Sei sulla pagina 1di 7

HORMIGÓN ARMADO I Conferencia 1 Tema 5

Nivel 5 de Ingeniería Civil. Tiempo de duración: 2 horas

Tema 5: Deflexiones en vigas de hormigón armado.

SUMARIO: La fisuración en el hormigón armado.


 Generalidades.
 Cálculo del Momento de Fisuración.
 Estados límites de fisuración.
 Cálculo de la abertura de fisuras.
 Disposiciones del ACI 318-14 para el chequeo de la fisuración.

DESARROLLO:
 Generalidades
 Introducción
El conocimiento cada día más profundo de los materiales que intervienen en el hormigón armado, así como la
utilización de métodos de cálculo más exactos han propiciado que arquitectos e ingenieros civiles conciban estructuras
de este material más audaces, proyectando elementos estructurales con luces considerables y secciones transversales
un tanto reducidas en comparación con otras épocas de utilización de este material, pero capaces de resistir las
cargas y solicitaciones que habrán de imponerle, con la seguridad preestablecida.
Sin embargo, reducciones de secciones, utilización de aceros y hormigones de mayor resistencia, disminución de
cuantías, etc., pueden repercutir considerablemente en el comportamiento de determinadas estructuras con respecto
a las deformaciones y fisuración del hormigón, originándose situaciones que pudieran poner en peligro el correcto
funcionamiento de las estructuras en sus fases de explotación, su durabilidad, e incluso su estética.
Hasta el momento en la asignatura se ha analizado el comportamiento del HA en la rotura, en el Estado Límite Ultimo
de Agotamiento de la sección. En el caso de la flexión se evalúa el agotamiento a Momento Flector y a Fuerza
Cortante. Es necesario además considerar los estados límites de utilización que pueden afectar la capacidad de uso de
una estructura, estos estados son:
a) Fisuración excesiva
b) Deformaciones excesivas (fundamentalmente flechas).
c) Oscilaciones excesivas o intolerables.
d) Corrosión del acero o del hormigón.
e) Vibraciones excesivas.

 Comportamiento de una sección a flexión.


En la curva de comportamiento M vs φ se aprecia claramente la respuesta de una sección a flexión.

M
M
M
n y
Mk
Mc
r

φ
φc φ φ
r y n

y
Donde se diferencian dos ETAPAS de análisis.
 ETAPA DE ROTURA: Mn – φn
Valores que caracterizan el agotamiento, para los que se diseña la sección para resistir la combinación de carga
más desfavorable Mu < .Mn
 ETAPA DE SERVICIO
Es la etapa de “FUNCIONAMIENTO” de la viga, por lo que para MMk, debe garantizarse que el elemento no se
agriete ni se deforme más allá de valores permisibles. Esto es lo que se llama el chequeo de los EL de Utilización:
de Fisuración y de Deformación.
El valor de momento Mk se calcula con las cargas de servicio, sin mayorar.
En la etapa de funcionamiento el Momento que provoca la fisuración de la sección (Mcr) resulta una frontera en la
valoración del comportamiento.
Como se puede apreciar en la curva M vs φ, en las vigas comunes, cuando se produce el valor de Mk ya la sección se
fisuró, pues Mk  Mcr.
Por tanto podrá establecerse dos zonas
 M  Mcr sección no fisurada
 Mcr  M  Mk sección fisurada
Ha sido confirmado fehacientemente, teórica y experimentalmente, que en el hormigón armado bajo cargas de
servicio el hormigón tiene un comportamiento que puede admitirse como ELÁSTICO, por lo que a continuación se
desarrollan las ecuaciones que rigen esta hipótesis.

 Cálculo del Momento de Fisuración.


En las secciones de HA el cálculo del Mcr tiene en esencia una importancia referencial, pues como regla estas se
fisuran para cargas relativamente bajas.

La obtención del Mcr parte del análisis de la sección con un comportamiento elástico y homogéneo, de la aplicación
de la ecuación de Navier:

M cr M cr
fr   .V2
W I

εc´ fc
C
Mcr

V2
T
εr fr
Momento de fisuración en sección con comportamiento elástico

Donde: fr → máximo esfuerzo a tracción del hormigón a flexión, f r  0,62 f c´ ( f c´ en MPa)


I
w → Módulo de la sección respecto a la fibra más traccionada
V2

Para tomar en cuenta el aporte del refuerzo colocado en la sección se calcula la SECCIÓN TRANSFORMADA u
HOMOGENEIZADA.


As´

h d

As
ds
b
Sección transformada

Las áreas transformadas de acero a hormigón se obtienen por:

Y como

Donde es el coeficiente o Módulo de equivalencia


Entonces:
Ah  Área hormigón + Área transformada del acero

Si se considera el área de hormigón desplazada por el refuerzo:

Para obtener la posición del centroide de la sección transformada, , se calcula el Momento Estático respecto al
borde inferior

Y finalmente para calcular el Momento de Inercia de la sección transformada, se divide la sección en partes y se
trabaja con la expresión

Donde:
Momento de inercia total de la sección transformada respecto a su centroide
Momento de inercia de cada parte de la sección total respecto a su centroide
Área de cada parte de la sección
Distancia del centroide de cada área hasta el centroide de la sección

Entonces para el cálculo definitivo del , tomando en cuenta la SECCIÓN TRANSFORMADA:


 Estados límites de fisuración
La fisuración en elementos de Hormigón Armado es inevitable, pues aparece cuando se sobrepasa la capacidad
resistente del hormigón a tracción que es baja, aproximadamente de un 10% de su resistencia a compresión. Las
grietas pueden producirse por diferentes efectos, los más importantes la acción de las cargas que provocan
solicitaciones de flexión o torsión de la sección, pero también debido a cambios de temperatura, la retracción del
hormigón u otra deformación sobre un elemento con determinadas restricciones a los desplazamientos.

En la asignatura se estudian las grietas provocadas por el Momento Flector. En el caso del Hormigón Armado, como
regla, las solicitaciones producidas por las cargas de servicio superan el Momento de Fisuración de la sección,
conduciendo al inevitable agrietamiento.

Se han identificado tres motivos por los cuales es necesario limitar el ancho de las fisuras en el hormigón. La
apariencia es importante en el caso del hormigón a la vista y el agrietamiento por tanto tiene un papel muy
importante, que justifica un riguroso control del ancho de la fisura.

La corrosión es importante en el caso del hormigón expuesto a ambientes agresivos, condición típica en climas
tropicales. Se ha demostrado que para limitar este efecto las medidas más efectivas están en la utilización de
hormigones de mejor calidad y aumentando el espesor del recubrimiento de hormigón a las barras de refuerzo, no es
la abertura de la fisura un factor decisivo, por lo que las últimas disposiciones del ACI no dirigen el control del
agrietamiento a limitar el ancho de esta.

La impermeabilidad requiere una severa limitación del ancho de las fisuras, aplicable solamente a elementos que
contengan líquidos o granos o que demanden otros requerimientos especiales por la agresividad del medio o por
necesidades del estado de la superficie, las exigencias alrededor de la fisuración se incrementan y demandan un
tratamiento particular.

La prevención de la fisuración es considerada de manera general en tres Estados Límites:

 Estado Límite de descompresión: Prohíbe la aparición de tracciones en la sección de hormigón pretensado

 Estado Límite de formación de fisura: Es el estado donde el esfuerzo de tracción de la fibra más traccionada,
calculada para una sección homogeneizada, es igual o menor a la resistencia a la tracción del hormigón por
flexión

Estos Estados Límites son propios del hormigón preesforzado.

 Estado Límite de abertura de fisura: Este es característico del HA que está fisurado bajo las cargas de servicio. Ha
sido práctica en los últimos años chequear este Estado Límite a partir del control del ancho característico de la
fisura ( ), calculado a nivel del centro de gravedad de las armaduras más próximas a la fibra más traccionada, el
que no debe sobrepasar un valor especificado en función de las condiciones ambientales.

Sin embargo en investigaciones desarrolladas en los últimos años y resumidas por el Comité ACI 224, sobre el “Control
de la Fisuración en Estructuras de Hormigón” se establece que:
“la tendencia del diseño de hormigón armado y preesforsado para asegurar una fisuración aceptable bajo cargas de
servicio consiste en proveer un detallado adecuado, tal como requisitos de armadura mínima y correcta selección de
los diámetros de las barras, así como la separación de las mismas, antes que en tratar de aplicar métodos sofisticados
para calcular las fisuras”

Por tanto el control del ancho de la grieta se convierte en un análisis específico y diferenciado para las estructuras que
requieran cumplir determinadas exigencias estéticas o de impermeabilidad. En este sentido es importante definir el
concepto de abertura de fisura máxima.
→ Buscar Tabla 6.3. Anchos permisibles de grietas. Mc.Cormac. Cap.6
 Cálculo de la abertura de fisuras
Aunque la forma actual de garantizar el cumplimiento del Estado Límite de Aberturas de Fisuras, propio de elementos
de hormigón armado, no parte del cálculo del ancho de las grietas, a continuación se abordan diferentes enfoques
para su cálculo, con vistas a dotar al proyectista de estas herramientas, siempre útiles en el análisis integral de las
estructuras y para elevar la comprensión de su comportamiento.

a) Enfoque del ACI hasta ACI 318-95

Las indicaciones del ACI, hasta ACI 318-95, establecían que la verificación del estado límite de abertura de fisura,
consistía en comprobar que el ancho máximo más probable que se puede presentar en la superficie de una pieza
sometida a flexión ( ) sea menor que el ancho permisible :

Estas disposiciones se basan en los trabajos de Gergely y Lutz que, para la flexión, pueden simplificarse en la siguiente
expresión: donde:

Factor de profundidad. Relación entre la distancia del eje neutro a la fibra más traccionada y la distancia entre el
eje neutro y el centroide del refuerzo principal, como se muestra en la figura que aparece a continuación. Para vigas
es aproximadamente 1.2 y para losas 1,35.

ε c´

h1
h2
2ds
bw ds
dc

Factor de profundidad. Recubrimientos.

→ esfuerzo de trabajo del acero bajo cargas de servicio en MPa. De una forma aproximada se puede asumir

→ distancia del borde de la fibra más traccionada al centroide de la barra o cable más cercano a ella en mm.

→ área efectiva de hormigón en tracción que rodea al acero traccionado, dividido entre el número de barras ( ) o

alambres en mm2. (en secciones T, b = bw)

NOTA: Si las barras son de diferentes diámetros, el número de barras está dado por el área total de refuerzo entre el
área de la barra de mayor diámetro.
La fórmula de Gergely y Lutz refleja que la distribución del refuerzo influye en el ancho de las fisuras de los elementos
sometidos a flexión, a través de los parámetros y . Esta expresión no es aplicable a losas armadas en dos
direcciones.

b) Enfoque de Frosch

Basado en un modelo físico del agrietamiento de vigas y losas en una dirección, Frosch revaluó el fenómeno de la
fisuración y propuso una nueva expresión para el cálculo del ancho de las grietas, el que se obtendrá por:

donde:

→ Factor de profundidad. Se admite calcular aproximadamente por: ,( en mm)

→esfuerzo de trabajo del acero en MPa

→módulo de deformación del acero en MPa

→distancia del borde de la fibra más traccionada al centroide de la barra más cercana a ella en mm.

→separación entre los centros de las barras de la armadura principal por flexión más cercana a la cara más
traccionada, en mm

Como se aprecia la abertura de fisura depende del esfuerzo en el acero, la separación entre las barras y el
recubrimiento de estas.

Este modelo de predicción de las fisuras es tomado como referencia para las normativas del ACI a partir de 1999, pues
se ha admitido que refleja mejor la realidad.

 Disposiciones del ACI 318-14 para el chequeo de la fisuración


Desde 1999 en el Código del ACI se introdujo un cambio significativo en el chequeo de la fisuración dirigido
fundamentalmente a limitar la separación entre las barras más próximas a la cara traccionada de la sección.

Esta separación máxima de la armadura depende solamente del esfuerzo en el acero bajo cargas de servicio, y del
recubrimiento libre de la armadura de flexión a partir de la superficie traccionada más próxima y viene dada por la
siguiente expresión:

Donde:

→separación entre los centros de las barras de la armadura principal por flexión más cercana a la cara más
traccionada, en mm

→ esfuerzo en la armadura calculado para las cargas de servicio (MPa). Se permite adoptar este esfuerzo igual al 60
por ciento del esfuerzo de fluencia especificado de la armadura.

→ espesor del recubrimiento libre, medido desde la barra a la superficie más traccionada, en mm.
r recubrimiento neto (al estribo)

cc recubrimiento a la cara del


acero principal

dc recubrimiento mecánico (a la
primera camada)

ds recubrimiento mecánico de
todo el refuerzo principal

ds dc
cc r
cc
s

Espaciamiento entre barras y recubrimientos para el control de la fisuración

BIBLIOGRAFÍA:
 Diseño de Concreto Reforzado. Mc. Cormac. Capítulo 6. Págs.(166- 172).