Sei sulla pagina 1di 14

ESTRATIGRAFÍA

La estratigrafía de la Plancha 348, abarca unidades de la parte nororiental de la Serranía de La


Macarena, en especial del piedemonte y área montañosa. Se presentan registros estratigráficos
desde el Mesoproterozoico hasta el Paleógeno en la Serranía de La Macarena y del Paleógeno-
Neógeno al Cuaternario en las llanuras occidentales y orientales (Figura 4).

El área se caracteriza por la presencia de unidades litoestratigráficas asociadas a un basamento


cristalino conformado por rocas metamórficas del Complejo Garzón y a una sucesión de rocas
sedimentarias paleozoicas, cretácicas, paleógenas-neógenas y a depósitos cuaternarios. Las edades
de estas unidades fueron deducidas a partir de relaciones de campo, información paleontológica,
geocronológica y análisis estratigráfico.

En general, se puede afirmar que las metamorfitas proterozoicas configuran el núcleo de la serranía,
su composición fundamental es de neises y granulitas y se correlacionan con el Complejo Garzón. El
Paleozoico está representado por una unidad propuesta en este estudio, la cual informalmente se
denominará Formación Angosturas (Dd1a) de edad Devónico Inferior.

El Mesozoico está representado por dos unidades cuyas edades se encuentran en el intervalo
Campaniano-Maastrichtiano y suprayacen de manera paraconcordante a la sucesión paleozoica.

Las rocas paleógenas concordantes sobre las sedimentitas cretácicas se componen de un conjunto
de lutitas rojas con niveles arenáceos de la Formación Guayabero y de una secuencia espesa de
cuarzoarenitas conglomeráticas de la Formación Losada.

Las arcillolitas de la Formación San Fernando, de edad Paleógeno Superior-Neógeno se encuentran


discordantes sobre rocas pre-cretácicas, cretácicas y del Paleógeno Inferior hacia el oeste y el este
de la plancha 348. Esta rocas paleógenas y neógenas están disectadas y además cubiertas
parcialmente por depósitos cuaternarios de terrazas, abanicos aluviales y aluviones recientes. En la
Figura 4 se presenta la columna estratigráfica generalizada propuesta para la zona de estudio, donde
se ilustran las unidades litoestratigráficas aflorantes.
Figura 4. Columna estratigráfica generalizada de la plancha 348-Serranía de La Macarena propuesta
en este estudio

4.1 MESOPROTEROZOICO

4.1.1 Complejo Garzón (MPcg)

Trumpy (1943), afirma “el basamento de la Serranía de La Macarena hacia la parte media y sur
corresponde a rocas antiguas pre-ordovícicas que hacen parte del Escudo Guayanés, y que están
formadas por esquistos micáceos, neises feldespáticos alcalinos, neises, anfibolitas, y una mezcla de
rocas de inyección desde esquistos sericíticos a neises granosieníticos”. Según el autor, estas rocas
fueron intruídas por granosienitas que no afectaron los sedimentos suprayacentes ordovícicos.

Dividen el Complejo Garzón en tres unidades: Granulitas del Vergel, Migmatitas de las Margaritas y
Neis de Garzón; sin embargo la cartografía en este proyecto muestra una mayor complejidad que la
descrita por estos autores, por lo tanto, se mantendrá el concepto de Complejo Garzón. Este
complejo agrupa rocas migmatíticas, neises cuarzo-feldespáticos, anfibolitas, cuarcitas y granulitas.

4.1.1.1 Descripción Geológica

Esta unidad fue reconocida en la transecta hacia la vereda La Reforma. Corresponde a una franja
estrecha y alargada en dirección NS, en contacto discordante con las areniscas de la Formación
Macarena al este y en contacto fallado hacia el oeste con la Falla de La Macarena Oeste.

Tanto al norte como al sur las rocas del Complejo Garzón, están afectadas y desplazadas por fallas
sinestrales (Macarena Norte y Macarena Sur). En el recorrido se observaron granulitas félsicas y
neises cuarzo feldespáticos.

Roca metamórfica, con textura esquistosa, orientación de los clastos, protolito sedimentario
(arenita?). Se observa cuarzo, moscovita y grafito. (Fotografía 8).

Los neises presentan textura migmatitica, composición cuarzo, feldespato y biotita presentan
bandas de feldespato potásico y cuarzo. Los mesosomas corresponden a bandas ricas en biotita
mientras que el leucosoma es de composición granitoide. La foliación está definida por el
alineamiento y orientación paralela de las micas. Otras estructuras observadas en afloramiento
incluyen pliegues a escala centimétrica, asimétricos e inclinados.

4.2 PALEOZOICO

4.2.1 Formación Angosturas (Dd1a)

Paba & Van Der Hammen (1959), no reportan sedimentos de edad paleozoica en el área sur de la
Serranía de La Macarena; sin embargo, ICP (1998) en su trabajo “Evaluación regional de la cuenca
Yarí-Caguán” realizo análisis bioestratigráficos de muestras colectadas en el sector del Raudal de
Angosturas reportando edades cambro-ordovícicas. Según los autores, estos datos concuerdan con
los resultados de la interpretación sísmica que muestra una continuidad lateral de las unidades
paleozoicas hacia la serranía, en consecuencia, recomiendan redefinir los límites las formaciones
Guayabero y Macarena en todo el sector sur de la Serranía de La Macarena.

En el presente trabajo el término Formación Angosturas se propone informalmente para designar


un intervalo arenoso localizado estratigráficamente entre el Complejo Garzón y la Formación
Macarena en el flanco occidental de la Serranía de La Macarena en las planchas 370, 348 y 326. La
sección de referencia se localiza en el sector de la vereda Bajo Losada y El Billar, al noroeste del
municipio de La Macarena, en la plancha 370 en la margen norte del río Guayabero. En esta localidad
se levantaron columnas estratigráficas con el muestreo respectivo.

4.2.1.1 Descripción Geológica

La Formación Angosturas está conformada por un conjunto de cuarzoarenitas en capas muy gruesas
de hasta 3 metros de espesor, tabulares a cuneiformes, masivas, con contactos netos a irregulares,
localmente intercaladas con delgadas capas de arcillolitas y lodolitas. Las cuarzoarenitas son de
grano muy fino a fino, subredondeadas, cemento silíceo, bien seleccionadas y con bajo contenido
de matriz.
Estas capas presentan una dirección de N8°E con buzamientos suaves entre 5° y 10° al SE. Desde el
límite sur hasta la parte media de la plancha, esta unidad forma un contraescarpe vertical con
grandes depósitos de derrubios de ladera (Fotografía 10). El espesor de la unidad es de 200 metros
en el contra-escarpe del costado occidental de la Serranía de La Macarena (Fotografía 11). En el
sector del caño Yarumales, se observa una sucesión de cuarzoarenitas en capas gruesas
convergentes a tabulares con contactos planos netos subparalelos, con bases erosivas.

Las cuarzoarenitas reportadas en el área son de color violáceo, de grano medio a fino, redondeado
a subredondeado, cementados por sílice y con matriz lodosa e intraclastos de lodolita tamaño arena
media (Fotografía 13 y Fotografía 14).

Fotografía 13. Formación Angosturas (Dd1a). Caño Yarumales, estación EC0733 E: 1037184, N:
775706, Z: 246 m, afloramiento de las areniscas en el lecho del caño, estratificación sub horizontal.
Azimut de la fotografía 270º

Fotografía 14. Formación Angosturas, sector del Caño Yarumales, (A) Estación EC0733, E: 1037184,
N: 775706, Z: 246m. Afloramiento de areniscas rojizas con bioturbación, azimut de la fotografía 55°.
(B) Intraclastos de arcillolitas

En la estación LC1218, localizada en la margen este del río Guayabero, se observó un afloramiento
cercano a los 12 metros de altura de una sucesión de capas medias a gruesas, tabulares a
convergentes de cuarzoarenitas de grano fino a medio, cementado por sílice y con escasa matriz
lodosa. Las capas entre 1 y 2 metros de espesor presentan contactos netos, paralelos a subparalelos,
sin estructuras internas visibles (Fotografía 15 y Figura 6).

Figura 6. Columna estratigráfica Formación Angosturas, sector río Guayabero, estación LC1218, E:
1018539, N: 760889, Z: 369 m

Fotografía 15. Formación Angosturas, sector vereda La Reforma. (A) Estación EC-0902, E: 1028565,
N: 793.145, Z: 453 m, afloramiento de litoarenitas, con estratificación N7°E/5°SE. (B) Estación
EC0909, E: 1027585, N: 792276, Z: 518 m, cuarzoarenitas muy oxidadas.

Las intercalaciones de lodolitas y arcillolitas de la Formación Angosturas se encuentran


representadas en la estación EC0934, la cual se describe como una arcillolita limosa, de color marrón
(5YR 6/4), con laminación plano paralela, sin bioturbación y moderadamente meteorizada.

En el recorrido hacia la vereda La Reforma se presentan capas gruesas a muy gruesas de 1 a 2 metros
de espesor de subarcosas y cuarzoarenitas de grano medio a fino, maduras, bien seleccionadas, con
cemento silíceo, masivas, de color gris, a blanco, con geometría tabular a cuneiforme, bases erosivas
y sin estructuras internas visibles (Fotografía 15).
En la estación EC0906, sector de la vereda La Reforma, se observan capas gruesas de cuarzoarenitas
con planos de estratificación intensamente oxidados y desarrollo de superficies endurecidas a
manera de costras, que no permiten el crecimiento de vegetación (Fotografía 16).

Fotografía 16. Formación Angosturas (Dd1a), sector vereda La Reforma, estación EC0906, E:
1027751, N: 791999, Z: 498m, superficie plana con areniscas muy oxidadas por la exposición
subaérea, paralela a los planos de estratificación. Azimut de la fotografía 250º

4.2.1.4 Edad

Por datación directa de muestras colectadas de la Formación Angosturas en la sección de referencia,


inmediatamente al sur en la plancha 370, se reporta una edad Devónico Temprano (Lochkovian),
basados en la presencia de palinomorfos de ambiente marino interno.

Se hace referencia a 78 palinomorfos en total, clasificados así: 27 esporas, 33 acritarcos y 18 algae.


A continuación se describe las especies encontradas en una de las muestras EC0638, analizadas de
la sección de referencia (Fotografía 19):

Fotografía 19. Formación Angosturas. Estación EC-0638, E: 102647, N: 737171. Microfotografías de


palinomorfos de la Formación Angosturas del Devónico temprano (Lochkovian)

Esporas: Ambitisporites avitus Hoffmeister, Ambitisporites sp., Artemopyra brevicosta Burgess and
Richardson, Gneudnaspora divellomedia, Ambitisporites sp., Esporas triletes apiculadas, Esporas
triletes zonadas.

Acritarcas: Pterospermella spp., Salopidium cf. aldridgei Richards and Mullins., Elektoriskos spp.,
Cymatiosphaera multisepta Deunff, Cf. Gorgonisphaeridium disparatum

Playford, Thysanoprobolus polykion Loeblich and Tappan, Proteolobus sp. nov, Hogklintia sp., Cf.
Dilatisphaera laevigata Lister, Silurian, England, Thysanoprobolus polykion Loeblich and Tappan.
Algae: Algae Prasinoficeas, Petrovinia connata, Leiosphaeridia.

Estos sedimentos han sufrido fuerte alteración térmica que genera una mala preservación de los
palinomorfos, no obstante, se tiene un recobro aceptable de palinomorfos del Devónico Temprano.
Algunos de los acritarcos reportados presentan sus puntos de aparición en la parte superior del
Silúrico (Ludlow). La presencia de la asociación de esporas de helechos y acritarcos sugiere una edad
para estas sedimentitas de Devónico Temprano.

4.3 CRETÁCICO
4.3.1 Formación Macarena (K2k6m)

El nombre de la Formación Macarena fue propuesto por Paba-Silva y Van der Hammen (1959) en un
estudio realizado en la porción sur de la Serranía de La Macarena, donde dividen la región de
acuerdo a criterios geológicos, morfológicos y geocronológicos en tres provincias denominadas
Mesetas Orientales, Valle Central y Mesetas Occidentales.

A las rocas expuestas en las Mesetas Occidentales las denominaron informalmente Formación
Macarena para referirse a una sucesión espesa de areniscas en las riberas del río Guayabero en el
sector conocido como Raudal de Angosturas. La edad para esta unidad de acuerdo a Paba-Silva y
Van der Hammen (1959) con base en su posición subyacente y concordante con la Formación
Guayabero y a lamelibranquios, es Cretácico Superior.

Debido a los análisis bioestratigráficos realizados por ICP (1997) y de palinología en el presente
estudio, los límites de las unidades en la parte sur de la Serranía de La Macarena son redefinidos ya
que el área de cubrimiento de las sedimentitas paleozoicas se extiende hasta esta región; por tanto,
parte de lo que antes se consideraba Formación Macarena ahora corresponde a la unidad
paleozoica.

La Formación Macarena aflora en la parte central de la plancha 370 y continúa hacia el norte a la
plancha 348. El acceso a los afloramientos de esta unidad se hace desde el municipio de La Macarena
aguas arriba por el río Guayabero hasta las veredas Bajo Losada y Bajo Raudal.

4.3.1.1 Descripción Geológica

La Formación Macarena en el área de estudio, aflora como una franja en el área de la Serranía de
La Macarena. Cubre la plancha 348 de sur a norte y corresponde a una región montañosa con
grandes escarpes verticales y pendientes estructurales con buzamientos suaves de 5° hacia el ESE.
La unidad muestra una espesa secuencia de cuarzoarenitas en capas gruesas tabulares de 2 a 5
metros de espesor con delgadas intercalaciones de lodolitas y arcillolitas.

El control de campo de la Formación Macarena se realizó en la plancha 370-La Macarena, ya que la


sucesión se encontraba mejor expuesta. En el sector de la vereda Bajo Losada y El Billar, la unidad
tiene un espesor de 30 m de una sucesión de capas medias, tabulares a subtabulares de
cuarzoareniscas y sublitoarenitas de grano medio a conglomeráticas, de color blanco amarillento
por oxidación, granos subredondeados a subangulares, mala selección, con estratificación cruzada,
cemento ferruginoso, matriz arcillosa y frecuentemente se observan impregnadas de hidrocarburos
(Fotografía 20 y Fotografía 21).

Asimismo se presentan areniscas lodosas submaduras de grano fino con escasos niveles de grano
muy fino y aumento en el contenido tanto de lodo como de líticos hacia el tope.
Fotografía 20. Afloramiento de areniscas lodosas de la Formación Macarena (plancha 370) en la
vereda Bajo Losada, Estación JMA0277, E = 737161, N = 1026520, Z = 271 m

Fotografía 21. Detalle de intraclastos de lodolita en las areniscas de la Formación Macarena (plancha
370), Azimut de la fotografía 065, E = 1026421, N = 737171. Z = 285 m

4.3.1.4 Edad y Ambiente

La edad para esta unidad de acuerdo a Paba-Silva y Van der Hammen (1959) soportados en la
presencia de lamelibranquios y fosforitas en cantos tomados en los drenajes de la vertiente
occidental de La Macarena es Maastrichtiano-Campaniano. La unidad se relaciona con la Formación
Palmichal al norte de la serranía y con la Arenisca Tierna y Labor del Grupo Guadalupe en la
Cordillera Oriental. La muestra EC 0638RB35 tomada en la columna del Bajo Losada, muestra edades
de circones del Proterozoico (Figura 7).

Figura 7. Histograma de frecuencia de datos de geocronología de circones detríticos de la Muestra


EC-0638RB35 de la Formación Macarena

Edades del Neoproterozoico (entre 600 a 900 Ma.) son relacionadas con la separación de Rodinia y
la formación de Gondwana (Li et al. 2008).

Otras poblaciones más antiguas del Mesoproterozoico (entre 900 a 1200 Ma.) asociadas a la
Orogenia Grenvillian u Orinoquiense. En área del Putumayo Ibáñez et al. (2011) obtienen dataciones
de un conjunto de muestras de entre 900 a 1100 Ma., que asocian con lo que ellos llaman el Orógeno
del Putumayo. Datos entre 1300 y 1550 Ma., son asociadas a eventos de acreción en el cratón
amazónico durante el Mesoproterozoico (Tassinari & Macambira, 1999).

Se observa que el pico en el histograma con la mayor frecuencia de datos se encuentra en 1500 a
1550 Ma. (Figura 7). Entonces, el aporte de detritos para el Cretácico, procedía del este,
seguramente del Macizo de la Guyana. No se descarta que el enriquecimiento del pico mencionado
se deba a retrabajamiento de circones con un ciclo sedimentario anterior, correspondiente a rocas
del Paleozoico Inferior de la Formación Araracuara. Esto se sugiere debido a que estos picos de
circones del Mesoproterozoico Tardío, son observados en muestras de circones detríticos del
Paleozoico que aflora en la Serranía de Chiribiquete (ANH-GRP., inédito).

Paleoambientalmente la facies de arenitas bioturbadas a la base, se interpretan como acumuladas


por flujos tractivos en un ambiente dominado por el oleaje. La facies de arenitas lodosas se
interpreta como producto de depósitos con fluctuaciones de baja y alta energía, que fueron luego
bioturbadas, generando el aspecto moteado y el carácter lodoso de las arenitas.

4.3.2 Grupo Palmichal (K2E1p)

Nombre propuesto por Ulloa & Rodríguez (1976), para referirse a una secuencia de arenitas y
conglomerados finos con intercalaciones de lutitas, que afloran en la quebrada Palmichal,
(Cuadrángulo K-12). Le asignan un espesor de 495 metros. En el mismo cuadrángulo Pulido & Gómez
(2001) estipulan un espesor de 600 metros. Según los autores, el Grupo Palmichal fue depositado
entre el Maastrichtiano y el Paleoceno Temprano en un ambiente marino de aguas someras con
influencia deltaica.

4.3.2.1 Descripción Geológica

En la zona de estudio el Grupo Palmichal se toma a la manera de Ulloa & Rodríguez (1976), como
una unidad que incluye cinco conjuntos en el intervalo CampanianoMaastrichtiano correlativos con
el Grupo Guadalupe (Pérez & Salazar, 1978). En este sentido, en la sucesión expuesta en el flanco
oriental de la Serranía de La Macarena en su extremo norte, en la localidad de La Recebera se
presenta un registro estratigráfico que abarca desde el Campaniano-Santoniano hasta el
Maaestrichtiano (Lamilla & Moreno, 1986).

En efecto, la secuencia aflorante en la plancha 348 en el flanco este de la serranía comprende una
sucesión predominantemente arenosa hacia la base y parte del techo con un predominio de facies
finas especialmente de lodolitas y arenas finas hacia el tope. Este registro sugiere una variación de
facies para esta unidad, desde el piedemonte oriental de la Cordillera Oriental hacia la Serranía de
La Macarena al sureste.

Este intervalo estratigráfico Campaniano-Maaestrichtiano corresponde en la serranía a una


sucesión comparable con el Grupo Palmichal, no obstante no se evidencia la presencia de los cinco
conjuntos definidos originalmente por Ulloa & Rodríguez (1976). En tal sentido, en la cartografía
geológica se toma este intervalo litoestratigráfico como correlativo con el Grupo Palmichal y en
consecuencia, en términos de sinonimia adoptamos el nombre con su categoría implícita, aunque
esto no implique que exista una semejanza estricta en su carácter litofacial.

La unidad en el área de estudio corresponde a un conjunto de subarcosas y cuarzoarenitas en capas


gruesas a muy gruesas tabulares a cuneiformes con capas de limolitas y lodolitas subordinadas. Las
arenitas son de grano medio a grueso, subredondeado, compactas, cementadas por sílice. La
secuencia a gran escala es granodecreciente terminando con una sucesión de limolitas y lodolitas
hacia el techo.

4.3.2.4 Edad y Ambiente

Según Paba & Van Der Hammen, (1959), por dataciones palinológicas de niveles de lutitas
carbonosas realizadas se determinó una edad de Cretáceo Superior a Paleoceno. Análisis
palinológicos en areniscas finas y limolitas colectadas en el río Güejar en el sector del Limón, en el
Indio Acostado y en la Cuchilla del Tablazo registraron edades del Maastrichtiano Tardío a Paleoceno
(Anexo I), correlativa con la Formación Labor-Tierna del Grupo Guadalupe (Maastrichtiano).

Por otro lado, Lamilla & Moreno (1986) describen en la Cuchilla El Tablazo, la misma unidad,
dividiéndola en seis conjuntos, definiendo ambientes de dominio fluvial con cierta influencia
deltaica, y una edad Campaniano-Santoniano (con base en foraminíferos) lo cual no coincide con las
edades de este documento.

4.4 PALEOGENO
4.4.1 Formación Guayabero (E1g)

Paba & Van der Hammen (1959), en un estudio en la parte sur de la Serranía de La Macarena, dividen
morfológicamente esta región en tres provincias, a saber: Mesetas Orientales, el Valle Central y
Mesetas Occidentales. Las rocas expuestas en el Valle Central se desarrollan como colinas y mesetas
bajas, conformadas por arcillas rojas, arenosas a las que denominó Formación Guayabero.

De acuerdo con los autores, este intervalo de arcillas suprayace concordantemente a la Formación
Macarena, con un espesor estimado de aproximadamente 200 m. Paleontológicamente Van der
Hammen op. cit., reportan la presencia de palinomorfos mal conservados, de las especies
Monocolpitesmedius, Monocolpitesfranciscoi, Proxapertitesoperculatus y Psilatriletes, que indican
una edad Paleoceno.

4.4.1.1 Descripción Geológica

La Formación Guayabero fue cartografiada en una faja estrecha NE-SW, hacia la parte central
inferior de la plancha, forma principalmente un valle y mesetas alargadas entre las formaciones
Macarena al oeste y Losada al este. En la transecta realizada por el caño Yarumales, se observó en
contacto concordante lodolitas verdes y grises, sobre las areniscas de la Formación Macarena,
seguidas hacia el techo de arenitas lodosas rojas y lodolitas verdes grises, continuando con
arcillolitas y arenitas rojas (Fotografía 26).

Fotografía 26. Formación Guayabero, sector caño Yarumales, estación EC0734, E: 1037512, N:
775971, Z: 242 m. Areniscas lodosas y limolitas rojizas, con dirección N10ºE/15ºSE. Azimut de la
fotografía 45º

Las areniscas se presentan en capas delgadas a medias, son de grano fino a medio, moderadamente
seleccionadas, granos subredondeados, cementados por sílice, capas ocasionales de lodolitas
arenosas en capas delgadas a medias subtabulares con porcentaje de arena entre 10%-30%, de color
amarillo y con meteorización color rojizo (Fotografía 27). Las capas presentan contactos netos,
paralelos a subparalelos con estratificación fina paralela o cruzada de bajo ángulo. La secuencia
presenta granodecrecimiento a escala media de arenas de grano medio a lodolitas y arcillolitas
(Figura 8).

Fotografía 27. Formación Guayabero, sector caño Yarumales, detalle del afloramiento de la estación
EC0734, E: 1037512, N: 775971, Z: 242 m, lodolitas de color amarillo-rojizas con fuerte oxidación.
Azimut de la fotografía A 60º.

Figura 8. Columna estratigráfica Formación Guayabero, sector caño Yarumales, estación EC0734,
E: 1037512, N: 775971, Z: 242 m

4.4.1.4 Edad y Ambiente

La Formación Guayabero fue depositada por un sistema fluvial sobre una plataforma inestable,
contiene dos asociaciones correlativas: fauna de Rzehakinaepigona y Protobuntoniaspp., del
Paleoceno, las cuales se asignan al Daniense-Selandiense temprano (Navarrete, 1995).
4.4.2 Formación Losada (e6e7lo)

Definida por Van der Hammen & Paba (1959), al describir las colinas orientales del sur de la Serranía
de La Macarena. Las rocas expuestas en esta localidad están compuestas por cuarzoarenitas,
areniscas conglomeráticas y niveles de conglomerados ricos en cuarzo de hasta 2 cm de diámetro,
con estratificación cruzada y buzamientos ~ 8°-10° hacia el ESE. La columna estratigráfica levantada
por los autores en las Mesetas Orientales a lo largo del río Guayabero, enseña un conjunto de
areniscas y conglomerados que suprayacen las lutitas de la Formación Guayabero, las cuales
llamaron informalmente Formación Losada, por los afloramientos que se encuentran cerca de la
desembocadura del caño Losada en el Guayabero. Según el registro compilado de la información
del subsuelo de los pozos Losada S.E-1 (EPIS 2015), se asigna un espesor de 214 metros.

4.4.2.1 Descripción Geológica

Esta unidad se cartografía en una pequeña franja, hacia el costado oeste de Serranía de Macarena
donde configura un monoclinal con buzamientos entre 8º y 12º hacia el ESE. Se trata de una sucesión
cíclica de capas medias principalmente de cuarzoarenitas conglomeráticas de grano medio
subredondeado a subangular, cementadas por sílice y arenitas cuarzosas de grano medio
subredondeado a subangular mal seleccionada con líticos tamaño medio a fino y localmente
lodolitas y arcillolitas. La geometría de las capas es tabular, cuneiforme y lenticular, separadas por
contactos netos, ondulados con estratificación cruzada de ángulo bajo y paleocanales a la base con
estratificación gradada normal. (Fotografía 30).

Fotografía 30. Formación Losada, sector piedemonte de la Serranía de La Macarena, (A) Estación
EC0713, E: 1038656, N: 768463, Z: 256 m. Afloramiento de areniscas conglomeráticas, con clastos
de cuarzo lechoso subredondeados. Azimut de la fotografía 100°. (B) Estación EC0708, E: 1038128,
N: 766198. Areniscas conglomeráticas de grano medio a grueso con clastos de cuarzo lechoso con
zonas de oxidación.

4.4.3 Edad y Ambiente

Paba & Van Der Hammen (1959), indican la presencia de palinomorfos de edad Eoceno Inferior a
Medio en lodolitas intercaladas con areniscas y conglomerados cuarcíticos de la Formación Losada.
En general la secuencia de la Formación Losada muestra formas acanaladas hacia la base de los
estratos, capas cuneiformes de arenita y guijos y granodecrecimiento a pequeña y mediana escala,
características que sugieren condiciones de sedimentación relacionadas con corrientes confinadas
y ríos entrelazados.

4.5 NEOGENO

4.5.1 Formación San Fernando (E3N1n4sf)

Ulloa & Rodríguez (1976) la describen como una serie de arcillas y arcillolitas de color gris (N8) con
intercalaciones de areniscas cuarzosas, de grano medio a grueso, estratificadas en capas muy
gruesas hasta de 3 m de espesor con estratificación cruzada. Dueñas & Van Der Hammen (2007), le
atribuyen a la Formación San Fernando un espesor aproximado de 1.500 metros. El registro
compilado de la información del subsuelo de los pozos Chafurray 1 indica un espesor de 506 metros,
el del pozo Puerto Rico 1.463 metros y el pozo SA-13, 657 metros (EPIS 2015).
4.5.1.1 Descripción Geológica

Esta unidad ocupa una gran extensión en el sector occidental de la Serranía de La Macarena,
especialmente en la subcuenca de La Uribe, en contacto discordante con rocas del Complejo Garzón,
la Formación Macarena y el Grupo Palmichal. Se observan afloramientos de esta unidad bien
expuesta en la margen este del río Guayabero.

Litológicamente consiste en arcillolitas y limolitas de color gris oscuro (N8), crema (10Y 8/2) a rojizas
(5Y 8/4), interestratificadas con capas de hasta 3 metros de espesor de arenitas líticas. La geometría
de las arenitas es de capas tabulares a cuneiformes con estratificación cruzada y tangencial de bajo
ángulo.

En general, los conjuntos presentan sucesiones granodecrecientes completas a mediana escala, de


arenitas de grano medio a arcillolitas (Fotografía 32). Las cuarzoarenitas son de grano medio a fino,
redondeado a subredondeado, con cemento silíceo y escasa matriz lodosa. Las lodolitas y arcillolitas
de color gris oscuro a violáceo presentan materia orgánica y pirita, se encuentran dispuestas en
capas tabulares a convergentes y contactos difusos, paralelos y ondulosos. La estructura interna
más frecuente es la laminación horizontal y tangencial de bajo ángulo (Fotografía 33, Fotografía 34
y Fotografía 35).

Fotografía 32. Formación San Fernando (E3N1n4sf), margen este del río Guayabero, estación
LC1182, E: 1000522, N: 775126, Z: 278 m. Afloramiento de areniscas masivas cuarzosas de grano
medio a fino con cemento silíceo hacia la base con estratificación plana, en contacto neto con
arcillolitas

A lo largo del río Guayabero dentro de la transecta realizada, se presentan buenos afloramientos
con escarpes de 20 a 30 metros de alto, disectados por el río que permiten observar la litología y las
estructuras sedimentarias de la Formación San Fernando.

En la estación CD-1022 se presenta un afloramiento escarpado con 26 metros de alto donde se


observan paquetes heterolíticos con predominio de lodolitas sobre areniscas. Las lodolitas se
disponen en capas delgadas a medias onduladas y masivas, se intercalan con capas de igual
magnitud de cuarzoarenitas finas. Eventualmente se presentan intercalaciones de capas gruesas a
muy gruesas subtabulares y lenticulares de cuarzoarenitas con laminación flaser (Figura 9).

Figura 9. Columna estratigráfica Formación San Fernando. Estación CD-1022, E: 1007570, N: 774024,
Z: 287 m.

Hacia el sector este de la Serranía de La Macarena, la Formación San Fernando se presenta como
una unidad arcillosa, ampliamente extendida, conformando las zonas planas o ligeramente
onduladas de los Llanos Orientales.
Las arcillas y limolitas presentan colores violeta oscuro y violeta claro según la tabla de colores
Munsell (1994), abigarradas, con acumulaciones locales de óxidos de hierro que proporcionan un
color rojo violáceo (Fotografía 36).

La morfología plana o débilmente ondulada y la disposición de las capas horizontales a sub-


horizontales, con pastos y vegetación abundante no permite levantamiento de columnas
estratigráficas por falta de buenas exposiciones.

Los afloramientos se limitan a cortes en los caminos y carreteras veredales y la mayoría de las
muestras corresponden a suelos derivados de secuencias arcillosas. Litológicamente la Formación
San Fernando en la zona de estudio, está constituida por arcillolitas de colores violeta oscuro y
violeta claro, según la tabla de colores Munsell (1994), con abundantes óxidos de hierro. La roca en
general presenta fuerte meteorización que impide definir los planos de estratificación y un buen
desarrollo de suelos.

Fotografía 36. Formación San Fernando, sector-vía que comunica la vereda Yarumales con la vereda
Caño Ánimas. (A) Estación EC0735, E: 1039191, N: 774366, Z: 242 m. Afloramiento de arcillolitas
abigarradas, con oxidación en parches. (B) Estación EC0775, E: 1039091, N: 785521, Z: 269 m,
arcillolitas de color violeta oscuro y violeta claro, muy plásticas

4.5.1.4 Edad y Ambiente

De acuerdo a la revisión de las dataciones palinológicas realizadas en varios pozos de la cuenca de


los Llanos Orientales, Dueñas & Van der Hammen (2007) señalan para esta unidad una edad
Oligoceno-Mioceno Inferior. Análisis palinológicos realizados en este estudio en una arcillolita
(muestra EC0067, plancha 305), reportó la espora Magnastriatitesgtandiosus de ambiente
continental y edad Oligoceno Tardío a Mioceno Inferior. La materia orgánica en los sedimentos
sugiere una fuerte alteración térmica. La muestra APO-0612a, recolectada al noreste, en la plancha
327, arrojó una edad Mioceno Medio con base en el polen Grimsdaleamagnaclavata de ambiente
pantano salobre.

Las características faciales de las arenitas sugieren depósitos en ríos de baja sinuosidad donde la
sedimentación se efectúa por agradación. Las facies arcillosas sugieren condiciones de
sedimentación de baja energía, no confinadas con dominio de sedimentos muy finos en pantanos y
charcas. Se trata en general de una sedimentación por suspensión con esporádica influencia de
tracción, en llanuras aluviales interfluviales y lagunares con influencia deltaica. La presencia de
minerales propios de ambientes anóxicos como pirita y goethita son corrientes en la sucesión
(Fotografía 39).

Fotografía 39. Formación San Fernando, margen este del río Guayabero, estación CD-1037, E:
1017835, N: 768813, Z: 275 m. Afloramiento de 5 m de alto constituido por capas gruesas de
lodolitas de color gris claro y gris claro rojizo con niveles arenosos e intercalaciones esporádicas de
capas delgadas con sulfuros-nódulos de color negro (goethita y pirita muy oxidados).
CUATERNARIO

El cuaternario en la plancha 348 Serranía de La Macarena, está formado por depósitos coluviales,
terrazas aluviales y depósitos aluviales recientes. Estos depósitos cubren y disectan parcialmente a
la Formación San Fernando y a las rocas precámbricas y paleozoicas. Los depósitos no consolidados
de la plancha 348-Serranía de La Macarena, son tanto de origen fluvial como coluvial.

Los depósitos fluviales se encuentran formando terrazas y depósitos aluviales asociados a los cauces
de los ríos Duda, Guayabero y el caño Yarumales, mientras que, los depósitos coluviales se localizan
hacia el oeste de la plancha, en la base del contra-escarpe formado en las rocas sedimentarias que
forman la Serranía de La Macarena y la Falla Macarena Oeste (cubierta) (Figura 10).

Figura 10. Bloque diagrama de la zona correspondiente a la plancha 348 donde se ilustra la
distribución de las unidades geológicas de formación reciente.

4.6.1 Terrazas aluviales (Q1t)

Se encuentran compuestas por niveles gruesos de arenas de color variable entre amarillo y gris, de
grano fino a medio y deleznables, con granos subangulares, y de moderada a buena selección.
También se presentan intercalaciones de arcillas abigarradas, y algunos niveles de gravas, tamaño
guijo, compuestas por cuarzo hialino, lechoso, y líticos de rocas metamórficas. Los depósitos
presentan una incipiente estratificación e imbricación hacia el norte y noreste. El depósito que fue
cartografiado al suroeste corresponde a depósitos distales de abanicos aluviales de los ríos
Guayabero y Duda.

4.6.2 Depósitos aluviales (Q2al)

Conformado por gravas tamaño guijos y guijarros de cuarzo lechoso, clastos de areniscas y líticos en
matriz arenosa, depositados principalmente por los ríos Duda y Guayabero y pequeños afluentes
como caño Cafra, entre otros. En general, se trata de depósitos torrenciales de bloques y cantos
redondeados y angulosos, matriz y clasto soportados en algunos sectores; la matriz es areno
arcillosa.

En otros sectores estos depósitos se encuentran compuestos por niveles de arenas de grano fino a
grueso, con colores gris a blanco, formados por granos subangulares, mal seleccionados, e
interestratificados con niveles de gravas. Normalmente presentan una topografía plana y las
mayores zonas de cultivos se encuentran asociadas a estos depósitos. (Fotografía 40).

Fotografía 40. (A) Depósitos aluviales, sector del río Guayabero, estación CD-1045, E: 1015415, N:
765994, Z: 269 m. Depósitos aluviales en la margen este formado por gravas y cantos cubiertos por
arcillas y limos. Azimut de la fotografía 270º. (B) Detalle del conglomerado clasto-soportado.

4.6.3 Depósitos coluviales y derrubios de ladera (Q2co)

Estos depósitos se encuentran hacia el oeste del área de estudio, acumulados en la base y ladera
del contra-escarpe que forman las rocas sedimentarias de las formaciones Angosturas y Macarena
contra la Falla Macarena Oeste (falla cubierta). Están compuestos por clastos angulosos de
cuarzoarenitas de diferentes tamaños, caóticos debido al poco transporte, ya que se han acumulado
predominantemente por efecto de la gravedad y no por transporte de agua. Este es el único
depósito coluvial con las dimensiones para ser cartografiable a escala 1:100.000 en la plancha 348
(Fotografía 41).

Fotografía 41. Depósitos coluviales, sector vía Cubarral, vereda El Vergel, E: 1023100, N: 912309, Z:
813 m. Plancha 285 estación APN-0427.