Sei sulla pagina 1di 141
PSICOTERAPIA COGNITIVO-CONDUCTUAL Técnicas y procedimientos o De toes aero Rober => Sth ucla Dv Aranda De gnaco Peis Castro co Rubén Mute Arate Dr Raymund Montoya Ayala (Pein abel Ferer Teil ran oe Yosef Sarat UNIVERSIDAD NACIONAL AUTONOMA DE MEXICO FACULTAD DE ESTUDIOS SUPERIORES IZTACALA ‘CARRERA DE PSICOLOGIA PSICOTERAPIA COGNITIVO-CONDUCTUAL Teerieasyprocedimientos Patricia Valladares de la Cruz ‘Antonia Renteria Rodriguez Sandra Anguiano Serrano Cristina Bravo Gonzsler "Norma Coffin Cab Juana Olvera Méndez Maria de Lourdes Rodriguez Campuzano Jorge Luis Salinas Rodriguez Rocio Soria Trujano Antonia RenteriaRodriguer ‘Alfonso Valadez Ramirez Patricia Valladares de la Cruz Me oat aime hl Valdes Maria de Lourdes Rodriguez Campurano Profesor titular del drea de Psicologa Clinica del FES irtacala desde hace 20 afos. Ha publicade el ibro Andis contingenca, esi como ‘apitulos en textos especializados y mas de 30 articulos en revsts In. lernacionales Ha parteipado en divers foros académicos y es com: piladora de tes libres, Jorge Lls Salinas Rodriguez ‘Maestro en Psicologia por la UNAM, profesor asociado C en Psicolo- il Clinica, Ha realizado proyectos de investigacin,asesoras de tess, luabajos presentados en congresos y atcues publicados sobre temas dlelna conductual, Rocio Soria Tryjano DDoctora en Psicologia, profesora titular del drea de Psicologia Clini- «en a FES ltacala, UNAM, Ha realizado proyectos de investgacin, asesorias de tess, trabajos presentados en cangresosy aticules pur ‘lcados sobre temas de depresion, aleohalisme y parela,analizados ‘desde la terapia familar sstémieay la perspective de genero, ‘Antonia Renteria Rodriguez Moestra en Psicologia, profesora titular del Area de Psicologia Clinica de la FS ntacala, UNAM. Principaleslineas de trabajo: ensefianza de a psicologia mediante las nuevas tecnologia y autoregulacidn con. \ductual de diversos problemas Alfonso Valader Ramirex ‘Ooctor en Psicologia, Profesor titular B en el Area de Psicologia Clinica {nla cencitura, as como en e posgrado, en la maestia en Psicologia ‘Ambiental. Autor de libros, artculosy capltulos de irs. Temas dein ters: estrés ambiental, bum out, elacién ambiente-comportamiento, Patricia Valladares dela Cruz ‘Maestra en Psicologia, profesor asociada tempo completo de Ps: cologla Clinica desde hace 27 aos en a FES itacala,Especilist en lolenclay estudios de género,Paricipa en programas de televisién, Esescritora y doctorante en iteratu indice 1. Técnicas de relajacién y meditacién, "Norma Coin Cabrera Jorge is Slings Rodrigues 2. Manejo de contingenciag..: ‘Mo. de Lourdes Rodriguez Campurano 3. Soluciin de problemas... "Ma. Cristina Broo Gonads Alfonso volodes Ramirez 4. Autocontro. “Antonie Renee Rodriguez 5. Terapia racional emotivo-conductual... foc Soria Tayane ‘ono Ober Mendes 6. noculacién de estes. Sandro AnglanoSeron0 7. Intervencién en criss. ‘Patri Voladres de Crue Prefacio ace unos buenos afios que la versién “artesanal” del Manuel de técnicas de modificacién de conducta! sa- Nida la luz por vez primera. Las précticas del Area de Psicologia Clinica de la Escuela Nacional de Estudios Profesionales (hoy Facultad de Estudios Superiores) Itacala de | UNAM se vieron reforzadas por aquel documento, generando de esta manera originales aplicaciones de diversas técnicas tera- péuticas conductualmente orientadas. A partir de entonces, ya lo largo de este tiempo, docentes y estudiantes han reproducido luna y otra vez versiones originales 0 modificadas de aquel texto Ancestral. Diversos colegas (presentes y ausentes) plasmaron en, ‘quel documento su sapiencia y entusiasmo generados alrede- {dor del movimiento de la modificacién conductual, el cual sigue len boga hasta hoy. Nos cortesponde ahora presentar un nuevo manual de téenieas psicoterapéuticas que intenta més que sustituir a ‘quel, complementarlo, actualizarlo y conducirlo no sélo hacia las iberas de la modificacidn conductual, sino también hacia los. linderos de la psicologia cognoscitva, la psicofsiologa y la psi coterapia breve. wt conn coo coc ‘A pant de la consolidackén de la modificacién de conduct como propuesta psieoterapéutica en los afios 60 70 del siglo pa ‘ado, comena6 una apertura hacia cettos modelos mediacionales; lmaridaje de ambas propuestas abri6 la posiblidad de conside- Far algumnos marcas conceptuales y metodol6gicos e integrarlos {do tal modo que el resultado constituye, hasta el dia de hoy, una ‘opcion psicoterapéutica seria y en crecimiento. Este libro mapea dichas temticas, madelos y propuestas psicoterapéuticas. ‘Los topicos y énfasis ineluidos en la presente obra son los ins representatives de los contentdos curriculares de las asig- hnaturas correspondientes a las practicas de psicologla clinica; hho obstante, su indice tematic sintetiza técnicas y procedt IInentos actwales, de gran interés para cualquier estudioso de la psicoterapia. {La intencién adicional de este texto es acerear alos pro~ fesionales de la psicologia ala apicacion de procedimientos te rapéuticos dentro de la perspectiva cognitivo conductual. Cada ‘apitulo ests centrado en un tema y éste se organiza de la s+- {guiente manera: a) fundamentos teéricos, b) aplicacién de la tucniea,c sistema de evaluacion,d) caracteristicas del paciente teandidato a la técnica, e)caractersticas del terapeutay f)refe- rencias bibliogréficas espectficas sobre el tema, “aunque el orden de ls capitulos consttuye una secuencia temitiea de los cursos de la asignatura, su lectura puede reali- ratse a gusto del lector, Enel primer capitulo, Norma Coffin y Jorge Luis Salinas pre~ sentan el entrenamiento en relajacion, ya que dentro de la préc- tica clinica actual se utiliza de forma amplia, bien como un trata mniento en sf misma 0 como tratamiento coadyuvante con otras ttenicas. En este trabajo veremos el entrenamiento autégeno de J: H. Schultz y las técnicas de la relajacin progresiva de Jacobson, {Enel capitulo 2, Maria de Lourdes Rodriguez explica los fun damentos tedricos del manejo de contingencias referidas al em- flea de un paquete de técnicas operantes, derivadas de a teoria the condicionamiento operante desarrollada por Burthus Frederic ‘Sinner En ésta se incluye el relorzamiento positivo y negativo, fextincldn, moldeamiento, modelamiento, ensayo conductual y resto im tke de aig de este aque trap, as come los as pects relevantes pare su apa, Enel apt 3, Alfonso Valdes y Cristie rav desrro- lana terapia de slicién de problemas 3 apleacién en di versos campos ccs, de consulta y nla piclgl de a ‘Soe. La vriedad de tleacones ha wore aut seabor den diersos de problemas, ales como depresn tratoros Ge ‘nsedad, problemas en las relacones cnyugale o faiares Gisfuncones seals expresion dela a problemas de salud come cancer yas eve es. Enel captlos, Antonia Rentera presenta defironesy ls earateracén e los conceptosautocontra y autoregl: cin; nye adems Una revision de alginos modelos de aio rregulac6nconducua as como teieas de evalua, reg troy apicacon ante problemas tan verso como los confitos tsccares, el aus, a abetesy a aris. Enel captuleS,Roco Sri lana Oers expan el pro cedimiento de la Terapia Racional Emotivo-Conductual (TREC) Elis, fa ci e asa en fa ies de que tanto las emocones Como lis conducta sn product delat ceencis de os nd ios y de I interpretacin que hacen dela realidad. En este \rajoaborda algunas sree de aplcacin dela TREC Eneleptl sandra Angulano describe lentrenamien- to en inoculacién de estrés (EIE). Este es considerado como una tstatega de arontamientecogiva-conductul ena eval el pacienteapende a reser atuacones de estes en ferentes Simbitos de manera adapata sta nica ene fa venaja de Ser integador, yo que rene dieretestéenias copies Conductuales qe se pueden combirar de varias manera para ‘daparse aa eran det pacete, tm el captulo7, Patrica Valadares describe el proced- nent de intervencion en cis, Se considera qu as crs Son Tesltado de eventos inesperadoseitensos que reducen in tstad temporal de desorganizacin,desequloioyvunerab d, que wera la apaldad de respuesta de receptor are cepts, aus preduten mucho pliner poco, lca tigunns veces puede cuminaren conducts widasu hors wl cm coco cout La intervencién en crisis ayuda a las personas a afrontar los he- hos traumaticos y mejora su disposicin para enfrentar de ma- era positva el futuro. Potrcia Valladares ‘Antonia Renteria 1 Técnicas de relajacién y meditacién "Norma CofnCobreray Jorge Ll Salinas Rodguer Introduecién fe acuerdo con Journe (1988), las principales téeni- cas de relajacién en el mundo occidental tienen sus rigenes formales en los primeros afos del siglo XX con la relajacin progresiva de Jacobson de 1929 y la Felajacién autégena de Schultz, que propuso en 1932 (Schult, 1959), asf como otras técnicas basadas en el biofeedback o la retroalimentacién biolégica, que se desarrollaron formalmente a partir de los aios 60 y 70, a investigacion sobre el estrés ha servido como marco conceptual para el estudio de la relajacion El estrés se ha conce- bido como una respuesta fisioldgicaasituaciones cognitivamen- te percibdas y evaluadas como amenazantes, ante las cuales, el organismo no pose recursos para hacerle frente de manera, adecuada (Lazarus y Folkman, 1986). Esto pone el énfasis en dos variables psicoligicas: la valoracin cognitiva de a situacién y la ‘apacidad del individu para hacerie frente. Por otro lado, Wolpe (2000) establece que los avances en el conocimiento de la anatomia y electrofisiologia de ls site ‘mas neuromuscular y neurovegetativo, a lo largo de los siglos, XVIIly X0%, fueron decisivos para el posterior desarrollo de las. técnicas psicofisioldgicas de rlajacién. La evolucién de as ten ‘as de relajacion a o largo del siglo XX y su consolidacidn como at ‘sicntana comer conoacra, procedimientos vidos de intervencién psicolégica se ha debido fen gran medida al fuerte impulso que recibieron dentro de la terapia y modificacién de conducta, al ser consideradas como parte integrante de otras técnica, refiiéndose a la desensibil- zacién sistematica desde 1977 y al entrenamiento en habilida- des sociales, entre otros. Este impulso se vio reforzado por el lugar relevante que Continuaron teniendo en los émbitos de aplicacién més recien- tes de la medicina conductual y la psicologia de la salud. Su consolidacién se ha debido a la existencia de marcos concep- tales derivados dela investigacién experimental sobre los pro- ‘ces0s emocionales y motivacionales, y desde los cuales ha sido posible entender su naturaleza y los mecanismos de accién de dichas técnicas. Se considera que la respuesta fislolégica incluye compo- ‘nentes de los sistemas neurofsiolbgicos, neuroendcrino y neu- roinmunitario, y que regularmente puede ser acompafiada de Componentes cognitivas y conductuales. De esta manera, en su concepeién més elaborada, la relajacién es un proceso “psi- ofisiolégico” interactivo, donde lo fisiolégico y la conducta in- teracttian siendo partes integrantes del proceso, como causa y efecto, Por esto, cualquier definicién de la relajacién debe consi- derar fos componentes fisiolégicos (un patrén de activacién so- matica y auténoma disminuida), cognitivos (informes verbales, de tranquilidad y paz) y motores (estado redcido del tono mus- ular y movimientos naturales, asi como las posibles vas de in- teraccién y mutua afectacién, En la cultura occidental, la meditacién ha ido cobrando relevancia como una técnica de afrontamiento al estrés. Desde luna perspectiva cognitivo-conductual podemos hipotetizar que la. meditacién es una técnica eficienteen el contol del flujo dela actividad cognitivo-verbal producida por el estilo de razonamien to,delindividuo y los estfmulos interno (Hsico-corporal)yexterno (medio ambiente, lo que permite disminuir el nivel de activacién de! sistema nervioso vegetativo, produciendo relajacién, Con respecto a la meditacion, y de acuerdo con Marlatt y Donovan (2005), esta y otras formas de relajacidn pueden servir 3 ots acd vacua ‘como estrategias para afrontar el estrésy regular estados afecti- vos negativos, Los investigadores citados sostienen que la prac tica regular de la relajacion es capaz de llevar aun sentimiento subjetivo, similaral estado que provocan las drogas psicoactivas Esta alteracin del estado de conciencia puede ser una meta en si puede servir como una estrategia Util de afrontamiento a estados afectivos cognitivos como el craving. Asimismo,refieren 4 Marlaty Kristeller (1999), quienes afirman que, de manera si- ilar, la meditacion lega a servir también como una slternativa, celectiva para mantener en el paciente la continuacién del tra tamiento para problemas conductuales, incluyendo trastornos alimenticios. Actualmente, el entrenamiento en la plenitud de la mente (minafuliness), que Involucra meditaci6n,relajacion y control de la atencién, ha crecido en popularidad como un tra~ {ammiento robusto per se, y como un componente importante en Intervenciones cognitivo-conductuales para diferentes condicio: nes médicas relacionadas al estrés, la ansiedad y la depresion. Es asf como en el presente capitulo se revisardn los com- pponentes neurol6gicosy psicofisiolégicos de latensién para po- der explicar los beneficios de las técnicas de relajacién y medita- cn como alternativas para el bienestar cognitivo y conductal ‘asi como aquellos estados psicoldgicos que se constituyen como, lina alternativa de tratamiento eficaz. ‘Bases psicofisioldgicas de la relajacién Cuando los seres humanos nos hallamos en un estado de rela- Jaci6n, la actividad predominante corresponde al sistema ner- Vios0 auténomo parasimpatico. Este “control” predominante {el sistema parasimpatico se manifiesta en la disminucién de la tsa cardiaca, la respiracidn es mas pausada, disminuye la ten- sin muscular y se reporta una sensacién de calor o pesader ‘muscular, Por el contrario, cuando estamos nerviosos, ansiosos, ‘enojados, asustados o “alterados", la actividad del sistema ner- ioso simpdtico es predominante, mientras que la influencia del sistema patasimpatico disminuye. El control de gran cantidad, {de funciones organicas cuando Impera la actividad del sistema, a cornu coomo cou nervioso simpstico cumple, de manera primitiva, una funcién de alarma y proteccién contra el peligro fisico percibide; pero también, de manera més elaborada, sve como un mecanismo de activacién para el logro de metas individuales y para evitar esgos psicolbgicos y sociales. Asi, se entiende que la actividad predominante del sis- tema nervioso simpatico es un mecanismo de alarma, lucha, hhuida 0 emergencia que conlleva varios cambios fisiolégicos, de los cuales el més sobresaliente es la tensién muscular; sin embargo, ocurren otros cambios evidentes y perjuiciosos del funcionamiento neurofsiolégico y endocrino derivados de un ‘mantenimiento relativamente prolongado del estado de ten- sin, como es la presién arterial alta, e! dolor muscular y otros trastornos fisioldgicos. Por ello, para la mejor comprensin integral de la técnica de relajacién, se revisarén, en principio, los fundamentos neuro- fisiolégicos del sistema nervioso central Psicofisiologia y relajacion En términos estrictos, el concepto de relajacién se utiliza con frecuencia para referirse al estado de los musculos caracteriza- «do por el alargamiento de las fibras musculares, como respuesta a la liberacin de tensién. En este sentido, la relajaciin es un estado del arganismo que corresponde al control del sistema nervioso auténome parasimpatico, En términos préctic, y con e fin de subrayar la importan- tico” © la reaccién de “lucha o fuga”. Esta reaccién nos prepara para gastar enereiay prevenit un dafo potenclal, Si mas adelans te descubrimos que la persona amenazadora no era un lad, sino s6lo alguien que querfa preguntarnos algo, ambas éreas s@ calmaran la crteza hard desaparecer sus sensaciones de miedo y las regiones subcorticales,resefiadas en la primera fase de ala ima, se suspenderén. ws emacdnaR Iu Conceptualmente, la deficiencia de esta teorla reside en la \ncapacidad para dar cuenta de la complelidad de las experien- «ias emacionales y el modo en que éstas pueden ser influidas, por la forma en la que el individuo interpreta la informacién que proviene de la fuente fsiolégica Teoria de Schachter y Singer (Las emociones son producto de ‘una doble apreciacin cognitiva: cémo evaluamos el suceso y ‘como identificamos lo que esté pasando en nuestro cuerpo) ora tratar de dar una explicacién mas amplia acerca de las ex: peeriencias emocionales, Schachter y Singer desarrollaron en 1962 una teoria que considera como eje vital alas apreciaciones ognitivas de las respuesta fsildgicas, asi como la naturaleza, del evento para producir las emociones. De acuerdo con estos autores, as emociones no sélo su onen una actividad puramente cognitiva, como se sostenia hasta los afios 60 del siglo anterior, dado que no se le daba im= Portancia suficiente alas respuestas fsildgicas. Dirgieron unos. ‘experimentos interesantes para obtener mas informacién acer- «a del papel que juegan las cagniciones en las emociones y, por tanto, en los estados de tensién y relajacién Para tal efecto, administraron un grupo de individuos epl- hefrina, una hormona que produce una aetivacién autonémica, {ol como foes el aumento del ritmo cardiacoy de la tensin arte Fal, entre otros efectos: Luego, colocaron a los indviduos en si- Iwociones que les inducia a sentirse contentos o tristes. Mientras, lanto, los investigadores habian dicho a la mitad de los individuos, ‘en cada una de las situaciones experimentales (participantes con {ontos o testes), que ta inyeccién de tal sustancia causaria deter- Ininados efectos fsiol6gicos; la otra mitad no fue Informada de iehos efectos En general, los resultados del experimento confirmaron la hipotesis de 1s investigadores. Los individues que habian sido ‘nformados de los posibles efectos de la inyeccidn no indicaron, ‘estar particularmente contentos o enfadados,y se comportaron en, Eonsecuencia. Por lo visto, atribulan su activacién fisioligica a ni carn coomo cops los efectos de la sustancia; mientras os individuos que no sabian ada sobre los efectos de ésta notaron su activacién intentaron hallar una explicacion y concluyeron que deberia estar causada por una emocién. Al buscar una emocién “disponible”, encontr ron la expicacién ala mano y ajustaron su emocidn ala situacién en cuestén, Se ha encontrado considerable apoyo a las conclusiones de Schachter y Singer sobre el aumento de las reacciones emo- cionales cuando se experimentan aumentos en la activacin, sin {que se puedan atribuir a ninguna otra fuente, En cambio, la In- vestigacién posterior no ha apoyado su conclusién de que una disminucién de los niveles de actvacién, conduzca automatica- mente a una reduccién de Ia intensidad emocional (Reisenzein, 1983). En otras palabras, la activacin de patrones neurofisiol6- gicos puede aumentar la intensidad de la emocién, pero no la causa necesariamente. Teorias del feedback facial (Nuestras expresiones faciales nos conducen a la emocién) Existen otras teorias que enfatizan la Importancia de las res- puestas motores en el origen de las emociones; una de las mas, relevantes es aquelia que relaciona la expresién facial con la produccién y mantenimiento de las emociones o retroalimen- tacién facial. Jara y Dérr (2004) refieren descubrimientos recientes so: bre los efectos de nuestras expresiones faciales, mostrando una. clara relacién con las teorias que enuncié Wiliam James hace ims de un siglo. De acuerdo con Baumann y Pertez (1994), en una investi- ‘gacion sobre la emocién, realizada en dos fases, se utilizaron ac tores profesionales. Ena primera fase se pidié alos actores que pensasen en una expresion emocional de sus propias vidas, re flejando cada una de ls seis emociones que se iban a invesigar sorpresa, repugnaneia, tristeza ir, miedo yalegra. En la segun da fase, el Investigador principal entrend a cada actor, con la ayuda de wn espejo, a representar una expresion determinada, ows aac rae 3 No se les pidié que experimentaran una emocién determinada, ino sélo que contrajesen determinados misculosfaciales, con lo cual representaban sonrisas, malas caras u otras expresiones, comunes alos sels estados emocionales. En ambas fases fueron jrabadas las respuestas del sistema nervioso auténomo. os autores reportaron que aparecieron en este estudio {dos conjuntos de descubrimientos signifcatives: primero, se en~ contd que las respuestasfisioldgicas cambiaban de acuerdo con ly emocién que representaban: los corazones, por ejemplo, la nn mis répidamente en situaciones de ira y miedo que en las de Jelicidad; las manos estaban mas frias en ia y miedo, y se com- probaron otras diferencias fisieas. Este estudio demastré que diferentes emociones provocan diferentes respuestas, lo cual hace suponer que la teoria de Lange, descrta anteriormente, es erta, Podemes concluir que recibimos “retroalimentacion” de ‘iuestros cuerpos, y a menudo la recibimos de diferentes drga- "ios y sistemas, dependiendo del tipo de emocién. El segundo descubrimiento, tambign interesante, fue que ‘vondo os individuos se limitaban a mover sus misculos facials, lgoneraban serials fisioldgicas de emacién més pronunciadas que ‘uando pensaban en experiencias emacionales. Desde esta perspectiva, también podemes concluir que Jn nctvacin fisiol6gicacontribuye tanto ala intensidad, como ala, ‘alidad emocional Con base en las teorias brevemente resefiadas en pérrafos ‘anteriores, se pueden hacer diversas apreciaciones del desarrollo, orico dela explicacion del origen de las emociones, mismas que ‘jenen implicaciones, por extensién, en la expicacin de los esta- dos de tension y el desarrollo de diversas técnicas de relajacién. Primeramente, es indudable el papel que juegan las res- sta fsioldgicas, sobre todo aquellas implicadas en el siste- W# nervioso auténomo, dando origen a las emociones, dado Jue e8.una fuente importante de informacién que llama la aten- {dn de los individuos respecto a que se esti experimentando jclsarmente una emocién, fata retroalimentacién, que proviene de tos patrones de Wvesta neurofisioldgica,necesariamente implica la ocurrencia wl corer cou cowscra de estados de tensién y relajacién simulténea de diversossiste- mas reactivos, inluyendo aquellos involucrados en la muscu- latura estriada que, en conjunto, configuran un “patrén” tipico para cada emocién. Puede suponerse que las respuestas emo- cionales negativas (odo, rencor, tristeza, rechazo, miedo) tienen lun patrén de respuesta caracterizado por estados de tensin len un mayor grupo de sistemas neurofisioldgicos y musculares, que ademds son de mayor duracién que las presentes en las temaciones positivas, come la felicidad, el gozo 0 el amor, entre otras. sta observacién sugiere que la modificacién a voluntad de respuestas del sistema nervioso auténome puede producir respuestas de relajacién, como ya se ha demostrado através de la técnica de biofeedback o retroalimentacién bil6gica (Holard, itty, Lawler y Lanzisera, 1998). En segundo lug, las respuestas motoras juegan un papel fundamental en la produccién de estados emocionales, como se sefalaen la teoria de laretroalimentacin facial Por tanto, pode~ ‘mos concluir que hay respuestas motoras ~como los gestos dela ‘ara y movimientos del cuerpo repetitivos~que producen tensién, ¥ otras, relajacién. Pero no sélo eso. También las teoras reseia das antes nos sugleren que el solo cambio de una posicién de los, ‘masculos del cuerpo a otra en el sentido contrariotendré efectos en los estados de tensiény relajacién, como ya veremos mas adelan- teen algunas técnicas de entrenamiento en relajacin. Finalmente ~pero no menos importante-, el papel de las cogniciones es relevante para producir diferentes estados emo- cionales y sw modificacin. Las cogniciones tienen una funcién bisica desde que ls indlviduos nos damos cuenta de las reaccio= nes neurofisiolégicasy motoras experimentadas ante los eventos del medio, y generan también los estimulos ante los cuales et ‘organismo, como ente biol6gico, responde. Asi, puede estable: cerse que las cogniciones no s6lo procesan la informacion que el cuerpo le transite y modula las reacciones del mismo en dife- rentes niveles, sino que también produce informacién que altera ‘en un sentido u otto las reacclones emocionales y de tensién en los individuos, como se ha demostrado en las investigaciones so: bre el estrés, ws emamoduMrAOK las El estudio de las respuestas de estrés ‘como matco conceptual para el estudio de la relajacién ‘través del andiss de la informacién brevemente explicada en pirrafos anteriores, se puede establecer que el estado de tension © relajacién son patrones de activacindiferencialmente opus tos, en los que tanto las cogniciones como los movimientos y posturas motores juegan un papel importante. No obstante, en los estados de tensién elevados mas alld del nivel basal de un individuo, una vez establecido el patrén de respuestasfisiolég- ‘as, éste se constituye como un factor de tipo disposicional que ificlta la emisién de respuestas y competencias funcionales al medio (por ejemplo, el pracesamiento de instrucciones e infor- ‘macion, la emision de respuestas asertivas el autoconteol, entre otras). Cuando dicho patron est presente durante un tiempo ra- ronablemente largo, produce alteraciones de tipo orgdnico sobre los sistemas de respuesta biol6gicos ~higado, pancreas, corazén, {a citculacién sanguinea y los intestinos, entre otros que pro- \ducen dais fsicos, como en la mayor parte de enfermedades cronico-degenerativas y también problemas psicoldgicos impor- nes, tales como en la depresién y las psicosis funcionales, Debido a las consecuencias psicoldgicas y biolégieas de festa tensién elevada y sostenida por un tiempo relativamente largo, se ha generado una gran cantidad de estudios sobre la ajacién y los mecanismos fisiolégicos, cognitivos y motores subyacentes a ella con la finalidad de controlar Is tensién, tam bign denominada estrés. Aunque eleampo de estudio del estrés ‘es amplio, resulta indispensable resefar Ios planteamientos y lazgos mas relevantes que pueden explicar la importancia de Felajacién como una técnica de prevencién y control de aquel, ‘si como los mecanismos de accidn neurofsioliglea implicads, El estrés se ha conceptualizado como una respuesta fisio- loglea ante situaciones cognitivamente percibidas y evaluadas como amenazantes y ante las que el organismo no pose re ‘cursos para hacerle frente adecuadamente (Lazarus y Folkman, 1986), Esto apunta hacia dos variables psicoldgicas: la valora- ‘dn cognitiva de la situaci6n y la capacidad de individuo para hacerle frente, Se considera que la respuesta fisoldgica incluye. 6 | ‘sicoretr cos comncrt ‘componentes de los sistemas neurofisioldgicos, neuroendocri- rno y neuroinmunitario, que es acompafiada de componentes cognitivos y conductuales, necesariamente. Reeve (1994) menciona que la respuesta fisioligica de es- tr ha sido investigada en el contexto de otras respuestas que han recibide diferentes denominaciones, como “reflejo de orien tacién” (Pavlov, “reaccién de lucha y huida”) (Cannon, 1927), 0 “reaccién de alarma" (Selye, 1936). Cuando la respuesta se rept frecuentemente o suintensidad excede las demandas ob- Jetivas dela situacién, se puede conwverti en un factor de riesgo para la salud, comprometiendo el funcionamiento adaptativo {de los tres sistemas biolbgios implicados: el neurofisioldgic, el rneuroendocrino y el neuroinmunitari. También, en este senti- do, es que las respuestas de ls individuos, que son funcionales, 2 las demandas del medio, pueden ser ya sea interferidas 0 in- hibidas; es asi como se producen patrones de comportamiento, ineficaces con relacién ala demanda, o bien probabilizando que, se recurra a sustancias farmacoguimicas (ansioliticos, relajan- tes, alcohol y tabaco, entre otros), y conductas adictivas (por ejemplo, las apuestas, exceso de velocidad, el sexo, abuso del Internet), con el fin de disminuir el nivel de tensin, Es necesario sefalar que el organismo siempre se en- cuentra en un estado de estrés minimo que, ante determinadas, situaciones, se incrementa, pudiendo producir un efecto bene: ficioso 0 negativo, lo cual depende de que la reaccién del org nismo sea suficiente para cubrir una determinada demanda 0 sta “supera’ ala persona. Este nivel de equilbrio dependers de factores individuales, como la disposicin bioldgicay psicol6gh a, asi coma de la intensidad, cantidad o calidad de las distintas, situaciones y experiencias Un determinado grado de estrés estimula el organismo y permite que éste alcance su objetivo, volviendo a la “norma lidad” cuando el estimulo ha cesado, No obstante, cuando se ‘mantiene la presién y se entra en el estado de “resistencia”, las personas empiezan a tener una sensacion desagradable Incd- ‘moda (tensién muscular, palpitaciones, entre otras); sie este Sor sigue presente, se llega a un estado de agotamiento, con owas ea eo lw ibles alteraciones funcionales u orgénicas: son las llamadas ‘enfermedades de adaptacin’, Estos sintomas son percibidos como negativos por las personas y producen preocupacién, lo {que a su ve? los agrava y as{ puede llegar a crearse un circulo v= ‘oso. Veamas cules son las principales respuestasfisiologicas ‘que ocurren en los estados de estrés. Nespuestasfstolégicas del estrés a respuesta fisioldgica es la reaccién que se produce en el orga- flsmo ante las estimulos estresores. Ante una situacién de es- |v 6s, el organismo tiene una serie de reaccionesfisiologicas que suponen la activacin del eje hipofisosuprarrenal y del sistema vioso vegetativo (SNV) (Valdés, y Flores, 1990). Ambos siste- ‘as producen la liberacién de hormonas,sustancias elaboradas, fo las lindas que, transportadas a través de la sangre, exch an, inhiben o regulan la actividad de los 6rganos. A continua- dh se revisaré cada uno de estos sistemas: lee hipofisosuprarrenal(HSP)esté compuesto por el hi- potdlamo, una estructura nerviosa situada en la base del cerebro {y que actia como enlace entre el sistema endocrino y el sistema hervioso; la hipéfsis, glindula situada también en la base del {erebeo,y las glindulas suprarrenales,localizadas sobre el polo, superior de cada uno de los rifiones y que estan compuestas por la cortezay la médula Este eje se activa tanto con las agresiones, fisieas como con las psiquieas, y al hacerlo, el hipotdlamo se- yoga la hormona CRF (factor liberador de corticotropina), que 1a sobre la hipdfisis y provoca la secrecién de la hormona fdenocorticottopa {ACTH}. Esta secrecién recae sobre la corteza tie las glindulas suprarrenales, dando lugar a la produccién de forticoides que pasan al torrente circulatorio y producen malti= ples incidencias orgénicas. Los corticoides que se liberan debido {lw ACTH son: 48) Glucocorticoides: de éstos, el mis importante es el cor- tisol, que facta la excrecién de agua y el mantenimiento de la Dresidn arterial afecta alos procesos infecciosos y produce una tdogradacién de las proteinas intracelulares. Tiene, asimismo, wl sca oem conc ‘una accién hiperglucemiante (aumenta la concentracién de glu- cosa en sangre), produciendo un aumento de calcio y de fosfatos liberados por os rinones, y también de lipides. b) Andrégenos: hormonas que estimulan el desarrollo de las caracteristicas secundarias masculinas y contribuyen al au- ‘mento tanto de la fuerza como de la masa muscular. ‘A su ver, el sistema nervioso vegetativo (SNV) es el con- junto de estructuras nerviosas que se encarga de regular el fun- cionamiento de los érganos internos y controla algunas de sus funciones de manera involuntariae inconsciente para todos los individuos. Este sistema mantiene la homeostasis del organismo. a activacion simpatica supone la secrecién de catecolaminas, {que son las encargadas de poner el cuerpo en estado de alert, preparsndolo para responder y permitiendo enlazar elestrés con, los fetémenos psicofisiolégicos de la emocién. Las catecolami- as se componen de: 4] Adrenalina: secretada por parte de la médula supra rrenal, por algunas terminaciones postganglionares simpaticas, ‘especiaimente en casos de estrés derivado de cogniciones rela- tas del cuerpo bajo unas condiciones reales. De esta manera, se pueden identificar aspectos negativos 0 adversos del entorno, psicolégicoy social, asi como los factores de proteccién, amorti- {guadores que protegen a las personas contra influencias poten cialmente nocivas ova rc a Uno de los métodos que se utiza actualmente para el es- \uidio de as respuestasfisiologicas del estrés es el anslisis de alteraciones hormonales que se producen en elorganismo. Las ormonas del estrés pueden ser determinadas en sangre, orina saliva; las téenieas que se utiizan principalmente son la luo- la cromatografia liquida y el inmunoensayo. Al hacer luna determinacion analitica se debe tener en cuenta las varia- ones que sufren estas sustancias al largo del ciclo circadiano, ‘grandes rasgos, puede decirse que alcanzan el punto méximo por la mafia y van decreciendo alo largo del dia (Friedberg y Jason, 1998) Fstrds y patrones de conducta Los factores causantes de estrés serian iguales para todos los Iilividues, pero la via elegida (autonémica o neuroendocrina), ‘91 como la forma de reaccionar, previa cogniciin oestimilacién ftrosante, estaréligada al grado de vulnerabilidad del sujeto ya i patrones de conducta Dbservaciones de Prise (1982) levaron a defini el patrén ie vonducta como "las predisposiciones de determinados suje- os en cuanto asus actitudes y el modo de afrontarsituaciones, estén condicionadas por la escala de valores en uso jetro de una sociedad determinada’. Ast, el patrén de conduc- Jp de un sujeto retine estlos conductuales,creencias, conducta ‘anifiesta y una determinada activacién psicofisiolégic. Prise, ‘base en observaciones de laboratorio, defini tres patrones. ‘tipo de conducta: A, By G de acuerdo con el tipo de reaccién We los Individuos ante las demandas del medio ambiente. Las, JWersonas con patrén de conducta tipo A tienden a reaccionar 9) la via autondmica, es decir, por la activacién del sistema ‘paleo adrenal, mientras que aqueltos que funcionan con la iv Nwuroendocrina corresponden a los sujetos con patrén de Honducta tipo Los sujetos a los que se les adjudica el patrén de conduc Ws tipo A corresponden a aquellos estilos conductuales donde Wieddomina una respuesta excesiva, Muestran hiperactividad, a | care coon oxo inritabilidad, son ambiciosos, agresivos, hosties, impulsivo, im- pacientes, tensos y competitivos, ya sea en su interaccin con su ‘media ambiente como con ellos mismos; ademds, sus relaciones Interpersonales son problemsticasy con tendencia ala dominan- cia, Podemos mencionar que los suletos con patrén de conducta tipo A, con respuesta autondmica al estrés, poseen mayor pre- dlisposicion a padecer patologias cardiovasculares por la activar cidn de las catecolaminas. A su ver, frecuentemente presentan elevado el colesterol LDL (colestero! malo} y disminuido el coles- terol HDL (colesterol bueno), lo que conlleva a otros factores de riesgo, tales como la obesidad, el tabaqulsmo y la hipertensién. Los sujetos con patrén de conducta tipo B en general son, tranquilos, confiados, relajados,abiertos alas emociones,incul- das las hostiles. El estado emocional es agradable por reduccin, de la activacin 0 por actvacién placentera. Prise hace referencia a Sender (1991), el cual establece que el patrén de conducts tipo Cse presenta en sujetosintrovertdos, bsesivos, que interiorizan su respuesta al estrés, paslvos, resi: rnados y apacibles, extremadamente cooperadores, sumisos y conformistas, siempre controlando las expresiones de hostilidad y deseosos de aprobacion social. Por tanto, se ha encontrado que. los individuos con patrén de conducta tipo C, estadisticamente hhablando, tlenen mayor predisposicién a reumas, infecciones, alerglas, afecciones dermatol6gicas variadas e incluso céncen, ‘asociado ala inhibicién inmunitaria de la que padecen en gene ral estos Sujetos. mismo Sender plantea que estos patrones de conducta detectados presentan, en general, caracteristicas def: ‘das que muchas veces permiten predecir algunos aspectos de su conducta, asi como su riesgo patégeno. Esto no implica que las caractersticas del tipo Ao el C, por ejemplo, no aparezcan en otro patrén de conducta, ya que @& ‘comin el sobrelapamiento; de igual manera, tampoco queda plicado que el riesgo patégeno, asociado al patrén, no coincida estadisticamente. En este sentido, el DSMHV sefiala que este ise ows mac wane > lps presentan al mismo tiempo trastornos de la personalidad perte- hecientes a grupos distintos. Técnicas preventivas do cardcter fsiolégico De la lectura de pérrafos anteriores se deriva que existe un mo- elo de respuesta orgénica que tiene que ver claramente con fl estado de estrés, y que bisicamente se caracterlza por un ‘aumento del ritmo cardiaco, aumento de la presién arterial y Ue! consumo de oxigeno, aumento de la tensién muscular y at sucesivamente; en suma, hay una activacién del sistema simpd- ico, que prepara al organismo para una accién inmediata. ‘Asi como la reaccién del organismo frente al estrés tiene \in componente fisiol6gico, también la fisiologia puede ayudar a los personas a afrontar una situacién de estrés, de manera que s reduzcan sus efectos negativos sobre la salud. Mediante la realizacion de ciertos ercicios fiseos, estas {dcnicas ensefian a controlar los efectos fsioldgicos del estrés, ‘fin de disminuir ia sintomatologia que se percibe como nega tive y desagradable y que, en consecuencia, crea ansiedad. Al- unas de ellas son de aprendizaje complejo ya veces requieren {ie un especialista durante la fase intial. Dentro de las mas cono- ‘das y practcadas hoy dia estan las que se ctan a continuacién: + Técnicas de relajacién basadas en las propuestas de Jacob son y Schultz + Téenicas de respiracion + Meditacién + Diferentes métodos de relajacién a través de ejerctacién Y masajes CCabe mencionar que en este texto no se inclu ningin SNesarollo relacionado con la meditacién y la elaacion a través de ‘sales, ya que las terapias alternatvas no corresponden al ob- Jeivo del mismo. tema de agrupamiento, si bien es uti a efectos de investigaclon tiene importantes lmitaciones y no ha sido validas dda de forma consistente, Ademds, con frecuencia los individuog 26 | cara coamue coxa Relajacién En una concepcién més elaborada, podemos considerar que la relajacién es un proceso psicofisioldgico, donde lo fisolégico, e omportamiento y las cogniciones llevan a cabo intercambios dindmicos y complejos que tienen un papel como causa y como ‘efecto, Por esto, cualquier definicién de a relajacién debe consi- derar los componentes fisiolbgicos (un patrén de activacién so- mética y auténoma isminuida), cognitios (informes verbales de ‘trangulidad y paz) y motores (estado reducido del tono muscular Y movimientos naturales), asi como las posibles vias de interac: cidn y mutua afectacién que dan como resultado los estados de tensién y relajacion Fundamentos conceptuales de a relajacién Elentrenamiento en téenicas de relajacon permite obtener und respuesta de relajacién sensiblemente contraria a la tensidn y, poor tanto, al estrés, ya que son capaces de actvar el sistema hervioso parasimpatico y de inhibir de manera parcial el funcio: ‘namiento excesivo del sistema simpatico. Es Importante mencionar que estas técnicas no sirven paraevitaro anular el problema organico a presente (por ejem: plo, una vicera, la ipertensién debido a factores organicos, en tre otros), sine que aminoran los efectos fsiolégicos del est, hacen manejable la sintomatologia orgénica desagradable que crea la ansiedad y la liberan. Esto se logra mediante ejerciciog realizados de forma advertida, con la atencién centrada en) las reacciones que producen, ‘Con la relajacién se produce una disminucién de la fre= ‘cuencia cardiaca disminuye el consumo de oxigeno y la tension ‘muscular, produciéndose al mismo tiempo un mayor nivel de Advertencia en las sensaciones corporates. En cierta medida hay ln estado de satisfaccin que acompatia ala percepcién de que se es capaz de actuar sobre el propio cuerpo de forma volun: ria y lograr efectos deseados: calma, tranquilidad, paz, en oC slones una sensacién de armoni, woe anc wom | ‘6 0 olantfice dela propia calma sin tener que ingerirférmacos ‘converte el estrés en otro tipo de malestar como la gastritis a relajacén es et punto de apoyo desde el que se pue- We foostructurar la isin estresante de los eventos y el propio Somportamiento; es dificil salir de patrones de pensamiento iionales estando en tensién, esencialmente porque re- dificil reconocer estados siempre cambiantes. No hay un ‘lilo de estrés estable; es complicado reconocer nuestros ‘jensomientos ieracionales en medio de la inestabilidad. Sin “Wshiargo, la velajacién permite observar un estado de inmovili- ‘a islea,y en ocasiones también emocional y cognosctiva; es, ‘i los individuos pueden observar cémo tomando el control We AW inmoulidad-movilidad (respiracién, manos, contraccio- ‘hes lo naturaleza de sus pensamientos y emociones cambian, “se pueendar cuenta de cOmo su capacidad para desarrolarun ‘winlento equilibrado los afecta Integralmente. ‘Velajncion y aprendizaje 1s ioloocon puede ser entendda no s6lo como un estado gene- Jplsiue se dstingve por un aive de activacién fsiolégca minima, ‘hw como un estado espectco,caracterzado por un patrén de ‘ivan Fisiologia distin u opuesto al de las emocionesin- Teens en el que también los cambios corporales pueden ser la Wonca de la activacién de programas motores centrales, Wiromo postulan algunos modelos cognitvs dela emocién,ba- fl poradigma del pracesamiento de la informacion (Stern- 1986), Desde el enfoque cognitivo-conductual, las emociones, los estados de tensién y reajacion, deben ser explicados ye la Interaccidn det conjunto de variables que son pro- sie organism (las condiciones biolbgicas del momento, su ncrasiahistrica, Incluyend la manera en cémo estan inte- Jonndose sus respuestas motoras, cognitivas y fisioligicas /\dneamente) y otras del ambiente inmediato de fa persona. fin embargo, no debemos perder de vista que un com- JW que, en ls casos de tensién, esta presente y tiende a a! scan coo copoca Wve mance ruc | 9 ‘modular los niveles de respuesta cognitivas y motora es el nivel, fisll6glco; por eso se hace necesarlo incidi especificamente en ‘el control de ella. La modificacién de los estados de tensién, produ ciendo relajacién, permite que los otros dos niveles de respuesta, motora y cognitiva puedan funcionar de manera més adaptativa 1 las demandas del medio de los individuos. Con base en esto, la relajacién se considera una respuesta fisioldgicamente antas {onica ala respuesta del estrés, la cual puede ser aprendida y Cconvertirse en un importante recurso personal para contrarres- tar los efectos negativos del mismo. El aprendizaje de respuestas biologicas constituye otro marco de referencia teérico para entender las técnicas de relay Jos ilusos, y aquellos evocados en el pensamientoy los estimulos {ie propio cuerpo f {en el caso de la relajacion aut6gena de Schultz (1958), e! nismo podria estar relacionado con la representacién cog- ide las consecuencias motoras de la respuesta, sensacio- fips de peso y calor, que dispararian las eferencias somatic y wscerales correspondientes. [ino que respecta a las técnicas basadas enlarespiracin, 6] principal mecanismo estaria basado en las Iteracciones car- lorrespiratorias del control vagal. Se sabe que el entrenamien- Jo de patrones respiratorios caracterizados por tasas respirato- Flys bajas, amplitudes altasy respiraciones predominantemente jaclén. Las diferentes técnicas pretenden faciltar el aprendizaje iwlominales incrementa e! control parasimpstico sobre el fun- del patrén de respuesta biol6gica correspondiente al estado de ‘lonamiento cardiovascular a través dela arritmia del seno res- relajacién. En el caso de la relajacion progresiva de Jacobson y Jiiatorio, que son cambios en el ritmo cardiaco asociados a las fen sus versiones simplificadas, el principal mecanismo de apren= dlizaje podria ser la discriminacién perceptiva de los niveles de tensién electromiogréficos (EMG) en cada grupo muscular, at vés de los ejercicios sistemsticos de tensién-distensién (técnl> 2 propioceptiva) Un componente persistente en los estados de tensién y relajacién en humanos es la “apreciacién de un estado” de ins tranquilidad y pensamientos molestos o bien apreciacion de “tranulidad” 0 “desasosiego" yalvi,respectivamente. Este ‘componente hace necesario considerar el papel que juega la die mensién psicolégica, en especial la respuesta cognitiva, en los cestados de relajacisn y tensién, Cuando los individuos hacen una “apreciacion” de su pro» pla condicién de tensién o relajacin es inevitable la referencia 2 “su estado de conciencia" y también a la presencia de algun tipo de pensamientoo, incluso, su ausencia, Al respecto, We (1958) consideré ala tensién como parte dela ansiedad, enten> dliendo esta ditima como “aquella pavta 0 pautas de respues: ta autondmica que constituyen una parte caracterstca de lag respuestas de los organismos a los estimulos nocivos" (p. 51). También, de acuerdo con Wolpe, los estimulos nocivos que pro dducen ansledad podrian ser fisicos, tanto identificables coma ‘ses inspratoriay espiratoria de cada ciclo respiratorio. La conexion que existe entre los estados de relajacién y pysidn con fos pensamientos es evidente y ha sido ampliamente pica, Elis (1962, 1976), Beck (1984) y, en espectico, Strong- ‘hp (1987), han documentado dicha relacién. Consideran que Jos pensamientos negativos ydesagradables generan emociones, ‘jeyativas que llevan a la reaccion de ansiedad, lo cual produce ‘oisidn automaticamente. Cabe lamar la atencién respecto ala Jolacin que tales autores hacen entre pensamientos y emocio- ‘hes, puesto que ambos producen ansiedad y, por tanto, tensi6n. sta conexin entre las reacciones de relajacién y tension con, Js cogniciones y las emociones supone que puede inducir a lus patente estado general de relajacién, ya sea mediante méto- 1h sioldgicos 0 métodos psicol6gicos, principalmente elaprendi- Jojo ie respuestas de relajacion para controlar las respuestas de ensidn, fn este sentido, debido a que la tensién muscular forma Juyte de la reaccidn de ansiedad ylarelajacién muscular es parte We la respuesta contraria, se puede aprender a cambiar la tensién uiscular por la relajacién, El aprendizaje de la relajacgn es similar al de otras res justas ¥ habilidades, como manejar un automévil, escribir WH) Computadora o andar en patines: es necesarlo practicar | scan coer cop, constantemente hasta que se aprende. Una vez que eso se l= ‘gr, puede ponerse en prictica de manera automitica y fac ten cualquier lugar y situacin. Este aprendizaje puede darse a través de diversos procesos, aunque es importante la préctica constante y sistemstica para lograr la relajacin a voluntad. Por todo esto, se ha considerado que la respuesta de rel Jacin, una ver emitida 0 evocada, puede ser condicionada aest- ‘mulos neutrales del ambiente o er contracandicionada (Wolpe, 2000) a estimulos evacadores de ansiedad, de acuerdo con el ‘modelo de condicionamiento clisico o pavioviano. Este Ultimo. rmecenismo de aprendizaje, en el que se basa la inhibicién recl roca de Wolpe, es el que se ha supuesto come responsable de. los efectos terapéuticos de técnicas de modificacion de conduc: ‘ta, como es la desensibllzacin sistemtica " “ ‘ Entrenamiento en relajacién como medida terapéutica Para que el tratamiento de la técnica de relajacisn sea exitos0, eben considerarse ciertos crterios condicionantes que com pprometen el objetive de esta técnica como una forma eficaz de afrontar situaciones y condiciones detonantes del estrés, an sledad y su comorblidad con la depresién y otros desérdenes conductuales, tales como las adicciones. Entre estos crterios tencuentran las caractersticas del terapeuta, su conocimien sobre la técnica, las caracteristicas del paciente y los casos ‘ue la rlajacion puede ofrecerse como una opcién remedial Caracteristicas del terapeuta En la terapia cognitivo-conductual (TCC|, siendo la relajac tuna de las técnicas més empleadas, y de acuerdo con Espa Olivares y Méndez (2005), se ha encontrado que la habilidad comunicacin del terapeuta, su estilo cognitivo y el nivel eo ceptual empleado durante la terapia tienen un papel relevank fen su desarrollo, Asimismo, el papel del paciente en cuanto sus caracteristicas personales y ambientales influird de man fen su relacin con el terapeuta, De hecho, parece vaso mance otc [a lu percepetén del paciente sobre el valor del terapeuta es ente de la que tlene éste sobre si mismo. Sin duda, nuestra ‘eipeviencia sugiere que los factores mas valorados por los pa- La personalidad de su terapeuta ‘apacidad para escuchar su problema ‘animarlo pradualmente a practicar aquello que le molestaba capaz de hablar de tal manera que se entienda Ayudarle a comprenderse a si mismo. Por su parte, MeNell, Prieto, Niemann, Pizarro, Vera y G6- ‘yw (2001) refieren que se ha documentado que los factores ‘Flos que los pacientes atribuian el cambio terapéutico en un Walamiento cognitivo-conductual son: ‘Consejos recibidos (79% de los pacientes tratados) ablar con alguien que se nteresa por sus problemas (75%) ‘Dar énimos y ayudar a autoatirmarse (67%) ‘ablar con alguien que le comprende (58%) Devolver la esperanza (58%). Mis recientemente, Ackerman y Hilsenrath (2003) encon- Yon) ¢” una revisién que comprende las publicaciones reali- i ene 1988 y 2000, que las caracteristicas principales del Jpoula que favorecen la alianza terapéutica, la cual es bésica sito de la terapia, son: ‘exible: acepta y adapta su forma de comunicar a asitua- ‘dn val paciente que tiene delante. Expetimentado: muestra experiencia clinica. Honesto: el paciente lo percibe sincero y honrado. espetuoso: se muestra respetuoso con las valores ya for- Ina de expresarse y comunicarse en general con el pacinte. Fable: digno de confianza Seguro de si mismo: el paclente percibe que sabe lo que hace. ado; su interés por el paciente y el problema que nt, ‘Mento: ests pendiente de lo que ocurre ena sesién;es deci, lie ls manifestaciones verbales y no verbales del pacient. nl caer coo conn + Amistoso: el paciente fo percibe cercano. + Calido: carifioso y afectiv. + Abierto: comprensive con otras puntos de vista De acuerdo con Stoltenberg, McNeill y Delworth (1998), fen los modelos cognitivos hay tres etapas donde el paciente aprende habilidades: una etapa cognitiva donde una declarac verbal ola representacién de una imagen se aprende durante el ‘procedimiento; una etapa asociativa, donde la persona recibe re- ‘roalimentacin, corrge erroresy delinea los procedimlentos. En la tercera, conocida como la etapa auténoma, el paciente prac> tica la hablidad aprendida, hasta que llega a ser una respues: ta automatica bajo las condiciones correctas. As, el terapeuti utiliza los datos de la entrevista clinica que permite conocer los antecedentes del paciente (histéricos y ambientales); esto puede suger ! diagnéstico posible que permita guiar los pardmetro§ de tratamiento, Las caracteristicas o patrones del terapeuta, n> cluyendo su estilo de personalidad, us reacclones al paciente y las crcunstancias ambientales (que definen los patrones conduc: tales), infuiran en las diferentes formas de solucién de los pro blemas del paciente, aun ls no mencionados por éste. CConocimientos especificos del terapeuta nla TCC, los conocimientos especificos del terapeuta son bésleoy para la ensefianza y entrenamiento del paciente en la técnica, d@ tal suerte que si el terapeuta carece de os mismos, sobre todo eft el caso dela técnica de reajacién, como se revisaré enseguida, NO s6lo evitard el confort y bienestar del pacient, sino que puede ‘ocasionarlesiones fiscas incluso incrementar los estimulos e5- tresantes o de conflcto que el paciente identifica como causa de su trastorno. En general, para la TCC, el terapeuta debe: + Mostrar competencia en habilidades de intervenciér refiere a la confianza y la hablidad para levar a cabo Ie tervenciones terapéuticas. + Dominar técnieas de evaluaciin: se reflere alas habilda ‘des de terapeuta para conducir evaluaciones psicolipieay, neem ea | 33 le las cuales exsten numerosos instrumentos y protoco- los, Para relajacin se presenta en un instrumento de eva- Jueién (Anexo 2). Tener disposicién para la evaluacién interpersonal: se tionde a considerar la relacin interpersonal como algo Separado; la naturaleza de este dominio depende de la ‘rlentaci6n tedriea del pacient. ‘Conceptualizar al paciente: este aspecto incluye, pero no se ita at diagnéstico; involuea el entencimiento del tera- outa de las caracteristias, historia y circunstancias de vida ido paciente, y cOmo esto afecta el auste del paciente. 1 papel do terapeuta en la relajacién Lyn bose en ‘i viente se presenta con estados de tension yansiedad, que re- Jeon desu imtervenién, a continuacion se detalan fos crterios Jims necesarios en la relacién terapeuta-paciente, para que Hanto to Hone zat. Conforme pasen los dis, seguramente el tiempo se alargars Por ultimo, puede estar sentado durante 15 0 20 minutos a dao ‘mas, aunque parecerén muchos menos. ‘Mindfulness 0 mente en plenitud Eimeselo de minus (mente en les) ene eres Que increment as habidaes genres de etomontonca, tas personas eben aprender primers oberary sso ss Dott peramintosy evan peepee Sones, sersaclones seas y entero percepcon beta éstmuos ens ambiente eterno observndoyoeeBende Sinmerpretaciones ues. sas habllacs eben enor swhoca ls patrones de percents ae evan ua eg Cada storeplacen, moma ue rovoc lo mols adeptecn Simei tants emp ses come enn po Imad mis ects de automontre repo y Donovan, 2005). Mernpiiiaic mimo, nsf a mostra los penser ropes Y os erres alpen, practcandolnaceptacon eal lone Un balance os factors auenayen restos persons y process conducts, ts come ops ys een, Ot toroimaceneceltiene ce amente nent om sutra lain nye & meu, ops, roc eecloy setae eit ocate eine 200) {nun esto recente dea terca de metab mid {ulnesproveiet ea ateon vane, se compro ss Crete en decernentoo dorian del sso de ss tani enunapoblcign acl en Seal EUA Lo resses porsepane eprson auc “pence en ef moet Serves ate a urge por consumes ue bstan te efcente en cuanto ss thei de afta copng (ara Wiiwt, wrth a, 200) De acvericon frat Donven median dno de la técnica de mente en plenitud o mindfullness es un componente \asoemactny marc i) iwincipal de la terapia conductual dialéctica (Dimeff y Koerner 507) para el tratamiento del desorden de personalidad limitrofe (Linehan, 1993), ast como para la terapia cognitive basada en la ‘eflexin (Seagal, Willams y Teasdale, 2002). Seha visto que la me- titacién puede ser una estrategiaalternativa de afrontamiento 0 ‘loping, como respuesta ante el estrés, afecto negatvo yansiedad (Marlatt, Pagano, Rose y Marques, 1984). Al descriirel uso de a ‘editacién como estrategia de doping para las conductas adic ‘rs, Marlatt y Donovan refieren que Groves y Farmer (1994) esta biecen: "Enel contexto de las adicciones, la mente en plenitud © ‘minafliness, puede signficar estar alerta ante los detonantes de! ‘Craving {9 escoger hacer algo més que logre aminorar o preve- hi el craving, deblitando asi esta conducta habitual” (p.189), ES Uiecir, esta téeniea de mente en plenitud 0 minafullness permite tenfocarse en el momento presente, observando y aceptando en ilencio el desorden asociado al craving en adicciones, al ests al afecto negativo, proporcionando a los adictos una estrotegia ‘lectva y adaptativa para facitar el coping 0 afrontamiento ‘De esta forma, tanto la meditacién en si, como la téenk ca de mente en plenitud 0 mindjuliness, que abarea también la felajacion, son alternativas dentro de la terapia cognitivo- Conductual para la mejor adaptacion interna y externa del in- dlividuo, tomando en cuenta sus habilidades, estilos de vida, historia y entorno, Hasta ahora hay muchos estudios que las, han consolidado como verdaderas estrategiasalternativas en diferentes desérdenes como conductas adictivas, trastornos de alimentacién, ansiedad, pinico,fobias, entre muchos més. Referencias ‘ckrman, 5) y leet M1203). ‘A review of heap characteris and techies postive mouting te terpeute alan Cnc Pachlay ee 231) 96.238. ‘arg, Kg, Kon, 00) se: tes ppp Neon Tr toot seeps Osos Senate sue, 27) po, 6780. oun Uy ere, (958, Manua de Psi clr, actos, Herd a kT 1984) Coptiaeroahestostessmanopemet. tr Wook RL Lehre, TPM eds) nce ond ate of tes managment New Yo, Glos so | scorn ce Bernt. (1999). xtrenomentaen lan regres, spi ‘ersten, Dy rove (873). Poresverelxaton vag” ina res Comin. Cannon Wy 8d F(1827 “Th amas Lange theory of ection: ration andan aerntve theory” Amercon eel acho Carat, Hy Mil, 0.88) Pcoterape conductal en ate, ‘ni prc. acloa, Mares Ras Dime Ly Koerner, 207) ileal Bho therapy nln ‘ork, The Guilford Press Elis. A (1962) Reason ane eran npscotherapy. New Yr tye Sh i876, "The ologial bs oF uma renal Jouma ef ‘ology, 32: 145368 sata 1, Ores. y Mende, FX (cards) 205) Trop Pi rdetcos: Masi Posie aur, {1971}, iselaga del Ste Neos, Misco, Nueva El revcana Freer Fy so, 199). "Undersandg Chon Fat Soe Amen Pacha Assocation. Garde, (968). Fundomertas de Neurol Me, Eto ine ola, Wty T, awe yankee 01859 “eedhack ast ‘ring wth rain red patents nace tages of econ 13, p. 357. Joume 8 (188). "Biedback une relation objet Hisar M on eérpeutaver ono tome I Pas, Narn Lara, Ry Flima, (886). ty process counts. Barcel Unehn, MLM (1983). Conte debavieral weoment of bodelne ‘order New Yor, lord Press. ple, 5.1, e ed, Mi, De Sa, Cnet, Tashi, Nl WP ‘Mefwen, 85; Mauger, RL y Meaney, (198). “orial human aging predict ppoampal atopy and memory di Newosine, 8) 328, 9.6973. arly Doran, (2005) Reape Prevention He Yor, The Gi Marl (202). "Bars Phlsopy andthe tester of abd ‘Cognit od eho Practice. 9, 858 Marat 6A vite, Dilworth T, Bowe, 5. W, Pars Gj Ma ‘et (2004 "vipassana meditation a treatment ral orders nS. Hayes, VM Fllete& MM han fd ‘and cxceptence:expncing the conte behave Wadia oir esp 261287, Marl 6 Pagan, as, Marae, (1984 “es "elation vaing yoo akobol use nmale oc dink B |. Wal os) Medan Cosson conterporay or, Ad, 105120, jini yatcn | oes ea, , Fao, M, Ver ime. 000 “Curent si hana Poy The Covneig Phat 290) p57. Wii) ioe obhanrpoten A made orreserch and proce Ne earn res oon yori, Mad, esr The Shae ther af mets: two deat Psycho ut 982. 239-268, Wiowe 1162) "Copies and phsitapl determinants of jo te Pht Reve, 69, 378398. | ne sinanguti Made Gudea Heh 9 Ge MM; andy 6a (996 "Hio- yo veces mor depress’ Proceeding ofthe Noon! Sees ofthe Une Staaf mee, p 2908 313 Tis enrransento eutigeo Baclna, eco mése, IP) idee) “ss cascades huraas: Un entoque dese el process en norms” Bacto, bor een gal ening 195) PW fititt by betwaty, (198) ON Superson: An megroted J pesing Cases ond Teapiss. San Frasca, lose Bass 11 i082 Ie peotgy of emation. New Yr, hn Wy 50s 1m cet on rere pe ‘Preoteropio por inhibcién reciproco. Espafia, Descled De Brouwer ‘ion Mi de wp eed i, et mae ese 2083 naman ee 2008 Jog one com/otonudarltindertem, recuerdo 13 de re 2008 Ti. roveos wecos. Napywwwmed.uilecapuntesae 32 | caren coon oxo ‘Anexo 1 Cuestionario de evaluacién del estado de relajacién ‘Cuestionario para la relajacién Instrucciones| Intente recordar la itima ver que usted se encontré tenso, nervioso o iritado. Péngase recostado en una sillacémoda, con las manos apoyadas y deje las hombros caidos, Taga a su memoria la escena de lo ocurrido, dénde estaba usted, qué ocurrié inmediatamente antes de que Feaccionara con malestar; observe la escena como si estu- viera recogida por una cémara de video y la pasara lenta- mente. Después, preste especial atencién ala reaccién de su ‘cuerpo, recérralo lentamente de la cabeza alos pies como si luna pequefia nube de algodén entrara por su cabeza, por e! Cuero cabelludo, y fuera descendiendo por su cabeza, cue- lio, hombros,brazos, pecho y espalda, torso y cintura,nalgas| ¥ plernas, hasta sar de su cuerpo. Esa nube a su paso iré detectando las zonas molestas, de modo que usted en esas zonas se imagina una luz ja intensa que la sefiala. Una ver recorrido su cuerpo ante esa situacién que us- ted vivis, valore al grado de malestar para cada una de las siguientes zonas musculares: (= Ninguna tensién o malestar 41 Tensién o malestar ligero 2=Tensién o malestar fuerte 3 = Tensién o malestar extremo L.Zonadela frente... 2.Zonade losparpados. 3.Zonadelanari 4.Zonadeloslabios. 5.Zonadelamandibula 6.Zona de la lengua y el paladar. 7.Zonadelanuca, 8,Zona del culo oss ace 9, Zona de los hombros. 10. Zona del pecho. s 11. Zona dela parte alta de la espalda. 12. Zona de la parte baja de la espalda 1. Zona del estémago y vient, 1M. Zona de los antebrazo... 15, Zona de las mufiecas. 16, Zona de las manos y dedos 17. Zona de las nalgas. 18, Zona de las rodilas.. 19. Zona de los pies. 20, Ansiedad o nerviosismo general oe: hit: Fralolags-onine com/autoayuda/eassindex him En el recuadto siguiente se describe el procedimiento ge ral de reajacion progresiva. Usted puede aplicrselo grabn- tiolo con su propia voe en una cinta, para asi facilitar su realiza- ‘dn, Es aconsejable grabarlo con vor pausada y suave, Anexo 2 Ejemplo de instrucciones de relajacion to general de relajacién progresiva Proct 1. Preparacin previa: Se suglere hacer el ejercicio en un lu- tar tranguilo, sin excesiva luz y libre de ruidos. Evite tener prendas ajustadas de ropa o calzado, asi como reloj 0 pul- eras que le austen, No lo haga después de haber comido, ‘espere al menos dos horas después de cada comida para ha- Cerlo,Siéntese en una sila 0 silén eémodo, 0 recuéstese en lin sold o cama boca arriba, con ambos brazos paralelos a i cuerpo. Si lo hace sentado, ponga los pies apoyados en suelo, las manos sobre sus nalgas y deje los hombros tan taldos como pueda, Cierre los ojos mientras hace el eercicio (si tiene alguna difcutad, puede dejarlos abiertos, aunque sol sore coca comuct mie | 5 ‘en este caso es aconsejable que mire un objeto o cuadra que’ tenga cercano). Recuerde también que mientras no tenga cierto dominio sobre la relajacién no la aplique en situacio- nes donde se encuentre muy nervioso, pues podria fracasar y -desmotivarse demasiado pronto. Al igual que cuando alguien festd aprendiendo a jugar al tens, si juega con alguien més cexperto perder, y es deseable que vaya paso a paso, haga Usted lo mismo con larelajacién; no la apique a situaciones difciles, al menos hasta tener un adecuado dominio de ella, 2, Ejercicio: Certe los ojos (s le resulta més eémodo, pue- de dejarlos abiertos). Comience inspirando el aire por su nariey dirjalo hacia la parte baja de su vientre, no lo suel- te aun. Cuente mentalmente y de manera lenta: 1, 2, 3, y suelte el aire suavemente entre sus lablos. Vuelva @ repetir esta operacién unas cuatro veces mis, Ahora recorteremos los principales masculos del cuerpo que se pueden poner fen tensidn para aprender a soltar la tension acumulada en ellos. Comencemos por la cabeza, Suba sus cejas todo lo que pueda hacia arriba. Manténgalas subidas. Note la tensién tan ‘molestay desagradable que se produce en su frente, sienes y zomas cercanasa su nariz,Note la tensién tan molesta. Ahora, suavemente, dee caer lentamente sus cejas haca la poscién Inicial. Note lo agredable que resulta liberarse de esa ten- sién. Inspire are por su nariz hacia la parte baja del vientre, retenga el aire. Cuente lentamente 1... 2.. 3. Ahora suelte el aire con suavidad entre sus labios y repitase las palabras: “tranquilo{a}, relajado(a)". Continie respirando asi unas cuatro veces més. Ahora apriete fuertemente sus pirpados contra sus ojos. Note la tension tan molesta y desagradable {ue se produce en los parpados, los ojos y la zona cercana a la nariz y frente. Tensin molesta y desagradable. Ahora, suavemente, suelte sus musculos. Nate cémo desaparece la tension y lo agradable que resulta iberarse de ella, Vuelva 2 inspirar aire por su nariz hacia la parte baja de su vientr, Retenga el aie. Cuente despacioy mentalmente; 3 te el aire suavemente ent palabras “tranquilo(a),relajadolay". Usted esté consiguiendo fstar cada vee més tranquil y relajado. Continde respiran- do de esta manera unas cuatro veces més. Ahora abra los dnficios de su nari tanto como pueda. Note la tensién tan Iolestaen el puente dela nari, as meillas. Tensién molesta ¥ desagradable. Manténgala as. Ahore, suavemente, suelte fsa tensién, ibérese de ella. Note lo agradable que resulta Tener esos musculos sueltos yrelajados. inspire aire por su harie hacia la parte baja de su vientre,reténgalo,cuente: 1 2. 3, suéltelo suavemente entre sus labios, pensando en las palabras: “tranquilo(a,relajado(a)’, Continde respirando ide esta manera cuatro veces més. Ahora tire de las comisuras f extremos de los labs, come si forzara una sonrisa, todo lo ‘que pueda, Mantenga esa tension. Note lo desagradable que Tesla la tensién en su mandibula y labios. Ahora, suéltels wuavemente, Note lo agradable que resulta soltar esa ten- jon. Respite profundamente de Ia manera indicada: toman- tio el aire por su narie hacia la parte baja del vientre. Cuente ide uno a tres lentamente y suéltelo entre sus labios, repi- tisndose las palabras: “tranquilo(),relajadola)”. Repita esta respiraién cuatro veces mas. Ahora apriete fuertemente sus dient superiores contra los inferiores. Manténgalos apre- tados. Ahora sueltelos, ibérese de la tension acumulada en tesa zona, Disfrute del estado de relajacn cada vez mayor. Respire come lo ha estado haciendo. Repita mentalmente: “tranquilo(a,relajado(a)’. Ahora incline la cabeza hacia ade- lante todo lo que pueda y manténgala abi. Note la tensin fen el cuello, garganta y nuca..tensién molesta que ahore suavemente sueta, “Tranquilo(a} y relajado(a)’. Tome el are por st nari hacia la parte baja del vientre. Cuente: 1.2. 3, y lo suelta suavemente entre los labios. Siga repitiendo festa respiracién cuatro veces mas. Ahora incline la cabera hacia atrés todo lo que pueda. Manténgala ast un momento, rote la tensién molesta en el cuelo y nuca. Ahora sueltela \Vuelva la cabeza a su posiciéninicial. Libérese de la tensién’ ‘ranqullo(a) y relajado(a}", Respire profundamente, Cuente | ncaa yea ee ra evant pero ai verso cone dees ac a ol Tern mle do cat la piera susvement Tespacn ea y pounds ie ncompttesace de lian y angus fic angen, ree, vane Usted mi penis hecho y on préctica lo hard mejor. nai Masel or enter, tome aie por suariz hac ai del abdomen y suéltela Se ae ie dees Bods ver ue za, contaré de 10 hasta 0: 10... i ees icatr oye 2-2-0. Puede Incorporas Fy ojercicio ha terminado. Si ses ns wa Mn soo veces ms As iran dl empeine oe as ‘ahora libera, dejanc ingot) 9 reo hasta tres y suelte el aire entre sus labios. Continde ahon subiendo les hombros hacia arriba todo lo que pueda, Note la tension en esa zona... tensién molesta que ahora va a sal tar. Libérese de latensién. “Tranqulloa) y relajadolay” Res, pire profundamente de la misma manera. Repita la respira, «én cuatro veces més. Ahora doble los codos todo lo que pueda. Note la tensién en esa zona, Suelte la tensin. Dele las manos sobre las nalgas. Se ha liberado de la tensidn acu. ‘mulada. “Tranquilofa) y relajado(ay". Respiracién profunda Y tranquila como viene haciéndolo. Repitala cuatro veces ‘mas. Ahora apriete el pecho hacia afuera, sacando pecho, Note la tensién en esa zona... tensiGn molesta, Suelte la ten, sién acumulada, “Tranguiloa) y relajado(a)’. Se libera de la tensién y respira lenta y profundamente, Rept esta resp racién cuatro veces mas, suavemente, Cada vez est mis relajado(a). Ahora, apriete el estémago hacia dentro todo o que pueda... note la tensién en esa zona. tensién moles. 1... que ahora suelta, Se libera de la tensién..."Tranqullo(a)y Relajadola)".. Rspira profundamente,.. Cuatro veces més. ‘Ahora levante su brazo derecho como si golpeara al frente on el pufio cerrado... Note la tensién en el hombro, codo, antebrazo, mano, palma dela mano y dedos...Llbere ess ten, sién. Deje caer lentamente la mano hacia la nalga..Selibera de la tensién. “Tranquilo(a)y relajadota”. Respiracion pro. funda... eve el aire hacia a parte baja del viene, Cuente 4... 2. 3, y lo suelta suavemente entre sus labios. Repita Cuatro veces esta respiracién...y ahora haga lo mismo con el ‘brazoizquierdo: lo levanta hacia el frente, con el puto cerra- do... Tensién molesta en el hombro... odo, antebrazo.. mu. Fieca...mano,..dedos...y ahora suelte esa tensién...selibera de ela... “Trangulo(a,relajadofa..”. Respire profundamen. te yrepita esa respiracién cuatro veces més. Ahora, levante 'a pierna derecha, todo lo que pueda. Tire de la punta de los dedos hacia dentro, como si quisiera tocarse la rodilacon los ‘dedos del pie... tension molesta...que ahora suelta. s¢ ibe. ‘a declla,"Tanguil fel jet Foon. itp: 7aua picolog-onine.com/autoayuda/elas/inde 2 Manejo decontingencias Mo. dures Roriquet Compuzone Introduccion 1 manejo de ontingencias es el nombre que se le da alempleo dein paquete de tir, aquelastenicas deriva cionamientosperante desart fe técnicas operantes, es de- das de Ia teoria de condi- roliada por Skinner (1973). sernchyen en él rézamiento postive y negaivo, extn, eno, momento, ensayo conductaly tenis Ge castigo. de este Tra vste caphlo se explican los fundamentos teéricos poquetetergutico, asi como ls aspectosrelevantes para su aplieacién, Aantecedentes 8, F. Skinner, uno os autores rs importantes del conduc- or expvopuso laa del condcionamiento operant, Ye vooticativos ode la triple relacion de contingencias. modelo {i psiedlogo afiemah que una formulacion agcién entre un oynismo Y 50 ‘adecuada de la inte ‘medio debe siempre especifcar (acc ents ajcason en la que ocure la respuesta, b)'@ veda respuesta, las consecuencis refrzates a ote rom aes que seaablcen entre estos tres factors son es “eontingenclas devorzamient respuestas de lasiales depende una con: (1979) naa que “Lactose derespuests sobre chal skinner ‘el término alude alla case de wsecuencia. El propio | sca coma coca es contingente un reforzadorrecibe el nombre de operante para, indicar que hay una accién sobre el medio, seguida por el refor- zamiento”. Gracias a su formacién experimental logré disefiar la “caja” que lleva su nombre y que constituye una situacién exper ‘mental que posibilita el estudio de la llamada conducta operante. Sus estudios de laboratorio lo llevaron a postular una teo- ria, donde los programas de reforzamiento ocupan un lugar pre- onderante, Su trabajo se convirtié en un paradigms ejemplar (Kuhn, 1971) de la investigacién en psicologia durante décadas yaa ver, dio pauta al surgimiento tanto del andlisis experimen. tal de la conducta, como del andlisis conductual aplicado, que fueron los mismos que permitieron su uso para la solucién de, problemas en ambientes naturales. El andlisis conductual aplicado, y quizé el amplio rubro de procedimientos englobados bajo la denominacién de mo- dificacién de conducta, surgieron como un primer intento en, la psicologta por invertir la determinacién prevaleciente entre clencia y tecnologia, or primera vez, un conjunto de conceptes teéricos y de ‘operaciones vinculadas a la investigacin basic permitfan la deri vacién de técnicas y procedimientos apicados ala solucién de pro- blemas sociales de diversa indole. Con estos enfoques, se formuld luna tecnologia cientifica que proporcioné rigor metodoligico y criterios evaluativos de la propia accion profesional (Ribes, 1982). El paso de la investigacién en laboratorioa la aplicacion fue sradval, aunque los mismos teéricos ya habian llevado a cabo ‘algunos intentos por aplicar sus principios en ambientes natura- les ycon sujetos humanos (por ejemplo, Watson y Paviov). ‘Skinner no sélo formulé la teoria del condicionamiento ‘operante, sino que incursiond en su aplicacién junto con Lindsey y Bijou (Kazdin, 1989); los primeros investigaron los métodos ope rantes con pacientes psieétcos institucionalizados, mientras que Bijou los estudiaba con nfs. EI método que emplearon enfati- 26 el uso de respuestas operantes libres, estimulos discrimina tivos y el control de las consecuencias de las respuestas. El uso de técnicas operantes se fue extendiendo para cubrir un mayor spectro de comportamientos y campos de aeeiin profesional, ssc comers |a os procedimientos e sistematizaron para su apicacion en com- jortamiento humano y de ahi se deriva el paquete de técnicas {ienominado “manejo de contingencias" Fundamentos teéricos Las teorias del condicionamiento, as! como las de aprendizaje won la base tebrico-experimental del manejo de contingencias. Yo Thorndike (1977) habla postulado la ley del efecto en la que UJtallaba cémo la ocurrencia mas o menos simulténes de una fespuesta y ciertos eventos ambientales cambia al organismo {ive tesponde e incrementa la probabilidad de que sucedan nue vimente respuestas del mismo tipo. El condicionamiento pavio- iano extend estos hallazgos enfocdndose en el estimulo condi- ‘onado. Skinner, por u parte introdujo el concepto “operante’, fl cual empled para referirse a aquellas respuestas que operan Sobre el ambiente, Retomé el concepto pavioviano de reforza- Iniento para designar a las consecuencias de una accion y sus tlectos sobre la conducta. Este concepto agrupa sus principlos {w6rico-experlmentales. De acuerdo con Skinner (1979), cuando una respuesta ‘ocurte y es reforeada, se incrementa la probabllidad de futu- ras ocurtencias en presencia de estimulos similares. Esto es, en intesis, el principio del reforzamiento. De ese principio general te derivan conceptos tales como: programas de reforzamiento, oldeamiento, reforzador, estimulo discriminativo, entre otros; {y de dichos conceptos, asi como de hallazgos experimentales, Surgen un conjunto de técnicas operantes. Cuando tales técni- tas se emplean, de manera sistemstica, para la solucién 0 pre- \encién de problemas en comportamiento humano se les lama ‘manejo de contingencias. Bernstein (1982) explica que el manejo de contingencias consiste en la presentacién contingente o reiro de los reforza loves y estimulos aversivos que suceden a determinadas con- tductas.E1término contingente significa que la manipulacién de las contingencias tiene lugar sy s6lo sila conducta que se pla- ‘nea fortalecer o debiltar ha ocurrido, al cana coomo cot El manejo de contingencias se emplea para modificar el comportamiento de otras personas, ya sea para que adquieran una conducta, emitan una conducta deseable con mayor fre- cuencia, 0 bien, eliminen o reduacan la frecuencia de un com- portamiento indeseable. Portal razén, usualmente, este proce- dimiento se ensefia a otras personas, por ejemplo, alos padres, maestros © enfermeras, para que sean ellos quienes operen como administradores de contingencias y, de esta manera, el procedimiento sea mas factible y efectvo, Para entender las técricas empleadas e implementarlas de manera eficaz, hay que defini sus conceptos principales, to- ‘mando en consideracién algunas de sus caracteristicas. Conducta. Se define como la relacién entre el organismo y su medio. Para identificarla 0 modifcara, se traduce en unidades discretas lamadas respuestas que aluden a formas de actuar, pensar 0 decir de una persona al relacionarse con su medio, Ejemplos son: llorar, golpear a alguien, insultar, enojarse, robar, entre otras Reforzador. Estimulo que, aplicado de manera “contingente” a ‘na respuesta, incrementa su probabilidad de ocurrencia, Al de- cir contingente, se refiere a que Ia aparicién o presentacién del estimulo reforzador depende de la emisién de la respuesta En términos simples, las consecuencias de la conducta {que aumentan Ia intensidad o frecuencia de la misma se llaman “reforzadores". Exsten reforzadores positives y negativos. Am- bos incrementan la probabilidad de ocurrencia de la conducta aque los genera. En el caso del reforzamiento positivo, la con- dducta produce la aparicién o surgimiento del reforzador y, por consiguiente, aumenta la frecuencia de tal conduct En cuanto al reforzamiento negativo, la conducta perm: te a individuo evitar o huir del reforzador, Como resultado de esta contingencia, la probabilidad futura de la conducta de ev tacién o hulda queda incrementada, Es decir, lo que fortalece Ja conducta es el reiro del estimula aversivo, de manera con: tingente ala presentacién de una conducta, Un ejemplo simple use cos |e de reforzamiento negativo se ilustra con la respuesta de usar paraguas cuando llueve. La lluvia, en este caso, es un estimulo aversive yla respuesta “abrir el paraguas” es aque permite hulr de o evitar el estimulo aversiv. Esta conducta,entonces, queda reforzada negativamente. Los reforzadores positives, mal lamados “premios”, sue- len experimentarse como agradables. Los negativos, por el can- trario, se experimentan como nacivos. Sin embargo, un refor- zador no se define por la manera en que se experimenta, como tampoco por estereotipos culturales. Se le llama reforzador cuando modifica la frecuencia de la conducta respecto de a que es contingente. A veces, ciertos estimulos que parecen aversi- vos en la préctica funcionan como reforzadores positives. Por cl contrario, estimulos aparentemente agradables pueden ser reforeadores negativos. Esto se ilustra con un caso en que los padres regafian constantemente a su hijo, asumiendo que esto Tunciona como un castigo, cuando probablemente estén apli- cando reforzamiento positivo, al brindar atencién, aunque sea len forma de regafos. Reforzamiento. Es el procedimiento mediante el cual los reforza- dre, ya sean positives o negatives, se empleansistemsticamen- te para incrementar o fortalecer conductas especficas. Cuando ol reforzador se aplica cada vez que se emite la conducta al pro- cedimiento se le lama reforzamiento continuo. Cuando se apli- ca de manera ocasional, se le llama reforzamiento intermitente. Por ejemplo, cuando los nifios empiezan en la escuela y los papas quieren establecer la conducta de hacer tareas, se les pide que cada vez que el no cumpla con la tarea signads, se le felcite; esto es, que se le refuerce de manera continua. Cuando yaelnifio tiene el habito de hacerlas, los padres pueden felitarlo ocasio- nalmente, eto es, refuerzan de manera intermitente Tipos de reforzadores Los reforzadores pueden catalogarse segin su tipo. Los hay pri- ‘marios positivos, como la comida oel sexo, oprimariosnegativos, a orp coon cen como el dolor. Se Hlarr—vann primarios suse de sus atributos,e5 decir se consideran irampoortantes enminos de supervivencla, También hay reforzad «ores secundartaositivos, como el dine: ‘ro, las posesiones, la. z=at encién socials eloglos, o secundarios negatives, como el rul ce, el ténsltotlo el fio (Skinner, 1979, Liberman, 1990). Para el uso efe=cctivo de los sezadores, Sulzer-Azaroff Mayer (1990) postu an que es necsrio tomar en cuenta ut conjunto de recomencat'a ciones: a) No cualquier resFeorzador serééstivo en todas las situa iones 0 para te3cias las condv, sino que el reorzador seleccionado d elberé tener poedades cuya capacidad de refuerzo se t-aeaya demostraitarael individuo conere: to bajo condici mes espectic:sor ejemplo, la comida no funciona co Ero reforzado%la persona esta satise- cha, 0 las goloss imas no necesnente funcionan como feforzadores ppam rai todos los nit ) Tanto la inmed Wa cidn como ltsentacin contingente del reforzador <=con cruciales./orzador se administra sly sélosiocurre la conductatiterésy su presentacién debe hacerse irm nediatamentsputs de que se emitis tal conduct, €) Es importante eersona se saciste deja de tener pro- piedades reforz=amtes, Extincién, Se refiere al cease o retro ts consecuencias refor- antes de una conducta: , ecuyo efecto eldecrementoo a elimi. nacin de la misma; est=ow es, si una coitta deja de reforzarse, su frecuencia declina, Hayquetomar enc uenta que else de extincién por lo comin es gradual y que, aal principio det, suele presentarse Un efecto de increment ade la respuessconducta objetivo, Ena prictica se reacomienda ula extincién de con- ductas que se desea e Hiaminar; el refimiento de conductas deseables (Liberman, 1990), Si, por e/l, se aplica extincion | 6 on comases So es converte inc de uno dep alg eto, es coment Wnaguel conducts que son nampa, ome pel vaasenantone ameble ms Fes pertinentes, entre otros factores, Después, se trabaja con las, ts ln jue se quieren establecer, es decir, con aquellas conductas que fo ensten ene epertorio de la persona. Por atm, se traboja {ow as eanductas que hay que decrementa lina. orden Juede vara si, por ejemplo, se ientfican conducts que pu tense pligrosas, como ls autodestructvas, en cuyo cso May {ive atender en primer lugar, aunque en términos generale finpieza con las mis féciles. Jose 4 Identiiacion de reforzadores [1 erapeuta solicita al usuario que descrba los estimulos ma- evils, de aetvdad,o sociales que puedan funconar como | Moccadores para la persone cuyas conductas se van 9 modi tar Con ellos se hace una lista para posteriormente seleccionar {proba los mas viables. Jove. Establecimiento de os stemos de ego {estas lterapeuta ex a ingore epi ar 11 retract alec detas contingencies 2 ermplet como (onder que se van a modicar Se selecciona ode a- fin fomat de eps conserndo au eee mano ly rico, Lox datos Discos contmpa sn: a) ls ot veoh Is conducte a mofea 6 a stuacién en aque éta et fa conscuenca admnsrada esta conduct. Un impo esel sient conduc [ed coseuenda oar | sesamin | Fecta/nor tos mats de eps se pueden aaa cada cas. a conijerar el nimero deconductas que sev reqs, 1 aan de ocrtenia la ifeultad que puede mplcare wg de manera que el formato sa To mds simple posible | cacao oct Por ejemplo, las conductas y el tipo de consecuencia pueden codificarsey el usuario solamente podria indicar con una cruz el indimero de veces que ocurre una conducta determinada y el n= mero de veces que otorgé un tipo especifco de consecuencia, Lo importante es que se haga un registro sistemtico. Fase 6, Evaluacién incial o linea base Una vez que se han definido y jerarquizado las conductas que se ‘van a modifcar, el terapeuta le solicita al usuario la primera ta- rea en suambiente natural. Debe registrar la ocurrencia de estas conductas por un periodo no menor de una semana. El formato de registro puede ser como el descrito en la fase anterior. Puede. ‘empezar seleccionando las conductas de baja frecuencia que se- ran incrementadas, para su registro. Si hay varias, éstas pueden codificarse y agregarse en el propio formato. Ast, por ejemplo, €s posible registrar cuatro 0 cinco conductas * Tender su cama + Lavartrastes, + Recoger su ropa + Recoger sus uguetes «+ Hacer su tarea, Cada una se puede identificar con un niimero, de manera {que en la columna 3 del formato de registro se escribe solamen te el nimero correspondiente. El registro incial es la linea base, es decir, nuestro parémme= tro de comparacién y evaluacién con respecto al logro de objeti- vos, aunque es importante registrar y cuantificar durante todo el procedimiento. En esta fase, el terapeuta debe entrenar al usua~ rio en el llenado de los formatos de registro. Ademas de ls ins- trucciones para su empleo, es conveniente que coordine ensayos o précticas de esta actividad. Puede estructurarsituaciones simu> ladas y emplear juego de roles donde desemperie el papel de la persona cuya conducta se quiere modificar para que el usu realice précticas de lenado de registro, Por supuesto, el terapeuta debe dar retroalimentacion correctiva un omnes |» Fase 7. Establecimiento de crterios de éxito yrecaida Lest fase, el usuario, junto con el terapeuta, tendré que cuan- liicar las metas, es decit, debe establecer los criterias de eit. [Gtoshan de ser viables y deben considerar las caracterstcas de ‘oda una de las conduetas a modifica. A partir de la lista elabo- ‘ada en la fase 3, se llena la tabla siguiente: = conducts conducts | trio caitero | quese vana | cto ue 58 a8 ge ext de éxito | decrementaro| de eto ‘nrermentar |“ ‘liminar 1 a A fi a a , 3. L A Por ejemplo, silo deseable es que laconducta de tender la ‘ama ocurra, por lo menos, seis veces por semana, eso se anota ‘enla columna de criteria de éxito que corresponde a tal conduc- la, Esta taba orienta la duracién de las siguientes fases. Sien lo consecutivo se trabala con varias conductas simul Lineamente, se debe registrar la ocurrencia de todas y la eval ‘lon de logros se hace para cada una de elas. Jase 8, incrementando conductas deseables [i procedimiento que se emplea para incrementar a probabli- ‘dad de ocurrencia de una conducta es el de reforzamiento. En ‘esta fase, el terapeuta debe explicar en qué consiste y detallar las vegas de su apicacion: {Al principio se otorga un reforzador cada ver que se emite la conducta deseable, by) ise elige un reforzador material, se debe procurar que ro sea susceptible de saciedad y se debe acompaner de ‘un reforzador social. {Se debe pasando de losrelorzadores materiales alos sociales wo! cannon com 4d) El reforzamiento, que al principio es continuo, debe ser inx termitente una vez que se mantenga la frecuencia deseada, €@) La consistencia y la evaluacién constante son la clave para cl éxito del tratamiento y para el mantenimiento de los logros obtenidos. Una vez que se han explicado estas relas, se entrena al usuario, que es quien va a manejar las contingencias para cam biar conductas de otros en el uso del reforzamiento. Para ello, se eligen una o més conductas (si esto es viable) de las que el Usuario identified, definé y clasfic6. €l terapeuta emplea ins- trucciones, modelamiento, ensayo conductual yretroalimenta- cidn, es decir, una vez que ha modelado le solicita al usuario due él lleve a cabo esta conducta en una situacién simulada, ‘cuantas veces sea necesario para que lo haga adecuadamente. mientras retroalimenta su ejecucién, es decir el terapeutalein~ forma al usuario, ensayo por ensayo, de sus aciertos y errores Primero estructura situaciones tipo, similares a las que ocurren en el ambiente natural, es decir, describe alguna de las situa: ciones en las que se presenta alguno de los comportamientos, selecclonados y madela la administracién contingente de un. reforzador; éste puede ser un estimulo que el propio usuario ha identificado como posible reforzador y que, independiente mente de su tipo, debe acompafiarse de reforzamiento social Una vez que ha modelado, le pide al usuario que lo imite, es decir, que ensaye la conducta modelada y va dando retros mentacién correctiva, Cuando el usuario lo hace bien en cada. tuno de los ensayos, le da las instrucciones siguientes: a) Deberd administrar de manera contingente un reforzador cada vez que ocurra la conducta deseads ') Llenatd el formato de registro cada vez que ocurra(n) als) conducta(s) deseable(s). Una vex que la conductaaleance el criterio de éxito, la adm- ristracién de reforzadores pasaré de continuo aintermitente, fs decira ocasional, sin dejar de adminstrarreforzamiento, 4) Continuard registrando la ocurrencia de estas conductas durante o tempo que dure el procedimiento, ey COMMIS | 8 Jase 9. Estableciendo conductas deseables v cceiminto que empl para que na persona aeer® sree bapeatcs esl oldearento, nex fase Yap one pore en ase 6 el teapeuta expla téene Aaa eee al uae 30 uso. En priv gt on 1 ess ert par que degre cade ue dela conde oe gun sos pereamert erifeales ave eee aprotmalon 0a conduca fina, Posterormen- re eaten yuo de oles, lo entene 1 a eee de rarera contingent, nreforado ado or ae ene una apoviracin acon ei Y 1 as sete conduct que no son sates congue Fe apleacion el ldeamient e fundamental oe ET puesta crecta 0 aproximaco, edt ra ate re conus par act la aaqusin da la or Ur ver que 6a yo se Roya enable, Nabrs are aje manera ccasoral(rermrnt) a5 20> ave cor poarients meta no se preseta, esata ro ee esto como enla fase antrio,efundamentalle Oo eee ee a ocarfena deena conduct. leg eye tevr a abo dart todo el proceinieno sa acer nl momo formato de resto que ves Fee tendo, de manera que el numero de conta er aeitegaeréauentacoforme se van apliand thor nero de eens Fase 10, Elminando y deerementando ‘onductas indeseables ‘como se explicé antes, existen varios procedimientos para de fumentar 0 suprimir conductas que se valoran como indesea tree extincibn, castigo positive y castigo negativo en sus dive + ordalidades, Para reducir las respuesta inapropiadas (po ‘Gemplo: agresiones verbales, autoesiones, enojs, infraccié ae rims) se aplican técnicas tales como extincion, reforz rwienta diferenclal de otras conductas (RDO), “tiempo fuera a | ‘core coe conmuCTNL costo de respuestas y sobrecorreccién, Frente a conductas se- veras y graves, como agresionfisica o autoagresiones intensas,, ‘casionalmente se pueden emplear métodos mis invasivos como el castigo. En esta fase el terapeuta explica las caracteristcas, usos y_ posibles efectos de cada una de estas técnicas. Hay que poner especial atencién a seleccionarlasy considerar que la aplicacion de cualquiera de dichas técnicas generalmente implica un costo temocional para el usuario. Laextincién de una conducta requlere ‘del usuario paciencia y tolerancia a la posible explosién de res- pbuestas que pueden ser un efecto desu apicacién, Otras ténicas como “tiempo fuera” 0 el costo de respuestas pueden requerir ‘de mucha firmeza por parte del usuario. Por ejemplo, es comin {que os niioslloren, pataleen, golpeen la puerta y grten si sus Padres (usuarios) aplican un “tiempo fuera” y las asian. Hay que advertrios de estos posibles efectos para que no reincorporen al niio ala situacién por el desgaste emocional que les provoca su reaccién. En general, el terapeuta debe advertr de todas las Posibles dficutades y motivar al usuario para que logre aplicar estas técnicas con éxito. También debe sefalarle que el castigo se templea solamente a las conductas seleccionadas y que no debe aplicarse de manera emocional. Por supuesto, el castigo tanto Positivo como negativo se considera como tltimo recurso. Una ver que el terapeuta ha levado a cabo las explcaciones pertinentes, junto con el usuario y, con base en a tabla elabora: da enla fase 6, decide cudl de los diversos procedimientos elim natives seré aplicado a ciertas conductas. El usuario empezard ‘con aquella o aquellas conductas que se manejarén mediante e| procedimiento de extincién El terapeuta disefiard situaciones tipo para simular la oct rrencia de las conductas indeseables. Con base en el modela ‘miento, el ensayo conductualy la técnica de juego de roles, entre naré al usuario en la apicacion de la extincién para las conductas seleccionadas. En el juego de roles, el terapeuta asume el rol de a persona a la que se van a aplica las técnicas ye! usuario ue= a Su propio rol; aunque ambos deberdn jugar también los roles contrarios para que el terapeuta modele la aplicaclin adc 3 vn con \ Garg Uh las téenicas considerando més detalles. En cada erayo (en {etioalimentacién correctiva. Cuando el usuario lo hae bie {exda uno de os ensayos, le dalasinstrucciones siguieres: on. :) Debe aplicar extincién cada vez que ocurra(nlia(s)! ducts) indeseable(s) yma 0) abe lenarel formato de registro cada ver ue oor, (}Debe aumentar el registro de estas conductas a asin ic ina ver que se hay seanzadoelcrterio de ao pas lascondutasystes leas se seleclonan auelasondl eg esetnstaatin contents de easgonepaNo. 4 por Inestoparaenrener al suai es el mamoy en odo seer paces a conduca formato rest. rpereecimleno se da por terminado una eres sianzadoy manteid os eras de ito, Fase 11, Sepuimiento is Jetresa selsmese \suolmente elseguimlentose programa de pues de terminado el procedimiento. Este consite evel rn, emitico de las conducta meta. lformato puede sere {que seemple durant a apliacin del manejo de cvtinge Caractristcas de los posibles usuarios a Dado que en nuestro ambiente natural todos estarms suf, in administracion de diversas contingencias por pane deg tho hay festriciones en cuanto a qué personas se puede dre. ti manejo de contingencis. Este paquete de cris sop, te implica la estructuracin sistematica y adecuads de (j, ontingencias del ambiente; sin embarg,y dado cue en rminsrcon se lea a cabo a wavs de or persna ae tesignamos como usuario, hay ue tomar en cuenta ce racteristcas deseables en éo ela: ‘ vf tocomendable que muestre motvaién para tof abjetvos ie + Aunque no es fundamental, conviene que sepa let xii, de To contrari, se debe contemplar la mad al cron coeur coca Sustituir los registros escritos con alguna otra herramien= ‘a, como puede ser la propia entrevista o la observacién de un tercero, * Idealmente es la persona que administra estas contingen- cias para aquel cuya conducta se desea cambiar. Enel cas0 de nifos yadolescentes, el usuario debe ser la persona en- ‘cargada de su educacién; en el caso de alumnnas, el usuario ideal es el profesor; en el caso de problemas de pareja, la persona afectada; en el caso de pacientes insttucionaliza dos, elo la paraprofestonal a cargo. + Esimportante que el usuario pase el tiempo suficente con la persona cuya conducta se desea cambiar, para que logre sistematizar la aplicacin de las distntas técnicasy llenar adecuadamente los formatos de registro, Caracteristicas del terapeuta CCualquier terapeuta que conozca bien las diversas técnicas que componen este paquete, puede aplcario, €s necesario que sepa ‘modelar las distintas habilidades que entrenars en el usuario, ‘que sea sistemstico, claro en sus expicaciones e instrucciones y, como en cualquier otra técnica, que sepa tomar decisiones, eva- lar su propio quehacer, asi como establecer una buena relacion con el usuario, Fallas en la aplicacion del procedimiento Sino se aleanzan los criterios de éxito para alguna o varias con- dluctas, habré que analizar las posible fuentes de error: ‘+ Manejo de estimulos que se asumen camo reforzadores y {que no lo son, + Un avance répido de una fase a otra 0 del manejo de una condueta a otra sin haber establecido de manera sdlida los cambios. + El paso répido de reforzamiento continuo a intermitente * Falta de constancia en la aplicacién adecuada de las contingencias, vc eecomttes Be res de aplicacion yre- En estos cas0s, hay que evaluar los erores de aph ‘uoceder los pasos necesaris hasta alcanzar las metas propuestas. Comentarios finales imientoqueseh api ‘1maneode contingencies un procedimiento tho zon exe en un espectroamplio de contexts, que van see emsitar cinco fata empress ensticones de cere Con este proceliminta se intervene en dferentes pr nme: que aaron cede eduacn de ls Ns nasa Ui atamtento de abuso de sustandas come la cocaino Vale 1h gona reso que el mano de oningencios es totalmente tigeme y que su empleo noha csminudo a pesar del aa "nde nurs teins, sino gi, por el oar, sha rocedmintos no Tendo a eos problesteas que os [Span ater un elemplo de ello esl ivesigatn reportage por wrues (2008), donde se slanzaron combi importantes tian caso cinico de os tascionalmente consieredos seve von cortespondent una ctegriadaghéstc poco atendida vesde perspectives plage. se considera como una tite proedimento no solamente de as mejores exoteps pra eter ders hablades Si que fene un conjunto de venajas desde el momento e area funcamert en principio sos generados en una ps wsfgl academics, focal repercuteensu soe, Sus aplaco: see tras son prometedoras en os divers eampos de inser Sn del ptdlogo. {a recmenacén falcons ener cuidadosos en su aph- Jn para que ésta sea correcta y se obtengan resultados favora- bles N te de intervencién siste- es, No hay que obidar gue este paguete de rey nos econ enigma Referencias tu, Pe chr eatin, ew He tt sn fire shoun ser. Tout, 0, sce 1198) “mp red cesta rent arial sad at meta feat proton url ef Coty on Ch Py 2.548 3 Solucién de problemas ‘Mo, cristina Bravo Gonatle y Afonso VoladesRamier Introduecién ‘a inclusién de la terapia de solucién de problemas 0 la aplicacién clinica del entrenamiento en solucién de pro- blemas comenzé a finales de la década de 1960 y princ- pios de 1970 como parte de! movimiento cognitivo-con- ‘ductual en el campo de la modificacién de conducta. A partir de ‘ese momento, seine un répide crecimiento de programas de en- ‘renamiento para solucion de problemas en los campos clinicos, ‘de consultoriay en Ia psicologla de la salud, por lo que las inter ‘venciones se han diversificado en cuanto a las modalidades de aplicacién (individual, grupal, de parejas, y en terapia familar), poblacién (nifios, adultos, mujeres) y problemstica abordada (problemas de salud, inhablidades sociales, manejo emocional, tentre otros). La amplia variedad de aplicaciones ha favorecido {que se aborden diversos problemas y desérdenes, tales como ddepresidn, trastornos de ansiedad, problemas en las relaciones conyugales o familiares, disfunciones sexuales, expresién de la ‘ra, padecimientos de salud como cancer y diabetes, entre otros. ‘Aunque existen diversas propuestas de intervencién ba- sadas en e1 modelo de solucién de problemas (por ejemplo, el ‘modelo de Spivak y Shure (1974) de solucién de problemas inter- personales y la propuesta de Mahoney (1977) con el modelo de ‘enela personal -SCIENCE-), en este trabajo s6lo se presenta el modelo de solucldn de problemas de D'2uilay Goltried, el cual 0 | aa coo couscan ha sido adaptado por D’2urillay Nezu, y en la actualidad se le co- noce como Terapia de Solucién de Problemas (TSP). Entrenamiento, fen Solucién de Problemas (ESP) (Becofi, 1998), que para fines, expositivos en adelante se manejan de manera indistinta Antecedentes De acuerdo con Nezu y Nezu (1991), la mayor parte de la investi- gacién sobre la solucién de problemas en humanos se desarrollo, enlavertiente de la pscologiacognitva experimental, asi como en, los dmbitos educativos e industrial. Ademds, D’Zurilla (1993) in- dica que hechos como el surgimiento del modelo de competen- cla social en oposicion al modelo médico de psicopatologia, el desarrollo expansién de Ia aproximacién cognitivo-conductual en la modificacién de conducta y el desarrollo de la teoria tran saccional de estrés han influido en el surgimiento y evolucién de esta técnica, Enel contexto de la psicologta cognitiva experimental, os investigadores se han enfocado al desarrollo de modelos des- criptivas (0 en otras palabras, referiry describir qué hace la gen te para solucionar problemas) a través de tareas relacionadas con problemas intelectuales tales como rompecabezas 0 for- ‘macién de canceptos, principalmente en contextos artfciales, ‘no en problemas de la vida cotidiana que tendrian mayor rele~ vancia personal para el individuo (véase revisin de ejemplos de Samuels, Stich y Teemaulet, 2003; Sommersville, 2005) En el ambito de la educacién, los estudios se han dirigido 2 [a investigacién del concepto de creatividad y el pensamiento Creativ, el cual se considera un componente necesario con el que las personas identifican y resuelven problemas de su vida coti- diana, por lo que algunos estudios sugieren que el desarrollo de la creatividad y su aplicacién en contextos ordinarios puede pro- mover el desarrollo de todas las capacidades humanas de apren- dlizaje en diferentes situaciones (Ripple, 1989). Dentro del ESP, se retoman caractersticas del pensamiento creatvo, el cual no solo, se centra en el hallazgo del problema, sino que ls define, los for: ‘mula y soluciona. oo ames Ja Las invesigacones en ele indus ncyen roe nas de eatrenamente eon el objeto de Inzementa el pen- rience dee ue, pnipalment a avs de sare donde se evaan eats ar ncona o- rier Siete os problema aborts (Nera ¥ Net Vesa aiguns rogamas de cpaciacion ene dmb organ aoe anton enloselucion de probes en guzos et sapetenfos, ben como una eategiparaerementr a pended abr ley, 1988, ca asl scl sie, ens cada de os sos $0 tose presenta bs pees models de compendia soe scopaalogia como rehazo al modelo médcoDichos ves mlean ques condctadesadeptada es restado de os gictete tetas por a slulon de problemas, mis ve etc nf Inapsqio. En este contest, e187 we geolspropuet Ge Ouray God (OZ, 1983), voice darn un progama par etrenar alos ndidves seemigodes de soluin de problemas como un melo para tear sscompetencla soil general En esta propueta en cree ahalungos de vesigacones de otros dmbits (educa sean atnapincslmente) ye entenarient s Insc Di en el mareo conduct vey us ln en el modelo transacioal de ests pro pest nor Loran Foon (1984) se ama qu as varabes Menace swiss dl sto irterctin ys oven te de mado, natrlra de un problema dela ida + cess pa su soluctn pueden ser mejor comBren- vise Mende ure perspectva wansacconal pincpsimente seacS yu ls problemas dea vida son eventos considerados toa, gneradres de emociones dest, rarer en el proceso de solun de problemas. En cons tare aysaon de hbliades de soluin de problemas fate seni! para la dsminin de 1 es puesta de ests (Bota, 1988), sect doe raajos de Lazarus y Flan (1984) sb cone qua son de robles una tena impor renee uot yrevenlon des oderosar qv es 2 | care cosmo coup, na estrategia de afrontamiento efectiva En estudlos posteriores sobre el modelo se ha referido una relacién entre solucién efcaz de problemas interpersonales y estilos de afrontamiento (Kant, D’Zurilay Maydeu-Olivares, 1997) al afirmar que: “a solucién de. problemas sociales es un proceso de afrontamiento consciente, racional, esforzado y propostivo que puede aumentar la habil- ad de una persona para hacer frente a una variedad de situacio- nes estresantes” (p. S48), con lo que proponen que dichas habil- ddades actian como mediadores en el desarrollo de la depresiény la ansiedad (Calero, Lune, Vera-Vilarroely Gonzalez, 2001) En resumen, los hallazgos en la psicologia cognitiva expe> ‘imental han favorecido el surgimiento de modelos descrptivos, (WNezu y Nezu, 1991), los cuales se interesan por identifcar a través de qué procesos los individuos resuelven tipicamente los problemas. Por otro lado, en el rea educatva, industrial y clini: «a, se han desarrolado modelos prescriptivos © narmativos, que tratan de descrbir y predecir cOmo los individuos podian maxi- ‘mizar su efcacia para solucionar problemas (D'Zurila, 1993), Fundamentos teéricos ’2urilla y Nezu (2003) afirman que cualquier presentacién de la teorla de solucién de problemas sociales debe inciviruna defini cidn clara de tres conceptos generales: solucién de problemas, problema y slucién De la misma manera que ocurre en el ambiente natural, la solucién de problemas puede ser definida como “el proceso cog- nitivo-conduetual autodirigido por medio del cual una persona intentaidentifcar 0 descubrirsoluciones efectivas 0 adaptativas, para problemas especifcos de su vida cotidiana’. Nezu, Nezu, Friedman, Faddis y Houts (1999) definen la solucién de proble- ‘mas como el proceso por el cual los individuas comprenden la, nnaturaleza de los problemas en la vida, y adems, drigen sus sfuerzos de afrontamiento a alterar la naturaleza problematica de_las situaciones en si mismas, sus reacclones aellas 0 ambos. Netw, Nevu, Deaner yD’2urila (1997, 171) definen la so luclén de problemas sociales “como un proceso metacognitivo, lx is mans i arb ponaratn Coa a dear e "ct naar eps pteosinet tot cnet rea dea presente otads) oe i ta tenses . Minimzar fa influencia negativa de emociones ¥ Pensa trientos negativos en la solucion de problemas. 4. doptar la perspectva filoséfica de que os problemas 6” resata son camunes e inevitable, enfatizando que el ern feo de una aproximaciénsistemdtica para resoWver Pro” blemas es un medio efectivo para afrontarlos, 4. Factar [a expectatva de afrontamiento exitoso ¢inhibir Te endencia' reaccionar impulsivamente o a evitar €n- frentar los problemas (Nezu etal, 1999) las variables ivolucradas en la orientacién at yoblema son la percepién de ste (tendenciao faced cone pe reconecemds ls problemas, su atibucion (ereencas Woe a persona tene con respecto ala causa de sus problemas), $9 ae ion (valoraci6n que hace la persona sobre el significado > tevbevancia del problema para el bienestar, tanto propio Come + al el eontel percbido (incuye la autoefcaia para resolver votplemas es deci, la creencia de que sees hébll o competents roe saher problemas ejecta lssoluconesfectvamers ectatva de esutads posiivos oel creer que os probenes aids son solubles)y la vloracién tiemporestuerz0 (im ie I probabidad de que un indiduo estime con precision 6 Cfempo que le llevaré rsoNer un problema particulary 9 errtad de que est dispuesto a ivertir el tiempo y esfuerz> aaaansrios para resolver el problema) (O'Zurila, 1993; DZurlay edu, 2001; Nezu et ol, 1999). or otto lado, la solucién de problemas involuera la aplca- sion de evar hablidadesdisefiadss para mavimizar la probabl tiie de encontrar la “mejor” solucién ola més efectiva para un problema particular: (1) defricio yformulacion del proper fay generacign de alternativas de solucon, (3) toma de dette: te mea) ejecucion dela solucén yverificacién. Esas cust he Hindades son consideradas como un conjunto de operaciones aunties y eonductunes especiieas (Nezu et 2006) aie ont una persona para resolver un problema parca be este modo, 96 | cornu coon coaK ‘exitosamente; sin embargo, cada elemento tiene una funcién 6 ‘Bropdsito nico en el proceso de solucién de problemas. El papel de las emaciones en el proceso de solucin de problemas Estudios referidos por Samuels, Stich y Tremoulet (2003) afr man que la mayoria de la gente carece de la competencia para enfrentar tareas que implican razonamiento, entre las que in cluyen los procesos de solucisn de problemas cuando se en. uentran alterados emocionalmente. En ese sentido, Calvete Y¥ Cardefoso (2001) sefialan que creencias relacionadas con la ecesidad de aceptacion, ndefensién ante el cambio irrespon- sabilidad emocional podrian determinar la orientacién positva ‘onegativa al problema, las emociones, por tanto, desempefian un papel primor- dial en el reconacimiento del problema, el establecimiento de las metas de solucién de problemas, la evaluacién de solucio: es alternativas y a evaluacién de la ejecucion de la solucién,, es decir, ifluyen en el procesamiento de fa informacién y en la ejecucién o puesta en marcha de la solucién encontrads, las emociones pueden infuir en: a) las diferentes etapas {el proceso de solucién de problemas, ya sea failitando u obs. taculizando Ia ejecucién 0 puesta en marcha de dicho proceso; ') la cualidad subjetiva o el valor asignado a la respuesta emo: ional de la Solucidn (por ejemplo, placer versus dolor); c) la in tensidad de a actvacién emocional; y fnalmente, d) la duracién de lasituacién estresante. Por ello, '2urla (1993) indica que es primordial que el individuo controle sus emaciones para poder resolver efectivamente los problemas sociales, debido a que un factor clave que determinard su actuacin ante la misma es cdmo él individu perebe y valora la situacién (Olivares y Frojin, 1998), Cormier y Cormier (1994) seialan que en el caso de que el terapeuta identfique elementos emocionales y cognitivos que impidan el proceso de solucién de problemas deberd ayudar a {ue la persona modifique las percepeiones y actitudes respon- sables de las emociones y pensamientos obstacullzantes y, de lo onan fu oma, sear al ndidu acted o cond de sects que fvoretcan el proceso de resolu. sna ee a los componentes pereeptvos,octudinaes ¥ timocorales del conduct stn resus, a trai ete, vinsont en soluion de problemas ser8 més que un elec sional onteletual Jovmas deevatucén enim a det na eos bets princes ea evan ipa deh Wi dterpetaconezpecs aque TS ponder ty requieren un enrenaminto Tas metas de esta ses rio © para los Jacién positiva con el usu rales re han eed en vate pact rena crm una atemat resent grasa de atone’. ur resumen y los principios del progr ed * sei naaaaes de sun de pole cm yur mci eae 8 feta easel de contol el usu 102 | incluyendo la presentaciin del procedimiento a seguir. tino de nosotros esté obligado a encarar algunos problemay significantes y otros muy importantes. Algunos problemas ‘utinarios como decir la ropa que nos vamos a poner qué licula vamos a ver. Otros problemas son mas estresantes cop esl caso de manejar una relacin ef. Una forma de loga responsabilidad y el autocontrol consisten en aprender term para resolver dichos problemas. Oedicar el tiempo, ¥ el compromiso necesarios para resolver o mane} bblemas puede aliviar frustraciones o molestias futur Por los problemas presente. de la forma que tienes para analizar el problema. Observan la cantidad de control, el tiempo, el esfuerzo y el compromlan ‘ue sientes para resolver un problema. Necesitaremos recab Informacién para comprender y definr los problemas, Tambien cbservaremos qué puede impedirte que losresuelvas. Es conve, niente que examinemos diversas soluciones para resclver cody Problema, y una ver que las hayamos obtenido, decidirés qué Soluciones te parecen més razonables de aplicar simultanes- mente, Por titimo, aplicarés los planes de solucén (pausa). Me Dregunto qué piensas y sientes con respecto alo que acabo de decirte.eTienes alguna pregunta?” Durante esta sesién también se establecen las metas, las bases tedricas y el formato general del programa (también de. ‘nominado encuadre), se favorece el reconocimiento y clasiica. in incial de fos conflicts, asi como la percepcin y el reconoct. ‘miento de la existencia de problemas en a vida cotidiana la ene Orientacién al problema (1 sesién) En esta fase se pretende que la persona acepte el hecho de que las situaciones probleméticas forman parte de la vida diara y ‘ue es posible enfrentarias eficazmente, Los objetivos particule, Fes son: a) incrementar la sensibilidad hacia los problemas y de. dir la utiidad det ESP; b) maximizarlos esfuerzos y persistence ‘gen lnsenstbdad el indivi hacia ls problemas: i) tar ura slut; ye mining ie pa intentor moxie ls etados emocionales Wes our, 558. eae na a tr 998) sglere es estates p eee seven come nice (eases dec come setae pera observa el medio aes adel altar Ge reconoet Is causes 4 ‘ita ees ame pn a. sblemas; implica que después de cometer err al «re chs no ne et Soret pcensonerowno mesic (oth amas eer ator sob os ements icra un ftaga de oblema yi indo {Spl poe ea on cai. Ea 10 de solucién de pro- papel de la emociones en el proceso de solucin de p . oo jetivos son identificar el papel de Ie zee vain yroblemas, generar estrategias para emplee k Rec facilitadoras de la solucién y emplear estrate- sree shtontamient paral control de las emociones destruc: se 0" hari 13) fe pale rn “én .mas, enfatizando que en este proceso ex (ety as cen vlresy expects respect probleme eae ‘el problema. La activacién emocional puede pre se ‘Sten drantee! proceso desolcén de problemas ata o ray ject de a slucéndependlendo des cvadod, 104 | relajacion tiende a facilitar la ejecucién, mientas que un vf blema real. a anni corona Posterior a la presentacén y discusién de los elementos anteriores, se sugiere el entrenamiento de acuerdo con las ne- Cesidades indviduales, de estrategias de afrontamient falta Gores, es deci, estratepias destinadas a vencer los obstsculos femocionales y cognitivos que impiden una solucién efiente ¥ efectiva; se ensefa a la persona a dstinguir entre el afron. tamiento faciitadororientado hacia la cognicién y el aft tient orientado ala emecién. El primero se centraenlas cop. niciones negativas, por lo que la reestructuracén cognitive y 'a autoinstrucién pueden ser ténicas tiles. Por otra lado, el afrontamiento orientado a la emacin se centra en la activa Cin emoional nega, por le au el enrenarinto ef Injacion, dstracciény planicacion de activi llc, dracon ponieaclon de acide placer oie rowens | 105 Doincién y formulacién del problema (2 sesiones) A partirde este contenido, es importante explicar al usuario que Jos siguientes etapas se abordarsn en dos sesiones cada una: en la Ivimera sesin se realizaré la psicoeducacién sobre la tarea 0 Fbiliad especifica através de ejemplos y ejercicios relaciona- thos En la segunda se pondré énfass en las tareas o principios| Fosolutvos, utlizando ejemplos de situaciones problemsticas th la vida cotidiana del usuario y ejercitando las etapas del pro- vo, desde la definiién del problema hasta el desarrollo de un plan para ejecutar las soluciones. La definiién y formulacién del problema implica el esta- bilocimiento de la naturaleza del problema, ademés de plantear netasy objetivosrealistas.Incluye la recopilaciGn de lainforma- ‘lon relevante para el problema, basada en hechos y no en su- hsiciones; laifcacién de la naturaleza del problema, es deci, tn organizacion de Ia informacisn para comprender el problema; fstablecer una meta realsta de solucién, en términos especi- ficos y coneretos; finalmente, reevaluar el significado del pro- blema, es deci, volver a evaluar la importancia del problema, ‘consierando los beneficos de resolverio © no (O'Zurilla, 1993). En esta parte del praceso, es frecuente encontrar proble- ‘nas mal definidos 0 muy pobres en su especficacin (por ejem- plo, nerviosismo o tener problemas de pareja), pero también es frecuente escuchar conflictos que pueden considerarse blen de- limitados o incluso el usuario puede definircircunstancias que favorecerian un adecuado encuadre del problema: “no puedo ddormirsin una luz encendida, de lo contratio estoy en vela toda lurnoche y pienso que algo terible va a suceder; por ejemplo, {que podrian entrar ladrones”,o bien; “tengo problemas de re- Jacién con mi marido desde hace tres meses, que se ven refleja- dos en salir menos los fines de semana y en que han disminuido ruestras relaciones sexuales” La descripcin de la informacion ddebera ser lo més espectfica y concreta posible, lo cual permite tistinguirclaramente entre la informacién relevante eirrelevan- te y los hechos objetivos de las suposiciones. Por ejemplo, afr- mar: ose es grosero”, es una aseveracién ambigua, pero dec 106 | carn coca co “Yosé levanta la vor al contestar”, es una descripcién més creta de lo que hace. Es importante que el terapeuta se asegure de favor ue el individuo busque toda la informacién posible relacom on el problema, basada en hechos y no en suposiciones, riba los hechos en términos caros, precsos y objetvos; ier fique los factores que convierten lastuacién, persone o pen ‘miento un problema; diferencie a informacion relevante de Irelevante, que se centre sslo en hechos objetvos, por lo se han de desechar las inferenciase interpretaciones que na uedan veriicar; y inalmente, que plantee metas de solu ‘ealistas (Becofia, 1998), Nezu etal (1999) afirman que es itl emplear una estra Bia donde se le pide al usuario que asuma el ol de “reportero”, cuya responsabilidad es reunir toda la informaci6n {lsponie que responda preguntas clave sobre el “‘misterio"o ly “historia” (es decir el problema). Las preguntas @ responder In luyen: equién?, cqué?, écusndo?, zdénde?, ccdmo?, de mane ‘a que le ayuden a elaborar un reporte con el cual una persona no informada (el terapeuta) comprenda, con base en detalles y hhechos concretos, qué ha sucedio. I siguiente punto en la defnicién y formulacion del pro- blema se refiere al establecimiento de metas concretas, especif 25 yrealistas. En general, el planteamiento de metas puede ser a] encontrar exigencias o expectativas para cambiar lasituacion actual; b) superar un obstéculo particular que impide lograr esay ‘exigencias;c)reducir o cambiar las exigencias; o d) una comb, nacién de las anteriores. Una recomendacién para favorecer el Planteamiento de las metas es hacerlo en forma de pregunta “cémo" 0 “que. Por ejemplo: eCémo puedo pasar mas tiempo con mis amigos?, qué debo hacer paraincrementarla coopera. cin de mi hijo en las tareas dela casa? De la misma forma que 2 los contenidos previos, se recomienda laimplementacion de lerccios sobre establecimiento de metas Cuando se ha obtenido informacién relevante y objet va sobre el problema, es necesarlo que el terapeuta favoresca ‘ue el usuario especifique: a) qué condiciones de lasituacion le "detective" | 7 esr : an wacepables bau colo se rene desea: y He ots est reduciend fa sponbilidd de [ih einloen eres ol espero geeralment ots ne inalizar la fase de definicién y formulacion del Less oe iteracen de los beefs y oxo devas tanto de t eficios derivados de la solucién de problemas, |o ae is ste se perciba como un reto y se reduzca el temor y_ wn anette te is ,ubjetivos camo los sentimientos y las creencias q\ sre t arraigadas, se recomienda hacer mayor ér ene he La primera parte consiste en la Sa de. ee elevate pat ma expuesto; ¢) diferencie los hechas de hres cet ete ets 108 Hl scan cour cnn breocupar al usuario, eal puede faverecer que se _ {Pm nobles ueiniamere nse haben pate Paclnt re ques stuadon noes lo “ae te grande” o “relevante” para ser un problema. La a S27 gue s!una stuncn eso suse tante para preocupar al usuario, entonces es aa cae discutirla. ‘ Se + Elpaciente cree que el auc problema estan abruma le que es dl obtener intrmacon, Ajuda a acca -concentrarse er ch ve eel escenario stvactnes gue een quer Ia presencia del problema. mee + E usuario tne oeted pre reconocr ra reconocer los obs zyo cal estesmente tS omen 20 de la visualizacién o imaginacién of He dev nai de escenas par + Elpacint ene sficutades or plartear mets so cién de problemas. Es necesario que el terapeuta pr orl va que el usuario imagine wads sae aris imagine oantasce metas oda desebesdesanarparaayaarasuesopotce etn clap si "se da permiso” de ser creativo y honestc ‘ ‘sigo mismo, minimizar procesos niticos : $05 cognitvosautomcos ae ocren con aauells personas que enerimertan ap estrés signifcativa (por ejemplo: “est carts {por ejemplo: “esto nunca funcionara Generacién de alternativas de solucién (2 sesiones) Elajetvode esse esque se dspngan data sluiones ates como sea poible, de manera que se mat obstidd de quela mosh se enue as ‘este punto del proceso es frecuente encontrar ot ne ferentes al boys comeclones ste, angst ane sional y faa de informacion, por lo que sneceario rece al empleo de algunas otras tenes, tales como restr. -ci6n cognitiva o las autoinstrucciones positivas, ae ver oe renenenas i ’zurilla (1993) sefiala que para maximizar la efectividad se olrontamiento, etindividuo no debe depender de sus habitos, tho probat enfoques diferentes y para maximizar la creatividad hl rootamiento no debe limitar su pensamiento a las ideas hostumbradas, sino intentar ideas nuevas u originales. Para ello, Jopone como ejerccio para dejar viejos habitos y creas ideas Juv que elindividuo piense en todos los usos posibles para un ilo,un gancho de ropa y una escoba, Indicéndole que piense nas ideas como sea posible y que no abandone la actividad fon pocas opciones. fs importante que el usuario diferencie los niveles de cifcidad de las soluciones elaboradas. En un primer nivel ‘oncientran las estrateglas de solucién, que son afirmaciones {le unobjetive, pero donde los medios para alcanzarlo no se han specificado. En un nivel mas especfico se encuentra un cutso tie accion conereto, que describe en términos de conducta los Ihedios necesarios para lograr el objetivo. Un ejemplo de soli tion con base en una estrategla sera “castigarlo por no.cooperar” fen el caso de un hijo que no ayuda con las actividades domés- ticas; sin embargo, esta estrategia puede dividirse en cursos de scion como: llamarle fa atencién verbalmente, no darie dinero, fhegarleel uso dela computadora todo el fin de semana, no de Juvio salir con amigos el sabado, entre otras. De esta manera, lentre mas especificamente se defina una solucion, seré mejor (0"2uria, 1993) ara favorecer la generacion de alternatives, se han pro puesto tres prineipios basicos de la tluvia de ideas (Nezu et a, 1999) a implementar durante esta etapa: 1. Cantidad: mientras mas soluciones se produzcan, lidad de ideas estardn disponibles y con mas probat se encontrar la mejor solucién. 2. Aplazamiento del uico: su propésito es favorecer que las personas no evalen las saluciones en ese momento, Ya {que el juico tiende ainhibir las posibilidades. 3, Variedad: implica que cuanto mayor es el rango o variedad te Ideas de solucién, mas ideas de buena calidad seran des- cubiertas ile es difcl al individuo generaras, el terapeuta dad m0 | caren coo conc puede proponer soluciones absurdaso ireales, pare favo Fecer que el usuario plantee otras mas reaistas. Una actividad sugerida para favorecer que los usuarios claboren tantas alternativas de solucién como sea posible es presentar una situacién problema fictcia después de la explc cacién de cada principio, ya sea la misma en cada ocasin, 0 bien una situacién diferente para cada principio. D’2urilla (1993), propone situaciones que van desde proponer empleos alterna ‘hos a objetosolugeescomunes asa stuaiones simples y complelas, como: 4, eCudles son todas las formas posibles en que puedes me- Jorar un bafio? y éun jardin? 2. Tupareja te ha pedido que seas mas carifioso.éCusles son todos los modes posibles de mostrar tu afecto? Un profesor universitario se enfrenta al problema siguiente: los alumnos comen durante la clase, no participan ni po- nen atencién. El docente manifesta su problema: 2De qué ‘manera puedo conseguir que los alumnos dejen de comer, participen y pongan atencién ala clase? 3 Lego de partcipar en la elaboracién de soluciones al- termativas de acuerdo con los principlos enunclados en las si- tuaciones de ejemplo, e usuario puede generar alternatives de. solucién a su situacién-problema particular. Tras elaborar una lista de soluciones alternativas, el usuario debera ser capaz de ‘aumentar Ia cantidad y calidad de las soluciones, empleando procedimientos como (D’2urila, 1993) + Combinaciones. Se pide a la persona que analice su lista de soluciones y considere cémo puede combinarlas para elaborar otras mas. *+ Modificaciones y alteraciones. Se pide que analice la lista de alternativas y que considere cémo pueden moditicarse las soluciones para mejorar o producir nuevas soluciones * Visualizacién, Se soicita al usuarlo que reconstruya en la limaginacion la situaci6n problema y después se imagine ‘que intenta afrontar la situacién ylogra la meta, ms [im sa bi nce ter at acre we tt m | reo cme + pcente con El acme content ita is tera sa errand pst a a cra jue evite valorar las alte a na rma ¥ pl Io Soni erage rears a ios de reestructuracién ond dencias observe studs pemetargy _ free corsabies eros es peat) Elastane y quem os ir Lae alternativa de solucién. Se manent a con poles reales 0 peor, npn ‘espe de manual pace eee nee ee de alternativas, be lente es incpar de generar ater aueie ats med Esmee gue sor la informacion suficiente con hme aa Informant cn eco samet pron por emp sa meta less een autem ug’ eae screen rf tne pce pt in exes rece tee eee te eh tar om infrmectn sobre estas oactersas se putin generar alteratias qe fveercanl ote de es meta Tor edcones ni ‘0 balance decisional (2 sesiones) ars peat eben temeloctictiad la decisién, ya sea una 3 la decison, ya sea una simple, oben una combiacn entre ioe nos jw Liprimer paso dentro de esta etapa es elimina as era yor de sluelon infrores o de baja calads pare dentists Teierntne consderar os resgs bios inacotabes ssoraees eee yeacn eonsecvencias negativas probables ue recheen Wits a sluin) yaesasaviaidad dea solucign roeesoabtied de que fa soluctén se aplaue debido sss [300 Hered fata de medias v otros obstcuos) (Zula 1995) ‘vecreriormente, el terapeuta debe favorecer que él USi3- sip onteape tos resuitados ée la solucén, tanto las consecven eoonstvas (beneticios y logs) como ls negativas (cOst0s y (tha) nclayendo las consecuencias Taro como 9 9° Iino as consecuencias personales v sociales, Un fora Se vine puede facta I comparacién entre las diversas alter" on sees ucién. Al considerar las consecuencis (tanto pastas vane Sgatvas), deben ponderarse ls efectos de la altern ans peshucton a orto y largo pazo, ai como is impicaciones 2 pe vensonaly social Dento de as personales se incuye elec ve er nonestar emocional, liso, el psicolégico, el ecanémice viigs de tos efectos sobre otras metas, valores u obligacio vocrmsonales, Por ot lado en las implicaciones sodas, 8 Weidyen efectos sobre el bienestar socal 0 personal de ot ren ieatves(eomo cényuge, hijo, familiares, amistades core sr consieraclon de fos derechos aencs, efectos sobre roe er terpersonales los efectos sobre I valoracion de Imagen y actuacidn socal (reputacion, estat) tl propésito de la evaluacon de opciones es fevorecr a el indutdue realize un andlisis minucoso de ls alternativas ¢ aaonei que considera més vables, de manera que set problen aanssalulén y no se requiere més informacién para seleccion reese realizar un plan consstente con el objetivo genera lpaentar resolver el problema de manera satisfactora. plan de slucién puede ser simple o complejo: ev 6 mero elie una solucién simple (es decir, una dnica alterna te elon), Por otro lado, exsten dos tipos de planes de so cigatmpleos: uno se refere a una combinaclon de slur mnelal, Cuando parece que la com {el otvo a un plan continge year de alternativas de solulon puede tener mayor util m4 | scan coome copy ‘que la solucién snica, se trata de un plan de solucién complejo ‘con combinacién de soluciones, mientras que un plan contin- gencial implica que se elige una combinacién de alternativas para ser aplicadas de acuerdo con diferentes condiciones. Por ejemplo: se aplica la solucién A, y si no funciona, entonces se pone en précticala solucién B asi sucesivamente. En otras casos, puede aplicarse la solucin A y dependiendo de sus resultados se ~aplicaria B, Co D. Cuando el plan de soluciones esta preparado, {el paso final antes de la implementacién consiste en completar los detalles de cémo, cusndo y dénde, se desarroliaré dicho plan (D7Zurila, 1993). Ejecucin y verifieaciin de soluciones Esta es la dtima etapa del proceso e implica llevar a cabo la so- luci6n elegida ~cuando no es posible, es conveniente regresar 2 etapas previas o bien tratar de resolver los obstaculos~, Con, frecuencia se recomienda el empleo de autorregistros, donde el individuo dé cuenta de sus propias observaciones con respecto a la puesta en practica y los resultados dela solucién, ademas de los obstaculos presentados y la manera de resolverles. El objetivo de esta fase es evaluar los resultados de la puesta en marcha de la solucién y verificar la efectividad y uti lidad de ésta ante la situacin problema del usuario, Hasta este ‘momento, el problema se ha resuelto de manera simblica; sin ‘embargo, la efectividad de la solucisn en el problema real no se ha verificado, por lo que la nica manera de hacerlo es poner en, préctica el plan de solucién y evaluar lo mas objetivamente po: sible los resultados obtenidos. O'Zurlla (1993) afirma que este proceso ncluye tres components: a) la puesta en marcha o im- plementacién, b) autoevaluacién y d) autorrefuerzo, La puesta en marcha o implementacién de la solucién im plica la ejecucién de conductas que se incluyen en el plan de solucién; sin embargo, en ocasiones esto no es un proceso sim: Ple, ya que la ejecucién puede estar influida por factoresinhe- Fentes a la capacidad de resolver problemas; ademés pueden presentarse obsticulos ambientales 0 personales imprevistos, aynortonens [ns {oles como emoctones inhibitors o el déficit de hablidades de ejecucién necesarias. Cuando no es posible la implementa: cin efectiva del plan de solucién, O’Zurilla (1993) y Nezu et a (1998) recomiendan volver a etapas anteriores para encontrar squna otra solucién que sea mas efectivao centrarse en resolver los obstdculos, tanto por déficit de habildades, o bien pars el Control de emociones desagradables, através de estraterias de ‘sertvidad, relajacién, reestructuracién cognitva, entre otras. ‘Cuando la implementacién de la solucién elegida se ha completado, es necesario que se juzguen los resultados dela s0- lucidn. Sila comparacién entre el resultado final y el anticipado ts satisfactoria, entonces el individuo se premia 0 autorrefverza por el éxito de lasituacién problema, Sin embargo, no en todos Jos casos la implementacién de la solucién resuelve el proble- sma. En éstos, es necesario volver 2fases anteriores del proceso ¥ determinar dénde se requieren cambios para encontrar una “olucién mas efectiva, Posterior ala ejecucién de la solucién, es hecesaria una autoevaluacién, tanto dela solucién en si misma, ‘tomo del bienestar emocional, la cantidad de tiempo y esfuerzo ‘nvertides y una valoracién costo-beneficio. Cuando los resulta- ddos de las autoevaluaciones son favorables, el reforzamiento de Ia ejecucisn resulta vido; sin embargo, en caso de fracaso, sera mejor recapitulary reciclar, es deci, volver al proceso de so- lucién de problemas y trabajar en correcciones para encontrar soluciones eficaces. En este punto del ESP, el usuario puede presentar algunas, Uificultades como las que sefialan Nezu et al. (1988): ‘+ Elusuariopercibe que los riesgos de no realizar ia solucién son minimos en comparacién con los esfuerzos necesarios para cambiar lasituacin problema. Es necesaro revsat la lista de consecuencias para asegurarse de lavaidez de las predicciones del paciente (es decir, que sean anticipacio- hes realistas) Al discutir las consecuencias previstas con ‘mis detalle 0 solicitar al paciente més informacién, en ‘muchos casos se puede revelar que se ha enmascarado lun problema mayor 0, bien que algunos elementos no se hhabian considerado en las etapasiniciales, 16 | *sicoreara cosa ono + asconacensyberecosentadorpordloncet lo camencan de nia operaciones ena eldedsament sobs» osu ct Ge enema el usar eto pueden Ser de op cg © emia por lo que ne dss de les bores pe Giides ede sr ita como repose egies de Gistorsonescogntiasreviada en esnes peas pine palmente porque algunas personas podrian pensar que son boca competent pe etapa conto an ‘esate reso pobieas enone eh + Alunas extategas queserecomien lendan en general duran te esta etapa del ESP incluyen kz én nl presentaon do estates quel permite al patente evalu ly Pook necesaris para poner en pat solu ele ‘tre dichas estrategias se encuentran: — 2} Peles paete ave stein stan ela Saaincarls pkacon el soln ye dso con etal as cclonesy reasoned os persone vl ads stun os estas de amma. 5 pace ope vn tet ue emrlearpregnis iets comotas ce ncs ciel. pote er sesnes de etsy moses po Bena rl nan ees abl me comers con el ln? qué css anges ont ths neces hacer pra esl plan’ ade comen bse soo, como apovecar ctr, equ pst cuando ests en std ards y qué no harés? barter <) es estates nen pede al pce que i re un “marl de sua en slucn, done des eta os dts ya pus neces preva» al proceed sl racer en stcnes Nt Set pr dear ese oes pbs ena ieee tree ares sss eg Jere cone terapeut tra persona Que setie come ®bservador partipante, de manor que pueda reel mena a jecucn del patente oo a ees jw Montenimiento y generalizacion (2 sesiones) F objetivo de esta fase es conslidar los efectos del entrenamien {1 teitar el mantenimientoy generalzacién dela elecucin d= vovontones efectvas. En estas sesiones se sugiere ue se resuelan Ijwersostipos de problemas dea vida cotdlana con minima av¥- tiv por parte del terapeuta; el papel de éste en el mantenimiento ( \encrtzacin de las habildades entrenadas consiste en ») Continuar el reforzamiento positive ya retroaimentacion positiva adecuada, by) Considerar las cogn! problema, fortaleciénd tel progreso del individuo para afro dianos con mayor efectvidad. «) Dingirla atencion del individuo @ una amplia gama de pro- blomas vitales para los que el entrenamiento en solucién te problemas puede ser bida en el andamiajeteérico del enfoque conductual. Independientemente del concepto empleado, lo importan= te no radica en la etiqueta sino en la idea que esté de fondo y da lugar a que se hable de autocontrol personal o control a partir ‘de uno mismo: estar alerta ante ls elementos (personales 0 am- bientales) involucrados en la generacion de una conducta en par- ticular y ser eapaces de ateraro cambiar intencionalmente estos cor, | er proceso para obtener y efectos deseados. Con efinde no polerizar~dado quel objetivo alo largo de este texto se emplearé autocontnrregulcion coma sinnimos. La autorregulacib acién perenne se eereeen mil ties creunstancias deel ser humanosuele elercera con cficienia ono. Es coma de a “necesidad” de autocontol ‘sando la persona estisorme o insatisfecha con algin as pecto de su vida: fumaneeso, dormir mucho, peearse con Iagente, no hacer eertaltratarconstantemente aos his, consumir alimentos “ca ofracasaren ls estudios. Se pue- de optar por diversas nites al momento del contro. Enel saber elegiradica la ea de a autoregulacn Se afirma que exo no ejerce el autocontrol cuando parece estar frente aa opcion de respuesta dentro del tran abanicode posibs En este caso, surespuestaatiende més a los efectos inmelede la misma que als de largo pla- 10, Por ejemplo: malts hijos con mucha frecuencia (ex eso conduetual} comet opeién de “contacto” recurente Con ellos parece depers de sus efectesinmediatos. Otro ejemplo: no vistar al aza (dict conductua) para evtar “marta” inmediatératamiento,afectanegatvamente la salud dental a largo Quedarsecallado ante situaciones de abuso (dé conday para escapar yevtar molstas © represalia, como niaidad de respuesta ante aiferentes formas de maltrato skseguir padeciendo el abuso mismo ‘argo plazo. Anaicenaiguientecuadro: {conduc rotten eto poo [estore lo Funarmucho —_[Paracén [Dewi dead Serimeto de capa dl ae Desc ira, towrar | dre ola madre y distancia niornios __fobehosumace [psreclamedie See kane Pema con ta gente “quite” uate “a nts Nosy, foci pre! [osteror det sat dtl " ponent 138 | canta con oases por sus consecuencat y efactes a laps sleee ooll oceans ote Sime 2a a yuscar ayuda psicoteray OL = ene mis perjuicios que benefic oe jué se le llama déficit conduc aly wnt eater eee le pueden redituar refa ail cios en diversas areas de ence fe su vida; es de a cared lel repertorio cc nil re ates oe snare rn rte ree os en conductas negativas, “a rea ramaineaeeni Se ea ee an ga ene lecuada, ocasiondndole a los suj nerd lucir 0 eliminar tanto los défic bagel. conductuales, ayudan« rerieee , el reforzador y, por ende, as acne las modificaciones idéneas. eee) Peto quien reaiza cam Hpiorno fisico v social ‘pntecedentes » \ ve yy estrategias de auto ions como la de salud (ante ca iis, adherenca al tratamiento, 1 agresyren elcontexto educatvo (en 12 ense20=) Wii ae estudio, autosufiiencia en el 5467 Oe clases), Hinoito taboral (productividad, conducta ‘organizacional, labora tea clinica (depresin, manejo de mel fentre otros. Aqui radica la im fea: esta indicada ante diversas ‘en diferentes poblaciones ¥ ‘econémica, dado que &s como en el control se pueden aplicar en diver fos de dolor crénico, diabe- control de la obesidad, iacion), Mimidez, estrés y ansiedad), Aciay riqueza de esta téen ise puede aplicar vies una tecnica convenient ¥ or bigs tanto en si mismo c comienta la era cognitiva; tres hechos to. en 1956, George Miller publicd un ia informacion, en el cual S© ria a corto plazo. Er J finales de tos ios 50 fhaycaron este nacimient MMjculo sobre procesamiento de I Fiivia de ta capacidad limitada de la mer Wyn eomeky publics uno de sus prmeros ands ae topo spedades formales de ls lamadas gramanes transfor 1 oro. paraelemente, Brunet, Godnow y Aust (1956 ccna lien propusieronalgunes Const clos ‘mediadore va pea fendmenos como el arena 6) ‘pensamient ee epentonces eascurs psclspo cones tipo de concept aso a estructras, reds, nodes edule po cotura mental, que han servido desde eaten) TP © ares efeencia para expla as aciones del 26" Pa ae cl fncionamiento de procesos sions eT enores. con estos cients se cea Un nani ‘universo d superioneptolgtacomlenza un capitulo més a eror de Fie de las teorlaspsicobgicas: aera coBnosc Ae vashero de este cma intelectua, surge tambien & tito de I ptcologia orintada conductualmente divers pie olncden -en algunos puntos cons de Oe ‘propues SAgnontvas; una de estas vores aa de Albert andura, wo | cra osu our Modelo de autorregulacién de Bandura Enla década de los sesenta, Bandura llevé a cabo varios prove: tos de investigacién dentro de los que analizé el desarrollo de a ‘apacidad autorregulatoria en nies. Bandura concluyé que mas {ue un ser meramente reactvo alos estimulos del medio, el ser hhumano es un organismo capaz de autorregularse y reflexionar acerca del entorno, asi como de su propio comportamiento, De igual manera, estudié el desarrollo y adquisicién de esténdares personales para la obtencién de autorrecompensas, A través de un juego, Bandura y Kupers (1964) observaron ‘cémo nifios y nia se otorgaban dulces como recompensa cada, ver que ellos mismos consideraran que lo merecia, Enun estudio relacionado, Bandura y Mischel (1965) cons- tataron que cuando los nfios observan modelos que tienden a Preferr las recompensas mds grandes a largo plazo que las pe= ‘uefiasa corto, tienden a presentar también preferencia por las recompensas demoradas. Gracias a los resultados de estas in- vvestigaciones, afirman que la demora en la autogratficacion y Feforzamiento no es un rasgo de personalidad, ino el producto, ‘del modelamiento. De igual forma, alo largo de esta serie de ‘experiments se pudo observar el establecimiento del compor- tamiento automotivado, autodirigido, autorecampensado, es dect, Bandura y sus diversos colaboradores demostraron que. se puede hablar de a existencia de mecanismos de autorregula- cin del comportamiento humano. £n 1963, Bandura y Walters publicaron Social Learning and Personality Development, donde afirman que el modelamiento ‘5 un procedimiento poderoso para facilitar la adguisicién de diversas formas de aprendizaje,refutando asi alos principios de identificacién y catarsis freudianos as! como alos hullianos y skinnetianos de reforzamiento directo, como principios necesa- rios y fundamentales para el aprendizaje, El estudio del aprenclzaje vicario le permite a Bandura (1977) formular posteriormente su hipdtesis dela autoeficacia, En este periodo él ya afirmaba que habla que distinguir entre aprender y ejecutar; de igual manera, habla de! aprendizaje “por wor, jaw topos €s dei ser hurano primero autoestablee extn se candela manera de noma, eis o mela cOP conguecompersu comport, y despues, en un segundo Wht aparece eer venen ets factores ue dan p08 rset rant seat los esndaes condita sae por iso, apeecen el utconol pei vale true recompense de vers dl (toapleactn cStgencos persis homanose desu de aus Spares poe pater sft ndesabes del dsr sy oxen ; fn Bandura (1978) aparece See ree a or sara tana auoreguacen condoctel 1) automeritoeo, J ostableciminto de estncares de cin 3) valracion de (vl de speuln personaly fralmente otra (de atecoacevenci en fora de premias casts por pier node ls estadares Desde ext perspective ‘eulaon condutal depended set. | scorn coeur co dura el comportamiento de principio a fin), de latencia (lo tarda en iniciar el comportamiento), de frecuencia (ese nt de veces en que ocurre un evento), entre otros; y autorrept éste consiste en referir oreportar el propio comportamient ‘deci, poder hablar de si mismo ante siy ante otros de su ducta, entre otros acontecimientos, Estas narraciones acerca la conducta le permiten al individuo darle un orden y secuet 8 los acontecimientos, encontrar clerta logica (a veces ildgica poco convencional) en la ocurrencia entre un aconteclmiento) ‘otro, entre una conducta con otra. La nartacién de todos es elementos suele cumplir las reglas del discurso Imperantes: un determinado grupo social Estas tres habllidades bésicas conforman en conjunto: capacidad de automonitorear(se): observar(se), regstrar(se) referirse).Cabe sefialar ue en todo proceso terapéutico se ha de evaluar estas habilidades basicas del inividvo, su presencia g no ysu nivel de ejecucién; en caso de ausencia o deficienca, ns: taurarlas es parte del proceso terapeéutico. Por ejemplo, durante el proceso de terapia un individuo debe aprender a conocerse,, € decir, identifica, si no de todas, si de un niimero considera ble de las caracteristicas que lo definen como individuo ante sf ‘mismo y ante los demas. éCémo lograr esto en terapla? Sugiién: dole que observe cémo actia frente alos otros, que se escuche. al momento de hablar, de reaccionar, entre otras caracteristica, ‘Otra manera de faclitar la adquisicén de esta habilidad cardinal € solcitarle al sujeto que describa detaliadamente miitiples si- tuaciones de su vida actual y pasada en donde analice y reflexio- ne sobre su proceder, los efectos, os costosy el balance general presente de lo hecho anteriormente, Observarle,reobservarlo, eserbirlo y referir(o) son de gran ayuda al momento de valorar, evaluary monitorear. En esto reside el conocerse odarse cuenta, Establecimiento de estindares de ejecucién. Observar, compa ‘ar, vincular y enunciar son los prerrequistos para que un sujeto pueda establecer por si mismo los estindares o metas de eje ‘cucién o asumir los ya imperantes dentro de un determinado {grupo social, Estos esténdares funcionan como reglas, modelos, ac se grupo or dfunera ave eteses a8 He anal cose conde et os cin d os ees de eleccién personal Pr ear 3 ae tpe de lrsén end ee carte on cae a ee onto; ex des sere regs a(2 «ety dens emparre Todas eas sedones conte ete Moone deo cadena cnducua que cnduce perennial Tien ten dea desinclcn moral ens indo etsten lst ala neqatidady core iso ssh en cenwacin pti, cao cmos de a ara veomes el eso de una Peon eau exmenteo para moa a get2 ao edule peso corporal conforme él els cumple Se een lon peestoleio evanca £5 BOE2S0 et ol Peroal momento deompe dennis de recta, twp, bp oes reimen ape stoeeais deter tanta pun vat | coma eeu 0 evar al individuo a romper una y otra vee el régimen die ‘dado que pierde la confianza en si mismo y se “declara’ inca de lograr el estandar de ejecucién o meta, Esta situacin lal al extremo de aumentar no sélo de peso, sino el consumo los alimentos mas dafinos para su salud (a manera de “a «astigo") intensificando ast la degradacién, volvéndola cré Y conduciendo a la persona ala obesidad extrema, a la sa Precaria y @ “desfondarse emacionalmente”. Es fundamen ue el sujeto domine el “arte” de conocerse o valorarfidedi mente sus aciones con elfin de determinar lo que Bandura l “os niveles de ejecucién personal”, Otorgamiento de autoconsecuencias de acuerdo con el plimiento 0 no de los estindares. El individuo debe ser capa de proceder de acuerdo con sus proplos estandares y reglas ejecucién; si cumple, se podré autorreforear, y si no lo hace $@ deberd autocastgar La propuesta de Kanfer y Karoly ‘De acuerdo con estos autores (1972), la autortegulacién se refie- ‘ea todos aquellos procesos internas o externos que le permiten alindividuo dirgir sus conductas hacia metas através del tiempo, independientemente del contexto. Karoly (1993) sefala que al hablar de regulaciin se hace referencla a modular pensamieh~ ‘os, emociones y conductas a través de mecanismos automaticos oplaneadios, Kanfer (1977) afirma que el autocontrol se logra gracias al establecimiento de una cadena de tres eslabones: 1) automoni- toreo constante, 2) autoevaluacién permanente y 3) autoaplica- cidn de contingencas, En ocasiones, esta cadena es disfuncional y puede pro- \oear algunos problemas en el individuo; por ejemplo: (a) con frecuencia sdlo se monitorean los sucesos negativos y se igno- ‘an los postivo, tales el caso de una persona que dnicamente ‘observa lo dificil, lo feo, to malo, es deci, el lado negativo de 0s acontecimientos o personas; (b) en otras ocasiones, el sujeto | as " ecu inalanzables por nt, ( eOSEge terres restade eeton ya Dh durante a toaplicacién de contingencias la ors 0 ea af ease lene pstee Jerome Fay no ena meat, por end, atreorae con pensation puede conduc aa Vicon nual de fos aontecimintos ieee . ‘No todas las personas se percatan de lo kin al sop yteperenn dss ots drs cue vEE2 2 er mb sos La ntormacon gue s ene 2 By ves de la autoobservacién, autorregistro Y neh a ea ie srciona al individuo datos precisos acerca ae Yoo ‘informacién le permite analizar si cumple © een vrs sles cor lx eabeidos por eo ela. No cum Pitstcea aet sep ans caecs Por dena Mesut star ue saree noc cone Se Id ata rte ees en cme ae mod tno eer cabo arones uel en DS (erin plas en econ, hace 0 MP (Mino tos aputes,enve ors accones nn eecnvalpeaos sen 90) igi controlarse rtan tee pat Se ine sje col eae De eee are pene co a cone gto he a wndiciones ambientales. El segundo aspecto se cont ae 6 | fiere alas creencias y necesidades que el sujeto tiene cra acu m |r rigen o locus del control. Para algunos autores, como Lugly Vivas (200), tol, se recomienda seguir ls siguientes recomendacio- seco euivae a auton! dl set, el segundo {Nclson, Smith, Young y Dod, 1991; Red, 1996: eficacla y el tercero al de locus de control Estos tres 1 (al) conducts) que se vaya(n) a incur dentro de un pro- ontrolvarian simulténeamente, pero el peso de cada ut [n cuanto al 4mbito educatvo, si se ha de establecer un yuma de enseanza de hablidades académicas mediante jyoma de autocontrol ya deben formar parte del epertorio ependendo de la conduct de que se ate. {il alumno, es decir, si se quiere que el niio 0 la niiarea- nalicemos el siguiente cuadro, elaborado a partly licen ejerciclos de caligrafiay dvisiones como parte de las, lanteamientos del modelo de Steptoe: peta eee : Conta objetivo Control sujet fitivdades extraescolares, aquellos ya deben saber cémo Jaco los trazosy dvdr (sino al 100%, si con un buen ni- cron Vole ejecucién). El entrenamiento va diigldo a enseAarle contol se manifest neonductar ve eranmetas Tionen confansa en ogra ss bjetvos Locus intern 9 sujeto a planear, evaluar(se), monitorear(se),aplicar(se) fontingencias para llevar a cabo las actividades de escritura Wyaviimetica, Elautocontrol no busca, en este caso, ensefar jo regula sus con- ucts, no lgran sus restos, neurren en ety exces onductales conan entograrsus objets, pero tienen problemas de automo: atoreo; no cern ni allan adecuneamente Suconductani el entmo ‘escribir o hacer dvisiones. Hl myaestro 0 guia debe ensefiarle a los estudiantes a se- Jecclonar un erterio con el que el alumno compare su con- siyeta yal mismo tiempo le sirva como meta a seguir; Por ‘semnplo, establecer como meta realizar 20 operaciones contol se manifesta nconductas que a ret logran metas oregulannitienen tol condutual no gran metas © neurren rahatsyexcesoe edutuaes Se autopercben def- ncapaces para dri sus Propissconductas se perabenincapaces rende,nollewan a ‘cabo conto logro de Aviméticas en 10 minutos, ‘tue se ha establecido un criterio 0 meta, se le ayuda ‘+ os estudiantes a elaborar una “lista de reforzadores y ‘itigos” que ellos mismos se puedan aplicar. Es necese- ‘Ho tovisar estas Iistas y Hevar a cabo ensayos pare evitar Jos alumnos establezcan reforzadores inapropiado: ‘aleanzables, asi como castigos excesivos. EI maestro ¢ tdoboréreforzarcada vez que los estudiantes empleer Jéelamente el procedimiento tanto de recompensa: 25 conclusiones acerca del crgen del control pueden nas consideraciones que se hagan en a combincén y irl objetivo can sujet. licaciones de la téenieca -ontinuacin se presentan algunos ejemplos end s de como se ha adapta y empleado la técnica de. ide castigos. Al inicio, espetar este programa de Venamiento es crucial para el desarrollo de las habil. wesorar a los alumnos en el momento en que se intorean y aplican contingencias es crucial pare Jar que se autorregulen y leven a cabo el program: ito, problema encontrado dentro del smbito esco puede ser afrontado mediante diversas téenicas de us | cornu cos autocontrol es el bullying 0 acoso escolar. En algunos pal incidencia de este fenémeno alcanza e! 30% de la poblack colar; dentro de este porcentaje se incluye tanto a viel acosadores, como a quienes han sido primera vietimas teriormente acosadores (http://www.nspcc.org.uk/what aboutthenspec/aboutthenspee_wda36522.htm y_http:/ nichd.ni.gov/news/releases/bullying.cfm) Las estrategias pare abordar y resolver este problem cial abarcan a las insttuciones escolares, drectivos, familias {os sujetos mismos del acoso, Cuando se trabaja a nivel duos tanto acosadores como victimas~ se procede a foc el plan de accién en el manejo conductual de emociones, samientos y respuestas psicaisiolégicas. Enel campo de la psicologia dela salu, el Centro de t2cién y Educacién para Pacientes en Standford (www stand edu/group/pere/) lleva a cabo un programa de automanejo: ductual de la artrits(Lorig, Cox, Cuevas, Krines, Britton, 1 orig, Leck, Kraines, Seleznick y Colman, 1985; Lorig, Gon Y Ritter, 1996), entre otros. Los principales objetivas de este p ‘grama son mejorar la salud de los pacientes, disminuir el do controlar depresién, prevenir o recuperar la incapacidad mot Yreducircostos del tratamiento. A continuacién, las caracterstcas esenciales de los pi gramas que ofrecen: * Duran seis semanas; las seslones semanales son de dos horas, aproximadamente. + Partcipan entre 15 y 20 personas que se retinen en sitioy ‘blicos como bibliotecas, parques, centroscivcos * Los responsables del grupo son un trabajador social yun paciente con arti + Elcontenido de los cursos: definiién de artritis,relaciones «on los profesionales que atienden a los enfermos, medica ‘mentos indicados y contraindicados y sus efectos, ejerch clos recomendados para fortalecer ariculaciones y miiscu- los, cémo enfrentar el dolor, elajacién, dieta, la importan cia del ejerciclo, entre otros, | J ser puttin, 1 anda defor esos ga alrededor des lina $6 mest, omer lo partlacén cae exableaminto por eto de os tan deeds acters oc) neon aue pate sue UPD 1a eae camer una ered ona be ona ede aes La primers se eet a Ho rote muda ce paecmento conse aahe PeRRRSSIE ter une det cosu ox meats Pe arson ee os segues recenan ct te oles neearion par aontariefe ™ cect da oor conc se rire topcase mperats oe rca ne ee aa aes eno de adam emai catmprecoxine pre todos insment as personas con einen ate bar eerie eel ren tigers toy estan son algunas eseo- er eer marr edecuadaet ost fe aca tages pce desea P25, puro es super duels proras Ge 3 co apres eon prea UP rie sre su con vel saree a cers cattuye meme const et ba id eo coy ports abldades nO vest aneo medio elconductualyel elas emociones, eben ‘ensefiarse y ejemplificarse alrededor de ‘ia percepcidn del dolore coca pecert= a eons) arman que elastomane sae oman er rn come la aries estado ta cram echeotpsenabiindes cobra mas caneb la enfermedad CO probeme aresee ania rote Jone unpaecinent ric re 2) Toma dee ccsones a con ha pt gra =eco8 ena, scocmaveneioans pe a recon dponles pence: hy Ma and lector telefono, terme € 150 | ean coo com Informacién escrita hasta atreverse a pedir ayuda a ‘os, familiares, incluso a desconocidos, entre otros, 4) Formar parte a largo plazo de una comunidad de ap (profesionales, no profesionales): con el tiempo los os y enfermeras se vuelven parte de las relaciones so les cotidianas. 5) Hacer un plan de accién y llevarlo a cabo: en este plan, ‘accién (semanal) se debe incuir: 2) Lo que se busca alcanzar como meta. b) Qué va a hacer el paciente; por ejemplo, qué técnica Felajacién va a emplear, qué ejercicos levard a cab centre otros ©) Cugnta actividad realizaré, cuantas veces repetira elercicio, por ejemplo, 4) Cuéndo lo va a hacer; se anotar silo hard después desayuno, antes de acostarse, la hora exact, ene otfd } La frecuencia alo largo de fa semana. En esta parte hay ue cuidar que el paciente establezca compromisos de ‘menos a mas, es deci, iniciar con una o dos veces la semana e ir incrementando por aproximaciones su Cesivas. Aqui radica el automanejo que cada individud. deberd ejercer para afrontary paliarla enfermedad, Por otro lado, existen también trabajos apicados y orienta: ddos conductualmente para el automanejo dela diabetes mellitus (Rubin, Pierrot, Saudek, 1993; Assal, Jacquement y Morel, 199 Glasgow, Funnell, Bonomi, Davis, Beckham y Wagner, 2002; Ro sal, lendzki, Reed, Gumieniak, Scavron y Ockene, 2005}. Ante tal enfermedad (a escala global constituye la quin- {3 causa de mortaldad http://wwuwho.int/diabetes/publica- tions/DiabetesMortalityArticle2005.pdf y que afecta al 11% de {a poblacién mexicana entre 20 y 69 afios www.sinals salud, ‘gob. mx/mortalidad/tabs/m_005.xls), estos autores. proponen ‘Programas que contemplan ensefiar alos pacientes a participar activamente en el disefio de su programa de automanejo de la ‘enfermedad: planeaciin del mend de sus alimentos, actividad fisea, monitoreo de los niveles de azicar en sangre, ingerie los Last von a jocicamentos, saber afrontar los episodios traumaticos dt J too descenso intenso de a glu rmedad como son inerement It Sige manera re das eons whtanten wo ohana emo nv tpn con ccs dee sv propo pan datas” a enemas endo- jboracign con el personal medic, enfermeras, detsts. regulacién rindlogos y psielogos. Es decir, enel enferme recae l eB tie sus acciones frente ala diabetes. ‘saber elaborar tanto el disefo como [a planeacion del prO~ {mstitoen mporarehebnces ce asemarel 2 {rn el terreno de la educacion especial en nifos con tras- een auacnlve ros elspa ene sc ea cee ‘repertorios eficientes 2 Pas eae pee cies qu ore coo os Co 1 rt cos no entea e2 thst como ejemplo est a asad ¥ ena, Pa jevisar estas técticas terapéuticas, Koegel ¥ ane no see es asap nae mre reper: pte laos equstos 1 ecard, unaue no cup os eqs 2 feauesa correcta, propést es motvar ai ro abla, eta ct sa rare aoe nos que tomen ancl pric pi todo: escoger asiento, materiales para trabajar, tage orden ysecuenc dew misma. st 0" ios imeres pasa manejo conductual. sere Peo por oprener con oe sbi, sto ose alain rec reforzamiento (0 conoio) 818 fre de a sein, renin 4) Urarefoedores atresia ¢)iatar toda ota de avtoprenaae jones de tra- Estas recomendaciones Hevan a establecer sestones d constant acid todo jocon sata, pata oo sre fos contrasaros dl expec att tl 132 | crm ocut comaa Al inicio del programa, el entrenamiento en respuestas pis vote suele inclur sesiones aparentemente cadticas, dado que “todo se refuerza’, “a nadie se le restringe”, pero lo que este programa novedoso de entrenamiento conlleva es el estableci- miento de repertorios funcionales a mediano plazo a través de. conseguir ~desde el principio nifios motivados, activos, pa lantes y que confian en sus educadores 0 terapeutas, A largo. plazo, las metas de este entrenamiento es preparar a los niios con trastornos de espectro autsta en habilidades basicas de au- torregulactén (Koegel y Kern-Koegel, 2001), Para aplicar las diferentes modalidades de técnicas de ‘autocontrol, automanejo o autorregulacién se puede sugerin, dde manera general, los siguientes pasos: a) identificar en qué 4reas se tiene problemas, b) identficar las emociones que sue~ lenlevarlo(a) a “perder el control’: miedo, ansiedad, depresién, aburrimiento, felicidad, entre otras, c) identifica los pensamiens tos iracionales que acompafian los excesos o deficits, d) generar Ppensamientos nuevos, reales, sans con sus respectvas autoins trucciones que le ayuden a recuperar 0 a no perder el control, Por ejemplo: “[..] a pesar de este problema, soy capaz de con: trolarme", e} ya que se han identiicado y desarrollado pensa- ‘mientos y emociones adecuadas, se pracede a idear qué accio- nes se han de tomar para desarrollar autocontcal; por ejemplo, si se busca la reduccion de estrés, debe proponerse los pasos coneretos que conduzcan a esa reduccién mediante relajacién, terapia ocupacional o elercicio, entre otras acciones, f) una vez {ue se han identificado y enlistado acciones, se crea un plan para “someter” todos aquellos aspectos que se salen de control, 4) ya que se tiene el plan disefado, levarlo @ cabo de acuerdo ‘con un orden en las prioridades de cada aceién. Las prioridades se establecen con base en diferentes crterios: se empleza por lords grave, urgente, difcll, vergonzoso, entre otros criteios Descripcién de la técnica ‘Areas problema ante las que se puede aplicar alguna forma de ‘autocontrol xo, he 1. Comportamientos compulsivos (juegos de azar, comprar Videojuegos, hablar por teléfono, ver television, usar la ‘computadora, navegar en internet) o adicciones (const nit alcohol, comer en exceso, fumar, Inger cafeina, me- dicamentos, chocolate, azicar, entre otros). 2. Problemas sociales y de autoestima: dependencia hacia ‘otros, manipulacién de los demés,carencia de limites ero~ Cionales,incompetencia para manelar la ira, resentimien- to, el esttés, tendencia al perfeccionismo, competitvidad, miedo al éxito oa fracaso, establecerrelaciones peligrosas, entre otros. Conflctos en el drea de [a salud: falta de compromiso ¥ ‘adherencia aun tratamiento, consumo de alimentos y sus tancias nocivas para a salud, no hacer ejecicio, no acudir al médieo, entre otros. 44, Enel Srea escolar labora: problemas para concentrarse, ‘administrar el tiempo y distribuir actividades, entre otras. Para ejemplficar con més detalle el procedimiento a tra svés del que se puede desarrollar autocontrol y manejo conduc: tual, se presenta la siguiente gui tapa de evaluacion inical sila persona que esté inician- ido un proceso terapéutico carece de toda habllidad para eva luarse y monitorearse, ser necesario auxiliarla para lograr su adguisicion. ; ee ' Primer paso: sugeritle que emplece por observar y resis- ‘yar por eserito todo un episodio de acontecimientos 2 su alrededor. Por ejemplo, una persona cambiando la lant ide un coche, un nifio jugando con su mascota, él o ella misma realzando algo. Se debe hacer énfasis en la obser- ‘Yacin detallada y en el registro de todo lo que se observa (registro anecdético}, no de lo que se infiere o supone su cede con los participantes en la escena registrada, registro escrito puede realzarse en una hoja pape sie de~ sea mis formaldad, puede dsefiarse un formato como el sigulente: egiiro di | 155 ‘como puede ser ence ‘usar la computadore, lentre otras. won ond Fecha Nombre | omentariossbreTo obec yregirador "Nota: esta hoe de registro puede extendere tanta como se desee lo ender tanto del angotempaal come de fenémeno eget Una ver que la persona haya adquirido la habilidad para ‘egistrarsituaciones de indole general, podea llevar 3 cabo re Bistros anecdéticas acerca de situaciones problemsticas que le Perturban como el motivo por el que solleita consulta terapéu: tica, entre otros Criterio de cambio. E10 Ia terapeuta, en comin acuerdo con el usuario, deberdn especificar los indicadores conduct les que se deben presentar, observar y/o detectar para cons! derar que el objetivo se alcanz6; es decir los registros deben Incluir descripciones generales del entorno, los personajes y lo, Aue sucede entre ellos, pero, sobre todo, se han de registrar las ‘conductas. En caso de observarse errores,imprecisiones o infe- rencias constantes sobre lo que acontece, se recomienda que el Usuario sigarealizando ejercicios de registros anecdoticos hasta, ‘conseguir descripciones adecuadas. ‘+ Segundo paso: ya que la persona comienza a observar, po- er atencin,atender y fjarse en lo quesucede, debe pedirle que regisre “algo” en particular con la finalidad de focalizar la atencién de ta persona sobre aspectos especiicos de su omportamiento, Por ejemplo, cada vex que se presente una conducta registro de eventos) dor un egartilo, morderse las ufas, | ‘ost estar alg sible 7a aon cane ae cetera de cambio: ques ace de car puto de tempo respect. Encsode en erarso reiencasmusuaesowespers 6 dhvewarse erareso csp ia usvaria sion rea tomenda que eusare sna we evertos asta cnseg mayer preci erento de ergy puede regs adr de csporejenpa tempodedado = estu, enpe per vite tien, tempo qu permanece ald to ene tres conducts gists incluyan a frecuencia ore = Fechar | Horan; | Conducts race: ota lahoj de egiaro puede ser tan exensa come es debarestar a hol ependlendo de acondctag son a sropnayetprceinentvrn-casteapets aaa «eee devalue req alas neces 156 | canna coo conn Criterio de cambio: que los registro incluyan tiempos acordes alas conductas. En caso de observarse errores,impreci- siones o falta de exactitud en los tiempos recabados, se seguirén, realzando ejercicios de registros de duracién hasta conseguir datos precios Observarlse)y escuchar(se]forman de las muchas estrate- as para aleanzar el conacimiento personal, es decir, el conoci- miento que todo ser humano ha de poseer sobre si mismo. Con esta informacién en mano, el sujeto amplia la perspectiva de sf mismo, del entorno, su operatividad y funclonalidad en éste Ya que Ia persona afina sus habilidades de observacién, ‘escucha y reflexién acerca de su comportamiento, se va acet= cando cada vex mas alo que constituye el automonitoreo. + Tercer paso: establecer competencias complejas que requie- ren de una alta dosisde autoobservacion, anlisis del entorno fico socal as! como de una gran capacidad de reflexin, El automonitoreo requiere de todas estas hablidades. Una estrategia itil para fomentar el automonitoreo puede ser ‘emplear una hoja de autorregstro como la siguiente, Nombre Fecha ‘inde yon | Got eats [Gut ins ype Condit Oe ny a Hor) etn eabe | hacerdo. | sb artes ds. | problema |S dsp de "Nota: en esta ho de regs el usuario anota la informacion que ef sll ‘a para poder saber con detalle en qué conteto se presenta la conduc, fas condones anteriores o antecedentes dela conta, asf como fo gue cede despues 0 consecventes que poston estat relorzando o castigo iarespuesta Con todos estos datos es posible descubi estos conductale erates de conpertament,ente 08 scone |as7 Conforme el usuario realiza las lstntostipos de registro, va aadquiriendo algunas habilidades que lo llevan finalmente a descu- briry analizarlo que hace ycémo esto afectasu entornofisico yso- ial de igual manera, analiza cémo dicho entorno lo determina en ‘mayor o menor grado. Capta la bidreccionalidad de esta estrecha relacién entre sujetoy entorno es la esencia del automonitoreo. tapa de planteamiento de objetivos yy metas terapéuticas [En toda sociedad humana exsten leyes que obliganjurdicamen- {e 2 os individuos a acatarlas; también existen normas sociales (que regulan las relaciones, los ideales,y os estandares de con- dJucta de fos miembros de todo grupo. Los usosy costumbres, as formas de pensamiento, las modas, os preluicios y otros cons- liuctos forman parte de todo un andamiaje referencia, ideolé- ico y social que dan sustento a los objetivos y metas de cada \ndividuo como miembro perteneciente a dicha agrupacién. Cada ser humano, dentro de un rango, elige sus metas, objetivos e incluso sus necesidades. Reflexionar en las repercu- slones de sus actos constituye un factor cardinal al momento lie establecer metas de terapia y determinar rumbos de accién. \Una labor crucial del terapeuta estriba en gular y alertar al suje- lo en la eleccidn de esos objetivos. Una adecuada eleccin de metas debe favorecer tanto al Individuo como al grupo social al que pertenece, encontrar una Justa proporcién entre el sujeto y el entorna en la mayor parte de los casos~ constituye una preocupacién ética Insoslayable. Cada ser humano en proceso de terapia debe considerar lus consecuencias, efectos a corto ya largo plazo, las repercusio- fies de sus decisiones en los demas miembros del grupo social al (que pertenece, y los recursos con que cuenta, entre otros mu- ‘hos factores. Contemplar y considerar todo esto en su conjunto, ‘65 fundamental para favorecer y planear metas y pasos a seguir Alontro del plan de accién general 158 | coer coama cma. Ftapa de planeacién de estrategias Las estrategias de autocontrol y manejo conductual que el pro- Pio individu podré llevar a cabo, pueden ser divididas en tres grandes categorlas: Estrategias de cambios ambientales. Se reieren a las mo: Aifcaciones que el sujeto deberd realizar en su entornofisico y socal con el in de faclitar los camblos stasinvolueran desde «cambiar objetos, tiempos, horaros, lugares; hasta evitarstua- cones y personas con la finalidad dena incurre en actos y com- portamientos problemas o difiles de controlar. Dentro de las modifiacines y cambios operados por elin- dividu secontempa la posiblidad de cambiar de grupo socal con el que se convve o socializa (por ejemplo, amistades que consu- men droga; evtar stuaciones donde se pueda presenter algin problema (discutr con las padres acerca de permisos para sais ellos estén enojados); yn caso de estar a deta, se sugire ser vic los alimentos en platos yrecpientes pequefos (as el sujto contemplaré que su plat “est leno” y esta iusién le faciltaré no servirse més comida). Estrategias de cambios conductuales tas implican que el sujetoreaice reformas que involucren cambiar antecedentes o efectos de una acién. fjemplos de estos son colocarletrerosa lavist para recordar que se debe levar a cabo alguna conducta lo largo del da; establecer un contrato conductual para obl arse a realizar algo (escribir el compromizo y que alguien sea testigo de eso); adaptar la conducta al horrio (ira comer en los horas preestablecidas para ello); involurarse en la realizacién de conductas adecuads para asi evitar ‘caer en la tentacion” de fas inadecuadas(slise de casa para evitar comer}; hacer mas placentera la realizacin de ciertas conductas para evitardisgus- tos con los demds (escuchar musica agradable al momento de hacer ejerccoo realizar trabajo doméstco). Estrategias de cambios cogntvos. Estas implcan modifi car, eliminar reestructurar los propios pensamientos, emocio nes y creenclas que puedan afecta, predisponer e inci nla presencia de accionesdsfuncionaes 0 indeseables 1 como | 159 sus rmcons 0 ceenas aes ros indsgostes por empl, ese cad velo hgo todo mee tr ugar de sempre cometo muchos tors, Convencerse de ‘a uetor poses de as propia aciones (hace estos ee (Shane rerd mejor sal y rede pes) Empl sau Gnawoones para hacer lg oy 2 levartare de ext aa fara taba en acomputadors tod tarde jr yale 0a eerpmoroermnaepecado cn tos) Sia Waves del ate TTamtores a pesona sed cueta de qu cadaver que estat trlomecedete come en exer epost wabajr en cambio 1 tee emocona pre xt deinurias probaicees de una Vga vase de amentos ear vers de coasts ts es tetegprf seguarun eo desempetoy meyer avocon ‘Autoaplicacion de contingencias Gracias alas adecuadas habilidades de automonitoreo, el ser hu- mano puede realizar una justa valoracién de si mismo, Recono- Cet logros y asumir fracasos es un componente primordial para tdesarollar una autoimagen y una autoestima adecuadas, Saber ‘como, dénde, cusndo y cusnto es fundamental para el reconoct Imiento de aciertosy errores, asi como para el otorgamiento de diferentes consecuencias a manera de premios ycastigos. Poder aplicar un sistema de contingencias adecuadas al “desempefio constituye una herramienta itil para el logro de los tbjetivos y metas de todo el proceso de terapia. Debe contern- plar y hacer explicto si el sistema se establecer en funcién de tantidad de reforzamiento (menos versus més), tipo de refor- tamiento (social, simbdlico, tangible) y programa de reforza- miento (continuo o intermitente). De igual manera, se han de ‘especifcar el tipo de contingencias para cuando no se cumple ‘en tiempo o forma el contrato o convenio conduetual. La autoa- plicacign de contingencias negativas es un procedimiento dificil fe implantar. abe agregar que algunos autores, como Rachlin (1995), no estén del todo convencidos de que el ser humano, ‘fectivamente, se autoaplique castigo 100 | carn osu comac Caracteristicas del paciente [Afirmar que un paciente se autorregula y autocontcola es habla ‘de. conjunto de habilidades que éste debe poseer; en caso con trario, hay que asumir que se esté frente a dos metas paralelas: del paciente o usuario que requiere hablidades autorregulatorias Y la del terapeuta, encargado de iniciar e procedimiento para ins taurary activa I autorregulacién del usuario paciente. Al momento de analizar qué tipo de usuario puede ser ‘ductismo yel recanocimiento de las variables cognitivas en la ex- plicacién de la conduct, ‘narnia comucren | 167 Kazdin (2000) considera que los antecedentes del surgi- mniento de las teraplas cognitive-conductuales se pueden dividir cen tes etapas: 1) Eltrabajo de Watson, destacéndose el objtivismo en el es- tudio de la conducta; los fendmenos mentales os explicaba ‘mediante lees, estimulosy respuesta, por lo que sele ari> ‘buyd un papel fundamental al aprendizaje. La conducta po- dia modificarse manipulando las condiciones ambientales. 2) Investigadores como Hull, Tolman y Mower (citados en Kazdin, 2000) postularon que entre los estimulos y las res- puestas existian variables intermedias relacionadas con el ‘mundo, Tolman, por ejemplo, dio importancia ala cognicién ‘como tema central en el aprendizae,afirmando que los or anisms desarrllaban cogniciones sobre diferentes est Tmulos y que la formacién de éstas consttuia el aprencizaje 43) Surge el interés por llevar a cabo estudios sobre el pen samiento, la percepcién, los procesos motivacionales la ‘mediacién en general. As en la década de los 60 del siglo XX surgieron, en el ambito de la psicologia bisica y experimental, conceptos como ‘expectativas, predicciones, tribuciones causales, o autorregula- ‘idn, que se salian del marco teérico del conductismo. El nuevo ppensamiento se basaba en la idea de que la conducta y las emo- ‘clones estaban mediadas cogntivamente; se consideraba que las, casas de las conductas anormal y normal se encontraban fuera de la conciencia. Entonces se establecié el reto de tener acceso Consciente a ls pensamientos y procesos cognitivos por medio de téenieas de observacién (autorreportes) y de cambiarlos con {écnicas especificas (Caro, 2000). Resulta necesariopresentar algunas dfiniciones de cogncién, para asi tener claro el objeto de estudio de las terapas cognitvas* "Por cognicién las terapiascognitivas normalmente entien- {den un pensamiento espectico, tal como una interpretacién, una "Cay conept police, De acid con os frets siicades ex 168 | crm ooo. ‘entaros, dasiosablertos, [regio de reaciones, Mentions, conducts, pensumientos,esala de niga subjtvas de a ‘edad (yas ils en ngs son SUDS) 1 eriiearndos de bj intense ae ‘sean el comierao dels transaciones| 2 Instr a pacente sobre la importanc Ge nmedne ls hora de relia un futonfrme, pus cuando se realiza he fev dias despues da experienc, a formacdn es menos precisa 3. Los palates “toman cocina" de 1s factors stuacionalesy de sus respuesta de ests {Grohaconesconductuales 7. Obsanacn deta de conduc dl po ‘ents enlernte stuaconeso escenais 2. Se pueden crear stuaciones en el con ‘Stor o en escenaros naturales pra [Generaion de datos TEs proceso active dade el paler be ‘esky minesperimetos que el erapet einer (por emo, que e pact fente compose de manera dina con tres persona paraver camo reeconan) 2. Con estos exprimentos es posible cfu tarlos hipétess que sostenee pacente 3. fotos experimentosdeben panease ci fladosamente, hard veces en que 523 recesori realizar varios ensayos ates de Mevarls ata pacts ns | cna oem cena Instruments y esvategias para la obtencén de datos intepadn de ator fa, aractersticas yutlidad “Todos ls datos obtendos en ki dos en Ta enrol ta, reconstruct imagine, autinl| ies, miniexperimentes y evahacione conductusles se integran con el fn dee | \aracabo un nie sae rac ajua alpen compe er su problems a camprender cue le usd tener conta y dear at a sei én dsr Vet renee ‘Despuds de realizar los pasos anterior st le propercona al pacente un mari ‘conceptaly elt quel permita co render I base teri del wtamiento 2. El modele conceptual a tar depended {el ipo de problema qu erg el pacietn 1 mde resutard ms compres y comincente en la media en que se e| Been dates de prosio cle te para ie tar componente de a eoria Reconcepwuaizacen 3 el probiema Fase de ensayo y adquisicion de habilidades if piocspleajati esa tn ee efecvament ls respuesas de atortaento,Durentes mi islet hce ws de toes cogs cond Uses pare an soe se Tne a a stuactones de ests. embaga ates Je poner enor tica alguna de estas habilidades, debe hacerse un earsan ara aprovecha los recursos y expectativas del pciene pra aon tar el estrés. Mientras el usuario hace mencién de los esfuerzc d cSt ue hecho en el prt wp reas stones y his by can Spode stonamno nee rr isp ho onto el et oan et mma os esferton, Durante esta fase, tambien eben evaluate lor setts del pate ante las deans seats erop teas. tyre uliage alguna dels tcics ene peace ocoucobn ne TAS lee ya fracasado, Jo mis probable es que comience manifestar vhadas ante el programa terapéutico; por ello el psicélogo debe aemalor cleramente ls errores por utilizar alguna de estas es Itategiasy sugerrie como usaria ahora, para que esta vez sean chectves, y de esta manera construir un repertorio de afronta- vento flexible y poner a prueba cada una de estas estrategias (se logre un ambiente de colaboracién paciente-terapeuta. No fsten "formulas" 0 "recetas” de afrontamiento especiicas 0 fe sean "mds aptas” para cada poblacién o problema en es- petifica, nel orden en que deberian ensefarse las mismas. El Phfoque de EIE es ofrecer una Variedad de técnica de afronta: tniento, para que el paciente analice y ponga en préctica las que tnejor fe convengano le funcionen (Meichenbaum, 1988). Runque no exstan “formulas de afrontariento”, se po~ arian elasificar las estrategias en dos rubros: 1) las que son atl fdas al problema (oinstrumentales),y 2) as que son dirighlas eita emacion (o palatives, porque regulan las emociones, pero vho modifican la situacién). Se podrian considerar como téenicas ‘hatrumentales: la solucin de problemas, el entrenamiento en pertvidad y habllidades sociales, el manejo de contingencias, sr manejo del tiempo y los cambios de estilos de vida, es deci todos aqvellos esfuerzos dirigidos a modificar el entorno o sk fuaciones y transactiones estresantes, En cuanto alas técnicas poliativas, se encuentran todas aquellas destinadas 2 la regu facign de emociones y cambios en la percepcién del paciente, por ejemplo. restructuracién cognitive, el desvio de atencion, Fedetencién del pensamiento, la negacién, la expresion de afec- toy elentrenamiento en relajacin. Este tipo de técnicas son les inds adecuadas cuando una situacién estresante no puede alterarse ni evitarse. En muchos programas de EE son utilizadas in combinacign de ambas estrateglas de afrontamiento. Sinem bongo, es importante destacar que el terapeuta no debe agoblar al paciente con un exceso de opciones de afrontamiento, pues testo podrla ser contraproducente y generar todavia mis estrés En lo tabla 64 se presentan las estrategias cognitivas y conduc: tales més utilzadas para esta fase 230 | vcore ‘Tabla 64 rates cots y conduc Manejo de tempo ‘Combos en eto Contal de estan abides de atrotamient> | 1 Tora de pace igen as emocion Dewacign de satel atta Exprestn decd El objeto de et fase ex que paint pong ls respuesta de aftortamiono essa Tay se posit a marino fs oprtnid fevered, Eterapets one que nd n WO Gradual equa cotdades relies de tlh este objetivo, se pueden utilizar una variedad de como: entayo conducua a representacon rmodelaentoy pict gradl ni, Que se adapta sas ncetades dlp sts ars del tatariento se pia ConA Campiota mayor pre dolos objeto, ne In pstidad de reclie, asi que e tape mano tener un plan pa preveis Sse toma eh Clee defn a eat come un proceso asd to eee per do itu aan pacente ante una ean ofa jue 2Tat poets cle cota Inadecadnecaca persona esto pola qu turo los esfuerzos de afrontamiento y abandonar el fabian ae onions [1 an erties ai problems 2 Enron au |(instrumentates) des sociales. “—_ Manejo de contingency ‘Busqueda de apoyo soll vn | ar +) lo, el terapeuta debe informar a los pacientes acerca de la Vlad de fracasos 0 contratiempos y la manera en cémo [ponderian a los mismos (mediante ensayos). Por esto, el tratamiento debe incuir experiencias planifca- i fracasos afin de desarrollar respuestas de afrontamiento siundas y establecer una sensaciin de eficacia personal ante + contratiempos. El terapeuta debe aprovechar las recaidas solaneas que tienen lugar durante el tratamiento, como una unidad para hacer que el paciente desarrolle més toleran- Sy listrustraciones y aumente la sensacién de “que puede re- uise después de estos contratiempos” (Marlatt y Gordon, ‘Michenbaum, 1988) Tambign es importante que el pacien- pvenda que el estrés es un componente normal de la vida y ‘ijuitd experimenténdolo aun después del tratamiento. Sin hijo, con el ElE, puede lograr un afrontamiento adecuado y ativo ser flexible y tolerate con respecto a os fracasos. [TIE puede ser atin mas efectivo, cuando se implica en \ystamiento a personas significativas para el paciente, como Jyo)o, los padres o los amigos (Baekeland y Lundwall, 3975; )), 1979; Meiehenbaum y Cameron, 1988). £1 utimo paso. de i se es la consoidacion o la utilizacién del EIE en el futur U1 LIE no debe finalizar bruscamente, sino que las sesiones 1 se disminuyendo durante un periodo de transicin. Las fies de seguimiento y refuerzo pueden planificarse cada 1G 12 meses, ademas de que el terapeuta debe informar al Wie, que puede disponer de ayuda en caso que surglera jn dificultad, yes aqui donde el terapeuta y paciente deben Wi como se determinaré si se necesita mas ayuda. Algunos tas sugieren estrateglas como: lamadas telefénicas eon clente 0 alin familiar cercano o formularlas por correo ial 0 correo electrnico. \orsticas del terapeuta y del paciente-candidato 1 we pudo constatar en la informacion anterior, el EE es una vencidn compleja, que requiere una serie de caracteristicas orapouta y del paclente que recibrd esta intervencién. m2 | coum can cou Caracteristicas del terapeuta Elterapeuta que pretenda aplicar esta técnica, debe tener una formacién académica en el marco cognitivo-conductual,y que tenga dominio en la aplicacién de las diferentes técnicas; pues tiene que ensefiar al paciente el papel que cumplen las cognicio- res las emociones en el origen y desarrollo del estrés, ademas de las competencias siguientes: 1. Tener una formacién cientifia sélida, puesto que @ lo la g0 del tratamiento se tiene que plantear hipdtesis (tan- to para comprobarlas como para refutarlas)y analzar las, dlistintas variables que estén implicadas en el problema del paciente y hacer uso de habilidades, como la observa- cidn y la evaluacion. 2, Debe tener un enfoque de “solucién de problemas” para resolver las “dudas’, la “desconfianza’, asi como las posi bles recaldas que pudiese presentar el paciente a lo largo de laintervencién. 3. Debe ser capaz de establecer un compromiso de colabo: raclon con el paciente, Este compromiso de colaboraclin se facilita mucho més, siel terapeuta es empatico, flexible yamistoso, 4, Tener un lenguaje claro y entendible, que le facilite al paciente entender todas las explicaciones que le vaya a proporcionar sobre su problema y la intervencién que se llevaré a cabo. 5. Crear expectativasrealistas en el paciente, Caracteristicas del paciente Las personas candidates a recibir un EIE deben presenta niveles de estréssignficativo y problemas de afrontamiento efectivo en tuna o varias 4reas de su vida (labora, familiar, salud, escolar, pareja, entre otras), Adems, deben cumplircon las siguientes ‘earacteristicas para que el EIE sea exitoso: 41. Colaborar con el terapeuta proporciondindole informacién veridica sobre su problema, ou ss | 23 2, Realizar todas las tareas que el terapeuta le indique, 3. Tener un nivel de comprensin aceptable 4. Tener habiidades de autoobservacén imaginacién yplaneacin 5. Comunicarclaramente al terapeuta cualquier problema 0 Corsa. feresor Reforamierto| + Gators cognitive negative * Apoyotamiar | Pansamienterecuretes | Baminulon de = Recurdosineasvos tensin Internet + Reexperimertacgn Atrbuciones [+ Prolemasde stecény —|Larg plano vrempecttvas |” concerti ‘Rsaraen© fobreltema + autoconcepto nepstuo |» Daprein ‘+ Nabicader de | Desconfaneae + autosealvcin aironamento |” hiperviglnes Probema® + Vureabidaa |» Avroculpesién famiares ses, + Sobregereaizacin sconsmico#Y + cetsratinelon lepsles + ideaiones sis + Adecones | Motor + obin socal > Etc de acted sen eaten de senidses cotdanas: taboo escuel, ister + impatene + Desomparo > Embotamientoatectvo 254 | caer coon coca ‘Consecuencias de la crisis Uno de los principales problemas de los sucesos criticos 0 trau- rméticos es el gran niimero de secuelas negativas que produce, ya sean problemas fisicos, emocionales, familiares, sociales, e5- ‘olares 0 econdmicos. Recordemos que, muchas veces, os pa- Fientes cercanas también son victimas indirectas de las cris Valladares (2005), Echeburdia y De Corral (2005) dicen que la in- tensidad del dafo psicoldgico depende de varios factores: 2) De la gravedad y la percepcién del suceso, es decir la atr- ‘bucién que hace el sujeto b) De lo inesperado del aconte: «Del dafiofisico provocado 4) Del grado de vulnerabllidad de la victima €) Dela concurrencia con otros problemas actuales, 4) De laistoria de vitimizacion 8) Del apoyo social existente fh) De os recursos psicoléglcos de afrontamiento disponibles, nto Este une ampli bibliografia sobre las secuelas a corto plazo de la crisis en la tabla 7.2 exponemos las mas comunes. Se con- sideran secuelas a corto plazo las que se producen en las primeras, dos semanas después de la ocurrencia del suceso precipitant Enfrentamiento ineficaz de las erists a gravedad, duracién y proximidad de la exposicin del indi ‘viduo al trauma son factores que inciden sobre a probabilidad de desarrollo TEPT; sin embargo, se considera que son factores de riesgo cuando las personas tuvieron trastornos psiquitricos, preexistentes, historia familiar de psicopatologia, una infancia, Gifcl, defciente capacidad de enfrentamiento, escaso apoyo, social y grave reacclén inicial al trauma. recs | 255 Tabla 7.2 Scolar conto plano de las crs Secoslae somites eau Hoe + Tensén yansiedad + Tastornosgastroinestinaes + Gamble ens patrones de almentaciin + Cambie en os patrones de suet Cambio en os patrones de autouidado {Cambio en oe patrones de conduct sexual 3 pial Miedo, pine, terror Ineredulidaa culpa Ira yeseos de veganca aj autoestina| Depresion Serimientosnegatior: humic, vrguenea, wulnerabidad ydesamparo Secuelsinterpersonaes | Hosted y ages Pride de intresen actividades darias Dependenca emocionalo alalenta Cambio en lesa de ide Problems aborales oexclares Problemaslegles Perdis econtmias ‘Muchas personas se pueden enfrentar de manera ineficaz © patolégica alas criss, principalmente a través del involucra- ‘miento en conductas adietivas como el abuso de alcohol, dro- 226, camida, trabajo, ejercci fisico, conducta sexual promiscua Yyautomedicacién. ‘ La mayor parte de las Investigaciones sobre estré’ pos- traumatico intervencién en criss yterapias afines coinciden en seftalar que cuando las crisis no son solucionadas ~es dec, si persisten después de dos meses del suceso traumstico- produ ‘en efectos negativosa largo plazo. Vale la pena recordar que los, criterios de temporalidad no son necesariamente exactos, pero brindan pardmetros para su andlisis carp coon consci la superacin de una crisis De a misma manera, un tema de andlsis psicolégico importante. es el que se refiere a las caracterstcas de personas que sal bien libradas de las crisis. Hay una tradicion de Investigacion pl colégica sobre los sobrevivientes: por ejemplo los del holocauls to, de las catéstrofes naturales o los sobrevivientes de conduc. tas criminales. La mayor parte de la investigaciones (Finkelhor, 1980; Slaikeu, 1988; Valladares, 1993; Contreras, 2002; 0 Halon, 2004) concuerdan en que existen diferentes factoresrelacioni dos con el enfrentamiento eficaz de la crisis: ‘+ Recursos personales: se refieren a las habilidades de en- frentamiento, como el manejo del estrés, buenos habitos e salud, actitudes positvas para enfrentarel futuro, alta ‘utoestima y autoconfianza, + Apoyos especializados: son los apoyos profesionalmente efectivos, como los terapeutas, los médicos o trabsjado- res sociales experimentados o los centros de ayuda, + Familiares: las vitimas que cuentan con apoyo familar superan més rdpidamente las crisis; por ejemplo, en casos de violacién y abuso sexual la mejoria clinica est relacio rrada cuando los familiares les creen y estén cerca durante: todo el proceso terapéutica + Sociales: de igual manera, en la medida en que las perso- nas cuentan con redes sociales, ya sea amigos cercanos,, colegas o participan en grupos, disminuye la probablidad de que sufran trastornos psieolégicos. + Legales: as vitimas de crimenes también presentan me: jorias clinicas significativas si tienen acceso a una justi pronta y expedita, El sentimiento de que se “hizo justicia” ayuda a mejorar su disposici6n para enfrentar el futuro ‘con esperanza, Segin Echeburda y De Corral (2005, p, 161), exsten personal dades resistentes a estrésy que tienen las caracteristcas siguientes: + Control de emociones y valoracién positva de si mismos + Estilo de vida equilibrado ene css | 287 implcacin ata ene proyecto devi (ots, fai nara) scones gates Ciretoete de Scutades olanes Sento dl humor fettud postvs tela via fcegtan dens eal poy aly partic en aciades scales sn embargo, Capon (1980, p70) plnte que a resolu cin toca de es ne nolo depend de ls eos Perso ces ges etna sno del apoye qv proporcionan ls a Caster comnts nc vane ae pe eae esperar eeros con un bao de provecho © i ores mental de os ndduos ue pas por ela. Cites efdente oni prevenclon de css suds, ult Gel senator wolenda domestic. reslencia ysis Uno deo coneptos mds reine en elefrertamienoy as reine as ess ese de esi, que se refer ala cap- ido dele auetos para sobreponerse a mueres 0 peiodos eto emolonalClando unset grupo animal saps de cei So dee que ene io resilencaadecuad. El cance Te Seaton se conesponde con el trmino “ener. ep se asda condutana con ls nvestigaiones del ‘Shere etlogi, Boi rl, sun aml el concepto sarcsttenaobserondo alos sabrevientes de os campos de tsacentacig, fies de fos orenatos en Rumania, snes '525aproximadamente de dos horas-y representan una intens carga emocional. Muchas veces las crisis se presentan fuera de 'os horarios de oficina, lo cual implica una demanda adiciony Para Contreras (2001), ademds de las hablidades téenicas, los terapeutas que atienden crisis, especialmente por volencla se sual, deben ser capaces de manejarse con una ética profesional, acttud de solidaridad social, entustasmo y compromiso. fn algus ‘nos casos, es mejor canalzar ala victima con agin especialita on an raven 5 | ‘el tema antes de hacer una mala intervencién que pueda afectar negativamente al usuario. pear =e : no estén siempre en contacto citeto con usuarios. Los terapeu" pee ere pee thers ol nome de dest por eps Un tem no Contros de atencién a las crisis tencién a las personas que Como se ha visto en este trabajo, laa nas se sufren algun tipo de crisis puede darse en un consultorio prvad m| caer coo con fen cualquier servicio de salud. Sin embargo, se han creado cen {ros especializados para la atencién de tipos espectics de cris En Estados Unidos existen centros para la atencién de criss such das, emergencias derivadas de la violencia familiar o para sobre: vivientes de violencia y abuso sexual. Sullivan y Everstine (2000), descrben las particulares de un servicio de urgencias psicolbgcas para personas que han sido victimas de algin tipo de violencia. En la Cludad de México, a partir de la década de los 90, se crearon también centros especializados para la atencién a vie~ timas de las dversas formas de violencia de género, como el PIAV de la FES I2tacalay los Centros de Atencin a Mujeres en delegaciones del Distrito Federal asi como en municipios del Es- tado de México, Por otra parte, Gémer (1994) describe los pro cedimientos de atencién telef6nica de las crisis. En este tema se ‘cuenta principalmente con SAPTEL dela Cruz Roja Mexicana, un, serviclo efectivo de orientacién, referencia y apoyo psicolégico ‘0 emocional principalmente para la poblacién de la Ciudad de ‘Mexico y su area conursada, aunque también se brinda el servi clo en otros estados del pals. El Servicio de Apoyo Nacional por Teléfono es proporcionado por profesionales de la salud men~ tal, lcenciados y pasantes de Psicologia y de Trabajo Social de diversas universidades. Este programa es trabajado de manera, conjunta entre Cruz Roja Mexicana, la Secretaria de Salud y la Fe= deracién Mundial dela Salud Mental, y cuenta con financiamien- todel Gobierno Federal, De acuerdo con su pagina web (www.saptel.org.ms), los servicios que presta son gratuitos, se brinda atencién las 24 ho- ras del dia los 365 dias del aio, y esta dirigido a hombres y mu jetes de todas las edades que sufran crisis emocionales, ideas suicidas, depresion, problemas en relaciones interpersonales, laborales, etétera. EI nimero telefénico para la Ciudad de Mé- ico y la Zona Metropolitana es 5259 8121 y para el resto de la Republica: 01 800 472 78 35. Consideraciones finales Las crisis son costosas tanto a nivel individual como colectivo, {En primer lugar estén los econdmicos, En México, por ejemplo, cn ss [an atender las consecuencias de la violencia en sus diversas formas fs sumamente gravoso. Se estima que se pierde hasta el 2% del PIB, ya sea en el entrenamiento a especialistas para la atencién, a las victimas o en la persecucion del deito; ademas de las pér- didas econdmicas,laborales oescolares. De igual manera ocurre con los costos de la reconstrucci6n en los desastres naturales. Resulta evidente que un enfrentamiento mas efectivo seria dri- gir los recursos en palticas piblicassistemsticas de prevencién, ‘Quizé lo més importante es que las crisis producen un enorme sufrimiento psicoldgico que puede culminar en con- ductas suicidas u homicidas. Es evidente el valor humanitario {que conlleva la prevencisn de los estados de crisis, asi como el ‘acompatiamiento solidaro y la atencién especializada para las personas que los padecen. Sin embargo, se debe reconocer que, ‘ademds de la buena voluntad en el acompafiamiento de las vic- timas, es necesario contar con un entrenamiento bésico en in- tervencién en crisis que permita que las victimas atraviesen por las sucesivas etapas de manera efectiva. De igual importancia es ‘que las personas que atienden a victimas cuenten con espacios ‘erapéuticos para elaborar el impacto de la crisis sobre ellos, e rnémeno conacide como “traumatizacin indirecta” para evitarel burn up la reproduccin dea violencia yl estrés en los centros de atencién a crisis. La mayor parte de las Investigaciones sobre estrés pos- traumatico, interveneién en crisis yterapias afines coinciden en sefialar que cuando las crisis no son elaboradas producen efec- tos negativos a largo plazo. Se consideran de largo plazo a los que persisten después de dos meses del suceso traumstico. Vale la pena recordar que los crterios de temporalidad no son nece- sariamente exactos, pero brindan parametros para su andliss. Uno de los mas recientes abordajes parala atencién de la crisis el de resliencia. Entendido como el cultivo de una espe- ranza realist. Sin negar los problemas centra la atencion en las, fuereas y e1 potencial humano para el enfrentamiento exitoso de las crisis, Vale la pena no olvidar que muchos de los eventos eriti- os, como los aceidentes, los desastres y la violencia pueden ser am | cara coon conse, prevenidos, Seria més intligente invert recursos econémicos, tecnolégicos y sociales en modelos de prevencién primaria y no s6lo apostar ala capacidad humana de sobrevivencia. Referencias -aneriean Pha Asoc 200, iognaste and tas! manual of mental dsarders Washington, erica Pit rs. ll, 1983), Manual de ectrapia breve, tensa y urge. Msi Mo tual Moseme, bos P00) pérsieo omtigue: cm opener or cn un dul fermi Ged, Barcelona futher, 2Seaacherey 8 Maul (292). "ereeénen sls potas “de gene Er: Wel, 6. ed). Mitodos de scape cnc. Mi, Noriega yeors ‘ona, 1980), rns de squire, Ageia, Pais Caters N 2001), Veni sero preven trom (eis de aes FES aaa, UNAM, Mec, Cabos, (1999). Vir mor conscenemerte Bio, Desde Brouwer Dineen, (190), cme sober lps de un amor. éic, Date. chur, € Pde Coral (2005). Ttamient sag de trastoro de ees potounn ena tina de terorisme" En: Trio psig pea, SFoohars Ty Méndey, ed). Modi Primi. son, 1 Ones y CF Mende (205) rai psoligko. Madi Prise Feet, 6. Nick, (1958), “opie Behavioural ester of post raumatc ‘ress diserder aer motor eile accent. ehoiural and copie Ps Chotherpy 2, 201.238. Fea, Et ash ayo aK, Pry (197). The valton of lepot me fare of postoumatie stress dor. The pestroumaiedagrote Paolo sessment, 845-451. Fea, £,.HeastykFery{1955 “Evaluation of eect beh program forthe prevention of conc PSD in recent asa icin owrl of Con sulting and Cie Psycho 63, 38-55 Fea, € yD Res (1954). Portraumati sss border and ape" En Py, (ed) Postroumone sess dude: A inal review Marfan, Lathes, ps5, rank [346 en 858) heen usa de senile. spa, Hee {Goldbeter, €200) do poss oma as presen des users. pata, Here ‘Gémes F984) nersen ees Mona de etenomiet, Mx, Pay “nde Uiverio rarer eta ness | ars onze, 6 (1995) Cece pat crs. sn Ct. Hotes, Ty Rae (1967}-"Te scl eausmet tg sce ouneof ayo ‘og Reseorc, 1,2, 213218. ‘pac. Veronen 195), "Psyeologial sequle to rape. Assessment and ‘Sotgie of Weotment 9 A73473, Labradon FV Ftoundes Sando (205). "Tatamint dun aso de ests ‘estaunso asda con un problema opr” x: epi psec pode ST) Obes CF Mende (eds) Madd, Pramige Lazar (958) Pyehaogl ses and the copirg proces, Ne York, Meal Lana y5-Follman (198) stress coping and ogoptation. New ak, Srige. \azans, 8, oman 1807). ts yreceso cogs. Barson, Marne: Rc Lian, 6... oan 205) “tervencinen un ode oh y abot lpi Traps peg spd, $7) Ohare. Meher {YW laren (183). See esieon oe preven New ot, Pram, ecentoury 0. yR Cameron (188). Entreariento en ocacén de ests ca un praia gene pal etteramnto en abides de fon {amen Mensou, yen (1988), Preven ye in de esr. Boo, Dec de rover 9.10782 ecentou Oy: Deeb (988) "Stess incu ling”. The Couns ling sho 16,6930. econ Perm (1980) Vearostaurataton: A famevor for unde: Tending the payoageal fc of working wth vic orl of Touma ress 3131148 ea, A € Magith Elomi (2006, Testor deers postraumdtica efor Vein de ais y rode rtamentor opto rondactuae. Un ene {ue bsado en problemas. Meso, Manol Moser. tase, (209), holo Zarate Me, Csias Lau (Wao 82005), Cece a porarde asrss. Mano Fis Sher (982) Agonia muerte y del México, Manual Modeo Sle, K 88) nerecn en eri: Meno, Manan Meena, Salo, by versie (200) oon enc trencoes tropics esta es, Meno, Po Fuck, tous (2001), “Pest rma sess dsr”: Bao. ed). tah yal rer: Ne Yo Gallod Pres p13 Fat, (2001 tervencon ener respuesta! rou: erie y rite. Biba, Desc de rove, Vlas, (198) ideo deo ven seal es de macs, UNAM, Seal ‘lade, P2000 ots pobias pala era de awn de gine 10 fs Mujeres y sce en Msi cotemporis nama fiom rate. Mao, ESI y Cina de Oates et (205). (a vlna de green Meno: recent de una oat pendent nore. vl