Sei sulla pagina 1di 23

ASIGNATURA:

METODOS DE ESTUDIO BIBLICO

METODO TEOLOGICO DE CRISTO EN EL EVANGELIO DE SAN JUAN

ENTREGADO A:

PASTOR RICARDO MAURICIO RODRIGUEZ

POR:

ANDERSON VILLANUEVA HERNÁNDEZ

JUEVES 04, ABRIL 2019


1. INTRODUCCIÓN:

En este estudio, conocido como el método teológico, conoceremos la vida de

Cristo desde otra perspectiva, pues se conocerá como es mencionado de

diferentes formas pero que nunca le dan una interpretación diferente. El evangelio

de Juan muestra unas grandes diferencias con los otros evangelios sinópticos, este

evangelio de Juan se recomienda frecuentemente a los nuevos cristianos debido al

lenguaje sencillo que se usa para establecer que Jesús es el Hijo de Dios y el

Salvador del hombre. Aunque gran parte del Evangelio puede ser entendido por

los discípulos que se inician en la fe cristiana, las enseñanzas son sencillas y

profundas.

Por lo general casi siempre se estudia la vida de Jesús en los tres primeros

evangelios, y en San Juan, se deja de último, creyendo que en este haya la mínima

forma de descubrir que realmente Cristo es mencionado de una forma bastante

clara, y que también se encuentre la mayoría de cosas de la vida de Cristo.

Por lo que es necesario también un estudio más preciso del Evangelio de Juan y de

las epístolas. Los Sinópticos enfocan la humanidad de Jesús y sus actividades

milagrosas con el fin de contestar las preguntas de la época sobre sí era el Mesías

de Dios. El Evangelio de Juan comienza con la declaración de que Jesús tenía

existencia divina antes de su encarnación. Los pocos milagros que se presentan en


el Evangelio de Juan son empleados para apoyar la afirmación de que Jesús

descendió del cielo, era uno con el Padre y regresaría a él. Estos son incluidos para

fortalecer la fe del creyente en el Hijo de Dios.

El nombre de Jesús cobra una connotación especial dado que es en su nombre,

según el escritor del evangelio, el nombre en el que la vida cristiana experimenta la

obra de Jesús como transformación. El evangelio de Juan trata de Cristo, presenta

a Jesucristo; depende de quién creamos ser Jesucristo para nosotros, para llegar a

aprovechar lo que seamos para Dios. Jesucristo no es sólo un personaje histórico

que pasó por la tierra y enseñó una ética más o menos parecida a la judía o

rabínica.
2. OBJETIVOS:

El apóstol Juan escribe: "Mas a los que le recibieron, a los que creen en su nombre,

les dio potestad de ser hechos hijos de Dios; los cuales no son engendrados de

sangre, ni de voluntad de carne, ni de voluntad de varón, sino de Dios" (Jn.1:12-

13). "todo aquel que cree que Jesús es el Cristo, es nacido de Dios..." (1Jn.5:1).

Ahora bien, ¿cuándo entonces toma lugar este nuevo nacimiento? Esto ocurre

cuando procedemos a un arrepentimiento que es según Dios (2Co.7:9), y nuestra

fe (confianza) es depositada en "la sangre de Su Hijo Jesucristo que nos limpia de

todo pecado" (1Jn.1:7; Ef.1:7; Ro.3:25; 5:9); y aquí es donde Dios nos perdona,

adoptándonos como hijos suyos (Ro.8:15,16); haciendo esta relación eterna, y Su

Espíritu Santo viene a morar en nosotros en aquel preciso instante, dándonos la

certeza de que somos hijos de Dios (1Jn.3:24); y que tenemos "vida eterna" porque

estamos en Su Hijo (1Jn.5:10-13).


3. JUSTIFICACIÓN:

La verdad para la mayoría de las personas es algo metafórico, inalcanzable,

escondido sólo en Dios, y que nadie puede llegar a conocerla, pero muy por el

contrario, la verdad es objetiva, alcanzable, y revelada por Dios. Cristo dijo: "Yo soy

el camino, y la verdad, y la vida" Juan 14:6. Por lo tanto, la verdad es encontrada

en una persona, en Jesucristo.

En otras palabras, todo lo que de Dios se conoce, es a través de Cristo. Él y su

Palabra es la verdad: "Santifícalos en tu verdad, Palabra es verdad" (Juan 17:17). Y

esto establece un estándar supremo en la cual podemos medir todas las cosas. Y

esta gran verdad desmorona el popular concepto de que no existen absolutos, de

que no existe una verdad absoluta. Por esto, unirse en torno a verdades esenciales

es negar la autoridad y eficacia de este estándar universal. Mientras más doctrinas

bíblicas incorporemos a nuestra mesa de dialogo con la disposición a obedecerlas

mayor y más férrea será la unidad entre los cristianos, mientras menos enseñanzas

bíblicas se incorporen a la mesa de negociación, menor y más débil será la unidad

entre los cristianos.

Debemos abandonar el erróneo concepto que la doctrina bíblica divide, porque si

hay algo que verdaderamente une, eso es la verdad que nace de un Dios perfecto.
Además, debemos abandonar la noción que la verdad no se puede saber, porque

Cristo es la verdad; y también debemos abandonar el temor de conocerla ya que el

espíritu nos guía a toda verdad. El apóstol en mención nos impulsa a escudriñar las

escrituras, y nos agrega ese aliciente, el hecho que, el consolador, el espíritu de

verdad, él nos guiará a toda verdad.

4. Contexto:

 Etimología:

Jesús: La palabra Jesús es la forma latina del griego Iesous, que a su vez es la

transliteración del hebreo Jeshua, o Joshua, o de nuevo Jehoshua, que significa "Jehová es

la salvación". Aunque el nombre de una u otra forma se da frecuentemente en el A.T, no

fue a cargo de una persona de importancia entre el tiempo de Josué, el hijo de Nun y

Josué, el sumo sacerdote en tiempos de Zorobabel. También se menciona en la

genealogía, que se encuentra en el Evangelio de (Lucas 3:29). El nombre griego está

relacionado con verbo iasthai, para sanar, es por lo tanto, no resulta sorprendente que

algunos de los Padres Griegos aliados de la palabra Jesús con la misma raíz.

Cristo: La palabra Cristo, Christos, equivalente griego del hebreo Messias, significa

"ungido". Según la antigua ley, los sacerdotes (Éxodo 29:29; Levítico 4:3), los reyes (1
Samuel 10:1, 24:7), y los profetas (Isaías 61:1) se suponía que ser ungido por sus

respectivas oficinas; ahora, el Cristo, o el Messias, esta triple combinación dignidad en su

persona. No es de extrañar, por tanto, que durante siglos los Judíos se han referido a su

esperado libertador como "el Ungido". Sólo hasta después de la Resurrección que el título

poco a poco pasa a un nombre propio, y la expresión Jesucristo o Cristo Jesús se convirtió

en sólo una designación. Sin embargo, en esta etapa de la Griegos y Romanos entendido

poco o nada acerca de la importancia de la palabra ungido; Por lo tanto, sustituir Chrestus,

o "excelente", para Christus o "ungido", y Chrestians en lugar de "cristianos".

 Concepto de Cristo en la historia:

En el Antiguo Testamento:

Las Escrituras declaran que Jesucristo "fue un descendiente de David. "Por tanto, su

ascendencia judía es muy importante para establecer su legitimidad como el Mesías judío.

Lo que Dios "había prometido atravez de los profetas en las Sagradas Escrituras" son las

cosas concernientes a la venida del hijo de David. Esas cosas relacionadas con el lugar, la

naturaleza de su nacimiento, vida, muerte y resurrección. Su origen judío le exigiría nacer


del linaje de David, para tener derecho a sentarse en el trono del gran rey y reinas por los

siglos como el verdadero rey de Israel.

El profeta Jeremías fue específico cuando escribió en 23:5-6 de la venida del hijo real de

David:

"Vienen días,

dice Jehová,

en que levantaré a David renuevo justo,

y reinará como Rey, el cual será dichoso

y actuará conforme al derecho y la justicia en la tierra.

En sus días será salvo Judá,

e Israel habitará confiado;

y este será su nombre con el cual lo llamarán:

"Jehová, justicia nuestra."

El Antiguo Testamento es Cristo céntrico. Cristo es predicho y anticipado en el Antiguo y

proclamado en el Nuevo.

Isaías 53:5 Reina-Valera 1960 (RVR1960)

5 Mas él herido fue por nuestras rebeliones, molido por nuestros pecados; el castigo de

nuestra paz fue sobre él, y por su llaga fuimos nosotros curados.
Aparte no se puede dejar a un lado las menciones que se hacen de Jesús en el antiguo

testamento en cuanto a las teofanías, a lo largo del antiguo testamento se ven reflejadas

pero muy pocas veces.

Nuevo Testamento:

Básicamente Cristo se ve reflejado en la gran mayoría del nuevo testamento, pues se

empieza con los cuatro evangelios, que son esas buenas nuevas que representaban a

Jesús, y en estos cuatro evangelios se ve claramente como fue la vida de Jesús aquí en la

tierra, su niñez, su adultez y cuando se da inicio a su ministerio, en hechos y en las demás

cartas y epístolas se menciona en gran parte a Jesús, poniéndolo como el mayor Líder, y

mayor ejemplo del padre. Pues por medio de El obtenemos la salvación, porque él se

entregó y fue molido por nuestras rebeliones para darnos sanidad y salvación.

Época PATRISTICA:

HISTORIA DE LA FILOSOFIA medieval, La Patrística (del latín Pater: Padre) es la teología Cristiana

que se manifiesta en los siglos I – VIII, apologética de los Padres de la Iglesia. SAN AGUSTIN

relacionaba esta palabra de Jesús con la revelación del nombre divino de Éxodo 3,14, y concluía:

«Me parece que el Señor Jesucristo, diciendo: “Si no creéis que Yo Soy”, no haya querido decirnos

nada más que esto: “Sí, si no creéis que yo soy Dios, moriréis en vuestros pecados”» Se podría

objetar que estas son palabras de Juan, desarrollos tardíos de la fe, que Jesús no tiene que ver.
Pero precisamente aquí está el punto. Ellas son en cambio palabras de Jesús; ciertamente de Jesús

resucitado que vive y habla ya «en el Espíritu», pero siempre de Jesús, el mismo Jesús de Nazaret.

La obra de Dios es creer en quien él ha enviado, Cristo es el objeto específico y primario del creer

según Juan. Creer, sin otras especificaciones, significa ya creer en Cristo. Puede también significar

creer en Dios, pero en cuanto que es el Dios que ha enviado a su Hijo al mundo. Juan hizo de la

divinidad de Cristo y de su filiación divina con el Padre el objetivo primario de su Evangelio, el

tema que todo lo una a Cristo. Él concluye su Evangelio diciendo: «Estas señales han sido escritas

para que creáis que Jesús es el Cristo, el Hijo de Dios, y para que creyendo tengáis vida en su

nombre» (Jn 20,31), y concluye su Primera carta casi con las mismas palabras: «Os he escrito estas

cosas a los que creéis en el nombre del Hijo de Dios, para que os deis cuenta de que tenéis vida

eterna» (1Jn 5,13).

Sólo una certeza revelada, que tiene detrás de sí la autoridad y la fuerza misma de Dios, podía

desplegarse en un libro con tal insistencia y coherencia, llegando, desde miles de puntos distintos,

siempre a la misma conclusión: Jesús de Nazaret es el Hijo de Dios y el salvador del mundo.

Ahora, Juan vivió en un contexto cultural que tenía algo en común con esto. El mundo entonces

experimentaba, por primera vez, un cierto cosmopolitismo. El término mismo kosmopolites,

cosmopolita, ciudadano del mundo, nace y se afirma precisamente en este momento. En las

grandes ciudades helenísticas, como Alejandría de Egipto, se respiraba aire de universalismo, lo

que en cierta forma facilitaba la predicación del evangelio.

ORIGENES:

Este nos muestra cómo se comprendío a Juan, su evangelio y al salvador desde la oferta del amor.

La tierna escena representada por los pintores renacentistas a Juan recostado en el pecho de Jesús
Lo motiva a entender la obra del verbo anunciado. Escribió: «La flor de los cuatro evangelios es el

Evangelio de Juan, cuyo sentido profundo, sin embargo, no puede comprender quien no haya

apoyado la cabeza en el pecho de Jesús y no haya recibido de él a María como su propia madre»

Bueno, lo de María es asunto de otro análisis, ya lo sabemos. En la Teología de Orígenes el Hijo de

Dios es inferior al Padre y puede ser considerado un "segundo Dios" (deuteros theos). Según

Origenes, el hombre se libera gradualmente de lo terrenal.

TERTULIANO:

Quinto Septimio Florencio Tertuliano nació en Cartago, hacia el año 155 su discurso se centraba en

la relación de la fe y la razón, teniendo preeminencia la primera, apela a la vía interior de las

nociones comunes para demostrar a Dios, Tertuliano ve en Cristo un Dios libre de pecado, no

tanto por su naturaleza humana sino más bien por la divina. La consecuencia de la primera es

resultado de la segunda. “Dios creó el universo con su palabra. Sólo Dios está sin pecado. El único

hombre sin pecado es Cristo, porque Cristo también es Dios"

CLEMENTE DE ALEJANDRIA:

Nombre completo: Tito Flavio Clemente. Nació hacia el año 150, probablemente en Atenas. Murió

en Capadociag poco antes del 215. El Logos, es el principio de la existencia y el creador del mundo.

Sólo Él es tanto Dios como Hombre, y la fuente de todas nuestras cosas buenas" era Dios, tomó

carne; y habiendo sido hecho hombre, permaneció como era: Dios" A través de una generación

eterna del Hijo (Cristo), el Logos, Dios se comunica desde toda la eternidad. Cristo es el mediador
de la redención. Clemente tiene un concepto Juanista del Logos y de la creación a través de Cristo,

la palabra encarnada.

Época ESCOLASTICA:

Santo Tomas de Aquino:

De la misma manera, el Hijo de Dios no es otra cosa que la Palabra de Dios; no una palabra

pronunciada al exterior, que es pasajera, sino una palabra concebida interiormente; por eso, la

Palabra de Dios es de una misma naturaleza que Jesús es igual a Dios, porque Jesús es Dios. Y así,

San Juan, al hablar de la Palabra de Dios, esto se refiere cuando dice: "Y la Palabra estaba junto a

Dios". Con todo, de una manera correcta está la palabra en nosotros por medio de la palabra

encarnada, Cristo Jesús.

Aquino comienza tocando el tema de la creación en palabras de Juan “Como un artista realiza sus

obras mediante el modelo que ideó en su mente, modelo que es palabra suya, así también Dios

hace todas las cosas con su Palabra como modelo: Por medio de la Palabra se hizo todo" (Jn 1,3).

Después de esto Aquino en modo conclusión, después de haber escudriñando bien cada pasaje se

da cuenta de la presencia de un Dios entendible. Por eso, una vez comprendido lo que significa

este nombre, Dios, inmediatamente se concluye que Dios existe. Y en cuanto al poder

sobrenatural como causa de las cosas, y digo yo, no solo la causa sino el efecto partiendo de la

palabra o verbo sustancial de todo lo que es y se mantiene, Aquino lo ve desde su punto teológico:

“Es evidente que Dios causa las cosas por su conocer, pues su conocer es su ser. Por lo tanto, es

necesario que su ciencia sea causa de las cosas, pues la tiene unida a la voluntad. De ahí que la

ciencia de Dios, en cuanto causa de las cosas, suela ser llamada ciencia de aprobación”
Siempre se ha sostenido que la Iglesia católica tiene dificultad en cuanto a la divinidad de

Jesucristo, El papa supone que la fe de la Iglesia no tiene dificultad en confesar a Jesucristo en

cuanto hombre verdadero.

De ahí que vivo sea un predicado sustancial, no accidental. Sobre el amor de Dios, hay que

analizar ahora lo que pertenece totalmente a la voluntad de Dios y su amor por la humanidad

creada y a lo que planteamos como el fin primordial de su encarnación. Aquino para resolver el

asunto del amor de Dios dice que “La cuestión sobre el amor de Dios plantea y exige respuesta a

cuatro problemas: 1.En Dios, ¿hay o no hay amor? 2. ¿Lo ama o no lo ama todo? 3. ¿Ama o no ama

a uno más que a otro? 4. ¿Ama o no ama a los mejores? En Dios, ¿hay o no hay amor? Contra esto:

está lo que se dice en 1 Jn 4,16: Dios es amor. Sacando cada fundamento de las escrituras, para así

poder decir que todo viene realmente de Dios, y que sin Dios, no viviríamos en Amor, porque Él es

Amor.

Época de la Reforma:

Para Promover la restauración de la unidad entre todos los cristianos es uno de los fines

principales que se ha propuesto el sacrosanto Concilio Vaticano II; puesto que única es la Iglesia

fundada por Cristo Señor, aun cuando son muchas las comuniones cristianas que se presentan a

los hombres, como herencia de Jesucristo. El Señor de los tiempos, en nuestros días ha empezado

a difundir con mayor abundancia en los cristianos separados entre sí, la comprensión del espíritu y

el anhelo de unión. Y así ha surgido por el impulso del Espíritu Santo, un movimiento dirigido a

restaurar la unidad de todos los cristianos, haciendo que cada persona creyente se mantenga

idónea a Jesús, manteniendo la unidad del cuerpo de Cristo.


Época Moderna:

Cuando los Reyes Católicos acceden al poder, en España se practicaban tres religiones: la cristiana,

la musulmana y la judía. Los Reyes Católicos decidieron unir sus territorios sobre la base de una

sola religión: la cristiana. En 1492, tras la conquista de Granada, los monarcas firmaron un decreto

por el que los judíos tenían que convertirse obligatoriamente al cristianismo, de lo contrario,

tenían que salir de sus reinos. Además, para determinar la sinceridad o no de las conversiones se

creó la Inquisición. Ya para esta época los cristianos nuevos, pero islámicos en su fe profunda y en

sus costumbres culturales. Se basaban en sus tradiciones intentando sacar y quitarle el lugar que

se merecía Jesús desde un comienzo.

Concepto de Cristo en otras religiones:

HINDUISMO:

Debido a sus acciones el hombre está condenado a reencarnarse una y otra vez, en un ciclo que

no conoce fin, ya que en toda reencarnación siempre ejecutará actos que le lleven a posteriores

reencarnaciones. De ahí que el hombre sabio emplee todas sus fuerzas en encontrar un camino de

“liberación”, que le lleve a romper el ciclo del samsara. Ahora bien, puesto que toda acción

humana implica la necesidad de una nueva reencarnación, la liberación no puede obtenerse por

medio de ninguna acción, ya sea la ascesis religiosa o la práctica de una determinada conducta

moral. Ni la caridad ni la devoción a Dios pueden salvar al hombre. Lo único que salva es el

“conocimiento”. En el hinduismo, cuando se habla de Dios, el concepto es que Dios es el TODO.

Todo es Dios y nada hay que no sea Dios. La única realidad es el Absoluto, Brahman, y la aparente

existencia de todo el universo de mente y cuerpo como el hombre lo experimenta es tan sólo

maya, ilusión.
BUDISMO:

El budismo es la única religión que no basa su doctrina en un mensaje de Dios, sino en la

experiencia psicológica de su fundador un ser humano Es la concentración de la mente en un solo

punto, mediante la cual se va uno abstrayendo progresivamente hasta llegar a la perfecta visión, al

perfecto conocimiento que conduce a la paz, a la iluminación, al nirvana. 7 “He aquí el camino, y

no otro, del saber y purificación. Seguidlo y así burlaréis al dios de muerte y pasión. Siguiéndolo

lograréis ponerle fin al dolor. Sé cómo sacar la espina y bien os lo he explicado yo. Ahora bregad

vosotros, los Budas dan sólo instrucción. Quien, siguiéndola, medita, se libra de muerte y pasión.

ISLAMISMO:

Islam es la palabra con que se conoce la religión revelada al profeta Mahoma entre el 610 y el 632.

El islam es la tercera religión universal aparecida en la historia, y sus fieles ortodoxos o sunnitas

alcanzan hoy día casi los mil millones. Actualmente se hallan, aparte de las regiones

tradicionalmente musulmanas, pequeñas comunidades islámicas por todos los países. Para el

islam, cada individuo es un «fiel» adorador y servidor de Dios, que debe recitar la profesión de fe:

“La religión, ante Dios, consiste en el Islam. Aquellos a quienes se les dio la Escritura, no han

discrepado sino después de que les vino la sabiduría, por iniquidad mutua. Di a quienes recibieron

la Escritura y a los gentiles: ¿Os habéis convertido al Islam? Si se han convertido están en el buen

camino; si se vuelven, ciertamente no te incumbe sino la transmisión. Dios ve a sus siervos.


IGLESIA CATOLICA, APOSTOLICA Y ROMANA:

Se le conoce como. Iglesia Católica, Catolicismo, Iglesia de Roma, Iglesia Católica Romana. De

acuerdo a su tradición fundada por el Apóstol Pedro quien fue su primer papa, Algunos

historiadores la consideran como la Iglesia fundada por la iglesia Cristiana antigua apoyada por el

emperador Romano Costantino. Se menciona al papa Leon I, como el que consolido el poder de la

sede Romana en el siglo V. Aceptan siete sacramentos, la mediación de la virgen María, y los

santos, el purgatorio, y el celibato sacerdotal. Hacen énfasis en el sacrificio de la misa.

JUDAISMO:

Religión monoteísta. Se trata de la raza, la fe, la cultura y la historia del pueblo Judío. La torao ley,

es decir, el pentateuco, se convierte en el centro de la vida religiosa al ser destruido el templo y

desaparecer definitivamente el sacerdocio. La doctrina judía es anti trinitaria. Estubo dividido

desde antes de la venida de Cristo en los fariseos, los saduceos, y los esenios. Un sector

nacionalista llevaba el nombre de zelotes. La palabra «judaísmo» raramente se aplica a un

individuo; tomada ampliamente, la palabra designa no sólo una religión sino «una forma de vida,

de fe y de culto, En la Edad Moderna, el Judaísmo se halla dividido en diferentes Movimientos: El

judaísmo ortodoxo, El judaísmo «reformado”, El «judaísmo conservador». Los judíos mantienen su

esperanza mesiánica, es decir, que Dios establecerá su gobierno perfecto sobre la tierra por medio

del mesias.
5. MENSIONES IMPLICITAS Y EXPLICITAS

IMPLICITOS DE CRISTO EN SAN JUAN:

Verbo 1.1

Vida 1.4

Unigénito del padre 1.14

Unigénito hijo1.18

Cordero de Dios 1.29,36

Hijo de José 1.45

Unigénito Hijo de Dios 3:18

Pan vivo que descendió del cielo 6:51

La luz del mundo 8:12,9:5

La puerta de las ovejas 10:7

La puerta 10:9

El buen pastor 10:11,14

La resurrección y la vida 11:25

La luz 12:46

La vid verdadera 15:1

La vid 15:5

Hombre 18:29,19:5
Rey de los Judíos 18:33,39,19:19,21

Rey 18:37,19:3,12,14,15

Hijo 19:26

Rey 12:15

Hijo de Dios 1.34,5:25,9:35,10:36,11:4,27,19:7,20:31

Rabí-Maestro 1.38,49,3.2,4:31,6:25,8:4,9:2,11:8,28,13:13,14

Hijo 3:17,36,5:21,2

2,23,26,6:40,8:36

Dios 5:18,9:24, 29,31,33

Profeta 6:14,7:40

EXPLICITOS DE CRISTO EN SAN JUAN:

Jesucristo 1.17, 17:3

Cristo 1.20,26,4:25,29,42,7:26,27,31,33,7:41,42,10:24,11:27

Señor 1.23,4:1,11,15,19,49,5:7,6:68,9:36,38,11:2,12,27,32,34,

12:13,38,13:6,9,14,25,36,37,14:5,8,22,20:2,18,20,25,28,21:7,12,15,16,17,20,21

Jesús

1.36,37,2:1,2,3,4,7,11,13,19,22,24,3:2,3,5,10,22,4:1,2,7,10,13,16,17,21,34,44,46,47,48,50,53,54,

5:1,6,8,14,15,16,17,19,6:1,3,5,10,11,15,19,22,24,26,29,32,42,43,53,61,70,7:1,6,14,16,21,28,37,39,

8:1,6,9,10,11,12,14,20,21,25,28,31,34,39,42,49,54,58,59,9:1,3,11,14,22,35,37,39,41,10:6,7,23,25,
32,34, 11:3,4,5,9,13,14,17,20,21,23,25,30,32,33,35,38,39,40,41,44,45,46,51,54,56,

12:1,3,7,9,11,12,14,16,21,22,23,30,35,36,44,13:1,13,3,7,8,10,21,23,25,26,27,29,31,36,38,14:6,9,2

3, 16:19,31,17:1,18:1,2,4,5,8,11,12,15,19,20,22,23,28,32,33,34,36,37,

19:1,5,9,11,13,16,18,20,23,25,26,28,30,33,38,39,40,42,20:2,7,12,14,15,16,17,19,12,24,26,28,30,3

1, 21:1,4,7,10,12,13,14,15,17,20,21,22,23,25.

Mesías 1.41, 4:25, 9:22

Salvador del mundo 4:42

Jesús Nazareno 18:5, 7,19:19.

Explicación de las menciones:

Implícitas:

Verbo: En el Principio estaba Dios con El Verbo (Jesús)

Vida: En él estaba la vida.


6. BOSQUEJO:

I. Jesús es revelado y presentado al mundo, I (1:1-7:52)

a. Jesús revela su poder (1:19–2:11 1)

b. El carácter de su mensaje (2:13,4:54 2)

c. Jesús muestra su igualdad con Dios (5:1–47 5)

d. Una señal lo introduce con el pan de vida eterna (6:1–59)

e. El verbo manifestado (6:60-71)

f. Rechazo familiar y social (7:1–52 7)

2. Características únicas de su naturaleza humana y divina (7:52-11:57)

a. Su misión de perdón (7:52-8:11)

b. Jesús La luz del mundo (8:12-9-41)

c. Jesús como pastor (10:1–42 1)

d. Jesús La resurrección y la vida (11:1–57 1)

3. hacia el calvario (12:1–13:20 1)

a. El comienzo (12:1–43 1)

b. La naturaleza de su mensaje (12:44-50)

c. Una cena acompañada con una enseñanza (13:1–20)

4. Anuncios de Traición (13:21-38)

a. Por Judas (13:21-30 1)


b. Separación contradictoria (12:31-35)

c. Por Pedro (13:36-38 1)

5. Mensajes finales de importancia (14:1-17:26)

a. El camino (14:1-14)

b. El espíritu (14:15-16:33)

c. La mediación (17:1-26)

6. El final de su misión (18:1-21:25)

a. La pasión y la muerte de Jesús (18:1–21:25 1)

b. La resurrección de Jesús (20:1–31 2)

c. Aparición y comisión final a sus discípulos (21:1–25 2)


7. CONCLUSIÓN:

Jesucristo pudo como Salvador dar plena satisfacción a la Justicia divina pagando los pecados de

los hombres, a fin de que todo aquel que acepte el don de Dios, creyendo en Jesucristo, reciba

gratuitamente la vida eterna; una vida eterna que se recibe ahora por la fe, y que se manifestará

plenamente en el creyente en una resurrección para la eternidad, según lo predicho por los

profetas del Antiguo Testamento y proclamado por los apóstoles del Nuevo Testamento como ya

cumplido, queda abierto el camino, mediante la fe en la palabra de Dios y en Jesucristo y Su obra.

8. APLICACIÓN:

Un estudio pormenorizado del evangelio de Juan, me permite ver a Jesús, sino en toda su

dimensión, si con una perspectiva diferente a la que estaba acostumbrado. Nunca dejaremos de

sorprendernos de lo que es nuestro Salvador, entre más lo estudiemos más nos acercamos a él y

más podemos entenderlo, aunque, realmente Jesús es humanamente incomprensible. El evangelio

de Juan me deja a modo de aplicación concreta el deseo de utilizar este testimonio de Jesús, para

presentar a un Salvador lleno de amor por el perdido. Me quedo con que Jesús lo puedo ver de

diferentes nombres como aparecen en el Evangelio de Juan, y me deja ver de nuevo ese profundo

amor que Dios desde un comienzo por su misericordia sintió por cada uno de nosotros.
BIBLIOGRAFIA:

DICCIONARIO BIBLICO A-M J.D. Douglas, Merrill C. Tenney

EDITORIAL MUNDO HISPANO (DICCIONARIO)

BIBLIA DE ESTUDIO THOMPSON (EVANGELIO-SAN-JUAN)

BIBLIA REINA VALERA 1960 (RV60)