Sei sulla pagina 1di 12

MONOGRAFIA

DESERTIFICACION
DE SUELOS
Por JORGE O. MURIETE

AÑO 2019
Introducción
La erosión de los suelos se produce por los agentes naturales, como los son el vientos, la
lluvia, la corrientes, el clima, la topografía, entre otros. Aun así, la actividad antrópica
también colabora con el proceso de erosión, siendo la desertificación una de las más
preocupantes a nivel mundial dado que se considerada como la degradación del suelo en
zonas áridas, semiáridas y subhúmedas, ocasionada por distintos factores, pero con un
origen en factores físicos, biológicos, políticos, sociales, culturales y económicos. Se
relaciona directamente con la pobreza, la salud, la desnutrición, la falta de seguridad
alimentaria y la migración.

En Argentina, las zonas áridas, semiáridas, y subhúmedas secas representan alrededor


del 75% de la superficie total del país. En este contexto geográfico y ambiental, el
Gobierno Nacional suscribió en 1994 la Convención de las Naciones Unidas de Lucha
contra la Desertificación, ratificada en 1996 por el Congreso de la Nación, mediante el
dictado de la Ley 24.701. La ONU celebra 17 de junio el Día Mundial para Combatir la
Desertificación y la Sequía con el fin de concienciar acerca de las iniciativas
internacionales para combatir estos fenómenos.

El presente trabajo monográfico, realizado por Jorge Muriete, alumno de la Tecnicatura


Superior en Geología del Instituto Superior de Enseñanza Técnica, da espacio a la
indagación de la erosión y desertificación de los suelos, dentro del espacio de la cátedra
en Geomorfología, dictada por la Lic. Barbieri.

Denominamos riesgo a todo proceso, evento, condición que pueda causar algún daño,
es decir el riesgo es la posibilidad de que algo ocurra. Difiriendo del término impacto,
dado que este es la transformación que sufre un medio por acción antrópica y el riesgo
es una alteración en el medio antropizado debido a procesos naturales.

1
MARCO TEORICO

Se denomina erosión al proceso de sustracción o desgaste de la roca del suelo intacto,


por acción de procesos geológicos exógenos como las corrientes superficiales de agua o
hielo glaciar, el viento, o los cambios de temperatura. Desde la perspectiva geológica y
de formación del paisaje, la erosión es entendida como parte del proceso de
morfogénesis a través del cual se alteran y moldean las formas terrestres. Desde este
punto de vista, la configuración que hoy se tiene de la superficie de la tierra, se debe a
los procesos continuos de agravación y degradación que en tiempo geológico, han
moldeado la superficie. Estos procesos geomorfológicos están relacionados con factores
internos y externos.

Usualmente, la erosión es considerada como un proceso más de la degradación de


los suelos. Sin embargo, en términos más rigurosos, debería diferenciarse entre los
mecanismos de degradación o deterioro y los de pérdida del recurso. Debido a que el
suelo no es un recurso natural renovable a escala humana, su pérdida por erosión o
sellado puede considerarse irreversible. En consecuencia, el problema ambiental que
genera debe abordarse mediante medidas preventivas. Por el contrario, la degradación
también suele admitir técnicas de rehabilitación.

La erosión no es un proceso en sí mismo, sino la manifestación fenomenológica de una


multitud de procesos que dan lugar a la pérdida del recurso suelo, sin que intervenga el
sellado por infraestructuras y urbanismo. Así, una clasificación muy general permitiría
discernir entre erosión hídrica, eólica y por laboreo. Las dos primeras también acaecen
en condiciones naturales. Sin embargo, el hombre, mediante prácticas, tiende a
acelerarla, hasta el punto de que las pérdidas no pueden ser compensadas por las tasas
naturales de formación del suelo. Es en estas situaciones en donde se produce un grave
problema ambiental. En casos extremos, puede llegar a generar la denominada
desertificación.

Erosión antrópica
Causada de forma directa o indirecta por los hombres. Las acciones humanas, a menudo
desencadenan o potencian procesos que son llevados a cabo por los agentes naturales. El
papel del hombre como agente de erosión no consiste solamente en su capacidad de
intensificar los procesos naturales, sino que también es capaz de introducir
modificaciones en las combinaciones de procesos que tienen lugar en la Naturaleza,
favoreciendo precisamente a los más agresivos, con lo que se convierte en motor de
aceleración de la erosión. El proceso de pérdida de materiales superficiales es la
consecuencia de la acción del hombre al desarrollar sus actividades irresponsablemente,
como, por ejemplo:

A- A través de la realización de cultivos en terrenos inclinados.


B- El sobrepastoreo, que causa la eliminación de vegetación en suelos de aptitud
forestal para la actividad agrícola.
C- La ocurrencia de incendios forestales.

2
D- Construcción en el medio natural. Commented [NB1]: Separar los ítems para que el trabajo este
prolijo y tenga una mejor organización.

Entre los agentes de erosión capaces de modelar el relieve se encuentra el ser humano,
con una importancia mayor de lo que parece. Desde que en el Neolítico se generalizase
la agricultura por todo el mundo, las sociedades han incidido en los procesos de erosión
más o menos de manera consciente, con unos medios técnicos cada vez más eficaces.

Hoy en día la erosión antrópica aparece lo suficientemente generalizada como para


tenerla en cuenta, y es relativamente independiente del clima, por lo que la estudiamos
aparte. La acción humana se muestra en la explotación de todo tipo de rocas, sobre todo
las que tienen un aprovechamiento económico. Básicamente, la erosión humana se
puede clasificar en dos tipos: de construcción y de explotación.

La construcción es uno de los principales factores que influyen en la erosión antrópica,


que destruyen el medio directamente, sin tomar precauciones, destruyendo la fauna y la
flora. La construcción se puede dividir en ciudades y caminos.

La explotación que se puede dividir en cultivos, minas, canteras y la deforestación. La


erosión antrópica tiene también origen en los cultivos, pues debido a la
sobreexplotación del suelo, la tierra se vuelve extremadamente débil.

Factores de degradación
Factor Físico

Vinculados a éste existen una serie de micro procesos que alteran el espacio libre
“poroso” que tiene el suelo, produciendo cambios adversos en el suelo que afectan las
condiciones físicas relacionadas con el desplazamiento del aire, del agua y nutrientes, y
el desarrollo de las raíces. Estos procesos pueden ocurrir a nivel de superficie del suelo
o subsuperficialmente, y los efectos más comúnmente observados son capas
compactadas, sellamiento de la superficie del suelo, costras.

Factor Químico

Varios de los procesos de degradación química están vinculados a la degradación


biológica y suelen ocurrir en condiciones extremas de la ocurrencia de este último.
Ejemplos de lo manifestado son el agotamiento de nutrientes y la acidificación del
suelo que resultan como consecuencia de, entre otras causas, el agotamiento de la
materia orgánica. La contaminación del suelo es otro proceso de degradación química
que generalmente está asociado a la contaminación de aguas, al inadecuado uso y
manejo de insumos y desechos de la agricultura. El aumento del contenido de sales en el
suelo es otro proceso que ocurre en áreas habilitadas al riego (permanente), en donde el
contenido salino del agua de riego y las limitaciones en el sistema de drenaje generan un
aumento de la salinidad del suelo. La problemática del aumento del contenido de sales
en el suelo, no sólo está limitada a regiones de riego, es habitual en áreas ganaderas de

3
la pradera pampeana que presentan drenaje natural limitado y nivel freático cercano a la
superficie, y que reciben un manejo inadecuado del suelo.

Factor Biológico

La pérdida de la biodiversidad y de la materia orgánica constituyen los efectos más


notorios debido a la ocurrencia de los procesos de degradación biológica. Esto repercute
sobre diferentes funciones del suelo como la transformación, reciclado y posterior
asimilación de los nutrientes por las plantas. También el acomodamiento y la
persistencia de los minerales del suelo en unidades específicas que contribuyen a
sostener el espacio poroso que va a asegurar el traslado del agua de lluvia y/o de riego
por el suelo y la eliminación de los excesos. Además del desplazamiento del aire dentro
y fuera del suelo. Está ampliamente demostrado que el uso intensivo del suelo y la
aplicación de tecnología inadecuada se constituye en las principales causas de la
ocurrencia de estos procesos de degradación biológica en suelos agrícolas.

Clasificación de las formas y procesos de erosión actual


Geología Dinámica

Trata los procesos elementales de la erosión, de los grandes agentes de transporte y de la


naturaleza de la erosión, que integra la erosión antrópica y procesos morfogeneticos.

Degradación ambiental

Es todo un proceso en el cual el entorno natural como aire, agua y suele se ven
comprometidos de forma que reduce la diversidad biológica o la salud del medio. Este
proceso de degradación ambiental puede ser de origen natural o causado por la actividad
humana y él puede acelerar el proceso de degradación.

Efectos de la degradación
Disminución de la fertilidad de los suelos: al ser afectada la capa vegetal superficial, los
agentes ambientales progresivamente van removiendo las capas más externas del suelo.
Esto destruye los nutrientes que se necesitan para el éxito de las cosechas.

Rompiendo del equilibrio ecológico: en los suelos erosionados, algunos elementos de la


cadena ecológica mueren o emigran. Animales grandes, insectos y variedades de plantas
que dependen unos de los otros para su supervivencia se ven afectados al desaparecer o
disminuir la presencia de uno o varios de los eslabones de la cadena.

Afectación de los periodos de lluvias: como consecuencia de rompimiento del equilibrio


ecológico se ve afectado el ciclo hidrológico que garantiza las lluvias. Esto se debe en
parte a que disminuyan la cantidad de agua que se evapora y luego asciende y forma
nubes.

Aumento de la temperatura ambiental: al disminuir la cantidad de agua que se evapora


en una región disminuye también la cantidad de calor que el agua remueve durante su

4
evaporación. Con esto, desaparece la posibilidad de la tierra de radiar el calor que
absorbe por acción de los rayos solares.

Incremento de la sedimentación de ríos y fuentes acuíferas: los sedimentos de las capas


superficiales del suelo son movilizados por la acción del viento y las aguas. Al final, son
depositados en los cuerpos de agua. Esta sedimentación artificial hace que disminuya la
profundidad de los causes. Los ríos pueden entonces cambiar sus cursos e inclusive
inundar otras zonas planas fuera de su cauce normal.

Desertificación de los suelos


La desertificación se produce como resultado de un desequilibrio a largo plazo entre la
demanda de servicios de los ecosistemas por parte del hombre y lo que
los ecosistemas pueden proporcionar. En la actualidad, existe una presión creciente
sobre los ecosistemas de las tierras secas en cuanto al suministro de servicios como la
alimentación, el forraje, el combustible, los materiales de construcción y el agua, que es
necesaria para el hombre, el ganado, el riego y el saneamiento. Este incremento se
atribuye a una combinación de factores humanos y climáticos. Aunque la interacción de
dichos factores a escala mundial y regional es compleja.

La desertificación, el proceso por el cual las tierras se hacen más secas, está aumentando
en todo el mundo. Millones de hectáreas son zonas áridas y semiáridas. El 40 % de la
superficie del planeta son tierras secas, parte de las cuales se han convertido en
desiertos. Se estima que 70 % de las tierras secas productivas están actualmente
amenazadas por diversas formas de desertificación. Esto afecta directamente el
bienestar y el futuro de una sexta parte de la población mundial. La desertificación es
una ruptura del frágil equilibrio que hizo posible el desarrollo de la vida en las zonas
áridas del planeta.

Existen, principalmente, siete procesos responsables de la desertificación:

1. Degradación de la cubierta vegetal.


2. Erosión hídrica.
3. Erosión eólica.
4. Salinización.
5. Reducción de la materia orgánica del suelo.
6. Encostramiento y compactación del suelo.
7. Acumulación de sustancias tóxicas para los seres vivos.

De éstos, los cuatro primeros se consideran procesos primarios de desertificación,


debido a que sus efectos son amplios y tienen un impacto muy significativo sobre la
producción de la tierra, y los tres últimos se consideran secundarios.

La desertificación se evalúa con base en tres criterios: estado actual, velocidad y riesgo,
considerando cuatro clases de desertificación: ligera, moderada, severa y muy severa.

5
De este modo, las regiones áridas en su totalidad son susceptibles a la desertificación.
Estas áreas soportan una población de alrededor de 850 millones, tanto en naciones
desarrolladas como en desarrollo y en todos los continentes permanentemente poblados.

El cambio climático y la desertificación


La desertificación se asocia a la pérdida de biodiversidad y contribuye al cambio global
del clima con la pérdida de capacidad de captación de carbono y un aumento en el
albedo de superficie.

La diversidad biológica está implicada en la mayoría de los servicios proporcionados


por los ecosistemas de las tierras secas y se ve afectada negativamente por
la desertificación. Lo que es más importante, la vegetación y su diversidad de estructura
física contribuye es fundamental para la conservación del suelo y la regulación de la
infiltración de la precipitación, la escorrentía y el clima local. Las distintas especies de
plantas producen al descomponerse componentes que son física y químicamente
diferentes y, junto con una comunidad diversa de descomponedores, contribuyendo a la
formación del suelo y al ciclo de los nutrientes. La diversidad de las especies de plantas
brinda su apoyo tanto al tanto al ganado y como a la vida silvestre. Todas las plantas
sostienen la producción primaria que proporciona en última instancia el alimento, las
fibras y la leña y que capta el carbono, regulando de esta manera el clima global. La
excesiva explotación de la vegetación conduce a pérdidas en la producción primaria y
por lo tanto también a una reducida captación de carbono. El trastorno de los servicios
interrelacionados proporcionados conjuntamente por la biodiversidad de plantas de las
tierras secas es un disparador clave de la desertificación y de sus varias manifestaciones,
incluyendo la pérdida de hábitat para la biodiversidad

La desertificación afecta al cambio climático a través de la pérdida de suelo y de


vegetación. Los suelos de las tierras secas contienen más de un cuarto de todos los
depósitos de carbono orgánico del mundo así como casi todo el carbono inorgánico. La
desertificación libre de obstáculos puede liberar a la atmósfera global una importante
fracción de este carbono, con consecuencias de retroalimentación significativas para el
sistema climático global. Se estima que 300 millones de toneladas de carbono se
dispersan cada año en la atmósfera proveniente de las tierras secas como resultado de la
desertificación.

El cambio climático puede afectar negativamente a la biodiversidad y exacerbar la


desertificación debido al aumento en la evapotranspiración y a una disminución
probable de la precipitación en las tierras secas (aunque puede aumentar globalmente).
Sin embargo, ya que el dióxido de carbono es también un recurso fundamental para
la productividad de las plantas, la eficacia del uso del agua mejorará para
algunas especies de las tierras secas que puedan responder favorablemente a su
aumento. Las respuestas contrastantes de las distintas plantas de las tierras secas al
aumento del dióxido de carbono y de las temperaturas, pueden llevar a cambios en la
composición y abundancia de las especies. Por lo tanto, aunque el cambio del clima

6
puede aumentar la aridez y el riesgo de desertificación en muchas áreas, los efectos
resultantes sobre los servicios que están determinados por la pérdida de la biodiversidad
y, por lo tanto, sobre la desertificación, son difíciles de predecir

Acciones preventivas y correctivas


El mundo pierde áreas agrícolas a un ritmo alarmante a causa de la erosión,
desertificación, salinización y urbanización. Tales pérdidas se encuentran en camino de
entrar en colisión con la sustentabilidad. En general, la política agrícola es contraria a
los métodos ecológicos y a la adopción de sistemas de cultivo sustentables, en particular
los que se fundan en la rotación de cultivos, prácticas de conservación del suelo,
reducción del uso de insecticidas y el aumento en la utilización de medios biológicos y
agrícolas para el control de plagas. Si los objetivos de la agricultura ecológica son, en
términos generales:

1) mantener un mantillo productivo,

2) que los alimentos estén asegurados y sean saludables,

3) reducir el uso de pesticidas y fertilizantes químicos, y

4) conservar la viabilidad económica de la producción.

En la actualidad, para intentar corregir las prácticas del pasado, se han adoptado
diversas opciones para el cultivo: en franjas, rotación de cultivos, terrazas, uso de
maquinaria menos pesada y disminución o suspensión del uso de los agentes químicos.
Pero, además, un impulso vigoroso para cambiar al cultivo orgánico sustentable
proviene de los consumidores al demandar cada vez más que los agricultores adopten
los métodos agrícolas sustentables. Restableciendo la confianza en la relación entre el
consumidor, el productor y el suelo.

Manejo tradicional de ambientes áridos. A pesar de la inclemencia de los ambientes


áridos, hay poblaciones humanas habituadas a vivir en ellos. Los habitantes han
aprendido a manejar sus características y recursos; poseen suelos someros fácilmente
cultivados y, aunque son deficientes en algunos nutrientes, cuentan con elementos
inorgánicos abundantes; existen condiciones para un rápido desarrollo de los cultivos,
buenas cosechas y buen forraje durante los periodos de lluvia. Por ello, los agricultores
y pastores practican estrategias diseñadas para minimizar los riesgos de la sequía,
enfermedades y sobreexplotación del campo.

Presión política y económica. La desertificación se suma opresivamente al problema del


desarrollo en aquellos países sometidos a considerables presiones políticas y
económicas. En los países atrasados, generalmente existen situaciones que se
caracterizan por la opresión a la que se somete al sector agropecuario. Por ejemplo: el
mantenimiento artificial de precios bajos a los alimentos producidos por los
campesinos; a menudo, al sector agrícola se le exigen altos impuestos; al sector agrario
se le priva, cada vez en forma más acentuada, de recursos provenientes del gobierno

7
central y todavía se espera una producción alta. Por tal motivo, para obtener mejores
ingresos es una práctica común ejercer una agricultura que sea lo más redituable
posible. Cuasi obligado a los agricultores a realizar prácticas tales como el monocultivo
o sobrepastoreo. Anudado a esto los conflictos políticos son una de las causas de la
rotura entre las prácticas agrícolas y lo sustentable o ecológico.

Control de la desertificación
Para realizar un corrector control de la desertificación se deben tener en cuenta los
factores interrelacionados a esta:

a) las propiedades del suelo,

b) las condiciones climáticas,

c) el relieve del lugar,

d) la capa vegetal,

e) la dirección y el grado de influencia de la actividad humana sobre la


naturaleza, la cual se resume en el plano de su utilización,

f) los cultivos agrícolas y en general las prácticas productivas. En consideración


esto los mecanismos de control son:

1. Evaluación de la desertificación y mejoramiento del manejo y uso del


suelo.

2. Medidas correctivas contra la desertificación.

3. Recomendaciones socio-económicas.

4. Ciencia y tecnología

5. Integración de planes de desarrollo

La desertización
Es el proceso evolutivo natural de una región hacia unas condiciones climáticas y
ambientales conocidas como desierto. El desierto del Sahara fue, hace unos miles de
años, una sábana.

La desertización, es el proceso evolutivo natural de una región hacia unas condiciones


morfológicas, climáticas y ambientales conocidas como desierto. Los factores que
causan la desertización son de diversa índole; factores astronómicos, geomorfológicos y
dinámicos; este es un fenómeno que se produce sin la intervención humana, a diferencia
de la desertificación.

8
Uno de los ejemplos más recientes de desertización es el desierto del Sahara: hace unos
miles de años era una sábana con su fauna y flora características, mientras que la actual
aridificación del clima local lo ha transformado en el desierto que es en la hoy en día.

Este fenómeno se da especialmente en la zona mediterránea, en donde Almería, Murcia


y Granada, por orden de gravedad tienen más de la mitad de su superficie con
fenómenos alarmantes de erosión.

El gran responsable de la extendida erosión en los suelos es el clima. Estas áreas, áridas
o semiáridas, recibe pocas precipitaciones al año, pero cuando cae la lluvia lo hace,
frecuentemente, de forma torrencial, habitualmente en los otoños, con una fuerza capaz
de erosionar fácilmente los terrenos. La falta de agua provoca, también, que la
vegetación sea escasa y que aporte poca materia orgánica al suelo y le proporcione una
débil protección.

Junto a la escasez de vegetación otras características de estas zonas es el ser


frecuentemente montañosas, con laderas de fuertes pendientes, formadas por rocas
relativamente blandas. Todo este conjunto de factores facilita que las aguas corran con
fuerza arrastrando con facilidad el suelo y formando cárcavas y barrancos.

La intervención humana ha agravado el problema. Las talas excesivas, los incendios, el


pastoreo abusivo, las prácticas agrícolas inadecuadas y la construcción descuidada de
pistas, carreteras y otras obras públicas aumentan la facilidad de erosión del suelo.
Desnudan el terreno y originan focos en los que se inicia el arrastre de materiales. Un
sistema de las características climáticas del que estamos comentando se mantiene en un
delicado equilibrio que se puede alterar de forma importante y con gran facilidad, con
cualquier actuación poco estudiada. Se calcula que el 73% de la remoción de suelo se
produce en los cultivos de secano.

9
Conclusión
La desertificación está en aumento a nivel mundial y la causa predominante parece ser
la actividad humana, más que las condiciones ambientales, provocando cambios en el
uso de los recursos naturales y del agua. La desertificación en curso es una amenaza que
se cierne sobre las poblaciones más pobres y las perspectivas de reducción de
la pobreza. Por todo ello, la desertificación es en la actualidad uno de los mayores
desafíos medioambientales. Se ha convertido en un serio obstáculo a la hora de
satisfacer las necesidades básicas del hombre en las tierras secas y provoca además una
pérdida de bienestar humano.

La desertificación se produce, entre otros, por factores sociales, políticos, económicos y


climáticos que contribuyen a un uso insostenible de recursos naturales escasos. Tanto el
impacto como el alcance de la desertificación varían enormemente de un lugar a otro y
cambian con el tiempo. Este fenómeno puede ser mitigado atreves de políticas
medioambientales que abarquen los factores económicos, sociales, agropecuarios,
productivos, y por sobre todo que sean perdurables en el tiempo, brindando de esta
manera una solución que renueve el equilibrio entre el uso de los recursos y la
disponibilidad de los mismos.

Mientras tanto en contraposición observamos que hay zonas en el mundo en donde la


acción del hombre no interviene y se dan las mismas condiciones de relieve árido o
semiárido, producto de la desertización, lo que es de gran preocupación, ya que en estos
espacios no se cuenta con la posibilidad de mitigar las acciones humanas. Solo queda
esperar que la naturaleza se apiade de sus fuerzas y se reviertan los efectos producidos
en dichos lugares, porque aquí por más acción del hombre las condiciones naturales de
la zona determinaran su futuro y condiciones.

10
BIBLIOGRAFIA:

- Cambio climático y desertificación. Organización Meteorológica Mundial


- Día mundial de lucha contra la desertificación. Organización de las Naciones
Unidas https://www.un.org/es/events/desertificationday/
- Alfredo Collado (2012).Desertificación en Argentina: el problema de las 60
millones de hectáreas. Instituto Nacional Tecnología Agropecuaria.
www.inta.gob.ar. https://inta.gob.ar/noticias/desertificacion-en-argentina-el-
problema-de-las-60-millones-de-hectareas
- López, b. f. (1996). La degradación de tierras en ambientes áridos y semiáridos.
Causas y consecuencias. Logroño, España: Geoforma ediciones.
- Diódoro Granados-Sánchez. Miguel á. Hernández-García. Antonio Vázquez-
Alarcón. Pablo Ruíz-Puga (2012) Los Procesos de desertificación y las regiones
áridas. scielo.org.mx.
http://www.scielo.org.mx/scielo.php?script=sci_arttext&pid=s2007-
40182013000100005
- Desertificación- The Greenfacts-https://www.greenfacts.org/es/desertificacion/l-
3/1-definicion-desertificacion-desertizacion.htm#0p0
- Costa, M. et al. 2009. Ciencias de la Tierra y del medio ambiente. Ed.
Castellnou.

11