Sei sulla pagina 1di 31

DESEMPEÑO DE LAS FUNCIONES DE NIVEL BÁSICO DE

PREVENCIÓN DE RIESGOS LABORALES

MÓDULO 5

Primeros auxilios

Material elaborado por la Escuela de Seguridad Pública del Principado de Asturias


Instituto Asturiano de Administración Pública “Adolfo Posada”
Textos: José Manuel Suárez Fernández
© Gobierno del Principado de Asturias – IAAP
www.asturias.es/iaap

Instituto Asturiano de Administración Pública “Adolfo Posada” www.asturias.es/iaap


Escuela de Seguridad Pública - La Morgal, s/n, 33690 LUGO DE LLANERA. Tlf.: 985.77.22.22 // 985.77.22.33
Fax: 985.77.24.84 - E-mail: escueladeseguridadpublica@asturias.org
DESEMPEÑO DE LAS FUNCIONES DE NIVEL BÁSICO DE PREVENCIÓN DE RIESGOS
LABORALES
5 Primeros Auxilios ESPPA - IAAP

Índice:
Pág.

Reanimación cardiopulmonar ................................................................................... 03


Otras situaciones urgentes ...................................................................................... 07
Heridas ................................................................................................................ 09
Hemorragias ......................................................................................................... 11
Traumatismos ....................................................................................................... 13
Quemaduras ......................................................................................................... 18
Congelaciones ....................................................................................................... 22
Intoxicaciones ....................................................................................................... 23
Posiciones y traslados de las víctimas ....................................................................... 25
Botiquines............................................................................................................. 29
Bibliografía ........................................................................................................... 31

2
DESEMPEÑO DE LAS FUNCIONES DE NIVEL BÁSICO DE PREVENCIÓN DE RIESGOS
LABORALES
5 Primeros Auxilios ESPPA - IAAP

Reanimación cardiopulmonar
El oxígeno es el combustible necesario para el desarrollo de las funciones corporales. Se
incorpora al organismo a través de la respiración, por medio de los pulmones, la sangre
hace de receptor para el transporte impulsada por el corazón a través de los vasos
sanguíneos, para llegar a los consumidores del mismo que van a ser todas y cada una de las
células.

Los metabolitos de desecho que se producen en las células hacen el camino inverso para ser
eliminados principalmente a través de los pulmones y de los riñones. En todo ello cada
célula, de cada órgano, a la vez que desarrolla una función parcial de todo el esquema, es el
receptor final de este proceso, todas las células son generadoras en su función individual de
su propia supervivencia.

Un trastorno agudo de una función vital va a alterar inmediatamente las otras funciones,
que deben de tenerse en cuenta para corregirlas si es posible; pero siempre, lo ineludible es
el mantenimiento de las funciones vitales: respiración, circulación y sistema neurológico.

Si falla el aporte de oxígeno en alguna de sus fases las funciones cerebrales se alteran. La
parada respiratoria y circulatoria dan lugar a una muerte clínica, que durante unos minutos
puede ser reversible, y que a partir de los 3-5 min. conducirá a la muerte biológica. Las
posibilidades de recuperación dependen del tiempo transcurrido en el sentido de si puede
ser prevenida la muerte o si se instaura se puede reanimar.

3
DESEMPEÑO DE LAS FUNCIONES DE NIVEL BÁSICO DE PREVENCIÓN DE RIESGOS
LABORALES
5 Primeros Auxilios ESPPA - IAAP

Por todo ello, todo enfermo con alteraciones de las funciones vitales es un enfermo urgente.
En estos casos, lo que interesa es conocer que es lo que interfiere las funciones vitales y no
la causa o el diagnóstico exacto de esa alteración, las medidas de reanimación constituyen
la base para un posterior tratamiento definitivo de la enfermedad. Se trata de conseguir un
aporte suficiente y lo más rápido posible de oxígeno a todas las células corporales, y
principalmente a las cerebrales.

Las causas que pueden matar a un individuo son mucho menores que el número de
enfermedades posibles. Por ello deben de reconocerse lo más rápidamente posible para que
el tratamiento de urgencia sea efectivo. La pérdida de conciencia, palidez o cianosis,
midriasis areactiva, apnea, falta de pulso carotideo y tonos cardiacos no audibles, deben de
ser reconocidos inmediatamente. La falta de pulsos carotideos hace innecesaria la
auscultación cardiaca o la pérdida de tiempo en confirmar otros datos, así como, la
presencia del mismo hace inútil el iniciar el masaje cardiaco y con ello evitar el tomar otras
medidas.

La aplicación inmediata de las modernas técnicas de reanimación cardiopulmonar, puede


evitar la muerte biológica del individuo, cuando la realizan personas especialmente
formadas, en cualquier lugar y sin el empleo de materiales especiales.

Las técnicas de reanimación se basan en una serie de hechos que se han ido comprobando
con el paso del tiempo entre los que cabe mencionar los siguientes:

• El aire espirado tiene el suficiente contenido de oxígeno para que sea utilizable. Ventaja
de la técnica del boca-boca o boca-nariz sobre las compresiones torácicas y los
movimientos de los brazos. Siempre que las vías aéreas sean permeables, de ahí la
necesidad de la hiperextensión de la cabeza y la ante pulsión de la mandíbula para
evitar la obstrucción de las vías respiratorias en accidentados inconscientes.

• La utilidad de las maniobras de compresión torácica, desfibrilación y su combinación con


la ventilación asistida en las paradas cardiorrespiratorias.

• Enseñanza de las técnicas, a cada vez mayor número de personas, junto con una
unificación de criterios en todas estas maniobras.

4
DESEMPEÑO DE LAS FUNCIONES DE NIVEL BÁSICO DE PREVENCIÓN DE RIESGOS
LABORALES
5 Primeros Auxilios ESPPA - IAAP

ETIOLOGIA DE LA PARADA CARDIO-RESPIRATORIA

La parada cardiorrespiratoria puede ser debida a una serie de causas variada que vamos a
dividir en tres apartados: respiratoria, cardiaca y circulatoria.

ETIOLOGIA RESPIRATORIA

• Intoxicaciones gaseosas o medicamentosas con afectación neurológica y depresión del


centro respiratorio.

• Alteraciones en la composición del aire respirado.

• Asfixia por obstrucción de la vía respiratoria por la propia lengua, inhalación de cuerpos
extraños o por la del contenido gástrico en personas inconscientes que vomitan.

• Patología neuromuscular con incapacidad para realizar los movimientos respiratorios.


Alteraciones de la pared torácica (fracturas) o de la cavidad pleural (neumotórax,
hemotórax, etc.).

• Enfermedades del aparato respiratorio.

ETIOLOGIA CARDIACA

• Las causas respiratorias van a dar lugar con posterioridad a la parada cardiaca.

• El infarto de miocardio por los cambios en la mecánica cardiaca y en el ritmo.

• Enfermedades del corazón y del pericardio.

• Electrocución.

• Alteraciones en los electrolitos y en el equilibrio ácido-base. Intoxicaciones por


medicamentos.

ETIOLOGIA CIRCULATORIA

• Estados de shock (cardiaco, hipovolémico, anafiláctico, séptico).

• Embolismos arteriales en el pulmón masivos.

• Hemorragias masivas, deshidrataciones.

• Intoxicaciones por fármacos.

5
DESEMPEÑO DE LAS FUNCIONES DE NIVEL BÁSICO DE PREVENCIÓN DE RIESGOS
LABORALES
5 Primeros Auxilios ESPPA - IAAP

INDICACIONES RCP

Las maniobras de reanimación deben de comenzar inmediatamente, no se debe de dejar


pasar el tiempo tratando de buscar confirmaciones complicadas o diagnósticos certeros, la
actuación ha de ser inmediata y sin pausas, más allá de las imprescindibles.

No se pueden establecer reglas fijas para la continuación o el cese de las maniobras de RCP,
y el criterio profesional, la religión, consideraciones familiares, disposiciones de materiales y
personal, y principalmente la situación previa del paciente y la causa del accidente, son
todos ellos factores determinantes para la actuación a realizar.

Las posibilidades de recuperación son tanto mayores cuánto más joven es el accidentado y
cuanto más precozmente se haya iniciado la RCP (en muchas ocasiones no fiarse de los
acompañantes acerca de este dato, pero si tenerlo en cuenta).

En las últimas etapas de una enfermedad incurable no deberían iniciarse las maniobras de
RCP. Si no se consigue la actividad cardiorrespiratoria espontánea y no hay signos de
recuperación de la actividad cerebral después de un tiempo prudencial debería interrumpirse
la RCP. En los niños debe de prolongarse durante más tiempo pues se han visto
recuperaciones neurológicas tras largos periodos de inactividad cortical. En casos de
hipotermia por la protección cortical por el frío así como en intoxicaciones por barbitúricos,
también debe insistirse durante más tiempo.

Si tras la RCP se consigue la circulación espontánea pero no se recupera la conciencia, la


enfermedad sea incompatible con la vida y la alteración estructural del cerebro irreversible,
deben evitarse las reanimaciones a largo plazo. La recuperación en estas situaciones crea
problemas emocionales, sociales y económicos a veces insoportables que se deben de
valorar.

La evolución de la víctima debe de ser constantemente evaluada sin que ello implique una
interrupción de la oxigenación del paciente. La desaparición de la cianosis y la reactividad
pupilar (reducción de la midriasis) nos pueden indicar una buena respuesta. Durante la
compresión cardiaca el pulso carotideo debe de ser palpable, pues en caso contrario, se
debe de valorar la realización de una correcta compresión o la presencia de un
taponamiento cardiaco.

6
DESEMPEÑO DE LAS FUNCIONES DE NIVEL BÁSICO DE PREVENCIÓN DE RIESGOS
LABORALES
5 Primeros Auxilios ESPPA - IAAP

Otras situaciones urgentes

ALTERACIONES DE LA CONCIENCIA

LIPOTIMIA.

Pérdida de la conciencia leve, superficial y transitoria debida a una disminución del aporte de
sangre al cerebro. Suele acompañarse de sensación de mareo, flojedad piernas, alteraciones
visuales. Nos encontraremos una piel pálida, fría y sudorosa.

Suele deberse al miedo, situaciones desagradables, emociones intensas, etc. El calor excesivo
y los ambientes cerrados favorecen su aparición.

El tratamiento consiste en colocar a la víctima en decúbito con las piernas levantadas. Se


resuelve en un corto espacio de tiempo.

SINCOPE.

Cese súbito y momentáneo de la circulación y/o respiración que cursa con pérdida de
conciencia y caída al suelo.

El cuadro suele remitir solo pero si no fuese así se realizarán las medidas de reanimación.

Se colocará a la víctima en posición de decúbito con las piernas elevadas, si estuviese


indicado en posición lateral.

COMA.

Se trata de una pérdida de conciencia prolongada, con ausencia de reflejos de defensa y de


reacción a estímulos externos en distinto grado dependiendo del grado del coma.

Puede deberse a muchas causas: traumáticas, infecciosas, metabólicas, neurológicas, etc.

Colocaremos al paciente en posición lateral de seguridad si está indicado, le mantendremos


permeables las vías respiratorias y vigilaremos las constantes vitales durante el traslado a un
centro sanitario.

7
DESEMPEÑO DE LAS FUNCIONES DE NIVEL BÁSICO DE PREVENCIÓN DE RIESGOS
LABORALES
5 Primeros Auxilios ESPPA - IAAP

DOLOR TORÁCICO AGUDO

De entre las varias causas etiológicas, unas de ellas de carácter leve mientras que otras son
urgentes por lo que la diferenciación es importante ante el tratamiento a llevar a cabo. Las
más frecuentes son el dolor de origen cardíaco y muscular.

En caso de duda siempre lo consideraremos cardíaco y actuaremos como tal por el riesgo que
lleva consigo.

DOLOR CARDÍACO.

Debido a una falta de riego sanguíneo al corazón de una forma temporal (angina de pecho) o
establecida (infarto).

Frecuentemente precordial (corbata) retroesternal, irradiado a cuello y miembro superior


izquierdo.

Dolor intenso (en diabéticos y ancianos puede estar ausente) acompañado de sensación de
gravedad. Suele ser opresivo pero puede tener otras cualidades. Suele aparecer después de
algún esfuerzo, comida copiosa, etc. Se puede acompañar de mareos, sudoración, vómitos,
malestar general, etc. y su duración suele ser breve, salvo que el infarto se instaure.

Se le debe de mantener en reposo, acostado con el tronco semiincorporado, tranquilo, sin


nada que le oprima y administrándole oxígeno y vasodilatadores (Cafinitrina sublingual) si los
tenemos. Traslado urgente a centro sanitario.

DOLOR MUSCULAR.

Al igual que otras causas no denota gravedad, es fácilmente localizado, más superficial,
aumenta con la palpación o movimientos de la zona dolorosa y pueden existir antecedentes
traumáticos o de esfuerzos en esa zona.

Se descartará siempre posible etiología cardiaca, se guardará reposo y se recomienda

estudio de su origen.

8
DESEMPEÑO DE LAS FUNCIONES DE NIVEL BÁSICO DE PREVENCIÓN DE RIESGOS
LABORALES
5 Primeros Auxilios ESPPA - IAAP

Heridas

HERIDAS

Pérdida de la continuidad de la piel secundaria a un traumatismo. Presentan hemorragia por


la afectación de vasos, separación de los bordes debido a la elasticidad de la piel y dolor por
estimulación de terminaciones nerviosas.

Se pueden clasificar, dependiendo del agente causante y del tipo de lesión en la piel, en:

- Heridas Incisas producidas por objeto de borde fino y cortante, con lesión de bordes finos y
regulares.

- Heridas Contusas, producidas por objetos romos o planos, presentando una lesión con
bordes irregulares y peor definidos, con afectación más periférica.

- Heridas punzantes, debidas a armas o similar donde el orificio de entrada es de pequeña


extensión pero alcanzando gran profundidad, con lo que la posibilidad de afectación de
órganos vitales es grande.

- Heridas en colgajo, donde parte de la piel se separa de la base y queda unida por un
fragmento de la misma.

- Heridas erosivas, por rozamiento contra superficie abrasiva con pérdida de capas
superficiales.

- Heridas mixtas con asociación de las anteriores.

GRAVEDAD DE LAS HERIDAS

Marcada por las siguientes características: Profundidad, Extensión, Contaminación y Partes


afectadas.

También dependiendo de las condiciones físicas del sujeto (enfermedad, tratamientos, etc),
así como de la edad (más grave en niños y ancianos).

9
DESEMPEÑO DE LAS FUNCIONES DE NIVEL BÁSICO DE PREVENCIÓN DE RIESGOS
LABORALES
5 Primeros Auxilios ESPPA - IAAP

TRATAMIENTO

Las heridas leves, tras cohibir la hemorragia y después de desinfección de manos e


instrumental, se procederá a la limpieza de la misma de dentro hacia los bordes con agua y
jabón o con desinfectante si tenemos (no alcohol), se pincela con un desinfectante y se cubre
con apósito estéril. Si la separación de bordes es importante necesitará sutura.

Las heridas graves necesitan una valoración de las constantes vitales y su mantenimiento,
controlando la hemorragia. Se cubren con apósitos estériles y se trasladan a un centro
sanitario.

LOS OBJETOS ENCLAVADOS EN PIEL, NO SE EXTRAEN, SE SUJETAN PARA QUE NO SE


MUEVAN DURANTE EL TRASLADO Y NO AGRAVEN LA LESIÓN.

En el caso de que el agente causante ampute la extremidad, lo primero será cohibir la


hemorragia por el método más adecuado, se protegerá el extremo de la misma con paños
estériles y húmedos y la parte amputada aislada con el mismo procedimiento y protegida con
un plástico que se colocará en una nevera con hielo y agua para trasladarlo al hospital.

En las picaduras de insectos, en personas sensibles a reacciones alérgicas a las mismas,


podemos encontrarnos clínica muy florida. Se tratará de extraer el aguijón sin exprimirlo,
lavar la zona de la herida y aplicar frío.

En las mordeduras por animales, muy variables en cuanto a morfología y gravedad, se


acompañan de fenómenos infecciosos de la propia herida además de la posibilidad de
infección tetánica o de la rabia. Se deben de limpiar abundantemente además de los cuidados
específicos con el tipo y complicaciones de la herida. Protección antitetánica y control del
animal además de consultar con un servicio sanitario.

Las mordeduras por serpientes, generalmente en España sólo las víboras son venenosas, sus
picaduras se caracterizan por clínica rápida y por la morfología de la mordedura. Lo primero
es identificar el tipo de ofidio, mantener en reposo a la víctima, sólo en los primeros
momentos y con técnica y material adecuado incidir en cruz en la zona de la mordedura y
aspirar (sólo si no hay heridas en la mucosa oral del socorrista)

10
DESEMPEÑO DE LAS FUNCIONES DE NIVEL BÁSICO DE PREVENCIÓN DE RIESGOS
LABORALES
5 Primeros Auxilios ESPPA - IAAP

Hemorragias

Hemorragia es la salida de sangre de los vasos por los que circula. Puede proceder de vasos
arteriales, venosos o capilares. La sangre procedente de una arteria suele brotar a chorro, con
el ritmo de las contracciones cardíacas, y al estar oxigenada, presenta un color rojo brillante.
La venosa, de color más oscuro, fluye a menor presión y de forma continua. La capilar,
presente en todas las heridas, rezuma y es de color claro. Las hemorragias, dependiendo de
su localización, pueden ser: internas, externas y exteriorizadas.

El propio organismo dispone de mecanismos para cohibir las pérdidas de sangre por alteración
de los vasos por los que circula. El espasmo vascular, la agregación plaquetaria y la
coagulación son fenómenos que inmediatamente se ponen en marcha para cohibir estas
hemorragias.

Las internas no son visibles y sólo se pueden sospechar por signos indirectos, entre ellos:
hipotensión, palidez, piel sudorosa y fría, pulso rápido y fino, desorientación, pérdida de
conciencia o estado de shock.

Las exteriorizadas, son aquellas internas que salen al exterior por los orificios naturales: nariz,
oído, boca, uretra y ano. Tanto las internas como las exteriorizadas denotan gravedad y
deben de ser valoradas en un centro hospitalario, por lo que nos limitaremos a colocar a la
víctima en una posición adecuada a cada patología, controlando las funciones vitales.

Las hemorragias externas además de las más frecuentes son las más llamativas, lo que no
debe de distraernos de la valoración de otras lesiones que puedan afectar a las funciones
vitales.

Cuando los mecanismos de hemostasis no son suficientes para cohibir la hemorragia


aplicaremos las siguientes medidas para controlarla, en el siguiente orden:

11
DESEMPEÑO DE LAS FUNCIONES DE NIVEL BÁSICO DE PREVENCIÓN DE RIESGOS
LABORALES
5 Primeros Auxilios ESPPA - IAAP

En primer lugar, ante una hemorragia, hay que colocar a la víctima acostada en prevención
de una alteración de la conciencia y caída al suelo, a la vez que controlaremos las funciones
vitales en todo momento, evitando la movilidad innecesaria de la zona sangrante.

A continuación, presionaremos con el material disponible y con las debidas medidas de


asepsia la zona sangrante, colocándola en posición más elevada, si ello es posible (presencia
de fracturas u otras lesiones que lo contraindiquen). Si, a pesar de ello, sigue sangrando
nunca levantaremos el primer apósito, sino que colocaremos encima uno nuevo, para no
arrancar el coagulo que se está formando.

En segundo lugar, si no es suficiente la medida anterior, procederemos a comprimir el tronco


arterial por el que circula la sangre que va a irrigar esa zona, provocando su colapso al
apretar esa arteria contra un plano duro profundo. Los lugares más asequibles son:

- Arteria carótida en el cuello, lateralmente a la laringe presionando contra el raquis cervical.


No se puede hacer bilateral por la isquemia cerebral que provocaríamos.

- En el miembro superior presionaremos sobre la arteria axilar en la cara interna del brazo
abarcándolo con nuestros pulgares y comprimiendo sobre el húmero. También podremos
comprimir ramas más distales si estuviese indicado.

- En la extremidad inferior, a nivel de la ingle, presionaremos fuertemente la femoral con el


borde interno de nuestra mano.

Con estas medidas cohibiremos la mayoría de las hemorragias y si no fuese posible, en último
caso, procederemos a la colocación de un torniquete, siempre proximal a la herida, por
encima del codo y la rodilla. Lo realizaremos rodeando el miembro con una tela ancha
(manguito de tensión u otro material) para evitar lesiones de otras estructuras, apretando lo
suficiente para cohibir el flujo arterial, pues si no lo hacemos así aumentaría la hemorragia.
Indicaremos la hora de colocación en sitio visible. Siempre procederemos a realizarlo cuándo
los procedimientos anteriores no sean efectivos.

Haremos una valoración contante de las funciones vitales, evacuándolo con la cabeza declive.

12
DESEMPEÑO DE LAS FUNCIONES DE NIVEL BÁSICO DE PREVENCIÓN DE RIESGOS
LABORALES
5 Primeros Auxilios ESPPA - IAAP

Traumatismos

Debido a la actuación de agentes externos o bien por gestos forzados de estructuras


corporales va a dar lugar a una serie de lesiones diferentes que variarán en función de la
fuerza de la agresión, del lugar donde se aplica y de las condiciones de la víctima. Así nos
encontraremos con contusiones, esguinces, luxaciones o fracturas.

Todas se caracterizan por dolor, tumefacción e impotencia funcional en distinto grado.


Además en las fracturas y luxaciones habrá una deformidad anatómica y movilidad anormal.

En las contusiones se afectan partes blandas de forma más o menos importante dependiendo
de la energía del traumatismo; requieren frío, reposo y analgésicos.

En los esguinces se afectan en distinto grado los ligamentos que hacen de unión entre dos o
más huesos, pudiendo quedar una inestabilidad de esa articulación si no se aplica la
inmovilización adecuada para que cicatrice en la posición estable. Precisan frío, inmovilización
y antiinflamatorios.

13
DESEMPEÑO DE LAS FUNCIONES DE NIVEL BÁSICO DE PREVENCIÓN DE RIESGOS
LABORALES
5 Primeros Auxilios ESPPA - IAAP

Las luxaciones presentan una pérdida de unión de los dos huesos que se articulan entre sí,
habiendo una deformidad importante de la articulación y un bloqueo a los movimientos de esa
articulación. Precisan una reducción a la posición normal de la articulación, que debe realizar
personal especializado y mientras tanto se inmovilizará esa articulación en la posición en que
se encuentra a la vez que se trata el dolor.

Las fracturas, donde hay una ruptura del propio hueso en distintas partes y fragmentos, son
muy dolorosas sobre todo al desplazarse, hay una deformidad y movilidad a nivel del foco de
fractura, que no se debe de explorar y existe la posibilidad de lesiones asociadas a la propia
fractura. Es posible que el agente agresor o el propio fragmento óseo desde dentro produzcan
la rotura de las partes blandas que rodean al hueso provocando una comunicación del foco de
fractura con el exterior dando lugar a una fractura abierta mucho más grave por las po-
sibilidades de contaminación. Se procederá a inmovilizar perfectamente esa extremidad, por
encima y debajo de las articulaciones más próximas al foco de fractura y evacuación a un
centro sanitario. En las fracturas abiertas se procederá a ocluir la herida con apósitos estériles
y después proceder a la inmovilización.

TRAUMATISMO CRANEAL

LESIONES VERTEBRALES, POLITRAUMATISMOS

El traumatismo craneal puede provocar daños directos o bien indirectos por complicaciones
intra o extracraneales. Siendo los primeros inevitables, los segundos con un proceder
adecuado podrán mejorarse o evitarse en algunos casos.

Las posibles lesiones secundarias son:

1- lesiones por hipoxia secundaria a alteraciones cardiorrespiratorias.

2- Hematomas intracraneales.

3- Hipertensión intracraneal por edema cerebral.

4- Cuadros epilépticos.

El síntoma cardinal es la alteración de la conciencia que se valorará por medio de la escala de


Glasgow, que cuanto menor puntuación presente mayor será la gravedad de la alteración de
la conciencia:

14
DESEMPEÑO DE LAS FUNCIONES DE NIVEL BÁSICO DE PREVENCIÓN DE RIESGOS
LABORALES
5 Primeros Auxilios ESPPA - IAAP

También podremos observar, lesiones externas, hemorragia nasal o auricular (fractura de


base de cráneo), cefalea, nauseas, vómitos, amnesia, alteración en la forma y reacción
pupilas, alteraciones funciones vitales, alteraciones sensitivas y/o motoras de las
extremidades.

Pensar siempre en la posibilidad muy alta de lesiones de columna cervical por lo que
inmovilizaremos el bloque cabeza cuello-tronco.

Mantendremos un control riguroso de las funciones vitales y procederemos a reanimarlo si


procede.

Decúbito lateral estable si está consciente y sino en decúbito supino controlando el posible
vómito y aspiración de secreciones si debemos de hacerle respiración asistida.

Apósitos estériles en las heridas con hemostasia sin ocluir los orificios naturales (fosas nasales
y oído).

Oxigenoterapia.

Deberemos de hacer una valoración del nivel de conciencia, de la función motora y sensitiva,
de la reactividad pupilar cada 15 minutos.

Trasladarlo a un centro sanitario. En caso de traumatismo ligero con pequeñas alteraciones


neurológicas hay que tener en cuenta posible empeoramiento con el tiempo. Se procederá en
este caso a guardar reposo físico y mental, con ingestas ligeras y observación repetida
durante 24-48 horas.

TRAUMATISMOS VERTEBRALES

Acción violenta sobre la columna vertebral con desviaciones o fractura de vértebras y/o
lesiones medulares. el mecanismo lesional suele ser principalmente por compresión (por
caídas de objetos sobre la cabeza o caídas de la víctima desde alturas) o por movimientos en
latigazo (choques de vehículos) éstas últimas más frecuentes en cuello.

15
DESEMPEÑO DE LAS FUNCIONES DE NIVEL BÁSICO DE PREVENCIÓN DE RIESGOS
LABORALES
5 Primeros Auxilios ESPPA - IAAP

El peligro principal de estas lesiones es la posible afectación de la médula espinal por


contusión, hemorragia o desgarro con formación de un síndrome parapléjico. La altura de la
lesión medular puede conocerse mediante la exploración de las alteraciones sensitivas y
motoras. La paraplejia alta constituye un riesgo para la vida por posible parada respiratoria.

La fractura vertebral debe sospecharse siempre ante mecanismos traumáticos que


puedan provocar este tipo de lesiones.

La clínica variará con el grado de lesión y afectación neurológica, así como por la altura de la
lesión. Nos podremos encontrar:

- Dolores vertebrales

- Alteraciones de la sensibilidad y movilidad de las extremidades en distinto grado.

- A veces alteraciones de la conciencia. También en las lesiones cervicales alteraciones de la


respiración.

- Emisión involuntaria de heces y orina.

- Alteraciones vegetativas

Todas las exploraciones se realizarán sin mover al paciente de la camilla. Evitar


cambios innecesarios de posición.

Colocaremos en decúbito sobre plano duro a la víctima si es posible, con mantenimiento de


las funciones vitales y vía aérea permeable con control de la columna cervical.

Inmovilizaremos perfectamente cuello y resto de la columna sobre superficie plana y dura,


collarín cervical y además inmovilización de las rotaciones de la cabeza con sacos de arena o
similar. Cobertura estéril de las heridas y evitar la pérdida de calor.

Los cambios de posición se harán entre varias personas (tres o cuatro como mínimo) evitando
las flexiones y rotaciones de la columna, tratándolo como un bloque y colocándose a cargo de
cabeza y cuello la persona más experimentada.

16
DESEMPEÑO DE LAS FUNCIONES DE NIVEL BÁSICO DE PREVENCIÓN DE RIESGOS
LABORALES
5 Primeros Auxilios ESPPA - IAAP

POLITRAUMATISMOS

Lesiones simultáneas en diversas regiones corporales o sistemas orgánicos, que de forma


aislada o conjunta pueden poner en peligro la vida del paciente. Será el tipo de lesión o la
asociación de lesiones la que condicionará el pronóstico. La actuación vendrá determinada
por:

- La gravedad de las lesiones

- El conocimiento precoz de los parámetros vitales

- La decisión de las prioridades de tratamiento

Empezaremos por la valoración del estado de conciencia, seguido por la función respiratoria y
cardiovascular y por ultimo de las lesiones más importantes (traumatismo craneoencefálico,
lesiones vertebrales, lesiones toraco-abdominales, heridas-hemorragias y lesiones de las
extremidades.

El tratamiento se basa primordialmente en el mantenimiento de las funciones vitales y en la


inmovilización y tratamiento de las lesiones más importantes, con un control continuo de su
evolución.

17
DESEMPEÑO DE LAS FUNCIONES DE NIVEL BÁSICO DE PREVENCIÓN DE RIESGOS
LABORALES
5 Primeros Auxilios ESPPA - IAAP

Quemaduras
Son aquellas lesiones determinadas por la acción del calor, debido a una transferencia de
energía desde le agente productor hasta el organismo bien por conducción directa, por
transformación de otro tipo de energía (eléctrica, química, mecánica) o por el efecto de
radiaciones ionizantes. La piel ofrece una resistencia a variaciones de temperatura a razón
inversa con la temperatura y el tiempo de actuación.

Es un tipo de lesión muy dolorosa, con un tratamiento más prolongado y con secuelas muy
importantes. Es por ello que un tratamiento rápido y eficaz, puede conseguir enormes benefi-
cios.

Según el agente causante las podemos clasificar en:

-Térmicas

-Llama

-Sólidos

-Líquidos calientes (escaldadura)

-Eléctricas

-Químicas

-Mecánicas

-Por radiación

Según la profundidad de la lesión en:

-Primer grado: afectación epidermis con curación espontánea con cuidados Mínimos.
Enrojecimiento de la piel y picor.

-Segundo grado: afectación dermis regenerando la piel a expensas de capas profundas de la


misma o a partir de las glándulas. Aparecen ampollas con fuerte sensación de dolor, curación
lenta con cicatrices más o menos importantes.

-Tercer grado: se afecta toda la piel y la cicatrización es a partir de los bordes de la herida.
De aspecto pálido son indoloras.

-Cuarto grado: con carbonización de los tejidos afectados.

18
DESEMPEÑO DE LAS FUNCIONES DE NIVEL BÁSICO DE PREVENCIÓN DE RIESGOS
LABORALES
5 Primeros Auxilios ESPPA - IAAP

De gran importancia también es la valoración de la extensión de la quemadura según la figura


adjunta variando el porcentaje de las extremidades entre adultos y niños.

Entre las posibles complicaciones figuran el estado de shock en extensiones superiores al 20%
e incluso menos en ancianos y niños. Posibilidad de infección a partir de las 48 horas lo que
obliga a una manipulación cuidadosa. Consumo calórico y pérdida de líquidos elevada.
Alteraciones respiratorias, digestivas, inmunológicas, etc.

La gravedad de la quemadura vendrá determinada además de las condiciones de la víctima


(niños, ancianos) por la extensión y profundidad de la misma. Así serán leves las de primer
grado que no lleven asociado golpe de calor, las de segundo menores del 10% y las de
tercero menores del 2%. En cambio serán graves las de tercer grado superiores al 10%, o
menos si están localizadas en cara, manos o genitales. Las de segundo superiores al 25% en
adultos y al 15% en niños y ancianos o personas con enfermedades asociadas. También las
originadas por electricidad, cáusticos o las complicadas con otras lesiones.

En cuanto al tratamiento, deben de tomarse una serie de medidas como son: neutralizar el
agente agresor, reanimación si es necesaria y tratamiento adecuado.

19
DESEMPEÑO DE LAS FUNCIONES DE NIVEL BÁSICO DE PREVENCIÓN DE RIESGOS
LABORALES
5 Primeros Auxilios ESPPA - IAAP

Para neutralizar el agente agresor, si es por llama evitaremos que la víctima corra y la
apagaremos con mantas o volteándolo, no desprenderemos ropas adheridas. Si es por lí-
quidos enfriaremos con agua o alcohol retirando las ropas inmediatamente. En las eléctricas
lo aislaremos de la red tomando las precauciones necesarias, reanimando al paciente. En las
producidas por agentes químicas neutralizaremos el agente con el antídoto correspondiente o
arrastrándolo con agua abundante salvo que sea por cal que la eliminaremos antes de
proceder al lavado. En las radiaciones se le despojará de toda ropa con las medidas de
protección adecuadas para el socorrista con un lavado profuso y control de ambas personas
para valorar la posible contaminación.

En las quemaduras oculares no se aplicarán pomadas solamente colirio anestésico y


midriático con lavado profuso y prolongado con suero.

En los incendios en sitios cerrados o acompañados de onda de calor por explosión nos
encontraremos con lesiones del árbol respiratorio. Se sospechará en quemaduras faciales,
carbonización del vellos de la nariz o cara, esputos negruzcos, alteraciones respiratorias. La
inhalación de vapores ocasiona edema, lesión de la mucosa y broncoespasmo además de los
posibles efectos asfixiantes de gases determinados.

El tratamiento inmediato deberá perseguir:

1) Aliviar el dolor y la ansiedad por medio del enfriamiento de la quemadura, efectiva en los
primeros minutos.

2) Iniciar de inmediato la reposición de líquidos orales salvo en casos graves en que se hará
intravenosa.

3) Aislar a la víctima para evitar la enorme pérdida de calor y las posibles infecciones sin
aplicar cremas ni pomadas.

4) Respetar la integridad de la piel no arrancado ropas adheridas ni rompiendo las ampollas.

5) Medidas de reanimación y sobre todo en las eléctricas, siempre que sea necesario.

6) Soporte respiratorio siempre que pueda haber afectación de vías respiratorias con aporte
de oxigeno, pues el empeoramiento respiratorio va a ser progresivo.

20
DESEMPEÑO DE LAS FUNCIONES DE NIVEL BÁSICO DE PREVENCIÓN DE RIESGOS
LABORALES
5 Primeros Auxilios ESPPA - IAAP

Salvo las quemaduras leves, el resto deben de tratarse en un medio hospitalario de forma
inmediata. En las pequeñas quemaduras se procederá a la limpieza con suero con total asep-
sia aplicando un tul graso con corticoides o antisépticos cubriéndolo con gasas estériles.

OTRAS LESIONES POR CALOR

El hombre es un ser homeotermo y para ello dispone de los mecanismos necesarios para
mantener constante su temperatura corporal. El aumento de la temperatura por encima de
unos valores puede dar lugar a alteraciones en el funcionamiento de la células y
posteriormente de su estructura.El calor que se produce en el cuerpo por el metabolismo
celular se intercambia con el medio ambiente a través de los siguientes mecanismos:
RADIACIÓN, CONDUCCIÓN, CONVECCIÓN Y EVAPORACIÓN. Por medio de la vasodilatación
de los vasos cutáneos y por la sudoración se puede acelerar esta pérdida de calor.

Cuando una persona aumenta su producción de calor mediante el ejercicio, o bien las
condiciones ambientales no son buenas para eliminar calor, se está expuesto a ir ganando
progresivamente calor corporal y a padecer los efectos nocivos del mismo. Podremos
encontrarnos con las siguientes patologías:

- SINCOPE POR CALOR, por una disminución del gasto cardíaco a consecuencia de
una mayor distribución de sangre a los músculos, la piel. Se produce mareo o desmayo
acompañado de taquicardia y piel fría. Se da en personas expuestas al sol, de pie o en reposo
después de un ejercicio intenso. Se trata colocando al paciente en un lugar fresco, con
posición cómoda y reclinada, administrándole líquidos.

- CALAMBRES POR CALOR, por pérdida de líquidos y sales de forma abundante en


días calurosos y basta la reposición de líquidos para tratarlos.

- GOLPE DE CALOR, más raro pero a veces con consecuencias fatales y es un


agravamiento de lo anterior con aumento de la temperatura corporal, falta de sudoración,
tiritona, nauseas, debilidad, delirios, convulsiones y pérdida de conciencia. Debido a una
desestructuración de los centros reguladores de la temperatura y fallo de la sudoración. Debe
de bajarse la temperatura corporal por cualquier medio y la reposición de líquidos con
traslado a centro sanitario.

21
DESEMPEÑO DE LAS FUNCIONES DE NIVEL BÁSICO DE PREVENCIÓN DE RIESGOS
LABORALES
5 Primeros Auxilios ESPPA - IAAP

Congelaciones

Se trata de una lesión local producida por una exposición al frío, no necesariamente a
temperaturas extremas si van acompañadas de otras agresiones como maceración, humedad,
etc.

Se produce una falta de irrigación, principalmente en partes distales (extremidades, nariz,


orejas) y también lesiones locales por la cristalización de los tejidos.

Existen cuatro grados dependiendo de la gravedad de la lesión:

1º grado con alteración de la circulación de la piel, coloración blanco azulada, anestesia,


enrojecimiento posterior con tumefacción y dolor quemante.

2º grado, formación de vesículas, enrojecimiento, dolores, edema.

3º grado, palidez inicial, hemorragias intradérmicas, necrosis de la piel.

4º grado, destrucción completa de partes corporales que se desprenden. Lesión irreversible


del tejido de color negro según evoluciona.

Lo primero será tomar las debidas medidas preventivas como aislamiento adecuado del frío,
buena dieta e hidratación. Aislamiento del frío en cuanto sea posible (proteger del aire, del
agua, quitar ropas húmedas, etc.). Calentamiento lento de la parte afecta (corporal o agua
caliente 37º-38º).

Evitar el uso de medidas locales que lesionen la parte afecta, como abrasiones con nieve,
traumatismos, etc. Colocar a la víctima en un sitio cálido. Evitar nuevos enfriamientos.
Abstenerse de dar alcohol a beber. Vendaje aséptico de la lesión, seco y laxo. Si está
consciente, darle líquidos orales calientes. Si no lo estuviese administrar líquidos
intravenosos. Otras medidas aplicables precisan la indicación médica.

22
DESEMPEÑO DE LAS FUNCIONES DE NIVEL BÁSICO DE PREVENCIÓN DE RIESGOS
LABORALES
5 Primeros Auxilios ESPPA - IAAP

Intoxicaciones

Alteración en el organismo por la acción de una substancia, generalmente exógena, lesiva por
su propia naturaleza o por efecto de la dosis. En un porcentaje muy alto de los casos de
intoxicación en el adulto hay una intencionalidad suicida, siendo la accidental muy escasa así
como la profesional. En los niños casi siempre es accidental. De ellas, un porcentaje muy alto,
por psicofármacos solos o asociados entre sí o al alcohol.

Es importante pensar en esta posibilidad ante cualquier cuadro neurológico poco claro, pues la
rapidez en el tratamiento es fundamental para poder salvar la vida de una persona. Para ello
debe de preguntarse al paciente o allegados cualquier tendencia suicida, depresiva o
amenaza, así como inspeccionar el posible consumo de medicamentos y tomar muestras de
los mismos o de los posibles tóxicos.

Entre las medidas generales están:

1- Colocación del enfermo fuera del ambiente de peligro siempre con las debidas precauciones
por parte del rescatador, si es por gases traslado a un lugar aireado y administrar oxígeno. Si
es por vía cutánea quitar las ropas y después de retirar el tóxico lavado profuso con agua y si
lo es por drogas provocar el vómito si está indicado y/o lavado gástrico.

El vómito que se puede provocar con irritación faríngea, agua salada o jarabe de ipecacuana,
estando contraindicado en las intoxicaciones por álcalis o ácidos, y siempre que el nivel de
conciencia de la víctima esté alterado.

Las medidas de reanimación se iniciarán de inmediato en cuanto sean necesarias. Todo ello
sin olvidar la propia seguridad (mascarillas, guantes, equipos de respiración, etc.) evitando la
propia intoxicación durante esta fase.

2- Neutralización del tóxico no absorbido en vías digestivas después de haber tratado su


eliminación o aspiración mediante la ingesta de algunas substancias, unas inespecíficas y
otras específicas para ciertos tóxicos. Entre ellos el CARBÓN ACTIVADO (unas cuatro
cucharadas en un vaso de agua) con gran poder absorbente. El AGUA ALBUMINOSA (seis
claras de huevo en 1 litro de agua) especialmente eficaz en int. por álcalis y ácidos y las
provocadas por metales pesados. En la ingesta de ácidos se pueden usar los antiácidos y en
las de alcalinos el jugo de limón o vinagre, sólo en los momentos iniciales.

23
DESEMPEÑO DE LAS FUNCIONES DE NIVEL BÁSICO DE PREVENCIÓN DE RIESGOS
LABORALES
5 Primeros Auxilios ESPPA - IAAP

3- Favorecer la eliminación mediante procederes específicos.

En las intoxicaciones por gases, éstos pueden ser irritantes, asfixiantes o con ambos efectos
(humo); los primeros producen una irritación de las vías respiratorias y los segundos impiden
el transporte de oxígeno a las células.

En ambos casos deberemos retirar a la víctima del lugar de la intoxicación con las debidas
precauciones y administrarle inmediatamente oxígeno.

En todo caso es imprescindible comunicar con el centro de toxicología y notificar la posible


intoxicación y la clínica que presenta la víctima, de una forma constante y rápida.

CENTRO TOXICOLOGÍA 91-262 04 20

DROGAS

Una droga es una substancia que puede modificar las funciones del organismo una vez
introducida en el mismo.

Sus efectos, variados, crean dependencia tanto física como psíquica por lo que cuando no se
consume van a provocar un síndrome de abstinencia variable en clínica según la droga que se
use habitualmente. Existe una tolerancia a la droga que hace que la dosis cada vez sea mayor
y/o más frecuente para obtener los mismos efectos.

Se pueden clasificar en:

- Depresores del SNC como el alcohol, morfina y derivados, hipnóticos, barbitúricos, etc.

- Estimulantes del SNC como la cocaína y las anfetaminas.

- Alucinógenos como el LSD, Mezcalina, etc.

- Inhalantes como el Éter, Colas, Disolventes.

Los efectos de la droga van a depender básicamente de las propiedades de la misma y


además de la personalidad del sujeto y del ambiente social en que vive.

La primera asistencia consiste en colocarle en posición lateral de seguridad, sin darle nada a
ingerir y si fuese necesario las medidas de reanimación, pues la parada respiratoria es
frecuente.

Las medidas de apoyo, tranquilizándolo, colocándolo en un ambiente cómodo y tranquilo y


acompañándolo, informando al servicio médico de todas las variaciones y esperando indica-
ciones sobre los pasos a seguir.

24
DESEMPEÑO DE LAS FUNCIONES DE NIVEL BÁSICO DE PREVENCIÓN DE RIESGOS
LABORALES
5 Primeros Auxilios ESPPA - IAAP

Posiciones y traslados de las víctimas

Después de la prestación de los primeros auxilios o durante los mismos deberemos de colocar
a la víctima en una posición más adecuada para su lesión y a la vez que nos permita nuestra
actuación sobre la misma.

Si nos vemos obligados a mover a la víctima, lo haremos tras una valoración de las
condiciones del lugar del accidente y de las posibles lesiones de la misma, actuando siempre
de forma que no agravemos sus lesiones.

Encontrándonos solos y por las condiciones del lugar del accidente nos vemos obligados a
movilizarla, procederemos según la maniobra de Rautek, que nos facilitará la operación.

Si hay la más mínima sospecha de posible lesión óseo, la movilización la haremos entre varias
personas manteniendo estable como una tabla tanto las extremidades como el raquis hasta
colocarlo en una camilla o dispositivo de transporte que asegure su inmovilización durante el
traslado. La persona más experta será la responsable del control del cuello y cabeza de la
víctima.

25
DESEMPEÑO DE LAS FUNCIONES DE NIVEL BÁSICO DE PREVENCIÓN DE RIESGOS
LABORALES
5 Primeros Auxilios ESPPA - IAAP

Salvo que la patología que presente indique otra posición para el traslado, lo haremos en
posición de decúbito supino en posición horizontal. Si hay que realizar medidas de
Reanimación se harán en esta posición sobre un plano duro.

Si mantiene las constantes vitales pero está inconsciente lo colocaremos en posición lateral de
seguridad según indica el esquema para evitar la obstrucción de las vías aéreas por caída de
la lengua hacia atrás o por secreciones, vómito o hemorragia.

26
DESEMPEÑO DE LAS FUNCIONES DE NIVEL BÁSICO DE PREVENCIÓN DE RIESGOS
LABORALES
5 Primeros Auxilios ESPPA - IAAP

En pacientes cardíacos o con


patología respiratoria los
evacuaremos semiincorporados para
facilitar la menor congestión pulmonar
por la sangre y facilitar la función
tanto cardíaca como pulmonar.

Si hay una mala perfusión por estado


de shock colocaremos a la víctima en
posición de Trendelemburg, es decir
con las extremidades inferiores más
elevadas que la cabeza, incluso con la
posición lateral, para favorecer el
mayor aporte de sangre a las
estructuras vitales.

27
DESEMPEÑO DE LAS FUNCIONES DE NIVEL BÁSICO DE PREVENCIÓN DE RIESGOS
LABORALES
5 Primeros Auxilios ESPPA - IAAP

En las lesiones torácicas


colocaremos si es posible a la
víctima sobre el lado lesionado para
favorecer la ventilación del pulmón
sano y semiincorporado.

En las lesiones abdominales en


decúbito supino con la cabeza algo
incorporada y las piernas
flexionadas para relajar la pared
abdominal.

Siempre procuraremos la mejor


posición a cada caso, sin olvidar que
durante el traslado posibles
complicaciones nos pueden obligar
al cambio de posición cuidando de
valorar las lesiones al fin de
proceder sin agravarlas.

28
DESEMPEÑO DE LAS FUNCIONES DE NIVEL BÁSICO DE PREVENCIÓN DE RIESGOS
LABORALES
5 Primeros Auxilios ESPPA - IAAP

Botiquines

TRATAMIENTOS

Los botiquines son la base de una buena asistencia, siempre y cuando estén dotados de todo
lo necesario para lo que fueron creados y su contenido esté en perfecto estado de uso.

Constarán de un contenedor adecuado y con una distribución de su contenido lógica y


práctica. Ubicados en un lugar accesible y en algunos casos precintados para estar seguros de
que su contenido no ha sido alterado. Puede existir un botiquín de uso más general para
pequeñas lesiones más corrientes, a la vez que otro puede estar restringido su uso por
personal sanitario o debidamente autorizado, con medicación más específica.

En ocasiones en que haya que desplazarse hasta el lugar del accidente, puede ser necesaria
la existencia de un botiquín portátil, con el material más indispensable de uso inmediato.

TERAPÉUTICA

Un proceder usual y necesario en medicina es la administración de medicamentos para curar,


prevenir o paliar los efectos de una enfermedad o lesión. Siempre que nos veamos en la
necesidad de administrar un fármaco lo haremos por indicación de un médico, y si esto no
fuese posible, tras la comprobación en el prospecto del mismo de las indicaciones, posología,
vía de administración, y contraindicaciones del mismo.

29
DESEMPEÑO DE LAS FUNCIONES DE NIVEL BÁSICO DE PREVENCIÓN DE RIESGOS
LABORALES
5 Primeros Auxilios ESPPA - IAAP

Como norma general antes de administrar un fármaco nos


cercioraremos de las posibles alergias del paciente hacia
algún tipo de medicamento así como de las posibles
intolerancias (gástricas, hepáticas, renales, etc). En
pacientes con alteración del estado de conciencia
evitaremos el dar fármacos por vía oral, que será la vía
que usemos si no se nos indica lo contrario o no sea
factible su utilización.

Las posibles vías de administración de la medicación son la


oral, rectal, mucosa, cutánea, sublingual y la parenteral
(subcutánea, intramuscular, intravenosa) así como otras
más específicas y dificultosas como intraperitoneal,
intracardiaca e intratraqueal.

Como norma general deberá guardarse la asepsia más


cuidadosa, elección del sitio adecuado, lentitud en la
administración, evitar la formación de burbujas en los
utensilios y todos los cuidados mencionados en la prescripción de medicamentos, sin olvidar
el cerciorarnos si la vía de administración es la correcta para ese paciente y para la dolencia
que padece.

30
DESEMPEÑO DE LAS FUNCIONES DE NIVEL BÁSICO DE PREVENCIÓN DE RIESGOS
LABORALES
5 Primeros Auxilios ESPPA - IAAP

Bibliografía

• ARIÑO, MIGUEL ÁNGEL, MAELLA PABLO: Iceberg a la vista, principios para la toma de
decisiones sin hundirse. Ediciones Empresa Activa, 2009

• CASTANYER MAYER-SPIESS, OLGA: La asertividad, expresión de una sana autoestima,


Desclee de Brouwer, 34 Edición, 2012

• DE LA FUENTE ANUNCIBAY RAQUEL, DE DIEGO VALLEJO RAÚL: Estrategias de liderazgo


y desarrollo de personas en las organizaciones. Ediciones Pirámide (Grupo Anaya). 2008.

• GARCÍA LUENGO, JAVIER, Derecho del empleo público en el Principado de Asturias. El


régimen jurídico del personal funcionario y laboral al servicio de la Comunidad Autónoma
y de los Entes Locales, Iustel, 1ª Edición, 2012.

31