Sei sulla pagina 1di 3

¿Qué es un plan de negocios?

Un plan de negocios (también conocido como proyecto de negocio o plan de


empresa) es un documento en donde se describe y explica un negocio que se va a
realizar, así como diferentes aspectos relacionados con este, tales como sus
objetivos, las estrategias que se van a utilizar para alcanzar dichos objetivos, el
proceso productivo, la inversión requerida y la rentabilidad esperada. No existe
una estructura o formato estándar que se use por igual para todos los planes de
negocios, sino que un plan de negocios puede adoptar la estructura o formato que
mejor se crea conveniente de acuerdo a los objetivos que se quieran alcanzar con
el plan, pero siempre asegurándose de que esta le de orden y lo haga fácilmente
entendible para cualquiera que lo lea. Una estructura típica que incluye todas las
partes o secciones que debería tener un plan de negocios es la siguiente: El
resumen ejecutivo: el resumen ejecutivo es un resumen de los puntos más
importantes de las otras partes del plan de negocios. La definición del negocio: en
la definición del negocio se describe el negocio que se va a realizar, así como
aspectos básicos relacionados con este. El estudio de mercado: en el estudio de
mercado se describen aspectos relacionados con el mercado en el cual operará el
negocio. El estudio técnico: en el estudio técnico se describen aspectos técnicos
relacionados con el negocio. La organización del negocio: en la organización del
negocio se describe cómo estará organizado el negocio y cómo se relacionarán
entre sí las diferentes áreas, departamentos o unidades orgánicas que lo
conformarán. El estudio de la inversión y financiamiento: en el estudio de la
inversión y financiamiento se señala la estructura de la inversión y del
financiamiento del negocio. El estudio de los ingresos y egresos: en el estudio de
los ingresos y egresos se muestra una estimación de los ingresos y egresos que
tendrá el negocio. La evaluación financiera: en la evaluación financiera se muestra
el desarrollo de la evaluación financiera realizada al negocio. Se suele pensar que
un plan de negocios solo se elabora al momento de iniciar un nuevo negocio; pero
lo cierto es que este también se suele elaborar cuando ya se cuenta con un
negocio en marcha y, por ejemplo, se va a lanzar un nuevo producto al mercado,
incursionar en un nuevo mercado, o ingresar a un nuevo rubro de negocio.
Se suele pensar también que un plan de negocios es algo que solo le compete a
las grandes empresas; pero lo cierto es que sin importar que se trate de una gran
empresa o un pequeño negocio, el desarrollo de un plan de negocios es una etapa
por la que todo emprendedor debe pasar, sobre todo hoy en día en donde debido
a la gran competencia existente, las posibilidades de sacar adelante un nuevo
negocio no son muy favorables.
Starbucks
Muchas empresas se enfocan en las redes sociales, incorporando llamativos
elementos vinculados con la felicidad, el crecimiento, el compromiso sostenido con
los clientes, todo generando un contenido muy versátil que fomenta la
participación. Por ejemplo, está el caso de Starbucks, cuya esencia se sustenta en
el hecho de responder inmediatamente a las menciones de sus seguidores,
compartiendo post para incrementar el tráfico hacia la marca.
De tal forma que, cobra vigencia la idea de reforzar ese sentido de pertenencia en
el público objetivo, incentivando esa conexión con el producto. Aunado a esto, la
responsabilidad social y el compromiso con el ambiente tomó mucho auge, más si
promueves nociones relacionadas con el ahorro, el reciclaje y el comercio
equilibrado. También ha sido llamativo el criterio de democratizar aún más el
acceso al contenido, difundiéndolo de una manera masiva, en función de innovar y
tantear las reacciones de los consumidores con respecto a la nueva presentación
del producto.

Listerine
Entre los ejemplos de campañas publicitarias, también podemos mencionar
Listerine, la popular marca dedicada a la higiene bucal. Con el reto de 21 días en
su plan de marketing, fomentó la participación de sus consumidores en un
concurso, tras adquirir el producto y conservar un ticket de compra. Una vez que
obtenían su cupón, debían registrarse en la página web oficial. Lo más atractivo de
esta estrategia, es que incorporó una serie de recursos interactivos como
encuestas, juegos y videos que engancharon a la audiencia. El premio ante ello,
fue una limpieza dental totalmente gratis y nada más y nada menos que una
tarjeta Visa, contentiva de 50 euros. La finalidad de esto fue engrosar la base de
datos de los clientes, fidelizar a la audiencia y reforzar ese compromiso con la
marca, mientras creaba conciencia sobre los beneficios de la higiene bucal.

Dove
Una buena estrategia de marketing, nunca pasa al olvido. Por eso, Dove se situó
en la cima con su campaña llamada “Real Beauty Sketches”. Apelando a la
estadística, revelaron una falta de autoestima en las féminas, pues solo el 4 por
ciento, según un estudio, considera que son atractivas. A raíz de esto, la compañía
lanzó una estrategia cuyo fin era inspirar a muchas mujeres y hacerles recuperar
la confianza en sí mismas.Originalmente, lograron que algunas participantes se
describieran físicamente ante un dibujante que no podía verlas, quien
simultáneamente hacía un retrato, conforme iba escuchando. Luego, repetía este
mismo procedimiento, pero escuchando la descripción que daba otra persona
sobre la misma mujer. En seguida, salió a relucir la percepción negativa que
algunas tenían, mientras que un tercero las describía como mujeres muy guapas.
Llevada al plano audiovisual, esta campaña contó con más de 163 millones de
reproducciones en la red social You Tube, la cual la registró como el anuncio más
visto. Por ende, fue merecedora de muchos reconocimientos.

Burger King: "Whopper Sacrifice"


En esta original acción publicitaria, concebida por Crispin Porter & Bogusky y
lanzada a comienzos de 2009, Burger King invitaba a sus fans en Facebook a
sacrificar a 10 amigos en esta red social a cambio de un Whopper gratis. La
campaña duró sólo 10 días porque Facebook se vio obligada a retirarla por una
“violación de la privacidad del usuario” (la app vinculada a esta campaña enviaba
una notificación a los amigos “sacrificados”). Aun así, en apenas 10 días, Burger
King logró no sólo distribuir 20.000 Whoppers gratis sino también lograr una
notoriedad de marca impagable que no hubiera logrado con ninguna otra campaña
de marketing convencional.
Pepsi: “The Refresh Project”
Después de 23 años y de cientos de millones de dólares invertidos en la
publicidad de la Super Bowl, Pepsi sorprendió en 2010 a propios y extraños
comunicando su decisión de no anunciarse en uno de los eventos publicitarios
más importantes del año en Estados Unidos y destinar una tercera parte de su
presupuesto anual de marketing en “The Refresh Project”, un proyecto en el que la
marca fusionaba filantropía y redes sociales. Aunque tuvo que ser retirado 10
meses después de su lanzamiento por presunto fraude, Pepsi consiguió con “The
Refresh Project” lo que pretendía: dejar a todos con la boca abierta.