Sei sulla pagina 1di 1

LA ADORACIÓN ABRE LOS CIELOS , Apocalipsis 4:1

“he aquí una puerta abierta en el cielo”, recordemos que cuando Jesús se bautizó: “y orando,
el cielo se abrió, y descendió el Espíritu Santo sobre él”, Lucas 3:21. también en tiempos de
Elías el cielo fue cerrado por tres años y medio y no hubo lluvia, y luego Elías oró y el cielo
dio lluvia… 1Rey 17,18 también dice: “traed los diezmos… y abriré las ventanas de los cielos
y derramaré bendición hasta que sobreabunde”. Mal 3:10. La adoración prepara el ambiente
para que su presencia se manifieste. La adoración invita a Dios a usar su ilimitado poder en
el contexto de nuestros limitados recursos y circunstancias

Dice: “estaba en el Espíritu”, el Espíritu Santo nos conduce al trono, nos hace mucho más
conscientes de las cosas eternas, Pablo lo dijo: Col 3:1-2 “si, habéis resucitado con Cristo,
buscad las cosas de arriba, donde está Cristo sentado a la diestra de Dios. Poned la mira en
las cosas de arriba, no en las de la tierra”. Ante el trono celestial hay continua adoración.

Dios está buscando adoradores, corazones con hambre de Dios, con un apasionado deseo
de conocerle, y él responderá manifestándose en la intimidad de tu adoración, él te hablará,
los cielos se abrirán y el Espíritu Santo vendrá sobre ti de manera muy especial, conocerás
los secretos y diseños de Dios y entenderás con mayor plenitud el precio que Jesús pago por
ti.
¿Tu adoración es en el Espíritu, que has llegado al trono de Dios?

El trabajo del Adorador profetico es:


 Identificar que su realidad es contraria el diseño celestial. Muchas personas no saben
diferenciar la “realidad humana” de la verdad eterna del Padre y tienden a aceptar en sus
vidas situaciones que no avalan las escrituras. El aceptar una realidad o un anti diseño
provoca que esa realidad se convierta en una cárcel generacional que será transmitida a la
próxima generación.

 Abrir la “brecha” accionando proféticamente. La acción que el adorador genere en


contra de esa realidad antagónica al diseño es lo que permite que la brecha espiritual se
abra. Generalmente se abre con la proclama de cuál es la voluntad del Eterno pero esto
puede variar según la realidad a la que se esté enfrentando.

 Someterse a la estrategia que le revele Jehová. Una vez que el adorador profético abre
la brecha, el Señor le revelará la estrategia que debe seguir. El sometimiento a esas
directrices es lo único que le asegurará que la brecha se mantenga abierta y que Jehová
pelee en contra de los enemigos.
Ejemplos: Moisés contra Amalec, la toma de Jericó, Josue 6:etc.

2 Samuel 5:19-25 David el adorador derrota de los filisteos.”

 Sostenerse en la brecha hasta que la realidad sea ajustada al diseño divino.


Éxodo 17:10-13 “Y sucedió que mientras Moisés tenía en alto sus brazos, vencía Israel, pero
cuando él bajaba sus brazos, vencía Amalec. Y como los brazos de Moisés se entumecieran,
tomaron una piedra, se la pusieron debajo, y se sentó sobre ella. Y Aarón y Hur le sostenían
los brazos, uno por un lado y el otro por otro. Así tuvo firmeza en sus brazos hasta que se
puso el sol. Y Josué deshizo a Amalec y a su pueblo a filo de espada”