Sei sulla pagina 1di 3

EL CARÁCTER DEL REINO DE DIOS

Lectura bíblica: Romanos 14:17: “Porque el reino de Dios no es comida ni bebida, sino justicia, paz y gozo en el
Espíritu Santo”.

El carácter del Reino consiste de tres características importantes, las cuales solo pueden ser manifestadas
por medio de la sumisión al Reino de Dios. Los tiempos que estamos viviendo requieren que estemos
bien con Dios.
El Reino de Dios es Sobrenatural; no consiste sólo en palabras, sino en poder (1 Corintios 4:20), y se puede
experimentar aquí y ahora. “Porque el reino de Dios no es comida ni bebida, sino justicia, paz y gozo en el Espíritu
Santo”. Romanos 14:17

El Reino de Dios tiene carácter.

¿Qué significa tener carácter?

El carácter en una persona revela quién es cuando se encuentra bajo presión; deja ver lo que está en su corazón.
Si nunca ha visto a una persona bajo presión, entonces realmente no la conoce. De la misma forma, el carácter
del reino es lo que “realmente es”, o de lo que está hecho.

El Reino de Dios es un Reino inconmovible. Un Reino perfecto. Un Reino eterno. Un Reino cuyo sustentador es
Dios mismo.

Pablo cita tres cualidades de lo que este Reino es.

El carácter del reino.

1. La justicia.

Una persona justa es alguien que camina en rectitud y obediencia delante de Dios.

Eso no quiere decir que es perfecto, o que no comete errores.

Pero sí es una persona que vive a cuentas con Dios.

Llegamos a ser justos delante de Dios cuando recibimos a Jesús en nuestros corazones y nos alineamos con su
gobierno, por la justificación recibida a través del sacrificio de Cristo.

Estar alineado significa que usted está sometido a la autoridad de Dios. Nos alineamos a la autoridad de Dios
cuando sometemos todas nuestras decisiones a los principios de Dios y su reino, es un punto donde nos
colocamos bajo el gobierno de Dios.

Usted no puede crecer en un área donde no está a cuentas con Dios, porque no está ejerciendo fe desde una
posición de justicia. Todos sus derechos son ejercidos desde una posición de justicia. ¿Cómo es esto?

Por ejemplo, las finanzas: Dios promete derramar bendición. De hecho, el único lugar en la Biblia donde Dios
permite ser probado, es en Malaquías 3:10. En el versículo 12 dice que seremos tierra deseable. Pero para esto,
debemos aplicar justicia en nuestra vida, obedeciendo a Dios.

“Más buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas”. (Mateo 6:33).

Cuando la Palabra dice que busquemos primeramente el Reino de Dios y su justicia, eso quiere decir que
debemos estar alineados con Él. La justicia es lo que hace operativa la fe. En el instante en que se alinea con
Dios en un área, en ese momento usted está siendo justo, integro, y se derrama un nuevo nivel de fe.

2. Paz.

Paz significa plenitud o llenura total en cada área de su vida.


El mejor significado de la palabra “Shalom” es que nada falta, nada está roto.

La paz no se puede disfrutar alejada de la justicia.

El área en la cual usted no está en rectitud con Dios, es el área en la cual usted nunca tendrá paz.

Por ejemplo, cuando usted no perdona una ofensa, no está en justicia, porque la justicia del reino dice que
pongamos la otra mejilla, y si no lo hacemos, no habrá paz.

Otro ejemplo es cuando usted está orando por algo y no tiene paz, quiere decir que eso no es correcto ni está de
acuerdo con el gobierno de Dios.

3. Gozo.

El Reino de Dios es un reino de gozo. Es la consecuencia de la paz.

Si usted está en el Reino de Dios, usted debe estar gozoso. Usted no debería andar abatido.

Este mundo es demasiado triste, solitario y deprimido, pero como ciudadano del Reino, usted debe estar gozoso.

Hay una diferencia entre felicidad y gozo. La felicidad es algo temporal, que se basa en las circunstancias a su
alrededor. Por ejemplo, si todo está yendo bien y tiene una buena casa, entonces usted es feliz por un tiempo
mientras dura la novedad de la casa, pero cuando esa novedad acaba, hasta la casa te cae mal.

Sin embargo, cuando esa casa, usted la dedica a Dios, se alinea a su reino, viene paz y por consecuencia gozo.

El gozo es algo que viene de Dios y es eterno.

Es lo que le permite a usted decir que, aun cuando las cosas no estén bien en ese instante, Dios tiene todo bajo
control.

Estas son tres cualidades del Reino de Dios, pero el versículo al final, pone un protagonista:

“Porque el reino de Dios no es comida ni bebida, sino justicia, paz y gozo en el Espíritu Santo”. (Romanos 14:17).

Sin el Espíritu Santo no hay Reino de Dios.

Si el Espíritu Santo es removido, sólo nos quedamos con un reino teórico sin poder alguno.

Pero, ¿cómo podemos hablar acerca de un Cristo resucitado si no hablamos acerca del Espíritu Santo? Sin el
Espíritu Santo no hay justicia, ni gozo, porque Él es quien los ejecuta.

Todas las cosas del Reino son reveladas por el Espíritu Santo.

El Espíritu Santo es quien toma las palabras del Señor y las convierte en revelaciones. Es el Espíritu Santo quien
confronta nuestros pecados y eso trae la manifestación del Reino de Dios.

Lo que hace que el Reino de Dios sea un Reino de Poder, es el Espíritu Santo.

Sumisión vs. Rebelión

En el Reino la rebelión no está permitida.

El Reino de Dios trata acerca de justicia y de estar alineados con Dios.

Las áreas en las cuales usted no está alineado con Dios son aquellas donde el reino de las tinieblas lo atacará.

Fuera del Reino de Dios no hay justicia, sólo rebelión.


Bajo sumisión

Para que usted pueda estar bien con Dios en cada área, usted debe estar bajo la ley de sumisión.

Los tiempos que estamos viviendo requieren que estemos bien con Dios.

¿Por qué Dios quiere que estemos bajo autoridad? Desde el momento que usted está bajo la ley de sumisión,
está en el Reino y bajo Su pacto.

La ley de sumisión existe para poner todo bajo control divino.

Cuando una persona decide no rebelarse, y hacer la voluntad de Dios, esa persona entra bajo control divino.

El control divino no es control humano. Es estar bajo el control de Dios. Cuando usted no está bajo sumisión, no
está bajo control divino, ni está bajo el Reino de Dios.

Cuando usted entra en obediencia, camina bajo control divino, bajo protección divina.

Cuando usted vive sometido a Dios y a la autoridad delegada por Él, no importa por lo que esté atravesando,
usted está bajo protección y control divino.

La sumisión no es para controlarlo, sino para protegerlo. La marca de esta generación es la rebelión; es vivir fuera
de cobertura. Como los muros de contención.

Cuando usted está fuera de cobertura, la sangre de Cristo no lo protege.

La autoridad debe ser reconocida y recibida. Usted siempre debe reconocer, recibir, y someterse a la autoridad
bajo la cual está.

¿Qué es rebelión?

La palabra “rebelión” alude a un acto criminal que socava la autoridad establecida y trata de derrocarla.

La rebelión es la marca del espíritu del anticristo.

En el Reino, ése es un acto criminal.

Hay algunos cristianos que nunca prosperan y que algo malo siempre les está ocurriendo en su vida, y eso se
debe a que ellos están en rebelión.

Satanás quiso rebelarse contra Dios y fue expulsado del Reino.

De allí que, usted puede estar en una iglesia, pero no en el Reino.

En las iglesias de hoy la rebelión está permitida, pero no en el Reino.

Si usted quiere caminar en justicia, remueva la rebelión de cada área de su vida.

Hoy quiero invitar a cada miembro del Reino, para que haya justicia, paz y gozo en vida.

Hoy te quiero invitar a que renuncies a toda rebelión.