Sei sulla pagina 1di 35

La Biblia: El Poder de Dios

FUNDAMENTOS DE LA FE CRISTIANA

Proposición: Nuestra Fe no debe de estar basada en la sabiduría de los hombres,


sino en el poder de Dios.

Versículo clave: 1 Corintios 2:5

La Biblia es verdad de pasta a pasta. Es verdad porque viene de Dios. Desde


cualquier punto de vista académico, el hombre puede ver que la Biblia es auténtica,
pero no puede aceptarla si Dios no está en su corazón. Podemos confiar en la Biblia
y podemos gritarlo a los cuatro vientos. Podemos mostrar a la gente que la Biblia es
la verdad, y debemos de hacerlo, pero nos daremos cuenta que eso no es suficiente.

Vamos a mirar la primera verdad.

La Biblia es Exacta en Todos Sus Sentidos

Porque la Biblia viene de Dios, es exacta y confiable en todos los sentidos. Esto
puede probarse de diferentes maneras.

Por supuesto, las Escrituras son históricamente exactas. Toda la historia que hay en
ella es verdadera. Los arqueólogos confían y se guían de la Biblia para buscar
antiguas civilizaciones. Cuando Cristo andaba en la tierra, dijo que Jonás fue
literalmente tragado por una ballena. (Mateo 12:39, Juan 1:17), y la perversa ciudad
de Sodoma (la cual Dios destruyó) como una ciudad históricamente genuina. (Mateo
11:23). Los apóstoles se referían a todos los eventos y la gente del Antiguo
Testamento como que estaba pasando literalmente. Adán y Eva (I tim. 2:13), Caín y
Abel (Heb. 11:4), Noé (Heb. 11:7, I de Pedro 3:20), el diluvio universal (2 Pedro 2:5)
Moisés y el mar Rojo (I Cor. 10:2, Hech 7:40), el Rey David (Mat. 1:1.) y el Rey
Salomón (Mat. 1:6) fueron todos referencias históricas de los apóstoles.

La Biblia puede probarse que es científicamente verdadera. Cuando la gente creía


que la tierra era plana, en la Biblia ya decía que la tierra era un círculo, o una esfera.
(Isaías 40:22). Antes de que se descubriera la cadena del ADN, encontramos en la
Biblia que cada detalle acerca de nosotros fue escrito en el libro de Dios. (Salmos
139:15-16). Las mismas palabras de estos versículos nos sugieren cada elemento de
nuestra personalidad y nuestros rasgos físicos, fueron trazados en la forma del
embrión, incluso antes de que fuéramos creados. Esto es alucinante, pero aún y
todo, no lleva al hombre a creer en Dios.
La Biblia puede probar que proféticamente también es verdad. La Biblia dice que
habrá un Redentor desde el principio en Gen. 3:15 que aplastará la cabeza de
satanás. (Gal. 4:4). Se hicieron muchas profecías acerca de la vida de Jesucristo. (1
Pedro 1:1). Él sería un descendiente de Abraham (Gen. 12:3, Luc. 3:34) y David (Sal.
132:11, Mat. 1:6). Que nacería de una virgen (Isa. 7:14, Mat. 1:18-25) en Belén
(Miqueas 5:2, Mat. 2:1) de Judea. Tendría que huir de Egipto (Hoseas 11:1, Mat.
2:15) para ser protegido de la matanza de los niños ordenada por el Rey Herodes.
(Jer. 31:15, Mat. 2:18). Vendría a Galilea (Isa. 9:1-8, Mat. 4:12-16). Predicará (Isa.
61.1-2, Lucas 4:18) y hará grandes milagros ( Isa. 35:5-6, Juan 11:47). Cientos de
años antes de que la crucifixión fuera inventada por los romanos, se predijo por los
profetas que los pies y las manos de Cristo serían agujereadas. (Sal. 22:16, Zacarías
12:10, Mat. 27:34-50), que él moriría sacrificando su vida en lugar de los pecadores
(Isa. 53, Dan. 9:26, Juan 1:29), y que se levantaría de nuevo de los muertos (Sal.
16:10, Hechos 13.35-37) triunfante sobre la muerte (Isa. 25:8, I Cor. 15:54).

Otros cientos de profecías fueron milagrosamente cumplidas. Pero a pesar de ver


todas estas profecías milagrosas no ha sido suficiente para llevar al hombre a tener
Fe en Dios.

Pero a la verdad, probarle al hombre natural que la Biblia es la verdad, no le llevará


a ser salvo. El puede saber que la Biblia es correcta, pero no puede creer sin la
iluminación del Espíritu Santo.

· 1 Corintios 2:14 Pero el hombre natural no percibe las cosas que son del Espíritu de
Dios, porque para él son locura, y no las puede entender, porque se han de discernir
espiritualmente.

Incluso si yo hiciera un milagro delante de los ojos de un hombre perdido, todavía


no le llevaría a Cristo. Realmente se hicieron muchos milagros en los tiempos de
Jesucristo, y todavía la gente no se arrepintió. (Mat. 11:21-24)

Puedo traer cualquier argumento lógico acerca de las Escrituras, con sabiduría y un
buen discurso para convencerte de su autoridad y su autenticidad, pero a menos
que Dios y su poder se te revele, nunca aceptarás la Biblia.

1 CORINTIOS 2:1-5 Así que, hermanos, cuando fui a vosotros para anunciaros el
testimonio de Dios, no fui con excelencia de palabras o de sabiduría. 2 Pues me
propuse no saber entre vosotros cosa alguna sino a Jesucristo, y a éste crucificado. 3
Y estuve entre vosotros con debilidad, y mucho temor y temblor; 4 y ni mi palabra ni
mi predicación fue con palabras persuasivas de humana sabiduría, sino con
demostración del Espíritu y de poder, 5 para que vuestra fe no esté fundada en la
sabiduría de los hombres, sino en el poder de Dios.
El Ejemplo de Pablo
Cuando el hombre inicuo ve a Dios como Él es, se arrepiente de su pecado, y acepta
la Palabra de Dios en su vida, esto no pasa porque el hombre se ha hecho sabio, sino
porque milagrosamente Dios está trabajando en su corazón. Pablo demostró esto en
su predicación. Pablo fue enseñado por el gran rabí Gamaliel (Hech. 22:3) quien era
el nieto de Hilel. Él era un brillante hombre que fue aceptado como un gran maestro
entre sus colegas (Filip. 3:1-6). Él pudo haber predicado el evangelio
estupendamente. El pudo haber sido un gran orador, pero ¿cuál era la técnica de
Pablo? Él predicó de Cristo con flaqueza, miedo y temblor. El no vino con palabras
muy elaboradas sino con un mensaje muy simple: Cristo crucificado. El Hijo de Dios,
creador del mundo, crucificado. Tú tienes esperanza, porque Dios ha hecho de su
único hijo, el sacrificio de tus pecados. Este era el mensaje de Pablo. Y Pablo
dependía de Dios para hacer la obra con Su poder. Así es como nosotros debemos
de acercarnos a las escrituras. Si entendemos la verdad, debemos de depender del
Espíritu de Dios por la Fe. No debemos de pensar que no somos algo muy
importantes, sino que debemos de mirar a Cristo con Fe. Cristo usará nuestra lógica.
Cristo usará nuestro corazón, voluntad y emociones. Pero el entendimiento de la
verdad divina es obra del Espíritu Santo.
Las Palabras del Salvador
Nuestro Soberano Dios quien dio a Pablo sus palabras a través de las Escrituras,
predicó éste mensaje cuando anduvo en la tierra. Los sabios no son los que se
salvarán sino los que se acercan a Dios humildemente. De hecho dice, que las
palabras de la Biblia están escondidas para aquellos que creen que son sabios.
· Mateo 11:25 En aquel tiempo, respondiendo Jesús, dijo: Te alabo, Padre, Señor del
cielo y de la tierra, porque escondiste estas cosas de los sabios y de los entendidos, y
las revelaste a los niños.
Aún más, Cristo enseñó con parábolas para esconder sus enseñanzas de aquellos
que creían ser sabios.
· Mateo 13:10-13 Entonces, acercándose los discípulos, le dijeron: ¿Por qué les
hablas por parábolas? 11 El respondiendo, les dijo: Porque a vosotros os es dado
saber los misterios del reino de los cielos; mas a ellos no les es dado. 12 Porque a
cualquiera que tiene, se le dará, y tendrá más; pero al que no tiene, aun lo que tiene
le será quitado. 13 Por eso les hablo por parábolas: porque viendo no ven, y oyendo
no oyen, ni entienden.
El profeta Isaías, a quién Cristo citaba, dijo lo mismo:
· Isaías 6:8-10 Después oí la voz del Señor, que decía: ¿A quién enviaré, y quién irá
por nosotros? Entonces respondí yo: Heme aquí, envíame a mí 9 Y dijo: Anda, y di a
este pueblo: Oíd bien, y no entendáis; ved por cierto, mas no comprendáis. 10
Engruesa el corazón de este pueblo, y agrava sus oídos, y ciega sus ojos, para que no
vea con sus ojos, ni oiga con sus oídos, ni su corazón entienda, ni se convierta, y
haya para él sanidad.
Isaías dice que aunque muchos estén cegados y endurecidos porque rechazan el
evangelio, Dios salvará a un remanente, o como él dice, una décima parte. (v.13)
Así vemos que para aceptar la Biblia, debemos de venir humildemente y
experimentar el poder del Espíritu Santo. El resultado final de esto lo encontramos
en nuestro texto de hoy:
· 1 Corintios 2:5 Para que vuestra fe no esté fundada en la sabiduría de los hombres,
sino en el poder de Dios.
CONCLUSION: Recuerda que tú no eres nada delante del Rey de Reyes. El es Dios y
tú eres su creación. El te hizo, y si tu crees que tu eres sabio, él se esconderá de ti.
No hay nada más horrible que ser rechazado por el Todopoderoso. Déjale a Dios que
te enseñe. No descanses en la sabiduría de los hombres. Tu Fe debe de apoyarse en
el poder de Dios.
VERSICULOS PARA MEMORIZAR PARA LA SEMANA
· 1 Corintios 2:5 Para que vuestra fe no esté fundada en la sabiduría de los hombres,
sino en el poder de Dios.
· Mateo 13:10-11 Entonces, acercándose los discípulos, le dijeron: ¿Por qué les
hablas por parábolas? 11 El respondiendo, les dijo: Porque a vosotros os es dado
saber los misterios del reino de los cielos; mas a ellos no les es dado.
· Mateo 11:25 En aquel tiempo, respondiendo Jesús, dijo: Te alabo, Padre, Señor del
cielo y de la tierra, porque escondiste estas cosas de los sabios y de los entendidos, y
las revelaste a los niños.
· 1 Corintios 2:14 Pero el hombre natural no percibe las cosas que son del Espíritu de
Dios, porque para él son locura, y no las puede entender, porque se han de discernir
espiritualmente.
La Riqueza de la Biblia – Bosquejo para Sermones
ElsieVega Bosquejos para Sermones
La ley de Jehová es perfecta, que convierte el alma; El testimonio de Jehová es fiel,
que hace sabio al sencillo. Los mandamientos de Jehová son rectos, que alegran el
corazón; El precepto de Jehová es puro, que alumbra los ojos. Deseables son más
que el oro afinado; y dulces más que miel, y la que destila del panal. Tu siervo es
además amonestado con ellos; en guardarlos hay grande galardón. Salmo 19:7-11
La Biblia es un poso sin fondo, un fuente inagotable y un veto de oro sin
fin. La Biblia es el libro mas rico del mundo en historias, aventura, amor y
coraje. Para aquella persona que tiene falta de sabiduría ella es un manantial de
conocimiento. Para el necesitado, las promesas y riqueza de la Biblia son ilimitadas.
En la Biblia encontramos instrucciones para habilitar el hombre para todo
necesidad, de como ser preparado para toda buena obra.
Pero persiste tú en lo que has aprendido y te persuadiste, sabiendo de quién has
aprendido; y que desde la niñez has sabido las Sagradas Escrituras, las cuales te
pueden hacer sabio para la Salvación por la fe que es en Cristo Jesús.
2 Timoteo 3:14-17
Para el cristiano que deseo seguir a Jesús la Biblia debe ocupar el primer
lugar en su vida, su hogar, y sus pensamientos cada día. Como la comida es el
alimento de su cuerpo, la Biblia es el alimento de su alma y espíritu. Pero es muy
triste que muchas personas no den valor a la lectura de la Biblia.
En el pueblo de Golfito en la zona bananera de Costa Rica vivía un señor con
su hijo. Este hombre creyó el evangelio y leía siempre su Biblia. A su hijo lo
exhortaba a que leyera la Biblia, pero éste no le hacía caso. El padre murió un día y
después de un tiempo un hermano de la iglesia de su padre fue a visitar al hijo. Este
se quejaba de su pobre suerte. Quería estudiar, pero no tenía dinero. «Mi padre
nada me dejó, sólo su Biblia vieja que está allí arrinconada. «Poco antes de morir
me exhortaba que leyera su Biblia después de su muerte», dijo el hijo. El visitante
pidió permiso para ver la Biblia para indicar algún pasaje para que el hijo leyera. Al
abrir la Biblia, ¡Que sorpresa!, en ella habían dos mil colones en billetes. «¡Ahora si
voy a poder estudiar!», dijo con alegría el muchacho.
Si usted no ha dada valor a la Biblia, empieza hoy mismo a leer su Biblia. Tal
vez no va a encontrar dinero o oro, pero la riqueza espiritual que ella contiene vale
mucha mas que toda la riqueza de este mundo.
Si usted ha sentido o cree que este sermón le ha tocado su corazón y quiere recibir a
Jesucristo como su Salvador personal, solo tiene que hacer la siguiente oración:
Señor Jesús yo te recibo hoy como mi único y suficiente Salvador personal, creo que
eres Dios que moriste en la cruz por mis pecados y que resucitaste al tercer día Me
arrepiento, soy pecador. Perdóname Señor. Gracias doy al Padre por enviar al Hijo a
morir en mi lugar. Gracias Jesús por salvar mi alma hoy. En Cristo Jesús mi Salvador,
Amen.
La Biblia – Palabra de Dios – Bosquejo
Alberto Vega Bosquejos para Sermones
Bosquejo para sermones: La Biblia es la revelación escrita de Dios a los hombres,
guía de vida; y es orientación para nuestra vida.
«Porque: Toda carne es como hierba, Y toda la gloria del hombre como flor de la
hierba. La hierba se seca, y la flor se cae; Mas la palabra del Señor permanece para
siempre.» 1 Pedro 1:24-25
La Biblia es la revelación escrita de Dios a los hombres, es el guía de la vida; y en ella
encontramos orientación para todos los momentos de la vida y el camino a
seguir. Por la lectura y estudio de este libro Dios habla a nuestros corazones.
Tabla de Contenidos [ocultar]
 1 1. LA FELICIDAD DE LA BIBLIA – Salmo 1
 2 2. LA EXCELENCIA DE LA BIBLIA – Salmo 119
 3 3. LA PRACTICA DE LA BIBLIA – Santiago 1:19-25
 4 4. LA PENETRACIÓN DE LA BIBLIA –
 5 5. LA RIQUEZA DE LA BIBLIA –
o 5.1 Relacionado
1. LA FELICIDAD DE LA BIBLIA – Salmo 1
En este Salmo maravilloso tenemos el camino del justo y del impío comparados por
Dios. Aquí tenemos una comparación del placer y bien estar del creyente con la
inestabilidad y fragilidad de los impíos. En la vida del creyente hay alegría y vida
verdadera porque el está plantado junto el Río de la Vida y toma sus sustento de
esta agua viva, que es la Palabra de Dios. Mismo en un lugar deserto la vida del
creyente puede producir fruto porque su fuerza ven del sustento que sus raíces
buscan en este río de Agua Viva. Por su constante meditación en la Ley del Señor su
vida va producir fruto en su tiempo.
Muchas veces en los mas secos desiertos del mundo los viajeros encuentren un
oasis, un lugar donde hay agua y árboles. Hay vida por que ha agua. La Biblia es el
Agua de Vida para el cristiano y pueda sustentarle en cualquier situación de esta
vida.
2. LA EXCELENCIA DE LA BIBLIA – Salmo 119

En este capítulo mayor de los Salmos que también es el mayor capítulo de la Biblia,
leamos sobre la excelencia de la Ley del Señor, la Biblia, la Palabra de Dios.
Aquí hay pelo menos 11 títulos dados a la Biblia. Está llamada «La ley de Jehová» 25
veces, «sus testimonios» 21 veces, «tus mandamientos» 22 veces, «tus estatutos»
19 veces, «tu palabra» 30 veces, «tus dichos» 22 veces, «tus juicios» 1 vez, «una
lámpara» 1 vez, «una luz» 1 vez, «tu promesa» 2 veces y «La palabra de verdad» 1
vez.
Para el cristiano la Biblia es todo; su sustento, su alimento, su conforto, su gozo y su
vida. Aquí encontramos la formula para una vida feliz y próspero. Cuando
reconocemos el valor de la Palabra de Dios, nuestra vida será orientada por el
mayor libro del mundo.
3. LA PRACTICA DE LA BIBLIA – Santiago 1:19-25
En el libro de Santiago leemos sobre el valor y necesidad de poner en práctica los
enseñamientos de la Biblia. Mismo siendo el mejor libro del mundo y conteniendo
el remedio para todas las enfermedades del corazón humano, si no fue aplicado y
tomado como una medicina para el enfermo, para nada aprovechará.
La Biblia es un libro para ser seguido y practicado en la vida del creyente si el mundo
será ganado por Cristo. El cristiano que niega la verdad de la Biblia viviendo una
vida inconstante y pecaminosa puede causar mucho daño para la iglesia de Cristo y
su trabajo.
4. LA PENETRACIÓN DE LA BIBLIA –
«Porque la palabra de Dios es viva y eficaz, y más cortante que toda espada de dos
filos; y penetra hasta partir el alma y el espíritu, las coyunturas y los tuétanos, y
discierne los pensamientos y las intenciones del corazón.» Hebreos 4:12
«Porque no me avergüenzo del evangelio, porque es poder de Dios para salvación a
todo aquel que cree; al judío primeramente, y también al griego.» Romanos 1:16
De todos los libros que ya fueron escritos, la Biblia es lo que mas ha influenciado el
mundo y cambiado el comportamiento humano para el bien. ¿Por qué la Biblia ha
tenido tanto suceso? Es porque las palabras de esto libro son vivas. La Biblia no es
solamente un libro que cuenta historias, hechos de sus personajes, datos y
acontecimientos del pasado. La Palabra de Dios habla del presente, pero también
habla con autoridad sobre los acontecimientos del futuro.
La Santa Biblia muestra la enfermedad de la rasa humana, pero también ofrece un
remedio eficaz para curar a cualquier alma que llega a Jesús para ser curada. En la
Biblia encontramos la formula para aliviar el sufrimiento que está en el corazón
humano. Cuando la Palabra de Dios es sembrada en el corazón humano, ella
efectuará un cambio para el bien. A veces el efecto no es instantáneo, o pueda ser
visto al momento de sembrar. Es como la lluvia que en el momento de caer, no
produzca fruto, pero en el cosecho ninguno puede negar los efectos que la lluvia ha
producido en el campo.
«Porque como desciende de los cielos la lluvia y la nieve, y no vuelve allá, sino que
riega la tierra, y la hace germinar y producir, y da semilla al que siembra, y pan al
que come, así será mi palabra que sale de mi boca; no volverá a mí vacía, sino que
hará lo que yo quiero, y será prosperada en aquello para que la envié.» Isaías 55:10-
11
Por los siglos la Biblia ha penetrado los mas duros corazones y producido cambios
notables en el comportamiento de los peores seres del mundo. Unos de los peores
bolos han sido transformados cuando ellos abrieron sus corazones para la Palabra
de Dios. Muchos hombres cristianos han ayudado a la causa de Cristo con sus
ofrendas generosas. La Biblia puede tener el mismo efecto en cualquier persona, se
es de humilde posición o de alta sociedad.
Un joven vaquero sin temor de Dios ni de los hombres decidió viajar a la Costa Oeste
de los Estados Unidos. Llegó a San Francisco impaciente e irritado. Pronto empezó
una vida de juegos, gastando todo el dinero que había ganado trabajando en el
rancho. Después de una orgía que duró toda la noche, se fue a traspié hacia su
habitación en el hotel, y durmió hasta bien entrado el día. Cuando se despertó, vio
un pequeño volumen que estaba en una estantería cerca de su cama. Era el
Evangelio de San Marcos. Degustado, lo arrojó al suelo. Aquella noche, cuando
volvió, descubrió que alguien lo había vuelto a dejar en su lugar. De nuevo lo echó a
un lado. Pero cuando lo vio allí por tercera vez, decidió leerlo, por lo que se lo metió
en el bocillo y se fue a un parque cercano. Encontró su contenido tan interesante
que no lo podía dejar. Unos pocos días después testificaba: «Me enteré de que el
Hijo de Dios le dijo a un leproso: Sé Limpio. Sé dirigió a un paralítico con las
alentadoras palabras, Tus pecados te son perdonados. Ensalzó a la viuda pobre por
haber dado sus últimas dos monedas. Me impresioné cuando Jesús tomó a niñitos
en sus brazos y les bendijo. Y después, a pesar de la forma injusta en que se le trató,
El derramó Su sangre para salvar a los pecadores. Cuando leí esto, vi mi culpabilidad
y hallé la paz de mi alma en Jesucristo.
Aquel vaquero se transformó en un hombre diferente y por el resto de su vida no
dejó escapar ninguna oportunidad para distribuir copias del Evangelio de San
Marcos y por su testimonio llevó centenas de almas a los pies de Jesús.
5. LA RIQUEZA DE LA BIBLIA –
«La ley de Jehová es perfecta, que convierte el alma; El testimonio de Jehová es fiel,
que hace sabio al sencillo. Los mandamientos de Jehová son rectos, que alegran el
corazón; El precepto de Jehová es puro, que alumbra los ojos. Deseables son más
que el oro afinado; y dulces más que miel, y la que destila del panal. Tu siervo es
además amonestado con ellos; en guardarlos hay grande galardón» Salmo 19:7-11
La Biblia es un poso sin fondo, un fuente inagotable y un veto de oro sin fin. La
Biblia es el libro mas rico del mundo en historias, aventura, amor y coraje. Para
aquella persona que tiene falta de sabiduría ella es un manantial de
conocimiento. Para el necesitado, las promesas y riqueza de la Biblia son ilimitadas.
En la Biblia encontramos instrucciones para habilitar el hombre para todo
necesidad, de como ser preparado para toda buena obra.
«Pero persiste tú en lo que has aprendido y te persuadiste, sabiendo de quién has
aprendido; y que desde la niñez has sabido las Sagradas Escrituras, las cuales te
pueden hacer sabio para la Salvación por la fe que es en Cristo Jesús.» 2
Timoteo 3:14-17
Para el cristiano que deseo seguir a Jesús la Biblia debe ocupar el primer lugar en su
vida, su hogar, y sus pensamientos cada día. Como la comida es el alimento de su
cuerpo, la Biblia es el alimento de su alma y espíritu. Pero es muy triste que
muchas personas no den valor a la lectura de la Biblia.
En el pueblo de Golfito en la zona bananera de Costa Rica vivía un señor con su
hijo. Este hombre creyó el evangelio y leía siempre su Biblia. A su hijo lo exhortaba
a que leyera la Biblia, pero éste no le hacía caso. El padre murió un día y después de
un tiempo un hermano de la iglesia de su padre fue a visitar al hijo. Este se quejaba
de su pobre suerte. Quería estudiar, pero no tenía dinero. «Mi padre nada me dejó,
sólo su Biblia vieja que está allí arrinconada. «Poco antes de morir me exhortaba
que leyera su Biblia después de su muerte», dijo el hijo. El visitante pidió permiso
para ver la Biblia para indicar algún pasaje para que el hijo leyera. Al abrir la Biblia,
¡Que sorpresa!, en ella habían dos mil colones en billetes. «¡Ahora si voy a poder
estudiar!», dijo con alegría el muchacho.
Si usted no ha dada valor a la Biblia, empieza hoy mismo a leer su Biblia. Tal vez no
va a encontrar dinero o oro, pero la riqueza espiritual que ella contiene vale mucha
mas que toda la riqueza de este mundo.

LA IMPORTANCIA DEL ESTUDIO DE LA BIBLIA

Escudriñad las Escrituras; porque a vosotros os parece que en ellas tenéis la vida
eterna;
Y ellas son las que dan testimonio de mí; Juan 5: 39
La Biblia es el libro de Dios, en ella se encuentra escrita su misma Palabra. A través
de sus paginas se deja escuchar la dulce voz del Señor, que habla a todo aquel que
se tome el tiempo de leer el santo libro.
Dentro de cada historia se deja ver el carácter de nuestro Dios, se nos muestra su
poder, nos es revelada su manera de actuar y responder a las necesidades de sus
hijos, se demuestra su amor por el hombre y la gran majestad que emana de su
naturaleza santa.
Cada mandamiento impreso en este libro revela su voluntad y propósito para
nuestras vidas. Cada consejo contenido en las Escrituras, además de instruirnos,
advertirnos, guiarnos y enseñarnos, nos habla de la profunda sabiduría e inteligencia
de nuestro Dios.
Ningún otro libro ofrece tanta sabiduría e inteligencia, ni tal conocimiento y
desarrollo intelectual, como la Biblia. Ningún otro libro, ni ningún otro tema,
recompensara tanto al que lo estudia, como la Escritura.
El éxito o fracaso en la vida depende en gran parte de cuanto de la Biblia logramos
atesorar en la mente y el corazón para ponerlo por obra y aplicarlo en nuestro andar
diario.
Así como cualquier maquina o aparato tiene un manual que describe su uso,
propósito y mantenimiento, de igual manera La Biblia es el manual de la vida para
que vivamos una vida abundante.
La palabra Biblia significa “libros” o “biblioteca”
Porque la Biblia esta consta de 66 libros. Estos se dividen en 2 partes las cuales son
el Antiguo y Nuevo Testamento. El Antiguo Testamento cuenta de 39 libros y el
Nuevo Testamento con 27.
La Biblia es la palabra de Dios escrita;
Esto quiere decir que Dios mismo es su autor intelectual, aunque se valió de
diversos hombres para escribirla, él la inspiró, o sea él impresiono en el corazón y la
mente de sus escritores lo que él quería que escribieran. Pablo dijo de la Biblia: Toda
la Escritura es inspirada por Dios... (1 Timoteo 3:16)
Por medio de la lectura de la Escritura podemos aprender quien es Dios y lo que él
quiere de nosotros; pues en la Biblia Dios se revela a sí mismo, esto por si solo hace
que la Biblia sea un libro diferente y único.
Pedro dijo de las Escrituras: Porque nunca la profecía fue traída por voluntad
humana, sino que los santos hombres de Dios hablaron siendo inspirados por el
Espíritu Santo. (2 Pedro 1: 21) Es por esto, que en la Biblia encontramos información
que no es posible encontrar en ninguna otra parte; pues nos provee de
conocimientos no accesibles por ninguna otra fuente. La Biblia trata además temas
que ningún otro libro se atreve siquiera a mencionar.
EL PROPÓSITO FUNDAMENTAL DE LA BIBLIA.
Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redargüir, para
corregir, para instruir en justicia, a fin de que el hombre de Dios sea perfecto,
enteramente preparado para toda buena obra. 2 Timoteo 3: 16, 17
La Biblia en general tiene como propósito fundamental llevarnos a través del
método de aprendizaje diseñado por Dios. Este método cuenta con cuatro
elementos básicos los cuales son:
ENZENAR. La Biblia nos muestra lo que es bueno y lo que es malo, lo que Dios pide y
espera de nosotros,
así como lo que Dios prohíbe que hagamos o practiquemos; en fin la Biblia nos
enseña cual es la voluntad de Dios para nosotros, nuestras familias y nuestra
comunidad.
REDARGüIR. Nos recuerda lo que hemos aprendido de la misma Escritura. Nos hace
sentir lo que es malo y
crea conciencia en nosotros de lo que agrada o desagrada a Dios.
CORREGIR. La Biblia nos señala las áreas especificas donde estamos fallando. La
Biblia nos hace ver claramente que cosas, de las que practicamos están mal delante
de Dios.
INSTRUIR. Nos guía y nos dice como hacer lo que nos ha enseñado; nos muestra el
camino a seguir para así
lograr poner por obra lo que hemos aprendido. Nos indica los pasos a seguir para
hacer lo que a grada a l Señor y así cumplir con su voluntad.
La Biblia es infalible.
Esto quiere decir que es segura, no tiene errores, nunca falla ni se equivoca porque
es la Palabra de Dios.
TIPOS Y FIGURAS DE LA PALABRA DE DIOS.

ESPADA. La palabra de Dios es capas de llegar hasta los lugares mas escondidos y
profundos del corazón como una espada o bisturí que penetra y opera dejado al
descubierto el problema que nadie ve.
Porque la palabra de Dios es viva y eficaz, y más cortante que toda espada de dos
filos; y penetra hasta partir el alma y el espíritu, las coyunturas y los tuétanos, y
discierne los pensamientos y las intenciones del corazón. (Hebreos 4:12)
MARTILLO. La Escritura es como un martillo que quebranta hasta el corazón mas
endurecido. ¿No es mi palabra... como martillo que quebranta la piedra? Jeremías.
23: 29b
FUEGO. La palabra de Dios es como un fugo que va quemando toda impureza e
ideas erróneas que haya en nuestro corazón purificando nuestra mente. ¿No es mi
palabra como fuego, dice Jehová? Jer 23: 29
PAN. El hombre tiene un lado fuertemente espiritual en su naturaleza que la Biblia
llama “Alma” y debe ser alimentada. La Palabra de Dios es el alimento (pan) del
alma; Jesús dijo:
No sólo de pan vivirá el hombre, sino de toda palabra que sale de la boca de Dios.
Mat 4: 4
LLUVIA. Porque como desciende de los cielos la lluvia y la nieve, y no vuelve allá,
sino que riega la tierra, y la hace germinar y producir, y da semilla al que siembra, y
pan al que come, así será mi palabra que sale de mi boca; así será mi palabra que
sale de mi boca; no volverá a mí vacía, sino que hará lo que yo quiero, y será
prosperada en aquello para que la envié. Isaías 55:11
ESPEJO. El espejo nos refleja tal y como somos, nos dice la verdad, no anda con
rodeos; si nos miramos mal, no vacila en dejárnoslo saber. Decir la verdad es una de
las características de la Biblia, pues ella nos dice exactamente lo que somos y lo que
estamos haciendo bien o mal.
Porque si alguno es oidor de la palabra pero no hacedor de ella, éste es semejante al
hombre que considera en un espejo su rostro natural. Santiago 1: 23
Todo esto y mas es la Biblia, Que vas a hacer con ella?
La Palabra de Dios Como Fundamento para el Crecimiento del Cristiano

La autentica vida cristiana empieza cuando a través de una sencilla oración o diálogo
con Jesús le invitamos a que entre en nuestra vida y sea nuestro Señor, dueño y
salvador, pero antes de expresar la oración, en la mayoría de los casos, alguien nos
mencionó uno o más versículos de la Palabra de Dios, es decir, primero Dios me
habla por su Palabra y yo le contesto por medio de la oración.
Creo personalmente que la razón por la cual muchos cristianos no oran o les parece
muy aburrido es porque no saben que decirle a Dios o como alabarle, adorarle y
pedirle y esto nos lo enseña su Palabra. Por la anterior razón, si quisiéramos colocar
en orden los fundamentos para el crecimiento del cristiano, deberíamos colocar en
primer lugar la Biblia: oyéndola, leyéndola, estudiándola, meditándola y
memorizándola.
¿Por qué la Palabra de Dios es fundamental para el cristiano?
Fundamento significa: Principio y cimiento en que estriba y sobre el que se apoya un
edificio u otra cosa. Raíz, principio y origen en que estriba y tiene su mayor fuerza
algo no material. (DLE).
La Biblia es fundamental para nosotros porque:
1. Jesús nos dio ejemplo al hacer de la Palabra de Dios el fundamento de su vida
humana:
Entonces Jesús fue llevado por el Espíritu al desierto, para ser tentado por el diablo.
Y después de haber ayunado cuarenta días y cuarenta noches, tuvo hambre.
Y vino a él el tentador, y le dijo: Si eres Hijo de Dios, di que estas piedras se
conviertan en pan.
El respondió y dijo: Escrito está: No sólo de pan vivirá el hombre, sino de toda
palabra que sale de la boca de Dios.
Mateo 4: 1-4 (RVR1960)
Si leemos con atención el texto anterior, podemos aprender que Jesús nos da un
ejemplo en este pasaje, Satanás pretendía que Jesús actuara independiente de Dios
y que le obedeciera a él, pero Jesús lo rechazó contestando con la Palabra de Dios
registrada en el Antiguo Testamento afirmando “escrito está“.
2. Es nuestro alimento espiritual como cristianos así como la comida es el alimento
físico de nuestro cuerpo:
«desead, como niños recién nacidos, la leche espiritual no adulterada, para que por
ella crezcáis para salvación, si es que habéis gustado la benignidad del Señor» 1
Pedro 2:2-3 (RVR1960)
3. Jesús nos lo enseñó: Él habló de fundamentos o bases al finalizar el sermón del
monte:
Cualquiera, pues, que me oye estas palabras, y las hace, le compararé a un hombre
prudente, que edificó su casa sobre la roca.
Descendió lluvia, y vinieron ríos, y soplaron vientos, y golpearon contra aquella casa;
y no cayó, porque estaba fundada sobre la roca.
Pero cualquiera que me oye estas palabras y no las hace, le compararé a un hombre
insensato, que edificó su casa sobre la arena;
y descendió lluvia, y vinieron ríos, y soplaron vientos, y dieron con ímpetu contra
aquella casa; y cayó, y fue grande su ruina.
Y cuando terminó Jesús estas palabras, la gente se admiraba de su doctrina;
porque les enseñaba como quien tiene autoridad, y no como los escribas.
Mateo 7: 24 – 29 (RVR1960)
Cuando Jesús habla de edificar esta hablando de bases, el dice «el que me oye estas
palabras», refiriéndose a las enseñanzas que acababa de predicar a la multitud en el
monte, de la misma forma hoy tenemos la posibilidad de oír la voz de Dios a través
de la lectura de la Biblia – la Palabra de Dios – en múltiples medios y con guías de
lectura como la que te proponemos en nuestra guía de lectura bíblica diaria, la
pregunta es: ¿la lees, la estudias,la memorizas, ¿la practicas? Si quieres tener una
vida cristiana bien construida, con buenas bases, que no se derrumbe ante las
dificultades, debes estudiar la Palabra de Dios y ponerla en práctica.

Beneficios de la Palabra de Dios para nuestra vida

1. Hace crecer nuestra fe: (Romanos 10: 17). Podemos orar mucho pidiendo más
fe, pero la fe vendrá solamente invirtiendo tiempo en el conocimiento de Dios y
de su Palabra a través de sus enseñanzas, promesas y mandamientos.
2. Nos convence de pecado como lo hace el Espíritu Santo (Hebreos 4: 12-13).
3. Nos ayuda a mantenernos alejados del pecado. (Salmo 119: 9, 11).
4. Nos da una norma por la cual podemos guiar nuestra vida, la misma Biblia nos
resume para qué es útil:
“Toda la Escritura es inspirada por Dios y es útil para enseñarnos lo que es verdad y
para hacernos ver lo que está mal en nuestra vida. Nos corrige cuando estamos
equivocados y nos enseña a hacer lo correcto. Dios la usa para preparar y capacitar a
su pueblo para que haga toda buena obra”. 2 Timoteo 3: 16-17 (NTV).

Pensamientos famosos sobre la Biblia:


“Es imposible gobernar el mundo con justicia sin Dios y sin la Biblia”—
George Washington.
“Yo estoy completamente consagrado a leer la Biblia. Tomemos de este libro todo lo
que podamos comprender con nuestra razón y tomemos el resto por fe y
ciertamente moriremos como personas mejores”—Abraham Lincoln.
“Considero día perdido aquel en que no haya dedicado tiempo suficiente a la
Palabra de Dios” – George Müller.
Aplicación
Tomemos la Biblia como nuestro “Manual de Vida”.
¿Qué nos puedes contar acerca de tu experiencia con la Palabra de Dios? Déjanos
tus comentarios.
¿Conoces a alguien que necesita o le interesa saber más sobre la Palabra de Dios?
compártele este artículo.
Que Dios te bendiga y puedas conocerle más a través de Su Palabra y poner en
práctica sus enseñanzas en tu diario vivir.

ILUSTRACIONES

EL RETO BIBLICO

Durante una sesión de preguntas y respuestas en un reciente discurso, un


estudiante universitario preguntó: "¿Por qué crees que la Biblia es la palabra
inspirada de Dios?"
¿Qué tiene de especial la Biblia, tan especial, que los cristianos creen que es
literalmente la palabra inspirada de Dios?

Consideremos los siguientes hechos sobre la Biblia:

Primero, la Biblia no es solo un libro. Este es un concepto erróneo más común de lo


que muchas personas creen, especialmente con personas que no provienen de un
contexto judeocristiano. En lugar de ser un solo libro, la Biblia es en realidad una
colección de 66 libros, que se llama el canon de las Escrituras.
Estos 66 libros contienen una variedad de tipos de literatura como historia, poesía,
profecía, de sabiduría, cartas y apocalípticos.

Segundo, estos 66 libros fueron escritos por 40 autores diferentes. Estos autores
provienen de una variedad de orígenes: pastores, pescadores, médicos, reyes,
profetas y otros. Y la mayoría de estos autores nunca se conocieron personalmente.

Tercero, estos 66 libros fueron escritos durante un período de 1500 años. Una vez
más, este es otro recordatorio de que muchos de estos autores nunca se conocieron
o trabajaron juntos para escribir estos libros.

Cuarto, los 66 libros de la Biblia fueron escritos en 3 idiomas diferentes. En la Biblia,


tenemos libros escritos en hebreo, griego y arameo.

Y finalmente, estos 66 libros fueron escritos en 3 continentes diferentes: África, Asia


y Europa. Una vez más, esto es un testimonio de las variadas circunstancias
históricas y culturales del pueblo de Dios.

Así que tenemos 66 libros, escritos por 40 autores diferentes, a lo largo de 1500
años, en 3 idiomas diferentes, en 3 continentes diferentes.
Además, esta colección de libros comparte una HISTORIA COMÚN, la creación, la
caída y la redención del pueblo de Dios; un TEMA COMÚN, el amor universal de Dios
para toda la humanidad; y un MENSAJE COMÚN, la salvación está disponible para
todos los que se arrepienten de sus pecados y se comprometen a seguir a Dios con
todo su corazón, alma, mente y fuerza. Además, estos 66 libros no contienen errores
históricos o contradicciones.

Después de que se compartieron los hechos anteriores, se presentó un desafío. "Si


no crees que la Biblia es la palabra inspirada de Dios, si no crees que la Biblia es de
origen sobrenatural y luego prueba esta prueba. Ve a cualquier biblioteca del
mundo, puedes elegir la biblioteca que quieras , y encuentre 66 libros que coincidan
con las características de los 66 libros de la Biblia. Debe elegir 66 libros, escritos por
40 autores diferentes, de más de 1500 años, en 3 idiomas diferentes, escritos en 3
continentes diferentes. Sin embargo, deben compartir una historia común, un tema
común y un mensaje común, sin errores o contradicciones históricas. Si puede
producir tal colección de libros, admitiré que la Biblia no es la palabra inspirada de
Dios.

Realmente es imposible para cualquier colección de escritos humanos. Sin embargo,


la Biblia pasa esta prueba. La Biblia contiene 66 libros, escritos por 40 autores
diferentes, más de 1500 años, en 3 idiomas diferentes, en 3 continentes diferentes,
sin errores históricos o contradicciones. Toda la Biblia, desde el Génesis hasta el
Apocalipsis, lleva la marca de la inspiración divina.
La próxima vez que se encuentre con alguien que le pregunte por qué cree que la
Biblia es la palabra inspirada de Dios, intente compartir este desafío con ellos. Mejor
aún, no espere hasta que se le pregunte, simplemente continúe y comparta este
desafío con un amigo hoy. Ni siquiera tiene que mencionar la Biblia por
adelantado; pregúnteles si creen que sería realista reunir una colección de libros de
este tipo. Después de que dicen: "¡Pero eso es imposible!" ¡Tienes una oportunidad
lista para compartir la verdad de la Palabra de Dios con alguien!

Max Lucado, en uno de sus libros, cuenta una historia

MAX LUCADO, en uno de sus libros, cuenta una historia que leyó sobre una pareja
de recién casados que tuvo un desastre de luna de miel. Llegaron al hotel en la
madrugada con grandes esperanzas. Habían reservado una habitación grande con
comodidades románticas. Eso no es lo que encontraron. Parece que la habitación
era bastante escasa, sin vistas, sin flores, un baño estrecho, y lo peor de todo, ¡sin
cama! Solo un sofá cama con un colchón lleno de bultos. A la mañana siguiente, el
novio con el cuello dolorido irrumpió en la recepcionista y expresó su ira. Cuando
terminó, el recepcionista le preguntó: "¿Abriste la puerta de tu habitación?" Admitió
que no lo había hecho y cuando regresó a la habitación, lo hizo. Para su sorpresa,
había una hermosa habitación grande con una vista espectacular, una cama king size
y un elaborado baño. ¿Por qué no intentó la puerta? ¿Por qué no
No lo sé, pero sí sé que hoy hay millones buscando una vida mejor. Lo que no
entienden es que Jesús es la puerta a esta vida mejor. Somos como el
recepcionista. Podemos señalarlos con nuestras oraciones, nuestras donaciones e
incluso nuestra partida.

La Biblia es indestructible

El famoso inventor Benjamín Franklin fue enviado como embajador a Francia.


Francia se hallaba paralizada por el veneno del ateísmo. El señor Franklin fue
invitado a unirse a una sociedad atea de hombres literatos para el exterminio de la
Biblia.

El se unió. Pronto le llegó su turno de leer una producción literaria ante la sociedad
de ateos. El señor Franklin tradujo el francés y leyó, de su propia escritura a mano, la
historia de amor de Rut y Booz.
Cuando el señor Franklin terminó, y todavía se le aplaudía, el presidente dijo:
- Doctor Franklin, esa es la más grande historia de amor jamás escrita en cualquier
idioma. De nuevo los miembros aplaudieron. El presidente agregó:
- Doctor Franklin, esta sociedad le pide a usted el derecho de publicar su historia de
amor, y de darle la mayor circulación posible. ¿Podemos publicar su historia de
amor?
El señor Franklin respondió:
- Lo siento, no les puedo dar el derecho a publicar mi historia de amor.
El presidente le preguntó:
-¿Por qué no podemos publicar su historia de amor?
- Porque ya ha sido publicada.
- Entonces, ¿podemos saber dónde fue publicada?
El señor Franklin se levantó, sacó de su bolsa un libro, lo puso en la mesa y dijo:
- En esta Santa Biblia que ustedes quieren destruir.
Esa declaración fue un golpe maestro que rompió la columna vertebral de la
sociedad de ateos, y le dio a Francia otra oportunidad en el mundo. La Biblia es
indestructible.

El Temor del Salvaje

Cierto salvaje acudió muy acongojado a un misionero, porque su perro había


devorado algunas hojas de una Biblia que le había sido regalada pocos días antes en
la Misión.
- No se preocupe tanto por la perdida de una Biblia ----le replico un misionero-----,
pues fácilmente podemos conseguirle otra.

- No es esto ---replicó el salvaje---.


No se trata del libro, sino de mi perro, que era un magnífico cazador, y ahora ¿Cómo
voy a dar de comer a mi familia?

- ¿Qué quiere decir? ---replicó intrigado el misionero.


- Se lo explicaré, dijo el salvaje.

Yo he visto muchos casos de gente que han venido a la misión y por el hechizo de
este libro, los que eran antes guerreros y pendencieros se han vuelto mansos como
corderos, y ya no quieren pelear ni matar a nadie.

Si mi perro a caído bajo el hechizo de este libro se volverá también manso, ¿Y cómo
voy a hacerlo, ¡pobre de mí!, para atrapar la caza?

El misionero le explicó que el hechizo no consiste en comer, sino en creer y aceptar


las enseñanzas del sagrado libro.

Pero el argumento del salvaje, y su declaración de lo que había visto en sus


conciudadanos que recibieron la influencia del Evangelio, fue motivo de regocijo
para el misionero, y una prueba del poder de la palabra de Dios cuando es aceptada
con sencillez y lealtad.

Luchamos con luz

Desde el frente de la guerra mundial, el capitán Clifton Bell nos habla ahora de
enormes proyectores manejados por batallones, con capacidad cada uno de estos
reflectores de 800.000.000 de bujías eléctricas, de tal manera que entre los ejércitos
está ya en boga este grito de combate: “Luchamos con luz”:

A nosotros nos fuera imposible, quizá, calcular toda la luz que puede producir uno
solo de estos proyectores. Aproximadamente pudiéramos decir que repartida esta
luz entre todos los habitantes de América Latina daría a todos – hombres, mujeres y
niños – en proporción de ocho bujías o velas a cada uno.

Y en esta medida podríamos decir que los tres enormes proyectores juntos
alumbrarían a todos los habitantes de nuestro planeta, a razón de una bujía por
cada uno.
El cristiano también puede adoptar como grito de combate “Luchamos con luz”. La
Biblia es un potente reflector espiritual capaz de iluminar el alma de todos y cada
uno de los habitantes del mundo.

El salmista dice: “Lámpara es a mi pies tu palabra, y lumbrera a mi camino. El


principio de tus palabras alumbra”. (Salmo 119.105-130).

CÓMO PREPARABA MOODY SUS SERMONES


Una vez que había resuelto cuál sería el tema de su predicación, tomaba un sobre
grande, y escribía sobre él el título o la referencia: El Cielo, El Salmo3, etc.
En sobres de este tipo iba guardando extractos de sermones, recortes de diarios,
pensamientos originales, todo lo que se relacionara con el tema. En su escritorio
tenía centenares de estos sobres, algunos de ellos muy abultados.
Cuando quería predicar sobre un tema determinado, primero revisaba el sobre y
elegía aquellas cosas que le parecían de utilidad. Luego hacía un bosquejo en el cual
introducía estas cosas. Decía que este método de hacer sermones presenta grandes
ventajas: El bosquejo permite que haya inspiración del momento, ya que el
predicador no está atado a un manuscrito completo. Siempre decía que la iglesia
prescisa “hombres que puedan pensar mientras están de pie.” “La gente dice que
repito los mismos sermones. Naturalmente que lo hago. Si tienes un sermón que
ha sido bendecido por Dios, no temas usarlo muchas veces”.

HAY DEMASIADOS ORADORES


Mis amigos, tenemos demasiados oradores. Estoy cansado de los “picos de
oro”. Antes me lamentaba porque no podía llegar a ser orador. Pensaba que sería
tan hermoso si yo pudiese hablar con un lenguaje bello que cautivara a mi
auditorio. He escuchado a muchos grandes oradores. Venían, se iban, y su voz era
como el aire: carecía de poder. Confiaban, no en el Señor, sino en sus bellos
discursos. Era a esto que se refería San Pablo cuando dijo: “Ni mi palabra ni mi
predicación fue con palabras persuasivas de humana sabiduría, más con
demostración del Espiritu y de poder”.
A un testigo que frente a un juez trata de hacer oratoria, pronto lo harán callar. El
hombre que dice la verdad en forma clara y sencilla es el que tiene mayor poder.

LA BIBLIA COMO UN ALBÚM DE FOTOGRAFÍAS


La Biblia es como un álbum de fotografías. Voy a la casa de un amigo, y mientras lo
espero comienzo a hojear su álbum. Voy dando vuelta a las hojas y encuentro gente
que conozco, y gente que se parece mucho a mis vecinos y amigos.
Si leemos la Biblia, encontraremos en ella nuestros retratos. Mi amigo, quizás seas
un fariseo. Si es así, mira lo que dice el evangelio de Juan, capítulo 3. Pero tal vez
no seas un fariseo. Quizás pienses que eres un pecador demasiado malo para llegar
a Cristo. Lee lo que dice la Biblia acerca de la mujer de Samaria, y cree en las
palabras que el Señor le dijo a ella.

MÉTELA EN TU CORAZÓN
“En mi corazón he guardado tus dichos, para no pecar contra ti.” Según un
predicador escocés, guardar la palabra en el corazón es meter una cosa buena en un
buen lugar para un buen fin. Muchos tienen la Bilbia en la cabeza, o en el
bolsillo. Lo que necestian es tenerla en el corazón.

ALGO NUEVO
Muchos hombres creen que la Biblia es un libro atrasado que ya pasó a la
historia. Dicen que estaba bien para los tiempos remotos, y que contiene algunas
páginas históricas de interés, pero que no sirve para hoy; que vivimos en el siglo de
las luces, y hemos adelantado tanto que los hombres pueden andar perfectamente
bien sin la Biblia.
Lo mismo sería decir que el sol, que ha brillado tanto tiempo, es ya tan viejo que es
una cosa atrasada; o que cuando un hombre construye una casa, ya no debe ponerle
ventanas desde que hemos descubierto la luz eléctrica. Yo les aconsejo a quienes
piensan que la Biblia es demasiado vieja y que está fuera de moda, que no pongan
ventanas en sus casas, sino que alumbren a éstas con luz eléctrica, ya que lo que
buscan es lo novedoso.

LA BIBLIA
Este libro revela la mente de Dios, el estado moral y espiritual del hombre, el camino
de salvación, el castigo del pecador no redimido y la bienaventuranza del creyente.
Sus doctrinas son santas, sus preceptos obligatorios, sus historias verdaderas y sus
decisiones inmutables.
Léelo para ser sabio, créelo para estar seguro, practícalo para ser santo. Es luz que
dirige, pan que sostiene y consuelo que alegra. Es mapa del viajero, báculo del
peregrino, brújula del navegante, espada del soldado y la carta magna del cristiano.
En la Biblia está el paraíso restaurado, el cielo abierto y las puertas del infierno
descubiertas. Cristo es su gran tema, nuestra salvación su buen propósito y la gloria
de Dios su meta. Debe ocupar la mente, gobernar el corazón y guiar los pies. Léelo
con lentitud, con frecuencia y con oración.
Es mina de prosperidad, un paraíso de gloria y un río de placer. Nos es dado en esta
vida, será abierto en el juicio y será recordado eternamente. Trata del deber más
grande, recompensará la labor más excelente y condenará a todo aquél que juega
con su sagrado contenido.

BIBLIA ABIERTA
Su nombre es Guillermo. Trae la cabellera muy alocada, una camiseta con agujeros,
pantalones de mezclilla y sin zapatos.
Es brillante. Un poco esotérico y muy brillante. Se hizo cristiano mientras asistía a la
universidad.
Enfrente de la calle de la universidad estaba una Iglesia conservadora de gente bien
vestida. Ellos quieren desarrollar un ministerio para los estudiantes, pero no están
seguros de cómo hacerlo.
Un día Guillermo decide asistir. Entra sin zapatos, con pantalón de mezclilla, su
camiseta y su loca cabellera. El servicio ya ha comenzado así que Guillermo se pasa
por el pasillo, buscando donde sentarse.
La Iglesia está completamente llena y no encuentra lugar. Para este entonces la
gente se ve un poco incómoda, pero no dicen nada.
Guillermo se acerca más y más hacia el púlpito y, cuando se da cuenta ya no hay
lugares, así que se sienta allí mismo en la alfombra. (Aunque comportamiento
perfectamente aceptable en un compañerismo de la universidad, creéme, esto
nunca había pasado antes en esta Iglesia!)
Ahora la gente está verdaderamente incómoda, y la tensión en el aire está gruesa.
Casi al mismo tiempo, el ministro se da cuenta de que desde mero atrás de la Iglesia,
un diácono muy despacio está tratando de llegar al frente donde está Guillermo.
Ahora el diácono como de ochenta años, con pelo gris, y un traje de tres piezas. Un
hombre muy espiritual, muy elegante, muy digno, muy cortés.
Camina con un bastón y, mientras va caminando hacia el muchacho, todos se están
diciendo a sí mismos que no lo pueden culpar por lo que va a hacer. ¿Cómo puedes
esperar que un hombre de su edad y de fondo entienda a un joven de la universidad
sentado en el piso?
Se tarda mucho tiempo para que el hombre llegue hasta el frente. La Iglesia está
silenciosa excepto por el bastón del hombre. Todos los ojos están puestos en él. Ni
siquiera se puede escuchar que alguien respire.
El ministro ni siquiera puede predicar el sermón hasta que el diácono hace lo que
tenía que hacer. Ahora todos ven a este hombre anciano soltar su bastón en el piso.
Con gran dificultad se agacha y se sienta enseguida de Guillermo y comienza a
adorar junto con Guillermo para que no se sienta solo.
Todos están muy emocionados. Cuando el ministro toma control, él dice, “Lo que
estoy a punto de predicar, nunca lo recordarán. Lo que acaban de ver nunca
olvidarán. Tengan cuidado de como vivan. Ustedes pueden ser la única Biblia que
algunas personas jamás leerán.”

EL LIBRO PARA UN MORIBUNDO O SIR WALTER SCOTT Y “EL LIBRO”


Cuando Sir Walter Scott estaba para morir, pidió “El Libro”. Uno de los miembros de
la familia, pensando que el moribundo se refería a alguno de los muchos volúmenes
que había escrito y que guardaba en su biblioteca, preguntó: –¿Cuál libro? Entonces
Sir Walter Scott dijo: No hay sino un Libro para un momento como este: Ese libro es
la BIBLIA.
LEER LA BIBLIA NO ES TAREA, ES PLACER
Cuéntase que recorriendo los caminos del país de Gales iba un ateo, el señor Hone;
iba a pie y al caer la tarde sintiendose cansado y sediento, se detuvo a la puerta de
una choza donde una niña estaba sentada leyendo un libro. Le pidió el viajero agua;
la niña le contestó que si gustaba pasar, su madre le daría también un vaso de leche.
Entró el señor Hone en aquel humilde hogar donde descansó un rato y satisfizo su
sed. Al salir vio que la niña había reasumido la lectura, y le preguntó:
–¿Estas preparando tu tarea, pequeña?
–No señor –contestó la niña–, estoy leyendo la Biblia.
–Bueno, ¿te impusieron de tarea que leyeras unos capítulos?.
–Señor, para mi no es tarea leer la Biblia, es un placer.
Esta breve plática tuvo tal efecto en el ánimo del Señor Hone, que se propuso leer él
también la Biblia, convirtiéndose en uno de los más ardientes defensores de las
sublimes verdades que ella enseña.

LA BIBLIA COMO ESPADA DE DOS FILOS


Guillermo Wilberforce era un brillante joven de veinticuatro años cuando fue
elegido miembro del Parlamento inglés. Era muy despreocupado en asuntos de
religión. Pero una vez durante un viaje, por invitación de su amigo el Rev. Isaac
Milher, leyeron todo el Nuevo Testamento griego, idioma que ambos amigos
conocían perfectamente, y esa simple y sola lectura revolucionó la vida de
Wilberforce: fue un hombre nuevo, un digno senador cristiano y el abogado
decidido de la abolición de la esclavitud.
Sucedió en Inglaterra también que para combatir a Pedro Mártir que daba unas
conferencias en la Universidad de Oxford, conferencias de esencia netamente
antipapista, el clero se alarmó y designó a Bernardo Gilpin para que lo combatiera.
Preparándose para la lucha, leyó las Escrituras, los escritos de los padres y… después
de todo, renunció a la iglesia del papa.

LO QUE EL EVANGELIO DE LUCAS SIGNIFICO PARA EL


En la población de Yu Yang, en la China Occidental, un joven compró un ejemplar del
Evangelio Según San Lucas, en su dialecto chino. Cuando llegó a su hogar, durante
tres días consecutivos estuvo leyendo ese Evangelio sin ayuda de ningún predicador
u otra persona cristiana. Lucas se posesionó de su vida de tal manera que el joven
chino hizo a un lado todo lo que le estorbaba par estudiarlo; y entretanto estuvo
esperando alguna indicación de Dios para saber qué debía hacer. En eso llegó un
misionero a la villa y el joven chino descubrió con gusto que las gentes de otros
países también sabían algo de Jesús. Después, cuando el misionero Hsu Ming Chih
encontró al joven chino descubrió que éste había aprendido de memoria el
evangelio de Lucas; y, lo mejor de todo, lo había aprendido de corazón, pues estaba
practicándolo. Esto demuestra lo que puede hacer un solo ejemplar del evangelio.
Cada vez que doy un evangelio creo que producirá un buen resultado.
ESPOSOS QUE SE CONVIERTEN POR LEER LA BIBLIA
Oí hablar en cierta ocasión de un matrimonio que llegó a tener una Biblia. Ninguno
de los dos esposos la había conocido antes. El marido empezó a leerla en su hogar.
Unos días después se dirigió a su esposa y le dijo: “Amada, si este libro es verdad,
estamos equivocados”. Continuó la lectura de la Biblia y al cabo de unos días más
habló nuevamente a su esposa en estos términos: “Si este libro es la verdad,
estamos perdidos.” Con más avidez que nunca prosiguió estudiando el libro hasta
que, una noche, exclamó: “Amada esposa, si este libro es la verdad, ¡podemos ser
salvos!”.
El mismo libro que le había revelado que estaban condenados le reveló el medio de
ser salvos por Jesucristo.
Esta es la gloria de la Biblia.
Confíe Usted en Cristo ahora mismo, sólo plenamente en él par siempre, y será
salvo.
No hay situación de la vida humana en que la Biblia no traiga fuerza y consolación.

MAGNIFICA SIEMBRA
Un médico curó a un indostano de una severa enfermedad; y cuando lo envió del
hospital a su casa le dio una Biblia. Tres años más tarde el misionero visitó la aldea
en que vivía aquel que había estado enfermo, y encontró a todos los habitantes
adorando al verdadero Dios. Aquella Biblia había sido la única instructora que
habían tenido. Muchos casos semejantes han ocurrido en los campos misioneros.

RARA BIBLIA EDITA RUSIA


MOSCU, 18 de octubre. (A. F. P.)—una Biblia para “creyentes y no creyentes”
acabada de ser editada en la Unión Soviética, con tiro de 150.000 ejemplares. La
obra tiene 408 páginas y está redactada en una forma popular “accesible a todos”.
Constituye en realidad una crítica detallada del Viejo y del Nuevo Testamentos.

CÓMO LLEGÓ MARTÍN LUTERO A SER REFORMADOR


Un día cuando Martín Lutero era estudiante, estaba en la biblioteca de su
universidad buscando algunos libros, cuando tropezó con un extraño volumen que
le llamó mucho la atención. Era un ejemplar de la Biblia en Latín. Grande fue su
asombro, porque siempre había creído que los fragmentos de la Biblia que se leen
en los cultos de la iglesia a la cual él pertenecía, eran la Palabra de Dios completa. Su
interés por este libro fue tan grande, que dijo que deseaba por sobre todas las
riquezas, una Biblia. Poco después entró en un monasterio de frailes agustinos y el
Vicario General le regaló una Biblia que estudió con gran cuidado. Este estudio le
facilitó el camino para su propia iluminación espiritual y para el gran trabajo de
reformación que él emprendió. Esto demuestra el efecto que produce la lectura de
la palabra de Dios en el corazón de los hombres.
ROMA Y LA BIBLIA
El estudio de la Palabra de Dios hace que el pueblo pronto se aleje de la idolatría. En
Efeso, los plateros notaron la merma de sus ventas, y precisamente por haber
perdido sus “ganancias” armaron un alboroto. Roma hace como lo hizo Demetrio.
He aquí un buen testimonio:
En la Biblioteca Nacional de París hay un documento guardado, que contiene el
dictamen dado al papa Julio III por los cardenales cuando fue elegido par ocupar el
trono pontificio en el año 1550. Incluye los pasajes siguientes:
“De todos los consejos que podemos ofrecer a Vuestra Santidad, hemos reservado
el más necesario al último. Tenemos que abrir los ojos bien y emplear toda la fuerza
posible en el asunto de permitir la lectura del evangelio tan poco como sea posible,
especialmente en el idioma común, en todos los países bajo vuestra jurisdicción.
“Debiera ser bastante el poquito, que por lo regular se lee en la misa, y no permitir a
ninguno leer más.
“Mientras que el pueblo se contente con ese poquito, los intereses de Vuestra
Santidad prosperarán; mas tan pronto como el pueblo quiera leer más, los intereses
de Vuestra Santidad principiarán a decaer.
“Este es el libro que, más que cualquier otro, ha levantado contra nosotros los
disturbios y tempestades por los cuales nos hemos casi perdido.
“El hecho es que si alguno examina diligentemente y compara las enseñanzas de la
Biblia con lo que se verifica en nuestras iglesias, pronto encontrará la diferencia y
verá que nuestra doctrina es frecuentemente distinta de la Biblia y más
frecuentemente aún contradice.
“Y si el pueblo entiende esto, nunca cesará, poniéndonos a prueba, hasta que todo
se descubra, y entonces seremos el objeto del desdén y odio universal.
“Por eso es menester quitar la Biblia de la vista del pueblo, pero con precaución
grande para evitar tumultos.”

UNA GUIA HACIA EL CIELO


Una jovencita en su lecho de muerte, ofreciendo su Biblia a un joven hermano, le
dijo:
–Ten Jorge…. guárdala por amor a mi… pero más aun por ser “el libro de Dios”…él
me enseñó el camino al cielo, a donde me dirijo con plena seguridad… él ha sido mi
lámpara en mi camino, pero ahora voy a donde ya no la necesitaré….Léelo, Jorge, y
nos volveremos a reunir…. En el cielo.

LA BIBLIA TRANSFORMA
A un colportor bíblico lo asaltaron a mano armada en un bosque en el corazón de
Sicilia. Se le ordenó encender fuego y quemar los libros que llevaba. Cuando tuvo
encendido el fuego pidió permiso para leer una porción de cada libro antes de
quemarlo. De uno leyó Salmo 23.
–Este es un buen libro; no lo quememos. Dámelo a mí – dijo el ladrón.
De otro leyó el capítulo 13 de 1 Corintios, el capítulo del amor.
–Esto es bueno; dámelo. No lo quememos – dijo nuevamente el ladrón.
De otro leyó una parte del Sermón del Monte, de otro la parábola de El Buen
Sembrador, y de otro la parábola del Hijo Pródigo; en cada caso con igual resultado.
Por fin no quedó por leer algo de ningún libro y ninguno había sido quemado.
El colportor pudo continuar su viaje; pero sin sus libros.
Años más tarde se encontró con el ladrón otra vez, pero ahora convertido en un
ministro ordenado. Los libros habían hecho la transformación.
La cosecha de la Biblia es la cosecha de vidas cambiadas en todas partes del mundo.

EL LIBRO QUE MEJORO A UN PUEBLO


Green, en su “Breve Historia del Pueblo Inglés”, cap. VIII, da un testimonio
maravilloso del efecto que la Biblia impresa produjo en el reinado de Elisabeth.
“Jamás se efectuó en ninguna nación un cambio moral más grande que el que se
realizó en Inglaterra durante los años que separaron la mitad del periodo del
reinado de Elisabeth de la Reunión del Gran Parlamento. Inglaterra llegó a ser un
pueblo de un libro, y ese libro era la Biblia. Era el único libro inglés con el cual todo
británico estaba familiarizado; se leía en las iglesias, le leía en los hogares, y en todas
partes sus palabras…. Encendían un maravilloso entusiasmo. Sus efectos literarios y
sociales fueron grandes; pero a la larga, más grande fue el efecto de la Biblia en el
carácter del pueblo, pues ejerció una influencia dominante manifestada en la acción
humana. Todo el temperamento de la nación sintió el cambio, en todas las clases
sociales se extendió un nuevo concepto de la vida y un nuevo impulso moral y
religioso.
Lista de Ilustraciones sobre la Biblia:
MÍA ES LA VICTORIA!” DICE EL SEÑOR

Share
Hay un relato muy inspirador en el libro de Jueces capitulo 7 que habla de una
batalla entre el pueblo de Israel con los madianitas, los amalecitas y los hijos del
oriente. Hubo un momento muy demandante para los que enfrentaban esta
situación. ¡Que largo debió parecerle a Gedeón aquellos instantes mientras estaba
parado firme frente a un ejercito innumerable como la arena del mar con un ejército
de tan sólo trescientos hombres armados sólo con cántaros y antorchas encendidas.
¡Trescientos hombres escogidos por Dios frente a un ejército innumerable! Esta era
“su realidad”. Pero bendito es nuestro Dios y Padre que siempre se impone a
cualquier circunstancia en este mundo cuando confiamos en El.
En este punto, Gedeón había obedecido cada paso a su Dios. En vez de aumentar su
ejército haciendo campaña para reclutar más hombres dijo:
“Quien tema y se estremezca, madrugue y devuélvase”. Jueces 7:3
Después, Dios instruyó a Gedeón para separar a aquellos que tenían prácticas
idolatras y también fueron despachados, sólo quedaron con él trescientos hombres
que no habían doblado sus rodillas delante de algún ídolo.
Todo lo que Dios estaba ordenando a Gedeón y él obedeciendo, parecía tan
descabellado que Dios tuvo que fortalecer su creencia:
Jueces 7: 9
9 Aconteció que aquella noche Jehová le dijo: Levántate, y desciende al
campamento; PORQUE YO LO HE ENTREGADO EN TUS MANOS.
¡El Todopoderoso le está pidiendo a Gedeón que vaya al campamento enemigo! Y le
está dando una clara promesa como ya cumplida.
10 Y SI TIENES TEMOR DE DESCENDER, baja tú con Fura tu criado al campamento,
11 Y OIRÁS LO QUE HABLAN; Y ENTONCES TUS MANOS SE ESFORZARÁN, y
descenderás al campamento. Y ÉL DESCENDIÓ CON FURA SU CRIADO hasta los
puestos avanzados de la gente armada que estaba en el campamento.
¡Claro que Gedeón tenía miedo! Y fue con su criado, él obedeció, su Dios le había
dicho que escucharía algo que lo fortalecería.
12 Y los madianitas, los amalecitas y los hijos del oriente estaban tendidos en el
valle como langostas en multitud, y sus camellos eran innumerables como la arena
que está a la ribera del mar en multitud.
¡Qué circunstancias! ¡Esto lucia terrible!
Muchas veces en nuestras vidas, las circunstancias generalmente nos gritan: ¡tienes
todo para perder! Pero nuestro Dios nos dice: ¡MÍA ES LA VICTORIA!!
13 Cuando llegó Gedeón, he aquí que un hombre estaba contando a su compañero
un sueño, diciendo: He aquí yo soñé un sueño: Veía un pan de cebada que rodaba
hasta el campamento de Madián, y llegó a la tienda, y la golpeó de tal manera que
cayó, y la trastornó de arriba abajo, y la tienda cayó.
14 Y su compañero respondió y dijo: Esto no es otra cosa sino la espada de Gedeón
hijo de Joás, varón de Israel. DIOS HA ENTREGADO EN SUS MANOS A LOS
MADIANITAS CON TODO EL CAMPAMENTO.
¡El enemigo temía ante El Dios Vivo y a la espada de Gedeón! Y es asombroso que
Dios, ¡por boca de un incrédulo confirmara a Gedeón lo que Él ya le había dicho por
revelación! ¡Eso fortaleció su alma! ¡Nuestro Dios es absolutamente maravilloso! ¡El
TODOPODEROSO!!! Para Él no hay nada imposible y tan sólo necesitamos confiar en
Su poder y fidelidad a pesar de lo que las circunstancias nos digan.
15 Cuando Gedeón oyó el relato del sueño y su interpretación, ADORÓ; y vuelto al
campamento de Israel, dijo: LEVANTAOS, PORQUE JEHOVÁ HA ENTREGADO EL
CAMPAMENTO DE MADIÁN EN VUESTRAS MANOS!!!
16 Y repartiendo los trescientos hombres en tres escuadrones, dio a todos ellos
trompetas en sus manos, y cántaros vacíos con teas ardiendo dentro de los
cántaros.
¿! Así se va a la guerra!!!? ¿Armado con trompetas, cántaros y antorchas!?¡Dios
sigue dando instrucciones a Gedeón que son un reto para obedecer!
17 Y les dijo: Miradme a mí, y haced como hago yo; he aquí que cuando yo llegue
al extremo del campamento, haréis vosotros como hago yo.
18 Yo tocaré la trompeta, y todos los que estarán conmigo; y vosotros tocaréis
entonces las trompetas alrededor de todo el campamento, y diréis: ¡Por Jehová y
por Gedeón!
19 Llegaron, pues, Gedeón y los cien hombres que llevaba consigo, al extremo del
campamento, al principio de la guardia de la medianoche, cuando acababan de
renovar los centinelas; y tocaron las trompetas, y quebraron los cántaros que
llevaban en sus manos.
20 Y los tres escuadrones tocaron las trompetas, y quebrando los cántaros
tomaron en la mano izquierda las teas, y en la derecha las trompetas con que
tocaban, y gritaron: ¡Por la espada de Jehová y de Gedeón!
Se suponía que solamente los capitanes del ejercito llevaban trompetas para dar la
orden de batalla, así que el enemigo asustado sólo escuchó un gran estruendo del
quebrar de los cántaros y las trompetas y los gritos de estos trescientos hombres.
¡Aquello debió ser espectacular! ¡Nuestro Dios es El más maravilloso Estratega!
¡Supo qué momento preciso escoger para producir aquel estruendo de victoria!
21 Y SE ESTUVIERON FIRMES CADA UNO EN SU PUESTO en derredor del
campamento; entonces todo el ejército echó a correr dando gritos y huyendo.
¡Este momento era crítico, muy demandante! Y ellos sólo permanecieron quietos
como su Dios les había ordenado. El hombre de Dios, junto con los trescientos que
le acompañaban, tuvieron que creer la revelación de Dios que era totalmente
contraria los cinco sentidos. Hicieron lo que Dios les dijo: tocaron sus trompetas,
quebraron sus cántaros y estuvieron firmes cada uno en su puesto. ¡ Así dieron Su
grito de victoria!
22 Y los trescientos tocaban las trompetas; y JEHOVÁ PUSO la espada de cada uno
contra su compañero en todo el campamento. Y el ejército huyó hasta Bet-sita, en
dirección de Zerera, y hasta la frontera de Abel-mehola en Tabat.
¡Que historia tan asombrosa! ¡Son las hazañas de Un Héroe maravilloso Quien es
nuestro Dios y Padre, el TODOPODEROSO!
Gedeón y su pequeño ejército, aun persiguieron y derrotaron por completo a
aquellos que quedaron del ejército de Madian, incluso encontrando fuerte oposición
entre sus propios hermanos. Dice la Palabra que la tierra de Israel reposó cuarenta
años por esta victoria.
Este registro, es un magnífico ejemplo de cómo el poder del Altísimo Señor y Dios
Omnipotente se sobrepone a todo lo que este mundo presenta como superior, a
cualquier circunstancia. Por supuesto que Gedeón jamás habría logrado tamaña
victoria con sus propias fuerzas y con un ejército tan pequeño, pero el poder de Dios
se impuso y brilló Su gloria.
Amados de Dios, tenemos la opción de permanecer quietos y firmes ante las
promesas de Dios, como Gedeón permaneció ante aquel ejército innumerable,
tenemos el gran gozo y privilegio de dar el gran grito de victoria de Cristo en todas
las batallas que enfrentamos y que no son nuestras batallas, sino del Señor.
Sabemos quién ha vencido –Cristo Jesús – y tenemos el derecho de perseguir al
enemigo que nos han perseguido en su nombre.
Las cruentas batallas que atravesamos constantemente en este mundo, ya están
ganadas. Dios sólo requiere que permanezcamos confiando en Él, escuchando
quietamente Su Voz, mirándole sólo a Él y jamás a las circunstancias, para que Él
manifieste la victoria de Cristo en nuestras vidas.
El enemigo sigue clavándose la espada cada uno contra su compañero mientras
permanecemos firmes adorando a nuestro Dios.
Sigamos con nuestras antorchas encendidas y el grito de victoria que proclamamos:
¡Cristo Jesús ha resucitado y vive en cada uno de nosotros!!! Dios nos fortalecerá a
cada paso como lo hizo con Gedeón si así se lo permitimos. Mas que el espíritu de
Gedeón esta en nosotros, ¡el Cristo resucitado y victorioso esta reproducido en
cada uno de nosotros! Toda su autoridad, poder y belleza es nuestra ahora
también POR PURA GRACIA, sin ningún merito de nuestra parte.
Romanos 1:17b
Mas el justo por la fe vivirá.
2 Corintios 5:7
Porque por fe andamos, no por vista. (“Vivimos por fe, no por vista” dice la Nueva
Versión Internacional).
Y, ¿Qué es la fe?:
Hebreos 11:1
Es, pues, la fe LA CERTEZA de lo que se espera, LA CONVICCIÓN DE LO QUE NO SE
VE.
6 Pero sin fe es imposible agradar a Dios; porque es necesario que el que se acerca
a Dios crea que le hay, y que es galardonador de los que le buscan.
32 ¿Y qué más digo? Porque el tiempo me faltaría contando de Gedeón, de Barac,
de Sansón, de Jefté, de David, así como de Samuel y de los profetas;
33 que por fe conquistaron reinos, hicieron justicia, alcanzaron promesas, taparon
bocas de leones,
34 apagaron fuegos impetuosos, evitaron filo de espada, sacaron fuerzas de
debilidad, se hicieron fuertes en batallas, pusieron en fuga ejércitos extranjeros.
Registros como el de Gedeón, están en las Escrituras para nuestro aprendizaje. Nos
bendice y edifica ver como nuestro Dios trae tremendas demostraciones de poder a
aquellos que confían en Él. ¡Que gozo vivir en un día y tiempo en que hemos
recibido el espíritu santo, poder desde lo Alto, simiente incorruptible, el consolador,
la unción del Santo que nos enseña todas las cosas. Cristo venció ya por nosotros en
toda batalla, somos más que vencedores por medio de aquel que nos amó y ninguna
cosa creada puede separarnos del Amor de Dios.
Bendito sea nuestro Dios y Padre que nos heredó por el descomunal sacrificio de Su
Hijo Jesucristo un legado tan riquísimo, un tesoro que está contenido en unos
simples “vasos de barro” PARA QUE LA EXCELENCIA DEL PODER DE DE DIOS Y NO DE
NOSOTROS.
¡Dios los bendiga!
Con amor de Dios y ministrando al Señor,
Versículos

Porque la palabra de Dios es viva y eficaz, y más cortante que toda espada de dos filos; y
penetra hasta partir el alma y el espíritu, las coyunturas y los tuétanos, y discierne los
pensamientos y las intenciones del corazón.
Hebreos 4:12

Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redargüir, para corregir,
para instruir en justicia, a fin de que el hombre de Dios sea perfecto, enteramente
preparado para toda buena obra.
2 Timoteo 3:16-17

Lámpara es a mis pies tu palabra, Y lumbrera a mi camino.


Salmos 119:105

Pero sed hacedores de la palabra, y no tan solamente oidores, engañándoos a vosotros


mismos.
Santiago 1:22

¿Con qué limpiará el joven su camino? Con guardar tu palabra.


Salmos 119:9
Y él dijo: Antes bienaventurados los que oyen la palabra de Dios, y la guardan.
Lucas 11:28

Sécase la hierba, marchítase la flor; mas la palabra del Dios nuestro permanece para
siempre.
Isaías 40:8

En cuanto a Dios, perfecto es su camino, Y acrisolada la palabra de Jehová;


Escudo es a todos los que en él esperan.
Salmos 18:30

Cualquiera, pues, que me oye estas palabras, y las hace, le compararé a un hombre
prudente, que edificó su casa sobre la roca.
Mateo 7:24

El cielo y la tierra pasarán, pero mis palabras no pasarán.


Mateo 24:35

Haced todo sin murmuraciones y contiendas, para que seáis irreprensibles y sencillos, hijos
de Dios sin mancha en medio de una generación maligna y perversa, en medio de la cual
resplandecéis como luminares en el mundo; asidos de la palabra de vida.
Filipenses 2:14-16
La exposición de tus palabras alumbra; Hace entender a los simples.
Salmos 119:130

El respondió y dijo: Escrito está: No sólo de pan vivirá el hombre, sino de toda palabra que
sale de la boca de Dios.
Mateo 4:4

En el principio era el Verbo, y el Verbo era con Dios, y el Verbo era Dios.
Juan 1:1

Porque recta es la palabra de Jehová, Y toda su obra es hecha con fidelidad.


Salmos 33:4

El que cree en mí, como dice la Escritura, de su interior correrán ríos de agua viva.
Juan 7:38

En Dios alabaré su palabra; En Dios he confiado; no temeré; ¿Qué puede hacerme el


hombre?
Salmos 56:4

Porque Jehová da la sabiduría, Y de su boca viene el conocimiento y la inteligencia.


Proverbios 2:6

Desead, como niños recién nacidos, la leche espiritual no adulterada, para que por ella
crezcáis para salvación.
1 Pedro 2:2

Dijo entonces Jesús a los judíos que habían creído en él: Si vosotros permaneciereis en mi
palabra, seréis verdaderamente mis discípulos; y conoceréis la verdad, y la verdad os hará
libres.
Juan 8:31-32

Por lo cual, desechando toda inmundicia y abundancia de malicia, recibid con


mansedumbre la palabra implantada, la cual puede salvar vuestras almas.
Santiago 1:21

Y te afligió, y te hizo tener hambre, y te sustentó con maná, comida que no conocías tú, ni
tus padres la habían conocido, para hacerte saber que no sólo de pan vivirá el hombre,
mas de todo lo que sale de la boca de Jehová vivirá el hombre.
Deuteronomio 8:3

Me diste asimismo el escudo de tu salvación; Tu diestra me sustentó,


Y tu benignidad me ha engrandecido. Ensanchaste mis pasos debajo de mí, Y mis pies no
han resbalado.
Salmos 18:35-36
El cual, siendo el resplandor de su gloria, y la imagen misma de su sustancia, y quien
sustenta todas las cosas con la palabra de su poder, habiendo efectuado la purificación de
nuestros pecados por medio de sí mismo, se sentó a la diestra de la Majestad en las
alturas.
Hebreos 1:3

Y aquel Verbo fue hecho carne, y habitó entre nosotros (y vimos su gloria, gloria como del
unigénito del Padre), lleno de gracia y de verdad.
Juan 1:14 | RVR60

Porque la palabra de Dios es viva y eficaz, y más cortante que toda espada de dos filos; y
penetra hasta partir el alma y el espíritu, las coyunturas y los tuétanos, y discierne los
pensamientos y las intenciones del corazón.
Hebreos 4:12

Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redargüir, para corregir,
para instruir en justicia, a fin de que el hombre de Dios sea perfecto, enteramente
preparado para toda buena obra.
2 Timoteo 3:16-17

Lámpara es a mis pies tu palabra, Y lumbrera a mi camino.


Salmos 119:105

Pero sed hacedores de la palabra, y no tan solamente oidores, engañándoos a vosotros


mismos.
Santiago 1:22

¿Con qué limpiará el joven su camino? Con guardar tu palabra.


Salmos 119:9

Y él dijo: Antes bienaventurados los que oyen la palabra de Dios, y la guardan.


Lucas 11:28

Sécase la hierba, marchítase la flor; mas la palabra del Dios nuestro permanece para
siempre.
Isaías 40:8

En cuanto a Dios, perfecto es su camino, Y acrisolada la palabra de Jehová;


Escudo es a todos los que en él esperan.
Salmos 18:30

Cualquiera, pues, que me oye estas palabras, y las hace, le compararé a un hombre
prudente, que edificó su casa sobre la roca.
Mateo 7:24
El cielo y la tierra pasarán, pero mis palabras no pasarán.
Mateo 24:35

Haced todo sin murmuraciones y contiendas, para que seáis irreprensibles y sencillos, hijos
de Dios sin mancha en medio de una generación maligna y perversa, en medio de la cual
resplandecéis como luminares en el mundo; asidos de la palabra de vida.
Filipenses 2:14-16

La exposición de tus palabras alumbra; Hace entender a los simples.


Salmos 119:130

El respondió y dijo: Escrito está: No sólo de pan vivirá el hombre, sino de toda palabra que
sale de la boca de Dios.
Mateo 4:4

En el principio era el Verbo, y el Verbo era con Dios, y el Verbo era Dios.
Juan 1:1

Porque recta es la palabra de Jehová, Y toda su obra es hecha con fidelidad.


Salmos 33:4

El que cree en mí, como dice la Escritura, de su interior correrán ríos de agua viva.
Juan 7:38

En Dios alabaré su palabra; En Dios he confiado; no temeré; ¿Qué puede hacerme el


hombre?
Salmos 56:4

Porque Jehová da la sabiduría, Y de su boca viene el conocimiento y la inteligencia.


Proverbios 2:6

Desead, como niños recién nacidos, la leche espiritual no adulterada, para que por ella
crezcáis para salvación.
1 Pedro 2:2

Dijo entonces Jesús a los judíos que habían creído en él: Si vosotros permaneciereis en mi
palabra, seréis verdaderamente mis discípulos; y conoceréis la verdad, y la verdad os hará
libres.
Juan 8:31-32

Por lo cual, desechando toda inmundicia y abundancia de malicia, recibid con


mansedumbre la palabra implantada, la cual puede salvar vuestras almas.
Santiago 1:21
Y te afligió, y te hizo tener hambre, y te sustentó con maná, comida que no conocías tú, ni
tus padres la habían conocido, para hacerte saber que no sólo de pan vivirá el hombre,
más de todo lo que sale de la boca de Jehová vivirá el hombre.
Deuteronomio 8:3

Me diste asimismo el escudo de tu salvación; Tu diestra me sustentó,


Y tu benignidad me ha engrandecido. Ensanchaste mis pasos debajo de mí,
Y mis pies no han resbalado.
Salmos 18:35-36

El cual, siendo el resplandor de su gloria, y la imagen misma de su sustancia, y quien


sustenta todas las cosas con la palabra de su poder, habiendo efectuado la purificación de
nuestros pecados por medio de sí mismo, se sentó a la diestra de la Majestad en las
alturas.
Hebreos 1:3

Y aquel Verbo fue hecho carne, y habitó entre nosotros (y vimos su gloria, gloria como del
unigénito del Padre), lleno de gracia y de verdad.
Juan 1:14

Colosenses 3:16
Que la palabra de Cristo habite en abundancia en vosotros, con toda sabiduría
enseñándoos y amonestándoos unos a otros con salmos, himnos {y} canciones espirituales,
cantando a Dios con acción de gracias en vuestros corazones.

2 Reyes 20:16
Entonces Isaías dijo a Ezequías: Oye la palabra del SEÑOR:

Juan 8:31
Entonces Jesús decía a los judíos que habían creído en El: Si vosotros permanecéis en mi
palabra, verdaderamente sois mis discípulos;

Juan 15:7
Si permanecéis en mí, y mis palabras permanecen en vosotros, pedid lo que queráis y os
será hecho.

Santiago 1:21
Por lo cual, desechando toda inmundicia y {todo} resto de malicia, recibid con humildad la
palabra implantada, que es poderosa para salvar vuestras almas.

1 Pedro 1:23
{Pues} habéis nacido de nuevo, no de una simiente corruptible, sino {de una que es}
incorruptible, {es decir,} mediante la palabra de Dios que vive y permanece.
Santiago 1:18
En el ejercicio de su voluntad, El nos hizo nacer por la palabra de verdad, para que
fuéramos las primicias de sus criaturas.

1 Tesalonicenses 2:13
Por esto también nosotros sin cesar damos gracias a Dios de que cuando recibisteis la
palabra de Dios, que oísteis de nosotros {la} aceptasteis no {como} la palabra de hombres,
sino como lo que realmente es, la palabra de Dios, la cual también hace su obra en
vosotros los que creéis.

Hechos 20:32
Ahora os encomiendo a Dios y a la palabra de su gracia, que es poderosa para edificar{os} y
dar{os} la herencia entre todos los santificados.

2 Timoteo 2:15
Procura con diligencia presentarte a Dios aprobado, {como} obrero que no tiene de qué
avergonzarse, que maneja con precisión la palabra de verdad.

Miqueas 2:7
¿No se dice, oh casa de Jacob: ``Es impaciente el Espíritu del SEÑOR? ¿Son éstas sus
obras?" ¿No hacen bien mis palabras al que camina rectamente?

Juan 15:3
Vosotros ya estáis limpios por la palabra que os he hablado.

2 Corintios 4:2
sino que hemos renunciado a lo oculto y vergonzoso, no andando con astucia, ni
adulterando la palabra de Dios, sino que, mediante la manifestación de la verdad, nos
recomendamos a la conciencia de todo hombre en la presencia de Dios.

Filipenses 2:16
sosteniendo firmemente la palabra de vida, a fin de que yo tenga motivo para gloriarme en
el día de Cristo, ya que no habré corrido en vano ni habré trabajado en vano.

Hebreos 5:13
Porque todo el que toma {sólo} leche, no está acostumbrado a la palabra de justicia,
porque es niño.

1 Juan 2:14
Os he escrito a vosotros, padres, porque conocéis al que ha sido desde el principio. Os he
escrito a vosotros, jóvenes, porque sois fuertes y la palabra de Dios permanece en vosotros
y habéis vencido al maligno.
Apocalipsis 3:8
`Yo conozco tus obras. Mira, he puesto delante de ti una puerta abierta que nadie puede
cerrar, porque tienes un poco de poder, has guardado mi palabra y no has negado mi
nombre.

Apocalipsis 6:9
Cuando {el Cordero} abrió el quinto sello, vi debajo del altar las almas de los que habían
sido muertos a causa de la palabra de Dios y del testimonio que habían mantenido;

Deuteronomio 8:3
Y te humilló, y te dejó tener hambre, y te alimentó con el maná que no conocías, ni tus
padres habían conocido, para hacerte entender que el hombre no sólo vive de pan, sino
que vive de todo lo que procede de la boca del SEÑOR.

Mateo 4:4
Pero El respondiendo, dijo: Escrito está: ``NO SOLO DE PAN VIVIRA EL HOMBRE, SINO DE
TODA PALABRA QUE SALE DE LA BOCA DE DIOS."

Jeremías 15:16
Cuando se presentaban tus palabras, yo las comía; tus palabras eran para mí el gozo y la
alegría de mi corazón, porque se me llamaba por tu nombre, oh SEÑOR, Dios de los
ejércitos.

2 Samuel 23:2
El Espíritu del SEÑOR habló por mí, y su palabra {estuvo} en mi lengua.

1 Samuel 3:1
El joven Samuel servía al SEÑOR en presencia de Elí. La palabra del SEÑOR escaseaba en
aquellos días, las visiones no eran frecuentes.

Lucas 9:26
Porque el que se avergüence de mí y de mis palabras, de éste se avergonzará el Hijo del
Hombre cuando venga en su gloria, y {la} del Padre, y {la} de los santos ángeles.

Juan 5:38
Y su palabra no la tenéis morando en vosotros, porque no creéis en aquel que El envió.

Amós 8:11
He aquí, vienen días --declara el Señor DIOS-- en que enviaré hambre sobre la tierra, no
hambre de pan, ni sed de agua, sino de oír las palabras del SEÑOR.

Amós 8:12
Y vagarán de mar a mar, y del norte hasta el oriente; andarán de aquí para allá en busca de
la palabra del SEÑOR, pero no {la} encontrarán.