Sei sulla pagina 1di 98

FACTORES DEMOGRÁFICOS, SOCIALES, DEL ESTADO DE SALUD FÍSICO Y

MENTAL ASOCIADOS A LA CAPACIDAD FUNCIONAL EN EL ADULTO


MAYOR. DEPARTAMENTO DE ANTIOQUIA, 2012

CAROLINA CORTÉS MUÑOZ

Proyecto de Investigación

Asesor
Doctora Doris Cardona Arango
Docente Facultad de Medicina
Universidad CES

Coinvestigadoras:
Angela Segura Cardona
María Osley Garzón Duque

Grupo y línea de investigación:


Observatorio de la salud Pública
Salud de las poblaciones

UNIVERSIDAD CES
FACULTAD DE MEDICINA
DEPARTAMENTO DE SALUD PÚBLICA
2014

1
FICHA TECNICA DEL PROYECTO.

2
DIRECCIÓN DE GESTIÓN DEL CONOCIMIENTO
FICHA TÉCNICA

El presente formato tiene como propósito obtener información general acerca de los técnicos, administrativos y éticos del
proyecto, para que los diferentes comités puedan hacer una revisión previa del proyecto. Por lo anterior, se recomienda que
la información aquí consignada sea consistente con la registrada en el documento detallado del proyecto.

DATOS GENERALES DEL PROYECTO


FACTORES DEMOGRÁFICOS, SOCIALES, DEL ESTADO DE SALUD FÍSICO Y MENTAL
1. Título del proyecto ASOCIADOS A LA CAPACIDAD FUNCIONAL, EN EL ADULTO MAYOR DEL
DEPARTAMENTO DE ANTIOQUIA, 2012.
2. ¿El proyecto se inscribe en un grupo de investigación de la Universidad CES? Si x No
En caso de responder afirmativamente la pregunta anterior, responda las preguntas N° 3 y 4
3. Grupo de investigación de la Universidad CES que presenta el proyecto Observatorio de la salud publica
4. Línea de investigación del grupo que presenta el proyecto Salud de las poblaciones
OTROS GRUPOS DE INVESTIGACIÓN QUE PARTICIPAN EN EL PROYECTO
5. Institución 6. Grupo de investigación 7. Línea de investigación

PARTICIPANTES DEL PROYECTO


13. Grupo de
8. Rol en el 10. Nombre
9. Cédula 11. Correo electrónico 12. Institución Investigación al
proyecto completo
que pertenece
Carolina Observatorio
investigadora 1.046.666.723 Cortes Calorina1802@hotmail.com Universidad ces de salud
Muñoz publica
Doris Observatorio
Asesora 21.609.821 Cardona dcardona@ces.edu.co Universidad ces de la salud
Arango publica
Ángela
Co
32.180.943 María asegura@ces.edu.co Universidad ces
investigadora
Segura
María
Co Osley
43.577452 mgarzon@ces.edu.co Universidad ces
investigadora Garzón
Duque

3
CONTENIDO

Pag.

RESUMEN------------------------------------------------------------------------- 9

1. FORMULACIÓN DEL PROBLEMA -------------------------------------------- 10


1.1. Planteamiento del problema------------------------------------------------- 10
1.2. Justificación----------------------------------------------------------------------- 13
1.3. Pregunta de investigación----------------------------------------------------- 14

2. MARCO TEÓRICO---------------------------------------------------------------- 15
2.1. ANTECEDENTES DE LA CAPACIDAD FUNCIONAL------------------------- 15
2.2 FACTORES QUE INFLUYEN EN LA CAPACIDAD FUNCIONAL----------- 19
2.2.1 Factores demográficos--------------------------------------------------------- 19
2.2.2 Factores sociales----------------------------------------------------------------- 20
2.2.3 Factores relacionados con el estado de salud físico--------------------- 24
2.2.4 Factores de la salud mental---------------------------------------------------- 27

3 OBJETIVOS-------------------------------------------------------------------------- 32
3.1. Objetivo general------------------------------------------------------------------- 32
3.2. Objetivos específicos-------------------------------------------------------------- 32

4. METODOLOGÍA-------------------------------------------------------------------- 33
4.1. Enfoque metodológico----------------------------------------------------------- 33
4.2. Tipo de estudio--------------------------------------------------------------------- 33
4.3. Población---------------------------------------------------------------------------- 33
4.4. Diseño muestral-------------------------------------------------------------------- 33
4.5. Descripción de las variables----------------------------------------------------- 33
4.5.1. Diagrama de variables------------------------------------------------------------ 35
4.5.2. Tabla de variables
4.6. Técnicas de recolección de Información------------------------------------- 38
4.7.1. Fuente de Información----------------------------------------------------------- 38
4.7.2. Instrumento de recolección de Información-------------------------------- 40
4.7.3. Proceso de obtención de la información------------------------------------- 40
4.8. Control de errores y sesgos------------------------------------------------------ 41
4.8. Prueba piloto------------------------------------------------------------------------ 41

4
4.9. Procesamiento de la información---------------------------------------------- 41
4.9.1. Técnicas de procesamiento de la información------------------------------ 41
4.9.2. Análisis de los datos--------------------------------------------------------------- 41
4.10. Plan de divulgación de los resultados.---------------------------------------- 41

5. CONSIDERACIONES ÉTICAS----------------------------------------------------- 43

6. ADMINISTRACION DEL PROYECTO ----------------------------------------------- 44

7. RESULTADOS --------------------------------------------------------------------------- 46
7.1 Características demográficas, sociales, de la salud física y salud mental 46
7.1.1 Características demográficas ------------------------------------------------------- 46
7.1.2 Características sociales--------------------------------------------------------------- 50
7.1.3 Características salud Física------------------------------------------------------------ 52
7.1.4 Características salud Mental---------------------------------------------------------- 58
7.2 CAPACIDAD FUNCIONAL--------------------------------------------------------------- 60
7.2.1 Características demográficas---------------------------------------------------------- 61
7.3.2 Características sociales----------------------------------------------------------------- 64
7.3.3 Características salud física------------------------------------------------------------- 66
7.3.4 Características salud Mental---------------------------------------------------------- 70
7.4 FACTORES EXPLICATIVOS-------------------------------------------------------------- 72
7.4.1 Características demográficas---------------------------------------------------------- 72
7.4.2 Características sociales ---------------------------------------------------------------- 74
7.4.3 Características salud física----------------------------------------------------------- 76
7.4.4 Características salud Mental--------------------------------------------------------- 78

8. DISCUSIÒN ----------------------------------------------------------------------------- 80

9. CONCLUSIONES------------------------------------------------------------------------ 86

10. RECOMENDACIONES----------------------------------------------------------------- 88

11. REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS------------------------------------------------- 89

ANEXOS 96

A. Formulario de la encuesta.
B. Aprobación Comité Operativo de Investigación
C. Aprobación del Comité Institucional de Ética de Investigación en
Humanos.

5
LISTA DE TABLAS

Tabla 1. Distribución porcentual de los adultos mayores, según características


demográficas. Departamento de Antioquia, 2012.

Tabla 2. Distribución porcentual de los adultos mayores por nivel educativo,


estrato socioeconómico y tipo de vivienda. Departamento de Antioquia, 2012.

Tabla 3. Distribución porcentual de los adultos mayores según ingresos


económicos, jubilación, ayudas familiares del exterior, ayudas familiares del
interior, alquiler/ ingresos bancarios, subsidio, empleo, que ocupación desempeño,
horas de trabajo diarias, días de trabajo a la semana, sector al que pertenece la
actividad laboral. Departamento de Antioquia, 2012

Tabla 4. Distribución porcentual de los adultos mayores según el OARS y la


actividad que realiza en su tiempo libre. Departamento de Antioquia, 2012.

Tabla 5. Distribución porcentual de los adultos mayores según las personas que
conoce como para visitarlos, tiempo que comparte con alguien que no vive con
usted en la semana, visita a familiares y amigos los fines de semana y contacto
telefónico. Departamento de Antioquia, 2012.

Tabla 6. Distribución porcentual de los adultos mayores por morbilidad sentida y


problema de salud actual Departamento de Antioquia, 2012.

Tabla 7. Distribución porcentual de los adultos mayores por padecimientos por


enfermedades crónicas y tipo de tratamiento, departamento de Antioquia, 2012.

Tabla 8. Distribución porcentual de los adultos mayores por convivencia, maltrato


físico y maltrato por negligencia. Departamento de Antioquia, 2012.

Tabla 9. Distribución porcentual de los adultos mayores según consumo de


cigarrillo, consumo de alcohol y estado nutricional. Departamento de Antioquia,
2012.

Tabla 10. Distribución porcentual de los adultos mayores según depresión,


ansiedad, deterioro cognitivo, maltrato por abandono y sensación de soledad.
Departamento de Antioquia, 2012.

Tabla 11. Asociación entre las características demográficas y la capacidad


funcional de los adultos mayores. Departamento de Antioquia, 2012.

Tabla 12. Asociación entre las características demográficas y la capacidad


funcional de los adultos mayores. Departamento de Antioquia, 2012.

6
Tabla 13.distribucion porcentual de los adultos mayores según la escala OARS, la
actividad que realiza en su tiempo libre y la organización social a la que pertenece,
por índice de katz. Departamento de Antioquia, 2012.

Tabla 14. Distribución porcentual de los adultos mayores según los padecimientos
de enfermedades crónicas y el tipo de tratamiento utilizado en caso de
enfermedad, por el índice de katz. Departamento de Antioquia, 2012.

Tabla 15. Distribución porcentual de los adultos mayores según con quien vive,
maltrato por negligencia y maltrato físico, por el índice de katz. Departamento de
Antioquia, 2012.

Tabla 16. Distribución porcentual de los adultos mayores según el consumo de


cigarrillo, el consumo de alcohol y el estado de nutrición por el índice de katz.
Departamento de Antioquia, 2012.

Tabla 17. Distribución porcentual de los adultos mayores según depresión,


ansiedad, deterioro cognitivo, maltrato por abandono y sensación de soledad, por
índice de katz. Departamento de Antioquia, 2012.

Tabla 18. Rp crudos, ajustados e intervalos de confianza de las características


demográficas.

Tabla 19. Rp crudos, ajustados e intervalos de confianza de las características


demográficas y la capacidad funcional.

Tabla 20. Rp crudos, ajustados e intervalos de confianza de las características


sociales que entraron al modelo “OARS, actividad que realiza en su tiempo libre y
organización social en la que participa”.

Tabla 21. Rp crudos, ajustados e intervalos de confianza de las características de


la salud física que entraron al modelo “padecimientos de enfermedades crónica y
el tipo de tratamiento utilizado al presentar quebrantos de salud”.

Tabla 22. Rp crudos, ajustados e intervalos de confianza de las características de


la salud física que entraron al modelo “con quien vive el adulto mayor y maltrato
por negligencia.

Tabla 23. Rp crudos, ajustados e intervalos de confianza de las características de


la salud física que entraron al modelo “consumo de cigarrillo, consumo de alcohol
y estado nutricional.”

Tabla 24. Rp crudos, ajustados e intervalos de confianza de las características de


la salud física que entraron al modelo “depresión, ansiedad, deterioro cognitivo,
maltrato por abandono y sensación de soledad.”

7
LISTA DE FIGURAS

Figura 1. Distribución proporcional de los adultos mayores, según la edad por


sexo. Departamento de Antioquia, 2012.

Figura 2. Distribución proporcional de los adultos mayores, según las


enfermedades crónicas degenerativas y el sexo. Departamento de Antioquia,
2012.

Figura 3. Distribución porcentual de los adultos mayores, según el índice de katz y


el estado nutrición. Departamento de Antioquia, 2012.

Figura 4. Distribución porcentual de los adultos mayores, por riesgo de ansiedad,


según sensación de soledad. Departamento de Antioquia, 2012.

Figura 5. Distribución porcentual de los adultos mayores, según el índice de katz y


el nivel de depresión. Departamento de Antioquia, 2012.

Figura 6. Distribución porcentual de los adultos mayores, según el índice de Katz.

8
RESUMEN

La capacidad funcional se define como la capacidad que posee cada individuo


para desempeñarse de manera autónoma en las actividades de la vida diaria, por
lo general de manera independiente, donde cada quien toma sus propias
decisiones y asume sus responsabilidades, y para que esto sea posible es
necesario poseer autonomía tanto física como mental.

La población adulta mayor es aquella que sobrepasa los 60 años de edad y se


caracteriza porque empieza a enfrentar cambios físicos, metales, sociales y
demográficos que directa o indirectamente afecta la capacidad funcional y la
autonomía disminuyendo la calidad de vida y en la estabilidad emocional y física
de los mismos, por tanto lo que se pretendía lograr con esta investigación era
evaluar cuales factores físicos, mentales, sociales y demográficos influyen en la
capacidad funcional y por supuesto en el desempeño en la vida del adulto mayor.

Teniendo presente la cifra considerable que en la actualidad presenta la población


adulta mayor y que la misma continua en crecimiento debido a los cambios
demográficos de la época, es pertinente pensar que a medida que la población
adulta aumenta, con ello también la necesidad de protección, cobertura, servicios
y atenciones integrales que de parte del estado se debe brindar debido a los
cambios físicos, mentales y sociales que se viven en dicha época de la vida.

Es por ello que con esta investigación se busca hacer un aporte teórico importante
y llamar la atención de las autoridades competentes para incitar la implementación
y el refuerzo de políticas públicas que cubran de manera integral los
requerimientos de la población estudio.

El estudio presento un enfoque crosssectional, la población estudio fue los adultos


mayores de 60 años del departamento de Antioquia y el objetivo fue analizar
cuales factores demográficos, sociales, del estado de salud física y mental están
asociados a la capacidad funcional y el desempeño en la vida diaria de la
población en mención.

Después de llevar a cabo el estudio, se determinó que el estado civil, el nivel


educativo, las enfermedades crónicas degenerativas como la hipertensión arterial,
la diabetes y los problemas óseos, al igual que el consumo de alcohol y cigarrillo,
el alto riesgo nutricional, la depresión, la ansiedad y el deterioro cognitivo se
convierten en factores que influyen de forma negativa en la capacidad funcional.

Además se llegó conclusión que la edad, las buenas relaciones sociales, la


adecuada utilización del tiempo libre y la participación en grupos sociales
posiblemente protejan y potencian la capacidad funcional del adulto mayor del
departamento de Antioquia.
9
1. FORMULACIÓN DEL PROBLEMA

1.1. PLANTEAMIENTO DEL PROBLEMA

Con el acelerado e imparable envejecimiento poblacional que se viene


presentando en los últimos años y con el cual se ha pasado de un 8% de
personas mayores de 60 años en el año 2000 y donde se espera para el 2025 un
incremento en la cifra hasta en un 100%, es decir, para ese año se pronostica un
16% de población que sobrepase la edad ya mencionada(1), por tanto a medida
que la cifra aumenta de igual manera aumentan los cambios a nivel local y
mundial de manera no homogénea , y las trasformaciones que a nivel emocional,
físico, psicológico, social y demográficos, que deberán afrontar los adultos
mayores.(1–3)

Llegar a la tercera edad en ocasiones no es fácil ya que a medida que se sufren


cambios irreversibles como es el caso de la disminución de la capacidad funcional
definida como “la facultad presente en una persona, para realizar las actividades
de la vida diaria, ejecutar tareas y desempeñar roles dentro de un amplio rango de
complejidad”(4). Sería entonces lógico pensar que el desempeño en la vida diaria
no solo se vería afectado por la edad, sino también por factores sociales,
demográficos, de la salud física, y mental que pueden influir en ella acelerando su
disminución.

A medida que la salud física empieza a flaquear, el adulto mayor se predispone a


padecer enfermedades crónicas degenerativas y agudas, las cuales y
acompañadas de la disminución en el autocuidado, la dependencia propia de la
edad, probablemente el maltrato físico del cual son víctimas, los efectos del
acompañamiento o no de sus familiares, y el acceso a la realización de
actividades físicas importantes, terminan afectando directamente la capacidad
funcional del adulto mayor ocasionando la disminución de la fuerza muscular, la
pérdida de la flexibilidad, el equilibrio y el debilitamiento de todos los sistemas
corporales, acelerando finalmente la disminución de la capacidad funcional y el
desempeño en la vida diaria, acontecimiento que paulatinamente los convierten en
una población vulnerable y olvidada en cierta medida(5).

Al igual que la salud física, la mental también guarda relación con la capacidad
funcional, ya que al desequilibrarse la salud metal puede ir desencadenando
trastornos mentales muy serios que resultan en muchas ocasiones más
incapacitantes que los mismos padecimientos físicos, enfermedades que suelen
ser subvaloradas y que por lo general se les resta importancia tanto a sus signos y
síntomas como a sus consecuencias, ya que muchas de ellas como la ansiedad y
la depresión y factores asociados como el maltrato psicológico por parte de
familiares, la disminución progresiva de la autonomía y la pérdida de relaciones
10
afectivas importantes para ellos, se hacen notar paralelamente con la aparición de
enfermedades físicas situación que incrementaría la frecuencia y el costo de la
ayuda profesional y que terminaría convirtiéndola los adultos mayores en una
carga social constante y pesada(6-7).

Igual que los factores anteriores los demográficos también inciden de manera
directa sobre la capacidad funcional y el desempeño en la vida diaria, agentes que
día a día acrecientan la población adulta mayor e interaccionan con el bienestar de
los adultos mayores, entre ellos, se tiene en cuenta el crecimiento poblacional, la
mortalidad, natalidad, fecundidad, la esperanza de vida, el sexo, la morbilidad y las
condiciones sanitarias y aunque en la cotidianidad no se tienen muy presentes,
ellos acrecientan las necesidades de atención multidisciplinaria y de inversión que
dicha población demanda y que en la actualidad no son cubiertas en su
totalidad(8).

De igual manera las relaciones sociales aportan una cuota característica a la


capacidad funcional en el desempeño de la vida diaria de los adultos mayores, ya
que ellos no siempre van a estar preparados para asumir los cambios que se
presentan después de que inevitablemente se deben de cerrar ciclos sociales, la
productividad laboral cae y con ella desciende los ingresos económicos, el estrato
socio económico no siempre favorece las buenas condiciones de vida y la
incorporación a grupos de adultos mayores no siempre es posible y si se reconoce
que dicha problemática afecta tanto las relaciones sociales como la salud física y
mental, se podría pensar que la participación e integración social seria casi nula
llevando a los adultos a un aislamiento social que podría ser devastador. (9-10)

Por tanto en los últimos años no solo se ha presentado un incremento significativo


de la población adulta mayor, sino también de las necesidades multidisciplinarias
que dicha población requiere y que muchas de ellas son responsabilidades de las
autoridades competentes suplir, Como por ejemplo las derivadas de la disminución
de la capacidad funcional, siendo este un tema que no solo preocupa a los
gestores de las políticas públicas por el abandono en que parcialmente se
encuentran los adultos mayores, sino por el vacío que de una u otra manera
existe en la creación de políticas y planes de intervención más centrados en el
cuidar que en curar y orientados a mantener la salud, controlar factores de riesgo,
promover la autonomía, la independencia funcional y su permanencia en la vida
familiar y social(11).

Figura 1. Análisis del problema

SALUD FISICA SALUD MENTAL

11
-Padecimientos de enfermedades
Crónicas. -Depresión.

-Convivencia -Ansiedad.

-maltrato por negligencia. -Deterioro cognitivo.

-Maltrato por abandono. -Maltrato por abandono.

-Maltrato físico. -Maltrato psicológico.

-Consumo de cigarrillo.
-Sensación de soledad.
-consumo de bebidas alcohólicas.
.

CAPACIDAD FUNCIONAL

FACTORES DEMOGRAFICOS
RELACIONES SOCIALES

.
Sexo del adulto mayor.
Área de residencia.
Nivel de escolaridad.
Estado civil. - actividad que realiza en su tiempo libre.
-Tipo de vivienda.
-Ocupación
- Participación en redes sociales.
-Estrato socioeconómico.
- Tuvo algún ingreso económico
-De donde obtuvo el ingreso. -Escala de OARS.
-Que oficio desempeño.
-La actividad economía a que sector
pertenece.
-Horas de trabajo al día.
-Días de trabajo a la semana.

12
1.2. JUSTIFICACION.

En los últimos años se ha aumentado la población adulta mayor más que otras
poblaciones, y con ello la necesidades surgidas a partir de la discapacidad
producto de la disminución de la capacidad funcional que suele presentarse en
ellos, por esta razón se considera que la disminución de la capacidad funcional es
un problema de salud pública que necesita intervención, ya que afecta a la
población adulta mayor sin ningún tipo de distinción en el desempeño de la vida
diaria.

Por tal motivo la disminución de la capacidad funcional se apuntala como uno de


los problemas de salud pública que más preocupa a los encargados de la velar por
el bienestar de los adultos mayores, ya que es casi imposible evitarla y por lo tanto
se deben crear políticas y planes de intervención que favorezcan su mitigación, es
así como investigaciones como esta llenan vacíos en el conocimiento y facilitan la
creación de políticas y planes de intervención efectivos en pro de reducir y
controlar los efectos de la disminución de la capacidad funcional en los adultos
mayores del departamento de Antioquia y debido a que no se han realizado
estudios específicos respecto a los factores sociales, demográficos, de la salud
física y mental que puedan incidir en la capacidad funcional en el desempeño en
la vida diaria se considera que con esta investigación se hará un aporte teórico
importante que favorecerá tanto en la población estudio como a la población
adulta mayor en general.

Se considera que el proyecto es factible porque para su ejecución se cuenta con


recursos humanos y económicos suficientes, además es viable porque la
discapacidad funcional de los adultos mayores es un tema que se tiene en cuenta
para la creación e implementación de políticas públicas y está protegida por la ley
1251 de 2008, entre otras, ley “por la cual se dictan normas tendientes a procurar
la protección, promoción y defensa de los derechos de los adultos mayores".

Con esta investigación se pretende, por un lado hacer un aporte teórico frente a
una problemática evidente y por la que atraviesa la población adulta mayor, y por
el otro conocer cuales factores sociales, demográficos, físicos y mentales están
asociados con la capacidad funcional, relacionado con el desempeño de la vida
diaria, del adulto mayor del departamento de Antioquia y de igual manera
contribuir con la implementación de planes de intervención efectivos y concretos
que beneficien a dicha población.

13
1.3 PREGUNTA DE INVESTIGACIÓN

¿Cuáles son los factores demográficos, sociales, del estado de salud físico y
mental asociados a la capacidad funcional, del adulto mayor. Departamento de
Antioquia 2012?

14
2. MARCO TEORICO

2.1 ANTECEDENTES DE LA CAPACIDAD FUNCIONAL.

La capacidad funcional puede ser definida como la facultad que posee un


individuo, para desempeñarse de manera autónoma en las actividades de la vida
diaria, ejecutando tareas y desempeñando roles en la cotidianidad, dentro de un
amplio rango de complejidad, pero para entender más afondo lo que en realidad
significa gozar o no de una buena capacidad funcional, es básico entender los
componentes de misma, es decir, para disfrutar de una adecuada capacidad
funcional es importante contar con una apropiada salud mental y estructuras
corporales sanas tales como los órganos, las extremidades y sus componentes,
estructuras que permiten llevar a cabo las actividades de la vida diaria de una
manera autónoma y libre, pero no se debe ignorar que con el pasar de los años y
el trasegar de la vida, dichas estructuras y funciones corporales y mentales sufren
desgastes, anomalías, defectos, pérdidas o desviaciones que terminan por
convertirse en mutiladores silenciosos de la capacidad funcional, ya sea de
manera temporal o definitiva, evolutivas o regresivas, intermitentes o continuas,
manifestaciones que se deben evaluar, ya que si bien, en algunos casos son
incapacitantes no siempre que se hacen presentes se pueden considerar como
sinónimo de enfermedad o reducción corporal (12-13).

Para entender la discapacidad funcional se puede hacer mención al modelo


conceptual aludido en la Clasificación Internacional del Funcionamiento, de la
Discapacidad y de la Salud de la OMS y la OPS, donde se expone el modelo
médico y el modelo social como herramientas q explican la discapacidad como
problemática, el primer modelo destaca “la discapacidad como un problema de la
persona directamente causado por una enfermedad, trauma o condición de salud,
que requiere de cuidados médicos prestados en forma de tratamiento individual
por profesionales” proponiendo realizar tratamientos con el fin de conseguir la cura
o generar nuevos estilos de vida. Mientras que el segundo modelo hace alusión a
la discapacidad como una problemática de origen social no como un atributo
personal, es así como se valora intervenir el problema desde la interacción, unión
y participación social, Por lo tanto y según este modelo, la discapacidad se ha
consolidado como un asunto ideológico y político, y por eso demanda la
introducción de cambios sociales y el cumplimiento de los derechos humanos (13).

Independiente del origen de la discapacidad es importante pensar en su


valoración, con el fin de determinar hasta qué grado un individuo ha perdido la
autonomía para realizar las actividades de la vida diaria, por tal motivo existen
instrumentos que permiten evaluar tanto la pérdida de capacidad como la
recuperación de quien se somete a tratamiento. Dentro de los instrumentos
existentes está el índice de katz, creado en 1959, construido para uso específico
en población mayor de 65 años y actualmente catalogado probablemente como el
más utilizado, dicho instrumento mide la dependencia categorizándola en niveles,
15
con el fin de valorar la capacidad para realizar el cuidado personal midiendo la
independencia o dependencia en bañarse, vestirse, usar el retrete, trasladarse,
mantener la continencia y alimentarse, asociándose además con el grado de
movilidad de la población adulta mayor(14).

Además está el índice de Barthel (IB) herramienta comúnmente utilizada y


validada en países como España, la medición que se puede hacer con este
instrumento se evalúa por medio de una escala de 10 ítems donde se tiene en
cuenta la alimentación, el uso del baño, la capacidad para vestirse y realizar el
aseo personal, controlar la continencia urinaria, y la fecal, hacer uso del retrete,
realizar traslados de manera efectiva, y el uso de las escaleras, la evaluación va
de 0 a 100 y la clasificación de la discapacidad se divide en cuatro grupos: severa
(0-45), grave (46-59), moderada (60-80) y ligera (81-100), y por otro lado se
evalúan también las actividades más complejas consideradas como
instrumentales como por ejemplo realizar compras, contestar el teléfono, hacerse
cargo de la casa, del lavado de la ropa, utilizar medios de trasporte, manejar
dinero y suministrarse los medicamentos (15).

Adicional a los índices ya mencionados, existen otros como la escala de Lawton


y Brody que también ayudan a determinar el grado de capacidad o discapacidad
funcional en los adultos mayores según lo describe Clara Inés Giraldo y Gloria
María Franco en su estudio Capacidad funcional y salud: orientaciones para cuidar
al adulto mayor, medición importante para tener claro el grado de la discapacidad.
Y aunque es cierto que los índices por si solos no son suficientes para establecer
un diagnóstico, ellos se constituyen como herramientas complementarias de los
estudios médicos y psicológicos que ayudan a definir el plan de tratamiento más
adecuado para mantener o recuperar en algún nivel la independencia y la
autonomía, factores indispensables para lograr una longevidad plena(16).

Definir la tercera edad no es tarea fácil y más aún cuando existen diferentes
sectores que lo hacen según sus intereses, por ejemplo desde la perspectiva
estadística se define como aquel estado caracterizado por las condiciones físicas
y mentales que con mayor frecuencia aparecen en la población, en cambio desde
una perspectiva biológico-funcional se habla de tres patrones de envejecimiento:
el normal que se caracteriza por la no presencia de patologías físicas o mentales;
el óptimo que se refiere a un buen funcionamiento cognoscitivo y una adecuada
capacidad física y el envejecimiento patológico que está determinado por
presencia de enfermedad, padecimientos responsables de la disminución de la
capacidad funcional en este tipo de población (17).

La discapacidad funcional esta puntualizada por algunos autores como la


disminución temporal o definitiva de la capacidad funcional, biológica, psicológica
o social de una persona para ejercer las actividades de la vida diaria de manera
útil e independiente, discapacidad que también ha sido declara por la OMS como
toda restricción o deficiencia, de la capacidad para realizar una actividad de
manera normal. Añadiendo además, que la funcionalidad hace mención a la
aptitud que tiene una persona para realizar sus actividades básicas de forma
16
autosuficiente, por lo tanto serían las alteraciones o limitaciones las que llevarían
a un individuo a ser un sujeto discapacitado. Por consiguiente, no es correcto
asemejar en todos los casos la tercera edad con discapacidad, ya que solo sería
un proceso patológico quien determine dicho estado (18).

Resulta pertinente aclarar que si bien la discapacidad se puede hacer presente en


cualquier edad y género, es un hecho indiscutible que la probabilidad de enfermar
y perder la capacidad funcional aumenta de acuerdo con el incremento en la edad
cronológica, debido a los desequilibrios y desgastes sufridos a lo largo de la vida y
acentuados en la tercera edad, población que en la actualidad se constituye como
la más numerosa respecto a las demás y según el Diagnóstico de los adultos
mayores de Colombia, realizado por la Fundación Saldarriaga Concha, el 12,52%
de los adultos mayores poseen limitaciones para moverse o caminar, el 3.35%
presenta deficiencias frente a su autocuidado y el 2.53% para hablar. Igualmente
en el censo 2005 se concluye que la prevalencia mayor de limitaciones
permanentes está en la población adulta mayor, cifras que reclaman evaluaciones
e intervenciones multidisciplinarias que no solo abarquen los aspectos médicos
sino que también estimen los factores socioeconómicos, funcionales y
cognoscitivos responsables del origen de muchas patologías (17-18).

En la tercera edad se van haciendo presentes de manera progresiva


enfermedades incapacitantes como por ejemplo la demencia, síndrome que
interfiere de manera negativa en el desempeño de la vida diaria, laboral y social
del adulto mayor, situación que podría agudizarse con el debilitamiento de la salud
mental ya que hay estudios que soportan que el 5% de la población mayor de 65
años y aproximadamente el 20% de los mayores de 80 años presentan algún tipo
de trastorno cognoscitivo, y si además se tiene en cuenta que el desempleo o el
porcentaje de jubilados en dicha edad es mayoría, se podría pensar también en la
depresión, la ansiedad, los intentos de suicido, el abuso de sustancias, las
enfermedades agudas y las crónico degenerativas como principales factores
incapacitantes. Las enfermedades crónicas degenerativas son las más
persistentes en este grupo de edad y se pueden dividir entre las de mayor
prevalencia como lo son la diabetes, las enfermedades coronarias y las vasculares
cerebrales, y las más incapacitantes como las deficiencias cognoscitivas y las
artropatías (19-20).

Por la afirmado anteriormente y al ser reconocida la discapacidad funcional como


una problemática de salud pública que en su gran mayoría afecta a la población
adulta mayor existen políticas mundiales, nacionales y locales que buscan la
intervención y protección integral de los adultos mayores.

A nivel internacional entre las políticas existentes esta la Política de Atención a


los Ancianos para América Latina. Organización Panamericana de la Salud (OPS)
Santiago de Chile 1996 y el Plan de Acción Internacional de Viena sobre
Envejecimiento. Organización de las Naciones Unidas (ONU) 1983. políticas que
evalúan la situación de la población adulta mayor desde la desigualdad, la
dependencia y la vulnerabilidad, analizando además la vejez como fenómeno
17
social complejo, y donde pretenden investigar sobre la calidad de vida para
mejorarla, y disminuir la agudeza de las necesidades como la seguridad social, los
ingresos económicos y la discriminación social y del sector público, proponiendo
políticas públicas que puedan ayudar a reducir la vulnerabilidad de este tipo de
población, ya que los derechos de la población adulta mayor son obligación del
Estado, la sociedad y la familia, por lo tanto no se pueden considerar como
favores ni como dadivas ofrendadas. (21)

A nivel nacional entre la legislación que busca el amparo y la intervención de la


población adulta mayor teniendo en cuenta sus limitaciones son la Constitución
Política de Colombia de 1991, más específicamente en el Artículo 46. “El Estado,
la sociedad y la familia concurrirán para la protección y la asistencia de las
personas de la tercera edad y promoverán su integración a la vida activa y
comunitaria”. Por otro lado está la ley 100 de 1993 reforma de la Seguridad Social
en Colombia. Libro IV Decreto reglamentario 1135, por el cual se reglamenta la
atención a la Tercera Edad. (22-23)

En Colombia se han implementado políticas gerontológicas y de salud, que


beneficia a la población adulta mayor del departamento de Antioquia, entre ellas
se encuentra la Ley 29 de 1975 y la 10 de 1990 ley que en su artículo 12 exige a
las Direcciones Locales de Salud, hacer cumplir las normas dictadas por el
Ministerio de Salud para la construcción de obras civiles, dotaciones básicas y
mantenimiento integral de instituciones del primer nivel de atención en salud, o
para los centros de bienestar del anciano; denominados en la actualidad como
Centros de Protección Social para el Adulto Mayor, Por otra parte está la
Resolución Departamental 10926 con la que se busca la reglamentación para la
atención de los adultos mayores y por último se da mención a la Resolución 8333,
por medio de la cual se define el reglamento de las Instituciones que brindan
atención a los Adultos Mayores del departamento de Antioquia (24, 25- 26).

Referente a la reglamentación vigente en la ciudad de Medellín se cuenta con el


Plan de Desarrollo Municipio de Medellín, “Medellín Compromiso de toda la
Ciudadanía” 2004 – 2007 y la Línea Estratégica Nº 2: Medellín social e Incluyente,
planes que buscan de manera frontal la protección e inclusión de la población
adulta mayor, en una ciudad donde cada día aumenta el número de los adultos
mayores, adultos divididos entre los que gozan de un amparo social y familiar y
muchos otros que solo hacen parte de la calle, del olvido y de insensibilidad
social, familiar y del gobernante de turno (27).

Considerándose entonces que la disminución de la capacidad funcional es un


asunto progresivo y multifactorial que termina afectando a la población adulta
mayor en algún grado, se debe tener presente que su intervención es un proceso
interdisciplinario y transdisciplinario donde la atención ya no solo depende de las
acciones de los profesionales del salud, sino también de la participación de los
profesionales de las ciencias sociales y humanas, siendo el tratamiento de la
disminución de la capacidad funcional un proceso vital ya que se comporta como
un facilitador para que el adulto mayor reconstruya su estilo de vida y pueda
18
recuperar en algún grado la individualidad, la autonomía y la participación social,
por eso es indispensable conocer la historia de cada adulto mayor y tratarlo como
un ser multidimensional para lograr el éxito de la intervención (28).

En los adultos mayores el deterioro funcional se considera como un indicador de la


disminución en la salud, en la autonomía y la independencia situación que
requiere un tratamiento oportuno no solo para disminuir los efectos del deterioro,
sino además para garantizar mejor calidad de vida en último ciclo vital en esta
población, es así como en Colombia se han desarrollado programas nacionales y
departamentales de acuerdo con la ley 368 de 1997, por la cual se crea la red de
solidaridad social, el fondo de programas especiales para la paz y el fondo del
plan nacional de desarrollo alternativo y la Red de Solidaridad Social (RSS), por
medio de las cuales se adelantan acciones orientadas hacia los sectores más
pobres y vulnerables de la población colombiana (29).

2.2 FACTORES QUE INFLUYEN EN LA CAPACIDAD FUNCIONAL

2.2.1. Factores demográficos

El crecimiento que se viene dando en la población adulta mayor presenta causas


que lo explican como por ejemplo el aumento de la esperanza de vida, la
disminución de la mortalidad, el descenso de las tasas de fecundidad, el
mejoramiento de las condiciones sanitarias, entre otras, Factores que inciden
directamente en las condiciones de vida de los adultos mayores y en la
disminución de la capacidad funcional de ellos, ya que a medida que la población
adulta mayor aumenta con ello sus necesidades y demandas, carencias que
posiblemente no podrán ser cubiertas en su totalidad y que sacrificaría o la
atención integral o parte de la población que la necesita (30).

En las últimas décadas la pirámide poblacional a nivel mundial y en especial en los


países desarrollados ha mostrado un incremento en cuanto a la población adulta
mayor se refiere, por ejemplo La esperanza de vida ha tenido trasformaciones
marcadas respecto a épocas anteriores, pero con cifras muy similares entre
países como costa rica, estados unidos, Inglaterra y Europa Occidental donde se
presenta una esperanza de vida de 78.5 años, seguido de Chile con 77 años,
Cuba con 76 años y Panamá con 74 años, estadísticas que confirman el aumento
de la población adulta mayor y con ello las necesidades que requieren y que
constantemente se convierten en desafíos para las autoridades encargadas de la
creación, implementación y aplicación de políticas públicas que persigan la
atención integral sin importar el nivel de complejidad, en pro no solo de curar y
rehabilitar, sino también garantizando el cuidado y la protección de los adultos
mayores(28).

A nivel internacional la población de 60 años o más alcanza cifras hasta de 650


millones, y se pronostica que para el 2050 estas cifras asciendan a 2000 millones

19
según la Organización Mundial de la Salud (OMS), y si además se analiza las
cifras que arrojan documentos como El envejecimiento de la población mundial el
cual se enfoca en investigar la transición demográfica y donde se menciona el
comportamiento de la natalidad y la mortalidad, ambas han mostrado un descenso
entre los años 1950 y el 2000 pasando la primera de 37.6 a 22.7 nacimientos por
cada mil habitantes y la segunda de 19.6 a 9.2 defunciones por cada mil
habitantes, aguardándose aún más su disminución, de esta manera se puede
explicar la estrecha relación de estos fenómenos demográficos con el incremento
de la población adulta mayor y por lo tanto el riesgo de ser excluida y abandonada,
quizás en los momentos donde la incapacidad funcional los reduzca a la
dependencia gradual y necesiten de la protección tanto del gobierno como de la
sociedad, amparo merecido después de servir tanto a la sociedad y necesario
para garantizar una calidad de vida digna y una longevidad plena (2,31)

Colombia no es ajena a esta situación porque además de las modificaciones que


se vienen presentando en la pirámide poblacional, también se ven en la esperanza
de vida, ya que en los últimos 50 años se ha venido incrementando, tanto en los
hombres pasando de 64.3 años en el 1993 a 69.8 años para el año 2005 como en
las mujeres donde se pasó de 73.2 en el año 1993 a 77.6 para el año 2005, Con
estos datos se considera entonces que con el aumento de esperanza de vida, el
periodo productivo también se incrementa y con él, la exposición y los riesgos que
de una u otra manera puedan propiciar el adelanto de la disminución de la
capacidad funcional, y por supuesto sus efectos que recaerían en gran parte de la
población adulta mayor (32).

Envejecer no se debe considerar un problema, pero el deterioro de la capacidad


funcional que se hace presente en esta época de la vida quizás sí lo es, en la
medida que no se pueda intervenir y que empeora de manera progresiva,
deterioro que afecta una porción considerable de la vida y que recae en menor o
mayor grado en 2´617.240 de personas mayores de 65 años en un país como
Colombia, cifra distribuida entre el área rural y urbana siendo esta ultima la de
mayor concentración con un 75% debido a las altas tasas de migración que se
vienen presentando en los últimos años según los censos de 1905 y 2005
efectuados por el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE)
(33).

En Colombia la mayor agrupación de la población adulta mayor se ve represada


en un 63.12% en departamentos como Cundinamarca, valle del cauca, Santander,
Atlántico, Bolívar, Tolima y Antioquia concentrándose los mayores porcentajes en
ciudades capitales como Bogotá, Cali, barranquilla y por supuesto Medellín.
Específicamente en el departamento de Antioquia y según los datos arrogados por
los dos últimos censos el de 1993 y el del 2005, la población adulta mayor mostró
un crecimiento del 68.17% al pasar de 313.328 a 526.949 personas, lo que indica
una tasa anual de crecimiento del 5.7%. Corroborándose así el estrechamiento
progresivo de la pirámide poblacional, debido a la disminución de la población
joven y el aumento de los adultos mayores. Antioquia la más educada. Diagnostico
preliminar (34).
20
Por lo mencionado anteriormente cabe resaltar lo que expresa Rueda Plata
“Colombia inicia un nuevo milenio con tres millones de adultos mayores, dentro de
25 años será más de 25 millones y hacia el 2050 alcanzará los 15,5 millones” (15).
Cambios que incrementan las demandas en los servicios de salud y las atenciones
multidisciplinarias que dicha población requiere fruto de la disminución de la
capacidad funcional que se presenta de manera gradual en la tercera edad,
porque si bien el proceso de envejecimiento es un proceso normal en la vida
humana, esta etapa no afecta de igual manera a todas las personas que llegan al
último ciclo de la vida.

Por tanto se debe tener presente que los factores demográficos ya mencionados
afectan directamente la capacidad funcional de los adultos mayores y la cobertura
en la prestación de los servicios de salud encargados de la satisfacción de sus
requerimientos y que de apoco se debilitan afectando considerablemente la
calidad de vida de dicha población, ya que entre más población adulta mayor haya
los niveles de pobreza serán mayores como se confirma en estudios como
crecimiento población adulta mayor de Antioquia años 1993-2005-2011 realizados
por la gobernación de Antioquia donde se expresa que el acelerado crecimiento
de la población adulta mayor en condiciones de dependencia, ha presentado
implicaciones sociales y económicas traducidas en las precarias condiciones de
vida de buena parte de la población adulta mayor dado que el 75.3% de ellos se
ubica en los niveles I y II del SISBEN, niveles que no garantizan las atenciones
multidisciplinarias que se requieren y que aseguran una longevidad digna,
situación que cada vez más condenaría a los adultos mayores a sufrir los efectos
de la disminución de la capacidad funcional sin una atención adecuada que evite
que ellos se conviertan en una carga social y familiar difícil de llevar (35)

2.2.2. Factores sociales.

socialmente existen factores como el aislamiento, los diferentes niveles de


pobreza, la no incorporación a grupos de la tercera edad, la jubilación y la
terminación de roles sociales, que tienden a aumentar la vulnerabilidad a la
disminución de la capacidad funcional y el desempeño en la vida diaria de la
población adulta mayor, factores que implícitamente se convierten en desafíos
personales para los adultos, porque depende de la manera como la sociedad esté
constituida y la forma como los adultos mayores enfrenten los cambios que se
presentan en esta etapa de la vida, para lograr el éxito o el declinamiento personal
en el último escalafón de la existencia humana (36).

El aislamiento social que se presenta con frecuencia en la población que alcanza o


sobrepasa los 65 años de edad presenta factores que conducen de manera casi
segura a lograr el distanciamiento social en sus diferentes esferas, por ejemplo
21
cuando las relaciones sociales e interpersonales se quebrantan o pierden plenitud,
cuando se presentan pérdidas o el abandono de familiares, cuidadores y amigos o
cuando se sufre de la discriminación de las generaciones venideras, cuando se
vive o se llega a la pobreza al igual que a la alteración y el desmejoramiento de la
salud física y/o mental se cae en una muerte social que se comportaría como
factor protagonista para acelerar o afirmar la disminución de la capacidad
funcional y el debilitamiento de la autonomía en el diario vivir de la población
adulta mayor (37).

El aislamiento en la actualidad se considera como un problema que aqueja a una


buena parte de la población adulta mayor y que involucra directamente a quienes
vivan con ellos, ya que son muchas las causas que llevan a que se presente este
fenómeno muchas veces asumido por decisión del adulto mayor o por los
padecimientos físicos y mentales que los incapacitan y los reducen a sus
residencias, o por que quienes viven con ellos así lo hacen considerándose esta
práctica como otra manifestación de violencia y marginación contra la población
adulta mayor tanto porque atenta contra su bienestar físico y mental como por los
abusos y mutilaciones relacionales que los condenan a la discapacidad y
postramiento en ocasiones prematuro y que termina por acabar sus vidas más
rápidamente (38).

Sumado al aislamiento viene después de una vida laboralmente activa la jubilación


que trae consigo cambios en el estilo de vida y la culminación de rutinas
establecidas por años, cambios que si bien para muchos adultos mayores son la
recompensa de décadas de luchas, para muchos otros se convierte en una
realidad difícil de enfrentar que disminuye las relaciones sociales y los recursos
económicos y según el investigador Luís María Gonzalo, en muchos casos la
jubilación acelera el envejecimiento lo que a su juicio resulta paradójico ya que lo
esperado seria mejorar la salud tanto mental como física y la calidad de vida en
este tipo de población (39-40).

Prepararse con antelación para la jubilación es una responsabilidad que el adulto


mayor debe de asumir porque después de alcanzar el culmen de la etapa laboral,
este podrá ser categorizado como un ser improductivo, inútil y costoso tanto para
la familia como para la sociedad, los sistemas de salud y el gobierno, connotación
que no solo dificultaría el acceso del adulto a muchos sistemas sociales sino que
también se comportaría como barreras implícitas para que el adulto reciba un trato
digno que facilite el cubrimiento integral de todas sus necesidades,
desencadenando en muchos de ellos la pérdida de identidad, disminución de su
autoestima, vulnerabilidad y fragilidad condiciones que afianzarían la disminución
en la capacidad funcional y el sano desempeño en la vida diaria en la población
longeva (40-42)

Cuando se llega a la jubilación incorporarse a grupos de la tercera edad se


convierte en un apoyo muy grande que aparte de ayudar a asimilar los cambios
propios de la edad, facilita la conservación de la salud física y mental de los
adultos mayores y prolongan la vida socialmente activa por medio de trabajos
22
comunitarios como el apoyo escolar, la colaboración en roperos comunitarios, la
enseñanza religiosa en capillas e iglesias y talleres artesanales entre otras
actividades, que conservan el rol de esta población y cuidan la salud física y
mental por medio de gimnasias y actividad exclusiva para la edad, la longevidad
activa se puede ver representada en 4 grupos como el trabajo doméstico, el
trabajo voluntario en la comunidad, el trabajo independiente y la educación, tareas
y responsabilidades que retardan la decadencia integral del individuo y que
ofrecen una vejez plena y satisfactoria donde los efectos de la discapacidad
tardaran en aparecer y probablemente no afectaran con tanta fuerza el
desempeño en la vida diaria de los adultos mayores (43).

Optar por el aislamiento, la soledad, el sedentarismo y la no incorporación a


grupos de la tercera edad propensa la aparición de enfermedades tanto físicas
como mentales, el culmen definitivo de roles sociales e incluso hasta personales ,
la baja o nula interacción social y la negación a reencontrarse con antiguos y
nuevos amigos, realizar prácticas deportivas, pasear, participar de actividades
lúdicas recreativas, aprovechar el tiempo libre y servirle a otros, factores que por
supuesto cooperan en la disminución de la capacidad funcional de la población
adulta mayor y seguido a ello a la dependencia para desempeñarse en todo
momento desde las necesidades básicas hasta las más complicadas y
,,demandadas en una edad definitiva como esta(44).

La pobreza en sus distintos niveles también está dentro del grupo de factores
sociales que intervienen negativamente en la capacidad funcional y el desempeño
de la población adulta mayor, y desafortunadamente la Cuestión Social de hoy,
llevan a los adultos mayores frágiles, vulnerables y desprotegidos a pasar por
situaciones de precariedad económica, aumentando la incidencia de la pobreza,
fomentando una alta y creciente participación en el mercado informal y una
persistente injusticia social, un escaso desarrollo institucional y una baja cobertura
de seguridad social, realidades que mantienen a la población en una constante
inclusión y exclusión social que aunque no son totales les limita la saciedad
integral de sus necesidades, situación que hace que persista el desempleo, la
inestabilidad económica y desintegración social fenómenos que al unirse generan
ambientes de pobreza en los adultos mayores aporreando su calidad de vida y la
integridad necesaria para llevar una longevidad digna (45).

Sea uno o varios los factores que se presenten en la vida de los adultos mayores
todos en distintas medidas afectan la salud, capacidad funcional y la calidad de
vida de ellos, complicando su desempeño libre y autónomo y conduciéndolos a la
dependencia, sumisión, fragilidad y vulnerabilidad marcada que en muchos casos
no solo los somete a maltratos físicos, psicológicos económicos y demás sino que
de apoco se pueden considerar cargas pesadas y difíciles de llevar para sus
familias, el gobierno y la sociedad.

23
2.2.3. Factores relacionados con el estado de salud físico.

El estado de la salud física muestra una relación íntima con la disminución de la


capacidad funcional y con la degeneración que se presenta a nivel corporal en los
adultos mayores, como resultado de la degradación constante que se da con el
paso de los años, y con todos los cambios que de apoco envuelven a el
organismo y que afectan de manera particular a cada individuo, y de forma
generalizada a gran parte de población adulta mayor, como lo son las
enfermedades crónicas degenerativas, que terminan por acelerar el deterioro
físico y funcional a nivel muscular, óseo, y demás, alteraciones que se traducen
en la perdida de la motricidad y elasticidad muscular, inestabilidad en la postura
física, atrofias en los sistemas como el nervioso, endocrino, respiratorio,
gastrointestinal y urinario entre otros, desgastes casi inevitables y que en algún
momento terminaran por limitar el desempeño físico en la vida diaria de los adultos
mayores (46).

Sufrir el deterioro de la salud física a medida que pasan los años se considera un
proceso fisiológico normal, debido al uso corporal durante todo la vida y aunque si
bien el perfil de las enfermedades con los cambios de épocas han mostrado una
disminución importante en la prevalencia de las enfermedades de tipo infeccioso y
trasmisibles, las enfermedades de tipo crónico han tomado mayor relevancia, ya
que pueden llevar a la muerte o a limitaciones en la capacidad funcional y la
pérdida de la autonomía, afectando tanto el desempeño en las actividades
básicas como las instrumentales e incrementando la dependencia de manera
parcial o total, fenómeno que en alguna medida se puede prevenir o retardar ya
que llegar a la tercera edad no siempre puede ser sinónimo de enfermedad,
degradación, sufrimiento, dolor y sumisión (47).

A nivel internacional las enfermedades crónicas degenerativas se hacen presentes


con cifras y estadísticas bastantes contundentes por ejemplo en sus ciudades
capitales como buenos aires hay prevalencias hasta del 53.8% para
enfermedades como la hipertensión arterial, en países como México hay
estadísticas hasta del 21% en padecimientos como la diabetes mellitus, en
Montevideo Uruguay las estadísticas son del 6% para enfermedades como el
cáncer y así sucesivamente para enfermedades también crónicas como el EPOC,
la artrosis entre otras que de igual manera están presentes en ciudades como
Santiago de Chile y La Habana cuba con prevalencias también significativas. (48)

En el contexto nacional y según las estadísticas de estudios como “Enfermedad


crónica en adultos mayores” las enfermedades crónicas degenerativas como la
hipertensión arterial presentan cifras de 24,6%, la diabetes de 8.6% y la artritis
hasta de 4,4%, el cáncer solo alcanza el 0.8%. Cifras muy desiguales respecto a
las mundiales, pero que de todas maneras son porcentajes que se traducen en
cierta cantidad de personas que sobrepasan los 60 años de edad y que están
afectados por enfermedades que constantemente disminuyen la capacidad
funcional, reduciendo a los adultos mayores a los cuidados que sus familiares y el
24
gobierno de turno les pueda brindar, ya que a medida que se agudizan dichas
enfermedades la autonomía se esfuma como la vitalidad de sus cuerpos. (49).

Aunque en el departamento de Antioquia los estudios referente al tema no son


muy específicos, existen investigaciones que confirman el descenso de las
enfermedades infecciosas a través del tiempo en el departamento, pero por otro
lado existen estadísticas y cifras que certifican la vigencia de las enfermedades
crónicas, prevalencias arrojadas por el estudio donde se encuentra para la
hipertensión arterial cifras que oscilan entre el 12.6% y el 9.8%, además para el
año 2012 se reportaron 856.000 casos de ciudadanos afectados por esta
enfermedad, con una especificidad mayor en las zonas urbanas y en las personas
adultas mayores convirtiéndose en la 9 causa de más consultas por urgencias en
dicha población, referente a la diabetes mellitus se reportan cifras que varían
entre 2.2% y el 0.5%, cifras mucho menores a las alcanzadas a nivel nacional e
internacional pero que sin embargo siguen afectando a la población adulta mayor
en el departamento y que indudablemente debilitan su capacidad funcional y el
desempeño libre y autónomo en las actividades de la vida diaria (50-51).

Como resultado de la discapacidad funcional los adultos mayores caen en una


condición de fragilidad y vulnerabilidad denominada así por la literatura geriátrica,
condición que cada vez más preocupa a los expertos en el tema ya que la
fragilidad se convierte en un componente frecuente en el desarrollo en la vida
diaria de los adultos mayores, produciendo la disminución de la actividades físicas
desde las básicas hasta las más complejas, la alteración en la ingesta de
nutrientes y el gasto calórico, situación conocida también como sarcopenia la cual
lleva a la disminución de la fuerza muscular, limitando la movilidad y actividad
física, reduciendo la ingesta de alimentos y produciendo así pérdida de peso
corporal(49).

En estudios como exercise training as a treatment for chronic inflammation in the


elderly , se resalta que la actividad física constante se caracteriza por favorecer
enormemente la conservación de la salud física y retardar su deterioro,
demostrando además que el ejercicio regular mejora la fuerza muscular, la
capacidad aeróbica, el balance y la movilidad, reduce la posibilidad de sufrir
accidentes, deformidades óseas y atróficas musculares, mejorando también la
funcionalidad en las actividades corrientes de la vida diaria y reduciendo la
elevación crónica de mediadores de inflamación, por lo tanto la baja o nula
práctica deportiva se convierte en un factor determinante para el deterioro de la
capacidad funcional, disminuyendo la autonomía para el desempeño adecuado en
las actividades de la vida diaria de los adultos mayores(52).

Por otro lado el nivel de la salud física y la capacidad funcional con el que se
cuenta determina el grado de independencia con el que los adultos mayores
pueden manejarse dentro de la sociedad, participar en distintos acontecimientos,
visitar a otros amigos o familiares, facilitar el desempeño de sus vidas y la de
quienes viven con ellos, ya que Perder la autonomía y caer en la discapacidad
funcional no solo afecta a los adultos mayores sino además a sus familiares o
25
aquellas personas que se encargan de sus cuidados, ya que a medida que
mencionada población empieza a depender de otras personas, se catalogan en
muchos casos como cargas familiares difíciles de llevar y las cuales muchas
familias no quieren asumir, aislando en muchos casos a los adultos mayores o
sometiéndolos a maltratos físicos como golpes, estrujones, amarrarlos, quemarlos,
herirlos, abusar de ellos sexualmente, entre otros, que aparte de atentar contra su
vida e integridad emporaría aún más su condición de vulnerabilidad (53-55).

a nivel internacional y en especial en países como chile se certifica la violencia o


maltrato físico en los adultos mayores con estudios como incidencia del maltrato
en el adulto mayor del Doctor Yenier Jiménez Hernández y colaboradores donde
se demuestra que los adultos mayores son agredidos hasta un 44% por sus hijos,
entre el 14.6% y el 9.7% por sus conyugues y por otros familiares o cuidadores un
17%, encontrándose además que el 39% del total de la población adulta mayor
son agredidos físicamente y que el 2% son abusados sexualmente, por otro lado
uno de cada cinco adultos a nivel mundial es maltratado, por ejemplo en México
mas de 2 millones de sus adultos mayores son maltratados lo que equivaldría al
16% de la población adulta mayor, y a nivel de Latinoamérica entre 3% y 6%,
porcentajes que tienden a aumentar conforme se avanza en edad y donde los
mayores agresores serían los hijos con un 72% conyugues 20% y otros familiares
con 8% cifras que presentan variaciones entre países pero que siguen indicando
el fenómeno de la violencia contra los adultos mayores como una problemática
vigente y constante aun así en países como Australia, estados unidos e Israel que
solo reportan un 2%. Porcentajes que se mueven entre rangos mínimos y
preocupantes pero que terminan por acabar con la capacidad funcional de la
población adulta mayor (56-58)

la violencia contra la población adulta mayor a nivel mundial es rechazada y


contrarrestada con legislación que ampara los derechos de los adultos mayores
por ejemplo desde la asamblea mundial sobre envejecimiento en viena se aprueba
los derechos humanos de la población adulta mayor en 1982, en 1997 se crea la
liga internacional para la prevención del abuso al adulto mayor (INPEA), para el
2002 se reconoce el maltrato en las personas adultas mayores (Madrid) y en el
mismo año se da la declaración de Toronto para la prevención global del maltrato
a personas mayores, entre el 2003 y 2006 las comunidades de todo el mundo
comienzan a planificar sus actividades para crear conciencia sobre el abuso y la
negligencia de los adultos mayores, en el 2011 se presenta una alianza global por
los derechos de los adultos mayores y en mayo de 2012 se imparte la Carta de
San José sobre los derechos de las personas mayores de América Latina y el
Caribe 40. Declaraciones que no solo buscan proteger la integridad física de la
población adulta mayor sino que además plantean acciones de conservación de
la vitalidad y la capacidad funcional en dicha población (57).

En países como Colombia, Brasil y panamá dicha problemática se hace presente


y también revela cifras sobre la cara oculta y marginada de la población adulta
mayor y que indudablemente acelera la disminución de la capacidad funcional y el
26
desempeño en la vida diaria de los adultos mayores, anualmente se reportan más
de 102 mil casos de extrema violencia, de los cuales un 37.15% de los
maltratados constituyen los adultos mayores, porcentajes contundentes y que
confirman los abusos hacia la población más numerosa tanto a nivel mundial como
local y que además de considerarse una problemática global se considera como
factor clave para disminuir potencialmente la capacidad funcional de los adultos
mayores y aumentar la dificultad para el desempeño autónomo y libre en la vida
diaria en este tipo de población (56).

Por otra parte se plantea que para realizar una buena evaluación de la condición
física funcional se deben tener en cuenta 5 componentes principales, como lo son
la composición corporal, la fuerza muscular, la resistencia cardio-respiratoria, la
flexibilidad y el equilibrio, componentes que deben ser evaluados constantemente
y que por diversas situaciones se pasan por alto, en especial cuando los adultos
mayores están al cuidado de sus familiares y estos al ofrecerle un cuidado casero
no monitorean indicadores importantes que ayudan a medir el grado de la
capacidad funcional de ellos y que a la par con el cuidado que se les brinde, quien
lo haga y dependiendo de las condiciones de la vivienda donde habitan, se
consolidan como factores predisponentes para adelantar en algunos casos la
discapacidad funcional y la reducción corporal de los adultos mayores, por una
parte por que las condiciones físicas estructurales así lo determinen o porque los
cuidados no son los más adecuados y quienes los brindan no están capacitados
para hacerlo y terminan por omiten muchas cosas que podrían ser claves para la
conservación y prolongación de la salud física en este tipo de población (59).

Para concluir y dando una mirada un poco más profunda a el estado de la salud
física, y factores asociados como las enfermedades crónicas degenerativas, el
maltrato físico, la actividad física, el cuidado de los familiares o cuidadores y las
condiciones de vivienda donde habitan y su influencia en la capacidad funcional
de los adultos mayores, sería pertinente buscar, proponer y desarrollar
intervenciones preventivas que los ayudan a mantener la máxima salud posible y
la mejor calidad de vida en sus últimas décadas de vida, maximizando la
independencia funcional y el correcto desempeño en la vida diaria (49).

2.2.4. Factores relacionados con la salud mental.

El estado de la salud mental es pieza clave para el buen desarrollo en la vida


diaria de los adultos mayores y de la independencia con la que convivan, ya que
son muchos los factores que construyen una salud mental sana y un estilo de vida
optimo, entre ellos está un ambiente de desenvolvimiento seguro, la participación
activa dentro de la sociedad y la comunidad, la incorporación a grupos de la
tercera edad y la integración con familiares y amigos, elementos que se comportan
como protectores frente a los desequilibrios mentales y al estrés que se hacen
27
presentes en esta época de la vida y que progresivamente se encargan de
desarrollar patologías como la ansiedad y la depresión, desequilibrios que
terminan por aislar a los adultos mayores y conducirlos a la soledad y a la
agudización de padecimientos físicos y mentales (6).

Abordar factores de riesgo como el aislamiento, el estigma social, los bajos


ingresos económicos, el estrés, las enfermedades crónicas degenerativas y los
maltratos físicos y psicológicos serian una herramienta provechosa para evitar o
retardar la aparición de enfermedades mentales, que inevitablemente sino se
intervienen desencadenarían trastornos que contribuirían al aumento de la
discapacidad funcional de la población adulto mayor como es el caso de la
depresión y la ansiedad, desequilibrios que en algunos países presentan una
prevalencia de hasta el 16.3% en los adultos mayores y en general las
enfermedades depresivas alcanzan hasta un 11.3% en la misma población, cifras
sobresalientes y preocupantes si se tiene en cuenta que la población adulta mayor
es la más numerosa sobre el resto de poblaciones (6-43).

Después de hacer revisión a estudios internacionales como “Prevalencia de


trastornos de ansiedad y depresión en una muestra de personas mayores
residentes en la comunidad” se encuentra que los trastornos mentales como la
ansiedad y la depresión se constituyen en problemas importantes en la población
mayor de 65 años, mostrando prevalencias hasta de 57.1%, y en investigaciones
como Prevalencia de ansiedad y depresión en las personas con diabetes mellitus
tipo 2 se demuestra como los padecimientos de enfermedades físicas
desencadenan más rápidamente trastornos mentales afectando radicalmente la
capacidad funcional de los adultos mayores, en este estudio se reportan niveles
altos de ansiedad alcanzando los hombres hasta un 54.5% y las mujeres un 50% y
para la depresión existen niveles entre el 38.2% y 47.3% para las mujeres y entre
el 40.9% y 47.7% para los hombres, porcentajes que además de indicar que la
ansiedad y depresión como trastornos mentales son bastantes frecuentes entre
los adultos mayores y que afectan con más fuerza que las enfermedades físicas,
ayudan a sacar conclusiones y a deducir que las enfermedades mentales inciden
directamente en la disminución de la capacidad funcional en dicha edad (60-61).

En Colombia al igual que en resto del mundo la depresión y la ansiedad aumentan


la mortalidad en los adultos mayores, impactan negativamente en la calidad de
vida y en la capacidad funcional de ellos y se constituye en un claro problema de
salud pública, estudios realizados en el contexto nacional muestran que los niveles
de depresión varían según el lugar de residencia del adulto mayor y de su estado
de salud física prevalencias que oscilan entre el 5.9% y el 44.5%. Estadísticas
relevantes al igual que las del departamento de Antioquia donde según el estudio
de salud mental realizado en este departamento en los 2009 y 2010 se presentó
entre sus resultados porcentajes hasta del 42,7% de individuos que presentaban
algún trastorno mental y los síntomas de depresión y ansiedad aparecieron en el
14,2% de los entrevistados (62-63).

28
La aparición de los trastornos mentales no es específica y aunque uno lleva a los
otros, todos en su conjunto contribuyen con la disminución de la capacidad
funcional de la población adulta mayor, por ejemplo en el caso de la depresión
como trastorno mental y el aislamiento y el estrés como una de sus causas y
consecuencias se van haciendo presentes en la medida que disminuye la
actividad física, se presentan perdidas afectivas de amigos o familiares y en
algunos casos por la declinación socio-económica sea por el cese de actividades
laborales o por la disminución económica fruto de la jubilación, desequilibrios que
se hacen notar por medio de la angustia, del llanto, la tristeza, la indefensión, la
culpabilidad, sentimientos de inutilidad, alteraciones del sueño, inapetencia,
retraimiento social, alteraciones el peso corporal, y somatizaciones físicas con
dolores y enfermedades corporales (64).

Para diagnosticar la presencia o no de la depresión y la ansiedad existe el criterio


para el diagnóstico de los trastornos mentales de la guía DSM-IV, donde se debe
de hacer presentes como mínimo 5 de los siguientes síntomas para dar como
positivo el trastorno
1. Ánimo deprimido casi todo el día, casi cada día, sugerido por reporte subjetivo o
por la observación de otros.
2. Marcada disminución del interés o placer en todas o casi todas las actividades,
la mayor parte del día, casi cada día (anhedonia, apatía).
3. Significativo aumento o pérdida de peso (más de 5% del peso corporal en un
mes), o disminución o incremento en el apetito casi cada día.
4. Insomnio o hipersomnia casi cada día.
5. Agitación psicomotora o enlentecimiento casi cada día (observable por otros, no
la sensación subjetiva).
6. Fatiga o pérdida de energía casi cada día.
7. Sentimientos de inutilidad o culpa excesiva o inapropiada casi cada día.
8. Disminución de la capacidad para concentrarse o pensar, o marcada indecisión,
casi cada día.
9. Pensamientos recurrentes de muerte, ideación suicida sin un plan específico, o
un intento de suicidio, o un plan específico para cometerlo.
Es así como se puede dar un diagnóstico acertado y reconocer con certeza la
afección en este caso específico en los adultos mayores y la discapacidad que se
genera a partir del quebranto de la salud mental (65).

Al igual que la depresión, la ansiedad también presenta una cuota de


responsabilidad importante en la pérdida de la capacidad funcional en los adultos
mayores, sea porque deban de enfrentar cambios de vida y de rutinas ya
establecidas o por el padecimiento de maltratos psicológicos de los cuales a veces
son víctimas por cuenta de sus familiares o cuidadores, maltratos que
indudablemente conducen a la ansiedad tanto por el daño psicológico que se
crea, como por la agresión verdad y conductual que atenta contra la dignidad del
adulto mayor, como por ejemplo las amenazas de abandono, o envío a centros
geriátricos, acosos, acusaciones, intimidaciones, represiones entre otros, factores
que de forma silenciosa pero fuerte y marcada predisponen a los adultos mayores

29
a sufrir desequilibrios mentales que con seguridad degradaran la capacidad
funcional llevándolos a la sumisión y fragilidad lánguida y total (66).

Tanto a nivel nacional como internacional el maltrato psicológico se hace presente


desde varias décadas atrás o probablemente desde siempre con prevalencias que
determinan la presencia de este fenómeno dañino y devastador para la calidad de
vida y la capacidad funcional de la población adulta mayor, por ejemplo a nivel
mundial las cifras más actuales reportadas sobre la incidencia de esta
problemática publica establecida así desde 1975 y donde en la actualidad las
naciones unidas estiman que entre el 4% y el 6% de los adultos mayores son
víctimas de maltratos por parte de sus familiares en un 40% o cuidadores hasta en
un 22% y países como ecuador y según el departamento de estadística y censos
mostro hasta un 16.4% de violencia psicológica para los adultos mayores y en
estados unidos se reportan hasta el 40% en abusos psicológicos que atentan
contra la integridad de la misma población (67).

Además en España se presenta una situación peor de dolorosa ya que entre el


50% y el 72% de adultos mayores viven con su único cuidador y es de manos de
él que recibe el maltrato psicológico, Cifras que llaman la atención porque es
sorprendente conocer que la mayor cantidad de agresiones sufridas por los
adultos mayores corren por cuenta de sus propios familiares y que ellos son los
encargados de acelerar la discapacidad funcional de quienes los vieron crecer
(68).

En Colombia y más específicamente en su capital Bogotá los datos que se tienen


acerca de la violencia cometida contra los adultos mayores son para el 2010 y
según el dictamen del instituto Nacional de medicina legal de 257 casos de
maltratos atendidos, de los cuales el 58% equivale a mujeres y el 42% a hombres,
para el año 2011 el mismo instituto realizo 210 dictámenes donde las mujeres
encabezan con 56% y los hombres presentan el 44% restante, estadísticas
confiables y que siguen mostrando la cruda realidad de los diferentes tipos de
maltratos a los que son sometidos los adultos mayores nuevamente por parte de
sus hijos en un 40%, otros familiares con un 38% y los hermanos en un 16% en el
caso de las mujeres, y en caso de los hombres el principal agresor son los hijos
con 42%, otros familiares con un 38% y hermanos con un 12%, fenómeno que
seguramente debilita con cada episodio la salud mental del adulto mayor y
consecuentemente su capacidad funcional, autonomía e independencia para
cumplir con su adecuado desempeño en la vida diaria (69).

En este sentido y en el campo de las leyes nacionales existen varias que amparan
y trabajan con determinación por hacer valer los derechos de los adultos mayores
afirmación que se respalda por la constitución política de Colombia de 1991
donde se declara en su artículo 46: El Estado, la sociedad y la familia concurrirán
para la protección y la asistencia de las personas de la tercera edad y promoverán
su integración a la vida activa y comunitaria. En
la ley 1251 de 2008, más específicamente en el Artículo 6, se plantea como deber
del Estado eliminar toda forma de discriminación, maltrato, abuso y violencia sobre
30
los adultos mayores, en el código civil se establece las obligaciones de la familia,
y el derecho de la población adulta mayor a reclamar cuidado de sus hijos artículo
251 y de los otros familiares artículo 252. En el artículo 411 se especifica que se
debe ofrecer alimentos, vigilancia, tenencia y suministro de los requerimientos
físicos, psíquicos, espirituales, de dicha población y que en su gran mayoría por
parte de sus hijos, familiares y/o cuidadores etc (69-16).

Sea cual sea el factor dominante o presente en la vida del adulto mayor queda
claro que trastornos mentales como la ansiedad y la depresión y causales o
desencadenantes como el aislamiento y el estrés se convierten en enfermedades
mentales que al igual que el abuso o maltrato psicológico y los cambios de vida
propios de la edad, se apuntalan como elementos que afectan de manera directa
la capacidad funcional de la población adulta mayor degradándola hasta el punto
de convertirlos en seres indefensos, frágiles y vulnerables que después de toda
una vida de luchas y que aceres quedan sumidos a los que las familias, el estado
y la sociedad en general puedan y quieran hacer por ellos.

31
3. OBJETIVOS.

3.1 OBJETIVO GENERAL.

Describir los factores demográficos, sociales, de la salud física y mental asociados


a la capacidad funcional de los adultos mayores del departamento de Antioquia en
el año 2012, con el fin de aportar al análisis de la situación de salud, desde la
capacidad funcional del adulto mayor y así mejorar las condiciones de vida en este
tipo de población.

3.2 OBJETIVOS ESPECIFICOS.

3.2.1 Caracterizar los adultos mayores del departamento de Antioquia según


factores demográficos, sociales, de salud física y mental.

3.2.2 Describir la capacidad funcional de los adultos mayores del departamento de


Antioquia.

3.2.3 Asociar la capacidad funcional con los factores demográficos, sociales de


salud física y mental de los adultos mayores del departamento de Antioquia.

3.2.4. Identificar los factores demográficos, sociales, de la salud física y mental


que expliquen la disminución de la capacidad funcional en los adultos mayores del
departamento de Antioquia.

32
4. METODOLOGIA

4.1 enfoque metodológico de la investigación.

El enfoque de la investigación fue cuantitativo con el cual se buscó explicar y


predecir el fenómeno investigado, Por medio del análisis de los datos consignados
en la base de datos del proyecto macro titulado “Situación de salud y condiciones
de vida del adulto mayor. Departamento de Antioquia, 2012”, estudio que arrojo
cifras frente a la capacidad funcional de mencionada población y su relación con
los factores demográficos, sociales, de la salud física y mental, con el fin de
generar conclusiones que contribuirán a la generación de nuevo conocimiento
frente al tema.

4.2 tipo de estudio.

El estudio fue crosssectional que es un estudio estadístico y demográfico, de tipo


observacional y descriptivo.

4.3 población

4.3.1 Población referencia: fueron los adultos mayores encuestados del


departamento de Antioquia 2012.

4.3.2 Población de estudio: fueron los adultos mayores del departamento de


Antioquia.

4.4 diseño Muestral.

En este estudio este procedimiento no aplica, ya que se trabajó con fuente de


información secundaria más específicamente base de datos, del proyecto macro
“situación de salud y condiciones de vida del adulto mayor. Departamento de
Antioquia, 2012.

4.5 Criterios de inclusión y exclusión.

Se incluyeron todos los registros de los adultos mayores del departamento de


Antioquia encuestados. Y se excluyeron aquellas variables donde se encuentren
inconsistencia o donde aparezcan más de 20 datos faltantes.

33
4.6 descripción de las variables.

Factores demográficos.

 Sexo del adulto mayor.


 Área de residencia.
 Nivel de escolaridad.
 Estado civil.
 Tipo de vivienda.
 Estrato socioeconómico.
 De donde obtuvo el ingreso.
 Que oficio desempeño.
 La actividad economía a que sector pertenece.
 Horas de trabajo al día.
 Días de trabajo a la semana

Factores sociales

 Contacto con familiares.


 Contacto con amigos.
 Participación en redes sociales.
 Escala de OARS.
 Actividad que realiza en su tiempo libre.

Factores de la salud física.

 Morbilidad sentida.
 Problemas de salud actual.
 Padecimientos de enfermedades crónicas.
 Convivencia.
 Maltrato por negligencia.
 Maltrato físico
 Maltrato por abandono
 Consumo de cigarrillo
 Consumo de bebidas alcohólicas.

Factores de la salud mental.

 Depresión
 Ansiedad

34
 Deterioro cognitivo
 Maltrato psicológico.
 Visita familiares
 Visita amigos
 Sensación de soledad.

4.6.3 Cuadro de variables.

Cuadro 1. Variables

NOMBRE DE LA DEFINICION NATURALEZA NIVEL DE UNIDAD DE CATEGORIA


VARIABLE MEDICION MEDIDA O VALORES
Fecha de Fecha de nacimiento Cualitativo Nominal Fecha de
nacimiento nacimiento

Sexo del adulto Sexo del adulto mayor Cualitativo Nominal Sexo 1-hombre
mayor 2-mujer

Área de Área de residencia Cualitativo Nominal Área de 1-urbana


residencia residencia 2-rural
Nivel de Define el grado de Cuantitativa Ordinal Nivel escolar 1-sin educación
escolaridad escolaridad del adulto 2-primaria
mayor incompleta
3-primaria
completa
4-segundaria
incompleta
5-segundaria
completa
6-tecnico o
tecnólogo
7-universitario
incompleto
8-universitario
completo.
9-postgrado
incompleto.
10-postgrado
completo.

Estado civil Estado civil del adulto Cuantitativo Nominal Estado civil 1-soltero
mayor 2-casado
3-viudo
4-separado
5-union libre
6-divorciado
Tipo de vivienda Define las Cuantitativo Nominal Tipo de 1-casa de ladrillo
vivienda 2-casa en
condiciones madera
estructurales de la 3-cambuche”
casa de plástico”
vivienda. 4-casa mixta

35
”material-
madera”
5- otra ¿Cuál?

Estrato Cuál es el estrato Cuantitativo Nominal Estrato 0-0


socioeconómico socioeconómico del socioeconómi 1-1
adulto mayor co 2-2
3-3
4-4
5-5
Contacto con Define el contacto Cuantitativo Nominal Contacto 1-una o más
telefónico constante telefónico veces al día.
amigos y
que el adulto mayor 2-dos veces
familiares. mantiene en sus 3-una vez
4- no contesta.
familiares y amigos.
Contacto social Define el contacto Cuantitativa Nominal Compartir 1-una o más
personal del adulto con otras veces al día.
personas 2- 2-6 veces.
mayor con otras 3- una vez.
personas 4-ninguna vez.
5- no contesta.
Participación Define la Cuantitativa Nominal Participación 1-grupo
en redes participación y la comunitaria religioso
sociales 2-programa de
vida social activa salud.
del adulto mayor 3-grupo
político
4-grupo
deportivo
5-grupo
recreativo
6-grupo
artístico
7-otro
8-no participa
Tiene algún Define los últimos Cualitativo Nominal Ingresos 1-si
ingresos económicos 2-no
ingreso
económicos
económico devengados por el
adulto mayor.
De donde Actividad realizada Cuantitativa Nominal Fuente del 1-jubilacion
para devengar los ingreso 2-ayudas
obtuvo el familiares
ingresos externas
ingreso económicos 3-ayudas
familiares
internas
4alquiler/ingres
os bancarios.
5-subsidio
6-empleo
Que oficio Actividad laboral Cuantitativa Nominal Ocupación 1-servicios
que generales
desempeño desempeña 2-empleado

36
3-comerciante
4-mecanico
5-tendero
6-arriero
7-maestro
8-otro
A qué sector Sector al que Cualitativa Nominal Sector 1-formal
pertenece la 2-informal
pertenece la
actividad laboral
actividad
laboral
Horas de Horas laboradas al Cuantitativa Nominal Tiempo 1-5 a 8 horas
día laboradas 2- 8-12 horas
trabajo al día 3- más de 12
horas.
Días de trabajo Días laborados a la Cuantitativa Nominal Días a la 1-1.2 días
semana semana 2-3-4 días
a la semana 3-5-7 días.
Morbilidad Donde consulta en Cuantitativa Nominal Consulta por 1-clinica/centro
caso de necesitar mal estado de salud
sentida
de salud. 2-consultorio
atención médica. privado
3-farmacia.
4-medicina
natural.
5-no sabe/no
recuerda
6-no responde
7-otra
Problema de problemas de salud Cuantitativa Nominal Problemas 1-enfermedad
recientes de salud 2accidente/lesi
salud actual ón
3- accidente de
transito
4-nutricionista
5-no sabe/no
recuerda
6-otra
7-ninguno
Conocer su estado Cuantitativa Nominal Diagnóstico 1-hipertension
de salud y las de algunas arterial
Padecimiento enfermedade 2-diabetes
enfermedades que s 3-tumores
de `puede padecer 4-problemas
enfermedades cardiacos.
5-problemas
crónicas. articulares
6-problemas
cerebrales
7-problemas
de los huesos.
8-problemas
de la piel.

37
9-problemas
nerviosos.
10psiquiatricos
.11-otra
12-no sabe/no
recuerda
13-ninguna.
tipo de Tratamiento Cuantitativa Nominal Tipo de 1farmacologico
utilizado en caso tratamiento 2-psicologico
tratamiento 3-rehabilitacion
de enfermedad 4-psiquiatra
utilizado.
5-nutricion
6fisioterapeutic
o
7-ninguno
8-otro

Convivencia Quien vive con Cuantitativa Nominal Quien vive 1-esposo “a”
usted con usted 2-hijo
3-nieto
4-padres
5-abuelos
6-hermanos
7-otros
familiares
8-amigos
9-ayuda
pagada
10-otros
11-nadie
Maltrato por es usted Cualitativo Nominal Quien vive 1-SI
negligencia. desatendido con usted lo 2-no
descuida
maltrato Maltrato físico Cualitativo Nominal Maltrato 1-si
psicológico físico 2-no
Maltrato físico Maltrato físico Cuantitativa Nominal Maltrato 1-si
físico 2-no
3-no
responde
Consumo de Consumo tabaco Cualitativa Nominal Fuma 1-si
cigarrillo actualmente 2-no
Consumo de Consumo de Cualitativa Nominal Consumo 1-si
bebidas bebidas alcohólicas de bebidas 2-no
alcohólicas. alcohólicas
depresión Ha sufrido de Cualitativo Nominal Depresión 1-si
depresión 2-no
Ansiedad Ha sufrido de Cualitativo Nominal Ansiedad 1-si
ansiedad 2-no
Maltrato por Ha sido víctima de Cualitativo Nominal Maltrato 1-si
abandono maltrato psicológico 2-no
psicológico

38
Visita de Integración social Cuantitativo Nominal Integración 1-1 vez o más
familiares y social en la
amigos semana.
2-1-3 veces o
más.
3-menos de 1
vez al mes o
únicamente en
vacaciones
4-nunca
5- no contesta
Sensación de Considera usted Cuantitativo Nominal Vives 1-Amenudo
soledad. que vives aislado aislado 2-A veces
3-casi nunca
4-no
sabe/no
responde

Utilización del En que ocupa el Cuantitativo Nominal Ocupación 1-si


tiempo libre. del tiempo
tiempo libre 2-no
libre

4.7 técnicas de recolección de la información.

Este estudio se llevara a cabo con una fuente secundaria más específicamente
base de datos, la cual fue construida a partir de la encuesta realizada para llevar a
cabo el proyecto macro “situación de salud y condiciones de vida dela adulto
mayor departamento de Antioquia, 2012”. La encuesta está compuesta por 104
preguntas en la que se incluyeron escalas de medición del manual de indicadores
de calidad de vida en la vejez, propuestos por el centro latinoamericano y caribeño
de demografía (CELADE –División de población), además se adicionaron
preguntas que dieran respuesta a los ejes temáticos de la Política Nacional de
Envejecimiento y Vejez, ley 1252 de 2008. Las preguntas de la encuesta fueron
cerradas, de escogencia múltiple y se registró información adicional que
proporcionara el adulto mayor. La encuesta fue avalada por la secretaria seccional
de salud y protección social de Antioquia.

4.7.1 Fuente de información

Para llevar a cabo este estudio, se utilizara fuente de información secundaria, más
específicamente base de datos, obtenida del proyecto macro “situación de salud y
condiciones de vida dela adulto mayor departamento de Antioquia, 2012”

39
4.7.2 instrumento de recolección de la información

El instrumento para la recolección de la información del proyecto macro “situación


de salud y condiciones de vida dela adulto mayor departamento de Antioquia,
2012”. Fue una encuesta compuesta por 104 preguntas cerradas y algunas que
requerían información adicional suministrada por los adultos mayores.

4.7.3 Proceso de recolección de la información

La recolección de la información en el trabajo macro “situación de salud y


condiciones de vida dela adulto mayor departamento de Antioquia, 2012” se
realizó de la siguiente manera. El trabajo de campo fue realizado por un grupo de
encuestadores, quienes eran estudiantes universitarios de últimos semestres o
profesionales, con experticia en recolección de información. También se contó con
coordinadoras de trabajo de campo, quienes eran profesionales con maestría en
salud pública y fueron encargadas de apoyar a los encuestadores en la resolución
de problemas que se presentaran en el trabajo de campo.

Los encuestadores fueron entrenados por el equipo investigador, en cuanto al


instrumento, la metodología, la selección de los adultos mayores en los municipios
según ubicación geográfica, consentimientos informados, la notificación a la
autoridad pública de cada municipio, los formatos de diligenciamiento, medidas de
seguridad, cartas de presentación para cada adulto mayor, entre otras; para esta
actividad se diseñó un manual de trabajo de campo, con todas las indicaciones
para tener en cuenta antes de llegar al terreno, al llegar al sitio de recolección y
durante la aplicación del instrumento; además se entregaron, todos los
implementos necesarios para una adecuada recolección y almacenamiento de las
encuestas diligenciadas.

Al llegar al municipio asignado se realiza la presentación con carta formal frente a


las autoridades competentes, el encuestador iniciaba la recolección de
información, recorriendo una a una todas las viviendas, y en aquellas donde
hubiese adultos mayores, debía presentarse, informar sobre el proyecto, invitar al
adulto mayor a participar de la encuesta, y si el aceptaba participar, debía firmar
el consentimiento informado y luego e iniciaba la aplicación de la encuesta. Se
encuestaban a todos los adultos mayores que residieran en las viviendas de cada
manzana seleccionada.

Una vez se terminaba de encuestar en una manzana o centro poblado rural, se


proseguía con una nueva manzana seleccionada y en esta nuevamente se
buscaba todos los adultos mayores que en ella residieran; y así hasta terminar el
número de manzanas seleccionadas y lograr el tamaño de muestra estimado.
En caso de que la manzana seleccionada correspondiera a instituciones
escolares, estaciones de policía, hogares geriátricos, el encuestador debía
informar a las coordinadoras, para que dichas manzanas fuesen reemplazadas por
otras seleccionadas a aleatoriamente. En caso de terminar de visitar las manzanas
40
seleccionadas y no alcanzar el tamaño de muestra, el encuestador lo informaba y,
se hacía de nuevo un proceso de selección de manzanas adicionales.
Al terminar de recopilarse la información de un municipio, los encuestadores las
enviaban al equipo investigador vía correo ordinario, para realizar el proceso de
tabulación de datos de manera simultánea con el trabajo de campo.

4.8 prueba piloto.

No aplica para esta investigación porque se trabajara con fuente de información


secundaria más exactamente con base de datos.

4.9 control de errores y sesgos.


Se realizara control de sesgo de información con aquellas variables que
presenten 20 o más datos perdidos las cuales se excluirán del estudio.

4.10 TÉCNICAS DE PROCESAMIENTO Y ANÁLISIS DE LOS DATOS.

La base de datos como fuente de información secundaria e instrumento utilizado


para llevar a cabo este proyecto, se analizara en el programa estadístico SPSS
ultima versión, con el fin de dar respuesta a los objetivos planteados.

El análisis de los factores demográficos, sociales, de la salud física y mental de los


adultos mayores del departamento de Antioquia y según los objetivos propuestos
se llevó a cabo el siguiente análisis:

Para el análisis univariado se hizo la descripción de los aspectos demográficos,


sociales, de la salud física y mental, se realizaron a través de medidas de
frecuencia como: frecuencias absolutas, proporciones y frecuencias relativas (%),
la información se representó en tablas y figuras como gráficos circulares y de
barras simples.

El análisis bivariado se realizó por medio de razones de prevalencias (Rp) crudos,


intervalos de confianza del 95%, prueba de chi cuadrado y t studen, resultados
que se representaron por medio de gráficos de barras simples y tablas.

Finalmente el análisis multivariado se realizó por medio de un modelo de


regresión logística explicativa en el cual se hallaron las razones de prevalencia
(Rp) ajustados y los intervalos de confianza del 95%, resultados que fueron
representados por medio de tablas.

41
5. CONSIDERACIONES ETICAS

Se considera de vital importancia la protección de los derechos y la integridad de


aquellas personas que participan en las investigaciones científicas, bienestar que
debe de primar por encima de los intereses de la ciencia y la investigación. Es así
como en esta investigación se tiene en cuenta lo estipulado en la resolución 8430
de 1993 donde y según el artículo 11 esta investigación se cataloga, como una
investigación sin riesgo ya que se emplean métodos de investigación documental
y no se realizara intervención o modificación intencionada de las variables
biológicas, fisiológicas o sociales de los individuos que participen ya que se
trabajara con fuente secundaria más específicamente base de datos.

En el trascurso de la ejecución de este proyecto se pretende cumplir a cabalidad


con los principios éticos básicos como lo son el respeto por la autonomía, la no
maleficencia, beneficencia y justicia y buscar el beneficio para la comunidad como
se enfatiza en el artículo 17 de la resolución 8430 y donde se menciona que las
investigaciones, referidas a la salud humana, en comunidades, serán admitidas
cuando el beneficio este asegurado y cuando los estudios anteriores determinen la
ausencia de riesgos, consideraciones que se tendrán muy presentes y se
respetaran en su totalidad.

En el Comité Operativo de Investigaciones de la Facultad de Medicina de nuestra


Universidad se aprobó, como consta en el Acta No. 106 de febrero de 2014, su
proyecto "FACTORES DEMOGRÁFICOS, SOCIALES, DEL ESTADO DE SALUD
FÍSICO Y MENTAL ASOCIADOS A LA CAPACIDAD FUNCIONAL DEL ADULTO
MAYOR. DEPARTAMENTO DE ANTIOQUIA 2

42
7. RESULTADOS

A continuación se presenta los resultados del proyecto de investigación “Factores


demográficos, sociales, de la salud física y de la salud mental asociados a la
capacidad funcional de los adultos mayores del departamento de Antioquia, 2012”
realizados a partir de la base de datos del proyecto macro “situación de salud y
condiciones de vida del adulto mayor Departamento de Antioquia, 2012 teniendo
en cuenta el análisis de las variables pertenecientes a cada factor estudiado (70).

7.1. CARACTERISTICAS DEMOGRÁFICAS, SOCIALES, DE SALUD FÍSICA Y


MENTAL

7.1.1. Características demográficas.

Las variables que se tuvieron en cuenta y que analizaran como factores


demográficos son: sexo, área de residencia, estado civil, nivel de escolaridad,
estrato socioeconómico, tipo de vivienda, ingresos, actividad económica,
ocupación que desempeño, horas trabajadas en el día, días trabajados en la
semana y sector a la que pertenece la actividad económica.

De los adultos mayores encuestados en el departamento de Antioquia el 61.7%


son mujeres, mientras que el 38,3% son hombres, es decir por cada hombre
existen 2 mujeres adultas mayores. Respecto a la edad se descubrió que el 51,3%
corresponde a los adultos jóvenes, mientras que los adultos que se encuentran
entre los 75 y 89 años reflejan el 43,7%. De acuerdo al estado civil de los adultos
mayores, se encontró que en su gran mayoría son casados con un 38,7%,
mientras que el 30,9% manifiestan ser viudos, además se evidencio que solo el
15,9% son solteros, el 7,4% son separados y los que conviven en unión libre
alcanzan el 6,4%.

Al analizar el área de residencia el 90.2% de los adultos mayores reportaron vivir


en el área urbana y el 7,9% argumenta vivir en el área rural.

43
Tabla 1. Distribución porcentual de los adultos mayores, según características
demográficas. Departamento de Antioquia, 2012.

Características Categorías Frecuencias Porcentajes


demográficas
Sexo Hombre 115545 38,3
Mujer 186332 61,7
Edad Adulto mayor joven (60-74) 2914 51,3
Adulto mayor viejo (75-89) 2484 43,7
Adulto mayor longevo(90-99) 240 4,2
Adulto mayor centenario (100) 40 0,7
Estado civil Soltero 48069 15,9
Casado 116680 38,7
Viudo 93243 30,9
Separado/Divorciado 23770 7,4
Unión libre 1920 6,4
Área de Urbana 272362 90.2
residencia Rural 23826 7,9

Al analizar la interacción entre el sexo y la edad de los adultos mayores, se


observa que del total de los encuestados el 94,9% son mujeres, al igual que su
predominio en las edades comprendidas entre 75 y 89 años con un 98,3%, y al
indagar porlos adultos longevos se hallóque el 42,9% corresponde al sexo
masculino. Descubriéndose así que en la actualidad hay más mujeres adultas
mayores con respecto a los hombres en las diferentes edades.

Figura 1. Distribución proporcional de los adultos mayores, según la edad por


sexo. Departamento de Antioquia, 2012.

100

80

60
Hombres
40
Mujeres

20

0
Adultos mayor adulto mayor viejo adulto mayor
joven 60-74 75-89 longevo 90-99

44
Al analizar el nivel educativo de los adultos mayores, se encontró que el 66,4%
presentan estudios de primaria, mientras que el 31,9% manifiestan haber
realizado estudios de segundaria y tan solo el 1,4% no reportan niveles de
educación y solo el 0,4% presentan niveles de educación superior.

Frente al estrato socioeconómico de las viviendas de los adultos mayores, se


detalla que estas están ubicadas de manera prevalente en el estrato
socioeconómico 2 con un 47,2%, seguido del estrato 1 con el 25,9% y el tres con
19,4%, mostrando así la ubicación de los principales estratos en este tipo de
población y reconociendo además que el estrato más prevalente es el 2.

De acuerdo al tipo de vivienda de los adultos mayores del departamento se


encontró que el 75,2% habitan en casas fabricadas con ladrillos, el 7,1% en casa
de madera, el 6,5% en casa mixta es decir entre ladrillo y madera, y el 9% habitan
en casa fabricadas de otro material.

Tabla 2. Distribución porcentual de los adultos mayores por nivel educativo,


estrato socioeconómico y tipo de vivienda. Departamento de Antioquia, 2012.

Características
demográficas Categorías Frecuencia porcentaje
Sin educación 446 1,4
Nivel educativo Primaria 21467 66,4
Secundaria 10303 31,9
Educación superior 131 0,4
1 1784 25,9
Estrato 2 3246 47,2
socioeconómico 3 1335 19,4
4 233 3,4
Casa de ladrillo 227110 75,2
Tipo de vivienda Casa de madera 21468 7,1
Casa Cambuche 2074 0,7
Casa mixta 1967 6,5
Otro material 9,0

Al indagar por los ingresos económicos de los adultos mayores del departamento
de Antioquia, se halló que del total de los encuestados el 34,6% recibió ingresos
en el último mes, y al especificar el medio por el cual se obtuvo el dinero, se
encontró que el 24,8% fue por medio de la jubilación, el 8,4% los recibieron de
ayudas familiares del exterior y el 29,3% de ayudas familiares internas, además el
5,6% se atribuye a los alquileres y/o ingresos bancarios, el 22,6% son por
subsidios, y el 18,3% se atribuye al empleo desempeñado.

Al escudriñar por la ocupación de ellos, se identificó que el empleo más frecuente


entre los tenidos en cuenta con un 14% es ser comerciante, seguido de servicios
generales (11,7%), mientras que el 50,2% prefieren otro tipo de empleo.

45
Llama la atención encontrar que la mayoría de los adultos mayores laboran y el
57,1% lo hacen entre 5 y 8 horas, mientras que el 36,2% lo realizan entre 8 y 12
horas al día.

Al investigar por los días de trabajo se evidencio que el 67,3% labora entre 5 y 7
días por semana, mientras que el 25,2% entre 3 y 4 días.

En cuanto al sector al que pertenece la actividad laboral se identificó que el 81,9%


pertenece al sector informal.

Tabla 3. Distribución porcentual de los adultos mayores según ingresos


económicos, jubilación, ayudas familiares del exterior, ayudas familiares del
interior, alquiler/ ingresos bancarios, subsidio, empleo, que ocupación desempeño,
horas de trabajo diarias, días de trabajo a la semana, sector al que pertenece la
actividad laboral. Departamento de Antioquia, 2012.

Características Categorías Frecuencia porcentaje


demográficas

Ingresos económicos Si 11198 34,6


No 21134 65,3
De donde obtuvo el
ingreso
Jubilación Si 887 24,8
No 2695 75,2
Ayudas familiares Si 300 8,4
exterior No 3282 91,6
Ayudas familiares interior Si 1051 29,3
No 2531 70,7
Alquiler/ ingresos Si 199 5,6
bancarios No 3383 94,4
Subsidio Si 810 22,6
No 2772 77,4
Empleo Si 650 18,3
no 2895 81,7

Servicios generales 78 11,7


Que ocupación Empleado 65 9,8
desempeño comerciante 93 14,0
Mecánico 12 1,8
Tendero 58 8,7
arriero 17 2,6
Maestro 8 1,2
Otra/ cual 333 50,2
Horas de trabajo al día 5-8 366 57,1
8-12 232 36,2
Más de 12 43 6,7
Días de trabajo a la 1-2 48 7,4
semana 3-4 163 25,2
5-7 435 67,3
Sector al que pertenece la Formal 116 18,1
actividad económica informal 526 81,9

46
7.1.2. Características sociales

Las variables tenidas en cuenta y las cuales serán objeto de estudio como
características sociales son: la clasificación de OARS, actividad que realiza en su
tiempo libre, participación en redes sociales, personas que conoce para visitarlos,
tiempo que comparten con alguien que no vive con usted en la semana, visita a
familiares y amigos los fines de semana.

Las redes sociales a las cuales los adultos mayores pueden tener acceso, fueron
medidas con la escala de recursos sociales (OARS), determinándose entonces
que de los adultos encuestados el 37,8% poseen recursos sociales
moderadamente deteriorados, el 21,2% los tiene ligeramente debilitados y el
24,6% los tienen bastantes deteriorados, cifras que reflejan el quebranto de las
relaciones sociales de los adultos mayores, situación que de apoco los va aislando
socialmente y pueden generar quebrantos de salud mental.

Al indagar por la principal actividad que realizan los adultos mayores en su tiempo
libre, se encontró que leer predomina con un 14,4% y la realización de actividades
manuales con un 8,3%, reconociendo además que el 68,9% prefieren realizar
actividades diferentes como caminar en un 32,2% y ver televisión en un 31,5%,
asimismo se halló que los adultos mayores en un 63,3% prefieren incorporarse a
los grupos religiosos cuando llegan a la tercera edad.

Tabla 4. Distribución porcentual de los adultos mayores según el OARS y la


actividad que realiza en su tiempo libre. Departamento de Antioquia, 2012.

Características Categorías Frecuencias porcentajes


sociales

Buenos Recursos Sociales 640 0,2


(5-9)
OARS Recursos Sociales
Ligeramente Deteriorados 64066 21,2
(10-14)
Recursos Sociales
Moderadamente 114127 37,8
Deteriorados (15-19)
Recursos Sociales
Bastante Deteriorados (20- 74349 24,6
24)
Recursos Sociales
Totalmente Deteriorados 11341 3,8
(>=25)

47
Leer 43621 14,4
Actividad que practicar deporte 19132 6,3
realiza en su escribir 1095 0,4
tiempo libre pintar 1972 0,7
actividades manuales 25042 8,3
Otro ¿cuál? 207884 68,9

Grupo religioso 20557 63,6


Programa de salud 60 0,2
Participación en Grupo político 1 0
organizaciones Grupo deportivo 35 0,1
sociales Grupo recreativo 80 0,2
Grupo artístico 131 0,4
No participa 11309 35,0

El 27,7% de los adultos mayores del departamento, refieren conocer lo suficiente


de tres a cuatro personas para visitarlos en su casa, mientras que el 27,5%
manifiesta conocer a cinco personas o más y el 30,9% consideran no tener
confianza con otras personas y por tal motivo no realizan ningún tipo de visitas. El
18,4% expresa haber compartido tiempo una o más veces al día con alguien que
no vive con ellos, el 23,3% reportan compartir de dos a seis veces al día con otras
personas, y el 35,6% afirmaron no pasar tiempo con nadie.

En el último año el 27,8% de los adultos han salido de su casa de una a tres veces
para visitar a sus seres queridos, mientras que el 14,4% no lo hacen con tanta
frecuencia durante el mes y el 35,8% de los adultos nunca visitan a sus seres
queridos.

En relación a la comunicación por vía telefónica, el 41,2% reconoce haber hablado


una o más veces por teléfono con amigos y familiares en la última semana y el
22,3% argumenta hacerlo de manera más reducida tan solo una vez por semana.

Tabla 5. Distribución porcentual de los adultos mayores según las personas que
conoce como para visitarlos, tiempo que comparte con alguien que no vive con
usted en la semana, visita a familiares y amigos los fines de semana y contacto
telefónico. Departamento de Antioquia, 2012.

Características Categorías Frecuencia Porcentaje


sociales

Personas que conoce Cinco o mas 63060 27,5


como para visitarlos De tres a cuatro 63417 27,7
Una a dos 11633 5,1
Nadie 70938 30,9
Tiempo que comparte Una o más veces al día 42124 18,4
con alguien que no vive 2-6 veces 53487 23,3
con usted en la semana Una vez 31731 13,8
Ninguna vez 81644 35,6

48
Visitas a familiares y una o más a la semana 21313 9,3
amigos los fines de 1-3 veces al mes 63671 27,8
Semana. Menos de una vez al mes 32083 14,0
o únicamente en 81947 35,8
vacaciones
Nunca
10064 4,4

7.1.3. Características de la salud física

Las variables incluidas y analizadas como características de la salud física son:


morbilidad sentida, problemas de salud actuales, padecimientos de enfermedades
crónicas, tratamiento utilizado en caso de presentar enfermedad, con quien vive,
consumo de cigarrillo, consumo de alcohol y desnutrición.

Entre los adultos mayores del departamento predomina con un 81,9% visitar la
clínica o el centro de salud en caso de sentirse enfermo y al indagar por los
problemas de salud actualesse encontró que el 33,0% presentan algún tipo de
enfermedad en la actualidad y solo el 2,6% ha sufrido algún accidente o lesión en
el último mes.

Tabla 6. Distribución porcentual de los adultos mayores por morbilidad sentida y


problema de salud actual Departamento de Antioquia, 2012

Características de la Categorías Frecuencia Porcentaje


salud física

Clínica/hospital/centro de salud 187794 81,9


Morbilidad sentida Consultorio privado 189 0,1
Farmacia 10 0
Consultorio medicina natural 10014 4,4
Problema de salud actual
Enfermedad Si 99569 33,0
Accidente/lesión No 195355 64,7
Si 7961 2,6
No 286963 95,1
Accidente de transito Si 371 1,0
no 294553 97,6
Nutricionista Si 685 1,0
No 294239 97,5
No sabe/no recuerda Si 532 1,0
No 294239 97.5

.Al indagar por las enfermedades crónicas degenerativas se encontró que el


56,7% de los adultos mayores del departamento han sido diagnosticados con
hipertensión arterial, el 16,8% con diabetes, el 22,1% con padecimientos de los
huesos y articulares y tan solo el 12,4% con enfermedades cardiacas, asimismo el
42,4% han sido diagnosticados con otro tipo de enfermedades crónicas
degenerativas.

49
Respecto al tipo de tratamiento que se sigue en caso de presentar problemas de
salud, se descubrió que de los adultos mayores encuestados el 80% de ellos sigue
tratamiento farmacológico, y tan solo el 1,8% prefiere el tratamiento
fisioterapéutico y el 3,1% no sigue ningún tratamiento a pesar de presentar
problemas de salud.

Tabla 7. Distribución porcentual de los adultos mayores por padecimientos por


enfermedades crónicas y tipo de tratamiento, departamento de Antioquia, 2012.

Características de la Categorías Frecuencia Porcentaje


salud física

Padecimiento de
enfermedades crónicas
Hipertensión arterial Si 171293 56,7
no 127031 42,1
Diabetes si 50719 16,8
no 247605 82,0
Tumores si 6967 2,3
no 291357 96,5
Enfermedad pulmonar si 21697 7,2
no 276627 91,6
Problemas de corazón si 37439 12,4
no 260885 86,4
problemas cerebrales si 14841 4,9
no 283483 93,9
Problemas si 66364 22,0
articulaciones no 231960 76,8
De los huesos si 66839 22,1
no 231485 76,7
De la piel si 16914 5,6
no 281410 93,2
Nerviosos si 12839 4,3
no 285485 94,6
Psiquiátricos si 2855 0,9
no 295469 97,9
Otros si 127990 42,4
no 170334 56,4

Tipo de tratamiento

Farmacológico Si 242084 80,2


No 48170 16,0
Psicológico Si 2776 0,9
No 287550 95,3
Rehabilitación Si 1893 0,6
No 288433 95,5
Psiquiatría Si 2201 0,7
No 288125 95,4
Nutrición Si 3167 1,0
No 287159 95,1
Fisioterapéutico Si 5439 1,8
No 284887 94,4

50
Ninguno Si 42037 3,1
No 248289 93,1

Al Investigar la relación existente entre algunas enfermedades crónicas


degenerativas y el sexo del adulto mayor, se encontró que las enfermedades más
prevalentes dentro del sexo femenino son la hipertensión arterial con un 98,6%,
seguido de la diabetes con un 64,9% y las enfermedades cardiacas con un 64,8%,
haciéndose presente también los padecimientos cerebrales con un 32,2%, las
afecciones de los huesos en un 34,2% y los problemas psiquiátricos en un 32%,
mientras que al indagar por las enfermedades más comunes y que se hacen
presentes dentro del sexo masculino se halló que las anomalías pulmonares
(36,6%) los problemas de la piel (11,3%), los problemas articulares (19,2%),los
desequilibrios nerviosos (5,2%) y los tumores (13,5%) son las más recurrentes en
este sexo y tipo de población.

Figura 2. Distribución proporcional de los adultos mayores, según las


enfermedades crónicas degenerativas y el sexo. Departamento de Antioquia,
2012.

enf. Mental
enf. Nervios MUJERES
enf. De la piel HOMBRES
enf. Huesos
enf. Articular
enf. Cerebrales
enf. Cardiaca
enf. Pulmonar
Tumores
Diabetes
Hipertension

0 20 40 60 80 100

Al indagar por la convivencia de los adultos mayores se descubrió que el 55%


viven con sus hijos, el 39,7% con sus esposos o esposas y el 34,8% lo hacen con
sus nietos datos importantes y sorprendentes como por ejemplo que tan solo el
0,2% sufren de maltrato por negligencia y el 0,9% son agredidos físicamente por
sus familiares o cuidadores, cifras que no dejen de sorprender. Tabla 8

51
Tabla 8. Distribución porcentual de los adultos mayores por convivencia, maltrato
físico y maltrato por negligencia. Departamento de Antioquia, 2012.

Características de la Categorías Frecuencia Porcentaje


salud física

Con quien vive usted

Esposo (a) Si 119915 39,7


No 174234 57,7
Hijos Si 166169 55,0
No 127980 42,4
nietos Si 105197 34,8
No 188952 62,6
Padres Si 5510 1,8
No 288639 95,6
Abuelos Si 161 0,1
no 293988 97,4
Hermanos (as) si 28273 9,4
no 265876 88,1
Otros familiares si 29509 9,8
no 264640 87,7
Amigos si 3652 1,2
no 290497 96,2
Ayuda pagada si 2316 0,8
no 291833 96,7
Maltrato por negligencia Si 519 0,2
No 292796 97,0
Maltrato físico Si 2591 0,9
no 290415 96,2

Al indagar por el consumo de cigarrillo en los adultos mayores, se encontró que


del total de los encuestados el 64,6% han consumido cigarrillo en algún momento
de sus vidas.

Al escrudiñar por el consumo de alcohol en los adultos mayores se identificó que


el 60,7% han consumido alcohol en algún momento.

Es preocupante hallar que el 64,5% de los adultos mayores del departamento


presentan alto riesgo nutricional. Tabla 9.

52
Tabla 9. Distribución porcentual de los adultos mayores según consumo de
cigarrillo, consumo de alcohol y estado nutricional. Departamento de Antioquia,
2012.

Características de la Categorías Frecuencias Porcentajes


salud física
Consumo de cigarrillo Si 194973 64,6
No 100018 33,1
Consumo de alcohol Si 183125 60,7
No 111866 37,1
Buen Estado Nutricional 32267 10,7
(0-2)
Estado Nutricional Riesgo Nutricional 56366 18,7
Moderado (3-5)
Riesgo Nutricional Alto 194827 64,5
(>=6)

Al evaluar la relación entre la capacidad funcional y el estado nutricional, se


encontró que del total de los adultos mayores que presentan un riesgo de
dependencia severa de igual manera presentan un riesgo nutricional alto,
asimismo se evidencia que el riesgo nutricional continua siendo alto para aquellos
adultos que son dependientes de forma moderada y leve de manera total e incluso
en aquellos que manifiestan ser totalmente independientes presentan el mismo
riesgo en un 74,5%.

Figura 3. Distribución porcentual de los adultos mayores, según el índice de katz y


el estado nutrición. Departamento de Antioquia, 2012.

Riesgo
nutricional
Alto
Independientes
Riesgo
nutrcicional Riesgo de dependencia leve
Moderado
Riesgo de dependencia
moderada
Buen estado
Riesgo de dependiencia
nutricional
severa

0 20 40 60 80 100

53
7.1.4 Características de la salud mental

En la salud mental se han tenido presente las siguientes variables a estudiar


depresión, ansiedad, deterioro cognitivo, maltrato por abandono y sensación de
soledad.

Al indagar por el estado de salud mental de los adultos mayores del departamento,
se encontró que el 66,6% presenta un nivel de depresión normal, mientras que un
20,1% presenta un riesgo leve de sufrir la enfermedad, por otro lado el 43,2% de
los encuestados tienen riesgo de sufrir de ansiedad y en el 49,6% se observa un
riesgo de deterioro cognitivo leve, mientras que en el 31,5% se evidencia un
deterioro cognitivo moderado.

En relación al maltrato por abandono resulta llamativo encontrar que solo el 3,4%
de los adultos mayores encuestados, manifiestan ser ignorados, desatendidos en
sus necesidades afectivas, impidiéndole tener contacto con familiares y amigos, o
por el contrario, le Insultan, gritan, intimidan y amenazan por quien conviven con
ellos.

Además es importante resaltar que del total de los adultos mayores el 23,2% con
frecuencia se encuentra solo situación que puede desencadenar padecimientos
físicos y mentales. Tabla 10

Tabla 10. Distribución porcentual de los adultos mayores según depresión,


ansiedad, deterioro cognitivo, maltrato por abandono y sensación de soledad.
Departamento de Antioquia, 2012.

Variables Categorías Frecuencias Porcentajes

Normal (0-5) 201005 66,6


Depresión Riesgo leve de depresión (6-9) 60579 20,1
Riesgo de depresión 26504 8,8
Establecida (>=10)
Ansiedad Sin Riesgo de Ansiedad (<4) 163132 54,0
Con riesgo de Ansiedad (>=4) 130275 43,2
Riesgo de Deterioro Cognitivo 9258 3,1
Severo (<=10)
Deterioro Riesgo de Deterioro Cognitivo 95239 31,5
cognitivo Moderado (11-20)
Riesgo de Deterioro Cognitivo 149716 49,6
Leve (21-24)
Sin Riesgo de Deterioro 46439 15,4
Cognitivo (>=25)
Maltrato por Si 10292 3,4
abandono No 283021 93,8
A menudo 53118 23,2
Sensación de A veces 42186 18,4
soledad Casi nunca 113760 49,6

54
Llama la atención descubrir que al evaluar la frecuencia con la que los adultos
mayores se encuentran solos y la ansiedad, se determina que del 100% de los
adultos que presentan un alto riesgo de padecer la enfermedad el 33,2% en
ocasiones se sienten solos, y un 65,9% a pesar de presentar un alto riesgo de
sufrir la enfermedad casi siempre están acompañados y tan solo el 15,3% de los
encuestados no presentan riesgo de sufrir de ansiedad a pesar de que a menudo
están solos.

Figura 4. Distribución porcentual de los adultos mayores, por riesgo de ansiedad,


según sensación de soledad. Departamento de Antioquia, 2012.

100

80

60
SIN RIESGO DE ANSIEDAD
CON RIESGO DE ANSIEDAD
40

20

0
A menudo A veces Casi nunca
Frecuencia con la que se mantiene solo.

Al indagar por la presencia de la depresión en los adultos mayores del


departamento y la independencia con la que cuentan para desempeñarse en la
vida diaria, se descubrió que el 54% de los que presentan depresión establecida,
tienen riesgo de dependencia severa y el 97,5% de aquellos que presentan
niveles mínimos de depresión, manifiestan niveles mínimos de dependencia.

55
Figura 5. Distribución porcentual de los adultos mayores, según el índice de katz y
el nivel de depresión. Departamento de Antioquia, 2012.

100

80
Riesgo de dependencia
severa
60
Riesgo de dependencia
moderada
40 Riesgo de dependencia
leve
20 independientes

0
Normal Riesgo leve de
depresion

Figura 6. Distribución porcentual de los adultos mayores, según el índice de Katz.

7.2. CAPACIDAD FUNCIONAL

16,6%

83,4%

56
Del total de los adultos mayores encuestados, se identificó que la gran mayoría
son independientes en cuanto al desempeño en la vida diaria se refiere.

7.2.1. Características demográficas

De acuerdo a la capacidad funcional y el sexo, se encontró que el 15,8% de los


adultos mayores encuestados son hombres dependientes, mientras que el 16,8%
equivale a las mujeres con limitaciones funcionales. Al analizar el valor de p se
evidencia que no existe asociación estadísticamente significativa entre ambas
variables, pero si se advierte que por cada adulto mayor hombre en condición de
dependencia, existen 0,939 mujeres adultas mayores en igualdad de condiciones.
Tabla 11

Al analizar la edad se halló que el 50,7% de los adultos mayores que son
dependientes son jóvenes, entretanto, el 42,8% pertenece a los adultos viejos. Por
cada adulto mayor que presenta limitaciones funcionales y tiene cien años o más
edad, hay 0,074 adultos mayores entre 60 y 74 años en igualdad de condiciones,
0,184 adultos viejos y 603 longevos también dependientes. Se observó
significancia estadística entre ambas variables p (0,000).Tabla 11.

Respecto a los adultos mayores que son dependientes se descubrió que el 31,7%
de ellos son casados, el 45,4% son viudos y el 14,2% permanecen solteros. Por
cada adulto mayor con incapacidad funcional que convive en unión libre, se
identificaron 1,761 adultos que son solteros, 1,753 casados, 3,063 viudos y 1,306
separados, los cuales se encuentran en condición de dependencia revisando el
valor de p (0,000) se encontró significancia estadística entre las variables. Tabla 11.

El 91,2% de los adultos mayores con limitaciones funcionales viven en área


urbana y por cada uno de ellos hay 0,882 (0,729; 1,066) adultos mayores que
residen en área rural y también son dependientes. No se encontró asociación
estadísticamente significativa entre el área de residencia y la capacidad funcional
(X2=1,651; p=0,199). Tabla 11.

57
Tabla 11. Asociación entre las características demográficas y la capacidad
funcional de los adultos mayores. Departamento de Antioquia, 2012

Katz
Rp IC
Dependiente Independiente Prueb Crudo (95%) Valor
Característica Categorías a P
demográficas N % N % X2

Sexo Hombre 250 15,8 1334 84,2 0,935 0,939 (0,825 1,068) 0,334
Mujer 864 16,8 4274 83,2 ---

274,158 (0,027 0,201)


Adulto mayor 558 50,1 4109 73,3 0,074 0,000
Edad joven (60-74)
Adulto mayor 482 43,3 1432 25,6 0,184 (0,068 0,499)
viejo (75-89)
(0,209 1,735)
Adulto mayor 63 5,7 57 1,0 0,603
longevos
(90-99)
centenario 11 1,0 6 0,1 1,000 -----

Soltero 156 14,2 933 16,7 98,179 1,761 (1,191 2,602) 0,000
Casado 349 31,7 2096 37,4 1,753 (1,212 2,537)
Estado civil Viudo 499 45,4 1715 30,6 3,063 (2,126 4,416)
(0,841 2,027)
Separado 62 5,6 500 8,9 1,306 ---
Unión libre 34 3,1 253 6,4 1,000

Área de Urbana 989 91,2 5081 92,4 1,651 0,882 (0,729 1,066) 0,199
residencia Rural 95 8,8 419 7,6 ---

Al indagar por el nivel educativo de los adultos mayores con limitaciones


funcionales, se encontró que el 28,2% no presentan ningún nivel educativo, el
57,6% solo llegan hasta la primaria y el 11,9% manifiestan haber completado la
secundaria. Por cada adulto mayor que es dependiente y alcanzo estudios de
educación superior, se identificaron 1,862adultos mayores que no tienen ningún
nivel educativo, 1,401 que solo terminaron los estudios de primariay 1,662 que
culminaron los estudios de secundaria, los cuales presentan de igual manera
dependencia funcional. Además se descubre la asociación estadísticamente
significativa entre las variables. Tabla 12.

El estrato socioeconómico que predomina entre los adultos mayores con


limitaciones funcionales, es el 1 con el 52,4%, seguido del 3 con un 25,3%. Por
cada adulto mayor que pertenece al estrato socioeconómico 4, se hallaron 0, 429
adultos que hacen parte de estrato 1, 0,493 que conforman el 2 y 0,366 que hacen

58
parte del 3. (p: 0,000 X2 40,415) se encontró asociación estadísticamente
significativa entre el estrato socioeconómico y la capacidad funcional. Tabla 12.

En relación al tipo de vivienda y la capacidad funcional de los adultos mayores, Se


halló que el 73,0% de los adultos dependientes habitan en viviendas fabricadas
con ladrillos, verificándose además que tan solo el 2,1% residen en casas de
madera y el 19,3% habitan en viviendas hechas en otro tipo de material.
Conforme al valor de p (0,000) se deduce que el tipo de material con el que está
fabricado la vivienda y la variable en estudio presentan significancia estadística.
Tabla 12.

Tabla 12. Asociación entre las características demográficas y la capacidad


funcional de los adultos mayores. Departamento de Antioquia, 2012

Katz
Rp IC (95%) valor
Característica Categorías Dependiente Independiente Prueba crudo
demográficas p
x2
N % N %

Sin educación 301 27,0 1237 22,1 18,047 1,862 (1,184 2,927) 0,000
(0,900 2,181)
Nivel educativo Primaria 651 58,4 3555 63,4 1,401
(1,037 2,664)
Secundaria 139 12,5 640 11,4 1,662
Educación 23 2,1 176 3,1
superior 274 25,3

Estrato Estrato 1 567 52,4 1469 27,3 40,415 0,429 (0,313 0,587) 0,000
socioeconómico Estrato 2 174 16,1 2642 49,1 0,493 (0,365 0,666)
Estrato 3 67 6,2 1112 20,7 0,360 (0,259 0,499)
Estrato 4 493 25,3 154 2,9

Tipo de Casa en ladrillo 14 2,1 2651 77,3 173,668 0,351 (0,292 0,422) 0,000
vivienda Casa en madera (0,063 0,155)
3 0,4 283 8,3 0,098
Cambuche 35 5,2 24 0,7 0,219 (0,077 0,627)
Casa mixta (0,213 0,406)
130 19,3 231 6,7 0,294
Otro 239 7,0 1,000

59
7.3.2 características sociales.

Al evaluar la escala de recursos sociales de los adultos que se encuentran en


condición de dependencia, se puede argumentar que el 47,8% de los dichos
recursos están moderadamente deteriorados, el 26,2% los presentan bastante
deteriorados, mientras que el 20,0% los tienen ligeramente deteriorados, por otro
lado, por cada adulto mayor dependiente que tiene buenos recursos sociales, se
identificaron 0,213 con recursos ligeramente deteriorados, 0,312 que los tienen
moderadamente deteriorados, 0,268 bastantes deteriorados y 0,389 adultos con
recursos totalmente deteriorados y que además se encuentran con limitaciones
funcionales. Respecto al valor de (p: 0,000 X2 28,598) se evidencia la asociación
estadísticamente significativa entre las variables. Tabla 13

El 77,8% de los adultos con incapacidad funcional prefieren realizar actividades


diferentes a las encuestadas en su tiempo libre, sin embargo el 10,3% opta por la
lectura y por cada adulto mayor que presenta incapacidad funcional que realiza
otro tipo de actividad en el tiempo libre, se hallaron 0,551 adultos también
dependientes que prefieren leer, 0,168 que eligen practican algún deporte, 0,393
adultos que escogen escribir, 0,632 que deciden pintar y 0,794 adultos que
prefieren realizar actividades manuales en su tiempo libre. De acuerdo al valor de
pruebas estadísticas se evidencia la asociación estadísticamente significativa
entre realizar algún tipo de actividad en el tiempo libre y la capacidad funcional.
Tabla 13

En cuanto a la participación de los adultos mayores con limitaciones funcionales


en organizaciones sociales, se valoró que la mayoría (57,5%) no se incorporan en
ningún grupo social, sin embargo el 15,6% frecuentan programas de salud y el
10,0% optan por los grupos religiosos. Por cada adulto mayor en condición de
dependencia que no participa en ninguna organización social, existen 0,580
adultos mayores que están incorporados en grupos religiosos, 3,205 que hacen
parte de programas de salud, 0,991 que participan en grupos políticos, 0,128 que
están incorporados en grupos deportivos, 0,173 que forman parte de algún grupo
recreativo, 1,381 que participan en grupos artísticos y 2,369 que están
incorporados en otro tipo de organizaciones sociales. Al indagar por el valor de (p:
0,000) se observa la significancia estadística entre las variables estudiadas. Tabla
13.

60
Tabla 13.distribucion porcentual de los adultos mayores según la escala OARS, la
actividad que realiza en su tiempo libre y la organización social a la que pertenece,
por índice de katz. Departamento de Antioquia, 2012.

Katz
Rp IC
Característica Categorías Dependiente Independiente Prueba crudos (95%) P
s sociales x2
N % N %
Buenos Recursos
Sociales (5-9) 7 0,7 10 0,2 28,598 0,000
Recursos Sociales (0,080 0,567)
OARS Ligeramente 196 20,0 1312 26,1 (0,118 0,824)
Deteriorados (10-14) 0,213
Recursos Sociales
Moderadamente 468 47,8 2142 42,6 (0,101 0,710)
0,312
Deteriorados (15-19)
Recursos Sociales 257 26,2 1371 27,3 (0,141 1,071)
Bastante
0,268
Deteriorados (20-24)
Recursos Sociales 52 5,3 191 3,8 0,389
Totalmente
Deteriorados (>=25)

Leer 112 10,3 878 15,7 77,961


0,551
Actividad que practicar deporte 0,168 (0,447 0,680) 0,000
realiza en su 16 1,5 412 7,4 (0,101 0,278)
escribir 2 0,2 22 0,4 0,393
tiempo libre
pintar 6 0,6 41 0,7 0,632 (0,092 1,673)
actividades 0,794 (0,268 1,494)
105 9,7 571 10,2 (0,637 0,991)
manuales 846 77,8 3655 65,5 1,000
Otro ¿cuál? ---

Grupo religioso 110 10,1 1047 18,9 261,251 0,580


Programa de salud 3,205 (0,469 0,719) 0,000
Participación en 170 15,6 293 5,3 (2,605 3,943)
Grupo político 7 0,6 39 0,7 0,991
organizaciones (0,441 2,227)
sociales
Grupo deportivo 4 0,4 173 3,1 0,128 (0,047 0,345)
Grupo recreativo 4 0,4 128 2,3 0,173 (0,064 0,469)
Grupo artístico 4 0,4 16 0,3 1,381 (0,460 4,144)
Otro cual 163 15,0 380 6,9 2,369 (1,936 2,901)
No participa 626 57,5 3458 62,5 1,000 ----

61
7.3.3 Características de la salud física

Llama la atención encontrar que de los adultos mayores con limitaciones


funcionales, el 61,8% han sido diagnosticados con hipertensión arterial, el 19,9%
con diabetes, repitiéndose esta cifra para las enfermedades cardiacas, mientas
que el 18,8% presentan patologías articulares, entretanto el 29,2% sufre de
enfermedades óseas. Según el valor de p existe significancia estadística entre las
variables mencionadas y la capacidad funcional. tabla 14

Por cada adulto mayor dependiente que no ha sido diagnosticado con hipertensión
arterial, existen 1,173 adultos también dependientes que han sido diagnosticados
con la enfermedad. Tabla 14

Por cada adulto con limitaciones funcionales que no ha sido diagnosticado como
diabético, se descubrieron 1,280 adultos con limitaciones que presentan la
enfermedad. Tabla 14

Por cada adulto mayor en condición de dependencia que no ha sido diagnosticado


con problemas cardiacos, se han encontrado 1,840 adultos dependientes que
padecen dicha patología.
Por cada adulto mayor con limitaciones funcionales que no ha sido diagnosticado
con problemas articulares, se identificaron 0,763 adultos dependientes
diagnosticados con la enfermedad.
Por cada adulto mayor dependiente que no ha sido diagnosticado con problemas
en los huesos, se identificaron 1,325 adultos con limitaciones funcionales que
presentan la enfermedad.
Por cada adulto mayor en condición de dependencia que no ha sido diagnosticado
con problemas psiquiátricos, existen 1,077 adultos en igualdad de condiciones que
han recibido el diagnostico. Tabla 14

El 81,0% de los adultos mayores en condición de dependencia prefieren el


tratamiento farmacológico, en caso de presentar quebrantos de salud. Además se
detectó que 0,810 adultos acuden a dicha terapia en caso de presentar problemas
de salud, Finalmente se encontró asociación estadísticamente entre el tipo de
tratamiento y la capacidad funcional (p: 0,003). Tabla 14

62
Tabla 14. Distribución porcentual de los adultos mayores según los padecimientos
de enfermedades crónicas y el tipo de tratamiento utilizado en caso de
enfermedad, por el índice de katz. Departamento de Antioquia, 2012.

Katz
Características Categorías Dependiente Independiente Prueba Rp IC (95%) P
salud física X2 crudo
N % N %

Padecimiento de
enfermedades
crónicas
Hipertensión Si 687 61,8 3196 57,2 8,028 1,173 (1,050 1,311) 0,005
arterial No 425 38,2 2393 42,8
si 241 19,9 950 17,0 13,870 1,280 (1,126 1,455) 0,000
Diabetes
Problemas No 871 80,1 4639 83,0
cardiacos si 221 19,9 575 10,3
No 89180,1 5014 89,7 81,419 1,840 (1,620 2,090) 0,000
Problemas Si 209 18,8 1,351 24,2 0,000
articulares No 903 81,2 4238 75,8 15,017 0,763 (0,664 0,877)
Problemas de Si 325 29,2 1,267 22,7 0,000
los huesos No 787 70,8 2733 77,3 22,015 1,325 (1,180 1,489)
Problemas Si 12 1,8 26 0,8 0,011
psiquiátricos No 668 98,2 3433 99,2
TIPO DE
TRATAMIENTO
Si 861 81,0 4627 84,6 8,702 0,810 (0,706 0,903) 0,003
Farmacológico No 202 19,0 841 15,4 ---

El 32,1% de los adultos que presentan limitaciones funcionales conviven con sus
esposos(as), el 55,3% con sus hijos y el 12,4% con sus hermanos. Tabla 15.

Por cada adulto mayor dependiente que no vive con su esposo(a), se identificaron
0,781 adultos también dependientes que viven con sus parejas. De acuerdo al
valor de p (0,000) existe asociación estadísticamente significativa entre las
variables. Tabla 15.

Son 0,901 los adultos mayores en condición de dependencia que viven con sus
hijos, por cada adulto mayor que no vive con ellos. (X23,495 – P 0,062) no hay
significancia estadística entre las variables. Tabla 15.

Se identificaron 1,286 adultos con limitaciones funcionales que viven con sus
hermanos, por cada adulto mayor dependiente que no viven con ellos. Hay
asociación estadísticamente significativa entre convivir con los hermanos y la
capacidad funcional. Tabla 15.

63
Es llamativo encontrar que tan solo el 1,1% de los adultos mayores con
incapacidades funcionales son maltratados físicamente, mientras que el 0,5% son
descuidados. (X22,029 P: 0,078) (X21,088 P: 0,751) no se encontró asociación
estadística entre el maltrato físico y por negligencia y la capacidad funcional. Tabla
15.

Por cada adulto mayor con limitaciones funcionales que no ha sido víctima de
maltrato por negligencia, se identificaron 2,029 adultos en las mismas condiciones
que si han sido maltratados. Tabla15.

Se han hallado 1,088 adultos mayores con incapacidades funcionales que han
sido maltratados físicamente, por cada adulto mayor dependiente que no ha sido
maltratado. Tabla 15.

Tabla 15. Distribución porcentual de los adultos mayores según con quien vive,
maltrato por negligencia y maltrato físico, por el índice de katz. Departamento de
Antioquia, 2012

Katz
Características p
salud física Categorías Dependiente Independiente Prueba Rp IC (95%)
x2 crudo
N % N %
Con quien vive
usted
Esposo (a) Si 351 32,1 2162 38,8 17,539 0,781 (0,695 0,878) 0,000
No 742 67,9 3406 61,2
Hijos si 604 55,3 3247 58,3 3,495 0,901 (0,808 1,005) 0,062
no 489 44,7 2321 41,7 |
Hermanos (as) si 136 12,4 527 9,5 9,041 1,286 (1,095 1,510) 0,003
no 957 87,6 5041 90,5
Maltrato por si 5 0,5 10 0,2 3,108 2,029 (0,990 4,159) 0,078
negligencia no 1089 99,5 5539 99,8
si 12 1,1 55 1,0 (0,650 1,821)
0,100 1,088 0,751
Maltrato físico no 1082 98,9 5489 99,0

Respecto al consumo de cigarrillo y alcohol en la población adulta dependiente, se


evidencia que el 65,8% aceptan haber consumido cigarrillo, mientras que el 49,5%
reconoce haber ingerido alcohol en algún momento de la vida. Se encuentra a
asociación estadísticamente significativa entre consumir cigarrillo y alcohol y la
capacidad funcional. Tabla 16

64
Por cada adulto que presenta incapacidades funcionales y no ha consumido
cigarrillo en algún momento de la vida, se identificaron 1,187 adultos en condición
de dependencia que si lo han consumido. Tabla 16

Son 0,756 los adultos dependientes que han consumido alcohol, por cada adulto
en similitud de condiciones que no ha consumido. Tabla 16.

Al analizar el estado nutricional de los adultos mayores que padecen limitaciones


funcionales, se determinó que el 81,2% presentan riesgo nutricional alto,
entretanto el 14,4% lo tienen moderado. En cuanto el valor de pruebas
estadísticas existe asociación entre las variables. Tabla 16

Por cada adulto mayor con limitaciones funcionales que posee un buen estado
nutricional, se identificaron 1,950 adultos dependientes con riesgo nutricional
moderado. Tabla 16

Se han identificado 3,514 adultos en condición de dependencia con riesgo


nutricional alto, por cada adulto mayor con buen estado nutricional. Tabla 16

Tabla 16. Distribución porcentual de los adultos mayores según el consumo de


cigarrillo, el consumo de alcohol y el estado de nutrición por el índice de katz.
Departamento de Antioquia, 2012.

Katz
Dependiente Independiente Prueb Rp IC (95%)
Características Categorías a x2 crudo
Salud física N % N % p

(1,059 1,331)
Consumo de Si 720 65,8 3407 61,0 8,711 1,187 0,003
cigarrillo No 375 34,2 2177 39,0 ----
Consumo de Si 542 49,5 3228 57,8 0,000
alcohol no 553 50,5 2356 42,2 25,717 0,756 (0,679 0,843) ---
Buen Estado
Nutricional (0-2) 45 4,5 693 12,8 91,507 1,000 0,000
Riesgo
Estado Nutricional 145 14,4 1145 21,1 1,950 (1,378 2,761)
Nutricional Moderado (3-5)
Riesgo 818 81,2 3585 66,1 3,514 (2,575 4,795)
Nutricional Alto
(>=6)

65
7.3.4 Características de salud mental

Resulta importante destacar que el riesgo de depresión en los adultos mayores


dependientes alcanza hasta un 28,1%, mientras que la depresión establecida se
hace presente en el 19,7% de la población, por tanto se evidencia que por cada
adulto con limitaciones funcionales que presenta un estado anímico normal, hay
2,067 adultos dependientes que tienen riesgo leve de sufrir de depresión y 3,770
que presentan depresión establecida. Tabla 17

Por otro lado se advierte que el riesgo de padecer de ansiedad en los adultos
limitados funcionalmente, llega al 74,8%, destacándose entonces que por cada
adulto mayor con incapacidades funcionales que no está en riesgo de padecer de
ansiedad, se encontraron 0,286 que si presentan riesgo de padecer dicho
trastorno. Tabla 17

Además es pertinente destacar que del total de los adultos dependientes, el 43,2%
presenta un riesgo de deterioro cognitivo moderado, el 38,1% lo tiene leve y el
7,9% lo padece severo, hallándose también que por cada adulto mayor con
limitaciones funcionales y que no presenta riesgo de deterioro cognitivo, se
identificaron 10,897 adultos que están en riesgo de deterioro cognitivo severo,
2,543 con riesgo moderado y 1,129 con riesgo de deterioro leve, añadiéndole a
dichas condiciones las dependencias funcionales. Finalmente se reconoce la
asociación estadísticamente significativa entre las variables. Tabla 17

De acuerdo al maltrato afectivo padecido por los adultos en condiciones


dependientes se determinó que el 4,8% ha sido maltratado emocionalmente y se
halló que existen 1,292 adultos mayores dependientes que han sido maltratados
afectivamente, por cada adulto mayor que no lo ha sido. Tabla 17

Al indagar por la frecuencia con la que el adulto mayor se encuentra solo y la


variable de interés, se determinó que el 22,5% a menudo se siente solo, mientras
que el 26,6% tan solo en ocasiones experimentan sensación de soledad. Por cada
adulto mayor dependiente que casi nunca se encuentra solo, se identificaron 0,766
adultos que a menudo están solos, y 0,769 que se sienten solos a veces.(
X2:16,279 p: 0,000). Tabla 17.

66
Tabla 17. Distribución porcentual de los adultos mayores según depresión,
ansiedad, deterioro cognitivo, maltrato por abandono y sensación de soledad, por
índice de katz. Departamento de Antioquia, 2012.

Katz
Dependiente Independiente
Características Categorías Prueba Rp Ic (95%) P
salud Mental N % N % X2 crudo

Normal (0-5) 540 52,3 4042 73,6 216,372 1,000 --- 0,000
Riesgo leve
de depresión 290 28,1 1050 19,1 2,067 (1,765 2,421)
Depresión (6-9)
Riesgo de
depresión 203 19,7 403 7,3 3,770 (3,115 4,564)
Establecida
(>=10)

Sin Riesgo
Ansiedad de Ansiedad 276 25,2 3321 59,8 441,146 1,000 --- 0,000
(<4)
Con riesgo
(0,251 0,325)
de Ansiedad 818 74,8 2228 40,2 0,286
(>=4)

Riesgo de ( 7,50415,825)
Deterioro 87 7,9 65 1,2 279,077 10,897 0,000
Cognitivo
Deterioro Severo
cognitivo
Riesgo de 476 43,2 1524 27,2 2,543 (2,050 3,155)
Deterioro
Cognitivo
Moderado

Riesgo de 420 38,1 3029 54,1 1,129 (0,910 1,400)


Deterioro
Cognitivo
Leve

Sin Riesgo
de 120 10,9 977 17,5 1,000 --- 0,000
Deterioro
Cognitivo

Maltrato Si 53 4,8 199 3,6 3,989 1,292 (1,011 1,652) 0,046


afectivo No 1040 95,2 5348 96,4 1,000

A menudo 244 22,5 1418 25,6 16,279 0,766 (0,650 0,902) 0,000
Sensación de A veces 288 26,6 1667 30,1 0,769 (0,658 0,898)
soledad Casi nunca 551 50,9 2452 44,3 1,000 ----

67
7.4. FACTORES EXPLICATIVOS DE LA CAPACIDAD FUNCIONAL

El desarrollo de dicho objetivo y los resultados multivariados de la investigación en


curso, se realizaron bajo el método de regresión logística explicativa binaria
múltiple.

Las variables a continuación descritas y estudiadas se ajustaron por las


características demográficas, sociales, del estado de la salud física y mental, que
después del previo análisis entraron al modelo.

7.4.1 características demográficas

Al ajustar por todas las variables independientes, se encontró que la probabilidad


de que los adultos mayores presenten limitaciones funcionales disminuye según la
edad del adulto mayor, excepto en los longevos donde el riesgo aumenta; además
se advierte que independiente del estado civil del adulto las probabilidades de
padecer limitaciones son mayores. Tabla 18.

Tabla 18. Rp crudos, ajustados e intervalos de confianza de las características


demográficas.

Características Rp crudos (IC95%) Rp ajustados IC 95%


demográficas

Edad
Adulto mayor joven 0,074 (0,027 0,201) 0,148 (0,032 0,681)
(60-74)
Adulto mayor viejo 0,184 0,331 (0,072 1,515)
(75-89) (0,068 0,499)
Adulto mayor 0,603 1,055 (0,211 5,298)
longevos (90-99) (0,209 1,735)
centenario 1,000 1,000 ----
Estado civil ----
Soltero 1,761 (1,191 2,602) 1,959 (1,053 3,642)
Casado 1,753 (1,212 2,537) 1,261 (0,768 2,071)
Viudo 3,063 (2,126 4,416) 2,529 (1,390 4,601)
Separado 1,306 (0,841 2,027) 1,861 (0,956 3,623)
Unión libre 1,000 --- 1,000 ----

68
En cuanto al riesgo en el deterioro de la capacidad funcional en los adultos
mayores y al ajustar por las demás variables de interés, se observó que
independiente del nivel educativo, las probabilidades de presentar limitaciones
funcionales aumentan al compararlo con los adultos con niveles de educación
superior, además se nota que el riesgo disminuye al hacer el ajuste pero que se
mantiene. Tabla 19

Respecto al tipo de vivienda habitada por los adultos mayores se encontró


variación en el riesgo, es decir vivir en casas fabricadas con ladrillos o de forma
mixta aumenta las probabilidades de padecer limitaciones funcionales, situación
que se presenta al realizar el ajuste, mientras que habitar en viviendas de madera
y cambuches disminuyen el riego. Tabla 19.

Tabla 19. Rp crudos, ajustados e intervalos de confianza de las características


demográficas y la capacidad funcional.

Características Rp crudos (IC95%) Rp ajustados IC 95%


demográficas

Nivel educativo
Sin educación 1,862 (1,039 3,095) 1,064 (0,514 2,205)
Primaria 1,401 (0,776 2,254) 1,019 (0,508 2,044)
Secundaria 1,662 (0,838 2,643) 2,330 (1,148 4,729)
Educación superior 1,000 ---
Estrato
socioeconómico
Estrato 1 0,429 (0,313 0,587) 0,197 (0,114 0,339)
Estrato 2 0,493 (0,365 0,666) 0,275 (0,164 0,459)
Estrato 3 0,360 (0,259 0,499) 0,348 (0,206 0,585)
Estrato 4 1,000 ---- 1,000 ---

Tipo de vivienda
Casa en ladrillo 0,351 (0,292 0,422) 1,281 (0,556 2,953)
Casa en madera 0,098 (0,063 0,155) 0,473 (0,159 1,406)
Cambuche 0,219 (0,077 0,627) 0,351 (0,027 4,636)
Casa mixta 0,294 (0,213 0,406) 1,222 (0,492 3,038)
Otro 1,000 ----- 1,000 ----

69
7.4.2 Características sociales.

Al analizar los recursos sociales de los adultos mayores luego de ajustar, se


considera que todos disminuyen las probabilidades en el deterioro de la capacidad
funcional. En cuanto a la actividad que se realiza en el tiempo libre el riesgo
aumenta en los adultos mayores que escriben, y respecto a la participación en
organizaciones sociales se nota que incorporarse a grupos políticos y programas
de salud aumenta el riesgo de presentar incapacidades a nivel funcional. Tabla 20

Tabla 20. Rp crudos, ajustados e intervalos de confianza de las características


sociales que entraron al modelo “OARS, actividad que realiza en su tiempo libre y
organización social en la que participa”

Características Rp crudos (IC95%) Rp ajustados IC 95%


sociales

OARS
Buenos Recursos 1,000 --- 1,000
Sociales
Recursos Sociales 0,213 (0,080 0,567) 0,206 (0,051 0,828)
Ligeramente
Deteriorados
Recursos Sociales 0,312 (0,1180,824) 0,257 (0,0641,028)
Moderadamente
Deteriorados
Recursos Sociales 0,268 (0,101 0,710) 0,216 (0,053 0,869)
Bastante
Deteriorados
Recursos Sociales 0,389 (0,141 1,071) 0,160 (0,038 0,685)
Totalmente
Deteriorados

Actividad que realiza


en su tiempo libre
Leer 0,551 (0,447 0,680) 0,815 (0,610 1,089)
practicar deporte 0,168 (0,101 0,278) 0,260 (0,135 0,499)
escribir 0,393 (0,092 1,673) 1,277 (0,231 7,045)
pintar 0,632 (0,268 1,494) 0,981 (0,340 2,832)
actividades 0,794 (0,637 0,991) 0,587 (0,425 0,810)
manuales 1,000 --- 1,000 ----
Otro ¿cuál?
Participación en
organizaciones
sociales
Grupo religioso
0,580 (0,469 0,719) 0,595 (0,443 0,798)
Programa de salud
3,205 (2,605 3,943) 4,102 (3,039 5,537)
Grupo político
0,991 (0,441 2,227) 1,141 (0,261 4,988)
Grupo deportivo
0,128 (0,047 0,345) 0,202 (0,071 0,569)
Grupo recreativo
0,173 (0,064 0,469) 0,421 (0,147 1,205)
Grupo artístico

70
Otro cual 1,381 (0,460 4,144) 5,166 (1,076 24,799)
No participa 2,369 (1,936 2,901) 2,009 (1,478 2,731)
1,000 ----

Al ajustar por todas las variables independientes, se encontró que el riesgo de


padecer limitaciones funcionales aumenta en aquellos adultos que han sido
diagnosticados con enfermedades crónicas degenerativas como hipertensión
arterial, diabetes, problemas cardiacos y de los huesos; las demás enfermedades
no mostraron asociaciones significativas. Tabla 21

Respecto al uso del tratamiento farmacológico y después de realizar el ajuste, se


puede determinar que su uso, disminuye las probabilidades de presentar
limitaciones funcionales en los adultos mayores del departamento. Tabla 21

7.4.3 Características de la Salud Física.

Tabla 21. Rp crudos, ajustados e intervalos de confianza de las características de


la salud física que entraron al modelo “padecimientos de enfermedades crónica y
el tipo de tratamiento utilizado al presentar quebrantos de salud,”

Características Rp IC (95%) Rp ajustados (95%)


salud física crudos
Padecimiento de
enfermedades
crónicas
Hipertensión
arterial
Si 1,173 (1,0501,311) 1,093 (0,875 1,365)
No 1,000 --- 1,000 ---
Diabetes
si 1,280 (1,126 1,455) 1,293 (1,030 1,624)
No 1,000 --- 1,000 ---
Problemas
cardiacos
si 1,840 (1,6202,090) 1,317 (1,019 1,702)
No 1,000 --- 1,000 ---
Problemas
articulares
Si 0,763 (0,6640,877) 0,523 (0,409 0,668)
No 1,000 --- 1,000 ---
Problemas de los
huesos
Si 1,325 (1,180 1,489) 1,689 (1,349 2,114)
No 1,000 --- 1,000 ---
Problemas
psiquiátricos

71
Si 0,936 (0,421 2,080)
no 1,000 ---
TIPO DE TRATAMIENTO
Farmacológico
Si
(0,408 0,721)
0,810 (0,7060,903) 0,543 ---
no 1,000 --- 1,000

Después de realizar el ajuste y teniendo en cuenta la convivencia de los adultos


mayores, se advierte que las mayores posibilidades de padecer limitaciones
funcionales se presenta al vivir con el esposo (a) y con los hermanos. Además los
intervalos de confianza se consideran significativos estadísticamente. Tabla 22.

Tabla 22. Rp crudos, ajustados e intervalos de confianza de las características de


la salud física que entraron al modelo “con quien vive el adulto mayor y maltrato
por negligencia.

Características Rp IC (95%) Rp ajustados IC (95%)


Salud física crudos
Con quien vive usted
Esposo (a)
Si 0,781 (0,695 0,878) 1,635 (1,097 2,438)
no 1,000 --- 1,000 ---
Hermanos (as)
Si 0,901 (0,808 1,005) 1,494 (1,099 2,031)
no 1,000 --- 1,000 ----

Al evaluar las posibilidades de que los adultos mayores del departamento de


Antioquia presenten incapacidades funcionales luego de realizar el ajuste, se
observó que el consumo de cigarrillo y el riesgo nutricional moderado aumentan
las probabilidades de presentar limitaciones funcionales, pero al comparar el
riesgo moderado, con el alto se nota el incremento considerable en el riesgo,
riesgo que es menor luego de realizar el ajuste pero que sin embargo se mantiene.
Por otro lado se advierte la significancia estadística de los datos. Tabla 23

72
Tabla 23. Rp crudos, ajustados e intervalos de confianza de las características de
la salud física que entraron al modelo “consumo de cigarrillo, consumo de alcohol
y estado nutricional.”

Características salud
física Rp crudos (IC95%) Rp ajustados IC (95%)

Consumo de
cigarrillo
Si 1,187 (1,059 1,331) 1,224 (0,999 1,500)
no 1,000 --- 1,000 ---
Consumo de alcohol
Si 0,756 (0,679 0,843) 0,624 (0,512 0,760)
No 1,000 --- 1,000 ----
Estado nutricional
Buen Estado 1,000 --- 1,000 ---
Nutricional (0-2)
Riesgo Nutricional 1,950 (1,378 2,761) 1,882 (1,209 2,928)
Moderado (3-5)
Riesgo Nutricional Alto 3,514 (2,575 4,795) 2,835 (1,877 4,284)

7.4.4 Características de la Salud Mental

Después de realizar el ajuste por las variables independientes, se identificó que


las posibilidades de que los adultos mayores presenten limitaciones funcionales,
aumentan cuando están en riesgo de depresión establecida, incrementándose
aún más las probabilidades en aquellos adultos que presentan también riesgo de
ansiedad. Los datos resultan estadísticamente significativos. Tabla 24.

Por otra parte al evaluar el deterioro de la capacidad funcional en los adultos


mayores, después de realizar el ajuste por las variables de interés, se
determinaron variaciones en el riesgo respecto al deterioro cognitivo, es decir a
mayor sea el grado deterioro cognitivo, mayor son las probabilidades de sufrir
limitaciones funcionales, comparando el deterioro moderado respecto con el
severo. Además se evidencia la disminución en el riesgo con el ajuste pero se
conserva considerablemente, por otra parte se advierte que los datos son
estadísticamente significativos. Tabla 24.

Por último y teniendo en cuenta el maltrato afectivo luego de ajustar, se evidencia


que las probabilidades de presentar limitaciones funcionales son mayores en
aquellos adultos victimas de dicho maltrato. Sin embargo se denota que los
valores del intervalo de confianza no se consideran significativos estadísticamente.
Tabla 24

73
Tabla 24. Rp crudos, ajustados e intervalos de confianza de las características de
la salud física que entraron al modelo “depresión, ansiedad, deterioro cognitivo,
maltrato por abandono y sensación de soledad.”

Características Rp (IC95%) Rp ajustados IC (95%)


Salud mental crudos

Depresión
Normal
Riesgo leve de 1,000 --- 1,000
depresión
Riesgo de depresión 2,067 (1,765 2,421) 1,038 (0,821 1,312)
Establecida 3,770 (3,115 4,564) 1,633 (1,057 1,904)
Ansiedad
Sin Riesgo de
Ansiedad (<4) 1,000 --- 1,000 ---
Con riesgo de
Ansiedad (>=4) 0,286 (0,251 0,325) 3,751 (3,016 4,666)
Deterioro cognitivo
Riesgo de Deterioro
Cognitivo Severo 10,897 ( 7,504 15,825) 7,846 (4,481 13,738)
(<=10)
Riesgo de Deterioro
Cognitivo Moderado 2,543 (2,050 3,155) 1,579 (1,155 2,158)
(11-20)
Riesgo de deterioro 1,129 (0,910 1,400) 0,927 (0,696 1,236)
cognitivo leve ---
Sin Riesgo de
Deterioro Cognitivo 1,000 ---- 1,000
(>=25)
Maltrato afectivo
si 1,292 (1,011 1,652) 1,364 (0,893 2,083)
no 1,000 1,000
Sensación de
soledad
A menudo 0,766 (0,650 0,902) 0,438 (0,01611,981)
A veces 0,769 (0,658 0,898) 0,555 (0,020 15,157)
Casi nunca 1,000 ----

74
8. DISCUSIÓN

Son varios los factores demográficos que influyen en la capacidad funcional de los
adultos mayores, por ejemplo la edad comprendida entre los 90 y 99 años,
probablemente sea la más vulnerable en cuanto a la disminución de la capacidad
funcional se refiere, edad que no está considerada frecuentemente en los textos,
sin embargo la Organización Mundial de la Salud (2) y Vargas L (2001) enfatizan
en el aumento de la esperanza de vida la cual ni siquiera alcanza dicha edades.
Por otra parte Vargas expresa que al cambiar progresivamente la esperanza de
vida tanto para los hombres como para las mujeres y la pirámide poblacional, las
distintas limitaciones funcionales se pueden hacer presentes en este tipo de
población desde el inicio de la tercera edad, argumento que difiere con los
resultados hallados en esta investigación, ya que según lo identificado en el
estudio tener entre 60 y 89 años se considera un factor protector en cuanto a la
disminución de la capacidad funcional se refiere. (2-32).

Además se ha identificado que independiente del estado civil de los adultos


mayores, todos aumentan las probabilidades de presentar limitaciones
funcionales, resultados que coinciden parcialmente con los presentados por
Hernández y colaboradores, quienes argumentan que aquellos adultos que son
viudos, solteros o viven solos, presentan más factores de riesgo respecto a la
disminución de la capacidad funcional, pero también resaltan por una parte, que
vivir en pareja durante la vejez cobra importancia, pues dichos lazos establecen
nexos que fortalecen la ayuda mutua y el buen estado afectivo y por otra parte
mencionan que los adultos mayores casados tiene mayor supervivencia que los
solteros y viudos, afirmación que concuerda con la investigación de Lourdes y
colaboradores quienes resaltan que en los adultos casados es menor la presencia
de deterioro cognoscitivo (33-37-71).

Por otro lado se ha determinado que la educación es importante para mantener y


conservar la autonomía y la independencia en edades avanzadas, por lo tanto los
bajos niveles educativos, aumentan las probabilidades del deterioro de la
capacidad funcional, argumento que se puede respaldar con los hallado por
Lourdes quien manifiesta que la baja escolaridad, al igual que la hipertensión, la
diabetes y la edad están asociadas con una mayor probabilidad de demencia y
daño cerebral (71) y según Popolo F (2001) el nivel educativo de las personas
influye sobre su calidad de vida y específicamente en las personas adultas
mayores la lectura y las actividades intelectuales aparte de traer efectos positivos
sobre la salud, disminuyen los riesgos de sufrir de enfermedades mentales e
influye en la plena integración del adulto en la sociedad. Además el ser analfabeta
o presentar bajos niveles educativos elevan los niveles de pobreza y desigualdad
asunto que a su vez afecta con mayor fuerza a las mujeres adultas mayores
respecto a los hombres en la misma edad (72).

75
A nivel social se considera que la participación en grupos sociales y las
actividades que se realizan en el tiempo libre como la incorporación a grupos
religiosos, deportivos y recreativos, al igual que leer, practicar deporte, pintar y las
actividades manuales, disminuyen las posibilidades de que los adultos mayores
sufran de limitaciones funcionales, resultados que coinciden y se podrían
respaldar con las afirmaciones de Gonzalo L. (2003). Quien argumenta que
incorporarse a grupos de la tercera edad se convierte en un facilitador tanto para
asimilar los cambios propios de dicha etapa, como para la conservación de la
salud física y mental, además ayuda a conservar la vida socialmente activa y el rol
de mencionada población, realizando trabajos comunitarios y participando en
grupos religiosos y artesanales, situación que ofrece una vejez plena y
satisfactoria donde los efectos de la discapacidad tardaran en aparecer y
probablemente no afectaran con tanta fuerza el desempeño en la vida diaria de los
adultos mayores (43).

De igual manera se coincide con Miralles (2010), quien expresa que la no


participación en grupos sociales, el culmen definitivo de roles, la baja o nula
interacción social y la negación a reencontrarse con antiguos y nuevos amigos,
realizar prácticas deportivas, pasear, participar de actividades lúdicas recreativas y
aprovechar el tiempo libre, propensa la aparición de enfermedades tanto físicas
como mentales que terminan por disminuir la capacidad funcional de la población
estudiada (44).

Según los resultados hacer parte de grupos de salud o políticos aumentan la


probabilidad de padecer de incapacidades funcionales, pero autores como Nicklas
BJ, Brinkley TE. (2009), resaltan que la actividad física constante se caracteriza
por favorecer enormemente la conservación de la salud física y retardar su
deterioro, demostrando además que el ejercicio regular mejora la fuerza muscular,
la capacidad aeróbica, el balance y la movilidad, reduce la posibilidad de sufrir
accidentes, deformidades óseas y atróficas musculares, mejorando también la
funcionalidad en las actividades corrientes de la vida diaria y reduciendo la
elevación crónica de mediadores de inflamación (53).

Respecto a la salud física se ha investigado que las enfermedades crónicas


degenerativas son las que más se presentan en la población adulta mayor,
sobrepasando a las infecciosas, las cuales han disminuido con el cambio en el
perfil de la morbilidad. Es así como se ha identificado en esta investigación que la
hipertensión arterial, la diabetes, los problemas cardiacos y las patologías óseas
incrementan las posibilidades de padecer limitaciones funcionales en la población
estudiada. Y al comparar los resultados obtenidos se ha identificado que
concuerdan con investigaciones como la Cáceres Rodas R. Gómez V (2002).
Donde se evidencia que los padecimientos crónicos degenerativos se hacen
presentes con cifras y estadísticas contundentes, por ejemplo en ciudades como
Buenos Aires hay prevalencias hasta del 53,8% para enfermedades como la
hipertensión arterial y en países como México existen cifras hasta del 21% en
padecimientos como la diabetes mellitus (48).

76
Sumándole a lo anterior esta la afirmación de Duran A, y colaboradores quienes
argumentan que la hipertensión arterial alcanza cifras del 24,6%, la diabetes de
8,6% y la artritis hasta de 4,4%. A nivel del departamento de Antioquia la
prevalencia arrojada por el estudio “Antioquia la más educada” identifico que la
hipertensión arterial presenta cifras que oscilan entre el 12,6% y el 9,8%, además
para el año 2012 se reportaron 856.000 casos de ciudadanos afectados por esta
enfermedad, con una especificidad en las personas adultas mayores
convirtiéndose en la novena causa de más consultas por urgencias en dicha
población, referente a la diabetes se reportan cifras que varían entre 2.2% y el
0.5%, cifras mucho menores a las encontradas en los estudios ya reportados, sin
embargo son el reflejo de la presencia de la enfermedad y su impacto en la
población adulta mayor del departamento y que indudablemente debilitan su
capacidad funcional y el desempeño libre y autónomo en las actividades de la vida
diaria (50-52).

Se evidencia que el desconocimiento en el uso y la importancia de tratamiento


farmacológico frente a la aparición de las enfermedades, como las
cardiovasculares, la HTA, la osteoartritis y la diabetes que se van presentando en
la tercera edad y según los geriatras cubanos (73) que van disminuyendo de
manera gradual las capacidades funcionales de los órganos y del organismo,
provocando discapacidad en los adultos mayores, afectando su capacidad
funcional y como consecuencia influyen sobre su calidad de vida de manera
negativa, respalda que el uso de fármacos frente a los padecimientos propios de
la edad, se convierte en un factor protector respecto a la disminución de la
capacidad funcional en la población adulta. Sin embargo según Barron y
colaboradores (2006) y sus investigaciones el uso de fármacos y el consumo de
más de tres de ellos a diario pueden presentar efectos adversos sobre la
absorción y metabolismo de los nutrientes necesarios para la edad, asunto que
también afectaría directamente la capacidad funcional en este tipo de población,
convirtiéndose entonces el consumo de fármacos en un factor de riesgo. (74-75).

Vale también enfatizar que la convivencia de los adultos mayores con sus seres
queridos probablemente influya negativamente sobre el bienestar y la capacidad
funcional de ellos, sin embargo Herrera y Kornfeld (2008) sostienen que la familia
se considera como un sostén bastante importante en la edad adulta, tanto por el
aporte económico, como por el apoyo y asistencia en caso de enfermedad o en la
disminución de las capacidades físicas y además se menciona que al
desintegrarse el núcleo familiar o vivir solo con las parejas aumentaría las
probabilidades de presentar un declive de la capacidad funcional dado que podría
caer en un estado de aislamiento y soledad, ya no tendría el apoyo suficiente
frente al deterioro y los cambios de salud y los ingresos económicos (76). Por otra
parte se encontró la postura de Villafuerte y colaboradores (2011) a quienes les
parece importante mencionar que según sus investigaciones los adultos mayores
que vivían acompañados manifestaron una mejor experiencia de envejecimiento,
respecto a aquellos que vivían solos y que presentaban precarias condiciones
alimentarias y de vida (16).

77
Por otro lado se puede decir que el consumo de cigarrillo y alcohol pueden afectar
negativamente la capacidad funcional de la población adulta mayor, hallazgos que
coinciden por una parte con los identificados por autores como Gallegos Bouchan
M y colaboradores, quienes han determinado que el consumo de ambas
sustancias podrían predisponer la aparición de la demencia y por otra parte con
Vega T y Villalobos A quienes enfatizan que la conducta de la alimentación, fumar,
consumir alcohol y no hacer ejercicio físico tendrá un efecto directo y negativo
sobre el estado de salud enfermedad deteriorando paulatinamente tanto la salud
física como la mental (77-65). Según Barron y colaboradores ( 2006) los cambios
metabólicos que se hacen presentes con el envejecimiento y el consumo de
alcohol en dicha edad, aumentan las posibilidades de sufrir enfermedades entre
las que se podría incluir la desnutrición, las gástricas y pancreáticas, además se
corre el riesgo de sufrir caídas y accidentes e intoxicaciones cuando además se
consume medicamentos, sin embargo y según los mismos autores el consumo de
alcohol en pocas cantidades en especial vino protege en cierta medida a los
adultos mayores de cardiopatías coronarias (75).

Es importante entonces resaltar que existe consenso general respecto a los


efectos dañinos del consumo de tabaco siendo este responsable en muchos casos
del cáncer de pulmón, las enfermedades cardiovasculares y los problemas
pulmonares, entre otras patologías que se acentúan en edades avanzadas y que
probablemente terminan disminuyendo la capacidad funcional de la población
adulta mayor y su calidad de vida (75).

Un buen estado nutricional se hace necesario para mantener en armonía la salud


de forma integral en el adulto mayor, es así como se identifica que la mala
nutrición podría ser una amenaza tanto para la salud física como la mental y por
supuesto la capacidad funcional en este tipo de población, hallazgo que es similar
al de Arencibia Pérez H, Quien resalta que la alteración en la ingesta de nutrientes
y el gasto calórico lleva a la disminución de la fuerza muscular, limitando la
movilidad y actividad física, reduciendo la ingesta de alimentos y produciendo así
pérdida de peso corporal (49).

Resulta importante también lo mencionado por Portillo respecto al estado


nutricional y la disminución de la capacidad funcional de los adultos mayores, ya
que dicho estado no solo depende de la ingesta de nutrientes sino también de los
problemas bucodentales y los múltiples cambios a nivel del aparato digestivo, los
cambios y gustos alimenticios, las enfermedades mentales, la ingesta de fármacos
y la restricción por el consumo de los mismos o por las patologías existentes, la
disminución del metabolismo y el gasto calórico, los bajos ingresos económicos o
el poco acceso a los elementos básicos de la canasta familiar y la dificultad para la
preparación de los alimentos, influyendo todo lo anterior de manera
negativamente sobre la capacidad funcional y la calidad de vida de la población
adulta mayor (78).

Por último y analizando la salud mental se ha determinado que la ansiedad y la


depresión como enfermedades probablemente influyen negativamente en la
78
disminución de la capacidad funcional en la población adulta mayor, y al indagar
en estudios de depresión en el adulto mayor y de autores como Delgado V. Pinguil
y colaboradores se llega a la conclusión que aparte de que dichas enfermedades
alcanzan una prevalencia hasta del 57,1%, efectivamente impactan de manera
desfavorable en la salud física y mental de los adultos mayores, afectando su
calidad de vida, acelerando las limitaciones funcionales y en el peor de los casos
ocasionando la muerte en este tipo de población (60).

También se ha identificado el deterioro cognitivo como factor que contribuye en la


disminución de la capacidad funcional del adulto mayor, hallazgo que no solo se
identificó en dicha investigación sino que además se hizo visible en la de autores
como Marcia M y colaboradores (79) y Roselli M y colaboradores (80), donde se
comenta que el deterioro cognitivo es una enfermedad frecuentemente
infradiagnosticada y subvalorada motivo que dificulta su detección temprana,
siendo esta de extraordinaria importancia pues de este modo el adulto mayor
podría conservar su independencia y autonomía manteniendo así su calidad de
vida, ya que la aparición de dicho deterioro paulatinamente disminuye la eficiencia
intelectual y propicia la perdida subjetiva de la memoria.

Respecto al maltrato afectivo se reconoce que aunque esta reportado entre este
tipo de población con frecuencia es subestimado, ya sea por desconocimiento o
por temor a denunciarlo, pero cada vez es más común encontrar hombres y
mujeres mayores de 60 años, que manifiestan recibir por parte de sus cuidadores
o de los miembros con los viven, violencia psicológica y afectiva fenómeno que se
considera dañino y devastador para la salud mental, la calidad de vida y la
capacidad funcional de dicha población (68).

Finalmente la sensación de soledad frecuentemente según los resultados del


estudio, se convierte en un factor que probablemente disminuye la aparición de
limitaciones funcionales, hallazgo en el cual también enfatizan en el Observatorio
para personas mayores (2010) donde parten de los condiciones que construyen
una buena salud mental y un estilo de vida optimo, entre ellos, está un ambiente
de desenvolvimiento seguro, la participación activa dentro de la sociedad y la
comunidad, la incorporación a grupos de la tercera edad y la integración con
familiares y amigos, elementos que se comportan como protectores frente a los
desequilibrios mentales y al estrés que se hacen presentes en esta época de la
vida y que progresivamente se encargan de desarrollar patologías como la
ansiedad y la depresión (6).

Por último es importante resaltar las limitaciones que se presentaron con el


desarrollo de la investigación por ejemplo

Teniendo en cuenta que la investigación que se llevó a cabo es de carácter


descriptivo transversal, las conclusiones frente al modelo de asociación no
permiten establecer una relación de causalidad, sino simplemente una relación de
asociación entre las variables independientes con la variable dependiente.
79
Por otro lado considero que el hecho de haber desarrollado la investigación con el
uso de una fuente secundaria del estudio macro “Situación de salud y condiciones
de vida del adulto mayor Departamento de Antioquia, 2012”. En el cual la
prioridad no fue la capacidad funcional del adulto mayor como tal, sino su situación
de salud en general, asunto que probablemente no garantiza plenamente el
abordaje del mismo de manera interdisciplinaria.

80
9. CONCLUSIONES

Después del análisis de los resultados se concluye que el sexo femenino presenta
más susceptibilidad frente al deterioro de la capacidad funcional que el masculino.
Por otro lado se concluye que el 66,4% de los adultos encuestados en el
departamento solo alcanzaron niveles básicos de primaria en su formación
académica, y del 100% el 63,6% prefiere hacer parte de grupos religiosos que de
otros grupos, mientras que el 14,4% decide invertir su tiempo libre en la lectura,
además resulta llamativo concluir que de las distintas enfermedades crónicas que
se pueden presentar en la tercera edad, la población estudiada se caracterizó por
padecer hipertensión, diabetes y enfermedades articulares de manera
predominante, alcanzando la primera hasta un 56,7%, la segunda 16,8% y la
tercera hasta un 22,0%, siendo oportuno resaltar también que el tratamiento
farmacológico es el más utilizado por dicha población.

En cuanto al consumo de cigarrillo se determinó que el 64,6% de los adultos lo


han consumido y el 60,7% han ingerido bebidas alcohólicas en algún momento de
sus vidas, entretanto se determina que el 64,5% de los encuestados presentan
riesgo nutricional alto.

Según los resultados de la investigación, el 20,1% presenta riesgo leve de


depresión, el 43,2% riesgo de ansiedad y el 49,6% de los adultos mayores están
en riesgo de deterioro cognitivo leve.

En cuanto a las relaciones y asociaciones existentes entre la capacidad funcional


en el desempeño en la vida diaria de los adultos mayores del departamento de
Antioquia y las demás variables objeto de estudio, resulta importante mencionar
que las mujeres son más dependientes que los hombres en cuanto a la capacidad
funcional se refiere, que los adultos mayores que son viudos son los más
dependientes, que la mayor cantidad de adultos con limitaciones viven en el área
urbana y que aquellos que solo alcanzaron estudios de primaria presentan
dependencia hasta en un 57,6% respecto a los otros niveles educativos, además
se concluye que de los adultos del departamento que presentan limitaciones
funcionales el 32,8% no presentan ingresos económicos, la gran mayoría trabaja
de 5 a 8 horas diarias, de 5 a 7 días en la semana y de manera informal.

Por otra parte se concluye que los adultos mayores con limitaciones funcionales
prefieren incorporarse a grupos de salud y leer en su tiempo libre, además se ha
encontrado que la gran mayoría de la población estudiada que es dependiente
padecen hipertensión y diabetes concluyéndose que ambas enfermedades son las
más frecuentes en este tipo de población, también es pertinente resaltar que el
tratamiento farmacológico es la opción más común entre ellos frente a los
padecimientos de enfermedades o en el momento de sentir molestias físicas.

81
Se concluye que a pesar de que existen estudios que revelan el incremento en los
casos de violencia y maltrato en sus diferentes manifestaciones, en los adultos
mayores del departamento de Antioquia y según lo investigado este fenómeno aun
no afecta a determinada población.

Según lo investigado es evidente la relación que existe entre el consumo de


cigarrillo, el mal estado nutricional y la disminución de la capacidad funcional de
los adultos mayores, al igual que el efecto negativo que causa la depresión, la
ansiedad y el deterioro cognitivo tanto en la salud mental como física de dicha
población.

De acuerdo al objetivo tres, con el cual se pretendía Identificar los factores


demográficos, sociales, de la salud física y mental que más aportaran a la
explicación de la disminución de la capacidad funcional en los adultos mayores del
departamento de Antioquia, se puede concluir que a nivel demográfico el estado
civil, el nivel educativo y las edades comprendidas entre los 90 y 99 son factores
que influyen negativamente en la capacidad funcional de los adultos mayores,
además cabe resaltar que según las variables sociales que se eligieron para el
desarrollo del estudio, ninguna influye en la disminución de la capacidad funcional,
entre tanto la salud física hizo su mayor aporte siendo la hipertensión, la diabetes,
los problemas cardiacos, los padecimientos óseos, la convivencia con el esposo
(a), los hermanos (as), el consumo de cigarrillo y el estado nutricional los
encargados de explicar el deterioro de la capacidad funcional y por último se
determinó que la depresión, la ansiedad, el deterioro cognitivo y el maltrato
afectivo desde los quebrantos mentales terminan por dar respuesta al objetivo e
ilustran su influencia en el decaimiento de la capacidad funcional en la población
adulta del departamento

Finalmente se concluye que la edad, las buenas relaciones sociales, la adecuada


utilización del tiempo libre, la participación en grupos sociales, el consumo de
alcohol en cantidades moderadas y permanecer en ocasiones en soledad son
factores que protegen y posiblemente potencian la capacidad funcional del adulto
mayor del departamento de Antioquia.

82
10. RECOMENDACIONES

Después de analizar cuales factores demográficos, sociales, de la salud física y


mental están asociados a la capacidad funcional de los adultos mayores del
Departamento de Antioquia.

• Se recomienda a los adultos mayores que conserven los hábitos de vida


saludable como ejercitarse a diario ya sea de manera individual o preferiblemente
incorporándose a grupos específicos para la edad ya que dicha práctica,
acompañada de una vida socialmente activa no solo mejora la calidad de vida,
sino que además retarda el deterioro de la capacidad funcional. Por otra parte es
importante llevar una dieta balanceada que supla las necesidades propias de la
etapa y evitar el consumo de cigarrillo, entretanto es pertinente asistir
periódicamente a chequeos medios de manera programada o preventiva con el fin
de evitar la aparición de enfermedades crónicas las cuales terminan degenerando
tanto la salud física como mental.

• Por otra parte se sugiere a los tomadores de decisiones y los gestores de


las políticas públicas que la población adulta mayor en general y especialmente la
del departamento de Antioquia, merece una atención especial no solo por ser la
más numerosa respecto a las demás poblaciones, sino también por las
necesidades multidisciplinarias que de manera progresiva se hacen presentes con
la edad, las cuales sería ideal atenderlas y suplirlas de igual manera, por lo tanto
sería bueno destrabar un poco los sistemas de salud y de atención de dicha
población considerada como vulnerable y mejorar así la cobertura para los
estratos más bajos y poco favorecidos para que no sean excluidos de la atención
requerida tanto en los niveles de no complejidad como en los que sí la tienen.

• por último se recomienda a la academia seguir investigando


incansablemente en las distintas problemáticas que aquejan a la población adulta
mayor ya que esta tiende a aumentar cada vez mas de manera constante y
progresiva con el cambio de la pirámide poblacional y los cambios demográficos
que se vienen presentando y que indudablemente continuaran, con el fin de
amortiguar y disminuir en lo posible los requerimientos y necesidades de una
población que demanda mucho pero socialmente se ha llegado a considerar una
carga, entonces a medida que se pueda evitar o retrasar el deterioro de la
capacidad funcional en este tipo de población, así como la aparición de otras
enfermedades a todo nivel la carga podría ser menor y probablemente la inversión
en temas prevenibles y la atención que requieran también lo sea, favoreciendo así
la cobertura en otras áreas.

83
11. REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

1. Bernis C. Envejecimiento, poblaciones envejecidas y personas ancianas.


Revista Antropo. 2004;6:1-14.
2. Organizaciòn Mundial de la Salud. Envejecimiento [Internet]. WHO. 2013
[citado 16 de octubre de 2013]. Recuperado a partir de:
http://www.who.int/topics/ageing/es/
3. Olivares-Tirado P. Perfil Epidemiològico del adulto mayor en Chile [Internet].
2006. Recuperado a partir de:
http://www.supersalud.gob.cl/documentacion/569/articles-4020_recurso_1.pdf
4. Cadena C. Capacidad Funcional y Demencia [Internet]. Psicocentral. 2012.
Recuperado a partir de: http://www.psicocentral.com/capacidad-funcional/
5. Cáceres R. Estado de salud, físico y mental de los adultos mayores del área
rural de Costa Rica, 2000. :150-72.
6. Observatorio P mayores, Gobierno de España, IMSERSO, Ministerio S
igualdad y politica social. La salud mental y el bienestar de las personas
mayores. Hacerlo posible. 2010;46.
7. Fernández de Juan, T Oliva Sánchez, R. Salud mental y envejecimiento: una
experiencia comunitaria de musicoterapia con ancianos deprimidos.
Academic Journals Database. 2006;16(1):93-101.
8. Olivares p. Perfil Epidemiológico del Adulto Mayor en Chile Departamento
de Estudios y Desarrollo. 2006.
9. Gonzales I. La salud mental y el bienestar en las personas mayores. 2006
http://www.imserso.es/InterPresent2/groups/imserso/documents/binario/s301af
ondo.pdf
10. Padilla J, Gomez C, Gutierrez R. Eventos vitales del adulto mayor en el
área rural del sur del estado de Nuevo León. Revista Salud Pública y
Nutrición. 2005;7:79-85.
11. Gobierno Federal. Estados Unidos de México. Valoración geronto-geríatrica
integral en el adulto mayor ambulatorio. 1-19. 2011
12. Sánchez Colodròn, M. Montorio Cerrato, I. Fernández de Troconiz, MI.
Dependencia y autonomía funcional en la vejez. La profecía que se auto cumple.
Revista Multidisciplinar De Gerontología. Facultad de Psicología. Universidad
Autónoma de Madrid. Diciembre 2002.
13. Organización mundial de la salud. Organización panamericana de la salud.
Clasificación internacional del funcionamiento, de la discapacidad y la salud. 1-258
2001.
14. Estados Unidos Mexicanos, índice de Katz. Pp: 1-2

15. Sánchez S. valoración del nivel de independencia de los usuarios la unidad de


atención a la tercera edad colonia de belencito a través de la escala de valoración
índice de Barthel. 2007-2008. 1-124.

16. Giraldo C, Franco G. Capacidad funcional y salud: orientaciones para cuidar al


adulto mayor. Avances en enfermería. Vol XXVI No 1. 2008. 43-58.
84
17. Arango V. Ruiz I. diagnóstico de los adultos mayores de Colombia. Fundación
Saldarriaga Concha. 1-27.
18. Pacheco E. capacidad cognoscitiva y funcional en el adulto mayor pensionado
y no pensionado del IMSS. Universidad de colima, Colombia. Febrero 8 de 2000.
1-46.

19. Salgado A. Guillén F. Manual de geriatría. Barcelona, España. Salvat


Editores. 1990- 408-411.

20. Wilkins- Gamis A, Silva Romo R. Huerta- Montiel L. Olvera Santamaría M.


instrumentos de evaluación en geriatría. Med interna Mexico. 1996. 102-104

21. Viveros A. Envejecimiento y vejez en América Latina y el Caribe:


Políticas públicas y las acciones de la sociedad. OPS Santiago de Chile 2001

22. República de Colombia. Constitución política de Colombia 1991. Articulo 46


Bogotá 1991

23. Congreso de la República de Colombia. Ley 100 de 1993. 23 de Diciembre.

24. Congreso de la Republica de Colombia. Política nacional de envejecimiento y


vejez 2007-2019.

25. Congreso de la república de Colombia. Ley 29 de 1975. 14 de Octubre de


1975.

26. Congreso de la República de Colombia. Ley 10 de 1990. 10 de Enero de


1990.

27. Consejo Departamental de Antioquia. Resolución 10926 del 2000.

28. Concejo de Medellín. Resolución No 8333 de Octubre 24 de 2004.

29. Alcaldía de Medellín. Plan de desarrollo de Medellín. 2008-2011.

30. Ocampo R. Factores asociados a la condición funcional del adulto


Mayor: Costa Rica 2004-2006. 1-44.

31. Congreso de la República de Colombia. Ley 368 de 1997. 8 de mayo de 1997.


85
32. Vargas L. valoración geriátrica integral (un modelo para mejorar la calidad de
atención del adulto mayor). VERTIENTES revista especializada en ciencias de la
salud.200. 42-51.

33. El envejecimiento de la población mundial. Transición demográfica mundial.

34. Departamento Administrativo Nacional de Estadística. Colombia.

35. Ministerio de salud y protección social. Diagnostico preliminar sobre personas


mayores, dependencia y servicios sociales en Colombia. 2005. 1-19.

36. Gobernación de Antioquia. Crecimiento población adulta mayor de Antioquia


años 1993-2005-2011. 1-6.

37. Hernández Mojena G, Carrasco García M, Rosel Conde F, Gómez Alarcón M.


Incidencia de factores de riesgo social en adultos mayores del Municipio Cerro.
geroinfo. Publicación de gerontología y geriatría. RNPS. 2110. Vol. 4 No. 2. 2009.

38. Lacida Baro M. Aislamiento social. Comisión para el desarrollo de la


enfermería en el servicio andaluz de salud. 1-10.

39. Consejo general del poder judicial. Foro de justicia y discapacidad, personas
mayores vulnerables: Maltrato y abuso.1-94.2009.

40. Iglesias de ussel J. LA SOLEDAD EN LAS PERSONAS MAYORES:


Influencias Personales, Familiares y Sociales. Análisis Cualitativo. Observatorio de
personas Mayores. Secretaría general de asuntos sociales instituto de
migraciones y servicios sociales. pág. 1-221

41. Vicente Gainza F. Valoraciones de la jubilación. Importancia y ventajas de su


preparación. 1-12 GEROINFO. RNPS. 2110. Vol. 4 No. 2. 2009.

42. OPS. Preparándonos para un mundo que está envejeciendo. Washington DC:
National Academy Press; 2002.

43. Gonzalo L. La jubilación causa un envejecimiento acelerado. Campus diario,


2003.

44. Miralles I. VEJEZ PRODUCTIVA El reconocimiento de las personas mayores


como un recurso indispensable en la sociedad. KAIROS. Revista de temas
sociales. Publicación de la universidad Nacional de San Luis. Año 14. N 26.
Noviembre 2010.

86
45. Consejo Directivo fundación del empresariado chihuahuense, A.C. Adulto
Mayor: una nueva etapa de vida. Guía de orientación para la comprensión y
atención psicológica en la edad avanzada.

46. Ramírez M. Calidad de vida en la Tercera Edad. Una población subestimada


por ellos y por su entorno. Facultad de ciencias políticas y sociales 1-180.2008

47. Uribe Rodríguez A. Valderrama Orbegozo L. Molina Linde J. salud objetiva y


salud psíquica en adultos mayores colombianos. ACTA COLOMBIANA DE
PSICOLOGÍA 10 (1): 75-81, 2007.

48. Cáceres Rodas R. Gómez V. Estado de salud físico y mental de los adultos del
área rural de costa rica 2000. 1-53. 2002

49. Arencibia Pérez H. las enfermedades crónicas en el adulto mayor. “un reto
para la salud pública de la región”. VI curso de ALMA. Cartagena de Indias, 21-24
de Agosto de 2007.

50. Duran A. Valderrama L. Uribe A. González A. Molina J. Enfermedad crónica en


adultos mayores. Univ. Méd. Bogotá (Colombia), 51 (1): 16-28, enero-marzo, 2010

51. García C. Evaluación y cuidado del adulto mayor frágil. REV.MED.CLIN.-


2012; 23(1) 36-41.

52. Antioquia la más educada. Fajardo S. 7 de abril día mundial de la salud.


Medellin. abril 05 2013.

53. Nicklas BJ, Brinkley TE. Exercise training as a treatment for chronic
inflammation in the elderly. Exer sport Sci Rev 2009; 37940:165-70.

54 Bautista S. Prevención y detección del maltrato en el adulto mayor. 1-48. 21 de


noviembre del 2012.

55. Chávez J. Lozano E. Lara A. Velásquez O. la actividad física y el deporte en el


adulto mayor. Bases fisiológicas. 1-99.

56. Organización Panamericana de la Salud. Abuso (Maltrato) y Negligencia


(Abandono). Guía de Diagnóstico y Manejo. Parte II. 128-137

57. Jiménez Hernández Y. Pintado Machado Y. Valdés Guerra O. Guzmán


Becerra L. Dorticòs Torrado R. INCIDENCIA DEL MALTRATO EN EL ADULTO
MAYOR. Portales medicos.com.- N° 10 2a quincena mayo 2010.

58. Bautista Martínez S. Prevención y Detección del Maltrato en el Adulto Mayor.


Pag: 1-48. 21 de noviembre de 2012.

87
59. Iborra Marmolejo I. Maltrato a las personas mayores en la familia en España.
Pp: 1-186. Junio 2008. Centro Reina Sofía.

60. Delgado V. Pinguil N. Pulla N. Urguiles J. Módulo educativo para la


promoción de salud del adulto mayor. Facultad de Ciencias Médicas Universidad
de Cuenca. 1-23.

61. depresión en el adulto mayor.


http://escuela.med.puc.cl/publ/manualgeriatria/PDF/Depresion.pdf

62. Rivas Acuña V. García Barjua H. Cruz Leon A. Morales Ramón F. Enríquez
Martínez R, Román Alveraz J. Prevalencia de ansiedad y depresión en las
personas con diabetes mellitus tipo 2 Salud en Tabasco, vol. 17, núm. 1-2, enero-
agosto, 2011, pp. 30-35, Secretaría de Salud del Estado de Tabasco México.

63. Peña solano D. Herazo Dilson M. Calvo Gómez J. DEPRESION EN


ANCIANOS. PAG: 374-355. Rev.Fac.Med. 2009 Vol. 57 No. 4.

64. Gobernación de Antioquia. Resultados del TAMIZAJE EN SALUD MENTAL


Departamento de Antioquia 2009-2010.

65. Vega T. Villalobos A. cuidando la salud del adulto mayor. Guía de orientación
para el cuidado de la salud de los adultos mayores. Editado por el Ministerio de
Chile, para los equipos de atención primaria 1-36.

66. López-Ibor Aliño JJ, Valdés Miyar M. DSM-IV-TR : manual diagnóstico y


estadístico de los trastornos mentales : texto revisado. Barcelona: Elsevier
Masson; 2002.

67. Montorio Cerrato I. Nuevo Benítez R. Madrid Losada Baltar A. Márquez


González M. Prevalencia de trastornos de ansiedad y depresión en una muestra
de personas mayores residentes en la comunidad. MAPFRE MEDICINA, 2001;
vol. 12, n.° 1.pag. 19-29.

68. el 16,4% de los adultos sufren violencia psicológica. 15 de junio de 2013.


www.eltelegrafo.com.ec.

69. Alcaldía de Bogotá. VIOLENCIAS CONTRA LAS PERSONAS MAYORES EN


EL MARCO DE LAS RELACIONES FAMILIARES. Primer informe intersectorial
violencias contra las personas mayores. pp: 1-73. 2010-2011.

70. Cardona D. Segura A. Garzón M. Situación de salud y condiciones de vida del


adulto mayor. Departamento de Antioquia, 2012. Universidad CES. Gobernación
de Antioquia, secretaria de salud y protección social de Antioquia. Primera edición
agosto 2013. Editorial CES.
88
71. De Lourdes Francke M R y colaboradores. El Sentido de la Vida y el Adulto
Mayor en el Área Metropolitana de Monterrey. Pp: 1-33.

72. Del Popolo F. Características sociodemográficas y socioeconómicas de las


personas de edad en América Latina. Publicación de las naciones unidas,
Santiago de Chile Noviembre de 2001. Pp 1- 59.

73. Díaz Alonso G, Ileana González A, Ramón Fernández, Cueto Guerreiro T.


Rev. Cubana Med Gen Intgr 2000; 11 (3).

74. Rodríguez Y. Oliva Díaz J. Gil A. Hernández R. Intervención educativa sobre


hipertensión arterial en pacientes geriátricos. 2008.

75. Barrón V. Ojeda G. Vera S. Reyes J. Estilos de vida de personas mayores de


65 años económicamente activas de hillán y valparaíso. Chile. Valparaiso Chile
2006. Tesis de Maestría.

76. Herrera S. Kornfeld R. Relaciones familiares y bienestar de los adultos


mayores en Chile. Expansiva 2008. Pp: 1-15.

77. Gallegos Bouchan M, Q Flores Fajardo, R Castillo Díaz de León, O Rosas


Carrasco. Demencia en el Adulto Mayor. Pág. 1-34.

78. Portillo M. Alimentación y Nutrición en las personas Mayores. Máster


Universitario en Nutrición y Salud. Universidad del país vasco. PP.: 1- 276.

79. Marcia M. Ávila Oliva, Edgar Vázquez Morales, Mónica Gutiérrez Mora.
Deterioro cognitivo en el Adulto Mayor. Ciencias Holguín, vol. XIII, núm. 4, octubre-
diciembre, 2007, pp. 1-11, Centro de Información y Gestión Tecnológica Cuba.

80. Roselli M, Ardila A. Deterioro Cognitivo Leve: Definición y Clasificación


Revista Neuropsicología, Neuropsiquiatría y Neurociencias, Abril 2012, Vol.12,
Nº1, pp. 151-162 15 1ISSN: 0124-1265.

89
ANEXO A

Encuesta

90
91
92
93
94
95
ANEXO B

Aprobación Comité Operativo de Investigación

Medellín - lunes, 16 de diciembre de 2013

Estudiante Maestría
Carolina Cortés Muñoz calorina1802@hotmail.com
Maestría en Salud Pública
Medellín

Asunto: Comunicación del Comité Operativo de Investigaciones Código: Acta104Proy975

Proyecto: FACTORES DEMOGRÁFICOS, SOCIALES, DEL ESTADO DE SALUD FÍSICO Y MENTAL


ASOCIADOS A LA CAPACIDAD FUNCIONAL DEL ADULTO MAYOR. DEPARTAMENTO DE
ANTIOQUIA 2012

Respetado(s) estudiante(s):

En el Comité Operativo de Investigaciones de la Facultad de Medicina de nuestra Universidad se


aprobó, sujeto a modificaciones y se asignó asesor, como consta en el Acta No. 104 de diciembre
de 2013, para su proyecto “FACTORES DEMOGRÁFICOS, SOCIALES, DEL ESTADO DE SALUD FÍSICO Y
MENTAL ASOCIADOS A LA CAPACIDAD FUNCIONAL DEL ADULTO MAYOR. DEPARTAMENTO DE
ANTIOQUIA 2012”. Recibirán la asesoría de la Dra. Doris Cardona y pueden contactarla en el
correo electrónico dcardona@ces.edu.co. La asesora les presentará una serie de recomendaciones
que le
hicieron al proyecto los evaluadores encargados de revisarlo.

La asesora debe enviar a la Coordinación de Investigaciones (correo dberbesi@ces.edu.co)


constancia de la inclusión de dichas observaciones en el proyecto en un plazo no mayor a un mes.
Igualmente, el proyecto debe ser enviado a la Dirección de Gestión del Conocimiento solicitando la
evaluación del Comité Institucional de Ética y para ello deben enviar a la Coordinación de
investigaciones (dberbesi@ces.edu.co) los siguientes archivos luego del visto bueno dado por la
asesora:

 Proyecto: PRO-“nombre resumido del proyecto”-FECHA (Ejemplo: PRO-CARIES Y


ENFERMEDAD PERIODONTAL-25-11-2010). Este archivo debe contener el cronograma, el
presupuesto y los anexos.

 Ficha técnica para Comité de Ética: FT-“nombre resumido del proyecto”-FECHA (Ejemplo:
FT-CARIES Y ENFERMEDAD PERIODONTAL-25-11-2010). Este archivo lo descargan de
http://www.ces.edu.co/index.php/investigacion/documentos-y-normas en el numeral
2.10

96
 Carta del Comité Operativo de Investigación: COI-“nombre resumido del proyecto”-FECHA
(De esta carta se encarga la Coordinación de investigaciones).

 Carta de presentación del Decano: COI-“nombre resumido del proyecto”-FECHA (De esta
carta se encarga la Coordinación de investigaciones).

Cordial saludo,

DEDSY YAJAIRA BERBESI FERNANDEZ


Coordinadora Investigaciones
Secretaria Comité Operativo de Investigaciones
Facultad de Medicina

Copia: Dr(a). Doris Cardona, Asesor(a)-Coordinadora de la Maestría (dcardona@ces.edu.co)

97
ANEXO C

Aprobación comité Institucional de Ética de Investigación en Humanos

98