Sei sulla pagina 1di 14

PERSONALIDAD

DEFINICION
Se han dado muchas definiciones de personalidad y a pesar de los estudios no se
ha logrado dar una definición con exactitud. Una definición actual es que la
Personalidad se refiere a los patrones de pensamientos característicos que
persisten a través del tiempo y de las situaciones, y que distinguen a una persona
de otra, la personalidad está íntimamente relacionada con el temperamento y el
carácter.
Es una organización relativamente estable de aquellas características
estructurales y funcionales innatas y adquiridas que conforman la conducta con
que cada individuo afronta las distintas situaciones.
Tiene su origen del latín clásico del termino
“persona” este término se utiliza para designar las
máscaras o caretas que los actores romanos
utilizaban en sus representaciones. Con
personalidad hace referencia a la máscara o lo que
aparenta uno de acuerdo con el contexto o la
situación El término personalidad puede referirse al
papel que dicho actor representa en cada caso, el
rol o los roles que interpretamos en cada situación.
Frecuentemente, cuando hablamos sobre la
personalidad de alguien, nos referimos a lo que diferencia a esa persona de los
demás, incluso lo que le hace única. A este aspecto de la personalidad se conoce
como diferencias individuales.
Para Gordon Allport la personalidad se entiende como la suma de todas las
características que poseen y definen a un individuo, la personalidad es algo real
del individuo que lo lleva a una conducta y a un pensamiento característico.
Para Carl Rogers la personalidad es un patrón consciente organizado que se que
se encuentran en el centro de las experiencias del individuo.
Para B. F. Skinner la palabra personalidad no era necesaria porque no creía que
se debía usar esa palabra para entender la conducta humana.
Para Freud la personalidad era en gran parte inconsciente, oculta y desconocida.
Para Eysenck la personalidad es la suma total de los patrones de conducta
actuales o potencial de un organismo en tanto que determinados por la herencia y
el ambiente y que se originan y desarrollan mediante la interacción del sector
cognitivo, conativo (carácter), afectivo (temperamento) y somático (constitución).
Psic. Fiorella Carranza Yman / Teorías de la personalidad 1
Definición en términos de ajuste: Se entiende la personalidad como un conjunto
integrado y organizado de características de un individuo pero se determina el
ajuste de la conducta al medio, si es una conducta adaptada al medio la
personalidad esta integrada y si no es una conducta adaptada habrá unas
características que no se integran al medio.
DESARROLLO DE LA PERSONALIDAD
Personalidad es el conjunto de cualidades que se
adquieren en la vida diaria
Y esta relacionada con factores hereditarios y
aprendidos. Esta se constituye diariamente, las
columnas de la personalidad y sus cimientos es
algo que desarrollamos diariamente, cuando las
actividades son de un contenido elevado se forma
una base o una estructura sólida de la
personalidad.
La personalidad tiene bases tanto genéticas como sociales y dentro
de las sociales tenemos las actividades que son;
Las actividades del niño es el juego.
Las actividades del adolescente es el estudio.
Las actividades de los adultos es trabajo.
Y las actividades de complementación son la recreación, los
deportes y las relaciones afectivas y sociales.
ASPECTOS DE LA PERSONALIDAD
Temperamento
Es más biológico, es una particularidad psicológica que hace
diferente a los individuos. El temperamento tiene como base
fisiológica la fuerza, el equilibrio y movilidad de los procesos
nerviosos.
Se manifiesta en la conducta, pero no la determina y puede cambiar
bajo la influencia de las condiciones de vida, también cambia con la
edad. Todas las manifestaciones de
Carácter
Proviene del latín “character” que significa signo, rasgo, síntoma,
particularidad.
El carácter es la combinación original e individual de las cualidades
fundamentales de la personalidad y que distinguen a un individuo
dentro de la sociedad y expresan su actitud hacia el mundo que le
rodea.
El carácter se manifiesta en la conducta y en los actos (modo de
actuar frente a la vida).
El carácter está determinado en mayor porcentaje por el medio
social, no es algo innato, se elabora en el transcurso de la vida. La
formación del carácter comienza en la primera infancia.
El carácter según Pávlov es una aleación = unión especial de los
rasgos, de la actividad nerviosa superior, de la influencia del medio
exterior y de las experiencias individuales de la vida.
El carácter es producto del sistema de relaciones del individuo con
la realidad y estas son tres:
1. Relaciones con sociedad: los rasgos de carácter que se
manifiestan en esta relación son:
- El colectivismo; es la tendencia de estar dentro de un
grupo, formar parte de las actividades, de luchar por sus
fines, de prestar ayuda a los miembros de grupo
(identificarse con el grupo)
- El humanitarismo; es la razón de amor con las
personas que lo necesiten, que lo merecen, es la
preocupación por ellos. Se manifiesta por la ternura, la
conciencia espiritual.
- La delicadeza; esta ligada al romanticismo, es la
relación atenta y comprensiva, la buena voluntad para
ayudar, animar o dar un consejo, comprensión en su
pena y alegría (dar palabras de aliento)
Un rasgo negativo de carácter es:
- El individualismo o egoísmo; mas veces se enmascara
en una sociabilidad exterior, con una cortesía ficticia
(aparentar lo que no es).
2. relaciones con el trabajo:
- la sinceridad y veracidad; estos rasgos de carácter se
manifiestan a través de la laboriosidad, es cuando
sienten satisfacción y alegría en el proceso de trabajo o
cuando se hace un trabajo.
- El amor al trabajo esta ligado a la honestidad y
meticulosidad.
Su rasgo negativo es:
- La pereza.
- la negligencia.
3. relaciones consigo mismo y con su propia personalidad.
- La modestia: es la ausencia de aceptación sencillez y
naturalidad en las relaciones con las personas ya sean
en la conducta. El vestido, gestos, conducta, lenguaje.
- La autocrítica; que es igual a la valoración de sus
propias acciones descubriendo sus valores y sus
defectos. Las personas con autocrítica esta atenta a los
consejos y los acepta con gusto.
Sus rasgos negativos son:
- Engreimiento.
- La arrogancia.
- La altanería.
- La soberbia.
Los rasgos volitivos del carácter
Estos rasgos del carácter son volitivos siempre que haya una
voluntad moralmente adecuada y dirigida a conseguir fines de
significado social
Entre los rasgos volitivos tenemos:
• La independencia; que es orientar la conducta de las
personas a sus propias concepciones (pensamiento) y puntos
de vistas. El individuo independiente siempre esta dispuesto a
estudiar los consejos e indicaciones de los demás, los
racionaliza y los acepta.
Su rasgo de aspecto negativo tenemos:
• El negativismo; es la debilidad de la voluntad, es la
sugestionabilidad; es aquel individuo que se somete a
influencias extrañas y realizan actos que no están de acuerdo
con sus convicciones.
• La decisión; viene a ser la costumbre de tomar decisiones
fundamentales y constantes en circunstancias difíciles. Tomar
decisiones a su tiempo es saber tomarlas en el momento
necesario.
Su rasgo negativo es:
• La indecisión; las personas indecisas se adelantan a los
hechos.
• La perseverancia; es la costumbre de saber llegar hacia el fin
en la decisión tomada. Este rasgo importante sugiere seguir
adelante pesar de fracasos y derrotas.
Su rasgo negativo es:
• La terquedad; representa una particularidad del negativismo.
El individuo terco comprende con frecuencia que no tiene
razón, que sus acciones son inútiles pero continúan
defendiendo su punto de vista con el deseo de imponer su
voluntad.
• La entereza y dominio de si mismo; es la costumbre de saber
controlar la conducta, de dominarse a si mismo en los
movimiento, el lenguaje, la persona debe saber contener los
sentimientos, dominar su estado de animo, conservar la
sangre fría, ser resistente y paciente.
• La disciplina; sujeta la conducta a reglas y exigencias de la
sociedad, es aquella persona que esta preparada para poner
toda su fuerza y energía en la realización de sus actividades.
• El valor y atrevimiento; son el saber la y la disposición del
hombre para conseguir algo a pesar del peligro que encierra
esta actividad para su vida y bienestar.
El valor suprime el atrevimiento, de la perseverancia, del
dominio de si mismo y de la sangre.
Sus rasgos negativos son:
• La pusilanimidad.
• La mediocridad.
LOS ELEMENTOS COMPLEMENTARIOS DE LA
PERSONALIDAD
Virtudes, son cualidades espirituales superiores que la persona
muestra en su vida social como la bondad, el trabajo, la honradez,
la comprensión. Dentro de las anti virtudes o virtudes negativas
tenemos robo egoísmo, venganza, engaño, ocio, maltrato,
calumnia, etc.
Valores; son las categorías morales dignas de ser buscadas, son
los objetivos de la vida, es una actitud inconsciente de la inclinación
y motivaciones de los seres humanos porque el ser humano se
inclina a la realización de algo en la vida, pero tiene que estar
motivado para realizarlo, podemos decir que los valores son las
metas que la personalidad lo exhibe como el máximo trofeo que las
personas han logrado alcanzar. Entre los valores tenemos libertad,
sabiduría, justicia, padres, bien social, patria, etc.
Dentro de los antivalores tenemos injusticia, explotación, agresión,
delincuencia, etc.

Caso 01.- Una señora de 60 años, una ambulante vendía caramelos en una avenida, en donde
encuentra una cartera con 1000 soles en efectivo y un cheque de con un valor de 100.000
soles, entre otros, y no dudo en entregarle todo a la policía. “Gastar ese dinero me habría
hecho feliz en un momento, pero me habría hecho sufrir el resto de mi vida”, dijo la señora.
La dueña de la cartera, una señora de 28 años, agradeció su actitud y le entrego 1.500 soles.
Una cantidad que ahora gastaría para su tratamiento del corazón.
Muchas veces oímos a la gente comentar sobre otros: “tiene mucha personalidad”, o “le
falta personalidad”. Pero, ¿sabemos qué es realmente la personalidad? Primero de todo
deberemos diferenciar entre el hecho de tener mucho carácter y lo que realmente es la
personalidad.

La personalidad es un constructo hipotético que inferimos de la conducta de las personas.


Comprende una serie de rasgos característicos del individuo, además de incluir su forma de
pensar, ser o sentir. La psicología de la personalidad se ocupa de estudiarla.

 Artículo relacionado: "Las principales teorías de la personalidad"

Personalidad: ¿qué es?

La personalidad engloba una serie de características comunes incluidas en sus diferentes


definiciones. Se trata de un constructo hipotético inferido de la observación de la conducta.
Es decir, pensamos que “X” persona se comporta de “X” forma porque así es su
personalidad, o porque así es ella.

Dicho constructo no implica connotaciones de valor, sino que más bien recoge una serie de
elementos relativamente estables y consistentes en el tiempo, llamados rasgos.
Además, incluye otros elementos como cogniciones, motivaciones y estados afectivos.

La personalidad abarca tanto la conducta manifiesta como la experiencia privada de la


persona (sus pensamientos, deseos, necesidades, recuerdos…). Se trata de algo distintivo y
propio de cada persona, pues, aunque existan algunos “tipos de personalidad”, lo cierto es
que cada persona es única, como también lo es su personalidad.

Por otro lado, refleja la influencia en la conducta de elementos psicológicos y biológicos de


las experiencias. La finalidad de la personalidad es la adaptación exitosa del individuo al
entorno.

Definición
Existen muchas definiciones de la personalidad, y una de las más completas es la de
Bermúdez(1996), que la define como una “organización relativamente estable de
características estructurales y funcionales, innatas y adquiridas bajo las especiales
condiciones de su desarrollo, que conforman el equipo peculiar y definitorio de conducta
con que cada individuo afronta las distintas situaciones”.

No debemos confundir esta definición de la personalidad, con las frases hechas que
cotidianamente usamos, como “Fulanita tiene mucha personalidad” o “Fulanito no tiene
personalidad”. Aunque puedan relacionarse ambas ideas, no es exactamente lo mismo.

Cuando usamos estas frases nos estamos refiriendo (o imaginando) a personas con un
carácter fuerte o con las ideas muy claras; es decir, utilizamos la personalidad como
sinónimo de carácter. Incluso, si matizáramos más aún, veríamos que el carácter es un
constructo más biológico o innato; sería como la manera en la que una persona reacciona
habitualmente frente a una situación.

Por contra, cuando hablamos de alguien “sin personalidad”, pensamos en personas con las
ideas poco claras, con falta de iniciativa, influenciables o incluso dependientes. Es decir,
atribuimos no tener personalidad a la falta de ciertas características que no siempre tiene
que tener una persona para que sigamos considerando que tiene una personalidad u otra.

Todo esto forma parte del lenguaje común o de las expresiones verbales; no podemos
considerarlo erróneo propiamente dicho, pero sí que es cierto que no coincide con el
concepto de personalidad que aquí estamos describiendo.

Así, vemos como la personalidad en realidad es mucho más que “tener o no carácter”, y que
además engloba muchas características de la persona: incluye su forma de pensar, de sentir,
de comunicarse, de vivir, de emocionarse, etc.

Psicología de la personalidad
Esta disciplina se encarga de estudiar el efecto de las diferencias individuales en
personalidad sobre la conducta. Está formada por tres tipos de modelos teóricos:

1. Modelos internalistas

Establecen que la conducta está determinada básicamente por variables personales, que
constituyen un predictor válido de dicha conducta.

2. Modelos situacionistas

Consideran que las causas de la conducta son externas al individuo (paradigma


mecanicista). Ponen el énfasis en la conducta, que es importante en sí misma y que es
producto del aprendizaje.

3. Modelos interaccionistas

Determinan que la conducta es el resultado de la interacción entre variables situacionales y


personales. Estos modelos superan el reduccionismo de los anteriores, se trata de una
“mezcla” de los dos.

Rasgos

La personalidad permite construir una identidad propia y adaptarse al mundo y al entorno.


Caracteriza a las personas y las hace únicas. Incluye rasgos tanto positivos como
negativos (o más bien, considerados socialmente así), como por ejemplo la empatía, la
solidaridad, la ira, el optimismo, el pesimismo, la alegría, el malhumor, la sinceridad, la
honestidad, el rencor, etc.
También podemos hablar de “rasgos” de personalidad; los conjunto de rasgos comunes
constituyen los diferentes tipos de personalidad. Así, podemos hablar de personas con
tendencias depresivas, personas dependientes, y hasta un sinfín más.

Es decir, la personalidad está formada por los rasgos que definen a la persona. Ésta es
bastante estable en el tiempo, así como transituacionalmente (en diferentes situaciones), si
bien es cierto que con matices, ya que hay situaciones más extremas que otras, y que
pueden llevar a la persona a comportarse de maneras nunca pensadas o nunca antes vividas.

Trastornos de personalidad

Cuando los rasgos de la persona son extremos, disfuncionales, normativamente desviados o


desadaptativos, se considera que la persona tiene un trastorno de la personalidad (siempre
deberán consultarse los criterios diagnósticos de los manuales de referencia).

Estos rasgos deberán ser estables en el tiempo, así como predominantes; además, suelen
generar malestar en la persona,.

En el DSM-IV-TR (Diagnostic and Statistical Manual of Mental Disorders) se describen y


caracterizan un total de 10 Trastornos de la Personalidad.

Tipos de Trastornos de Personalidad

Los distintos tipos de personalidad se agrupan en tres grandes grupos o “clusters”.

 Grupo A: Extraños, excéntricos. Introvertidos y ausencia relaciones próximas.


 Grupo B: Impulsivos, emocionales, llamativos, extravertidos y social y emocionalmente
inestables
 Grupo C: Ansiosos, temerosos y con presencia de conflictos interpersonales e
intrapsíquicos.
Trastornos de Personalidad del Grupo A

1. Trastorno Paranoide de la Personalidad

El trastorno de personalidad paranoide se caracteriza por una desconfianza generalizada


hacia los demás, incluyendo amigos e incluso la familia y la pareja. Como resultado, la
persona se siente vigilada y bajo sospecha, y está constantemente buscando pistas que
validen sus teorías conspiratorias. Este tipo de personalidad es el de una persona
extremadamente sensible a los reveses, y fácilmente siente vergüenza y humillación.
Tiende a aislarse de los demás y a destruir relaciones cercanas.

2. Trastorno Esquizoide

El trastorno esquizoide de la personalidad se caracteriza porque los individuos que padecen


esta condición se aíslan y evitan las actividades sociales y las relaciones interpersonales.
Estos individuos organizan sus vidas de manera que evitan el contacto con otras personas.
Por tanto, no desean ni disfrutan las relaciones cercanas, eligen trabajos y actividades
solitarias y muestra frialdad emocional.

3. Trastorno Esquizotípico

El trastorno esquizotípico se caracteriza por rarezas en la apariencia, el comportamiento y


el habla; por experiencias perceptivas inusuales, y anomalías en la manera de pensar, que se
asemejan a los observados en la esquizofrenia.
Los esquizotípicos se aíslan porque poseen de un afecto inapropiado y ansiedad social.
Suelen tener pensamiento mágico y se caracterizan por ser supersticiosos. En ocasiones
pueden creer que poseen superpoderes o que han sido víctimas experiencias paranormales o
con extraterrestres. Tienen problemas para relacionarse por su frialdad y porque se
muestran distantes.

Trastornos de Personalidad del Grupo B

4. Trastorno Antisocial

La persona que sufre este trastorno de la personalidad llamado trastorno antisocial no tiene
en cuenta las normas y obligaciones sociales, es agresiva, actúa de manera impulsiva,
carece de sentimiento de culpa, y parece no aprender de la experiencia.
En muchos casos, puede no tener dificultad para relacionarse, e incluso puede parecer
superficialmente encantador (por eso se conoce como “psicópata con encanto”'). Ahora
bien, sus relaciones no suelen durar mucho. Este tipo de trastorno de personalidad está
estrechamente relacionado con la conducta criminal.

5. Trastorno Límite de Personalidad

Las personas con trastorno límite de la personalidado borderline a menudo se sienten


vacías y abandonadas, y pueden tener dificultades para hacer frente a los acontecimientos
estresantes. Tienen una personalidad débil y cambiante, y dudan de todo. Pueden pasar de
momentos de calma a momentos de ira, ansiedad o desesperación en solo unos segundos..
Estas personas viven sus emociones al máximo, y sus relaciones amorosas son intensas,
porque idolatran a la otra persona.
La sintomatología se caracteriza por ira intensa e incapacidad de controlarla, esfuerzos
frenéticos por evitar el abandono, real o imaginario, alternancia entre extremos de
idealización y devaluación en las relaciones interpersonales, autoimagen marcadamente
inestable, y sentimientos crónicos de vacío. En ocasiones estos individuos pueden tener
episodios de paranoia, y tienden a involucrarse en conductas de riesgo, tales como sexo sin
protección, consumo excesivo de alcohol, y el juego.

6. Trastorno Histriónico de la Personalidad

Las personas afectadas por el trastorno histriónico e la personalidad tienen una baja
autoestima y buscan llamar la atención de otras personas dramatizando o jugando un papel,
son emocionalmente muy sensibles en un intento de ser escuchados y vistos. Por tanto,
estos individuos prestan excesiva atención al cuidado de su apariencia y se comportan de
una manera demasiado encantadora y seductora. Tienen baja tolerancia a la frustración y
buscan continuamente la aprobación de los demás.
Su vida se convierte en un círculo vicioso que puede afianzarse, pues si se sienten
rechazados, más histriónicos se vuelven; y cuanto más histriónicos se vuelven, más
rechazados se sienten.

7. Trastorno de Personalidad Narcisista

Las personas con trastorno de personalidad narcisista creen que son más importantes que
los demás. Tienden a exagerar sus logros y pueden presumir de su atractivo o el éxito
constantemente. Sienten una profunda necesidad de admiración, pero carecen de empatía
por otras personas. Además de su comportamiento egocéntrico, también se caracterizan por
ser personas muy rencorosas, y suelen mantener actitudes de resentimiento y venganza
hacia los demás.

Trastornos de Personalidad del Grupo C


8. Trastorno de la Personalidad por Evitación

Las personas con este tipo de trastorno suelen experimentar sentimientos de inferioridad.
Por lo general viven pendientes de las crítica de los demás y evitan participar en nuevas
actividades o hacer nuevos amigos porque se consideran socialmente ineptos y poco
atractivos. Viven con un miedo constante a ser avergonzados o rechazados.
Este trastorno de personalidad está fuertemente asociado con un trastornos de ansiedad, y
puede tener su origen en el rechazo por parte de los padres o compañeros de infancia.

9. Trastorno de Personalidad Dependiente

En el trastorno de personalidad dependiente, los individuos que sufren esta


condición dependen de otras personas para satisfacer sus necesidades emocionales y físicas.
Son incapaces de tomar decisiones por sí solos y, por lo general, evitan estar solos,
pudiendo ser propensos a tolerar el abuso físico y verbal.

10. Trastorno de Personalidad Obsesivo-Compulsivo

Las personas con trastorno de personalidad obsesivo-compulsivo suelen ser personas muy
disciplinadas, con una imperiosa necesidad para la orden, y se adhieren fuertemente a las
normas y reglamentos. Se caracterizan por ser rígidas, perfeccionistas, rumiadoras,
moralistas, inflexibles e indecisas. Se sienten muy incómodas cuando no logran la
perfección..