Sei sulla pagina 1di 5

DERECHO TRIBUTARIO

1. RELACIÓN ENTRE CONTADUÍA PÚBLICA Y LA PARTE FISCAL

Se conoce como contabilidad fiscal al sistema de información relacionado con las

obligaciones tributarias. Este tipo de contabilidad se basa en las normativas fiscales

establecidas por la ley de cada país y contempla el registro de las operaciones para la

presentación de declaraciones y el pago de impuestos. La contabilidad fiscal puede diferir

de la contabilidad financiera (que registra la actividad y las transacciones de una empresa

en un periodo determinado). En algunos países, las leyes que regulan la contabilidad exigen

la presentación de informes cada doce meses, dando lugar al nacimiento del año fiscal.

2. DERECHO TRIBUTARIO

El derecho tributario o fiscal es la disciplina parte del derecho financiero que tiene por

objeto de estudio el ordenamiento jurídico que regula el establecimiento y aplicación de los

tributos. Estudia las normas jurídicas a través de las cuales el Estado ejerce su poder

tributario con el propósito de obtener de los particulares ingresos que sirvan para sufragar el

gasto público en aras de la consecución del bien común. Dentro del ordenamiento jurídico

de los ingresos públicos se puede acotar un sector correspondiente a los ingresos tributarios,

que por su importancia dentro de la actividad financiera del Estado y por la homogeneidad

de su regulación, ha adquirido un tratamiento sustantivo.

3. LO QUE LA CONSTITUCIÓN DICE EN REFERENCIA A LOS IMPUESTOS

Los impuestos tienen su origen en el precepto Constitucional según el cual todos los

nacionales están en el deber de contribuir al financiamiento de los gastos e inversiones del


Estado dentro de los conceptos de justicia y equidad (artículo 95, numeral 9º de la

Constitución Política de Colombia).

4. QUÉ SON SANCIONES

En primer lugar, se denomina Sanción a la consecuencia o efecto de una conducta que

constituye a la infracción de una norma jurídica. Dependiendo del tipo de norma

incumplida o violada, puede haber sanciones penales o penas; sanciones civiles y sanciones

administrativas. La sanción tributaria, es pues la pena o multa que el legislador impone a

quien estando sometido a una obligación tributaria la evade o incumple.

Una sanción no es obligatoria, por tanto, tampoco puede ser parte de ninguna obligación,

puesto que la sanción solo existirá en le medida en que el obligado incumpla; es decir, la

sanción se puede considerar voluntaria en la medida en que el contribuyente obligado

decide mediante el uso de su libre albedrío no cumplir con sus obligaciones tributarias.

Una sanción no corresponde a la existencia de un hecho generador, que es un concepto

propio de la obligación tributaria. Una sanción es consecuencia del incumplimiento de la

obligación tributaria misma.

5. QUÉ SON DEBERES FORMALES Y SUSTANCIALES

La obligación sustancial hace referencia a la obligación de tributar, de pagar un impuesto.

La obligación formal hace referencia a los procedimientos que el obligado a cumplir con la

obligación sustancial, debe realizar para dar cabal cumplimiento a su obligación sustancial.

Estas obligaciones formales tienen como objetivo permitir y facilitar el cumplimiento de la

obligación sustancial, tanto así que hay obligaciones formales que de ser incumplidas,
hacen imposible el cumplimiento de la obligación sustancial, convirtiéndose parte esencial

del proceso.

Podríamos decir también que la obligación sustancial es el deber de hacer algo, y la

obligación formal es el procedimiento o proceso que se ha de seguir para hacer ese algo.

6. ELEMENTOS DEL IMPUESTO

 Sujeto Activo: es a quién le corresponde el derecho de exigir el pago del tributo. La

figura del sujeto activo recae normalmente sobre el Estado, sin embargo, la ley

puede atribuir la condición de sujeto activo a otros entes u organismos públicos. Por

lo tanto, sólo la ley puede designar el sujeto activo de la obligación tributaria.

 Sujeto Pasivo: es la persona física o jurídica, que contrae la obligación.

 La materia imponible u objeto de la imposición: es el elemento económico sobre

el que se asienta el impuesto y en el que directa o indirectamente tiene su origen. Es

decir, es el objeto gravado por el impuesto y de donde este por lo general, toma su

nombre. La materia u objeto de la imposición puede ser:

Un bien (Bienes inmuebles o bienes muebles), un producto, una renta, un capital

 Hecho Imponible: son aquellos actos o circunstancias que generan la obligación de

pagar un impuesto.

 Base Imponible: es la cuantificación económica del hecho imponible, es decir, es el

valor sobre el cual se aplica la tarifa para obtener el impuesto respectivo.

 Tasa o Cuota Tributaria: es el porcentaje que debe aplicarse a la base gravable

para calcular el impuesto.


 La fuente del impuesto: se refiere a la fuente económica de donde el sujeto pasivo

obtiene los medios para hacer efectivo el impuesto al sujeto activo (Estado).

7. QUÉ SE ENTIENDE POR RETENCIÓN EN LA FUENTE

(Es un anticipo de impuestos que se genera en compras)

La retención en la fuente es un mecanismo utilizado por el Estado para recaudar de forma

anticipada algunos de los impuestos, Se genera por diversas actividades que la ley cataloga

como generadoras de impuestos, aplica sobre:

 El pago o abono en cuenta de un ingreso en el caso de renta

 El valor retenido sobre el valor de impuesto a las ventas de bienes y servicios.

 El ingreso bruto de los responsables del impuesto de industria y comercio.

 El ingreso bruto del responsable del CREE.

8. QUE ES LA RETENCIÓN EN LA FUENTE UN IMPUESTO ADICIONAL

El Impuesto Adicional es un tributo a la renta que se aplica sólo a las rentas de fuente

chilena en reemplazo del Impuesto Global Complementario a aquellos contribuyentes

que durante el año no hayan tenido domicilio ni hayan sido residentes en Chile.

9. CUÁL ES LA FINALIDAD DE LA RETENCIÓN EN LA FUENTE

Este mecanismo tiene como finalidad:

 Acelerar y asegurar el recaudo del impuesto.

 Recaudar el impuesto gradualmente, si es posible dentro del mismo ejercicio

gravable.
 Obtener liquidez para cubrir el gasto fiscal.

 Facilitar el control por parte de la Administración.

 Prevenir la evasión de impuestos.