Sei sulla pagina 1di 41

LOS DONES

ESPIRITUALES EN
LA IGLESIA
Estudio de los TEXTOS BIBLICOS, que nos hablan de
los dones espirituales y el trabajo en la obra del
Señor

Por Luis Zepeda Mir.


*INTRODUCCIÓN
Muchos conceptos erróneos están invadiendo nuestra iglesia, y muchos se están
contaminando con estos pensamientos. Vivimos tiempos donde nadie quiere
compromisos, donde la falta de involucramiento esta causando mella en esta
sociedad.
Nadie quiere hacer más que lo justo y necesario, es mal visto hoy que alguien se
sacrifique por algo. Atrás quedaron las épocas de los idealistas y a los que no
importaban el sacrificio que tuviera que hacerse, el costo estaba asumido.
Todo esto ha llegado a la iglesia, y mucho del estancamiento de la iglesia en el siglo
21 se debe a ello. Hoy día escuchamos frases como: “vamos a la iglesia” ó “hoy quiero
ir a la iglesia”.
Poniéndonos en una posición distante y alejada, donde no nos sentimos parte de…
sino que nos vemos como visitas, o como si con solo ir al local estuviera cumpliendo
mi cuota de cristiandad.
Eso es falta de involucramiento y no entender el porque estamos en la iglesia.
Estoy seguro que si todos entendiéramos el propósito de porque estamos en la
iglesia y así nos sintiéramos parte de la misma, el servicio a Dios lo veríamos como
una bendición, en vez de verlo como algo a cumplir solamente!!
Y creo que el problema principal radica en que todavía no entendemos quienes
somos delante de Dios, y menos, cual es el lugar que tenemos en el cuerpo de Cristo.
Este estudio tratara el tema de los dones, veremos todos los pasajes que nos hablan
de este importante tema, haremos estudios expositivos, y analizaremos cada pasaje y
palabra que Dios menciona en este tema.
Trataremos de extraer toda la sabia de este inagotable tema, y pediremos a Dios
sabiduría para aplicarlo a nuestras vidas.
-Romanos 11.36-12.8-
Romanos 11.36, “Porque de Él, por Él y para Él son todas las cosas. A Él sea la gloria
por los siglos. Amén”

¿Qué es lo primero que debemos entender al leer este pasaje? Que todo en este mundo, todo en
este universo, incluyéndonos, somos pertenencia de Dios.
Somos de Él, somos pertenencia de Dios, cada cosa de su vida y mi vida es del Señor.
Eso es lo primero. Lo segundo es que somos por Él, o sea, somos creación de Dios, entiende la idea
de Pablo. ¿Por qué todos es de Él? Porque Él nos creó. Somos suyos porque Él nos creó.
Pero no solo eso, sino que somos para Él. El “para” indica propósito, y estamos en esta vida con un
único propósito servirlo a Él. Somos de Él, por Él y para Él.
Y por ello debemos glorificar a Dios con nuestro ser, con nuestra vida para siempre!!
Estamos concientes de esto, ¿Nuestras vidas le pertenecen a Dios? (1 Corintios 6.19-20)
Si queremos encontrar nuestro lugar y servir en la iglesia, este pensamiento debe empapar nuestras
mentes. Somos de Él, por Él y para Él. Y existimos para glorificarlo a Él.
Y muchas veces como no queremos entregarle nuestras vidas al Señor, tampoco le entregamos
nuestros dones o capacidades en servicio a Él.
¿Cómo glorificamos a Dios en este pasaje? ¿Qué debemos hacer para vivir vidas que glorifiquen a
Dios?
¡Debemos entender que todo, usted y yo, somos pertenencia de Dios, somos creación de Dios y
existimos para adorarlo a Él!
Entendiendo esto, estamos listos para pasar al siguiente pasaje, Pablo ha puesto un fundamento
sólido y estable. Conocer la clase de Dios que tenemos y cual es nuestra posición en todo esto.

Romanos 12.1-2, “Así que, hermanos, os ruego por las misericordias de Dios, que
presentéis vuestros cuerpos en sacrificio vivo, santo, agradable a Dios, que es vuestro
culto racional. No os conforméis a este siglo, sino transformaos por medio de la
renovación de vuestro entendimiento, para que comprobéis cual sea la buena
voluntad de Dios, agradable y perfecta”

¿Qué significa un así que? O ¿Un por tanto? Son un nexo, que lleva a una conclusión. Pablo nexa las
ideas de 11.36 con 12.1 con el así que. Es como si Pablo dijera, “por todo lo que dije
anteriormente…”
Pablo ruega, pide a sus hermanos, no exige o manda, no, porque si queremos glorificar a Dios esto
debe ser voluntario. Pablo ruega apelando a las misericordias de Dios, a la bondad de Dios para con
ellos.
¿Dios ha sido bueno con usted? Es importante que veamos que Pablo no obliga, sino pone en sus
mentes todo lo bueno que Dios ha sido con ellos como motivación.
¿Le motiva servir a Dios, el pensar en todo el bien y ayuda que Dios nos da?
Lo reitero, ¿Dios ha sido bueno con usted? ¡ESE ES EL PUNTO DE PABLO!
Y ahora esta listo para poner en las mentes de los Romanos la voluntad de Dios,
¿Cuál fue la petición?
“Presenten sus cuerpos”. ¿A qué se refiere Pablo con presenten sus cuerpos? ¿Qué quiere
decir? ¿A la parte material nuestra? ¿A nuestra vida como un todo? 0 ¿A algo más?
¡A TODO NUESTRO SER Y LO QUE INVOLUCRA!
Dios desea que le entreguemos nuestras vidas, todo lo que somos, pero ¿Cómo?
“como un sacrificio”. ¿QUÉ ES UN SACRIFICIO? ¡No es solo algo que cuesta! ¡Es algo que
ofrecemos u ofrendamos! Es dar algo a Dios.
¿Qué nos esta pidiendo Dios? ¡Qué entreguemos nuestras vidas como una ofrenda!
¿Está dispuesto a esto? ¿Cómo debe ser este sacrificio? ¡Vivo, santo y agradable a Dios!
a) VIVO – esto presenta un contraste entre el sacrificio de animal muerto del Antiguo
Testamento y el sacrificio en el Nuevo Testamento.
El que sea vivo indica voluntad, convicción, nosotros decidimos entregarnos, no como los
animales en el Antiguo Testamento que eran llevados sin consentimiento, sin voluntad propia y se
ofrecían. Mientras que ahora Dios pide que nosotros nos entreguemos con convicción, nosotros
decidimos entregarnos al Señor y servirle.
b) SANTO – pero, también este sacrificio es santo. La vida que agrada a Dios es una vida santa,
como Dios es santo (1 Pedro 1.15-16). Una vida apartada, que sirve a Dios. Siempre debemos
ofrecer a Dios lo mejor!
Por eso debemos alejarnos del pecado y de las contaminaciones del mundo. Recordemos que sin
santidad no veremos a Dios (Hebreos 12.14).
c) AGRADABLE A DIOS – Todo lo que hacemos debe agradar a Dios, esa debe ser nuestra meta.
¿Buscamos agradar siempre a Dios? ¿Es nuestra prioridad esto?
Hay gente que busca agradarse a si mismo, pero la vida que sirve y se entrega a Dios, busca siempre
agradar o buscar la aceptación a Dios.
Hasta hoy muchos cuando predican o viven, no les preocupa si no están agradando a Dios, mientras
ellos se sientan bien, todo marcha OK, pero,
¿Cuál es la vida que glorifica a Dios? La que busca hacer todo agradable a Dios.

Y todo esto, dice Pablo, es nuestro culto racional, o sea, toda nuestra vida, todo lo que hacemos
debe ser ofrecido como un servicio de adoración. La palabra que Pablo usa es latreían (gr) y
significa SERVICIO O ADORACION.
Así que una vida de adoración es una vida que se presenta como un sacrificio vivo, santo y
agradable a Dios, y la palabra que acompaña es logiken (gr) de donde viene la palabra lógica o
razonable.
Esta adoración no es meramente emocional, sino que es mental, con nuestro entendimiento. Dios
espera que ofrezca mi vida, todo lo que soy en adoración, y que esto sea racional, o sea, que
entienda lo que estoy haciendo.
¿Estamos concientes de esto? ¿ES NUESTRA VIDA UN SERVICIO DE ADORACIÓN? Muchos
dicen: “vamos al culto”, pero yo diría: “Al culto no se va, el culto se vive”.
¿CUÁL ES EL VERDADERO CULTO PARA EL CRISTIANO? ¿Será solamente 2 horas a la
semana? ¡NO! El verdadero culto es nuestra vida! Nuestra vida entregada como un sacrifico u
ofrenda a Dios.
¿CUAL ES LA VIDA QUE GLORIFICA A DIOS? LA QUE SE ENTREGA EN SACRIFICIO Y
ADORACION A DIOS.
Cómo Pablo lo dijo en otra ocasión: “Si, pues, coméis o bebéis, o hacéis otra cosa, hacedlo
todo para la gloria de Dios” (1 Corintios 10.31).
Según 1 Pedro 2.5, 9, nosotros somos un real sacerdocio, y como sacerdotes que somos debemos
ofrecer sacrificios espirituales a Dios. ¿ESTAMOS DISPUESTOS A OFRECER TALES SACRIFICIOS?
Y después de eso, Pablo nos muestra 2 formas de ofrecer este culto racional, este servicio verdadero
a Dios: Una es positiva y otra es negativa.
Pablo primero dice: “No os conforméis a este siglo”. Cuando habla de NO CONFORMARSE, O
NO ADAPTARSE. Se refiere a que no debemos amoldarnos, a no acomodarnos con las formas de este
mundo.
* Mire la palabra conformarse, es una palabra compuesta, donde encontramos la palabra forma.
Este mundo nos presiona, nos ataca y quiere afectar nuestro estilo de vida. No podemos estar
indiferentes, porque tarde o temprano si nos descuidamos y no luchamos el mundo ganara ventaja
sobre nosotros.
Por eso insistentemente Dios nos habla que NO amemos, que NO vivamos como este mundo vive,
que no haya amistad o acuerdo entre lo que el mundo nos propone y lo que Dios quiere (Santiago
4.4; 1 Juan 2.15-17).
Cuando habla de este siglo, se refiere al mundo. No al planeta tierra, sino que se refiere a todo lo
que se opone a la voluntad de Dios, a todo lo que no esta de acuerdo con lo que Dios nos propone.
Pablo dice que no nos amoldemos a lo malo que hace el mundo. No debemos seguir la vida que el
mundo propone. Debemos luchar, debemos entregar nuestra vida a Dios y el mundo no ganara
ventaja sobre nosotros.
La positiva es: “sino transformaos”. La palabra que ocupa Pablo viene de metamorphousthe
(gr) de donde surge la palabra METAMORFOSIS, CAMBIO O TRANSFORMACION.
Dios desea que cambiemos, que ya no seamos los mismos. Lamentablemente, este es el aspecto más
resistido por nosotros. Nos gusta que Dios nos ayude, que Él nos salve o nos perdone, pero no nos
gusta que nos cambie. Nadie quiere cambiar, todo queremos seguir siendo los mismos.
Si preguntáramos, Hnos., ¿Queremos que Dios nos ayude? ¡AMEN! ¿Queremos que Dios nos salve?
¡AMEN!
Pero si digo, hermanos, ¿Queremos que Dios nos cambie? Estoy seguro que los amen serian menos.
Y tristemente para usted, tal vez, este es el plan de Dios, Él quiere cambiarnos, Dios nos ama tanto
que no quiere dejarnos así como estamos. Él quiere nuestra transformación, pero ¿COMO
PODEMOS SER TRANSFORMADOS?
El texto nos dice que la única manera de cambiar es “por medio de la renovación de nuestro
entendimiento”. Si deseamos cambiar, algo debe ser renovado y eso es nuestra mente, nuestro
entendimiento. Sin una mente nueva es imposible la transformación. Pero, ¿COMO PODEMOS
RENOVAR NUESTRA MENTE?

Lo primero, velando para que no lleguen pensamientos malos y limpiar nuestra mente con las
recomendaciones de Pablo en Filipenses 4.8 “Por lo demás, hermanos, todo lo que es
verdadero, todo lo honesto, todo lo justo, todo lo puro, todo lo amable, todo lo que es
de buen nombre; si hay virtud alguna, si algo digno de alabanza, en esto pensad”.
Y como lo más importante, llenar nuestra mente con la palabra de Dios.
“En cuanto a la pasada manera de vivir, despojaos del viejo hombre, que esta
viciado conforme a los deseos engañosos, y renovaos en el espíritu de vuestra mente,
y vestíos del nuevo hombre, creado según Dios en la justicia y santidad de la verdad”
(Efesios 4.22-24).
Lo único que puede renovar, cambiar nuestra mente es la voluntad de Dios, Su palabra!
Miremos el proceso, Pablo nos dice que debemos DESPOJARNOS, ósea, desvestirnos, quitarnos
los ropajes del viejo hombre.
Para que comience la renovación en nuestra vida, primero hay cosas que debemos dejar, en este
caso el pecado y su influencia. Y después, ¿Qué debemos hacer? Renovar nuestra mente, el cambio
exterior comienza por el cambio interior.
Debemos purificar nuestros pensamientos, orientarlos para el bien. Y así nos REVESTIMOS, ósea,
nos ponemos las ropas nuevas del nuevo hombre, Dios purificando nuestra vidas, y todo esto lo hace
através, o conforme a Su verdad.
Ya que somos creados, según Dios en la justicia y santidad de la verdad. La palabra tiene el poder
para cambiar nuestras vidas, ella renueva nuestras mentes, por eso debemos ser estudiosos de la
palabra, ya que sin estudiar la misma, es muy difícil que Dios opere esta transformación en nuestras
vidas.
Cuando somos renovados, comprobamos, verificamos que lo que Dios quiere para nosotros es lo
más bueno, agradable y perfecto! Y todo esto lo descubrimos cuando somos llenos del conocimiento
de Dios.
La transformación solo ocurrirá cuando nuestro interior sea renovado. Pablo aquí, en estos dos
textos, habla del cambio externo y el interno. Uno esta unido al otro y los dos dependen el uno del
otro.
Es imposible vivir la vida como una adoración, si no tenemos una mente nueva, renovada, y es
imposible cambiar nuestro entendimiento, sin estar dispuesto a ofrecer a Dios nuestra vida como un
sacrificio.
Romanos 12.3, “Digo, pues, por la gracia que me es dada, a cada cual que está entre
vosotros, que no tenga más alto concepto de si que el que debe tener, sino que piense
de si con cordura, conforme a la medida de fe que Dios repartió a cada uno”.

Lo primero que Pablo hace, en este texto, es poner las credenciales de su ministerio. Al decir “la
gracia que me es dada”, él no esta hablando de la salvación o algo semejante. ¿CÓMO DEBEMOS
ENTENDER LA GRACIA EN ESTE PASAJE? Pablo entendía que la gracia en este texto se refería a
algo mas especifico, se estaba refiriendo a su apostolado, o ministerio que lo recibió como gracia por
Dios. Pablo muchas veces lo dice, que su don, su trabajo o su misión, todo lo hace por la gracia de
Dios (Romanos 15.15-16; 1 Corintios 15.10).
Esto es importante, ya que Pablo es el primero en admitir en el texto que Dios lo ha capacitado con
un don, con un trabajo o misión. Pablo en simples palabras esta diciendo: “yo también recibí un don,
como ustedes por eso les digo…”
¿Cuál es el consejo de Pablo? Pablo insto a los romanos a no pensar de si mas alto de lo que eran.
Cuanto orgullo y soberbia hay en nosotros, sobre todo cuando hacemos cosas, nos gusta el
reconocimiento, que los demás nos admiren o queden impactados con nuestro servicio.
Pablo da un golpe maestro a nuestra jactancia y nos dice que pensemos de nosotros con un buen
juicio, con cordura, o sea, que la imagen que debemos desarrollar de nosotros no debe ser más
elevada. NO DEBEMOS SOBREESTIMARNOS!! ¿Por qué?
Porque todas nuestras capacidades y fuerzas nos las ha dado Dios. Dios nos ha dado a nosotros
como Él quiso, y no hay nada en el ser humano que merezca ser usado o capacitado por Dios, todo es
por gracia, y conforme a “la medida de fe”. Este es el enfoque del pasaje.
Y preguntamos, ¿La fe de quien? ¿De Dios? O ¿De los receptores de los dones? ¿De quien es la fe
aquí?
En el pasaje, el sujeto activo es… Dios, Él da, Él reparte y nos manda, por lo mismo debemos
entender esto como un fe que viene de Dios o tiene su origen en Él.
La palabra media que Pablo usa, viene de metron (gr), que se refiere a “un instrumento de
medida o a una porción de medida”.
Lo que más calza en el contexto, es que Dios ha asignado o porcionado a cada cristiano de dones o
capacidades. Dios a todos nos ha dado de sus bendiciones.
Entendemos entonces, la frase “medida de fe”, como una expresión de la gracia de Dios. Y esto
calza con el versículo 6, que dice: “… teniendo diferentes dones, según la gracia que nos
es dada”.
Lo que Pablo quiso dar a entender con este versículo es que Dios mismo es él que nos ha dado
dones o capacidades. Y por tanto no hay cabida para el orgullo personal.
La preocupación especifica de Pablo en 12.3, era que los cristianos NO tuvieran un concepto muy
alto de si mismos. No obstante, la amonestación en el sentido de pensar de “si con cordura”.
También denuncia el extremo opuesto: EL CRISTIANO QUE TIENE MUY BAJA AUTOESTIMA DE
SI MISMO. Ningún miembro debe creerse superior a los demás, pero tampoco debe sentir inferior o
insignificante.
Romanos 12.4-6, “Porque de la manera que en un cuerpo tenemos muchos
miembros, pero no todos los miembros tienen la misma función, así nosotros, siendo
muchos, somos un cuerpo en Cristo, y todos miembros los unos de los otros. De
manera que, teniendo diferentes dones, según la gracia que nos es dada, si el de
profecía, úsese conforme a la medida de la fe”.

Pablo añade una ilustración, él compara a la iglesia con el cuerpo humano. Así como nuestro
cuerpo tiene muchos miembros y funciones, así nosotros al ser parte de la iglesia, el cuerpo de Cristo,
también tenemos muchos dones y funciones.
Muchas aplicaciones pueden hacerse a partir de esta analogía. Pablo dejo claro que ejercemos los
dones en el contexto del cuerpo (la iglesia). Para lograr esto, debemos estar activos en una
congregación local.
Veamos otras aplicaciones que se insinúan o infieren en el texto.

1) TODO MIEMBRO TIENE UNO O MÁS DONES (FUNCIONES), NINGUNO ESTA


EXCLUIDO.
La multiplicidad de miembros en un cuerpo, nos muestra esta verdad, todos tenemos nuestro lugar
en la iglesia, y por ello Dios no ha dado dones para cumplir con nuestras responsabilidades. Nadie
puede decir, de Dios, que Él no le ha dado un don.
* ¿QUÉ SON LOS DONES? Son habilidades espirituales que Dios nos ha dado para
que los usemos en su iglesia.
Debemos hacer una distinción entre UN DON y UN TALENTO.
Los dones son habilidades espirituales y los talentos son habilidades naturales que
nos da Dios cuando nacemos. Es algo que tenemos, ya sea una facilidad para algo o
algo en el que seamos buenos, pero que NO sirve para glorificar a Dios. Mientras que
los dones sirven para glorificar a Dios y los tenemos o se desarrollan desde que
nacemos de nuevo en el bautismo.

2) NO TODOS LOS DONES (FUNCIONES) SON LOS MISMOS.


El texto dice: “teniendo diferentes dones…”. Todos tenemos un lugar en la iglesia y todos
servimos de manera diferente. Así como en el cuerpo humano, la función del ojo es diferente de la del
oído o la de la mano no es la misma que la del pie.
Cada uno de nosotros tiene un trabajo o capacidad en el cuerpo de Cristo. No debemos esperar que
todos cumplan la misma función.

3) TODO DON (FUNCIÓN) ES IMPORTANTE Y NOS NECESITAMOS.


Algunos miembros del cuerpo reciben más atención que otros, pero todos son esenciales para el
bienestar y el funcionamiento del cuerpo.
Pablo concluye, el verso 5, diciendo que “somos miembros los unos de los otros”. Del
mismo modo que un miembro de mi cuerpo físico necesita del resto de los miembros de ese cuerpo,
así también cualquier miembro del cuerpo espiritual (la iglesia) necesita de todos los demás
miembros de ese cuerpo. No hay miembros insignificantes, y tampoco no hay dones insignificantes.
Nos complementamos y Dios espera que nos ayudemos mutuamente!

4) CADA UNO DE LOS DONES SON PARA QUE LOS USEMOS.


Dios nos ha dado dones para que los usemos. En el versículo 6 leemos: “De manera que,
teniendo diferentes dones… úsese conforme a la medida de la fe”.
No olvidemos que es Dios es quien nos ha otorgado los dones (12.3,6).
¿CÓMO SE SENTIRIA USTED SI LE DIERA UN REGALO A ALGUIEN PARA QUE LO USE, PERO
NUNCA VIO QUE LO USARA?
Una vez más, no olvide que somos “miembros” del cuerpo (12.4-5): Ojos, Oídos, manos, pies y
así por el estilo. Si un ojo no ve, ha perdido su razón de ser. Además, el énfasis del pasaje es que los
que poseen diferentes dones ha de usarlos.

Romanos 12.6-8, “De manera que, teniendo diferentes dones, según la gracia que
nos es dada, si el de profecía, úsese conforme a la medida de la fe; o si el servicio, en
servir; o el que enseña, en la enseñanza; el que exhorta, en la exhortación; el que
reparte, con liberalidad; el que preside, con solicitad; el que hace misericordia, con
alegría”.

Alguien puede decir; “Si Dios me ha dado un don, ¿Cuál es? ¿Cómo lo descubro?”
Pablo hace una lista con dones que existen. Algunos dones se relacionan con hablar (profetizar,
enseñar y exhortar), mientras que otros se refieren a hacer (servir, dar, presidir y hacer
misericordia).
Debemos entender que esta no es una lista exhaustiva, sino que es una lista representativa o
general de los dones que existían en el primer siglo.

1) EL DON DE PROFECIA.
Un profeta era uno que hablaba de parte de Dios. Ellos eran inspirados por Dios. Este era un don
milagroso. Pero, ¿Cómo podemos aplicarlo hoy? (Después de venido Lo Perfecto – 1 Corintios
13.8-10).
Un posible aplicación en la actualidad, relacionada con el don de profetizar, es que algunos varones
cristianos tiene el don de de predicar o de hablar en publico la palabra de Dios; lo cual equivale, en
cierto sentido, a hablar por Dios.

2) EL DON DE SERVIR.
Viene de diakonia (gr), y significa “servicio o ministerio”. Se refiere a cualquier servicio que se
brinde a otro. Hay personas que tienen un destreza especial para ver lo que se necesita hacerse (la
necesidad que sea) y también de hacerlo.

3) EL DON DE ENSEÑAR.
Viene de didasko (gr), que significa “dar instrucción o formación”. Algunos son expertos para
impartirles información a otros. Son los que se encargan de edificar con la palabra de Dios a la
iglesia, los maestros.

4) EL DON DE EXHORTAR.
Viene de parakaleo (gr), que significa “llamar a otro, al lado de uno… para ayudar”. Puede
entenderse como: EXHORTAR, ANIMAR, ACONSEJAR, AMONESTAR E INCLUSO FORTALECER.
Algunas personas tienen el talento para animar, aconsejar, y motivar a otros.

5) EL DON DE REPARTIR.
Viene de metadidomi (gr), que significa “hacer participe a otros”. Una versión dice:
“contribuir para las necesidades de otros”. Parece un poco extraño considerar el dar como un
don, pero recuerde que estamos hablando de capacidades que Dios da.
Si usted puede dar, ello significa que Dios primero le ha dado dinero o posesiones. Debemos dar de
lo que tenemos.

6) EL DON DE PRESIDIR.
Viene de proistemi (gr), que significa “dirigir, gobernar, e incluso administrar”. Algunos tienen
un talento natural para hacer que la gente los siga, para liderar. Ya sea el hogar o la iglesia. Puede ser
que se este refiriendo a los ancianos de la iglesia, pero en general, se refiere a la gente que guía o
lidera.
7) EL DON DE HACER MISERICORDIA.
Viene de eleeo (gr), que significa “sentir compasión con… otro, y expresarlo luego en acción”. Es
un don multifacético: es una intuición para saber cuando alguien necesita ayuda, un don para saber
la clase de ayuda específica que sea más útil y para brindarla de una manera callada y sin algarabía.
Pocos dones son más beneficiosos que este, y sin embargo, a medida es el que menos reconocimiento
público recibe.

A) ¿CÓMO PUEDEN USARSE LOS DONES?


Pablo no solo nos explico los dones, sino que también nos muestra como usarlos. Y explica cuatro
de ellos (Profetizar, Dar, Presidir y Hacer Misericordia):

1) EL DON DE PROFECIA.
Pablo dijo: “Si el de profecía, úsese conforme a la medida de la f e” (12.6c).
Esto se refiere a la medida de fe otorgada por Dios a cada cristiano. La palabra medida viene de
analogian (gr), de lo cual viene la palabra analogía. Es una palabra compuesta que viene de logos
(gr) [palabra] y ana (gr) [arriba]. Analogía significa razón, o proporción.
La frase de la fe, es muy parecida a la del verso 3, pero aquí añade un artículo definido, “la fe”.
Dando a entender que el profeta debe usar su don, de acuerdo o conforme a la proporción de la fe
revelada.
La fe la debemos entender como las enseñanzas divinas que nos ayudan a crecer en fe.
Debemos hacer lo que Dios nos manda y no ir más allá de lo que Dios nos ha dado.
El profeta había de hablar solamente el mensaje que Dios le había dado. Pedro dijo: “Si alguno
habla, hable conforme a las palabras de Dios” (1 Pedro 4.11).

2) EL DON DE DAR.
Pablo dijo: “el reparte, con liberalidad”. Liberalidad proviene de haplous (gr), que significa
sencillo, sencillez de corazón que puede resultar en generosidad. Cuando damos NO debemos hacer
un espectáculo, sino hacerlo con sencillez y hacerlo generosamente.

3) EL DON DE PRESIDIR.
Pablo escribió: “el que preside, con solicitud”. Que viene de spoude (gr), que significa
“seriedad, celo”. Debe hacerlo responsablemente, diligentemente y con seriedad, entendiendo la
naturaleza e importancia de su trabajo. Sean ancianos, lideres o padres, deben ser perseverantes.

4) EL DON DE HACER MISERICORDIA.


Por ultimo, dijo Pablo: “el que hace misericordia, con alegría”. Se refiere a esa disposición
mental, ese regocijo, del que esta presto (al instante) para hacer cualquier cosa para ayudar.
Ayudar a otros de mala gana o con el ceño fruncido, puede hacer mas daño que bien. Esta persona
NO debe quejarse o dolerse, NO debe sentir tristeza, debe alegrarse en el Señor, por lo que hace y por
los beneficios que conlleva.

Pablo no le dedico tiempo a detallar los procedimientos para el uso de cada don. Antes, se
concentro en la clase de actitudes que necesitamos cuando ejercemos nuestras habilidades. Las
instrucciones de Pablo con respecto a cuatro dones, contienen buenos consejos para el uso de
cualquiera de ellos.
* EJEMPLOS BIBLICOS DE ESTOS DONES (Romanos 12.6-8).
1) Profetizar – Agabo (Hechos 11.28; 21.10-11).
2) Dar – La viuda pobre (Lucas 21.1-4).
3) Exhortación – Bernabé, el hijo de consolación (Hechos 4.36).
4) Servicio – Febe, diaconisa en Cencrea (Romanos 16.1-2).
5) Hacer misericordia – Dorcas, quien hacia vestidos para las viudas (Hechos 9.36, 39).
6) Liderar – Pedro, como anciano de la iglesia (1 Pedro 5.1-3).
7) Enseñar – Pablo, como maestro, predicador y apóstol (2 Timoteo 1.11).

* TODOS LOS CRISTIANOS DEBEMOS EJERCITAR ESTAS CAPACIDADES!


1) Evangelizar, ser vocero de Dios (Mateo 28.18-20; Marcos 16.15-16).
2) Servir (Gálatas 5.13).
3) Enseñar (Hebreos 5.12).
4) Exhortar (Hebreos 3.13; 10.24-25).
5) Dar (Lucas 6.38; Romanos 12.13; Gálatas 6.9-10).
6) Presidir, liderazgo de los ancianos (1 Timoteo 3.4,12).
7) Hacer misericordia (Lucas 10.37; Colosenses 3.12).

* ¿CÓMO DESCUBRO MI DON?


Como todos tenemos dones, la pregunta más adecuada es ¿Cuál es mi don? Lo primero que puedo
hacer es preguntarme: ¿Qué es lo más natural que puedo hacer? ¿En que es bueno usted? ¿Qué le
gusta hacer?
Para que descubramos nuestra función en la iglesia, especialmente a la luz de Romanos 12.3-8.
He aquí una breve prueba…

“Imagínese que usted esta en una fiesta de cumpleaños. La fiesta es de una hermana
en Cristo, hay bastantes hermanos y todos la están pasando muy bien. Todo ha salido
bien, las decoraciones bonitas, la comida abundante y la conversación muy animada.
Llega el momento culmine de la fiesta, llega la torta. Una inmensa y rica torta es
traída por una amiga de la hermana. Todos comienzan a cantar: “cumpleaño feliz,
cumpleaño feliz…”
Y de repente, la persona que llevaba la torta cae y el pastel cae al suelo, ensuciando
todo a su alrededor, paredes, manteles y aun la ropa de la celebrada e invitados
todos queda sucios con crema. Todos dejan de cantar, y hay un silencio sepulcral. Los
ojos de la cumpleañera están en el piso, mirando el desastre.
Todo quedo arruinado, su ropa, la torta, la fiesta y el animo de todos esta por el
suelo y comienza a llorar”.
¿QUÉ HARIA USTED EN ESTA SITUACION? ¿CÓMO REACCIONARIA?

* Talvez, sin pensarlo, corre rápidamente hacia la hermana, se pone a su lado y la abraza para
consolarla, y trata de animarla viendo el lado cómico de todo.
* O talvez, busque trapos o un trapeador para limpiar la suciedad. Recoge los pedazos del pastel y
limpia todo.
* O talvez, comienza a darle palabras de aliento como: “No te preocupes, Hna. Todo va a salir
bien”. A los demás, también les dices animándolos: “Que maravillosa fiesta, no necesitamos una
torta para seguir divirtiéndonos”.
* O talvez, se sienta inclinado a instar a los presentes a hacer la voluntad de Dios en tal situación.
Y dice: “recuerden, el Señor dice que si un hermano o hermana están en necesidad, debemos
ayudarlos. Y cita Santiago 2.15-17.
* O talvez, viendo esto, ve una pequeña lección practica que todos debemos aprender, y dice: “Se
que estas molesta, María, pero ¿Qué podemos aprender de esto? Un pastel desparramado sobre el
piso en una fiesta, no es lo peor que nos puede suceder. Una vida perdida y alejada de Dios y que
pierde su salvación, es si seria lo peor!”
* O talvez, observa usted el pastel arruinado y decide que se necesita otra torta. Y coloca dinero
en un plato y lo pasa a los demás, instándoles a dar para que alguien vaya y compre otro pastel.
* O talvez, usted analiza rápidamente la situación, distingue lo que hay que hacer, y pone en
marcha un plan para que se haga: “Esta bien, Juana, tu consuela a María; Ruth ¿Por qué no
buscas con Priscila algo para recoger el revoltijo? Juan, haga una colecta, para que Mateo vaya a
comprar otro pastel. Dejaremos la torta y los regalos para luego, ¿Mientras tanto, porque no nos
diriges en algunos cantos Jose?”

Otra vez pregunto, ¿QUÉ SE SENTIRIA INCLINADO A HACER USTED EN ESTA SITUACION?
Teniendo la respuesta presente. Apliquemos Romanos 12.3-8.
 Si se sintió inclinado a acercarse de inmediato a la mujer para consolarla y buscar el lado
cómico.
USTED TIENE EL DON DE… hacer misericordia.
 Si usted sin pensarlo empieza a realizar la limpieza, TIENE EL DON DE… servir.
 Si empieza a decir palabras de animo a todos los que puedan oírlo,
TIENE EL DON DE… exhortación o motivación.
 Si empieza a instar a los demás a hacer la voluntad de Dios en dicha situación.
TIENE EL DON DE… profecía (Hablar por Dios).
 Si cree que hay lecciones a ser aprendidas del incidente, y empieza a darlas a conocer a los
demás.
TIENE EL DON DE… enseñar.
 Si percibe la necesidad material que puede suplir por medio de dar, y que esta dispuesto a instar
a otros que den con usted. TIENE EL DON DE… dar (repartir) con liberalidad.
 Si percibe todo lo que hay que hacer y hace un plan con tareas asignadas a realizar. Y si los
demás lo siguen, y todos trabajan unidos. ENTONCES, TIENE EL DON DE… presidir.

Puede ser que todos estos dones no son útiles para cada situación, pero que se pueden aplicar, eso
si se puede. Si bien todos los dones son valiosos y ninguno es mejor que otro, algunos son más útiles
en ciertas situaciones que en otras.
En el escenario recién descrito, podríamos pensar que los dones de misericordia y de servicio son
los mas útiles. No obstante, necesitamos aprender de Romanos 12 (y de pasajes relacionados), que
somos diferentes y que por tanto, tenemos dones diferentes.
Lo anterior significa que de forma natural, respondemos a la misma situación de maneras
diferentes. Ninguno de nosotros debe despreciar o criticar a los demás por NO responder del mismo
modo que lo hacemos nosotros.
Otro concepto para descubrir sus dones es intentarlo! ¿PUEDE ALGUIEN DECIR, NO TENGO EL
DON DE CANTAR, SI NUNCA LO HA INTENTADO?
Muchos cristianos dudaron de sus capacidades hasta que lo intentaron, algunas veces fue una y otra
vez! Con el tiempo, aprendieron que podía dominar algo que no habían hecho antes.
*IMPLICACIONES DEL PASAJE.
- El uso de los dones no esta condicionado con nuestro estado espiritual o nuestro animo. O sea,
Dios nos ha dado dones y no depende de cómo nos sintamos o como estemos con Dios para usarlos.
Debemos trabajar en el cuerpo de Cristo, aun estando mal o desanimado. Son dos cosas totalmente
diferentes mi ánimo y la responsabilidad de poner nuestros dones a disposición de la iglesia.
Pensemos en Pablo (Hechos 27) o Pedro (Juan 21; Hechos 2).

- Aunque no tenga el don, debo cumplir los mandamientos de Dios. Si Dios me dice que debo servir
a mis hermanos o enseñar la palabra, es nuestra responsabilidad cumplir con el mandato.
Además, al cumplir la ley de Dios, al actuar, Dios me permite ver cuales son las cosas que me
resultan más fáciles de hacer. Si no cumplo los mandamientos de Dios, nunca podré darme
realmente cuenta de cual es mi don.

- Mi don es mi función o lugar en el cuerpo de Cristo, no cumplir nuestra responsabilidad no solo


afecta o atrofia la iglesia, sino que también NO cumpliríamos el propósito de nuestra existencia.
Fuimos creados para alabar y glorificar a Dios, si no ponemos a actuar nuestros dones NO
glorificaremos a Dios en nuestra vida
(1 Corintios 10.31).
Hemos aprendido que para glorificar y adorar a Dios en nuestra vida, una parte importante es
ocupar lo que Dios nos ha dado.

- La mejor forma de servir a Dios es através de la iglesia. Todos nosotros somos el cuerpo de Cristo,
y como sabemos en un cuerpo, lo que hace un miembro no se hace a escondidas, no se puede ocultar.
Por eso si queremos servir a Dios debemos hacerlo como iglesia y através de la iglesia, no pensemos
que queremos hacerlas cosas ha escondidas para que nadie sepa, justificándonos diciendo “así
trabajo yo”, ó “me gusta hacer las cosas en secreto”. Eso no es un proceder cristiano. Puede haber
muchos problemas por esa forma de trabajar. Somos el cuerpo de Cristo y todos justos debemos
trabajar y debemos ser transparentes en nuestro servicio a Dios.
* SI NECESITA UNA PAUTA PARA DESCUBIR SU DON, aquí hay una…

¿CÓMO DESCUBRIR NUESTRO DON?.


1. Piense o escriba las cosas que puede hacer o le agradan en servicio a Dios.
2. Piense o escriba cuales son las necesidades de nuestra congregación (en cuanto
a la obra de Dios).
3. Compare las dos listas, y piense, ¿Qué habilidades puedo desarrollar?
4. Ore pidiendo dirección.
5. Busque consejo de otros hermanos mayores en la fe.
6. Tómese su tiempo para reflexionar.
7. Y decídase a trabajar para el Señor, y hágalo!!!
-1 Corintios 12.1-31-
ANÁLISIS DEL TEXTO…
Cuando estudiamos 1 Corintios, debemos entender que el capitulo 12 forma parte de una
unidad, ya que el capitulo 12 al 14 son un todo. No olvidemos esto en cuanto al estudio de este
pasaje.
Lo segundo es que este capítulo, tiene algunos ejes conductores, que nos ayudaran a entender el
propósito de Pablo en este capítulo:
1) 12.7 – Los dones son para el provecho de la iglesia.
2) 12.11 – El Espíritu reparte los dones como él quiere.
3) 12.13 – La obra del Espíritu Santo en el bautismo.
4) 12.18 – Dios nos coloca en su cuerpo como él quiso.
5) 12.24-25 – Dios ordena el cuerpo dando honor al que faltaba para que nos preocupemos los
unos a los otros.

* 1 Corintios 12.1-3, “No quiero, hermanos, que ignoréis acerca de los dones
espirituales. Sabéis que cuando erais gentiles, se os extraviaba llevándoos, como se
os llevaba, a los ídolos mudos. Por tanto, os hago saber que nadie que hable por el
Espíritu de Dios llama anatema a Jesús; y nadie puede llamar a Jesús Señor, sino por
el Espíritu Santo”

Para Pablo el tema de los dones espirituales era muy importante. Ya que obrar los dones sin un
conocimiento adecuado. Podía ser un retroceso más que un avance.
Según el contexto de la carta a Corinto, Pablo entendía que la iglesia Corintia fue bendecida con
muchos dones (1 Corintios 1.5-7). Pero en su práctica ellos eran desordenados y malas actitudes
surgían en el uso de estas capacidades. Por eso Pablo buscar informar, sacar de la ignorancia a los
Corintios en cuanto a los dones espirituales. El tema de este pasaje es ese, orientar y guiar a los
Corintios en el uso de los dones.
Pablo les recuerda en la ignorancia que ellos se encontraban antes de conocer a Cristo. Los comparo
a “ídolos mudos” llevados de aquí para allá. Así fueron ellos arrastrados por su ignorancia de un
pensamiento a otro, hasta que llego Cristo. Esto se refiere a su entendimiento de las cosas
espirituales.
Ahora, por esto mismo, Pablo aclara que un cristiano, uno que tiene el Espíritu Santo, no puede
llamar anatema o maldito a Jesús. Eso es imposible. Ningún hombre guiado por el Espíritu podría
decir tales palabras. Y así también, un gentil no puede llamar a Cristo su Señor, sino lo sirve. Es
imposible reconocer a Cristo como Señor y no entregarse a él, siendo cristiano. Porque para llamar a
Jesús Señor, uno debe ser Su discípulo habiéndose bautizado y con la presencia del Espíritu Santo
morando en su vida. El Espíritu Santo lo capacita para llamarlo y proclamarlo como su Señor.

* 1 Corintios 12.4-3, “Ahora bien, hay diversidad de dones, pero el Espíritu es el


mismo. Y hay diversidad de ministerios, pero el Señor es el mismo. Y hay diversidad
de operaciones, pero Dios, que hace todas las cosas en todos, es el mismo. Pero a cada
uno le es dada la manifestación del Espíritu para provecho.

Ahora quitando esos errores de entendimiento, Pablo continua con su tema, mencionando tres
verdades que confirman la obra de los dones en la iglesia. Estas tres frases van acompañadas de tres
más que muestran la relación que existe entre los dones y la Deidad.

Pablo dice: “Hay diversidad de dones”. Dios ha capacitado a su iglesia con muchos talentos.
Dios nos ha entregado muchas capacidades para el beneficio de Su iglesia.
Pero también “Hay diversidad de ministerios”. Dios no solo nos da talentos, sino que
también nos muestra que para los talentos que Dios nos da, existen distintos lugares para ocuparlos.
Ministerios o servicios, nos dice Pablo. Podemos servir a Dios de distintas maneras con los dones
que él nos ha dado. Esto muestra que la iglesia de Cristo es un lugar donde todos pueden trabajar,
donde todos pueden ocupar los dones que Dios nos ha entregado. Podemos servir de distintas
maneras porque hay diversidad de ministerios.

Además, dice: “Hay diversidad de operaciones”. Operaciones se refiere a la manera que estos
dones son ocupados. La palabra en griego que se ocupa viene de energía, o poder. Se refiere a las
distintas formas como un don se ocupa, con la energía que se ocupan. Dios nos puede dar dones,
pero depende de nosotros como los usamos. Todos tenemos distintas capacidades para trabajar los
dones que Dios nos da. Muchos reciben los mismos dones, pero nos damos cuenta que algunos
trabajan más, se sacrifican más, se esmeran más en ocupar lo que Dios le ha dado. Recordemos que
Pablo cuando hablo de su ministerio apostólico y dijo que aunque era uno más de los apóstoles de
Cristo, él trabajo más, pero no él sino la gracia de Dios con él. Reconociendo que aunque tenían los
mismos dones y ministerios, Pablo se esmero más y fue bendecido por ello.
Eso es lo que está diciendo Pablo, Dios nos da trabajo (ministerios) y herramientas (dones), pero
depende de nosotros como ocupamos los dones que Dios nos da, si somos diligentes o no.
Recordemos que de eso se trata la parábola de los talentos (Mateo 25.14-30) y nos recuerda que
seremos juzgados por la forma que administramos lo que Dios nos dio.
Otra cosa importante en el texto, es que tanto Dios el Padre, el Señor Jesucristo y el Espíritu Santo,
son los que dan los dones, nos capacitan y nos dan el trabajo para Su iglesia. Ellos están velando y
guiando en todo!!
Inmediatamente la jactancia y la vanagloria se van cuando entendemos que es la Deidad, la que se
ocupa del trabajo y servicio de Su iglesia. Dios no deja las cosas al azar o en el aire. Él está
gobernando en todas las cosas sobre todo en Su iglesia, “que hace todas las cosas en todos”.
Dios nos ha escogido, nos ha salvado, nos ha santificado y además, nos capacita y guía en Su iglesia
y como trabajar en ella. ¡QUÉ GRANDE ES DIOS!
Pero tal vez los Corintios se pregunten: SE QUE DIOS NOS DA TODO, EL NOS HA DADO DONES.
¿PARA QUÉ SIRVE MI DON?
Lo primero que vemos en el pasaje es: “pero a cada uno”. Aquí hay un contraste entre lo que
Dios hace y lo que nosotros hacemos. Dios nos ha dado dones individuales. La manifestación del
Espíritu es particular. Todos, entonces, tenemos un don, tenemos una responsabilidad y Dios nos la
da “para provecho”, o sea, para el beneficio de la Iglesia, para beneficio del cuerpo de Cristo. Los
dones son una bendición, ayudan a la iglesia, cuando los usamos bien. NO son para beneficio
personal, para gloria u honra propia.
¿SE HA DADO CUENTA CUAN IMPORTANTE ES USTED EN EL SERVICIO A DIOS? ¿CUANTO
PROVECHO PERDEMOS CUANDO ALGUIEN NO QUIERE TRABAJAR?

* 1 Corintios 12.8-11, “Porque a éste es dada por el Espíritu palabra de sabiduría; a


otro, palabra de ciencia según el mismo Espíritu; a otro, fe por el mismo Espíritu; y a
otro, dones de sanidades por el mismo Espíritu. A otro, el hacer milagros; a otro,
profecía; a otro, discernimiento de espíritus; a otro, diversos géneros de lenguas; y a
otro, interpretación de lenguas. Pero todas estas cosas las hace uno y el mismo
Espíritu, repartiendo a cada uno en particular como él quiere”.

Ahora Pablo nos muestra cómo trabaja el Espíritu en nosotros. Él ya había dicho que hay
diversidad de dones, y en este texto nos muestra algunos de estos dones. Él hace una lista de la
manera que estas capacidades obran en la iglesia de Cristo. Recordemos que estos son dones
SOBRENATURALES ó MILAGROSOS, en el sentido que no son capacidades naturales o que se
expresan naturalmente por nuestro cuerpo. O sea, no todos las tienen, solo los que Dios capacita para
ello. Dios los usaba de manera milagrosa.
Pero estos dones nos van a ayudar a entender, la forma como trabajaron y qué importancia tenían
en el cuerpo de Cristo. Hoy también con los dones que Dios nos da podemos hacer la misma
aplicación.

* LA DIVERSIDAD DE DONES (12.8-10).

a. "PALABRA DE SABIDURÍA" (12.8): Era la capacidad de presentar un mensaje que da


discernimiento espiritual a los que oyen. Si nos fijamos estos dones principalmente se preocupan del
efecto que causan. En este caso él que hablaba palabra de sabiduría por el Espíritu, buscaba dar
entendimiento o llevar a los hermanos a tener la sabiduría de Dios (1 Corintios 2.6-16). Todo esto
era a través de la REVELACIÓN DE DIOS.

b. "PALABRA DE CIENCIA" (12.8): Recordemos que ciencia o conocimiento son sinónimos.


Siendo así, este don era la capacidad de presentar un mensaje que da conocimiento a los que oyen.
Este don buscaba brindar el conocimiento que los cristianos necesitaban. Se necesitaba en la iglesia
hermanos que con el conocimiento que Dios les daba, instruyeran a los otros. Sobre todo los
maestros en la iglesia hablaban palabra de sabiduría y ciencia.

c. "FE" (12.9): Esta era la capacidad de confiar en Dios de una manera muy especial. Entendemos
por lo que dijo el versículo 7, que los dones son para beneficio mutuo. Eso significa que él que por el
Espíritu le era dada la fe, era para animar y fortalecer la fe de los hermanos. Era la capacidad de
confiar y hacer que otros confiaran en Dios para superar dificultades y lograr metas que están más
allá de las posibilidades humanas.

d. "DONES DE SANIDADES" (12.9): Era la capacidad de sanar a los enfermos por medio del
poder milagroso del Espíritu Santo (Marcos 16.18). Fue muy necesario para mostrar el poder de
Dios en el mundo. Recuerde que era un don para el beneficio de otros, por eso vemos que los
apóstoles o hermanos no usaran los dones para sí mismos.

e. "EL HACER MILAGROS" (12.10): Era la capacidad de hacer diferentes señales o prodigios
que claramente son sobrenaturales. A lo largo de la Escritura, los milagros son actos sobrenaturales
que ocurren en forma contraria a las leyes de la naturaleza. Dios interviene temporalmente en la
naturaleza mediante un milagro. El hombre es el instrumento y Dios es quien lo realiza.
El Antiguo Testamento nos informa de que, por medio de Moisés, Dios realizó milagros antes y
durante el éxodo de Egipto. Después del éxodo, el sol se detuvo cuando los israelitas conquistaron
Canaán (Josue 10.13). Cuando Elías y Eliseo sirvieron al Señor como profetas, ocurrieron muchos
milagros. Los tres amigos de Daniel caminaron sin ser destruidos por las llamas del horno, y Daniel
mismo estuvo a salvo en la cueva de los leones (Daniel 3.19–27; 6.16–23).
En el Nuevo Testamento, el ministerio terrenal de Jesús se caracterizó por numerosos milagros que
iban desde las sanidades, exorcismos y resurrecciones, hasta la alimentación de multitudes. Durante
el ministerio de Jesús ocurrieron más milagros que en cualquier otro período de la historia bíblica. El
milagro supremo de la resurrección de Jesús fue seguido por su ascensión. Aparte de narrar
sanidades, una ceguera temporal, un exorcismo y resurrecciones, el libro de Hechos sólo relata los
milagros de la liberación de los apóstoles de la cárcel (Hechos 5.19; 12.6–10; 16.22–28).

f. "PROFECÍA" (12.10): Ya hemos hablado de la profecía en el estudio de Romanos 12. Pero


debemos decir que la profecía era la capacidad de hablar un mensaje de parte de Dios recibido por
inspiración del Espíritu Santo. Que podía referirse al presente, pasado o futuro.
g. "DISCERNIMIENTO DE ESPÍRITUS" (12.10): Era la capacidad de reconocer los espíritus
que obraban en las personas (profetas o los que hacían señales). Era un don que veía lo que había en
el interior del hombre, veía lo que había en el corazón y el espíritu que lo respaldaba. Recordemos
que hay Espíritu de verdad y de error, por lo mismo se debía discernir entre los espíritus. En una
sociedad donde había toda clase de manifestaciones extrañas que se consideraban normales, era de
vital importancia el distinguir entre lo que era real y lo que no era más que emoción o histeria o una
manifestación demoníaca, entre lo que venía de Dios y lo que del diablo. Gracias a Dios hoy podemos
hacer eso a través de la palabra de Dios.

h. "DIVERSOS GÉNEROS DE LENGUAS" (12.10): Era la capacidad de hablar la palabra de


Dios en un idioma que uno nunca ha estudiado. Como el evangelio llego a muchos lugares y a
distintas latitudes, era obvio que para llevar el mensaje a distintos lugares donde había distintas
lenguas. Dios capacitaba a algunos cristianos con este don para poder compartir la palabra a otras
personas de otros idiomas. Era un don donde la palabra era revelada, pero en el idioma de los
oyentes, como en el día de Pentecostés (Hechos 2.4-11).

i. "INTERPRETACIÓN DE LENGUAS" (12.10): Era la capacidad de poder traducir un idioma


que uno nunca ha estudiado al propio idioma de los oyentes. Como en la iglesia había el don de
lenguas, era necesario poder traducir para otros, para así poder entender la palabra de Dios. Este don
era necesario para poder ocupar el don de lenguas.

Después de dar esta lista. Pablo explica que todas estas cosas, todos estos dones los da u opera el
mismo Espíritu. “repartiendo a cada uno en particular como el quiere”.
Cuando hablamos del Espíritu que da, que reparte y guía, se está refiriendo a la Deidad (Todo lo
que es Dios).
Ya aprendimos en textos anteriores que tanto Dios el Padre, como el Hijo Jesús están involucrados
en dar y capacitar a la iglesia en el uso de los dones.
¿Hay contradicción en esto? ¡NO! Al hablar del Espíritu que distribuye, debemos entender que se
refiere a Dios, como un todo, a la trinidad, como dicen algunos.

¿QUÉ HACE EL ESPÍRITU? ¿QUE HACE DIOS? REPARTE, o sea, distribuye a cada uno en
particular. Dios se encarga de ordenar Su cuerpo y nos capacita como miembros de Su cuerpo.
Ninguna persona en la iglesia del Señor recibe todos los dones ni nadie se queda sin nada. Pablo
afirma con claridad que el Espíritu Santo reparte a cada uno en la iglesia cristiana. A uno le da un
don, a otro le da otro. El Espíritu no pasa por alto a nadie, de manera que la totalidad de talentos en
la iglesia constituye una rica reserva de habilidades y destrezas.

Todo lo hace “como Él quiere”, o sea, según su voluntad o designio. ¡SI DIOS LE HA DADO UN
DON, ES PORQUE EL QUIERE! Y como Él nos conoce mejor que nadie, solo él sabe cómo distribuir
o colocar las piezas en el mejor lugar, para hacer el mejor servicio en Su cuerpo o iglesia.
El cuadro que se nos presenta es el de una iglesia realmente viva. Sucedían cosas; hasta cosas
alucinantes. La vida era elevada e intensificada. No había nada de aburrimiento ni de rutinario en la
Iglesia Primitiva. Pablo sabía que toda esa actividad viva y poderosa era la obra del Espíritu, Que
daba a cada cual su don para que lo usara para bien de todos.
Hoy también podemos vivir con este dinamismo, si todos ocupáramos los dones que Dios nos ha
dado para el beneficio mutuo. EL ESPÍRITU SANTO SIGUE ACTIVO HOY, PORQUE TE HA DADO
DONES, ME HA DADO DONES. Seria mucha más la vida y solidez que le daríamos a la obra de
Cristo SI OCUPÁRAMOS LO QUE DIOS NOS DA… ESE ES NUESTRO DESAFÍO!!
* 1 Corintios 12.12-13, “Porque así como el cuerpo es uno, y tiene muchos miembros,
pero todos los miembros del cuerpo, siendo muchos, son un solo cuerpo, así también
Cristo. Porque por un solo Espíritu fuimos todos bautizados en un cuerpo, sean
judíos o griegos, sean esclavos o libres; y a todos se nos dio a beber de un mismo
Espíritu”.

Nuevamente vemos a Pablo comparando la iglesia, el cuerpo de Cristo con el cuerpo humano.
Según el apóstol, hay muchos miembros en la iglesia, pero todos son uno.
¿QUÉ APRENDEMOS DE ESTO? Que la iglesia es una, y debe estar unida y trabajar unida. Todos
los miembros luchando por el bienestar del cuerpo. No de criticarse o dañarse. La iglesia debe ser un
lugar de unidad. Aunque somos distintos y tenemos diversos dones y trabajos, todos formamos el
mismo cuerpo.
Y Pablo explica que esta UNIDAD surge del Espíritu Santo. Ya que todos cuando somos bautizados
pasamos a formar el cuerpo de Cristo.
Cuando dice que “por un solo espíritu fuimos todos bautizados en un cuerpo”. Este pasaje está
hablando de la obra de Dios en nuestra conversión, salvación y añadidura a la iglesia. Ya que el
Espíritu Santo desarrolla una misión muy importante, porque nos guía, capacita y nos da todas las
cosas para servir a Dios en Su iglesia. NOS PONE EN SU IGLESIA Y NOS DA DONES.
Cuando somos bautizados somos llenos del Señor y el Espíritu viene a morar con nosotros. Todos
sin distinciones o diferencias, todos somos uno en el Señor y todos somos receptores de la promesa
divina. Bebemos o participamos del mismo Espíritu, que nos coloca en el cuerpo de Cristo y nos da
funciones o dones.
Este es un momento trascendental, ya que cuando nos bautizamos el Espíritu comienza a morar en
nosotros y desde ese momento comenzamos a desarrollar o a descubrir los dones que se nos han
dado.
El Espíritu nos ayuda con los dones que nos da y nos ayuda a desarrollarnos en nuestro servicio a
Dios.
¿RECIBIMOS TODOS LOS DONES AQUÍ? ¿SURGEN DONES DESPUÉS DE NUESTRO
BAUTISMO QUE NO CONOCEMOS? ¿DIOS DA TODOS LOS DONES EN EL BAUTISMO O NO?
Estoy seguro que Dios desde que nos crea tiene una obra o propósito para nuestras vidas (Salmos
138.8) y también como sabemos por Filipenses 1.6, la obra que Dios quiere hacer no la
abandonara nunca, hasta el día final. DIOS NOS PERFECCIONARA HASTA EL FIN y aunque
hayamos vivido vidas vacías o sin sentido, cuando nos bautizamos y entramos en su voluntad, nos
ponemos en medio de sus planes y todo desde allí va tomando un nuevo propósito.
Aquí entendemos muchas cosas, como porque hemos vivido de esa manea, o enfrentado las cosas
de cierta forma. TODO COBRA PROPÓSITO CUANDO SOMOS BAUTIZADOS Y TENEMOS EL
ESPÍRITU.
Muchos, tal vez tenían cierto TALENTO, O FACILIDAD para hacer ciertas cosas. Pero cuando llega
el Santo Espíritu esto cobra sentido y valor, el DON surge. Ya sea porque se perfecciono un talento
que teníamos o porque surgen como resultado de la obra del Espíritu Santo en nuestras vidas. Pero
en todas estas cosas Dios es amo y Señor de todo. Ya que él nos da los dones espirituales por obra del
Espíritu.
Los dones son una obra espiritual que Dios desarrolla y que surgen o cobran valor cuando estamos
en el cuerpo de Cristo. Antes solo eran habilidades o talentos, pero cuando el Espíritu nos llena, esto
TOMA DIRECCIÓN y surge el DON, y como sabemos los dones son solo para servir a la iglesia, no
para un engrandecimiento personal.
* 1 Corintios 12.14-20, “Además, el cuerpo no es un solo miembro, sino muchos. Si
dijere el pie: Porque no soy mano, no soy del cuerpo, ¿por eso no será del cuerpo? Y si
dijere la oreja: Porque no soy ojo, no soy del cuerpo, ¿por eso no será del cuerpo? Si
todo el cuerpo fuese ojo, ¿dónde estaría el oído? Si todo fuese oído, ¿dónde estaría el
olfato? Mas ahora Dios ha colocado los miembros cada uno de ellos en el cuerpo,
como él quiso. Porque si todos fueran un solo miembro, ¿dónde estaría el cuerpo?
Pero ahora son muchos los miembros, pero el cuerpo es uno solo”.

Todos somos distintos y nuestras capacidades son distintas. NO DEBEMOS ENVIDIAR O


PRETENDER TENER LOS DONES DE OTROS. ¡VALOREMOS LO QUE DIOS NOS HA DADO!
Muchos desean tener los dones y habilidades que otros. El problema NO es desear esto, el problema
está en anhelar algo que NO es nuestro para propósitos egoístas, como resaltar o vanagloriarse y
descuidamos lo que realmente tenemos.
Además, el sentido de este pasaje nos muestra que algunos desean tener ciertos dones, porque los
consideran más importantes que otros y Pablo pregunta: ¿POR ESO NO SERÁ DEL CUERPO?
Si soy pie o mano y anhelo ser otra cosa porque no puedo tenerlo ¿Dejo de ser del cuerpo?
Este es un problema muy común, donde los miembros están más preocupados de los dones o el
trabajo de otros, que del trabajo propio. Se fijan como trabajan, como sirven y aun los dones que
tienen otros, pero no para orar por los demás, sino para criticar, y muchos llegan a pensar, “si yo
fuera… (Don o función) lo haría mejor, no cometería los mismos errores”.
Aprendemos de este pasaje a NO envidiar los dones de los demás, a NO sentirnos inútiles, sin
dones y a NO sentirnos independientes, ya que somos el cuerpo de Cristo.
Ningún miembro debe considerarse inútil ni inferior a otros miembros por ser diferente su función
en el cuerpo. No hay que subestimar su importancia en el cuerpo.
Ningún miembro tiene el derecho de NO cumplir la responsabilidad que corresponde a su función
sencillamente porque no está satisfecho con su don.
Pablo continua con otra pregunta: “si todo el cuerpo fuese ojo ¿Dónde estaría el oído?”. En todo
esto, el punto central de lo que Pablo dice es que debemos entender y valorar nuestro lugar en el
cuerpo de Cristo.
En vez de cuestionarme porque Dios NO me ha dado cierto don, debería servir con lo que Cristo me
dio para el beneficio de los demás. Y debemos entender que todos tenemos distintas funciones, no
podemos servir todos de predicadores o diáconos, no podemos todos visitar o restaurar, eso no es
natural. Lo natural es que cada uno sirva con su don, como miembro del cuerpo de Cristo. ¿SE
IMAGINA A UN OJO TRATANDO DE HABLAR? O ¿UN PIE TRATANDO DE COMER?
Muchos anhelan predicar, o dirigir las alabanzas o presidir. Pero debemos entender que hay mucho
trabajo en la iglesia de Cristo. Esa es la idea del apóstol, NO DEBEMOS LIMITARNOS.
Dios ordena el cuerpo como él quiere. Todos nosotros por ser parte del cuerpo de Cristo tenemos
una función, pero el soberano en todo esto, él que decide donde trabajamos o como actuamos es
Dios. Como él nos conoce, él nos puede poner en el mejor lugar de su cuerpo, Su iglesia (12.11).
El 12.19, es una ampliación de la idea del 12.17, que nos invitaba a pensar que el cuerpo NO es un
solo miembro, sino que está conformado por muchos miembros. Y por lo mismo cada miembro es
importante.
Necesitamos el ojo, la mano, el pie y el oído. Así también lo NECESITAMOS A USTED HERMANO.
Es importante en el cuerpo de Cristo y Dios espera que cumpla su función.
* 1 Corintios 12.21-27, “A Ni el ojo puede decir a la mano: No te necesito, ni tampoco
la cabeza a los pies: No tengo necesidad de vosotros. Antes bien los miembros del
cuerpo que parecen MÁS DÉBILES, son los más necesarios; y a aquellos del cuerpo
que nos parecen MENOS DIGNOS, a éstos vestimos más dignamente; y los que en
nosotros son MENOS DECOROSOS, se tratan con más decoro. Porque los que en
nosotros son más decorosos, no tienen necesidad; pero Dios ordenó el cuerpo, dando
MÁS ABUNDANTE HONOR AL QUE LE FALTABA, para que no haya desavenencia en
el cuerpo, sino que los miembros todos se preocupen los unos por los otros. De
manera que si un miembro padece, todos los miembros se duelen con él, y si un
miembro recibe honra, todos los miembros con él se gozan. Vosotros, pues, sois el
cuerpo de Cristo, y miembros cada uno en particular”.

La idea de Pablo en estos pasajes, es que nos necesitamos y que nadie puede decir que un hermano
NO sirve para nada o que NO es necesario en la obra de Dios.
Todos interrelacionamos y nos necesitamos. La boca necesita la mano, como el cuerpo necesita ojos
y oídos. Sin ellos el cuerpo no funciona bien. Si usted y yo NO trabajamos el cuerpo de Cristo en la
tierra, la iglesia, no anda bien. Afectamos a la iglesia con nuestra flojera espiritual.
Todos somos importantes, pero a la vez, necesarios y sin usted yo no sirvo mucho. Esa es la idea de
Pablo. Ojala siempre pensáramos así, ¿POR QUÉ DIOS QUISO QUE USTED Y YO SIRVAMOS EN
LA IGLESIA? ¿QUE DESEA ÉL?
En estos pasajes aprendemos la importancia de la UNIDAD y HONRA entre los diferentes
miembros del cuerpo (12.21-27). Aunque NO es un solo miembro sí es un solo cuerpo.
Nadie puede pensar que hay miembros innecesarios, y que debemos independizarnos de los demás.
En 12.15-17 aprendimos que uno no debe subestimar la importancia de su función en el cuerpo.
En 12.21 aprendemos que uno no deber subestimar la importancia de la función de otros
miembros en el cuerpo.
Hay MIEMBROS DÉBILES que tienen MAYOR NECESIDAD. ¿CUÁLES SON LOS MIEMBROS
DÉBILES?
Los miembros más frágiles o vulnerables. Así como en el cuerpo humano hay miembros débiles, en
la iglesia también, que necesitan más cuidado o atención, pero que son necesarios o útiles.
Así como nuestros órganos internos, como el corazón o pulmones, son débiles, frágiles, pero sin
ellos nuestro cuerpo no puede funcionar. Así en la iglesia, hay miembros que no resaltan tanto, o que
no son reconocidos, pero que son indispensables para el funcionamiento del cuerpo.
También, se debe dar MAYOR HONRA a aquellos miembros del cuerpo que "PARECEN MENOS
DIGNOS ó MENOS DECOROSOS", ¿CUÁLES SON LOS MIEMBROS MENOS DIGNOS O MENOS
DECOROSOS?
Cuando hablamos de menos dignos o menos decorosos, se refiere a los miembros que cubrimos,
como las partes intimas o miembros que cuidamos para no exponer nuestro cuerpo.
Así también la iglesia tiene miembros que aunque no tienen mucha honra, respeto o
reconocimiento. Por ser parte del cuerpo de Cristo merecen todo nuestro respeto u honra. Pablo nos
insta a valorarnos y honrar más a los más débiles, que a los que resaltan o están por delante de
nosotros. NO debemos honrar más y más a aquellos que nos impresionen a nosotros.
El plan de Dios para el cuerpo de Cristo es dar "MAS ABUNDANTE HONOR AL QUE LE
FALTABA" (12.24),
NO saciar el apetito egoísta de aquellos que ya tienen honor debido a los dones que ha recibido de
Dios.
El plan de Dios es que "LOS MIEMBROS TODOS SE PREOCUPEN LOS UNOS POR LOS
OTROS" (12.25, 26).
Esta es la idea fundamental de Pablo, todos merecen el mismo respeto y reconocimiento. No
porque algunos resalten más que otros, son más importantes o necesarios. TODOS LOS MIEMBROS
SON IMPORTANTES Y NECESARIOS. Debemos preocuparnos los unos a los otros. Su don puede
ser muy útil a otros, como mi don puede ser muy útil a usted. Todos nos necesitamos. ¿LE IMPORTA
EL BIENESTAR DE LOS HERMANOS?
Para evitar "DESAVENENCIA EN EL CUERPO" que resultaría en la división de la iglesia
(12.25).
NOTE que el plan de Dios para evitar la división en la iglesia NO se basa solamente en tener la
misma doctrina (1.10), sino también en el respeto mutuo de los miembros y el amor que se
manifiesta en preocuparse unos por otros. ¿QUE DEBEMOS HACER COMO MIEMBROS DEL
CUERPO DE CRISTO? ¿CÓMO PODEMOS PREOCUPARNOS LOS UNOS A LOS OTROS?
SUFRIENDO CON LOS QUE SUFREN Y GOZÁNDOSE CON LOS QUE SE GOZAN.
Compartir el dolor de los padecimientos (12.26). ¿HA APOYADO A LOS HERMANOS CUANDO
SUFREN? ¿LE DUELE VER A SUS HERMANOS SUFRIR?
También debemos compartir el gozo de recibir honra (12.26) sin envidia. ¿SE HA GOZADO CON
LAS BENDICIONES U HONRA QUE RECIBEN LOS HERMANOS?
El cristiano NO tiene ninguna posición ni función independiente sino únicamente su posición y
función como MIEMBRO DEL "CUERPO DE CRISTO" (12.27).

* 1 Corintios 12.28-31, “Y a unos puso Dios en la iglesia, primeramente apóstoles,


luego profetas, lo tercero maestros, luego los que hacen milagros, después los que
sanan, los que ayudan, los que administran, los que tienen don de lenguas. ¿Son
todos apóstoles? ¿Son todos profetas? ¿Todos maestros? ¿Hacen todos milagros?
¿Tienen todos dones de sanidad? ¿Hablan todos lenguas? ¿Interpretan todos?
Procurad, pues, los dones mejores. Mas yo os muestro un camino aun más excelente”.

Es Dios quien nos pone en su iglesia y es Dios quien nos capacita y nos da dones. DIOS decidió no
dar la misma función a todos los miembros del cuerpo de Cristo (12.28-30). Todos tenemos
diferentes funciones y Pablo sigue explicando esto. Ya hemos visto varios de los dones, así que no
explicaremos mucho esto. Solo explicaremos los que Pablo no había mencionado anteriormente.
Pablo menciona a los: "APÓSTOLES", “PROFETAS”, “MAESTROS”, “LOS QUE HACEN
MILAGROS”, “LOS QUE SANAN”, “LOS QUE AYUDAN”, “LOS QUE ADMINISTRAN”, “LOS QUE
TIENEN DON DE LENGUAS”.

(1) LOS APÓSTOLES - Eran los testigos de la resurrección de Cristo (Hechos 1.8, 21,22).
Pusieron el fundamento de la iglesia (Efesios 2.20). Recibieron la revelación del Nuevo Pacto
(Efesios 3.5) y fueron instrumentos del Espíritu Santo para confirmar la Palabra con señales y
prodigios (Hebreos 2.3, 4). Solamente ellos pudieron traspasar estos poderes por medio de la
imposición de sus manos (Hechos 8.17-19). Pablo fue el último (1 Corintios 15.8, 9)
(2) PROFETAS (Ya hablamos de este don).
(3) MAESTROS (Ya hablamos de este don).
(4) LOS QUE HACEN MILAGROS (Ya hablamos de este don).
(5) LOS QUE SANAN (Ya hablamos de este don).
(6) LOS QUE AYUDAN – esta palabra significa quitar la carga de otra persona y llevarla uno
mismo. En Hechos 20.35 se usa de "ayudar a los necesitados".
(7) LOS QUE ADMINISTRAN – Esta palabra se aplica al PILOTO de una nave. Es la capacidad
de guiar, dirigir o mantener el curso correcto.
(8) LOS QUE TIENEN DON DE LENGUAS (Ya hablamos de este don).
Después de mencionar todas estas capacidades que había en la iglesia del Señor, Pablo introduce
varias preguntas importantísimas, “¿Son todos apóstoles? ¿Son todos profetas? ¿Todos
maestros? ¿Hacen todos milagros? ¿Tienen todos dones de sanidad? ¿Hablan todos
lenguas? ¿Interpretan todos?”
Dando a entender que todos tenemos distintas funciones, NO todos tienen la misma función
(12.29, 30).
Esta DIVERSIDAD es el plan de DIOS para la UNIDAD de la iglesia. Pero es necesario que cada
miembro reconozca y acepte su función en el cuerpo para que esta diversidad una en vez de dividir,
para que edifique en vez de destruir, para que resulte en armonía en vez de la discordia, para que
sirvamos a los demás en vez de servirnos a nosotros mismos.
Todas estas funciones existen PORQUE DIOS así lo quiere para el beneficio de Su pueblo. Cada uno
debe cumplir la función establecida por Dios.

*Al mirar el pasaje 12.31, surgen algunas interrogantes. ¿CÓMO ES QUE DEBO PROCURAR UN
DON SABIENDO QUE DIOS DA COMO QUIERE? ¿SE CONTRADIJO PABLO?
Lo primero que debemos entender, es que en todo este pasaje Pablo nos habla desde dos
perspectivas. Una es la perspectiva de Dios que da como él quiere, o sea, que Él decide los dones que
tenemos, Él de su voluntad nos entrega, y la segunda perspectiva es la que menciona el verso 31,
donde Pablo nos explica que nosotros también podemos anhelar y a la vez pedir a Dios que nos dé un
don. Eso entendemos por la palabra Procurar, que nosotros podemos desear tener un don y pedir por
él, pero en todo esto Dios es soberano, ya que él decide y da como él quiere. ¿POR BUSCAR UN DON,
DIOS ME LO PUEDE DAR? ¡SI! Pero solo si es su voluntad. El nos entrega los dones que quiere que
tengamos.
Según el pasaje, nosotros podemos pedir, procurar los dones mejores, ¿CUÁLES SON LOS DONES
MEJORES?
¿EN ESTE PASAJE CUALES SON LOS DONES MEJORES?
¡NO PUEDEN SER LOS DONES QUE TERMINAN! Pablo NO puede referirse ni a las lenguas, ni a
la ciencia, ni a la profecía, ya que Pablo nos dirá en 13.8-10, que todos estos dones cesaran cuando
venga lo perfecto, o sea, cuando la revelación de Dios sea completa o perfeccionada. Hay dones
mejores, en la mente de Pablo los mejores dones son los que sirven para edificación, exhortación y
consolación (14.4-5,12, 17,26).
¿CUÁL ES EL CAMINO MAS EXCELENTE? ¡EL AMOR! SIN EL NO SOMOS NADA Y TODO LO
QUE HACEMOS NO VALE DE NADA PARA DIOS.
Busquemos los dones que edifican y ayudan a la iglesia, pidamos a Dios eso y esperemos la
respuesta!!
-Efesios 4.7-16-
ANÁLISIS DEL TEXTO…

* Efesios 4.7, “Pero a cada uno de nosotros fue dada la gracia conforme a la medida
del don de Cristo”

Pablo comienza diciéndonos: “Pero a cada uno”. Este es un versículo inclusivo. Si tú y yo somos
parte de la iglesia de Cristo, este versículo es para nosotros. Si!!, Dios nos ha dado algo a todos, ¿QUE
NOS HA DADO? ¡SU GRACIA! ¿A QUE SE REFIERE LA GRACIA EN ESTE PASAJE?
¿Se refiere a la salvación? ¿A lo que Cristo hizo en la cruz? Ó ¿A algo más? Entendemos que una
palabra en la Biblia NO siempre significa lo mismo. Debemos analizarla de acuerdo a su contexto.
En este caso, como LA GRACIA, es ese favor o bendición no merecida. La asociamos a la
capacitación que Dios hace en nosotros para el servicio de Su Iglesia. LA GRACIA SE REFIERE A
LOS DONES. Son los dones ó talentos que Dios nos da y todo esto no lo merecemos o no hemos
hecho algo digno para tenerlos.
Dios los entrega, nos capacita y nos ayuda a trabajarlos. Qué bueno y sabio es Dios!!

Lo leímos en Romanos 12.6, “De manera que, teniendo diferentes dones, según la
GRACIA QUE NOS ES DADA, si el de profecía, úsese conforme a la medida de la fe”.
También Romanos 15.15-16, “Mas os he escrito, hermanos, en parte con atrevimiento,
como para haceros recordar, por la GRACIA que de DIOS ME ES DADA para ser
ministro de Jesucristo a los gentiles, ministrando el evangelio de Dios, para que los
gentiles le sean ofrenda agradable, santificada por el Espíritu Santo”.
1 Corintios 3.10, “Conforme a la GRACIA DE DIOS QUE ME HA SIDO DADA, yo como
perito arquitecto puse el fundamento, y otro edifica encima; pero cada uno mire
como sobreedifica”.
1 Corintios 15.10, “Pero por la GRACIA DE DIOS soy lo que soy; y su gracia no ha
sido en vano para conmigo, antes he trabajado más que todos ellos; pero no yo, sino
la GRACIA DE DIOS conmigo”
Efesios 3.7, “Del cual yo fui hecho ministro por el DON DE LA GRACIA DE DIOS QUE
ME HA SIDO DADO según la operación de su poder”.
1 Pedro 4.10, “Cada uno según el DON QUE HA RECIBIDO, minístrelo a los otros,
como buenos administradores de la multiforme GRACIA DE DIOS”.
Todos estos textos nos recalcan, que los dones que tenemos son dados o entregados por Dios, y que
nada hacemos por merecerlo. Dios es el que hace todo, nos salva, nos guía y nos capacita con dones
para Su pueblo.
Según el texto, todo esto, que Dios nos da de su gracia. Es conforme a la medida de Cristo, eso
significa, que Cristo a cada uno nos ha asignado dones, responsabilidades o ministerios, y todo esto
de acuerdo a su medida, a lo que Él reparte. El proporciona estos dones y los entrega a cada uno
como él quiere. Diríamos en simples palabras que Cristo distribuye… Que precioso es ver a nuestro
Dios involucrado en nuestro crecimiento espiritual.
En Romanos 12, vimos que Dios es Él que nos da de su gracia, de sus dones, en Efesios 4,
aprendemos que Cristo también, como ser Divino se involucra en nuestra capacitación como obreros
del Señor.
Después de explicarnos que Cristo nos entrega dones, de acuerdo a Su gracia. Pablo va a explicar,
cuando es que sucedió esto, desde cuándo es que esta gracia está disponible a nosotros!.
* Efesios 4.8-10, “Por lo cual dice: Subiendo a lo alto, llevo cautiva la cautividad, Y
dio dones a los hombres. Y eso de que subió, ¿Qué es, sino que también había
descendido primero a las partes más bajas de la tierra? El que descendió, es el mismo
que también subió por encima de todos los cielos para llenarlo todo”

Para probar su idea de Cristo como el dador de dones, Pablo cita, con una variante muy
significativa de Salmos 68.18, y lo aplica a la victoria de Cristo. En este salmo hay una clara
referencia a Cristo. Aunque originalmente habla de Jehová Dios, el Rey Victorioso.
Vemos que Pablo convierte este salmo en un salmo mesiánico.
El Salmo 68, era un salmo de batalla, donde se muestra al Rey victorioso, Jehová que conquista a
sus enemigos desde el Monte Sión. Jehová que toma prisioneros y despojos. Y aquí viene la
diferencia: El salmo habla a continuación de los dones que recibe el conquistador.
Pablo lo cambia por “dio dones a los hombres”. En el Antiguo Testamento, Jehová Dios, el rey
conquistador exigía y recibía dones de sus conquistados, de sus enemigos; en el Nuevo Testamento,
el Conquistador, Cristo, ofrece y da dones a los hombres. Es la diferencia esencial que hay entre los
dos Testamentos. En el Antiguo Testamento, Jehová conquista, vence y despoja a quienes se le
opongan; en el Nuevo Testamento, el Rey Divino, en este caso Cristo. Dando a entender la deidad de
Jesús. Derrama Su amor hacia los hombres. Él rey, reparte el botín con sus siervos, y a cada uno le da
dones (regalos). CRISTO EN SU AMOR Y GRACIA, TRIUNFA POR NOSOTROS PARA DARNOS
DONES. Ya que él vence definitivamente sobre su enemigo.
SIN CRISTO NO HAY IGLESIA, NO HAY EVANGELIO, NO HAY SALVACIÓN Y TAMPOCO
HABRÍAN DONES O FUNCIONES. NECESITAMOS DE SU GRACIA… NECESITAMOS DE CRISTO.

Y Pablo continúa explicando este pasaje, mostrando que cuando el texto decía que el rey subió a lo
más alto, es porque estuvo en lo más bajo, y que cuando decía que descendió es porque también
estuvo en lo más alto.
Estos pasajes nos muestran la encarnación de Cristo, que como rey desciende a la tierra, se humilla,
vive como humano y se entrega por nosotros (Filipenses 2.5-11).
Podemos entender en este sentido la frase “descendió primero a las partes más bajas de la
tierra”.
Otros piensan que se refiere a su muerte y sepultura, y después a su resurrección. Y aun otros
piensan que esto se refiere a lo que sucedió entre la muerte de Cristo y su resurrección, cuando
descendió al Hades (Hechos 2.31) y después predica a los espíritus encarcelados (1 Pedro 3.18-
22). Allí vence a sus enemigos, despoja al diablo de toda autoridad y proclama su victoria sobre
todos. De ser así, este pasaje hablaría de la muerte, sepultura, resurrección y ascensión de Cristo.
Sea uno de estos el sentido del pasaje, nos muestran que Cristo estuvo en este mundo y que fue
humillado aquí en la tierra. Y VENCIÓ A SUS ENEMIGOS… cuando veamos lo que Cristo hizo en la
cruz, no veamos una derrota, digamos firmemente la VICTORIA DE LA CRUZ (Colosenses 2.13-
15).
Pero la historia no queda ahí, sino que asciende por “encima de todos… para llenarlo todo”.
Cristo vence a la muerte, resucita y vuelve a su Padre, lleno de gloria y majestad. Que maravilloso fue
esto, Cristo ahora está en la gloria del Padre y lo llena todo, Él es la plenitud de todos. Esta es la
exaltación de Cristo, la victoria de su muerte, sepultura y resurrección.
¿ESTA LLENA NUESTRA VIDA CON CRISTO?
Que más aprendemos… que el enemigo fue vencido y que el diablo, no puede impedir que tu y yo
recibamos los dones de Cristo. Eso significa que Satanás nos puede tentar, puede atacarnos, puede
estorbarnos, pero nunca podrá impedir que Dios nos capacite y guíe en el servicio de Su iglesia.
* Efesios 4.11, “Y él mismo constituyo a unos, apóstoles; a otros, profetas; a otros,
evangelistas; a otros, pastores y maestros”.

Este pasaje continúa con las ideas anteriores. Si hacemos una lectura parcializada, leeríamos así
(4.7, 11)
“Pero a cada uno de nosotros fue dada la gracia conforme a la medida del don de
Cristo… Y él mismo constituyo a unos, apóstoles; a otros, profetas; a otros,
evangelistas; a otros, pastores y maestros”
Es Cristo quien da los dones. Pablo dice: “El (Cristo) mismo constituyo”. Él eligió, Él puso en
su iglesia de acuerdo como él quiso. El ordena el rompecabezas de la mejor manera. Qué bueno es
que Cristo coloque los miembros, ya que Él lo hace de la mejor manera posible.
Es interesante notar que cuando se eligen ancianos o evangelistas o maestros, NO es la iglesia o los
obispos que lo eligen solamente, sino según este pasaje también esta Cristo, perfeccionando a su
iglesia. EL CONSTITUYE, EL LOS COLOCA EN SU IGLESIA. ESTA UNA OBRA DE CRISTO.
Y estas funciones no debemos entenderlas solamente como responsabilidades, sino también, como
dones que Dios da. SON RESPONSABILIDADES, PERO PARA SERVIR EN ELLO DEBEMOS
TENER EL DON.
Porque es imposible servir como evangelista, por ejemplo, sin tener el don. Nos daríamos cuenta
inmediatamente de esto, por los frutos de su trabajo evangelístico.
Dios da ministerios y capacita a los siervos para poder cumplirlos. Esa es la idea del pasaje, es
Cristo quien hace todo y lo hace por gracia.
Hablemos un poco de estos dones…

a) Apóstoles – Un apóstol es un enviado. Viene de apostolos (gr). Uno que Dios ha enviado
para una misión especial. Aquí en 4.11, se refiere a los apóstoles de Cristo, porque Pablo dice: “Y él
mismo constituyo a unos apóstoles”, Son los doce que fueron ordenado personalmente por
Jesús.
En el primer siglo Jesús eligió a doce discípulos para formar su cuerpo especial de mensajeros:
Pedro, Andrés, Juan, Santiago hijo de Zebedeo, Felipe, Bartolomé, Tomás, Mateo o Leví, Simón
Zelote, Judas Lebeo o Tadeo, Santiago hijo de Alfeo, Judas Iscariote. Después de su traición, este
último fue sustituido por Matías (Hechos 1.15-26).
Estos hombres fueron comisionados por Cristo directamente para ir y predicar el evangelio por
todo el mundo. Su misión era extensa, pero era la base o fundamento de nuestra fe. Los apóstoles son
nuestros guías en la enseñanza.
¿CUÁL FUE LA IMPORTANCIA DE LOS APÓSTOLES PARA LA IGLESIA? ¿CUAL FUE EL
PROPÓSITO DE TENER APÓSTOLES EN EL 1ER SIGLO?
Ellos primeramente, con la ayuda del Señor, establecieron la iglesia de Cristo, la inauguraron de
acuerdo a las promesas Divinas, y después la establecieron por todas las naciones (Hechos 1.8). Y
otra función importante es que ellos, predicaron la palabra del Señor, y nos dejaron esta palabra.
Ellos tenían la misión de revelar y terminar la Biblia, el Nuevo Testamento.

b) Profetas – Es un que habla de parte de Dios. Viene de prophetes (gr). Eran personas que
hablan un mensaje de otro, son mensajeros. El termino profeta es muy mal entendido en estos
tiempos, ya que la gente piensa que un profeta es uno que predice eventos futuros solamente.
Pero Bíblicamente, un profeta es un hombre que habla por Dios. Dios usa su boca para hablar del
pasado, del presente y el futuro. El profeta se remite a entregar lo que Dios le ha entregado. Así como
los apóstoles, en el primer siglo, ellos eran inspirados por Dios.

* Es importante que notemos la función de los profetas y apóstoles, porque Pablo en esta misma
carta nos dice en 2.20, “Edificados sobre el fundamento de los apóstoles y profetas,
siendo la principal piedra del ángulo Jesucristo mismo”.
En simples palabras, Pablo dice que el mensaje apostólico y profético del primer siglo, es la base o
fundamento de nuestra fe y esperanza. Su mensaje le da cimiento y solidez a la iglesia del Señor.
Los apóstoles predicaron la palabra, la trajeron a nosotros y los profetas, ayudaron a la iglesia del
Señor, a recordar estas enseñanzas Divinas.
Entendemos por la palabra que la misión de los apóstoles era más extendida, porque ellos
establecían iglesias, le predicaban la palabra y la nutrían de todas las herramientas para subsistir. Y
después de eso, constituían profetas, que siguieran enseñando la palabra por inspiración y
recordando todo lo que los apóstoles dijeron.
Entendemos que cuando la Biblia fue completada por el mensaje de los apóstoles y profetas, LA
REVELACIÓN ESTABA COMPLETA. Ya ellos no eran necesarios, y sus dones no eran necesarios.
TODA LA VERDAD HABÍA SIDO ENTREGADA. Por eso ya no hay apóstoles, ni profetas, porque ya
cumplieron su misión de entregar el mensaje Divino. Esto lo estudiaremos en más detalle en el
análisis de 1 Corintios 12 y 13.

c) Evangelistas – Es uno que predica el evangelio. Viene de euangelistas (gr). Es uno que
anuncia el mensaje de la buena nueva. Dentro de la organización de la iglesia, existen hombres que se
dedican a predicar el evangelio a otros. Los evangelistas de la iglesia son esenciales para la extensión
de las fronteras del reino, “¿Y cómo oirán sin haber quien les predique?” (Romanos
10.14).
El único que es identificado en la iglesia con esa función es, Felipe (Hechos 21.8), pero
entendemos que muchos más hombres cumplieron con la responsabilidad. Pablo mismo lo dijo:
“¡Ay de mi si no anunciare el evangelio!” (1 Corintios 9.16).
Y Pablo anima a Timoteo: “Pero tú sé sobrio en todo, soporta las aflicciones, haz obra de
evangelista, cumple tu ministerio” (2 Timoteo 4.5).
Otra cosa importante es que el evangelismo, mana ó es originado por Dios. Dios es el primer
evangelista, Él toma la iniciativa en todo en cuanto a la salvación, nosotros recibimos su llamado y Su
ejemplo en esto.
Y como lo dijo Jesús en la gran comisión, el evangelismo fluye de la autoridad de Cristo, ya que
evangelizamos por la autoridad que Cristo tiene en el cielo y en la tierra. Él nos manda en Su nombre
y con Su autoridad, y promete Su compañía y ayuda en esto (Mateo 28.18-20).
GRACIAS A LOS EVANGELISTAS DEL 1ER SIGLO, HOY TENEMOS LA IGLESIA. GRACIAS A SU
LABOR INFATIGABLE, AHORA PODEMOS DECIR POR TODO EL MUNDO QUE EXISTE LA
IGLESIA DE CRISTO.
Vamos a ver más adelante, la importancia de la organización de la iglesia, ya que la iglesia necesita,
personas que prediquen al mundo, en este caso, son útiles los evangelistas, son los representantes de
la iglesia en el mundo. Pero también la iglesia necesita hombres dedicados a cuidar a las ovejas que
llegan y otros que enseñen o edifiquen al rebaño. Todas estas funciones o dones son muy útiles para
la iglesia de Cristo.
Dios no ha dejado nada al azar, todas las piezas están unidas e interaccionan para el beneficio de Su
iglesia.

d) Pastores – Es uno que cuida el rebaño. Viene de poimen (gr). Es uno que apacienta o cuida
las ovejas.
Dios ordeno que la iglesia local debiese ser cuidada en su trabajo y adoración por hombres
habilitados para este quehacer especial. Se conocen esos hombres como Pastores, Ancianos u
Obispos. TODA IGLESIA DEL SEÑOR NECESITA PASTORES o ANCIANOS QUE ORGANICEN Y
VELEN POR LA GREY.
En este caso, Pablo nos muestra que ser Pastor, también es un don, dado por la gracia de Cristo.

e) Maestros – Es uno que enseña. Viene de la palabra didaskalous (gr), que significa enseñanza.
La iglesia primitiva tenía maestros, hombres empapados de la escritura que tenia la misión de
enseñar al rebaño. Estos hombres se ocupaban de la edificación, exhortación y recordatorio de la
palabra al pueblo de Dios.
La iglesia de Antioquia tenía profetas y maestros, siendo algunos de ellos, Pablo y Bernabé
(Hechos 13.1), vemos en 1 Corintios 12.28, 29, que Pablo menciona a los maestros como parte
importante en los dones espirituales, sobre todo en los que se refería la transmisión de la palabra de
Dios.
Los maestros son importantes en la iglesia, porque ellos llevan a la congregación a la profundidad
espiritual. Su misión fundamental es hacer crecer a cada cristiano en el conocimiento de Dios y de Su
voluntad.
En la Iglesia Primitiva había pocos libros. La imprenta no se había de inventar hasta mil
cuatrocientos años después. Todos los libros tenían que escribirse a mano, y un libro del tamaño del
Nuevo Testamento costaría por lo menos el sueldo de todo un año de un obrero. Eso quería decir que
la historia de Jesús se tenía que transmitir
Principalmente de viva voz. La historia de Jesús se fue contando oralmente antes de que se
escribiera, y estos maestros tenían la tremenda responsabilidad de ser los depositarios de la historia
del Evangelio. Era su función el conocer y el transmitir la historia de la vida de Jesús.

* Hemos visto los distintos dones o funciones que se encontraban en la iglesia en el 1er siglo, y
hemos aprendido de su importancia en el trabajo de Dios. Vemos que la iglesia debe estar
organizada, y todo esto por la gracia y obra de Cristo.
Otra cosa importante, es que todos estos dones, mayoritariamente, se enfocaban con entregar o
transmitir la palabra de Dios. Eso significa que Dios organiza a Su iglesia para que los lideres, pongan
las bases bíblicas que sostengan y guíen a la iglesia, a través de la voluntad Divina.

* Efesios 4.12, “a FIN DE PERFECCIONAR A LOS SANTOS para la obra del


ministerio, para la EDIFICACIÓN DEL CUERPO DE CRISTO, hasta que todos
lleguemos a la unidad de la fe y del conocimiento del Hijo de Dios, a un varón
perfecto, a la medida de la estatura de la plenitud de Cristo; para que ya no seamos
niños fluctuantes, llevados por doquiera de todo viento de doctrina, por estratagema
de hombres que para engañar emplean con astucia las artimañas del error, sino que
siguiendo la verdad en amor, CREZCAMOS EN TODO EN AQUEL QUE ES LA CABEZA,
esto es, Cristo, de quien todo el cuerpo, bien concertado y unido entre sí por todas
las coyunturas que se ayudan mutuamente, según la actividad propia de cada
miembro, recibe su crecimiento para ir edificándose en amor”

¿CUÁL ES EL PROPÓSITO DE ESTOS DONES? ¿PARA QUE CRISTO LOS DIO? ¿QUÉ
FINALIDAD CUMPLEN?
Pablo añade, para perfeccionar la iglesia. La existencia de dones y organización en el cuerpo de
Cristo, lo único que busca es perfeccionar o llevar a la madurez a cada cristiano. Por implicación,
decimos que la palabra de Dios entregada por los apóstoles, profetas, evangelistas, pastores y
maestros, perfeccionan y ayudan a crecer a cada cristiano.
La palabra perfeccionar usada aquí literalmente significa, equipar. Entendiendo así, entonces,
vemos que Cristo nos da dones con el propósito de “perfeccionar” o proveer el equipo necesario para
todos los santos para la obra de ministrar los unos a los otros a fin de edificar el cuerpo de Cristo. Él
nos da las herramientas para poder servirle y bendecirnos unos a los otros. La palabra nos equipa o
prepara para toda buena obra.
Este es un proceso que debemos vivir, muchos cristianos se resisten a este proceso, no quieren
involucrarse en las cosas de Dios. Pero entendamos hermanos, Cristo nos ha dado dones y estos
dones sirven o ayudan a otros, así como los dones de los demás, me ayudan, me animan y me guían.
Así todos tenemos dones para beneficiarnos los unos a los otros. Como lo dice Pablo, “para la
edificación del cuerpo de Cristo”. Los dones buscan solo fortalecer, cimentar y construir la
iglesia del Señor. Sin los dones la iglesia estaría vacía y sin vida, pero gracias a Dios, que Él nos
involucra y considera en esta labor.
¿HASTA DONDE DEBEMOS PERFECCIONARNOS? ¿HASTA DONDE DEBEMOS
EDIFICARNOS?
El verso 13, nos dice, “hasta que todos lleguemos a la unidad de la fe y del
conocimiento del Hijo de Dios, a un varón perfecto, a la medida de la estatura de la
plenitud de Cristo”.
Esa es nuestra finalidad, que todos lleguemos a estar plenamente unidos, en este caso es en la fe.
Como en el verso 3, también Pablo añadió: “solícitos en guardar la unidad del Espíritu en
el vínculo de la paz”. Refiriéndose a esa unidad espiritual, que da Dios. Todos nosotros debemos
estar unidos en la común fe, a través de Su palabra y hacerlo como Dios quiere y nos otorga, esa
unidad que fluye de Él.
Uno de los temas importantes en Efesios 4, es la unidad, y Dios pide que todos lleguemos a ella, y
al conocimiento del Hijo de Dios. Eso significa que crezcamos en unión, en intimidad con Él. Que con
nuestras vidas, que con nuestros dones, que con nuestro servicio mostremos al mundo a Cristo. NO
DEBEMOS DETENERNOS EN CRECER, EN MADURAR, HASTA QUE LLEGUEMOS A SER COMO
CRISTO!!!
Dios nos está animando a la perfección y ¿CUAL ES LA MEDIDA QUE DEBEMOS CUMPLIR? La
estatura, el porte de Cristo. Eso significa que conociendo a Cristo, empapándonos de él, teniendo
una relación con él, lo que manara de nuestras vidas, será un vivo reflejo de nuestro Señor.
Así que Pablo nos muestra un objetivo sin igual. El objetivo de la iglesia es el que sus miembros
alcancen la estatura que se mide mediante la plenitud de Cristo. La finalidad de la iglesia no es nada
menos que producir hombres y mujeres que sean el reflejo perfecto de Jesucristo mismo.

Pablo en Romanos 8.29 dice: “Porque a los que antes conoció, también los predestinó
para que fuesen hechos conformes a la imagen de su Hijo, para que él sea el
primogénito entre muchos hermanos”. ¿QUÉ QUIERE HACER DIOS CON NOSOTROS?
¿CUÁL ES LA OBRA QUE DIOS SE A PROPUESTO HACER EN NUESTRAS VIDAS?
¡FORMAR A CRISTO EN NUESTRAS VIDAS! Que lo que los demás vean, sean las palabras, las
actitudes, la vida que Cristo vivió. Es un proyecto ambicioso, pero vemos por estos pasajes que Dios
nos ha entregado todas las herramientas para cumplirlo. Solo depende de nosotros.
¿PARA QUE DEBEMOS AVANZAR A LA PERFECCIÓN? ¡PARA NO SER NIÑOS! Esa es la mente
de Dios, Él quiere que crezcamos, que maduremos, no podemos quedarnos en un estado de niñez
espiritual por toda la vida.
No podemos después de pasados años y años sirviendo a Dios, seguir siendo los mismos, débiles
espiritualmente. Cuanta gente no trabaja en la iglesia y lleva muchos años en la iglesia, ¿ESO ES
NORMAL? ¡NO!
Algunos dicen que todos no somos iguales, o que no crecemos de la misma manera, pero según
estos versículos, aunque yo esté creciendo lentamente, debo llegar a la plenitud de Cristo, y si no
estoy avanzando debo preocuparme. COMO DEJAMOS DE SER NIÑOS EN ESTE PASAJE,
CUANDO SERVIMOS EN LA IGLESIA, Y VAMOS AVANZANDO A LA PERFECCIÓN.
Por eso muchos no trabajan en la iglesia, porque quieren ser niños, porque quieren siempre que
otros sirvan, que otros hagan, así como un niño que depende de otros para subsistir, muchos
dependen de personas para seguir adelante. No debemos ser así.

¿COMO SON LOS NIÑOS EN ESTE PASAJE? ¡Fluctuantes! ¿POR QUÉ LA GENTE NO CRECE?
Porque fluctúan en su fe, porque fluctúan en su vida y en su compromiso a Dios.
Por lo mismo Pablo dice que estos niños son llevados para cualquier lugar, sus convicciones y fe es
variable, su servicio a Dios es variable, y están a merced de cualquiera que pueda engañarlos. Son
como un barco que se sacude por el viento, en este caso, estos cristianos son inconstantes, de doble
animo, y se inclinan a cualquier pensamiento, a cualquier doctrina y son arrastrados. Por eso Pablo
nos invita a crecer, para que nadie nos engañe, para que nadie con vanos argumentos nos desvíe de la
doctrina verdadera.
Se da cuenta, LO IMPORTANTE QUE ES ESTAR FIRME EN EL SEÑOR. Porque puede perderse
cualquiera que piensa estar firme o convencido, sino está avanzando hacia la madurez.
Por lo mismo, para no quedarnos estancados y para no ser engañados, Pablo agrega, “sino que
siguiendo la verdad en amor, crezcamos en todo en aquel que es la cabeza, esto es,
Cristo”. ¿QUE DEBEMOS HACER PARA NO SER NIÑOS? ¡SEGUIR LA VERDAD EN AMOR Y
CRECER!
Debemos amar la palabra y proponernos crecer en todo. Que precioso es ver cuando nuestros
hermanos crecen y van tomando responsabilidades. O adquieren sabiduría O sirven a la iglesia y a
Dios.
Debemos crecer en Cristo, no estar estancados. ¿ANALICE SU VIDA HERMANO(A)?
¿HOY HACE MAS COSAS PARA DIOS QUE LAS QUE HACIA HACE 1 AÑO ATRÁS? ¿SIRVE MAS
AHORA A LA IGLESIA QUE ANTES?
Porque si nos damos cuenta que antes hacíamos más cosas, o servíamos más, o predicaba y ahora
no, o hacia algo y ahora lo dejo. PREOCÚPESE, porque está estancado y va camino a la niñez. (Como
Peter Pan, en el mundo de Nunca Jamás).
Si nos damos cuenta, es Cristo, él que nos da su gracia, nos da dones y nos ayuda en todas las cosas.
Por lo mismo, Cristo como cabeza de su iglesia, busca que todos los miembros crezcan y no se
atrofien.
¿QUÉ PASA EN UN CUERPO CUANDO TODO CRECE NORMALMENTE, MENOS LAS PIERNAS
O LOS BRAZOS? ¡ALGO ANDA MAL DECIMOS! Lo mismo pasa en la vida espiritual, si la iglesia
crece, y la mayoría de los hermanos comienzan a involucrarse más, mientras que otros dejan de
servir o nunca han servido, debemos preocuparnos, porque no solo se estancan ellos, sino que
atrofian a toda la iglesia.
¿POR QUE DIGO ESTO? Porque el verso 16, nos invita a ver la iglesia como el cuerpo de Cristo, y
cada miembro debe estar sirviendo o creciendo en su ubicación o función. Y todos unidos, “de
quien todo el cuerpo, bien concertado y unido entre sí por todas las coyunturas que
se ayudan mutuamente, según la actividad propia de cada miembro, recibe su
crecimiento para ir edificándose en amor” (4.16).
La idea fundamental del pasaje es que para ser bendecidos mutuamente, necesitamos estar
firmemente unidos o consolidados en el cuerpo. En este caso, Pablo presenta la unidad por las
coyunturas. Así como los huesos están unidos entre sí por las coyunturas y gracias a las coyunturas
reciben la nutrición. Así nosotros como el cuerpo de Cristo, estamos unidos y gracias a los dones o
capacidades que Dios nos da, nos vamos alimentando, fortaleciendo o nutriendo en el camino de
Dios.
NUESTROS DONES AYUDAN AL CRECIMIENTO DE LA IGLESIA, y cuando todos servimos y
trabajamos, consolidamos el cuerpo de Cristo en este mundo.
Que precioso es escuchar que debemos ayudarnos mutuamente, y ¿Cómo? Por la actividad propia
de cada miembro, así como la mano ayuda al cuerpo, o recoge algo. Así nuestros hermanos nos
ayudan con sus dones y nos bendicen. Y cuando todos trabajamos avanzamos hacia el crecimiento y
nos vamos edificándonos en amor.
Y porque es importante esto, porque si sirvo a Dios y no tengo amor, de nada me sirve lo que hago.
El amor es el condimento que sazona todo este crecimiento e interacción entre los miembros de
Cristo.

PARA LLEGAR A LA MADUREZ, ¿QUE DEBEMOS HACER?...


* Conocer y seguir la verdad de Dios, profundizamos nuestras raíces espirituales.
* Usar o trabajar los dones que Dios me ha dado, en beneficio de mis hermanos.
* Seguir creciendo por la nutrición que recibimos de nuestros hermanos.
* Consolidarnos, madurar en la fe, llegar a la perfección o estabilidad espiritual.
¿QUEREMOS TRABAJAR PARA EL SEÑOR? ¿ENTENDEMOS QUE EL TRABAJAR PARA EL
SEÑOR ES PARTE IMPORTANTE PARA NUESTRA SUBSISTENCIA ESPIRITUAL?
¿ESTAMOS AGRADECIDOS POR LOS HERMANOS QUE NOS BENDICEN CON SUS DONES?
¿TE GUSTARÍA BENDECIR A OTROS CON TUS DONES?

*SUPLEMENTO ESPECIAL PARA NUEVOS CRISTIANOS (1) APÓSTOLES

¿QUE ERA NECESARIO PARA SER APÓSTOL EN EL 1ER SIGLO?


* Estar con Cristo y los apóstoles todo el tiempo mientras Jesús estuvo con ellos, y
* Ser testigo de la resurrección de Cristo.
¿SABE CUANTOS CUMPLIERON LOS REQUISITOS EN EL PRIMER SIGLO? ¡SOLO DOS!
¿Podemos tener apóstoles hoy en día? ¿Quién puede cumplir los requisitos? ¡NADIE!
Por eso la iglesia de Cristo no tiene apóstoles hoy en día, porque nadie cumple o podría cumplir los
requisitos.

Y aquí surge una pregunta importante, ¿POR QUÉ JUDAS ES REEMPLAZADO CUANDO MUERE
Y JACOBO, NO ES REEMPLAZADO CUANDO MUERE? (Hechos 1.12-26; 12.1-2).
Por lo menos, encuentro dos respuestas: Dios reemplazo a Judas, porque estaba escrito que así
debía suceder. Dios sabía que Judas entregaría a Cristo. Había profecías que anunciaban la traición
de Judas, su muerte y su posterior reemplazo. Mientras que de Jacobo, nada sabemos.
Segundo, Dios necesitaba reemplazar a Judas porque la iglesia de Cristo tenía que comenzar con los
12 apóstoles, el nuevo Israel. Por eso se necesita a los 12, como Israel comenzó con 12 tribus, la iglesia
del Señor, comenzó con los 12 apóstoles. La iglesia es el nuevo Israel de Dios. Ellos fueron los
primeros miembros de la iglesia, después se añadieron como 3.000 personas, ese mismo día
(Hechos 2.38-41).
Qué más podemos decir de los apóstoles… Pablo fue también divinamente llamado e instituido por
Cristo como apóstol especial a los gentiles (Hechos 9.1-31; 1 Corintios 9.11). Pablo podía
acreditar su título de apóstol por haber visto a Cristo resucitado y ser el último que lo vio
(1 Corintios 15.8).
En el Nuevo Testamento, también otros hombres usaron esta designación como Bernabé, o
Timoteo o Silas. Ya que la palabra apóstol, se podía entender, como un enviado y cualquier hermano
enviado a una misión especial podía ser designado de esa manera. Eran apóstoles de la iglesia,
porque la iglesia los elegía a una misión. Mientras que los otros, eran apóstoles de Cristo, porque él
personalmente los eligió.

*SUPLEMENTO ESPECIAL PARA NUEVOS CRISTIANOS (2) PROFETAS

¿COMO PODEMOS SABER CUANDO UN PROFETA ES VERDADERO O FALSO?


* Deuteronomio 18.20-22, muestra que si lo que un profeta dice, no se cumple, es un falso
profeta. EL ANUNCIO CUMPLIDO ERA SEÑAL DE LA VERACIDAD DEL MENSAJERO.
*Deuteronomio 13.1-5, añade que el mensaje puede cumplirse, el anuncio puede realizarse. El
profeta dice algo y sucede. ¿Eso lo identifica como verdadero? ¡NO! ¿Qué más debemos ver? ¡SU
MENSAJE; LO QUE PREDICA!
Porque si dice algo y se cumple, pero él nos predica un mensaje falso. Tal profeta es falso y debía
morir. TANTO LA SEÑAL DEBÍA CUMPLIRSE, COMO DEBÍA TRAER UN MENSAJE
VERDADERO, DE PARTE DE DIOS.
* Mateo 7.15-20, Jesús nos dice que el profeta también se conoce por su fruto, por la vida que
lleva. Eso significa que debe vivir lo que predica. Debe ser consecuente con su mensaje. Si no practica
lo que predica, entonces, es falso.
* 1 Timoteo 6.3-5, nos muestra que aparte de su vida, debemos poner atención a su influencia. Lo
que provoca en las demás personas. Si este hombre enseña y su mensaje daña, crea conflictos en los
demás y no edifica, sino que destruye la obra de Dios. Aquí hay un indicio de un falso profeta, Pablo
aconseja que nos apartemos de esta gente. SON MALAS INFLUENCIAS, NO SOLO SON MALOS
ENSEÑADORES, sino que contaminan al resto con su vida, con su práctica, con lo que son. Lo que
tocan lo arruinan.
Vemos cuatro indicios para descubrir a un profeta verdadero o un falso profeta: SI LO QUE DICE
SE CUMPLE, SU MENSAJE, SU VIDA Y SU INFLUENCIA.

*SUPLEMENTO ESPECIAL PARA NUEVOS CRISTIANOS (3) PASTORES

Hay tres palabras en el Nuevo Testamento que describen el carácter y trabajo de los líderes de la
iglesia.
* Se usa presbuteros (gr). Se traduce “Presbítero” o “Anciano”. Realmente esta palabra significa
un hombre mayor, un hombre avanzado en la vida, un señor. Esto demuestra la dignidad de su
trabajo. Su experiencia y sabiduría.
* Se usa episkopos (gr). Se traduce “Obispo” o “Superintendente”. Se define la palabra como un
hombre encargado de los deberes de dirigir que las cosas que necesitan ser hechas por otros se hagan
correctamente, cualquier supervisor, guardián o superintendente.
Su trabajo es mirar por encima, supervisar y cuidar la obra de Dios, la iglesia.
* Se usa poimen (gr). Se traduce “Pastor”. Como lo vemos en 4.11, uno que cuida el rebaño. Uno
que apacienta el rebaño, lo cuida y dirige con su ejemplo.

ESTAS PALABRAS DESIGNAN AL MISMO TRABAJO O FUNCIÓN.


Aunque el mundo religioso hoy nos diga que los pastores, obispos y ancianos son diferentes cargos
o funciones. Debemos entender que en la Biblia, estos tres términos se refieren al mismo grupo de
personas que trabajan en dirigir el rebaño de Dios.
Veamos algunas escrituras para dilucidar el asunto.

a) Hechos 20.17-28
En este pasaje se ocupan las tres palabras, para referirse al mismo grupo de hombres.
El versículo 17, Pablo manda a buscar “a los ancianos” en Éfeso.
Y se reunieron en una ciudad cercana llamada Mileto.
En el versículo 28, Pablo les habla a estos ancianos y les encarga “mirad por vosotros, y por
todo el rebaño en que el Espíritu Santo os ha puesto por obispos”.
Eran ancianos y obispos. Pero además, Pablo les dice que deben “apacentar la iglesia del
Señor”. La palabra apacentar viene de la palabra griega para pastores, o sea, debían los ancianos u
obispos, pastorear a la grey del Señor.
b) 1 Pedro 5.1-3.
Otra vez en este pasaje se usan las tres palabras griegas para referirse a los ancianos. Consideremos:
“Ruego a los ancianos (presbuteros gr.) que están entre vosotros… apacentad
(poimaino gr.) la grey de Dios que está entre vosotros, cuidando de ella (episkopos
gr.)”. Por tanto, Pedro y Pablo están de acuerdo que los ancianos, obispos y pastores son la misma
cosa.
c) Tito 1.5-7.
Este pasaje usa solo dos de estas palabras. Pablo declara que las cualidades de los ancianos.
Fijémonos que Pablo dice: “Por esta causa te dejé en Creta, para que corrigieses lo
deficiente, y establecieses ancianos (presbuteros gr.) en cada ciudad, así como yo te
mandé… Porque es necesario que el obispo (episkopos gr.) sea irreprensible”. Es obvio
en este pasaje, que los ancianos también son obispos en el Nuevo Testamento.
EL NÚMERO DE PASTORES EN LA IGLESIA.
El número de ancianos para cada iglesia local es siempre plural en el Nuevo Testamento. Esto es
otra característica distintiva de la iglesia verdadera. Todos los ejemplos bíblicos nos hablan de
pluralidad. Eso significa que tiene que haber más de uno, dos o más.
Había pluralidad de ancianos en cada iglesia en Iconio, Derbe y Listra nombrados por Pablo y
Bernabé (Hechos 14.23).
En Jerusalén la iglesia tenia numerosos pastores (Hechos 15.2, 4, 6, 22,23; 16.4; 21.18). La
iglesia de Éfeso también tenía muchos ancianos (Hechos 20.17, 28).
Y la iglesia de Filipos tenía “Obispos y diáconos” (Filipenses 1.1).
También Pablo le encargo a Tito que “establecieses ancianos en cada ciudad” (Tito 1.5).

NUNCA SE MENCIONA EN LA BIBLIA UN SOLO ANCIANO, GOBERNANDO UNA SOLA


IGLESIA, Y MENOS UN SOLO ANCIANO GOBERNANDO VARIAS IGLESIAS COMO HOY SE VE.
Porque esto es importante, porque todas las iglesias de Cristo son autónomas o independientes es
sus decisiones. Ninguna iglesia hermana puede imponer a otra que creer o como conducirse. Dios ha
dejado a cada grupo de ancianos la responsabilidad de velar por el rebaño a su cuidado, que está
entre ellos. Por esto no tenemos casa matriz, o iglesia central, todas las iglesias de Cristo son
dirigidas por Cristo, bajo la lideranza de sus pastores.
-1 Pedro 4.10-11 & Mateo 25.14-30-
ANÁLISIS DE LOS TEXTOS…
¿Cuántos estamos esperamos la segunda de Cristo? ¿Pensamos en ella? ¿Es nuestro anhelo
constante?
¿QUÉ DEBEMOS HACER MIENTRAS ESPERAMOS AL REY? ¿EN QUÉ DEBEMOS
OCUPARNOS?
Mire lo que dice 1 Pedro 4.7 “Mas el fin de todas las cosas se acerca; sed, pues, sobrios,
y velad en oración”. En esto estaba la mente de Pedro en la segunda venida de Cristo, en el fin de
todas las cosas. De acuerdo al contexto Pedro nos invita a pensar, nos desafía a esperar ocupados la
llegada del Rey. ¿Qué debemos hacer?
*Ser sobrios;
*Velar en Oración;
*Amarnos fervientemente;
*Hospedarnos sin murmuraciones y
*Servir a Dios y a los hermanos con los dones que nos han sido dados.

* 1 Pedro 4.10-11, “Cada uno según el don que ha recibido, minístrelo a los otros,
como buenos administradores de la multiforme gracia de Dios. Si alguno habla,
hable conforme a las palabras de Dios; si alguno ministra, ministre conforme al
poder que Dios da, para que en todo sea Dios glorificado por Jesucristo, a quien
pertenecen la gloria y el imperio por los siglos de los siglos. Amén”.

Todos hemos recibido diferentes dones. ¡USTED ES IMPORTANTE! Porque Dios le ha dado un
don, le ha dado una misión.
¿QUE DEBEMOS HACER CON LO QUE DIOS NOS DA? “minístrelo a otros”.
¿PARA QUIÉN SON SUS DONES? ¿PARA USTED? ¿PARA NUESTRO BENEFICIO? ¿PARA
NUESTRA FELICIDAD O ÁNIMO? ¡NO! Los dones son para nuestros hermanos, son para los
demás. Dios nos ha dado dones para ayudar o servir a otros. Son para provecho de los demás,
como lo dijo Pablo en 1 Corintios 12.
¿QUÉ HACEMOS CON LOS DONES? Como lo dijimos, debemos administrarlos, distribuirlos,
servir a los demás como “buenos administradores de la multiforme gracia de Dios”.
Los dones espirituales son una bendición, son parte de la gracia de Dios para nosotros. Según Pedro
la gracia de Dios es multiforme, tiene muchas formas, se expresa de muchas maneras.
LA GRACIA ES TODO LO QUE DIOS HACE Y PONE A NUESTRA DISPOSICIÓN PARA
SALVARNOS.
Miremos nuestras vidas, cuantas cosas Dios nos da para que las disfrutemos y podamos servirlo sin
inconvenientes. LA VIDA… LA SALUD… LAS FUERZAS… EL DINERO… LOS BIENES… LA
SALVACIÓN… EL ESPÍRITU SANTO PARA AYUDARNOS EN LA LUCHA… Y LOS DONES PARA
SERVIR A LOS DEMAS.
¡¡¡QUE MARAVILLOSO Y BUENO ES DIOS!!! ¿CIERTO?
¿QUÉ DEBEMOS HACER MIENTRAS CRISTO VIENE?
SERVIRLE CON LOS DONES QUE ÉL NOS HA DADO.
¿Qué pasa si Cristo viene y no estamos sirviendo con lo que él nos ha dado? ¿Hemos puesto a
disposición de la iglesia los dones que tenemos?

En 4.11, Pedro pasa a hablar de algunos de estos dones. ¿QUÉ DEBEMOS ESTAR HACIENDO?
El que habla, el que enseña, el que predica, el que comparte la palabra de Dios, debe hacerlo
conforme, de acuerdo a las enseñanzas de Dios.
Este es un dicho muy importante: “HABLAMOS DONDE LA BIBLIA HABLA Y CALLAMOS
DONDE LA BIBLIA CALLA”. Nuestra misión es hablar lo que Dios dice, no lo que nosotros
queramos.
Él que sirve, el que ministra debe hacerlo con el poder o las fuerzas que Dios da. En todo nos
dejamos dirigir por Dios y Su palabra.
Y ¿PARA QUÉ SERVIMOS EN LA IGLESIA? ¿CON QUE PROPÓSITO SERVIMOS CON
NUESTROS DONES?
¡PARA QUE EN TODO SEA DIOS GLORIFICADO POR JESUCRISTO!!
Glorificamos a Dios con nuestros dones. Alabamos a Dios cuando servimos en la iglesia. Fuimos
creados para alabar a Dios, lo alabamos con nuestra boca y con nuestras vidas. Sirviendo y
predicando Su palabra.
¿QUÉ DEBEMOS HACER MIENTRAS CRISTO VENGA?
ALABAR A DIOS, A TRAVÉS DE CRISTO, CUANDO MINISTRAMOS LO QUE ÉL NOS HA DADO
POR SU GRACIA.
¿QUÉ LE PERTENECE A NUESTRO DIOS? LA GLORIA Y EL PODER.
Dios es el más importante. Él que tiene todo el poder. Él que gobierna en este mundo. SI Dios
gobierna todo, SI su gloria cubre toda la tierra. Nosotros debemos entregar nuestras vidas a él.
¿LE PERTENECE TU VIDA A DIOS? ¿LE PERTENECEN TUS BIENES A DIOS? ¿LE PERTENECE
TU FAMILIA Y TODO LO QUE TIENES A DIOS? ¿LE PERTENECEN TUS DONES A DIOS?

* Mateo 25.14-30, “Porque el reino de los cielos es como un hombre que yéndose
lejos, llamó a sus siervos y les entregó sus bienes. A uno dio cinco talentos, y a otro
dos, y a otro uno, a cada uno conforme a su capacidad; y luego se fue lejos. Y el que
había recibido cinco talentos fue y negoció con ellos, y ganó otros cinco talentos.
Asimismo el que había recibido dos, ganó también otros dos. Pero el que había
recibido uno fue y cavó en la tierra, y escondió el dinero de su señor. Después de
mucho tiempo vino el señor de aquellos siervos, y arregló cuentas con ellos. Y
llegando el que había recibido cinco talentos, trajo otros cinco talentos, diciendo:
Señor, cinco talentos me entregaste; aquí tienes, he ganado otros cinco talentos sobre
ellos. Y su señor le dijo: Bien, buen siervo y fiel; sobre poco has sido fiel, sobre mucho
te pondré; entra en el gozo de tu señor. Llegando también el que había recibido dos
talentos, dijo: Señor, dos talentos me entregaste; aquí tienes, he ganado otros dos
talentos sobre ellos. Su señor le dijo: Bien, buen siervo y fiel; sobre poco has sido fiel,
sobre mucho te pondré; entra en el gozo de tu señor. Pero llegando también el que
había recibido un talento, dijo: Señor, te conocía que eres hombre duro, que siegas
donde no sembraste y recoges donde no esparciste; por lo cual tuve miedo, y fui y
escondí tu talento en la tierra; aquí tienes lo que es tuyo. Respondiendo su señor, le
dijo: Siervo malo y negligente, sabías que siego donde no sembré, y que recojo donde
no esparcí. Por tanto, debías haber dado mi dinero a los banqueros, y al venir yo,
hubiera recibido lo que es mío con los intereses. Quitadle, pues, el talento, y dadlo al
que tiene diez talentos. Porque al que tiene, le será dado, y tendrá más; y al que no
tiene, aun lo que tiene le será quitado. Y al siervo inútil echadle en las tinieblas de
afuera; allí será el lloro y el crujir de dientes”.

Cuando vemos el contexto de este pasaje, nos sorprende que todo gira a la segunda venida de Cristo
desde el capitulo 24 y todo el 25, vemos un claro énfasis en este evento.
La parábola de las vírgenes presenta a presenta a personas que esperan el regreso de Cristo,
mientras que la parábola de los talentos deja claro que debemos trabajar mientras esperamos.

No vamos a hacer una exegesis de este pasaje, porque es tan conocido que todos conocemos los
detalles de esta historia, lo que haremos será sacar algunos principio importantes y espirituales en lo
que se refiere a los dones o talentos.
LO PRIMERO QUE DEBEMOS NOTAR QUE EN ESTA PARÁBOLA CUANDO HABLAMOS DE
TALENTOS, NO SE ESTA REFIRIENDO A APTITUDES O CAPACIDADES. LOS TALENTOS EN
ISRAEL ERA UNA MEDIDA MONETARIA. UN TALENTO EQUIVALÍA A 6.000 DENARIOS
(1 DENARIO ERA EL SUELO DE UN DÍA DE TRABAJO DE UN JORNAL – Mateo 20.2).
EN CONCLUSIÓN 1 TALENTO EQUIVALÍA LO QUE UN OBRERO GANARÍA EN 20 AÑOS!!!. ES
CIERTO, QUE PODEMOS APLICAR TODO ESTO A LOS TALENTOS O CAPACIDADES QUE DIOS
NOS DA, PERO LA IDEA PRINCIPAL DE ESTO ES EL DINERO Y COMO LO ADMINISTRARON
LOS SIERVOS.
La palabra siervo en este pasaje viene de (doulos gr), que significa esclavo. Esto es muy
importante notar, ya que todos los bienes que hay en esta historia pertenecen al Señor. Y los siervos
lo único que hacen es administrar los bienes del Señor. Nada les pertenece a ellos!!
Si seguimos la unidad de medida. El primer siervo recibió 5 talentos, o sea, lo equivalente a 100
años de trabajo. El segundo recibió 2 talentos, o sea, 40 años de trabajo y el tercero recibió 1, o sea,
20 años de trabajo.
Esto es importante entenderlo porque vemos cuanto confía el señor en estos siervos.

Otra cosa importante es que el señor les dio “a cada uno conforme a su capacidad”.
A ninguno se le dio más de lo que podía manejar y a ninguno se le dio menos de lo que podía
administrar. ¡SERIA INJUSTO DARLE MUCHO AL QUE NO PODRÍA SOBRELLEVAR EL PESO!
¡TODOS RECIBIERON ALGO! Nadie quedo con los bolsillos vacíos delante del Señor.
Todos hemos recibido dones de parte de Dios, pero nuestros dones son asignados de acuerdo al
conocimiento que Dios tiene de nosotros. El conoce nuestras capacidades, nuestras limitaciones, por
eso él nos ubica en su cuerpo de la mejor manera, para tener el mejor funcionamiento. Y todo lo hace
de acuerdo a la capacidad nuestra, lógicamente que él nos dio.

El pasaje también nos dice: “Después de mucho tiempo vino el señor de aquellos siervos,
y arregló cuentas con ellos”.
Después de distribuidos los talentos, y realizadas las tareas. El Señor vuelve a arreglar cuentas con
los siervos. ¡EL SEÑOR VIENE HERMANOS! ¡Y VIENE A ARREGLAR CUENTAS CON NOSOTROS!
¿ESTAMOS LISTOS PARA ESA CUENTA? ¿NO DESCUIDEMOS LO QUE DIOS NOS HA DADO?
El Señor cita a sus siervos y pasa el primero, que recibió los 5 talentos, y que fue trabajo y obtuvo
otros 5 talentos. Multiplico lo que Dios le había dado, o sea, lo administro correctamente.
Un principio que podemos extraer de esta escena es que cuanto más trabajamos para el Señor,
más podemos crecer en el servicio a él. Tendremos más oportunidades, llegaremos a más lugares,
haremos más cosas y por consiguiente, Dios nos capacitara mucho más.
Si nos fijamos bien tanto el que recibió 5 talentos, como el que recibió 2 talentos, trabajaron, se
esforzaron, todo de acuerdo a su capacidad y fueron fructíferos. Aunque eran diferentes, pusieron
mucho empeño y multiplicaron lo que Dios les dio.

Pero algo que me emociona mucho en estos textos, que aunque uno produjo más que otro. Los dos
recibieron el mismo trato y el mismo premio. “Bien, buen siervo y fiel; sobre poco has sido
fiel, sobre mucho te pondré; entra en el gozo de tu señor… Bien, buen siervo y fiel;
sobre poco has sido fiel, sobre mucho te pondré; entra en el gozo de tu señor”.
Aunque eran diferentes, recibieron el mismo premio, el mismo galardón, y te digo hermano(a).
Si todos vamos a recibir el mismo premio. ¿POR QUÉ HAY TANTA ENVIDIA EN EL SERVICIO A
DIOS? ¿POR QUÉ MUCHOS SE AFANAN POR SER RECONOCIDOS O RESPETADOS? ¿SI TODOS
TENDREMOS EL MISMO PREMIO PARA QUE BUSCO TANTA HONRA?
Si los que predican, sirven, barren el local, ayudan en la cena y hacen cualquier servicio para el
Señor tendrán la misma salvación. O ¿ACASO HAY UN PREMIO DIFERENTE PARA LOS QUE
PASAN ADELANTE? ¿O LOS QUE PREDICAN? NO!! Todos recibiremos lo mismo. El Señor nos ve
por igual, aunque tengamos distintas capacidades, aunque algunos sean más activos que otros,
aunque algunos figuren un poco más. Aun el hermano más pequeño en la iglesia, recibirá el mismo
premio que los pastores, diáconos y evangelistas.

Si pensamos en el otro siervo, que recibió 1 talento. ¿QUÉ LE PASO? ¿PORQUÉ EL SEÑOR SE
ENOJO SI NO PERDIÓ O MALGASTO SU DINERO? ¡¡¡¡ PORQUE NO HIZO NADA!!!! PORQUE NO
OCUPO SU TIEMPO, SUS FUERZAS, SUS CAPACIDADES PARA SERVIR A SU SEÑOR, SOLO
TEMIÓ. NO OCUPO LO QUE TENIA.
Esa es la mejor manera de hacer enojar al Señor, NO HACER NADA, NO SERVIR EN NADA, NO
APOYAR EN NADA. Fíjese la actitud del Señor, SE ENOJO Y CASTIGO A ESTE SIERVO.
PUEDE QUE SEAMOS UN POCO O MUY EXITOSOS, PERO CUANDO OCUPAMOS LO QUE
DIOS NOS DA SOMOS GANADORES. MIENTRAS CUANDO NO OCUPAMOS LO QUE DIOS NOS
DA, SOMOS PERDEDORES.
Si miramos a este hombre, el último, solo se dedico a criticar y pensar mal de su señor.
En vez de trabajar, en vez de servir, comenzó a llenar su mente con cosas que no debía pensar.
Cuestiono la integridad de su Señor. Aun invento cosas. En el lenguaje original las palabras en
cuanto a que el señor “er(a) hombre duro, que siegas donde no sembraste y recoges
donde no esparciste”. Están dichas en condicional, en lo que el siervo pensaba y no lo que era en
realidad, o sea, el invento esas cosas de su Señor, en todo el tiempo de ocio que tuvo.
Porque sabemos eso también, por la actitud de los otros siervos. Nadie más dijo eso, nadie más
temió, nadie más cuestiono a su Señor. Todos trabajaron, se esforzaron y dieron su cuenta. Menos
este…
¿CUÁNTOS HOY NO HACEN LO MISMO? CRITICAN, PIENSAN MAL Y MURMURAN DE
TODOS Y NO HACEN NADA!!
Este siervo temió, tuvo miedo a fracasar. Recuerde Apocalipsis 21.8, Dios condenara a los
cobardes.
Este hombre culpo a todos menos a sí mismo. ¿CUÁNTOS DE NOSOTROS CULPAMOS A LOS
OTROS PORQUE NO SERVIMOS A DIOS?
OTRA COSA IMPORTANTE QUE APRENDIMOS EN ESTE PASAJE ES A ARRIESGARLO TODO
POR EL SEÑOR. CADA SIERVO RECIBIÓ ALGO Y TRABAJO, LAS POSIBILIDADES ESTABAN
AHÍ, PODRÍAN GANAR O PERDER, PERO SE ARRIESGARON. MIENTRAS QUE EL ULTIMO NO
SE ARRIESGO, NO CRUZO EL PUENTE Y PERDIÓ TODO. ¿ESTAMOS DISPUESTOS A
ARRIESGARLO TODO POR EL SEÑOR?
*La última cosa que aprendemos es en cuanto a la condena para el siervo que tenia 1 talento.
Aquí hay un principio importante, el de la ATROFIA. Si no ocupamos lo que Dios nos da,
quedaremos al final sin nada, porque renunciamos a ello cuando no lo ocupamos. El no gano nada,
sino que lo perdió todo. Mientras que los demás, arriesgaron todo, pero ganaron algo más grande –
LA SALVACIÓN.
Ya que ese era el premio, no los talentos. Recuerde que los talentos le pertenecen al Señor.
Entonces no debemos pensar porque uno quedo con 11 talentos y otro con 4, es porque son de ellos.
Sino que todo esto implica, que todo es de su Señor y ellos solo recibieron un premio. ELLOS
FUERON MEROS ADMINISTRADORES, NO DUEÑOS!!
El texto también nos dice: “sobre poco has sido fiel” (25.21, 23)
¿Cómo es eso sobre poco has sido fiel? ¿ES POCO EL SUELO DE 100, 40 Y 20 AÑOS? ¡¡SI!! PARA
DIOS SI, EN COMPARACIÓN A SUS RIQUEZAS, TODO ESTO ES NADA!!
El les daría algo mayor. El privilegio de entrar en el gozo de su Señor.

¿QUEREMOS ESE MISMO PREMIO? ¿QUE DEBEMOS HACER? ¡OCUPEMOS LOS DONES, LAS
FUERZAS, LA VIDA, EL TIEMPO Y TODO LO QUE DIOS NOS HA DADO!!
DIOS HA SIDO MISERICORDIOSO CON NOSOTROS, NOS BENDICE ABUNDANTEMENTE,
AHORA NOSOTROS DEBEMOS OCUPAR, ESO MUCHO QUE DIOS NOS DA.
¿TE ATREVES HA ARRIESGARLO TODO POR EL SEÑOR?
-PREDICA MOTIVACIONAL-
MOISÉS: EL LLAMADO DE DIOS, ¿CUÁL SERÁ TU
RESPUESTA? - Éxodo 3.1-4.17.
*INTRODUCCIÓN
Un anciano de ochenta años camina con su rebaño por el desierto. Bastantes años lleva haciendo
esta ruta, años y años arreando ovejas por el crudo desierto de Madián.
Pero hoy, hay algo diferente, algo le llama la atención, una zarza ardía y no se consumía, en el
Monte Horeb, el monte de Dios. Decide acercarse y allí cambiara su vida.
Escucha una voz que le dice en medio de la zarza: “¡Moisés, Moisés!” y después de esto, ya nada
sería lo mismo. “Heme aquí”, responde él. DIOS LO ESTABA LLAMANDO.
Estando en la sobrecogedora presencia de Dios, Moisés se cubrió el rostro. Era indigno de tal
aparición. Por supuesto que estaba asustado – HABÍA OÍDO ACERCA DE DIOS, PERO NO LO
CONOCÍA.
Lo siguiente fue un mandato. “No te acerques; quita tu calzado de tus pies, porque el
lugar en que tú estás, tierra santa es” (Éxodo 3.5).
Dios solo mora en la santidad, por eso Moisés debía despojarse de las contaminaciones. Nos
preguntamos, que sorprendió más al anciano – Que Dios le hablase desde una zarza o el simple
hecho de que Dios le hablase. Hoy hablaremos del llamado de Dios para Moisés. La palabra de Dios
se encuentra en Éxodo 3.

I. EL LLAMADO DE DIOS – EXODO 3.7-10.


Y Dios habla a Moisés: “Bien he visto la aflicción de mi pueblo que está en Egipto, y he
oído su clamor a causa de sus exactores; pues he conocido sus angustias, y he
descendido para librarlos de mano de los egipcios, y sacarlos de aquella tierra a una
tierra buena y ancha, a tierra que fluye leche y miel, a los lugares del cananeo, del
heteo, del amorreo, del ferezeo, del heveo y del jebuseo. El clamor, pues, de los hijos
de Israel ha venido delante de mí, y también he visto la opresión con que los egipcios
los oprimen” (3.7-9).
El Dios de amor y misericordia NO dejaría desamparado a su pueblo. El había dado promesas y
como sabemos él nunca falla sus promesas, él es fiel!
Los israelitas serian liberados y llevados a la tierra prometida. Solo se necesitaba la persona,
¿QUIÉN LIBERTARA A ESTE PUEBLO? ¿UN ANCIANO DE 80 AÑOS?
¿UN FUGITIVO QUE AHORA ERA PASTOR DE OVEJAS?
Un día fue un príncipe en Egipto, hoy solo un apacentador de ovejas en medio del desierto.
Y Dios dice: “Ven, por tanto, ahora, y te enviaré a Faraón, para que saques de Egipto
a mi pueblo, los hijos de Israel” (3.10).
DIOS LO ENVÍA A EGIPTO… DE LIBERTADOR!
Y nos preguntamos, ¿PORQUÉ MOISÉS? O mejor dicho, ¿PORQUÉ EL MOISÉS DE 80 AÑOS?
La versión de 40 era más atractiva. El Moisés de 40 años en Egipto era más temerario y seguro.
Ciertamente hubiésemos pensado de él: “Moisés está listo para la batalla”. FUE EDUCADO EN EL
SISTEMA MÁS REFINADO DE SU MUNDO, ENTRENADO POR LOS MEJORES SOLDADOS,
TENIA ACCESO AL CÍRCULO INTIMO DEL FARAÓN. CONOCÍA EL IDIOMA, CONOCÍA TODAS
SUS COSTUMBRES. Era el hombre perfecto para la misión.
Pero NO, Dios decide enviarlo a los 80 años. Moisés a los 40 nos gusta, pero, ¿MOISÉS A LOS 80?
¡NO! De ninguna manera. Demasiado viejo. Demasiado cansado. Huele a pastor. Habla como
extranjero.
¿QUÉ IMPACTO CAUSARÍA EN FARAÓN ESTE VIEJO DECREPITO?
Pensaríamos, ¡NO!, NO es el hombre indicado para la tarea.
MAS INCREÍBLE AUN, MOISÉS NO HABRÍA IDO A LA MISIÓN. TU NO LO HABRÍAS
ENVIADO. YO NO LO HABRÍA ENVIADO. PERO DIOS SILO HIZO. ¿Cómo entendemos esto?

En el banco de suplentes a los 40 años y titular a los 80 años.


Los tiempos de Dios NO son nuestros tiempos. Así que no te desanimes si te consideras viejo,
MOISÉS HIZO MUCHO MAS PARA DIOS DE LOS 80 AÑOS A LOS 120 AÑOS, QUE EN TODA SU
VIDA, FUERON LOS MEJORES AÑOS DE SU SERVICIO A DIOS. TAL VEZ PUEDAN SER LOS
TUYOS. Pero NO esperes como Moisés 40 años para comenzar a servir a Dios, ya que NO sabemos
hasta cuando viviremos.

Pero, ¿POR QUÉ? ¿QUÉ SABE MOISÉS AHORA QUE NO SABIA A LOS 40 AÑOS?
¿Qué aprendió en el desierto que en Egipto NO aprendió?
*Tengo algunas opciones… El Moisés de 40 era un hombre de ciudad, mientras que el octogenario
conoce el nombre de cada lugar y la ubicación de cada pozo de agua en el desierto. El sabía cómo
vivir y sobrevivir en el desierto.
Lo segundo, aprendió a vivir en familia y a trasladarse con ellas. Ya que los pastores eran
nómadas. Y ellos hacían largos viajes y todo esto, la planificación, lo que deben llevar y cómo y
cuándo viajar lo aprendió a través de la familia de Jetro.
Y lo último, es que aprendió a ser UN BUEN LÍDER. Moisés a los 40 era arrebatado e impulsivo,
un mal líder, nadie seguiría a un hombre que mato a un egipcio en un arranque de ira. Pero a
través, de guiar y dirigir a sus ovejas y de dirigir a su familia, aprendió a ser un líder.

Moisés era un hombre de acción, pero debía ser un hombre de dirección. Si el dirigirá al pueblo de
Dios él debía tener visión. Dios dice a Moisés, “Se acabo el entrenamiento, no huyas mas de tu
misión. Es hora de actuar, estás listo para la acción. ATRÁS QUEDARAN LAS OVEJAS, AHORA
PASTOREARAS A MI PUEBLO”.
Todos los hombres de Dios que recibieron una misión, NO podían seguir con sus mismas vidas, con
sus trabajos, con sus ocupaciones. Entendamos que si Dios nos ha llamado, ganamos una misión,
pero perderemos nuestra vida, nuestros planes y proyectos.
¿ESTAS DISPUESTO A PERDERLO TODO POR EL SEÑOR?

II. LAS EXCUSAS DE MOISÉS – EXODO 3.11-4.16.


Pensando en esto… ¿CUÁL FUE LA RESPUESTA DE MOISÉS A DIOS? ¿CÓMO RESPONDIÓ?
MOISÉS PUSO EXCUSAS, NO QUERÍA IR A LA MISIÓN. Cinco veces poner peros y excusas al
Señor, como muchas veces nosotros. Analicemos sus respuestas.

(1) PRIMERA EXCUSA – NO PUEDO (3.11).


“Entonces Moisés respondió a Dios: ¿Quién soy yo para que vaya a Faraón, y saque
de Egipto a los hijos de Israel?”
No soy digno, soy muy poca cosa, no soy capaz. Moisés vio el tamaño de la misión, que era enorme.
Libertar y guiar al pueblo de Dios y se hallo falto para la misión. Creía que no era capaz.
¿CUÁNTAS VECES NO NOS LIMITAMOS? Decimos ¡NO PUEDO! No lo merezco, no creo que
pueda hacerlo. ¿Cuántas cosas dejamos de hacer solo por falta de confianza en nosotros mismos?
MOISÉS NO CREÍA EN SI MISMO, pero ¿Qué respondió Dios?
“Ve, porque yo estaré contigo; y esto te será por señal de que yo te he enviado:
cuando hayas sacado de Egipto al pueblo, serviréis a Dios sobre este monte” (3.12).
¿Será esto suficiente para ti? ¿Para mí? “Tranquilo Moisés, sé que no eres capaz”.
¿QUIÉN PUEDE SERLO SOLO(A)?
“Yo estaré contigo, yo te ayudare, no confíes en tus fuerzas, confía en las mías. Yo te acompañare.
Solo sírveme y yo estaré a tu lado, no lo harás solo”.
Cuanto cambiaria nuestro servicio a Dios si entendiéramos que el Señor está con nosotros –
escúchalo y recuérdalo… NOSOTROS NO TRABAJAMOS PARA DIOS, NOSOTROS TRABAJAMOS
CON DIOS. EL HACE SU OBRA Y NOSOTROS LE AYUDAMOS. TRABAJAMOS JUNTAMENTE
CON EL. ESE ES NUESTRO PRIVILEGIO. SOMOS SOLO INSTRUMENTOS DIRIGIDOS POR LAS
MANOS DE DIOS.

(2) SEGUNDA EXCUSA – NO TENGO SUFICIENTE CONOCIMIENTO (3.13).


“Dijo Moisés a Dios: He aquí que llego yo a los hijos de Israel, y les digo: El Dios de
vuestros padres me ha enviado a vosotros. Si ellos me preguntaren: ¿Cuál es su
nombre?, ¿qué les responderé?”.
¿QUIÉN ERES, SEÑOR? NO TE CONOZCO, ME FALTA CONOCIMIENTO.

¿Encuentras conocidas estas palabras? Cuantas veces NO servimos a Dios, NO predicamos, NO


hacemos nada, porque nos justificamos diciendo que NO tenemos mucho conocimiento, que NO
sabemos mucho.
Moisés decía, NO sé quién eres, no te conozco bien, ¿Es cierto, esto?
¿Necesitamos ser eruditos para predicar a Cristo? ¿Hay que ir a un instituto o universidad para
predicar el evangelio? ¡NO! Moisés pensaba esto, “necesito conocer más”.
Hasta algunos dicen esto para retrasar su bautismo.

¿CÓMO RESPONDIÓ DIOS? NECESITAS CONOCIMIENTO, YO TE LO DARÉ.


“Y respondió Dios a Moisés: YO SOY EL QUE SOY. Y dijo: Así dirás a los hijos de
Israel: YO SOY me envió a vosotros. Además dijo Dios a Moisés: Así dirás a los hijos
de Israel: Jehová, el Dios de vuestros padres, el Dios de Abraham, Dios de Isaac y
Dios de Jacob, me ha enviado a vosotros. Este es mi nombre para siempre; con él se
me recordará por todos los siglos” (3.14-15).
Dios le dio a conocer Su Nombre, con nadie más lo había hecho (Éxodo 6.2-6). Que maravilloso
esto. Cuanto nos ama Dios y confía en nosotros que nos revela Su Nombre y Su Voluntad.

Bueno, si no estamos haciendo la obra de Dios por falta de conocimiento, ¿Qué debemos hacer?
ESTUDIEMOS LA BIBLIA, APRENDAMOS DE DIOS.
Cuantos hoy en día saben algo de Dios, tienen cierta idea, pero NO lo conocen. Necesitamos
conocer a Dios, conocer su voluntad y para ello debemos invertir.
¿CUÁNTO TIEMPO ESTAMOS INVIRTIENDO EN CONOCER MAS DE DIOS? ¿LEEMOS LA
BIBLIA TODOS LOS DÍAS? Lo triste es que a pesar de estas respuestas de Dios, Moisés todavía NO
estaba decidido.

(3) TERCERA EXCUSA – NO TENGO CREDIBILIDAD (4.1).


“Entonces Moisés respondió diciendo: He aquí que ellos no me creerán, ni oirán mi
voz; porque dirán: No te ha aparecido Jehová”.
Escuchas la voz de Moisés… NO tengo credibilidad. Ellos NO me creerán, ellos NO me seguirán. A
veces, pensamos que NO nos creerán por nuestra juventud o inexperiencia, a veces por nuestra
antigua vida o por los errores del pasado y nos limitamos.

Debemos confiar, si Dios nos llama y envía, debemos confiar que él nos ayudara. Moisés pensaba
en el pueblo, en la gente y él debía pensar más en Dios y en su obra.
Cuanto cambiarían nuestras vidas, si solo siguiéramos la voz de Dios sin replicar. Moisés estaba
pensando en cosas que todavía NO sucedían, ¡Que necedad! “Mi familia no creo que me escuche”,
“Difícil que mi familia escuche el evangelio”, “imposible que este(a) cambie”.
¿Por qué siempre sacamos conclusiones de cosas que NO han pasado? Ese era el problema de
Moisés, él pensaba y NO actuaba para Dios. Dios tuvo que darle 3 pruebas para convencerlo de esta
misión:
a) La vara que se convirtió en culebra;
b) La mano leprosa que es restaurada, y
c) El agua del Nilo que se convirtió en sangre.
Moisés necesitaba creer, Dios le estaba mostrando todo su poder. Le estaba anticipando todas las
maravillas que se manifestarían en Egipto, ¿Se habrá convencido Moisés?

(4) CUARTA EXCUSA – NO ESTOY CAPACITADO (4.10).


“! Ay, Señor! nunca he sido hombre de fácil palabra, ni antes, ni desde que tú hablas
a tu siervo; porque soy tardo en el habla y torpe de lengua”.
Es increíble, lo que podemos decir para rehuir a la obra de Dios. Moisés dijo que NO hablaba bien,
se llamo a si mismo torpe. Pero esto era una gran mentira. ¿Cómo es eso?

Hechos 7.22 dice, “Y fue enseñado Moisés en toda la sabiduría de los egipcios; y era
poderoso en sus palabras y obras”. DIOS DICE DE EL, QUE ES PODEROSO EN PALABRAS Y
MOISÉS DICE QUE ES TORPE Y TARDO PARA HABLAR.

NO estoy capacitado, no hablo bien, soy vergonzoso, me cuesta hablar en público. Tantas cosas
que decimos para NO hacer la obra de Dios.
Es cierto que a veces esto es verdad. Pero hay tanto que hacer en la obra de Dios, que NO
podemos decir que NO estamos capacitados, el trabajo sobra en la iglesia de Cristo.

Tal vez NO hablamos bien, pero podemos servir o hacer otra cosa, hay tanto que hacer en el reino
de Dios, que NO podemos decir que NO estamos capacitados. En algo podemos trabajar, para algo
seremos buenos. Solo tú lo sabes, pero podemos ser útiles para la obra del Señor.

No seamos como Moisés, puso 4 excusas para 1 solo llamado y Dios ha respondido en todas.
“¿Quién dio la boca al hombre? ¿O quién hizo al mudo y al sordo, al que ve y al
ciego? ¿No soy yo Jehová? Ahora pues, ve, y yo estaré con tu boca, y te enseñaré lo
que hayas de hablar” (4.11-12).
(Hay puntos teológicos que todavía estoy estudiando en estos pasajes, pero podemos aprender
algo). DIOS ESTÁ EN CONTROL DE TODO. El ayudaría a Moisés, lo capacitaría, le enseñaría. El
Dios del cielo y de la tierra pondría la bendición sobre su boca. Pero Moisés todavía NO estaba
convencido, ¿Qué más necesitara Moisés para convencerse?

(5) QUINTA EXCUSA – ENVÍA A OTRO (4.13).


“!!Ay, Señor! envía, te ruego, por medio del que debes enviar”.
NO quiero hacerlo, busca otro. Que otro cumpla mi misión. Como ya No podía huir mas, declara
lo que hay en su corazón. No quiero ir, NO quiero la misión. Ocupa otro, Señor, NO soy la persona
indicada.

¿HAZ DICHO ALGUNA VEZ ESTO? ¿TE SUENAN CONOCIDAS ESTAS PALABRAS?
¡ESTO ES FALTA DE COMPROMISO Y TEMOR!
Cuantos hoy en día se justifican diciendo que NO pueden, que NO están capacitados, que NO
saben mucho, que NO le creerán, que mejor ocupen a otro que puede hacerlo mejor, y usan hasta
las nuevas excusas, ¿SABES CUALES SON LAS NUEVAS EXCUSAS PARA NO HACER LA OBRA DE
DIOS
- “Tengo un compromiso”, olvidándose que hace mucho tiempo atrás hicieron un
compromiso con Cristo de nunca dejarlo, y estar comprometidos con él y su iglesia. Y ahora por
pequeños compromisos que surgieron en el camino, recientemente y dejan el compromiso mayor
que es el Señor.
- “No tengo tiempo”, olvidándose que el dueño de la vida, y quien nos regala cada segundo,
cada minuto, cada hora es el Señor. Eclesiastés 3.1 dice que “Todo tiene su tiempo, y todo lo
que se quiere debajo del cielo tiene su hora”. Debemos hacernos de tiempo para el Señor. El
te ha regalado la vida y lo menos que espera es que tengas tiempo para él.
- “Estoy enfermo”, es cierto que esto muchas veces es real. No lo pongo en tela de juicio. Pero
el punto aquí, es que hay muchos que cuando llegan las actividades y servicios de la iglesia
inmediatamente se excusan por las enfermedades, pero si tienen que ir a trabajar, salir a hacer
tramites o un familiar se enferma, aun estén mal, resfriados, con dolor de cabeza o de cuerpo,
aunque estén muy mal, salen igual, se esfuerzan igual, pero para el Señor NO!!
- “Tengo muchos problemas”, ¿Cuántos no se justifican de esta forma? El problema con esto
es que nos estamos olvidando de algo muy importante. ¿Quién es el que me ayuda y levanta de mis
problemas? ¿Quién es el que ha prometido que estará con nosotros siempre?
Entonces, ¿Cómo podremos agradar a Dios y ganarnos su favor, si siempre lo estamos dejando
de lado? ¿Cómo Dios te podrá ayudar si tu siempre lo estas despreciando y estas priorizando
otras cosas?
¿TE DAS CUENTA LO QUE HACEMOS PARA NO HACER LA OBRA DE DIOS? ¿PARA NO
HACER SU VOLUNTAD? A veces preferimos huir, escapar de la responsabilidad, preferimos
poner excusas en vez de decir: ¡Amen, Señor! Cuenta conmigo.
Por lo mismo, si miramos muy bien en el pasaje, el Señor se enojo mucho con Moisés (3.14).

Si, es cierto, a veces el servir a Cristo es difícil. Dios siempre esta incomodándonos. Siempre esta
retándonos a vivir mejor, a servir más, a dar un poquito más para Él y los tibios son fácilmente
detectados por las demandas del Señor.
Dios no está contento con un cristianismo cómodo, con un cristianismo que se reduce a los
domingos por la mañana o por la tarde, o solo los miércoles en la noche. ¡EL SEÑOR QUIERE MAS!
El desea nuestros lunes, nuestros días difíciles, nuestros días de enojo, los días cuando NO tenemos
animo. ¡EL SEÑOR QUIERE MAS!

*CONCLUSIÓN.
¿QUÉ PASA CONTIGO? ¿QUÉ PASA CONMIGO?
Nosotros al igual que Moisés recibimos una misión, Dios nos ha llamado por el evangelio y nos
puso en su iglesia para que le sirvamos.
Pero, ¿COMO RESPONDEMOS A DIOS?
Seremos como Moisés que solo pones excusas, pretextos para NO servir al Señor o seremos
personas de valor, hombres y mujeres decididos por Dios que lo dan todo por él.
¿ESTAMOS LISTOS PARA ENTREGAR TODO POR EL SEÑOR?
Para dejar atrás las excusas y temores y comprometernos con el Señor y su iglesia.
SI CRISTO HA DADO TANTO POR NOSOTROS,
¿ESTAS DISPUESTO A SACRIFICARLO TODO POR EL?
¡La iglesia te necesita, hermano(a) Dios nos necesita activos, comprometidos, que estemos
dispuestos a darlo todo por el Señor!

Hoy Dios te da la oportunidad, de dejar la comodidad, de dejar la tibieza e indiferencia en la obra


de Dios.
Si tú y yo nos decidimos, ¿CUÁNTAS COSAS PODRÍAMOS HACER?
Recuerda que cuando Moisés se decidió, todo un país se conmovió, Egipto entero sucumbió.
Si nosotros nos decidiéramos y entregásemos todo por Dios y por su iglesia.
¿QUIÉN PODRÍA DETENERNOS?
PACTO SOLEMNE
“Dios, grande eres. Te amo y agradezco por todo lo que me has dado.
Yo, ________________________________________me comprometo a servirte con lo que Tú
me has dado. Reconozco que me has bendecido con este(os) don(es)_________________________
________________________________________________________________________
Y me comprometo delante de Ti y delante de mis hermanos, a ser fiel a este pacto, así como Tú eres fiel.
Quiero servir en Tu iglesia, y ser una bendición para este mundo. Úsame, Señor, como un instrumento
útil en tus manos…
Chillán, ___________________del 2015 hasta la eternidad.