si no hubo un Adán ni una
caída reales, entonces la enseñanza espiritual sobre el pecado heredado y la
muerte física es un error (Rom. 5:12). La realidad histórica y la doctrina
teológica permanecen de pie o caen juntas. Así mismo, la enseñanza moral de
Jesús acerca del matrimonio se basó en la unión de un Adán real con una Eva
real (Mt. 19:4-5). En cada uno de estos casos la enseñanza moral o teológica
pierde significado si se separa del hecho histórico. Si uno niega la
literalidad espacial y temporal del suceso, no hay bases para creer la doctrina
construida sobre la Escritura.
A menudo Jesús comparó realidades espirituales con sucesos del Antiguo
Testamento, como su muerte y resurrección con Jonás y el gran pez (Mt. 12:40);
o su segunda venida con los días de Noé (Mt. 24:37-39). Tanto la ocasión como
la forma de esa comparación dejan claro que Jesús estaba afirmando la
historicidad de esos sucesos del Antiguo Testamento. De hecho, Jesús aseguró a
Nicodemo: "Si les he hablado de las cosas terrenales, y no creen, ¿entonces
cómo van a creer si les hablo de las celestiales?" (Jn 3:12, NVI). En resumen,
si la Biblia no habla con la verdad acerca del mundo físico, entonces no se
puede confiar en ella cuando habla del mundo espiritual. Los dos están
intimamente realacionados.
¿Qué es "verdad" y "error"?
Como la Biblia es
enteramente verdad, es necesario especificar con mayor claridad qué queremos
decir con "verdad" y qué constituiría un "error". Por verdad entendemos lo que
corresponde a la realidad. Luego, un error es lo que no corresponde a la
realidad. La verdad es decir las cosas como son. El error es lo contrario. Por
lo tanto, nada erróneo puede ser verdadero, aunque el autor haya tenido la
intención de contar la verdad al decir algo erróneo. Un error es un error, no
sólo una desorientación. De no ser así, toda expresión sincera sería verdadera,
aunque fuera una burda equivocación. Así mismo, algo no es verdad sólo porque
logra un propósito, ya que muchas mentiras triunfan.
Claramente, la Biblia se refiere a la verdad como aquello que corresponde a
la realidad y al error como lo que no corresponde a la realidad. Esto es
evidente a partir del hecho de que la palabra "error" se utiliza para faltas
aunque no sean intencionales (Lv. 4:2). En todo su texto, la Biblia implica una
visión de correspondencia con la realidad. Por ejemplo, cuando los diez
Mandamientos ordenan "No des falso testimonio" (Ex. 20:16 NVI), se implica que
no está bien interpretar mal los hechos. Así mismo, se utiliza una visión de
correspondencia con la realidad cuando los judíos hablan de Pablo al
gobernador: "Usted mismo, al interrogarlo, podrá cerciorarse de la verdad de
todas las acusaciones que presentamos contra él" (Hch. 24:8, NVI). Estando en
eso él dice: "Usted puede comprobar fácilmente" los hechos (Hch. 24:11
NVI).
¿Puede el carácter humano de la Biblia afectar su
veracidad?
La Biblia puede ser la Palabra inspirada por Dios en
un sentido, pero también es palabra humana. Sus autores fueron humanos y "errar
es humano". Por lo tanto, debemos esperar que haya algunos errores en la
Biblia. Así va el argumento. En pocas palabras, la clara y sencilla verdad de
Dios ha sido oscurecida por la mentira de Satanás, el maestro de la mentira
(ver Jn 8:44).
Analicemos con razonamientos lo que está mal. Una sencilla analogía puede
ayudarnos. Consideremos un razonamiento paralelo e igualmente defectuoso: 1)
Jesús fue humano, 2) los seres humanos pecan, 3) por lo tanto, Jesús pecó.
Cuaquier estudiante de Biblia puede ver rápidamente que esta conclusión es
errónea. Jesús nunca pecó (Heb. 4:15 BLS; 2 Cor. 5:21 NVI). Jesús fue un
"cordero sin mancha y sin defecto" (1 P. 1:19, NVI). Como Juan dijo acerca de
Jesús: "él es puro" y "justo" (1 Jn. 3:3, 2:1; NVI). Entonces, si Jesús nunca
pecó, ¿cuál es el defecto del argumento 'Jesús fue humano, los humanos pecan,
por lo tanto Jesús pecó'? ¿Dónde se pierde la lógica?
El error está en asumir que Jesús fue como cualquier otro humano. Por
supuesto los simples seres humanos pecan, pero Jesús no fue un simple ser
humano. Fue un humano perfecto. De hecho, Jesús no sólo era humano, también era
Dios. Así mismo, la Biblia no es un simple libro humano, también es Palabra de
Dios. Como Jesús, la Biblia es divina y humana. Y así como Jesús fue humano
pero no pecó, la Biblia es un libro humano pero no yerra. Tanto la Palabra Viva
de Dios (Cristo) como su Palabra escrita (la Escritura) son humanos pero no
yerran. Son divinos y no pueden equivocarse. No puede haber más error en la
Palabra escrita de Dios (la Escritura) que pecado en la Palabra Viva de Dios.
Dios no puede errar, punto.

____________________________________________________________________

Si Dios es infalible, también lo es Su Palabra. La doctrina de la infalibilidad de la Biblia


se basa en una comprensión de la perfección del carácter de Dios. La Palabra de Dios es
"perfecta, que convierte el alma" (Salmo 19:7), porque Dios mismo es perfecto.
Teológicamente, Dios está estrechamente relacionado con Su Palabra; al Señor Jesús se
le llama "el Verbo" (Juan 1:14).

Cabe señalar que la doctrina de la infalibilidad sólo se refiere a los documentos


originales. En la mayoría de las veces, las malas traducciones, los errores de impresión y
errores ortográficos, son errores humanos evidentes y fáciles de distinguir. Sin embargo,
lo que los autores bíblicos escribieron originalmente, estaba totalmente libre de error o
de omisión, ya que el Espíritu Santo supervisaba la labor de ellos. Dios es veraz y
perfectamente confiable (Juan 14:6; 17:3), al igual que Su Palabra (Juan 17:17).

La Biblia afirma perfección completa (a diferencia de algo parcial) en el Salmo


12:6, Salmo 19:7, Proverbios 30:5, y en muchos otros lugares. De principio a fin es real
y, de hecho, nos juzga (y no al revés), "Porque la palabra de Dios es viva y eficaz, y más
cortante que toda espada de dos filos; y penetra hasta partir el alma y el espíritu, las
coyunturas y los tuétanos, y discierne los pensamientos y las intenciones del corazón"
(Hebreos 4:12).

_______________________________________________________________________

4 razones por las que la Biblia es inerrante


Rechazar la inerrancia resultará en graves consecuencias para la Iglesia.

La Palabra de Dios, como regla de fe y práctica, está bajo ataque y lo estará hasta que Cristo venga. Al
hombre le parece anticuado lo que Dios ha dicho, y el enemigo siempre ha intentado convencer al
hombre que lo que Dios ha dicho no es cierto.

La doctrina de la inerrancia, por lo tanto, es fundamental en nuestro tiempo. Pero, ¿qué es la inerrancia?
Se ha dicho que la fe cristiana tiene tres fundamentos que no son negociables:

1. La inspiración de la Palabra
2. Su infalibilidad
3. Su inerrancia

Los tres fundamentos se complementan y es bueno que tengamos esto claro.

La inspiración trata con el origen de la Biblia. Los evangélicos creemos que “Dios exhaló” las palabras
de la Biblia usando a humanos para escribirlas. Pablo escribe:

“Toda Escritura es inspirada por Dios (literalmente: “exhalada por Dios”) y útil para enseñar, para
reprender, para corregir, para instruir en justicia, a fin de que el hombre de Dios sea perfecto, equipado
para toda buena”, 2 Timoteo 3:16-17.

La infalibilidad tiene que ver con la autoridad y la naturaleza duradera de la Biblia. Ser infalible
significa que algo es incapaz de fallar y, por lo tanto, no se puede romper. Pedro dijo: “La palabra del
Señor permanece para siempre” (1 Pe. 1:23-25), y por lo tanto su autoridad no se puede quebrantar.

La inerrancia significa que lo que Dios ha dicho es sin error. Es creer en la “total veracidad y fiabilidad
de las palabras de Dios” (Grudem, Systematic Theology, p. 90). Jesús dijo: “Tu palabra es verdad” (Jn.
17:17). Esta inerrancia no es solo en los pasajes que hablan sobre la salvación, sino que también aplica a
todas las declaraciones históricas y científicas. La Biblia no solo es precisa en asuntos de fe y práctica,
sino que es precisa y sin error con respecto a cualquier afirmación (Jn. 3:12).

La Biblia no solo es precisa en asuntos de fe y práctica,


sino que es precisa y sin error con respecto a cualquier
afirmación.

¿Porque es importante la inerrancia?


La inerrancia es extremadamente importante. Aquí hay 4 razones:

1. Se basa en el carácter de Dios.

La inerrancia se basa en el carácter de Dios que no puede mentir (He. 6:18; Ti. 1:2). Dios no puede
mentir intencionalmente porque es quien dio la ley moral absoluta. No puede equivocarse porque es
omnisciente. Y si la Biblia es la Palabra de Dios escrita (y lo es), entonces es sin error.

2. Fue enseñada por Cristo y los apóstoles.

La inerrancia fue enseñada por Cristo y los apóstoles en el Nuevo Testamento. Esta debería ser nuestra
base principal para creer esta doctrina. B. B. Warfield dijo:

“Creemos en esta doctrina de la inspiración plenaria de las Escrituras principalmente porque es la


doctrina que Cristo y sus apóstoles creyeron, y que ellos nos han enseñado” (Limited Inspiration, citado
por Mohler, p. 42)

Para citar a Jesús mismo: “La Escritura no puede ser quebrantada” (Jn. 10:35), y “hasta que pasen el
cielo y la tierra ni una pizca, ni un punto, pasará de la Ley hasta que todo se haya cumplido” (Mt. 5:18).

3. Es la posición histórica de la Iglesia.

La inerrancia es la posición histórica de la Iglesia cristiana. Albert Mohler, presidente del Seminario
Bautista del Sur, señala que incluso algunos de los que se oponen a la doctrina de la inerrancia han
estado de acuerdo en que la inerrancia es la posición estándar de la Iglesia cristiana a lo largo de los
siglos. Mohler cita a los hermanos Anthony y Richard Hanson, eruditos anglicanos:

“Los padres cristianos y la tradición medieval continuaron esta creencia [en la inerrancia], y la Reforma
no hizo nada para debilitarla. Por el contrario, dado que para muchos teólogos reformados la autoridad
de la Biblia tomó el lugar que el papa había tenido en el esquema medieval, la infalibilidad de la Biblia
se mantuvo firmemente y se definió más explícitamente entre algunos teólogos reformados” (pp. 48-49).

También dicen: “Las creencias aquí negadas [a saber, la inerrancia] eran creídas por todos los cristianos
desde el principio hasta hace aproximadamente ciento cincuenta años” (p. 41).

4. Es fundamental para todas las demás doctrinas.

La doctrina de la salvación no tiene autoridad divina aparte


de la infalibilidad e inerrancia de la Escritura.
La inerrancia es fundamental para todas las demás doctrinas cristianas esenciales. Es verdad, hay
algunas doctrinas (como la muerte expiatoria y la resurrección corporal de Cristo) más esenciales para la
salvación. Sin embargo, todas las doctrinas relacionadas con la salvación derivan su autoridad divina de
la Palabra de Dios.
Entonces, la doctrina de la autoridad divina y la inerrancia de las Escrituras es el fundamento de todos
los fundamentos. Por lo tanto, aunque uno puede ser salvo sin creer en la inerrancia, la doctrina de la
salvación no tiene autoridad divina aparte de la infalibilidad e inerrancia de la Escritura.

La inerrancia merece una gran consideración entre los evangélicos y se ha ganado con razón el estatus de
ser esencial para la fe cristiana. Por lo tanto, reducir la inerrancia al nivel de no esencial o incidental en
la fe cristiana revela una ignorancia de las raíces teológicas e históricas del cristianismo. La inerrancia es
fundamental para un cristianismo consistente y saludable. Ella simplemente no puede rechazarse sin
graves consecuencias, tanto para el individuo como para la Iglesia.

__________________________________________________________________________

La infalibilidad y la infalibilidad de la
Biblia
Nota del Editor
Infalibilidad en relación con la Biblia es muy diferente de lo que mucha gente
piensa que es! Los escépticos pueden mostrar muchas diferencias de redacción
entre diferentes (traducciones de Inglés) Biblias. También parecen conocer una
lista de los versos en el (idioma Inglés moderno) Biblia que parece contradecir la
información conocida o incluso la propia. Por lo tanto, afirman que la
infalibilidad no es verdad de la Biblia.

Si el tema que nos ocupa es la Biblia moderna Inglés-idioma, puede ser que tenga
razón. Pero los expertos afirman que en realidad nunca CUALQUIER modernas
de la Biblia es totalmente infalible. Afirman que los manuscritos originales
fueron! Si se acepta que Dios inspiró la escritura de los libros de la Biblia, a
continuación, afirmar lo contrario implicaría que, o bien le hará o permitirá
errores en la Biblia o que Él no es tan omnisciente como creemos que Él es. Por
lo tanto, la pretensión de infalibilidad de la Biblia sólo se hace con respecto a los
manuscritos originales. En lo que se sabe, todos los manuscritos originales de
hace mucho tiempo que se desintegró, y sólo Scribe-hizo copias de cualquiera de
ellos todavía existen, por lo que la demanda respecto a la infalibilidad de los
manuscritos originales es, probablemente, más allá de cualquier posible prueba.

 Masivas de la investigación científica en torno a 20000 Scribe copiar


manuscritos antiguos, ha dado lugar a una serie de pequeñas mejoras con
respecto a la fuente griega y los textos hebreo antiguo. Vea la presentación
de creer en la Biblia para saber más sobre eso. El texto actual se cree que
son muy cercanos a lo que el original debe haber sido.
 El texto original griego o hebreo antiguo a menudo tienen una serie de
traducciones en Inglés, que es el motivo por el cual hay un gran número de
versiones de Inglés de la Biblia. Todos ellos se traducen de la misma los
textos griego y hebreo antiguo. Vea las presentaciones CREER sobre la
traducción literal, y de Historia de la Biblia para saber más sobre eso.
 No existe en el formato de los textos originales. A pesar de que algunos
modernos Ministros insisten en que la Biblia es infalible a la perfección,
con respecto a cada marca de puntuacion, que no es cierto. Al menos hasta
el 900 dC, marcas de puntuacion no se incluyeron en los textos bíblicos.
No hubo números de versículos o Capítulo hasta siglos después. En
realidad, antes de alrededor de 900 dC, los textos fueron escritos
en Scriptua continua, donde no hay espacios entre las palabras o frases,
uso de mayúsculas y sin puntuacion. Debe haber sido muy difícil de leer.
Vea la presentación de creer en la traducción de la Biblia para tener una
idea de todo esto.

En cualquier caso, los escépticos y críticos podría ser correcto con respecto a
algunos errores de menor importancia de los detalles Biblias en Inglés moderno,
pero sus críticas se afirma que no se aplica a los manuscritos originales.

La infalibilidad y la infalibilidad de la Biblia


Avanzadas de la información
La cuestión de la autoridad es fundamental para cualquier teología. Desde la
teología protestante ha situado autoridad en la Biblia, la naturaleza de la
autoridad bíblica ha sido una preocupación fundamental. La Reforma pasó a sus
herederos la creencia de que la máxima autoridad no descansa en la razón o
de un Papa, pero en una Escritura inspirada. Por lo tanto, dentro de
conservadores Protestantismo la cuestión de la infalibilidad ha sido muy
debatido.
Las dos palabras más a menudo se utiliza para CREER
expresar el carácter de autoridad de las Escrituras son Religioso
"infalibles" y "infalible". Aunque estos dos términos Información
son, por razones etimológicas, aproximadamente Fuente
sinónimos, se utilizan de manera diferente. En la teología página web
católica romana "infalible" se aplica a la Biblia, Nuestra lista de
"infalible" para la iglesia, en particular la función de la 2.300 Temas
enseñanza del Papa y el magisterio. Dado que los Religiosos
protestantes rechazan la infalibilidad del Papa y la Iglesia, E-mail
la palabra se ha utilizado cada vez más de las Escrituras.
Más recientemente "infalible" ha sido defendido por aquellos que se aferran a lo
BB Warfield llama inspiración limitado, pero lo que hoy se denomina
mejor infalibilidad limitada. Limitan Biblia infalibilidad de la que las
cuestiones de fe y práctica, en particular las cuestiones
soteriológica:. Stephen Davis T refleja esta tendencia cuando se da estipulativa
una definición de la infalibilidad Biblia no hace falsas engañosas declaraciones
acerca de o sobre asuntos de fe y práctica. En este artículo, el Ambos términos
se utilizan como prácticamente sinónimos.

Definición de Infalibilidad

La infalibilidad es la opinión de que cuando todos los hechos conocidos, que


demuestran que la Biblia en sus autógrafos originales y correctamente
interpretada es totalmente cierto y no falso en todo lo que afirma, que si se
refiere a la doctrina o la ética o al desarrollo social, físico, o ciencias de la
vida.

Un número de puntos en esta definición merecen discusión. Infalibilidad no es


demostrable actualmente. El conocimiento humano es limitado de dos maneras.
En primer lugar, debido a nuestra finitud y el pecado, los seres humanos
malinterpretar los datos que existen. Por ejemplo, falsas conclusiones pueden
extraerse de las inscripciones o textos. En segundo lugar, que no poseen todos
los datos que influyen en la Biblia. Algunos de esos datos se pueden perder
para siempre, o pueden estar esperando a ser descubiertas por los arqueólogos. Al
afirmar que la infalibilidad que se mostrará a ser cierto después de todo, los
hechos son conocidos, se reconoce esto. El defensor de la infalibilidad sólo
sostiene que no habrá conflicto en la final.

Además, la infalibilidad se aplica por igual a todas las partes de la Biblia


como se había escrito. Esto significa que no se presente manuscrito o una copia
de la Escritura, no importa cómo es exacto, se puede llamar infalible.
Esta definición también se refiere a la infalibilidad de la hermenéutica. La
hermenéutica es la ciencia de la interpretación bíblica. Es necesario interpretar un
texto correctamente, para conocer su significado correcto, antes de afirmar que lo
que un texto dice es falso. Por otra parte, un principio hermenéutico clave
enseñada por los Reformistas es la analogía de la fe, que exige que se armonicen
contradicciones aparentes, si es posible. Si aparece un pasaje para permitir
dos interpretaciones, una de las cuales entra en conflicto con otro paso y uno
de los cuales no lo hace, el este último debe ser aprobado.

Probablemente el aspecto más importante de esta definición es su definición de la


infalibilidad en términos de verdad y falsedad en lugar de en términos de error.
Ha sido mucho más común para definir la infalibilidad como "sin errores", pero
una serie de razones para argumentar sobre la infalibilidad de la verdad y la
falsedad. Para utilizar el "error" es negar una idea negativa.

La verdad, por otra parte, es una propiedad de las penas, no palabras. Algunos
problemas se asocian con puntos de vista relacionados con "error". Por último, el
"error" ha sido definido por algunos en el debate contemporáneo de tal manera
que casi todos los libros jamás escritos se califican como infalible. Error, dicen,
es un engaño intencional, puesto que la Biblia nunca engaña deliberadamente a
sus lectores, es infalible. Esto significaría que casi todos los otros libros también
son infalibles, ya que pocos autores intencionalmente engañar a sus lectores.

Algunos han sugerido que la Biblia misma podría ayudar en la solución del
sentido del error. Al principio esto parece ser una buena sugerencia, pero hay
razones para rechazarla. En primer lugar, "infalibilidad" y "error" se teológica en
lugar de términos bíblicos. Esto significa que la Biblia no se aplica ni la palabra a
sí mismo. Esto no quiere decir que no es apropiado para utilizar estas palabras de
la Biblia. Otro término teológico es "trinidad". Es, sin embargo, más difícil de
definir esas palabras. En segundo lugar, un estudio de las palabras hebreas y
griegas de error se pueden clasificar en tres grupos: los casos de error por el que
la intencionalidad no puede ser que se trate (por ejemplo, Job 6:24; 19:4), los
casos de error por el que la intencionalidad puede o no ser que se trate (por
ejemplo, 2 Samuel 6:7.), y los casos en que la intencionalidad debe ser que se
trate (por ejemplo, Jue 16:10 -. 12). Error, entonces, no tiene nada que ver con la
intencionalidad.

Ciertamente, la precisión de la declaración y la medición no será hasta los


estándares modernos, pero siempre y cuando lo que se dice es cierto, la
infalibilidad no está en duda.
Por último, la definición de la infalibilidad que cubre todas las áreas del
conocimiento. La infalibilidad no se limita a cuestiones de interés soteriológico o
éticas. Debe quedar claro que las afirmaciones bíblicas acerca de la fe y la ética
se basan en la acción de Dios en la historia. No hay dicotomía clara se puede
hacer entre la teología y de hechos.

Argumentos a favor de la Infalibilidad

Los argumentos principales de la infalibilidad son bíblicos, históricos y


epistemológicos en la naturaleza.

El argumento bíblico

En el corazón de la creencia en un infalible e infalible Biblia es el testimonio de


la Escritura misma. Hay un cierto desacuerdo en cuanto a si la Escritura enseña
esta doctrina explícita o implícitamente. En la actualidad, el consenso es que la
infalibilidad que se enseña de manera implícita.

En primer lugar, la Biblia enseña su propia inspiración, y esto requiere la


infalibilidad. Las Escrituras son el aliento de Dios (2 Tim. 3:16), lo que garantiza
que son sin error.

En segundo lugar, en Deut. 13:01 - 5 y 18:20 - 22 Israel se da criterios para


distinguir el mensaje de Dios y mensajero de falsas profecías y los
profetas. Una marca de un mensaje divino es total y absoluta veracidad. Un
paralelo válida se puede hacer entre el profeta y la Biblia. La palabra del profeta
era generalmente oral, aunque podría ser grabado e incluido en un libro, los
escritores de la Biblia la palabra de Dios comunicada en forma escrita. Ambos
son instrumentos de la comunicación divina, y en ambos casos el elemento
humano es un ingrediente esencial.

En tercer lugar, la Biblia enseña su propia autoridad, y esto requiere la


infalibilidad. Los dos pasajes más comúnmente citados son Matt. 05:17 - 20 y
Juan 10: 34-35. Ambos registrar las palabras de Jesús. Jesús en el antiguo dicho
que el cielo y la tierra pasarán antes de que el más mínimo detalle de la ley no se
cumpla. La autoridad de la ley se basa en el hecho de que cada detalle se
cumplirán. En Juan 10:34 - 35 Jesús dice que la Escritura no puede ser
quebrantada por lo que es absolutamente vinculante. Si bien es cierto que ambos
pasajes hincapié en la autoridad de la Biblia, esta autoridad sólo puede
justificarse por la tierra o en la infalibilidad. Algo que contiene errores no pueden
ser totalmente auténticas.
En cuarto lugar, la Escritura utiliza la Escritura en una manera que apoye su
infalibilidad. A veces todo un argumento se basa en una sola palabra (por
ejemplo, Juan 10:34 - 35. Y "Dios" en el Salmo 82:6), el tiempo de un verbo (.
Por ejemplo, el tiempo presente en Mateo 22:32), y la diferencia entre el singular
y un sustantivo en plural (por ejemplo, "semilla" en Gal. 3:16). Si la
infalibilidad de la Biblia no se extiende a todos los detalles, estos argumentos
pierden su fuerza. El uso de cualquier palabra puede ser una cuestión de
capricho e incluso puede ser un error. Se podría objetar que la NT no siempre
citar textos del Antiguo Testamento con precisión, que, como cuestión de hecho,
la precisión es la excepción y no la regla. Esta es una respuesta justa, y una
respuesta adecuada requiere más espacio que está disponible aquí. Un estudio
cuidadoso de la forma en que se utiliza el Antiguo Testamento en el Nuevo
Testamento, sin embargo, demuestra que los escritores del Nuevo
Testamento se cita el Antiguo Testamento no caballerosamente pero muy
cuidadosamente.

, La infalibilidad se desprende de lo que la Biblia dice acerca de Dios


carácter. Por último es repetidamente, las Escrituras enseñan que Dios no puede
mentir (Números 23:19; 1 Sam. 15:29 Tito 1:2;. Heb 6:18). Si, entonces, la Biblia
es de Dios y su carácter está detrás de él, debe ser infalible.

El argumento histórico

Un segundo argumento de la infalibilidad bíblica es que este ha sido el punto de


vista de la iglesia en toda su historia. Hay que recordar que si la infalibilidad fue
parte del corpus de la doctrina ortodoxa, a continuación, en muchas discusiones
se asumió en lugar de defender. Además, el término "infalibilidad" puede ser una
forma más moderna de expresar la creencia en el idioma Inglés. Sin embargo, en
cada período de la historia de la iglesia se pueden citar ejemplos claros de los que
afirman infalibilidad.

En la iglesia primitiva Agustín escribe: "He aprendido a dar este respecto y el


honor sólo a los libros canónicos de la Escritura:. De estos solo es lo que más
firmemente que los autores eran completamente libres de error"

Los dos grandes reformadores, Lutero y Calvino, prueba de la infalibilidad


bíblica. Lutero dice: "Pero todo el mundo, de hecho, sabe que a veces ellos (los
padres) han errado como hombres, estoy dispuesto a confiar sólo cuando se
demuestran sus opiniones de las Escrituras, que nunca ha cometido un
error. Por lo tanto" Aunque Calvino no usar la frase "sin error," no puede haber
duda de que abrazó la infalibilidad. De los escritores de los Evangelios, comenta,
"El Espíritu de Dios... Parece que a propósito han regulado su estilo de tal
manera, que todos ellos escribió una y la misma historia, con el acuerdo más
perfecto, pero de maneras diferentes. "

En tiempos modernos se puede citar las obras de los teólogos de Princeton


Alexander Archibald, Charles Hodge, AA Hodge, y BB Warfield como
formuladores modernos y defensores de la infalibilidad total y la infalibilidad de
la Escritura.

Los argumentos bíblicos e históricos son claramente más importante que los
dos que siguen. En caso de que se demostró ser falsa, la inerrancia sufriría un
golpe mortal.

El argumento epistemológico

Debido a que las epistemologías diferentes, este argumento ha sido formulado en


al menos dos maneras muy diferentes. Para algunos, las afirmaciones de
conocimiento que, para justificarse, se indudable o incorregibles. No es
suficiente que una creencia es verdadera y se cree en las buenas
razones. Debe estar más allá de la duda y la pregunta. Para tal infalibilidad
epistemología es esencial. Infalibilidad garantiza la incorregibilidad de cada
declaración de la Escritura. Por lo tanto, el contenido de la Escritura puede ser
objetos de conocimiento.

Epistemologías que no requieren un alto nivel de certeza en el resultado de este


argumento de la infalibilidad: Si la Biblia no es infalible, cualquier reclamación
que hace puede ser falso. Esto no significa que todas las afirmaciones son falsas,
pero que algunos podrían ser. Pero gran parte de la Biblia está más allá de la
verificación directa. Por lo tanto, sólo su infalibilidad asegura el conocedor de
que su solicitud está justificada.

El argumento de la pendiente resbaladiza

Por último, algunos ven infalibilidad tan fundamental como que los que le dan
hasta pronto entregar otras doctrinas cristianas centrales. Una negación de la
infalibilidad empieza por una pendiente que es resbaladiza y termina en un
error mayor aún.

Objeciones a la infalibilidad

Los argumentos a favor de la infalibilidad no han pasado sin respuesta. En lo que


sigue, las respuestas de quienes se oponen a cada argumento se le dará respuestas
y se ofrecerán.
El argumento de la pendiente resbaladiza

Este argumento es a la vez el menos importante y más del agrado de aquellos que
no tienen a la infalibilidad. ¿Qué tipo de relación existe entre la doctrina de la
infalibilidad y otras doctrinas cristianas centrales, se preguntan, que la negación
de todos los infalibilidad voluntad de llevar necesariamente a una denegación de
otras doctrinas? ¿Es una relación lógica? ¿Es una relación causal o psicológico?
El minucioso examen, ninguno de ellos parece ser el caso. Muchas personas que
no afirman infalibilidad son claramente ortodoxa en otras cuestiones de doctrina.

¿Qué se ha dicho hasta aquí es cierto. Cabe señalar, sin embargo, que muchos
casos son compatibles con el argumento de la pendiente resbaladiza. Para
muchos individuos e instituciones de la entrega de su compromiso con la
infalibilidad ha sido un primer paso para una mayor error.

El argumento epistemológica

El argumento epistemológico se ha caracterizado por algunos como un ejemplo


de overbelief. Un solo error en la Biblia no debe conducir a la conclusión de
que no contiene la verdad. Si uno encuentra su cónyuge mal en algún asunto,
sería un error concluir que es un cónyuge nunca se puede confiar sobre cualquier
asunto.

Esta objeción, sin embargo, pasa por alto dos cuestiones muy importantes. En
primer lugar, si bien es cierto que un error en la Escritura no permite
concluir que todo es falso, sería llamar a todo lo que en la Escritura en tela
de juicio. No podemos estar seguros de que todo en él es cierto. Desde la
teología se basa en la histórica y desde la histórica está abierta al error, ¿cómo
puede uno estar seguro de que la teología es cierto? No hay medios directos para
la verificación. En segundo lugar, mientras que el caso del cónyuge andantes es
verdad en lo que le pasa, no tiene en cuenta todas las cuestiones relacionadas con
la infalibilidad. Uno de los cónyuges no pretende ser infalible, la Biblia. Uno de
los cónyuges no es omnisciente y omnipotente, el Dios de la Biblia. Dios lo sabe
todo, y puede comunicarse con el hombre.

El argumento histórico

Los que rechazan la infalibilidad argumentan que esta doctrina es una


innovación, sobre todo de los teólogos de Princeton en el siglo XIX. A lo largo
de los siglos, la Iglesia cree en la autoridad de la Biblia, pero no su total
infalibilidad. La doctrina de la infalibilidad surgió de una necesidad de
disculpa. Liberalismo clásico y su creciente compromiso con una crítica
radical bíblica hizo cada vez más la visión ortodoxa de la Escritura
vulnerables. Por lo tanto, los teólogos de Princeton ideó la doctrina de la
infalibilidad total para detener la creciente ola de liberalismo. Esto representó un
alejamiento de las opiniones de sus predecesores en la tradición ortodoxa.

Calvino, por ejemplo, habla de Dios "alojar" a sí mismo al hombre en la


comunicación de su revelación. Calvino dice que la enseñanza de la Biblia no
tiene que ser armonizada con la ciencia, y que todo aquel que desee probar al
creyente que la Biblia es la Palabra de Dios es una tontería.

Estas objeciones al argumento histórico no hacen justicia a la


evidencia. Ellos no contar con la gran cantidad de afirmaciones claras de la
infalibilidad por los teólogos cristianos a lo largo de la historia de la iglesia, sólo
unos pocos de los cuales se les dio anteriormente.

Por otra parte, el tratamiento de figuras como Calvino es injusto. Aunque Calvino
habla acerca del alojamiento, que no significa alojamiento a un error humano. Lo
que quiere decir que Dios se dignó a hablar en un lenguaje que los seres humanos
finitos podía entender. En un lugar en el que dice que Dios habló sólo habla
infantil. Nunca implica que lo que Dios dice es un error. En el ámbito de la
ciencia y de la prueba, el mismo tipo de cosa es cierta. Calvino en ninguna parte
dice que la Escritura no puede ser armonizada con la ciencia o que no se puede
probar que es la Palabra de Dios. Se sentía más bien que este tipo de ejercicio es
inútil en sí misma a causa del pecado del hombre. Por lo tanto, se basó en el
testimonio del Espíritu Santo para el no creyente. El problema está en el hombre,
no en las Escrituras o la evidencia de su origen. Los teólogos de la Iglesia puede
haber estado equivocado en su creencia, pero sí creen en una Biblia infalible.

El argumento bíblico

Una objeción común al argumento bíblico es que la Biblia enseña en ninguna


parte de su propia infalibilidad. El punto parece ser muy sutil. Los que hacen este
punto quiere decir que la Biblia en ninguna parte dice que "toda la Escritura es
infalible" en la forma en que enseña "toda la Escritura es inspirada por Dios" (11
Tim. 3:16). Si bien es cierto que no dice el verso explícitamente que la
Escritura es infalible, la infalibilidad bíblica se implica o se deduce de una
serie de cosas que la Biblia no enseña explícitamente.

Otra objeción es que la infalibilidad es infalsificable. O bien el nivel de error es


tan alto que nada puede calificar (por ejemplo, incluso contradicciones tienen
dificultades en la clasificación), o la falsedad o veracidad de las declaraciones
bíblicas no se puede demostrar hasta que todos los hechos son conocidos. La
doctrina de la infalibilidad no es, sin embargo, infalsificable, en principio, es
infalsificable sólo en la actualidad. No todo lo que se tiene sobre la verdad y la
falsedad de la Biblia es sin embargo, ahora mismo. Entonces, ¿cómo es
posible afirmar con tanta fuerza la doctrina de la infalibilidad ? En caso de que
uno sea más prudente o incluso suspender el juicio? El inerrantist quiere ser fiel a
lo que él o ella piensa que la Biblia enseña. Y como datos independientes estén
disponibles (por ejemplo, desde la arqueología), han demostrado que la
Biblia es confiable.

Otra crítica es que la infalibilidad no reconoce suficientemente el elemento


humano en la redacción de las Escrituras. La Biblia enseña que es un producto
del hombre, así como la autoría divina. Esta objeción, sin embargo, subestima el
elemento divino. La Biblia es una divina - libro humano. Para restar importancia
a cada lado de su autoría es un error. Por otra parte, esta crítica no entiende el
hombre, lo que implica que la humanidad requiere de error. Esto es falso. Los
portavoces de Dios eran humanos, pero mantienen la inspiración del error.

La objeción de que si uno utiliza los métodos de la crítica bíblica, uno debe
aceptar sus conclusiones. Pero ¿por qué? No hay más que aceptar sólo los
métodos que son válidos y las conclusiones que son verdaderas.

Por último, se ha objetado que, desde los autógrafos originales ya no existen, y


desde la doctrina se aplica sólo a ellos, la infalibilidad no tiene sentido. La
identificación de la infalibilidad con los autógrafos originales es una clara barrera
contra la refutación. Cada vez que un "error" es señalado, la inerrantist
puede decir que no debe haber existido en los escritos originales.

Limitación de la infalibilidad de los autógrafos originales podría ser una


cobertura, pero no es necesario. Esta calificación de la infalibilidad surge del
reconocimiento de los errores que aparecen en la transmisión de cualquier texto.
Hay, sin embargo, una gran diferencia entre un texto que inicialmente es infalible
y que no lo es;. El primero, a través de la crítica textual, se puede restaurar a
un estado muy cerca de la infalible original de la última deja más lugar a
dudas mucho de lo que estaba realmente dijo.

Se podría argumentar que la doctrina de la infalible originales dirige la atención


de la autoridad de nuestro actual texto. Inerrantists Quizás a veces no hacen
hincapié en la autoridad de nuestros textos y versiones como deberían. ¿El
remedio, sin embargo, a socavar la base de su autoridad? Para negar la autoridad
de la original es socavar la autoridad de la Biblia, el cristiano tiene en la
actualidad.
PD Feinberg
(Diccionario Elwell Evangélica)

Bibliografía
Para la infalibilidad
DA Carson y Woodbridge JD, eds, la Escritura y la Verdad; Geisler NL, ed, la
Infalibilidad, Montgomery JW, ed, la Palabra de Dios infalible:... Un Simposio
Internacional sobre la confiabilidad de la Escritura; BB Warfield, La inspiración
y la autoridad de la Biblia ; JD Woodbridge, Autoridad Bíblica: Una crítica al
Rogers / Propuesta McKim.

Contra la infalibilidad
Beegle DM, la Escritura, la Tradición y la infalibilidad; Davis SA, El debate
sobre la Biblia. Rogers J, ed, Autoridad Bíblica; Rogers J y D McKim, La
interpretación y la Autoridad de la Biblia.

π ε τ ρ ο ς→ petros,

πετρα→