Sei sulla pagina 1di 2

ADVERTENCIA SOBRE LOS FALSOS MAESTROS

(1 Pe. 2:1-3)

I. LA PRESENCIA DE LOS FALSOS MAESTROS (1)


1. Ya existían
“Hubo también” Así como también profetas verdaderos (1:19–21).1
Balaam falso profeta

2. Existirán
a. Introduciendo en secreto herejías que niegan al Señor
δεσπότης (despotēs) gobernante, Señor Soberano, título de Jehová
en el AT (equivalente a “Adonai”), como el rey supremo y más
poderoso.2

“que los rescató” Eran “redimidos” en el sentido de que Cristo había


pagado el precio de la redención para su salvación, pero no lo
aplicaron a sí mismos y, por consiguiente, no eran salvos. La muerte
de Cristo es suficiente para todos, pero sólo resulta eficaz a los que
creen en él.3

b. Introduciendo en secreto herejías que atraen destrucción


Tanto a los líderes como a los seguidores Pedro les advierte de una
condenación que aunque ya de largo tiempo no se… tarda y de una
perdición (destrucción) que ha ido ganando aceleración y ahora ya es
inminente.4

II. LAS OBRAS REPERCUTORIAS DE LOS FALSOS MAESTROS (2,


3a)
1. Su éxito
ἀσέλγεια (aselgeia), sensualidad, lascivia, licenciosidad, obscenidad, es
decir, no tener control sobre las actitudes y conductas morales.

2. Su consecuencia
ὁδός (hodos) modo de vida.
βλασφημέω (blasphēmeō) blasfemar, insultar, calumniar, maldecir.

3. Su beneficio
Avaricia, pleonexia describe el pecado del hombre que utiliza su posición
para aprovecharse, para “hacer mercancía”, de las personas a quienes

1
Roberto Jamieson, A. R. Fausset, y David Brown, Comentario exegético y explicativo de la Biblia -
tomo 2: El Nuevo Testamento (), 719.
2
James Swanson, Diccionario de idiomas bı́blicos: Griego (Nuevo testamento) (1997).
3
John F. Walvoord y Roy B. Zuck, El conocimiento bíblico, un comentario expositivo: Nuevo
Testamento, tomo 4: Hebreos-Apocalipsis (2006), 129.
4
Eldon R. Fuhrman, «Segunda Epístola de Pedro», en Comentario Bíblico Beacon: Hebreos hasta
Apocalipsis (Tomo 10) (2010), 343.
debe servir. Es el pecado del hombre que ve a sus semejantes como
criaturas para ser explotadas y no como hijos de Dios para ser servidos.5

III. EL JUICIO DE LOS FALSOS MAESTROS (3b)


1. Real
P.I.A.

2. No tarda
οὐ (ou), οὐκ (ouk), οὐχ (ouch) (un negativo objetivo, que niega la
realidad de un hecho alegado)

CONCLUSIÓN: No estamos lejos de la realidad que el Apóstol Pedro enmarcó en estos


versículos, conocemos muchos falsos maestros en estos tiempos. Nosotros debemos ser
como esos santos hombres de Dios que hablaron siendo inspirados por Dios (1:21b).
Seamos diligentes y no ociosos al momento de prepararnos para predicar la Palabra de
Dios. Que no seamos la causa por la cual el camino de la verdad es blasfemado.

5
William Barclay, Palabras griegas del Nuevo Testamento - su uso y su significado
(El Paso, TX: Casa Bautista de Publicaciones, 1977), 178.