Sei sulla pagina 1di 63

Adoración Verdadera – 1ª. Parte Por John F.

Macarthur

Introducción

Juan 4:20-24 será la base para nuestro estudio sobre la adoración. Vamos a volver a el de forma intermitente a
lo largo de esta serie, y luego lo veremos en mayor profundidad. Yo creo que Juan 4:20-24 es el pasaje del Nuevo
Testamento más importante sobre el tema de la adoración – por lo que debemos entender sus verdades.

Nuestro texto es una conversación entre la mujer de Samaria y de nuestro Señor Jesucristo.
20Nuestros padres adoraron en este monte, y vosotros decís que en Jerusalén es el lugar donde se
debe adorar. 21Jesús le dijo: Mujer, créeme, que la hora viene cuando ni en este monte ni en
Jerusalén adoraréis al Padre. 22Vosotros adoráis lo que no sabéis; nosotrosadoramos lo que sabemos; porque
la salvación viene de los judíos. 23Mas la hora viene, y ahora es, cuando los verdaderos adoradores adorarán al
Padre en espíritu y en verdad; porque también el Padre tales adoradores busca que le adoren. 24Dios es
Espíritu; y los que le adoran, en espíritu y en verdad es necesario que adoren. –Juan 4:20-24
La palabra “adorar” (verbo) aparece ocho veces en este pasaje. Por lo tanto, es esencial que comprendamos lo
que nuestro Señor está diciendo aquí.

La mayoría de la gente va a la iglesia por lo que pueden conseguir. Algunas personas simplemente echan un
vistazo a la página de las iglesias en su periódico para ver que está pasando en un determinado domingo, e ir
por aquello que será de su interés o les “bendecirá”. Bueno, si usted va a la iglesia sólo por lo que pueda obtener
en música, o lo que pueda obtener del sermón, o simplemente para obtener bendición, se habrá perdido del
punto. La música y el sermón no son fines en sí mismos, no son más que para estimularle a adorar a Dios. Y si
usted tiene un pensamiento menos que eso, ¡se habrá perdido el punto!

Vamos a la iglesia para adorar a Dios, y eso se hace dando y no recibiendo. Vamos a ofrecer algo a Él, no a recibir
de El. Por supuesto, si ofrecemos a Él la gloria debida a Su nombre, recibiremos en Su mano. Hay bendición en
dar, porque el Señor es citado diciendo, “Más bienaventurado es dar que en recibir” (Hechos 20:35). Por lo
tanto, la adoración es dar a Dios, no recibir.

¿Adora usted cuando va a la iglesia? ¿Es eso lo que está en su mente? ¿Cómo prepara su corazón para la
adoración? ¿Cuando se viste, o cuando usted está en su coche en su camino a la iglesia, está su corazón deseoso
de adorar a Dios? ¿Alguna vez se ha hecho estas preguntas? Bueno, si no es así, voy a obligarle a hacerlo en
estos capítulos. De hecho, mi propósito es forzarlo a tomar una decisión acerca de si usted va a adorar a Dios o
no. Mi objetivo es hacer que usted piense, en primer lugar, acerca de lo que es la adoración, en segundo lugar,
si lo está haciendo o no, y tercero, si no es así – ¿lo hará? Y si no, entonces usted va a tener que negar lo que
dice la Biblia. Quiero llevarle a un rincón donde no tendrá otra alternativa que hacer lo que Dios dice, o no hacer
lo que Dios dice, y tener en claro lo que ha hecho.

1
A. Definición de Adoración

¿Qué es la adoración? Le voy a dar una definición: La adoración es “honor tributado a un ser superior.” Esto
significa “rendir homenaje, honor, reverencia, respeto, adoración, alabanza, gloria a un ser superior.” En las
Escrituras, la palabra se utiliza indistintamente para referirse al homenaje dado a los ídolos, las cosas materiales,
o al Dios verdadero. Así que la palabra en sí no es una palabra sagrada, sólo describe el honor otorgado a un ser
superior.

La palabra común del Nuevo Testamento para adoración es proskuneo, que significa “besar a, besar la mano,
inclinarse, postrarse.” La idea de la adoración es que uno se postra ante un ser superior con un sentido de
respeto, temor, reverencia, honor y homenaje. En un contexto cristiano, simplemente aplicamos esto a Dios y
nos postramos delante de El con respeto y honor, tributando a Él la gloria debida a su carácter superior.

Esencialmente, entonces, la adoración es dar – dar honor y respeto a Dios. Es por eso que nosotros, como
cristianos, se reúnen el domingo. No se reúnen para darle el respeto que el predicador o los del coro, nos
reunimos para honrar a Dios. El sermón y la música son sólo para ser los estímulos que crean el deseo en
nuestros corazones, para honrarlo.

Así que, si asisten a la iglesia por lo que puede conseguir, (es decir, a “recibir una bendición”), te lo perdiste!
Cuando nos reunimos para adorar al Señor, nuestro objetivo es estar en darle a Él, no conseguir de él. La
adoración es un ardiente deseo de dar a Dios, y que implica la entrega de nosotros mismos, nuestras actitudes
del corazón, y nuestras posesiones.

Esencialmente, entonces, la adoración es dar – dar honor y respeto a Dios. Es por eso que nosotros, como
cristianos, nos reunimos el domingo. No nos reunimos para darle el respeto al predicador o a los del coro, nos
reunimos para honrar a Dios. El sermón y la música están sólo para ser estímulos que crean el deseo en nuestros
corazones, para honrarlo.

Así que, si asiste a la iglesia por lo que puede conseguir, (es decir, a “recibir una bendición”), ¡se la ha perdido!
Cuando nos reunimos para adorar al Señor, nuestro objetivo debe estar en darle a Él y no en el conseguir de El.
La adoración es un ardiente deseo de dar a Dios, y que implica la entrega de nosotros mismos, nuestras actitudes
del corazón, y nuestras posesiones.

B. La Adoración Representada

1. La fragancia del incienso del Tabernáculo

Éxodo 30:34-38 proporciona una ilustración gráfica de adoración. Dios le dio muchas instrucciones acerca de
cómo la adoración debía llevarse a cabo en el Tabernáculo. Muchas de las instrucciones tenían un gran valor
simbólico y se utilizaron como herramientas de enseñanza. Una de estas ayudas visuales, que se describen en
Éxodo 30:34-38, nos da una visión maravillosa en el área de adoración:
34Dijoademás Jehová a Moisés: Toma especias aromáticas, estacte y uña aromática y gálbano aromático e
incienso puro; de todo en igual peso, 35y harás de ello el incienso, un perfume según el arte del perfumador,
bien mezclado, puro y santo. 36Y molerás parte de él en polvo fino, y lo pondrás delante del testimonio en el
2
tabernáculo de reunión, donde yo me mostraré a ti. Os será cosa santísima. 37Como este incienso que harás,
no os haréis otro según su composición; te será cosa sagrada para Jehová. 38Cualquiera que hiciere otro como
este para olerlo, será cortado de entre su pueblo.

Ahora este perfume, que en realidad era un incienso de olor dulce, iba a ser utilizado sólo en el Tabernáculo.
¿Por qué? Debido a que iba a ser santo. El versículo 37 continúa: “Y el incienso que harás, no lo haréis en las
mismas proporciones para vuestro propio uso; te será santo para el SEÑOR. Cualquiera que haga incienso
como éste, para usarlo como perfume será cortado de entre su pueblo.” Ahora, ¿sabía que había una receta
de perfume en la Biblia? Fue probablemente la más hermosa de las fragancias que podía imaginar, pero Dios le
dijo que podía costarles la vida si lo hacían para sí mismos.

Usted dirá: “Bueno, ¿Cuál es el punto aquí?” El punto es éste: aquí había una fragancia diseñada para ser sólo
de Dios. Cuando este incienso subía a la nariz de Dios, era exclusivo de El. Este es un hermoso cuadro de
adoración, mostrando que la adoración debe ser un acto único, separado, y santo que surge del corazón de una
persona hacia la nariz de Dios.
2. La fragancia del perfume de María

Como la fragancia del incienso en el tabernáculo llegó a las narices de Dios, que significaba adoración. En Juan
12:1-3, otro regalo fragante se ofrece en la adoración. Sin embargo, en esta ocasión se le ofreció al Dios vivo en
forma humana del Señor Jesucristo:

“Entonces Jesús, seis días antes de la Pascua, vino a Betania donde estaba Lázaro, al que Jesús había
resucitado de entre los muertos. Y le hicieron una cena allí, y Marta servía; pero Lázaro era uno de los que
estaban a la mesa con El. Entonces María, tomando una libra de perfume de nardo puro que costaba mucho,
[probablemente un año de salario] ungió los pies de Jesús, y se los secó con los cabellos, y la casa se llenó con
la fragancia del perfume.”

María utilizó aquello que era su gloria, su pelo (cf. 1Cor.11: 15), para lavar los pies sucios y polvorientos de Jesús.
Y ella no hizo uso de agua, ella utilizó un, fragante perfume costoso. Esa es la esencia de la adoración. Es auto-
humillante y abundante en su entrega.

Marta y María eran diferentes Marta siempre estaba sirviendo, y María siempre estaba sentada a los pies de
Jesús. De hecho, Jesús había dicho previamente que María escogió hacer lo que era mejor que todo los del servir
de Marta (cf. Lc 10:38-42). Pero cuando Judas vio lo que hizo María con el ungüento, dijo,“¿Por qué no se ha
vendido este perfume por trescientos denarios, y darlo a los pobres?” (V. 5). El versículo 6 nos dice que Judas
realmente no se preocupaba por los pobres, sólo quería el dinero para sí mismo.

Entonces Jesús le dijo: 4Y dijo uno de sus discípulos, Judas Iscariote hijo de Simón, el que le había de
entregar: 5¿Por qué no fue este perfume vendido por trescientos denarios, y dado a los pobres?… 7Entonces
Jesús dijo: Déjala; para el día de mi sepultura ha guardado esto.8Porque a los pobres siempre los tendréis con
vosotros, mas a mí no siempre me tendréis.(vv. 7, 8).

3
En otras palabras, es mejor la adoración que dar bienestar. Lo que damos a Dios es infinitamente más
importante que lo que damos al hombre – cualquier hombre. Ahora no estoy diciendo que no es importante
dar a nuestro prójimo, pero es más importante dar a Dios.

Tendemos a ser tan pragmáticos, ¿no? Somos una generación de Martas – siempre ocupados. Tenemos la iglesia
ajustada a un sistema, con todos sus programas y actividades. Y somos muy cuidadosos de no perder la
sustancia, tanto es así, que incluso lo que damos a Dios tendemos a marcarlo con mucho cuidado
completamente, antes de sacar aquello que es el salario de un año e inclinarnos con humildad para limpiar Sus
pies con nuestro pelo.

El acto de María fue un acto de adoración. Al subir la fragancia de su perfume, ilustró la esencia de un corazón
adorador. Eso es lo que Dios busca. La verdadera adoración es mejor que el bienestar y la actividad religiosa.
Aunque esas cosas son necesarias y buenas, la adoración es mejor. Y, sin embargo, me temo que muchos de
nosotros ni siquiera sabemos lo que es la adoración.
C. Distinción de Adoración

Creo que una comparación de adoración con el ministerio podría ayudar a distinguir lo que realmente es la
verdadera adoración. El Ministerio es el que viene a nosotros del Padre, por medio del Hijo, en el poder del
Espíritu, el uno al otro en forma de dones espirituales. Adoración, por el contrario, es lo que sube de nosotros,
por el poder del Espíritu a través del Hijo, al Padre. Por lo tanto, el ministerio es lo quedesciende de Dios a
nosotros, mientras que la adoración es la que sube de nosotros a Dios. Y ambos deben estar en perfecto
equilibrio. Desafortunadamente, tendemos a ser demasiado orientados al ministerio (como Martha) y no lo
suficientemente orientados hacia la adoración. Tenemos que aprender de María a sentarnos a los pies de Jesús
y adorarle.

Hágase las siguientes preguntas: “¿Adorar a Dios? ¿Es la adoración una prioridad para mí? ¿Asisto fiel y
regularmente a la iglesia con un corazón profundo de compromiso en adorar a Dios? ¿Soy consumido por un
deseo lleno de hambre por adorar a Dios que me apresuro en la asamblea de Su pueblo para expresar
adoración?” Bueno, Dios busca una adoración aceptable, verdadera espiritual, y si vamos darla a Él, debemos
entender lo que es.

I. LA IMPORTANCIA DE LA ADORACIÓN

A. La Escritura Predomina con Ella

La primera razón de porque la adoración es importante es porque la Escritura habla con tanta frecuencia de la
misma. La Palabra de Dios pone de relieve el tema de la adoración cientos y cientos de veces, pero sólo quiero
elegir algunos pasajes selectos para ilustrar su prioridad.

4
1. Pasajes del Antiguo Testamento

a) El énfasis del primer mandamiento (Ex.20)

Cuando Dios comenzó a establecer algunas normas, principios y directrices en forma de mandamientos,
estatutos, ordenanzas, leyes y proposiciones, ¿qué era lo más importante para El? Observe el primer
mandamiento, que El dio.

“2Yo soy Jehová tu Dios, que te saqué de la tierra de Egipto, de casa de servidumbre. 3No tendrás dioses ajenos
delante de mí. 4No te harás imagen, ni ninguna semejanza de lo que esté arriba en el cielo, ni abajo en la
tierra, ni en las aguas debajo de la tierra. 5No te inclinarás a ellas, ni las honrarás; porque yo soy Jehová tu
Dios, fuerte, celoso, que visito la maldad de los padres sobre los hijos hasta la tercera y cuarta generación de
los que me aborrecen, 6y hago misericordia a millares, a los que me aman y guardan mis mandamientos. (vv.2-
6).

El primer mandamiento es, pues, adorar a Dios y sólo a Dios. Esa es nuestra prioridad (cf. Exodo 34:14. Mateo
22:37).

b) El Establecimiento del Tabernáculo (Ex.25)

Cuando Dios llamó a su pueblo de Egipto y comenzaron a vagar por el desierto, Él quería que ellos se centran
en adorarlo, por lo que Él estableció un lugar para que esta adoración se llevase a cabo: el Tabernáculo. Para
darle una idea de la prioridad que puso en este lugar de adoración, considere que le llevó siete capítulos (un
total de 243 versículos) a Dios para discutir todas las normas, medidas, y muebles que iban a ser parte del
Tabernáculo, y sólo tomó treinta y uno versículos para describir toda la creación del universo.

El Tabernáculo por sí solo no era muy atractivo, pero dentro del lugar santísimo, que estaba dentro del lugar
santo, estaba el arca de la alianza. En la parte superior del arca estaba el propiciatorio, donde el sumo sacerdote
rociaba la sangre una vez al año como una expiación por los pecados del pueblo. Fue en este asiento de
misericordia, que la gloria Shekinah de Dios habitaba, o habitó. En Éxodo 25:22 Dios le dice a Moisés:

“Allí me encontraré contigo, y de sobre el propiciatorio, de entre los dos querubines que están sobre el arca
del testimonio, te hablaré acerca de todo lo que he de darte por mandamiento para los hijos de Israel.”

Dios les dio el Tabernáculo como un punto focal de la adoración, porque la adoración era la prioridad.

c) El campamento alrededor del tabernáculo (Num.1:52-2:2)

Es interesante ver cómo Dios colocó el campamento de Israel durante los cuarenta años que estuvieron
vagando. Cada vez que los hijos de Israel se detenían para acampar, los sacerdotes iban estarían más cerca al
Tabernáculo; poco más allá de los sacerdotes estaban los levitas, las doce tribus formaban el anillo exterior.
Ahora los sacerdotes estaban a cargo de la adoración, mientras que los otros levitas estuvieron a cargo del
servicio, el cuidado del Tabernáculo. Es obvio que la prioridad era la de adoración.
Incluso el requisito de edad para un sacerdote manifestó la importancia de la adoración. Cuando un hombre
joven llegaba a la edad de veinte años, podría servir como un soldado (Num.1: 3). Un levita podría comenzar a
5
servir en el Tabernáculo cuando llegaba a la edad de veinticinco (Num.8: 24). Sin embargo, un levita tenía que
ser de treinta antes de que pudiera convertirse en un sacerdote (Num.4: 3).¿Por qué? Debido a que la adoración
era la prioridad. Exigía el más alto nivel de madurez espiritual porque era la mayor responsabilidad. Había un
nivel para aquellos que lucharon las batallas y otro para aquellos que sirvieron en el Tabernáculo – pero el nivel
más alto fue para los que llevaban al pueblo a adorar a Dios.

d) El ejemplo de los serafines (Isaías 6:1-2)


1En el año que murió el rey Uzías vi yo al Señor sentado sobre un trono alto y sublime, y sus faldas llenaban
el templo. 2Por encima de él había serafines; cada uno tenía seis alas; con dos cubrían sus rostros, con dos
cubrían sus pies, y con dos volaban.

Es interesante que cuatro de las alas estaban relacionadas con la adoración, y sólo dos estaban relacionadas con
el servicio. Cada uno de los serafines se cubrió el rostro porque no podía mirar la gloria de Dios, que cubrían sus
pies, debido a la santa presencia de Dios, y con las otras dos alas se hacían cargo del servicio. La adoración es la
prioridad – incluso para los ángeles.

e) La exhortación del salmista (Salmo 95:6-7a)


6 Venid,adoremos y postrémonos; Arrodillémonos delante de Jehová nuestro Hacedor. 7Porque él es nuestro
Dios; Nosotros el pueblo de su prado, y ovejas de su mano.

Este es sólo uno de los muchos salmos que nos exhortan a la adoración (cf. Sal;. 5:07 29:2, 45:11, 66:4, 86:9,
96:9, 99:5, 9, 132 : 7; 138:2).

2. Pasajes del Nuevo Testamento

a) Romanos 12:1-2

En los once primeros capítulos de Romanos, Pablo habla del evangelio maravilloso del Señor Jesucristo, su
propósito redentor y el plan para el mundo, y Su misericordia sobre el hombre pecador. Luego dice:
1Así que, hermanos, os ruego por las misericordias de Dios [todas las verdades de los primeros once capítulos],
que presentéis vuestros cuerpos en sacrificio vivo, santo, agradable a Dios, que es vuestro culto
racional [adoración espiritual]. 2No os conforméis a este siglo, sino transformaos por medio de la renovación
de vuestro entendimiento, para que comprobéis cuál sea la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta.

Ahora, después de once capítulos de doctrina definiendo al cristiano y todos sus beneficios, Pablo dice: “En
respuesta a todo esto, Dios quiere algo de ti.”¿Sabe usted qué es? Adoración espiritual que es agradable a El.
La palabra “agradable” [agradable] es una palabra importante de sacrificio y de adoración. Cualquier persona
que adora trata de llevar a Dios lo que es agradable. Esta palabra también aparece en la parte final del versículo
2: “para que comprobéis cuál sea la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta.”

¿Qué quiere Dios de un creyente? Él quiere, adoración espiritual y agradable. Y comienza con la presentación
del cuerpo como sacrificio vivo. Ahora bien, no es sólo el cuerpo físico, porque entonces no sería un acto de
adoración espiritual. El cuerpo mencionado en el versículo 1 es toda la persona, el verdadero yo. Por lo tanto,
6
debido a la gran misericordia de Dios hacia nosotros, Él nos llama a presentarnos a Él en un acto de adoración
espiritual. En pocas palabras, “Dios nos salvó para que podamos verdaderamente y agradablemente adorarle.”

b) 1 Pedro 2:5

El capítulo 1 contiene las maravillas de la gracia redentora. Por ejemplo, el versículo 19 habla de “la sangre
preciosa de Cristo, como de un cordero sin mancha y sin contaminación”, el versículo 18 habla acerca de
nuestro nuevo nacimiento, y los versículos 2-3 del capítulo 2 habla de“niños recién nacidos” que han “gustado
la benignidad del Señor”. Ahora, como individuos salvos, 2:5 nos describe “como piedras vivas, sed edificados
como casa espiritual y sacerdocio santo, para ofrecer sacrificios espirituales aceptables a Dios por medio de
Jesucristo.”

Dios no vive en una casa hecha con manos – en un edificio de ladrillo y mortero. Vive en una casa hecha de las
piedras vivas de Su pueblo. Y como sacerdotes santos, vamos a ofrecer sacrificios espirituales. Adoración
aceptable, verdadera y espiritual que se ofrece sobre la base de la obra transformadora de Dios en Cristo.
Así que esa es una breve mirada a la primera razón de porque es importante la adoración – la Escritura es
abundante en ello. La segunda razón de porque es importante es la adoración es porque:

B. El Destino Está Determinado por Ello

La adoración no es una adición a la vida, esta en la base de la vida. Usted ve, las personas que adoran a Dios
aceptablemente entran en la vida eterna, pero la gente que no adora a Dios aceptablemente entran a la muerte
eterna. La adoración, entonces, se convierte en el núcleo. El tiempo y la eternidad son determinadas por la
naturaleza de la adoración del individuo.

Ahora, sólo hay dos tipos de adoración que se puede ofrecer aceptable o inaceptable. La mayoría del mundo
ofrece adoración inaceptable, y Dios no la aceptará. La Biblia es explícita al respecto. Hay gente de hoy que dicen
que finalmente, todo el mundo va a ser salvo, pero eso no es cierto. La Biblia no dice eso. Sin embargo, se dice
que sólo hay dos tipos de adoración – adoración inaceptables ó adoración aceptable.

1. Adoración Inaceptable

a) La adoración de falsos dioses

La gente dice: “¿Qué pasa con todas las personas que adoran a su propio dios debido a que no conocen nada
mejor? Sin duda, Dios los aceptará si son sinceros en su adoración, ¿no es así?” ¡No! No es aceptable a Dios que
cualquiera adore a un falso dios, porque Él es un Dios celoso y no tolerará la adoración a otro (cf. Ex:.
34:14; Isa.48 11b).

El mundo rinde culto a dioses falsos. Busque en Romanos 1. En el versículo 21b leemos: “Pues habiendo
conocido a Dios, no le glorificaron como a Dios, ni le dieron gracias…”. Ahora, francamente, eso sólo significa
que no le adoraron, no le dieron gloria, alabanza, agradecimiento, o adoración. Se negaron a adorar a Dios, lo
cual es inaceptable, por lo que “los entregó a la inmundicia” (v.24), “pasiones vergonzosas” (v. 26), y en última
7
instancia, a su juicio (v. 32). De hecho, cuando se negaron a adorar a Dios, comenzaron a hacer imágenes “en
semejanza de imagen de hombre corruptible, de aves, de cuadrúpedos y de reptiles.” (v. 23). En otras palabras,
se volvieron a los ídolos. Todo el mundo adora. Así que cuando los hombres rechazan a Dios, ellos adoran falsos
dioses – dioses de su propia creación. Estos falsos dioses básicamente se dividen en dos categorías:

(1) Dioses Terrenales/Materiales

Un ejemplo de un dios terrenal o material es el dios de la riqueza. Esto es ilustrado en Job 31:24-28: “24Si puse
en el oro mi esperanza, Y dije al oro: Mi confianza eres tú; 25 Si me alegré de que mis riquezas se multiplicasen,
Y de que mi mano hallase mucho; 26 Si he mirado al sol cuando resplandecía, O a la luna cuando iba
hermosa, 27 Y mi corazón se engañó en secreto, Y mi boca besó mi mano; 28 Esto también sería maldad
juzgada; Porque habría negado al Dios soberano.”

En otras palabras, yo adoro lo que poseo, si adoro mi pequeño mundo, si mi boca besa mi mano he negado de
Dios. Pero los hombres hacen eso, y ellos adoran a los dioses del mundo material.
(2) Dioses Celestiales/Sobrenaturales

Deuteronomio 4:14-19a nos da una ilustración de esto. Mientras los hijos de Israel se preparaban para entrar
en la Tierra Prometida, Moisés les dio la siguiente advertencia:

14Y el SEÑOR me ordenó en aquella ocasión que os enseñara estatutos y juicios, a fin de que los pusierais por
obra en la tierra a la cual vais a entrar para poseerla. 15Así que guardaos bien, ya que no visteis ninguna figura
el día en que el SEÑOR os habló en Horeb de en medio del fuego; 16no sea que os corrompáis y hagáis para
vosotros una imagen tallada semejante a cualquier figura: semejanza de varón o hembra, 17semejanza de
cualquier animal que está en la tierra, semejanza de cualquier ave que vuela en el cielo, 18semejanza de
cualquier animal que se arrastra sobre la tierra, semejanza de cualquier pez que hay en las aguas debajo de
la tierra. 19No sea que levantes los ojos al cielo y veas el sol, la luna, las estrellas y todo el ejército del cielo,
y seas impulsado a adorarlos y servirlos, cosas que el SEÑOR tu Dios ha concedido a todos los pueblos debajo
de todos los cielos.

Dios nunca debe ser reducido a una imagen ¡nunca! Ahora bien, si usted piensa en Dios como un hombre viejo
barbón sentado en un sillón, esta mal. Alguien dijo una vez que la idolatría no comienza con un martillo, sino
que comienza en la mente. Cuando alguien concibe a Dios de forma incorrecta, finalmentehará que Dios sea en
términos incorrectos. El idólatra que toma el martillo y el cincel, y forma un dios de madera, da forma al dios
que estaba en su mente desde el principio. No debemos tener una concepción visual de Dios en absoluto,
porque El nunca se reduce a una imagen. Hacer eso sería adoración inaceptable.

Así, el primer tipo de adoración inaceptable es la adoración de falsos dioses. Y a lo largo del Antiguo Testamento,
esto es condenado. Quiero llegar a una conclusión al observar Isaías 2:6-10. He aquí el comentario de Isaías
sobre lo que estaba pasando entre su pueblo.
6Ciertamente has abandonado a tu pueblo, la casa de Jacob, porque están llenos de costumbres del oriente,
son adivinos como los filisteos, y hacen tratos con hijos de extranjeros. [es decir, que habían permitido a los
8
extranjeros y los extranjeros dioses para invadir su pensamiento y culto]. 7Se ha llenado su tierra de plata y de
oro, y no tienen fin sus tesoros; su tierra se ha llenado de caballos, y no tienen fin sus carros. 8También su
tierra se ha llenado de ídolos; adoran la obra de sus manos, lo que han hecho sus dedos. 9Ha sido humillado
el hombre común, y ha sido abatido el hombre de importancia; pero no los perdones. 10Métete en la roca, y
escóndete en el polvo del terror del SEÑOR y del esplendor de su majestad.

El pueblo de Dios se hizo idólatra. Incluso adoraban al sol (Ezeq.8:16). Los paganos adoraban a todo lo que podía
pensar – y lo mismo es cierto hoy en día. Toda religión que no discierne correctamente a Dios adora a un dios
falso. Cada materialista, cada ateo irreligioso y cada agnóstico que aún no oscurece la puerta de la religión adora
dios a algún dios material de su propia invención, aun cuando él mismo lo es. Todo esto es inaceptable para
Dios y condena al alma.

Centrándose en los hechos


1. ¿Por qué la mayoría de la gente van a la iglesia?

2. ¿Para que esta diseñada la música y el sermón en una iglesia?

3. Defina la palabra adoración. ¿Qué significa la palabra del Nuevo Testamento para el adoración?

4. ¿Qué se ofrecía a Dios en el Tabernáculo del Antiguo Testamento como un símbolo de adoración?

5. ¿Qué acto de adoración ofreció María a Jesús en Juan 12:1-3? ¿Qué actitudes demuestran ese acto?

6. Explique cómo la iglesia de hoy se parece más a Marta que María (Lucas 10:38-42.

7. Distinguir entre el ministerio y la adoración.

8. ¿Por qué medios la Escritura indica que la adoración es importante?

9. Resumir el Primer Mandamiento en una frase breve (Éxodo 20: 2-3).

10. ¿Por qué Dios ordenó a los israelitas a construir el Tabernáculo?

11. Explique cómo la edad mínima exigida para un sacerdote levítico, demuestra la prioridad de la adoración.

12. Después de haber concedido Su misericordia sobre el hombre pecador, ¿que requiere Dios de él, de acuerdo
a Romanos 12:1-2?

13. ¿Cuáles son los dos únicos tipos de adoración que se puede ofrecer? ¿Qué tipo de adoración ofrece la
mayoría del mundo? ¿Qué pasa con las personas que no adoran a Dios aceptablemente?

14 ¿Será aceptada por Dios La gente que adora a su propio dios por ignorancia?. Explicar.

15. ¿Qué sucede cuando una persona rechaza a Dios, al negarse a adorar a Él (Romanos 1:21-26?

16. Dé un ejemplo de un dios material.

9
17.¿Qué hizo Moisés advertir a los hijos de Israel de antes de entrar en la Tierra Prometida, de acuerdo a
Deuteronomio 4:14-19? ¿Por qué no tenemos una concepción visual de Dios?

18. ¿Qué hace cada religión que no acierta en discernir a Dios? ¿Incluirán allí los ateos y los agnósticos?

Reflexionando sobre los Principios

1. ¿Asiste a la iglesia principalmente para adorar a Dios? ¿O usted va para evitar la presión de los compañeros,
para ser entretenido, o recibir algún tipo de bendición de Dios? ¿Está su enfoque en dar a Dios o recibir de Él?
¿Está ansioso de adorar junto con los demás cristianos que asisten a la iglesia regularmente y prepara su corazón
en el camino? Revise la definición de adoración en este estudio. ¿Esta adorando de acuerdo a la forma en que
la palabra se utiliza en un contexto cristiano? Determine lo que debe hacer para mejorar la actitud de adoración
que ofrece a Dios.

2. Lea Lucas 10:38-42 y note el contraste entre Marta y María. ¿Qué mujer ejemplifica más la expresión de la
devoción a Cristo? ¿Está ocupado con los detalles que no aumentan directamente su devoción, o estás sentado
a los pies de Jesús, para que pueda llegar a conocerlo mejor? ¿Ha ungido los pies de Cristo con un perfume
precioso en un humilde acto de adoración como lo hizo María en Juan 12:1-5? ¿O le han criticado este acto
como inapropiado? Dios desea que nuestra adoración reconozca nuestra humildad y Su gloria, el precio de la
cual nunca se puede medir.

3. Meditar sobre el Salmo 95.¿Por qué debemos adorar a Dios? ¿Cómo nos instruye el salmo a adorar? ¿Cuáles
son las consecuencias de una persona que endurece su corazón y no reconoce la soberanía de Dios? La mayoría
de la gente ofrece una adoración inaceptable a Dios. Si un vecino o familiar le preguntara “¿por qué no puede
adorar a Dios a su manera?”, ¿qué le diría? ¿Dónde se ha revelado Dios a sí mismo? Ore por una oportunidad
de compartir con él la importancia eterna de adorar a Dios de una manera aceptable.

10
La Verdadera Adoración - 2ª Parte Juan 4:20-24

INTRODUCCIÓN

Es importante para nosotros entender lo que la Biblia enseña acerca de la adoración a Dios. Comenzamos
nuestra serie con una breve mirada a Juan 4:20-24 como texto de base (que vamos a examinar en más detalle
más adelante) y luego nos trasladamos a una definición de adoración. Definimos adoración como “honor,
homenaje, reverencia, adoración, alabanza, o el respeto dado a Dios.” Nuestro Señor nos enseña a “Adorarle”.
Adorar es, pues, dar el respeto o el honor a Dios. Es en este sentido que estamos llamados.

REPASO

En la lección anterior, vimos lo siguiente:

I. LA IMPORTANCIA DE LA ADORACION

A. La Escritura Predomina en Adoración


B. El Destino está Determinado por la Adoración

1. Adoración Inaceptable

a) La adoración de dioses falsos

(1) Dioses Terrenales/materiales

(2) Dioses celestiales/sobrenaturales

LECCIÓN

Ahora, retomando donde lo quedamos la última vez, vamos a ver tres tipos más de adoración inaceptable:

b) La adoración del verdadero Dios en una forma equivocada

Dios no aceptará la adoración de un dios falso, ni aceptará la adoración del Dios verdadero, si se ofrecen en una
manera equivocada. ¿Por qué? Debido a que la adoración del Dios verdadero es muy específicamente
establecida en la Escritura, junto con el modo y la manera adecuada.

Un ejemplo de adorar al verdadero Dios en una forma equivocada se encuentra en Éxodo 32. Moisés estaba en
el Monte Sinaí recibiendo la ley de Dios. Y mientras él estaba fuera, el pueblo, bajo el liderazgo de Aarón, decidió
reunir todo su oro en conjunto, fundirlo y moldearlo en un becerro de oro, y adorarlo. Ahora bien, ellos no
estaban adorando a alguna otra deidad, el becerro de oro fue su representación de Jehová Dios. Ellos redujeron
a Dios a una imagen y le adoraron en una forma inaceptable. Cuando Moisés regresó del monte Sinaí y vio lo
que estaba pasando, se puso tan furioso que arrojó las tablas de piedra en la que los Diez Mandamientos fueron
escritos y las destrozó sobre ellos (v. 19). Incluso la ira de Dios fue tan grande que amenazó con destruir a toda
la generación (v. 10), pero fue bueno (v. 14), y sólo 3.000 hombres perdieron la vida, ya que fueron ejecutados
en el acto (v. 28).

11
Dios no aceptará la adoración que se le ofrece a él de una manera inaceptable. Es inaceptable reducir a Dios a
una imagen, una representación material, un ídolo, ni nada que sea resultado y producto de su propio
pensamiento. Con frecuencia escucho a personas decir: “Yo adoro a Dios según como yo percibo que Él es.”
Bueno, si su definición de Dios no cuadra con la Palabra de Dios, su adoración es inaceptable, a pesar de que es
posible que la identifique con el Dios verdadero.

Esto me lleva a un tercer tipo de adoración inaceptable:

c) La adoración del Dios verdadero en una forma de estilo libre.

No sólo es inaceptable adorar a Dios mediante la reducción de él a un ídolo o imagen, sino también es
inaceptable reducir la actividad de adoración a una definición personal. Déjame mostrarte lo que quiero decir
dándole algunas ilustraciones bíblicas de personas que adoraban a Dios en una forma de estilo libre.

(1) Nadab y Abiú ( Lev. 10:1-2 )

Aarón, el sumo sacerdote, tuvo dos hijos, Nadab y Abiú, que estaban entrando en el sacerdocio. Levítico 10:1
registra para nosotros el gran día de su ordenación en el sacerdocio. Este fue el primer día en el que iban a dirigir
al pueblo en la adoración de Dios. Pero miren lo que pasó: “Nadab y Abiú, hijos de Aarón, tomaron cada uno su
incensario [que, cuando se llena de incienso, era un símbolo de adoración, ya que su fragancia llegaba al olfato
de Dios], y pusieron en ellos fuego, sobre el cual pusieron incienso, y ofrecieron delante de Jehová fuego
extraño, que él nunca les mandó. Y salió fuego de delante de Jehová y los quemó, y murieron delante de Jehová”.

Es muy posible que Nadab y Abiú estaban borrachos, porque en el versículo 9 el Señor le dio la siguiente
advertencia severa a Aaron, lo que nos sugiere que sus hijos estaban borrachos: “Tú, y tus hijos contigo, no
beberéis vino ni sidra cuando entréis en el tabernáculo de reunión, para que no muráis; estatuto perpetuo será
para vuestras generaciones” Por lo tanto, bien podría haber sido que Nadab y Abiú se emborracharon, entraron
en el Tabernáculo, y comenzaron a perder el tiempo y hacer cosas que no estaban de acuerdo con la ley de Dios
para el sacerdocio, así que ¡Dios los devoró con fuego! Dios no aceptará modos de adoración con un estilo
propio, invención propia. No estamos para adorar a Dios en nuestros propios términos, estamos para adorarle
en los términos prescritos en las Escrituras.

(2) Saúl (1 Sam. 13:8-14a)

El rey Saúl adoró a Dios en una forma de estilo libre. En 1 Samuel 13, comenzando en el versículo 8, leemos: “Y
él esperó siete días, conforme al plazo que Samuel había dicho; pero Samuel no venía a Gilgal, y el pueblo se le
desertaba. Entonces dijo Saúl: Traedme holocausto y ofrendas de paz. Y ofreció el holocausto.”

“Ahora,” usted dirá, “¿Cuál es el problema?” ¡Claro que lo es! Nadie se le permití realizar funciones en el altar a
excepción de los sacerdotes. Saúl quería mostrar una exhibición de poder y confianza ante el pueblo, por lo que
se introdujo en el oficio sacerdotal. El versículo 10 continúa: “Y sucedió que tan pronto como terminó de ofrecer
el holocausto, he aquí que Samuel vino; y Saúl salió a su encuentro para saludarle. Pero Samuel dijo: ¿Qué has
hecho? Y Saúl respondió: Como vi que el pueblo se me dispersaba, que tú no llegabas dentro de los días
señalados y que los filisteos estaban reunidos en Micmas, me dije: "Ahora los filisteos descenderán contra mí
12
en Gilgal, y no he implorado el favor del SEÑOR." Así que me vi forzado, y ofrecí el holocausto. Y Samuel dijo a
Saúl: Has obrado neciamente; no has guardado el mandamiento que el SEÑOR tu Dios te ordenó, pues ahora el
SEÑOR hubiera establecido tu reino sobre Israel para siempre. Pero ahora tu reino no perdurará. El SEÑOR ha
buscado para sí un hombre conforme a su corazón, y el SEÑOR le ha designado como príncipe sobre su pueblo
porque tú no guardaste lo que el SEÑOR te ordenó”

Dios debe ser adorado sólo por alguien que sea conforme a Su corazón. En otras palabras, alguien que obedece
la Palabra de Dios. Debido a la adoración de estilo propio de Saúl, no habría nunca más alguien en la línea de
Saúl que estuviese en el trono.

(3) Uza (2 Sam. 6:1-9)

Uza fue miembro de un grupo conocido como los hijos de Coat, que eran responsables de transportar el Arca
de la Alianza.. Los Coatitas fueron criados, desde el momento en que eran pequeños, sin saber nada más que
cómo transportar el arca, y, según Números 4:15 , nunca debía a ser tocada. El arca tenía grandes anillos en sus
lados, a través del cual los coatitas deslizaban los postes y la levantaban en sus hombros. Asi era como siempre
debía ser transportada el arca - y Uza lo sabía. Él fue entrenado desde la infancia a hacerlo de esa manera, pero
tomó la libertad de ponerlo en un carro. Ese fue su primer error, porque Dios no se deja manejar al capricho del
hombre en una manera de estilo propio, sin importar cuán buenas sean las intenciones. Así como el arca era
transportado en un carro (lo cual estaba en violación de las reglas que Dios había establecido), los versículos 6-
7 nos dicen: “Pero cuando llegaron a la era de Nacón, Uza extendió la mano hacia el arca de Dios, y la sostuvo
porque los bueyes casi la volcaron. Y se encendió la ira del SEÑOR contra Uza, y Dios lo hirió allí por su
irreverencia; y allí murió junto al arca de Dios.”

Como puede ver, Uza lo sabía bien. Había sido entrenado toda su vida para nunca tocar el arca. Pero a su
manera, él pensó que podía inmiscuirse en los mandamientos de Dios. ¡El Dios verdadero no puede ser adorado
en un estilo propio!

(4) Los fariseos

Los fariseos trataron de adorar al Dios verdadero con su sistema propio y no de acuerdo a los mandamientos o
normas de Dios, sino de acuerdo a sus propias invenciones.

(A) Mateo 15:1-9 – “Entonces se acercaron* a Jesús algunos escribas y fariseos de Jerusalén, diciendo: ¿Por qué
tus discípulos quebrantan la tradición de los ancianos? Pues no se lavan las manos cuando comen pan. Y
respondiendo El, les dijo: ¿Por qué también vosotros quebrantáis el mandamiento de Dios a causa de vuestra
tradición?”

Usted ve, le dijeron a Jesús que Él no estaba adorando de acuerdo a su tradición, pero Jesús les dijo que no
estaban adorando de acuerdo a los mandamientos de Dios. Ellos habían inventado su propio sistema.

En los versículos 4-6, Jesús les da una ilustración de cómo sus tradiciones violaban los mandamientos de Dios.
Luego en los versículos 7-9, dice: “¡Hipócritas! Bien profetizó Isaías de vosotros cuando dijo: “ESTE PUEBLO CON

13
LOS LABIOS ME HONRA, PERO SU CORAZON ESTA MUY LEJOS DE MI. "MAS EN VANO ME RINDEN CULTO,
ENSEÑANDO COMO DOCTRINAS PRECEPTOS DE HOMBRES.”.

Dios no está interesado en todos los santos "abracadabra" lo que pasa en tantas iglesias “cristianas” donde las
tradiciones de los hombres han sustituido los mandamientos de Dios. Dios debe ser adorado en espíritu y en
verdad no a través de imágenes, rituales o liturgias.

(B) Mateo 23:23-28 , el Señor acusó más a los fariseos en el siguiente pasaje: “¡Ay de vosotros, escribas y
fariseos, hipócritas!, porque pagáis el diezmo de la menta, del eneldo y del comino, y habéis descuidado los
preceptos de más peso de la ley: la justicia, la misericordia y la fidelidad; y éstas son las cosas que debíais haber
hecho, sin descuidar aquéllas. ¡Guías ciegos, que coláis el mosquito y os tragáis el camello! ¡Ay de vosotros,
escribas y fariseos, hipócritas!, porque limpiáis el exterior del vaso y del plato, pero por dentro están llenos de
robo y de desenfreno. ¡Fariseo ciego! Limpia primero lo de adentro del vaso y del plato, para que lo de afuera
también quede limpio. ¡Ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas!, porque sois semejantes a sepulcros
blanqueados, que por fuera lucen hermosos, pero por dentro están llenos de huesos de muertos y de toda
inmundicia. Así también vosotros, por fuera parecéis justos a los hombres, pero por dentro estáis llenos de
hipocresía y de iniquidad.”

Por lo tanto, lo que estoy tratando de demostrar es que existe una categoría de adoración inaceptable. Uno no
puede adorar a falsos dioses o al Dios verdadero en una forma equivocada o en un estilo libre. Debe ser de
acuerdo a la prescripción de la Escritura.

d) La adoración del Dios verdadero con una actitud equivocada

Si eliminamos todos los falsos dioses, todas las imágenes del Dios verdadero, y todos los modos de estilo propio
de adoración, nuestra adoración seguirá siendo inaceptable si nuestra actitud de corazón no es recta. Este tipo
de adoración inaceptable realmente nos golpea justo en como vivimos. Muy pocos de nosotros adoran a un dios
falso o una imagen del Dios verdadero. Y la mayoría de nosotros no inventamos nuestras propias formas de
adorar a Dios. Tratamos de adorar de acuerdo a la Escritura. Pero una pregunta que cada uno de nosotros tiene
que hacerse es: ¿Tengo una actitud correcta? Si no, es inaceptable para Dios!

Déjeme mostrarte algunos pasajes que desarrollan esta verdad.

(1) Malaquías 1:6-14 ; 3:13-15 ; 4:1-6

El profeta Malaquías acusó al pueblo de Dios por su pecado. En esta profecía maravillosa señaló al menos siete
pecados monumentales de los que eran culpables. Pero el que destaca y domina a todos ellos es que estuvieron
involucrados en la adoración a Dios con una actitud equivocada. Sólo estaban cumpliendo con formalidades y
con el corazón lejos de Dios.

Echemos un vistazo a la acusación de Malaquías. A partir de 1:6, leemos: “El hijo honra a su padre, y el siervo a
su señor. Pues si yo soy padre, ¿dónde está mi honor? Y si yo soy señor, ¿dónde está mi temor?--dice el SEÑOR
de los ejércitos a vosotros sacerdotes que menospreciáis mi nombre--. Pero vosotros decís: "¿En qué hemos

14
menospreciado tu nombre?" Ofreciendo sobre mi altar pan inmundo. Y vosotros decís: "¿En qué te hemos
deshonrado?" En que decís: "La mesa del SEÑOR es despreciable.”

¿Sabe usted lo que estaban haciendo? Ellos estaban tratando a su adoración con desprecio. Era estrictamente
una función, estrictamente una rutina, un ritual estricto. No sólo su corazón no participaba, sino que en realidad
estaban llevando a Dios aquello que era lo menos en lugar de lo que era mejor. Pero antes de abalanzarse sobre
ellos con los dos pies, me permito recordarles que llegar a adorar con cualquier tipo de actitud equivocada -
cualquier tipo- es menospreciar la adoración.

Ahora, ¿qué estaban haciendo? El versículo 8 nos dice que estaban ofreciendo los ciegos para el sacrificio. En
otras palabras, que llevaban a sacrificar a animales ciegos, ya que les eran inútiles. Un animal ciego, puesto que
tendría dificultades para encontrar comida, probablemente moriría de todos modos, por lo que se desharían de
él a costa de sacrificarlo a Dios. Además de eso, la ceguera pudo haber sido causada por enfermedad, por lo que
estaban también ofreciendo animales enfermos a Dios. La adoración que ofrecían a Dios era ofrecerle lo que
ya no utilizaban.
El versículo 8 continúa: “Y cuando presentáis un animal ciego para el sacrificio, ¿no es malo? Y cuando presentáis
el cojo y el enfermo, ¿no es malo? ¿Por qué no lo ofreces a tu gobernador? ¿Se agradaría de ti o te recibiría con
benignidad?--dice el SEÑOR de los ejércitos” En otras palabras, “Si esta es la forma de tratar a Dios, ¿cómo crees
que te va a tratar El? ¿Crees que El te va a tratar de manera diferente a como lo trataste e El?”

Luego se dice en el versículo 10, “Oh, si hubiera entre vosotros quien cerrara las puertas para que no
encendierais mi altar en vano! No me complazco en vosotros--dice el SEÑOR de los ejércitos--ni de vuestra mano
aceptaré ofrenda.” Hay algunas cosas que Dios no aceptará: la adoración de una manera materializada, en un
estilo propio, y en uno de corazón dividido.

El versículo 11 añade: “Porque desde la salida del sol hasta su puesta, mi nombre será grande entre las naciones,
y en todo lugar se ofrecerá incienso a mi nombre, y ofrenda pura de cereal; pues grande será mi nombre entre
las naciones--dice el SEÑOR de los ejércitos.” Dios les dijo que trajeran una ofrenda pura. Cuando fueran a
sacrificar un cordero, debía ser el mejor cordero del rebaño, sin mancha ni defecto. ¡Pero no lo estaban
haciendo!

Vea los versículos 12-14: Pero vosotros lo profanáis, cuando decís: “La mesa del Señor es inmunda, y su fruto,
su alimento despreciable." También decís: "¡Ay, qué fastidio!" Y con indiferencia lo despreciáis--dice el SEÑOR
de los ejércitos--y traéis lo robado, o cojo, o enfermo; así traéis la ofrenda. ¿Aceptaré eso de vuestra mano?--
dice el SEÑOR. ¡Maldito sea el engañador que tiene un macho en su rebaño, y lo promete, pero sacrifica un
animal dañado al Señor! Porque yo soy el Gran Rey--dice el SEÑOR de los ejércitos--y mi nombre es temido entre
las naciones.”

Recuerde, Malaquías comenzó acusar a los sacerdotes. Los sacerdotes eran los líderes en el pecado, pero lo
filtraron hasta el pueblo. Todo el sistema estaba podrido de arriba a abajo. Tuvieron desprecio por la mesa del
Señor- y la clave está en el versículo 13, donde dice: " "¡Ay, qué fastidio!" Para ellos todo el ejercicio de
adoración, probablemente decían algo así como: “¡Qué lata! Tenemos que ir allí y el adorar de nuevo. Bueno,
15
vamos a deshacernos de ese cordero ciego o cojo que no se necesita!”. Pasaron por la función y la forma, pero
sus corazones no estaban en ello. No había realidad allí.

En el capítulo 3, fue aún más lejos. En los versículos 13 a 14 al parecer ellos comenzaron a hablar mal de Dios:
las palabras han prevalecido contra mí, dice Jehová el Señor. Sin embargo, “Vuestras palabras han sido duras
contra mí--dice el SEÑOR--. Pero decís: "¿Qué hemos hablado contra ti? Habéis dicho: "En vano es servir a Dios.
¿Qué provecho hay en que guardemos sus ordenanzas y en que andemos de duelo delante del SEÑOR de los
ejércitos?” En otras palabras, ellos decidieron que no tenían suficiente dinero sirviendo al Señor, no había
suficientes beneficios en el mismo.

Los resultados de la adoración inaceptable están en el capítulo 4:1, 3: “Porque he aquí, viene el día, ardiente
como un horno, y todos los soberbios y todos los que hacen el mal serán como paja; y el día que va a venir les
prenderá fuego--dice el SEÑOR de los ejércitos--que no les dejará ni raíz ni rama…Y hollaréis a los impíos, pues
ellos serán ceniza bajo las plantas de vuestros pies el día en que yo actúe--dice el SEÑOR de los ejércitos.”
¿Adora usted con la actitud correcta?

La ilustración anterior en Malaquías muestra que el pueblo de Dios había llegado al lugar donde estaban
adorando al verdadero Dios, en una manera correcta, con la actitud equivocada. Sus corazones no estaban allí.
Ahora mire a su propio corazón. Usted dirá: “Bueno, yo no adoro dioses falsos, yo adoro al Dios verdadero, no
lo he reducido a una imagen, y no he inventado mi propia forma de adoración-como sentarme en una montaña
contemplando la nada. Estoy tratando de adorar de acuerdo a los estándares de Dios como está registrado en
Su Palabra.” Ahora, permítame hacerle algunas preguntas: ¿Está su corazón en la adoración? Cuando llega el
momento de dar, ¿le da lo mejor de todo lo que tiene? Cuando llegue el momento de hacer sus promesas a
Dios, ¿lo hace la promesa de que es el más reflexivo de Su magnanimidad y generosidad? ¿Su corazón está llenó
de temor y reverencia? Si su corazón no es recto, su adoración es inútil e inaceptable.

(2) Amos 5:21-27

Dios dijo: “Aborrezco, desprecio vuestras fiestas, tampoco me agradan vuestras asambleas solemnes. [es decir,
‘No puedo soportar su adoración’] Aunque me ofrezcáis holocaustos y vuestras ofrendas de grano, no los
aceptaré; ni miraré a las ofrendas de paz de vuestros animales cebados” Ahora bien, incluso animales buenos
se estaban ofreciendo aquí. Ellos lo estaban haciendo de la manera correcta, de forma externa, pero Dios no la
aceptaría.

El versículo 23 continúa: “Aparta de mí el ruido de tus cánticos, pues no escucharé siquiera la música de tus
arpas. Pero corra el juicio como las aguas y la justicia como una corriente agotable. ¿Acaso me ofrecisteis
sacrificios y ofrendas de cereal por cuarenta años en el desierto, oh casa de Israel? Más bien, llevasteis a Sicut,
vuestro rey, y a Quiyún, vuestros ídolos, la estrella de vuestros dioses que hicisteis para vosotros. Yo os haré,
pues, deportar más allá de Damasco--dice el SEÑOR, cuyo nombre es Dios de los ejércitos.”

16
En otras palabras, Dios dijo: “¡Estoy harto de ti! Por un lado puedes venir y ofrecerme sacrificios, pero luego te
vuelves y adoras a falsos dioses. Están tan arraigados, envueltos, y participativos en el sistema del mundo, que
su adoración es hipócrita e inaceptable.

(3) Oseas 6:4-7

“¿Qué haré contigo, Efraín? ¿Qué haré contigo, Judá? Porque vuestra lealtad es como nube matinal, y como el
rocío, que temprano desaparece. Por tanto los he despedazado por medio de los profetas, los he matado con
las palabras de mi boca; los juicios sobre ti son como la luz que sale. Porque más me deleito en la lealtad que en
el sacrificio, y más en el conocimiento de Dios que en los holocaustos. Pero ellos, como Adán, han transgredido
el pacto; allí me han traicionado.”

(4) Isaías 1:11-20

Una vez más Dios acusa a Judá en una forma similar a Su acusación en Amós, sólo que esta vez es por medio del
profeta Isaías: “Qué es para mí la abundancia de vuestros sacrificios? --dice el SEÑOR. Harto estoy de
holocaustos de carneros, y de sebo de ganado cebado; y la sangre de novillos, corderos y machos cabríos no me
complace”. En otras palabras, Dios dijo: “!Ya me lo han dado! ¡Basta!”

El versículo 12 continúa: “Cuando venís a presentaros delante de mí, ¿quién demanda esto de vosotros, de que
pisoteéis mis atrios? No traigáis más vuestras vanas ofrendas, el incienso me es abominación. Luna nueva y día
de reposo, el convocar asambleas: ¡no tolero iniquidad y asamblea solemne! Vuestras lunas nuevas y vuestras
fiestas señaladas las aborrece mi alma; se han vuelto una carga para mí, estoy cansado de soportarlas .Y cuando
extendáis vuestras manos, esconderé mis ojos de vosotros; sí, aunque multipliquéis las oraciones, no escucharé.
Vuestras manos están llenas de sangre. Lavaos, limpiaos, quitad la maldad de vuestras obras de delante de mis
ojos; cesad de hacer el mal, aprended a hacer el bien, buscad la justicia, reprended al opresor, defended al
huérfano, abogad por la viuda. Venid ahora, y razonemos --dice el SEÑOR-- aunque vuestros pecados sean como
la grana, como la nieve serán emblanquecidos; aunque sean rojos como el carmesí, como blanca lana quedarán.
Si queréis y obedecéis, comeréis lo mejor de la tierra; pero si rehusáis y os rebeláis, por la espada seréis
devorados. Ciertamente, la boca del SEÑOR ha hablado.” Y ellos se rebelaron y rechazaron la invitación a la
salvación.

El punto es este: Ya sea en Malaquías, Amós, Oseas, Isaías, o - la gente estaba haciendo lo correcto, al Dios
correcto, de la manera correcta, pero con la actitud equivocada-y ¡Dios no acepta eso!

(5) Marcos 7:6

Esto es similar a Mateo 15 (ver páginas 22-23), pero quiero verlo ya que siento que abarca este punto. “Y El les
dijo: Bien profetizó Isaías de vosotros [fariseos], hipócritas, como está escrito: "ESTE PUEBLO CON LOS LABIOS
ME HONRA, PERO SU CORAZON ESTA MUY LEJOS DE MI.” Eso es adoración inaceptable.

Si usted adora falsos dioses, o bien si adora al verdadero Dios reducido a una especie de imagen, o si adora al
verdadero Dios en una forma de estilo libre, o si adora al verdadero Dios de la manera correcta con la actitud
equivocada será inaceptable y afectará su destino. Dios no puede aceptar a uno que es inaceptable.
17
Ahora, ese es la primera clase de adoración que determina su propio destino. Déjenme decirles acerca de la
segunda.

2. Adoración Aceptable

a) La imagen de los verdaderos adoradores

Salmo 24:3-6 proporciona una definición muy importante de una adoración aceptable y verdadera: “¿Quién
subirá al monte del SEÑOR? ¿Y quién podrá estar en su lugar santo? [‘¿A quién aceptará El?”] El de manos limpias
y corazón puro; el que no ha alzado su alma a la falsedad, ni jurado con engaño. Ese recibirá bendición del
SEÑOR, y justicia del Dios de su salvación. Tal es la generación de los que le buscan, de los que buscan tu rostro,
como Jacob. (Selah)” Los que son adoradores aceptables y verdaderos son los que tienen “las manos limpias:
(es decir, que son obedientes a Dios, son purificados, y están limpios), “un corazón puro” (es decir, sus motivos
y deseos son correctos), y que verdaderamente “le buscan.”

b) La producción de los verdaderos adoradores


(1) Sinónimo de salvación

La adoración aceptable es en realidad una clave para entender todo el asunto de la salvación.¿Por qué? Debido
a que la meta de la salvación es producir, adoradores verdaderos y aceptables. Si en verdad eres salvo, eres un
adorador aceptable y verdadero. Por lo tanto, al examinar su adoración, usted está examinando también su
salvació.

Le voy a enseñar algunos pasajes para ayudarle a entender esto.

(A) Juan 4:23 – “Mas la hora viene, y ahora es, cuando los verdaderos adoradores adorarán al Padre en espíritu
y en verdad, el Padre tales adoradores busca.” Note la frase “verdaderos adoradores.” Eso es un término para
describir a un cristiano, un santo, un creyente. Podríamos ser llamados verdaderos adoradores tan fácilmente
como podríamos ser llamados cristianos, creyentes, santos, hijos de Dios, o cualquier otro término que describe
la identidad y la unión con Cristo.

También tenga en cuenta, al final del versículo 23, que el Padre busca verdaderos adoradores que le adoren.
¿Sabe por qué el Padre envió a su Hijo al mundo? Bueno, en Lucas 19:10 Jesús dice: “Porque el Hijo del Hombre
vino a buscar y a salvar lo que se había perdido”. ¿Por qué Dios envió a Cristo a buscar pecadores y salvarlos?
Acabamos de ver por qué al final del versículo 23: “Porque el Padre busca a tales adoradores.” La razón principal
es que seamos redimidos para adorar a Dios, no para hacernos felices. Si El quisiera no dejar que nos fuésemos
rumbo al infierno, El simplemente podría no habernos creado. Pero Él creó al hombre y se dispuso redimirlo,
porque Él quiere ser adorado. Así que la adoración a Dios es sinónimo de la existencia cristiana - con el ser un
creyente.

(B) Hechos 18:7, 13 – “Y partiendo [Pablo] de allí [Atenas], se fue a la casa de un hombre llamado Ticio Justo,
que adoraba a Dios, cuya casa estaba junto a la sinagoga.” La frase “adoraba a Dios” es sólo otra manera de
decir que era un creyente. Un creyente es aquel que adora a Dios. Además, en el versículo 13, los Judíos atacaron
a Pablo y hacen la siguiente acusación: “Este persuade a los hombres a que adoren a Dios en forma contraria a
18
la ley.”¿Sabe usted lo que Pablo estaba haciendo en su ministerio? Él estaba persuadiendo a los hombres para
adorar a Dios, que es sinónimo de salvación. No estamos para evangelizar a los hombres principalmente para
evitar que vayan al infierno o para ponerlos en el ámbito de la bendición de Dios. En primer lugar, hemos de
evangelizar a los hombres para que puedan adorar a Dios, mostrándoles que vivir separados de adorarle es un
afrenta a su naturaleza santa y un acto de rebeldía en Su mundo. El corazón y el alma de la evangelización es
llamar a los hombres a adorar al Dios que es digno de adoración.

¡Qué trágico es para el cristiano que entiende que él es llamado y redimido para adorar a Dios, y no adorar a
Dios totalmente como debería!

(C) Hechos 24:14 a –Cuando Pablo discutió con Félix su perspectiva sobre la vida, dijo, “Sin embargo, esto sí
confieso: que adoro al Dios de nuestros antepasados siguiendo este Camino [otro término para la fe cristiana]
que mis acusadores llaman secta, pues estoy de acuerdo con todo lo que enseña la ley y creo lo que está escrito
en los profetas.”(NVI). Así que Pablo no sólo llamó a la gente a adorar a Dios, él incluyó el hecho de que adoraba
a Dios, como parte de su testimonio.
(2) Apoyado por el registro del Evangelio

El registro del evangelio apoya el hecho de que las personas son redimidas con el propósito de la adoración. De
hecho, lo que encontramos es que cuando la gente ve la verdad de Cristo, tienen una respuesta inmediata de
adoración, dan honor, homenaje, respeto, reverencia, adoración, y alabanza a Dios mismo. Por ejemplo:

(A) Mateo 2:11 – “Y al entrar en la casa, vieron [los sabios del versículo 1] al niño con su madre María, y
postrándose, lo adoraron; y abriendo sus tesoros, le ofrecieron presentes: oro, incienso y mirra.” Lo primero
que estos sabios hicieron cuando entraron en Su presencia fue postrarse y adorarle.¿Por qué? Porque esa es la
respuesta inicial a la realidad de Cristo.

(B) Mateo 8:1-2 – “Cuando descendió Jesús del monte, le seguía mucha gente. 2 Y he aquí vino un leproso y se
postró ante él, diciendo: Señor, si quieres, puedes limpiarme.” Usted ve, el leproso sabía quién era Jesús, por lo
que éste respondió en adoración.

(C) Mateo 9:18 – “Mientras él les decía estas cosas, vino un hombre principal y se postró ante él, diciendo: Mi
hija acaba de morir; mas ven y pon tu mano sobre ella, y vivirá.”

(D) Mateo 14:33 -Después los discípulos vieron a Jesús caminando sobre el agua y calmar una tormenta, el
versículo 33 nos dice: “Entonces los que estaban en la barca vinieron y le adoraron, diciendo: Verdaderamente
eres Hijo de Dios.” ¿Ve?, quien quiera que sea, cuando sea, donde sea, la respuesta espontánea e instantánea
a Cristo es adoración.

(E) Mateo 15:25 – “Entonces ella vino y se postró ante él, diciendo: !!Señor, socórreme!”

(F) Mateo 28:9 – “he aquí, Jesús les salió al encuentro, diciendo: !Salve! Y ellas, acercándose, abrazaron sus pies,
y le adoraron.”

19
(G) Mateo 28:16-17a – “Pero los once discípulos se fueron a Galilea,(A) al monte donde Jesús les había ordenado.
Y cuando le vieron, le adoraron; pero algunos dudaban.”

(H) Juan 9:31 - Jesús sanó a un hombre que nació ciego. Al ser interrogado por los fariseos acerca de eso, Jesús
dijo: “Sabemos que Dios no escucha a los pecadores, pero sí escucha a los que le adoran y le obedecen.” (B.
Leng Actual) Este hombre hace un contraste interesante y dice que sólo hay dos clases de personas - los que
Dios oye, y aquellos a quienes El no oye. La gente que no escuchan son los pecadores, y la gente que oye son
adoradores. Así que el contraste es entre los pecadores y los adoradores. De hecho, todo el mundo se puede
dividir en “pecadores” y “adoradores”. Por lo tanto, ser salvo significa ser un adorador.

(3) Visto en el llamado de Israel

Cuando Dios llamó a Israel como nación, les llamó para un propósito específico - fueron llamados a la adoración.
De hecho, la razón para el Tabernáculo, el Templo, y el sacerdocio era para el pueblo se concentrara en la
adoración. En Deuteronomio 26:5-11 Moisés, hablando a los israelitas que iban a entrar en la Tierra Prometida,
dice: “Entonces hablarás y dirás delante de Jehová tu Dios: Un arameo a punto de perecer fue mi padre, el cual
descendió a Egipto y habitó allí con pocos hombres, y allí creció y llegó a ser una nación grande, fuerte y
numerosa; y los egipcios nos maltrataron y nos afligieron, y pusieron sobre nosotros dura servidumbre. Y
clamamos a Jehová el Dios de nuestros padres; y Jehová oyó nuestra voz, y vio nuestra aflicción, nuestro trabajo
y nuestra opresión; y Jehová nos sacó de Egipto con mano fuerte, con brazo extendido, con grande espanto, y
con señales y con milagros; y nos trajo a este lugar, y nos dio esta tierra, tierra que fluye leche y miel.

Ahora, la imagen del Antiguo Testamento de la redención era la liberación de Egipto. Básicamente, entonces,
los versículos 5-9 describen la redención de Israel. Luego, en los versículos 10-11 vemos la respuesta directa a
la redención - la adoración y la alegría: Y ahora, he aquí he traído las primicias del fruto de la tierra que me diste,
oh Jehová. Y lo dejarás delante de Jehová tu Dios, y adorarás delante de Jehová tu Dios. Y te alegrarás en todo
el bien que Jehová tu Dios te haya dado a ti y a tu casa, así tú como el levita y el extranjero que está en medio
de ti.” Así, la adoración (v. 10) surgió de la redención (vv. 5-9), que se tradujo en alegría (v. 11).

(4) Afirmando por Pablo

En Efesios 1:3 Pablo dice: “Bendito sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, que nos bendijo con toda
bendición espiritual en lugares celestiales en Cristo.” Ahora, eso es una declaración de adoración, ¿no? Y la
razón de su declaración de adoración sigue en los versículos 4-7: “según nos escogió en él antes de la fundación
del mundo, para que fuésemos santos y sin mancha delante de él, en amor habiéndonos predestinado para ser
adoptados hijos suyos por medio de Jesucristo, según el puro afecto de su voluntad, para alabanza de la gloria
de su gracia, con la cual nos hizo aceptos en el Amado, en quien tenemos redención por su sangre, el perdón de
pecados según las riquezas de su gracia,.” Usted ve, la adoración es el resultado de la redención.

Le presento que somos llamados a la adoración. Sin lugar a dudas, estamos llamados a hacer adoración espiritual
aceptable y verdadera - no sólo a veces o una vez a la semana – debe ser una forma de vida.

20
c) La perspectiva de los verdaderos adoradores

Hemos sido salvados para la adoración. Busque en Hebreos 12:28 : “Así que, recibiendo nosotros un reino
inconmovible, tengamos gratitud, y mediante ella sirvamos a Dios agradándole con temor y reverencia” La
palabra “servir” es el verbo griego Latreuo y debe ser traducido como “adoración”. En Hebreos 10:2 , la forma
nominal de Latreuo se traduce como “adoradores”. Básicamente, entonces, la idea del versículo 28 es el
siguiente: “Puesto que hemos recibido el reino inconmovible, y puesto que nos hemos convertido en adoradores
de Dios , entonces vamos a tener la gentileza de responder a Dios que nos ha convertido en adoradores,
adorando a Dios aceptablemente.” Dicho en términos paulinos, sería de esta manera: “que presentéis vuestros
cuerpos en sacrificio vivo, santo, agradable a Dios, que es vuestro culto racional [literalmente, “adoración
espiritual”]” (Rom.12: 1 ).

Volviendo a Hebreos 12, lea los versículos 28b-29: “…y mediante ella sirvamos [lit. ‘adorar’] a Dios agradándole
con temor y reverencia; 29porque nuestro Dios es fuego consumidor.” En otras palabras, es mejor que adorar
a Dios aceptablemente - o de lo contrario! La adoración aceptable, en primer lugar, es el resultado de la
salvación. Pero para llenar esa adoración y honrar su plenitud es el resultado de la gracia hacia el creyente que
voluntariamente ofrece su cuerpo en un acto servicio espiritual de servicio-adoración a Dios agradándole con
temor y reverencia. Y porque Dios es fuego consumidor, ¡tenemos que estar preocupados por las consecuencias
si no lo adoramos correctamente!

A modo de aplicación, si usted tiene problemas y problemas en su vida, y usted hace una lista de comprobación
para determinar por qué estas cosas pueden ocurrir, coloque en la parte superior de esa lista: “Tal vez no estoy
adorando a Dios con un verdadero corazón y un espíritu de verdad y no tengo la gracia para adorar a Dios
agradándole con temor y reverencia.” Si es así, las consecuencias pueden ser Su castigo.

Centrándose en los Hechos

1. Además de adorar a dioses falsos, ¿qué otro tipo de adoración inaceptable hay?

2. ¿Cómo adoraron los israelitas al verdadero Dios de una manera inaceptable? ¿Cuáles fueron las
consecuencias de esa adoración mal dirigida?

3. ¿Qué pasó con Nadab y Abiú, quienes no adoraron a Dios de la manera apropiada?

4. Aunque Saúl tenía buenas intenciones, ¿fue su demostración sacerdotal agradable a Dios? ¿Por qué? Como
resultado de ello, ¿qué tipo de persona busca el Señor para guiar a su pueblo ( 1 Sam. 13:14 )?

5. ¿Qué debía Uza saber que no debía hacer mientras transportaba el arca?

6. ¿Por qué Jesús condena la forma en que los fariseos estaban adorando a Dios (Mat. 15:1-9 )?

7. ¿Cómo se mostraban exteriormente los fariseos? ¿Qué fue lo que realmente caracterizaba sus vidas (Mat.
23:28 )?
8. ¿Por qué pecado principal acusó Malaquías al pueblo de Israel? ¿Cómo fue que lo expresó?

9. ¿Cuáles son los resultados de adorar a Dios con una actitud equivocada, según Malaquías 4:1 y 3?
21
10. ¿Por qué Dios no se deleitó en la adoración de Israel, según Amós 5: 21-27 ?

11. De acuerdo con el Salmo 24:3-5 , ¿Quién es aquel cuya adoración es aceptable a Dios? ¿Cuáles son las dos
cosas que una persona recibe de Dios?

12. ¿Cuál es la meta de la salvación? Apoye su respuesta con la Escritura.

13. ¿Cuál es la razón principal para la evangelización?¿Cuáles serían algunas de las razones secundarias?

14. 14. When did people worship Jesus in the gospels? ¿Cuándo fue la adoración a Jesús las personas en los
evangelios?

15. ¿Qué dos categorías de personas reconoció correctamente el hombre ciego de Juan 9 (v. 31)?

16. ¿Qué función tenía el Tabernáculo, el Templo, y la obra del sacerdocio en la nación de Israel?

17. Identifique la imagen del Antiguo Testamento de la redención. ¿Cuáles son las dos respuestas a la redención,
de acuerdo con Deuteronomio 26:10-11 ?
18. ¿Con qué frecuencia se nos llama para rendir adoración agradable a Dios?

19. ¿Por qué debería el hombre estar preocupado por las consecuencias de no adorar a Dios correctamente (
Heb. 12:28-29 )?

Reflexionando en los Principios

1. Vivimos en una sociedad permisiva que tolera todo tipo de auto-expresión - aunque extraña. Tenemos
cuidado de no infringir los derechos personales de nadie, cuando firmemente lo pide, “Déjame hacer las cosas
a mi manera. Tengo que ser yo. Yo no hago daño a nadie.” Dudamos hacer estallar la burbuja de alguien que
tiene una perspectiva de auto-engaño de la realidad. Pero puede ser necesario abrir los ojos de tal persona. Al
compartir la verdad de la Biblia con alguien así, prepararse en oración para que el Espíritu guíe sus pensamientos
y palabras y para que Él ablande el corazón de la persona. Si usted sabe de algún material publicado en que
pueda conocer su cosmovisión religiosa, familiarizarse con ellos. No tenga miedo de brillar la luz en su oscuridad
sólo porque no comprendemos plenamente sus creencias religiosas, ya que su objetivo principal es el presentar
el evangelio.

2. Puesto que usted está leyendo este libro, es probable que no esté adorando a dioses falsos, o incluso al
verdadero Dios de la manera incorrecta o en un modo de estilo propio. Sin embargo, es posible que adore a
Dios con la actitud equivocada. ¿Le esta adorando porque Él lo ha creado y salvado del pecado y de la muerte?
¿Va usted a través de la misma rutina domingo tras domingo sin considerar realmente lo que Dios ha hecho por
usted? ¿Está utilizando la asistencia a la iglesia únicamente como un medio de bendición o de aceptación de
Dios? Si es así, comience hoy mismo a alabar a Dios por lo que es y lo que ha hecho. Luego, a medida que adore
el próximo domingo en la iglesia, concéntrese en los himnos que se cantan, la Escritura que se lee, y el mensaje
que se predica, para que su corazón pueda ofrecer su gratitud a Dios como su partida para servirle con su vida.
Medite sobre el Salmo 86, notando las peticiones del salmista y sus razones para adorar a Dios.

22
La Verdadera Adoración - 3ª. Parte (Juan 4:20-24)

INTRODUCCIÓN

Alguien dijo una vez: “La adoración es para la vida cristiana lo que el muelle principal es para un reloj.” Adorar
a Dios es la esencia misma de la respuesta del cristiano a Dios - el corazón mismo de su actividad. Usted dice:
“¿Qué significa adorar?” Se trata simplemente de reconocer el valor, la dignidad, la majestad, el honor y la gloria
de Dios. El principal deber de todo creyente es ver la dignidad de Dios y rendirle el honor y la gloria que es
debida a Su nombre.

REPASO

Hasta ahora, en nuestro estudio de la adoración hemos analizado:

I. LA IMPORTANCIA DE LA ADORACION

A. La Escritura está Dominada por Adoración


B. El Destino Está Determinado por la Adoración

1. La Adoración Inaceptable

Ahora, hay muchos ejemplos que podría utilizar para ilustrar la adoración inaceptable, pero elegí el siguiente,
debido a su importancia para la actualidad.

La Masonería: ¿orden fraternal o religión falsa?

En 1717 se formó un grupo que ahora se conoce como la Logia Masónica, o los masones. A pesar de que no
desean ser conocidos como una religión, si son, por definición, claramente una religión - y un ejemplo clásico
de adoración inaceptable.

El Boletín Trimestral de Iowa de abril de 1917 (p.54), una publicación masónica, dice esto: “La Masonería es una
institución divinamente designada y diseñada para atraer a los hombres más cerca de Dios, para darles una idea
más clara de su relación correcta con Dios como su Padre Celestial, a los hombres como sus hermanos y al
destino último del alma humana.” Eso, obviamente, es una religión - incluso aunque no quieran admitirlo!

Albert Pike, que ha sido llamado por los masones “uno de los más distinguidos masones que el mundo occidental
ha producido”, dice en La Moral y Los Dogmas, página 23 (esto también se encuentra en la Biblia de Hertel,
página 9, la cual es la edición Masónica de la Biblia): “Esta [Masonería] da reverencia todos los grandes
reformadores “Se ve en Moisés, el Legislador de los Judíos, en Confucio y Zoroastro, Jesús de Nazaret, y al
iconoclasta árabe, Grandes Maestros de la moral, y eminentes reformadores, si no es que más, y permite a
todos los hermanos de la Orden el asignar a cada uno ese personaje elevado y aun Divino como su credo y
Verdad demandante...

No subestimamos la importancia de cualquier verdad. No pronunciamos ni una palabra que pueda ser
considerada irreverente por cualquier persona de cualquier religión. No les decimos al musulmán que sólo es
importante para él, creer que no hay sino un solo Dios, y totalmente prescindible si Mahoma era Su profeta. No

23
le decimos al hebreo que el Mesías a quien esperan nació en Belén hace dos mil años aproximadamente, y que
es un hereje porque él también no cree. Y tan sólo le decimos a los sinceros cristianos que Jesús de Nazaret no
era más que un hombre como nosotros, o Su historia, sino el avivamiento irreal de una leyenda más. Hacerlo o
no está más allá de nuestra jurisdicción. La Masonería, de ninguna época, pertenece todo el tiempo, a ninguna
religión, encuentra sus grandes verdades en todas. Para todo masón, hay un Dios, Uno Supremo, infinito en
bondad, sabiduría, presciencia, Justicia y Benevolencia; Consumidor, y Preservador de todas las cosas. El cómo
o por qué intermedios Él crea y actúa, y en qué manera El se desarrolla y se manifiesta a Sí mismo, la Masonería
lo deja en manos de los credos y religiones para investigar.” En otras palabras, ellos dicen que creen en Dios,
pero usted puede decidir quién es, lo que El quiere y cómo llegar a El.

Cuando una persona se convierte en un masón, no está permitido hablar ciertas palabras en secreto. Si alguna
vez has conocido a un masón, usted es probablemente consciente del hecho de que nunca revelaría cualquiera
de esas palabras secretas. Sin embargo, me gustaría revelarles: La palabra más sagrada, supone que la palabra
de Dios, se transmite a los candidatos, mientras él es “elevado” al Grado Maestro Masón, al asumir la posición
de los “cinco puntos de comunión” (dedo del pie al dedo del pie, rodilla contra rodilla, pecho contra pecho,
mejilla a mejilla y boca a oreja). Se le susurra al oído la palabra Mah-Ha-Bone. Se le dice al candidato esta palabra
“sagrada”, y nunca la debe hablar en voz alta, nunca ha de revelarla, y debe ocultarla siempre.

El masón en el Grado de Real Arco (Rito de York), un título mediante el cual el Caballero Templario pasa en su
camino al supuesto “Grado Cristiano”, tiene otro nombre secreto revelado a él en su ceremonia de iniciación.
El nombre del Verdadero Dios, “redescubierto”, es “Jah-Bul-On.” Este es la Trinidad del Arco Real Masón.” “Jah”
es una abreviatura para el nombre hebreo de Dios: Yahvé, Jehová. “Bul” es el nombre de la deidad de Asiria y
se menciona en todo el Antiguo Testamento como “Baal”. “On” es el dios egipcio del sol.

Pike, en La Moral y Los Dogmas (p. 854) dice: “Para lograrla [la salvación] el masón debe alcanzar una convicción
sólida, fundada en la razón, lo que tiene dentro de sí una naturaleza espiritual, un alma que no es morir cuando
el cuerpo se disuelve, sino que sigue existiendo y avanza hacia la perfección a través de todas las edades de la
eternidad, y para ver más y más claramente, mientras que se acerca a Dios la luz de la Presencia Divina.”
Francamente, eso es un montón de “abracadabra” que no significa nada.

En la Biblia del Masón (p. 34) dice: “En la apertura de la logia, el Gran Arquitecto del Universo debe ser adorado,
y sus bendiciones en el trabajo a punto de ser hecho debe ser suplicado, al mismo tiempo, debe ofrecerse una
oración por la paz y la armonía en el cierre de la logia.” Este no descriptivo “Gran Arquitecto” debe ser
adorado.¿Quién es él? Cualquier dios que usted diseñe.

Pike afirma también que en los altares masónicos, “el cristiano, el hebreo, el musulmán, el brahmán, los
seguidores de Confucio y Zoroastro, pueden reunirse como hermanos y unirse en oración al único Dios.”

En el Short Talk Bulletin (Vol. 36, N º 8, p. 7) dice: “El capellán de la logia masónica que ora como la voz de la
logia no ruega en el nombre del carpintero de Nazaret o el nombre de Jehová o el nombre de Allah. Ora al Gran
Artífice o el Gran Arquitecto del Universo. Bajo ese título los hombres de todas las religiones pueden encontrar
cada uno su propia deidad. Si no se menciona ninguna deidad por su nombre no es negada, sino que se limita
24
la práctica de una cortesía amable, para que cada hombre a quien se ofrece la oración pueda oír el nombre de
su propia deidad en el título de “todo incluido” de Gran Arquitecto “.

Bueno, creo que usted obtiene el punto. La Masonería es una falsa religión satánica. Dice: “Sí, creemos en el
Dios verdadero”, pero lo reduce a una forma equivocada, y le adora de una manera equivocada, con una actitud
equivocada. Es inaceptable y, desgraciadamente hay miles de tales tipos de adoración inaceptables. Los que los
la practican pueden pensar que están adorando a Dios -, ¡pero no lo están haciendo!

2. Adoración Aceptable

La adoración aceptable determina nuestro destino y nos distingue como creyentes. De hecho, el objetivo de la
salvación es la creación de verdaderos adoradores.

a) La imagen de los verdaderos adoradores

El Salmo 24:3-6 es quizás la más bella imagen del Antiguo Testamento de un verdadero adorador. Dice: 3¿Quién
subirá al monte del SEÑOR? ¿Y quién podrá estar en su lugar santo? 4El de manos limpias y corazón puro; el que
no ha alzado su alma a la falsedad, ni jurado con engaño. 5Ese recibirá bendición del SEÑOR, y justicia del Dios
de su salvación. 6Tal es la generación de los que le buscan, de los que buscan tu rostro, como Jacob. (Selah).”
Los verdaderos adoradores son los puros, los justos, y los santos.

b) La producción de los verdaderos adoradores

En la lección anterior vimos que el objetivo principal de la redención es la creación de verdaderos adoradores
que adoran a Dios aceptablemente.

c) La perspectiva de los verdaderos adoradores

Retomando donde nos quedamos, terminamos la última lección buscando en Hebreos 12:28-29 . El escritor de
Hebreos dice: “Por lo cual, puesto que recibimos un reino que es inconmovible, demostremos gratitud,
mediante la cual ofrezcamos a Dios un servicio [Grg., Latreuo, ‘adoración’] aceptable con temor y reverencia;
porque nuestro Dios es fuego consumidor.” Cuando adoramos a Dios aceptablemente, tiene que haber un
equilibrio entre el respeto y el temor. La reverencia puede ser considerada como positivo –afirmando el valor y
dignidad de Dios. El temor puede ser considerado como negativo –afirmando el “fuego consumidor” que juzga,
castigar y sanciona del versículo 29. Por lo tanto, un verdadero adorador adora en reverencia a Dios, así como
en temor de El.

Si hemos sido redimidos, somos los verdaderos adoradores. Y como los verdaderos adoradores, debemos adorar
aceptablemente. Ahora, admito que a pesar de que somos verdaderos adoradores, no siempre adoramos como
verdaderamente deberíamos a causa del pecado que está en nosotros, pero ese es nuestro objetivo. Somos
llamados a adorar a Dios aceptablemente con la declaración expresa de que, porque Él es fuego consumidor,
tenemos razones para temer si no le adoramos aceptablemente.

25
LECCIÓN

d) Las características personales de los verdaderos adoradores

¿Cómo se manifiesta la verdadera adoración aceptable en nuestra vida cotidiana?

(1) Nuestro trato a los creyentes

Romanos 14 habla de no hacer caer un tropiezo a un hermano más débil o destruirle con la libertad que
podamos tener. Luego, en el versículo 18a Pablo dice: “Porque el que en esto sirve a Cristo, agrada a Dios.” En
otras palabras, la adoración aceptable es una cuestión de cómo tratamos a nuestros hermanos en la fe.

(2) Ganar a alguien a Jesucristo

En Romanos 15:16 , Pablo, da gracias a Dios por la gracia que lo llamó al ministerio, hace una declaración
sorprendente: “para ser ministro de Cristo Jesús a los gentiles, ministrando a manera de sacerdote el evangelio
de Dios, a fin de que la ofrenda que hago de los gentiles sea aceptable, santificada por el Espíritu Santo.” En
otras palabras, Pablo vio a sus conversos gentiles como ofrenda aceptable que ofrecía a Dios. Así que ganar a
alguien para Jesucristo es adoración aceptable. El ganar un alma puede ser ofrecida a Dios como un acto de
adoración aceptable y santa.

(3) Dar dinero para satisfacer las necesidades

Pablo escribió a los Filipenses, en parte, para darles las gracias por un regalo de dinero que habían enviado. Se
alegró por el envío porque era un acto de amor. En 4:18 dice, “Pero todo lo he recibido, y tengo abundancia;
estoy lleno, habiendo recibido de Epafrodito lo que enviasteis; olor fragante, sacrificio acepto, agradable a Dios.”
Su regalo de dinero para satisfacer la necesidad de Pablo era un sacrificio aceptable a Dios. La adoración
aceptable es dar de tus recursos para apoyar a los santos, la obra de la iglesia, y el ministerio de Cristo.

Ahora, la resuma estas tres primeras características de la adoración aceptable - cómo tratamos a los demás
cristianos, ganar inconversos para Cristo, y dar dinero para satisfacer las necesidades - es compartir. La
adoración es compartir - compartir su amor, compartir el evangelio, y la distribución de sus recursos. Eso exalta,
honra y glorifica a Dios porque El se manifiesta a través de su vida y demuestra que usted es obediente a El.
También muestra usted ama a los que El ama: los santos, los perdidos, y los necesitados. Compartir es adoración
aceptable.

(4) Vivir una vida de bondad, justicia y verdad

En Efesios 5:8b-10 Pablo dice: «Porque en otro tiempo erais tinieblas, mas ahora sois luz en el Señor; andad
como hijos de luz (porque el fruto del Espíritu es en toda bondad, justicia y verdad), comprobando lo que es
agradable al Señor. Vivir una vida de bondad, justicia y verdad (es decir, santidad personal) es una vida de
adoración aceptable.

(5) Ser llenos de frutos de justicia

26
En Filipenses 1:11 Pablo ora para que los Filipenses pudieran ser “llenos de frutos de justicia que son por medio
de Jesucristo, para gloria y alabanza de Dios.” Así que de nuevo vemos que la justicia, la santidad, la bondad y
la piedad es adoración aceptable.

(6) Vivir una vida de piedad y honestidad

En 1 Timoteo 2:3 Pablo dice: “Porque esto es bueno y agradable delante de Dios nuestro Salvador.” Usted dice:
“¿Lo que es bueno y agradable?” Mire al final del versículo 2: “para que podamos vivir una vida tranquila y
sosegada con toda piedad y dignidad.” Piedad y honestidad, junto con la justicia, la bondad, la verdad y la
santidad, son características de la adoración aceptable.

Ahora, le he dado tres textos de adoración actual como compartir con otras personas, y tres textos que se
relacionan con la adoración a la santidad personal. Así que la adoración es un estilo de vida que se manifiesta
en la justicia personal y se extiende a el amar a los hermanos, proclamarle a los perdidos, y liberar recursos para
satisfacer las necesidades. Por último, la adoración aceptable es vista como:
(7) Alabar a Dios y dándole gracias

Hebreos 13:15 dice: “Por tanto, ofrezcamos continuamente mediante El, sacrificio de alabanza a Dios, es decir,
el fruto de labios que confiesan su nombre.” Este es realmente el punto culminante, ¿no es así? Cuando nos
reunimos para adorar, cantamos, alabamos a Dios con nuestros corazones y nuestros labios, y decimos gracias.

Ahora mire en el versículo 16: “Y no os olvidéis de hacer el bien y de la ayuda mutua, porque de tales sacrificios
se agrada Dios.” ¿Lo comprende?

Dios quiere que nos unamos para alabar y glorificar Su nombre y darle las gracias a El -. Pero, El no quiere que
nos olvidemos de que nuestra adoración es un estilo de vida haciendo el bien y compartiendo con los demás.
¿Lo ve? Hebreos 13:15-16 realmente resume una vida de adoración.

La adoración es de todos los días - no sólo los domingos

Si usted piensa que usted puede vivir como se le de la gana, de lunes a sábado y luego ir a la iglesia el domingo
y adorar, ¡está muy equivocado! La adoración no se produce en el vacío, ni es estimulada por artimañas
artificiales. Si usted tiene que estar en un edificio de la iglesia o escuchar un determinado tipo de música
ambiental de adoración, lo que estás haciendo no es adoración. Usted debe ser capaz de adorar a Dios en la
autopista durante la hora pico. Pero para ello, su corazón debe estar en lo correcto. Es decir, cuando nos
reunimos en la asamblea de los santos para adorar a Dios, si no es una extensión de una vida de adoración, la
verdadera adoración no se producirá. Es por eso que en Hebreos 13:15-16 nos dice que nos reunamos en
conjunto para ofrecer “sacrificio de alabanza a Dios, es decir, el fruto de labios que confiesan su nombre”. Pero
no nos olvidemos de “hacer el bien y de compartir”, como una forma de vida, o nunca vamos a generar ninguna
adoración el domingo. ¡La adoración debe ser una forma de vida!

e) El propósito de la asamblea de los verdaderos adoradores

27
A pesar de que nuestra adoración es un estilo de vida, también tenemos que estar involucrados en la adoración
que se produce una vez por semana. ¿Por qué? Debido a que nuestra adoración en domingo nos estimula a
adorar durante el resto de la semana. Hebreos 10 dice: “Acerquémonos con corazón sincero .... No dejando de
congregarnos” (vv. 22a, 25a). ¿Por qué? Debido a que el versículo 24 nos dice que debemos reunirnos para una
estimular a los otros “al amor y a las buenas obras.”

Tenemos que estar viviendo una vida de compartir y de justicia en el mundo con el propósito de la adoración. Y
nosotros somos estimulados a hacer las cosas cuando nos reunimos con el propósito de la adoración. Una
alimenta a la otra -. Tenemos que estar en la comunión de los santos, en la congregación de los justos, en el
pueblo en el que Dios habita, ya que es allí donde se estimula al amor y a las buenas obras. A medida que la
estimulación afecta a nuestra alma, vamos a “hacer el bien y de la ayuda mutua” ( Heb.13: 16 bis ). Entonces,
cuando llegamos de vuelta a la asamblea, desbordamos en alabanza con un corazón continuo de adoración y
acción de gracias.

Ahora bien, si no estás en este “ciclo” de adoración, será mejor que entre ¿Cómo? Confiese sus pecados y
comience ahora mismo. La gente dice: “Bueno, tengo muchos problemas en mi vida cristiana, no puedo hacer
el compromiso de ser coherente.” La gente que dice eso, básicamente, tiene uno de dos problemas: o bien no
están adorando los seis días a la semana con una vida de adoración, o no están adorando un día por semana en
la asamblea de los santos. Necesitamos las dos cosas! Si vas a la iglesia sólo cuando es conveniente, usted nunca
va a conseguir hacer ambos actos. No lo puede hacer por su cuenta - usted tiene que tener la estimulación fiel
y constante del amor y las buenas obras que un grupo de personas producirá en su vida. Por desgracia, vivimos
en una sociedad frívola que va y viene de manera fácil, que la gente no hace ese tipo de compromisos fieles y
consistentes - y luego se preguntan por qué no pueden llevar a cabo ambos actos juntos! Todos necesitamos
unirnos a una asamblea de adoración, así como vivir cada día con una vida de adoración.

La adoración es importante porque la Escritura está dominada con ella, el destino está determinado por ella, y
la tercera:

C. La Eternidad y la Historia Redentora Se describe por Adoración

La adoración es importante porque es el tema principal de la eternidad y la historia de la redención.

1. La historia de la Pre-creación

En la eternidad pasada, antes de que los hombres fuesen creados, ¿que es lo que existía? La Trinidad y los
ángeles. ¿Qué es lo que hacían? Bueno, Nehemías 9:6 b dice: “los ejércitos de los cielos te adoran.” ¿Cómo
sucedía en la eternidad pasada? Adoración (Job 38:4-7).

2. La Historia antes de la caída

Cuando Adán y Eva fueron creados, ellos adoraban a Dios, mientras caminaban y hablaban con Él en el Huerto.
Sin embargo, el pecado entró en escena cuando Eva optó por adorar a Satanás y Adán escogió adorar a Eva. Tan
pronto como dejaron de adorar a Dios, ellos cayeron ( Génesis 3:1-13 ).

28
3. La Historia pos-caída

a) Cain and Abel un Caín) y Abel

En Génesis 4, la primera división entre los hombres fue entre Caín y Abel sobre la forma en que ellos adoraban.
Abel trajo una ofrenda aceptable (4:4), y la de Caín era inaceptable (4:5).

b) Los patriarcas

Cuando los patriarcas adoraron a Dios correctamente, fueron bendecidos, pero cuando le adoraron de manera
inaceptable fueron castigados.

c) La nación de Israel

(1) En el desierto

Cuando la nación de Israel fue sacada de Egipto, vagaron por cuarenta años en el desierto de Sinaí, hasta que la
generación entera murió. Perdieron sus vidas, sin entrar en la Tierra Prometida, simplemente porque no
adoraron a Dios correctamente ( Num.14 :22-23 ). Incluso Moisés nunca entró en la tierra, porque no adoró a
Dios correctamente ( Nm. 20:7-12 ).

(2) En la Tierra Prometida

Cuando la nación de Israel finalmente se metió en la tierra, adoraron a Dios como Él quiso ser adorado y fueron
bendecidos posteriormente ( Nehemías 9:03. ; 1 Crónicas 29:20-25. ) Sin embargo, llegó el momento cuando
ellos no adoraron a Dios correctamente ( Hechos 7:42-43 ), así que Él los castigó y finalmente los dispersó por
todo el mundo.

d) Jesús

Cuando Jesús comenzó su ministerio, se fue a Jerusalén, entró en el lugar de adoración, tomó un látigo, y limpió
el lugar ( Juan 2:13-17 ). Después de que El trató con los adoradores corruptos en Juan 2, llamó a los verdaderos
adoradores en Juan 4:23-24. La adoración es siempre el tema -el tema central de la historia de la redención.

4. La Historia presente

Cuando la iglesia nació, fue una asamblea de adoradores. Filipenses 3:3 es uno de los más grandes declaraciones
sobre adoración en la Biblia - una definición de la iglesia: “Porque nosotros somos la circuncisión: los que
servimos a Dios en espíritu, que nos gloriamos en Cristo Jesús y que no confiamos en la carne.” En otras palabras,
la iglesia se identifica como el pueblo de Dios - pero no a través de la circuncisión física. La iglesia se compone
de aquellos que adoran a Dios en su espíritu, regocijándose en Cristo, sin la confianza en la carne.

5. La historia futura

Cuando la historia se consuma en la gloria de la venida de Cristo, se consumará en adoración. La adoración es


el tema del cielo y de la eternidad. Por ejemplo:
a) Apocalipsis 4:10-11a – “los veinticuatro ancianos se postran delante del que está sentado en el trono y adoran
al que vive por los siglos de los siglos; y echan sus coronas delante del trono, diciendo: "Digno eres tú, oh Señor
29
y Dios nuestro, de recibir la gloria, la honra y el poder; porque tú has creado todas las cosas, y por tu voluntad
tienen ser y fueron creadas. "”

b) Apocalipsis 5:14 – “Los cuatro seres vivientes decían: "¡Amén!" Y los veinticuatro ancianos se postraron y
adoraron. “

c) Apocalipsis 11:15-17 – “El séptimo ángel tocó la trompeta. Y en el cielo se oyeron grandes voces que decían:
"El reino del mundo ha venido a ser de nuestro Señor y de su Cristo. El reinará por los siglos de los siglos. Y los
veinticuatro ancianos, que estaban sentados en sus tronos delante de Dios, se postraron sobre sus rostros y
adoraron a Dios diciendo: "Te damos gracias, Señor Dios Todopoderoso, que eres y que eras, porque has
asumido tu gran poder, y reinas.”

d) Apocalipsis 14:6-7 – “Vi a otro ángel que volaba en medio del cielo, que tenía el evangelio eterno para
predicarlo a los que habitan en la tierra: a toda nación y raza y lengua y pueblo. Decía a gran voz: "¡Temed a
Dios y dadle gloria, porque ha llegado la hora de su juicio! Adorad al que hizo los cielos y la tierra y el mar y las
fuentes de las aguas.”¡Observe que el mensaje del evangelio eterno es adorar a Dios!

e) Apocalipsis 15:4 – “Oh Señor, ¿quién no temerá y glorificará tu nombre? Porque sólo tú eres santo. Todas las
naciones vendrán y adorarán delante de ti; porque tus juicios han sido manifestados.”

f) Apocalipsis 19:4 – “Y se postraron los veinticuatro ancianos y los cuatro seres vivientes y adoraron a Dios que
estaba sentado sobre el trono, diciendo: "¡Amén! ¡Aleluya!”

g) Apocalipsis 19:10 - "Yo me postré ante sus pies para adorarle, pero él me dijo: "¡Mira, no lo hagas! Yo soy
consiervo tuyo y de tus hermanos que tienen el testimonio de Jesús. ¡Adora a Dios! Pues el testimonio de Jesús
es el espíritu de la profecía.”

h) Apocalipsis 22:8-9 - “Yo, Juan, soy el que he oído y visto estas cosas. Cuando las oí y las vi, me postré para
adorar ante los pies del ángel que me las mostraba. Y él me dijo: "¡Mira, no lo hagas! Pues yo soy consiervo tuyo
y de tus hermanos los profetas y de los que guardan las palabras de este libro. ¡Adora a Dios!"”

Ese es el tema de la eternidad y la historia de la redención, adorar al Dios verdadero y vivo, y glorioso.

Por lo tanto, la Escritura nos llama a la adoración, el destino nos llama a la adoración, y sólo en caso de que
alguien pueda caer a través de las grietas y pensar que no es necesaria la adoración, la cuarta razón de porque
es importante la adoración es:

D. Cristo lo ordenó

En Mateo 4:10 b , nuestro Señor dice: “Entonces Jesús le dijo: Vete, Satanás, porque escrito está: Al Señor tu
Dios adorarás, y a él sólo servirás.” Esta declaración fue hecha directamente a Satanás, pero se aplica a todo ser
creado. Todos son responsables de adorar a Dios.

30
¿Adora usted a Dios como una forma de vida? ¡debería! Si le resulta difícil adorar al Señor cuando asiste a la
iglesia los domingos, no es porque la música no está bien, o porque la atmósfera no está bien, o porque te
distraes. Si no puede adorar, es porque no estás adorando durante el resto de la semana.

La adoración no sólo puede suceder una vez a la semana - es una forma de vida. Y cuando los cristianos se
reúnen una vez por semana, debe haber una salida verdadera de explosión de alabanza y adoración del corazón
La adoración que se disfruta de forma individual será enriquecida y mejorada cuando se lleva al gozo de la
asamblea. ¡La adoración entonces se hace aún más gloriosa!

Centrándose en los hechos

1.¿Qué hemos de reconocer cuando adoramos?

2. Dé una breve descripción de lo que la Logia Masónica cree acerca de adorar a Dios y cómo se relaciona con
las otras religiones.
3. ¿Cuál es la doble perspectiva de los verdaderos adoradores, de acuerdo con Hebreos 12:28-29?

4. Coincida las formas en que podemos manifestar adoración aceptable en nuestra vida cotidiana con los
versículo adecuados.

a. El tratamiento a los hermanos en la fe a. Hebreos 13:15

b. Guiar a alguien a Cristo b. Romanos 14:18

c. Dar dinero para las necesidades c. Filipenses 4:18

d. Viviendo una vida recta d. Efesios 5:8-10

e. Vivir una vida apacible e. Romanos 15:16

f. Dar gracias a Dios f. 1 Timoteo 2:3

5. ¿Qué tres cosas que glorifican a Dios tiene que compartir el adorador? Explicar cómo se hace eso.

6. Describa la calidad de vida que un adorador debe vivir ( Fil. 1:11 ).

7. Resuma los dos aspectos de la adoración, como se indica en Hebreos 13:15-16.

8.¿Dónde debe ser capaz de adorar a Dios? ¿Cuál debe ser la extensión de una vida de adoración?

9. ¿Por qué los cristianos deben participar en la adoración colectiva una vez a la semana ( Heb. 10:22 , 24-25 )?

10. ¿A quién Adán y Eva eligieron para adorar en lugar de Dios?

11. ¿Sobre que fue la primera división entre los hombres?

12. ¿Cuáles fueron las consecuencias para Israel al no adorar correctamente en el desierto ( Números. 14:22-23
)?

13. Según Filipenses 3:3 , ¿qué tipo de personas forman la iglesia?


31
14. ¿Cuál es el tema del cielo y la eternidad? Citar algunas textos bíblicos para apoyar su respuesta.

15. ¿Qué error cometió el apóstol Juan en Apocalipsis 19:10 y 22: 8-9? ¿qué fue lo que se le instruyó que hiciera
en lugar de eso?

16. ¿Cuál es la cuarta razón de que la adoración es importante ( Mat. 4:10 )?

Reflexionando sobre los Principios

1.Repase las características personales de los verdaderos adoradores discutidas. ¿Está usted cumpliendo el
deber de adorar correctamente en cada una de esas áreas? ¿En qué área usted es más débil? Se ha rendido
usted al control del Espíritu Santo, en oración, considere cómo va a fortalecer esa área esta semana.

2. El escritor de Hebreos exhorta a sus lectores: “y consideremos cómo estimularnos unos a otros al amor y a
las buenas obras, no dejando de congregarnos, como algunos tienen por costumbre, sino exhortándonos unos
a otros , y mucho más al ver que el día se acerca.” ( Hebreos 10:24-25. ; LBLA *). ¿Realmente ha tomado tiempo
para considerar la manera de estimular a otros cristianos? ¿Cómo puede usted estimular sus compañeros sin
que parezca ser una autoridad auto-proclamada? ¿Qué sugerencia tiene que ofrecert 1 Pedro 5:2-3? ¿Por qué
cree que sigue siendo necesario congregarse? ¿Podrían los cristianos en esta era moderna sólo ver los servicios
religiosos en la televisión y comunicarse con otros creyentes por teléfono? Si ha usted le falta el compromiso y
el responsabilizarse ante un cuerpo local de creyentes, planee convertirse en un miembro de una iglesia cercana
a usted que enseñe la Palabra de Dios.

32
La verdadera adoración, 6a. Parte

Juan 4:20-24

INTRODUCCIÓN

Dios busca verdaderos adoradores que le adoren en una forma que sea aceptable para El. Hemos visto que la
adoración es el tema de la historia, que se extiende desde el Génesis hasta el final del Apocalipsis. En el principio,
Dios creó al hombre para adorarle, pero el hombre se rebeló. Desde la rebelión, Dios ha querido hacer regresar
al hombre hasta el punto de la verdadera adoración. Ese es el propósito para el plan de redención.

Ahora, con el fin de comprender la adoración, es importante que tengamos una definición. Así, comenzamos
esta serie con una definición simple – La adoración es dar honor a Dios. A continuación analizamos algunos
puntos clave que surgieron de esa definición. En primer lugar, vimos que la adoración es dar a Dios, no conseguir
algo de El. Cuando nos reunimos como pueblo redimido de Dios en la congregación de la comunión, nos
reunimos con el propósito de adorar – no de recibir, sino dar a Dios. Cuando un Judio en el antiguo pacto iba a
adorar, no iba para tomar algo, iba a dar una ofrenda de dinero, así como de sacrificio. Todo estaba orientado
en torno a dar a Dios.

También se señaló en nuestra definición de adoración que está en contraste con el ministerio. Ministerio es el
que desciende de Dios hacia nosotros, pero la adoración es la que fluye hacia arriba de nosotros a Dios.
Proporcionan un bello equilibrio. En el Antiguo Testamento, el profeta pronunció las palabras que habían
descendido de Dios a los hombres, pero también hubo un sacerdote que habló con Dios en el nombre de los
hombres. El ministerio y la adoración siempre deben mantenerse en equilibrio.

REPASO

I. LA IMPORTANCIA DE LA ADORACION

El final de Juan 4:23 nos dice por qué la adoración es tan importante. Es importante porque el Padre busca
adoradores verdaderos. Si Dios busca adoradores verdaderos, entonces la verdadera adoración es importante.
De hecho, estoy convencido de que, como cristianos, la razón principal de nuestra existencia es adorar a Dios.
Se trata de lo que somos (verdaderos adoradores) y lo que tenemos que hacer (verdaderamente adorar). La
adoración es la esencia misma de nuestra existencia como aquellos que han sido redimidos.

II. LA FUENTE (BASE) DE LA DORACION

De nuevo, en Juan 4:23 , vemos que nuestro Padre busca adoradores verdaderos. La fuente de la adoración,
entonces, es la búsqueda eficaz, redentora e irresistible del Padre. Dios está atrayendo a los verdaderos
adoradores en Su reino. Somos redimidos para la adoración y somos transformados en verdaderos adoradores.
Tal vez la mejor definición de un cristiano se encuentra en Filipenses 3:3, donde dice que somos “que adoramos
en el Espíritu de Dios.” Además, de acuerdo con Hebreos 10:16-25 , ya que Cristo nos ha redimido, ya que su
sacrificio nos ha perfeccionado, y ya que se nos ha puesto en la presencia de Dios a través de una nueva forma
de vida y, nuestra respuesta debe ser “acercarnos” a Dios – para adorarle. Nosotros hemos sido redimidos para

33
la adoración. Así que la importancia de la adoración se ve en el que Dios busca adoradores, y la fuente de la
adoración de Dios se ve al redimirnos y salvarnos para tal fin.

III. EL OBJETO DE LA ADORACION

Juan 4:20-24 nos dice que debemos adorar a Dios. Pero en concreto, en los versículos 21, 23 y 24, Jesús dice
que adoremos a Dios como Espíritu y como Padre.

A. Dios Como Espíritu (Su Naturaleza Esencial)

Ya hemos discutido este punto en detalle, pero antes de continuar, permítanme refrescar su memoria. Dios es
Espíritu, y como tal, no puede limitarse a un edificio, un templo, un bosque, o una montaña. En otras palabras,
Dios no puede ser confinado a un lugar. También, porque Dios es Espíritu, no puede ser reducido a una imagen
hecha por manos en madera, bronce, oro, plata, o cualquier otra sustancia. Dios está más allá de ser limitado a
un lugar o ser reducido a una imagen, porque El es un Espíritu siempre vivo, siempre presente, y eterno –
impregnando todo el universo y en la eternidad sin fin, con Su presencia consciente.
Ahora, puesto que Dios es Espíritu y está en todas partes en todo momento, nuestra adoración a Él debe ser un
modo de vida. En Hechos 17:28a, Pablo dijo: “porque en El vivimos, nos movemos y existimos.” Y ya que nos
movemos en medio de Su presencia espiritual, la adoración es apropiada y adecuada en cada momento. No
tenemos que esperar para entrar en una iglesia para adorar, ni tenemos que esperar hasta que nuestras cabezas
se inclinen y nuestra mente consciente se lleve a la sala del Trono de Dios. Dios está en todas partes en todo
momento y por lo tanto debe ser adorado en todas partes en todo momento. Esta es la búsqueda del deseo del
Padre y sólo puede ser cumplido por aquellos de nosotros que hemos sido redimidos.

Adoramos a Dios como Espíritu eterno y omnipresente, pero no podemos detenernos allí, porque en el versículo
21 y dos veces en el versículo 23, Jesús hace referencia a adorar “al Padre.”

LECCIÓN

Ahora vamos a continuar donde lo dejamos:

B. Dios como Padre (Su Relación Esencial)

Creo que la mayoría de la gente ha entendido mal el concepto de Dios como Padre aquí en Juan 4. Por lo general,
cuando vemos el término Padre en referencia a Dios, inmediatamente pensamos en Él como nuestro Padre
amoroso. Al ver la expresión de esa manera, Jesús estaría diciendo: “Adora a Dios como el Espíritu inmenso,
omnipresente, eterno, pero también como un Padre íntimo, amoroso y personal.” Ahora, si bien es cierto que
Dios es nuestro Padre amoroso y que nosotros somos Sus hijos, eso no es lo que se discute en Juan 4. Ese no es
el punto, ni es el énfasis que Jesús está haciendo. The emphasis here is: El énfasis aquí es lo siguiente:

1. La designación trinitaria de Dios

Dios es Padre, Hijo y Espíritu Santo. Él es tres personas en una sola la Trinidad. Y es en este sentido trinitario que
Dios se designa aquí como “el Padre.” No está principalmente refiriéndose a nosotros como Sus hijos, se refiere
a Su relación esencial dentro de la Trinidad.
34
Ahora, observe con cuidado. Dios es presentado como el Padre del Hijo – y el Hijo es el Señor Jesucristo. Por
eso, cuando adoramos a Dios como Padre, no estamos adorando vagamente como el Padre de toda la
humanidad (como los liberales podrían decir), estamos adorandole como el Padre del Señor Jesucristo. Dios no
puede ser adorado aparte de esta designación.

a) El uso de Jesús de la palabra “Padre”

En el Nuevo Testamento, cuando se habla de Dios como Padre, es principalmente como el Padre de Jesucristo.
Cada vez que Jesús habla a Dios, se dirige a El como Padre -, excepto cuando el pecado los separó en la cruz (
Mateo 27:46. ) Usted dice: “¿Qué quiso decir Jesús cuando se refirió a Dios como su Padre?” Yo no creo que Él
hacía hincapié en Su sumisión, como un hijo se somete a su padre, ni creo que El estaba enfatizando Su
generación, como un hijo desciende de su padre. Creo que El estaba haciendo hincapié en Su igualdad de
esencia, como un hijo con su padre. Si Jesús es el Hijo y Dios es el Padre, entonces son la misma esencia. Ese es
el corazón y el alma de la relación que expresa constantemente Jesús con el Padre. El está haciendo hincapié en
la similitud de la esencia, la unidad de naturaleza. Por lo tanto, Dios no puede ser adorado a menos que Él sea
adorado como el Padre del Señor Jesucristo.

Permítanme darles algunos ejemplos que muestran que cuando Jesús se refirió a Dios como Su Padre, Él estaba
declarando Su deidad y Su igualdad con Dios.

(1) Juan 5:17-18 – Jesús responde a la Judios que lo estaban persiguiendo por sanar a alguien en sábado y dijo:
“Mi Padre hasta ahora trabaja, y yo trabajo.” En otras palabras, Él llama a la primera persona de la Trinidad Su
padre y luego dice: “Trabajamos juntos.” El versículo 18 nos dice a continuación, cómo perciben los Judios Su
comentario: “Por esto los judíos aún más procuraban matarle, porque no sólo quebrantaba el día de reposo,
sino que también decía que Dios era su propio Padre, haciéndose igual a Dios.” Ellos estaban justo en el blanco,
porque eso es exactamente lo que Jesús estaba diciendo. Cuando Jesús llamó a Dios Su Padre, El hablaba de Su
igualdad de esencia, de naturaleza y de deidad.

(2) Juan 10:29-33 – Jesús dijo: “Mi Padre que me las dio es mayor que todos, y nadie las puede arrebatar de la
mano del Padre. Yo y el Padre somos uno. Los judíos volvieron a tomar piedras para apedrearle. Jesús les dijo:
Os he mostrado muchas obras buenas que son del Padre. ¿Por cuál de ellas me apedreáis? Los judíos le
contestaron: No te apedreamos por ninguna obra buena, sino por blasfemia; y porque tú, siendo hombre, te
haces Dios.”

Usted ve, cuando Jesús dijo que Dios era Su propio Padre, los Judios sabían que Jesús se refería a su igualad de
esencia – Su deidad. Ellos sabían que Él estaba afirmando ser igual a Dios.

(3) Juan 17:1-5 – Jesús oró a su Padre y dijo: “Estas cosas habló Jesús, y alzando los ojos al cielo, dijo: Padre, la
hora ha llegado; glorifica a tu Hijo, para que el Hijo te glorifique a ti, por cuanto le diste autoridad sobre todo
ser humano para que dé vida eterna a todos los que tú le has dado. Y esta es la vida eterna: que te conozcan a
ti, el único Dios verdadero, y a Jesucristo, a quien has enviado. Yo te glorifiqué en la tierra, habiendo terminado
la obra que me diste que hiciera. Y ahora, glorifícame tú, Padre, junto a ti, con la gloria que tenía contigo antes
que el mundo existiera.” Aquí, Jesús se equipara con el Padre y le pide por la gloria que había antes de la
35
encarnación. Era igual a Dios, y Su referencia a Dios como Su Padre fueron declaraciones de Su deidad (cf. vv.11,
21-25).

(4) Mateo 11:27 – Jesús dijo: “Todas las cosas me han sido entregadas por mi Padre; y nadie conoce al Hijo, sino
el Padre, ni nadie conoce al Padre, sino el Hijo, y aquel a quien el Hijo se lo quiera revelar.”

Aquí, en este maravilloso pasaje, el Señor vuelve a presentar la igualdad esencial del Padre y del Hijo. Existe una
intimidad de conocimiento entre el Padre y el Hijo que no está disponible a la percepción humana, porque ellos
son uno.

(5) Juan 14:6-11a – “Jesús le dijo: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre sino por mí. Si me
hubierais conocido, también hubierais conocido a mi Padre; desde ahora le conocéis y le habéis visto. Felipe le
dijo: Señor, muéstranos al Padre, y nos basta. Jesús le dijo: ¿Tanto tiempo he estado con vosotros, y todavía no
me conoces, Felipe? El que me ha visto a mí, ha visto al Padre; ¿cómo dices tú: "Muéstranos al Padre"? ¿No
crees que yo estoy en el Padre, y el Padre en mí? Las palabras que yo os digo, no las hablo por mi propia cuenta,
sino que el Padre que mora en mí es el que hace las obras. Creedme que yo estoy en el Padre, y el Padre en mí.”

Así que, volviendo a Juan 4, cuando Jesús llama a Dios Padre, no es nuestro Padre, a quien Él tiene en mente, es
Su Padre. Es una declaración manifiesta pura y simple de Su deidad – Su igualdad con Dios.

Usted dice: “¿Por qué pasar por todo esto, John?” Principalmente porque hay personas que dicen adorar a Dios
como el Espíritu eterno y viviente que está presente por doquier, e incluso podrían afirmar adorarle como Su
Padre. Pero si niegan que Jesucristo es igual a Dios el Padre en esencia, su adoración es inaceptable. Nadie
puede aceptablemente adorar a Dios como Espíritu sin también adorar a Dios como el Padre del Señor
Jesucristo. Dios no puede ser definido o adorado en otros términos. – Cualquier persona que niega la divinidad
de Cristo, aun afirmando adorar a Dios, es un mentiroso, porque Dios y Cristo son uno.

b) La comprensión de los Apóstoles del término “Padre”

A lo largo de las epístolas, se adora a Dios y se identifica como el Padre del Señor Jesucristo.

(1) Efesios 1:3 – Pablo comenzó una de las grandes declaraciones de gloria ofrecidas a Dios (una frase que se
extiende desde el versículo 3 hasta el versículo 14) diciendo: “Bendito sea el Dios y Padre de nuestro Señor
Jesucristo.” Usted puede ver que, así es como Dios es conocido.

(2) Efesios 1:17 – En la gran oración de Pablo, él oró al “Dios de nuestro Señor Jesucristo, el Padre de la gloria.”

(3) 2 Corintios 1:3 – Pablo dijo: “Bendito sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, Padre de misericordias
y Dios de toda consolación.”

(4) Filipenses 2:9-11 – “Por tanto, Dios también lo exaltó y le dio un nombre que es sobre todo nombre, para
que en el nombre de Jesús se doble toda rodilla de los que están en el cielo, y de los que están en la tierra, y
debajo de la tierra, y toda lengua confiese que Jesucristo es Señor, para gloria de Dios, el Padre.”

36
(5) Romanos 15:6 – “para que unánimes, a una voz, glorifiquéis al Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo.”
Dios no puede ser adorado aparte de un reconocimiento de que Jesucristo, su Hijo, es igual a Dios. Esa es Su
deidad.

(6) 1 Pedro 1:3 – Pedro escribió: “Bendito sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo.”

(7) 2 Juan 3 – Juan escribe: “Gracia, misericordia y paz serán con nosotros, de Dios Padre y de Jesucristo, Hijo
del Padre, en verdad y amor.”

El punto es este – Dios no es sólo un espíritu que flota en el cual todos puedan enchufarse en cualquier lugar
que deseen, con cualquier forma particular que quieran – Dios es eterno, inmenso, y siempre presente – para
ser adorado en todo momento, por todas las personas. Pero la única manera que alguien pueda llegar a Dios es
venir a Él como el Padre de nuestro Señor Jesucristo. Es por eso que Jesús tuvo que decir: “Nadie viene al Padre
sino por mí” ( Juan 14:6 b ). Dios no puede ser adorado aparte de Jesucristo.

2. La adoración trinitaria de Dios

a) La adoración del Hijo

Juan 5:23 da la conclusión lógica a la igualdad de Jesús con Dios. “Para que todos honren al Hijo así como honran
[adoración] al Padre. El que no honra al Hijo, no honra al Padre que le envió.” ¿Entiende esteo? No estamos sólo
para adorar al Padre, también estamos para adorar al Hijo.

(1) Definido en la unidad de Dios

Alguien una vez se me acercó y me dijo, “me han enseñado que es una blasfemia a badie más sino al Padre. ¿Es
eso cierto?” Le dije: “No, eso no es cierto. Suena como que alguien acaba de conseguir un poco de conocimiento,
torciendo algunas escrituras, y está tratando de hacerse pasar por un maestro de la Biblia.” No podemos adorar
a Dios el Padre, a menos que adoremos al Hijo. Incluso no podemos venir delante de Dios el Padre, a menos que
vengamos en el nombre del Hijo. Si oramos al Padre, estamos orando al Hijo – son una misma cosa. Si honramos
al Padre, estamos alabando al Hijo. Ellos estan juntos – no hay manera de aislarlos. Por lo tanto, sin Jesucristo,
¡nadie puede rendir adoración! Tenemos todo el derecho de ir al Hijo, para alabar al Hijo, hacer perticiones al
Hijo, del mismo modo que sería el Padre. Estamos llamados a adorar al Hijo.

(2) Demostrada en la iglesia primitiva

Desde los primeros años de la iglesia, Cristo fue reconocido como Señor. Él fue confesado como Señor en el
bautismo (por ejemplo, Romanos 6:3-4. ; Gal 3:26-27. ), invocado como Señor en la asamblea cristiana (por
ejemplo, Efesios 3:10-12; 2 Tim.1: 2b), adorado como Señor en anticipación del día en que se doble toda rodilla
(por ejemplo, Romanos 14:8-12 ; Fil 2:9-11 ), y solicitado como Señor en momentos de necesidad (por ejemplo,
Heb 4. 14-16 ; 1 Juan 5:14-15 .) La línea de fondo en todo adoración es que Jesucristo es el Señor – eso es
fundamental.

(3) Declarado por el apóstol Tomás


37
Cuando Tomás vio a Jesús después de la resurrección, él declaró: “Señor mío y Dios mío” ( Juan 20:28 ). Él tenía
la perspectiva correcta de la adoración. Dios debe ser adorado, pero sólo mientras El se percibe como uno solo
e igual a Su Hijo. Ambos deben recibir honor.

Así que cuando nos reunimos hemos de adorar al Padre y al Hijo.¿Qué pasa con el Espíritu Santo?

b) La adoración del Espíritu Santo

No hay nada en la Escritura que directamente nos diga que debemos adorar al Espíritu Santo. Sin embargo, toda
adoración se activa en el poder del Espíritu. Es el Espíritu quien nos permite entrar en la presencia de Dios y
exclamar: “¡Abba, Padre” ( Rom 8,15. ; Gal 4:6. ). Es en el poder y la presencioa del Espíritu que tenemos acceso
a adorar a Dios. Él es una parte vital de la adoración, y nunca debemos negar esa realidad.

También quiero añadir que, dado que el Espíritu es igual al Hijo y al Padre, Él es digno de ser adorado también.
A pesar de la Escritura no nos dice que le adoremos, es necesaria una observación. El Espíritu Santo es llamado
el “Espíritu de Dios” en muchos pasajes (por ejemplo, Mateo 3:16. ; 12:28 ; Romanos 8:9. , 14 ; 15:19; 1 Corintios
4:2. ) así como el “Espíritu de Cristo” (por ejemplo, Romanos 8:9 ; 1 Pedro 1:11 ). El Espíritu Santo es la radiación
de Dios Padre y Dios Hijo y, como tal, es digno de adoración. Por lo tanto, no dude disponerse a adorar al Espíritu
junto con el Padre y el Hijo. Sin embargo, dése cuenta que en la singularidad del ministerio del Espíritu en la era
de la iglesia, Él nos llama a adorar al Hijo y el Hijo nos llama a adorar al Padre – a pesar de que todos son dignos
de ser adorados.

Entonces, ¿quién es el objeto de adoración de acuerdo a Juan 4:20-24 ? Dios que es Espíritu – no un espíritu
vagante, indefinido ó flotante, sino el Dios quien es el Padre. ¿El Padre de quién? ¿de toda la humanidad? No.
El Padre de Jesucristo Señor – uno en esencia con él. Es apropiado que adoremos al Padre para que nuestros
corazones estallen en adoración a Jesucristo también.

Un cuadro profético de la adoración

Una maravillosa escena que representa la adoración del Hijo se encuentra en Apocalipsis 14:1-3 . El apóstol
Juan, que describe una visión del futuro, dice, “Miré, y he aquí que el Cordero [cf. Ap. 13:8 ; Juan 1:29 ] estaba
de pie sobre el Monte Sion [que, para un Judio, era un símbolo del cielo], y con El ciento cuarenta y cuatro mil
que tenían el nombre de El y el nombre de su Padre escrito en la frente. Y oí una voz del cielo, como el estruendo
de muchas aguas y como el sonido de un gran trueno; y la voz que oí era como el sonido de arpistas tocando
sus arpas. Y cantaban* un cántico nuevo delante del trono y delante de los cuatro seres vivientes y de los
ancianos; y nadie podía aprender el cántico, sino los ciento cuarenta y cuatro mil que habían sido rescatados de
la tierra.”

¡Qué imagen de adoración! Estos emisarios redimidos y especiales de Dios, que son usados por Dios para
proclamar el Evangelio durante la Tribulación, se ven dirigiendo alabanza al Cordero – Jesucristo. Adorar a
Jesucristo es justo, correcto y adecuado.
Así que tenemos toda la razón, todo derecho, y todo mandamiento para llegar al Padre, por medio del Hijo en
el Espíritu – verdadera adoración trinitaria. No sé ustedes, pero cuando pienso en lo que el Espíritu de Dios hace
38
en mi vida – llevándome a Dios, me faculta para el servicio, me da poder para adorarle – No puedo dejar de
responder en darle gloria, así como al Padre y al Hijo.

Me preocupa la gente que sólo vagamente adora a Dios. También estoy preocupado por las personas cuya
adoración parece terminar en el Hijo – un tipo de “enfoque en Jesús.” Y también me preocupa acerca de la
adoración que desordenadamente y sin cesar se centra sólo en el Espíritu Santo. Dios debe ser adorado en Su
plenitud trinitaria, como el Padre del Señor Jesucristo, en la energía y el poder del bendito Espíritu Santo.

Hemos hablado hoy sobre la importancia de la adoración, la fuente de adoración (nuestra redención), y el objeto
de la adoración (la Trinidad). Veamos el cuarto punto:

IV. LA ESFERA (LUGAR) DE LA ADORACION

En el Antiguo Testamento, el pueblo de Dios claramente adoraba en templos, tabernáculos, y ubicaciones


geográficas muy específicas. Esta es la razón de porque la mujer de Samaria, en Juan 4:20, dice a Jesús:
“Nuestros padres adoraron en este monte [Mt. Gerizim.], Vosotros decís que en Jerusalén es el lugar donde se
debe adorar.” Así que Jesús le reponde en el versículo 21: “Mujer, créeme, que la hora viene cuando ni en este
monte ni en Jerusalén adorarán al Padre.” En otras palabras, Jesús le dijo que muy pronto, ya no sería la
ubicación del lugar de adoración, ya que ambos serían eliminados.

A. El Simbolismo del Antiguo Pacto

Cuando Jesús le dijo a la mujer samaritana que la adoración ya no tendría lugar en el Monte Gerizim o en
Jerusalén, Él no estaba negando la importancia del Tabernáculo o del Templo, o el sacrificio y los sistemas
ceremoniales. Él no estaba negando todos los símbolos, emblemas, y las imágenes que Dios les había dado a Su
pueblo.

Él le estaba diciendo que el tiempo iba a venir cuando todos los símbolos pasarían y que no habría necesidad de
un templo, sacrificios físicos, y sacerdotes. ¿Por qué? Debido a que cada creyente individual sería un templo
vivo y un sacerdote viviente. Además, el sacrificio que Cristo que ofrecería, sería el sacrificio único, completo,
permanente y final – poniendo fin a todos los otros sacrificios.

Ahora no había nada malo con los símbolos, pero eran sólo eso – símbolos. Dios nunca fue limitado o confinado
al Tabernáculo o el Templo, eran solo empujones a la mente – símbolos para hacer que Su pueblo adorara. Pero
en el nuevo pacto, los símbolos se hicieron realidad y fue de lo externo a lo interno. Jesús, básicamente, le dijo
a la mujer samaritana que todos los lugares que fueron identificados como lugares de adoración serían, en poco
tiempo, eliminados. Como ustedes saben, cuando Jesús murió, el velo del Templo se rasgó de arriba a abajo, lo
que permitiría que cualquiera que entrara justo en el lugar santísimo ( Marcos 15:38 ). Y en el año 70 la totalidad
del Templo fue destruido por completo. El templo samaritano ya había sido destruido en el 125 a. C. Así que
todo el sistema había llegado a su fin.

You say, "Well, if there isn’t a Temple, and there isn’t a special physical building, where do we worship God?"
Usted dice: "Bueno, si no hay un templo, y no hay un examen físico especial de la construcción, donde rinden
culto a Dios?"
39
B. The Reality of the New Covenant B. La Realidad de la Nueva Alianza

1. El templo de nuestros cuerpos individuales

En 1 Corintios 6:19 uno , Pablo dice: ¿O no sabéis que vuestro cuerpo es templo del Espíritu Santo, que está en
vosotros, el cual tenéis de Dios, y que no sois vuestros?” Como cristianos, somos templos vivos del Espíritu
Santo. Usted dice: “¿Quieres decir que puedo adorar a Dios donde quiera que vaya?” ¡Eso es! Puedes adorarlo
en la playa, en las montañas, en la ciudad, o en su sala de estar, mientras que usted está conduciendo por el
camino, sentado bajo un árbol, caminando en el bosque, sentado en su porche mirando las estrellas, u oliendo
las flores frescas en la mañana. Usted puede adorar a Dios en cualquier lugar que se encuentre, bajo cualquier
tipo de circunstancia o condición, porque usted es un templo viviendo donde habita Dios. En otras palabras, la
esfera de la adoración es ilimitada.

Usted dice: “Ahora bien, ¿significa eso que no necesito ir a la iglesia?” Bueno, en cierto sentido, eso es cierto.
Usted no necesita ir a la iglesia para adorar a Dios. Pero tenemos que mirar a otra dimensión:
2. El templo de nuestra asamblea colectiva

Existe un lugar de adoración hoy – el edificio donde Dios únicamente se reúne con su pueblo. Echemos un vistazo
a este edificio especial.

a) Efesios 2:19-22 – En Efesios 2, Pablo describe a los cristianos en algunos términos muy gráficos. Y les describe
colectivamente, no como templos desconectados e individuales. En primer lugar, él ve a todos nosotros como
ciudadanos. “Así pues, ya no sois extraños ni extranjeros, sino que sois conciudadanos de los santos y sois de la
familia de Dios” (v. 19a). Luego dice que todos pertenecemos a la “familia de Dios” (v.19b). En otras palabras,
somos una familia. No sólo estamos unidos por una ciudadanía común y unidos por la sangre común como
familia, sino que los versículos 20-22 nos dicen que estamos unidos como un edificio. “edificados sobre el
fundamento de los apóstoles y profetas, siendo Cristo Jesús mismo la piedra angular, en quien todo el edificio,
bien ajustado, va creciendo para ser un templo santo en el Señor, en quien también vosotros sois juntamente
edificados para morada de Dios en el Espíritu.”

Dios tiene un edificio especial. ¿Sabe usted qué es? Es la asamblea visible y viviente de los santos redimidos.
Cuando nos reunimos, constituímos el templo de Dios de una manera única. Por lo tanto, no sólo somos templos
individuales; colectivamente somos un gran templo en el que Dios habita.

b) 1 Pedro 2:5 – Pedro dice: “también vosotros, como piedras vivas, sed edificados como casa spiritual” Somos
“piedras vivas”, y cuando nos reunimos constituímos un lugar de adoración donde Dios se manifiesta en forma
única a la asamblea – maneras que Él no puede manifestarse cuando estamos solos – porque él se mueve a
nosotros a través de otros.

c) 2 Corintios 6:16 b – Pablo dice: “¿O qué acuerdo tiene el templo de Dios con los ídolos? Porque nosotros
somos el templo del Dios vivo, como Dios dijo: HABITARE EN ELLOS, Y ANDARE ENTRE ELLOS; Y SERE SU DIOS, Y
ELLOS SERAN MI PUEBLO.” Dios se mueve en medio de nosotros cuando nos reunimos.

40
d) 1 Corintios 3:9 b , 16 a 17 – al final de versículo 9 Pablo dice a los Corintios: “Vosotros sois…Dios edificio.”
Luego en los versículos 16-17 dice: “¿No sabéis que sois templo de Dios y que el Espíritu de Dios habita en
vosotros? Si alguno destruye el templo de Dios, Dios lo destruirá a él, porque el templo de Dios es santo, y eso
es lo que vosotros sois.”

e) Hebreos 10:24-25a – “Y considerémonos unos a otros para estimularnos al amor y a las buenas obras, no
dejando de congregarnos.” ¿Por qué debemos reunirnos? Porque en una, única forma maravillosa nos
convertimos en el templo vivo de Dios. No somos un edificio construido con piedra, somos un edificio hecho
con carne viva.

Sí, podemos adorar a Dios en cualquier lugar. Podemos adorarle en aislamiento y en la vida privada. Pero
también debemos adorar a Dios en la asamblea de su pueblo redimido para que podamos “a fin de estimularnos
al amor y a las buenas obras” ( Hebreos. b 10:24 , NVI). No podemos sobrevivir por nosotros mismos -.
Necesitamos la asamblea en conjunto –las piedras que viven reunidas unas sobre otras que constituyen la
morada del Dios vivo.
Así que la adoración a Dios no es realmente una cuestión geográfica, pero eso no significa que no hay un edificio
especial o un lugar especial de adoración. Debemos unirnos con el pueblo de Dios redimido. No necesitamos
sacerdotes especiales o sacrificios especiales, porque todos somos sacerdotes vivientes, el sacrificio se ha
ofrecido una vez por todas, y tenemos acceso inmediato a Dios por nosotros mismos. Somos Su templo viviente.

Cuando Dios instituyó Su adoración para celebrarse el primer día de la semana, lo hizo de manera que fuésemos
fieles a ello. Si hay algo en tu vida que tienes que ser fiel a, es a la adoración en el Día del Señor. No voy a
sobrevivir en el mundo solo. Además, ser negligentes a la asamblea colectiva de los creyentes es violar el
mandamiento de Dios de no abandonar “nuestra congregación” ( Heb. 10:25a ). La estimulación y la afirmación
que viene cuando se está en presencia del pueblo redimido de Dios y el ministerio único y maravilloso que el
Espíritu de Dios lleva a cabo (lo cual no puede llevarse a cabo en su aislamiento) son algo a lo que usted debe
responder. Cada Día del Señor uno debe encontrase en el lugar de adorarción a Dios – con Su pueblo redimido.
Renunciar a esto es ponerse en el exterior.

¿Esta su fuego encendido?

Un pastor una vez fue a visitar a un hombre que no asistía a la iglesia con gran fidelidad. Fue un, día de invierno
frío, así que se sentaron junto al fuego y se calentaban a medida que hablaba. Con esta asistencia irregular el
pastor dijo: “Mi amigo, yo no te veo en la iglesia el día del Señor. Parece que vienes sólo cuando es conveniente
o sólo cuando sientes que necesitas venir. Te extraño tanto – Me gustaría que vinieras todo el tiempo.” El
hombre no parecía estar captando el mensaje, por lo que el pastor dijo: “Te voy a enseñar algo.” A continuación,
tomó unas tenazas al lado de la chimenea, abrió la reja, y comenzó a separar todas las brasas para que ninguna
de ellos se tocaran entre sí. En cuestión de momentos, el carbón ardiente había sido apagado todo. “Mi amigo”,
dijo, “eso es lo que pasa en tu vida. Tan pronto como usted se aísla, se apaga el fuego.”
Estamos para adorar a Dios en todas partes, y en todo momento. Pero también es muy importante que nos
reunimos en la asamblea de su pueblo redimido para estimularnos unos a otros al amor y a las buenas obras y
41
para honrar y adorar a Dios. No me gusta dejar pasar una semana en mi vida donde no haya apartado un
momento especial para adorar a Dios con Su pueblo – usted tampoco debería. Sea fiel.

Centrándose en los Hechos

1. Si bien Dios creó al hombre para que lo adorara,¿Qué sucedió entonces? ¿Qué propósito tiene Dios en buscar
llevar a cabo Su plan de redención?

2. Explique el equilibrio entre el ministerio y la adoración. Dé un ejemplo del Antiguo Testamento.

3. Puesto que vivimos en medio de la presencia espiritual de Dios ( Hechos 17:28 ), ¿Cuándo y donde es
apropiado que Dios deba ser adorado?

4. ¿A que estaba refiriéndose Jesús principalmente al designar a Dios como “Padre” ( Juan 4:23 )?

5. En lugar de su sumisión al Padre o la generación del Padre, ¿a que estaba haciendo hincapié Jesús cuando Él
utilizó el término “Padre”? Por lo tanto, ¿cómo debe ser adorado Dios?
6. Citar algunas referencias de las Escrituras para mostrar que cuando Jesús se refería a Dios como Su Padre, Él
estaba proclamando Su propia deidad.

7. ¿Por qué los Judios trataron de matar a Jesús en Juan 5:18 y 10:29-33 ?

8. ¿Cómo se puede afirmar adorar a Dios como el Espíritu eterno, que está presente en todas partes y que es Su
Padre y, sin embargo no tener su adoración por aceptable a Dios?

9. ¿Cómo es Dios adorado, e identificado en las epístolas del Nuevo Testamento de Pablo, Pedro y Juan?

10. ¿Cómo están relacionados el honor del Padre y del Hijo, según Juan 5:23 ?

11. ¿Podemos orar a Jesús, o la Biblia enseña que debemos orar solamente al Padre? Explique.

12. ¿Cómo reconoció la iglesia primitiva a Cristo? ¿Cómo se refirió Tomás a Jesús después de la resurrección (
Juan 20:28 )?

13. ¿Nos enseña explícitamente la Escritura adorar al Espíritu? ¿Qué papel juega el Espíritu en la adoración?
¿Cuál es Su ministerio único en la era de la iglesia?

14. ¿Quiénes son los ciento cuarenta y cuatro mil emisarios de Dios, visto adorando en Apocalipsis 14:1-3 ?

15. Tenemos todas las razones, correctas, y el mandamiento a entrar en adoración _________el Padre,
_____________the Hijo, y _____________el Espíritu.

16. Cuando Jesús le dijo a la mujer samaritana que la adoración verdadera ya no tiene lugar en el Monte Gerizim
o en Jerusalén, ¿Estaba negando la importancia de los diversos elementos del sistema de sacrificios? Explique.

17. Bajo el Nuevo Pacto, ¿por qué podemos adorar a Dios en cualquier lugar, independientemente de lo que
estemos haciendo ( 1 Cor. 06:19 )?
18. ¿En qué edificio especial Dios únicamente se reune con Su pueblo hoy en día ( Ef. 2:19-22 )?

42
19. Además de adorar a Dios solamente, ¿por qué debemos adorar a Dios también en la asamblea de los
redimidos ( Heb. 10:24-25 )?

Reflexionando sobre los Principios

1. Muchas sectas dicen que creen que Jesucristo es el Hijo de Dios, sin embargo, no reconocen Su deidad. La
eficacia de la expiación de Cristo en parte se basa en el hecho de que Cristo es Dios, porque nadie podía expiar
los pecados de todos los hombres que han vivido ( Sal. 49:7-9 ). ¿Está usted convencido de la divinidad de
Cristo?¿Podría defender Su deidad a quien lo niegue? Si su respuesta es no, a cualquiera de estas cuestiones, es
necesario estudiar la naturaleza divina de Cristo. Examine las demandas explícitas que se hacen sobre y por Él (
Juan 1:1 , 14 ; 8:58 ; Fil.2: 6 ), los nombres que son asumidos por Él (cf. Joel 2:32 con Romanos 10:13. ; y . Isa
44:6 con Apocalipsis 1:17 ), los atributos que Él posee son exclusivos de Dios ( Miq.5: 2 ; Mateo 28:20 ; Heb 13:8
), las obras que hizo sólo Dios las podría hacer ( Marcos 2:5-10 ; Col. 1:15-17 ), y la adoración que recibió que es
apropiada sólo a Dios ( Matt.14: 33 ; Lucas 24:52 ; Heb 1:6 ).
2. Como cristiano, usted es un templo de Dios – Él vive dentro de ti. ¿Eso le motiva a vivir una vida de constante
comunicación con Él? Cuando tiene problemas, ¿inmediatamente los lleva a Dios, o es el último en enterarse?
Cuando usted ha sido bendecido, ¿ofrece una palabra de acción de gracias en el acto? Cultive el hábito de
comunicarse espiritualmente con Dios tan naturalmente como uste respira. No espere a un tranquilo tiempo
personal o al servicio de la iglesia.

3. Un creyente que vive la vida cristiana por su cuenta es como una brasa que se ha separado de otras brasas
en un incendio – rápidamente se va a apagar a menos que el calor del resto del fuego ayude a mantenerlo vivo.
Las fuerzas del mal son demasiado poderosas, desalentadoras y engañosas para que un cristiano a luche solo.
Tenemos que ser fortalecidos espiritualmente, emocionalmente animados, y constantemente motivados para
hacer frente a la oposición sutil común y abierta del sistema del mundo. ¿Sabía usted que usted es una parte
integrante del cuerpo de Cristo y que la gente en su iglesia se beneficia de su presencia? Asegúrese de que no
ignore la importancia del ministerio mutuo que se lleva a cabo en el contexto de la iglesia.

43
La Verdadera Adoración, 7ª. Parte

Juan 4:20-24

INTRODUCCIÓN

Hace años, William Temple, el arzobispo de Canterbury, definió la adoración así: “Adorar es para acelerar la
conciencia por la santidad de Dios, para alimentar la mente con la verdad de Dios, para purgar la imaginación
por la belleza de Dios, para abrir el corazón al amor de Dios, y dedicar la voluntad con el propósito de Dios.” En
otras palabras, la adoración es todo lo que estamos respondiendo a todo lo que Él es.

REPASO

I. LA IMPORTANCIA DE LA ADORACION

Juan 4:23 nos dice que el Padre busca adoradores verdaderos. Esto hace a la adoración algo muy importante.
De hecho, Dios salva a los hombres para que le adoren – haciéndolo el objetivo del plan redentor de Dios.
¿Esta el enfoque de la iglesia en Dios… o en el hombre?

Evelyn Underhill, escribiendo en 1928 a una conferencia de la Iglesia del clero de Inglaterra, dijo: “Estamos a la
deriva hacia una religión que, consciente o inconscientemente, mantiene sus ojos sobre la humanidad en lugar
de la deidad.”

¡Esa es una declaración cierta! Incluso hoy en día, la iglesia evangélica esta propensa a ser centrada en el hombre
en lugar de estar centrada en Dios. Somos como una sociedad enferma, pragmática, centrada en el hombre,
que tendemos a convertir todo en nosotros mismos. Hablamos con los hombres y sus necesidades, sus
problemas, sus programas, sus métodos, sus esfuerzos, sus sermones, sus canciones, sus libros, sus iglesias y
sus organizaciones. Y de alguna manera, en todo los que se habla, muy a menudo perdemos de vista el hecho
de que hemos de ser conscientes de Dios mucho más que de los hombres.

II. LA FUENTE DE LA ADORACION

En Juan 4:23 , la búsqueda del Padre es eficaz. En otras palabras, Él busca a aquellas personas para que le adoren
y luego las redime y las transforma en verdaderos adoradores. Por lo tanto, la fuente de la adoración es la
salvación.

III. EL OBJETO DE LA ADORACION

Cuando nos reunimos, es centrarse en Dios y adorarlo en Su plenitud trinitaria como Espíritu y como el Padre
de nuestro Señor Jesucristo. No evaluamos la adoración sobre la base de lo que hace por nosotros, haciendo
preguntas como, “¿Esto va a satisfacer mis necesidades? ¿Me va a traer una buena sensación? ¿Me va a inspirar?
¿Va a bendecirme?” Evaluar la adoración así es sustituir el afecto de la confianza objetivo. Cuando nos reunimos
para adorar a Dios, Él es el objeto, y nuestro propósito es dar a El.
IV. LA ESFERA DE LA ADORACION

44
En Juan 4:21 Jesús indica a la mujer de Samaria que vendría el tiempo cuando la adoración ya no tendría lugar
en una ubicación geográfica específica. Y luego, en el versículo 24 bis, dice: “Dios es Espíritu.” Por lo tanto,
debemos adorar en todas partes. Sin embargo, en la lección anterior vimos que todavía hay un templo donde
Dios se encuentra con Su pueblo. ¿Se acuerda de lo que es? Es el templo de la asamblea corporativa de la iglesia
viviente. A pesar de que debemos adorar a Dios en todas partes en todo momento, todavía hay un edificio
singular compuesto de piedras vivas que son “juntamente edificados para morada de Dios en el Espíritu” (Efes
2:22b; Cf. 1 Pedro 2:5). Dios debe ser adorado en todas partes y en todo momento, pero también en la asamblea
corporativa de Su pueblo redimido, “no dejando de congregarnos” ( Heb. 10:25 ).

LECCIÓN

V. LA NATURALEZA DE LA ADORACION

A. Las Desviaciones de la Adoración en Espíritu y en Verdad

1. Adoración Samaritana (espíritu sin verdad)


En Juan 4:22 a , Jesús dice a la mujer samaritana, “Vosotros adoráis lo que no conocéis.” Ahora, ¿qué quiso decir
con eso? Bueno, El reconoció que los samaritanos adoraban, ellos no sabían lo que estaban adorando.

Usted ve, los samaritanos solo aceptaban el Pentateuco (los cinco primeros libros del Antiguo Testamento) como
procedente de Dios. Por lo que su conocimiento era limitado. Tenían suficiente como para saber algunas de las
verdades acerca de Dios, pero no basta con tener toda la revelación de la salvación. Ellos adoraban, pero no
conocían la plenitud de lo que estaban adorando.

La adoración samaritana, entonces era adoración entusiasta sin la información correcta. Su adoración era
agresiva, entusiasta, emocionada, y fiel, pero no tenía el contenido correcto. En otras palabras, adoraban en
espíritu, pero no en la verdad.

¿Sabía usted que a pesar de que su templo fue destruido en 125 a. C., el culto Samaritano sigue sucediendo hoy
en día? Sólo hay unos 400 samaritanos aún con vida, pero si tuviera que ir al Monte Gerizim en sus días santos,
los vería cortando animales tal y como se hizo en la economía mosaica. Todavía están en ello, y no van a
renunciar a ello. Son entusiastas, pero no tienen la información correcta o contenido.

2. Adoración Judía (Adoración en verdad sin espíritu)

De nuevo en Juan 4:22 b Jesús dice: “nosotros adoramos lo que conocemos, porque la salvación viene de los
judíos.” Ahora los Judíos fueron justo lo contrario de los samaritanos. Aceptaron los treinta y nueve libros del
Antiguo Testamento y tenían toda la revelación de la enseñanza de la salvación. Tenían la verdad – pero carecían
de espíritu. Basta con leer Mateo 6:1-8 , y verá que eran fríos, legalistas e hipócritas. Dejaron las emociones,
pero sus corazones no estaban en ello. Ahora tengo que admitir que hubo algunos Judios que tenían un celo por
Dios, pero la actual religión de base de Jerusalén estaba sin vida. Ellos tenían la verdad, pero sus corazones
estaban vacíos.

45
Así, Jerusalén tenía la verdad sin el espíritu, y el Monte Gerizim tenía el espíritu sin la verdad. Esos son los dos
polos extremos de la adoración. Por un lado se encuentra el Monte Gerizim, o la herejía entusiasta. Por otro
lado está Jerusalén, ortodoxia sin vida y estéril. Los Judíos tenían todos los datos precisos, pero no tenían
corazón. Los samaritanos tenían todo el corazón, pero no tenían la ianformación. Lo que Jesús está diciendo es
que tanto el espíritu y la verdad debe estar presentes en la verdadera adoración. Una sin la otra causa un
desequilibrio. La adoración Sincera, agresiva entusiasta es grande, pero debe estar basada en la verdad.

La adoración basada en la verdad es esencial, pero si no se trata en un corazón ansioso, deseoso y emocionado,
es deficiente. Muchas veces podemos tener luz sin calor o calor sin luz, pero la adoración verdadera exige un
equilibrio.

B. El debate de la Adoración en Espíritu y en Verdad

En Juan 4:23a , Jesús dice: “Mas la hora viene, y ahora es, cuando los verdaderos adoradores adorarán al Padre
en espíritu y en verdad.” Y luego, en el versículo 24b, dice: “Los que lo adoran deben adorarlo en espíritu y
verdad.” Veamos a estos dos elementos de la verdadera adoración:

1. La adoración en espíritu

a) El significado

Adorar en espíritu se refiere al espíritu humano – la persona interior. Debemos adorar de adentro hacia afuera.
No es una cuestión de estar en el lugar correcto en el momento adecuado, con las palabras adecuadas, el
comportamiento correcto, la ropa adecuada, las formalidades correctas, las actividades correctas, la música
adecuada, o el estado de ánimo adecuado.¡No! Es lo que hay en el interior – el espíritu.

(1) Romanos 1:9 – Pablo dice: “Porque Dios es mi testigo, a quien sirvo, [Gr. Latreuo, ‘adoración’] con el espíritu
Pablo adoraba a Dios con su espíritu.

(2) Salmo 103:1 – David escribe: “Bendice, alma mía, a Jehová, Y bendiga todo mi ser su santo nombre.” David
está hablando aquí de glorificar a Dios desde dentro.

(3) Salmos 51:15-17 – David se acerca a Dios con la adoración de arrepentimiento y dice: “Señor, abre mis labios,
Y publicará mi boca tu alabanza. Porque no quieres sacrificio, que yo lo daría; No quieres holocausto. Los
sacrificios de Dios son el espíritu quebrantado; Al corazón contrito y humillado no despreciarás tú, oh Dios.”
David reconoció que Dios no estaba interesado en los sacrificios externos, ya que no eran más que símbolos de
lo que Dios realmente quería – el corazón. Y cuando dijo, “te abre mis labios y mi boca proclamará tu alabanza”,
¿sabe lo que eso me dice? Ilustra a un hombre cuyo corazón está lleno de alabanza, pero debido a sus
circunstancias y la falta de fuerza, él necesita que Dios abra su boca para que la alabanza salga de dentro. Eso
es lo que significa adorar en espíritu.

b) El método

46
¿Cómo podemos adorar en espíritu? ¿Cómo podemos estar tan lleno de alabanza que cuando nuestras bocas
solo brotan de orgullo? ¿Cómo podemos evitar tener corazones fríos – aburridos e indiferente? Permítame darle
una serie de principios sobre la forma de adorar en espíritu.

(1) La Posesión del Espíritu Santo

Antes de que podamos adorar a Dios en nuestro espíritu, el Espíritu Santo debe estar allí para pedir la adoración.
De acuerdo a 1 Corintios 2:11b , “Porque ¿quién de los hombres sabe las cosas del hombre, sino el espíritu del
hombre que está en él?” Así que si usted no tiene el Espíritu de Dios dentro de usted, provocando su corazón,
motivando a su corazón, limpiando su corazón, e instruyendo a su corazón – la adoración no va a suceder. Dios
no puede ser adorado sin Su Espíritu dando poder a esa adoración. Eso es básico. Esa es la línea de fondo.

Usted tiene que ser salvo para adorar a Dios. Una vez que hayas sido salvo el Espíritu Santo viene a vivir en tu
corazón para señalarte a Dios, para producir, para impulsarte, para empujar, para enseñarte, y para purificarte,
para que pueda adorar. Ese es Su ministerio. Todo comienza con el Espíritu Santo residiendo. Adoramos a Dios
en nuestro espíritu humano, porque se nos impulsa por el Espíritu Santo para hacerlo.

(2) Pensamientos centrados en Dios

La adoración es un desbordamiento de una mente renovada por la verdad de Dios. La contemplación de Dios es
el detonante que desencadena la adoración. Ahora la contemplación de Dios, o pensamientos acerca de él, se
puede traducir en la palabra familiar meditación de. La verdadera adoración surge de la meditación. Usted dice:
"Bueno, ¿qué es la meditación?" Meditar es concentrar toda su mente en un tema.

Si le resulta difícil enfocar toda su mente en un tema, es bastante normal, sobre todo en nuestro mundo de
distracción. Estamos expuestos a muchas cosas a través de los medios de comunicación que nuestras mentes
están llenas, y nuestra capacidad de atención está muy limitada. Pero déjeme decirle algo – la clave para la
adoración eficaz es ser capaz de concentrar toda su mente en un tema, meditar en Dios.

(3) Descubrimiento y la Meditación de la Palabra de Dios

La meditación se basa en la información. Si vas a estar pensando en un tema, usted tiene que tener un tema
para pensar en ello. ¡Eso es básico! La meditación mejor, más pura, verdadera, maravillosa y bendita se basa en
lo que me gusta llamar descubrimiento. En otras palabras, cuando se descubre una gran verdad acerca de Dios,
comienza a meditar en esa verdad hasta que cautiva todos los elementos de su proceso de pensamiento en
conjunto. Esa meditación dará lugar a la adoración.

Usted dice: “Bueno, si la adoración se basa en la meditación y la meditación se basa en el descubrimiento, ¿en
que se basa el descubrimiento?” El Descubrimiento se basa en el tiempo dedicado a Dios en oración y en la
Palabra. Lamentablemente, principalmente vemos la oración como una manera de obtener cosas, y hemos
perdido de vista el elemento de comunión – viviendo en la conciencia de la maravillosa presencia de Dios y sólo
tener comunión con Él allí.
¿Se aburre en la Iglesia?

47
Si te aburres en la iglesia, me permito sugerirle que no es un comentario sobre el sermón – ¡es un comentario
sobre su corazón! Incluso si el sermón no es particularmente digno de ser escuchado, la oportunidad de recoger
algunas verdades acerca de Dios que viene a través de alli, y luego de meditar sobre ellos, debe ser el momento
más emocionante de su vida. Si usted está desinteresado o indiferente, no es un comentario sobre el sermón,
es un comentario sobre usted.

Usted ve, si usted va a la iglesia pensando, “espero que tenga algo que decir el predicador que me vaya a entrar
en un estado de ánimo de adoración”, esta perdido. Al llegar el domingo, debe ser estar ansioso de adorar con
la asamblea de creyentes que difícilmente se puede esperar para entrar en el lugar para empezar.¿Por qué?
Debido a que usted debe estar en el proceso de meditar sobre lo que descubrió en la Palabra de Dios durante
toda la semana. Al estudiar la Palabra de Dios, estar en comunión con él en oración, descubrir las verdades
acerca de Él, y meditar sobre las verdades, la alegría de la adoración aparecerá.

CH Spurgeon dijo, “¿Por qué es que algunas personas están a menudo en un lugar de adoración y, sin embargo
ellos no son santos…? Es porque descuidan sus [oración] armarios. Aman el trigo, pero no lo muelen, podrían
tener el maíz, pero no saldrán al campo a recogerlo; la fruta cuelga en el árbol, pero no la van a arrancar, el agua
fluye a sus pies, pero no se inclinan a beber de ella.” La Adoración – no es pasiva – ¡se necesita un esfuerzo!

Hemos sido arraigados y cimentados en Cristo, pero cuan profundo crecen nuestras raíces y cuan hermoso
aparece nuestro fruto depende, en gran medida, en nuestro proceso de descubrimiento y reflexión sobre la
verdad maravillosa de Dios. Ahora sé que es difícil para nosotros a meditar. Es difícil para nosotros, aislar a
nuestra mente en un tema. Pero es una disciplina que tenemos que entrenarnos para poder hacerlo. Pienso en
esos hombres que aprenden a sentarse en el centro de la masa rebosante de humanidad en la India y
contemplan la nada por días a la vez de una manera sin distracciones, y me pregunto por qué los cristianos no
podemos pensar en Dios sin ser distraídos.

La adoración en el espíritu, entonces, comienza con la morada del Espíritu Santo. En segundo lugar, nuestro
pensamiento debe estar centrado en Dios. En tercer lugar, tenemos que estar involucrados en el descubrimiento
y la meditación, que surgen de tiempo en oración y estudio bíblico. ¿Puedo hacer que sea sencillo? Ningún
descubrimiento – no meditación, sin meditación – no hay adoración. Si usted va a la iglesia con un corazón lleno
de descubrimiento de su propio estudio (o incluso si lo has aprendido de alguien más) y ha meditado sobre ello
y se lo ha apropiado, usted va a encontrar que cuando la boca se abra rebosará de alabanza!

Un cuarto principio para adorar en espíritu es:

(4) Un corazón diviso

En el Salmo 86:5-10 vemos David adorando y glorificando a Dios por ser quien es y por lo que ha hecho. “Porque
tú, Señor, eres bueno y perdonador, Y grande en misericordia para con todos los que te invocan. Escucha, oh
Jehová, mi oración, Y está atento a la voz de mis ruegos.7 En el día de mi angustia te llamaré, Porque tú me
respondes. Oh Señor, ninguno hay como tú entre los dioses, Ni obras que igualen tus obras. Todas las naciones

48
que hiciste vendrán y adorarán delante de ti, Señor, Y glorificarán tu nombre. Porque tú eres grande, y hacedor
de maravillas; Sólo tú eres Dios.”

David estaba derramando su corazón a Dios – ensalzando sus maravillas y sus virtudes. Sin embargo, su
adoración se vio obstaculizada en dos áreas – que le faltaba la verdad y le faltaba un corazón indiviso. Mire el
versículo 11 “Enséñame, oh Jehová, tu camino; caminaré yo en tu verdad; Afirma mi corazón para que tema tu
nombre.”

En primer lugar, David carecía de la emoción del descubrimiento. Ahora, a veces descubrimiento no es descubrir
algo que antes no sabe, puede referirse también a descubrir algo que sabía antes, y se olvidó – o descubrir algo
que sabía antes y recordarlo, pero nunca vio con tal claridad. Así, David le pidió al Señor que le ayudara en su
proceso de descubrimiento.

Me gustaría sugerir que cuando se tienen dificultades para adorar, para meditar en la Palabra de Dios, para
pasar por el proceso de descubrimiento, o para dejar que Dios toque la vida con su Palabra para producir
alabanza, es necesario detenerse y pedir al Espíritu Santo sea vuestro maestro. Él es quien nos enseña todas las
cosas ( 1 Juan 2:27 ;. cf. Juan 16:13 ).

En segundo lugar, al final del versículo 11, David dice: Afirma mi corazón para que tema tu nombre." La frase
“tema tu nombre” era un eufemismo para la adoración. En otras palabras, David quería adorar a Dios, pero
necesitaba que su corazón estuviese unido. ¿Cuál es el opuesto de un corazón unido? Un corazón dividido. El
primer problema que David tenía en adorar a Dios era que él no tenía la verdad que necesitaba para meditar.
Pero en segundo lugar, se distrajo – tenía un corazón dividido.

Todos hemos experimentado un corazón dividido, ¿no? Momentos en los que sentarse y decir: “Voy a orar
ahora y pasar algún tiempo con el Señor.” Pero tan pronto como podemos empezar, nuestras mentes comienzan
a inundar con todo tipo de distracciones, o los niños vienen molestando por la puerta en el momento de nuestro
mayor descubrimiento! Es tan difícil para nosotros la concentración, y me imagino que era aún más difícil para
David. Después de todo, él era un rey, y él tenía muchas cosas en su mente. No sólo estaba preocupado por
todo lo que estaba pasando en su reino, pero había muchas cosas en su vida personal que no estaban en lo
correcto. Así que, básicamente, dijo, “Dios, quiero adorarte, pero necesito un corazón no dividido para ir junto
con la instrucción correcta. Quiero descubrir, y quiero ser capaz de meditar sin ser distraído.”

CONCLUSIÓN

Cuando intenta enfocar su espíritu en la adoración, habrá un gran obstáculo El Yo. Al llegar delante de Dios, su
adoración será obstaculizada. Usted ve, a menudo tenemos cosas que queremos hacer para cumplir con
nuestros propios deseos, por lo que no se tiene tiempo para el descubrimiento, o la oración o meditación, o la
adoración. Y es difícil tener un corazón indiviso, porque siempre estamos pensando en nuestros proyectos, o
nuestras actividades, o nuestras necesidades. El yo siempre se interpone en el camino de la adoración. Y
realmente no puede ser libre para adorar a Dios hasta que eliminemos el yo por completo y perderse en la
adoración a Dios. Todo se reduce al hecho de que somos demasiado perezosos para hacer el esfuerzo. Nos

49
justificamos tanto con facilidad que no vamos a gastar nosotros mismos para profundizar, para recoger el agua,
para arrancar el grano, como Spurgeon dijo.

Una de las grandes experiencias de mi corta vida ha sido leer el libro de Stephen Charnock La Existencia y
Atributos de Dios. Contiene todos sus pensamientos acerca de Dios – profundos conocimientos ricos – y lleva
toda una vida digerirlos. En un momento dado, dice esto: “Pretender dar homenaje a Dios y pensar sólo en la
provecho propio es más bien burlarse de Dios, que adorarle. Cuando creemos que debemos estar satisfechos
en lugar de glorificar a Dios, colocamos a Dios debajo de nosotros mismos e imaginamos que El debe someterse
Su propio honor a nuestras ventajas.” Ese es el obstáculo para la adoración: cuando nos colocamos nosotros
mismos y a nuestras necesidades, ventajas, bendiciones, y así sucesivamente, por encima de Dios.

Vamos a tener la libertad de adorar a Dios. Cuando nos reunimos en la asamblea de su pueblo redimido, que
nuestra vidas sean tan llenas de alabanzas de tiempo dedicado a Dios en oración, el estudio, el descubrimiento,
y la meditación, que cuando la boca se abren, el alabanza puede estallar y nuestro espíritu interior ofrecen la
verdadera adoración a Dios.
Centrándose en los Hechos

1. ¿Cuál fue la naturaleza de la adoración samaritana?¿Por qué estaba limitada?

2. En contraste con la adoración samaritana, ¿Cuál fue la naturaleza general de la adoración judía? ¿Qué le
faltaba a los Judíos?

3. Los dos polos extremos de la adoración son entusiastas ________________ and sin vida _____________.

4. ¿Qué dos ingredientes dijo Jesús deben estar presentes en la adoración verdadera para que haya un equilibrio
adecuado ( Juan 4:23-24 )?

5. ¿Qué significa adorar en el espíritu?

6. De acuerdo con el Salmo 51:15-17 , ¿Qué es lo que Dios no le interesa? ¿Por qué?

7. ¿Qué debe tener un cristiano par estar pronto a la adoración ( 1 Cor. 12:3 )?

8. Definir la meditación lo que se refiere a la adoración. ¿Por qué es difícil hoy en día para los cristianos meditar?

9. ¿Cómo puede el descubrimiento de una gran verdad resultar en adoración? ¿Cuáles son las fuentes del
descubrimiento de la verdad espiritual?

10. Explicar el punto de vista equivocado de la oración que muchos cristianos tienen.

11. Si te aburres en la iglesia, ¿cuál es el principal problema? Explique.

12. ¿El proceso de descubrir las verdades espirituales se refieren únicamente a descubrir algo nuevo?. Explique.

13. ¿Quién debe ser nuestro maestro en la práctica de la meditación? ¿Por qué ( Juan 16:13 )?
14. ¿Por qué David ora a Dios para unir su corazón ( Sal. 86:11 )?

15. ¿Qué puede ser un gran obstáculo cuando se intenta enfocar su espíritu en el culto? Explique.
50
Reflexionando sobre los Principios

1. ¿Cómo calificaría la naturaleza de su adoración? ¿Es más parecido a la adoración o la adoración judía ó
samaritana? Si usted es débil en el área de la verdad, aumente el tiempo que pasa en su estudio personal de la
Palabra de Dios a través de cintas, libros, o clases, acerca de la Biblia. Si usted siente que está dotado como un
profesor, empiece a llevar un estudio de la Biblia para los que no son tan maduros espiritualmente como usted.
Nada le obliga a aprender mejor y más rápido que tener que prepararse para comunicar a otros lo que han
aprendido. Si usted es débil en el área del entusiasmo, escuche o lea los testimonios de cómo Dios ha obrado
poderosamente en la vida de otros. Reconociendo que Dios está activamente involucrado en el tema de
transformar la vida le puede dar un nuevo sentido de vitalidad. O asóciese con regularidad con cristianos
comprometidos que están entusiasmados acerca de sus ministerios. Imagínese el efecto que una dinamo como
Pablo tenía en un, tímido joven como Timoteo.
2.¿Alguna vez se ha encontrado a sí mismo justificándose en no ir a la iglesia o no prestar atención al mensaje
porque usted lo ha oído antes? Algunos elementos clave en el proceso de crecimiento espiritual son el recuerdo
y la repetición. Pedro expresó la importancia de eso: “Por eso siempre les recordaré estas cosas, por más que
las sepan y estén afianzados en la verdad que ahora tienen. Además, considero que tengo la obligación de
refrescarles la memoria mientras viva en esta habitación pasajera que es mi cuerpo…. También me esforzaré
con empeño para que aun después de mi partida* ustedes puedan recordar estas cosas en todo tiempo.”( 2
Pedro 1:12-13 , 15 ). Nunca piense que ha sacado todas las verdades importantes que figuran en la Biblia. Si
usted sigue siendo fácil de enseñar, usted obtendrá nuevas ideas y más profundas pensamientos sobre verdades
que pensó que había dominado alguna vez.

3. Pablo hizo hincapié en la necesidad de meditar en la Palabra de Dios cuando dijo: “La palabra de Cristo habite
en abundancia en vosotros, enseñándoos y exhortándoos unos a otros” ( Colosenses 3:16, cf., Filip. 4:8-9. ) .
¿Toma tiempo para reflexionar sobre la Escritura que lee? ¿O a sigue a la carrera a través de la Biblia, para que
pueda permanecer en su programa de lectura de la Biblia? Leer la Biblia es de poco valor a menos que haga
tiempo para reflexionar sobre las verdades espirituales que encuentre y permitir que el Espíritu las implante en
su corazón. Al leer, ponga signos de interrogación para los versículos que no entiende. Inicie un estudio
sistemático de los puntos problemáticos. Si un pasaje es claro, vuelva a leerlo. Ponga un versículo clave en una
tarjeta y memorícelo, o medite en él mientras trabaja, en la casa o al ir en coche. Siga el ejemplo del salmista,
que meditaba en la Palabra “día y noche” y llegó a ser bien nutrido y fructífero ( Sal 1: 2.3 ).

51
La Verdadera Adoración, 8a. Parte

Por John F. Macarthur

Juan 4:20-24

INTRODUCCIÓN

Recientemente, he estado muy preocupado por el asunto de la adoración. Preguntándome si esta preocupación
es exclusiva de mi propia época, comencé a leer las obras de algunos de los comentaristas de las escrituras más
antiguos y a los santos de Dios. Lo que descubrí fue que enfrentaron a iguales periodos de tiempo cuando la
iglesia había perdido su perspectiva en la adoración. De hecho, a lo largo de la historia de la iglesia parecía ser
un constante lamento, llamando al pueblo de Dios a una vida de adoración. Por ejemplo San Anselmo de
Canterbury (1033-1109) dijo lo siguiente: “Arriba, pobre hombre. Huye de un poco de tus ocupaciones. Ocúltate
para ti un momento de tus inquietantes pensamientos. Deja pasar tus arduos cuidados, y aleja tus negocios
onerosos. Deja lugar para un poco de tiempo con Dios y descansa un poco de tiempo en El, y a través de la
cámara interna caya todos los pensamientos y salva los de Dios y mientras puedas ayúdate a buscar de Él….
Habla ahora a Dios diciendo: ‘Busco tu rostro. Tu rostro, Señor, voy a buscar.’” Y así él llamó a su pueblo a la
adoración.

REPASO

En nuestra mirada sobre la adoración, hemos tratado de no agotar el tema, sino dar lugar a tocar sólo los bordes
de la misma manera que el Espíritu de Dios pueda comenzar a enseñarnos. Hasta ahora, hemos visto una
definición de adoración (véase p.8) y explicación:

I. LA IMPORTANCIA DE LA ADORACION

II. LA FUENTE DE LA ADORACION

III. EL OBJETO DE LA ADORACION

IV. LA ESFERA DE LA ADORACION

En la última lección comenzamos a echar un vistazo a:

V. LA NATURALEZA DE LA ADORACION

A. Las Desviaciones de la Adoración en Espíritu y Verdad

El Debate de la Adoración en Espíritu y en Verdad

1. La adoración en espíritu

a) El significado

b) El método
(1) La posesión del Espíritu Santo

(2) Pensamientos centrados en Dios


52
(3) Descubrimiento y meditación de la Palabra de Dios

(4) Un corazón no dividido [íntegro]

Muchas veces en el Antiguo Testamento, Dios acusó a su pueblo de adorarlo de manera externa, mientras que
sus corazones estaban lejos de Él ( Isaías 29:13 ; Jeremías 3:10 ; Ezequiel 33:31 ). De hecho, el Señor acusó a los
religiosos de su tiempo para la misma cosa. Por ejemplo, en Mateo 15:7-9 dice: “¡Hipócritas! Tenía razón Isaías
cuando profetizó de ustedes: “Éste pueblo me honra con los labios, pero su corazón está lejos de mí. En vano
me adoran; sus enseñanzas no son más que reglas humanas.” Usted ve, Dios quiere un corazón no dividido.

LECCIÓN

Ahora vamos a continuar donde nos quedamos.

(a) Salmo 86:5-11

(b) Salmo 108:1-3 – “Cántico. Salmo de David. Mi corazón está firme, oh Dios; cantaré, cantaré alabanzas, aun
con mi alma. ¡Despertad, arpa y lira! ¡A la aurora despertaré! Te alabaré entre los pueblos, SEÑOR; te cantaré
alabanzas entre las naciones.” En otras palabras, la música de alabanza surge de un corazón firme, no dividido,
íntegro centrado únicamente en Dios.

(c) Salmo 112:7 b-8a – Este salmo comienza, “¡Aleluya!” y luego sigue como un salmo de alabanza. ¿Cómo es
que ese corazón del salmista puede alabar? Debido a que “su corazón está firme, confiado en el Señor” (v.7b) y
porque “su corazón está seguro” (v.8a).

La alabanza, entonces, surge de un corazón que se fija, basa, y se centra en la maravilla de Dios.

(d) Salmo 57:7-11 – “Firme está mi corazón, oh Dios, mi corazón está firme; ¡cantaré y entonaré salmos!
¡Despierta, gloria mía! ¡Despertad, arpa y lira! ¡A la aurora despertaré! Te alabaré entre los pueblos, Señor; te
cantaré alabanzas entre las naciones. Porque grande, hasta los cielos, es tu misericordia, y hasta el firmamento
tu verdad. Exaltado seas sobre los cielos, oh Dios; sobre toda la tierra sea tu gloria.”

Así que para adorar en espíritu debemos poseer el Espíritu Santo, nuestro pensamiento debe estar centrado en
Dios, debemos estar en la Palabra de Dios con el descubrimiento y la meditación, y luego también tenemos que
tener un corazón íntegro y firme. En quinto lugar, debemos tener:

(5) Un espíritu abierto y arrepentido

En el Salmo 139:23-24 dice David, “Escudríñame, oh Dios, y conoce mi corazón; pruébame y conoce mis
inquietudes. Y ve si hay en mí camino malo, y guíame en el camino eterno.” David estaba admitiendo aquí que
él no podía comprender plenamente su propio corazón. Así que le pide a Dios que le mostrara cualquier cosa
en su vida de la que tenía que arrepentirse.

53
A medida que nos acercamos a Dios en adoración, tenemos que venir con un espíritu abierto y arrepentido.
Debemos acercarnos a Dios con una voluntad de decir: “Dios, enciende el reflector y exponme lo que encontrará
en los rincones.” Si ha encontrado dificultades para la adoración, y hay poco sentido de la cercanía de Dios, es
muy posible que haya áreas de su vida que desde hace mucho tiempo ha paso por alto y sólo son conocidas por
Dios. Si ese es el caso, debe pedirle a El que busque esas áreas y se las exponga a usted. Luego hay que
voluntariamente confesarlas en un espíritu quebrantado y contrito.

Con el fin de adorar, nuestros pecados debe ser tratados. Cuando habla la Escritura acerca de la adoración,
también habla de limpieza, purgar, purificación, confesión y arrepentimiento. ¿Por qué? Debido a que la única
persona que puede entrar totalmente en comunión con un Dios totalmente santo, es uno cuyo pecado está
totalmente resuelto.¡No podemos ir corriendo a la presencia de Dios en nuestra impureza, pensando que todo
está bien! Nosotros, como Isaías, debemos confesar nuestros pecados ante Dios y permitirle que toque ese
carbón ardiente encendido en nuestros labios para purificarnos ( Isa. 6:6-7 ).

Cuando el Espíritu de Dios vive dentro de nosotros, cuando nuestra mente está centrada en Dios, cuando
estamos en Su Palabra, descubriendo y meditando con un corazón firme, y cuando le hemos dado acceso
completo a Dios para descubrir lo que se interpone entre nosotros y El – eso es adorar en espíritu.

Hace muchos años, Stephen Charnock escribió estas palabras: “Sin el corazón no es adoración, es una obra de
teatro, una actuación de alguien sin ser esa persona realmente…un hipócrita. Realmente podemos decir que
adoramos a Dios – aunque nos falta la perfección, pero no podemos decir que le adoramos, si nos falta la
sinceridad….” ¡Eso es tan cierto! Es posible que podamos adoraremos de manera imperfecta, pero no podemos
adorar sin sinceridad. Cuando nos acercamos a Dios para adorar en espíritu debe ser desde lo más profundo de
todo lo que está dentro de nosotros: una adoración sincera de Dios.

Ahora, echemos un vistazo al segundo (y equilibrada) elemento de la naturaleza de la adoración.

2. Adoración en verdad

Toda adoración es en respuesta a la verdad. No es un ejercicio emocional con “las palabras de Dios” y
sentimientos inducidos, es una respuesta que se basa en verdad.

Pilato hizo a Jesús una pregunta muy importante: “¿Qué es la verdad?” ( Juan 18:38a ). Bueno, la respuesta a su
pregunta se encuentra en Juan 17:17 b , donde Jesús dice a su Padre, “Tu palabra es verdad”, o en el Salmo 119,
donde el salmista dice: “Tu ley es la verdad” (v. 142b), “Tu palabra es verdad” (v. 160).

Ahora bien, si hemos de adorar en verdad, y la Palabra de Dios es la verdad, entonces debemos adorar a partir
de una comprensión de la Palabra de Dios. Si vamos a adorar a Dios verdaderamente, debemos entender quien
es Él, y el único lugar donde Él se ha revelado plenamente es en Su palabra.

a) Romanos 1:18-19 , 25

54
“Porque la ira de Dios se revela desde el cielo contra toda impiedad e injusticia de los hombres, que con injusticia
restringen la verdad; porque lo que se conoce acerca de Dios es evidente dentro de ellos, pues Dios se lo hizo
evidente… porque cambiaron la verdad de Dios por la mentira, y adoraron y sirvieron a la criatura en lugar del
Creador, quien es bendito por los siglos. Amén.” (V.25).

En primer lugar, Dios se reveló en la creación y la conciencia, y luego se reveló claramente en las páginas de la
Palabra de Dios. Si hemos de adorar en verdad, entonces debemos adorar a Dios como Él se define en la Biblia,
ya que sólo la Biblia explica el Dios de la creación y la conciencia.

Todo lo que sabemos acerca de Dios está en la Palabra de Dios, por lo que El no puede ser adorado sin Su
revelación.

b) Salmo 47:7 b

Toda adoración debe basarse en la verdad. Esto se ve en Salmo 47:7 b , donde el salmista dice: “cantad con
entendimiento.” La adoración no es simplemente tomarse de las manos y balanceándose hacia adelante y hacia
atrás o tener experiencias de éxtasis que no tienen ningún significado o contenido. La adoración no es aún una
buena sensación, tan buenas sean tales sensaciones. La adoración es una expresión de alabanza desde el fondo
del corazón a un Dios que se entiende a través de Su Palabra. No hay virtud en decir que estamos adorando a
Dios si no comprendemos lo que estamos haciendo. ¿Por qué? Porque no hay verdadera adoración, sin una
verdadera comprensión de Dios. Cualquier grupo que no entiende la verdad acerca de Dios no está adorando a
Dios – no puede adorar a Dios – porque El debe ser adorado en espíritu y según la verdad.

c) 2 Corintios 4:2

Pablo dice: “sino que hemos renunciado a lo oculto y vergonzoso, no andando con astucia, ni adulterando la
palabra de Dios, sino que, mediante la manifestación de la verdad, nos recomendamos a la conciencia de todo
hombre en la presencia de Dios.” En otras palabras, Pablo dice: “Nunca engañosamente debemos hacer mal uso
de la Biblia, ni nunca vamos a ser deshonestos con nadie para obtener nuestros propios fines. Todo lo que deseo
hacer es manifestar la verdad y por lo tanto nos encomendamos nosotros mismos ante los ojos de Dios.” Toda
respuesta en adoración es una respuesta a la Palabra de Dios.

¿Por qué es importante la predicación expositiva?

La gente a menudo me pregunta, “¿Cómo puedes tener un servicio de adoración cundo predicas tanto tiempo?
¿Cuándo la gente tendrá tiempo para la adoración?” Bueno, estoy tan comprometido con la predicación
expositiva, porque Dios no puede ser adorado sin una comprensión de quién es Él tal como Él se revela en las
Escrituras. Estoy comprometido con la enseñanza sistemática de la Palabra de Dios semana tras semana –
porque Dios debe ser adorado en verdad. Ahora yo podría dar sermones inteligentes que moverían las
emociones y actitudes llenándolos de un montón de historias. Y yo podría hacerlo todo muy interesante,
divertido y emocionante. Sin embargo, cuando todo se ha dicho y hecho la gente podría decir: “Wow, John
MacArthur puede de verdad predicar!” pero ellos no estarían adorando a Dios. Es un desafío mucho mayor para

55
mí enseñar la Palabra de Dios y dejar de mandar a los hombres responder a Dios como Dios se revela en su
propia revelación.

Creo firmemente que cualquier persona joven que entra en el ministerio que no está comprometido con la
predicación expositiva está en última instancia, cortando su propia garganta. ¿Por qué? Porque la gente tiene
que responder, en todas las dimensiones de su vida, a la verdad de la Palabra de Dios. Tenemos que adorar en
verdad – la verdad que se revela en Su Palabra. Es por eso que estoy tan totalmente comprometido con el hecho
de que hay que enseñar la Palabra de Dios.

d) Hechos 2:42a

Cuando la iglesia primitiva se reunía en conjunto, “perseveraban en la doctrina de los apóstoles.” ¿Cuál era su
doctrina? Las revelaciones de Dios acerca de Sí mismo que se manifestaron a través escritos y enseñanzas de
los apóstoles. Ellos fueron la esencia de la verdad en la que la iglesia primitiva adoró.

e) 1 Timoteo 4:13
Pablo dijo a Timoteo: “Entre tanto que voy, ocúpate en la lectura, la exhortación y la enseñanza.” En otras
palabras, “Leer el texto, explicar el texto, y aplica el texto.” Timoteo debía permanecer en el texto y enseñar la
sana doctrina – la verdad acerca de Dios.

f) Colosenses 3:16-17

Cuando la iglesia primitiva adoró, utilizó los “salmos, himnos y cánticos espirituales” y tenían tiempos de
alabanza y agradecimiento. Pero antes de todas estas cosas se enumeran en los versículos 16-17, que dicen: “La
palabra de Cristo more en abundancia en vosotros [Gg., Plousios, “abundantemente, totalmente”].” En otras
palabras, cuando la Palabra nos domina, nuestra alabanza es regulada, y nuestras oraciones están conformes a
la norma divina.

g) Hechos 17:23

Cuando Pablo fue a la Colina de Marte en Atenas, vio al pueblo adorando – pero su adoración era inaceptable.
Observe su acusación a ellos: “Porque mientras pasaba y observaba los objetos de vuestra adoración, hallé
también un altar con esta inscripción: AL DIOS DESCONOCIDO. Pues lo que vosotros adoráis sin conocer.”
Observe, estaban adorando en ignorancia, y su adoración era inaceptable.

Entonces, ¿cuál es la naturaleza de la adoración? Es ofrecer adoración a Dios desde lo más profundo de nuestro
ser en alabanza, oración, canto, ofrendando, y viviendo – pero siempre sobre la base de su verdad revelada. Es
difícil mantener a la iglesia conformada a eso debido a que por un lado, tiende a enfriarse y carece de vida, pero
por otro lado, se emociona, se fanatiza, y es orientada al sentimiento. El equilibrio está en el medio porque Dios
debe ser adorado en espíritu y en verdad.

Una pérdida de la verdadera adoración se ve en la ortodoxia fría donde el ritual, la formalidad, la rutina y la
tradición se han convertido en una actividad rutinaria y sin sentido – eso es solo una pérdida como un éxtasis
del otro extremo. Así que le sugiero, que si usted va a adorar a Dios, debe haber un compromiso de fidelidad a

56
la Palabra de Dios. La adoración debe proceder del desbordamiento de una comprensión de la Palabra de Dios.
A medida que la estudie, descubra sus verdades, medite en ella, se centre en Dios, tenga un corazón no dividido,
y tenga un espíritu abierto y arrepentido – el resultado será una explosión de adoración.

VI. LOS RESULTADOS DE LA ADORACION

A. Dios es glorificado

Salmo 50:23a dice: “El que ofrece sacrificio de acción de gracias me honra.” Cuando alabamos y adoramos a
Dios, Él es glorificado. En Levítico 10:3b , el Señor le dice a Moisés: “”Como santo seré tratado por los que se
acercan a mí, y en presencia de todo el pueblo seré honrado.” Dios quiere ser apartado y glorificado entre Su
pueblo. Y al venir delante de Él en adoración, Él es glorificado. El objetivo supremo de la vida es glorificar a Dios
– y cuando adoramos a Él como Él debe ser adorado, Él es glorificado.

En segundo lugar, cuando adoramos a Dios como Él quiere ser adorado:

B. Los Cristianos Son Purificados


En el Salmo 24:3-4 dice David, “¿Quién subirá al monte del SEÑOR? ¿Y quién podrá estar en su lugar santo? El
de manos limpias y corazón puro; el que no ha alzado su alma a la falsedad, ni jurado con engaño. “ Una iglesia
que adora es una iglesia pura. ¿Por qué? Porque cuando entramos en la presencia de Dios hay un
reconocimiento de nuestro pecado y el deseo de abandonar ese pecado. Hay un deseo consumidor por ser puro
y limpio entre más nos acercamos a Dios. Y cuanto más nos acercamos a Él, más abrumados nos volvemos con
nuestro pecado y lloramos con David: “Escudríñame, oh Dios, y conoce mi corazón; pruébame y conoce mis
inquietudes. Y ve si hay en mí camino malo, y guíame en el camino eterno.”( Sal. 139:23-24a ).

La razón por que la Mesa del Señor es tan importante en la adoración de la iglesia se debe a que nos lleva
ponernos enfrente regularmente a la realidad de nuestro pecado. De hecho, esa es la razón de porque la iglesia
primitiva con tanta frecuencia estaba comprometida con ella – para poder encontrarse cara a cara con la
necesidad de ser puro.

Cuando se produce la verdadera adoración, no sólo Dios es glorificado y los cristianos son purificados, sino que
en tercer lugar:

C. La Iglesia Es Edificada

En Hechos 2:47 leemos que la iglesia primitiva estaba adorando, ellos no sólo hallaron gracia delante de Dios,
sino que también encontraron el favor de todo el pueblo. Entonces dice: “Y el Señor añadía cada día a la iglesia
los que habían de ser salvos.” Ellos llenaron la ciudad con su doctrina ( Hechos 5:28 b ) y pusieron el mundo al
revés. Eran encantadores, atractivos y dinámicos.

Yo creo que una iglesia adorando es una iglesia que se edifica. Ahora no estoy hablando de que la gente se sienta
mejor, estoy hablando de personas que viven mejor y son transformadas. Cuando nos reunimos para adorar al
Señor, somos edificados, fortalecidos y se transformados.

57
Permítanme decir eso de otra manera – La verdadera adoración cambia a la gente. Si no estás siendo
transformado después de la adoración, tú no has estado adorando. Nadie puede acercamos a la presencia de
Dios sin tener que cambiar – ¡No se puede hacer! Si la adoración no le transporta a una mayor obediencia,
llámelo como quiera, pero eso no es adoración. No es adoración a menos que salga de ella con un mayor
compromiso a la obediencia. Mientras la adoración comienza en esperanza santa, terminará en esperanza de
santa –o no es adoración.

El resultado de la adoración es que Dios es glorificado, los cristianos se purifican, la iglesia es edificada, y cuarto:

D. Los Perdidos Son Evangelizados

El testimonio profundo de una comunidad en adoración, probablemente tendrá un mayor impacto que
cualquier sermón pueda hacer. En 1 Corintios 14:23-25 Pablo dice básicamente a la iglesia de Corinto: “Si usted
acaban de hacer que su adoración tome forma y lo hacen de la forma en que se debe hacer, los incrédulos que
entren en medio de ustedes caerán sobre sus rostros y adorarán a Dios.” El pueblo en adoración tiene un gran
impacto en los perdidos.

Nunca olvidaré la señora judía que fue al templo por la calle de nuestra iglesia para obtener consejo para su
matrimonio, que se disolvía. Ella no había pagado sus cuotas en su templo, así que allí no la aconsejarían. Bueno,
pasó el domingo, y al salir del templo, quedó atrapada en la multitud que venía a la iglesia y terminó en el
servicio de adoración. La bauticé un par de semanas más tarde, y ella me dijo: “No recuerdo todo lo que dijo
esa mañana. De hecho, yo no podía decirle cual era el punto del sermón. Pero yo estaba en sorprendida de la
alegría, la paz y el amor que estaba pasando entre la gente de la congregación, mientras adoraban. Yo nunca
había visto algo así antes.” Como resultado de ver a la gente adorando, ella se convirtió en cristiana.

Por lo tanto los resultados de la adoración es que Dios es glorificado, los cristianos se purifican, la iglesia está
edificada, y los perdidos son evangelizados.

Ahora, algunos de ustedes están diciendo dentro de sí: “John, entiendo que la importancia de la adoración es
que Dios busca adoradores; Entiendo que la fuente de la adoración es mi salvación, Entiendo que el objeto de
adoración es Dios, yo entiendo que la esfera de la adoración está en todas partes en todo momento, sobre todo
en el la asamblea corporativa del pueblo redimido, yo entiendo que la esencia o naturaleza de la adoración es
que debe estar perfectamente equilibrada, en espíritu y la verdad – el corazón y la Palabra de Dios, y entiendo
los resultados de la adoración. ¿Qué debo hacer ahora? ¿Cómo me preparo en realidad para adorar?”

VII. LA PREPARACIÓN PARA LA ADORACION ( Heb. 10:22 )

Cuando usted va a la iglesia para adorar, la cuestión no es qué tan bien preparado sea el coro o el predicador.
La cuestión es, ¿Qué tan bien preparados están los que adoran a Dios? Creo en ese versículo Hebreos 10:22 ,
que es mas grande resumen de la preparación de la adoración en la Biblia: “acerquémonos con corazón sincero,
en plena certidumbre de fe, purificados los corazones de mala conciencia, y lavados los cuerpos con agua pura.”
A. El Llamado

“Acerquémonos, pues.”
58
Este es un llamado a la adoración. ¿A quien debemos acercarnos? Dios. El escritor de Hebreos dice, “Vamos, es
hora de adoración. Vamos acercarnos y avanzar hacia Dios.”

Usted dice: “Eso es lo que quiero hacer, quiero a acercarse ahora. Pero, ¿qué hago?” Bueno, existen cuatro
puntos de control:

B. Los Puntos de Control

1. Sinceridad – “con corazón sincero”

¿Eres realmente sincero? ¿Está tu corazón firme y no dividido? ¿Estás adorando con todo tu corazón?

2. Fidelidad – “en plena certidumbre de fe”

Los hebreos, a quienes va dirigida esta epístola, seguían tratando de mantenerse en el antiguo pacto. Pero
debido a que el nuevo pacto había llegado en Jesucristo, ellos tenían que decir ‘no’ al antiguo pacto con el fin
de adorar a Dios. No había más ceremonias, sacrificios, símbolos, imágenes, o tipos. El antiguo se había ido, y
un mejor y nuevo pacto había llegado. Así que tuvieron que estar dispuestos a decir: “Yo voy a Dios con plena
confianza y seguridad de que ya no estoy bajo un sistema de obras o ceremonial, sino que estoy totalmente por
la fe en Jesucristo.” Eso es fidelidad.

Por lo tanto, no sólo vas a adorar con sinceridad, sino que debes adorar de acuerdo a la verdad revelada en el
Nuevo Testamento, en plena certidumbre de que una verdad salvadora. No debes aferrarte a ninguna de tus
propias obras, ninguna de tus méritos propios, cualquiera de tu auto-justicia, o alguno de tus rituales. Estás
plenamente seguro de que puedes llegar a Dios sólo y únicamente a través de fe.

3. Humildad – “purificados los corazones de mala conciencia”

Debemos acercarnos a Dios con el conocimiento que somos indignos de estar en Su presencia porque nuestros
corazones están llenos de mala conciencia. También debemos darnos cuenta que la única razón por la que
podemos llegar a Dios es porque hemos sido salpicados por la sangre de Jesucristo que fue derramada por
nosotros en la cruz para encargarse de nuestro pecado y limpiar nuestros corazones malignos. Así mientras
adoramos, hay un sentido de humildad y falta de mérito – a sabiendas de que no tenemos nada que hacer en la
presencia de Dios, excepto por el hecho de que el Señor nos ha salpicado limpiándonos de la maldad que hay
en nosotros.

Así que para adorar a Dios debe pasar la prueba de la sinceridad, la fidelidad, la humildad, y cuarto:

4. Pureza – “y lavados los cuerpos con agua pura”

Esto no es lo mismo que la limpieza de nuestro corazón en la cruz, este es el lavado diario. Antes de que podamos
adorar, tenemos que lidiar con el pecado en nuestras vidas a través de la confesión. A pesar de que nuestros
corazones se limpiaron en la cruz, los pies todavía recoger el polvo del mundo. Por lo tanto, debe haber una
confesión de pecado.

59
Cada vez usted adora, prepárese al hacer las siguientes preguntas:

1) ¿Soy sincero? ¿Esta bien mi corazón? Está todo mi corazón dedicado a Dios? Estoy centrado en El? ¿Estoy
viéndolo a El en la Palabra, a través del descubrimiento y la meditación, de modo que mi deseo es hambre de
acercarse a Él?

2) ¿Estoy seguro de que puedo venir simplemente y solamente por la fe, teniendo la plena seguridad de que es
suficiente?

3) ¿Estoy llegando a Dios con el conocimiento de que la única razón que estoy aquí es por lo que Cristo ha hecho
por mí?

4) Y estoy viniendo en pureza – habiendo tratado con todo pecado en mi vida?

Me atrevo a decir que si usted solo toma un poco de tiempo extra el domingo para abrir su Biblia en Hebreos
10:22 y pasó por los puntos de control, usted debería hacer más para preparar su corazón para la adoración que
cualquier otra cosa que conozca.
¿Eres sincero? ¿Estás comprometido con la verdad del nuevo pacto? ¿Estas colocando todos los derechos para
el acceso a Dios en la obra terminada de Cristo – ¿Estás en pureza habiendo tratado con el pecado en su vida?
Si es así, usted puede “Acercaos a Dios, y él se acercará a vosotros” ( Santiago 4:8 a ).

Algunos de ustedes han estado asistiendo a la iglesia durante años, pero nunca se han acercado a Dios, ni
siquiera han sentido Su cercanía – incluso en su propia devoción y oración privada. Si ese es el caso, su adoración
es probable que está siendo estorbada.

VIII. LAS BARRERAS DE LA ADORACION

A. La Adoración de Arrepentimiento

Si hay pecado en tu vida, tienes que aceptar la responsabilidad por ello y confesarlo. En 2 Samuel 12 nos
encontramos con David después de haber cometido adulterio con Betsabé, después de que él hizo que fuese
asesinado su marido, y después de haber visto morir al hijo nacido de esa unión. Después de todo eso, el
versículo 20a dice: “Entonces David se levantó de la tierra, y se lavó y se ungió, y cambió sus ropas, y entró en
la casa del Señor, y adoró.” Eso es adoración de arrepentimiento.

Usted dice: “¿Qué quiere decir con eso?” Bueno, David se encontraba en medio de una situación trágica – la
pérdida de su hijo recién nacido – y sin embargo, adoraba a Dios. ¿Por qué? Porque él sabía que estaba
recibiendo lo que se merecía. En medio de su disciplina él adoraba. La adoración de arrepentimiento significa
que incluso en medio del castigo usted es capaz de derramar su corazón a Dios, confesar su pecado, y decir:
“Estoy recibiendo lo que me merezco.”

Algunos de ustedes no pueden adorar, porque nunca han tratado con el pecado y derramado su corazón en
arrepentimiento a Dios. Usted incluso puede estar enojado o amargado en algunas de las cosas por las que usted
ha sido castigado. Si esa es la situación con usted, la barrera que deben superar primero es el arrepentimiento
por sus pecados.
60
B. La Adoración de Aceptación

En las conocidas palabras de Job, cuando oyó la noticia de que todo lo que amaba se había ido – sus hijos, sus
posesiones, sus animales – la Biblia dice: “Entonces Job se levantó, y rasgó su manto, y rasuró su cabeza, y cayó
sobre la tierra, y adoró, y dijo: Desnudo salí del vientre de mi madre, y desnudo volveré allí; El Señor dio, y el
Señor ha quitado bendito sea el nombre del Señor”( Job 1:20 -21 .) Esa es la adoración de una aceptación
incuestionable.

Algunos de ustedes nunca han sido capaces de adorar a Dios, porque todavía no pueden aceptar algunas de las
circunstancias que Dios ha traído a su vida. Le han hecho amargado, y no puede adorar. Y hasta que llegue al
punto de aceptación, usted nunca va a ser capaz de adorar a Dios.

George Mueller, lo expresó así: “Llegó un día en que morí, y morí a la alabanza y a la crítica de los hombres, morí
para todo, excepto la voluntad de Dios para mi vida.” Y me permito sugerir, ¿Fue ese el día en que comenzó a
vivir? Y Job ha dicho: “Pero El sabe el camino que tomo; cuando me haya probado, saldré como el oro.” ( Job
23:10 ).

La adoración de aceptación es estar dispuesto a aceptar su situación – su lugar en la vida, su trabajo, su carrera,
su pareja, sus hijos – y estar dispuesto a decir: “Dios, Tú sabes todas las cosas que me están sucediendo (la
pérdida de su ser querido, la pérdida de su hijo, la pérdida de su trabajo, el dolor de la enfermedad), y, sin
embargo en medio de todo esto, voy a adorarte.”

Usted ve, el pecado, así como la amargura y la incapacidad para aceptar lo que Dios ha traído a su vida, te alejará
de la adoración.

C. La Adoración de Devoción

En Génesis 22, Abraham llevó a su hijo Isaac al Monte Moriah, porque Dios le había dicho que matara a Isaac, y
que lo ofreciera en holocausto (v.2). Observe lo que se dice en los versículos 4-5: “Al tercer día alzó Abraham
los ojos y vio el lugar de lejos. Entonces Abraham dijo a sus mozos: Quedaos aquí con el asno; yo y el muchacho
iremos hasta allá, adoraremos y volveremos a vosotros.” El hecho de que Abraham estaba dispuesto a quitarle
la vida a su propio hijo y aún verlo como adoración es increíble. Note que eso es dedicarse uno mismo a la
adoración, no importa lo que cueste.

¡Algunas personas no pueden adorar a Dios porque no pueden molestarse en salir de la cama! ¿Hasta qué punto
es eso de estar dispuesto a clavarle un cuchillo en el pecho a su único hijo amado, porque eso es lo que Dios le
dijo que hiciera?

Algunas personas no pueden tener la libertad de adorar hasta que superen algunos obstáculos. O no está
dispuesto a tratar con su pecado, o no está dispuesto a hacer frente a sus circunstancias, o no está dispuesto a
pagar el precio.

¿Estamos perdiendo nuestros “¡Oh!”?

61
AW Tozer dijo lo siguiente: “¿Está desapareciendo nuestro ‘¡Oh!’’?… Cuando el corazón se mueve arrodillado
en la presencia impresionante, y escucha con temor y asombro las cosas no lícitas de pronunciar, la mente se
desinfla, y las palabras, previamente sus fieles servidores, se vuelven débiles y totalmente incapaces de decir lo
que el corazón oye y ve. En ese momento terrible, la adoración sólo puede gritar ‘¡Oh!’”

¿Estamos perdiendo nuestros “¡Oh!”? ¡Ruego que no sea así!

Centrándose en los Hechos

1.¿Cómo adoraban los líderes judíos hipócritas, según la acusación profética pronunciada por Jesús en Mateo
15:7-9 ?¿Qué tipo de corazón le faltaba?

2.¿Por qué David pide a Dios que busque en su corazón en el Salmo 139:23-24 ?

3. ¿Qué cosa debemos hacer si nos falta un sentido de cercanía a Dios? ¿Por qué ( Isa.6 :6-7 ; cf Salmo 66:18. )?

4. Podemos adorar a Dios ______________, pero no podemos adorarlo __________.


5. Es la adoración una respuesta puramente emocional? ¿En que comprensión debe basarse? ¿Por qué?

6. ¿Cómo se revela Dios en un sentido general ( Rom. 1:18-20 )?¿Qué hace el hombre con la revelación de la
verdad ( Rom. 1:18 b , 25a )?

7. ¿Por qué no puede Dios ser adorado sin Su revelación escrita?

8. Adorar es una expresión de ______________ de la profundidad del corazón hacia un Dios que se entiende a
través de su ____________ ( Sal. 47:7 ).

9.¿Por qué es importante la exposición desde el punto de vista de la adoración?

10. ¿Cuál fue la esencia de la verdad sobre la cual la iglesia primitiva adoraba?

11. ¿Por qué la adoración de los atenienses fue inaceptable ( Hechos 17:23 ),?

12. ¿Cuáles son los cuatro resultados de la adoración?

13. ¿Por qué es una iglesia que adora, una iglesia pura?

14. ¿Por qué es la mesa del Señor tan importante en la adoración de la iglesia?

15. Explique la frase “La verdadera adoración cambia a la gente”

16. ¿Qué puede tener un impacto mayor que un sermón?

17. ¿Cuáles son los cuatro puntos de control para determinar si está adecuadamente preparado para adorar (
Heb. 10:22 )?

18. Identificar algunas de las barreras para la adoración. Dé algunos ejemplos bíblicos de hombres que las
vencieron.
19. ¿Cómo fue David capaz de adorar en medio del castigo divino?

Reflexionando Sobre los Principios


62
1. Si vamos a adorar a Dios, debemos entender quién es Él. La mayoría de la gente admite la creencia en un ser
superior, pero a menudo tendrá su propio concepto propio de lo que Él es. ¿Cómo haría usted para tratar de
orientar a alguien de sus propias especulaciones subjetivas acerca de Dios a la verdad de la Biblia: Considere la
posibilidad de seguir el siguiente enfoque: Pregúntele cómo sabe él cómo es Dios y cómo Dios exige ser adorado.
Si se acepta que Dios se ha revelado a Sí mismo, pregúntele donde El ha sido revelado más plenamente que en
la Biblia. Demuestre que pretende ser una fuente objetiva de verdad ( Sal. 119. 160 ; Juan 17:17 ), pero que los
hombres han rechazado la verdad ( Rom. 1:18-25 , 28 , 32 ).

Determine si él piensa que es lógico adorar sin conocer, sin importar cuán sincero él pueda ser ( Hechos 17:23
). Suponiendo que se reconoce que la adoración de un ser todopoderoso es un tema serio, pregúntele si está
dispuesto a pagar las consecuencias si, después de una vida de adoración de estilo libre, él fuese a descubrir
que su adoración había sido inaceptable para Dios. Comparta con él las consecuencias delineadas en las
Escrituras por rechazar la verdad ( Juan 8:24 ; 14:6 ; 2 Tes 1:7-10 ; 2:8-12 ). Enfatice que su destino eterno
depende de si se ha ofrecido adoración aceptable o inaceptable. Asegúrese de que conozca que Cristo ofrece
vida eterna a aquellos que creen en Él ( Juan 3:16 ; 17:3 ). No te olvides de orar para que el Espíritu abra los ojos
cegados y mantenga las puertas abiertas para futuras conversaciones con él ( 2 Tim. 2:24-26 ).

2. ¿Te estás preparando para la adoración de manera diferente que antes, ahora que ha completado este
estudio? Antes de la adoración del domingo, vaya a través de los cuatro puntos de control que figuran en
referencia a Hebreos 10:22 . ¿Está adorando a Dios con todo su corazón? ¿Está usted confiando en la verdad
revelada en el Nuevo Testamento para su salvación? ¿Viene usted a Dios con humildad, reconociendo que es
indigno de entrar en Su presencia sin la justicia otorgada a usted a través de la muerte de Cristo? ¿Estás
constantemente confesando tu pecado, mientras el Espíritu te convence de ello? Por último, ¿Existen obstáculos
de amargura de la disciplina o de las circunstancias difíciles, o de la apatía que le impide adorar a Dios en espíritu
y en verdad? Si es así, trate de resolverlas para que su adoración pueda ser aceptable a Dios.

63