Sei sulla pagina 1di 4

Notas exegéticas 2 Corintios 5:21

Rubén Videira

Al que no conoció pecado, le hizo pecado por nosotros, para que fuéramos hechos justicia de Dios en El τ ὸ ν µ ὴ γνόντα ἁ µ αρτίαν ὑ π ὲ ρ ἡ µ ῶ ν ἁ µ αρτίαν ἐ ποίησεν , ἵ να ἡ µ ε ῖ ς γενώ µ εθα δικαιοσύνη θεο ῦ ἐ ν α ὐ τ ῷ

µ αρτίαν ἐποίησεν /hizo pecado: Esta expresión tiene dos significados posibles:

1. Cometer/practicar pecado.

2. Hacer una ofrenda por el pecado.

a. Perspectiva 1: Cometer/practicar pecado

i. Argumentos a favor:

1. Se utiliza de manera similar en Juan 8:34; 2 Cor 11:7; Sant 5:15; 1 Juan 3:4, 8, 9.

2. En 2 Corintios 5:21, la palabra µ αρτίαν se utiliza en referencia a Cristo

( τὸ ν µ ὴ γνόντα ἁµ αρτίαν /al que no conoció pecado) para hablar del pecado

en sí, como ofensa y quebrantamiento del estandar divino. Por lo que la pregunta obvia sería, ¿por qué utilizaría el apóstol la misma palabra en el mismo contexto con significados diferentes? Así que se podría entender que en ambos casos es una referencia al pecado en general.

ii. Argumentos en contra:

1. Este verbo carece de objeto indirecto de manera que no se específica quién fue hecho pecado. La expresión τ ὸ ν µὴ γνόντα ἁµ αρτίαν /al que no conoció pecado es acusativo, por lo que el verbo ἐποίησεν /hizo emplea un doble acusativo τ ὸ ν µὴ γνόντα ἁµ αρτίαν /al que no conoció pecado, junto con µ αρτίαν /pecado, siendo éste último el complemento del objeto directo. Lo que demuestra que, si el verbo se traduce como “hacer pecado,” carece de objeto indirecto. De manera que no se podría decir “a él le hizo pecado.” Por lo tanto, la traducción consistente con el resto del Nuevo Testamento sería “él cometió pecado.” El resto de las veces cuando sucede (Juan 8:34; 2 Cor 11:7; Sant 5:15; 1 Juan 3:4, 8, 9) se traduce “cometer” o “practicar,” en vez de “hacer algo pecado.” Así que, si se adquiere esta postura, se estaría afirmando que Dios cometió pecado.

2. A lo largo de la LXX y el NT, el verbo ποιέω /hacer-cometer junto con la palabra µ αρτίαν /pecado se utiliza en referencia a hacer una ofrenda por el pecado, es decir, ofrecer un sacrificio expiatorio. Véase Exo 29:36; Lev 4:20; 9:7, 22; 16:34; Num 6:11, 16; 8:12; 2 Macab 12:45; Heb 1:3; Eze 43:25; 45:17 (En todos estos pasajes se utiliza la combinación ποιέω /hacer [ofrenda]+ µ αρτίαν /pecado, al igual que en 2 Cor 5:21).

1

b. Perspectiva 2: Hacer una ofrenda por el pecado

i. Argumentos a favor:

1. El uso de esta expresión en referencia a ofrendas por el pecado (Véase argumento en contra 2, perspectiva 1).

2. La estructura sintáctica del versículo muestra µ αρτίαν /pecado como complemente del objeto directo principal, siento éste τ ὸ ν µ ὴ γνόντα ἁµ αρτίαν /al que no conoció pecado (Véase argumento en contra 1, perspectiva 1).

él no conoció pecado 2 Corintios 5:21 (UBS4) τὸν µ ὴ γνόντα ἁ µ αρτίαν
él
no
conoció
pecado
2 Corintios 5:21 (UBS4)
τὸν µ ὴ γνόντα
µ αρτίαν
hizo
pecado
21
(x)
ἐποίησεν
µ αρτίαν
por
nosotros
ὑπὲρ
µ ῶν
de manera que
ἵνα
nosotros
seamos
justicia
µ εῖς
γενώ µ εθα
δικαιοσύνη
en
él
Dios
ἐν
αὐτῷ
θεοῦ

La implicación de éste argumento es que la sintaxis afirma que la transferencia de la acción es “quién no conoció pecado.” Cristo no es quien recibe el posible objeto directo µ αρτίαν /pecado, ya que, en dicho caso, tendría que estar en caso en caso dativo. Por lo tanto, µ αρτίαν /pecado complementa el significado del objeto directo primario

( τὸ ν µ ὴ γνόντα ἁµ αρτίαν /al que no conoció pecado), de manera que la

propia sintaxis pone de manifiesto la idea de “ como ofrenda por el pecado.” Aún si se entendiese la palabra µ αρτίαν como pecado, al ser un complemento la traducción seguiría siendo “como pecado.” Negando así la afirmación de que Cristo fue hecho pecado ontológicamente. La gramática de este versículo apunta al lenguaje de substitución junto con imputación.

3. El contexto inmediato limita el significado de µ αρτίαν ἐποίησεν a “hacer una ofrenda por el pecado.” El versículo 19, utilizando el vocabulario de imputación ( λογιζό µ ενος ) explica cómo fue posible que Dios reconciliase al mundo consigo mismo, la respuesta se encuentra en el hecho de que Dios no imputó las transgresiones de los suyos a ellos mismos (5:19), sino que ofreció al que no conoció pecado como ofrenda por el pecado (5:21). La terminología del contexto limita la aplicación del verbo ποιέω /hacer a la esfera de la imputación. Por lo tanto, no es posible afirmar que Dios le hizo pecado ontológicamente.

2

4. La frase preposicional ὑ πὲρ ἡµ ῶ ν /por nosotros modifica al verbo ἐποίησεν /hizo de manera adverbial, una vez más, limitando la extensión de su significado. Esta preposición se utiliza para indicar el interés o beneficio bajo el cual la acción es realizada. La idea que está comunicando es que “hizo en nuestro lugar.” Una vez más el lenguaje vicario o substitutorio, sale a la luz. El contraste principal en el versículo no está entre pecado y no pecado, aunque aparece hasta cierto punto, sino entre “él” y “nosotros.” A lo largo de este pasaje el apóstol está indicando el valor substitutorio de la obra de Cristo (véase el uso de la preposición ὑ πὲρ en 2 Cor 5:14, 15 [2], 20 [2], 21). El contexto es crucial para determinar el matiz del significado de una palabra, y en este caso, esta frase preposicional está indicando el modo en el que la acción es llevada a cabo. De manera que el rango semántico de ποιέω /hacer se limita a la modalidad expresada por ὑ πὲρ ἡµ ῶ ν /por nosotros, así que una vez más se entiende cómo “hacer una ofrenda.”

ii.

Argumentos en contra:

1. Pablo está creando un contraste entre lo que somos y lo que fuimos. De manera que si ahora somos justos ( δικαιοσύνη) entonces µ αρτίαν en oposición a justicia se entiende por pecado.

2. Como se mencionó en el argumento a favor 2 perspectiva 1, sería coherente asumir que, si Pablo utilizó en la frase anterior la palabra µ αρτίαν en referencia al pecado, haga lo mismo en la siguiente µ αρτίαν ἐποίησεν /hizo pecado.

iii.

Contraargumentos:

1. El contraste entre las dos mitades de 2 Cor 5:21 es inexistente. Esta división no es real. El apóstol no utiliza una conjunción adversativa del tipo δ ὲ o ἀλλά, lo que sí dividiría el versículo en dos mitades, creando un contraste entre la primera y la segunda, sino que utiliza la conjunción subordinante ἵ να para indicar el resultado o propósito de la acción (probablemente propósito). Así que, la segunda mitad de 2 Cor 5:21 aparece subordinada a τ ὸ ν µ ὴ γνόντα ἁµ αρτίαν ὑ πὲρ ἡµ ν µ αρτίαν ἐποίησεν / Al que no conoció pecado, le hizo pecado por nosotros. Esto implica que gramaticalmente la palabra δικαιοσύνη no está a la par con µ αρτίαν , de manera que el significado de ésta última no tiene que venir marcado por la primera. Además, que las diferencias entre ambas mitades son mayores que sus similitudes:

Tabla 1. Diferencias entre 2 Cor 5:21a y 2 Cor 5:21b

Al que no conoció pecado, le hizo pecado por nosotros τ ὸ ν µ ὴ γνόντα ἁ µ αρτίαν ὑ π ὲ ρ ἡ µ ῶ ν ἁ µ αρτίαν ἐ ποίησεν

para que fuéramos hechos justicia de Dios en El ἵ να ἡ µ ε ῖ ς γενώ µ εθα δικαιοσύνη θεο ῦ ἐ ν α ὐ τ ῷ

Sujeto tercera persona del singular

(

Voz activa Verbo transitivo Aparece con un objeto directo

ἐ ποίησεν )

3

Sujeto primera personal del plural

(

Voz media o pasiva Verbo copulativo Aparece con un predicado nominal

γενώ µ εθα )

Doble acusativo (objeto directo [ τ ὸ ν µ ὴ γνόντα ἁ µ αρτίαν ] + complemento del objeto [ µ αρτίαν ])

Nominativo (predicado nominal,

[ δικαιοσύνη ])

Es evidente que no es posible afirmar un contraste aparente entre δικαιοσύνη y µ αρτίαν . Además, que si se supusiera que dicho contrate fuese real, y se afirmase que Cristo fue hecho ontológicamente pecado, se estaría afirmando entonces que la justificación del creyente no sólo es posicional sino que también es de manera ontológica, apoyando entonces la idea de la santificación total.

2. Este argumento en contra de la traducción “hizo una ofrenda por el pecado,” asume que Pablo utiliza la palabra µ αρτίαν ambas veces con el mismo significado. Sin embargo, el contexto matiza el uso en cada instancia. En la primera frase, “τ ὸ ν µὴ γνόντα ἁµ αρτίαν ,” se enseña que Cristo fue inmaculado en que no tuvo un conocimiento experiencial del pecado. Mientras que el vocabulario utilizado en la siguiente frase, µ αρτίαν ἐποίησεν , es diferente, indicando un uso diferente del término µ αρτίαν . El apóstol está hablando de que Él que fue sin pecado (Cristo), fue hecho ofrenda por el pecado en nuestro lugar (véase el argumento en contra 2 perspectiva 1 para una lista detallada de los diferentes lugares donde aparece esta expresión en referencia a una ofrenda por el pecado).

c. Conclusión: Los argumentos a favor de la perspectiva 2, junto con los contraargumentos presentados en la misma perspectiva, y los argumentos en contra de la perspectiva 1 hacen evidente que la postura favorable es la 2. Por lo tanto, la frase µ αρτίαν ἐποίησεν se interpreta como “hacer una ofrenda por el pecado.”

4