Sei sulla pagina 1di 15

Universidad de Colima

Facultad de Ciencias Químicas

Químico Farmacéutico Biólogo


Química Analítica

Dr. Yadira Aguilar Gutiérrez

Práctica 1. “Estandarización de HCl con Na2CO3 como


patrón primario y de NaOH y de KOH con HCl como
patrón secundario”
3º B
Equipo 5. Integrantes:

Carrillo Ruvalcaba José Fernando

Chavarría Escobar Julia Yesenia

Figueroa Hernández David Abraham

Olivares Trujillo Luz del Rosario

Rodríguez Delgado Esmeralda

Rolón Ávalos Alejandro

Sandoval Heredia Jair Alejandro

Coquimatlán, Col. 5 de septiembre del 2019


Abstract
The main objective of this practice was the standardization of hydrochloric acid with sodium
carbonate as the primary standard, as well as the standardization of sodium hydroxide and

potassium hydroxide solutions with hydrochloric acid previously standardized as a

secondary standard. All solutions were prepared at approximately 0.1 M and two aliquots

were used for the titration of hydrochloric acid and three aliquots of the basic solutions for
standardization. The indicators used were phenolphthalein and methyl orange.

It was found that the procedures and technique were the most appropriate based on the

similarity of the experimental results and what was theoretically expected.

Resumen
El objetivo principal de esta práctica fue la estandarización del ácido clorhídrico con

carbonato de sodio como patrón primario, así como también la estandarizaron de las

soluciones de hidróxido de sodio e hidróxido de potasio con ácido clorhídrico previamente

estandarizado como patrón secundario. Todas las soluciones fueron preparadas


aproximadamente al 0.1 M y se utilizaron dos alícuotas para la valoración del ácido

clorhídrico y tres alícuotas de las soluciones básicas para su estandarización. Los indicadores

utilizados fueron la fenolftaleína y el anaranjado de metilo.

Se encontró que los procedimientos y la técnica fueron los más adecuados con base en la
semejanza de los resultados experimentales y lo que se esperaba teóricamente.

Introducción

U
na disolución estándar (o titulante estándar) es un reactivo de concentración

conocida que se utiliza para llevar a cabo una valoración volumétrica. La

valoración se lleva a cabo añadiendo lentamente la disolución estándar desde una

bureta hacia una disolución que contiene al analito; se sigue este proceso hasta que se
pueda juzgar que la reacción entre los dos se ha completado. El volumen o masa de reactivo

necesario para completar la valoración se determina a partir de la diferencia entre la lectura

inicial y la lectura final. (Rojas, 2018)


El punto de equivalencia en una valoración es el punto teórico que se alcanza cuando la

cantidad de titulante añadido es químicamente equivalente a la cantidad de analito en la

muestra. No se puede determinar el punto de equivalencia de una valoración de manera

experimental, sólo se puede estimar su posición observando algún cambio físico asociado
con la condición de equivalencia química. La posición de este cambio se llama punto final

de la valoración. Los indicadores se añaden al analito en disolución para producir cambios

físicos observables (que ponen en evidencia el punto final) cuando se llega al punto de

equivalencia o cerca de él. En la región cercana al punto de equivalencia ocurren cambios


grandes en la concentración relativa del analito o del titulante. Estos cambios de

concentración provocan cambios en la apariencia del indicador, como la aparición o

desaparición de un color, cambios de color, y la aparición o desaparición de turbidez.


El indicador que se emplea en la valoración es la fenolftaleína y el anaranjado de metilo,
comienza con la hidrólisis de la sal:

Por dicha razón, al añadir fenolftaleína vira a rosa. Y conforme se añade ácido vira a incolora.

El viraje de la fenolftaleína se produce cuando el se ha transformado en


.

En este punto se le añade anaranjado de metilo, que vira cuando el


se ha transformado en …

Un exceso de HCl provoca una caída del pH y el viraje de amarillo a naranja-rojo.


Un patrón primario es un compuesto altamente purificado que sirve como material de

referencia en las valoraciones. La exactitud de un método depende de manera crítica de las

propiedades del patrón primario. Algunos de los requerimientos importantes que debe

cumplir un patrón primario son:


1. Debe ser 100% puro, aunque es tolerable una impureza de 0.01% a 0.02% si se conoce

con exactitud.
2. Debe ser estable a las temperaturas de secado, y debe ser estable indefinidamente a

temperatura de laboratorio. El estándar primario siempre se seca antes de pesarlo.

3. Deber ser fácilmente disponible y razonablemente económico.

4. Aunque no es necesario, es deseable que tenga un peso fórmula elevado. Esto es con
objeto que se tenga que pesar una cantidad relativamente grande para que sea suficiente

para titular. El error relativo al pesar una cantidad mayor de material será menor que para

una cantidad pequeña.

Muy pocos compuestos cumplen o se acercan a cumplir estos criterios, y solo un pequeño
número de sustancias usadas como patrones primarios están disponibles de manera

comercial. Como consecuencia, muchas veces se deben utilizar compuestos menos puros

en lugar de los patrones primarios. (Galano, 2016)


Las disoluciones estándar desempeñan una función central en todas las valoraciones. Por lo
tanto, se debe considerar cuáles son las propiedades deseables para estas disoluciones,

cómo se preparan y cómo se expresan sus concentraciones. La disolución estándar ideal

para un método volumétrico debe ser lo suficientemente estable, de tal manera que su

concentración deba ser determinada una sola vez y tiene que reaccionar rápidamente con
el analito para que el tiempo requerido entre las adiciones de reactivo sea mínimo.

En esta práctica, la estandarización de la solución de HCl se llevó a cabo con carbonato de

sodio (Na2CO3), una sal blanca y translúcida que es usada en la fabricación de jabón, vidrio,

tintes, etc., y que es el patrón primario establecido. De la misma manera se llevó a cabo la
estandarización de la solución de NaOH y KOH, en este caso usando la solución de HCl como

patrón secundario.

Objetivos
Estandarizar una solución de HCl con 𝑁𝑎2 𝐶𝑂3 como patrón primario.
Estandarizar una solución de NaOH y KOH con HCl como patrón secundario.

Metodología
Nota: Realizar 3 veces cada titulación la misma persona para una mayor exactitud.
a) Estandarización de HCl con 𝑁𝑎2 𝐶𝑂3 .
1.- Medir en la balanza analítica alrededor de 0.5 g del patrón primario, el cual se deja secar

por 24 horas en la estufa a 60°C.


2.- Preparar 250 ml de una solución de HCl 0.1 M (el HCl en el almacén es alrededor de 36-

38% m/v, d= 1.189𝑔/𝑐𝑚3 ).

3.- Disolver alrededor de 0.1 g del patrón primario por alícuota en agua destilada exenta de

anhídrido carbónico, (la cual se obtiene al dejar hervir el agua y reposar para enfriar antes
de su utilización). Verter el patrón primario con el agua destilada al matraz aforado, añadir

agua destilada hasta llegar exactamente al aforo y mezclar lentamente.

4.- Añadir de 2 a 3 gotas del indicador de fenolftaleína (la solución se torna color rosa, pues

el carbonato es una sal básica al hidrolizarse).


5.- Titular con solución de ácido clorhídrico aproximadamente 0.1 M, lentamente y con

agitación continua hasta la decoloración de la solución.

6.- Añadir 2 o 3 gotas de anaranjado de metilo y continuar la valoración añadiendo gota a


gota hasta que el color de la mezcla de reacción se torne rojo.
7.- Registrar el volumen gastado.

b) Estandarización de una solución de NaOH y KOH con HCl como patrón secundario.

1.- Preparar 250 ml de una solución de NaOH y KOH alrededor de 0.1 M. Para la preparación

de las soluciones utilizar agua destilada exenta de anhídrido carbónico.


2.- Tomar una alícuota de 7 ml de la solución para valorar (KOH o NaOH) y diluir en 10 ml

de agua destilada. Añadir 2 o 3 gotas del indicador de fenolftaleína.

3.- Valorar con la solución de HCl previamente estandarizada, lentamente y con agitación

constante hasta la decoloración de la mezcla de reacción.


5.- Registrar el volumen gastado de HCl y calcular la concentración de las bases.

Planeación de las soluciones deseadas, 250mL de HCl 0.1M, NaOH 0.1M, KOH 0.1 M
250 mL HCl 0.1 M
𝑚 = [𝑀 ][𝑉𝑙 ][𝑃𝑀]
𝑚𝑜𝑙 𝑔
𝑚 = [0.1 ] [0.25 𝐿][36.46 ]
𝐿 𝑚𝑜𝑙
𝑚 = 0.9115 𝑔 𝐻𝐶𝑙
A partir de HCl comercial al 35% m/v (indicada en la botella que lo contiene).
(0.9115 𝑔 𝐻𝐶𝑙 )(100𝑚𝐿 𝑠𝑜𝑙𝑢𝑐𝑖ó𝑛)
𝑉=
35 𝑔 𝐻𝐶𝑙
𝑉 = 2.6 𝑚𝐿 𝑠𝑜𝑙𝑢𝑐𝑖ó𝑛 35 % 𝑚/𝑣
Por la muy probable pérdida de cloruro de hidrógeno debido a la relativa elevada presión
de vapor del ácido clorhídrico (~4 𝑎𝑡𝑚 𝑎 20°𝐶) se tomarán 3.5mL de HCl al 35% y se
aforará a 250mL con agua destilada, con lo cual, se podría esperar hasta una concentración
de 0.135 M HCl.
Se prepararán alícuotas de 0.1 g de carbonato de sodio, entonces:
Na2CO3
0.1𝑔
𝑛=
105.99𝑔/𝑚𝑜𝑙
9.44x10-4 mol Na2CO3 2 mol HCl 1.8860x10-3 mol HCl
1 mol Na2CO3

Se sabe que la solución de HCl ~0.135𝑀, entonces:


HCl
1.8860x10−3 mol HCl
𝑉𝑙 =
𝑚𝑜𝑙
0.135 𝐿
𝐻𝐶𝑙
𝑉𝑚𝐿 = 13.98𝑚𝐿 ~ 14𝑚𝐿 𝑑𝑒
0.1 𝑔 𝑐𝑎𝑟𝑏𝑜𝑛𝑎𝑡𝑜 𝑠𝑜𝑑𝑖𝑐𝑜 𝑝𝑎𝑡𝑟ó𝑛 𝑝𝑟𝑖𝑚𝑎𝑟𝑖𝑜
250 mL de NaOH 0.1M
𝑚 = [𝑀 ][𝑉𝑙 ][𝑃𝑀]
𝑚𝑜𝑙 𝑔
𝑚 = [0.1 ] [0.25 𝐿][39.97 ]
𝐿 𝑚𝑜𝑙
𝑚 = 0.9999 𝑔 𝑁𝑎𝑂𝐻
Medir alrededor de 1 g de NaOH, disolver en un pequeño volumen de agua y aforar a 250
ml con agua destilada.
250 mL de KOH 0.1M
𝑚 = [𝑀 ][𝑉𝑙 ][𝑃𝑀]
𝑚𝑜𝑙 𝑔
𝑚 = [0.1 ] [0.25 𝐿][56.1056 ]
𝐿 𝑚𝑜𝑙
𝑚 = 1.4 𝑔 𝐾𝑂𝐻
Medir alrededor de 1.4 g de KOH, disolver en un pequeño volumen de agua y aforar a 250
ml con agua destilada.
Planeación del indicador de fenolftaleína al 1% en solución alcohólica y el anaranjado
de metilo al 1% en solución acuosa.
1 ml de fenolftaleína al 1% en etanol:
1.- Medir 0.01 g de fenolftaleína.
2.- Agregar alrededor de 1 ml de etanol al 96%.

1 ml de anaranjado de metilo al 1% en solución acuosa:


1.- Medir 0.01 g de anaranjado de metilo.
2.- Agregar alrededor de 1 ml de agua destilada.
Resultados
*Todas las soluciones se prepararon con agua destilada exenta de anhídrido carbónico, esto
se logró dejándola bullir y posteriormente enfriándola.

Tabla 1. Valoración de HCl con Na2CO3

Alícuota 1 Alícuota 2
Masa de Na2CO3 (g) 0.1009 0.099
Gasto HCl (ml) 6 6
De rosa a incoloro
Gasto HCl (ml) 5.6 5.6
De rojo a amarillo
Retrotitulación

Gasto NaOH aprox 0.1 M 0.2 0.2


(ml)

Tabla 2. Resultados de la estandarización de la solución de hidróxido de


sodio con ácido clorhídrico

Volumen de alícuota de NaOH ~0.1 M (mL) Volumen consumido de HCl 0.16255 M


(mL)
6 3.4
6 3.4
6 3.3
Media aritmética: 6 Media aritmética: (3.3666) ± (0.0577) mL
Coeficiente de variación: 1.7 %

Tabla 3. Resultados de la estandarización de la solución de hidróxido de


potasio con ácido clorhídrico

Volumen de alícuota de KOH ~0.1 M (mL) Volumen consumido de HCl 0.16255 M


(mL)
4 2.4
4 2.5
4 2.5
Media aritmética: 4 Media aritmética: (2.4666) ± (0.0577) mL
Coeficiente de variación: 2.3 %
Análisis y discusión
Análisis de los resultados de la estandarización del HCl con Na2CO3
PRIMERA VALORACIÓN
0.1009 g 1 mol Na2CO3 2 mol 1 mol 0.1641 M HCl
Na2CO3 HCl
105.9888 g 1 mol Na2CO3 11.6mL
Na2CO3
Volumen gastado en retrotitulación con NaOH ~ 0.1 M: 0.2 mL***
SEGUNDA VALORACIÓN
0.099 g Na2CO3 1 mol Na2CO3 2 mol 1 mol 0.1610 M HCl
HCl
105.9888 g 1 mol Na2CO3 11.6mL
Na2CO3
Volumen gastado en retrotitulación con NaOH ~ 0.1 M: 0.2 mL***
***NOTA: Se realizó una retrotitulación con la solución de NaOH preparada aproximadamente al 0.1
M a cada alícuota, sin embargo, no se tiene la certeza de que esta esté a tal concentración
exactamente, por lo que por ahora sólo se reportan los volúmenes gastados y, posteriormente se
calculará su concentración de manera exacta con un patrón primario, con el fin de calcular
exactamente la concentración del ácido clorhídrico.
Media aritmética de la concentración molar: (0.16255) ± (2.19x10-3) M
Coeficiente de variación: 1.34 %
Se realizaron un total de 4 titulaciones para la valoración del ácido clorhídrico con carbonato sódico,
las últimas dos de ellas son las anteriormente descritas, las otras dos no se tomarán en cuenta debido
a que la cantidad de carbonato utilizada es tan mínima que no se pudo tener la sensibilidad deseada,
sin embargo, los resultados son muy precisos, por eso solo se optó por realizar dos titulaciones de
esta manera. Las otras dos titulaciones involucraron aproximadamente 0.001 g de carbonato de
sodio, y el gasto de volumen total de ácido clorhídrico rondó los 1.1 mL, sin embargo, el volumen
fue tan mínimo que el tomarlo en cuenta aumenta el error en este análisis.
El bajo valor numérico del coeficiente de variación (menor al 5%) y la desviación estándar
de los volúmenes de ácido consumido en ambas titulaciones brinda soporte y da apoyo a
la decisión de sólo haber realizado dos titulaciones semejantes, no se trata de ensayar con
tantas alícuotas como se pueda, sino de encontrar reproducibilidad en la técnica utilizada.
Se consideró que la solución de mayor importancia en esta práctica fue la de ácido
clorhídrico debido a que también se utilizó como patrón secundario para la estandarización
posterior de las soluciones preparadas con NaOH y KOH, por tal motivo, fue con la que
mayor precaución se tuvo y a continuación se describe lo que se encontró con más detalle.
Para ambas titulaciones se utilizaron dos indicadores, la fenolftaleína y el anaranjado de
metilo.
Tanto en la primera titulación como en la segunda se gastaron exactamente 6 mL de ácido
en lo que se llamó la “primera parte de la valoración”, esto es el cambio de rosa a incoloro
el color de la mezcla de reacción, y, un gasto de 5.7 mL, lo que se conoció como la segunda
parte de la valoración, el cambio de rojo a amarillo claro el color de la mezcla de reacción.
Si se observa bien, la cantidad de ácido consumida después de añadir anaranjado de metilo
es significativa en ambos casos, pues incluso es semejante a la adicionada después de añadir
la fenolftaleína. Se considera que esto es trascendente en la estandarización, pues sólo se
sugería el uso del primer indicador, fenolftaleína, y no del segundo, si se hubiera hecho sólo
esto, el volumen gastado del ácido sería menor, se podría decir que incluso menos de la
mitad del que realmente se requiere si se utilizan ambos indicadores, al haber un menor
volumen consumido, la molaridad reportada del mismo sería mucho mayor, es redundante
decirlo, pero sería algo más que el doble. Esto se debe a que, como ya se describió
anteriormente, la reacción únicamente con el indicador de fenolftaleína es “incompleta”,
pues sólo cubre la transformación del ion carbonato al ion carbonato ácido, la consecuente
adición de ácido desplaza el equilibrio y provoca la protonación de este, produciendo ácido
carbónico, el cual, rápidamente se descompone en agua y dióxido de carbono, cuando todo
el ion carbonato ácido se ha transformado, entonces, la reacción ha terminado.
Podría surgir la proposición de que se tomara en cuenta de que un equivalente químico de
ácido clorhídrico reacciona con otro del carbonato de sodio hasta en el momento en que la
titulación se ha llevado a cabo con fenolftaleína, sin embargo, no es posible aceptar dicha
propuesto con base en la observación de que los volúmenes de ácido clorhídrico con la
fenolftaleína y con el anaranjado de metilo no son iguales.
La estandarización de la solución de hidróxido de sodio con ácido clorhídrico involucró tres

alícuotas que mostraron resultados semejantes y con base en las medias aritméticas de los

datos se puede calcular la concentración de la solución de la siguiente manera.

Se calculan los moles de ácido clorhídrico consumidos:


HCl
𝑛 = [𝑀 ][𝑉𝑙 ]
𝑚𝑜𝑙
𝑛 = [0.16255 ] [3.3666𝑥10−3 𝐿]
𝐿
𝑛 = 5.4724 𝑥10−4 𝑚𝑜𝑙 𝐻𝐶𝑙
A partir de la reacción de neutralización del ácido clorhídrico con el hidróxido de sodio se

encuentra que la relación estequiométrica es 1:1, entonces, los moles de hidróxido de sodio

presentes en la alícuota fueron iguales.

NaOH
𝑛 = 5.4724 𝑥10−4 𝑚𝑜𝑙 𝑁𝑎𝑂𝐻
5.4724 𝑥10−4 𝑚𝑜𝑙 𝑁𝑎𝑂𝐻
𝑀=
6𝑥10−3 𝐿
𝑀 = 0.0912 𝑀 𝑁𝑎𝑂𝐻
Se puede observar que la concentración de la base es próxima a la esperada, lo cual no sólo

sugiere su adecuada preparación, sino que además comprueba la correcta función del ácido

clorhídrico como patrón secundario. La principal causa que se puede atribuir a la menor
concentración encontrada respecto a la esperada es que las lentejas de hidróxido de sodio
absorben agua y dióxido de carbono del ambiente con demasiada facilidad, por lo que muy

seguramente la pureza del grado reactivo es ligeramente menor a la indicada, incluso con

la misma respiración se puede contaminar este reactivo.


Con respecto a la estandarización de la solución de hidróxido de potasio, se encontró

reproducibilidad en las tres alícuotas realizadas, con base en los resultados de los promedios

de los datos es posible calcular la concentración de esta solución como sigue.

Se calculan los moles de ácido clorhídrico consumidos:


HCl
𝑛 = [𝑀 ][𝑉𝑙 ]
𝑚𝑜𝑙
𝑛 = [0.16255 ] [2.4666𝑥10−3 𝐿]
𝐿
𝑛 = 4.009458 𝑥10−4 𝑚𝑜𝑙 𝐻𝐶𝑙
A partir de la reacción de neutralización del ácido clorhídrico con el hidróxido de potasio es

posible observar que la relación estequiométrica es 1:1, entonces, los moles de hidróxido de

potasio presentes en la alícuota fueron los mismos.


KOH
𝑛 = 4.009458 𝑥10−4 𝑚𝑜𝑙 𝐾𝑂𝐻
4.009458 𝑥10−4 𝑚𝑜𝑙 𝐾𝑂𝐻
𝑀=
4𝑥10−3 𝐿
𝑀 = 0.1002 𝑀 𝐾𝑂𝐻
Se observa que la concentración calculada y la esperada son muy cercanas entre sí, lo que

sugiere al igual que con la solución anterior, su correcta preparación y una mayor pureza de

la muestra grado reactivo en comparación con el hidróxido de sodio, esto resulta razonable

debido a que el hidróxido de sodio es una de las bases más utilizadas en la química, y su
mayor uso compromete su pureza si se compara con el hidróxido de potasio.

Conclusión
Con base en el análisis de los resultados previamente expuestos se concluyó que las técnicas

de estandarización cumplieron su propósito, pues los resultados experimentales coinciden

con lo esperado. Se recomienda ampliamente el empleo de anaranjado de metilo como

indicador del punto final de la reacción entre el ácido clorhídrico y el carbonato de sodio, y
no sólo el de la fenolftaleína tal como se sugirió, pues su único uso llevaría a expresar una

concentración equívoca del ácido clorhídrico en cuestión.

Referencias Bibliográficas
• Alberto Rojas. (2018). Estandarización. 03 de septiembre de 2019, de Glosarios Sitio
web: https://glosarios.servidor-alicante.com/quimica/estandarizacion
• Annia Galano. (2017). Sustancias patrones para estandarización de ácidos y bases. 03
de septiembre del 2019, de Universidad Autónoma Metropolitana Sitio web:
http://depa.fquim.unam.mx/amyd/archivero/DOCUMENTOPATRONESPRIMARIOSA
CIDOBASE_34249.pdf
• Consejo Colombiano de Seguridad. (2005). Hoja de seguridad del ácido clorhídrico.
03 de septiembre del 2019, de CISPROQUIM Sitio web: http://iio.ens.uabc.mx/hojas-
seguridad/acido_clorhidrico.pdf
• Consejo Colombiano de Seguridad. (s/f). Hoja de seguridad del Hidróxido de Sodio.
03 de septiembre del 2019, de Consejo Colombiano de Seguridad Sitio web:
http://iio.ens.uabc.mx/hojas-seguridad/hidroxido_de_sodio.pdf
• CTR scientific. (s/f). Hoja de datos de seguridad del Ácido Sulfúrico. 03 de
septiembre del 2019, de CTR scientific Sitio web:
http://www.uacj.mx/IIT/CICTA/Documents/Acidos/Acido%20Sulf%C3%BArico.pdf
• CTR scientific. (s/f). Hoja de seguridad del Hidróxido de Potasio. 03 de septiembre
del 2019, de CTR scientific Sitio web:
http://www.uacj.mx/IIT/CICTA/Documents/Acidos/Hidroxido%20de%20Potasio.pdf
• Ibarra, L. G. (2013, mayo). Hojas de datos de seguridad: anaranjado de metilo.
Recuperado de instituto nacional de rehabilitación comité de bioseguridad:
http://www.inr.gob.mx/descargas/bioseguridad/anaranjadodemetilo.pdf
• Roth, C. (2019, 02 19). Ficha de datos de seguridad: Carbonato de sodio.
Recuperado de Carl Roth:
https://www.carlroth.com/downloads/sdb/es/A/SDB_A135_ES_ES.pdf
• Torales, R. S. (2008, Febrero 22). Hoja de datos de seguridad: Fenolftaleína.
Recuperado de Reactivos meyer:
http://reactivosmeyer.com.mx/datos/pdf/reactivos/hds_1315.pdf

Anexos

Tabla 1. Toxicidad de las sustancias

Sustancia Toxicidad
Ácido Es corrosivo e higroscópico, nocivo al ingerir, irritante al tacto.
clorhídrico

Hidróxido de Corrosivo e irritante, no inflamable.


potasio

Hidróxido de Irritante al tacto, inflamable y corrosivo. Posible causante de cáncer


sodio de esófago.

Ácido Ocasiona severas irritaciones en ojos, piel, tracto respiratorio y


sulfúrico tracto digestivo con posibles quemaduras. Peligro de cáncer.

Fenolftaleína Sustancia combustible, carcinogénica, tóxica para la reproducción


y mutagénica.

Carbonato de El principal peligro de esta sustancia es el pH alto que genera en


sodio disolución o en contacto con los órganos del cuerpo.

Anaranjado Provoca una irritación del tracto respiratorio, en la piel y ojos,


de metilo además es nocivo si se ingiere.

Tabla 2. Manejo de residuos

Ácido clorhídrico Considerar el uso del ácido diluido para neutralizar residuos
alcalinos. Adicionar cuidadosamente ceniza de soda o cal, los
productos de la reacción se pueden conducir a un lugar seguro
donde no tenga contacto con el ser humano, la disposición en
tierra es aceptable.

Hidróxido Lo que no se pueda conservar para recuperación o reciclaje


de potasio debe ser manejado en una instalación de eliminación de residuos
adecuadas y aprobadas. El procesamiento, utilización o
contaminación de este producto puede cambiar las opciones de
gestión de residuos. Eliminar de acuerdo a las leyes locales.

Hidróxido Para pequeñas cantidades, agregar lentamente y con agitación,


de sodio agua y hielo. Ajustar el pH a neutro con HCl diluido. La disolución
acuosa resultante, puede tirarse al drenaje diluyéndola con agua.
Durante la neutralización se desprende calor y vapores, por lo
que debe hacerse lentamente y en un lugar ventilado
adecuadamente.

Ácido sulfúrico Consiste su adsorción sobre materiales como vermiculita, arena


seca o tierra; luego de lo cual se envasa en contenedores
herméticamente cerrados que se disponen en un lugar aprobado
por la reglamentación local. Por lo general, se diluye en una gran
cantidad de agua para evitar peligros de excesiva generación de
calor y se agrega lentamente a una solución de hidróxido de
sodio y cal apagada.

Fenolftaleína Lo que no se pueda conservar para recuperación o reciclaje


debe ser manejado en forma apropiada y aprobada. El
procesamiento, utilización o contaminación de este producto
puede cambiar la gestión de residuos. Deseche el envase y el
contenido no utilizado de acuerdo con los requisitos establecidos
en la reglamentación vigente.

Carbonato de Elimínese el producto y su recipiente como residuos peligrosos.


sodio Eliminar el contenido/el recipiente de conformidad con la
normativa local, regional, nacional o internacional.

Anaranjado de El reactivo que no pueda ser salvado para reciclaje o


metilo recuperación debe ser manejado en una instalación de
eliminación de residuos adecuada y aprobada. El reactivo no
utilizado puede desecharse con los requisitos federales,
estatales y locales.
Imagen 1 y 2. Proceso de valoración del ácido clorhídrico con carbonato de sodio (1) y ácido
clorhídrico ya valorado (2)

Imagen 3 y 4. Preparación de alícuotas de hidróxido de sodio con agua para proceder a titular
Imagen 5 y 6. Valoración de hidróxido de potasio (5) y el hidróxido de sodio (6)

Imagen 7 y 8. Proceso de valoración del ácido clorhídrico (7) y resultado de la valoración del ácido
clorhídrico, color de fase de neutralización con el naranja de metilo (8)