Sei sulla pagina 1di 4

Aplicación de límite y continuidad de funciones de variable real en economía

Una forma de aplicación en la economía es en el interés continuo: Supongamos que un


banco nos ofrece una cuenta corriente con un interés simple de un 3% anual. Esto significa
que los intereses generados en un tiempo t (expresado en años) serán I = C0it, donde C0 es
el capital depositado e i el tanto por uno anual. El capital total será entonces C = C0 + I =
C0 (1 + it). Supongamos que depositamos 10000 C durante 3 años. Según esto, al cabo de
tres años dispondremos de un capital C (3) = 10000(1 + 0.03 · 3) = 10900 €. Ahora bien,
supongamos que al cabo de un año (t = 1) vamos al banco y cancelamos la cuenta, con lo
que el banco nos da C (1) = 10000(1 + 0.03 · 1) = 10300 €, con los cuales abrimos una
nueva cuenta al mismo tipo de interés (simple). Al cabo de un año tendremos 10300(1 +
0.03 · 1) = 10609 €, y si los volvemos a ingresar, al tercer año acabaremos con un capital de
10609(1 + 0.03 · 1) = 10927.27 €.
Así pues, hemos ganado 27.27 € sin más que meter y sacar nuestro dinero cada año. La
razón es clara: al forzar al banco a que nos pague los intereses del primer año e ingresarlos
en la cuenta, estos intereses generan a su vez nuevos intereses, los cuales, a partir del
segundo año generan nuevos intereses. Ahora bien, todavía podríamos obtener más dinero
si cancelamos y reabrimos nuestra cuenta cada mes. En general, si forzamos al banco a
capitalizar los intereses cada Δt años (por ejemplo, Δt = 1/12 sería cada mes), tenemos que
al final de cada periodo nuestro capital se multiplica por 1 + iΔt, y como en t años hay t/Δt
𝑡
periodos, el capital final sería 𝑐(Δ𝑡) = 𝐶0 (1 + 𝚤Δ𝑡)Δt.

Con los datos anteriores, si capitalizamos cada mes obtendríamos 𝐶 = 10000 (1 +


1
0.03. )12.3 = 10940.51 € con lo que hemos “arañado” 13 € más (40.27 más que al
12
principio). La tabla siguiente muestra más casos:

https://www.uv.es/vbolos/docencia/mi/matematicas_para_la_economia_y_la_empresa.pdf

En la práctica no tiene sentido ir más allá, pues las diferencias para valores más pequeños
para Δt no llegan a un céntimo. De todos modos, desde un punto de vista puramente
matemático, el capital obtenido con capitalizaciones de 1 hora es C = 10941.74115…,
mientras que si capitalizamos cada segundo resulta C = 10941.74280. . ., con lo que
ganamos más de una milésima de euro. Puede probarse que lim 𝐶0 (1 + 𝜄Δ𝑡)𝑡/Δ𝑡 = 𝐶0 𝑒 𝜄
Δ𝑡→0
La fórmula 𝐶 = 𝐶0 𝑒 𝑖𝑡 nos da el capital generado por un capital inicial C0 en un tiempo t a
un tanto por uno de interés continuo i.
En nuestro ejemplo C = 10000e0.03·3 = 10941.74283... El hecho de que 𝐶 = lim 𝐶(Δt) se
Δ𝑡→0
interpreta (en el caso de nuestro ejemplo), como que si Δt ≈ 0, entonces el capital generado
por un interés simple anual del 3% durante 3 años capitalizando intereses cada Δt años es C
(Δt) ≈ 10941.74283. . . Puesto que podemos descartar las milésimas de euro, podemos decir
que, si Δt es a lo sumo de una hora, entonces el capital generado es prácticamente de
10941.74 €.
Esto explica por qué los bancos no ofrecen interés simple, pues ello sería invitar a sus
clientes a meter y sacar su dinero cuantas más veces mejor. En la práctica se usa el interés
compuesto (discreto), que consiste en pactar no solo el tipo de interés, sino también los
intervalos en que capitalizan los intereses. Como es sabido, un depósito de un capital C0 a
un tanto por uno efectivo anual i genera en un tiempo t un capital 𝐶 = 𝐶0 (1 + 𝑖)𝑡 , lo cual
es equivalente a un interés (simple) i en el que los intereses capitalizan cada año (sin
necesidad de que vayamos al banco a cancelar y reabrir la cuenta). Podría pensarse que el
interés continuo es una entelequia, en el sentido de que ningún banco nos va a capitalizar
intereses cada segundo o cada hora, pero cualquiera familiarizado con el interés compuesto
sabe que, en realidad, el “periodo de capitalización de intereses” carece de sentido con el
interés continuo, pues un interés efectivo anual es equivalente a otro tipo de interés efectivo
trimestral, o mensual, o diario, etc.; y del mismo modo es equivalente a un interés continuo.
Para comprobarlo basta igualar las leyes de capitalización compuesta (discreta) y continúa
con dos tipos de interés distintos i e i∞: 𝐶0 (1 + 𝑖)𝑡 = 𝐶0 𝑒 𝑖∞𝑡 , de donde, tomando
logaritmos, obtenemos la relación 𝑡 ln(1 + 𝑖) = 𝑡𝑖∞ ln 𝑒 = 𝑡𝑖∞ ⟹ 𝑖∞ = ln ( 1 + 𝑖)
(Canós, Iborra y Liern, s.f, p.59-69)

Ejemplos
A continuación, miraremos dos ejemplos de problemas de límites y continuidad aplicados a
la economía:

Ejemplo 1
Ingresos: suponga que los consumidores compran q unidades de un producto cuando el
precio de cada uno es de 28- 0.2 q dólares ¿Cuántas unidades deben venderse para que el
ingreso sea al menos de $750?

Datos:
Números de unidades q
Precio unitario: 28 – 0.2 q
Ingreso R= q(28-0.2q)
R≥750
q(28-0.2q) ≥ 750
28q -0.2𝑞 2 -750 ≥ 0
0.2𝑞 2 -28q+750 ≤ 0
𝑞 2 - 140q+3750 ≤ 0
f(q)= 𝑞 2 -140q + 375 0=0

Se tiene una ecuacion cuadratica respecto q, luego:

−𝑏±√𝑏 2 −4𝑎𝑐 140±√(−140)2 −4(1)(3750)


𝑞= si a=1; b= -140; c= 3750 ⇒ q=
2𝑎 2(1)

140+√19600−15000 140−√19600−15000
𝑞1 = 𝑞2 =
2 2
140+67,82 140−67,82
𝑞1 = 𝑞2 =
2 2

𝑞2 = 36.09

⇒ 𝑞 2 – 140q + 3750 ≤ 0 cuando 36.09 ≤ q ≤ 103.4

Deben venderse entre 37 y 104 unidades para tener un ingreso de al menos $750 (Yepes,
2013, p.62)

Ejemplo 2

Una empresa deposita una cierta cantidad de capital en un banco a plazo fijo. Al cabo de t
años, el montante a recuperar viene dado por la siguiente función: 𝑐 = (𝑡) = 56 (1 +
4e−2t )−1

a) ¿Qué cantidad depositó el gerente de la empresa en el banco?

Si t = 0
56
C (t)= 56 (1 + 4𝑒 −2.0 )−1 = 1+4 = 55 = 3125

El gerente depositó la suma de 3125 euros.

b) ¿Qué ocurre con el capital en el transcurso del tiempo? ¿Merece la pena esperar más
tiempo?

56
lim 𝐶(𝑡) = lim56 (1 + 4𝑒 −2𝑡 )−1 = lim = 15625
𝑡→+∞ 𝑡→+∞ 𝑡→+∞ 1 + 4𝑒 −2𝑡
Fuente propia

El capital crecerá hasta estabilizarse en 15625 euros

t tal que C (t)= 15600 €

56 56 56
15600= 1+4−2𝑡 ⇔ 1 + 4−2𝑡 = 15600 ⇔ 4𝑒 −2𝑡 = 15600 = −1

¿Cuánto tiene que esperar para retirar 15600 euros?

1 56
⇔-2t= ln (4 (15600 − 1)) ⇔ t= 3,9

El gerente debe de esperar 3,9 años para retirar 15600 euros

¿Merece la pena esperar más tiempo?

No, porque el tiempo que debe esperar no resulta rentable en función de las ganancias
(<25€), lo mejor es que el capital se retire pasados 3,9 años.

Conclusión

Las matemáticas de límite y continuidad de funciones de variable real


son una herramienta indispensable en el estudio de la economía y además sirven como
herramienta para desarrollar un pensamiento abstracto que nos ayudarán a aplicarlas en
situaciones reales cuando se requiera.

Canós, M., Ivorra, C., y Liern, V. (s.f). Matemáticas para la economía y la empresa.
Recuperado de
https://www.uv.es/vbolos/docencia/mi/matematicas_para_la_economia_y_la_empresa.pdf

Yepes, C. (2013). Problemas de matemática aplicada a la administración y economía.


Recuperado de https://es.scribd.com/doc/234787916/Ejercicios-de-Matematica-Aplicada-a-
La-Administracion-y-Economia

Mi academia universitaria, [Miacun], (2014, Enero 31). ADE_MAT2_T01_P17:


Aplicaciones económicas de límites y continuidad de funciones [Archivo de video].
Recuperado de https://www.youtube.com/watch?v=erV27rOqpFA