Sei sulla pagina 1di 185

PLAN NACIONAL DE ORDENAMIENTO Y DESARROLLO TERRITORIAL

PLAN NACIONAL DE ORDENAMIENTO Y DESARROLLO TERRITORIAL CATÁLOGO DE ESPACIOS NATURALES PLAN ESPECIAL DE PROTECCIÓN DEL
PLAN NACIONAL DE ORDENAMIENTO Y DESARROLLO TERRITORIAL CATÁLOGO DE ESPACIOS NATURALES PLAN ESPECIAL DE PROTECCIÓN DEL

CATÁLOGO DE ESPACIOS NATURALES

Y DESARROLLO TERRITORIAL CATÁLOGO DE ESPACIOS NATURALES PLAN ESPECIAL DE PROTECCIÓN DEL MEDIO FÍ SICO Y
Y DESARROLLO TERRITORIAL CATÁLOGO DE ESPACIOS NATURALES PLAN ESPECIAL DE PROTECCIÓN DEL MEDIO FÍ SICO Y

PLAN ESPECIAL DE PROTECCIÓN DEL MEDIO FÍSICO Y NATURAL Y CATÁLOGO DE ESPACIOS NATURALES

Página 1

PLAN NACIONAL DE ORDENAMIENTO Y DESARROLLO TERRITORIAL

PLAN NACIONAL DE ORDENAMIENTO Y DESARROLLO TERRITORIAL INDICE 10. EL CATÁLOGO DE ESPACIOS NATURALES PROTEGIDOS 10.1.

INDICE

10. EL CATÁLOGO DE ESPACIOS NATURALES PROTEGIDOS

10.1. NATURALEZA DEL CATÁLOGO

10.2. CATÁLOGO Y DESCRIPCIÓN DE LA PROPUESTA

DEL SISTEMA DE ÁREAS NATURALES PROTEGIDAS

10.2.1. Áreas Naturales Protegidas

10.2.2. Áreas de Conservación

10.2.3. Corredores Ambientales

10.3 RESUMEN NACIONAL

10.4 FICHAS DE LOS ESPACIOS CATALOGADOS

MAPA DE LAS ÁREAS PROTEGIDAS DEL MARN JULIO 2003 MAPA DE LAS ÁREAS PROTEGIDAS PNODT Y MARN 2003 MAPA DE AREAS DE CONSERVACION PNODT

ÁREA DE CONSERVACION EL TRIFINIO EL TRIFINIO Y PARQUE NACIONAL MONTECRISTO COMPLEJO LAGO DE GÜIJA SAN DIEGO – LA BARRA LA BARRA (COLONIA DE ANIDACIÓN) LAGUNA DE METAPÁN, CLARA Y VERDE (SAN DIEGO) CALIZAS DE METAPÁN RÍO ANGUE, ANGUEATÚ, ANGUIATÚ RÍO LEMPA (SECTOR CUENCA ALTA)

ÁREA DE CONSERVACION ALOTEPEQUE LA MONTAÑONA EL PITAL – EL PALMA EL MANZANO LA MONTAÑONA RÍO TAMULASCO RÍO SUMPUL

ÁREA DE CONSERVACION ALTO LEMPA PAÑANALAPA BOLIVAR SAN FRANCISCO DOS CERROS COMPLEJO EMBALSE CERRÓN GRANDE ISLAS DEL EMBALSE CERRÓN GRANDE SANTA BÁRBARA COLIMA CINQUERA LOS TERCIOS

CERRO TECOMATEPEC

BÁRBARA COLIMA CINQUERA LOS TERCIOS CERRO TECOMATEPEC CERRO GUAZAPA COMPLEJO 5 DE NOVIEMBRE ÁREA DE CONSERVACION

CERRO GUAZAPA COMPLEJO 5 DE NOVIEMBRE

ÁREA DE CONSERVACION VOLCAN CHINGO PARAJE GALÁN SAN JERONIMO LA MAGDALENA VOLCÁN CHINGO LAS TABLAS SAN JOSÉ LOS AMATES RANCHO GRANDE (EL JUNQUILLO) Y TAHUAPA LAGUNA DE CHALCHUAPA LAGUNA DE MORÁN LAGUNA DEL LLANO O EL ESPINO EL CHAPARRÓN/SAN CAYETANO LA LABOR

ÁREA DE CONSERVACION APANECA - LAMATEPEC COMPLEJO SAN MARCELINO LAGO DE COATEPEQUE COMPLEJO LOS VOLCANES CERRO LOS NARANJOS O EL PILON CERRO AGUILA COMPLEJO LAGUNA LAS RANAS CHORROS DE LA CALERA COMPLEJO DE LAGUNAS LAS NINFAS Y VERDE CERRO DE APANECA AUSOLES DE AHUACHAPÁN

ÁREA DE CONSERVACION EL IMPOSIBLE – BARRA DE SANTIAGO COMPLEJO EL IMPOSIBLE MONTE HERMOSO EL CORTIJO / AGUACHAPIO COMPLEJO BARRA DE SANTIAGO GARITA PALMERA – BOLA DE MONTE LAGUNA EL BIJAGUAL – SANTA RITA BARRA DE SANTIAGO COLEGIO DE LAS AVES RÍO PAZ

ÁREA DE CONSERVACION LOS CÓBANOS COMPLEJO LOS FARALLONES LOS FARALLONES ISHUATAN - EL BALSAMAR ISHUATAN HUMEDALES DE SONSONATE COMPLEJO LOS CÓBANOS

ISHUATAN HUMEDALES DE SONSONATE COMPLEJO LOS CÓBANOS PLAN ESPECIAL DE PROTECCIÓN DEL MEDIO FÍ SICO Y
ISHUATAN HUMEDALES DE SONSONATE COMPLEJO LOS CÓBANOS PLAN ESPECIAL DE PROTECCIÓN DEL MEDIO FÍ SICO Y

PLAN ESPECIAL DE PROTECCIÓN DEL MEDIO FÍSICO Y NATURAL Y CATÁLOGO DE ESPACIOS NATURALES

LOS CÓBANOS PLAN ESPECIAL DE PROTECCIÓN DEL MEDIO FÍ SICO Y NATURAL Y CATÁLOGO DE ESPACIOS

Página 2

PLAN NACIONAL DE ORDENAMIENTO Y DESARROLLO TERRITORIAL

PLAN NACIONAL DE ORDENAMIENTO Y DESARROLLO TERRITORIAL EL ZOPE O SANTA AGUEDA LAS CAÑAS BARRA SALADA

EL ZOPE O SANTA AGUEDA LAS CAÑAS BARRA SALADA

ÁREA DE CONSERVACION COSTA DEL BALSAMO CHIQUILECA COMPLEJO TAQUILLO LAS TERMOPILAS EL SITIO COMPLEJO DEININGER SAN ARTURO SANTA CLARA – EL PIMENTAL

ÁREA DE CONSERVACION EL PLAYON COMPLEJO EL PLAYÓN LAGUNA CHANMICO LAGUNA CALDERA COMPLEJO VOLCAN DE SAN SALVADOR FINCA EL ESPINO LADERAS DE LA LAGUNA (JARDÍN BOTÁNICO LA LAGUNA) LAGO DE ILOPANGO RÍO TOMAYATE TALCUALUYA

ÁREA DE CONSERVACION SAN VICENTE NORTE VOLCÁN SAN VICENTE LAGUNA DE APASTEPEQUE LAGUNA CHALCHUAPA O LA BRUJA LA JOYA - SISIMICO PARRAS LEMPA CERRO SIHUATEPEQUE COMPLEJO EMBALSE 15 DE SEPTIEMBRE

ÁREA DE CONSERVACION JALTEPEQUE – BAJO LEMPA RÍO JIBOA LAGUNA DE NAHUALAPA COMPLEJO ESTERO DE JALTEPEQUE ISLA EL ALGODÓN (SITIO DE ANIDACIÓN DE AVES) COMPLEJO ESCUINTLA ISLA TASAJERA, EL CORDONCILLO – BOCANA DEL LEMPA LAGUNA EL TALQUEZAL RÍO LEMPA ÁREA DE CONSERVACION BAHIA DE JIQUILISCO COMPLEJO NANCUCHIMANE LAGUNA SAN JUAN DEL GOZO COMPLEJO DE LA BAHÍA DE JIQUILISCO ISLA DE LAS AVES, CANAL SAN JUANCITO

BAHÍA DE JIQUILISCO ISLA DE LAS AVES, CANAL SAN JUANCITO COMPLEJO ISLA SAN SEBASTIAN LA ESPERANZA

COMPLEJO ISLA SAN SEBASTIAN LA ESPERANZA O CEIBA DOBLADA NORMANDÍA CHAGUANTIQUE EL TERCIO JUCUARÁN SUR, BUENA ESPERANZA Y LA RENDENCION

ÁREA DE CONSERVACION TECAPA – SAN MIGUEL LAGUNA DE ALEGRÍA COMPLEJO EL JOCOTAL VOLCAN DE SAN MIGUEL LAGUNA EL JOCOTAL LAGUNA SAN JUAN LA PUERTA LAGUNA DE OLOMEGA BOSQUE Y PANTANOS DE LA CHIRICANA OLOMEGA LAGUNA DE ARAMUACA EL PACAYAL AUSOLES DE CHINAMECA EL SOCORRO II

ÁREA DE CONSERVACION NAHUATERIQUE COMPLEJO CACAHUATIQUE RÍO TOROLA RÍO SAPO CUEVA UNAMA EL HORMIGUERO CERRO OCOTEPEQUE CORINTO CERRO EL OCOTAL CERRO LAS PEÑAS RÍO GOASCORAN

ÁREA DE CONSERVACION GOLFO DE FONSECA ESTERO EL ICACAL ESTERO LAS TUNAS ESTERO EL TAMARINDO COMPLEJO DE LAGUNAS LOS NEGRITOS COMPLEJO CONCHAGUA ISLA MARTÍN PÉREZ ISLA PIRIGALLO COMPLEJO DE LA BAHÍA DE LA UNIÓN ISLA CONEJO ISLAS PERICO Y PERIQUITO MORRALES DE PASAQUINA

ISLA CONEJO ISLAS PERICO Y PERIQUITO MORRALES DE PASAQUINA PLAN ESPECIAL DE PROTECCIÓN DEL MEDIO FÍ
ISLA CONEJO ISLAS PERICO Y PERIQUITO MORRALES DE PASAQUINA PLAN ESPECIAL DE PROTECCIÓN DEL MEDIO FÍ

PLAN ESPECIAL DE PROTECCIÓN DEL MEDIO FÍSICO Y NATURAL Y CATÁLOGO DE ESPACIOS NATURALES

DE PASAQUINA PLAN ESPECIAL DE PROTECCIÓN DEL MEDIO FÍ SICO Y NATURAL Y CATÁLOGO DE ESPACIOS

Página 3

PLAN NACIONAL DE ORDENAMIENTO Y DESARROLLO TERRITORIAL

PLAN NACIONAL DE ORDENAMIENTO Y DESARROLLO TERRITORIAL 10. EL CATÁLOGO DE ESPACIOS NATURALES PROTEGIDOS 10.1.
PLAN NACIONAL DE ORDENAMIENTO Y DESARROLLO TERRITORIAL 10. EL CATÁLOGO DE ESPACIOS NATURALES PROTEGIDOS 10.1.

10. EL CATÁLOGO DE ESPACIOS NATURALES PROTEGIDOS

10.1. NATURALEZA DEL CATÁLOGO

El papel del medio físico natural en el ordenamiento territorial hay que entenderlo en términos de relación con las actividades humanas; actuando aquél como soporte físico, fuente de recursos y

materias primas y receptor de efluentes y emisiones. Así, las interacciones entre la actividad y el medio físico natural, entendidas bajo el criterio de la sostenibilidad, deben considerar aspectos clave como son la aptitud o la vocación de un área determinada para sustentar una actividad, la tasa de regeneración o

la capacidad de absorción y asimilación.

En relación con lo expuesto, el documento de Política Nacional del Medio Ambiente, señala como objetivo estratégico del ordenamiento territorial “ordenar el espacio físico del país en términos ambientales como condición indispensable para lograr una relación de mutuo respeto entre las actividades de desarrollo, los asentamientos humanos y el manejo sostenible de los recursos naturales”.

Los criterios de protección del medio físico adoptada en el Plan Especial de Protección del Medio Físico se inscribe en el contexto de ordenación del territorio y el fomento de los recursos, y ello bajo la premisa que en la gestión de los recursos naturales la única perspectiva temporal que se puede adoptar es la del largo plazo. Por ello no puede en ningún caso obviarse la necesidad de la protección e incluso de resaltarse algunos espacios o bienes concretos, que por sus especiales características de tipo ambiental, científico, cultural, recreativo o económico justifiquen un tratamiento especial en el planeamiento territorial, así como en otras actuaciones apoyadas en legislación específica de carácter protector (Ley de Áreas Naturales Protegidos –en fase de anteproyecto-, Ley Forestal, Ley de Pesca,…).

Es por ello que se formuló entre los objetivos básicos de este Plan Especial la elaboración del Catálogo de Espacios Naturales de El Salvador, documento complementario del Plan Especial.

El presente Catálogo se ha configurado bajo dos criterios fundamentales. El primero de ellos es el de asegurar una identificación inequívoca de los espacios que este Plan protege u ordena

especialmente, mediante una delimitación gráfica de sus límites. Ello deberá facilitar una gestión eficaz

y coordinada de las normas de protección de aplicación a cada tipo de espacio, todo ello sin dejar de

lado que la protección del Plan Especial abarca a todo el territorio nacional vía normas generales de

regulación de usos y actividades.

El segundo criterio es de carácter abierto que tiene el presente Catálogo, ya que el mismo no agota la posibilidad de incluir de forma ininterrumpida nuevos espacios necesitados de protección, a fin de asegurar la preservación de los espacios de especial relevancia a nivel nacional, y la de los recursos que contienen, de cara al futuro.

La catalogación y delimitación de las áreas naturales susceptibles de protección se ha realizado, a partir de una serie de criterios entre los que destaca la presencia de ecosistemas o elementos naturales que presentan un valor científico, educativo o cultural que les haga merecedores de conservación. Sin

o cultural que les haga merecedores de conservación. Sin PLAN ESPECIAL DE PROTECCIÓN DEL MEDIO FÍ
o cultural que les haga merecedores de conservación. Sin PLAN ESPECIAL DE PROTECCIÓN DEL MEDIO FÍ

PLAN ESPECIAL DE PROTECCIÓN DEL MEDIO FÍSICO Y NATURAL Y CATÁLOGO DE ESPACIOS NATURALES

Página 4

PLAN NACIONAL DE ORDENAMIENTO Y DESARROLLO TERRITORIAL

PLAN NACIONAL DE ORDENAMIENTO Y DESARROLLO TERRITORIAL embargo, los espacios naturales son, en ocasi ones, resultado
PLAN NACIONAL DE ORDENAMIENTO Y DESARROLLO TERRITORIAL embargo, los espacios naturales son, en ocasi ones, resultado

embargo, los espacios naturales son, en ocasiones, resultado de una antigua y profunda interrelación entre el hombre y el medio, hasta el punto de que no es posible entender su configuración actual sin considerar el efecto de la sociedad sobre ellos. Por ello, a los criterios tradicionales hay que añadir una visión sostenible del papel de las áreas naturales protegidas; de modo que los criterios utilizados para la selección de las porciones de territorio que deben ser incluidas en alguna de las categorías de protección previstas por la legislación se pueden resumir en:

Estado de conservación. En este caso, este criterio se ha aplicado a espacios relativamente reducidos donde la acción humana ha estado excluida o limitada, por lo general, debido a las características geográficas de la zona.

Representatividad. La catalogación de hábitats singulares o de especial interés por contener especies de flora y fauna incluidas en algunas de las categorías internacionales de conservación; desde la base de considerar la conservación de los hábitats naturales como fundamento para la conservación de la flora y fauna silvestres. La identificación de sitios de interés fue presentada en el Diagnóstico de Biodiversidad del PNODT y en Capítulo I, Memoria Informativa.

Singularidad. Se refiere a la presencia de especies, elementos, ecosistemas o formaciones consideradas originales en el contexto territorial analizado.

Preservación. Se aplica a zonas de cierto valor, aunque difuso o no excepcional, sometidas a presiones que amenazan su supervivencia o viabilidad que requieren de medidas específicas de protección y gestión.

Restauración de hábitats degradados. Se trata de espacios que aunque han perdido parte de su valor, en parte por la acción del hombre, mantienen su potencialidad y es posible su regeneración.

Protección de agrosistemas o alternativas al desarrollo. Aunque no se trata de un criterio que justifique por sí mismo la preservación de una zona, su consideración es importante para favorecer alternativas de desarrollo en áreas deprimidas o de interés paisajístico y cultural.

Prestación de servicios ambientales. Una alta capacidad de prestación de bienes y servicios ambientales, como captación de recursos hídricos, conservación de suelos frente a la erosión, mantenimiento del paisaje, conservación de la diversidad biológica o apta para actividades recreativas o turísticas en la naturaleza.

Contribución a la mitigación de riesgos naturales. Particularmente en relación con los movimientos de ladera y las inundaciones.

Contribución a la formación del Corredor Biológico Mesoamericano. Así como también a corredores biológicos locales necesarios para garantizar la conectividad de las áreas.

A los anteriores criterios se une la necesidad de tomar en consideración los importantes trabajos

realizados en el país en materia de conservación de espacios naturales (Sistema de Áreas Naturales

Protegidas de El Salvador), los esfuerzos de municipalidades y agentes privados para preservar espacios de interés para la conservación, así como la amplia gama de legislación sectorial existente en

el país, que identifica distintas áreas merecedoras de protección.

Partiendo de lo anterior se han incluido como espacios del Catálogo:

Los espacios naturales actualmente protegidos y que forman parte del Sistema de Áreas Naturales Protegidas de El Salvador, de acuerdo al informe del MARN presentado en Managua durante el Congreso Centroamericano de áreas protegidas, marzo 2003.

Aquellas áreas naturales a las que la legislación sectorial haya aplicado restricciones a fin de preservar sus características naturales y/o sus recursos (reservas ecológicas; áreas frágiles; áreas de reserva acuática; y áreas forestales que presenten valor para la conservación de suelos, diversidad biológica y aguas).

Áreas protegidas por las Municipalidades a través de ordenanzas o mediante los Planes Maestros de Desarrollo Urbano (PLAMADUR) y que sean representativos de los ecosistemas y recursos del conjunto del territorio nacional.

Áreas propuestas para su protección por parte de la iniciativa privada, comunal o municipal.

Humedales continentales no incluidos en el Sistema de Áreas Naturales Protegidas.

Cursos fluviales de interés ambiental.

Complejos costeros de interés ambiental.

Fondos marinos y aguas superficiales del océano Pacífico.

Embalses.

Parajes singulares, tanto desde el punto de vista agrario y ganadero como, complementariamente, desde el punto de vista paisajístico.

Espacios forestales de interés recreativo y como fuentes de germoplasma.

Yacimientos y lugares de interés geocultural (geológico y geomorfológico).

Por patrimonio geológico se entiende el conjunto de lugares especialmente relevantes, por sus características geológicas, que contribuyen a explicar la historia geológica de una región. Está constituido por hitos singulares, monumentos naturales más relevantes del medio físico, a través de los que se puede desentrañar la evolución de un determinado paisaje. A continuación se presenta una lista no exhaustiva de sitios que podrían formar parte del patrimonio geológico de El Salvador:

De interés paleontológico:

La Barranca de Sisimico.

El Hormiguero.

Las calizas de Metapán.

Las cuevas de Corinto.

El Chapernalito.

Río Tomayate.

De interés geo-paisajístico:

La poza Azul.

La cascada de las caleras.

La poza Azul. La cascada de las caleras. PLAN ESPECIAL DE PROTECCIÓN DEL MEDIO FÍ SICO
La poza Azul. La cascada de las caleras. PLAN ESPECIAL DE PROTECCIÓN DEL MEDIO FÍ SICO

PLAN ESPECIAL DE PROTECCIÓN DEL MEDIO FÍSICO Y NATURAL Y CATÁLOGO DE ESPACIOS NATURALES

de las caleras. PLAN ESPECIAL DE PROTECCIÓN DEL MEDIO FÍ SICO Y NATURAL Y CATÁLOGO DE

Página 5

PLAN NACIONAL DE ORDENAMIENTO Y DESARROLLO TERRITORIAL

PLAN NACIONAL DE ORDENAMIENTO Y DESARROLLO TERRITORIAL Los cráteres de los volcanes activos. Las coladas de
PLAN NACIONAL DE ORDENAMIENTO Y DESARROLLO TERRITORIAL Los cráteres de los volcanes activos. Las coladas de

Los cráteres de los volcanes activos. Las coladas de Lava. Los acantilados de la cordillera del Bálsamo y Jucuarán. Basaltos y riolitas Columnares (Los Tercios en Suchitoto, San Diego, La Libertad, San Francisco Gotera). Dique Volcánico en las cercanías del Puente Cuscatlán en el río Lempa. Fumarolas y fuentes termales del vulcanismo del Cuaternario. El peñón de Cayahuanca en Chalatenango.

Como se puede observar, el Catálogo contiene una amplia y significativa representación de los espacios naturales de interés para la conservación del país, que incluye tanto espacios continentales como costero-marinos, que forman una red de enclaves naturales de carácter estratégico para asegurar la sostenibilidad ambiental del conjunto del territorio.

protección, propuestas para mejorar la protección y gestión y señalamiento de las áreas de interés especial y de los puntos de interés singular.

10.2.2. Áreas de Conservación

Los espacios naturales no se disponen de forma aislada en el territorio, sino que se hallan interrelacionados con otros espacios (naturales o no) situados en la periferia. Así, se consideran Áreas de Conservación a las agrupaciones de áreas naturales protegidas y los territorios que les sirven de nexo, estos espacios mantienen una relación directa entre ellos, llegando a constituir un sistema independiente e integral desde el punto de vista cultural, geográfico, hidrológico o ecológico. Son auténticas unidades funcionales dentro del sistema que requieren de una gestión coordinada; aunque ello no quiere decir que sean sistemas cerrados, sino que también se relacionan con las demás unidades. Son los elementos clave del modelo propuesto.

En cuanto a las categorías de protección, siguiendo instrucciones del MARN no se realizan propuestas específicas en este Plan; no obstante, conviene señalar también que todavía no se ha aprobado la Ley de Áreas Naturales Protegidas por lo que, salvo la comparación con las categorías establecidas por UICN, no existe una definición que concrete el contenido de cada una de las categorías establecidas en el Reglamento de la Ley del Medio Ambiente. Por otra parte, la Ley del Medio Ambiente (Art. 80) define los planes de manejo como únicos instrumentos para la gestión de las áreas naturales protegidas.

10.2. CATÁLOGO Y DESCRIPCIÓN DE LA PROPUESTA DE SISTEMA DE ÁREAS NATURALES PROTEGIDAS

Los elementos básicos que han de configurar el sistema que se propone para la protección y gestión de las áreas naturales serían los siguientes:

Áreas Naturales Protegidas.

Áreas de Conservación.

Corredores Ambientales.

10.2.1. Áreas Naturales Protegidas

Son los elementos básicos del sistema y representan zonas fácilmente individualizables del resto del territorio que por sus características ambientales disponen o deberían disponer de un estatus legal de protección.

En el ámbito nacional existen actualmente 118 áreas propuestas para integrar el Sistema de Áreas Naturales Protegidas (MARN 2003), de las cuales tan solo tres cuentan con una declaración formal; a éstas habría que añadir un conjunto de 96 espacios terrestres y dulceacuícolas y 12 costero-marinos que se proponen, de acuerdo con los criterios establecidos y el análisis realizado, haciéndose un total de 189 espacios (actual Catálogo), merecedores de la consideración de área natural protegida, además de la ampliación de algunas de las áreas integrantes del SANP (se proponen 11 espacios ampliados). Para cada uno de ellos se ha realizado un estudio de sus características principales, necesidades de

estudio de sus características principales, necesidades de PLAN ESPECIAL DE PROTECCIÓN DEL MEDIO FÍ SICO Y
estudio de sus características principales, necesidades de PLAN ESPECIAL DE PROTECCIÓN DEL MEDIO FÍ SICO Y

PLAN ESPECIAL DE PROTECCIÓN DEL MEDIO FÍSICO Y NATURAL Y CATÁLOGO DE ESPACIOS NATURALES

Esquema de la estructura de un Área de Conservación según el modelo propuesto

ÁREA DE CONSERVACIÓN

Zona de Amortiguamiento
Zona de Amortiguamiento
ANP A ANP D ANP B
ANP
A
ANP
D
ANP
B
ÁREA DE CONSERVACIÓN Zona de Amortiguamiento ANP A ANP D ANP B ANP C Corredor Ambiental
ANP C
ANP
C
ÁREA DE CONSERVACIÓN Zona de Amortiguamiento ANP A ANP D ANP B ANP C Corredor Ambiental
Corredor Ambiental
Corredor Ambiental
ÁREA DE CONSERVACIÓN Zona de Amortiguamiento ANP A ANP D ANP B ANP C Corredor Ambiental

Página 6

PLAN NACIONAL DE ORDENAMIENTO Y DESARROLLO TERRITORIAL 10.2.3. Corredores Ambientales Se trata de sectores del

PLAN NACIONAL DE ORDENAMIENTO Y DESARROLLO TERRITORIAL

PLAN NACIONAL DE ORDENAMIENTO Y DESARROLLO TERRITORIAL 10.2.3. Corredores Ambientales Se trata de sectores del territorio

10.2.3. Corredores Ambientales

Se trata de sectores del territorio que por sus características físicas y ecológicas no merecen ser consideradas como áreas naturales protegidas, aunque constituyen el nexo de conexión entre dos o más de aquellos espacios o entre dos o más Áreas de Conservación. Guardan una estrecha relación con las denominadas zonas filtro o de amortiguación en la planificación de espacios naturales y en ellos se plantea un régimen especial de regulación que fomente los usos compatibles con la existencia del espacio natural. Los corredores contribuyen a estructurar el sistema en dos sentidos básicos: actuando como áreas periféricas a los espacios naturales propiamente dichos, a efectos de amortiguación de impactos, y vinculando territorial y funcionalmente los diferentes espacios naturales protegidos y de interés.

La consideración de los corredores ambientales como elementos constituyentes de una red como la que se propone resulta tan conveniente desde el punto de vista ambiental y territorial como compleja desde el punto de vista legal y de gestión, ya que la figura no está reconocida en la legislación. La propuesta realizada en este Plan de espacios sometidos a regulación de usos mediante el régimen impuesto por los instrumentos de planificación de las Áreas de Conservación permitiría una buena aproximación para la protección de estas áreas; igualmente, a través del planeamiento urbanístico municipal (PLAMADUR) se pueden incluir los corredores ambientales como elementos específicamente protegidos y con una regulación de usos adecuada a su función y características. No obstante, la dificultad que se presenta en la delimitación de las áreas naturales protegidas se ve, en ese caso, incrementada.

De acuerdo con este planteamiento, se podrían distinguir dos tipos distintos de Corredores Ambientales:

Por una parte, los corredores internos a las Áreas de Conservación, que facilitan la conexión ecológica de las áreas naturales protegidas y, por otra parte, los corredores ambientales principales que sirven para conectar distintas Áreas de Conservación. En ambos casos, se trata de elementos esenciales del sistema para facilitar el desarrollo de las funciones ecológicas esenciales de las áreas protegidas y el flujo genético entre las poblaciones y comunidades del país.

El conjunto formado por las Áreas Naturales Protegidas, las Áreas de Conservación y los Corredores Ambientales, constituyen una base importante para la definición del Corredor Biológico Mesoamericano.

para la defin ición del Corredor Biológico Mesoamericano. PLAN ESPECIAL DE PROTECCIÓN DEL MEDIO FÍ SICO
para la defin ición del Corredor Biológico Mesoamericano. PLAN ESPECIAL DE PROTECCIÓN DEL MEDIO FÍ SICO

PLAN ESPECIAL DE PROTECCIÓN DEL MEDIO FÍSICO Y NATURAL Y CATÁLOGO DE ESPACIOS NATURALES

Página 7

PLAN NACIONAL DE ORDENAMIENTO Y DESARROLLO TERRITORIAL

PLAN NACIONAL DE ORDENAMIENTO Y DESARROLLO TERRITORIAL 10.3 RESUMEN NACIONAL Tomando en cuenta que El Salvador
PLAN NACIONAL DE ORDENAMIENTO Y DESARROLLO TERRITORIAL 10.3 RESUMEN NACIONAL Tomando en cuenta que El Salvador

10.3 RESUMEN NACIONAL

Tomando en cuenta que El Salvador constituye el país del Continente Americano con la menor proporción de cobertura de áreas naturales en relación a su territorio, el impacto ecológico causado por la eliminación, sustitución o degradación de los bosques naturales ha sido el factor principal de la disminución o desaparición de muchas poblaciones de la flora y fauna silvestres.

Se constata que las áreas naturales protegidas poseen escasa extensión territorial, ninguna de ellas alcanza las 10,000 ha, lo que disminuye la viabilidad a mediano plazo de las especies presentes en ellas. Este reducido tamaño es uno de los factores más críticos para la biodiversidad del país, y el que más urge de ser atendido con efectividad a través de medidas y acciones concretas, en particular en aquellas áreas más importantes por ser representativas de las principales comunidades biológicas, e identificadas como prioritarias en el SANP.

La mayoría de áreas potencialmente integrantes del SANP (en la actualidad 118 áreas protegidas, marzo 2003) están ubicadas dentro de propiedades afectadas por la reforma agraria por lo que, sus límites y tamaño, por lo general, no obedecen a criterios ecológicos definidos en estudios técnicos o justificación del ámbito de distribución de especies, indispensables para su estabilidad a largo plazo; de hecho son tierras en terrenos marginales, como coladas de lava volcánica, zonas de pendiente pronunciada y de poco valor agrícola. Además, la lentitud del proceso (identificación entre 1986-1988, traspaso y legalización 2000-2003) ha generado pérdida en la continuidad de las masas boscosas, generando mayor fragmentación. Legalmente no existe una definición de las mismas, si bien es cierto que un alto porcentaje han sido traspasadas y tres cuentan con decretos de creación, el proceso de legalización es muy lento.

Por otra parte, el Sistema Prioritario se formula a partir de áreas naturales, estatales, municipales y/o privadas, en las que no están claros los roles y funciones de cada uno de estos actores y, además, sus delimitaciones y extensiones tampoco responden a criterios técnicos (ejemplos: Río Sapo, Morrales de Pasaquina, Cinquera). Produce mayor preocupación el que los municipios que albergan en sus territorios áreas naturales de considerable importancia, no se involucren en su conservación, y, además, permiten el aprovechamiento de recursos afectando al equilibrio ecológico de algunos espacios del Sistema Prioritario (ejemplos: aprovechamiento de las lavas de los volcanes Chaparrastique, Quetzaltepeque, Complejo San Marcelino o la extracción de agua de la laguna Verde).

El SANP se compone de 61 áreas con superficies inferiores a las 500 ha, y en la práctica, aquellas que no forman parte de un Complejo son pequeños fragmentos de escasa viabilidad. Dadas las limitaciones de acción, personal y presupuesto del Estado, parece difícil que se cubran adecuadamente estas áreas protegidas, salvo que se implique en su conservación una administración local a través de ADESCOS, municipios Universidades, Centros de Capacitación y entes privados (en todos los casos es necesario un programa de involucramiento y capacitación de los consejos administrativos).

El Salvador ha recibido un limitado apoyo financiero y técnico de la Cooperación Internacional para sus programas de conservación, excepto algunos apoyos puntuales de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), el Fondo Mundial para la Vida Silvestre (WWF) y mas

recientemente la Cooperación Española (AECI). Esto se debe entre otros a la falta de declaración legal de las áreas que componen el Sistema, además del limitado esfuerzo nacional en la aplicación de recursos financieros y técnicos. Se evidencia una insuficiencia de personal para la gestión de proyectos, así como en la investigación, desarrollo de ecoturismo, manejo forestal, manejo de flora y fauna silvestre y administración de áreas naturales.

A la fecha solo nueve unidades (o complejos) poseen categoría de manejo, es decir solamente el 35%

del SANP, el resto, permanece sin una categoría definida. Es pues necesario que se agilice el proceso de asignación de categorías de manejo, el cual va vinculado con la existencia de Planes de Manejo. Se conoce la existencia de 10 propuestas elaboradas, esto representaría un 28% de la superficie del SANP bajo planes de manejo. Sin embargo, la mayoría no están oficializados por lo que la modalidad de

trabajo más común que se aborda es la realización de planes operativos anuales, que constituye una herramienta de actuación a corto plazo.

Los principales factores de oportunidad para la consolidación del Sistema de Áreas Naturales Protegidas (SANP) son, básicamente, el proceso de traslado de zonas del ISTA al MARN. A la fecha, 61 áreas han sido trasladadas, mientras que al menos 10 áreas más podrían estar listas antes de finales de año. Será necesaria la declaratoria ejecutiva de éstas y la elaboración y ejecución de planes de manejo, al respecto la elaboración de los planes de manejo del Parque Nacional Montecristo y San Diego-La Barra contribuirá a la consolidación de estas áreas. Por otra parte, la definición de una estrategia de Comanejo de áreas protegidas abre las posibilidades para organizar la administración de por lo menos 30 áreas. Paralelamente, se están realizando cerca de 15 proyectos en áreas protegidas manejadas por ONGs, que garantiza al menos la preservación de los recursos, si bien es cierto que el financiamiento no es suficiente, sí es posible asegurar la permanencia con la nueva modalidad del FIAES (Fondo Iniciativa para Las Américas) de financiar proyectos hasta tres años consecutivos.

El Catálogo incluye dos tipologías de espacios naturales:

1. Áreas Naturales Protegidas consideradas por el Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales de acuerdo a sus propios documentos técnicos: MARN (marzo 2003, informe nacional), Estrategia Nacional de Biodiversidad y las documentadas en el DIAGNÓSTICO del Plan Nacional de Ordenamiento y Desarrollo Territorial (Primer Informe Parcial, Sistema Biofísico, Biodiversidad, en adelante referido como Diagnóstico). Que incluye espacios protegidos con amparo legal (decretos legislativos y/o ejecutivos), traspasados o en proceso de traspaso al MARN y aquellas que todavía carecen de un estado legal definido.

2. Áreas Naturales Protegidas propuestas, aquellos que se considera deben regularse, cuya proposición obedece a una serie de criterios y planteamientos como, representatividad ecosistemática, extensión, riqueza de recursos bióticos, presencia de recursos geológicos/paleontológicos y cumplimiento de normativa nacional (Ley de Medio Ambiente, Ley Forestal, Ley de Pesca, ordenanzas municipales, etc.)

Estos últimos se han definido de acuerdo a los criterios para la selección y delimitación plasmadas en el Plan Especial del Medio Físico y expuestas en el Anexo I (Listado de los espacios del Catálogo). Su

en el An exo I (Listado de los espacios del Catálogo). Su PLAN ESPECIAL DE PROTECCIÓN
en el An exo I (Listado de los espacios del Catálogo). Su PLAN ESPECIAL DE PROTECCIÓN

PLAN ESPECIAL DE PROTECCIÓN DEL MEDIO FÍSICO Y NATURAL Y CATÁLOGO DE ESPACIOS NATURALES

del Catálogo). Su PLAN ESPECIAL DE PROTECCIÓN DEL MEDIO FÍ SICO Y NATURAL Y CATÁLOGO DE

Página 8

PLAN NACIONAL DE ORDENAMIENTO Y DESARROLLO TERRITORIAL

PLAN NACIONAL DE ORDENAMIENTO Y DESARROLLO TERRITORIAL agrupación ordenada de acuerdo a su tipo logía se
PLAN NACIONAL DE ORDENAMIENTO Y DESARROLLO TERRITORIAL agrupación ordenada de acuerdo a su tipo logía se

agrupación ordenada de acuerdo a su tipología se presenta en el cuadro 1. Estos criterios y definición de sitios incluyen:

Formaciones vegetales de interés y/o el uso del suelo, comunidades vegetales representativas no incluidas ampliamente en el SANP como

Chaparrales (Cinquera),

Formaciones pantanosas flotantes y estacionarias de laguna de Olomega,

Carrizales y pantanos de complejo de lagunas Los Negritos y Las Ranas;

Bosques de pino, las asociaciones de pino-roble, pino-liquidámbar, liquidámbar-roble (El

Pital-La Palma, La Montañona, Río Sapo, Cerro Las Peñas, cerro Ocotepeque), Bosques seco tropicales remanentes en todas las islas del Golfo de Fonseca

Manglares (Bahía de Jiquilisco, Estero de Jaltepeque, Bahía de La Unión, El Tamarindo y otras)

Ver Anexo II, formaciones vegetales y espacios que las contienen.

En el caso de los ríos, lagos, lagunas, humedales y embalses, un perímetro de protección inmediata de 50 m, en los ríos 50 m a cada lado y en los cuerpos de agua 50 m en todo el perímetro.

Como criterio complementario, se ha considerado los suelos clase VIII (de protección, poco productivos, de alta erosionabilidad), para delimitar con mayor precisión determinados territorios incluidos en el Catálogo.

Se proponen 208 ESPACIOS CATALOGADOS, un total de 157 áreas se han agrupado en forma de Complejos, constituyéndose en 39 unidades de Complejos 1 estos constituyen 243,308 ha. Mientras que 51 se organizan como Unidades individuales y contienen 44,605 ha. En total los espacios terrestres incluidos en el Catálogo abarcan 252,491 ha que representan el 12% de la superficie terrestre del país (21,040 km²), los espacios con territorios costero-marinos representan un total de 35,422 ha. La superficie propuesta se desglosa de la siguiente manera:

 

CLASIFICACIÓN

 

SUPERFICIE (HA)

% SUPERFICIE

% SUPERFICIE

 

CATALOGADA

NACIONAL

Espacios Terrestres

 

201,098

69.83%

9.56

Espacios

riberinos

y

cuerpos

de

51,393

17.89%

2.45

agua

Espacios costero - marinos

 

35,422

12.29%

4.42

(mar territorial)

 

Total

287,914

100

 

Cuadro 1: Tipología de los espacios con Regulación de Usos incluidos en el Catálogo

 

TIPOS

DESCRIPCIÓN

INSTRUMENTO

 

ESPACIOS

 

Reservas Ecológicas

 

Manglares

 

Ley de Medio Ambiente

Bola de Monte, Garita Palmera, Barra de Santiago, Metalío, Barra Salada, Bocana Río Banderas, San Diego-El Amatal, Toluca, Pimental, Jaltepeque, Bocana Río Lempa, Bahía de Jiquilisco, El Espino, El Encantado, El Icacal, El Tamarindo, Bahía de la Unión.

 

Arrecifes

 

Ley de Medio Ambiente

Los Cóbanos

 

Fondos costeros

 

Ley de Pesca

Áreas de Reserva Acuática Garita Palmera, Barra de Santiago, Jaltepeque, Bocana Río Lempa y Bahía de Jiquilisco.

Áreas

protegidas

por

las

Varios

 

PLAMADUR

Cerro Guazapa Cerro Tecomatepeque La Montañona

 

Municipalidades

   

Ordenanzas

 

Municipales

Humedales continentales

 

Lagos, lagunas

 

Convenio RAMSAR

Lago

de

Güija,

Ilopango,

Coatepeque,

   

Apastepeque,

Aramuaca,

Los

Negritos,

Olomega

Cursos fluviales

 

Ríos

 

Ley Forestal

Río Jiboa, Tamulasco, Lempa, Torola, Sumpul, Sapo, Goascorán, Angue.

Fondos marinos

 

Fondos marinos

 

Ley de Medio Ambiente

Formaciones rocosas, arenosas, fangosas de:

   

islas del Golfo de Fonseca, farallones de Conchagua, Mizata, Maculis, Piedras Negras, El Tamarindo.

Sitios Paleontológicos

 

Valor

regional

y

Ley de Patrimonio Cultural Ley de Medio Ambiente

Corinto Barranca de Sisimico El Hormiguero El Chapernalito Río Tomayate

 
 

nacional

 

Embalses

 

Humedales

 

Ley de Medio Ambiente Ley Forestal Ley de Pesca Convenio RAMSAR

Guajoyo Cerrón Grande 5 de noviembre 15 de septiembre

 
 

artificiales

Ecosistemas

 

Formaciones

 

Ley de Medio Ambiente

Chaparrales (Cinquera) Pinares (El Pital, La Montañona, río Sapo, Ocotepeque) Bosque de Galería (ríos)

 

vegetales

medianamente

o

no

representadas

en SANP

   

Corredores

 

Funcionamiento

 

Ley de Medio Ambiente

Jaltepeque, Bahía de Jiquilisco, Bahía de La Unión, Trifinio, El Imposible-Barra de Santiago, La Magdalena-El Chingo, Olomega- Jucuarán

 

en

la

dispersión

de especies

 

1 Unidades conformadas por porciones de dos o más porciones cercanas entre sí, relacionadas y/o vinculadas ecológicamente.

entre sí, relacionadas y/o vinculadas ecológicamente. PLAN ESPECIAL DE PROTECCIÓN DEL MEDIO FÍ SICO Y NATURAL

PLAN ESPECIAL DE PROTECCIÓN DEL MEDIO FÍSICO Y NATURAL Y CATÁLOGO DE ESPACIOS NATURALES

Página 9

PLAN NACIONAL DE ORDENAMIENTO Y DESARROLLO TERRITORIAL

PLAN NACIONAL DE ORDENAMIENTO Y DESARROLLO TERRITORIAL Los espacios incluidos en el Catálogo se han ordenado
PLAN NACIONAL DE ORDENAMIENTO Y DESARROLLO TERRITORIAL Los espacios incluidos en el Catálogo se han ordenado

Los espacios incluidos en el Catálogo se han ordenado de acuerdo a la normativa a aplicar: Protección Especial Integral 2 , Compatible 3 y Mixta 4 . El 31% tiene un carácter de protección Integral (con las subsecuentes modalidades de protección y/o categorías de manejo definidas por la legislación nacional de acuerdo al sitio) y básicamente incluye las Áreas Naturales Protegidas, ya sea como unidades o como complejos.

Los espacios sujetos a un régimen de protección Compatible, representan el 21% y engloban sitios donde existe una práctica de aprovechamiento que debe ser ordenada para garantizar la sostenibilidad del recurso, ejemplo Estero El Tamarindo. Finalmente los sitios sujetos a un régimen de protección Mixto, incluyen espacios definidos como Complejos de grandes superficies (Bahía de Jiquilisco, Jaltepeque, Bahía de La Unión, Cerrón Grande, Coatepeque, Güija), en donde las agrupaciones que contienen son un mosaico de espacios sujetos a Protección Integral (Ej. Chaguantique) y/o Compatible (Ej. Laguna de Metapán). Éstos, por su amplia superficie representan el 43% de los espacios considerados en el Catálogo.

Cuadro 2: Espacios del Catalogo según régimen de protección asignado

RÉGIMEN

No. espacios

 

PORCENTAJE

PORCENTAJE

SUPERFICIE (HA)

CATALOGADO

DEL PAÍS

Integral

135

101,319

35.19%

4.81%

Compatible

65

62,348

21.65%

2.96%

Mixta

8

124,246

43.15%

5.90%

 

208

287,914

100

 
Gráfica 1. Espacios catalogados y su clasificación porcentual de acuerdo al régimen de ordenación 22%
Gráfica 1. Espacios catalogados y su clasificación porcentual de
acuerdo al régimen de ordenación
22%
43%
35%
Mixta
Integral
Compatible

2 Protección Especial Integral: espacios que no admiten el aprovechamiento de recursos naturales o solo aquellos expresados en el plan de manejo elaborado para cada espacio.

3 Protección Especial Compatible: espacios que admiten el aprovechamiento regulado de sus recursos naturales de acuerdo a zonificaciones establecidas y/o por la elaboración de planes especificos.

4 Protección Especial Mixta: espacios en donde existen zonas para el aprovechamiento y para la conservación, de acuerdo a la zonificación de estos.

la conservación, de acuerdo a la zon ificación de estos. Los espacios del Catálogo se han
la conservación, de acuerdo a la zon ificación de estos. Los espacios del Catálogo se han

Los espacios del Catálogo se han clasificado de un modo general de acuerdo, se conciben los espacios según la singularidad o excepcionalidad, o según el uso ambiental o intervención humana a la que están sujetos. Dada esta clasificación general y con un fuerte basamento paisajístico, se clasifican estos en:

Fondos Marinos y Litoral Costero, los espacios definidos en el mar territorial de El Salvador, con una fuerte prevalecencia del ambiente cercano a la costa.

Complejos costeros, aquellos ubicados en las montañas costeras y litoral costero, con una fuerte influencia del medio marino y/o vinculado con este.

Parajes naturales, los espacios ubicados fuera de la línea costera, que guardan elementos excepcionales.

Humedales, todos los cuerpos de agua naturales y artificiales existentes en la zona costera o en tierra firme, pero cuya particularidad de zonas húmedas los vuelve espacios únicos.

Complejos ribereños, se incluyen los ríos propuestos dentro del Catálogo debido a su rol en el mantenimiento de humedales.

Parajes Goeculturales, esta categoría incluye los yacimientos de interés científico paleontológico y los espacios que por sus características geológicas contribuyen a explicar fenómenos naturales del país.

Se considera que el 33% de los espacios son PARAJES NATURALES, lo cual los concibe preferentemente hacia la prestación de servicios ambientales diversos, desde la captación y transporte de agua, hasta la generación de actividades ecoturísticas.

Cuadro 3: Clasificación de los espacios del Catálogo de acuerdo a su naturaleza

CLASIFICACIÓN

No. DE

SUPERFICIE

PORCENTAJE

ESPACIOS

DEL CATÁLOGO

Complejos costeros

35

105,337

36.59%

Parajes naturales

118

94,711

32.89%

Humedales

27

43,286

15.03%

Fondos marinos y litoral costero

10

32,229

11.19%

Complejos ribereños

8

11,597

4.02%

Parajes Geoculturales

10

751

0.26%

 

208

287,914

100

Fuente: Elaboración propia

Paralelo, se hace una descripción de los espacios catalogados de acuerdo a su ubicación espacial en base al sistema morfoestructural, y sus elementos de clasificación elementales, como: Planicie Costera, Montañas Costeras, Cadena Volcánica Reciente, Gran Depresión Central con Volcanes Extintos, Cordillera Fronteriza e Islas del Golfo de Fonseca.

Cordillera Fronteriza e Islas del Golfo de Fonseca. PLAN ESPECIAL DE PROTECCIÓN DEL MEDIO FÍ SICO

PLAN NACIONAL DE ORDENAMIENTO Y DESARROLLO TERRITORIAL

PLAN NACIONAL DE ORDENAMIENTO Y DESARROLLO TERRITORIAL De acuerdo a la clasificación de los espacios catalogados,
PLAN NACIONAL DE ORDENAMIENTO Y DESARROLLO TERRITORIAL De acuerdo a la clasificación de los espacios catalogados,

De acuerdo a la clasificación de los espacios catalogados, la Planicie Costera posee la mayor superficie

y un considerable número de espacios 100,959 ha y 40 sitios respectivamente, esto se debe

principalmente a la incorporación de áreas como Bahía de Jiquilisco, Bahía de La Unión, y áreas protegidas aledañas a estas, como Normandía, Santa Rita, y otras. Además un alto porcentaje de la superficie que ocupa la Unidad Morfoestructural se manifiesta en una representatividad del 39%.

La Cadena Volcánica Reciente posee también un considerable número de espacios, el mayor número, 57, ya que incluye conos, cráteres, ausoles y cuerpos de agua de origen volcánico. Con una representatividad de un poco mas del 14%

Gráfica 2. Número de espacios de acuerdo a las Unidades Morfoestructurales

Islas del Golfo de Fonseca

Cordillera fronteriza

Cadena Costera

Planicie Costera

Gran depresión central con volcanes extintos

Cadena volcánica reciente

central con volcanes extintos Cadena volcánica reciente 0 10 20 30 No. de espacios 40 50

0

10

20

30

No. de espacios

40

50

60

En contraste, la Cadena Costera a pesar de identificarse un buen número de espacios, posee un bajo nivel en la superficie y en la porcentualidad, pero se compensa con la considerable superficie arbolada existente en el caso de la sierra de Tacuba y El Bálsamo con el cultivo de café. No así en la Gran Depresión Central, en donde la porcentualidad de los espacios propuestos en menor al 6% de la superficie total. En esta última Unidad serán necesarios mayores esfuerzos por mantener la conexión y conectividad de las especies.

En cuanto a las áreas propuestas en el Litoral costero, entendiéndose este como la franja marina

inmediata a tierra firme, se proponen nueve espacios, el Parque Marino de Los Cóbanos, cuya iniciativa

es conocida, cinco reservas ecológicas marinas, propuestas por la nueva Ley de Pesca y tres espacios

más que incluyen las formaciones rocosas de Maculis y farallones de Conchagua.

Cuadro 4: Clasificación de los espacios del Catálogo de acuerdo a su ubicación por Unidad Morfoestructural

UNIDAD MORFOESTRUCTURAL

No. DE

SUPERFICIE

PORCENTAJE

PORCENTAJE DE LA UNIDAD MORFOESTRUCTURAL

ESPACIOS

DEL

CATÁLOGO

Planicie Costera

40

100,959

35.06%

39.11%

Cadena Costera

28

16,117

5.59%

5.84%

Islas del Golfo de Fonseca

4

377

0.13%

12.04%

Cadena volcánica reciente

57

42,303

14.69%

14.42%

Gran depresión central con volcanes extintos

51

44,235

15.36%

5.53%

Cordillera fronteriza

18

42,658

14.81%

9.65%

Litoral costero

9

35,422

12.30%

No aplica

Río Lempa

1

5,843

2.02%

No aplica

 

208

287,914

100

 

Fuente: Elaboración propia

Los espacios del Catálogo se ordenan de acuerdo a las Unidades de Conservación, las cuales son un modelo de gestión alternativo para los espacios naturales y el territorio en general, adecuado a las exigencias de la realidad actual y de las tendencias y modelos que se vienen definiendo para el siglo XXI. En todo caso, el modelo pasa por abandonar el concepto de espacio protegido aislado, como se ha venido haciendo, para incorporar la conservación en un modelo territorial de ordenación y desarrollo de carácter integral.

En el modelo propuesto, el elemento básico es la posibilidad de estructurar las Unidades de Conservación como centro del sistema de áreas naturales protegidas. Ello responde a la evidencia de que los principales conflictos y debilidades del actual sistema de gestión de áreas naturales protegidas pasan por las dificultades de gestión por aislamiento e insuficiencia de la superficie protegida y por la escasa implicación de los agentes económicos y sociales en el actual modelo.

Frente a esta situación y para superar las dificultades señaladas, hay que tener en cuenta dos cuestiones básicas; en primer lugar, la declaración de las áreas naturales protegidas representa un objetivo prioritario que garantiza la viabilidad del sistema; en segundo lugar, es necesaria la implicación social en todo el proceso de declaración y gestión mediante un proceso de información y participación real, donde la concertación y el consenso sean la base para el desarrollo del modelo. En consecuencia, se plantea un modelo alternativo basado en:

consecuencia, se plantea un modelo alternativo basado en: PLAN ESPECIAL DE PROTECCIÓN DEL MEDIO FÍ SICO

PLAN NACIONAL DE ORDENAMIENTO Y DESARROLLO TERRITORIAL

PLAN NACIONAL DE ORDENAMIENTO Y DESARROLLO TERRITORIAL • Incrementar la superficie protegi da aprovechando los
PLAN NACIONAL DE ORDENAMIENTO Y DESARROLLO TERRITORIAL • Incrementar la superficie protegi da aprovechando los

Incrementar la superficie protegida aprovechando los instrumentos legales existentes, incluso los de carácter municipal.

Presentación de una red en que se intercalen espacios dedicados a diversos usos y actividades.

Optimización de los recursos disponibles, evitando la reiteración y la dispersión de medios e infraestructuras.

Implicación de los agentes sociales y económicos en el modelo propuesto.

Las ventajas que aportaría este modelo, basado en las Áreas de Conservación, se pueden concretar en los siguientes puntos:

a) Evita que la declaración de las áreas naturales protegidas sea percibida por la población como una forma de lotería, decidida en instancias lejanas, y que no beneficia de forma clara a las poblaciones afectadas, sino más bien al contrario, sin responder a un programa global.

b) Difumina la frontera entre áreas protegidas y áreas periféricas, contribuyendo a cambiar la percepción actual de estos espacios en relación con el cumplimiento de la legalidad, en los que parece que existe mayor exigencia en unos y permisividad en los otros. Se evita así la visión de los espacios protegidos como áreas marginales y opuestas al resto del territorio, donde las dificultades desaparecen.

c) Facilita la integración de los sectores sociales que pueden ver efectivamente limitadas sus expectativas, al trabajar sobre ámbitos territoriales más amplios. Actualmente se carece de los cauces adecuados de información y participación y se percibe por los agentes sociales y económicos que sus consideraciones no serán tenidas en cuenta.

d) Garantiza la conexión funcional de las distintas áreas, ya que las Áreas de Conservación representan unidades funcionales y de gestión de los espacios y corredores que las integran.

e) Permite la gestión unificada y coordinada, en un primer nivel, con sus instrumentos, órganos y medios humanos y materiales; los cuales se integran en un segundo nivel para la gestión del conjunto del Sistema.

f) Optimiza la utilización de los recursos disponibles, evitando la reiteración y dispersión de éstos (información, gestión, vigilancia, divulgación, etc.), de modo que cada Área de Conservación actúa como centro de asignación de recursos entre las áreas que la forman, permitiendo la especialización de ciertos espacios dentro del conjunto (educación ambiental, ocio, investigación, etc.) y evitando que cada área deba cumplir todas las funciones asignadas a las áreas naturales protegidas.

g) Mejora y facilita la comunicación y coordinación entre las diferentes administraciones y departamentos sectoriales implicados.

Con lo anterior, se delimitan las Áreas de Conservación de acuerdo a los criterios:

1. Cercanía de las áreas naturales. La Área de Conservación debe fundarse en aquellas áreas que están cercanas entre si, pertenecen a un mismo ecosistema, a una misma unidad de paisaje e incluso a una misma unidad morfoestructural.

2. Ordenación del territorio. La Área de Conservación se ajusta de acuerdo a la definición de zonas de Protección Especial, de Interés Ecológico y de Protección Paisajística. De tal manera que estas zonas deben componer la mayor parte del Área y de acuerdo a estas su definición y función de conectividad.

3. Inclusión de Unidades Ambientales. Las Áreas de Conservación incluyen Unidades Ambientales como expresiones simples del territorio y por su carácter homogéneo permiten una mayor amplitud de las estructuras territoriales.

4. Conexión y conectividad. Las Áreas de Conservación permiten el flujo de las especies, funcionando como corredores ambientales y biológicos.

5. Administración y gestión. Las Áreas de Conservación se diseñan para permitir una mayor eficiencia en el manejo de las áreas protegidas.

Sobre lo anterior, se han diseñado 15 Áreas de Conservación, la gráfica 3 y cuadro 5, presentan detalles sobre las mismas.

Gráfica 3. Superficie de las áreas del Catálogo de acuerdo a las áreas de Conservación

BAHIA DEJIQUILISCO GOLFODEFONSECA JALTEPEQUE ALTOLEMPA TRIFINIO LOS COBANOS IMPOSIBLE NAHUATERIQUE LA MONTAÑONA
BAHIA DEJIQUILISCO
GOLFODEFONSECA
JALTEPEQUE
ALTOLEMPA
TRIFINIO
LOS COBANOS
IMPOSIBLE
NAHUATERIQUE
LA MONTAÑONA
TECAPA - SAN MIGUEL
EL PLAYON
LAMATEPEC
SAN VICENTENORTE
COSTA DEL BALSAMO
CHINGO
0
10000
20000
30000
40000
50000
60000
Unidades

Superficie (ha)

20000 30000 40000 50000 60000 Unidades Superficie (ha) PLAN ESPECIAL DE PROTECCIÓN DEL MEDIO FÍ SICO

PLAN NACIONAL DE ORDENAMIENTO Y DESARROLLO TERRITORIAL

PLAN NACIONAL DE ORDENAMIENTO Y DESARROLLO TERRITORIAL Cuadro 5. Áreas de Conservación y áreas naturales protegidas
PLAN NACIONAL DE ORDENAMIENTO Y DESARROLLO TERRITORIAL Cuadro 5. Áreas de Conservación y áreas naturales protegidas

Cuadro 5. Áreas de Conservación y áreas naturales protegidas

Unidad de Conservación

Superficie

No.

Superficie

%

Áreas de

áreas

áreas

áreas

Conservación

protegidas

protegidas

protegidas

TRIFINIO

44,531

11

21,837

49%

ALOTEPEQUE - LA MONTAÑONA

47,734

5

12,551

26%

ALTO LEMPA

94,121

12

24,920

26%

VOLCÁN CHINGO

42,481

12

2,287

5%

APANECA - LAMATEPEC

46,725

20

10,895

23%

IMPOSIBLE - BARRA DE SANTIAGO

66,397

15

17,268

26%

LOS COBANOS

40,916

13

19,650

48%

COSTA DEL BÁLSAMO

47,433

14

4,262

8%

EL PLAYÓN

74,341

20

12,436

17%

SAN VICENTE NORTE

53,038

8

9,172

17%

JALTEPEQUE - BAJO LEMPA

32,065

13

27,191

75%

BAHIA DE JIQUILISCO

81,346

12

58,344

72%

TECAPA - SAN MIGUEL

120,223

22

12,511

10%

NAHUATERIQUE

134,572

11

14,621

11%

GOLFO DE FONSECA

76,648

20

34,119

45%

Las Áreas de Conservación con mayor superficie de áreas protegidas son Bahía de Jiquilisco, Jaltepeque – Bajo Lempa, Trifinio y Golfo de Fonseca. Mientras que las de menor cuantía son Volcán Chingo y Costa del Bálsamo. En el resto de las Unidades, las áreas protegidas mantienen una representatividad entre el 10 y el 26% de la superficie.

Se ha considerado evaluar los espacios contenidos en el Catálogo de acuerdo a la representatividad de formaciones vegetales que contienen, para tal fin se analiza el uso del suelo y las 17 comunidades identificadas en el país (CCAD, MARN, Gobierno de Holanda 2001) con los espacios propuestos ya sea Unidades Individuales o Unidades de Complejos.

En la representatividad ecológica de las formaciones vegetales los espacios del Catálogo incluyen aquellas comunidades amenazadas y de mayor valor en la conservación de la biodiversidad y en la prestación de servicios ambientales, como los Bosques Nebulosos, la vegetación de Páramo y los Bosques salados o Manglares, de los cuales el 100% de la superficie se incluye dentro del Catálogo. Otras formaciones incluidas en un porcentaje considerable son Vegetación acuática-flotante y Carrizales Pantanosos que se incluyen en todos los humedales, los Bosques de Roble, Latifoliados Perennifolios (ombrófila submontana), los Bosques Aluviales, la Vegetación de playa y de ecotono y la Vegetación Primaria sobre Lava Volcánica.

Las formaciones con valores medios y bajos, como los Bosques de Galería, Morrales, Bosques Caducifolios y Subcaducifolios, tienen en común que están limitados por las actividades antropogénicas, por tanto existen límites de expansión de los mismos con fines de protección. En otros, existen excepciones como los Pinares y Chaparrales, los cuales están representados en un 28 y 7% respectivamente, pero existe aún mayores superficies para incluirlas a futuro en planes de protección.

Cuadro 6: Uso del suelo y comunidades vegetales representadas en los espacios del Catálogo

 

SUPERFICIE

 

TIPOS DE VEGETACIÓN/USO DEL SUELO

EN EL

REPRESENTATIVIDAD DE LA FORMACIÓN A NIVEL NACIONAL

CATALOGO

 

(ha)

Vegetación cerrada principalmente siempre verde (Manglar)

38,135

100%

Vegetación cerrada principalmente siempre verde tropical ombrófila Montana nubosa

2,631

100%

Vegetación abierta principalmente siempre verde ombrófila tropical de arbustos (Páramo)

622

100%

Formaciones vegetales acuáticas dulceacuícolas flotante

1,941

96%

Formaciones acuáticas carrizales pantanosos y similares

7,390

90%

Áreas de escasa vegetación sobre rocas, peñascos y coladas volcánicas (sucesión primaria)

5,018

84%

Vegetación abierta predominantemente decidua con árboles y arbustos de costa o playa (marina o dulceacuícola)(zona ecotonal)

1,567

66%

Vegetación cerrada principalmente siempre verde tropical ombrófila submontana

12,035

64%

Vegetación cerrada siempre verde tropical ombrófila estacionalmente saturada (Bosque Aluvial)

4,490

57%

Vegetación abierta predominantemente siempre verde tropical submontana de coníferas

22,624

28%

Vegetación cerrada tropical ombrófila semi decidua de tierras bajas

10,860

23%

Vegetación cerrada principalmente verde riparia (Bosque de Galería)

1,083

20%

Vegetación cerrada tropical decidua en estación seca, de tierras bajas (Bosque Caducifolio)

5,138

11%

Vegetación abierta, sabanas, campos y pastizales similares de tierras bajas y submontana (Morrales)

2,253

11%

Vegetación abierta predominantemente siempre verde latifoliada esclerofila (Chaparral)

3,994

7%

Vegetación abierta arbustiva predominantemente decidua en época seca (matorral y arbustal)

7,473

3.5%

Sistemas productivos con vegetación leñosa natural

1,162

2.3%

Zonas de cultivos o mezclas de sistemas productivos

45,638

 

Zonas de cultivos forestales y frutales

10,774

Zonas de cultivos permanentes (cafetales)

6,655

Sistemas productivos mixtos

3,058

Sistemas productivos acuáticos (camaroneras o salineras)

1,905

Roca desnuda, lava y bancos de arena

1,711

1,905 Roca desnuda, lava y bancos de arena 1,711 PLAN ESPECIAL DE PROTECCIÓN DEL MEDIO FÍ
PLAN NACIONAL DE ORDENAMIENTO Y DESARROLLO TERRITORIAL 10.4 FICHAS DE LOS ESPACIOS CATALOGADOS El Catálogo

PLAN NACIONAL DE ORDENAMIENTO Y DESARROLLO TERRITORIAL

PLAN NACIONAL DE ORDENAMIENTO Y DESARROLLO TERRITORIAL 10.4 FICHAS DE LOS ESPACIOS CATALOGADOS El Catálogo se

10.4 FICHAS DE LOS ESPACIOS CATALOGADOS

El Catálogo se compone de 208 espacios en un total de 137 mapas de tal manera que se han agrupado espacios en unidades de complejo o se presentan cercanas dada la homogeneidad entre los sitios. El mapa conteniendo todos los espacios se presenta a continuación.

Los espacios propuestos se presentan en escala visual entre 1:10,000 a 1:75,000 de acuerdo a la naturaleza del espacio, por ejemplo, la isla Pirigallo (34 ha) se presenta en 1:10,000, pero el Bosque de Cinquera (5,000 ha) se presenta en 1:75,000. Sin embargo la escala de trabajo de todos los mapas ha sido 1:25,000, exceptuando algunas áreas protegidas cuya fuente de origen de escala es 1:10,000 (Ej. Escuintla, Parque Montecristo) o 1:35,000 (Ej. Parque El Imposible).

Las fuentes de trabajo para las áreas naturales protegidas provienen de los mapas digitalizados o elaborados por el Sistema de Información Ambiental del MARN (SIA/MARN), cuya última versión es julio 2003 e incluye mapas para 118 espacios propuestos (mapa a continuación). Este número y tipo de espacios se ha mantenido invariable, agregándose 90 espacios que a los fines del Plan Especial del Medio Físico y del Catálogo, deben conformar los Espacios Naturales a proteger en El Salvador.

Los mapas se exponen sobre la cartografía del Instituto Geográfico Nacional (IGN) escala 1:25,000, exceptuando aquellos cuadrantes no digitalizados o en proceso debido al diferendo limítrofe con Honduras, en cuyo caso se ha utilizado cartografía 1:50,000 o 1:100,000.

Para cada espacio se ha elaborado un mapa que contiene los límites respecto a su entorno, la vegetación, la topografía, elevaciones principales, elementos de interés, cuerpos de agua, ríos, cultivos, caminos primarios y secundarios, asentamientos humanos, altimetría y batimetría en los espacios costero-marinos. Estos se describen en la leyenda adjunta en cada mapa. Para ubicar al lector, se han hecho composiciones de la localización en el país mediante el uso de imagen de satélite Landsat 7 2002 (resolución 30 m). Se incluyen fotos del sitio mostrando facetas o características de la vegetación y especies, los créditos de las mismas se presentan en el Anexo III 5 .

Los 208 espacios que se han preparado, poseen una ficha de información que incluye una descripción biofísica, la justificación de la protección y los elementos de ordenación de cada espacio.

Para efectos de orden, se han agrupado de acuerdo al Sistema de Áreas de Conservación y luego se ordenan los mapas en orientación norte-sur o este-oeste, de acuerdo a cada Áreas. Introductoriamente en cada Áreas se presentan los usos del suelo, vegetación, espacios contenidos, características y elementos de ordenación.

En el anexo III se presenta la lista completa de mapas y los créditos de las fotografías utilizadas en cada mapa del Catálogo.

5 La mayoría de fotografías pertenecen al personal de EPYPSA/IBERINSA, a menos que se indique lo contrario.

de EPYPSA/IBERINSA, a menos que se indique lo contrario. PLAN ESPECIAL DE PROTECCIÓN DEL MEDIO FÍ
de EPYPSA/IBERINSA, a menos que se indique lo contrario. PLAN ESPECIAL DE PROTECCIÓN DEL MEDIO FÍ
PLAN NACIONAL DE ORDENAMIENTO Y DESARROLLO TERRITORIAL MAPA DE LAS ÁREAS PROT EGIDAS DEL MARN

PLAN NACIONAL DE ORDENAMIENTO Y DESARROLLO TERRITORIAL

PLAN NACIONAL DE ORDENAMIENTO Y DESARROLLO TERRITORIAL MAPA DE LAS ÁREAS PROT EGIDAS DEL MARN JULIO

MAPA DE LAS ÁREAS PROTEGIDAS DEL MARN JULIO 2003

TABLOIDE

MAPA DE LAS ÁREAS PROT EGIDAS DEL MARN JULIO 2003 TABLOIDE PLAN ESPECIAL DE PROTECCIÓN DEL
MAPA DE LAS ÁREAS PROT EGIDAS DEL MARN JULIO 2003 TABLOIDE PLAN ESPECIAL DE PROTECCIÓN DEL
PLAN NACIONAL DE ORDENAMIENTO Y DESARROLLO TERRITORIAL MAPA DE LAS ÁREAS PROTEGIDAS PNODT Y MARN

PLAN NACIONAL DE ORDENAMIENTO Y DESARROLLO TERRITORIAL

PLAN NACIONAL DE ORDENAMIENTO Y DESARROLLO TERRITORIAL MAPA DE LAS ÁREAS PROTEGIDAS PNODT Y MARN 2003

MAPA DE LAS ÁREAS PROTEGIDAS PNODT Y MARN 2003

TERRITORIAL MAPA DE LAS ÁREAS PROTEGIDAS PNODT Y MARN 2003 PLAN ESPECIAL DE PROTECCIÓN DEL MEDIO
TERRITORIAL MAPA DE LAS ÁREAS PROTEGIDAS PNODT Y MARN 2003 PLAN ESPECIAL DE PROTECCIÓN DEL MEDIO
PLAN NACIONAL DE ORDENAMIENTO Y DESARROLLO TERRITORIAL MAPA DE AREAS DE CONSERVACION PNODT PLAN ESPECIAL

PLAN NACIONAL DE ORDENAMIENTO Y DESARROLLO TERRITORIAL

PLAN NACIONAL DE ORDENAMIENTO Y DESARROLLO TERRITORIAL MAPA DE AREAS DE CONSERVACION PNODT PLAN ESPECIAL DE

MAPA DE AREAS DE CONSERVACION PNODT

Y DESARROLLO TERRITORIAL MAPA DE AREAS DE CONSERVACION PNODT PLAN ESPECIAL DE PROTECCIÓN DEL MEDIO FÍ
Y DESARROLLO TERRITORIAL MAPA DE AREAS DE CONSERVACION PNODT PLAN ESPECIAL DE PROTECCIÓN DEL MEDIO FÍ

PLAN NACIONAL DE ORDENAMIENTO Y DESARROLLO TERRITORIAL

PLAN NACIONAL DE ORDENAMIENTO Y DESARROLLO TERRITORIAL ÁREA DE CONSERVACION EL TRIFINIO En el noroeste del
PLAN NACIONAL DE ORDENAMIENTO Y DESARROLLO TERRITORIAL ÁREA DE CONSERVACION EL TRIFINIO En el noroeste del

ÁREA DE CONSERVACION EL TRIFINIO

En el noroeste del país, ubicada completamente en la Subregión Metapán – La Palma, incluye las unidades morfoestructurales de la Cordillera Fronteriza y Cadena Volcánica Reciente, posee el sitio de mayor interés para la conservación de flora y fauna que es el Parque Nacional Montecristo, el mejor remanente de bosque seco tropical uno de los biomas mas amenazados, como es San Diego-La Barra; rocas sedimentarias como las calizas de Metapán, y un complejo de humedales muy importante para la conservación y aprovechamiento de recursos hidrobiológicos como son el río Angue, río Lempa, lago de Güija, laguna de Metapán, lagunetas Clara, Verde y Teconalá. En el área natural protegida La Barra se localiza una colonia de anidación de garzas (Ardea alba, Bubulcus ibis, Egretta thula).

Posee una superficie de 44,489 ha, con predominancia de granos básicos y pastizales (33.66%), Bosques de Pino (26%). La Unidad posee un vértice superior en el punto que marca las fronteras de Honduras, Guatemala y El Salvador (punto Trifinio), que es además el punto más alto del país (2418 msnm). 40% del rango de alturas oscila entre 500 y 1199 msnm; 50% entre 1200 y 1799 msnm y 10% entre 1800 y 2099 msnm. El 20% de las pendientes son llanas; 75% son fuertes a muy fuertes y 5% escarpadas. El bosque nebuloso posee una superficie de 1154 ha se ubica en los cerros Trifinio, Miramundo y El Brujo.

Se propone la instalación de una oficina administrativa en la ciudad de Metapán.

Cuadro 7: Uso del suelo en Área de Conservación Trifinio

Uso del suelo

Superficie (ha)

Porcentaje

Bosque de Pino

11658,76

26,21

Pastos, granos basicos y Chaparrales

8698,51

19,55

Pastos y granos basicos

6269,34

14,09

Pastos y granos basicos con Arbustos y Arboles

5458,29

12,27

Cuerpos de agua

3834,24

8,62

Bosque Caducifolio

1600,51

3,60

Bosque de Roble y Otras latifoliadas

1527,78

3,43

Lava

1476,82

3,32

Bosque Nebuloso

1154,15

2,59

Arbustos y matorrales

1099,34

2,47

Forestales y frutales

923,26

2,08

Pastos y granos basicos con Bosque Caducifolio

522,67

1,17

Pastos y granos basicos con Bosque Subcaducifolio

199,33

0,45

Vegetacion acuatica flotante

49,57

0,11

Areas urbanas

17,02

0,04

 

44489,59

 
Areas urbanas 17,02 0,04   44489,59   Fuente: elaboración propia El 60% del Clima tropical de

Fuente: elaboración propia

  44489,59   Fuente: elaboración propia El 60% del Clima tropical de las Alturas (Cw big)

El 60% del Clima tropical de las Alturas (Cw big) 20% Sabana tropical caliente (Aw aig) y 20% Sabana tropical calurosa (Aw big). Los rangos de precipitación oscilan entre los 1,400 y 2,400 mm.

Gran parte de del Área de Conservación Trifinio forma parte de la propuesta de la Reserva de la Biosfera La Fraternidad, una zona que comprende 700 Km² entre Guatemala, Honduras y El Salvador sobre el macizo de Montecristo.

Las áreas protegidas ocupan una extensión de 21,837 ha y representan el 49% de la superficie de la Área, estas son:

1. Parque Nacional Montecristo

2. El Trifinio (propuesta PNODT)

3. Lago de Güija (propuesta PNODT)

4. Laguna de Metapán (propuesta PNODT)

5. Laguneta Clara (propuesta PNODT)

6. Laguneta Verde o San Diego (propuesta PNODT)

7. Laguneta Teconalá y embalse Guajoyo (propuesta PNODT)

8. San Diego – La Barra

9. Calizas de Metapán (propuesta PNODT)

10. Río Angue (propuesta PNODT)

11. Río Lempa (norte, propuesta PNODT)

Justificación de la protección

En el Área existen áreas de Uso Restringido, suelos clase VIII de acuerdo a la Ley Forestal

Existe el Parque Nacional Montecristo, uno de los sitios de reconocida importancia nacional y regional en la conservación de la biodiversidad

El Área contiene ecosistemas de valiosa importancia nacional y regional, bosques nebulosos y bosque seco tropical

Contiene especies de biodiversidad únicas, endémicas, amenazadas y/o restringidas

Contiene humedales del complejo lago de Güija, propuestos como sitios RAMSAR

Es una de las zonas de mayor antigüedad del país

Ubicación en la cuenca alta del río Lempa

del país • Ubicación en la cuenca alta del río Lempa PLAN ESPECIAL DE PROTECCIÓN DEL

PLAN NACIONAL DE ORDENAMIENTO Y DESARROLLO TERRITORIAL

PLAN NACIONAL DE ORDENAMIENTO Y DESARROLLO TERRITORIAL EL TRIFINIO Y PARQUE NACIONAL MONTECRISTO Unidad Morfoestructural
PLAN NACIONAL DE ORDENAMIENTO Y DESARROLLO TERRITORIAL EL TRIFINIO Y PARQUE NACIONAL MONTECRISTO Unidad Morfoestructural

EL TRIFINIO Y PARQUE NACIONAL MONTECRISTO

Unidad Morfoestructural: Cordillera Fronteriza

Unidad de Paisaje: Relieves Septentrionales de Montecristo

Municipios: Metapán y Citalá

Superficie: 12,068 ha

Información Biofísica Pertenece a la formación volcánica antigua sobre el macizo de Montecristo cordillera Metapán- Alotepeque. Posee una extensión de 1973 ha consideradas en el decreto de creación. Es una de las áreas naturales protegidas más conocidas y atractivas de El Salvador.

Dentro del parque existen muchos diferentes hábitat debido al ámbito altitudinal (800-2418 msnm), 40% es bosque mediano perennifolio, 33% son Pinares y Robledales, 13% son plantaciones forestales, 8% son bosques Subcaducifolios, 3% son bosques nebulosos, 3% lo constituyen Chaparrales, matorrales y arbustos deciduos.

Posee la mayor riqueza de especies de flora y fauna endémica y/o restringida en el país, nuevos reportes para la ciencia. Se conoce la existencia de 177 especies arbóreas en el bosque nebuloso, 42 especies en las zonas de bosque de pino y latifoliado, 200 especies de Orquídeas, 21 especies de Helechos, 27 especies de Pteridofitas y más de 20 especies de Hongos. Esto incluye especies endémicas de Helechos 6, Orquídeas 38, Bromelias 2, Hierbas y arbustos 4 y dos de Árboles.

En Fauna sobresalen salamandra de las bromelias (Bolitoglossa conanti), lagartijas (Abronia montecristoi), timbo (Bothrops nummifer), tamagaz (Bothrops godmani), quetzal (Pharomachrus mocinno), dragón de garganta azul (Aspatha gularis), chara copetona (Aphelocoma unicolor griscomi), guardabarranco azul (Myadestes unicolor), y chacha negra (Penelopina nigra). El bosque nebuloso proporciona albergue a una población reproductora de quetzal (P. mocinno), que se mantiene en el área permanentemente. Se conoce la presencia de 11 especies de Anfibios, 35 especies de Reptiles, 233 especies de Aves y 64 especies de Mamíferos. Es el área natural protegida que alberga el mayor número de especies amenazadas a nivel nacional (63 spp).

Usos y aprovechamientos El área posee infraestructura de uso público, para el alojamiento de visitantes. Existen actividades de aprovechamiento forestal, flores y café en el interior del parque.

Justificación de la protección

Contiene especies de biodiversidad únicas, endémicas, amenazadas y/o restringidas

Se incluye en la propuesta de terrenos con vocación forestal, que se sitúen en zonas de pendiente pronunciada, constituyan bosques maduros o se hallen colindantes con áreas naturales protegidas, deberán mantenerse en su estado natural.

Se incluye dentro de las áreas naturales a las que la legislación sectorial haya aplicado restricciones a fin de preservar sus características naturales y/o sus recursos (reservas ecológicas; áreas frágiles; áreas de reserva acuática; y áreas forestales que presenten valor para la conservación de suelos, diversidad biológica y aguas). El área presenta remanentes bien conservados de bosques nebulosos de la cordillera fronteriza, asociaciones pino-roble y bosques latifoliados, en un ámbito altitudinal de 800 a 2400 msnm. Contiene 343 especies de fauna vertebrada terrestre que representan el 43% de todos los registros de fauna actualmente conocidos en El Salvador, una relación de 17 spp/km². El Parque es parte de la propuesta de la Reserva de la Biosfera La Fraternidad, un área que comprende 700 Km² entre Guatemala, Honduras y El Salvador sobre el macizo de Montecristo.

Problemática Se considera un enclave en la conservación de biodiversidad nacional y regional, pero su limitado espacio actual genera limitaciones para la conservación futura de las especies y la prestación de servicios ambientales.

Prestación de servicios ambientales El Potencial para la Prestación de Servicios Ambientales se considera Alto y Muy Alto. Potencial de Conservación Excepcionalmente Alto.

Ordenación Categoría de manejo:

Parque Nacional (Categoría II UICN)

Se ha elaborado plan de manejo y esta pendiente su aprobación

Realizar la gestión financiera básica para operativizar los programas más urgentes.

Coordinación con la fuerza armada y la PNC, para que dichas entidades, realicen patrullajes en el área protegida.

Crear y viabilizar mecanismos de incentivos, para ampliar mucho más la cobertura del área protegida. Lo cual implicaría manejo de áreas protegidas privadas.

Áreas de Uso Restringido, suelos clase VIII de acuerdo a la Ley Forestal

Área con decreto legal, Parque Nacional Montecristo (decreto ejecutivo No. 53 1987)

Contiene ecosistemas de valiosa importancia nacional y regional

ecosistemas de valiosa importancia nacional y regional PLAN ESPECIAL DE PROTECCIÓN DEL MEDIO FÍ SICO Y
ecosistemas de valiosa importancia nacional y regional PLAN ESPECIAL DE PROTECCIÓN DEL MEDIO FÍ SICO Y
ecosistemas de valiosa importancia nacional y regional PLAN ESPECIAL DE PROTECCIÓN DEL MEDIO FÍ SICO Y

PLAN NACIONAL DE ORDENAMIENTO Y DESARROLLO TERRITORIAL

PLAN NACIONAL DE ORDENAMIENTO Y DESARROLLO TERRITORIAL COMPLEJO LAGO DE GÜIJA Lago de Güija, laguna de
PLAN NACIONAL DE ORDENAMIENTO Y DESARROLLO TERRITORIAL COMPLEJO LAGO DE GÜIJA Lago de Güija, laguna de

COMPLEJO LAGO DE GÜIJA Lago de Güija, laguna de Metapán, laguna San Diego, laguna Clara, laguneta Teconalá, Cuisisapa y las porciones de bosque seco tropical de San Diego y bosque aluvial La Barra

Unidad Morfoestructural: Cadena Volcánica Reciente (volcanes no activos)

Unidad de Paisaje: Depresión del lago de Güija-Cerro San Diego

Municipio: Metapán

Superficie: 5,238 ha

Información Biofísica El lago de Güija es el segundo cuerpo de agua natural más extenso del país, situado en el extremo oeste, compartido con Guatemala, perteneciendo a El Salvador el 75% de la superficie (31.7 km²), aunque todo el lago posee 42 km² de extensión.

San Diego-La Barra esta conformado de porciones que fueron expropiadas durante la reforma agraria, San Diego ubicado en el cantón Las Piedras, y La Barra, en el cantón Tecomapa, posee una superficie de 1,842 ha. San Diego lo conforman las porciones de San Isidro, San Diego, Loma Cuaresma e Isla El Tule, se compone de cuatro elementos geográficos, el volcán San Diego, la Loma de Cuaresma, Los Pajalitos e Isla El Tule-El Desagüe. La Barra, esta compuesta de un solo cuerpo en el margen aluvial del río Ostúa.

Corresponde al gran paisaje de la cadena volcánica antigua y pertenece a zona climática de sabana tropical caliente. Las estaciones meteorológicas registran temperaturas medias anuales de 24.2 °C y precipitaciones medias anuales de 1,226 mm en Güija y 1,185 mm en El Desagüe, de acuerdo con la clasificación de zonas de vida de Holdridge, pertenece a la formación Bosque Seco Tropical, constituyéndose en él último relicto boscoso de extensión considerable de esta formación vegetal en El Salvador. Posee un ámbito altitudinal de 250 a 780 msnm. Se caracteriza por presentar diferentes etapas de sucesión vegetal, bosque secundario temprano, bosque sobre lava volcánica y bosque primario, asociaciones de vegetación, caducifolia, subcaducifolia, bosque de planicie inundable de pimientillo (Phyllanthus elsiae) y sauce (Salíx sp.), pequeños farallones y hondonadas rocosas, sabanas de gramíneas, árboles aislados y bosque denso en el interior de los cráteres del volcán San Diego, Isla El Tule, Cerro Las Iguanas, La Vega de la Caña y Masatepeque. Como especies arbóreas dominantes (Omphalea oleifera), tecomasuche (Cochlospermun vitifolium), jiote (Bursera simaruba), tutumuscuago (Ipomoea arborescens), gallito (Gyrocarpus americanus), flor de mayo (Plumeria rubra), guarumo (Cecropia peltata) y cuayote (Jacaratia mexicana)

De acuerdo a estudios, existen más árboles por hectárea en los sectores de El Desagüe y Puerta Negra (El Voladoral, Los Enganches, Cueva Hedionda y Los Pezotes), ya que la mayoría son jóvenes y los distanciamientos mínimos, existiendo alta competencia entre las especies. La dominancia del bosque seco tropical se evidencia en la vegetación caducifolia y subcaducifolia existente en toda el área, el 98% de las especies de este bosque botan las hojas en la estación seca; al respecto estudios existentes 180 especies.

ción seca; al respecto estudios existentes 180 especies. Justificación de la protección Problemática: existen
ción seca; al respecto estudios existentes 180 especies. Justificación de la protección Problemática: existen

Justificación de la protección Problemática: existen altos niveles de contaminación en la laguna de Metapán, las aguas negras del municipio son lanzadas al río San José y de este a la laguna, el agua ha sido catalogada como no apta para el consumo humano.

Las lagunas son núcleos altamente interesantes para el desarrollo de especies de la avifauna acuática (anátidas, láridos, ardeidos, limícolas, etc.), pero es necesario que exista soporte vegetal en sus perímetros.

Problemática Se considera un enclave en la conservación de biodiversidad nacional y regional, es un importante sitio para la migración de aves y producción pesquera.

Ordenación

San Diego – La Barra se ha propuesto como Área de Protección y Restauración

El Complejo ha sido propuesto como Sitio RAMSAR, se ha elaborado una Ficha Técnica al respecto.

Realización de replanteamiento topográfico de toda el área, para reevaluar la situación de sus límites y verificar la existencia de anomalías por usurpación de tierras estatales.

Emisión de un decreto legislativo que oficialice la declaratoria del área protegida.

Aprobar el plan de manejo elaborado e implementarlo.

Realizar la gestión financiera básica para operativizar los programas más urgentes.

Coordinación con la fuerza armada y la PNC, para que dichas entidades, realicen patrullajes en el área protegida.

Realizar una ordenanza municipal, contando con la participación activa de los usuarios para la conservación.

Crear y viabilizar mecanismos de incentivos, para ampliar mucho más la cobertura del área protegida. Lo cual implicaría manejo de áreas protegidas privadas.

Apoyo del MARN a la ONG CEPRODE y ADESCOS de la zona en la gestión financiera de recursos a la mayor brevedad posible, para reactivar al menos el sub-programa administrativo, proyectos alternativos para las comunidades que comprenden la zona de amortiguamiento, delimitación del área finalizada y reforestaciones en áreas consideradas críticas.

y reforestac iones en áreas consideradas críticas. PLAN ESPECIAL DE PROTECCIÓN DEL MEDIO FÍ SICO Y

PLAN NACIONAL DE ORDENAMIENTO Y DESARROLLO TERRITORIAL

PLAN NACIONAL DE ORDENAMIENTO Y DESARROLLO TERRITORIAL SAN DIEGO – LA BARRA Unidad Morfoestructural : Cadena
PLAN NACIONAL DE ORDENAMIENTO Y DESARROLLO TERRITORIAL SAN DIEGO – LA BARRA Unidad Morfoestructural : Cadena

SAN DIEGO – LA BARRA

Unidad Morfoestructural: Cadena Volcánica Reciente (conjuntos volcánicos no activos)

Unidad de Paisaje: Depresión del lago de Güija-Cerro San Diego

Municipio: Metapán

Superficie: 1,865 ha

Información Biofísica

San Diego-La Barra esta conformado de porciones que fueron expropiadas durante la reforma agraria, San Diego ubicado en el cantón Las Piedras, y La Barra, en el cantón Tecomapa, posee una superficie de 1,842 ha. San Diego lo conforman las porciones de San Isidro, San Diego, Loma Cuaresma e Isla El Tule, se compone de cuatro elementos geográficos, el volcán San Diego, la Loma de Cuaresma, Los Pajalitos e Isla El Tule-El Desagüe. La Barra, esta compuesta de un solo cuerpo en el margen aluvial del río Ostúa.

Corresponde al gran paisaje de la cadena volcánica antigua y pertenece a zona climática de sabana tropical caliente. Las estaciones meteorológicas registran temperaturas medias anuales de 24.2 °C y precipitaciones medias anuales de 1,226 mm en Güija y 1,185 mm en El Desagüe, de acuerdo con la clasificación de zonas de vida de Holdridge, pertenece a la formación Bosque Seco Tropical, constituyéndose en él último relicto boscoso de extensión considerable de esta formación vegetal en El Salvador. Posee un ámbito altitudinal de 250 a 780 msnm. Se caracteriza por presentar diferentes etapas de sucesión vegetal, bosque secundario temprano, bosque sobre lava volcánica y bosque primario, asociaciones de vegetación, caducifolia, subcaducifolia, bosque de planicie inundable de pimientillo (Phyllanthus elsiae) y sauce (Salíx sp.), pequeños farallones y hondonadas rocosas, sabanas de gramíneas, árboles aislados y bosque denso en el interior de los cráteres del volcán San Diego, Isla El Tule, Cerro Las Iguanas, La Vega de la Caña y Masatepeque. Como especies arbóreas dominantes (Omphalea oleifera), tecomasuche (Cochlospermun vitifolium), jiote (Bursera simaruba), tutumuscuago (Ipomoea arborescens), gallito (Gyrocarpus americanus), flor de mayo (Plumeria rubra), guarumo (Cecropia peltata) y cuayote (Jacaratia mexicana)

De acuerdo a estudios, existen más árboles por hectárea en los sectores de El Desagüe y Puerta Negra (El Voladoral, Los Enganches, Cueva Hedionda y Los Pezotes), ya que la mayoría son jóvenes y los distanciamientos mínimos, existiendo alta competencia entre las especies. La dominancia del bosque seco tropical se evidencia en la vegetación caducifolia y subcaducifolia existente en toda el área, el 98% de las especies de este bosque botan las hojas en la estación seca; al respecto estudios existentes 180 especies.

La Barra Es un relicto de bosque aluvial perennifolio con una extensión de 11 ha, se encuentra aislada del bosque seco y está cercana a la frontera con Guatemala, se presenta en el área aluvial del río Ostúa y lago de Güija. Contiene árboles de hasta 40 m de altura, en el estrato herbáceo predominan platanillos (Heliconia latispatha). La mayoría de la vegetación es perennifolia y durante la estación lluviosa el sector

es perennifolia y durante la estación lluviosa el sector suroeste se inunda, se compone de Ceiba
es perennifolia y durante la estación lluviosa el sector suroeste se inunda, se compone de Ceiba

suroeste se inunda, se compone de Ceiba (Ceiba pentandra), almendro (Myrospermum frutescens), terciopelo (Sloanea terniflora), volador (Terminalia oblonga) y ojushte (Brosimum alicastrum), un segundo dosel con árboles de alturas entre 15 y 20 m, predominando especies como mulato (Triplaris melaenodendron), amate (Ficus sp), papaturro (Coccoloba caracasana), maquilishuat (Tabebuia rosea) y conacaste blanco (Albizia caribae).

San Diego - La Barra, se relaciona el lago de Güija y el territorio alrededor del lago y su respectivo sistema hidrológico (laguna de Metapán, laguna San Diego, laguna Clara, laguneta Teconalá, embalse del Guajoyo, río San Jose, Desagüe, Ostúa, Angue y Cuzmapa). De este modo sustenta especies animales amenazadas y en peligro de extinción local o internacionalmente, además de especies CITES, Reptiles, mamíferos y aves migratorias o residentes. Mantiene una comunidad ecológica amenazada como es el Bosque Seco Tropical. Presenta especies con importancia regional como Caiman crocodilus, Crocodylus acutus y Agamia agami.

Ordenación

San Diego – La Barra se ha propuesto como Área de Protección y Restauración

Realización de replanteamiento topográfico de toda el área, para reevaluar la situación de sus límites y verificar la existencia de anomalías por usurpación de tierras estatales.

Emisión de un decreto legislativo que oficialice la declaratoria del área protegida.

Aprobar el plan de manejo elaborado e implementarlo.

Realizar la gestión financiera básica para operativizar los programas más urgentes.

Coordinación con la fuerza armada y la PNC, para que dichas entidades, realicen patrullajes en el área protegida.

Realizar una ordenanza municipal, contando con la participación activa de los usuarios para la conservación.

Crear y viabilizar mecanismos de incentivos, para ampliar mucho más la cobertura del área protegida. Lo cual implicaría manejo de áreas protegidas privadas.

Apoyo del MARN a la ONG CEPRODE y ADESCOS de la zona en la gestión financiera de recursos a la mayor brevedad posible, para reactivar al menos el sub-programa administrativo, proyectos alternativos para las comunidades que comprenden la zona de amortiguamiento, delimitación del área finalizada y reforestaciones en áreas consideradas críticas.

y reforestac iones en áreas consideradas críticas. PLAN ESPECIAL DE PROTECCIÓN DEL MEDIO FÍ SICO Y

PLAN NACIONAL DE ORDENAMIENTO Y DESARROLLO TERRITORIAL

PLAN NACIONAL DE ORDENAMIENTO Y DESARROLLO TERRITORIAL LA BARRA (COLONIA DE ANIDACIÓN) Unidad Morfoestructural : Cadena
PLAN NACIONAL DE ORDENAMIENTO Y DESARROLLO TERRITORIAL LA BARRA (COLONIA DE ANIDACIÓN) Unidad Morfoestructural : Cadena

LA BARRA (COLONIA DE ANIDACIÓN)

Unidad Morfoestructural: Cadena Volcánica Reciente (conjuntos volcánicos no activos)

Unidad de Paisaje: Depresión del lago de Güija-Cerro San Diego

Municipio: Metapán

Superficie: 27 ha

Información Biofísica

La Barra Es un relicto de bosque aluvial perennifolio, se encuentra aislada del bosque seco y está cercana a la frontera con Guatemala, se presenta en el área aluvial del río Ostúa y lago de Güija. Contiene árboles de hasta 40 m de altura, en el estrato herbáceo predominan platanillos (Heliconia latispatha). La mayoría de la vegetación es perennifolia y durante la estación lluviosa el sector suroeste se inunda, se compone de Ceiba (Ceiba pentandra), almendro (Myrospermum frutescens), terciopelo (Sloanea terniflora), volador (Terminalia oblonga) y ojushte (Brosimum alicastrum), un segundo dosel con árboles de alturas entre 15 y 20 m, predominando especies como mulato (Triplaris melaenodendron), amate (Ficus sp), papaturro (Coccoloba caracasana), maquilishuat (Tabebuia rosea) y conacaste blanco (Albizia caribae).

En el área existe una colonia de anidación de gran garza blanca (Ardea alba), garza garrapatera (Bubulcus ibis), garza de dedos amarillos (Egretta thula) y garza nocturna (Nycticorax nycticorax). La colonia de Ardea alba ha sido documentada por Ibarra et al. (en prensa) y de acuerdo a estos autores la colonia se sitúa exclusivamente en la parte mejor conservada del bosque, donde se encuentran los árboles más altos cubriendo aproximadamente 20% del área total. La temporada pico de anidación se realiza en los meses de abril, mayo y junio (cuadro a). Se encontró un máximo de 34 nidos por árbol, en Ceiba pentandra.

Cuadro a Observaciones de la colonia de anidación de la Garza blanca (A. alba), La Barra 2000-2001.

Meses

 

2000

 

2001

Número

de

Número de nidos

Número

de

Número

de

árboles

árboles

nidos

Febrero

 

0

0

 

5

 

16

Marzo

 

0

0

 

6

 

30

Abril

 

7

103

 

13

 

90

Mayo

 

10

140

 

16

 

151

Junio

 

6

105

 

10

 

149

Julio

 

5

89

 

10

 

89

Agosto

 

5

42

 

7

 

58

Septiembre

 

3

6

 

n.d

 

n.d

Fuente: Ibarra et al. En Prensa. Anidación de Ardea alba (Ciconiiformes: Ardeidae) en Lago de Güija, El Salvador y Guatemala

Ardeidae) en Lago de Güija, El Salvador y Guatemala Justificación de la protección • Único remanente
Ardeidae) en Lago de Güija, El Salvador y Guatemala Justificación de la protección • Único remanente

Justificación de la protección

Único remanente de bosque aluvial perennifolio existente en la cuenca alta del río Lempa.

Contiene una población reproductora de Ardeidos, algunas de ellas consideradas amenazadas de

extinción.

Forma parte del complejo del lago de Güija.

Ordenación

Realizar monitoreos de la colonia de anidación durante los meses de febrero a septiembre

Establecer veda en los sitios de anidación para la protección de las colonias de aves acuáticas en El Salvador, del 22 de abril al 22 de noviembre

De conformidad a lo establecido en el Articulo 34 de la Ley de Conservación de Vida Silvestre, los funcionarios y empleados de El Servicio, Agentes Pesqueros, Agentes Forestales, guardabosques, guardaparques, encargados de las casetas forestales y agentes de autoridad con funciones de policía, tendrán funciones de “Inspectores de Vida Silvestre” con facultades para capturar in fraganti a los transgresores de la Ley, decomisar las aves, pichones, sus huevos y otros productos que los infractores hayan obtenido o recolectado o abandonado en las áreas vedadas y recibir las denuncias sobre violación de las presentes disposiciones; sin perjuicio de incurrir el infractor en responsabilidad penal, en cuyo caso serán puestos a la orden del juez competente.

La persona que matare, destruyere, o dañare las especies de aves acuáticas mencionadas, así como cualquiera de sus productos como huevos, carne, osamentas, aceites, pieles, u otros productos y subproductos provenientes de las especies, serán sancionados conforme lo dispone el Artículo 27, inciso 2º, literal a de la Ley.

La persona que destruyere o alterare el lugar de anidación de las aves acuáticas serán sancionadas conforme lo dispone el Artículo 27, inciso 2, literal c) de la Ley.

La persona que ponga en peligro la vida y conducta normal de las aves serán sancionadas conforme lo dispone el Artículo 3 de la presente resolución serán sancionadas conforme lo dispone el Artículo 27 inciso 2 literal c de la Ley.

Se entenderá por Veda temporal, la prohibición de aprovechar los recursos de vida silvestre en una o más áreas, zonas o regiones durante un tiempo determinado, con el objetivo de proteger, restaurar y estabilizar las poblaciones de vida silvestre que dichas áreas, zonas o regiones contengan.

El paso por el área, zona o región vedada sólo podrá ser permitido por el encargado de la veda, mediante permiso escrito que deberá ser personal, localizado y temporal. En el área, zona o región vedada, solamente se podrá autorizar por MARN la extracción o recolección de especimenes de fauna silvestres, muertos, enfermos, lesionados o mal formados y de flora silvestre para fines científicos.

o mal formados y de flora silvestre para fines científicos. PLAN ESPECIAL DE PROTECCIÓN DEL MEDIO

PLAN NACIONAL DE ORDENAMIENTO Y DESARROLLO TERRITORIAL

PLAN NACIONAL DE ORDENAMIENTO Y DESARROLLO TERRITORIAL LAGUNA DE METAPÁN, LAGUNA CLARA Y LAGUNA VERDE (SAN
PLAN NACIONAL DE ORDENAMIENTO Y DESARROLLO TERRITORIAL LAGUNA DE METAPÁN, LAGUNA CLARA Y LAGUNA VERDE (SAN

LAGUNA DE METAPÁN, LAGUNA CLARA Y LAGUNA VERDE (SAN DIEGO)

Unidad Morfoestructural: Cadena Volcánica Reciente (conjuntos volcánicos no activos)

Unidad de Paisaje: Complejo Lacustre Güija – Metapán

Municipio: Metapán

Superficie: 439 ha

Información Biofísica Corresponde al gran paisaje de la cadena volcánica antigua y pertenece a zona climática de sabana tropical caliente. Las estaciones meteorológicas registran temperaturas medias anuales de 24.2 °C y precipitaciones medias anuales de 1,226 mm en Güija y 1,185 mm en El Desagüe, de acuerdo con la clasificación de zonas de vida de Holdridge, pertenece a la formación Bosque Seco Tropical, constituyéndose en él último relicto boscoso de extensión considerable de esta formación vegetal en El Salvador.

Justificación de la protección Problemática: existen altos niveles de contaminación en la laguna de Metapán, las aguas negras del municipio son lanzadas al río San José y de este a la laguna, el agua ha sido catalogada como no apta para el consumo humano. Prestación de servicios ambientales

Las lagunas son núcleos altamente interesantes para el desarrollo de especies de la avifauna acuática (anátidas, láridos, ardeidos, limícolas, etc.), pero es necesario que exista soporte vegetal en sus perímetros.

Ordenación Se procurará el mantenimiento de las condiciones naturales de los cauces, lagos, lagunas y complejos lagunares, no pudiendo alterarse sus condiciones físicas o realizarse su canalización permanente o dragado fuera de los tramos urbanos; con excepción de actuaciones debidamente autorizadas y justificadas por su interés público cuando exista riesgo para bienes y personas por avenidas y desbordamientos; en este caso debería realizarse el correspondiente estudio de impacto ambiental. Se deberá iniciar los trámites precisos para la realización del apeo y deslinde de las “Áreas de Uso Restringido” que establece el artículo 23 de la Ley Forestal (Decreto 852 de 2002) y, con prioridad, en los tramos fluviales y humedales de alto valor ecológico y en los cauces incluidos en las zonas para las que se propone su declaración como área natural protegida.

necesarios para obras autorizadas de acondicionamiento o limpieza de los cauces. Asimismo, se evitará el pastoreo de riberas y de cauces temporalmente secos en las zonas para las que se propone su declaración como área natural protegida. Igualmente, se evitará el depósito de residuos sólidos, ripio o sustancias de cualquier naturaleza, salvo de forma temporal en los casos de limpieza y dragado.

Se evitará el uso de las aguas de lagos y lagunas para actividades domésticas (lavado de ropa y aseo humano), siempre y cuando existan instalaciones apropiadas (lavaderos públicos, etc.) que permitan realizar este tipo de actividades. En todo caso se promoverá dichas instalaciones alternativas, al objeto de conseguir la mejora de la calidad de las aguas de lagos y lagunas. Se deberá regular y ordenar el uso recreativo público de cursos fluviales, lagos y lagunas, al objeto de concentrar la actividad recreativa en los sectores menos frágiles. Asimismo, deberá regularse la circulación motorizada de vehículos por el interior de los humedales, al objeto de minimizar los impactos sobre el suelo, la vegetación, la emisión de contaminantes atmosféricos y acústicos, y las molestias a las comunidades faunísticas ligadas a los ecosistemas que forman parte de los humedales.

Vertidos

Toda persona natural o jurídica, pública o privada, titular de una obra, proyecto o actividad responsable de producir o administrar aguas residuales y de su vertido en un medio receptor, deberá instalar y operar sistemas de tratamiento para que sus aguas residuales cumplan con las disposiciones de la legislación pertinente en la materia. Para la concesión de autorización a cualquier actividad que pueda generar vertidos de cualquier naturaleza, exceptuando las autorizadas para conectar directamente con la red general de alcantarillado, se deberá exigir la justificación del tratamiento que hayan de darse a los mismos para evitar la contaminación de las aguas superficiales o subterráneas. El tratamiento de aguas residuales deberá ser tal que las aguas resultantes no sobrepasen los límites establecidos en las normas técnicas de calidad correspondientes. Los vertidos industriales a las redes generales de alcantarillado sólo deberán ser autorizados cuando dichos vertidos sean asimilables a los de naturaleza urbana en lo referido a su carga contaminante. En el caso de que el efluente no sea asimilable por el tratamiento urbano previsto, deberán adecuarse las características de dichos efluentes a los objetivos de calidad establecidos en la norma técnica de calidad del agua. En cualquier caso, se debe evitar el vertido directo o indirecto de efluentes industriales sin depuración a cualquier tipo de cuerpo de agua.

En las “Áreas de Uso Restringido” definidas por la Ley Forestal se procurará la conservación de la vegetación de ribera y perilagunar, no debiendo permitirse la transformación a cultivo de los terrenos actualmente baldíos o destinados a usos forestales. Únicamente se deben permitir las labores de limpieza y desbroce selectivos cuando exista riesgo para la seguridad de las personas o los bienes en caso de avenida o desbordamiento; si estas actuaciones afectan a zonas para las que se propone su declaración. Se evitará la ocupación del “Área de Uso Restringido” por instalaciones o construcciones de cualquier tipo, permanentes o temporales; así como la extracción de áridos, salvo en aquellos casos

como la extracción de áridos, salvo en aquellos casos PLAN ESPECIAL DE PROTECCIÓN DEL MEDIO FÍ
como la extracción de áridos, salvo en aquellos casos PLAN ESPECIAL DE PROTECCIÓN DEL MEDIO FÍ
como la extracción de áridos, salvo en aquellos casos PLAN ESPECIAL DE PROTECCIÓN DEL MEDIO FÍ
PLAN NACIONAL DE ORDENAMIENTO Y DESARROLLO TERRITORIAL CALIZAS DE METAPÁN Unidad Morfoestructural : Cordillera

PLAN NACIONAL DE ORDENAMIENTO Y DESARROLLO TERRITORIAL

PLAN NACIONAL DE ORDENAMIENTO Y DESARROLLO TERRITORIAL CALIZAS DE METAPÁN Unidad Morfoestructural : Cordillera

CALIZAS DE METAPÁN

Unidad Morfoestructural: Cordillera Fronteriza

Unidad de Paisaje: Relieves Occidentales de la Cordillera Fronteriza

Municipio: Metapán

Superficie: 106 ha

Información Biofísica

Constituyen un elemento singular del patrimonio geológico de El Salvador, por dos razones principales:

la primera pertenece a los Estratos de Metapán que es la Formación geológica de mayor antigüedad en el país, en segundo lugar, esta Formación es la única conformada por rocas sedimentarias marinas aflorante en el país. Las calizas pertenecen al Albino Medio del Cretácico (98.2 -112.2 millones de años) y se encuentran en una sucesión litológica de rocas formada por rocas clásticas, calizas y otras series de rocas clásticas representadas en el Cerro Cardenillo y Hacienda El Ronco con la presencia de fósiles de amonitas o calamares con concha (Calycoceras salvadorense), Moluscos y seres microscópicos (plancton).

Justificación de la protección

Las calizas pertenecen al Albino Medio del Cretácico, conteniendo fósiles de invertebrados de alto

interés científico.

Existe amenaza por explotación y aprovechamiento de las calizas.

Poseen un alto potencial para el establecimiento de museos y/o centros de educación geocultural.

El sitio esta muy vinculado con los procesos geológicos del país.

Ordenación

Se prohíben los movimientos de tierra de cualquier naturaleza, excepto los directamente ligados a la investigación científica del yacimiento.

En general cualquier obra o actividad que puedad afectar las labores de investigación y el mantenimiento de estos yacimientos.

de investigación y el mantenimiento de estos yacimientos. PLAN ESPECIAL DE PROTECCIÓN DEL MEDIO FÍ SICO
de investigación y el mantenimiento de estos yacimientos. PLAN ESPECIAL DE PROTECCIÓN DEL MEDIO FÍ SICO

PLAN NACIONAL DE ORDENAMIENTO Y DESARROLLO TERRITORIAL

PLAN NACIONAL DE ORDENAMIENTO Y DESARROLLO TERRITORIAL RÍO ANGUE, ANGUEATÚ, ANGUIATÚ Unidad Morfoestructural :
PLAN NACIONAL DE ORDENAMIENTO Y DESARROLLO TERRITORIAL RÍO ANGUE, ANGUEATÚ, ANGUIATÚ Unidad Morfoestructural :

RÍO ANGUE, ANGUEATÚ, ANGUIATÚ

Unidad Morfoestructural: Cordillera Fronteriza y Cadena Volcánica Reciente

Unidad de Paisaje: Depresión del Lago de Güija – Cerro San Diego

Municipio: Metapán

Superficie: 424 ha

Información Biofísica Su curso hacia el oeste sirve de línea divisoria entre Guatemala y El Salvador, forma parte de la cuenca del río Lempa. Es uno de los ríos que mantiene el régimen hidrológico del lago de Guija. En la desembocadura presenta pequeñas ensenadas, barras lodosas, arenosas, playones de lodo, abundante vegetación herbácea, y emergente de las especies hidrófitas Eichhornia crassipes, Najas sp. En el cauce existe un bosque de galería con predominancia de sauce (Salix humboldtiana), pimientillo (Philanthus elsiae) y chilamate (Ficus sp). Las mayores concentraciones de aves acuáticas ocurren en la desembocadura del río, en esta zona se desarrolla una rica vegetación acuática de las familias, Commelinaceae, Gramínea, Ciperáceas, Leguminosas y Amarantáceas.

Justificación de la protección El río es una importante fuente de abastecimiento de agua en las comunidades de El Salvador y Guatemala. El río mantiene el sistema húmedo del lago de Güija y los flujos de materia y energía. Genera hábitat para una gran gama de especies faunísticas y florísticas de la zona norponiente.

Las lagunas son núcleos altamente interesantes para el desarrollo de especies de la avifauna acuática (anátidas, láridos, ardeidos, limícolas, etc.), pero es necesario que exista soporte vegetal en sus perímetros.

Ordenación El uso racional de los recursos hídricos debe satisfacer la demanda de agua en cantidad y calidad para los distintos usos presentes en la zona de Las Conchas, compatibilizando los diversos usos entre sí, sin poner en peligro la conservación y regeneración de los ecosistemas ligados al agua. Para ello, se deben realizar planes especiales municipales de abastecimiento de agua potable y con fines de riego, sin que se afecten los flujos de agua al humedal Lago de Güija.

Código Civil Prohíbe sacar canales de los ríos para ningún objeto industrial o doméstico, sino con arreglo a las leyes u ordenanzas respectivas (Art. 584). En esta parte, se aplica la legislación secundaria, o las Ordenanzas Municipales. Regula también la inundación, normando que si un terreno es inundado, el terreno sustituido por las aguas por las aguas volverá a sus antiguos dueños. (Art. 634). Cambio de curso del cauce de un río: Si un río cambia de curso, podrán los propietarios ribereños, con permiso de la autoridad competente, hacer las obras necesarias para restituir las aguas a su acostumbrado cauce; y la parte que quedare en seco, accederá a los terrenos contiguos. (Art. 635).

Río que divide su cauce en dos brazos que no vuelven a juntarse: las partes del anterior cauce que el agua deja, accederá las heredades contiguas. (Art. 636). Río que divide su cauce en dos brazos que sí vuelven a juntarse, y forman una isla: ésta accede al de la propiedad más cercana; y si quedan equidistantes, acceden por partes iguales. (Art. 637, Nº 2º). Nueva isla formada por la división de un cauce en dos brazos, si ésta es ocupada y desocupada alternativamente por las aguas en su creces y bajas periódicas: no accede a los propietarios riberanos, sino que se mirará como parte del cauce o lecho del río. (Art. 637 Nº 1º).

Ley del Medio Ambiente Art. 82, d).- Dispone que la explotación de canteras y la extracción de material pétreo del cauce de las riberas de los ríos, lagos, lagunas y playas solamente se podrá hacer mediante permiso ambiental expedido por el Ministerio del Medio Ambiente.

Ley de Riego y Avenamiento Esta Ley viene a retomar la definición de ribera del Código Civil, cuando el Art. 99, inciso 2, la define como “las fajas o zonas laterales de los correspondientes álveos o cauces que son bañados por las aguas en las crecidas ordinarias” (Art. 99, inciso 2º). Con la anterior definición, se complementa y se ratifica que dentro de la nacionalización de los recursos hídricos que hace el Art. 3 de esta Ley, se comprenden sus álveos o cauces correspondientes, c