Sei sulla pagina 1di 3

LOS DICHOS DE LOS SABIOS (11-17)

(Pr. 23:12-28)
Fondo histórico.
13-14 El sabio expone su pensamiento contraponiendo dos clases de males: el mal menor es el que puede sentir el
muchacho al ser castigado; el mal definitivo (el Seol, la muerte) es el que le sobrevendrá si no es corregido a tiempo.
Si lo castigas con vara: Alude a reprender al niño con la mano o un instrumento que no lo lastime. La Biblia enseña
que la reprensión debe estar asociada a una actitud amorosa y paciente (He. 12:3-6), que los azotes son necesarios
al administrar disciplina (Pr. 22:15), que los padres no se deben exceder al disciplinar a sus hijos (Pr. 19:18), y que
hace falta para mantenerlos en el camino recto (Pr. 5:14). Sólo el que ha practicado el dominio propio (v. 12) está en
posición de corregir o instruir a un niño. La disciplina por los padres como medio de instrucción es bíblica (cp. 19:18;
22:15; 23:13, 14; 29:15–17), pero hay que equilibrar la disciplina con amor y compasión (cp. 4:3). vara. Este símbolo
de la autoridad moral e intelectual de los padres es usado para castigar el desatino.
14 Seol. Es decir, la sepultura.
15-28 De nuevo los consejos dirigidos a un hijo. Debe cuidarse de no imitar a los pecadores y juntarse con
bebedores, glotones y prostitutas. Del lado positivo, debe temer al Señor, atender a sus padres, valorar la verdad y
alegrar a la familia.
15 Hijo mío…corazón sabio. Es decir, el que presta atención a las amonestaciones de los padres en contraste con el
necio y terco. mi corazón…alegrará. El hijo sabio, no el hijo necio, alegra el corazón del padre (cp. 10:1; 15:20;
27:11; 29:3).
16 cosas rectas. Es decir, lo apropiado. El habla apropiada muestra integridad entre substancia, intención y estilo; y
es convincente.
17-18 Hay fin: La conciencia de la eternidad debe motivar en nosotros el temor de Jehová.
18 Hay fin (hay un futuro): según la versión griega (LXX), tendrás un buen fin. Es decir, hay vida más allá de la
tumba (v. Sal. 49:15; 73:24).
19-21 La Ley establecía una severa sanción para los que se comportaban de este modo (Dt. 21:18-21). Cf. también
Pr 21.17.
19 al camino. Esta metáfora reconoce la conexión vital entre el curso de la vida (es decir, el carácter de la vida del
individuo), su conducta (es decir, las opciones específicas en cuanto al comportamiento) y las consecuencias (es
decir, el resultado inevitable de la vida de cada uno).
20 bebedores…comedores. Estos vicios son síntomas de un espíritu rebelde y delincuente (cp. v. 21; Dt. 21:20).
21 empobrecerán. El alcoholismo y la glotonería cuestan mucho y empobrecen. el sueño. La somnolencia viene
después de haber bebido y comido demasiado.
23 Compra la verdad…adquiere sabiduría. En Pr. 4 se observa la alabanza de la sabiduría escrita en forma de
autobiografía (cp. 24:30–34) que da énfasis al valor de la sabiduría. Esta pieza literaria contiene un vislumbre del
hogar de un israelita piadoso. El poema consta de dos partes: la enseñanza del padre (vv. 1–3) y la enseñanza del
abuelo (vv. 4–9). La enseñanza del padre consiste de una amonestación a hacer caso a la sabiduría heredada (v. 1),
porque la instrucción es buena (v. 2) y probada (v. 3). La enseñanza del abuelo es la amonestación de guardar (v. 4)
y adquirir sabiduría (v. 5) porque la sabiduría es salvaguardia (v. 6); y 2) la enseñanza de que la sabiduría es tan
importante y esencial que debiera conseguirla a toda costa (v. 7). A esta enseñanza sigue la orden de estimar la
sabiduría (v. 8) porque ensalzará al que la busque (v. 9).
24 justo…sabio. Existe una estrecha relación entre la sabiduría y el vivir con rectitud.
27 Cf. Pr 22.14. Abismo y pozo profundo: posible alusión al pozo del abismo (cf. Ap. 9:1-2).
28 como ladrón. La mujer ajena no sólo es un peligro pasivo (v. 27), también es un peligro activo (como un ladrón
que ataca). los infieles. El adulterio es infidelidad, tanto al voto matrimonial como a la ley de Dios.
HOJA DE TRABAJO
LOS DICHOS DE LOS SABIOS (11-17)
(Pr. 23:12-28)
Verdad central: El resultado de la corrección a los hijos es las sabias decisiones que eligen, lo que da gozo a los
padres.
Lee tu Biblia y responde:
1. Introducción a los dichos 11-30, Pr. 23:12.
Este versículo sirve como un descanso en la larga lista de dichos e introduce los dichos 11 al 30 así como 22:17-21
introdujo a los dichos 1 al 10. “Aplica tu __________” (22:17b) sugiere diligencia y deseo de recibir la enseñanza
(mûsār, que por lo regular se traduce “corregir o corrección” y significa disciplina). Aplicar los oídos es otra manera
de decir “inclina tu oído y oye” (22:17a).
2. Dichos 11°-17°, Pr. 23:13-28.
vv. 13-14. Decimoprimer proverbio. Los hijos necesitan de la corrección (mûsār, “corrección moral”, tanto verbal
como física). El castigo físico está aprobado en la Biblia, aunque el término “vara” puede usarse figuradamente para
cualquier forma de disciplina. El dolor que causa el castigo corporal pudiera provocar que tanto el padre como el hijo
pensaran que éste último podría morir, pero no es así. De hecho, el castigo lo librará de la muerte física: “librarás su
alma del _______ [la tumba]” no es la causa de ella.
vv. 15-16. Decimosegundo proverbio. Esta alusión a “hijo mío” ilustra que el hijo sabio aprende de la disciplina de
los padres. La verdad de que el hijo sabio, y no el necio, (v.15b) ________ el corazón de su padre también se
declara en 10:1 y muchas citas más. La sabiduría debe llegar hasta el corazón mismo (v.12, 17, 19, 26). En el v.16a:
“mis __________ también se alegrarán” se refiere a su ser interior, su ser intelectual y emocional. Un corazón sabio
se revela al hablar cosas rectas.
vv. 17-18. Decimotercer proverbio. Tener envidia de los pecadores (3:31; Sal. 73:3, 17-19) y desear hacer lo que
ellos hacen, es una insensatez, porque ellos no tienen esperanza alguna. El sabio y el piadoso sí la tienen. El placer
momentáneo del pecado no se puede comparar con la esperanza duradera que viene acompañada del temor de
Jehová (24:21).
vv. 19-21. Decimocuarto proverbio. El hijo es sabio cuando atiende la instrucción de su padre y “endereza su
corazón al _________” (tener una conducta correcta). Una manera de permanecer en el “camino correcto” es evitar
la (v.20a) ___________ y la glotonería (23:2). Estos dos pecados provocan el adormecimiento que conduce a la
pereza y la pobreza. Las otras consecuencias impías por beber demasiado se presentan en los vv. 29-35.
vv. 22-23. Decimoquinto proverbio. Una vez más se exhorta al hijo a que atienda las instrucciones y consejos
paternales. Esto se repite con mucha frecuencia en Proverbios, obviamente porque la tendencia de los hijos es a
seguir sus propios caminos. Los hijos sabios respetan a sus padres cuando éstos envejecen. Si los menosprecian
(bûz, “tener en poco”, un verbo utilizado con frecuencia en este libro) desobedecen el (Ex. 20:12) ____
mandamiento. Comprar la verdad sugiere que se invierte cualquier cantidad necesaria de energía o recursos
financieros para adquirirla, junto con la (v.23b) __________, la enseñanza y la ___________.
vv. 24-25. Decimosexto proverbio. El v.24 es otra evidencia de que ser sabio en el libro de Proverbios desde el
punto de vista de Dios, significa ser piadoso o justo. Es interesante que las palabras “mucho se alegrará” y “se
gozará” son traducciones de la misma palabra hebrea gȋl, y “alégrense” y “gócese” son traducciones de šāmah. El
padre engendra al hijo y su madre es quien lo da a luz. Una vida sabia, piadosa y en obediencia a la disciplina de los
padres, no solo beneficia al hijo; también ayuda a los padres
vv. 26-28. Decimoséptimo proverbio. Nuevamente se le exhorta al hijo a seguir las enseñanzas de su padre. Las
palabras “_______ tu corazón” apelan a los pensamientos y valores del hijo de tal manera, que su estilo de vida
(caminos) imita al de su padre. Los ojos, labios y oídos del hijo son importantes (22:18, 23:12). Lo que ve, dice y
escucha debe ser agradable al Señor.
La insistencia del padre se relaciona con los peligros de la perversión sexual (5:20; 6:24; 7:5). En este pasaje están a
la vista dos tipos de mujeres inmorales: la que no está casada (v.27a) la _________ y la que sí lo está (v.27b) la
_________. Las mujeres inmorales son como un abismo profundo (22:14) o como un pozo angosto en el sentido de
que encarcelan y atrapan a los hombres, haciendo casi imposible que puedan escapar de las consecuencias. Los
hombres necesitan estar en guardia contra las mujeres perversas que tratan de seducirlos y de sorprenderlos
repentinamente (7:21-23). Este tipo de mujer es calificada como (v.28a) ________, aumentando así el número de
sus víctimas. Por supuesto, también la Biblia advierte en contra de los hombres que seducen a las mujeres.
APLICACIÓN DEL ESTUDIO:
La disciplina a los hijos. El tono sombrío de la disciplina aquí se compensa por el afecto expresado en el v.15. Sin
embargo, muchos padres son totalmente reacios a disciplinar a sus hijos. Algunos temen dañar la relación, que sus
hijos se resientan con ellos o que frenen el desarrollo de los mismos. Sin embargo, la corrección no matará a sus
hijos, sino que los previene de imprudencias que sí los pueden matar.
COMENTARIO BÍBLICO JAMIESON-FAUSSET-BROWN

CAPITULO 23
12. Aquí empieza otra serie de preceptos.
13-14. Mientras que hay poco peligro de que “el divino mandamiento de la vara” produzca daño físico, la esperanza
de beneficio espiritual es grande.
15-16. El motivo de la diligencia es el gozo que causa al maestro el progreso del discípulo. mis entrañas—(Cf. el
Sal. 7:9; riñones.)
17-18. Es breve la prosperidad de los malos. hay fin—un más allá, u otro tiempo, cuando las desigualdades
aparentes serán ajustadas (cf. el Sal. 37:28-38).
19-21. endereza, etc.—dirige tus pensamientos por el debido curso de la conducta (cf. los caps. 4:4; 9:6).
comedores—los glotones; de carne, comida de placer. el sueño—profundo de los perezosos.
22. Oye—quiere decir, obedece (cap. 1:8; Eph_6:1). madre envejeciere—los adultos reverencian a los padres, a los
que una vez como chicos, obedecieron.
23. Compra—lit., procura (cap. 4:5). la verdad—general y específicamente como opuesta a toda suerte de error.
24-25. (Cf. los caps. 10:1; 17:21, 25.)
26-35. Una advertencia solemne contra la fornicación y la borrachera (Os. 4:11). dame … tu corazón—la invitación
de aquella sabiduría divina, tan reiterada (caps. 8:1; 9:3, etc.). corazón—confianza. miren—observen, guarden. mis
caminos—los que te enseño (caps. 3:17; 9:6).
27-28. profundo a… angosto—de donde es difícil trepar. acecha—para hacer caer a los hombres, como los
cazadores entrampan la presa (cf. el cap. 22:14). multiplica, etc.—(cap. 5:8-10.) El vicio aludido en manera peculiar
endurece el corazón.

COMENTARIO BÍBLICO MATTHEW HENRY

vv. 12-16. He aquí un padre que instruye a su hijo para que entregue su mente a las Escrituras. He aquí un padre
que corrige a su hijo: acompañado de oración y bendecido por Dios, puede resultar un medio de evitar su
destrucción. He aquí un padre que exhorta a su hijo, diciéndole lo que será para su propio bien. ¡Y qué consuelo será
si de aquí en adelante él responde a su expectativa!
vv. 17, 18. La expectativa del creyente no será desilusionada; el final de sus pruebas y de la prosperidad del pecador
está a la mano.
vv. 19-28. El gracioso Salvador que adquirió perdón y paz para su pueblo, con todo el afecto de un padre tierno, nos
aconseja oír y ser sabios, y está dispuesto a guiar nuestros corazones en su camino. Aquí tenemos un llamado
fervoroso a los jóvenes para atender el consejo de sus santos padres. Si el corazón es guiado, los pasos serán
guiados. Compra la verdad y no la vendas; prepárate a dejar cualquier cosa por ella. No la dejes por placeres,
honores, riquezas o ninguna cosa de este mundo. El corazón es lo que requiere el gran Dios. No debemos pensar en
dividir el corazón entre Dios y el mundo; Él tendrá todo o nada.
Mira la regla de la palabra de Dios, la conducta de su providencia, y los buenos ejemplos de su pueblo.
Se dan precauciones especiales contra los pecados más destructores de la sabiduría y gracia del alma. Realmente es
una vergüenza hacer un dios del estómago. La ebriedad entontece a los hombres y, luego, todo se arruina. El
libertinaje se apodera del corazón que debe ser entregado a Dios. Cuídate de cualquier acercamiento al pecado; es
muy difícil alejarse de él. Embruja a los hombres y los arruina.