Sei sulla pagina 1di 1

En toda sociedad es importante formar individuos con carácter y criterio de decisión en pro de su

comunidad, para lograr esto es clave que dichos individuos tengan un mínimo de educación, que
sería un conjunto de colaboración entre el núcleo familiar, y los directivos académicos, entre esos
el docente. Es así, que desde mi labor como docente y asumiendo la responsabilidad que esto
conlleva, es necesario incentivar al estudiante a aprender y a que genere consciencia de lo
importante que es la educación no solo para ellos como individuos sino para lo que ellos luego
puedan aportarle a la sociedad. Para eso creo que se deben utilizar nuevos métodos de enseñanza
que generen deseo en el estudiante de aprender, ej., mesas redondas donde se generen los espacios
para debatir, que el estudiante pueda hacer el ejercicio de reflexionar sobre un tema dar su punto
de vista o lo que crea es la mejor solución para dicho problema, lo que llevaría a incentivar en el
estudiante no solo un capacidad reflexiva acerca de su entorno, sino una capacidad argumentativa
y responsable al momento de dar sus opiniones. Algo que le ayudara en un futuro a defender sus
ideas con respeto al otro. Otras opciones que capten la atención del estudiante al punto que no vea
la asistencia a un plantel educativo, a un salón de clases, como una exigencia que tiene que
cumplirle a sus padres y a la sociedad en general, sino que vean la educación como un elemento
indispensable en su construcción del yo como ser social, que les garantizara una participación
efectiva en los distintos sectores de la sociedad: trabajos grupales, videos, películas, trabajos
manuales, debates, escritura, lectura.

Por otra parte, habiendo tenido una experiencia educativa esto me llevaría a ser consciente de la
importancia del papel que cumplo en la formación educativa de mis estudiantes, lo que me
incentivaría a seguir formándome académicamente, pedagógicamente, pues la formación docente
es un proyecto continuo, en donde se debe plantear constantemente soluciones, estrategias y un
discurso de formación académica que se caracterizaría por incentivar constantemente al estudiante
a aprender, no solo desde el ámbito académico, es decir, los conocimientos que pueda adquirir, sino
desde el ámbito como persona, es decir, los elementos que lo ayuden a concientizarse del papel que
juega y jugara en su sociedad, y por ende que lo ayuden en su construcción de ser en sociedad y lo
importante que es para esta.