Sei sulla pagina 1di 5

5 aspectos en los que el español y el francés se parecen

 francés
 aprender francés

El español y el francés son dos de las lenguas más populares en el mundo: el primero se habla en lugares
como España, México y Argentina, y el segundo disfruta del estatus de oficial en países como Francia,
Canadá y Bélgica. Las estimaciones apuntan que el español es hablado por 570 millones de personas en
total, mientras que el francés lo hablan unos 220 millones. Además de ser dos de los idiomas más
ampliamente hablados, el español y el francés comparten orígenes y están clasificados dentro de las
lenguas romances.

Asimismo, aparte del inglés, son dos de las tres lenguas más populares que se enseñan en las escuelas de
toda Europa y Estados Unidos, lo que significa que la gente se enfrenta a menudo con la necesidad de
elegir entre las dos. Sin embargo, las similitudes entre ambas lenguas no queda ahí. A continuación,
echamos un vistazo a algunos de los aspectos clave en que el español y el francés se consideran similares
y explicaremos por qué dominar uno de ellos puede facilitarte el aprendizaje del otro.

1. Orígenes
Una de las similitudes más importantes entre el español y el francés se centra en los orígenes de
ambos idiomas. De hecho, ambas lenguas descienden del latín vulgar, conocido algunas veces
como latín coloquial, que era la forma en que las clases bajas del imperio romano hablaban latín,
incluidos los mercaderes y los soldados.

Cuando el imperio romano se derrumbó, empezaron a emerger numerosas variaciones del latín y
estas variantes dependían de las áreas locales. Tanto el español como el francés emergieron como
lenguas distintivas entre los siglos sexto y noveno y ambas se extendieron a otras partes del
mundo a través del colonialismo francés, belga y español.
2. El alfabeto
Aunque puede parecer un punto obvio, una de las similitudes clave entre el español y el francés
es el hecho de que ambas lenguas comparten las mismas 26 letras básicas del alfabeto latino. Esta
es una similitud significativa, pues significa que los dos idiomas comparten el mismo sistema
básico de escritura, lo que hace que escribir sea fácil de aprender.

Aunque las letras del alfabeto se usan para crear diferentes palabras y sonidos, la transición de
escribir en español a escribir en francés, y viceversa, es mucho más simple que con muchos otros
idiomas. Por ejemplo, un hablante de francés que aprende mandarín o árabe necesitaría aprender
un nuevo sistema de escritura por completo.

3. Similitudes léxicas
Dentro del campo de la lingüística, la similitud léxica se refiere a la similitud de palabras entre las
dos lenguas. Se calcula comparando una lista estandarizada de palabras de las dos lenguas en
cuestión y contando el número de veces que hay términos similares tanto en la forma como en el
significado.

La similitud léxica se expresa en porcentaje, donde una puntuación superior o igual al 85 por
ciento generalmente indica una relación extremadamente próxima, como sucedería con dos
lenguas hermanas o variaciones dialectales. Por ejemplo, se dice que el español y el catalán
tienen un 85 por ciento de similitud léxica, mientras que el español y el portugués presenta un 89
por ciento.
Cuando se compara de esta forma el español y el francés, se dice que existe una similitud léxica
del 75 por ciento. Un ejemplo para demostrar la similitud de palabras entre los dos idiomas es la
palabra "país". En español, "país", y en francés, "pays".

No obstante, cabe señalar que la similitud léxica no implica necesariamente una mutua
inteligibilidad, o la capacidad real de entender a alguien que habla el otro idioma. De hecho, los
estudios sugieren que, a pesar de la alta similitud léxica, la media de hablantes de español a los
que les cuesta entender francés es más de lo que cabría decir al contrario de una persona
francófona.

4. Características gramaticales
Otra similitud importante que puede observarse entre el español y el francés es el número de
características gramaticales compartidas. A un nivel básico, esto puede observarse en cosas como
la estructura oracional, pero ambos idiomas poseen también las siguientes características
gramaticales más específicas:

 El género en los nombres


 Palabras formales e informales para el pronombre de segunda persona
 La conjugación verbal
 Dos versiones del tiempo pasado

Estas similitudes hacen que la transición de una lengua a otra sea mucho más fácil.
Generalmente, alguien que domina bien español bien francés encontrará relativamente simple
aprender las reglas gramaticales de la otra lengua.

5. Uso de marcas acentuales


Finalmente, las formas escritas tanto del español como del francés incluyen marcas acentuales
sobre ciertas letras, que denotan cambios en el acento. Aunque esto se asocia más comúnmente al
francés, que tiene un total de cinco marcas acentuales diferentes, dos de estas marcas acentuales
aparecen también en español -el acento agudo y la diéresis.

El acento agudo se ve en español en palabras como "sí" y "está", y en francés en palabras como
"éducation" y "université". Por otra parte, la diéresis aparece en español en palabras como
"pingüino" y "vergüenza", así como en francés en palabras como "naïve" y "maïs".
Aprende español o francés con Lingoda
Tanto si ya hablas español y quieres aprender francés, ya hablas francés y quieres aprender español, o no
hablas ninguno de los dos idiomas en la actualidad, una escuela de idiomas en línea como Lingoda
puede ayudarte. Ofrecemos cursos de ambas lenguas, que pueden ayudarte a trabajar tu conversación, tu
lectura, tu escritura y tu comprensión auditiva, consiguiendo una educación completa.

Todos nuestros cursos son impartidos por profesores nativos de la lengua en cuestión totalmente
cualificados, y los estudiantes tienen la capacidad de aprender a través de clases de grupo virtuales o
clases privadas uno-a-uno. Nuestros cursos también ofrecen a los estudiantes una completa flexibilidad,
lo que significa que puedes desarrollar una agenda de aprendizaje que se ajuste a tu estilo de vida.

Los cursos de español y de francés de Lingoda se estructuran de acuerdo al Marco Común de Referencia
Europeo para las Lenguas y los estudiantes tienen la posibilidad de conseguir certificados oficiales de
idioma que disfrutan de reconocimiento internacional. Estos certificados pueden utilizarse como prueba
de tu habilidad actual en el idioma de cara a empleadores u otras instituciones.

https://www.lingoda.com/es/blog/similitudes-espanol-frances