Sei sulla pagina 1di 32

UNIVERSIDAD NACIONAL DE AGRICULTURA

FUNDAMENTOS PARA LA VALORACIÓN, USO Y CONSERVACIÓN DE RECURSOS


GENÉTICOS EN EL LABORATORIO DE BIOTECNOLOGÍA DE LA (UNA)

POR:

YADIRA LIZBETH MANUELEZ NOLASCO

ANTEPROYECTO

CATACAMAS OLANCHO

SEPTIEMBRE, 2019
FUNDAMENTOS PARA LA VALORACIÓN, USO Y CONSERVACIÓN DE RECURSOS
GENÉTICOS EN EL LABORATORIO DE BIOTECNOLOGÍA DE LA (UNA)

POR:

YADIRA LIZBETH MANUELEZ NOLASCO

HILSY LOURDES SANABRIA ORTEGA, M. Sc.


Asesor Principal

ANTEPROYECTO DE PRÁCTICA PROFESIONAL SUPERVISADA

PRESENTADO A LA UNIVERSIDAD NACIONAL DE AGRICULTURA COMO


REQUISITO PREVIO A LA REALIZACIÓN DE LA PRÁCTICA PROFESIONAL
SUPERVISADA

CATACAMAS OLANCHO

SEPTIEMBRE, 2019
CONTENIDO

I INTRODUCCIÓN............................................................................................................. 1

II. OBJETIVOS...................................................................................................................... 2

2.1 Objetivo general .......................................................................................................... 2

2.2 Objetivos específicos ................................................................................................... 2

III. REVISIÓN DE LITERATURA ..................................................................................... 3

3.1 Recursos genéticos ........................................................................................................... 3

3.2 Uso de los recursos genéticos ........................................................................................... 3

3.2.1 Utilidad de los recursos genéticos ............................................................................... 4

3.3 Conservación de los recursos genéticos en su ambiente natural ............................... 4

3.4 Recursos Zoogenéticos ................................................................................................ 5

3.5 Conservación de recursos zoogenéticos ...................................................................... 8

3.6 Recursos fitogenéticos ................................................................................................. 9

3.7 Importancia de las especies silvestres para la mejora genética ................................. 9

3.8 Conservación de recursos genéticos vegetales .......................................................... 11

3.9 Seguridad Alimentaria Nutricional ..........................................................................12

3.10 El cambio climático ...................................................................................................... 14

3.11 Biología Molecular........................................................................................... .......... 17

IV. MATERIALES Y MÉTODOS.....................................................................................18

4.1 Lugar de la investigación ...............................................................................................18

4.2 Materiales y equipo........................................................................................................ 18

4.3 Método ........................................................................................................................... 19

iii
4.4 Metodología........................................................................................................................19

V. CRONOGRAMA DE ACTIVIDADES..............................................................................21

VI. PRESUPUESTO............................................................................................................... 22

VII. BIBLIOGRAFÍA...............................................................................................................23

iv
I INTRODUCCIÓN

Los científicos en el ámbito mundial, han señalado que una medida para salvaguardar el futuro
del planeta, es la conservación de los recursos genéticos, dicha preocupación es causada por la
acelerada extinción de especies y ecosistemas en todo el planeta de manera constante y
exponencial, así como también debido al creciente valor económico de los materiales y
mejoradores genéticos naturales. En América Latina y el Caribe la pobreza de ingresos afecta a
110 millones de personas y continua en aumento desproporcionado. Por lo tanto, los recursos
genéticos constituyen la base biológica de la seguridad alimentaria mundial, ya que son la
materia prima imprescindible de los mejoradores antes mencionados y a la vez fundamentales
para los sistemas agropecuarios del planeta (IPCC, 2019).

Los recursos genéticos a nivel mundial representan la principal fuente de producción tanto en el
área vegetal como animal, en nuestro país no es la excepción, ya que contamos con una amplia
diversidad de estos recursos y según (FAO 2018) de su adecuada valoración, uso y manejo
dependen significativamente su conservación y mejoramiento. En tal sentido en este trabajo se
implementarán e integrarán los conceptos anteriormente mencionados, los cuales se llevarán a
cabo mediante trabajo de campo, análisis y experimentación a escala piloto en los Laboratorios
de Biotecnología de la Universidad Nacional de Agricultura de Honduras (LBUNA).

El presente trabajo profesional tiene como propósito generar fundamentos para la valoración, uso
y conservación de recursos genéticos con el fin de proporcionar a los responsables de las
decisiones y a los profesionales, especialmente a los dedicados a el manejo de los recursos en
general, directrices sobre recursos genéticos, basados en información disponible y principios de
conservación generales y así mantener las condiciones en que la composición genética de una
especie pueda continuar evolucionando en respuesta a los cambios de su medio ambiente.
II. OBJETIVOS

2.1 Objetivo general

Establecer fundamentos para la valoración, uso, manejo y conservación de recursos genéticos en


el laboratorio de Biotecnología de la Universidad Nacional de Agricultura.

2.2 Objetivos específicos

Identificar los fundamentos metodológicos para la caracterización de recursos


genéticos patrones para tejidos mediante biología molecular.

Elaborar una guía metodológica para la caracterización en recursos genéticos de mayor


importancia para la seguridad alimentaria nutricional frente al cambio climático.
III. REVISIÓN DE LITERATURA

3.1 Recursos genéticos

La importancia de los recursos genéticos para la alimentación y la agricultura -por lo cual son
deseados o valorados-, la clase de materiales a ser colectados y la manera en que son explotados,
desarrollados y comercializados son fruto de reflexiones a través del tiempo y, en particular, de la
capacidad de la gente y las instituciones para usar los materiales, de la tecnología disponible para
este propósito y de la naturaleza de los mercados para los cuales se producen (Fowler y Hodgkin,
2004).

Los recursos genéticos para la alimentación y la agricultura son la materia prima de la que el
mundo depende para mejorar la productividad y calidad de los cultivos, la ganadería, la
silvicultura y la pesca, así como para mantener las poblaciones saludables de especies silvestres.
Por tanto, la conservación y uso sostenible de los recursos genéticos para la alimentación y
agricultura es un aspecto central de la Seguridad alimentaria y la nutrición. Conservar y utilizar
un amplio abanico de diversidad tanto entre especies significa garantizar opciones para responder
a los retos del futuro (FAO, 2019).

3.2 Uso de los recursos genéticos

El uso de los recursos genéticos, ya sean de plantas, animales o microorganismos, se refiere al


proceso de investigación de sus propiedades benéficas y a su utilización para incrementar el
conocimiento científico y comprensión o bien para el desarrollo de productos comerciales.
3.2.1 Utilidad de los recursos genéticos

El rápido desarrollo de la biotecnología moderna durante las décadas pasadas nos ha permitido
utilizar los recursos genéticos en formas tales que no solamente han cambiado esencialmente
nuestra comprensión del mundo viviente, sino también ha llevado al desarrollo de nuevos
productos y prácticas que contribuyen al bienestar del ser humano, desde importantes
medicamentos hasta métodos que mejoran la seguridad en el suministro de alimentos. También
ha mejorado los métodos de conservación que contribuyen a salvaguardar la biodiversidad global
(SCDB, 2016).

Según La Secretaría del Convenio sobre la Diversidad Biológica (2016), Los recursos genéticos
pueden tener un uso comercial o no comercial:

 En su uso comercial, las empresas pueden utilizar los recursos genéticos para desarrollar
enzimas especializadas, genes mejorados o pequeñas moléculas. Los recursos pueden
utilizarse en la protección de los cultivos, en el desarrollo de medicamentos, la
producción de químicos especializados o en el procesamiento industrial. También es
posible insertar los genes en los cultivos para obtener rasgos deseados que puedan
mejorar la productividad o la resistencia a las enfermedades.

 En su uso no comercial, los recursos genéticos pueden utilizarse para mejorar el


conocimiento o comprensión del mundo natural, con actividades que varían desde la
investigación taxonómica al análisis de ecosistemas. Este trabajo normalmente es
realizado por institutos de investigación académicos y públicos.

3.3 Conservación de los recursos genéticos en su ambiente natural

Los recursos genéticos forestales la diversidad genética presente en millares de especies de


árboles forestales de la Tierra constituyen un recurso intergeneracional de enorme importancia

4
social, económica y ambiental. La conservación de los recursos genéticos forestales se considera
aquí como el conjunto de acciones y políticas que aseguran la existencia continuada, la evolución
y la disponibilidad de estos recursos para las generaciones actuales y futuras. Tanto los recursos
genéticos en sí mismos como la práctica de su conservación, son esencialmente dinámicos
(Bioversity 2007).

3.4 Recursos Zoogenéticos

Los recursos zoogenéticos son aquellas especies animales que se utilizan o pueden utilizarse,
para la producción de alimentos y en la agricultura, y las poblaciones dentro de estas especies, lo
mismo que su material genético conservado (semen, óvulos, embriones, células somáticas,
DNA). Los recursos zoogenéticos son una parte importante y estratégica del patrimonio de un
país. Estos recursos son la materia prima de los mejoradores y constituyen uno de los insumos
más importantes de los agricultores (FAO 2009).

Los recursos zoogenéticos para la alimentación y la agricultura constituyen el patrimonio


biológico primario para el fomento de la ganadería y son esenciales para la seguridad alimentaria
y el desarrollo rural sostenible. Gran parte de la población rural pobre del mundo según las
estimaciones, un70% cría ganado y depende de él como parte de sus medios de sustento. Los
animales domesticados también contribuyen a los ecosistemas en los que viven, y prestan
servicios como la diseminación de semillas o la circulación de los nutrientes (FAO 2019).

El acceso a una amplia variedad de recursos zoogenéticos ha permitido que el sector pecuario de
la mayoría de los países desarrolle o importe animales que suministran numerosos productos y
servicios que contribuyen significativamente a la sobrevivencia humana, al desarrollo y al
bienestar. En el futuro, la diversidad de los recursos zoogenéticos podría llegar a ser aún más
importante en la medida en que los agricultores y ganaderos deban afrontar los desafíos de
adaptar sus animales a condiciones ambientales y socio económicas que cambian
permanentemente, incluida la posible adaptación al cambio climático (FAO 2009).

5
La extinción de los recursos zoogenéticos ha sido fundamentalmente consecuencia de la
introducción de genotipos foráneos que ofrecen mayores producciones en sistemas intensivos de
producción, con los consecuentes impactos en los ecosistemas tradicionales. Permiten a la vez
responder a las nuevas demandas de la sociedad, hacer frente a las situaciones imprevistas,
favorecer el desarrollo y satisfacer las demandas humanas. Por todo ello, se constituyen en un
ejemplo de la multifuncionalidad de la actividad agraria, y su valor estratégico debe ser
aprovechado y mantenido para las generaciones futuras (Munjica 2009).

Los recursos genéticos animales o recursos zoogenéticos (RRZZ) son un componente primordial
de los sistemas de producción pecuaria, ya que determinan, en buena medida, la cantidad y
calidad de los productos generados. La diversidad de los RZ es fundamental en la medida que
constituye la base para la selección direccional y la adaptación animal. La Comisión de Recursos
Genéticos para la Alimentación y la Agricultura de la FAO han incluido en su ámbito de trabajo,
desde el año 1995, los recursos genéticos animales. Con el asesoramiento del Grupo de Trabajo
Técnico Intergubernamental ha avanzado y apoyado la definición de estrategias y políticas para
la ordenación y manejo sustentable de los recursos genéticos animales (Silva 2014).

La labor realizada por la FAO en el ámbito de los recursos zoogenéticos para la alimentación y la
agricultura aborda cuestiones técnicas, normativas e institucionales y tiene en cuenta la
interacción con otros aspectos de la gestión de los recursos naturales, la dinámica de los sistemas
de producción y el desarrollo socioeconómico general. No obstante, la responsabilidad principal
de su aplicación corresponde a los gobiernos nacionales (FAO 2019).

Una base de recursos diversificada es fundamental para la supervivencia y el bienestar humano,


así como una contribución a la erradicación del hambre: los recursos zoogenéticos son esenciales
en la adaptación a las condiciones socioeconómicas y ambientales cambiantes, incluido el
cambio climático. Con una gestión adecuada, nunca pueden agotarse, ya que no existe una
incompatibilidad inherente entre utilización y conservación. La conservación, la utilización
sostenible de los recursos zoogenéticos y la participación justa y equitativa en los beneficios de
su utilización constituyen una preocupación internacional (FAO 2007).

6
Según (Silva 2014) Los recursos zoogenéticos se caracterizan por:

 La diversidad de los recursos zoogenéticos es esencial para satisfacer las necesidades


humanas básicas de alimentos y medios de vida, una vez que contribuyen a las
necesidades humanas proporcionando carne, leche y productos lácteos, huevos, fibras,
ropas, recursos para el alojamiento, fuerza de trabajo, así como estiércol usado como
fertilizante y combustible.

 En los 12.000 años transcurridos desde la domesticación de las primeras especies


ganaderas, más de 7.000 razas de animales domésticos han sido desarrolladas. Estas razas
representan ahora combinaciones únicas de genes.

 En términos de su enorme contribución potencial a la reducción del hambre y de la


pobreza, así como al desarrollo sostenible, los recursos zoogenéticos para la alimentación
y la agricultura se encuentran infra conservados e infrautilizados.

 La mayor parte de los países tiene un alto grado de interdependencia con respecto a sus
recursos zoogenéticos. Los agricultores, los pastores y sus comunidades son quienes
mantienen en la actualidad la mayor parte de los recursos zoogenéticos sobre el terreno,
como componentes de sus ecosistemas, economías y culturas agrícolas.

En 1996, la Cumbre Mundial sobre la Alimentación de la FAO y la Conferencia de las Partes del
Convenio sobre la Diversidad Biológica reconocieron la importancia de los recursos
zoogenéticos. El aumento en la toma de conciencia sobre las contribuciones esenciales de los
recursos zoogenéticos a la seguridad alimentaria y al desarrollo rural dio lugar a que la
Conferencia de la FAO solicitara al Director General la creación de un Grupo Especial de
Expertos en Recursos Zoogenéticos para preparar el establecimiento de un Grupo de Trabajo
Técnico Intergubernamental sobre los Recursos Zoogenéticos para la Alimentación y la
Agricultura (FAO 2009).

7
3.5 Conservación de recursos zoogenéticos

El hombre ha conservado grupos de animales vinculados a procesos productivos, lo que condujo


a la conformación de razas. Estos conjuntos seleccionados y domesticados en forma local
exhiben alta heterogeneidad, en comparación con las razas mejoradas. Dado lo anterior, las
comunidades nativas las conservan por los efectos positivos de la diversidad en los rendimientos
y su estabilidad de un año a otro (Gliessman, 1998). En este sentido, se ha señalado que entre
más heterogéneo sea el hábitat y mayores las fluctuaciones ambientales durante el período de
crecimiento, más grandes serán los efectos benéficos de la diversidad (Tilman et al., 1999),
siendo inherente, de los agro ecosistemas tropicales, los cambios ambientales tanto bióticos
como abióticos durante el ciclo de vida de los animales incluidos en los sistemas de producción.

Las razas animales poseen mayor variabilidad que cualquier variedad vegetal, lo cual permite
intensificar la selección dentro de éstas como una aproximación exitosa para mejorar la
producción (Tilman et al., 1999). Sin embargo, la selección y el reemplazo de los animales por
otros, elegidos por sus atributos, se produce a expensas de la variabilidad genética, lo cual puede
conducir a la pérdida de atributos importantes relacionados con resistencia a enfermedades,
fertilidad y adaptabilidad a condiciones ambientales, lo que tiene gran significado en el mediano
y largo plazo.

Los animales, al igual que las plantas, están sometidos a procesos de estrechamiento en su
diversidad genética por destrucción de los hábitats naturales, donde los silvestres y relacionados
de las especies utilizadas por el hombre se encuentran, lo cual se ve magnificado por la
domesticación y desarrollo de conjuntos de animales uniformes y por las preferencias de los
productores o consumidores por ciertas razas (Tilman et al., 1999).

8
3.6 Recursos fitogenéticos

Los recursos fitogenéticos para la alimentación y la agricultura (RFAA) tienen una función cada
vez más importante en la seguridad alimentaria y en el desarrollo económico mundiales. Como
componente integral de la biodiversidad agrícola, estos recursos son esenciales para intensificar
la producción agrícola sostenible y para asegurar el medio de subsistencia de una gran
proporción de mujeres y hombres que dependen de la agricultura (FAO 2011).

La preocupación por la conservación de los recursos fitogenéticos es tan antigua como la propia
civilización humana. No obstante, la percepción de la erosión genética como un problema a
escala mundial y la toma de medidas para evitarla, no ha tenido lugar hasta bien entrado el siglo
XX. A comienzos de este siglo numerosas zonas agrícolas, tanto de Europa como de América del
Norte, comenzaron a ser cultivadas con variedades obtenidas mediante mejora genética. Este
cambio en los hábitos agrícolas no afectó de forma drástica a la diversidad genética mantenida en
las explotaciones tradicionales (Irlondo 2014).

3.7 Importancia de las especies silvestres para la mejora genética

Durante su evolución, los parientes silvestres de los cultivos han desarrollado características que
les han permitido sobrevivir en condiciones extremas. Por ejemplo, en las costas de las Islas
Galápagos existe un pariente silvestre que ha proporcionado genes al tomate cultivado para
conferir tolerancia a la salinidad, por lo que las plantas pueden ser regadas con un tercio de agua
de mar. Además, la principal fuente de resistencia se encuentra en las plantas silvestres y han
sido las más explotadas en el fitomejoramiento de los cultivos (Hodgkin 2002).

Se puede definir a un pariente silvestre de una especie cultivada como una planta silvestre más o
menos relacionada con un cultivo al que le puede aportar material genético pero que, a diferencia
de la especie cultivada, no se ha domesticado (Heywood et al., 2007). Como evidencia de la

9
importancia de estos recursos para el mejoramiento de los cultivos realizado en las últimas
décadas, se reporta (Maxted 2009).

Es muy importante destacar que, la heterogeneidad ambiental promueve la plasticidad fenotípica


de las especies y esta última tiene relación directa con la estructura genética de las poblaciones
(Keyghobadi et al., 1999). Por lo que, en la medida que las frecuencias genéticas cambian, se
manifiestan en el fenotipo en respuesta a las condiciones ambientales y tal variación se refleja en
diferencias intra o interpoblacionales (Fordyce 2006). Entonces, la diferenciación entre nichos
ecológicos induce los procesos de especiación simpátrica y también la extinción de las especies o
variantes poblacionales que no logran adaptarse (Van Doorn et al., 1998).

¿Por qué interesan los recursos genéticos forestales?

Casi en todas partes existen amenazas para la integridad de los recursos genéticos forestales
debido a innumerables causas. Las mayores amenazas incluyen la deforestación y los cambios en
el uso del suelo, la utilización inapropiada del bosque y de sistemas de manejo, la contaminación
y el cambio climático, así como la circulación indocumentada e incontrolada del germoplasma
forestal. Las especies arbóreas forestales son normalmente organismos de vida prolongada, muy
heterozigóticos, que han desarrollado mecanismos naturales para mantener unos altos niveles de
variación intraespecífica (Bioversity 2007).

En el mundo actual, el gran desafío de la humanidad es el de utilizar los recursos naturales en


forma sostenible, de modo de satisfacer las necesidades de las generaciones presentes pero
asegurando la base para las generaciones futuras. Esta utilización sostenible se plantea como el
gran paradigma actual en el marco de una serie de desafíos tales como la necesidad de un
crecimiento económico equitativo, la conservación del ambiente, la radicación en el medio rural
y mantenimiento de los conocimientos tradicionales. La diversidad biológica no sólo ocupa un
lugar central, sino que es la base que los sustenta (Berretta 2001).

10
La diversidad genética es necesaria para garantizar que los árboles forestales puedan sobrevivir,
adaptarse y evolucionar en unas condiciones ambientales cambiantes. También mantiene la
vitalidad de los bosques y proporciona resiliencia frente a factores de estrés, como las plagas y
las enfermedades. Es necesaria para los programas de selección artificial, mejoramiento y
domesticación destinados al desarrollo de variedades adaptadas o al fortalecimiento de
características útiles. En muchos países, las perspectivas de desarrollo sostenible en las zonas
rurales se verán sumamente influenciadas por el estado de la diversidad en los ecosistemas y las
especies forestales (FAO 2014).

3.8 Conservación de recursos genéticos vegetales

Con relación a los recursos genéticos vegetales, (Brown y Brubaker, 2002) señalaron que en el
siglo XX se produjo una transición grande sobre la apreciación de la diversidad genética vegetal;
esto se inició con el redescubrimiento de las leyes de la herencia postuladas por Mendel y los
conceptos de Johanssen que contribuyeron al desarrollo del mejoramiento de plantas, lo cual se
sumó a una visión del mundo posdarwiniano de que había suficiente variabilidad genética y que
ésta no estaba en riesgo.

Hay dos formas de conservar los recursos genéticos de la agrobiodiversidad, in situ y ex situ, las
cuales no son excluyentes, pues como ha puntualizado (Brush, 2000), entre otros, se puede
desarrollar una estrategia complementaria de estas dos. De acuerdo con el Convenio sobre la
Diversidad Biológica (Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Medio Ambiente y el
Desarrollo, 1992), la primera se refiere a la conservación de los ecosistemas y los hábitats
naturales y el mantenimiento y recuperación de poblaciones viables de especies en sus entornos
naturales y, en el caso de las especies domesticadas y cultivadas en los ambientes en que hayan
desarrollado sus propiedades específicas.

Cabe señalar que, actualmente, la mayoría de la agrobiodiversidad remanente in situ se encuentra


en las fincas de semi subsistencia de los países más pobres y aun en los “jardines caseros” de las

11
naciones industrializadas (Brookfield, 2001; Brookfield et al., 2002; IPGRI, 2003). El mismo
instrumento define la conservación ex situ como el mantenimiento de componentes de la
diversidad fuera de sus hábitats naturales.

El peligro de erosión genética y la necesidad de estrategias de conservación llevó a la Comisión


de Recursos Genéticos para la Alimentación y la Agricultura de la FAO (1996) a incluir en el
Plan de Acción Mundial para la Conservación y Utilización Sostenible de los Recursos
Fitogenéticos para la Alimentación y la Agricultura dos capítulos dedicados a actividades
relacionadas con la conservación ex situ e in situ.

(Maxted y colaboradores, 1997) afirmaron que la complementariedad de la conservación ex situ


e in situ es especialmente importante en el caso de las especies relacionadas con las cultivadas
(Gepts, 2006; Fowler y Hodgkin, 2004). Por su parte, (Andersen y colaboradores, 2009) afirman
que la planeación de estrategias óptimas de conservación para las plantas cultivadas y silvestres
es influenciada por factores biológicos y ambientales que deben considerarse desde el inicio.

La conservación en los entornos naturales no ha sido un patrimonio exclusivo de los países en


desarrollo, con ejemplos de esfuerzos de esta índole en naciones desarrolladas; así, en Suiza se
han propiciado acciones de conservación por esta vía en la zona alpina, lo cual partió del
reconocimiento de la multifuncionalidad de la agricultura en áreas montañosas marginales del
país, con apoyo de fondos públicos y privados para el mantenimiento de variedades locales, agro
ecosistemas, paisajes naturales, prácticas culturales y comunidades rurales (Bardsley y Thomas,
2004).

3.9 Seguridad Alimentaria Nutricional

El primer concepto de Seguridad Alimentaria surge en la década del 70, basado en la producción
y disponibilidad alimentaria a nivel global y nacional. En los años 80, se añadió la idea del
acceso, tanto económico como físico. Y en la década del 90, se llegó al concepto actual que

12
incorpora la inocuidad y las preferencias culturales, y se reafirma la Seguridad Alimentaria como
un derecho humano (PESA, 2006).

Según el Instituto de Nutrición para Centroamérica (INCAP, 2009), la Seguridad Alimentaria


Nutricional es un estado en el cual todas las personas gozan, en forma oportuna y permanente, de
acceso físico, económico y social a los alimentos que necesitan, en cantidad y calidad, para su
adecuado consumo y utilización biológica, garantizándoles un estado de bienestar general que
coadyuve al logro de su desarrollo.

La definición de Seguridad Alimentaria y Nutricional integra cuatro disponibilidad, dimensiones:


consumo, acceso y aprovechamiento biológico: Según (FAO, 2007)

 Disponibilidad. Que existan alimentos en la cantidad y calidad (nutricional y de


inocuidad) requeridas, de manera interrumpida. Incluye la producción nacional, las
reservas, capacidad de exportación e importación y las donaciones de alimentos.

 Acceso. Que toda la población pueda adquirir los alimentos que necesita sin
interrupciones. Esto depende del poder adquisitivo para comprarlos si no los produce, que
exista la infraestructura y el transporte para viabilizar su traslado, que existan canales de
distribución adecuados.

 Consumo. Que las personas tengan el conocimiento que les permita decidir sobre los
alimentos de mayor contenido nutricional, las mejores combinaciones y la higiene en su
manejo, preparación y conservación.

13
3.10 El cambio climático

El planeta tierra está calentándose más rápido que lo ocurrido en los últimos cientos de años y la
evidencia plantea que han existido enormes cambios climáticos: Desde períodos de completa
ausencia de nieve en los Polos hasta ciclos en los que se hallaban cubiertos por ésta, en
extensiones completas, sobre la mayor parte de Europa, Asia y Norte América. Sólo hace 10.000
años ocurrió la mayor retracción del hielo polar. Desde entonces el clima se ha tornado a veces
más cálido u otras más frío. Evidencias en la historia de los recursos naturales muestran como en
el caso de los anillos de los árboles o el comportamiento de los glaciares que el clima ha
cambiado significativamente (Mercado, 2016).

El cambio climático se auto acelera, es decir, impacta el planeta de una forma que luego produce
aún más calentamiento global. Esta dinámica se llama retroalimentación. Por ejemplo, el
aumento de temperatura está derritiendo la capa de hielo en partes del Ártico, debajo de la cual
se almacena una enorme cantidad de metano, un gas de efecto invernadero. Al derretirse el hielo,
el metano escapa a la atmósfera, intensificando el calentamiento global. Además, el hielo, por su
color blanco, mitiga el efecto invernadero por su altísimo poder de reflejar los rayos solares hacia
la atmósfera (Rodríguez 2009).

El cambio climático ocupa hoy uno de los primeros lugares entre los problemas que afectan a la
humanidad, por sus efectos medioambientales y, sobre todo, porque su principal determinante es
el incremento de los gases de efecto invernadero, resultantes de las actividades humanas. El
clima, considerado a escala de media y variabilidad, no de valores puntuales, de temperatura,
vientos y precipitaciones es el resultado de la interacción de la radiación solar, la órbita terrestre,
la latitud, la composición atmosférica, las corrientes oceánicas, el efecto albedo y, sobre todo, los
efectos antropogénicos (Useros 2012).

Con la ausencia de este manto blanco la tierra absorbe más calor del sol, que luego retorna a la
atmósfera en la forma de rayos infrarrojos, y el proceso se acelera de nuevo. Otro ejemplo de la
retroalimentación son los incendios forestales: a medida que la temperatura sube aumenta la

14
vulnerabilidad frente a los incendios, que causan la liberación de más carbono a la atmósfera.
Mecanismos de retroalimentación como éstos hacen más difícil aún estabilizar el clima
(Rodríguez 2009).

El cambio climático, lo mismo que la evolución demográfica, la brecha norte sur o la


globalización, ha accedido a los primeros puestos del ranking de preocupaciones sociales, a pesar
de las incertidumbres, y esto es así porque su principal responsable son las actividades humanas,
por los efectos medioambientales y sobre la salud de la población y, sobre todo, porque es otra
cuestión más de países desarrollados y subdesarrollados, pobres y ricos, de justicia o de
inequidad, de repartir cargas y esfuerzos, de tensiones entre explotadores de recursos y
sociedades explotadas o, simplemente, de controlar el uso de combustibles y del uso de la tierra
y, en resumen, de actuar con responsabilidad para esta y sucesivas generaciones, cuyo bienestar
debe mejorarse con el desarrollo tecnológico (Useros 2012).

El cambio climático se refiere a los cambios a largo plazo del estado del clima y también puede
deberse a factores naturales. Sin embargo, los rápidos cambios que se han producido desde
mediados del siglo pasado se han debido, en gran medida, a las emisiones de gases de efecto
invernadero de la humanidad en la atmósfera. Otras actividades humanas que también afectan al
sistema climático son las emisiones de contaminantes y otros aerosoles y las modificaciones de
la superficie terrestre tales como la urbanización y la deforestación (OMM 2013).

El calentamiento en el sistema es inequívoco y desde la década de 1950, muchos de los cambios


observados no han tenido precedentes en los últimos decenios a milenios. La atmosfera y el
océano se han calentado, los volúmenes de nieve y hielo han disminuido, el nivel del mar se ha
elevado y las concentraciones de gases de efecto invernadero han aumentado (IPCC 2013).

Los impactos del cambio climático tienen características locales y por lo tanto no hay una
estrategia de adaptación para el sector agrícola que sea único y aplicable a nivel de territorio. En
ese sentido, se debe evaluar la vulnerabilidad de cada sistema de producción en función de la
amenaza, teniendo en cuenta que si el sistema de producción está bien adaptado ante la

15
variabilidad natural del clima, hay una alta probabilidad de que responsa bien ante cualquier
escenario de cambio climático (Erreis 2015).

La degradación del medio ambiente se manifiesta con un aumento en el uso y escasez del
petróleo, escasez de agua, contaminación de los océanos, la extinción de animales y plantas. A
esto se suma además la deforestación, el calentamiento global y el cambio climático. Siendo
estos indicadores de una problemática que está afectando a toda la humanidad. A los pobres y
ricos, a los países desarrollados y a los que están en vía de desarrollo. Es una tendencia que tiene
sus implicaciones en la sociedad, en los individuos y en la educación. El cambio climático es un
problema global que ha sido tratado por los expertos de todo el mundo. Estos han concluido que
el clima cambia, debido a causas naturales y a causas de origen antropogénico (Díaz 2012).

El sistema climático mundial es parte de los complejos procesos que mantienen la vida. Desde el
surgimiento de la Tierra y, en menor medida, de la humanidad, se han producido periódicamente
los cambios climáticos. Los actuales se diferencian de los anteriores por presentar la
característica especial única de ser generados directamente por una especie viva: el ser humano.
Es decir, el cambio climático es el paradigma de la crisis ambiental actual; es global, va más allá
de los primeros impactos ambientales que afectaban solo las áreas locales o regionales, lo que
representa un nuevo reto para las actuales iniciativas encaminadas a proteger la salud humana
(Ochoa 2015).

El consumo creciente de energía por parte de la sociedad durante los dos últimos siglos está
propiciando el agotamiento progresivo de los recursos energéticos y un aumento de las
temperaturas planetarias que, con su cohorte de fenómenos asociados, constituyen el
denominado cambio climático, acerca del cual apenas existen ya dudas. Esta situación ha
generado la necesidad de gestionar de forma más racional los recursos energéticos (Marzo 2016).

El clima está cambiando por la manera en que se vive actualmente, en especial en los países más
ricos y económicamente desarrollados, entre los que figuran los de la Unión Europea. Las
centrales que producen energía para que haya electricidad y calefacción en nuestros hogares, los

16
coches y aviones que utilizamos, las fábricas que producen los artículos que compramos, la
agricultura que nos da de comer: todos estos elementos contribuyen a cambiar el clima (CE
2006).

3.11 Biología Molecular

Es la disciplina científica que tiene como objetivo el estudio de los procesos que se desarrollan en los
seres vivos desde un punto de vista molecular. Dentro del Proyecto Genoma Humano puede
encontrarse la siguiente definición sobre la Biología Molecular: El estudio de la estructura, función y
composición de las moléculas biológicamente importantes. Esta área está relacionada con otros
campos de la Biología y la Química, particularmente Genética y Bioquímica. La biología molecular
concierne principalmente al entendimiento de las interacciones de los diferentes sistemas de la
célula, lo que incluye muchísimas relaciones, entre ellas las del ADN con el ARN, la síntesis de
proteínas, el metabolismo, y el cómo todas esas interacciones son reguladas para conseguir un
correcto funcionamiento de la célula (López, 2019).

17
IV. MATERIALES Y MÉTODOS

4.1 Lugar de la investigación

El estudio se realizará en el laboratorio de biotecnología de la Universidad Nacional de


Agricultura de Honduras, cede principal en Catacamas, Olancho, las muestras se recolectarán
diversas partes a nivel nacional, el proceso de experimentación se llevará a cabo en el laboratorio
de biotecnología de dicha Universidad, contando con la respectiva ayuda de un grupo
interdisciplinario de especialistas asignados a dicho laboratorio.

4.2 Materiales y equipo

Materiales Equipo
Lápiz Micropipetas
Tablero Centrífuga refrigerada: Centrífuga de mesa
Gabacha Agitador con temperatura
Gafas Cámara de electroforesis
Papel Fuente de poder para cámara de electroforesis
Agenda PCR
Trans iluminador
Termociclador
Electroporador
Cabinas de bioseguridad
Cabinas de flujo laminar
Incubadoras estáticas o de agitación (shaker)
Cuarto de Cultivo In Vitro
Autoclave
Fuente propia.
4.3 Método

Para el desarrollo del trabajo de investigación se empleará el método descriptivo cuantitativo de


eje transversal a escala de laboratorio.

4.4 Metodología

Para el cumplimento de los objetivos planteados para el desarrollo del trabajo de investigación se
llevará a cabo en tres fases como se muestra a continuación:

FASE I: Recolección de muestras de recursos genéticos de importancia en seguridad alimentaria


nutricional frente al cambio climático.

Se realizarán muestreos heterogéneos y representativos in situ en las zonas previamente


identificadas como potencialmente ricas en recursos genéticos, tomando como requisito de
inclusión el ser recursos endémicos, autóctonos, adaptables, resistentes, resilientes, productivos,
así como su abundancia en su hábitat natural. Garantizando con ello la obtención de información
significativa y fiable. El diseño de muestreo consistirá en proponer y aplicar en cada sitio el
procedimiento más adecuado para obtener la información apropiada sobre los recursos genéticos.
Los procedimientos deberán adecuarse a las limitaciones y las normas que imponen tales
condicionantes. Además, se deberá tener cuidado al momento de realizar el muestreo de los
recursos genéticos ya que algunas muestras podrían tener propiedades potencialmente tóxicas,
corrosivas, perecederas y difíciles de manipular; lo cual confiere a esta fase una importancia
crítica, pues de su correcta implementación dependen todos los futuros resultados de esta
investigación.
FASE II: Identificación de fundamentos metodológicos para caracterizar recursos genéticos
mediante biología molecular.

Para la caracterización de las muestras recolectadas se aplicará la tecnología de análisis para


patrones de tejidos implementando para ello los fundamentos metodológicos de la biología
molecular, se incluirán o se evaluarán diferentes variables de estudio a escala de laboratorio, bajo
condiciones controladas y seguras según las normativas nacionales e internacionales vigentes
para este tipo de caracterización de recursos genéticos

FASE III: Elaboración de guías metodológicas

Se elaborará un documento técnico el cual consistirá en describir normas relacionadas con la


caracterización en recursos genéticos de mayor importancia para la seguridad alimentaria
nutricional frente al cambio climático, la cual facilitará la identificación, desarrollo y
mantenimiento de aspectos de vital importancia respecto a la conservación, uso y valoración de
los recursos genéticos en el país.
20
V. CRONOGRAMA DE ACTIVIDADES

ETAPAS SEPTIEMBRE OCTUBRE NOVIEMBRE DICIEMBRE

I S1 S2 S3 S4 S1 S2 S3 S4 S1 S2 S3 S4 S1 S2 S3 S4

Recolección de muestras en
recursos genéticos

II S1 S2 S3 S4 S1 S2 S3 S4 S1 S2 S3 S4 S1 S2 S3 S4

Identificación de fundamentos
metodológicos

III S1 S2 S3 S4 S1 S2 S3 S4 S1 S2 S3 S4 S1 S2 S3 S4

Elaboración de guías
metodológicas
VI. PRESUPUESTO

Cantidad Descripción Costo


Lps.

1 Toma de muestras objeto de estudio 5,000

2 Identificación de fundamentos metodológicos 8,000

3 Elaboración de guías metodológicas 3,000

4 Logística para manejo de las muestras 4, 500

5 Cultivos y reactivos de laboratorio 25, 500

6 Transporte y alimentación 15,000

7 Imprevistos 15% 3,0000

Total 64,000
VII. BIBLIOGRAFÍA

Álvarez Hernández, JC. 2009. Injerto de Jitomate (Solanum lycopersicum L.) en germoplasma
silvestre como fuente de resistencia a plagas y enfermedades. Tesis de Maestria, Instituto
Politecnico Nacional, Mich., Mex.

Andersen, NS; Poulsen, G; Andersen, BA; Kiær, LP; D’Hertefeldt, T; Wilkinson, MJ; Jørgensen,
RB. (2009). Processes affecting genetic structure and conservation: a case study of wild and
cultivated Brassica rapa. Genetic Resources Crop Evolution (56): 189-200.

Bardsley, D; Thomas, I. (2004). In situ agrobiodiversity conservation in the Swiss inner Alpine
zone. GeoJournal 60(2): 99–109.

Benson, E. 2008. Cryopreservation of phytodiversity: a critical appraisal of theory & practice.


Critic Rev Plant Sci 27:141–219.

Berretta, A. 2001. Estrategia en recursos fitogenéticos para los países del Cono Sur (en línea).
Montevideo, Uruguay. Consultado el 06 de septiembre de 2019. Disponible en
file:///C:/Users/irias/Downloads/B0630E.PDF.pdf

Bioversity international. 2007. Conservación y manejo de los recursos genéticos forestales:


Visión general, conceptos y algunos métodos sistemáticos (en línea). Consultado el 06 de
septiembre de 2019. Disponible en file:///C:/Users/irias/Downloads/Conservaci
%C3%B3n_y_manejo_de_los_recursos_gen%C3%A 9ticos_forestales_1297.pdf
Brookfield, H. (2001). Exploring Agrodiversity. New York, Columbia University Press.

Brookfield, H; Padoch, C; Parsons, H; Stocking, M. (2002). Cultivating Biodiversity:


Understanding, Analysing and Using Agricultural Diversity. London, The United Nations
University, ITDG Publications.

Brown, AHD; Brubaker, CL. (2002). Indicators for sustainable management of plant genetic
resources: How well are we doing? En: Engels JMM, Rao RV, Brown AHD, Jackson MT, (eds.),
Managing Plant Genetic Diversity, Oxford, CABI Publishing. 249-261 pp.

Brush, SB. (2000). The issues of in situ conservation of crop genetic resources. In: Brush SB,
(ed.), Genes in the Field. On-Farm Conservation of Crop Diversity, IPGRI, IDRC, Lewis
Publishers. 3-26 pp

Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo. (1992). En:
Convenio sobre Diversidad Biológica (en línea). Consultado el 06 de septiembre de 2019.
Disponible en http:// www.cbd.int/doc/legal/cbd-es.pdf

Eigenbrode, S; Trumble, JT; Jones, RA. 1993. Resistance to beet armyworm (Spodoptera exigua
Hubner), hemipterans, and Liriomyza spp. in Lycopersicon. J Am Soc Hort Sci 118:525-530.

Engelmann, F; Engels, JMM. (2002). Technologies and Strategies for ex situ conservation. En:
Engels JMM, Rao VR, Brown AHD, Jackson MT, (eds.), Managing Plant Genetic Diversity,
Oxford, Cabi Publishing. 89-104 pp.

FAO. (1996). Global Plan of Action for the Conservation and Sustainable Utilization of Plant
Genetic Resources for Food and Agriculture. Leipzig, 17 (23): 63.

24
FAO. (2019). Recursos genéticos (en línea). Consultado el 06 de Septiembre de 2019. Disponible
en http://www.fao.org/genetic-resources/es/

FAO. 2007. Plan De Acción Mundial Sobre Los Recursos Zoogenéticos Y La Declaración De
Interlaken. Suiza. Consultado el 06 de septiembre de 2019. Disponible en
file:///C:/Users/irias/Desktop/a-a1404s.pdf

FAO. 2009. Preparación de las estrategias nacionales y los planes de acción sobre los recursos
zoogenéticos. Directrices FAO: Producción y sanidad animal. No. 2. Roma. Consultado el 06 de
septiembre de 2019. Disponible en http://www.fao.org/3/i0770s/i0770s.pdf

FAO. 2011. Segundo informe sobre el estado de los recursos fitogeneticos para la alimentación y
la agricultura en el mundo (en línea). Roma, Italia. Consultado el 06 de septiembre de 2019.
Disponible en file:///C:/Users/irias/Desktop/i1500s.pdf

FAO. 2014. Plan Mundial Para la Conservación, la Utilización sostenible y el Desarrollo de los
Recursos Genéticos Forestales (en línea). Consultado el 06 de septiembre de 2019. Disponible en
file:///C:/Users/irias/Downloads/PAM-RGForestales.pdf

Fordyce, JA. M2006. The evolutionary consequences of ecological interactions mediated


through phenotypic plasticity. The J Exp Biol. 209:2377-2383.

Fowler, C; Hodgkin, T. (2004). Plant Genetic Resources for Food and Agriculture: Assessing
Global Availability. Annual review of environment and resources (29):143–79.

George, E. 1996. Plant propagation by tissue culture. Part 2 - In practice. Exegetics, UK.
Gepts, P. (2006). Plant genetic resources conservation and utilization: the accomplishments and
future of a societal insurance policy. Crop Science, (6): 2278–2292.

25
Gliessman, S. (1989). Agroecology: The Ecological Basis of Sustainable Agriculture. 1ª ed.,
CRC Press, Chelsea, Michigan, USA.

González, M; López Cerezo, J; Luján, J. 1996. Una introducción al estudio social de la ciencia y
la tecnología. Tecnos Ciencia, tecnología y sociedad, Madrid.

Heywood V, Casas A, Ford-Lloyd B, Kell S, Maxted N. 2007. Conservation and sustainable use
of crop wild relatives. Agric Ecosyst Environ 121:245-255

Instituto de Nutrición de CentroAmérica y Panamá (INCAP/ OPS) (2009) . Diplomado a


Distancia en Seguridad Alimentaria y Nutricional. 103 P.

IPCC (Grupo Intergovernamental de Expertos Sobre el Cambio Climático). (2019). Comunicado


De Prensa Del IPCC (en linea). Consultado el 07 de septiembre de 2019. Disponible en
https://www.ipcc.ch/site/assets/uploads/2019/08/2019-PRESS-IPCC-50th-IPCC-Session_es.pdf

Irlondo, JM. 2014. Conservación de Recursos Fitogenéticos (en línea). Consultado el 06 de


septiembre de 2019. Disponible en file:///C:/Users/irias/Desktop/dcart.pdf

Keyghobadi N, Roland J, Strobeck C. 1999. Influence of landscape on population genetic


structure of the alpine butterfly Parnassius smintheus (Papilionidae). 8:1481-1495.

Lobo, M. (2008). Importancia de los recursos genéticos de la agrobiodiversidad en el desarrollo


de sistemas de producción sostenible. Revista Corpoica 9(2):19-30.

López, F. (2019). Biología molecular. Centro de estudios y servicio en salud (en línea).
Universidad Veracruzana. Consultado el 06 de Septiembre de 2019. Disponible en
https://www.uv.mx/veracruz/cess/servicios/biologia-molecular/

26
Maxted N, Kell SP. 2009. Establishment of a Global Network for the In Situ Conservation of
Crop Wild Relatives: Status and Needs. Comisión de Recursos Genéticos para la Alimentación y
la Agricultura de la FAO, Roma, Italia.

Maxted, N; Ford Lloyd, BV; Hawkes, JG. (1997). Complementary conservation strategies. En:
Maxted, N; Ford Lloyd, BV; Hawkes, JG. (eds.), Plant Genetic Conservation: The In situ
Approach, 1ª ed., London, Chapman & Hall. 15-40 pp.

Mujica, F. 2009. Diversidad Y Conservación De Los Recursos Zoogenéticos Del País. Agro Sur.
37(3): 134-135.

PESA, (2006). Seguridad Alimentaria y Nutricional (en línea). Consultado el 06 de septiembre


de 2019. Disponible en: http://www.pesacentroamerica.org/pesa_ca/ref_san.htm

Secretaría del Convenio sobre la Diversidad Biológica (SCDB). (2016). Convenio sobre la
Diversidad Biológica ABS: Usos de los recursos genéticos (en línea). Consultado el 06 de
Septiembre de 2019. Disponible en file:///C:/Users/irias/Desktop/factsheet-uses-es.pdf

Silva, A. 2014. El plan de acción mundial de la FAO sobre los recursos zoogenéticos y su
aplicación en Latinoamérica y el Caribe. Revista Cubana de Ciencia Agrícola. 48 (1): 35.

Tilman, GD; Duvick, DN; Brush, SB; Cook, RJ; Daily, GC; Naeem, S; Notter, D. (1999).
Benefits of Biodiversity. Council for Agricultural Science and Technology. Council for
Agricultural Science and Technology. Iowa, CAST. Ames.

Van Doorn, GS; Noest, AJ; Hogeweg, P; Vargas, CD. 1998. Sympatric speciation and extinction
driven by environment dependent sexual selection. Proceedings of the Royal Society of London
265:1915-1919.

27