Sei sulla pagina 1di 5

2019

TRABAJO DE DISCRIMINACIÓN EN EL TRABAJO POR


INVESTIGACIÓN RELIGIÓN

Profesor: Veronica Aguilera | Alumno: Abril Colantonio


Introducción
El problema de la discriminación religiosa no es nuevo, pues desde el nacimiento de las
diversas culturas, se acentuó la brecha que separaba a las personas por sus diferencias,
siendo la religión, una de las razones de mayor peso. Organizaciones internacionales como
Naciones Unidas, vienen trabajando desde hace años, para combatir
la discriminación religiosa, incluyéndola en tratados y convenios sobre los derechos humanos.

El campo de trabajo como reflejo de la sociedad no escapa a esa realidad, y la expresa en la


dicotomía entre algunas tradiciones religiosas y las condiciones laborales. Los horarios para
determinadas plegarias y ritos, los días de fiesta, las prendas propias de algunos cultos, entre
otros, son factores que pueden alterar las normas y reglamentos establecidos como políticas
laborales, así como afectar la productividad.

Sin embargo, la tendencia señala que las cosas están cambiando, en muchos países se
aprecia un esfuerzo renovado por erradicar las prácticas discriminatorias, y las empresas
comienzan a incorporar mecanismos de adaptación, que permiten a los trabajadores ejercer
sus derechos sin violar los reglamentos internos.

2
Discriminación por religión
La discriminación por religión consiste en tratar a una persona (empleado o solicitante de empleo) de
manera no favorable por sus creencias religiosas. La ley protege no solo a las personas que pertenecen a
religiones tradicionales y organizadas, como el budismo, el cristianismo, el hinduismo, el islamismo y el
judaísmo, sino también a otras personas que tienen sinceras creencias religiosas, éticas o morales.

La discriminación por religión también puede hacer referencia a tratar a una persona de manera diferente
por estar casada (o asociada) con una persona de una religión en particular o por su relación con una
organización o grupo religioso.

Discriminación por religión y situaciones laborales


La ley prohíbe la discriminación cuando se trata de cualquier aspecto del empleo, como la contratación, el
despido, la remuneración, las asignaciones laborales, los ascensos, el despido temporal, la capacitación,
los beneficios complementarios y cualquier otro término o condición de empleo.

Discriminación por religión y acoso


Es ilegal acosar a una persona por su religión.

El acoso puede incluir, por ejemplo, comentarios ofensivos sobre las prácticas o creencias religiosas de
una persona. Si bien la ley no prohíbe las bromas simples, los comentarios displicentes ni los incidentes
esporádicos que no son muy graves, el acoso es ilegal en los casos en los que es tan frecuente o grave
que genera un ambiente laboral hostil u ofensivo, o cuando da lugar a una decisión laboral negativa (p.
ej., que la víctima sea despedida o asignada a un puesto inferior).

La persona acosadora puede ser el supervisor de la víctima, un supervisor de otra área, un compañero de
trabajo o una persona que no trabaje para el empleador, como un cliente.

Discriminación por religión y segregación 3


El Título VII también prohíbe la segregación en el lugar de trabajo o en el empleo por motivos de religión
(incluidas las prácticas religiosas relacionadas con el atuendo y el aseo personal), como asignar a un
empleado a un puesto de trabajo que no sea de atención al cliente debido a la preferencia real o
imaginada de los clientes.

Discriminación por religión y adaptación razonable


La ley exige que un empleador u otra entidad cubierta tenga en cuenta de forma razonable las prácticas o
creencias religiosas de un empleado, salvo que hacerlo generara más que una carga mínima en las
operaciones de la empresa del empleador. Eso significa que un empleador puede estar obligado a realizar
ajustes razonables en el entorno laboral que le permitan a un empleado practicar su religión.

Por ejemplo, algunas adaptaciones religiosas frecuentes pueden consistir en cronogramas de trabajo
flexibles, intercambios o sustituciones de turnos de forma voluntaria, reasignaciones laborales y
modificaciones a las políticas o prácticas laborales.

Adaptación religiosa/políticas de vestimenta y aseo personal


Salvo que implique una carga onerosa para el funcionamiento de la empresa del empleador, este deberá
tener en cuenta de forma razonable las prácticas o creencias religiosas de un empleado. Esto se aplica no
solo a los cambios en el cronograma de trabajo o a la licencia por celebraciones religiosas, sino también a
aspectos tales como las prácticas de vestimenta o aseo personal que un empleado tiene por motivos
religiosos. Estas podrían incluir, por ejemplo, usar artículos específicos para cubrir la cabeza u otra
vestimenta religiosa (como un kipá judío o un velo musulmán) o usar determinados peinados o vello facial
(como las rastas de los rastafaris o el cabello o la barba sin cortar de los sijs). También incluye el
cumplimiento por parte de un empleado de la prohibición religiosa de usar determinadas prendas (como
pantalones o minifaldas).

Cuando un empleado o solicitante de empleo necesite una adaptación de vestimenta o aseo personal por
motivos religiosos, debe notificar al empleador que necesita tal adaptación por motivos religiosos. Si el
empleador necesita de modo razonable más información, el empleador y el empleado deben participar en
un proceso interactivo para analizar la solicitud. Si no representaría una carga onerosa, el empleador
deberá conceder la adaptación
La diversidad reclama sus derechos

Algunos ejemplos de conflictos generados por diferencias religiosas en el trabajo, son recogidos por el periodista
Christopher Connell, de Washington, en uno de sus trabajos sobre el tema:

 Los choferes musulmanes del aeropuerto internacional Minneapolits-St. Paul, niegan el servicio de taxis a los
pasajeros que transporten licores

 Un café de la cadena Starbucks, despidió a una empleada por usar un collar wiccan, la empresa afirmó que
el motivo había sido un retardo, pero la empleada insistió en su versión ante las autoridades

 La refinería petrolera Conoco Philllips, enfrentó una demanda interpuesta ante la Comisión Nacional de
Igualdad de Oportunidades en el Empleo, por un trabajador cristiano, ya que el horario dominical le impedía
asistir a los servicios religiosos

 Un tribunal federal condenó a la empresa Alamo Rent-A-Car, a pagar 250.000 dólares como compensación a
una empleada musulmana somalí que fue despedida por usar el velo durante las festividades del Ramadán

Con el aumento de una sociedad diversa, cada día son más frecuentes las exigencias de libertad para las prácticas
religiosas en el trabajo, y aun cuando persiste la resistencia, en la mayoría de los casos las autoridades favorecen a los
trabajadores.

Ley 23592: Penalización de actos


discriminatorios y otras leyes sobre Establece a los actos
discriminatorios como delitos,
discriminación basándose en el artículo 16 de
la Constitución Nacional,
determinando que comete
acto discriminatorio
quien restrinja o menoscabe
las bases igualitarias
expresas en dicha
Constitución.
Considera particularmente
“los actos u omisiones
discriminatorios
determinados por motivos
tales como raza, religión,
nacionalidad, ideología,
opinión política o gremial,
sexo, posición económica,
condición social o caracteres
físicos.”
Bibliografia
https://coyunturaeconomica.com/leyes-laborales/discriminacion-laboral-por-religion

https://www.porigualmas.org/articles/315/ley-23592-penalizaci-n-de-actos-
discriminatorios-y-otras-leyes-sobre-discriminaci-
n?gclid=CjwKCAjwtO7qBRBQEiwAl5WC2yCuG8IsncHruVLhdli_s0oHZYgXBcJovZVXB0198i5J7J
TlmUHAohoC_v4QAvD_BwE