Sei sulla pagina 1di 23

Universidad privada del norte

Laureate International Universities

FACULTAD DE DERECHO Y CIENCIAS POLÍTICAS

Metodología para la investigación

“CRIMINALIDAD DE LA MUJER EN CAJAMARCA”

Alumnos:
 Bazán Villanueva, Jhonatan Carlos
 De la cruz Vargas, Elmer
 Pizan Moreno, Joel
 Vásquez Bueno, Jhon Fredy
 Vásquez Gallardo, Wily

Docente:
Cueva Chávez Pablo Juan

Cajamarca – Perú
Criminalidad de la mujer en Cajamarca

CRIMINALIDAD DE LA MUJER EN CAJAMARCA

Realidad problemática.

El bajo nivel de delincuencia femenina en relación con el de los hombres es universalmente


reconocido por todos los criminólogos. Éstos concluyen que las mujeres son siempre y en
todo lugar menos propensas que los hombres a cometer actos delictivos.

Romero (2003), Sánchez (2004), Antony (2007) manifiestan que:

Son escasos los estudios sistematizados que den razones acerca de la evolución

de la delincuencia femenina. Más aún, la bibliografía criminológica usual en esta

parte de América no hace referencia a posiciones o teorías que expliquen la

situación de la mujer en relación con las desviaciones sociales. Esta falta de

sistematización que permita conocer más profundamente sobre esta temática es

consecuencia de la marginalización que se ha hecho de los estudios e

investigaciones sobre la mujer, por considerarlos muy particularizados o

inaplicables a la población desviante general.

De los resultados obtenidos por Sánchez, 2004; Heimer y Kruttschnitt, 2006; Barak,
Leighton y Flavin, 2010. Citados por Gonzales Reyes P. (2009) se concluye que:

El involucramiento de las mujeres en las actividades delictivas fue un tema casi


inexistente en las disciplinas de las ciencias sociales. A partir de la década de
1970, empezó a surgir principalmente en los países anglosajones una significativa
producción bibliográfica sobre la criminalidad femenina y un creciente interés por
desentrañar las complejas relaciones entre género y delito.

Pág. 1
Bazán Villanueva, J; De la Cruz Vargas, E; Pizan Moreno, J; Vásquez Bueno, J; Vásquez Gallardo, W.
Criminalidad de la mujer en Cajamarca
“En el caso de américa latina los estudios sistematizados sobre la evolución de la
delincuencia femenina son aun limitados, la escases de literatura sobre criminalidad de las
mujeres evidencia el carácter marginal en el que se sitúa a la mujer como partícipe de la
delincuencia” (Romero 2003, Sánchez 2004, Anthony 2007).

Titus Reid (2009) manifiesta lo siguiente: muchas de las conductas que realizaba la mujer
quedaban exentas de la reacción jurídico penal. Por ejemplo, el maltrato de menores se
consideraba aparte del derecho a la corrección de los hijos, el robo con arrepentimiento de
la mujer y la devolución del objeto robado dejaba impune su ilícito. Esta emergente
perspectiva de la criminología feminista va más allá de explicar solamente la criminalidad
de las mujeres, el tratamiento que reciben las mujeres de parte de los sistemas de justicia
penal, así como la sensibilización de la manera en que las victimas femeninas de violación
y otros delitos sexuales han sido tratados por la policía, fiscales y jueces.

INPE, (2015) manifiesta que resulta importante remarcar el valor que la educación tiene
como parte decisiva del tratamiento, especialmente para los internos jóvenes y primarios.
La predominancia de la educación técnica obedece a que concede al interno la ventaja de
adiestrarse en un oficio/labor y generar un beneficio económico al vender sus productos;
este enfoque teórico-práctico resulta netamente útil a corto y largo plazo, pues el interno
logra cierta independencia económica en prisión (trasladable incluso a su familia), además
de aplicar lo aprendido cuando recupere su libertad.

Justificación del problema.

El problema elegido esta enlazado con el objetivo de entender el fenómeno de la


delincuencia por las mujeres recluidas en el penal de Huacariz-Cajamarca dentro del
dinamismo social actual. La criminalidad en las mujeres es una realidad muy amplia y muy
compleja de estudiar en su totalidad. Por ello, nos vemos en la necesidad de restringir la
misma hacia un ámbito determinado y en un espacio-temporal concreto.

La elección de este problema ha sido, principalmente, porque es un tema olvidado, ya que


se tienen muchos estudios sobre delincuencia masculina, pero es bastante difícil encontrar
investigaciones o trabajos sobre mujeres delincuentes. Es importante indicar que la
criminalidad femenina ha tomado realce al incrementarse en nuestra sociedad su

Pág. 2
Bazán Villanueva, J; De la Cruz Vargas, E; Pizan Moreno, J; Vásquez Bueno, J; Vásquez Gallardo, W.
Criminalidad de la mujer en Cajamarca
participación. Sin embargo hacemos hincapié en la desigualdad de género existente aún
en nuestra sociedad y por lo tanto también se traslada a la criminalidad. Se ha elegido este
tema para reflexionar sobre la posición que viene ocupando el accionar de la mujer en la
esfera delictiva.

Es importante conocer el porqué del incremento de la participación de mujeres en la


actividad criminal, cuales son las causas y la influencia de otros agentes en la participación
de actos delictivos

La presente investigación ayudará a analizar una realidad secundada por diversos factores
propios y ajenos al status de la mujer en el derecho y la sociedad, que coadyuvaran a
comprender al poco estudiado tema de participación en la actividad delictiva por parte de
la mujer; además, para conocer cuáles son los factores sociodemográficos que facilitan el
accionar delictivo de las mujeres, qué actividades realizan, cuáles son las causas y las
posibilidades de explicar el incremento criminal.

Limitaciones

La presente investigación se realiza en el penal de Huacariz departamento de Cajamarca-


Perú 2016 y tuvo como limitación el siguiente aspecto.

A nivel de:

R. técnico, materiales y equipos: al no contar con estudios suficientes de temas


relacionados con la criminalidad femenina

Formulación del problema:

¿Cuáles son los factores sociodemográficos que influyen en la criminalidad de las mujeres
recluidas en el penal de Huacariz - Cajamarca 2016?

Objetivo general:

 identificar los principales factores sociodemográficos que influyen en la


criminalidad de las mujeres recluidas en el penal de Huacariz – Cajamarca 2016.

Pág. 3
Bazán Villanueva, J; De la Cruz Vargas, E; Pizan Moreno, J; Vásquez Bueno, J; Vásquez Gallardo, W.
Criminalidad de la mujer en Cajamarca
Objetivos específicos:

 Establecer los factores sociodemográficos de las mujeres que han delinquido y han
sido recluidas en el penal de Huacariz Cajamarca.
 Identificar los delitos por los que fueron condenadas las mujeres recluidas en el
penal Huacariz - Cajamarca.

Antecedentes

Duran, L (s.f) explica que la criminalidad de la mujer se ha ignorado por la Criminología,


teniendo como razón principal el reducido número de población femenina, motivo por el
cual se ha dado esta invisibilidad de las mujeres en los estudios sobre el crimen. A finales
del siglo XIX, principios y mediados del siglo XX, sólo un pequeño número de escritos
hablaron de este tema. Todos coincidían en buscar diferencias entre las mujeres
delincuentes y las no delincuentes. Como resultados se identifican dos clases de mujeres:
las mujeres buenas y las mujeres malas. Alrededor de esta asunción se asumía también
que “el crimen era resultado de la voluntad individual, de una elección individual”; por lo
tanto, las mujeres eran libres para elegir la no delincuencia, invalidando la influencia del
mundo social, económico y político.

Nieto, R (2013) afirma que en la antigüedad la mayoría de mujeres sufría castigo penal a
causa de delitos relacionados con el adulterio, la prostitución, homosexualismo,
alcoholismo, el abandono de hogar, el aborto, todo esto se ha ido modificando con el paso
del tiempo, debido a cambios en el sistema jurídico lo que antes era punible ahora no lo
es.

Por años, la criminalidad ha sido una gran piedra en el zapato de la humanidad. La mayoría
de estos delitos suelen ser cometidos por hombres; sin embargo, en un número menor,
pero no menos importante, son mujeres las que participan en tales eventos delictivos, por
diferentes motivos.

Por otra creemos que el fenómeno de empobrecimiento contribuye a la criminalidad, la


relación entre la mujer y el crimen están ligadas a condiciones sociales y sexuales. Los
delitos del hombre son motivados por la pobreza por un agravio previo, en cambio las
mujeres los comete por desequilibrios mentales [las cursivas son mías].

Pág. 4
Bazán Villanueva, J; De la Cruz Vargas, E; Pizan Moreno, J; Vásquez Bueno, J; Vásquez Gallardo, W.
Criminalidad de la mujer en Cajamarca

Cesar Lombroso (1903-1920). En “The female ofender” postula que la delincuencia


femenina es una tendencia inherente a las mujeres, que en efecto no habían evolucionado
apropiadamente hacia mujeres femeninas con refinamientos morales.

Gonzales Reyes P (2009) cita la afirmación de Romero (2003) según la cual estos crímenes
han existido desde los comienzos de la humanidad; aunque en manera reducida en
comparación con los que comete el hombre. No obstante, al pasar los años, el rol de la
mujer ha ido cambiando de acuerdo a las circunstancias históricas y por ello también su
papel en el rol criminal. En efecto, se tiene que en estos años las mujeres se han
involucrado en nuevas actividades delictivas tales como secuestro, extorción, así como
delitos contra la vida el cuerpo y la salud, la reflexión a que nos lleva estos cambios podría
adentrarnos a un campo plagado de prejuicios ideológicos producto de concepciones
equivocadas de la manera de ser la mujer y que no explican las realidades que viven las
mujeres inmersas en actividades delictivas.

Operacionalización de variables.
FACTOR
COS
MOGRÁFI
SOCIODE
ES

Definición conceptual Dimensiones Indicadores Instrumento


de
investigación

Pág. 5
Bazán Villanueva, J; De la Cruz Vargas, E; Pizan Moreno, J; Vásquez Bueno, J; Vásquez Gallardo, W.
Criminalidad de la mujer en Cajamarca

ENCUESTA SOCIODEMOGRAFICA
-Procedencia

-Edad.

-Número de
hijos

-Número de
Son características
hermanos.
sociales, culturales,
Demográficos
demográficas y
-Grado de
económicas asignadas a
instrucción.
las personas y permiten
ubicarlas en el plano -Estado civil.
Social y
social. cultural -Confesión
religiosa.

-Ingresos
económicos:
Económico
-Ocupación

Marco teórico

Ocupación del interno antes del ingreso al penal.

El estudio de criminalidad demuestra que los internos en condición de profesionales antes


de su ingreso al establecimiento penitenciario llegarían a 1,771. Así tenemos que el 33.7%
que representan un total de 597 internos pertenecieron a las fuerzas armadas y policiales;
el 26% representa un total de 461 internos que son profesores; y el restante 40.3%
equivalente a 713 internos entre otros profesionales (médicos, ingenieros, arquitectos,
abogados, economistas y otros). Asimismo, quienes ejercían carreras técnicas antes de su
ingreso al establecimiento son 1,945 privados de libertad: el 29.9% equivalente a 556
internos son mecánicos, el 15.4% (que representa un total de 328 internos que son
electricistas. Los internos que antes de ingreso al sistema penitenciario se desempeñaron
en otros oficios congregan 66,790 personas: el 28.8% equivalente a 22,838 internos eran
obreros, el 15.4% que hace un total de 10,306 internos se dedicaron a la agricultura, el
15.2% que equivale a 10,173 internos se desempeñaron como conductores de vehículos
y el 11.6% que equivale a 7,752 internos laboraron como comerciantes. Este indicador

Pág. 6
Bazán Villanueva, J; De la Cruz Vargas, E; Pizan Moreno, J; Vásquez Bueno, J; Vásquez Gallardo, W.
Criminalidad de la mujer en Cajamarca
brindará datos importantes para proponer políticas de tratamiento en el área de trabajo
penitenciario, en especial los programas de capacitación técnico-productiva para los
privados de libertad que no cuentan con oficio e impulsar políticas públicas de apertura a
las empresas privadas, a fin de que contraten a los que egresen del penal, logren obtener
un puesto de trabajo y se inserten a la sociedad.

Tendencia a la criminalidad por parte de las mujeres.

En la historia se pueden encontrar los primeros estudios criminológicos sobre este tipo de
casos. Uno ellos se remonta hacia finales del siglo XIX (1899), cuando el médico Cesare
Lombroso indagó sobre la tendencia a la criminalidad por parte de las mujeres de diversos
perfiles.

Gonzales Hernández, M et al. (2008) han demostrado que el resultado de los estudios de
Lombroso indicó que las mujeres asesinas tienden a tener más características
degenerativas; ya que en sus crímenes, ellas demuestran una crueldad excesiva aplicada
a algún tipo de tortura que imputan sobre sus víctimas. Además, muestran un bajo control
de sus impulsos y sentimientos profundos: esto es el reflejo que ellas tienen como una
forma de reacción contra la resistencia y los obstáculos de la vida.

Lombroso, también planteo tipos de criminales, por ejemplo: el criminal ocasional: mujeres
que no poseen rasgos degenerativos y son moralmente iguales a las mujeres no criminales,
comúnmente comenten el delito inducidas por un hombre (el cual suele ser su amante).

Según Proal citado por Dolores Serrano y Vásquez Gonzales. (2012). Considera que el
hecho de que la mujer cometiera menos delitos que el hombre se debía a que la mujer era
superior al hombre moralmente. Por otro lado, Vean comparando los cerebros de distintas
razas, de hombres y mujeres, llegó a la conclusión de que la mujer poseería una
inteligencia inferior a la del hombre, teoría que por razones obvias no es cierta.

Creemos que la relación entre la mujer y el crimen están ligadas a condiciones sociales y
sexuales. Para nosotros los delitos del hombre son motivados por la pobreza o por un
agravio previo en cambio la mujer los comete por desequilibrios mentales. [Las cursivas
son mías].

Pág. 7
Bazán Villanueva, J; De la Cruz Vargas, E; Pizan Moreno, J; Vásquez Bueno, J; Vásquez Gallardo, W.
Criminalidad de la mujer en Cajamarca
Factores y teorías socioeconómicos condicionantes en la criminalidad de la
mujer.

Pobreza y Delito.

Proleón Ponce, Gustavo J (2015) considera que la insuficiencia de medios económicos con
que cubrir las necesidades, sobre todo si son elementales, ha sido comúnmente acusada
de aumentar el número de delitos y de conductas antisociales en general. La desproporción
entre lo que se necesita y la capacidad para alcanzarlo tiene consecuencia s mucho más
complicadas que las que se podría pensar en un primer momento. La pobreza relativa se
da en quienes tienen lo suficiente para mantener su vida, pero sienten que hay un abismo
entre lo que poseen y lo que desearían poseer; la codicia es entonces el impulso principal
para cometer delitos. Esta situación es particularmente notoria hoy, en una sociedad
consumista, en que la propaganda impresiona mucho y en que cada uno quiere tener y
aparentar más que los otros.

Crisis económica y delito.

Proleón Ponce, Gustavo J (2015) manifiesta que es natural y explicable que las
necesidades primarias urgentes conduzcan a muchos a cometer delitos de los cuales, de
otro modo, se hubieran mantenido alejados. En relación con estos fenómenos y
tentaciones, hay que observar que parece más peligrosa que la pobreza continuada, la que
se presenta como consecuencia de cambios bruscos, sobre todo en sectores sociales
enteros que estaban acostumbrados a ciertos bienestares. Lugar preferente merecen las
repercusiones psicológicas de la crisis. Los obreros parados se vuelven nerviosos,
irritables, prontos a la reacción violenta o totalmente abatidos; pero aún en el abatimiento,
y a través de mecanismos fáciles de comprender, suelen presentarse momentos
explosivos; se despiertan sentimientos de repudio hacia la sociedad; el padre y el marido
pierden su autoridad de tales, toda vez que no pueden cumplir sus funciones de
mantenedores del hogar; los suelen separarse, mientras uno busca trabajo lejos del hogar;
éste se coloca en vías de deshacerse, porque los hijos se lanzan a la calle, donde integran
pandillas infantiles y juveniles dedicadas a robar para obtener lo que el hogar no les da.

La forma de socialización es distinta en los hombres que en las mujeres y también es


diferente dependiendo la clase social. Ambos presentan características diferentes, por
ejemplo: la mujer es supervisada más de cerca que el hombre por la familia, se las educa
para ser sumisas y pasivas, mientras que a los del género masculino se les socializa para
que sean más independientes, agresivos, ambiciosos y luchadores. Por este motivo, los

Pág. 8
Bazán Villanueva, J; De la Cruz Vargas, E; Pizan Moreno, J; Vásquez Bueno, J; Vásquez Gallardo, W.
Criminalidad de la mujer en Cajamarca
delitos que comete la mujer se dan con menor violencia a comparación de los hombres.
[Las cursivas son mías].

Teoría del rol.

Dolores Serrano y Vásquez Gonzales (2012) manifiestan al respecto que: “Estos tienen
como objetivo la socialización que difiere entre hombres y mujeres a la hora de desempañar
sus respectivos roles y por lo tanto de explicar su conducta”. (p 11)

Dolores Serrano y Vásquez Gonzales (2012) “La explicación del estudio de la delincuencia
femenina e investigada desde el punto de la diferenciación social de los roles sexuales es
uno de los primeros intentos de analizar el fenómeno de la delincuencia femenina en
términos distintos a los enfoques biológicos y psicológicos”. (p. 10)

Existen dos estudios que explican el comportamiento de la mujer delincuente con respecto
al rol:

Dolores Serrano y Vásquez Gonzales (2012) Teoría de la reversión del rol: “Estos estudios
consideran que la mujer, como consecuencia de su ruptura con su rol sexual tradicional,
poco a poco ira aproximando su delincuencia al prototipo de la masculina, virilizando y
asumiendo el rol del hombre”. (p. 11)

Teoría de la convergencia de roles:

Dolores Serrano y Vásquez Gonzales (2012) “Tendrían en cuenta que la similitud entre
criminalidad masculina y femenina se debería a una aproximación entre ambos roles: una
masculinización de los roles femeninos y una feminización de los roles masculinos”. (p.12)

Teoría de la igualdad de oportunidades.

Dolores Serrano y Vásquez Gonzales (2012). “Esta teoría toma como punto de estudio la
discriminación que existe hacia la mujer por parte de una sociedad machista y a raíz de
esto es también que se encuentran faltas de oportunidades para la mujer de delinquir con
respecto al hombre”. (p.12)

Pág. 9
Bazán Villanueva, J; De la Cruz Vargas, E; Pizan Moreno, J; Vásquez Bueno, J; Vásquez Gallardo, W.
Criminalidad de la mujer en Cajamarca
Por lo tanto en el momento en el que la mujer incursiona o cumple un papel de igualdad de
oportunidades que el hombre, se suponía que también se presentarían más probabilidades
que ésta pueda delinquir, sin embargo esto no ocurre porque el acceso de la mujer al
mundo laboral no da como resultado que ésta cometa la misma cantidad de delitos o de la
misma gravedad que los varones.

Teoría Estructural Funcionalista de la Anomia y la Criminalidad:

Según Emilie Durkheim (1893) demostró que el comportamiento desviado es un factor


necesario y útil del equilibrio y del desarrollo sociocultural. La anomia o anomía, es el mal
que sufre una sociedad a causa de la ausencia de reglas morales y jurídicas, ausencia que
se debe al desequilibrio económico o al debilitamiento de sus instituciones, y que implica
un bajo grado de integración. La anomia es mayor cuando los vínculos que unen a los
individuos con los grupos sociales o colectividades no son fuertes ni constantes.

En ``Las Reglas del Método Sociológico´´, observó que el fenómeno criminal, se halla en
toda sociedad, pues está ligado a las condiciones de la vida colectiva. El delito forma parte
de la fisiología de la vida social y no de la patología.

Posteriormente se ha demostrado que Merton (1949) continuó los trabajos de Durkheim en


relación a los conceptos de anomia y destacó cómo las estructuras sociales ejercen una
presión definida sobre ciertas personas de una sociedad para que manifiesten una
conducta inconformista, ya que la comunidad presiona al individuo para tal conducta
desviada, porque la misma sociedad no le brinda los medios para alcanzar las metas
sociales.

Criminalidad de género: la perspectiva feminista

En la actualidad, las mujeres desempeñan los mismos roles o trabajos que los hombres;
sin embargo, en cuanto a la criminalidad femenina, hay un bajo índice de ésta comparado
a la que realiza el hombre: ¿por qué?, ¿cuál es el móvil o elemento que los diferencia?
[Las cursivas son mías].

Dolores Serrano y Vásquez Gonzales (2012) consideran que pesar que en un primer
momento se piense que deba existir algún rasgo biológico o de personalidad femenina que
las diferencie de la criminalidad masculina; lo cierto es que no lo hay, pues lo único que se
puede notar son las diferencias cuantitativas (estadísticas) y no las cualitativas. Ello a pesar
de tener la misma base para incurrir en delitos que los hombres: fracaso escolar, el control
social y la falta de oportunidades para integrarse a la sociedad.

Pág. 10
Bazán Villanueva, J; De la Cruz Vargas, E; Pizan Moreno, J; Vásquez Bueno, J; Vásquez Gallardo, W.
Criminalidad de la mujer en Cajamarca

Al analizar la criminalidad femenina tenemos que tener en cuenta una pluralidad de factores
que nos permitan estudiarla y distinguirla de la criminalidad masculina, pues las diferencias
entre las mismas son algo más que por la igualdad de oportunidades, pues del análisis de
la delincuencia en los últimos años, hemos podido comprobar que, a pesar de la igualdad
entre hombres y mujeres en los ámbitos educativo, laboral y social, el volumen de la
criminalidad femenina no se ha igualado a la masculina.

Dolores Serrano y Vásquez Gonzales (2012) afirman que:

Sin embargo, esa misma socialización actualmente, por los roles, ámbitos de vida

social y laboral; se ha modificado a tal punto que ha cambiado de alguna manera

a la delincuencia femenina; pues ahora ésta ha aumentado en su participación en

faltas contra la salud pública, tráfico ilegal de drogas y delitos violentos. No

obstante, la criminalidad de la mujer no ha podido igualar a la del hombre; a pesar

de que ambos gocen de paridad en ámbitos laborales, educativos y sociales.

(p.18)

Por eso, en este trabajo, la perspectiva para estudiar la delincuencia femenina se dará a
través del análisis del papel o rol que cumple la mujer en la sociedad actual y del nuevo
estatus que ejercerse en la misma. La delincuencia femenina, en el siglo veintiuno, la
tendremos que analizar pues, teniendo en cuenta el papel que desempeña la mujer
actualmente y conforme al status que ejerce en la sociedad.

Tipos de criminalidad femenina.

Criminalidad TÍPICA: Abarca los delitos cometidos exclusivamente por mujeres:

El aborto. Lo encontramos en el libro segundo de la parte especial y capitulo II artículo


114 del código penal. El aborto consiste en la interrupción del embarazo produciendo de
ese modo la muerte del feto, ya sea dentro del seno materno o por medio de la expulsión
anticipada del mismo. El bien jurídico protegido a través de este tipo penal es la vida del

Pág. 11
Bazán Villanueva, J; De la Cruz Vargas, E; Pizan Moreno, J; Vásquez Bueno, J; Vásquez Gallardo, W.
Criminalidad de la mujer en Cajamarca
feto, la cual es defendida desde el instante mismo de su concepción (fecundación del óvulo
por el espermatozoide) [las cursivas son mías].

Infanticidio. Lo encontramos previsto el libro segundo capítulo I artículo 110 del código
penal. Este tipo penal, que sanciona el delito de infanticidio, adquiere importancia, en que
delimita con la frase “durante el parto” el momento del inicio de la protección de la vida
humana independiente en nuestro ordenamiento jurídico, el bien jurídico protegido por el
delito de infanticidio lo constituye la vida humana independiente, entendida como aquella
que no necesita mecanismo artificial para desarrollarse y desenvolverse en este mundo.
Esto es, desde el momento en que el individuo trata o mejor dicho intenta, en forma natural,
salir del vientre de la madre hacia adelante. El ilícito penal se configura cuando la madre
ocasiona, ya sea por acción u omisión, la muerte dolosa del producto de su gestación
durante o en circunstancias del parto, o cuando se encuentre bajo los efectos del estado
puerperal. Un ejemplo de infanticidio por omisión sería el supuesto en el que la madre deja
de amamantar a su hijo. [Las cursivas son mías]

Homicidios cometidos por el cónyuge. Normalmente están motivados a una historia


de violencia acumulada en los cuales la víctima pasa de ser la víctima para convertirse en
victimario.

Hurtos en los supermercados. El delito de hurto está previsto el artículo 185 del código
penal consistente en un acto de apoderamiento, que como conducta típica supone un
comportamiento propio y activo de desplazamiento físico de la cosa mueble, desde
el patrimonio del sujeto pasivo al del autor, obteniendo una mínima disponibilidad de la
cosa como si fuera dueño, aunque sea una posibilidad abstracta, consumándose
el delito con la aprehensión de la res furtiva, con desposesión del dueño y
con adquisición de la posesión, con disponibilidad de disfrute, aunque sea mínima,
eventual o fugaz. [Las cursivas son mías].

Prostitución. La prostitución consiste en la venta de servicios sexuales a cambio


de dinero u otro tipo de retribución, la prostitución es uno de los trabajos y fenómenos
sociales que da respuesta al deseo sexual del ser humano, y, en muchos casos, también
a la necesidad de afecto y comprensión, buscando un alivio a la soledad y a la
incomunicación, principalmente hoy día en las grandes ciudades. [Las cursivas son mías].

Pág. 12
Bazán Villanueva, J; De la Cruz Vargas, E; Pizan Moreno, J; Vásquez Bueno, J; Vásquez Gallardo, W.
Criminalidad de la mujer en Cajamarca
Criminalidad femenina moderna: Hoy en día la criminalidad femenina llega hasta el
punto de cometer delitos debido a los cambios en el rol, ha cambiado la manera y forma
de delinquir, puede superar a un hombre, varia la criminalidad, delitos como:

 Robo
 Homicidio
 Tráficos de drogas
 Estructuras mafiosas
 Familias del crimen organizado

Diferencia entre mujeres y hombres:

Dolores Serrano y Vásquez Gonzales (2012). Han demostrado que una de las diferencias
es que la mujer criminal (que está en un nivel menor) comienza a actuar como cómplices,
es decir es usada como señuelo para atraer a la víctima, y son los hombres criminales los
que realizan directamente la acción No obstante, aprenden el actuar delictivo; más
adelante puede cambiar de una simple cómplice a autora del delito. Otro factor que
interviene es la envidia que pueda sentir la mujer, los tipos de caso que se pueden dar son:
dentro de su familia, la atención que puedan recibir otros miembros de esta puede llevar a
la mujer a sentirse rechazada y por lo tanto la hará sufrir de depresión y podría generar el
odio.

Pero sin duda, son los crímenes de pareja los más constantes y cometidos por mujeres, ya
que algunas al ser engañadas por su pareja toman decisiones en el momento y sin pensar
realizan los crímenes. Por lo tanto pueden llegar a asesinar no solo a su pareja sino también
a la persona con la que tiene otra relación.

Factores y teorías de la criminalidad femenina

Lo que no ha conseguido explicar ninguna de las teorías criminológicas es el porqué de la


diferencia cuantitativa tan acusada entre la delincuencia femenina y masculina. Así, entre
los principales factores tenemos el medio ambiente sociocultural, al respecto cabe
considerar el acto criminal como una respuesta de ciertos individuos a los estímulos
modulados por la organización social. Ya sea la familia, el hábitat urbano o rural o el origen
étnico, siempre se trata de influencias que se ejercen de un modo selectivo sobre las
personas que componen una colectividad, en el presente caso las mujeres no están ajenas
a ésta realidad.

Pág. 13
Bazán Villanueva, J; De la Cruz Vargas, E; Pizan Moreno, J; Vásquez Bueno, J; Vásquez Gallardo, W.
Criminalidad de la mujer en Cajamarca

Carlos Aramburu y Carlos Figueroa (2002) citados por Cristóbal, E; Gonzales, J; y Quispe,
A (2012) consideran que:

Es posible deducir que la exclusión social tiene un impacto no sólo en el nivel de

vida o la calidad de vida de las personas que pertenecen a una sociedad que los

margina, sino que también tendrá un efecto psicológico sobre las mismas. Estas

personas sienten que no pertenecen a la sociedad y que incluso es ella misma la

que no les permite ingresar y/o no les interesa incluirlos. Por este motivo se dice

que la exclusión social va más allá del término pobreza, y se refiere más bien al

sentimiento de marginación. (pág. 46)

Creemos que uno de los factores importantes que tienen probabilidad de poner en marcha
el mecanismo que puede llevar a una mujer a ser delincuente, es la baja categoría en el
sistema de las clases sociales, la deficiencia en la educación, la pobreza, un ambiente
familiar inadecuado o perturbado, la residencia en un mal vecindario y la pertenencia a una
familia numerosa. [Las cursivas son mías].

Entre las teorías más conocidas que intentan explicar la desproporción cuantitativa que
siempre ha existido entre la criminalidad masculina y la femenina son:

Teorías biológicas

Teorías basadas en la inferioridad física de las mujeres: Fue muy criticada y se


consideró absurda. Autores como César Lombroso. (1899). Estudiaron la delincuencia
femenina y elaboró diferentes perfiles de mujeres delincuentes teniendo en cuenta
características fisiológicas y alguna psicológica. Su obra fue muy criticada ya que rasgos
físicos que asociaba a mujeres delincuentes también los tenían mujeres no delincuentes.
Sin embargo, hubo otros autores que siguieron compartiendo sus ideas.

Pág. 14
Bazán Villanueva, J; De la Cruz Vargas, E; Pizan Moreno, J; Vásquez Bueno, J; Vásquez Gallardo, W.
Criminalidad de la mujer en Cajamarca
Teorías neurobiológicas. Los Factores Biológicos son importantes ya que mediante
estos es más probable que un individuo este predispuesto a comportarse de manera
agresiva o violenta.

Para explicar mejor el grado de violencia, se detalla lo siguiente:

Nuestro grado de impulsividad tiene que ver en parte, del nivel de serotonina en el cerebro.

Nuestro grado de agresividad depende del nivel de testosterona en circulación en los


varones. [las cursivas son mías].

Dolores Serrano y Vásquez Gonzales (2012) demostraron que en el ámbito que relaciona
la delincuencia con el desarrollo sexual, se explica a través de un carácter endocrino que
el fenómeno delictivo difiere entre hombres y mujeres, por ejemplo, Gray afirma que el
hombre posee más agresividad con respecto a la mujer, y esto se debe a que el hombre
posee más hormonas andrógenos además de la muy conocida testosterona, la cual es muy
influyente en la agresividad. Las hormonas femeninas en cambio segregan estrógenos y
progesterona, los cuales generan un comportamiento menos agresivo, sin embargo la
mujer delincuente es más depresiva debido a que como la mayoría de las mujeres realiza
labores como ser ama de casa, crianza y educación de los hijos, etc. Lo cual la lleva a sufrir
inhibiciones de acciones que la dejan en ese estado.

Departamento de Psicología de la Salud de la Universidad de Alicante (2007). Los motivos


del asesino en serie.

Asimismo se han venido haciendo investigaciones, donde se sabe que las raíces

de la violencia episódica están en la neurobiología y son el resultado de

disfunciones cerebrales. La paleopsicología, nos explica otra manera del

comportamiento agresivo, en la que la regresión a un nivel de funcionamiento más

primitivo anula el poder de socialización. Todas estas personas no pueden

controlarse, es por ello que actúan por su propia fuerza interior, la cual es innata

e irresistible. Carecen de poder inhibir su comportamiento, ya que cuando

cometen sus crimines se vuelven como primitivos. En cierto sentido estos

individuos se convierten en “victimas” de sus propios impulsos porque no pueden

controlarlos, y también debido a una difusión neurobiológica. (pág. 5)

Pág. 15
Bazán Villanueva, J; De la Cruz Vargas, E; Pizan Moreno, J; Vásquez Bueno, J; Vásquez Gallardo, W.
Criminalidad de la mujer en Cajamarca

Consideramos que las raíces evolutivas de los hombres y mujeres “sujetos que
tienen características de temperamento muy fuertes, tanto así que producto de
ello realizan crueles agresiones letales. [Las cursivas son mías].

La mujer homicida en el Perú: casuística.

Cifuentes Castañeda, R. (2008) “El Precio de la Traición”. Es la historia de una mujer de


la alta sociedad limeña (de los años treinta del siglo pasado), que era infeliz porque su
esposo coqueteaba con muchas mujeres. Un día, ella se da cuenta de que su marido tenía
una amante y decide desenmascararla, dándose con la sorpresa que era su prima menor.
Cansada de tanta humillación, la esposa decide invitarla a cenar junto a su esposo con el
motivo de desnudar las verdades de los dos amantes; sin embargo aquello no hace más
que empeorar las cosas, pues su esposo decide divorciarse de ella para poder estar
definitivamente con la prima de su aún esposa.

El desenlace de este caso se da cuando la esposa se entera de que su esposo le ha


quitado las joyas, que a ella tanto le gustan, para dárselas a su amante; aquello provoca
que la mujer se sienta aturdida y deprimida, pero por sobre todo, traicionada. Algo que ella
no podía creer. La noche de ese mismo día, el esposo entro a su habitación (cuarto
apartado del de su esposa) para cambiarse, pero lo que no sabía es que su conyugue la
estaba esperando para asesinarlo. Así fue que ella, sentada en la cama de él, sacó un
revólver de entre sus faldas, y de un disparo puso fin a varios años de infeliz matrimonio;
para luego contar todo lo ocurrido a la policía y pasar todo lo que le restaba de vida en la
cárcel. Así fue como Carmen Brad (esposa) interrumpió la vida de su esposo para librarse
de una humillación que la asfixiaba y de temores que le hicieron perder la fuerza y la
esperanza, temores que una noche convirtió en venganza.

Cifuentes Castañeda, R. (2008). “La Cena”. Repugnante caso el de una mujer de nombre
Raymunda; cuyo esposo decide irse de viaje repentinamente y sin aviso a Trujillo para
estar con su amante. Él siempre la maltrataba y le había sido infiel con anterioridad. A
pesar de tales penas, ella seguía esperándole, pues se encontraba embarazada y quería
que este se enterara de que iba a ser padre. Una vez nacido su hijo; su esposo decide
volver a casa para reanudar con su aún esposa. Todo parecía ir bien, pero al poco tiempo
el esposo mostró otra vez su personalidad altanera seguida de sus grandes borracheras.

Pág. 16
Bazán Villanueva, J; De la Cruz Vargas, E; Pizan Moreno, J; Vásquez Bueno, J; Vásquez Gallardo, W.
Criminalidad de la mujer en Cajamarca
No pasó mucho para que su esposa se enterara de que él tenía una amante en la ciudad.
Ese fue el móvil para el crimen que a la postre iba a cometer.

Un día, Raymunda preparó una “exquisita” comida para su esposo, un “lechón al horno”
relleno de naranjas, manzanas y almíbar de canela y frutas secas. El conyugue,
sorprendido atinó a halagarla mientras comía del tierno lechón; sin embargo, espantosa
fue su sorpresa cuando se dio cuenta, después de entrar a la cocina, de que el lechón que
había consumido era en verdad su hijo de pocos meses de nacido. Espantado y herido,
después de que ella le punzara en el brazo con un cuchillo, salió hacia la casa de un amigo
y luego llamó a la policía para que la detuvieran; pero no grata fue la sorpresa de estos al
ver que la mujer yacía echada en la cama y llorando culpaba a su esposo por el asesinato
de su hijo. Ella pasó sus días no en una cárcel; si no en un sanatorio estatal de la zona.

Principales motivos que convierten a la mujer en criminal.

Hay muchos motivos y teorías que explican el ¿Por qué? De la criminalidad en las mujeres,
y nuestro país no es una excepción.

Según la periodista Cifuentes Castañeda, R. (2008) la mujer mata por miedo, por odio, por
venganza o por poder y esto se debe a que va perdiendo el control de sus emociones. La
también autora del libro “13 Asesinas” afirma que algunas al no perdonar una infidelidad
buscan vengarse y para hacerlo matan a los hijos y terminan suicidándose ellas. En cuanto
a diferencias con el hombre criminal, este es más violento que la mujer, por lo tanto actúa
más rápido, en cambio la mujer realiza una planificación del acto criminal y se demora en
tomar una decisión.

Otra diferencia considerable es que la mujer almacena culpa, es decir se arrepiente, el


hombre por otro lado puede comportarse como el ser más frío frente a estos hechos.

Sifuentes Castañeda, R. (2008) también afirma que el Perú es un país machista, situación
que se da más en los sectores más pobres de nuestro país, y que la mujer es anulada
laboralmente por el hombre. La mujer que no se valora y sufre de depresión, es una mujer
peligrosa. La periodista no presenta eso como una justificación, pero interpreta que
cualquier ser humano que no maneja sus emociones o su dolor puede convertirse en
asesina, además el tema del machismo se presenta en muchos casos de su libro.

Definición de términos.

Pág. 17
Bazán Villanueva, J; De la Cruz Vargas, E; Pizan Moreno, J; Vásquez Bueno, J; Vásquez Gallardo, W.
Criminalidad de la mujer en Cajamarca
Factores socioeconómicos: son las experiencias sociales y económicas y las realidades
que te ayudan a moldear la personalidad, las actitudes y la forma de vida, también pueden
estar definidos por las regiones y los vecindarios. Los organismos de seguridad del país,
por ejemplo, siempre citan los factores socio-económicos de la pobreza, la educación que
está relacionado con el alto nivel de crímenes.

Criminalidad: conjunto de características que hacen que una acción sea criminal, al mismo
tiempo se hace referencia para hablar del número de crímenes cometidos en un
determinado territorio.

Tasa de pobreza: Es el porcentaje de personas que vive debajo de la línea


de pobreza nacional. Las estimaciones nacionales se basan en estimaciones de
subgrupos ponderados según la población, obtenidas a partir de encuestas de los hogares.

Control social: es el conjunto de prácticas, actitudes y valores destinados a mantener el


orden establecido en las sociedades.

Hipótesis:

Los factores sociodemográficos que influyen en la criminalidad de las mujeres recluidas en


el penal de Huacariz Cajamarca se dan por los menores ingresos, ausencia de
oportunidades de empleo legal, nivel de instrucción, número de integrantes de familia y los
delitos más predominantes son: hurtos, robos, tráfico de drogas y la prostitución.

Referencias

Cifuentes Castañeda, Rosa M. (2008) “Asesinas”. Lima - Perú: Editora Mesa Redonda.

Cristóbal, E., Gonzales, J., y Quispe, A. (2012). Criminalidad de la mujer en Lima.


Recuperado el 15/5/16, de
http://www.derecho.usmp.edu.pe/postgrado/doctorado/trabajo_de_investigacion/2
012/LA%20CRIMINALIDAD%20DE%20LA%20MUJER%20EN%20LIMA%20FINA
L.pdf

Departamento de Psicología de la Salud de la Universidad de Alicante, (2007). Los motivos


del asesino en serie. [en línea] Recuperado el 30 de mayo del 2016, de

Pág. 18
Bazán Villanueva, J; De la Cruz Vargas, E; Pizan Moreno, J; Vásquez Bueno, J; Vásquez Gallardo, W.
Criminalidad de la mujer en Cajamarca
http://rua.ua.es/dspace/bitstream/10045/4097/20/Microsoft%20PowerPoint%20-
%20Tema%2011.pdf

Dolores Serrano, T. & Vásquez Gonzales, C. (2012). “Criminales Mujeres”. España: Uned.

Duran, L. (s.f). Apuntes sobre criminología feminista. [en línea] Recuperado el 01 de junio
del 2016, de
http://www.criminologiaysociedad.com/articulos/archivos/Apuntes%20sobre%20cri
minologia%20feminista.pdf

Gonzales Hernández, M, Huerta Villanueva, D, Islas Gutiérrez, S, Meade Fernández, A.


(2008) criminalidad femenina. México [en línea] Recuperado el 20 de mayo del
2016, de: www.acmor.org.mx/cuam/2008/303-femenina.pdf

González Reyes, Pablo J. (2009) La Criminalidad Femenina y su Vinculación con las


Adicciones a Drogas en el Norte de México: el caso del Estado de Baja California

http://sociologycriminology.blogspot.pe/2013/05/emilie-durkheim.html

http://www.inpe.gob.pe/pdf/febrero_15.pd

http://www.monografias.com/trabajos89/la-criminologia-historia/la-criminologia-
historia.shtml

https://elteologillo.com/2014/10/15/teoria-sociologica/

Nieto, Reynaldo (2013) criminalidad femenina. En blog: SlideShare. Recuperada el 02 de


junio del 2016, desde http://es.slideshare.net/ReynaldoNieto/criminalidad-
femenina-17536059

Titus Reid, S (2009) “Crime and criminology”. Oxford University Press, 12th edition, New
York.

Tieghi, Osvaldo N. (1989). “Tratado de Criminología”. Universidad, Buenos Aires.

Romero Mendoza, Martha P (2003). ¿Por qué delinquen las mujeres? Vertientes analíticas
desde una perspectiva de género. En revista salud mental, 26 (1) Montevideo –
Uruguay.

Sánchez, Mariana N (2004). La mujer en la teoría criminológica. En revista La Ventana, 20.

Pág. 19
Bazán Villanueva, J; De la Cruz Vargas, E; Pizan Moreno, J; Vásquez Bueno, J; Vásquez Gallardo, W.
Criminalidad de la mujer en Cajamarca
Antony, Carmen (2007). Mujeres invisibles: las cárceles femeninas en América Latina. En
revista Nueva Sociedad, 208.

Lombroso, C & Ferrero, W. (1903). The female ofender. New Yourk: Edited By W. Douglas
Morrison.

Lombroso, C (1899). El crimen, causas y remedios. New Yourk: editorial S.l.

Proleón Ponce, Gustavo J. (2015). Factores socioeconómicos del delito y la conducta


antisocial. En Blog: slideshare. Recuperado el 20 de mayo del 2016, desde
http://es.slideshare.net/gproleonponce/factores-socio-economicos-del-delito

Jurista, Editores. (2014). Código Penal: Lima. N° 31501010600178 Biblioteca nacional del Perú.

Anexos

MATRIZ DE CONSISTENCIA

problemas Hipótesis variabl objetivos Diseño de la


es investigación

Formulación Variabl Objetivo Unidad de análisis:


del e x: general:
Cada una de las
problema:
mujeres recluidas en el
¿Cuáles son penal de Huacariz
Factore
Los factores
los factores Cajamarca 2016.
s
sociodemográf
sociodemogr
sociode Unidad de
icos que
áficos que
mográfi observación:
influyen en la
influyen en la Identificar los
cos
criminalidad de Cada una de las
criminalidad principales
las mujeres mujeres recluidas en el
de las factores
recluidas en el penal de Huacariz
mujeres sociodemográfico
penal de Cajamarca 2016.
recluidas en s que influyen en
Huacariz
el penal de Población:
la criminalidad de

Pág. 20
Bazán Villanueva, J; De la Cruz Vargas, E; Pizan Moreno, J; Vásquez Bueno, J; Vásquez Gallardo, W.
Criminalidad de la mujer en Cajamarca
Huacariz - Cajamarca se las mujeres
Todas las mujeres
Cajamarca dan por los recluidas en el
recluidas el penal de
2016? menores penal de Huacariz
Huacariz 2016.
ingresos, – Cajamarca
Muestra:
ausencia de 2016.
oportunidades Todas las mujeres
de empleo recluidas el penal de
Preguntas Variabl Objetivos
legal, nivel de Huacariz 2016.
específicas: e y: específicos:
instrucción, Diseño de la
¿Qué número de investigación:
factores integrantes de -Establecer los Tipo de muestreo:
sociodemogr familia y los factores muestreo probabilístico
Delitos
áficos delitos más sociodemográfico
por las estratificado.
influyen en la predominantes s de las mujeres
que Tipo de investigación:
criminalidad son: hurtos, que han
fueron
de las robos, tráfico básica/teórica no
delinquido y han
recluid experimental de tipo
mujeres de drogas y la
sido recluidas en
as las transversal, de acuerdo
recluidas en prostitución. el penal de
mujere al alcance
el penal de
Huacariz
s del
Huacariz – correlacional.
Cajamarca.
penal
Cajamarca? Instrumento de recojo
de
¿Cuáles son de datos:
Huacari
-Identificar los
los delitos por
z
delitos por los que
las que
Cajama Análisis documental,
fueron
fueron
rca encuestas y
condenadas las
recluidas las
2016 cuestionario/test.
mujeres recluidas
mujeres del
en el penal
penal de
Huacariz -
Huacariz
Cajamarca.
Cajamarca?

Pág. 21
Bazán Villanueva, J; De la Cruz Vargas, E; Pizan Moreno, J; Vásquez Bueno, J; Vásquez Gallardo, W.
Criminalidad de la mujer en Cajamarca

Ítems

1. ¿Cuál es su procedencia?

Urbano Rural

2. ¿Cuántos años tiene usted?

3. ¿Cuántos hijos tiene usted?

4. ¿Cuántos hermanos son ustedes?

5. ¿Cuál es su grado de instrucción?

6. ¿Cuál es su estado civil?


Soltera casada viuda divorciada

7. ¿Cuál es su confesión religiosa?

8. ¿Cuánto es el promedio de sus ingresos económicos?

Alto bajo muy bajo regular

9. ¿Cuál era su ocupación antes del ingreso al penal?

Pág. 22
Bazán Villanueva, J; De la Cruz Vargas, E; Pizan Moreno, J; Vásquez Bueno, J; Vásquez Gallardo, W.