Sei sulla pagina 1di 2

Daner Eduardo Quispe Balbin 20151411

COMPOSICIÓN QUÍMICA DEL MAR

El agua de mar es una disolución formada por agua y sales, en una proporción de un 96,5%
de agua y un 3,5% de sales. Estas sales están formadas por una gran variedad de
elementos y compuestos químicos, como el cloro, sodio, magnesio, calcio, potasio, bromo,
estroncio, boro y flúor principalmente.

Además de esos elementos que se encuentran en mayor proporción, existen otros


elementos que están disueltos en pequeñísimas cantidades, siendo muy difícil
identificarlos en un análisis químico básico. Estos elementos, llamados oligoelementos, se
presentan en una concentración máxima de apenas varias partes por millón.

El océano está formado por una compleja solución salina, con una concentración
constante.

El agua del mar es una solución en la que se encuentran un gran número de elementos
químicos, gases disueltos y nutrientes.

Tabla 1. Sustancias inorgánicas en el mar.


*Las concentraciones relativas en la columna 4 proporcionan el número de iones de cada
componente en un kilogramo de agua de mar en comparación con el número de iones
de cloruro en un kilogramo de agua de mar.
La medida de la salinidad práctica se desarrolló originalmente para proporcionar una
medida aproximada de la masa total de sal en un kilogramo de agua de mar. El agua de
mar con S igual a 35 contiene aproximadamente 35 gramos de sal y 965 gramos de agua, o
35 ppt (35 psu).

Muchos otros constituyentes son de gran importancia para la biogeoquímica de los


océanos. Productos químicos tan inorgánicos como el fósforo (HPO 4 2– y PO 4 3–) e
inorgánico como el nitrógeno (NO 3 – , NO 2– y NH 4 +) son esenciales para el crecimiento de
los organismos marinos.

El nitrógeno y el fósforo se incorporan a los tejidos de los organismos marinos en una


proporción de aproximadamente 16: 1 y finalmente se devuelven a la solución en
aproximadamente la misma proporción.

Las concentraciones de silicato disuelto varían entre menos de 1 micromol / kg (1 ×


10 −6 moles / kg) en aguas superficiales a aproximadamente 180 micromoles / kg (1.8 ×
10 −4 moles / kg) en las profundidades del Pacífico Norte.

La concentración del zinc, un metal esencial para una variedad de funciones biológicas,
varía entre aproximadamente 0.05 nanomoles / kg (5 × 10 −11 moles / kg) en la superficie
del océano hasta 6 nanomoles / kg (6 × 10 −9 moles / kg). ) en el Pacífico profundo.

Muchos elementos, incluidos los metales trazan esenciales hierro, cobalto y cobre,
muestran agotamientos en la superficie, pero en general muestran un comportamiento
más complejo que el del fosfato, nitrato y silicato.