Sei sulla pagina 1di 316

Página1

Página2

Las chicas buenas no muerden a sus vecinos
Las chicas buenas no
muerden a sus vecinos

(Jane Jameson #4) Molly Harper

Página3

El presente documento tiene como finalidad impulsar la lectura hacia aquellas regiones de habla hispana en las cuales son escasas o nulas las publicaciones, cabe destacar que dicho documento fue elaborado sin fines de lucro, así que se le agradece a todas las colaboradoras que aportaron su esfuerzo, dedicación y admiración para con el libro original para sacar adelante este proyecto.

Página4

Staff

Moderadora de Traducción:

Blanca20011893

Blanca20011983

Grupo de Traducción:

Saiyu^mbopizita^

Noebearomero

Vecina

Lizels

Moderadora de Corrección:

Leluli

Grupo de Corrección:

vickyra

francatemartu

Revisión Final:

Blanca20011893

Diseño:

Francatemartu

Liraz

lsgab38

Página5

índice

Sinopsis

Capítulo 11

Capítulo 01

Capítulo 12

Capítulo 02

Capítulo 13

Capítulo 03

Capítulo 14

Capítulo 04

Capítulo 15

Capítulo 05

Capítulo 16

Capítulo 06

Capítulo 17

Capítulo 07

Capítulo 18

Capítulo 09

Capítulo 19

Capítulo 08

Capítulo 20

Capítulo 10

Sobre la Autora

Sinopsis

C uando la no-vidaparece estabilizarse para Jane Jameson, el destino vuelve a hundir sus colmillos y causar estragos.

A pesar de la fobia de Jane por el compromiso, la planificación de la boda va sin problemas. Pero todo cambia cuando Jane se encuentra a su antiguo compañero, Jamie Lanier, herido y moribundo fuera de la librería. Cuando Jamie le pide que lo convierta, ella lo hace de mala gana y lleva a Jamie a River Oaks ante la insistencia del Consejo. La vida de Jane se complica aún más cuando el fantasma de su recientemente fallecida abuela Ruthie, declara la guerra a todos los residentes con colmillos de River Oaks. Fuera de la casa, se esconde una presencia aún más siniestra que parece apuntar al centro del corazón de Gabriel.

La mayoría de las novias sólo tienen que preocuparse de elegir el vestido adecuado, pero Jane teme que, a este ritmo nunca llegue al altar.

Traducido por Blanca20011983 Corregido por Leluli

Página 7

Capítulo 1

Traducido por Blanca20011983 y Princesa de la Luna Corregido por Anaizher

Quién dijo que dar a luz a un niño es lo más duro que una madre puede manejar,

nunca tuvo que lidiar con un gruñón vampiro adolescente.

Crianza para estúpidos:

Guía de principiantes para Criar Vampiros Recién Nacidos

T res meses después de habernos trasladado a la casa de mis antepasados, finalmente se desembalo la última caja de Gabriel

Nightengale. La cosa fue que nunca pensé que nunca iba a terminar porque me había quedado sin amigos que estuvieran dispuestos a ayudarme.

Tengo una buena noticia dijo él caminando a la biblioteca donde yo estaba tirada en la tumbona de terciopelo que habíamos trasladado de la sala hacía unos días. Estaba leyendo Persuasión 1 de nuevo, pero esta vez, estaba leyendo una edición muy antigua y delicada, original de Gabriel. Era casi una experiencia religiosa.

Esta era una biblioteca muy diferente de la de hacía un año, la que estaba ocupada con mis versiones de bolsillo destartaladas de Jane Austen y Roald Dahl y una terriblemente extensa colección de figuritas de unicornio. Esta era una biblioteca de adulto s. Yo había hecho un muy buen espacio para los libros y los muebles de Gabriel. Fue una decisión difícil, considerando que la mayoría de sus libros eran valiosas antigüedades, mientras que la mayor parte de los míos fueron comprados en la tienda.

También había guardado una gran parte de mi colección de unicornios en el ático, amenazando a Gabriel con una quemadura de sol permanente si le decía a

1 Persuasión es la última novela escrita por Jane Austen. La empezó a escribir poco tiempo después de haber terminado Emma, la terminó de escribir en agosto de 1816. Austen murió a la edad de 41 años en 1817, no obstante Persuasión fue publicada como trabajo póstumo en 1818.

Página 8

Dick una palabra al respecto.

Mientras Gabriel se movía hacia mí, mi cachorro Fitz, lamentablemente horroroso pero adorable, levantó la cabeza de mi rodilla. Empujándome suavemente a un lado, Gabriel presionó besos a lo largo de la línea de mi cuello.

Mis cintas de VHS ahora tienen un hogar permanente en el centro de entretenimiento, por orden alfabético y divididas por género.

Después del anuncio, Fitz salió trotando de la habitación en busca de algunos pares de zapatos de Gabriel que no hubiera masticado todavía. Miré por encima de mi libro, haciendo una mueca.

Así que ahora sería un muy mal momento para decirte que no tengo reproductor de vídeo. Esta es una casa estrictamente digital.

Gabriel gruñó y se sentó a mi lado.

Voy a tener que comprar Casablanca de nuevo.

¿No te diste cuenta de que falta un reproductor de vídeo en el estante de la televisión? le pregunté.

Él negó.

Sabes que no entiendo la mitad de la parafernalia que tienes aquí.

Eso era cierto. La semana anterior, lo cacé tratando de reiniciar mi red inalámbrica para poner el router 2 al otro lado de la habitación. Esa fue una larga conversación.

Negué despacio.

¿Cómo terminé en una relación donde yo soy el experto en tecnología?

2 Router: Enrutador. Un aparato que capta la señal de Wi-Fi y la expande. Se utiliza para ampliar la señal a los lugares donde ésta es débil o no se capta.

Página 9

Se inclinó y me besó.

Cuando me enseñaste a juguetear con mi buzón de voz, supe que nunca podría dejarte.

Me reí mientras Gabriel cruzaba la habitación y seleccionaba un volumen viejo de las estanterías atestadas. Lo vi moverse con descarada pasión. Mis relaciones humanas fueron pocas y distantes entre sí, pero habían sido educadas, civilizadas

Ansiaba a Gabriel con un profundo deseo, solo igualado por el de las

trufas de Godiva. Estaba obsesionada, no sólo en sentido físicoAunque esto era

una ventaja obvia y, de vez en cuando, una distracción

pensaba, cómo veía al mundo, como me veía. Era adictivo verme reflejada en sus líquidos ojos plateados: tan fuerte, hermosa, inteligente e interesante, aunque a veces un poco desesperante. Cada uno proveía un servicio vital al otro. Me veía más fuerte, pero yo evitaba que se lo tomara muy en serio.

Pero era la forma en que

aburridas

Gabriel se instaló a mi lado, absorto en un viejo ejemplar de Jane Eyre. Nos sentamos así durante un rato, en silencio, disfrutando de no tener nada que hacer ni estar en ninguna otra parte. Momentos como este, sin convulsiones, se habían vuelto poco comunes en nuestra relación.

¿Jane Eyre? le pregunté. No es tu elección de siempre.

Has mencionado dijo asintiendomás o menos una docena de veces, que Edward Rochester sólo es superado por el Sr. Darcy en tu Lista de personajes de ficción con pase libre”. Quiero saber a lo que me estoy enfrentando.

Le sonreí, acurrucándome a su lado.

Tienes una buena oportunidad. Siempre y cuando no tengas una esposa loca escondida en algún lugarLo miré por un momento.

No la tengo dijo sacudiendo la cabeza y abriendo su libro.

Esto puede parecer una acusación injusta, pero Gabriel y yo habíamos sufrido varios problemas derivados de las relaciones debido a su descuidada actuación en el

Página 10

pasado. Por ejemplo, el fuego en mi ático fue causado por la psicótica creación de Gabriel, Jeanine, quien me había seguido, casi me mata con el aerosol de plata y, finalmente, conspiró para que nuestra amiga Andrea fuera convertida por la fuerza en un vampiro. Traté de resistirme a señalar que todo esto podría haberse evitado si Gabriel me hubiese hablado de Jeanine, en vez de jugar al torturado: No puedo

decirte porque me vas a odiar, así que te protejo y te mantengo en la oscuridad.

Confía en mí, nunca funciona. Terminé con más amigos muertos-vivos y un proyecto de limpieza seria ante los daños causados por el humo. Y entonces, la vampira que técnicamente la derroto en la batalla arma de choque versus lunática bañada en aceiteestaba con la incomodidad de recibir los fondos y propiedades de Jeanine a través del Consejo y luego donarlos para varias organizaciones benéficas. Yo no quería ni un centavo de su culo loco oscureciendo la entrada de mi casa.

Sólo preguntaba dije sonriendo con dulzura y recibiendo un bufido de indignación divertida de Gabriel. Volví mi atención a la pobre y perseverante Anne Eliot. Una vez más, me pregunté cómo se las arregló para pasar por tantos capítulos sin dar una bofetón a cada persona que encontró en el camino. De hecho, escribí un artículo sobre eso en la universidad. Mi profesor me quitó puntos por usar las palabras abofetear a una perra en el título.

Valió totalmente la pena.

Estaba en el pasaje de los pasillos del baño austenianos cuando Gabriel interrumpió.

Esto es extraño murmuró Gabriel.

Miré hacia arriba para ver que tiraba de un cable largo azul-gris que atravesaba las páginas casi translúcidas. Se me cayó la mandíbula y estaba arrodillada en la tumbona en un instante.

¿El doblez se está soltando ? No ¡no lo jales ! Yo puedo llevarlo a mi médico de libros mañana por la noche.

Para de hiperventilar querida. Creo que es un marcador de páginas dijo

Página 11

retirando el hilo y poniéndolo en mi mano. Toma.

Enrolle el hilo alrededor de mi dedo.

¿Qué página marcaba?

Señaló la página y levantó una ceja.

Es una escena entre Edward y Jane. Sé lo mucho que te gustan. Edward está

diciendo: a veces tengo una sensación extraña contigo, especialmente cuando estás cerca de mí, como ahora: es como si tuviera un cable en algún lugar bajo mi costilla izquierda firme e inexplicablemente atado a un cable similar ubicado en el lugar correspondiente de tu pequeña estatura.

Estaba tan distraída mirando sus labios cuando formaba las palabras que apenas me di cuenta de la repentina tensión alrededor de mi dedo. Me di cuenta ahora que Gabriel había deslizado un anillo en el hilo que me había dado. Yo asentí mientras el diamante brillaba en la luz de la lámpara de aceite.

No soy Edward dijo Gabriel dijono tengo miedo de que el hilo se rompa y me dejes sangrando. Nuestros alambres han sido probados. Y están firmes. Te pido que hagas este enlace permanente. Por favor, cásate conmigo.

Sonreí mientras me ponía el anillo en la mano. No puedo decir que fue una sorpresa. Después de la aprobación de la Ley Federal del Matrimonio Muerto-Vivo hace unos meses, Gabriel me había pedido oficialmente que me casara con él con esa piedra de buen gusto. Y yo había dicho que no. Habíamos acordado vivir juntos porque yo le había dicho que todavía no estaba lista para ser una novia. Todavía estaba acostumbrándome a ser un vampiro. Todavía me estaba recuperando del matrimonio infernal de Zeb y Jolene. Y, ah sí, la creación de Gabriel tratando de asesinarme en mi propia casa. Necesitaba un descanso.

Gabriel me lo había pedido de nuevo hace unas semanas, y yo no estaba preparada. Y luego otra vez en mi cumpleaños, y yo no estaba lista. Entonces él me prometió no volver a preguntar hasta que estuviera lista. Y cuando lo dijo, de repente me sentí preparada. Y como un idiota porque había dejado de preguntarme.

Página 12

Esta petición no fue exagerada, no había un anillo escondido en el soufflé. Era la manera correcta para Gabriel de preguntarme si quería casarme con él. Y este era el momento adecuado.

Asentí. La tensión de Gabriel desapareció. Sonrió, metió las manos en mi pelo y me atrajo hacia sí.

Tuve dificultades con cierto pasaje ¿sabes? dijo deslizando el anillo en el dedo y besando la piel entre ellos. Lo intenté con todas las obras de Austen, pero todas expresaban los pedidos muy formales. Pensé que te gustaba la pasión de Edward. Y eso implicaba a una Jane, después de todo. El anillo es una copia del anillo de mi madre. Tomé la piedra de su anillo de compromiso y lo llevé a una tienda de joyas para hacer el aro de titanio.

¿Titanio? le pregunté.

Dick conocía a un tipo dijo.

Por supuesto que lo conoce.

Eres un poco dura con respecto a la joyería y, sabía que eso sería capaz de soportar el

¿El invierno nuclear?

Nunca se sabe contigo. Ceja levantada.

Me reí, lanzando mis brazos a su alrededor y tirándolo hacia atrás en el asiento para ponerme a caballo entre sus caderas. Olí su cuello, besando y mordisqueando mientras mis colmillos se alargaban. Le rocé la yugular haciéndolo estremecer y puso sus manos alrededor de mi cintura, acercándome más. Me acurruqué pasando mis dedos por el pelo negro como el carbón y echando la cabeza hacia atrás. Sus colmillos se alargaron cuando me sonrió. Sostuvo mi cara entre sus manos y me dio mi primer beso de prometida.

Tengo que decir que si hubiera sabido lo que me esperaba al ser una mujer casada, probablemente habría estado de acuerdo con el compromiso mucho antes.

Página 13

Se rio entre dientes, apretando el pulgar derecho en la punta de mi canino. Lo

dejé que perforara la piel. Mordisqueé mientras se movía debajo de mí. Una dulce gota de sangre de mi creador era como una sensación agradable y húmeda en otros lugares. Tirando de mi camisa arrastró sus labios sobre el borde de mi sujetador y arrancó la tira izquierda con sus afilados colmillos.

El presupuesto para la ropa interior se triplica cuando estás saliendo con un

no muerto.

Por cierto, no dijiste que sí murmuró tirando del otro tirante con los dientes.

Di un grito ahogado y su dedo pulgar se asomó por mi boca.

¡Lo siento! ¡Sí, sí, sí!

Es preocupante

¿tengo que darte una joya para poder oírte gritar sí, sí,

como lo has hecho hoy por primera vez? preguntó, oliendo mi cuello.

Así es. Es genial. Me reí.

Entonces ¿a quién deseas llamar primero? me preguntó¿tu madre? ¿Jenny? ¿Zeb y Jolene? Ah, o puedo llamar a Dick, actuando como si estuviera llorando porque dijiste que no. Hacerlo pensar que tiene que llevarme a una noche de beber y nada de hablar sobre nuestros sentimientos.

¿Esa es tu idea de una broma? le pregunté arqueando una ceja.

Se rio pasando la camiseta por encima de mi cabeza. Mi sostén cayó en

pedazos al suelo.

Creo que Dick pondrá cara de regocijo y de máxima vulnerabilidad emocional.

Por eso Dick gana todas las guerras de bromas le dije mientras me acomodaba de nuevo en la silla, mi peso sobre su pecho.

Página 14

¿Quieres llamar primero a tu madre o a Zeb?

Negué subiendo mi cara hasta su cuello.

No.

¿No?

A ninguno de ellos. En primer lugar, porque me gustaría esperar hasta que pueda decirle a tía Jettie. Suspiré, pensando con cariño en mi tía abuela fantasma y su novio, también muerto, Gilbert Wainwright. Y no sé cuándo regresará del lugar astral al que fueron ella y el señor Wainwright. Y segundo, porque quiero estar aquí contigo y disfrutar de la participación sin oír gritos histéricos o ser abrazada hasta la muerte o hablar conmigo para que no nos casemos en primavera, porque es imposible conseguir la combinación adecuada de tulipanes de temporada. Sólo quiero

Suspiré y froté el pecho desnudo contra su camisa de una forma nada virginal.

aprovechar.

Tú nunca haces lo que espero dijo, besando el anillo en mi dedo.

Admítelo, eso es parte de la atracción.

Sí que lo es. Suspiró . Pero le dirás a tu madre, ¿verdad? Yo pediré la bendición de tu padre. Pero creo que debes darle tú la noticia a tu madre.

Solté un bufido. La reacción de mi madre a nuestra convivencia prematrimonial incluyó gritos y gritos y amenazas de castigo. Mientras que lo peor que su madre le había hecho fue preguntarle por las sales aromáticas, Gabriel quedó marcado de forma permanente. Tuvo pesadillas toda la semana.

Así que estoy pensando

¿las Vegas la próxima semana? Podríamos jugar

un poco, nos casamos, tiramos a Dick de la cadena y regresamos el lunes sugerí.

No nos vamos a casar en una capilla sospechosa con un imitador de Elvis.

Página 15

Podríamos arreglarnos con un imitador de Barbra Streisand si te deja más cómodo.

Jane. Se rio con exasperación. ¿Realmente es así de la manera que te

quieres casar? ¿Huyendo como si nos avergonzáramos de nosotros mismos? ¿Eso es

lo que la pequeña Jane soñaba y esperaba?

La pequeña Jane pensó que tenía que casarse con Mark-Paul Grosselaar de Salvados por la campana en un castillo inglés. La pequeña Jane era un idiota.

menos a ese Mark -Paul dijo.

Y si quieres un viaje a Las Vegas, lo tendrás. Yo quiero que tenga s el tipo de boda

que te haga feliz.

Si quieres un castillo Inglés lo tendrás

Lo miré.

¿Qué pasa con el tipo de boda que a ti te hace feliz?

Quiero ponerme un traje y que me digan dónde esperar. Eso me haría muy

feliz.

 

Gemí.

¿Qué te asusta de planear la boda?

Todo está bien. Elegir las flores. El vestido. Los vestidos de las damas de

honor

Sí, espera, estoy deseando que llegue. La venganza será toda mía. Pero tomar

y luego ser sutilmente criticada por todas las mujeres de mi

familia. Y el hecho de que cada una de esas decisiones probablemente arruinará el matrimonio de alguien.

tantas decisiones

¿Arruinar la boda?

Cuando mi hermana quería casarse en el club de campo, la abuela Ruthie dijo que el matrimonio, para ella, quedaría arruinado si Jenny se casaba en cualquier lugar que no fuera la Iglesia Bautista. Los primos amenazaron con boicotearla si no permitía que hubiera niños. Nuestro tío-abuelo dijo que no vendría a la recepción si

Página 16

no servían Pabst Blue Ribbo 3 . La gente parece perder la cabeza cuando se trata de matrimonios. No se puede hacer feliz a todos.

Así que no lo intentaremos dijo Gabriel. Nosotros haremos lo que nos hace felices. Es nuestro matrimonio después de todo.

Me reí, presionando mis labios contra su cuello y la curva de su mandíbula mientras me hacía una rosca sobre él y deslizaba los dedos hasta la hebilla del cinturón para abrirlo.

Oh, eres tan ingenuo. Muy lindo, en realidad.

Estábamos muy contentos en nuestra burbuja (transparente) de compromiso-

secreto, hasta que tuve que abrir la tienda en la noche. Las cosas progresaban bien con Libros y Especialidades desde que reabriera a principios de año. Aunque para arrancar, nos apoyamos en refuerzos especiales como el Club del Libro Discutiendo

por la Nochey las reuniones de la sede local de Amigos y Familia de los Muertos-

Vivos para mantener las ventas online saludables. Entre eso y el tráfico dentro de la tienda, las facturas de la apertura, la luz y los proveedores fueron mucho menos dolorosas cada mes.

Hubo momentos que me sentía como un fracaso por no haber dejado Hollow. Es decir, sólo he vivido a pocos kilómetros de la casa donde crecí. Pero cuando era humana tenía buenas razones para quedarme. Mi familia, tía Jettie, la Biblioteca

Pública Half-Moon, donde dediqué la mayor parte de mis años adultos a ayudar a

los niños a encontrar libros que amaban. Y si me hubiera ido, no hubiera conocido a Gabriel. Probablemente todavía sería humana. Y claro, esa era la vida que debería haber tenido.

La vida en las grandes ciudades, los bebés y envejecer no eran mi estilo.

Aun así, Half-Moon Hollow es un lugar extraño para que un vampiro pase sus días. El estereotipo de la ciudad pequeña donde todos se conocen, o al menos se relacionan a través del matrimonio, es verdadero en muchos lugares, como en

3 Pabst Blue Ribbo: Un tipo de cerveza.

Página 17

Hollow. Los periódicos y teléfonos se han mantenido aquí por conveniencia, pero la corriente real de la información se transmite a través de las cocinas, salones de belleza y pasillos de mercado. Una visita al centro un sábado por la mañana significa la diferencia entre la ignorancia comunitaria y saber quién está en la cárcel, quién está embarazada y cuál matrimonio está al borde del desastre.

Como uno de los pocos vampiros reconocidos viviendo aquí en Hollo w, todavía estaba sujeta a chismes. Mis vecinos parecían divididos entre tenerme miedo o recordarme como la empollona de la banda que fue niñera de sus hijos. Lo podías ver en sus ojos algunas veces, el impulso inicial de la familiaridad y el afecto, justo antes de caer en cuenta que ya no era esa chica. Ya no era humana. La luz de sus ojos rápidamente se extinguía y sus brazos extendidos, que pretendían abrazarme,

acababan sólo en un apretón tímido de manos

Si tenía suerte.

Pero hice bastantes amigos en la comunidad sobrenatural para compensarlo. Amigos como Andrea y Dick, que ya habían llegado a la tienda en el momento en que abrí la puerta. Pero teniendo en cuenta los ruidos que oía, decidí darles unos minutos.

En serio, una vez entré en la oficina sin llamar Voy a vivir con eso para siempre.

y quedé marcada de por vida.

Organicé la correspondencia de ese día, archivé algunos papeles recién llegados y reabastecí las cápsulas de café. Encendí la máquina de capuchino y descubrí que estábamos sin leche descremada, lo que significaba que mi mochaccino tendría que ser con leche entera. Improvisé con un poco de O negativo y recé para que Andrea no me oyera jugar con su bebé”.

¡Jane!

No hubo suerte. Andrea entró corriendo en la habitación arreglándose el cabello rojo desordenado. La última vez que me encontró junto a la máquina de capuchino me lanzó a la cabeza un cráneo de cuarzo Maya que, si lo piensas, fue de muy mal gusto.

Recuerda, soy tu jefe dije levantando las manos en posición defensiva.

Página 18

¿Qué demonios es eso? preguntó Andrea señalando mis manos. Incluso en su estado furioso, Andrea era una de las mujeres más elegantes y estilizadas que he conocido. Yo solía decir que era como Grace Kelly, si Grace tuviera el pelo rojizo y una inclinación por relacionarse con pueblerinos bastardos. Y le buscaría el vestido de dama de honor más horrible que pudiera encontrar.

Mira, lo entiendo. Yo no soy tan buena encendiendo la máquina como tú.

No hay razón para estar tan molesta por eso. ¿Quieres un aumento de sueldo o algo así?

No es el café, ridícula, es ese pedrusco en tu mano izquierda. ¿Por fin Gabriel te golpeó y te torturó hasta que lo dijiste?

¿Me acabas de llamar ridícula? ¿Cuántos años tienes?

Ella bufó al mechón de pelo rojo que flotaba sobre su cara.

No pases por alto la pregunta.

Sí ¿ok? Le dije que sí. Nos vamos a casar.

Me preparé para el griterío y el momento de unión entre niñas. En cambio volvió la cara sobre un hombro.

¡Dick! gritóte debo cinco dólares.

Oí un fuerte ohvenir de la habitación mientras Andrea me abrazaba.

Sabes, deberías tomar más en cuenta mis apuestas cuando tomas decisiones sobre la vida.

¿Has apostado si estoy de acuerdo o no en casarme con Gabriel? exclamé golpeándole el hombro¿y sólo apostaste cinco dólares?

Dick entró en la habitación y sonrió diabólicamente con una foto de nosotros dos abrazados y hablando prácticamente con las narices pegadas.

Querida Penthouse, nunca pensé que algo así podría ocurrirme, pero

Página 19

cuando mi mujer super sexy me preguntó qué quería más que nada en mi cumpleaños

Andrea suspiró y dejó caer su cabeza en mi hombro en señal de derrota.

Ey, te casaste con él.

No tengo a nadie a quien culpar sino a mí misma murmuró mientras Dick se iba a arreglar un depósito.

Con una increíble mezcla de lealtad feroz y flexibilidad moral, Dick solía ser el chico que buscaba el equilibrio entre bastidores. Si necesitabas un iPad que sólo funcionara en los adaptadores europeos, era el hombre. Vivió así más de un siglo antes de caer en el amor verdadero por Andrea, la primera mujer que pudo transmutarlo, como el agua en vino. Andrea no aceptaba ninguna de las rarezas remotame nte encantadoras de Dick y, al parecer, fue lo que estuvo buscando todo este tiempo. Consiguió dar el salto de amor y vivir juntos. Y poco a poco fue cambiando sus camisetas y recuerdos obscenos de la serie Los Duques de Hazzardpor el apartamento pretencioso de Andrea en el centro. Era, de lejos, la cosa más astuta que había visto, y eso era algo.

Dile la otra parte de la apuesta. Dick se echó a reír reapareciendo con una botella de champán y tres vasos.

¿Cómo es que siempre pareces tener champán en las manos para las ocasiones especiales? le pregunté.

Lo escondo en tu refrigerador del cuarto de descanso dijo haciendo estallar el corcho y colocando sorbos generosos en cada una de nuestras copas, mezclándola con sangre sintética para hacer una mimosa inquietante.

Ninguno de los empleados bebe, así que es un lugar seguro. Ahora, mi querida esposa, dile a Jane la otra parte de la apuesta. Incluso te ayudaré a empezar. Si Jane le decía que sí a Gabriel antes de marzo, me dabas cinco dólares y

Andrea suspiró.

Página 20

podrías decorar la habitación con tus recuerdos de Los Duques de Hazzard.

Me estremecí con las burbujas de champagne que se metían por mi nariz. Dick y Andrea estaban ocupados con la renovación de la casa de la familia de Dick desde que Gabriel le había devuelto las escrituras meses atrás. Gabriel no la había dejado pudrir mientras estuvo bajo su cuidado desde el siglo pasado, pero no la había mantenido exactamente para vivir. Usando todos sus contactos ilegales, Dick estaba reuniendo la mano de obra y los materiales para modernizarla completamente incluyendo fontanería y cableado eléctrico, dejando la habitación a prueba de luz y adicionando una ducha lo suficientemente grande para la suite principal.

Decidí no pensar en la razón de una ducha tan grande.

Después de haber terminado la renovación de su propia casa, mi mejor amigo humano, Zeb, estaba ayudando a Dick con una parte del trabajo. Andrea sólo lo acompañaba y rezaba para que su versión de instalar cables eléctricos no quemara

la casa mientras dormían durante el día. Fuera de una ocasional sugerencia de color

hasta que le enseñó

en la pared o el suelo, Andrea había dejado la reforma a Dick sus planes para decorar la habitación.

Y significa que ya no es una habitación dijo Dick dándole un codazo. Ahora es

Una caverna de hombre dijo ella arrugando el rostro como si decir esas palabras le doliera.

Cubrí la risa con otro sorbo de champán. Dick puso su brazo alrededor de mis hombros.

Y ahora, mírate a ti flaca. Si Gabriel no te hace delirantemente feliz, voy a patearle el culo.

Asegúrate de incluir eso en el brindis de la boda. Me reí.

¡Oh, Dios mío! ¡La boda! gritó Andrea. ¿Cuándo? ¿Dónde es? ¿Qué

Página 21

pasa con tu vestido?

Gemí. Andrea se consideraba una autoridad en bodas de muertos-vivos. Ella

y Dick fueron la primera pareja vampiro en casarse legalmente en el Condado de

McClure. Hubo una ceremonia al aire libre en la noche, la primera reunión que Gabriel hizo en casa en más de cien años y la última antes de entregarle oficialmente las llaves a mi hermana Jenny. Esto le serviría para dos propósitos: calmar los sentimientos crónicamente sensibles de Jenny después de que se le negara su hogar ancestral en River Oaks y haberme dado una buena razón para invitar a Gabriel a vivir conmigo.

Andrea usó un vestido de época que encontró en internet. Yo ape nas convencí

a Dick para que no usara su camiseta de paleto y fui recompensada con no tener que

utilizar otro maldito vestido de madrina. Y ahora, gracias a su recién adquirida especialidad, Andrea haría sudar a mamá en materia de irritarme.

Bueno, Gabriel desechó mi plan de ir a Las Vegas, así que no tengo ni idea

le dije.

¿Me estás diciendo que recibió la oferta de una mujer que quería dejar toda

la basura de la boda y casarse con él en Las Vegas y la rechazó? Tengo que poner un

poco de sentido en ese chico dijo Dick sacudiendo la cabeza.

Cuando Andrea le frunció el ceño rápidamente añadió:

No es que no ame todo en nuestra boda, amor. El día más feliz de mi vida. En serio.

Andrea resopló y se volvió hacia la sección de ritual con velas. Me reí y acabé de joderlo.

Tienes problemas.

Cierra la boca tú murmuró antes de levantar la voz y decir con un gruñido de disculpa: Andrea, amor, no quise decir eso.

Dándome cuenta de que había dejado el móvil en la Big Bertha, mi

Página 22

camioneta, vieja pero de fiar, salí de la tienda con ese pretexto, dando saltos y silbando. Dick había logrado desviar a Andrea de su discurso Nuestra boda fue especial”, con buenas noticias. Después de revisar las ventas del último trimestre, se encontró con que Libros y Especialidades estaba mostrando un lucro por primera vez desde que mi antiguo jefe, el señor Wainwright, abriera hace sesenta años. Incluso con las cosas destruidas por su sobrino Emery, que invadía a cada rato la tienda, estábamos por encima de nuestras proyecciones para el trimestre. Gran parte del aumento se basaba en las ventas online, resultado del rediseño de la página web que hizo Zeb.

Y sí, le estaba dejando la contabilidad a Dick. Resulta que los tratos lucrativos calculados sin piedad en un oscuro callejón clandestino lo hicieron realmente bueno en matemáticas. Y ahora que sabía que dormía sobre una base permanente, confié en que no iba a robarme.

Caminé hasta mi vieja Ford de diez años y vi a Jamie Lanier nuestro repartidor de leche. Tenía estacionada su camioneta de leche Half-Moon en la esquina. Sonreí e incliné la cabeza a modo de saludo al mismo tiempo que abría la puerta del copiloto.

¡Hola señorita Jane! Saludó por encima de los auriculares que estaban estallando mientras descargaba el camión.

Me encogí con la palabra señorita. Indicaba claramente que Jamie todavía pensaba en mí como la anciana que solía cuidarlo a él y a otros niños cada verano. Vuelvo a decir, este es el lado negativo de vivir en tu ciudad natal. Los Gatitos de aquí tenían que empezar por algo y, por lo general, parecían niños de entre cinco y siete años con una sonrisa como si acabaran de comer sus panqueques.

Y Dios, bueno, Jamie era un Gatito. Tenía la apariencia del niño de la propaganda americana y probablemente lo habían usado como modelo para hacer muñecos. Y el color no era nada malo, una piel oliva bronceada y unos ojos que brillaban para mí bajo el marco de un pelo rizado, rubio oscuro. Era diez centímetros más alto que yo y luchaba contra la tartamudez, ruborizándose como una niña cada vez que estaba cerca de mí.

Página 23

¿Dije que estaba a punto de graduarse en la escuela secundaria? Lo que me convierte en la vieja más traviesa del mundo.

A Andrea le hacía gracia mi malestar. Cada semana, Jamie entregaba los productos lácteos para el desayuno, que, lo digo de nuevo, hacía que revalorara el hecho de tener amigos.

Me incliné dentro de la camioneta mirando el cargador conectado a mi móvil. Sinceramente era la única manera de encontrarlo la mayoría de los días.

Me volví al oír el sonido estridente de unos neumáticos. Al enderezarme, vi un viejo sedán negro oxidado con vidrios polarizados que circulaba por la calle, iba directamente al camión de Jamie. Avanzando desde la puerta trasera con la carretilla cargada de cajas, Jamie no tenía idea de que estaba poniéndose directamente en el camino del coche que se aproximaba.

¡Jamie! le grité.

Jamie se quedó inmóvil y se volvió justo al mismo tiempo que el auto lo alcanzaba. La defensa cromada lo golpeó en las rodillas con tanta fuerza que lo arrojó sobre el pavimento. Jamie apenas iba a soltar un grito cuando la cabeza pegó con un ruido repugnante contra el suelo. Grité de nuevo cuando escuché el sonido de los neumáticos pasando por encima de su torso y rompiéndole las costillas.

El coche giró en mi dirección. Me sentí paralizada, incapaz de ayudar a Jamie que sangraba en la calle. Miré las ventanas oscuras, tratando de ver la cara que había detrás del vidrio. Pero el rápido acercamiento del coche me puso en alerta. Agarré la parte superior de la puerta de Big Bertha y salté al capó justo en el momento en que el coche negro chocaba contra el lado del conductor. La puerta abierta se rompió y voló hacia la ventana de la tienda. Caí de pie sobre el capó mientras el vidrio se rompía detrás de mí. Mis tacones chirriaron en el techo de metal mientras me enderezaba para ver el coche retroceder a un palmo de distancia.

Derrapó cuando dio la vuelta en la esquina de Hesler Street y, a pesar de la grasa y la suciedad de la placa, pude leer una Y, un 7 al final, de una forma demasiado obvia para ser una coincidencia.

Página 24

Dick y Andrea corrieron, con Dick protegiendo a Andrea detrás de él.

¡Flaca! gritó Dick.

Llama al 911 grité saltando del techo y cayendo cerca del cuerpo arrugado de Jamie. Sus ojos estaban salvajes y desenfocados. Un hilo rojo fluía por su boca cuando tosía, débil y jadeante. Sus piernas estaban cruzadas de una manera extraña. Una gruesa piscina de sangre se extendía debajo de él empapando mis jeans cuando me arrodillé en el pavimento.

¿Jane? Duele gimió.

Jamie susurréaguanta ¿sí? Estamos llamando a una ambulancia. Vas a estar bien.

Dick, arrodillado a la izquierda de Jamie negó con fuerza.

Perdió mucha sangre. Siente la muñeca. Escucha su respiración. Oyes ese

ruido de aspiración húmeda. Hay mucho daño interno. Aunque la ambulancia ya

estuviera aquí

no lo conseguiría.

Dick me dio una mirada significativa y sus pestañas descendieron haciendo una pequeña mueca. Gruñí y murmuré para que sólo él pudiera oír.

No nos vamos a alimentar de él.

Vamos a transformarlo flaca dijo Dick exasperado.

Pero

Transfórmame murmuró Jamie con una voz grave y húmeda por las

burbujas rojas que se formaban en sus labios. Por favor. No quiero morir.

¿Transformarlo? Nunca lo había visto excepto en los recuerdos borrosos de mi propia transformación. Miré al vampiro mayor.

¿Dick?

Página 25

No, tú dijo Jamie. Su voz se desvanecía con cada palabra. Confío en ti.

Te conozco.

¿Debo llamar? preguntó Andrea sosteniendo el teléfono inalámbrico de la tienda.

Dick presionó el pulso de Jamie con los dedos y movió la cabeza. Se volvió hacia mí.

Jane, tenemos que hacer algo rápido.

Nunca he transformado a nadie. No sé qué hacer.

Dick me agarró la muñeca y hundió sus colmillos en mi piel. Grité viendo como la sangre manaba de la herida. Luego miré cómo apretaba la herida y abría la boca sin fuerza de Jamie. Una cascada de color rojo cruzó su barbilla y cayó silenciosa al pavimento. Mis ojos se abrieron cuando Jamie tomo mi muñeca y absorbió mi sangre con fuerza. Tomé la frente húmeda y el enmarañado cabello y deslicé mis piernas debajo de su espalda para dejarlo descansar sobre mí.

Estaba agradecida de que Jamie tuviera menos conflicto que yo cuando me habían transformado. No estaba indeciso, estaba bebiendo mi sangre como si hubiera nacido vampiro. Con cada tirón de mi sangre Jamie se relajaba un poco más, la tensión disminuía en sus miembros. Estaba llegando a la última fase, la muerte de su cuerpo humano.

Silbidos roncos llenaron la calle cuando Jamie luchó por respirar por la nariz.

Se

ahogaba. Ahogamiento en tierra firme, los pulmones dejaron de funcionar. Soltó

mi

muñeca, sin aliento, tratando desesperadamente de llenarlos. Me acordé de esa

sensación. No se puede pensar. Estás mal, consciente del dolor. Todo en lo que puedes concentrarte es en el vacío aterrador en tu pecho.

Shhh le dije en voz baja poniendo mi mano libre en su rostro.

Sus pálidos ojos verdes buscaron los míos, una garantía de respuesta. Le sonreí temblorosa.

Página 26

Esta parte no es fácil, pero va a terminar pronto. Cuando despiertes, serás como nosotros.

Puse mi muñeca que ya estaba sanando contra su boca, dejando que tomara otro sorbo antes de que sus ojos se cerraran. Sus brazos se aflojaron y cayeron a un lado. La cabeza cayó hacia atrás contra mi brazo.

Dick tocó mi hombro suavemente, estábamos de rodillas en el frío pavimento escuchando el corazón de Jamie. Hasta que dejó de latir.

Página 27

Capitulo 2

Traducido por Blanca20011983 y Princesa de la Luna Corregido por Vickyra

Bienvenido al mundo de la paternidad de los vampiros. Si estás asustado,

confundido y desorientado

Eso suena bien.

Crianza para estúpidos:

Guía de principiantes para Criar Vampiros Recién Nacidos

M e extendí en el sofá de la sala de descanso, con la cabeza de Jamie en mi regazo, sin saber qué hacer. Estaba exhausta, emocional y hematológicamente. La pérdida de sangre que se exige en la

creación de un vampiro requiere mucha del creador vampiro. Se dice que es la cosa más cercana a los muertos-vivos de dar a luz, cosa que suena muy mal.

En más de 150 años, Gabriel había creado sólo tres vampiros. Dos de ellos se

Tal vez es por eso que los

enfermaron y acabaron matando a todo el mundo

vampiros solo convierten a un puñado de vampiros a lo largo de su vida.

Mierda.

Me froté la mano por la cara y apoyé mi cabeza contra la pared. Afuera, podía escuchar a Dick usando una manguera para limpiar la sangre de Jamie en la calle. No habíamos hecho nada malo. Dick me aseguró que habíamos seguido los protocolos del Consejo en esta situación, pero aun así no era una buena idea tener un enorme charco de sangre en la parte delantera de la tienda. Era impropio.

Cogí el teléfono varias veces para llamar a la policía, pero Dick lo puso fuera de mi alcance y le dije que deberíamos esperar al Consejo. Enviamos a Andrea poco después de subir a Jamie a la tienda. Le dijimos que llevara el camión de entrega de nuevo a la industria láctea, y luego corriera a casa. No es que estuviéramos

Página 28

preocupados por el control de Andrea. Después de ser un donante de sangre durante años, alimento vivo -particularmente en menores heridos de muerte- no vinculados a su atención. Pero ver a Jamie ir a través del proceso trajo malos recuerdos a Andrea, cuya transformación por el descendiente psicótico de Dick había sido nada consensual y doloroso. Ella no hablaba de ello. Estaba tan feliz de despertar viva con Dick que no le importo mucho cuando fue transformada. Pero, Dick me dijo que tenía pesadillas sobre Emery transformándola. Soñaba con el dolor y la sangre y las oscuras sombras tirando de ella. Quería desenterrar las cenizas de Emery para yo poder matar a esa mierda de nuevo.

El rostro de Jamie estaba pacifico en la muerte. Se veía tan joven, sereno. Pero

cuando se despertase, su vida se convertiría en irreconocible. Estaría enojado, confundido. Yo no era tan estúpida como para pensar que era mi culpa. Yo no había hecho que el conductor viniera zigzagueando por la calle y golpease a Jamie. Y él me había pedido que lo transformase. Pero yo había sido llevada a un punto muerto en

mi vida cuando me transformé. Yo estaba sola, sin compromiso, adicta al trabajo ,

insatisfecha (recientemente despedida).

Jamie todavía tenía potencial. Su vida era digna de ser vivida. Él podría haber crecido, haber ido a la universidad, poner en orden un trabajo normal, haber hecho a una chica ridículamente feliz cuando le pidiese que se casaran. Podría haber tenido bebés y haberse emborrachado con otros jugadores de softbol de campeonato de la iglesia. Y ahora él estaría congelado para siempre a los diecisiete años. Perdería su identidad para siempre en su inusualmente larga vida.

Pensé en los padres de Jamie, en casa, sin darse cuenta de que la existencia de

su hijo había sido alterada de forma permanente. Mis padres celebraban el Año

Nuevo con los Laniers desde que tengo memoria. Ellos jugaban a las cartas y comían Chex Mix hasta el punto de entrar en una sobredosis de ajo mientras sus padres bebían leche con chocolate bautizado. Normalmente recibía el año nuevo de Dick Clark en la habitación con Jamie y su hermana.

Ellos me odiarían cuando se enterasen de lo que había hecho.

Oí el timbre de la puerta principal. Ophelia Lambert, la jefa de miedo y para

Página 29

siempre adolescente de la división local del Consejo Empresarial Mundial para la Igualdad de Trato de los muertos vivientes, invadió la tienda, seguido por su grupo de antiguos lacayos. Ophelia, que tenía una inclinación por la ropa temática y los llaveros personalizados, llevaba una falda con una chaqueta de punto de lavanda combinando atado ceremoniosamente alrededor de sus hombros.

Ophelia había supervisado mi proceso por varios asesinatos al azar y los incendios provocados en el primer año que se me había transformado, y ella asustaba mucho, a pesar del hecho de que me había considerado inocente y optó por no condenarme a muerte. Pero Ophelia parecía encontrar mis locuras divertidas y tomó un interés particular cada vez que estaba en conflicto con las políticas del Consejo.

No podía concentrarme lo suficiente para grabar el resto del grupo que se alinearon en un semicírculo alrededor de mí intimidante. Había una rubia llamada Sophie, que tenía la cara sin arrugas y brillante tanto perturbador como hermoso, el hombre improbablemente llamado Waco Marchand, a quien alguien podría reconocer como la estatua conmemorativa de la Confederación en el centro de Half -Moon Hollow, y, finalmente, el fino y malhumorado Peter Crown, que nunca me

había gustado

O cualquier persona por lo que yo pude ver.

Me quedé en silencio, con las manos en el regazo. Dick se había puesto a mi derecha, su mano en mi hombro.

¿No hay protestas de inocencia? Ophelia preguntó, haciendo una mueca para el adolescente herido y con sangre en mi regazo. Negué con la cabeza. Muy bien. Explícate.

Respiré.

Se trata de Jamie Lanier. Él es un chico de la zona. Él estaba haciendo su

ni el coche disminuyo

entrega de leche, y la velocidad

dio la vuelta a la camioneta, y él no vio

Al ver que yo no sería capaz de ofrecer mucho más, Dick intervino, explicando sobre el conductor imprudente y el alcance de las lesiones de Jamie.

Página 30

La mirada cristalina de Ophelia no dudó en buscar en mi cara.

¿Y qué te llevó a transformarlo? ¿Será que nos quedamos hambrientas al ver a la pobre víctima del accidente?

Me pidió que lo transformara. Le dije, mi voz un poco más firme de lo que debería haber sido, dadas las circunstancias. Él no quería morir.

Ophelia miró a Dick, solicitando confirmación. Él asintió con la cabeza.

Dick me ayudó. Me mostró cómo. Le dije. Le di tanta sangre como pude antes, antes que se durmiera.

Los miembros del Consejo se miraron y comenzaron su conversación silenciosa con las contracciones de diversos gestos de labios y ojos. Peter Crown me miró con desprecio, pero fue en realidad más amable que su expresión habitual.

Me aclaré la garganta.

Entonces, ¿cuál es la magnitud del problema en el que estoy?

Ophelia se encogió de hombros, indiferente.

No, al menos una vez, parece que se ha comportado correctamente.

La miré fijamente, aturdida.

Lo siento, ¿qué?

Sophie, de la que traté de permanecer lejos después de que ella había buscado en mi cerebro usando sus talentos psíquicos especiales de detector de mentiras, sonrió cálidamente hacia mí. Claro, ella sonrió de esa manera antes de utilizar sus talentos especiales, así que me inclinó un poco hacia atrás en el sofá.

En serio, Jane, debes relajarte. Actuaste admirablemente. Me imagino que incluso la comunidad humana apreciaría tus esfuerzos. Nosotros, por supuesto, entraremos en contacto con las autoridades humanas y les informaremos de la muerte del joven señor Lanier.

Página 31

Asentí con la cabeza.

Mientras Waco, que siempre tenía una actitud caballerosa de abuelo conmigo me dio una palmadita cariñosa en mi cabeza, Peter me miró feo. Me senté como una piedra, sin saber qué responder. ¿Dónde estaban las no tan sutiles amenazas? ¿El menú de las posibles graves consecuencias? ¿Los insultos afilados de Ophelia sobre mí está distraído y / o mi armario?

Esta es la parte donde agradeces. Ophelia dijo, levantando una ceja.

Gracias. Le respondí a ella.

Vamos a trabajar en tu entusiasmo y sinceridad en otro momento. Dijo con una sonrisa irónica.

Dale un respiro, Ophelia. Waco murmuró.

Dadas las circunstancias, lo está haciendo muy bien. He oído que tu primera transformación como creador no fue tan limpia y organizada.

La gran cosa sobre las personas bien compuestas como Ophelia es que cuando finalmente llegas a ellos, el breve destello de ira en sus facciones llega a cegar con irritación. Ophelia se puso de pie y se alisó la falda con sus manos.

Bueno, estoy segura de que te gustaría volver a casa y empezar a arreglar el nido, por así decirlo. Sólo tienes tres días para prepararte para su nueva llegada.

Casi se me cae Jamie de mi regazo.

Lo siento, ¿qué?

El labio Ophelia se convirtió en una gran sonrisa.

Tu nueva creación, vivirá contigo. Es tu responsabilidad ayudarle a hacer la transición al mundo de los vampiros. ¿Gabriel no explicó la dinámica creador - creado cuando te levantaste?

Sí, pero básicamente le dije dónde guardarlo y viví como quería.

Página 32

Y mira donde llegaste. Peter respondió.

En otras palabras, felicitaciones. Sophie chirrió. ¡Es un niño!

¿Estás siendo sarcástica o sincera en este momento? Exigí. Porque, sinceramente, no lo sé.

Sophie me dio una rápida inclinación de cabeza.

Un poco de ambos.

Increíble. Me quejé, para el deleite de Peter.

Sophie me entregó una bolsa de regalo negra llena de muestras de botellas con sangre sintética, toallitas quitamanchas, radio reloj con GPS que seguía los movimientos del sol, protector solar FP- 500, los suplementos de hierro con lo que parecía ser una bebé vampiro en la etiqueta, y una copia de: Progenitor para el

estúpido: una Guía para criar vampiros recién nacidos. Bueno, eso fue todo. Ni una

empresa de éxito en mi vida, la muerte u otra, había comenzado con una canasta de regalo.

En serio, ¿quién publica estas cosas para nosotros? Exigí, sosteniendo una copia de Progenitor para el estúpido. Miré a Dick, que parecía tan perplejo como yo estaba con los acontecimientos que se desarrollaban en la habitación. ¿Esto es normal?

Dick hizo una mueca, mirando Ophelia con cautela.

No es anormal. Pero normalmente, si el Consejo no se siente cómodo con la restricción del vampiro recién transformado, asumen la tarea de cuidar de ellos.

Bueno, este es un caso inusual. Ophelia admitió. Jamie tiene diecisiete años. Él es un menor de edad. No puede vivir solo, a menos que se emancipe, que el Estado no permitirá bajo la existente ley de derechos de los vampiros. Y ciertamente no podemos dejar que se vaya a casa con sus padres. Jamie necesita a alguien que está acostumbrado a trabajar con gente joven. Jane tiene esta experiencia de su antigua profesión.

Página 33

Jamie no está en mi programa de la biblioteca desde que dejó de leer esos libros Capitán Calzoncillos. Le dije. Ophelia me dio una de sus miradas patentadas de ¿por qué sigues hablando? Suspiré. ¿Por cuánto tiempo?

Hasta que él esté listo para vivir solo. Ella dijo, dando a Jamie una mirada especulativa. No te preocupes, voy a pasar por aquí a menudo para comprobar su progreso. Como ya sabes, tus modos siempre me mantienen entretenida, Jane.

Lo sé. Dije. Peter en realidad se rió entre dientes, era la primera vez que le oí expresar cualquier tipo de humor.

Bastardo.

¿Qué pasa con los padres de Jamie? le pregunté.

La junta directiva envío un representante a la casa de los Laniers para explicar lo que pasó. Sería mejor si ellos no saben dónde está en estos momentos. No habrá contacto con ellos hasta que el Consejo organice una visita supervisada con su hijo.

No enviará a Peter, ¿verdad? le pregunté. Porque la noticia será mejor recibida si se la da alguien con, mmm, ¿sentimientos?

¿Estás diciendo que soy insensible? Peter habló sin emoción.

Me gustaría utilizar las palabras desprovisto de la leche de la bondad

humana, pero sirve insensible.

Waco resopló, pero lo cubrió con una tos.

Voy a visitar a los Laniers, señorita Jane. No te preocupes, voy a suavizar el

golpe.

Asentí con la cabeza. Tal vez era más fácil conseguir tan malas noticias de un tipo que se parecía a coronel Sander.

Probablemente no.

Página 34

¿Qué pasa con el coche? le pregunté.

Ophelia se encogió de hombros.

¿Qué coche?

El coche que golpeó a Jamie. ¿No quieres saber quién lo causó?

Ophelia hizo un gesto desinteresado de la mano.

Probablemente fue un ser humano borracho, como tú dices, golpeó y salió corriendo. Sería una cuestión de la policía humana, si deseas informar. Pero si recuerdo bien, tú y la policía local no juega bien juntos.

Tuve que dar el brazo a torcer. La última vez que tuve contacto con la SD Half-Moon Hollow, yo había preguntado a uno de los policías si sería cómodo tener su cabeza metida muy profundamente en uno de sus propios agujeros. Registrar un reporte de persona desaparecida para Andrea fue más difícil después de eso.

¿Jane? Gabriel corrió a la tienda y entró en la sala de descanso.

Ah, la entrada dramática del amante. Ophelia balbuceó.

¿Qué pasó? Exclamó Gabriel, obviamente confundido al ver a un adolescente en mis piernas. ¿Estás bien? ¿Estás herida?

Empecé a pensar en la idea de tener que explicar la situación de nuevo, y Ophelia giro los ojos. Murmuró instrucciones a Dick, y el resto del Consejo salió de la habitación.

Lo mejor es llevarlos a casa, Gabe. Dick le dijo mientras levantaba a Jamie de mi regazo. Te lo explicaré más tarde. Jane se mantiene hasta ahora, pero está cerca de explotar como nunca antes he visto.

Sentí a Gabriel estremecer se a mi lado, y, sin embargo, deje mis labios crujir cuando sentí un codazo en el costado. Deslizó sus brazos debajo de los míos y me sacó fuera de la tienda. Dick colocó cuidadosamente a Jamie en la parte posterior del

Página 35

Big Bertha y corrió hacia el lado del conductor. Lo vi instintivamente alcanzar el pomo de la puerta del lado del conductor, que se encontraba en un hormigón arrugado. Me eché a reír ante lo absurdo del gesto. Una oleada de náuseas y fatiga pasó a través de mí, y la risa se fundió en una risa histérica de poner -tus-manos-en las rodillas.

Sintiendo eso, Gabriel me llevó a su propio coche. Él me puso en el asiento del acompañante, y me recostó en el asiento, limpiándome los ojos.

No quería que esto ocurriera. Murmuré mientras arrancaba. Nunca quise que nada de esto sucediera, pero siempre hay algo que me parece coger por sorpresa y me muerde en el culo, ¿no es así?

Me atrajo hacia sí y me besó en la sien.

Esta vez, vamos a asumir lo mejor de cada uno e ir con la corriente.

Murmuró. Nos ahorraríamos tiempo suficiente

Y las pistolas paralizantes.

Con eso, mi novio me llevó a casa con mi cabeza situada en su rodilla.

Eso es lo que pasaba cuando estabas saliendo con un chico que te salvó de un tiro en una zanja. Había una cierta cantidad de drama que se esperaba de su relación.

Gabriel y yo tuvimos lo contrario de la primera cita. Tuvimos un encuentro casual. La versión corta es que yo fui (injustamente y sin ceremonias) despedida de la biblioteca, en lugar de recibir mis beneficios de desempleo, acabe recibiendo un cheque regalo para emborracharse en Shenanigans. Conocí a Gabriel, sobrio, y comencé el coqueteo. Mi coche murió en el centro de reinserción social. Me vieron caminando a casa borracha a través del pueblo, Bud McElray, me confundió con un ciervo y me disparó. Me dejaron en la cuneta muriendo, sólo para ser encontrada y convertida por Gabriel.

Pero cuando cuento esta historia en público, Gabriel tuvo que transformarme debido a las lesiones que sufrí mientras rescataba a los huérfanos de una camioneta rota y en llamas.

Página 36

Gabriel finalmente rastreó a Bud McElray y se tomó la revancha irónica en

mi nombre, obligando a Bud a ir a un sitio de caza y luego empujar un árbol sobre

él para que su muerte pareciera un accidente. La muerte de Bud y el posterior debate

sin tapujos sobre ello es uno de los episodios más oscuros de nuestra relación. No

muchas parejas pueden decir que consumaron su amor después de romper una mesa

de café.

Pusimos a Jamie en el cuarto de huéspedes, la misma habitación en la que Andrea espero para despertar. Tenía la esperanza de que esto no se convierta en un hábito. Yo no quiero empezar un albergue para vampiros en crisis.

Después de haber sido golpeada, sangrar, haber tenido una conmoción cerebral, electrocutada, estuve inconsciente gran parte de la transición de Andrea. Nunca me di cuenta de lo aburrido que fue. Sin contacto con mi familia y almacenar sangre embotellada y ropa cómoda para mi nueva vida, no había mucho que hacer fuera de pintar las uñas de los pies. Y Dick. Eso le enseñará a no dormir en el sofá.

Zeb trajo una selección de cómics y videojuegos de su colección personal para mantener entretenido a Jamie post- ascensión. Andrea y Dick gestionarían la tienda porque me parecía mal estar lejos de casa en ese momento. Gabriel y yo caminamos mucho de un lado al otro.

La segunda noche, estábamos un poco locos. Para ayudar a pasar el tiempo, Jolene trajo a los gemelos, Joe y Janelyn. Se convirtieron en accesorios constantes en River Oaks desde que Gabriel y yo fuimos nombrados como las únicas niñeras confiables que Jolene y Zeb conocían. (Andrea y Dick sirven como suplentes.) La Mama Ginger fue dejada de lado después de que llevo a Janelyn a perforar las orejas

sin

discutir esto con sus padres. Y luego estaba el desafortunado episodio de la familia

de

Jolene, que Zeb muy a su pesar se refería únicamente como el Incidente del cerdo

grasiento.

Nuestra voluntad evidente para supervisar a sus hijos, junto con el hecho de que vivían en el área de River Oaks, significaba que eran visitantes frecuentes. Fue tan bonito tener los niños corriendo alrededor de la vieja casa, dado que la oportunidad para el desorden y lloros serían escasos por los próximos siglos. Había

Página 37

muchas rutas para desviar las reglas de los vampiros no pueden tener hijos”. Además, siempre era divertido ver a Gabriel con mis ahijados. Él siempre estaba rígido y formal con ellos hasta que nos fuimos a la habitación y oímos ruidos sospechosos de una conversación de bebés. Por supuesto, cuando volvimos nos encontramos con él leyendo el informe sobre el mercado de valores, como si se tratara de los hermanos Grimm.

Fue fascinante ver a los nuevos padres trabajar. Jolene y Zeb maniobraban una máquina bien engrasada. Si Joe necesitaba una botella, Zeb tenía una lista antes de que Jolene pudiera alcanzarla. Si Janelyn necesitaba eructar, Jolene había puesto el pañal en el hombro de Zeb antes de que pudiera poner al bebé en la posición correcta. Los cambios sincronizados de pañales eran elegantes mismo siendo malolientes, con un ballet de calidad en ellos.

Algunas noches parecía que estaban en algún tipo de maniobra militar, ellos

contra los bebés. No vamos a dejar que nos vuelvan locos. No nos van a derrotar. Vamos a tener sexo de nuevo algún día.

Jolene se había relajado bastante. Las pequeñas cosas que solían terminar en brazos no le molestaban más. Creo que una vez que una mujer empujó fuera de su cuerpo dos objetos del tamaño de un melón, sin medicación, la perspectiva de que la familia de su marido no le gustase no importaba mucho.

Estábamos acomodados, como tantas otras personas cuando llegan a la treintena. Sólo había tardado un poco más para Dick y Gabriel llegar allí. Pasamos semanas en mi casa, viendo películas, los bebés dormían arriba en el antiguo vivero. Se podría pensar que para un montón de criaturas sobrenaturales le resultaría aburrido como el infierno, pero después de dos años completos de sangre, dolor, secuestro y muerte, una tranquila noche de cine se ve bastante escandalosa.

A veces quedaba maravillada en como habíamos llegado a adultos, y entonces Dick recitaba un poema épico de dieciséis estrofas sobre penes, y yo pensaba mas en eso.

Mientras los niños estaban jugando en el suelo de la sala, Jolene comparó este

Página 38

tiempo interminable de espera a esperar un bebé que va a nacer. Todo el mundo estaba emocionado y ansioso, pero los detalles son inciertos y están fuera de nuestras manos.

¿Tú y Gabriel han hablado de lo que va a pasar cuando Jamie ascienda? Jolene preguntó, jugando con su pelo.

Una vez más, me pregunté por qué me rodeé de las mujeres que eran mucho más hermosas que yo. Ciertamente, tenía algún tipo de auto-derrota psicológica de trabajo en el presente pliego. Jolene era hermosa en una forma exótica que casi me intimidó cuando la vi por primera vez cuando comenzó a salir con Zeb. Tenía un rostro ovalado perfecto, con pómulos altos y rizos salvajes, de una docena de diferentes tonos de marrón. Mi único consuelo era que cuando abrió los carnosos labios de color rosa, sonaba como Lulú de Hee Haw.

Para ser honesta, la mayoría de los chicos no se preocupan por esto.

Gran

parte

del

tiempo,

nos

quedamos

mirándonos

el

uno

al

otro,

preguntándonos dónde demonios nos metimos esta vez admito.

Bueno, básicamente se están convirtiendo en padres. Déjame decirte, eso cambia la relación.

Pero tú has tenido dos niños a la vez. Tu perspectiva es un poco torcida. Quiero decir, ¿cuántos problemas puede causar un adolescente? Jolene me miró por un momento antes de quejarme. Estoy tan jodida. Maldita sea, Jolene

Creí que querías mi opinión.

Bueno, no si traes la realidad junto con ella la miré mal cuando llegué al teléfono que estaba sonando, sabiendo que era mi madre antes de cogerlo.

¡Oh, Dios mío!, ¿has oído lo que pasó con el pobre Jamie Lanier? Mamá preguntó sin decir hola primero. Ella regresó a su método de llamar. Sin saludos desde que Andrea me delató por haber rechazado la primera petición de Gabriel. Él estaba trabajando, entregando la leche y fue atacado por un vampiro. Carol Ann

Página 39

Reilly dijo que le sacaron del camión hasta que le drenaron hasta secarlo y lo transformaron.

Resoplé un suspiro.

¡Eso no es lo que pasó!

¿Qué?

Me aclaré la garganta.

Quiero decir, no es así como sucede, madre. Los vampiros no atacan a extraños al azar y los transforman.

¡Oh, Dios mío!, lo sé, le dije a Carol Ann que con la sangre embotellada y los donantes voluntarios, no tienen que atacar a la gente y arrastrarlos a sus vehículos como en las películas. En realidad, yo quería que esa mujer viniera conmigo a un par de reuniones, ella tiene una mente tan cerrada.

Me mordí el labio. Pero con la audición de lobo de Jolene, ella se echó a reír libremente.

El Consejo Vampiro envió a alguien para decirle a los pobres Rosie y Jeff lo que pasó. Y lo peor es que el Consejo no les dijo dónde está. Su propio hijo muerto y ellos no pueden verlo.

Sentí un nudo en la garganta cada vez mayor. Por favor, por favor, por favor,

no dejes que mi madre note que dejé de hablar, recé. Eso siempre demuestra que hay algo que no estoy contando.

Ellos están tan divididos al respecto. Mamá continuó: Fui a visitarlos, por supuesto, para llevarles una cacerola y decirles acerca de los amigos y familia de muertos vivientes. Y no vas a creer la multitud de gente que había allí. Es como un funeral sin cuerpo. De cualquier manera, yo estaba pensando que tal vez podrías ir a visitarlos, Jane y mostrarles que esto no es el fin del mundo. Ellos siempre pensaron muy bien de ti, querida. Creo que sería una gran ayuda.

Página 40

Sentí la misma punzada caliente y aceitosa que siempre sentía cuando estaba a punto de mentir u omitir detalles muy importantes a mi madre. ¿Cómo podría mirarla a la cara y contarle lo que hice? Después de su impacto inicial a causa de mi transformación, siempre había ignorado los aspectos más sangrientos del vampirismo como algo que tenía que hacer. ¿Seguirá pensando eso? Ella volvería a su antigua forma y pensaría, ¿acaba de perder el control de su sed de sangre y se hizo un almuerzo de Jamie? Me aclaré la garganta, deseando que el gran bulto hubiera desaparecido.

No sé si esto es una muy buena idea ahora mamá. Técnicamente, ellos están de luto. Y probablemente no van a querer ver vampiros hasta que vean a su hijo.

Creo que no le estás dando demasiado crédito, Jane

Mamá, confía en mí en eso.

De acuerdo. Con un suspiro y sin saber de algo sobre la familia y la aceptación, mamá fue a temas más ligeros. Mi hermana Jenny quería saber si quería unirme a su libro de recuerdos de la materia que estaba administrando en su nueva tienda. Y esta vez lo decía en serio, de una manera amable, no se burlaba. Mi abuela Ruthie Wilbur y su novio vampiro se preparaban para un fin de semana en Hot Springs, que era un escenario que no quisiera imaginar, nunca. Mi padre había terminado un borrador de un libro sobre vampiros históricamente notables de Half- Moon Hollow, lo había escrito con la ayuda de Gabriel y Dick.

Después de varios intentos para retirarme de la conversación finalmente convencí a mi madre que Fitz se estaba ahogando con un juguete y tenía que rescatarlo con una maniobra de Heimlich canina. Colgué el teléfono y enterré mi cara entre las manos.

Si sigues haciendo esto te quedarás con arrugas. Dijo Jolene.

Le sonreí.

Ah, se me olvidaba, tú nunca conseguirás tener arrugas. Perra. Pero puedes tener rasguños graves a causa de esa mierda. ¡Wow! Esta es la primera vez que puedo

Página 41

verla derecha. Cogió mi mano más cerca para inspeccionar. Muy buen trabajo, Srta. Jameson. Entonces, ¿por qué tu madre no está aquí ahora, hablando sobre los detalles de la boda?

Hmm… —Me di cuenta que era la primera vez que hablaba con mi madre desde que me comprometí y no había pensado en decírselo. No había pensado en nada más que mi futuro inmediato. De repente, las noticias sobre mi compromiso no parecían tan abrumadoras. Más que nada, quería que Gabriel hubiera aceptado mi propuesta de matrimonio oculto porque estaríamos casados ahora. Tuve la sensación de que no me gustaría pensar en planes de boda para mucho tiempo. Por supuesto, si hubiéramos hecho ese viaje improvisado a Las Vegas, aquel conductor loco habría golpeado a Jamie sin vampiros alrededor para ayudarle. No nos gustaría volver de nuestra luna de miel, para ir a su funeral.

Mientras meditaba en esto, Dick y Gabriel regresaron a la cocina, con Zeb y Andrea en sus talones, todos con una expresión uniforme y extraña de necesitamos hablar urgentementeen sus rostros. Arqueé una ceja, pero esto se debió principalmente a la forma en que Dick sostenía a Joe colgado de los tobillos, mientras que el bebé reía histéricamente. Jolene suspiró, recuperando su descendencia al revés y abofeteando en la nuca a Dick.

Es por eso que ustedes son los sustitutos. Ella dijo.

Gabriel se aclaró la garganta.

Jane, te conozco, estás todavía en estado de shock a causa de la transformación de Jamie pero esperábamos que estuvieras lista para hablar de algunas cosas.

El tono formal me trajo una sonrisa a mis labios.

¿Por ejemplo?

Gabriel y Dick intercambiaron una mirada incómoda, haciéndome gritar.

¡Dejen de hacer eso! Te lo juro, me gustaba más cuando ustedes dos estaban

Página 42

tramando uno contra otro, no contra mí. ¡Hasta pronto!

Jane, fuiste casi atropellada por un coche. Tal vez fue un accidente, pero creo que podemos estar de acuerdo que hay noventa por ciento de posibilidades de que sea intencional. Dijo Gabriel.

¿El noventa por ciento?

Hice los cálculos. Andrea me confirmó. El número de ocasiones en las que fuiste herida como resultado de accidente o bromas mal calculadas, lesión en la espalda intencional

El punto es, no vamos a esperar a que el problema te encuentre otra vez. Dijo Gabriel. Esta vez, me dejarás utilizar todos los recursos a mi disposición para encontrar a esa persona y detenerla.

Estoy de acuerdo dije, asintiendo.

Él arqueó una ceja.

¿No vas a protestar?

No, creo que estás lidiando bien con el problema. No voy a hacer todo lo que nos separe o arrastre este problema. Si tienes que quedarte conmigo en la tienda mientras yo estoy trabajando, vamos a establecer una oficina allí. Caray, yo te arreglaré tu propia línea para el fax. Si piensas que tenemos que cerrar la tienda durante un tiempo, podemos hacer esto. Déjame saber lo que puedo hacer para que esta situación sea más fácil para ti.

Frunció el ceño y suspiró.

Ahora no es el momento para el sarcasmo, Jane.

¡No estoy siendo sarcástica!

Así que no tengo ni idea de cómo responder.

Tú me besas y me dices que todo estará bien.

Página 43

Él me besó.

Todo va a estar bien.

Bueno.

Creo que vomité un poco en mi boca. Zeb se quejó.

Skinny, ¿tienes alguna idea de quién podría estar detrás del volante de ese coche? preguntó Dick. Tú has dicho que se volvió en tu dirección después de ver a Jamie. ¿Crees que es posible que fueras el objetivo y Jamie sólo el daño colateral?

le dije. En realidad eso esta zumbando en mi cerebro desde que Jamie exhaló su último suspiro. Y después de un par de años, realmente tenía un sistema para tamizar a través de la lista de sospechosos cuando algo sucede. Pero, sinceramente, no creo tener enemigos, incluso en ese momento. Quiero decir, yo no hice nada a nadie últimamente. Y yo no creo que tenga nada para complacer a alguien. Esto es por lo general lo que me pone en problemas. En primer lugar, estuvo Missy, la agente de bienes raíces que quería mi casa para convertirla en un condominio de vampiros hortera. Y además, Esther Barnes, la psíquica que intentó echar a perder el cerebro de Zeb y evitar su matrimonio con Jolene. Y por supuesto, Jeanine. Pero en todos esos casos yo había hecho algo para molestar a alguien.

¿Qué pasa con las damas de la Cámara de Comercio? preguntó Zeb.

Bueno, sí, ellas conspiran contra mí, pero Courtney Legal dice que los planes son hechos para hacer de Jane, una marginada social que sufrirá una muerte solitaria, sin dinero, y deplorable. Creo que se trata de la sustitución de todos mis anuncios a las bibliotecas.

¿Los enemigos locales del vampiro?

No, no puedo ver a ninguno de ellos que tenga problemas conmigo

Yo apreté los labios y miré

específicamente. Si hay alguien que va después de especulativamente por Dick.

Página 44

¿Qué? Exigió.

Ah, nada.

¿Los ex-empleados?

La Sra. Stubblefield se está secando en un centro de Rehabilitación en Bowling Green.

¿Otra errante de Gabriel?

Él me prometió que no hay otros murmuré, entrecerrando los ojos hacia

él.

Gabriel le dio un codazo en el estómago a Dick.

Idiota.

Dick se echó a reír y desvió un segundo golpe de su amigo de la infancia.

¿Has notado cómo a muchas personas no les gustas? preguntó Jolene. Tu abuela Ruthie, mis tías, la señora Stubblefield, psíquicas viejas.

¡Ohh! Dijo Zeb. ¿Y qué pasa con esas chicas que insultaste en el bar e hiciste llorar de la escuela secundaria? acabo de verlas en comunión. Esto probablemente debe haber suscitado algunos sentimientos.

No creo que estés ayudando aquí, Zeb. Dick dijo, palmeándole el hombro.

Y yo no hice llorar a esas chicas. De forma general, respondí a sus maldades de la misma manera. ¡Me provocaron!

¿Cada vez? preguntó Andrea.

No hubo tantas veces. Insistí.

Andrea miró a Zeb, quien asentía.

Página 45

Sí, hubo dijo.

¿Y qué pasa con los asesinos pagados por tu abuela Ruthie? Jolene sugirió.

sorprendentemente plausible gruñí. Mira, a lo largo de los

años, mi humor natural y la huella de la honestidad perversa puede haber llevado a herir algunos sentimientos y guardar algunos rencores de larga data. Pero en general,

soy una persona muy agradable.

Eso es

Todos ellos parecían morder sus labios al mismo tiempo para no reírse.

¡Los odio a todos! exclamé.

Me alegro de que estén tomando todo lo que dicen en serio. Jolene dijo con su mejor tono maternal.

Nadie tuvo la decencia de parecer avergonzado.

Ok, por lo que la lista de sospechosos es larga y un poco vaga. Dijo

Andrea. La pregunta es, ¿cómo podemos evitar que Jane

sus seres queridos y colegas

golpeados, tener un shock, ser quemados, u otra forma de agresión de fuerzas anónimas, pero increíblemente determinadas?

Y por extensión, a todos

reciban un tiro, sean apuñalados, envenenados,

No dejarla trabajar sola en la tienda. Gabriel sugirió.

La ponemos en un hábitat para vampiros herméticamente sellado. Dijo

Dick.

Contratamos a dos de mis primos más buenos para venir aquí durante el día y mantener un ojo en el lugar. Añadió Jolene.

Evitamos pistolas, revólveres, cuchillos, veneno, pistolas paralizantes, porras para que ella no se lastime dijo Zeb.

Todas estas son buenas sugerencias le dije. Excepto la de meterme en

Página 46

una jaula de hámster para vampiros. Pero Gabriel tiene razón. Estoy cansada de esperar a que los problemas me encuentren. Estoy cansada de tener miedo de que suene el teléfono y que pueda significar que uno de ustedes ha recibido daño. Estoy cansada de mantener mi cabeza en la arena. Entonces voy a utilizar un enfoque más proactivo.

Nosotros dijeron a coro.

En lugar de sentarme a la espera del próximo incidente, me

Nosotros ellos me corrigieron otra vez en coro, lo que daba un poco de

miedo.

Vamos a tratar de encontrar a la persona que conducía el coche. La placa estaba sucia, pero me las arreglé para obtener un número parcial. Jolene, ¿tienes primos que trabajan en DMV 4 ?

Me siento insultada de que me lo preguntes. Ella aspiró, sacudiendo al bebé en su regazo. Tengo tres.

Anoté una descripción del coche, modelo y la placa parcial y se lo entregué a

Jolene.

¿Podemos organizar una pizarra, igual que en La Ley y el orden 5 ? preguntó Andrea.

Dick asintió.

Estaba pensando en camisetas oficiales que digan: Prevención contra el asesinato de Jane.

El equipo parecía dispuesto a romper y tomar sus tareas individuales, mientras que Gabriel levantó las manos. Yo apreté los dient es y esperé al discurso inevitable que podía resumirse como creo que deberíamos mantener a Jane encerrada e

4 Departamento de vehículos motorizados. 5 Serie de televisión americana.

Página 47

ignorante de su propia protección. En lugar de eso, Gabriel dijo:

Me gustaría presentar una objeción formal al plan de ir después de la confusión. Creo está mal asesorado y muy probablemente al menos uno de nosotros nos haremos daño. Pero también soy lo suficiente inteligente como para reconocer que es un gesto vacío y ya que harán lo que quieran de todos modos, yo podría muy bien embarcarme en esto también.

Balbuceé.

Ahh, me conoces tan bien. Le di un beso en sus labios fruncidos y tensos.

Sabes, tú podrías hacer que me acostumbrara a alguien tratando de matarme, pero eso hiere mis sentimientos cada vez.

Página 48

Capítulo 3

Traducido por Blanca20011983 Corregido por Noebearomero

Los vampiros recién nacidos son impredecibles. Cosas útiles para tener a mano:

sangre embotellada, cadenas de plata y un oso de peluche.

Crianza para estúpidos:

Guía de principiantes para Criar Vampiros Recién Nacidos

n el tercer día, insistí para que Jolene, Zeb y los niños, se

mantuvieran alejados. En realidad, yo les pedí que dejaran su casa

en la vereda de mi propiedad y visitaran la casa de Jolene por una

noche. No todos los vampiros ascendían sanos, y yo no quería que la familia de Zeb se convirtiese en un daño colateral por el recién nacido Jamie.

E

Dick, Gabriel y yo nos sentamos en la cocina, mirando el techo, como si pudiéramos ver la habitación donde Jamie estaba descansando. Alrededor de la medianoche, hubo un zumbido a lo largo de mi espina dorsal. Era como si yo pudiera oír al cuerpo de Jamie recuperando su ritmo, una ola de energía que lo reanimaría, ya que los impulsos de la sangre y los impulsos eléctricos habían desaparecido hacía tres días.

¿Tú también lo sientes? techo con temor.

le pregunté a Gabriel, que estaba mirando el

Él negó con la cabeza. Fruncí el ceño.

¿Esto es una cosa del creador? le pregunté. ¿Tú me sentiste cuando ascendí?

Es un privilegio único. Me dijo Gabriel. Garantiza que estés presente cuando tu creación asciende. En algunos casos de creaciones particularmente

Página 49

difíciles, ese instrumento rastreador será útil a largo plazo.

Voy a fingir que no estás hablando de mí. Le contesté.

Dick puso una mano en mi hombro.

Flaquita, despacio, ¿ok? Ten cuidado, los recién nacidos son complicados. Y él es un recién nacido adolescente. Está con el doble de las hormonas. Imagínate cómo debe haber sido Ophelia cuando ascendió. Gabriel se aclaró la garganta de esa manera Cierra tu maldita bocaque había perfeccionado hace muchos años. La expresión de mi cara hizo carraspear a Dick para que me calmara. Estoy seguro de que todo irá bien. Nada de qué preocuparse. Sube.

Rodando los ojos, subí en silencio, de dos escalones a la vez con los chicos detrás. El cuerpo de Jamie estaba quieto y frío en la cama, pero se podía sentir el murmullo de corriente a lo largo de su piel. Me senté en la cama y con cuidado comencé a desabotonarme la camisa para que pudiera tirar del cuello hacia un lado.

¿Qué estás haciendo? preguntó Gabriel, mientras Dick parecía estar debatiéndose entre la risa y la búsqueda desesperada de algo en la moldura.

Querrá comer. Le dije. No quiero un buffet de gente del pueblo.

¿Y por eso te quitas la camisa?

No voy a quitarme la camisa. Estoy haciendo que el acceso a mi cuello sea más fácil. Le dije. Gabriel hizo una mueca. ¿Qué? Así fue la primera comida que tuve fue contigo. Pensé que así era cómo funcionaba.

Pero puede tomar sangre embotellada protestó Gabriel.

Creí que habías dicho que la primera alimentación es un sacramento.

Eso fue antes de saber que saldría de ti.

¿En serio? Exclamé. ¿Esto es un debate versión vampiro sobre amamantar?

Página 50

¿Y si él se alimenta de tu brazo? Dijo Gabriel. Es un poco menos personal.

Gabriel, estoy tratando de entender muy bien tu punto de vista aquí, pero estás a un par de sílabas de molestarme.

Gabriel levantó las manos en un gesto de derrota.

Muy bien, sólo voy a quedarme aquí atrás. Mirando. Atentamente.

Hice una señal de silencio y sentí a Jamie moverse a mi lado. Sus párpados se abrieron y saltó como si acabara de despertarse de una pesadilla. Él parpadeó un par de veces, adaptándose sus ojos a la increíble visión vampiro, clara y nítida. Lentamente se sentó, estirando sus músculos recientemente formados.

Los no-muertos eran, en general, más atractivos que antes de transformarlos. Incluso los vampiros que no eran convencionalmente atractivos en la vida, tenían un poco de brillo sexy después de la muerte. Mientras mantuvieran la higiene básica, continuarían de esa manera. Jamie, que ya había sido bendecido en el departamento de las apariencias, ahora tenía una distintiva injusta ventaja. Los ojos eran más oliváceos, de color verde jade, y ahora se destacaban claramente en su piel suave. Sus labios carnosos entreabiertos con dientes anormalmente blancos. El niño glamour seguía allí, pero cubierto por algo más peligroso, más atractivo.

De repente, sentí los ojos de Gabriel sobre mí, y si yo hubiera podido haberme puesto colorada, mis mejillas habrían sido del color de la remolacha. Me aclaré la garganta y mantuve mi voz baja y suave.

Jamie, ¿cómo te sientes?

Como si hubiera sido atropellado por un coche. Murmuró. Miró de nuevo, dándose cuenta de que la voz femenina a su lado no era en realidad su madre.

Jamie agarró la sabana y la atrajo hacia su pecho.

¿Señorita Jane?

Página 51

Jamie.

Observó la habitación rápidamente, vio a Gabriel, y se fue al otro lado de la cama. Estuvo a punto de caer, pero sus reflejos le ayudaron a detenerse justo antes de que su peso lo empujara por el borde. Hizo una especie de giro que lo dejó de pie. Sus ojos adquirieron una especie de mirada vidriosa de pánico, y empezó a jadear. Pude ver la comprensión cruzando su rostro.

Él no necesitaba respirar.

Jamie, voy a necesitar que mantengas la calma.

¿Calma? ¿Qué me está pasando?

¿Qué es lo último que recuerdas?

Él se mordió el labio inferior.

Uh, yo estaba trabajando. Conduje la camioneta a su tienda. Usted me saludó y me sonrió. Recuerdo haber pensado lo que me gustaba esa blusa en usted

porque era, uh

y él reconoció inmediatamente su posición más baja en el tótem de la habitación

Sus ojos se destacaban. Usted me llamó, y yo me volví, vi el coche rumbo a mi

dirección

Gabriel se aclaró la garganta, Dick miró con advertencia a Jamie,

Eso fue todo.

El coche te atropelló. Te atropelló y se fue. Estabas sangrando, y había mucho daño interno. Estabas muriendo, y me pediste que te transformara.

Jamie se frotó su nuez de Adán y tragó, una señal de que la sed se estaba formando en su garganta.

No me acuerdo. Recuerdo la sensación de no querer morir, pero eso fue todo. ¿Así que soy un vampiro ahora?

Genial.

Página 52

Mi frente se arrugó.

En serio, ¿eso es todo? ¿Esa es la suma total de tu respuesta?

Sí. Se encogió de hombros.

Estamos hablando de un cambio total de tu estilo de vida, nuevos horarios, dieta nueva, nuevas reglas, nuevo estilo de vida. ¿Y tu respuesta es genial?

Voy a ganar un abrigo largo y negro como ese tipo, ¿Ángel? Ohh, o de Spike.

A mi hermana le encanta ese programa.

Tanta MTV y Twitter realmente entorpecen tus respuestas emocionales, ¿sabes?

Una nota de verdadero temor, de preocupación se deslizó en su voz.

Espere, ¿mis padres saben que soy un vampiro?

Asentí.

Alguien del Consejo, el órgano de gobierno de los vampiros, fue a tu casa

la noche que moriste.

¿Qué quiere decir con la noche que he muerto? ¿Cuánto tiempo he estado

fuera?

Se necesitan tres días para ascender como un vampiro.

¿Me perdí tres días de escuela? gritó. ¿Sin ser liberado? Voy a estar expulsado del equipo de baloncesto. ¡Oh hombre, mi padre me va a matar!

Estoy segura de que morir cuenta como una ausencia justificada.

¿Estaban enfadados? preguntó. ¿Estoy castigado?

No.

Ellos

enfadados

contigo.

estaban

enojados

porque

te

lesionaste.

Pero

no

estaban

Página 53

¿Puedo verlos?

No por algunos días. Tenemos que asegurarnos que tú, uh, eres seguro para estar cerca de los seres humanos. Es un poco peligroso para ti estar alrededor de la gente en este momento. Y sé que odias hacer daño a alguien. Tendrás que acostumbrarte a comer y todo el asunto de la sed de sangre, antes de que podamos dejar que te acerques a transeúntes inocentes.

Oh, hombre, ¿por qué tenías que hablar de comida? Tengo hambre. Él gimió, frotándose el abdomen. Bueno, no tengo hambre, en realidad, pero sed, mucha sed. Como si hubiera estado en el desierto durante días. ¿Esto es normal? preguntó con la voz distorsionada mientras sus colmillos se extendían y golpeaban contra el labio. ¿Qué es esto? Puso su mano sobre su boca. ¿Qué mierda es esto?

Esos son tus colmillos. Le dije. Es una respuesta perfectamente normal a tu hambre.

Oh, Dios mío. ¡Esto es tan vergonzoso! Me siento como si tuviera que caminar con un cuaderno grande cubriéndome la cara.

Me reí, pero Gabriel preguntó:

¿Por qué es tan divertido?

¿Cómo puedo hacer que desaparezcan, señorita Jane?

Bueno, en este momento los necesitas. Pero vamos a trabajar en el tema de retraerlos. Quedémonos tranquilos y calmados, te voy a acompañar en tu primera comida, ¿ok?

¿Va a ser repugnante?

Toma un tiempo acostumbrarse. Le dije. Pero no es un gran problema. ¿Estabas avergonzado cuando te servía aquellas crepes con caras sonrientes?

Estoy avergonzado de que tenga que hablar de eso ahora dijo Jamie,

Página 54

lanzando una mirada a Dick y Gabriel.

Bueno, esto es similar. Es sólo el desayuno. Ahora, voy a poner mi muñeca en tus labios, y haz lo que creas que debes hacer, ¿ok?

¿Le haré daño? me preguntó, mirando mi brazo con miedo.

No, si no quieres hacerme daño. Le aseguré. Ahora, sólo hay que poner tus colmillos en la piel y muerde.

Me parece que no puedo

No quiero.

Tal vez deberíamos probar con sangre embotellada ofreció Gabriel.

Le lancé una mirada.

¿Lo vas a mimar, o quieres un vampiro completamente funcional que no vaya a vivir en nuestro sótano durante treinta años?

¿Qué?

Aquí, Jamie, te voy a ayudar con esto de nuevo, pero la próxima vez, lo tienes que hacer por ti mismo. Me mordí la piel delgada de mis venas, haciendo una mueca por el ruido, y le ofrecí a Jamie. Lamió tímidamente sobre la herida y la sangre que se acumulaba en mi piel. Podía oír el gruñido detrás de mí de Gabriel. Jamie tomó el bocado y sacó sangre de la herida con facilidad. Sus manos envolvieron mi brazo, y se inclinó sobre mí, apoyando su espalda en mí. Se relajó, acariciando la piel de mi brazo de una manera que claramente no era platónica.

Mordiéndome el labio, miré a Gabriel y Dick. Mi novio parecía estar debatiéndose sobre si dejaba que me encargase de la situación o lanzaba a Jamie por la ventana, mientras que Dick estaba luchando contra la risa histérica a mi costa.

Jamie, ya es suficiente. Dije, usando lo que esperaba que fuera una buena imitación de la voz de mi madre de se razonable Jane.

Jamie gruñó y tiró de mi brazo posesivamente. Movió sus caderas hacia mí, y

Página 55

mis ojos se abrieron. Jamie tenía un problema. Bueno, no era un problema. Era un problema perfectamente normal.

Abrió los ojos y siguió mi línea de visión a la tienda de campaña en sus pantalones. De inmediato se apartó y agarró una almohada para cubrirse.

No estaba preparada para vivir con un adolescente.

Lo siento dijo él, haciendo una mueca.

Hm, sucede reconoció Gabriel, y sutilmente se movió más cerca de la cama para ayudarme a levantarme de ella. No dejes que suceda cerca de Jane. No es apropiado.

¿Quién eres tú? exigió Jamie a Gabriel.

¿Quieres experimentar un poco de sangre embotellada ahora? le pregunté, eliminado la vergüenza por pura fuerza de voluntad. Es necesario acostumbrarse a alimentar ambos sentidos. Si deseas alimentarte de seres humanos, ésta es tu elección. Pero mientras que estés viviendo conmigo, voy a pedirte que te quedes con la dieta no-violenta.

Jamie aceptó el Tipo 0 ofrecido de un trago, y palideció.

Estoy bien

Espera, ¿voy a vivir contigo?

Sí, te he convertido, así que yo soy responsable de ti. Como un padre

adoptivo. Si haces la locura de comerte un autobús lleno de monjas, voy a estar en serios problemas. Así que, si soy seria contigo o parece que estoy siendo irracional, es sólo porque tú no has entendido las reglas todavía. Y estoy tratando de

La versión vampírica irónica/dolorosa

mantenernos a la vez lejos del Juicio Final de la pena de muerte.

Los ojos de Jamie observaron la habitación, comprobando sus nuevos aposentos. Considerando que era mi habitación cuando yo estaba con Jettie de pequeña, todavía tenía un papel con rayas de color de la menta y una cama con dosel, no pensé que quedaría terriblemente impresionado.

Página 56

¿Cuánto tiempo voy a estar aquí?

Hasta que estés listo para vivir solo.

Pero ¿qué pasa con la escuela? exigió, con la voz rota. ¿Trabajo? ¿Béisbol? ¿Universidad?

Sinceramente, no lo sé. Tal vez cuando estés listo, podemos pedir a Ophelia organizar algunas clases particulares por lo que aún puedes graduarte con tu clase Suponiendo que estás dispuesto a tener una ceremonia nocturna. ¿Y la universidad? tal vez dentro de unos años puedes intentarlo. Desde la Revelación, la mayoría de las escuelas han añadido clases nocturnas a sus horarios. Sé que probablemente estás confiando en becas de béisbol, pero yo te puedo ayudar con la matrícula. Me siento un poco responsable de la misma. Lo siento, Jamie. Sé que esto es mucho para asimilar. Confía en mí, que he estado allí. Tienes que centrarte en que estás vivo, técnicamente hablando. Y una vez que dejes de pensar en todo a lo que renunciaste, ser un vampiro será bastante increíble.

¿Como qué? exigió.

Bueno, eres súper fuerte, por ejemplo, como los atletas que usan sustancias ilegales mil veces. ¿y eso que hiciste para no caer de cara? No se puede comparar a lo que puedes hacer en relación con el equilibrio y la agilidad. Puedes correr más rápido de lo que nunca imaginaste. Y algunos vampiros ganan talentos de bonificación extra.

¿Como cantar?

Dick se echó a reír y murmuró algo acerca de karaoke”, que era una clara referencia a la última vez que estuvieron en la bodega como un grupo y me cantó una versión particularmente triste de El amor es un campo de batalla”. Gabriel trató de aclarar su garganta cubriéndose la risa, pero fracasó. Les hice una mueca.

No, como Gabriel, que puede alterar la memoria humana. Es útil cuando necesitas alimentarte de tus vecinos y que se acuerden de haberse pinchado en el cuello con un tenedor durante una barbacoa.

Página 57

Wow. Hablaba con admiración. ¿Qué puedes hacer?

Puedo leer la mente.

Jamie me miró sorprendido, lo que me hizo pensar acerca de lo que había

pensado en el último minuto.

Sólo las mentes humanas. Le dije. Pero yo trato de no husmear en los

cerebros de las personas. Es muy grosero. Todavía no puedo leer a los vampiros, a

menos que me esté alimentando de ellos. Y eso sucede generalmente cuando Gabriel

y yo estamos

Olvídalo.

Quiero ver. Dijo Jamie.

Fruncí el ceño.

Gabriel y yo no vamos a hacer eso delante de ti.

No, quiero ver qué tan rápido y fuerte soy. ¿Puedes llevarme por ahí? Yo

sólo quiero correr o algo así. ¿Por favor? Parece que he estado durmiendo durante

días.

Miré hacia arriba y vi a Gabriel mover la cabeza.

No estoy seguro de que sea una buena idea, Flaca añadió Dick, lanzando

miradas nerviosas en mi joven protegido.

Jamie me mostró sus grandes ojos verdes de cachorro, y sentí una extraña

sensación de fusión en el pecho. Gemí. Esto no era un precedente saludable para

definirlo, él me convenció por ser adorablemente patético.

Por favor me rogó. Tengo algunas preguntas para ti, y son algo

particulares.

¿Qué tipo de preguntas? preguntó Gabriel.

De tipo particular respondió Jamie.

Página 58

Con incertidumbre, hice mi clásico levantamiento de ceja a Gabriel, lo que

significaba, por el amor de Dios, por favor dime qué hacer.

Gabriel se encogió de hombros.

Es contigo. Eres una Creadora ahora.

Esto es decididamente inútil Le dije.

Idiota Jamie tosió en falso en su mano.

Me volví hacia mi nueva transformación y le di una mirada fulminante

Realmente, ¿diste una tos falsa y dijiste idiota a mi novio? ¿Qué viene ahora? ¿Un estornudo de perra?

Dick se rió por lo bajo. Me volví hacia Dick.

Debí dejar que lo transformaras tú. Me volví a Jamie y le puse un dedo en el pecho. Ok, pero al primer signo de tornillos sueltos en el autobús de las monjas, te voy a romper los tobillos como Kathy Bates en Misery. Él me dio una mirada en blanco. Suspiré y traté de pensar en una tortura de referencia más reciente en el cine. Voy a aserrarte el culo. Se rió. Lo digo muy en serio. Harás lo que yo diga, cuando yo diga, o no serás capaz de caminar durante una semana.

Miró sorprendido por un momento, luego asintió.

Lo creas o no, mi madre solía decir lo mismo antes de ir a Walmart con

Daisy.

Genial. Me reí mientras tocaba su camiseta ensalzando las virtudes del Festival Sur de Libros. Cálmate, esta es su primera vez.

Trotamos por las escaleras con Dick y Gabriel pisándonos los talones. Me detuve en el porche, olfateando el aire, tratando de sentir a los seres humanos que podrían cruzarse en nuestro camino. Jamie estaba mirando el cielo, protegiendo sus ojos sensibles de la luz de la luna. Él flexionó sus manos, se maravilló de cómo el

Página 59

tendón y el hueso se movían bajo la piel. Sonrió y me miró como un niño dando sus primeros pasos.

¿Estás listo? pregunté.

Jamie estaba estirando sus brazos por detrás de sus hombros de forma provocativa, diciendo con claridad que él no me consideraba un rival deportivo.

¿Qué pasó la primera vez que saliste?

Traté de comerme a mi mejor amiga

Se congeló con sus brazos sobre su cabeza, y frunció el ceño.

Bueno, voy a tratar de no hacerlo entonces.

Me reí y di unos pasos rápidos hacia el pasto. Jamie me alcanzó rápidamente. Mi niño pequeño corría, era algo digno de contemplar. Cómo alguien podía ser tan voluminoso, ágil y ligero de pies, era un misterio. Corrimos a lo ancho de mi tierra, saltando colinas cubiertas de hierba por ninguna otra razón que gusto. Jamie gritó cuando aterrizó un poco inestable en sus pies y, a continuación, bordeamos un viejo cobertizo que mi bisabuelo solía usar para encerrar ciervos.

¡Esto es genial! gritó arrojándose de espaldas en un salto mortal y caminando sobre sus manos en el césped.

Me senté en un tronco caído y observé. Con una sonrisa preocupada en las comisuras de mi boca.

Puedo ver todo, cada cráter de la luna, cada rama de cada árbol. Puedo oler todo, desde hierba aplastada bajo mis pies, hasta el olor de tu piel. ¿Alguien te ha dicho que hueles como el melocotón y canela?

Calma ahí le dije con firmeza.

No, eso es sólo ese olor clavado en mi mente, probablemente porque fue lo último que olí mientras moría. Ese olor significa seguridad, significa casa, que es

Página 60

probablemente un extraño instinto vampiro, ¿eh? Él continuó como si no le hubiera advertido por su comportamiento inapropiado: ¿Cómo nunca oímos hablar de estas cosas cuando hablaban de vampiros en las noticias? Todo era Sea respetuoso

y prudente al aproximarse a un excéntrico muerto no vivo. Nadie dice los vampiros son como superhéroes. ¡Pídale a uno de ellos que salte desde un edificio alto en un solo salto!

Porque los vampiros estarían extremadamente molestos si los humanos hicieran eso. Medité.

Lo que sea. Si vuelvo a ir a la escuela, voy a convencer al director para que me deje continuar jugando al béisbol. Podríamos ganar con mis nuevas habilidades. Dijo saltando de nuevo y ejecutando varios mortales hacia atrás. Sin embargo, vamos a tener que jugar por la noche.

Bueno, de todos modos, puede ser que te dejen en el equipo de porristas. Me reí mientras corría por el campo.

¡Hey!

Sólo estoy bromeando. Si te dejan ir a la escuela, iré a cada juego y voy a usar uno de esos grandes pins embarazosos con tu foto en él. Su rostro se dividió en una gran sonrisa llena de dientes. ¿En serio?

Verdad. Alguien tiene que mantenerte fuera de los aperitivos de la cancha. Los Half Moon Howlers pueden no soportar la pérdida si fueras estacado por los espectadores enojados.

Graciosa. Frunció el ceño, finalmente parándose para sentarse a mi lado. Entonces, ¿vas a decir algo acerca de las reglas? Probablemente deberíamos hablar de ellas ahora. Nada de lo que es increíble viene sin un inconveniente. Como los esteroides, o salir con una chica con un padre loco.

¿Cuánto sabes de nosotros? le pregunté. Desde nuestro origen en la historia, la razón de por qué salimos del ataúd, ese tipo de cosas.

Página 61

Bueno, yo estaba en la escuela primaria durante la Gran Revelación, y mis padres no me dejaban ver las noticias porque tenían miedo de que me diera pesadillas.

Gracias por recordarme de nuevo lo joven que eres. Suspiré. Ok, nadie sabe de dónde vinieron los vampiros. Casi todas las culturas tienen algún tipo de vampiro en su folclore. Yo podría aburrir te hasta las lágrimas, describiendo las tradiciones eslavas procedentes de las creencias más populares, probablemente propagadas por los gitanos cuando viajaron a la India y Egipto. Pero es tu primera noche, así que te sobra. Hay un montón de libros en la biblioteca que debes tener en cuenta, de todos modos.

Jamie palideció ante la mención de la lectura, pero mantuvo un silencio respetuoso.

Continué.

Los vampiros lo tuvieron muy bien durante casi dos mil años, escondiéndose en las sombras, bebiendo hasta saciarse, pareciendo todos hermosos y sin edad. Y entonces este impostor idiota, el consultor Arnie Frink, fue transformado y exigió a su jefe horas de trabajo nocturno, amparándose en las leyes estadounidenses de discapacidad. Después que el tribunal determinó que Arnie no estaba loco o respirando para lo que importaba, Arnie tuvo sus horas de la noche, un establecimiento precioso, y una entrevista con Barbara Walters. Los vampiros estaban mostrándose, queriendo o no. Probablemente recuerdes a todo el mundo corriendo con pánico, comprando Kits de Defensa para el hogar contra vampiros en WalMart, haciendo cruces con estacas en el patio de las barracas. Los vampiros estaban entrando en pánico también, formando el Consejo Mundial Para La Igualdad Del Trato De Los Muertos Vivientes, haciendo intentos de formar un frente ante los gobiernos de todo el mundo, tratando de mantener a raya a las multitudes. Pero me di cuenta de que te resulta igual de molesto a ti viniendo de mí, así que sólo voy a referirme a la Guía Para Un Recién Muerto-Vivo. Se trata básicamente de una guía de supervivencia para los vampiros recién convertidos. Es necesario memorizarlo, partes de ella pueden llevarse en el bolsillo.

Jamie gimió al pensar ante la idea de llamar a su casa, así que pasé a temas

Página 62

más interesantes.

Las reglas son muy simples. La cosa más importante que tienes que recordar es: el sol es malo. Eso te va a matar. No hay argumentos, no hay negociación. Vas a ser un pequeño montón de polvo. Yo intenté usar protector solar SPF 500 una vez, pero terminé con graves quemaduras en mis manos porque me olvidé de proteger los pliegues entre los dedos. El dolor no se puede describir. Lo evitaría totalmente en la medida de tu capacidad.

Ok, pero ¿qué pasa con las estacas, cruces, balas de plata y todo eso? Porque creo que una pistola con balas de plata sería muy impresionante para la autodefensa. Me gustaría ir con un abrigo negro.

Suspiré, y me prometí a mí misma mantener a Jamie y Dick separados tanto tiempo como fuera posible.

Somos alérgicos a la plata. Imagínate meter la mano en un avispero y obligarte a escuchar a Wiggles 6 mientras que los pequeños bastardos te pican repetidamente. Hizo una mueca. Sí, duele. Y si eres dosificado con mucho de eso, tus capacidades curativas se sobrecargan, y puedes tener una versión vampírica de shock anafiláctico.

¿Eh?

Suspiré, recordándome a mí misma que estaba tratando con una persona

joven.

¿Alguien en tu escuela es alérgico a los cacahuetes?

Él asintió con la cabeza.

La cara de Tiffany Scott se hincha y se pone morada si se acerca a la mantequilla de maní. Ella tiene que sentarse en una mesa especial en la cafetería.

6 The Wiggles es una banda de Sídney, Australia, que está especializada en música destinada a niños en edad preescolar.

Página 63

Pues lo mismo.

Esto es genial.

Me aclaro la garganta.

Déjame ver, estaca de madera en el corazón, la decapitación, el fuego todo es fatal. Conseguimos ver nuestros reflejos. Las cruces no son gran cosas, a menos que tú y Dios tengan algunos problemas no resueltos. Entramos en casas sin ser invitados, pero podemos ser acusados penalmente si lo hacemos, entonces no vamos a probarlo.

¿Podemos convertirnos en murciélagos?

Lamentablemente, no.

¿Ajo?

Vetado, pero no es dañino.

¿Y el sexo?

Traté de mantener la expresión más neutra posible.

¿Qué tiene?

¿Puedo tener?

Esa es tu opción.

Jamie se acercó a mí y puso su mano en mi muslo. Corrí y me alejé a una distancia que no me pondría en algún tipo de lista de observación.

No, no, no. Así no es como funciona.

Pero dijiste que Gabriel es tu creador, y tú estás

con él.

Estoy con él porque él es mi novio y mi prometido ahora.

Página 64

¿En serio?

Reflexioné sobre si estaba más sorprendido porque iba a casarme, o por casarme con Gabriel. Asentí.

Él sólo pasó a ser mi novio después de transformarme. No tiene nada que ver con esta cosa del creador.

Pero, ¿qué pasa si quiero enamorarme?

Me encogí de hombros.

Una vez que te hayas establecido, puedes salir con quien quieras, siempre y cuando haya un adulto consintiéndolo y no hagas nada anatómicamente comprometedor en mi casa.

Esto le dio un brillo en sus ojos, de repente estaba muy agradecida de que Jamie no pudiera embarazar a nadie. No habría látex suficiente para contener aquel brillo.

Tienes que tener cuidado con los humanos, Jamie. Dije, con tono amable. Los papis no serían felices de encontrarte rodando en el asiento trasero con sus hijas, no vas a estar más feliz ahora que tienes colmillos. Y aunque que un disparo de escopeta no te va a matar, va a doler como el infierno. Y no quieres hacerles daño a las niñas también. Eres un chico guapo. Podrías romper un montón de corazones.

Él me sonrió y puso su mano en mi rodilla.

Gemí.

Lo entendí mal, ¿eh?

Sí, y tu mano continúa todavía sobre mi rodilla. Suspiré. Esto lo resuelve. Vamos a tener que mantenerte lejos de Dick Cheney.

¿El vicepresidente?

Página 65

Oh, tenemos que hablar.

Página 66

Capítulo 4

Traducido por Blanca20011983 Corregido por Noebearomero

Habrá eventos externos que pueden distraerte de tus tareas como creador.

Solamente deja a tu creación con vampiros de confianza. Bajo ninguna circunstancia dejes

solo a tu pequeño con un ser humano, a menos que desees resolver casos de homicidio

por negligencia, con grandes cantidades de dinero.

Crianza para estúpidos:

Guía de principiantes para Criar Vampiros Recién Nacidos

J amie demostró ser tan enérgico e inquieto como cualquier bebé recién nacido en su primer día en casa después del hospital. Ninguno de nosotros descansó hasta que el último borrón de cielo nocturno fue

quemado por el sol y él se desplomó en la habitación de invitados.

Después de unas horas preciosas de sueño irregular, estaba teniendo un sueño muy extraño. En primer lugar, un hombre corpulento con un pelo rizado desordenado estaba de pie delante de River Oaks, gritando y agitando los puños. Entré en su mente, pero todo lo que conseguí eran olas de odio, pesar, rabia y arrepentimiento, tonos de rojo y naranja alternados. Me aparté de la masa furiosa de pensamientos. Mi mente, en el extraño sueño, estaba dentro de una casa, mi abuela estaba en la esquina, y se enojó, diciendo cosas horribles de mí. Yo era una decepción para mi familia. Yo era una ladrona. Yo era una usurpadora. Su voz era una niebla fría que se arrastraba por el suelo, en mi cama, envolviendo mi cabeza mientras los insultos estaban más cerca de casa. Era anormal e incorrecto. Fui yo quien debería haber muerto. Yo era una perra, manchando la casa de mi familia con mi perverso amante muerto.

Por desgracia, era prácticamente el mismo discurso de Navidad.

Página 67

En el momento exacto que el sol se deslizó detrás del horizonte, el teléfono

sonó. Gabriel gimió y rodó lejos. Todavía aturdida, alcancé el teléfono y manipulé el mando a distancia para elevar las cortinas a prueba de sol. Un crepúsculo púrpura encantador se filtró a través de las ventanas, mientras mis ojos se acostumbraban. Parpadeando, cogí el teléfono y oí un bufido desigual en la línea.

Querida Jane, tengo malas noticias.

Un poco más despierta, puse el teléfono más fuerte en mi oído.

¿Madre? ¿Qué pasó?

Jane, tu abuela Ruthie murió.

Me senté, tirando de la colcha conmigo y tirando a Gabriel de la cama.

¿Qué?

Oh. Gabriel murmuró en el suelo.

Tu abuela murió esta tarde. Lo siento, cariño.

No, no, lo siento mamá. ¿Estás bien? ¿Qué pasó?

Mi mente se fue directa al novio de mi abuela, Wilbur, que nunca me inspiró

confianza. Los cuatro maridos de la abuela Ruthie y su ex novio, murieron en circunstancias sospechosas, como un camión de reparto a gran velocidad, un recluso mordiendo el interior de la garganta, una alergia previamente desconocida de la famosa tarta de fresas y ruibarbo de la abuela Ruthie, un choque por rayos en el campo de golf, y una dosis de Viagra mal calculada. Así que cuando se emparejo con un ghoul (una versión triste del vampirismo, tan débiles que apenas están calificados como inmortales) con una historia marital semejante, dije (lo suficientemente fuerte para que toda la familia me oyera) que era sólo una cuestión de tiempo antes de que uno de ellos apareciera muerto. Aunque Wilbur básicamente era un Splenda de los vampiros (una imitación débil e ineficaz de lo real) mi apuesta estaba en la abuela Ruthie. Hice una apuesta con Dick relacionada con la posibilidad de que ella fuera medicada por botulismo.

Página 68

Wilbur y la abuela Ruthie parecían muy felices juntos, aunque creo que cuando no sabes cuando tu compañero puede facilitar su salida de esta vida, se añade una cierta cantidad de especias a la mezcla de adrenalina.

Extraño.

Tu abuela tuvo un ataque repentino en la reunión del Club de Jardinería. Ella estaba gritándole a Bitty Tate por tener el descaro de poner sin permiso en la puerta del Ayuntamiento clavos de difuntos en las macetas patrocinadas. Y simplemente cayó de rodillas.

Eso no sonaba natural para mí, pero no creo que ayudara hablar de eso. Parecía que por primera vez, mi madre tenía una razón legítima para estar agotada, hacer exigencias y tener ataques de histeria. Pero ella parecía muy tranquila. Su voz no había fallado ni una sola vez durante nuestra conversación. Ella no me había pedido hacer una ensalada de jamón, queso crema, gelatina e ir a su casa para recibir a los amigos. No estaba preguntando qué iba a usar durante el velorio. Yo estaba más que un poco preocupada.

¿Cómo estás? le pregunté.

Estoy bien, cariño. Me he estado preparando para esto durante un tiempo.

Eso es extraño.

Ya me conoces, Jane. Tengo que cuidar de todos los detalles ahora, centrarme en eso. Voy a caer en pedazos después. No te preocupes.

Asentí. Cuando mamá finalmente se calmase, papá estaría allí para cuidar de ella, para juntar sus piezas. Él era mejor en eso de lo que la gente creía. Pero de todos modos, estaría de pie con sedantes en cantidades industriales.

Ahora, tu abuela tenía preparado todo el servicio

Por supuesto que lo tenía le dije, girando los ojos e imaginando los elogios que la abuela había mecanografiado, realzado, y entregado al reverendo Neel.

Página 69

Pero no hay ninguna regla que diga que debemos tener funerales durante el día. Podríamos comenzar después de la puesta del sol ofreció mamá. Sonreí.

Ruthie rodaría en el ataúd si supieras que estás haciendo eso.

¡Jane!

De acuerdo, lo siento. Es demasiado pronto. Voy a estar bien, mamá, la verdad. Yo como que me despedí cuando ella, ya sabes, me dijo que era un monstruo sin corazón y no era su nieta. Y en realidad, la mayor parte de la ciudad sabe de mi condición actual, no van a preguntar por qué no estoy allí. Y en realidad, no creo que la abuela Ruthie me querría allí con sus amigos.

Por lo menos ven al funeral.

Yo estaba avergonzada por la duración de la pausa.

Janie, te necesito ahí, por favor su voz se elevó unas octavas, y mi voluntad se desmoronó.

Muy bien, madre, estaré allí.

Hablamos de la logística y de los alimentos. Resulta que me esperaban para hacer una ensalada de pasta, un plato de queso, delicia de maíz, a pesar de que no podía comer nada de eso, y ambas sabíamos que las señoras de la iglesia vendrían con suficientes guisos para hundir una armada. Pero era el gesto lo que contaba. Si me presentaba con las manos vacías, sería visto como si estuviera faltando el respeto a mi abuela por última vez. E incluso si yo estaba dispuesta a hacerlo de manera diferente, no sometería a mi madre a las señoras de la iglesia susurrando acerca de cómo yo era una hija sin corazón.

Una vez en mi vida, pasaría por una situación con un poco de dignidad. Muy bien, no lo haría, pero no fingiría como si mi vida dependiera de ello. Colgué el teléfono, y por primera vez en mi vida, o la vida humana, mi primera reacción fue tomar el teléfono y llamar a mi hermana.

Extraño.

Página 70

Gabriel se subió de nuevo a la cama, hundiendo la cara en la almohada. En estado de shock, me apoyé en la cabecera.

Mi abuela murió.

Gabriel levantó la cabeza, con una ceja levantada.

Pero creí que habías dicho que la mezquindad era un conservante.

Es evidente que estaba equivocada suspiré mientras entrelazaba sus dedos con los míos. Estoy bien. En serio. Un poco triste porque murió con esas cosas amargas entre nosotras, pero también soy lo suficientemente inteligente como para reconocer que nada volvería a cambiar a menos que por arte de magia me transformase en la persona que ella quería que yo fuera. No le debía eso sólo porque pasó a ser mi pariente. Pero se lo debo a mi madre y mi hermana, para ayudarles a superar cualquier proceso de duelo que estén pasando.

Gabriel puso su brazo alrededor de mi hombro y tiró de mi cabeza contra su barbilla.

¿Para qué me necesitas?

Necesito que estés descansado, así cuando todo se desmorone en mi cabeza, tendré una red de seguridad dije, acunándome en su cuello.

Excelente. Lo haré dijo, cerrando los ojos y pareciendo dormitar sentado.

Escuché por ruidos de movimiento en la casa, pero no oí nada. Al parecer, el teléfono no había despertado a Jamie. Cuidadosamente me desenredé del abrazo de Gabriel, bajé las escaleras y me di cuenta que mi creación no se había levantado durante la noche, lo cual no fue una sorpresa. Pero el rastro de sangre sintética embotellada desparramadas desde la cocina hasta la escalera me dijo que en algún momento del día salió de la cama, y bebió el resto de nuestro abastecimiento de Factor tipo 0. Nunca supe de un recién nacido haciendo algo así. Yo estuve prácticamente en estado de coma durante mis primeros días como un vampiro. Pero creo que todas las apuestas están de sobra cuando se trata de cualquier fuente de

Página 71

alimento y un adolescente.

Sería un error matar a mi creación murmuré, moviendo los restos para tratar de encontrar alguna ilusión de comida. Me calmé con la mitad de una botella de sangre sobrante de una fiesta hace unas semanas, escondida en la parte trasera de la nevera. Sería un error matar a mi creación.

Mis pensamientos fueron interrumpidos por un golpe en la puerta. Todavía tenía la botella en los labios y en el medio del trago cuando Jenny entró por la puerta y gruñó:

¡Jane!

Casi me atraganté con la sangre, recordándome una vez más que darle una llave extra de la casa a Jenny era un gesto de buena fe. Recuperarla ahora sería un salto en la dirección equivocada.

¿Jen?

Yo nunca había visto a mi formal y amable hermana tan despeinada, y eso incluía una vez que luchamos en el barro del Festival de Otoño de Comercio del año pasado. Su cabello rubio oscuro estaba atado en una pequeña cola de caballo. Tenía los ojos rojos e hinchados. Y llevaba una capa de color frambuesa. No sabía que Jenny tuviera un abrigo.

Jenny se sorbió la nariz y echó los brazos alrededor de mí. Gabriel bajó las escaleras y vio a Jenny sollozando tranquilamente en mi hombro. Levantó las cejas con asombro. Me encogí de hombros. Cuando volvió a subir las escaleras de nuevo, me dije ¡Cobarde! en silencio para él.

Jenny, cálmate le dije, acariciando su espalda extrañada. Te voy a hacer un poco de café.

Ok gimió ella mientras caía en una de las sillas de la cocina. Es que no podía ir a casa de mamá con sus preocupaciones, así que mi primer pensamiento fue que debía venir a ti.

Página 72

¿En serio?

Lo sé, yo estaba también sorprendida admitió mientras yo ajustaba la cafetera. Quiero decir, sé que no es perfecto. Sé que las dos no se llevan bien, pero aún así es difícil, ¿sabes? No me gusta el hecho de que estuvimos unidas la mayor

parte de mi vida, y que al final

no nos habláramos.

Una punzada de culpabilidad golpeó mi pecho. La abuela Ruthie había sido una fuerza divisoria para las dos. Yo era claramente la favorita de papá. Mientras ella me preguntaba por qué no podía ser más como Jenny, ella discutía constantemente con Jenny sobre lo preocupada que estaba por mí. Jenny sólo quería ser la favorita de alguien. La abuela estaba más que dispuesta a dar la clase de atención que necesitaba, si Jenny estuviese a punto de saltar.

Mientras que Jenny y yo empezamos a arreglar nuestras diferencias de los últimos meses, ella y la abuela Ruthie pasaban cada vez menos tiempo juntas. La abuela no podía entender por qué Jenny estaba perdiendo el tiempo conmigo. Y Jenny perdió la paciencia con las críticas y reclamaciones sobre mí. Era terrible ser la cuña que separara a las dos, pero tenía que admitir que Jenny estaba más relajada, más humana, sin la influencia de la abuela.

Me alegré que Zeb y Jolene pasaran mucho tiempo en casa y que de vez en cuando necesitaran alimentación. De lo contrario, sólo tenía el recipiente para la crema y el azúcar que quedaba de mis días humanos para ofrecer a Jenny. Me serví una taza de café y me senté en la mesa.

Mamá dijo que en el funeral, debemos ir con nuestro recuerdo favorito de la abuela. En su nota para el pastor, la abuela dijo que ella quería que nosotros demostráramos la mujer amable y cariñosa que había sido. Yo pensé en hablar de las veces que me llevó en viajes especiales para pequeñas compras o cuando ella me llevó a los Teeny Teas para mostrarme los vestidos que había hecho. ¿Y tú?

Hmm, una historia bonita y dulce de la abuela Ruthie. El recuerdo más feliz que tengo de ella fue cuando ella y mi fantasmagórica tía Jettie tuvieron un ataque de gritos a través de la pizarra. Los recuerdos de ella arrastrándome pataleando y

Página 73

gritando de Teeny Teas difícilmente serían clasificados como material de memoria. La decepción de ella con mi baja ubicación en un concurso de Pequeña Miss Half- Moon Hollow, al que ella me obligó a participar, tampoco. O la vez que ella no me habló todo un verano porque yo no saldría con un cretino que respiraba por la boca, nieto de uno de sus amigos del club de bridge. (El mejor verano de mi vida).

¿Jane?

Estoy pensando murmuré.

Las rabietas, el regaño, las falsas emergencias médicas, los muchos, muchos recordatorios de que yo no era la nieta que ella esperaba que fuese. No puedo decir que eso sirviera como un recordatorio cálido y vago de la abuela.

Tiene que haber algo, Jane. Quiero decir, no siempre vivieron enfrentadas

la una a la otra.

Ya sabes, en algunas culturas, los dolientes contratan a personas para que

parezca que el difunto ha sido amado y se lo echa de menos. ¿Tal vez podría contratar

a alguien para hacer un recuerdo especial? Sugerí. Jenny me frunció el ceño.

Mira, Jen, nunca estuve a la altura para la abuela Ruthie. Ella no hizo ningún

esfuerzo por ocultarlo. ¿Por qué fingir ahora? Si me paro frente a un montón de gente

y digo la poética de mis momentos conmovedores con mi abuela, todo el mundo sabrá que estoy mintiendo. Así que ¿por qué hacerlo?

Pero por lo menos ¿harás algún gesto?

Jenny.

Los funerales son para los vivos, Jane, no para los muertos dijo, antes de darse cuenta que esta declaración no era apropiada y empezara a reír. Se dio la vuelta

y se sentó riendo, rebuznando como un burro, con lágrimas corriendo por sus mejillas hasta que le di una toalla de papel para secarse la cara.

¿Ya está? le pregunté, perpleja.

Ella se sorbió la nariz y asintió.

Página 74

Valió la pena. No sé por qué estoy diciendo estas cosas. Mi terapeuta dice que es un mecanismo de defensa. Creo que puedo controlar o corregir la situación, haciendo comentarios como ese.

Espera, ve hacia atrás, ¿has dicho terapeuta?

Sí, Kent y yo empezamos hace unos años, después que amenazó con mudarse. Dijo que mi necesidad de organización estaba acabando con la voluntad de vivir de él.

Hubo bastantes cosas que te pasaron que nunca sabré, ¿verdad?

Si murmuró, tomando un sorbo de café.

¿Mamá está haciendo terapia? Porque eso sería

No.

Suspiré.

Demasiado bueno para ser verdad.

Jenny negó con la cabeza.

Jamie entró en el interior de la cocina sin camisa. Él estaba bostezando y estirando los brazos por encima de la cabeza, los músculos de su abdomen se doblaban por todo lo que valían. La boca de mi hermana escupió el café de nuevo en la copa.

Oye, Jane, estamos sin sangre.

Molesta con la abuela Ruthie, me había olvidado completamente del adolescente no-muerto durmiendo arriba. Mis ojos se movieron de mi asombrada hermana a mi joven creación. Me decidí a actuar como si no pasara nada. Quizá Jenny pensase que tenía algún tipo de shock nervioso y estaba alucinando.

Fruncí el ceño.

Página 75

Sí, una fuerza misteriosa entró en la cocina ayer y se llevó todo lo que tenía disponible.

Sí, yo tenía un poco de hambre. Jamie dio su sonrisa más encantadora que hizo añicos mis instintos maternales del día anterior. Oh, hola señora Jenny.

Me reí internamente con el hecho de que él llamó Sra. a Jenny. Ella tenía mi edad y era tan femenina como yo. Eso fue divertido, justo en el punto donde el cálido y rico olor de la sangre bombeando de Jenny, lo hizo estallar. Sus fosas nasales se dilataron, y yo podía ver los músculos de la mandíbula trabajando, como si se le hiciera agua la boca. Sus ojos se clavaron en mí, presa del pánico. Sus colmillos se vinieron abajo en un clic, pero él puso su fuerte mano sobre su boca para cubrirlos.

¡Gabriel! Crucé la cocina, poniéndome entre Jamie y mi hermana. Empujé la botella de sangre en su mano y, con la mejor voz persuasiva que podía hacer, le dije: Jamie, te vas a ir arriba a beber. Tú no quieres beber de un ser humano, sobre todo un amigo de tu familia. Permanecerás en la sala hasta oír el coche de Jenny encenderse, ¿me oyes?

Jamie parecía estar calculando la distancia entre nosotros y la mesa. Casi podía verlo los saltos acrobáticos que tendría que hacer para saltarme y hundir sus colmillos en la yugular tentadora de Jenny. Puse mis dedos en sus bíceps y empujé con todas mis fuerzas.

Jamie gemí. No.

La tensión era inmensa en sus brazos mientras luchaba contra mí y contra sí mismo. Vi un poco de saliva unirse en la esquina de su boca. Lo sacudí y salió de su mirada depredadora.

¡Pero huele tan bien! gritó.

¡Jamie, no!

¡Por favor! me rogó.

Jamie, mientras estés viviendo en mi casa, seguirás mis órdenes. Y eso

Página 76

significa no comerte a los miembros de mi familia le dije.

¡Te odio! gritó, pisando fuerte en las escaleras. Gabriel apareció en la puerta de la cocina y agarró el brazo de Jamie, que lo llevó de la sala lo más suavemente posible. Gabriel murmuraba palabras dulces y ligeramente amenazantes para mí creación mientras se marchaban por las escaleras.

Me volví como mi madre suspiré. Pon una estaca en mí ahora.

Me volví y encontré a mi hermana que me miraba con una expresión de horror en su rostro.

¡Oh, Jane, no lo hiciste!

¿Qué?

¿Tú y Jamie? ¿Y Gabriel?

Acabas de verlo. Y es genial. Francamente, lo necesito para controlar a

Jamie.

¡Qué asco! ¿Quieres decir que estaba contigo cuando sucedió?

No, Dick estaba conmigo cuando sucedió le dije, mis cejas se arquearon con confusión. La mandíbula de Jenny se dejó caer, y ella dejó escapar un grito. ¿Qué? ¡Oh! ¡Qué asco!

¡No! No dormí con Jamie, solo lo transformé.

¿Lo cambiaste?

Tuve que hacerlo.

No sé lo que haré. ¡Pero creo que deberías decírselo a mamá!

¿Me vas a delatar? ¿En serio? ¿Tienes cinco años? No tuve otra opción, Jen.

No, no me refiero a que voy a decirle que hiciste algo mal, pero ya sabes lo

Página 77

que pasa cuando estoy cerca de ella. Se da cuenta de todo con esa extraña percepción extra-sensorial, me arrincona, y lo siguiente que sé es que estoy hablando de todo. ¿Cómo crees que ella se enteró de aquella vez que tú y Zeb robaron el gnomo del jardín de la señorita Turnbow?

¿Fuiste tú?

Jenny ignoró mi indignación.

Sabes que voy a pasar mucho tiempo con ella con todo este asunto del funeral, y ella querrá apegarse a algo no relacionado con el funeral, para concentrarse. Maldita sea, Jane. ¿Cómo me pones en esta posición?

Tienes razón. ¿Cómo pude ser tan cruel? Bromeé.

Bueno, bueno, eso fue exagerado de mi parte. Pero aún así.

¿Volvemos al triste estado de luto por la abuela?

De ninguna manera, hermana. Pasé años sin una razón legítima para interrogarte

Pero lo hiciste de todos modos me reí.

Muy bien, así que ahora es mi oportunidad de poner estas habilidades a funcionar.

Argh.

¿Así que convertiste a Jamie? ¿Cómo funcionó eso? ¿Tuviste que beber toda su sangre? ¿Por qué está contigo? ¿Cómo se siente Gabriel acerca de todo esto?

Bueno, primero que no lo hicimos. No bebí toda su sangre debido a que fue golpeado por un coche y fue básicamente desangrando antes de que pudiera llegar a él. Pero sí él bebió la mía.

Ella suspiró.

Página 78

Qué lástima.

Sí, estaba bastante mal.

No, me refería a ti, dijo, poniéndome una cara triste. Eso debe haber sido bastante aterrador.

Levanté una ceja y esperé el chiste, en el que yo era un monstruo horrible e inmoral. Pero Jenny sólo vino a mí y me dio la mano.

Gracias, Jen. Lo fue. Y ahora, ya que fui yo quien transformó a Jamie, él debe estar conmigo mientras es entrenado para ser un vampiro adulto.

¿Es una especie de relación entre madre e hijo, entonces?

¡No! Es mi joven alumno. Como Batman y Robin.

La relación de Batman con su alumno no era

No empieces gemí. Nunca ha habido una prueba concluyente.

¿Y el joven Jamie siempre vagará por la casa sin camisa? preguntó ella, tratando de parecer indiferente e infeliz.

Jennifer.

¿Qué? preguntó ella, con la imagen de la inocencia. Sólo tengo curiosidad.

¿Podemos volver al estado de casi no hablamos”?

Jenny soltó un bufido.

Pues, no. Si hubiera sabido que tu vida era tan emocionante, los hubiera peleado hasta que se sometieran hace años.

Página 79

Capitulo 5

Traducido por Blanca20011983 Corregido por flor25

Los horarios de alimentación son importantes. Aunque el recién nacido no debe

despertar durante el día, se despertará mucho menos irritable si le das de comer justo antes

del amanecer.

Crianza para estúpidos:

Guía de principiantes para Criar Vampiros Recién Nacidos

E n la noche del funeral de mi abuela, dos cosas extrañas sucedieron. Primero alguien colgó la cabeza de un ciervo recién cortada en mi porche. En segundo lugar, bueno, voy a hablar de eso un poco más

tarde.

Afortunadamente para mí, Zeb llegó a la casa durante el día para recuperar una manta dejada por los gemelos, y encontró la cabeza de venado tirada en mi puerta como un regalo del día de San Valentín taxidermista 7 . La lanzó fuera y lavo el porche antes de que Fitz empezase a rodar sobre él. También me llamó para tratar de explicar la situación y su teoría de que el suministro de venado era trabajo del conductor que había golpeado a Jamie, pero como los vampiros durante el día son

menos, como bien se sabe, me dijo: Lleva tus galletas a Boston y cállate, Terrance, Y

luego le colgó.

Con la puesta de sol, acurrucada en Gabriel traté de aferrarme a los últimos vestigios de sueño. Cualquier cosa para mantener el principio de la noche sobre mí. Se supone que debía estar en la casa de mi madre hace una hora ayudándola con los últimos simpatizantes. Había una pequeña parte de mí que se sentía culpable por no estar ahí para mi madre mientras enterraba a su propia madre. Pero mamá me

7 Profesional dedicado a la cría y conservación de los animales muertos para la exhibición o estudio.

Página 80

había asegurado que estaría bien, siempre y cuando la visitara.

Ella pudo haberlo dicho de otra manera.

Gabriel había sido mi roca en los últimos días, él y Jamie me estaban ayudando a simpatizar con esas amas de casa locas que pierden el control y envenenan congregaciones enteras. Con tres mujeres en la familia, había sido como una zona de guerra en la casa de mis padres durante una semana al mes. Y nosotros no éramos tan llorones como esos dos niños.

Gabriel se quejó de que Jamie dejaba a Fitz enojado cuando jugaban. Una de sus aventuras más memorables resultó ser que Fitz arrastro a Jamie través de la puerta para perros desgarrando un trozo del marco de la puerta. Jamie se quejó de que Gabriel miraba mucho History Channel. Jamie bebía todas las botellas de tipo O negativo en la casa y deja las vacías en una formación de pirámide en el porche. No voy a describir la reacción de Gabriel cuando vino y vio a Jamie viendo Jersey Shore 8 . No podría decir si fue a causa de la diferencia de edad o de la diferencia de las generaciones o el hecho de que Jamie encontró que coquetear conmigo hacia que los colmillos de Gabriel crujieran.

De cualquier manera, era molesto como el infierno. Tanto es así que prometí que si escuchaba otra pelea sobre de quién era el turno para sacar la basura me bebería una docena de mezclas de café expreso de Andrea, lo que permitiría quedarme después de la salida del sol, y arrancarles sus colmillos mientras dormían. Había logrado mantenerlos tranquilos durante unas veinticuatro horas.

En base a la experiencia con sus parientes hombre lobo, Jolene me dijo que este era un comportamiento muy normal, sobre todo en un grupo donde los hombres tienen recursos limitados. En este grupo, el recurso fue mi tiempo y atención. Esto ayudó a tratar de ver los dos puntos de vista. Gabriel por fin había conseguido que esté de acuerdo con el matrimonio en un compromiso a largo plazo y que nuestras vidas se calmaran un poco, sólo para tener la alfombra bajo sus pies con un nuevo

8 Jersey Shore fue un reality show que se estrenó en MTV el 3 de diciembre de 2009 en Estados Unidos. El programa sigue la vida de ocho participantes que convivirán en la costa de Jersey en el Estado de Estados Unidos de Nueva Jersey.

Página 81

miembro en la familia desordenado nuestro hogar. Y el pobre Jamie, había logrado recientemente, partes normales del cuerpo, y de repente él está muerto, bebiendo sangre, separado de su familia, y entregando su bienestar a su niñera. Además, como la directora del instituto le considero muerto, estaba siendo educado en casa hasta el final de su último año. No más béisbol. No baile de fin de curso. Y el consejo no se movía para conseguir una ceremonia de graduación nocturna.

En general, tuvimos la suerte de que él exploto y solo gritó: “Ustedes no son mis padres¡Una vez cada cierto número de horas más o menos! Le pedí consejo a Jolene sobre cómo reducir la tensión en casa, pero la mayoría de sus sugerencias estaba involucrada en la forma de recoger los periódicos. Recoger periódicos no era una solución aplicable.

La información del primo Jolene en el DMV fueron igualmente inútiles. No había placas para aquel auto, la única era de un viejo sedán modelo negro oxidado. Había una placa muy similar registrada en un camión que había sido enviado a un depósito de chatarra en Monkey Eyebrow 9 hace tres años.

Así que mi preocupación para encontrar al conductor que golpeó a Jamie estaba en un callejón sin salida. Por lo menos hasta que consiguiera mi propio laboratorio de criminalística y analizara muestras de pintura raspada del lateral de

Big Bertha. ¿Por qué ahora? ¿Por qué iba alguien a querer hacerme daño ahora?

Habían pasado meses desde que había tenido problemas con alguien. Y la cabeza de ciervo en el porche era un hecho preocupante, especialmente cuando se combinaba con el sueño sobre el tipo enojado en mi césped. Yo no podía dejar de sentir que faltaba algo. Algo importante. Si pudiera conectar todas las piezas podría ayudar.

Accidente de coche

cabeza de ciervo

Gabriel

campesino 10 enojado. Y

ese fue el momento en que mi cerebro se abrió paso entre la capa final de conciencia

9 Monkey‘s Eyebrow: es una comunidad rural en el condado de Ballard, Kentucky, Estados Unidos. 10 En el original: Redneck. Se trata de una persona que por lo regular vive en la parte sureña de Estados Unidos, se les considera "Rednecks" o "Cuellos rojos" porque antiguamente en los trabajos de pizca de algodón o siembra al tener que trabajar de sol a sol la parte baja de la nuca se asoleaba tanto que quedaba enrojecida; este estilo de vida tiene mucho que ver con el lado campirano o "Country", generalmente los "Rednecks" son hombres que les encanta la cerveza, son un tanto malhablados y se comportan un tanto rudos por su naturaleza de campo; el término es aplicable par vaqueros modernos, campesinos o traileros, el término contrario lo encontrarías en "Blue collar boys" que serían todo lo contrario y viven generalmente en las zonas urbanas.

Página 82

dormida y se puso totalmente en alerta. Mierda.

Frotándome los ojos, miré a la mesa de noche y agarré mi teléfono. Jenny me había enviado mensajes de actualizaciones durante todo el día. La mayor parte del

material era algo así como: la tía Maisie se lazó sobre el ataúd. Otra vez, ó Mamá vio lo que la prima J llevaba puesto y dijo la palabra con p. Me habría gustado grabarlo.

Leyendo sus textos, sonreí, aunque estaba muy decepcionada por haberme perdido a mamá soltando la bomba p. Jenny había, sin embargo, contado con la presencia de ánimo para utilizar su teléfono móvil para hacer una foto del conjunto de la prima Junie, lo que parecía un top negro escotado y una falda con estampado de leopardo más adecuada para la piscina que para un funeral. Me eché a reír, lo que hizo a Gabriel moverse a mi lado.

Asistiendo con la cabeza, mandé un mensaje de vuelta de que estaba triste porque lo que me lo había perdido y que la vería pronto. Hasta el momento, el proceso de duelo parecía habernos acercado. Heck, Jenny y yo habíamos compartido un par de sonrisas confusas en la visita cuando Junie apareció con su especialidad Hot Dog Bakee insistió en que mamá comiera algo para mantener su fuerza. Y mamá estaba tan profundamente conmovida que Jenny la distrajo lo suficiente para que yo pudiera disfrutar de la mezcla ilegal de perros calientes, galletas Ritz triturada y crema de sopa con champiñones. Dejando a un lado la comida decente, la visita fue sorprendentemente agradable.

En Half-Moon Hollow, las visitas se hacían la noche anterior al funeral, dando a la comunidad la oportunidad de ofrecer sus condolencias a los enlutados y ayudarles a consumir el buffet rebosante de comida. Se cree que el alma del difunto no será capaz de pasar a la otra vida a menos que todos los seres humanos que están en el cuarto estén con la garganta llena de porciones de la cazuela, huevos duros y patatas funerarias. Estos alimentos deben estar presentes en todas las etapas del proceso de duelo, para consolar a la familia después de la muerte hasta el almuerzo después del entierro. Si en algún momento hubiera platos vacíos o platos identificados como pobres, o tratamiento indiferente del difunto, seria la comidilla de la ciudad durante meses.

Página 83

Así que cuando el sol se puso ayer por la noche, tuve que aparecer con las ofertas de buffet necesarias, aunque el olor a queso casero hiciese a Gabriel bajar las ventanillas del auto sólo para que el paseo fuera soportable. Yo había tomado mi lugar al lado de mi madre en la línea de recepción, que según dictaba la Ley del Funeral del Sur, incluía a cualquiera que conociera a la abuela Ruthie o alguien que estaba relacionado por sangre o matrimonio. Y hubo gente que realmente me había dado la mano, a pesar de que obviamente los hizo sentir incómodos.

Como ser humano, había hecho todo lo posible para evitar este tipo de situaciones. Y dando uso de mis escudos mentales, había sido absolutamente tolerable. Tal vez era mejor simplemente porque Gabriel había estado allí. Por primera vez en mi vida, no tenía que asistir a una de estas cosas sola. Fue casi desorientador lo dulce que era sentir su mano en mi espalda mientras caminaba por la habitación. Ya no tenían esa mirada de lástima de pobre bibliotecaria solterona. No hubo preguntas de los amigos de mi madre sobre cuando sentaría cabeza. Bessie Paxton ni siquiera hizo un comentario sarcástico sobre el "estrés" que puse en mi pobre abuela, algo que ella hacía regularmente cuando la abuela Ruthie aún vivía.

Por otra parte, creo que ese tipo de cosas tiende a disminuir cuando tu novio vampiro espeluznante está de pie justo detrás de ti. Tan enfermizo como pensar en una visita a un funeral como una reunión, había sido bueno estar lejos de casa y sin críos por una noche. Andrea y Dick se habían quedado en casa con Jamie, quien se resentiría amargamente. Dijo que no necesitaba una niñera. Pero entonces Dick se ofreció para mostrarle como hacia la conexión directa en mi auto, que amargamente me molestaba. El truco consistía en recibir las visitas con mi cara de póker cuando un doliente mencionó "ese pobre muchacho Laniery cómo sus padres fueron devastados al saber que fue transformado. Jenny sorpresa, sorpresase las arregló para mantener mi participación en la situación por sí misma. Creo que ella estaba usando una combinación de meditación y cantando interiormente el lema secreto de su hermandad para no delatarme.

Por mi parte, cada vez que Jamie era mencionado, me volvía hacia el ataúd abierto y miraba a la abuela Ruthie. Ella estaría muy contenta con mi madre por haber encontrado en su armario una bolsa de ropa marcados como traje de funeral. En algún momento, uno de los Whitlows debe haber transformado el vestido en

Página 84

negro que se había marcado como traje de funeral”. Todavía tenía los zapatos y accesorios a juego.

Era extraño que la abuela hiciera su última aparición en Whitlows Funeral Home, donde había estado de duelo por sus esposos desde 1957. Tenía la sospecha de que iban a nombrar una habitación en su memoria. Ella dejó instrucciones muy específicas sobre cómo decorar la habitación, el flujo de tráfico a través de la línea de recepción y en el buffet, y la espuma de rosas blancas y gardenias en el ataúd le daban un entierro digno.

Y fiel a su estilo, había escrito realmente su propio elogio al reverendo Neel. Mamá había dado su bendición al buen reverendo de no hablar, una vez que vio que eran de treinta y siete páginas escritas a máquina. Hasta el momento, el único punto de dolor real en la planificación era Wilbur, que había lanzado una explosión impía e hizo una salida dramática de la funeraria cuando descubrió, de hecho, que no se le había incluido en la herencia de la abuela. Su furia indignada era que no se le había dejado ni un miserable centavo”, confirmando mis sospechas desde hace mucho tiempo de que la abuela Ruthie había sido un plan para una nueva entrega de la jubilación Wilbur a través de la herencia. Pero al menos la abuela Ruthie había muerto de causas naturales, a diferencia de las sospechosas ideas sobre los amantes anteriores a Wilbur.

Temblando ante la idea de Wilbur siendo el amante de alguien, miré el reloj y me di cuenta que tenía unos veinte minutos en llegar a la casa de mi madre, o ella podría empezar a pensar que no iba a aparecer. Golpeé el hombro de Gabriel para despertarlo, me levanté de la cama y fui al cuarto de baño para mí extensa higiene dental diaria Encendí la ducha, dejando que la habitación se llenase de vapor lentamente y desesperadamente tratando de recordar la charla sobre la cabeza de venado con Zeb. Me miré en el espejo y vi que mi pelo estaba realmente algo semi normal, por lo menos no tendría que luchar contra él para domarlo para mi aparición en el funeral. Sí, los vampiros podían verse en los espejos. Y descubrirlo post- transformación fue una experiencia mucho más que agradable.

Básicamente, tenía el paquete de transformación de ensueños. Mi piel era más clara. Mi cabello había cambiado al color tan deseable que se encuentra en las

Página 85

morenas. Mis ojos, antes de un avellana fangosa que no merecían la pena, ahora eran avellana clara y convincente. Mis dientes eran más blancos, pero tuve que seguir con el cepillado y el hilo dental de rutina.

No me esperaba al limpiar el vapor del cristal ver la figura, oscuro azulado de

mi abuela Ruthie de pie detrás de mí, mirando mi reflejo.

¡Qué demonios! grité, dando vuelta y huyendo de la aparición fantasmal de mi abuela con un traje de pantalón color amarillo que había utilizado en su última reunión en el club de jardinería. Mis pies subieron y cerré la puerta del baño, con un ruido sordo.

Qué lenguaje, Jane la abuela suspiró, mirándome con esa ola familiar y el labio de desaprobación.

¡Jane! Gabriel llamó desde el otro lado de la puerta. ¿Estás bien?

Me apoyé con fuerza contra la madera maciza de roble, con ganas de poner

más espacio entre el espectro burlador de mi abuela y yo. Por primera vez en mi vida,

yo estaba sinceramente asustada de la abuela Ruthie. Viva tenía una presencia crítica

y de intimidación en mi vida. Ahora, era sólo miedo. Su boca era como una línea de

enojo en su rostro. Sus ojos estaban ensombrecidos, opacos y oscuros. Pude ver cada mal pensamiento que había tenido sobre mí.

Abuela Ruthie, ¿qué demonios? grité cuando Gabriel golpeó el otro lado

de la puerta, moviendo la perilla. ¿Qué estás haciendo aquí? Ella me sonrió y se

volvió hacia el espejo para ajustar sus mechones de cabello de humo.

Sinceramente, no lo sé. Yo estaba gritando al afectado idiota Bitty Tate, y

lo siguiente que supe fue que estaba en el vestíbulo aquí en River Oaks. Estabas

durmiendo, un poco perezosa, es lo que eres. Así que me instale yo mismo en la casa,

y no creas que no veo cómo has estado corriendo con las cosas aquí en los últimos días, señorita. Deberías estar avergonzada de ti misma, transformando tu casa ancestral en un antro de perdición.

¿No viste un túnel de luz? le pregunté. Reconsiderándolo luego añadí:

Página 86

¿O tal vez un gran pozo caliente justo debajo de ti?

No estoy muerta, Jane. Bufe cuando los golpes al otro lado de la puerta pararon.

Lo que es una lástima, ya que fuiste enterrada esta tarde.

No, yo no estoy muerta. Obviamente, el buen Dios tiene un propósito para mí, Jane. Y está claro por qué estoy aquí ella suspiró feliz. ¡Ya es mi tiempo para ser un amante de River Oaks!

Um, en primer lugar, esa es una manera aterradora de pensar. Y en segundo lugar, soy yo la dueña de River Oaks.

No directamente. la abuela olfateó. La casa debería haber sido para mí. No eres más que una usurpadora, una impostora. Jettie debería estar loca para dejártelo a ti.

Bueno, es demasiado tarde, ya estás muerta.

Al igual que tú.

Sí, pero tengo una forma física, tu no.

Tienes una opción. Puedes aceptar que estoy aquí para quedarme y permanecer fuera de mi camino. O puedes salir y dejar la casa para mí, como deberías haber hecho en primer lugar.

La miré.

¿Eso crees? ¿Eh? Prefieres sentarte en el frío y vacío de esta casa, una concha, para que puedas pasear por toda la eternidad, que dejar que me quede aquí y llenarlo de vida mucho más.

Bueno, tú no lo estás llenando exactamente con vida, ¿verdad? me preguntó con malicia sarcástica y mirando mi ombligo al útero que nunca produciría futuros herederos. Mejor que sea mantenida por alguien que aprecia la historia de

Página 87

la familia, que cuide de ella, que la ame. Tu solo la convertirás en una tumba.

Estás loca. Yo solía bromear sobre cómo estabas loca, pero la muerte honestamente te empujó hasta el fondo, ¿no?

Su forma nebulosa se curvó hacia mí como una especie de criatura marina psicótica. Su rostro, amargado y retorcido cuando casi me escupió:

Lo tuviste todo demasiado fácil, Jane. Durante toda tu vida, nunca he entendido sobre que pensabas que era tan especial en ti. Esperas que todo caiga en tu regazo como siempre lo hiciste. Bueno, ya no. Voy a hacer la vida aquí en River Oaks muy desagradable para ti a partir de ahora. Estarás durmiendo tu sueño muerto una mañana para despertar con el sol brillando sobre ti, ¿por qué se abrieron todas las cortinas?

No puedes. Me reí. No eres lo suficientemente fuerte como para mover objetos todavía. Tía Jettie tomó meses para averiguarlo. Y hasta que lo hagas, ¡habré descubierto una especie de ritual de exorcismo para terminar tu plan, echándote fuera de mi casa! con la última sílaba, la puerta detrás de mí, de repente cedió. Y la forma espectral de la abuela Ruthie se disipó como el vapor que se levanta de la ducha. Me caí hacia atrás contra la puerta abierta, mi cabeza golpeó la madera con un ruido sordo.

¡Ay!

Gabriel y Jamie estaban de pie encima de mí con barras de hierro en las manos y expresiones confusas en sus rostros.

¡Oh, hombre! Jamie gritó, lanzando su barra de hierro con disgusto.

Explícate dije, arqueando la ceja.

Gabe dijo que podíamos patear la puerta si no podíamos sacarla de sus goznes murmuró . Yo estaba muy ent usiasmado con eso.

Bueno, ¿Por qué no te vas al sótano y le das una patada a la puerta del armario? le dije. Tiene que haber un gran sobrante de la vieja remodelación de

Página 88

la cocina.

¿En serio? él me sonrió antes de bajar las escaleras. ¡Gracias!

¿Realmente crees que alentar la destrucción desenfrenada es la mejor manera de convertirlo en una persona madura, responsable y vamp umhpf? dijo Gabriel cuando me lancé hacia él, lanzando mis brazos alrededor de él.

Jane, ¿cuál es el problema?

La abuela Ruthie está aquí con nosotros susurré, sabiendo que, con toda probabilidad, mi abuela estaba invisible flotando en algún lugar de la habitación, al ver el daño que estaba causando.

¡Oh, querida, por supuesto, todavía está aquí con nosotros! Sé que ustedes dos no formaban parte de las mejores amigas, pero siempre llevaras el recuerdo de tu abuela contigo. Los buenos recuerdos serán más brillantes que lo malo.

No, yo no estoy en la fase de depresión, Gabriel. Estoy diciendo que la abuela Ruthie está aquí con nosotros, rondando la casa. Ella estaba en el baño conmigo ahora, básicamente, me declaró una guerra abierta contra nosotros si no nos vamos. Envié a Jamie fuera, porque no quería asustarle.

¿El mismo chico que quería ver Saw 11 la otra noche?

Disfrutar de una exorbitante película violenta no es lo mismo que saber que hay un alma septuagenaria rabiando aquí en casa.

¿Qué vas a hacer? preguntó Gabriel.

Bueno, no la quiero aquí en la casa, eso es seguro. ¿Crees que Dick conoce a un tipo que podría hacer un exorcismo?

Claro que sí dijo Gabriel. ¿Esto implicará pagar con una caja de

11 Saw (titulada El juego del miedo en Latinoamérica a partir de la tercera entrega, ya que la primera y la segunda se las conoce como Juego macabro, no siendo así en España, país en el que se mantiene su título original) es una película de terror/horror estrenada en 2004.

Página 89

baterías de automóviles robados?, esta es la verdadera pregunta. Lo voy a llamar. ¿Por qué no te vistes y te vas a casa de tu madre? Yo me quedaré aquí con Jamie y trataré de resolverlo.

Me gustaría que estuvieras allí conmigo. Haces que todo este proceso sea mucho más fácil dije, besándolo profundamente. Él me dio una sonrisa burlona.

Oye, te estás olvidando cuántos abuelos he enterrado. Incluso con las cuestiones comparativamente inquietantes, esto ha sido un juego de niños.

Quisiera ir contigo, también.

Me mordí el labio y ahogó una risita.

Creo que lo dices solo para ser agradable, pero te dejo aquí con un adolescente muerto vivo y un ciudadano de edad avanzada muerto.

Estoy esperando en tu auto.

Me puse una falda negra de tubo y una chaqueta que había elegido para el funeral después la fiesta ”. Yo todavía estaba firme con mis zapatos de tacón negro cuando salí al balcón para encontrar a Jamie dando golpees estilo tijera sobre una serie de puertas de armario que había colocado junto al muro de la casa. Asentí con la cabeza hacia él, sintiendo una oleada de genuina perplejidad materna.

Si te pillo comprando estrellas ninja a Dick, tendremos un problema.

Jamie me sonrió y, sin mirar, pateó la puerta del piso y la golpeó en el aire. Su entusiasmo para la destrucción era contagioso. Apenas contuve una risita cuando lo acusé de ser un exhibicionista. Oí un ruido de motor débil en la distancia, Jamie y yo nos giramos para ver un camión negro en la carretera, escupiendo polvo y grava a su espalda. Instintivamente, me moví más cerca de mi creación, posicionándome entre él y el desconocido conductor. Jamie parecía hipnotizado por el camión a medida que avanzaba hacia nosotros. Abrí mis sentidos, y pude sentir la caída caótica de la ira, imágenes de ira. El estaba en el auto me quería despedazar.

¿Sabes quién es? le pregunté en voz baja mientras me volvía. Sabiendo

Página 90

por experiencia que tratar de luchar contra las bombas no lleva a ninguna parte. La boca de Jamie se abrió igual a la de un guppy 12 . La puerta del pasajero se abrió y vi a la madre de Jamie saltar. Entonces vi por qué Jamie estaba tan paralizado por el enfoque de la camioneta. Infierno, al ver la expresión en el rostro de Rosie Lanier, estaba un poco asustada. Al parecer, Ophelia había informado a los padres de Jamie, quien fue el creador del mismo. Recordaba a Rosie Lanier como una de esas madres impecablemente vestidas que podían cruzar un campo de fútbol embarrado sin ensuciarse los zapatos. Su cabello rubio cuidadosamente mantenido, estaba opaco y pegajoso, se aferraba a su rostro con manchas rojas. Era como si ella no se hubiera quitado la máscara durante días. Ella invadió el césped y se me echó encima, me di cuenta de que no sólo los zapatos estaban embarrados, pero no estaban a la altura.

¿Cómo pudiste? exigió, dándome una bofetada en la cara. ¿Cómo pudiste hacerle esto a él?

Mi cara se estremecía por el impacto, pero lo acepte. Me inclinaba a pensar que merecía ser golpeada, si salvé a su hijo o no. No podía levantar una mano para detenerla, incluso cuando ella me sacudió con tanta fuerza que mis pendientes

cayeron en la grava. Este simplemente no era mi día. Noche. Sea lo que sea.

¡Mataste a mi hijo! gritó, preparándose para otro golpe. El Sr. Lanier salió del camión. Estaba mirando a Jamie, mirando a su hijo con una mezcla de horror e incertidumbre. Estaba dentro de su cabeza antes de que pudiera detenerse. Sus pensamientos eran una ola vertiginosa de una cadena de amor, terror, alivio, tristeza y miedo abrumador. Él nunca pensó que iba a ver a su hijo vivo de nuevo, y, bueno, en realidad no lo estaba, pero él se movía, hablaba y los miraba directamente. Y mientras que quería correr hacia él y lanzar sus brazos alrededor de Jamie, estaba

siendo golpeado por el miedo. ¿Pensaba que Jamie podría hacerles daño? ¿Tratar de

morderles? Él sabía que yo era un vampiro y que no hacía daño a nadie. ¿Pero quiere

decir que su hijo estaba a salvo? ¿Debería acercarse a proteger a Rosie de nosotros?

En este punto, yo quería que alguien nos protegiera de Rosie.

Gabriel salió corriendo de la casa cuando Rosie vino hacia mí.

12 Tipo de pez de acuario.

Página 91

¡Mamá para! Jamie gritó, agarrando las muñecas de Rosie.

Rosie, por favor. Lanier dijo en voz baja, acercándose. La Sra. Lanier se sacudió del agarre Jamie. Él dejó que lo alejara mientras hervía de ira. ¡Mataste a mi muchacho, monstruo!

Sra. Lanier, lo siento. No tenía otra opción.

No me hables de elección, ¡perra asesina! cuando ella se acercó a mí, Gabriel se interpuso entre nosotros y la cogió del brazo que llevaba en mi dirección.

Tiene que calmarse, mi señora.

¡Hey! Jeff gritó. ¡Quita tus manos de mi esposa!

Gabriel entra dije en un tono bajo. Él vaciló, pero le di una mirada de no discutas. Puedo manejarlo sola.

Voy a estar dentro dijo. Mirando a la señora Lanier añadió—: Mirando.

¡Mamá!

mirarme?

¡Mamá!, ¡estoy

aquí!

Jamie

gritó.

¿Al menos, puedes

Sra. Lanier, me conoce desde que era una niña. ¿De verdad cree que habría herido a Jamie? Yo no le habría mordido si no fuera absolutamente necesario.

¡No sé quién eres desde que te convertiste en esta cosa! —ella me gritó.

Esta cosa es como su hijo. Jamie es el mismo chico dulce que siempre fue, solo un poco diferente ahora. Usted tiene una oportunidad increíble. Casi perdió su hijo, pero todavía puede hablar con él. Todavía puede manejar la situación. Y dice que lo ama. ¿Puede realmente decir que no puede hacerlo?

¡No lo sé! —gritó su madre.

—¿No lo sabes? Jamie y yo dijimos al unísono.

¿Qué quieres decir con No lo sé? Jamie exigió. ¡Yo soy tu hijo!

Página 92

Eres un vampiro —ella replicó. Tú bebes sangre. Eres es peligroso. Ni siquiera se nos permitió saber dónde estabas hasta hoy, para nuestra propia protección. ¿Cree que íbamos a venir para llevarte casa con nosotros? ¿Crees que te dejaría estar cerca de tu hermana?

Por la mirada en el rostro de Jamie, me di cuenta de que sí, Jamie estaba esperando volver a casa. Incluso si hubiéramos explicado que se estaba quedando con nosotros por un tiempo, esperaba regresar a casa con sus padres. Y él no podía entender lo que estaba pasando, no esa noche. Y eso nunca ocurriría.

De repente, me di cuenta de que mi madre no era tan mala.

Mamá dijo Jamie, su voz peligrosamente cerca a un sollozo cuando él se adelantó y le cogió la mano. ¡Por favor!

¡Aléjate de nosotros! —ella gritó, retrocediendo hacia el camión.

¡No puede simplemente dejarlo así! —exclamé.

Ella empujo la puerta del camión.

Puedo hacer cualquier cosa que necesite hacer para proteger a mi familia.

¡Él es tu hijo! —grité.

Rosie cerró de golpe la puerta de la camioneta, pero Jeff dio a Jamie una última mirada triste. En silencio, me dijo:

Nuestro hijo está muerto. El motor sonó, y el camión rugió fuera del garaje. Vi las luces traseras en la distancia, hipnotizada hasta que ya no eran visibles. Jamie se sentó en los escalones del porche con un ruido sordo. A pesar de que era, naturalmente, muy pálido, su rostro parecía gris.

Bueno, ya no tengo que preocuparme por la escuela —dijo. O el béisbol o la universidad.

Lo siento.

Página 93

Suspiró, pasándose una mano por el pelo. Fue un varonil, aunque cansado, gesto, y él podría haberlo logrado si no fuera por las débiles manchas de lágrimas de vampiro alrededor de los ojos.

Está bien estar molesto, Jamie. No hay nada de malo en estar herido cuando tu familia te rechaza. Y podría haber sido peor. La familia de Gabriel lo ató a un árbol y lo dejaron al sol.

Sí, creo.